FACIES En la cara, cuya extremidad frontal tiene la significación más noble, se reflejan las reacciones provocadas por el mundo

exterior (interés, miedo, repugnancia, etc.), así como las excitaciones que tienen su origen en el propio individuo, ya sean estados de ánimos (alegría, tristeza, , preocupación, angustia, etc.), o en trastornos funcionales de las vísceras provocados por daños de cualquier índole. En todos los casos, y por vía nerviosa, se produce, a la par, la contractura de determinados músculos faciales y fenómenos de irrigación de la piel (palidez, rubor, sudación), que dan a la cara un aspecto que permítela observador experto apreciar la causa que lo motiva. Las FACIES, o sea la expresión fisonómica, la coloración y la forma de la cara, permite el inmediato y rápido conocimiento del intelecto, ánimo y salud del paciente. Más todavía, muchas veces orienta hacia un determinado sistema o aparato y aún a una enfermedad, guiando la exploración en el sentido más conveniente, es decir, haciéndola discriminativa, que como reiteradamente se ha señalado, es el desiderátum del examen médico. Expresión Fisonómica. Se debe al tono y contracción de los músculos faciales, agonistas y antagonistas, como de los extrínsecos del ojo y la actividad de las glándulas lagrimales, dependiendo de la acción del tálamo e hipotálamo, a su vez controlada por estímulos corticales emocionales e intelectuales. En los sujetos sanos, el aspecto de la cara varía según múltiples factores, edad, la raza y el estado de ánimo. En los sujetos pícnicos, la cara tiene el contorno pentagonal o en forma de escudo ancho, con color fresco de la piel y sienes notablemente despejadas. Los Leptosómicos tienen el contorno frontal de la cara ovoideo, con el eje corto. En los Atléticos, el contorno de la cara es ovoideo, alargado, sin perfil característico.

Tipo pícnico

Tipo Asténico; leptosómico

ojos bien abiertos y brillantes y mirada movediza. Facies reconcentrada: por acción inmediata o alguna preocupación: rasgos exagerados (labios apretados. atenta con la mirada vivaz y escudriñadora por tono armonioso y apropiado de los músculos faciales y externos de los ojos. coma. Los gestos de la cara adquieren mayor significado si se acompañan de otros de la cabeza. Facies durmiente: Inexpresiva y hasta estuporosa del sueño. o si no. COLORACIÓN La coloración de la cara. La facies rosada y aun rubicunda pede ser normal. frente. cuando hay excitación. amorosa. Facies ansiosa: hipertono y mayor secreción lagrimal. nariz y barbilla o de toda la cara. depende del número y volumen de los vasos de la piel. raciales y de la edad.Tipo Atlético Los gestos de la cara (apretar los labios. sopor. y de la cantidad de melanina u otros pigmentos de la dermis. también es normal en la emoción (facies púdica) y en las personas expuestas al calor o a la intemperie. que por propia experiencia basta evocarlas para el reconocimiento. si hay inhibición. ó el órgano enfermo Hay afinidad de expresiones: tierna. . adelantar la barbilla. Reciben diversas calificaciones en relación con el nombre del autor que las ha descrito. depresión mental. epidermis y dermis. según el signo principal que manifiestan. el cual puede ser sólo de la mejilla. ojos fruncidos o abiertos por hipertono.. al igual que la del resto de los tegumentos. labios entreabiertos. Facies dolorosa: rasgos desencajados y mirada vaga por hipotonía. Facies normal: expresiva e inteligente. De acuerdo con la coloración se diferencian las facies: Facies rubicunda. frente fruncida) y mirada fija. Se presenta en la angustia. manía. o bien rasgos acentuados con boca fruncida o comisuras estiradas. párpados cerrados y bien quietos. como también por disminución de la secreción lagrimal. neurosis. sonrisa ancha) son como un semáforo revelador de un gran número de emociones e incluso de estados no expresados por el lenguaje. presenta rasgos faciales acentuados. por hipotonía de los músculos faciales y oculares. abulia y letargia. particularmente hemoglobina. penetrante. todo esto supeditado a la transparencia de la piel. cuello y cuerpo. Lo cual a su vez tiene relación directa con el espesor o grosor. colérica. caracterizada por rasgos borrados. etc. ansiedad. Las enfermedades graves se reflejan en la expresión entre la cara y sobre todo en la de los ojos. dependiendo ello de factores familiares. párpados semiocluidos y mirada indiferente. comisuras estiradas. excitación psicomotriz y libido. fruncir el ceño. sin embargo algunas serán señaladas por su significación médica. maseteros prominentes y dientes apretados. eritrósica: Son caras con tintes progresivos del rojo. como de la calidad y cantidad de los pigmentos contenidos en la sangre. por aumento del tono de los músculos faciales y extrínsecos de los ojos.

pero con coloración rosada cianótica a manera de mancha. nariz y hasta labios. La primera es parda negruzca. Las facies ictéricas se presentan en las siguientes condiciones: a) Hemólisis por fragilidad congénita o adquirida de los glóbulos rojos. c) Resorción de bilis por obstáculo a su eliminación. mejillas y frente) y escarlatina (con eritema rosado difuso con un punteado rojizo). la facies eritrósica. A continuación se describen la Facies de acuerdo con el sistema afectado: . Otra. Dentro de las facies febriles hay dos muy características: La facies neumónica. son los procesos agudos febriles en general. Se debe a una de las siguientes causas: a) Intransparencia constitucional de la piel. incluso conjuntivas palpebrales. Una causa importante de las facies rosadas y aun rubicunda. correspondiendo al lado del pulmón enfermo y debida a una vasodilatación refleja simpática. Las facies cianóticas se originan por los siguientes mecanismos: a) Cortocircuito venoso arterial a nivel del corazón o en la circulación pulmonar. Facies pálida: Se caracteriza por la desaparición del sonrosado normal de la frente. b) Retención de bilirrubina por alteración del hepatocito. la segunda es ocre. mentón. por existencia en la sangre capilar de 5g% o más de hemoglobina reducida. o bien pérdida del tejido elástico con proliferación fibrosa tiene tez resquebrajada y llena de arrugas por lo que se denomina facies gerodérmica. Facies cianótica: Consiste en la coloración azulada de toda la cara.El alcoholismo inveterado origina una facies con estas características. c) Disminución del contenido de Hemoglobina en la sangre. lóbulo de la nariz y labios. o amarilla verdosa (verdínica) de la cara. mejillas. b) Disminución del calibre de los vasos por espasmos con o sin esclerosis. en cambio. también por vasodilatación capilar. más acentuada en una de las mejillas. ó sólo de las mejillas. Facies melanodérmica: Consiste en la coloración morena y aún negra por acumulación anormal de la melanina (exposición prolongada al sol. algo cianótica y disneica. generalmente vultuosa. de las enfermedades eruptivas comunes: rubéola. amarilla rojiza (rubínica). enfermedad de Adisson) o de hemosiderina. sarampión (ambas presentan un eritema papuloso. b) Trastornos de la Hematosis (bronconeumonía. particularmente ventricular derecha) Facies ictérica: Consiste en la coloración amarilla limón (flavínica). incluso las conjuntivas bulbares por aumento de la bilirrubina en sangre. raza negra. salpicando la cara. tuberculosis. asma bronquial) c) Estasis sanguínea capilar (insuficiencia circulatoria.

en el parkinsonismo postencefálico y en otros estados parkinsonoides. Se observa en la enfermedad del Parkinson. todo del lado de la parálisis. en efecto el paciente carece de mímica. Se observa en la encefalitis letárgica epidémica o enfermedad de Von Economo-Cruchet. aumento de la hendidura palpebral. lo que confiere a la parte superior de la cara una expresión de dolor. con elevación de las cejas y las alas nasales. las comisuras labiales están llevadas hacia arriba y afuera. de ahí el nombre de las facies. al mismo tiempo que la boca queda entreabierta por retracción de los labios en una especie de risa fija. reducción de la pupila o miosis y congestión de la conjuntiva. como embadurnada de pomada.FACIES DE ORIGEN NERVIOSO: Facies Parkinsoniana: también denominada facies de jugador de póker. Facies del síndrome de Claude Bernard Horner: caracteriza al síndrome de igual nombre debido a la parálisis del simpático cervical. porque tiene como rasgo saliente la inexpresividad. Facies en la enfermedad cerebrovascular: Rostro inmóvil. excepto en el caso extremo de la lesión bilateral del nervio facial de origen central. . con pérdida de las arrugas de la frente. Debe diferenciarse de las facies que se observa en la parálisis facial central. músculos y huesos correspondientes a dicha mitad. en ella no hay compromiso de la frente. Facies del Tétanos: en el tétano se observa la llamada facies de la risa sardónica o del espasmo cínico. se observa enoftalmía. epifora. Facies hemiatrófica: una mitad de la cara es más pequeña que la otra como consecuencia de la atrofia de la piel. apareciendo la mitad afectada de la cara más grande que la otra. su mirada es fija y parpadea muy raramente. Se halla en la hemiatrofia facial o enfermedad de Romberg. o sea disminución de la hendidura palpebral. Se halla en la hemihiperatrofia facial o enfermedadde Friedreich-Montgomery Facies por parálisis facial periférica: hay hemiatrofia facial. Facies encefálica: aspecto somnoliento y estuporoso del semblante. la boca entreabierta y fluyendo saliva por una de sus comisuras. cuando el paciente mantiene abiertos los ojos su fisonomía denota sorpresa. Facies de Hutchinson o de la “mirada de astrónomo”: consiste en la inmovilidad de los ojos y ptosis palpebral unilateral o bilateral por oftalmoplejía externa nuclear progresiva con extensión de la cabeza a fin de poder ver. Facies hemihipertrófica: es opuesta a la anterior. Se observan arrugas en la frente y en el ángulo externo de los ojos. la piel se halla lustrosa. con la mejilla del lado paralizado agitada por los movimientos respiratorios. desviación del ojo y de la comisura labial hacia arriba.

pómulos y dorso de la nariz Facies ictérica: coloración amarilla de la cara.FACIES DE ORIGEN RESPIRATORIO: Facies adenoidea: boca entreabierta. mejillas hundidas. Facies de la insuficiencia aórtica: color pálido de suave tinte amarillento. Facies por infarto del miocardio: piel con un tinte gris plomizo. pómulos aplanados. es normal en emoción y en las personas expuestas al calor. palidez cianótica de las mejillas y enoftalmos. son en los procesos febriles. escleróticas por aumento de la bilirrubina en sangre. epicanto y orejas puntiagudas. Se caracteriza por un perfil enjunto (delgado). frente arrugada. . ingurgitación de las venas del cuello y de la cabeza. con las arterias temporales y carótidas animadas de amplios latidos y las mejillas con una ligera coloración rosada intermitente y sincrónica con el pulso. conjuntiva ocular inyectada. FACIES DE ORIGEN DIGESTIVO Facies pancreática: hay contracciones de la musculatura facial. Facies ulcerosa: mejillas hundidas. Es a causa de hipertrofia de adenoides. labios color rojo negruzco. se observa una expresión de terror similar a la anterior. FACIES DE ORIGEN CARDÍACO: Facies por angina de pecho: es pálida. rubor y telangiectasias en la frente. a causa de su piel fina. temblor palpebral y midriasis. enoftalmos y cianosis en los labios. como ceniza. mirada adormecida. por retención de la bilirrubina y por obstáculo en su eliminación. se ve en ictericias hemolíticas. Facies mediastínica: cara abogatada y cianótica. cara alargada. Facies peritoneal o hipocrática: puede encontrarse en enfermedades graves como una peritonitis aguda o un estado de shock. con frecuencia se acompaña de signos evidentes de deshidratación. ansiedad y terror. Facies rubicunda: es habitual en el niño. Facies por cardiopatía congénita: cianosis. Se presenta por obstrucción de la vena cava superior. nariz y labio superior muy pequeños y prominencia de la dentadura superior. Facies cirróticas: conjuntivas ictéricas. Una causa importante de facies rosadas. refleja angustia. nariz afilada. mirada brillante.

pelo escaso. por mayor desarrollo de la cara que el cráneo. pálida con edema palpebral. arcos superciliares y cigomáticos bien salientes. asociados a rasgos abogatados. Se ve en cuadros asociados a exceso de corticoides. tumores corticosuprarrenalles. permitiendo el escurrimiento de la saliva Facies hipertiroidea: ojos bien abiertos y aun propulsados (exoftalmo). prognatismo por anormal desarrollo del maxilar inferior. Se asocia a cuadros en los que existe un déficit de hormona tiroidea. expresa concentración y la inferior riza forzada. labio superior y cuello con vello poblado y aun barba en la mujer. con la boca entreabierta y la lengua algo afuera. a veces casi negro bronceado. en luna llena. que se extiende a la mucosa bucal y orificios naturales. piel áspera y pastosa. es frecuente observar mayor cantidad de vellos y lesiones de acné. con mirada fija y brillante. edema periorbitario y macroglosia. tegumento de coloración salmón y a menudo canicie precoz. la piel se aprecia más fina y eritematosa. con alguna frecuencia se pierden las cejas en los lados externos. Se encuentra en el adenoma basofilohipofisario. mentón. . aspecto pálido amarillento. Facies hipotiroidea o mixedematosa: destaca la poca expresividad del rostro.FACIES DE ORIGEN RENAL Facies por nefritis: se ve en la glomerulonefritis aguda o vasoconstricción y anemia. generalmente microcefalia y orejas pequeñas en asa. Facies por uremia crónica: piel amarillenta por reducción actínica de los cromógenos urinarios retenidos. o esporádico: cara redonda y algo infiltrada. con borramiento del ángulo interno de los ojos por epicanto exagerado. recto y vagina. Facies mongólica: carácter recesivo con déficit mental y aun idiocia: cara redonda. Es provocada por contracturas musculares del tétanos. Facies de cushing: la cara se ve más redonda “cara de luna llena”. Facies sardónica: la mitad superior de la cara. la cara abogatada. Facies Adissoniana: color de la piel sepia. FACIES ENDOCRINAS Facies acromegálica: por adenoma cromofilo-eosinófilo del lóbulo anterior de la hipófisis: perfil simiesco. Facies cretina: por hipotiroidismo congénito endémico. Facies virilizada: mejillas.

FOTOGRAFÍAS . mirada vaga por hipotonía en caso de dolor profundo o contractura muscular facial. expresión de angustia y midriasis. Se ve en desnutrición y en neoplasias. con un tinte pardo-grisáceo.OTRAS FACIES: Facies Caquécticas: palidez y con relieves óseos marcados. sudoración y ceño fruncido. Facies dolorosas: rasgos desencajados. con cara triste y cansada.

Autor: Agustín Caraballo. 2005 Semiología Médica Integral. 2001 Medicina Interna. 2007 Manual de exploración Clínica. Autor: Diego Álvarez Montoya Contacto: www. Autor: Antonio Surós Batlló.gastromerida.REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS • • • • Semiología Médica y Técnica Exploratoria.com . Autor: Pedro Cossio.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful