Está en la página 1de 146

Aprovecha el sol

Guía ilustrada de
cocina solar y secado
de alimentos solar

Roberto Küpfer de L.

1
Aprovecha el sol
Editorial personal
Primera edición Octubre de 2003
El contenido de este libro esta protegido por las leyes de propiedad intelectual,
con excepción del material extraído de Internet expresamente señalado.
Para editar o copiar este libro o parte de el, solo solicítelo a través de correo electrónico.
robertokupfer@bluewin.ch
ISBN : 3-9522884-0-3

2
Prólogo 9
Introducción 11
Objetivo 19
Secado de alimentos 21
Lista de posibles productos 23
Algunas técnicas de preparado de las frutas 24
Indicaciones básicas del proceso de secado 26
Envasado del producto 27
Tabla de tiempos de conservación 30
Algunas fotos de ejemplo 31
Secadora de alimentos RKD-S1 41
Descripción 41
Modo de empleo de la secadora 41
Esquema de funcionamiento 43
Acerca de los materiales de construcción del aparato 44
Acerca de las herramientas para la construcción del aparato 45
Acerca de las técnicas de fabricación 45
Lista de los materiales 47
Lista de las herramientas 48
Construcción y ensamble 49
Instrucciones 50
Esquemas ensamble secadora 54
Apartado 1 (trazado circulo grande) 68
Variantes para mejoramiento o ajuste 69

3
4
La cocina solar 71
Descripción 71
Motivos 71
Tipos y diseños 76
Algunos modelos de cocinas parabólicas 79
Algunos modelos de cocina tipo caja 80
Área geográfica de aplicación 81
Usos y aplicaciones 82
Difusión (portales, organizaciones) 83
Promotores de cocinas solares...
en países de habla hispana 84
Talleres (estrategias) 97
Resultados (éxitos y fracasos) 98
Técnicas y precauciones de la cocina solar 103
Que cocinar 104
Cocina solar (DATS) 105
Un modelo de cocina para taller 115
Descripción 115
Lista de los materiales 116
Lista de las herramientas 117
Instrucciones 118
Esquemas cocina tipo caja 123
Uso de la cocina 137
Apartado 2 Generalidades para producción en serie 139
Conclusión 143

5
6
A mi hija Tamara

7
8
Prólogo

onsciente de que los actuales niveles y formas


de consumo de nuestra cultura occidental “no son sus-
tentables”, y de que vivimos tomando un crédito de la
tierra que no podremos pagar, es mi deseo y meta, di-
fundir alternativas de consumo y generación de energí-
as ecológicas y desde luego, sustentables. Espero en este
camino encontrar muchos amigos y multiplicar las al-
ternativas y posibilidades.
Siendo así, dedico este libro a todos aquellos que no
se resignan sino que quieren construir el próximo mun-
do, y cuentan con suficiente voluntad para adaptarse al
cambio.
Espero que este libro sea el primero de una serie de
este tipo en español y sea respaldado por un sitio Web de
soporte y apoyo.

9
10
Introducción

En varias regiones del mundo, el bajo costo del


combustible permitió hace varias décadas el secado
artificial de vegetales y otros alimentos, en gran es-
cala. Luego de la revolución industrial, varios países
del primer mundo hicieron uso masivo de técnicas de
secado artificial, basado en el consumo de petróleo o
carbón, en países con recursos naturales o del tercer
mundo. Dada la escasez y la subida de precio del
petróleo y carbón en los últimos años, se hace nue-
vamente necesaria la búsqueda de alternativas como
lo es el ancestral sistema de secado natural por el
sol, así como la cocina solar y aun otras técnicas
ecológicas.
Por otro lado, los cambios sociopolíticos de
nuestra era y las redes de intercambio de los bienes
básicos, han corporizado la agricultura en muchos
países del tercer mundo (pues grandes extensiones
agrícolas son propiedad de grupos económicos, polí-
ticos o multinacionales), han creado un sistema tre-
mendamente delicado y vulnerable, por ejemplo mu-

11
chas personas no podrían sobrevivir sin un super-
mercado. Cabe la pregunta ¿estamos preparados pa-
ra los cambios que afrontamos?
Un huracán, un terremoto, una guerra, una
inundación o un atentado terrorista podrían conver-
tirse (y lo han hecho) en una verdadera pesadilla pa-
ra grandes grupos humanos.
Según datos de la FAO ∗, actualmente existen
en el mundo unas 800 millones de personas que pa-
decen hambre, entre ellas 300 millones de niños su-
fren el lacerante dolor del hambre y las enfermeda-
des o discapacidades causadas por la malnutrición.
Según algunas estimaciones cada día mueren cerca
de 24.000 personas como resultado del hambre. Lo
asombroso es que en el mundo no hay escasez de
alimentos. La producción mundial de alimentos y ce-
reales es suficiente para satisfacer a todos los hom-
bres, mujeres y niños del mundo. Pero mientras que
algunos países producen más de lo que necesitan
para su población, otros no producen casi nada o no
pueden permitirse el lujo de importar las cantidades


dato extraído del sitio Web oficial de FAO http://www.fao.org/fi/default_all.asp
12
necesarias. De hecho hay países que producen sufi-
cientes alimentos para toda su población, pero aun
así muchas personas pasan hambre.
Se ha determinado que cerca del 70% de las
personas hambrientas y pobres viven en zonas rura-
les. Muchos de ellos son agricultores de subsistencia
que tratan de vender su fuerza de trabajo normal-
mente a compañías exportadoras.
En este marco, se observa que la globalización
ha producido el desplazamiento de campesinos y
comunidades pesqueras e indígenas de gran parte
del mundo. Puede decirse así mismo que la globali-
zación no ha contribuido a solucionar los problemas,
sino que ha sido más bien un instrumento y marco
legal que aumenta el problema del hambre y la mal-
nutrición a escala mundial, y esto se traduce final-
mente en daño y deterioro para el medio ambiente,
así como los recursos culturales de muchas razas y
tribus de todo el mundo.
Para ensombrecer aun más el cuadro, pode-
mos añadir que muchas de las zonas rurales son

13
asoladas por conflictos y guerras, donde el derecho
al alimento se utiliza como un instrumento político.
Las reservas de alimentos y la conservación de
estos, en un tiempo como el que vivimos, llega a
convertirse en un asunto de vital importancia. Debe
mencionarse también que a fin de regular el balance
económico, en muchas ocasiones ha resultado “más
rentable” quemar o desechar o eliminar en el mar
enormes cosechas de trigo, algodón (sin mencionar
los productos agrícolas y ganaderos). Este hecho
debería reflejar el tremendo desequilibrio simbiótico
que estamos como especie produciendo entre nues-
tro planeta y las especies vivas (incluyéndonos),
pues los ciclos y plazos de recuperación de la tierra
son cada vez menos respetados o directamente alte-
rados mediante diversos productos químicos. Así
mismo lo anterior evidencia de revisar nuestras ideo-
logías y valores, e ir reajustándolos.
Vemos como grandes grupos han quedado
atrapados entre el cambio de sus olvidadas culturas
ancestrales y una era de producción y cultivo tecnifi-
cado en granjas estatales o privadas. Podemos ade-

14
más decir que la implementación a gran escala de
maquinaria como tractores y recolectoras a diesel,
reemplazan a enormes cantidades de trabajadores,
dejando a su paso no sólo contaminación acústica y
atmosférica, sino un vacío, pues cada vez más cam-
pesinos, pescadores y recolectores están quedando
gradualmente al margen de la cadena alimentaría,
con las evidentes repercusiones y problemas socia-
les que ello conlleva.
En efecto, cada vez son menos los terrenos
vírgenes y la subsistencia del cultivo familiar o arte-
sanal.
Dado lo anterior, se desprende que es cuestión
de supervivencia bajar nuestros actuales niveles de
consumo y encontrar formas cada vez más sustenta-
bles y ecológicas de vivir.
En este sentido es necesario realizar un regre-
so, cambiar nuestras conductas y evitar las conse-
cuencias del desorden natural que hemos producido
por el abuso de nuestro delicado planeta.
Existen de hecho innumerables métodos de
producción y conservación e incluso cultivo que son

15
cien por cien ecológicos, siendo el problema, más
bien de orden ideológico, pues nuestra manera de
ver a “nuestro semejante” o más aun, la definición
misma de semejante nos afecta a todas las especies
que compartimos este planeta. Sin embargo, creo
que a escala individual se puede realizar un tremen-
do trabajo y mejoramiento de la calidad de vida de
muchas familias y personas especialmente en países
del tercer mundo.
En este libro presento tres modelos para con-
servar y cocinar alimentos la mayor parte del año.
Gracias a la alternativa del secado natural por
sol, es posible restaurar la situación de pobladores
rurales y familias de escasos recursos de gran parte
del tercer mundo, muchos de los cuales están margi-
nados, pues nuestro sistema actual no tiene recursos
para insertar a la mayoría de ellos en ciudades, pero
tampoco puede conservar o cuidar su hábitat original,
recluyéndolos en muchos casos en “reservas”.
Así mismo este tipo de técnicas solares
promueven la protección del medio ambiente, pues
evita la predación de otros recursos naturales como

16
son los bosques y las tierras de las selvas húmedas
(como las del amazonas), comúnmente quemadas
para obtener madera y sólo unas pocas o ningunas
cosechas agrícolas.
Debe decirse, que muchas de estas iniciativas, se
enmarcan bajo los ministerios de educación de los
diferentes países. Pero aun cuando no exista una en-
tidad definida en un estado del tercer mundo o país
en vías de desarrollo, o este no sea eficiente, iniciati-
vas como la cocina solar, deben englobarse bajo el
área de educación y no tendrán un impacto a largo
plazo a amenos que no vayan acompañadas de
asignaturas complementarias (como la explotación
del agua, su distribución y drenaje de forma sosteni-
bles) y en especial protección jurídica y legal. Lo an-
terior quiere decir que en muchos pueblos y aldeas
deben movilizarse al mismo tiempo iniciativas de de-
sarrollo con por ejemplo asignaturas de planificación
familiar; pero lo anterior debe estar amparado y pro-
tegido por un sistema jurídico y legal que vele por los
intereses de grupos minoritarios, así como estados y
organizaciones con conciencia humana y ecológica,

17
que comprendan que si no quieren mas inmigración o
criminalidad, deben solucionar los problemas donde
estos se producen (en este caso en el tercer mundo
y países en vías de desarrollo). También que se
aproveche la experiencia y que estas entidades pro-
tectoras trasciendan a los gobiernos en turno, pues
muchas de estas iniciativas se extinguen cuando los
gobiernos pasan y solo se convierten en recursos
mal gastados (aun con buena intención).

18
Objetivo
Este libro pretende alcanzar cinco objetivos princi-
pales:
1) Informar y educar, para aprender y mejorar la ca-
lidad de vida de grupos y personas del tercer
mundo y países en vías de desarrollo, así como
crear conciencia acerca de nuestra realidad en el
área de la energía con todos los impactos socia-
les que ello conlleva.
2) Proveer y mejorar la alimentación de familias en
lugares rurales y de baja condición económica
del tercer mundo gran parte del año.
3) Proveer a familias pobres de lugares rurales y
aislados un medio de producción artesanal para
comercio e intercambio de otros bienes básicos.
4) Desarrollo de una línea de producción de seca-
doras artesanales para difusión y comercio
(eventualmente como un kit para ensamble), por
ejemplo en escuelas, talleres comunales y talle-
res familiares.
5) Protección del medioambiente con sus bosques y
su biodiversidad.

19
Secadora de alimentos

20
Secadora de alimentos

Secado de alimentos
Debe mencionarse que la técnica del secado o
deshidratación de alimentos es tan antigua como la
misma humanidad. Esta permite la preservación du-
rante el año (o más) de un sinfín de productos ali-
menticios, pues al remover el agua de estos, se anu-
la el efecto de las enzimas que provocan la descom-
posición, permitiendo su conservación, almacena-
miento, transporte y aun comercio. Debe observarse
que este efecto reduce el peso más o menos al 10%
del original, proveyendo ventajas evidentes en espe-
cial para el transporte, pues para recuperar su estado
original sólo se le debe agregar agua en el lugar de
consumo (30 minutos con agua fría o 10 minutos con
agua caliente aproximadamente).
Otra ventaja importante de este proceso es que
puede realizarse en prácticamente cualquier región
del mundo por costos bajísimos, aun cuando esto
signifique sólo la temporada de verano, pues se
acumularán reservas para la temporada de invierno y
lluvias.

21
Secadora de alimentos

En cuanto al proceso en sí mismo, podemos


decir que existe a disposición una tremenda cantidad
de estudios de todo el mundo respecto de los rangos
específicos de secado de una amplia gama de pro-
ductos comestibles. En este libro daremos datos ge-
nerales que podrán servir como base de referencia
para los usuarios de una secadora de alimentos para
consumo de una familia mediana y eventualmente
para comercio de la producción.
Respecto de las secadoras, podemos decir que
la cantidad de modelos y sistemas son tan variados
como pueblos han existido en el mundo, partiendo
del simple secado al aire libre hasta sofisticadas cá-
maras de atmósfera controlada.
Existen no obstante algunas indicaciones bási-
cas para obtener productos de buena calidad, aun-
que debe observarse que cada usuario debe realizar
las pruebas respectivas para medir y calcular la can-
tidad de secadoras que necesitarán (de ser necesa-
rio más de una), así como el tiempo empleado, y
aplicar estas condiciones estándares a sus productos
y su zona en particular.

22
Secadora de alimentos

Lista de posibles productos


A continuación se exponen algunos tipos de
alimentos que usted podría encontrar en su región:

Plantas aromáticas Verduras Frutas También


y medicinales

Té Hongo Naranja Carne


Zapallos y
Tomillo zapallitos Pera Pescado
Manzanilla Pimiento Manzana Polen
Melisa Tomate Ciruela Lombrices
Menta Papa Banana Maní
Orégano Espinaca Uva Semillas
Romero Porotos Chauchas
Albahaca Cebolla Damasco
Coriandro Maíz Higo
Eneldo Frutilla
Salvia Papaya
Lavanda Albaricoque
Laurel Cereza
Perejil Arandino
Cáscara de
naranja Melocotón
Guayaba
Coco

23
Secadora de alimentos

Algunas técnicas de preparado de las frutas


1) Especialmente si desea comerciar sus produc-
tos, utilice siempre que pueda fruta libre de
marcas, infecciones o de insectos.
2) Lave y pele la fruta (cuando sea necesario).
3) A fin de preservar el color, ponga los trozos de
frutas o verduras en un colador y sumerja en
agua hirviendo por 5 minutos aproximadamen-
te. Despues sumerja en agua fría para parar el
proceso de cocción.
4) Luego escurrala y sequela en toallas (de ser
necesario). Luego de esto se puede proceder a
secar en la secadora.
5) Inmersion en miel: se recomienda para el melo-
cotón, la vaya, la cereza y la papaya (funciona
mejor con algunas frutas que con otras).
Mezcle tres tazas de agua y una de azúcar.
Caliente y luego añada una taza de miel.
Revuelva bien y sumerja las frutas 5 minutos
más o menos, luego proceda al secado mismo.
6) Infusion en azúcar: corte y pele las frutas.
Caliente el agua y disuelva tanta azúcar como sea

24
Secadora de alimentos

posible (saturar). Luego sumerja la fruta y cierre


en un envase. Dejelo reposar durante siete días
más o menos. Mientras tanto el liquido de menos
densidad de la fruta va siendo reemplazado por el
almibar. A continuación de este proceso la fruta
contendrá menos agua (y más azúcar). Ya puede
proceder al secado con aire.

25
Secadora de alimentos

Indicaciones básicas del proceso de secado


Uno de los procesos más aconsejables, como
ya mencionamos anteriormente, es el de sumergir los
alimentos que va a secar en agua hirviendo y luego
secarlos, en parte para lavar sus productos, aunque
debe advertirse que pocas personas efectúan este
proceso.
Para obtener buenos resultados con los seca-
dores solares, debe tomarse en cuenta que la circu-
lación del aire es tan importante como el calor en sí
mismo.
Se estima que los tiempos de secado oscilan
entre 2 y 5 días. Una vez comenzado el proceso, es-
te no debe detenerse o interrumpirse. También es
aconsejable que el secado se efectúe aumentando el
calor gradualmente, es decir menos caliente al prin-
cipio del proceso. Se espera remover como ya
hemos dicho entre el 80 y 90% del agua contenido en
los alimentos.
Mientras los alimentos son secados, estos no
deben ser expuestos a la luz directa del sol, para evi-

26
Secadora de alimentos

tar la activación de algunas enzimas de descom-


posición.
Las temperaturas de secado pueden oscilar en-
tre los 38° y 71° centígrados, siendo la más reco-
mendable en general 43° centígrados.
Respecto al corte de los alimentos, se reco-
mienda que estos no tengan más de 1/3 de centíme-
tro y estos no deben ser encimados a fin de que ten-
gan buena ventilación (le sugiero cortar diferentes
grosores a modo de prueba inicial). Pudiera ser útil
rotar las bandejas o los alimentos para obtener un
secado parejo. Finalmente, deje enfriar los alimentos
a temperatura ambiente antes de almacenarlos o
envasarlos.

Envasado del producto


El envasado es un asunto esencial para apro-
vechar este aparato, ya sea para producción domes-
tica o comercio. En este sentido, se deben cumplir
ciertas condiciones básicas para obtener los mejores
resultados, cuales son: obtener el correcto grado de
secado en cada caso específico (no es lo mismo una

27
Secadora de alimentos

uva que una manzana), envasar y guardar los ali-


mentos en un lugar seco y en lo posible sin luz ni ai-
re. En el caso de producción para comercio, el enva-
se debe reunir las condiciones para este último, a
saber: tamaño apropiado para transporte en bolso o
carreta, envase limpio e higiénico, como podrían ser
envases de vidrio siempre y cuando estos cuenten
con un cerrado hermético y se almacenen en un lu-
gar sin luz. Además es importante que sean gratos a
la vista, es decir que invite al consumidor a tomarlo y
tengan colores atractivos. Hay por valores muy bajos
una variedad de envases de papel (lo más oscuro
posible a fin de que no entre luz) que reúnen estas
condiciones que se pueden obtener prácticamente en
cualquier ciudad del mundo.
La tabla siguiente da una estimación de los tiempos
de conservación de los alimentos en caso de necesi-
tarlo.
Así mismo, esta lista, resalta la necesidad de
en todos los casos dejar los alimentos en lugares se-
cos y lo más fríos posible para una buena conserva-
ción.

28
Secadora de alimentos

Más adelante algunas fotos de ejemplo; obser-


ve el color y la textura, pues estas imágenes podrán
servir como una base de referencia para comprar sus
resultados.

29
Secadora de alimentos

Temperatura Tiempo óptimo


Almacenamiento condi-
Componente media Almace- Lugar almacenamiento de almacena-
ción
namiento miento
Moderadamente húmedo o
Papa fresca Bolsas ventiladas o cajas 35-40º F. 6 meses
sótano
Papa dulce
Bolsas ventiladas o cajas 55-60º F. Seco 6 meses
fresca

Papa enlatada Contenedor original 70º F. Sótano seco 30 meses

Papa dulce
Contenedor original 70º F. Sótano seco 30 meses
enlatada

Papa congelada Empacado original 0º F. Congelado 8 meses

Papa deshidra-
Contenedor original 70º F. Sótano seco 30 meses
tada

Papa en trocitos Contenedor original 70º F. Sótano 1 mes

Vegetales
frescos verde Paquete flexible 38-40º F. Refrigerado 7 días
oscuro

Cebollas frescas
Bolsa malla 32º F. Área fría y seca 6 meses
secas
Zanahorias Moderadamente húmedo o
Bolsas ventiladas o cajas 32º F. 6 meses
frescas sótano
Tomates frescos
Paquete flexible 38 - 40º F. Refrigerado 2 semanas
maduros
Tomates verdes Sótano moderadamente
Paquete flexible 55 - 70º F. 4-6 semanas
maduros seco
Vegetales
Paquete flexible 38 - 40º F. Refrigerado 1-2 semanas
frescos
Remolacha Moderadamente húmedo o
Caja ventilada 32º F. 6 meses
fresca sótano
Vegetales
Contenedor original 70º F. Sótano seco 24 meses
enlatados
Vegetales
Contenedor original 0º F. Congelado 8 meses
congelados
Vegetales Ventilado y aprueba de
70º F. Sótano seco 8 semanas
deshidratados humedad
Frutas cítricas Moderadamente húmedo
Contenedor ventilado 32º F. 1 semana
frescas sótano

Bananas frescas Contenedor ventilado 60 - 70º F. Sótano 1-2 semanas

Bayas frescas Contenedor ventilado 38 - 40º F. Refrigerado 4 meses

Moderadamente húmedo
Peras frescas Contenedor ventilado 32º F. 6 meses
sótano
Manzanas Moderadamente húmedo
Separadas en cajas 32º F. 24 meses
frescas sótano

Fruta enlatada Contenedor original 70º F. Sótano seco 12 meses

Frutas des- Ventilado y aprueba de


70º F. Sótano seco 8 meses
hidratadas humedad
Tomate con-
dimentado Contenedor original 70º F. Sótano seco 24 meses
enlatado

30
Secadora de alimentos

Piñas (Costa Rica)

Piñas (Ecuador)

31
Secadora de alimentos

Dátiles (Palestina)

Higos (Turquía)

32
Secadora de alimentos

Uva blanca (Sudáfrica)

Uva negra (Sudáfrica)

33
Secadora de alimentos

Mangos confitados (Tailandia)

Champiñones (China)

34
Secadora de alimentos

Manzanas (Chile)

Ciruelas (México)

35
Secadora de alimentos

Hongos (Argentina)

Damascos (Perú)

36
Secadora de alimentos

Plátanos (Colombia)

Kiwis (Chile)

37
Secadora de alimentos

Porotos (Bolivia)

Té verde (Honduras)

38
Secadora de alimentos

Té de frutas (Guatemala)

Porotos (Nicaragua)

39
Secadora de alimentos

40
Secadora de alimentos

Secadora de alimentos RKD-S1


Descripción

Se puede decir que es un cañón de chimenea


irradiado por una superficie refractante que se usa al
sol. Este consta de tres o más bandejas diseñadas
para sostener los trozos de alimento que se desean
secar en un espacio relativamente oscuro (dentro del
cañón) El valor añadido de este aparato, es que este
diseño permite el flujo por convección de una co-
rriente de aire tibio, (factor determinante para obtener
un óptimo resultado), así como un concentrador de
calor.
Modo de empleo de la secadora
Una vez ensamblado, este debe disponerse
perpendicular al sol, es decir captando los rayos del
sol lo más directo posible. Es esencial que el cañón
central y la superficie de zinc estén alineados, es de-
cir que los centros de ambas se correspondan para
impedir perdidas de eficiencia.
Así mismo, el uso de cuerdas para mantener el
secador fijo al suelo será de gran ayuda para evitar

41
Secadora de alimentos

accidentes (viento o tropiezos), dado que es un apa-


rato relativamente ligero.

42
Secadora de alimentos

Esquema de funcionamiento:
Tapa

Salida de aire
tibio.
Mallas metálica
interior inoxidable.

Tornillos para
sostener mallas.

Cañón de 30 cm
de diáme-
tro.aprox.

Superficie zinc
irradiante exterior
e inferior.
Perforaciones
para circulación
de aire.
Entrada de aire
ambiente.

Disposición de
centros alineados.

43
Secadora de alimentos

Acerca de los materiales de


construcción del aparato.
Podemos utilizar la mayor cantidad de materia-
les de desechos (con tal que estén bien cortados y
protegidos con pintura o aceite), tal que estas estruc-
turas estén al alcance de cualquier bolsillo a la vez
que se recicla. No obstante lo anterior, ciertas partes
habrá que comprarlas necesariamente de primera
mano dada su dificultad para encontrar de desecho.
Espero que en un futuro se desarrolle todo un mer-
cado ecológico, mientras esto ocurre, ¡vamos a darle
con lo que haya!
Al comienzo de cada tema enumero la lista de
materiales, tal que se pueda reunir estos de partida.

44
Secadora de alimentos

Acerca de las herramientas para


la construcción del aparato
Las herramientas son las tradicionales, excepto
que se desee realizar piezas especiales como alter-
nativa o cortes en serie. Al comienzo de cada capítu-
lo enumero las herramientas necesarias para dispo-
ner un orden luego de los materiales. Sólo, asegúre-
se de contar en todo momento con un metro para
medir y un buen marcador como un lápiz y otro mar-
cador para metal.
Acerca de las técnicas de fabricación
No queriendo extenderme mucho en esto, pues
es mejor ser práctico, pero primero lo primero: prepa-
re el área de trabajo, luego, los materiales y por fin,
los planos e instrucciones a la vista. Recuerde reali-
zar los cortes y ensambles con suficiente lentitud pa-
ra no tener que repetirlos, así mismo, darse suficiente
tiempo para meditar entre las distintas fases, de esta
forma se sorprenderá de la cantidad de detalles que
corrige a tiempo.

45
Secadora de alimentos

Recuerde en primer cortar todas las piezas y


después realizar las perforaciones antes de comen-
zar a unir las piezas.
Otro asunto relativo es que la apariencia de las
estructuras, esta no-sólo debe ser mecánicamente
optima (esto es con la menor cantidad posible de
perdidas térmicas, vibraciones, piezas etc.) sino tam-
bién ópticamente hablando, pues muchas de ellas
serán ubicadas en nuestras propias casas o even-
tualmente para la venta o comercio. Dado lo anterior,
es importante cuidar no sólo la precisión de los cor-
tes sino también la simetría y aun la homogeneidad
en el color si como la textura de los materiales.

46
Secadora de alimentos

Lista de los materiales:


- 4 listones de madera de 160 x 5 x 5 mm
- 1 listones de madera de 150 x 5 x 5 mm
- 3 listones de madera de 90 x 5 x 5 mm
- 2 listones de madera de 42, 5 x 5 x 5 mm
- 4 listones de madera de 40 x 5 x 5 mm
- 1 listón de madera de 5 x 5 x 60 mm
- Cola para madera.
- 30 Tornillos para madera de 10 x 0. 5 cm
- 20 Tornillos rosca lata de 0, 5 x 1 cm
- 1 Plancha de Zinc de 150 x 141, 37
- 1 mt2 malla de metal con separaciones de
0, 5 cm aprox.
- 1. 2 metro de Cañón de chimenea de 30 cen-
tímetros de diámetro, Inoxidable.
- Circulo de lata de 35 cm de diámetro.
- Pintura negro opaco (no toxica).

47
Secadora de alimentos

Lista de las herramientas:


1) Serrucho carpintero.
2) Tijeras para metal.
3) Un taladro.
4) Una broca metal 3 y 5 mm.
5) Destornillador de 5mm.
6) Metro de medir.
7) Escuadra metal para marcas en 90°
8) Lima de madera (para ajustar las uniones).
9) Martillo.
10) Lápiz carbón.

48
Secadora de alimentos

Construcción y ensamble
Prepare la estructura de madera exterior, cor-
tando las partes con la mayor precisión posible y
uniéndolas con cola y tornillos (como se muestra en
las paginas siguientes). Es recomendable que cuan-
do perfore los listones para hacer los hoyos de los
tornillos comience con una broca pequeña y luego
con una mayor, tal que los tornillos se ajusten perfec-
tamente y el orificio sea totalmente recto. Así mismo,
algunos listones serán perforados por dos lados, tal
que deberá dar atención a un desfase para que los
tornillos no se crucen al centro del listón.
En los planos de las páginas siguientes podrá
encontrar cada pieza individual, y en la parte inferior
de la página como va quedando ensamblado.

49
Secadora de alimentos

Instrucciones:
1) Corte en primer lugar estos dos listones que co-
rresponden a la base de la estructura, según se
muestra en el plano 1.
2) Proceda a cortar estos otros dos listones que co-
rresponden a la base de la estructura, según se
muestra en el plano 2.
3) Corte y perfore en el medio este listón más largo
que corresponde a la base de la estructura, según
se muestra en el plano 3. Dé atención al desfase
en las perforaciones, pues este será perforado por
dos costados al medio.
4) Corte y perfore este listón que corresponden a la
base de la estructura, según el plano 4. Ahora po-
drá hacer su primera unión. Debe dar atención al
desfase de las perforaciones para que no se cru-
cen al centro. En la parte delantera puede realizar
perforaciones diagonales luego de colar. Listo lo
anterior, proceda a colar y atornillar.
5) Corte, perfore, encole y una este listón vertical
que corresponde a la parte posterior de la estruc-
tura, según se muestra en el plano 5. Dé atención

50
Secadora de alimentos

al desfase en las perforaciones, de otro modo, po-


drá unirlo haciendo perforaciones diagonales des-
de el listón vertical hasta el listón horizontal de la
base.
6) Corte, perfore, encole y una estos cuatro listones
que corresponden a los esquineros de la estructu-
ra y que son idénticos, según el plano 6. En este
caso también deberá dar atención al desfase de
las perforaciones o atornillar diagonalmente para
que no se crucen los tornillos al centro del listón.
7) Corte, perfore y encole estos dos listones que son
idénticos y que corresponden a la parte superior
de la estructura, según el plano 7.
8) Corte, perfore, encole y una estos dos listones
que son idénticos y que corresponde a la parte
superior de la estructura, según se ve en el plano
8.
9) Corte y perfore la plancha de zinc que corres-
ponde a la base de la estructura, según se mues-
tra en el plano 9. Debe dar atención a los 5 saca-
dos o cortes de 5 x 5 cm que corresponden a los
esquineros y el listón central posterior, así como el

51
Secadora de alimentos

medio círculo para el cañón. Se presenta en pri-


mer lugar un plano detallado con los cortes; luego
podrá apreciar la plancha de zinc en perspectiva y
ensamblada.
10) Monte y atornille la base de zinc al resto de la
estructura.
11) Corte y perfore la plancha refractante de zinc
de 150 x 141,37 cm, luego fíjela atornillándola en
primer lugar al listón posterior trasero y luego a los
lados, describiendo un medio círculo. Es importan-
te que sea cuidadoso, pues mientras mejor con-
verjan los centros de esta plancha y el cañón, me-
jor será el rendimiento de su secadora.
12) Corte (si es que no lo tiene ya cortado) y pinte
con pintura negra opaca el cañón según el plano
12, luego déjelo secar. Debe hacer un corte en la
base para que pase el listón inferior central, así
como incisiones triangulares para la entrada de ai-
re. Para fijarlo a la base inferior, deberá usar pe-
queños trocitos de escuadra metálica en forma de
L y usarlos como soporte para los tornillos.

52
Secadora de alimentos

13) Esta es la bandeja para depositar la fruta que


va a ser secada. Corte cuidadosamente las mallas
de alambre según el diámetro indicado en el plano
13, y proceda a fijarlas a un fierro delgado o alam-
bre grueso. Si el centro es un fierro con hilo de
rosca, tanto mejor, pues podrá fijarlas fácilmente
con golillas o tuercas. Observe que la primera cu-
bierta es una lata plana y no una malla, pues esta
evitará la entrada de luz (por lo que será mejor
pintarla de negro por ambas caras). La separación
entre ellas debe corresponder al tamaño de una
mano.
14) Estructura terminada. Ahora puede disponerla
en un lugar con buena radiación y la menor som-
bra posible. Luego de eso deberá fijarla al suelo
con cordeles o alambres tensores como una tien-
da de campaña.

53
Secadora de alimentos

54
Secadora de alimentos

55
Secadora de alimentos

56
Secadora de alimentos

57
Secadora de alimentos

58
Secadora de alimentos

59
Secadora de alimentos

60
Secadora de alimentos

61
Secadora de alimentos

62
Secadora de alimentos

63
Secadora de alimentos

64
Secadora de alimentos

65
Secadora de alimentos

66
Secadora de alimentos

67
Secadora de alimentos

Apartado 1: como trazar un círculo o una curva gran-


de en piso o superficies grandes.
En primer lugar, determine el centro y haga una
marca con un clavo o lápiz, luego recorte un listón de
madera y perfore un extremo con un clavo, luego,
mida el diámetro exacto de su circulo en el listón y
haga una marca en el listón, proceda a clavar otro
clavo o perfore para introducir un lápiz y hacer un
compás gigante.

68
Secadora de alimentos

Variantes para mejoramiento o ajuste


Es posible, desde luego, modificar el actual di-
seño a fin de aumentar algunas características como
por ejemplo, mayor flujo de aire o mayor temperatura.
Un mayor flujo de aire, lo conseguiremos al fabricar
un aparato con una cañón más alto, siendo posible
incluso la introducción de las bandejas por un costa-
do del cañón a fin de poder manipular a una altura
cómoda. Y una mayor temperatura la obtendremos al
ampliar la superficie radiante, siempre y cuando con-
servemos los centros de la plancha de zinc y el ca-
ñón alineados.
De igual forma, ganará un elevado porcentaje
de eficiencia si es que fija la estructura a un mástil,
tal que toda ella pueda ser rotada fácilmente para
ajustarla a la orientación del sol. Si se reposiciona a
lo menos tres veces al día aumentará a lo menos un
50% su rendimiento.

Para producción en serie vea pagina 138

69
Cocina solar

70
Cocina solar

La Cocina Solar
Descripción
La cocina solar es un aparato (los hay de las
más diversas formas y tamaños) que sirve para coci-
nar alimentos usando como fuente básicamente los
rayos del sol. Las cocinas solares se dividen en dos
grandes grupos, las de concentración de los rayos y
las de tipo horno. Algunas pueden alcanzar
temperaturas entre 100° y 300° dependiendo del
modelo. Dentro de estos tipos existen las más
diversas variantes e ingenios como las de paneles
(que es una variante de la concentración de rayos) y
las de horno con bolsas de plástico resistente al calor
(que elimina la necesidad de un cristal).
Motivos
a) Reducir el efecto invernadero
De los cerca de 3.500 millones de personas
que viven en países en vías de desarrollo, sólo 1000
millones pueden cubrir su necesidad básica de ener-
gía. Los 2.500 restantes sufren la crisis de la leña, y
deben surtirse de otras fuentes de energía como lo

71
Cocina solar

son árboles nuevos, carbón vegetal, arbustos, heno o


estiércol seco. En efecto se consumen mil millones
de metros cúbicos de forma insostenible, esto produ-
ce una emisión de 825 millones de toneladas de CO2
por año. Algunas estimaciones, sitúan el déficit de
leña en cerca de 2,1 millones de metros cúbicos para
el año 2010. Los efectos de esta presión sobre los
bosques y selvas son de temer, pues ya están cau-
sando la deforestación y la desertización en grandes
regiones del planeta con sus devastadores efectos
colaterales como las alteraciones climáticas por
mencionar aquí sólo dos.
b) Combatir la extrema pobreza
Se estima que los países industrializados del
norte se consumen el 85% de los recursos naturales
no renovables del planeta. Es decir que un 20% de la
población mundial hace un uso excesivo de las re-
servas ecológicas del planeta. Uno de los efectos de
este panorama es la extrema pobreza, pues más allá
de obedecer nuestro instinto de equidad, por perso-
nas que sufren, esto se traduce en fenómenos como

72
Cocina solar

la inmigración masiva de la población rural a las ciu-


dades o a países con un mayor nivel de vida, fuente
de delincuencia, vandalismo y un sin fin de proble-
mas sociales que finalmente nos afectan a todos tar-
de o temprano.
Muchas mujeres que viven en estas regiones
rurales y aisladas emplean la mayoría de su tiempo a
actividades de subsistencia como recoger leña y
agua para cocinar. Muchas de ellas, padecen enfer-
medades respiratorias por larga exposición al humo
de las fogatas, así como problemas oculares y que-
maduras.
En las fotos de la siguiente página se aprecia el
panorama que viven grandes grupos en Asia, África y
América del Sur y su correspondiente impacto me-
dioambiental.

73
Cocina solar

Fotos cortesía de: http://boliviainti.free.fr/objetivos.html


Niña en el altiplano boliviano recogiendo leña.

El mercadeo de leña en muchas zonas de África muestra las dificultades de acceso


a este recurso, síntoma evidente de la crisis energética.

74
Cocina solar

Texto y fotos obtenidas de Terra.Org


http://www.terra.org/html/s/sol/cocina/fotografias.html

Transportando ramaje en Perú, cada vez más lejos. La recogida de leña


realizada por mujeres y niños es una actividad que resta espacios a la
educación y otras labores domésticas.

75
Cocina solar

Tipos y diseños
La cocina solar ha recorrido un largo y riguroso
camino en vista de la tremenda tarea a la que se le
ha asignado. Podemos decir que los modelos de hoy,
así como las exigencias en los certámenes interna-
cionales y la participación de entidades universitarias
con sus pruebas en laboratorios, han permitido depu-
rar modelos muy afinados para cada aplicación. Los
materiales, las formas así como los tamaños y dise-
ños son cada vez mejores, lo que ha permitido obte-
ner modelos que reúnan condiciones básicas como
eficiencia, rendimiento, transportabilidad, tamaños
diversos, seguridad, resistencia a la intemperie, rigi-
dez, durabilidad, operación bajo condiciones críticas,
costos de fabricación, tiempo de fabricación o en-
samble, peso, disponibilidad de los materiales e in-
cluso aceptación y adaptación popular. Como ya se
mencionó, existen dos grandes tipos de cocinas sola-
res, la de concentración de rayos y la de tipo horno.
La cocina de concentración de rayos consiste
en un tipo de plancha refractante o parabólica que

76
Cocina solar

concentra sus rayos sobre un foco que calienta una


olla negra. Estas a su vez pueden concentrar el foco
más o menos profundo dependiendo de la curvatura
de la parabólica.
La cocina tipo horno consiste en una caja aisla-
da con una superficie o tapa transparente que hace
las veces de invernadero en miniatura, algunas son
de superficie refractante y reflejan los rayos en una
olla negra puesta a dentro, y otras tienen toda la su-
perficie negra y calientan el espacio interior. Para
pintar alguna superficie de negro, se ha visto lo prác-
tico y económico de pintar con carbón o incluso
humo. Existe un modelo de parabólica muy original
hecho con trocitos de espejo de 2 cm Lo que destaca
lo accesible, pues estos trocitos se pueden obtener
de desechos industriales o comerciales. Debe obser-
varse que en todos los casos, las cocinas deben ro-
tarse a intervalos de tiempo regulares a fin de que los
rayos del sol se mantengan perpendiculares a estas
y no las alcance ninguna sombra mientras se cocina.
Se estima que cada media hora perderá hasta un

77
Cocina solar

10% de eficiencia. Existen no obstante algunos sis-


temas de rotación automáticos, ya sea eléctrico o
mecánico.
Si desea conocer más tipos e ideas, podrá en-
contrar un vasto caudal de diseños e ideas en Inter-
net bajo el tema “Cocina solar”.
Es muy importante considerar el aspecto de la
seguridad, pues algunas podrían producir quemadu-
ras de importancia y en el caso de las parabólicas
quemaduras en la retina si es que se pasa por el
área del foco. En algunos modelos se ha visto lo
práctico de cargarlas por atrás para evitar quemadu-
ras de retina o encandilamientos. Aun cuando se de-
ben observar precauciones, son mucho más seguras
que las de fuego.

78
Cocina solar

Algunos modelos de cocinas parabólica


Fotos cortesía de: http://www.ecomaipo.cl/index.html
La foto superior derecha y la foto inferior derecha corresponden a la conocida SK12 de fabricación Alemana

79
Cocina solar

Algunos modelos tipo caja


Algunas fotos, cortesía de:
http://solarcooking.org/images/walloven-outside.jpg
http://solarcooking.org/media/hires/default.htm

80
Cocina solar

Área geográfica de aplicación


El área geográfica de aplicación esta determi-
nada básicamente por la radiación solar así como por
las estaciones del año. En talleres realizados en Ne-
pal, por ejemplo, se han probado cocinas en condi-
ciones extremas con relativo éxito.
Algunos estudios revelan que hay alrededor de
100.000 cocinas solares en uso en China e India.
A fin de extender el uso a regiones y periodos
con menos insolación, el área de captación o tamaño
de los modelos de cocinas se debe aumentar, ya sea
la de concentrador o parabólica, o bien disponiendo
reflectores para compensar la poca radiación directa.
Otra manera de aumentar la eficiencia en condicio-
nes de frío extremas es usando un cristal doble (es
decir dos cristales con una cámara de aire al medio)
como superficie o tapa, su efectividad es notable en
condiciones de buena radiación solar y frío. También,
se han añadido sistemas de biogás o quemadores de
leña de combustión lenta a algunas cocinas a fin de

81
Cocina solar

compensar los días de lluvia o muy nublados, en zo-


nas con menor insolación o más frías.
Usos y aplicaciones
Las cocinas solares se han centrado los si-
guientes usos principales, cuales:
a) cocinar
b) pasteurizar agua
c) hornear
d) esterilizar equipo medico
e) equipos de supervivencia o rescate
f) camping y
g) campamentos de refugiados o catástrofes natu-
rales.
Pasteurizar se logra al calentar agua a 65° du-
rante 20 minutos, con lo que se elimina cualquier
bacteria. Debe hacerse notar que no es necesario
hervir el agua, pero en vista de que muchas perso-
nas no cuentan con termómetros, es más fácil y visi-
ble conocer la temperatura de ebullición por las bur-
bujas y el vapor, de manera que como referencia pa-

82
Cocina solar

ra los que no tienen termómetro es más seguro espe-


rar a ver cuando hierve el agua durante 20 minutos.
Difusión (portales, organizaciones)
En la actualidad existen una creciente lista de
entidades y organizaciones de todo el mundo, orien-
tadas a la difusión de las técnicas solares y en parti-
cular a la cocina solar. Existen cada vez más países
que incluyen en sus ministerios, áreas de energía so-
lar o energías renovables, de modo que se ve un cla-
ro avance en esta línea. Es de esperar que sean es-
pecialmente los países del tercer mundo los que ten-
gan la voluntad de incluir estas áreas de difusión en
sus ministerios.
Existen numerosos portales Web, donde podrá
encontrar todo tipo de información relativa a las coci-
nas solares, así como efectuar todo tipo de consul-
tas, aquí recomiendo dos excelentes:
http://solarcooking.org/espanol/
http://www.terra.org/html/s/sol/cocina/
Se tiene conciencia de que en la actualidad
existen más de 105 organizaciones y ONG’s orienta-

83
Cocina solar

das a la difusión, asistencia, intercambio y transfe-


rencia tecnológica de proyectos de cocina solar y fi-
nanciación tan sólo en Sudamérica y España. A con-
tinuación, una lista de algunos de ellos.
Promotores de Cocinas Solares en Países de
Habla Hispana

Argentina

• Susana Mazzolli * Gregorio De La ferrere, * AV.


Santa Fe 1159 3 F (1059) * Buenos Aires * Tele: 054-
01-8152999 Fax: 054-01-8152999 * mazzo-
lli@solar.wamani.apc.org

• John Martin Evans * Profesor, Facultad de Arqui-


tectura, Disenio y Urbanismo * Universidad de Buenos
Aires * Director, Centro de Investigación Hábitat y
Energía * CIHE, FADU-UBA, CC 1765, Correo Central,
(1000) Capital Federal * CIHE, FADU-UBA, Pabellon III,
Piso 4, Ciudad Universitaria, Capital * +54 1 791 9310 *
Fax: +54 1 781 8871 * evans@fadu.uba.ar

• Congreg. De Hermanas Dominicas * Sheila Mu-


llan * C. C. 115 * Jose C. Paz * (1665) Pcia Buenos

• Univ. Nac. De San Juan, Facultad De * A. F. Bui-


gues Nollens * Ingeniería / Energ. Altern * Av. San
Martin 1109, Oeste * San Juan * 5400 * Tele: 64-
211700 Fax: 5464-210277

• Univ. Nac. De San Juan-Facultad De * Ing. Este-


ban O. Rojos * Ingeniería / Energ. Altern. * Av. San

84
Cocina solar

Martin 1109, Oeste * San Juan * 5400 * Tele: 64-


211700 Fax: 5464-210277

• Fund. Desarrollo Económica/Ambien * Jorge Er-


nesto Hernando * San Martin 951, 3 Piso * 4. 000 S.
Miguel D Tu * Tele: 054-81217619 Fax: 054-81311462

• Red Iberoamericana de Cocción Solar de Alimen-


tos (RICSA) * Dr. Luis Saravia * University of Salta *
saravia@unsa. edu. ar

• Ing. Alfredo Esteves, engineer C. C. 131 - 5500


Mendoza * Tel: 54-61-288797 * fax 54-61-287370 *
aesteves@lab.cricyt.edu.ar

• Taller Soles - Argentina * Brasil 196 * Pilar *


1629 Buenos Aires * Tel: 01-32228967 * Fax: 01-815-
2999
Bolivia
• Bolivia Inti * Robert Chiron * 41 rue du Château
d'eau * 44240 La Chapelle sur Erdre * France * Tel : 02
40 72 05 30 - 02 40 72 82 98 * soleil@boliviainti.org *
http://boliviainti. free. fr/

• Instituto De Ecología * Dr. Margot Franken * Ca-


silla 10077 * Correo Central * La Paz * Fax:
005912797511

• Ing. Miguel A. Alarcon Prudencio * Miguel De


Aguirre 1280 * Barrio Basilio-Recoleta * Cochabamba *
Tele: 43375to44383

• Habitat * Javier Cabero G. * P. O. Box 6 * Tarija


* Tele: 59106631885 Fax: 591-06633873

85
Cocina solar

Brasil
• Espartaco Madurgira Coelho * Rua La Plata,
740/303 * 90670-040 Porto Alegre * R. S. * Tel: +55
(051) 336-6345

• Cia. Energetica De Minas Gerais * Luiz Carlos Si-


zenando Silva * C. P. 992 * 30161-970 Belo Horizonte *
Minas Gerais * Tele: +55 (31) 349-3100 Fax: +55 (31)
349-4691

Chile
• GESTEC Limitada * Colón 824, La Serena * ges-
tec@entelchile.net *
http://www.fidamerica.cl/actividades/conferencias/muje
res/lhrschi. html

• Alejandro Zerene Dagach * Rio De Janeiro #342


* Recoleta * Santiago * Tele: 7370614

• Artesol; Red De Cocinas Solares * Pedro Serrano


Rodríguez * Santa Laura 440 * Con Con * V Región *
Tele: 56-32-812132 Fax: 56-32-813229 *
pserrano@agata.ecored.cl * http://www.redhucyt.
oas.org/mercocyt/mercocyt/proyectosCB/rvid.htm

• Inta-Teca * Maria Teresa Guzmán * Equipo Pro-


grama Solar * Casilla 138-11 * Santiago * Tele:
2214426 Fax: 56-22214030

• Inta/Teca * Gloria Jury * Universidad De Chile *


Casilla 138-11 * Santiago * Tele: 56-2-2214426 Fax:
56-2-2214030

86
Cocina solar

• Universidad de Tarapacá - Centro de Energías Reno-


vables * POBox 6-D * Avda. 18 de Setiembre 2222 * Arica *
Tel.: 56-82-222600 * Fax: 56-58-232135/225148 Colombia

• Ing. José Luis Cárdenas R. * Calle 14, No. 4-44 *


Espinal Tolima * Tele: 57-82673564 Fax: 57-82673564

• Aprotec * Jesus Gómez * Ave. 9a, #9-47 * Cali *


Tele: 5723688026 Fax: 5723470082 *
aprotec@emcali.net.co

• Betty Welch * Apartado Aéreo 100602 * Bogota


Costa Rica
• Sol De Vida * Balbina Peralta N. * Santa Barbara
* Santa Cruz

• Sol De Vida * Vilma Soto * Santa Bárbara * San-


ta Cruz

• Universidad Nacional * Dr. Shyam S Nandwani *


Depto Física, Secc. Solar * P. O. Box 728 * Heredia *
Tele: 506-37-63-63 Fax: 506-60-1197 * snand-
wan@una.ac.cr

• Universidad Nacional * Otoniel Fernández G. *


Sección De Ener. Solar * Departamento De Física *
Heredia * Tele: 506-277-3482 Fax: 506-260-1197

• Sol De Vida * Juan Arriaga Mora * Apartado 755-


2100 * Guadalupe * Tele: 506-234-6253

• Hildegard Vetter * Apartado 449-4005 * San An-


tonio Belen * Heredia * Tele: 506-437-7296

87
Cocina solar

Cuba
• Centro Estudios Tech. Renovables * Jesus Igle-
sias * Apartado Postal 6028 * Cujae * Havana * Fax:
53903385-01

• Centro de Investigaciones de Energía Solar - Cu-


ba * Micro 3 * Rpto. Abel Santamaría * Santiago de
Cuba * 90800 * Tel: 53-226-47131/47186 * Fax: 53-
226-41579
República Dominicana
• World Conservation Union * Sophie Jakowska *
Arz. Merino No. 154 * Santo Domingo * Tele: 809-687-
3948

• Estufas Solares Dominicanas * Malaquias Santa-


na * Calle 45, No. 37 Los Minas * Santo Domingo * Te-
le: 595-6611
Ecuador
• Fundación Inti Uma * Rodrigo Carpio Cordero *
P. O. Box 01-01-607 * Cuenca * Tele: 593-7-881501
Fax: 593-7-825534 * rcarpio@host.ucuenca.edu.ec

• Iecaim * Econ. Fabiola Cuvi Ortiz * Ave 6 De Di-


ciembre, 2817 * Quito * Tele: 5932-525517 Fax: 5932-
563232
El Salvador
• Cedro * Barbara Dole Acosta * Blvd. Univ. Y Av.
C. . #214 * Colonia El Roble * San Salvador * Tele:
503-274-7111

• Cedro * Ing. Berty Quinones * Blvd. Univ. Y Av.


C #214 * Colonia El Roble * San Salvador * Tele: 503-
274-7111

88
Cocina solar

• Movimiento Cristiano Salvadoreno * Mariella Ta-


pella * * San Salvador * Tele: 503-265576 Fax: 503-
265294

• Equipo De Servicio P Comunidades * Maria Elena


Acosta * Calle Sn. Antonio * Abad 1425 * San Salvador
* Tele: 26-55-76
España
• Manos Unidas * Juan Urrutia Y Sanz * Barquillo
38-2 * 28004 Madrid * Tele: 3082020 Fax: 3084208 *
http://www.seker.es/munidas/

• Can Ricastell * 08399 Tordera * Barcelona

• Sunseed Desert Technology * Geoff Beaumont *


Apdo. 9 * 04270 Sorbas * Almeria * Tele: Fax: 3450-
364455

• Censolar/Progensa * Raimundo González * Avda.


Republ. Argentina, 1 * 41011 Sevilla

• Fundación Tierra * Manolo Vilchez * C/ Avinyó,


44 * 08002 Barcelona * Tel. : 34 + 933 040 220 * Fax:
34 + 933 040 221 * info@terra.org * www.terra.org

• Terra-Biohabitat * C/ Avinyo, 44 * 08002 Barce-


lona * Tel. : 34 + 936 011 630 *Fax: 34 + 933 040 221
* info@biohabitat. org * www.biohabitat.org

• Encuentro Solar * C/ Avinyó, 44 * 08002 Barce-


lona * Tel. : 34 + 933 040 220 *Fax: 34 + 933 040 221
* solar@terra.org * www.terra.org
Guatemala
• Asociación Nuestros Ahijados * Camila Jorda *
Apartado 374 * 03901 Antigua, Sac

89
Cocina solar

• Robert & Donna Rice * Apartado 15 * 13901


Huehuetenango

• Proceso * Jorge Tzunum * Santa Cruz De Quixa-


ya * San Lucas Teliman * Solola

• Proceso * Kay Sweeney * A. P. 2330 * 01001


Guatemala Cit * Fax: 502-9-320694

• Maya Expeditions * Tammy Ridenour * 15 Calle


1-91, Zona 10 * Edif. Tauro #1045 * Ciudad Guatemala
* Tele: 5022-374666 Fax: 5022-718828

• Monte Casita Ecology Center * Peter Meyer *


Apartado Postal No. 218 * 03901 La Antigua * Tele:
502-982-4525 Fax: 502-982-4525

• Nuevos Proyectos Forestales * Leonel Jarquin *


Pimula, Tiquisate * Escuimtla * Tele: 0847794

• Proceso * Hilary Kay Doran * Santa Cruz Quixaya


* Solola, Depto. De So

• Proceso * Marcelo Casigua * Santa Cruz De


Quixaya * San Lucas Teliman * Solola

• Plan International * Cindy Patrick * Apartado 45


* Guastatoya, El Prog

Honduras

• Infop * Hector Irias Andino * Apartado 2499 *


San Pedro Sula * Tele: 57-09-71

• Proceso * Adelina Carranza * * Orocuina * Cho-


luteca * Tele: 820582

90
Cocina solar

• Catholic Church * Sister Donna Schroeder * Gua-


jiquiro * La Paz

• O. D. E. F. * Marla Ruiz * A. P. No. 357 * San


Pedro Sula * Tele: 52-3571

• Organ. Desarrollo Empresarial Fem * Nereyda


Padilla * A. P. 357 * San Pedro Sula

• Universidad Nacional Autónoma * Marco Antonio


Flores * Departamento De Fisica * Seccion De Ener-
gia/Publi * -Caciones * Tegucigalpa, M. D. C. * Tele:
504-32-2110 Fax: 504-31-4608

• Organ. Desarrollo Empresario Fem * Santa De


Euceda * A. P. 357 * San Pedro Sula

• Centro De Cooperación Desarrollo * Blanca Celia


Barahona * Apartado Postal 2420 * Tegucigalpa * Tele:
504-343489

• Padre Florentino Gonzales A. * Orocuna * Cholu-


teca * Tele: 820582

• Escuela Agricola Panamericana * Marcelo Espino-


sa * P. O. Box 93 * El Zanorano * Fco. Morazan

91
Cocina solar

México
• M. Álvarez * Fontaneros #107 * Colonia Hacien-
da Echeveste * Leon, Guanajuato * 37100 *
mmarquez@wtsmexico. com. mx

• Francisco Zafra, Ing. Physician * Solar systems


advisor SR Mexico * Cisne 54 * Fracc. Las Arboledas *
Atizapan de Zaragoza * Estado de Mexico * Tele: 525-
379-2753 Fax: 525-379-7467 * ofandais@df1. telmex.
net. mx

• Espacio De Salud, A. C. * George Anna Clark *


Apartado 655 * Cuernavaca * Morelos 62000 * Tele:
73-180720 Fax: 73-180720

• Sr. Myra Remily * Apartado #21 * Ometepec *


Guerrero 41700

• Com. Central Menonita De México * Dick Plett *


A. P. 6-77 * Cuernavaca * Morelos 62131

• Maryknoll Sisters * Mildred Payne * Apdo 2,


Adm. 7 * Oaxaca, 68150 * Oaxaca * Tele: 6-76-08

• Fundación Nueva Luna * Valentina Nadeau *


Apartado 1296 * Oaxaca * Oax. 68000 * Tele: 52-951-
75755 Fax: 52-951-75755 * arbol@antequera.com

• Instituto Mex. De Technol. D'agua * Lydia Már-


quez Bravo * Paseo Cuauhnahuac #8532 * 62550 Pro-
greso, * Jiutepec * Mor. * Tele: 9173-1943-66

• Cideci--Las Casas--Ac * Dr. Raymundo Sanchez


B. * Apdo. 176 * San Cristobal Las C * Chiapas 29290

92
Cocina solar

• Ashsmi * Teresa De Jesús Martines * Av. Argen-


tina, No. 318 * Col. America * Oaxaca * 68050

• Instituto Mexican De Tech. Agua * Claudia Moni-


ca Celada V. * Paseo Cuauhnahuac, 8532 * Jiutepec *
Mor. * Tele: 19043-66

• Grupo De Estudios Ambientales * Margot Aguilar


Rivero * A. P. 76-089 * México * Df 04200 * Tele: 52-
5684-2436

• Assoc. Mex. De Economía Familiar * Jorge Llanes


* Zem Poala No. 407 * Col. Vertiz Narvarte * Mexico, Df
* 03020 * Tele: 5365559

• Dr. J. C. Cobb * 10501 Lagrima De Oro NE


#4320 * Albuquerque * NM 87111 * USA. * Email:
worldhand@aol.com

• Margarita López Hernández * Miguel Ángel Már-


quez Álvarez * Fontaneros #107, Colonia Hacienda
Echeveste * Leon, Guanajuato * México 37100 * Tel:
(52) 47-75-12-98 * mmarquez@wtsmexico.com.mx

• Lic. Jazmín Díaz Melgoza * Tels. y Fax: (01)


56598355; 56590266; 56596024 *
jdiaz@correo.ciceana.org.mx *
http://www.ciceana.org.mx *
http://ecoturismo.ciceana.org.mx

• Fundación El Manantial * Av. San Fernando 765


* Col. Peña. Pobre. * C. P. 14060 * Tlalpan México, D.
F * Tel: 5 528 35 90, 5 528 30 70 * Fax: 5 528 39 64 *
http://dns1.mexicoenlinea.net.mx/elmanantial/

93
Cocina solar

Nicaragua
• Tonatiuh-Proceso * Karen Allgeier * Colonia Cen-
troamerica * L-806, Oficina Soynica * Managua * Tele:
73360 * karina@ibw.com.ni

• Proyecto Solar/Casa De Eliseo * Fernando Y Ma-


ria E. Cordonero * Hernandez, Frente Al * Porton Del
Hotel Jinotep * Jinotepe

• Cesade * Maria Carmen Del Castro * A. P.


Nj4317 * Managua * Tele: 70950

• Cesade-Unag * Adela Guerrero * Sta. Teresa *


Carazo * Tele: 780847

• Cesade-Unag * Angelo Hernandez * Sta. Teresa


* Carazo * Tele: 780847

• Cesade-Unag * Luz Marissa Lopez * Comarca El


Sol * Sta. Teresa * Carazo * Tele: 780847

• Tonatiuh-Proceso * Emilina Oviedo * Colonia


Centroamerica * L-806, Oficina Soynica * Managua

• Procosol * Victor Salazar Pereira * Banco Central,


100 M. Al * Oeste * Leon * Tele: 505-03115377

• Cesade * Amparo Diaz * Altamira Este * Calle


Los Miadonas * Managua * Tele: 780847
Panama
• University Of Panama * Pedro Salazar * School Of Ge-
ography * Box 89-7964 * Panama 9 * Tele: 26-6119

• Panajuru De Veraguas * Sr. Geovany Alain * * *


Tele: 507-98-5296 Fax: 507-98-5112

94
Cocina solar

• Patronato Nal. Juventud Rural * Sr. Raul Barraza


* Box 2717 * Panama 3 * Tele: 504-69-2636 Fax: 504-
69-0008

• Vicariato Del Darien * Ing. Franklin J. Chu *


Apartado 9624 * Panama City * Tele: 507-610212 Fax:
507-610212

• Panama Sol * Alberto Fajardo C. * Apartado


5467 * Panama 3 * * Tele: 35-0640
Paraguay
• Martin Almada * email: malmada@rieder.net

• Instituto Nacional de Tecnología y Normalización,


INTN - Paraguay * Avda. Artigas y Gral. Roca * CC 967
* Asunción * Tel: 595-21-290160 * Fax: 595-21-290873
Perú
• Chris Keavney * Misioneros de Maryknoll * Casilla
295 * Puno * Tel: (51) 54-351184 * Fax: (51) 54-
351574 * ckl@mkpuno. inv. pe

• Eg Solar * Guillermo Inca P. * Cp 20223 Suc51 *


(La Colmena) * Lima 1 * Tele: 51-14730196

• Hna. Mary Patricia Kielty Hcl * Apt 4a * Talara

• Sister Janet Cashman * Apartado 192 * Piura

• KAB Passau, Domplatz 6a, D-94032 Passau * Te-


le: 049 851/393 335 * Fax: 049 851/393 419 *
sonnenkocher@gmx.net *
http://members.tripod.de/sonnenkocher/index_eng.
htm (trabajando en Chimbote, Peru)

95
Cocina solar

• Centro de Energías Renovables. CER, UNI - Perú


* Casilla 31-139 * Lima * Tel: 51-1-4810824 * Fax: 51-
1-4810824
Venezuela
• Centro De Desarrollo Y Ambiente * Flor Isabel
Tur * Apdo. 118 * San Antonio De Los * Estado Miran-
da 12o4 * Tele: 032 722884

96
Cocina solar

Talleres (estrategias)
Un taller es un curso práctico donde se enseña
y fabrica (en este caso), un modelo de cocina solar, a
las personas interesadas. Este puede durar desde
unos pocos días hasta varias semanas, dependiendo
de la cantidad de cambios que se esperan introducir,
pero la idea es efectuar cambios prácticos y que en
lo posible cada participante logre no sólo aprender
como hacer una cocina sino fabricar la suya propia.
El procedimiento de los talleres está actualmente
muy difundido, pues se centra en comunidades rura-
les donde existe una gran necesidad de fuentes de
energía, como la leña, a la vez que están minima-
mente organizadas.
Actualmente existen muchas entidades (ONG’s,
iglesia, ministerios, grupos de protección a la mujer o
a los niños o a refugiados de guerra, etc.) orientadas
a la difusión y la práctica de talleres en todo el mun-
do.
Para realizar un taller, es necesario un proce-
dimiento y proyecto concreto, un profesor(a) de las

97
Cocina solar

técnicas de fabricación de una cocina solar en parti-


cular, algunas recetas de cocina, un grupo de perso-
nas interesadas y los materiales.
Para solicitar un taller o la implementación de
una cocina, póngase en contacto con la organización
más cercana de la lista de promotores anteriormente
citada, ya sea por correo, teléfono o Internet.

Resultados (éxitos y fracasos)


En lo general, hay que decir que en una prime-
ra etapa no se ha tenido el éxito esperado, en parte
1) debido a motivos culturales y de adaptación al
cambio, y porque además 2) sólo funcionan óptima-
mente en días de sol pleno. Otro motivo del escaso
éxito en las primeras etapas es que los proyectos
que 3) se han realizado en adultos, a quienes les es
más difícil adaptarse a los cambios de este orden y
no a niños o jóvenes escolares. Y otra razón que
puedo agregar es que en general 4) se ha concebido
a la cocina solar como una sustituta de la cocina
“normal”, es decir que como en una casa, pero más

98
Cocina solar

debería presentarse como un aparato para calentar o


incluso un “horno de cocción lenta”, esto último no
anula el hecho de que en efecto si puede cocer y ca-
lentar una gran variedad de platos y alimentos, pero
pasa por un cambio gastronómico importante que ha
de tenerse en cuenta, pues por ejemplo, no se puede
freír (excepto con las de tipo parabólicas). Finalmente
podemos agregar que en varias comunidades, 5) se
regalaron las cocinas solares, efecto que fue definiti-
vamente contraproducente, pues quedaba la impre-
sión en las comunidades de algo que “no tiene valor”
y por consecuencia sin utilidad práctica. Aun se pue-
den encontrar muchas aldeas con las cocinas aban-
donadas en varias partes del tercer mundo.
Considero que esta evaluación es de mucha
importancia, pues un acercamiento incorrecto, puede
significar el cierre total de una comunidad a todo tipo
de proyectos de conservación y desarrollo.
Actualmente podemos decir que se cuenta con
suficiente experiencia para poder planificar nuestros
proyectos con un amplio margen de efectividad. Es

99
Cocina solar

posible comparar resultados y aplicar modelos simila-


res a nuestras propias comunidades, así como mejo-
rarlos y optimizarlos, pues cada lugar presenta con-
diciones muy particulares de clima, suelo, vegetales
e incluso culturales. En vista de lo anterior, debe te-
nerse en cuenta que diferentes lugares requerirán
diferentes soluciones y diferentes procedimientos.
En algunos talleres efectuados en localidades
aisladas de Bolivia, se ha visto lo importante de 1)
llevar todo el equipamiento 2) montar en primer lugar
varios modelos de demostración que serán donde se
preparará el almuerzo toda esa semana. Lo anterior
apunta a convencer a los más incrédulos (que son
muchos), pues el resultado se ve tan sólo dos horas
después. Con esta demostración se dispone del en-
tusiasmo preciso para comenzar el taller. 3) Luego
del termino del taller, una demostración para la co-
munidad es muy favorable, donde se pueden realizar
degustaciones, y los alumnos se convierten en profe-
sores de la comunidad. 4) Es importante designar
monitores de entre la misma comunidad y realizar

100
Cocina solar

visitas regulares (quincenalmente por ejemplo) para


disipar dudas, compartir nuevas recetas y atender a
las consultas, es decir, un seguimiento.
Informes de proyectos similares en Nicaragua
resaltan que es mejor si los talleres los realizan per-
sonas de la misma comunidad, pues serán ejemplos
ideales. También han observado que durante los ta-
lleres se produce un ambiente especial, pues las mu-
jeres comparten nuevas experiencias y desarrollan
un proceso de comunicación y solidaridad, que va
elevando la autoestima de cada una, así como su
protagonismo en la comunidad. Así mismo, se obser-
va también lo esencial de contar con monitoras, a fin
de visitar, incentivar y llevar estadísticas de efectivi-
dad de los talleres, lo que permitirá ir perfeccionando
los métodos. Los reportes de esta zona muestran un
80% de éxito de los talleres.
En lo práctico, se ha observado lo importante
de que las ollas tengan tapas de vidrio pues de esa
forma es posible observar el proceso de cocción, lo

101
Cocina solar

que aumenta la convicción de la utilidad de las coci-


nas solares.
En Chimbote Perú, un informe de la red de la
Universidad de Santa observa que el 21% de las
usuarias de un taller han cambiado la hora de tomar
sus comidas (es decir más inclinadas al medio día).
El 75% han cambiado el tipo de víveres. Las legum-
bres como los garbanzos y las lentejas han vuelto a
cobrar importancia. El sabor de las comidas ha mejo-
rado, ya que los gases del queroseno no impregnan
las comidas y se impregnan mejor de los caldos.
De Chile se sabe de un exitoso proyecto en Vi-
lla seca (IV Región), donde el proyecto fue tan exito-
so que la comunidad creo un restaurante solar, que
tiene ya más de un año de operación. Pedro Serrano,
un experto en el tema, nos señala que la tecnología
aporta un 30% del éxito en estos proyectos, y que el
trabajo de educación social y cultural aporta el resto.
En la provincia de Guanacaste, en Costa Rica,
informan, que el método de las cocinas solares ha
mejorado su salud pues ya no están expuestos al

102
Cocina solar

humo varias horas del día. El entusiasmo y éxito que


han tenido, los ha motivado a celebrar “La fiesta del
sol”, donde se realizan degustaciones y se incentiva
a la comunidad a usar estas cocinas.
De diferentes comunidades de Sudamérica, se
informa de un obstáculo interesante de saber enfren-
tar el machismo que desmotiva a las mujeres a reali-
zar cambios. Lo anterior realza la importancia de con-
tar con estrategias que eviten un desmedido impacto,
y considerar la cultura local, a fin de conseguir el fin
último: mejorar la calidad de vida de la población y
proteger el medio ambiente.

Técnicas y precauciones de la cocina solar


Es importante tener algunas precauciones al
usar las cocinas solares, por ejemplo evitar el encan-
dilamiento por exposición a la luz concentrada de es-
tas cocinas así como también evitar accidentes por
quemaduras. Lo anterior apunta a concebir los dise-
ños tal que eviten este tipo de accidentes y a que el
uso sea el correcto, por ejemplo cargar las cocinas

103
Cocina solar

parabólicas, en lo posible desde atrás. También se


ha visto lo práctico de desplazar la olla con un cordel
metálico o incluso con un palo largo, a fin de mante-
nerse a prudente distancia del foco de la cocina.
Es importante que dentro de lo posible no se
cocine a más de 100° pues de esta forma no se eva-
pora el agua y no se quema la comida. Algunas mu-
jeres dejan cocinando por la mañana y cuando vuel-
ven al medio día está lista para servir. Debe tenerse
en cuenta que al cocinar, se deberá esperar casi el
doble que en el caso de un horno convencional.

Que cocinar
Podemos decir que es posible cocinar absolu-
tamente todo lo que se cocina en una cocina normal,
pero los tiempos de cocción son más lentos. Lo ante-
rior hace que las comidas tengan otro sabor, nor-
malmente más sabroso. Le sugiero que pruebe con
algunos vegetales y condimentos y vaya afinando su
propio menú y ampliándolo. El arroz es un buen can-
didato para comenzar.

104
Cocina solar

Cocina Solar DATS


El siguiente texto y diseño ha sido obtenido gracias a la
cooperación y aporte del Señor Teong H. Tan.

Diseño obtenido de:


http://solarcooking.org/espanol/DATS_span.htm

Por Teong H. Tan

Yo entré en el maravilloso mundo de las cocinas sola-


res en 1982, cuando, como estudiante, trabajé en un experi-
mento sobre la transmisión del calor en el Brace Research
Institute en Montreal. Allí experimenté con varios diseños. Pa-
saron muchos años, sin yo tener noticias sobre las cocinas
solares, hasta que descubrí la página Web de Solar Cookers
International, hace ya tres años. El portal ha sido desde en-
tonces mi lugar de referencia para informarme sobre activida-
des, informaciones, etc.

Idea y diseño

El "CooKit" es una de mis cocinas solares favoritas.


Después de leer sobre las dificultades que mucha gente debe
afrontar para encontrar las bolsas para horno con las que co-
cinar en este tipo de cocina, y experimentando como muchas

105
Cocina solar

de estas bolsas se derretían al tomar contacto con los reci-


pientes de cocina calientes, empecé a divagar sobre la posibi-
lidad de construir una cocina solar simple y barata, con la que
no se necesitara bolsa para cocinar en ella. Yo había diseña-
do la que llamo Cocina Solar DATS (del inglés Double-Angled
Twelve-Sided, esto es, Cocina de doble ángulo y doce lados).
Parece funcionar en días soleados.

La cocina DATS emplea 24 paneles reflexivos peque-


ños para concentrar así luz extra, y contrarrestar la pérdida de
calor al no usar una bolsa de plástico. El diseño de la cocina
DATS es similar al de una cocina solar parabólica de foco pro-
fundo, pero en vez de formar una parábola de verdad, tiene
múltiples paneles situados alrededor del recipiente de cocción.
En esta cocina puede cocinarse en dos ángulos (de 45º y 60º),
y su propia forma le da una rigidez muy grande, por lo que
puede ser construida a partir de cartón.

En una cocina DATS, probada en Shangai, se alcanzó


una temperatura máxima de 140º C dentro de un recipiente de
cocción vacío, un día soleado a una temperatura ambiente de
21º C y una ligera brisa. Los huevos se volvieron duros en
media hora y dos tazas de arroz se cocieron en 95 minutos.

106
Cocina solar

La cocina debía ser reposicionada cada tres cuartos de hora


más o menos, para una mejor eficiencia.

La cocina lleva además, una estructura de soporte,


hecha con caña de bambú o palos de cualquier otra madera,
que permite sujetar el recipiente con los alimentos en la posi-
ción deseada.

La cocina DATS se mantiene gracias a un cordón que


une todos los paneles de 45º unidos por la base de la cocina.
Cuanto más se estreche el cordón, mejor se mantiene la
DATS. Si es necesario, puede colocarse otro cordón entre dos
paneles opuestos, a fin de que la cocina se tenga en pie me-
jor. Si quitamos ambos cordones así como la estructura que
mantiene el recipiente de cocción, podremos plegar la cocina
para su transporte o almacenaje.

Los materiales requeridos son: cartón, papel de alumi-


nio, cola blanca, cinta adhesiva de papel, palos de madera (o
bambú), y un cordón (cuerda fina o hilo gordo).

Construcción

La DATS preparada para su uso.

107
Cocina solar

Corta doce piezas rectangulares de cartón que midan


24 cm x 61 cm cada una.

Traza y corta la siguiente forma en cada una de las pie-


zas. Haz una doblez recta a 24 cm de distancia a partir del
lado estrecho del panel (esto es, si el panel tiene dos partes -
una de 37 cm y otra de 24 cm - la doblez irá situada entre es-
tas dos partes). Haz un agujero en cada una de las dos "ore-
jas" de la parte estrecha del panel, como se muestra, y dobla
las orejas hacia fuera.

Coloca los paneles, uno al lado de otro, unidos por su borde


más largo, y únelos con cinta adhesiva hasta tener un "anillo"
con los doce.

108
Cocina solar

Une con cinta los paneles por el lado más largo.

Los doce paneles juntos forman un anillo.

109
Cocina solar

Pasa un cordón a través de los agujeros de las orejas de los


distintos paneles, a fin de mantenerlos unidos. Ata los cabos
del cordón (puedes utilizar una varita para no tener que atarlos
sino simplemente enrollar un cabo en la varita y atar el otro
cabo a la varita, para poder enrollar y desenrollar según que-
ramos). Para una mayor eficiencia de la cocina, cubre la aber-
tura de la base de la cocina mediante un círculo de cartón fo-
rrado con papel de aluminio.

El cordón une los paneles por su parte más baja.

Una varita corta


permite hacer un nudo
fácil de deshacer.

110
Cocina solar

Exterior de la cocina terminada

Interior de la cocina terminada.

111
Cocina solar

Para construir el soporte para el recipiente, haz un pequeño


agujero a media altura en cuatro paneles. Coloca dos varitas
finas de madera o bambú a través de la cocina en paralelo y
saliendo por los agujeros antes mencionados. Podemos ase-
gurar las varitas pegando trocitos de cartón por la parte exte-
rior o colocando bandas elásticas en sus cabos para evitar
que se deslicen. Ata dos varillas de 29 cm de largo en per-
pendicular a las varitas colocadas anteriormente. Para mayor
estabilidad, ata las nuevas varitas a las paredes de la cocina
haciendo otros agujeros.

Fija las varitas con pedacitos de cartón.

112
Cocina solar

Estructura de soporte terminada.

La cocina DATS está ahora preparada para su uso. Po-


siciona la cocina hacia el sol. Puede ponerse ahora un reci-
piente negro dentro, sobre las varitas para cocinar la comida
que contenga mediante la luz reflectada del sol.

113
Cocina solar

114
Cocina solar

Un modelo para taller : la cocina


RKD-C1
Aunque existe una tremenda variedad de mo-
delos, aquí presentaremos un modelo de cocina que
combina los dos grandes grupos, o sea un horno con
un panel reflector.
Descripción:
Este modelo de cocina (u horno solar) es uno
de los modelos más simples y efectivos que podrá
encontrar. Podríamos describirlo como una caja de
madera con una tapa de vidrio doble removible y una
lamina de zinc desplegable en la tapa o costados. El
tamaño esta pensado en el espacio necesario para
una olla mediana, y alcanza los 80° a pleno sol con
una temperatura exterior de 15°. Es además de tipo
portátil. Su peso es de aproximadamente 5 Kilos. Se
estima que el valor de los materiales en Sudamérica
es de 20 dólares aproximadamente.
Ahora: al grano. . .

115
Cocina solar

Lista de los materiales:

1) 104 tornillos de bronce (en lo posible) de 2cm x


0.3 cm.
2) 28 tornillos de bronce de 8 cm x 0.5 cm.
3) 1 Litro de pintura negra opaca (no toxica).
4) 1 Rollo de folio de aluminio para cocina.
5) 1 Litro de sellador o protector para maderas.
6) 300 gr. de cola carpintera para pegar maderas.
7) 9,5 mt. listón madera de 5 x 5 cm.
8) 2,7 mt². plancha de madera de 0.5 cm de espe-
sor.
9) 1 plancha de 59,58 x 60 cm x 1 cm de espesor
(tapa refractante).
10) 1,2 mt de bisagra de piano, de 1 cm cada lado.

116
Cocina solar

Lista de las herramientas:

1) Lápiz carpintero.
2) Atornillador de cruz.
3) Serrucho carpintero.
4) Taladro.
5) Brocas de 0,5 y 0,3 cm.
6) Escuadra.
7) Brocha pintura de 5 cm.
8) Tijeras para lata.
9) Martillo carpintero.
10) Metro de medir.
11) Lima de madera (para ajustar los bordes y unio-
nes).

117
Cocina solar

Instrucciones:

1) En primer lugar, se muestra el modelo termi-


nado.
Corte los listones de la base, según se ilustra
en la figura 1.
2) Corte los listones laterales como se ilustra en
la figura 2, y proceda a atornillar y encolar con los
tornillos de 8 cm de largo.
3) Ahora, corte y perfore la cubierta inferior in-
terior, tal que calce dentro de la estructura, como se
ve en la figura 3. Luego, encole y atornille con torni-
llos de 2 cm de largo.
4) Corte y perfore las cubiertas interiores latera-
les. Luego proceda a encolar y atornillar como se
ilustra en la figura 4.
5) Corte y atornille hacia abajo estos listones,
que sirven como soporte de las cubiertas frontal y
trasera y también las laterales, interiores tal como se
ilustra en la figura 5.

118
Cocina solar

6) Estas son las cubiertas interiores, traseras y


delanteras, proceda a cortarlas y perforarlas según
se ve en la figura 6, y luego encole y atornille.
7) Esta es la estructura superior de la caja. Cor-
te las piezas y vaya encolando y atornillando a los
listones verticales de la caja como se ilustra en la fi-
gura 7.
A partir de esta etapa, debe dar atención a la
protección de la madera de la cocina. Existen una
serie de selladores, barnices y aceites para proteger
la madera. De esta forma conservará su cocina en
buen estado muchos años, pues no olvide que traba-
jará a la intemperie donde la humedad y los cambios
de temperatura serán agresivos con su cocina. Pro-
ceda a proteger y deje secar completamente antes
de rellenar con aislamiento térmico.
Así mismo, dará atención al relleno aislante de
la cocina. Es decir, debe rellenar cada cavidad entre
las cubiertas de madera para obtener aislamiento.
Para esto puede usar una serie de materiales aislan-
tes que soporten hasta 150° de temperatura y que no

119
Cocina solar

desprendan vapores u olores tóxicos o desagrada-


bles. Si donde usted esta es difícil encontrar algo así,
puede usar cenizas de madera, plumas de ave, papel
de diario, o simplemente nada, es decir aire, sería
importante que selle las junturas para que no se es-
cape material (en caso de usarlo) mientras usa la co-
cina.
8) Esta es la tapa que lleva una bisagra larga detrás,
y que contendrá los vidrios. Corte, encole y atornille
según se muestra en la figura 8.
9) Esta es la base inferior exterior. Corte, perfore, en-
cole y atornille según se observa en la figura 9.
10) Estas son las cubiertas laterales exteriores. Cor-
te, perfore, encole y atornille con tornillos de 3 cm., al
resto de la estructura como se muestra en la figura
10. No olvide que debe rellenar de aislante antes de
pegarlas.
11) Estas son las cubiertas exteriores, delanteras y
trasera. Corte, perfore, encole y atornille con tornillos
de 3 cm según se muestra en la figura 11.

120
Cocina solar

12) Tapa refractante. En la parte posterior lleva una


bisagra al igual que la tapa. Una vez cortada, debe
colar o pegar en ella folio de aluminio para cocina (o
espejo), pues hará de reflector. Esta debe además
contar con un soporte regulador tipo ventana para
mantenerla abierta y para que oriente la luz al interior
de la caja al ajustarla, pero se considera opcional.
13) Estos son los vidrios de 0,5 cm de grosor. Antes
de montarlos, perfore e instale los tarugos en la tapa,
como se ilustra en la figura 13.
Una vez montados, recubra con silicona o algún tipo
de sellador para evitar su movimiento y riesgo de
quiebre.
Si en la región donde usted usa la cocina, mientras
cocina la temperatura no baja de 25° puede utilizar
plástico en vez de vidrio, con tal que sea lo más
transparente posible y utilice dos capas bien desple-
gadas y pegadas o engrapadas.
14) Aquí se representan las bisagras, los tarugos pa-
ra soportar los vidrios y también los soportes de las
esquinas de los vidrios.

121
Cocina solar

Para las bisagras debe usar tornillos de 2 cm


de largo. Los tarugos deben ser encolados antes de
montarse.
Puede fijar un asa para tomar la puerta de la
cocina para no quemarse.
Ahora tendrá que decidir como usará mayor-
mente la cocina, pues en caso de hornear masas,
sería mejor que el interior de la cocina fuese pintado
de negro opaco. Pero si cocinará en una olla, seria
mejor que cubriera todo el interior con folio de alumi-
nio y usara su olla negra. También puede probar pri-
mero con folio de aluminio, pues es fácil de remover.
O, puede construir dos cocinas.

122
Cocina solar

123
Cocina solar

124
Cocina solar

125
Cocina solar

126
Cocina solar

127
Cocina solar

128
Cocina solar

129
Cocina solar

130
Cocina solar

131
Cocina solar

132
Cocina solar

133
Cocina solar

134
Cocina solar

135
Cocina solar

136
Cocina solar

Uso de la cocina
Una vez listo todo lo anterior, a cocinar! Re-
cuerde que a pleno sol su cocina alcanzará hasta
150° de temperatura aprox., así que observe algunos
cuidados de seguridad, pues esto quema!
Recuerde que debe ir rotando su cocina a in-
tervalos regulares para obtener mayor eficiencia.
Mientras menores sean estos intervalos, mayor es la
eficiencia. Se estima que si la gira cada media hora
podrá sacarle un buen rendimiento a los rayos sola-
res. Por lo anterior asegúrese de que no tenga obje-
tos que le hagan sombra mientras cocina.

Para producción en serie vea pagina 138

137
Cocina solar

138
Cocina solar

Apartado 2
Generalidades para producción en serie

Aunque la producción en serie de piezas en


madera o metal sale del contexto de este libro, es
posible abarcar algunos aspectos con el objeto de
habilitar un pequeño taller para producción en serie
de la secadora de alimentos y de la cocina solar. Lo
ultimo pretende lograr crear pequeñas fábricas de
tamaño familiar con el fin de comercializar la secado-
ra de alimentos y la cocina salar.

Básicamente habrá que añadir un par de


herramientas para posibilitar la producción en serie,
como lo son una sierra radial y un taladro de pedes-
tal. Estas herramientas deben ser capaz de cortar
listones de 5x5 cm y de perforar agujeros de hasta
0,5 cm es decir son herramientas ligeras. Se pueden
encontrar en casi cualquier ciudad del mundo por va-
lores de : US 350 aproximadamente, tanto el taladro
de pedestal como la sierra radial.

139
Cocina solar

La producción en serie, significa que produci-


remos las distintas partes repetidas veces con el fin
de ahorrar tiempo en regular la sierra o el taladro o
cambiar las brocas. De esta forma por ejemplo la
pieza numero uno podemos producirla diez veces y
así sucesivamente las otras piezas y cuando haya-
mos completado todas las partes observaremos que
es mucho mas rápido que modificar las maquinas
cada vez.

En segundo lugar, tendremos que disponer de


moldes. Esto significa que en la base de la sierra por
ejemplo dispondremos de sujetadores que harán las
veces de topes de largo y ancho, tal que no habrá
necesidad de medir cada vez los listones o tablas si-
no que bastara con disponerlos en los espacios y ba-
jar la sierra y cabezal del taladro pues la ubicación y
el ángulo estarán preestablecidos desde un principio.
Es posible preparar moldes para cada pieza e parti-
cular y utilizarlos según la demanda.

140
Cocina solar

Ejemplos de sierra radial y taladro de pedestal

141
Cocina solar

142
Cocina solar

Conclusión

Visto lo anterior, se puede afirmar que la cocina


solar, así como la secadora de alimentos, tienen un
alto rendimiento en zonas especificas, esto es entre
los paralelos 35° Norte y 35° Sur, en áreas libres de
nubosidad, neblina o lluvias, pero no se debe espe-
rar resultados de 100%, sino prever soluciones para
cocinar (Alcohol, aceite, leña etc) en los días nubla-
dos o lluviosos que serán mas bien esporádicos.
Así mismo, es de esperar que los grupos o estados
con conciencia ecológica, preparen batallones de
abogadas, juristas y profesionales de primer nivel del
mismo tercer mundo que actúen como “enlaces” en-
tre dos o mas culturas que posibiliten el desarrollo,
crecimiento y protección del medioambiente y nos
resguarde a todos de la fiebre del capitalismo que
ahora mismo plaga Sudamérica.
Después de más de 6000 años de historia re-
gistrada, hemos llegado en nuestros tiempos a una
era definitivamente singular. Los mapas políticos se

143
Cocina solar

han estado moviendo sin parar, y junto con ello, los


actores humanos. Nos hallamos en un tiempo culmi-
nante, una época de cambios. Diversas situaciones
son únicas y no se sabe que hayan ocurrido nunca
antes, como el llamado “efecto invernadero” o “aguje-
ro de la capa de ozono”. Hasta la llamada guerra fría
se ha dado por terminada, no por la buena voluntad
de los hombres, sino más bien por el alcance de la
destrucción de las armas, que amenazan con extin-
guir a sus propios usuarios. Los grupos humanos se
han polarizado en primer y tercer mundo, y sólo un
20% de la población del mundo consume más del
80% de los recursos del planeta.
Pese a lo anterior creo que muchos pequeños
cambios en nuestra forma de vida, ayudarán a hacer
un gran cambio gradual.
Nuestra propia manera de vernos a nosotros
mismos y a nuestro semejante debe cambiar, corre-
girse.
En lo personal, escojo la opción de mejorar,
más bien que lamentarse. Es mejor la opción de la

144
Cocina solar

responsabilidad creativa. Hay un tremendo trabajo


por hacer, y esto es excelente, pues veo tantas posi-
bilidades de mejorar nuestro mundo. Alguien me dijo
que soy un soñador, y me alegra haber encontrado a
muchos otros soñadores, en efecto, somos cada vez
más.
Próxima publicación: Aprovecha el viento, moli-
no de viento para generación eléctrica y concentra-
dor de calor para agua caliente.
Todas sus consultas, comentarios y aportacio-
nes son bienvenidos a través del correo electrónico :
roberto.kuepfer@bluewin.ch

145
Cocina solar

Notas:
__________________________________________
__________________________________________
__________________________________________
__________________________________________
__________________________________________
__________________________________________
__________________________________________
__________________________________________
__________________________________________
__________________________________________
__________________________________________
__________________________________________
__________________________________________
__________________________________________
__________________________________________
__________________________________________
__________________________________________
__________________________________________
__________________________________________

146