P. 1
status-rol-socialización

status-rol-socialización

|Views: 10.633|Likes:

More info:

Published by: Ciencia Politica Uahc on Aug 28, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/11/2014

pdf

text

original

STATUS – ROL – SOCIALIZACIÓN

Status: nivel o posición que una persona ocupa en un grupo, o un grupo en relación a oros grupos. Rol: comportamiento esperado de una persona que adquiere un status particular. Cada persona puede ocupar varios status y por lo tanto se espera que desempeñe diferentes roles apropiados a cada uno de ellos. Un status no tiene un solo rol, sino diversos roles que se ínter-relacionan unos con otros. Ejemplo: una persona puede ocupar el status de padre, de esposo, de hijo, de profesor, de dirigente de su club de fútbol, y, se espera que cumpla diversas tareas o comportamientos relativos a cada uno de esos status. Status y Rol son, por lo tanto, dos aspectos de un mismo fenómeno. El Status nos señala una serie de privilegios y obligaciones; el Rol, por su parte, nos indica que debemos desempeñar esos privilegios y obligaciones, y cómo hacerlo. Las normas de la Cultura se aprenden principalmente mediante el proceso de socialización o aprendizaje de roles. La mayor parte de las normas en una sociedad varían de acuerdo con los status que ocupamos, porque lo que es correcto para un status puede no serlo para el otro. Socialización: proceso de aprendizaje de lo necesario de las costumbres y tradiciones de una sociedad para formar parte de ella. Es, fundamentalmente, el proceso de aprendizaje del comportamiento señalado por el rol.

1

El aprendizaje de roles implica dos aspectos: 1. Aprender a cumplir las obligaciones y exigir los privilegios relativos al status. 2. Adquirir las actitudes, sentimientos y expectativas apropiadas al rol que se desempeña. No se puede desempeñar un rol de manera satisfactoria y feliz sin haber sido socializado para aceptar ese rol como digno, satisfactorio y apropiado. El entrenamiento de los principales roles en la vida comienza en la niñez, predominantemente de manera inconsciente. Se aprende lo que se espera de cada sexo, de cada grupo de edad, de cada grupo social, etc. El concepto de rol implica un conjunto de expectativas. Esperamos actuar en cierta forma, y a la vez esperamos que los otros actúen también en cierta forma. Comportamiento según el Rol. Aunque un rol es el comportamiento esperado de alguien que ocupa un status particular, el comportamiento según el rol es la conducta real de quien desempeña un rol determinado, el cual varía por diversas razones: no ver el rol en la misma forma que otros lo ven, características de la personalidad de un individuo que afectan la forma en que considera el rol, etc. Ninguna persona desempeña un rol determinado exactamente del mismo modo: no todos los soldados son valientes, no todos los sacerdotes son santos, no todos los profesores son sabios.

Status y Roles Adscritos y Adquiridos: 1. Status y Roles Adscritos: los que la sociedad nos adscribe independientemente de las cualidades o esfuerzos individuales. La princesa tiene un status adscrito, ella no se convierte en tal por su habilidad, elección o esfuerzo. Se nace princesa, independientemente de sus cualidades, y la sociedad la reconoce como tal.

2

Los status de niño, adulto o anciano son adscritos: la sociedad los reconoce y trata como tales independientemente de sus gustos o deseos. Puesto que el adiestramiento en el rol comienza en la infancia, la sociedad asigna o adscribe los roles de acuerdo a ciertos criterios conocidos socialmente. El sexo y la edad son utilizados universalmente como base para la adscripción de roles. La raza, la nacionalidad, la clase social y la religión también se utilizan para el mismo propósito en varias sociedades. a) Adscripción por Sexo. Aunque en los tiempos modernos la formación basada en el “género” trata de equiparar roles entre los sexos, no obstante la sociedad sigue pre-asignando roles diferenciados por sexo: forma de vestirse, de actuar, de hablar, de relacionarse, de elegir carrera, de jugar. b) Adscripción por Edad. En ninguna sociedad se trata de igual manera a los niños, adultos y ancianos. Los roles según la edad varían mucho en las diferentes sociedades. En sociedades desarrolladas occidentales los niños pasan su infancia muy sobre-protegidos, por el contrario en sociedades indígenas, éstos pastorean las ovejas. Los ancianos en las sociedades campesinas de características familiares extensas son figuras de autoridad, honrados dentro de las familias mientras viven, en tanto, que en nuestras sociedades, cada vez más a los ancianos se les relega en casas de reposo. La ley define en Chile que una persona es “adulta”, en términos legales, a los 18 años; hasta hace algunos años esta edad se fijaba a los 21 años. La edad para jubilar en Chile es a los 65 años para los hombres y 60 para las mujeres, es decir, la sociedad les adscribe la edad de comienzo de su ser como “adulto mayor”, e incluso les da ciertos privilegios: rebaja de pasajes en movilización colectiva y cines. c) Adscripción por Mérito o Meritocracia. Sistema social en que el status se asigna de acuerdo con los méritos. Pablo Neruda y Gabriela Mistral son Premios Nobel. Los mejores puntajes en la P.S.U. tienen opción de elegir Universidad y Carrera.

3

2. Status y Roles Adquiridos: los que adquirimos por nuestro propio esfuerzo. Un diputado, un detective, un estudiante, un marido o una esposa son status adquiridos debido a que uno llega a tener cualesquiera de estas posiciones mediante sus propias elecciones y acciones. Las sociedades industrializadas tienen mayores posibilidades de adquirir posiciones de status que las sociedades tradicionales. En estas últimas predomina la “adscripción”: desde pequeño al niño se le prepara para tener una posición determinada en la sociedad. Aunque con dificultades y con resistencias de parte de ciertos grupos ubicados en posiciones de poder, en las sociedades modernas existe más posibilidad de movilidad social. El status adquirido exige que las personas hagan opciones, no sólo de ocupación, sino también de amigos, organizaciones, escuelas y lugar de residencia, conduciendo a menudo a papeles no previstos o deseados por los padres de esas personas.

El Status Final: La Muerte Toda sociedad atribuye un status a la muerte y un rol a los sobrevivientes. En la mayor parte de las sociedades no se considera que los muertos “se vayan”, porque existe la creencia de que sus espíritus permanecen. Todas las sociedades establecen ritos y normas para tratar a los muertos: formas de ritos fúnebres y tipos de cementerios, acompañamiento de objetos en sepulturas, días de celebración de los difuntos, postura de fotografías de difuntos en hogares, períodos de “luto”, visitas periódicas y postura de flores en las sepulturas, construcción de “animitas” y otros.

Rito de Transición. Es todo ritual que marca un movimiento de un status a otro, como las ceremonias que se refieren al nacimiento, la pubertad, el matrimonio, la muerte y otros.

4

Varios de estos ritos de paso están relacionados con aspectos religiosos de la vida en sociedad, como es la ceremonia del “bautismo” en la fe cristiana: más allá de la creencia religiosa, éste expresa un rito de presentación del niño en sociedad. Algunas personas no creyentes en una determinada fe religiosa, se casan por la Iglesia debido al acto ceremonial del matrimonio religioso, que marca un rito de paso del estado de soltería al de casado. Las ceremonias de graduación en los colegios, o titulación en el mundo universitario, tienen una fuerte carga ritual que expresa la conclusión del ciclo estudiantil medio, o el paso de la etapa de estudiante al mundo profesional y laboral. En todas las sociedades el paso de la vida a la muerte se marca con un rito de paso muy significativo, según cada cultura: ceremonia y liturgia mortuoria, tipo de vestimenta de los deudos, quienes llevan el féretro, protocolo del cortejo fúnebre, etc. Normalmente es el último de los “ritos de paso” de una persona.

AGENTES DE SOCIALIZACIÓN

Entre los diversos tipos de influencias, enseñanzas y experiencias que contribuyen a socializar a los individuos en determinados comportamientos culturales, cuatro son los principales Agentes de Socialización, instituciones o grupos humanos que ejercen una acción fundamental en este proceso:

1. La Familia. Principal Agente de Socialización que opera en el mundo social del niño. A medida que éste crece, comienzan a operar otras influencias sociales, tales como la Escuela, los amigos y otros. Inicialmente, el niño depende casi exclusivamente del mundo de los adultos para satisfacer sus necesidades básicas más inmediatas, responsabilidad que cae primordialmente en la Familia, de aquí que ésta sea la principal institución 5

formadora de la personalidad y responsable del proceso inicial de transmisión cultural: formación de normas, valores, pautas de conducta, visión de realidad, actitudes socialmente aceptables o repudiables. Es en esta etapa donde se le enseña por primera vez al niño los tipos de conductas y actitudes considerados socialmente aceptables y apropiados de acuerdo a la configuración sexual de los individuos. Desde la infancia los niños reciben instrucción de manera consciente o inconsciente de parte de los padres y otros miembros del núcleo familiar acerca de la “masculinidad” y “feminidad”, los cuales se internalizan en lo más profundo del yo. Como Agente de Socialización, la Familia también proporciona a los niños una posición social. Se nace en un mundo natural o físico, pero es a través de la familia que éstos se insertan dentro del mundo social, es decir, a la sociedad. Las características adscritas que existen al nacer se adquieren fundamentalmente en esta etapa de la vida: clase social, religión, raza,, nacionalidad, y, aunque con posterioridad pueden alterarse algunos de estos rasgos, las raíces originales y las experiencias anteriores asociadas a cada una de ellas estarán presente por el resto de la vida.

2. La Escuela. Es el segundo Agentes de Socialización que viene a incorporar en la edad escolar, junto al grupo familiar, nuevos elementos al proceso de socialización. En la Escuela los niños aprenden a interactuar con otras personas que no forman parte de sus Grupos Primarios. La Escuela prepara a los niños para la vida adulta socializándolos con la diversidad, puesto que allí toman contacto con otros niños y personas socialmente diferentes. El sistema escolar introduce a los niños en un vasto bagaje de conocimientos y oficios. Durante los primeros años de Escuela la transmisión del conocimiento incluye los elementos básicos, tales como la lectura, la escritura, la aritmética, con el fin de prepararlos gradualmente a adquirir conocimientos superiores especializados y oficios necesarios para mantener el funcionamiento de nuestras sociedades. De la Escuela básica se pasa a la educación media para concluir en la educación superior en donde se entrena a los individuos para especializarse en los diferentes roles productivos, de servicio y mantención de una sociedad.

6

El conocimiento que los niños adquieren en la escuela no se limita sólo a las materias contenidas en el Currículum Oficial , sino que también incluye importantes valores y conductas culturales, en una forma indirecta, que llamamos Currículum Oculto: los juegos y deportes no sólo enseñan a los niños las reglas y procedimientos del juego mismo, sino que los forman en la competitividad, a buscar el triunfo y el éxito en dichas actividades, y las formas de comportamiento ético en la relación con los demás. La escuela es la primera institución burocrática con la que un niño se enfrenta en su vida: organizada alrededor de un horario estricto de actividades planificadas y reglamentadas, que lo prepara para operar a futuro en organizaciones burocráticas formales mayores de la sociedad. Los profesores, por su parte, son elementos muy importantes en el proceso de socialización del niño en el contexto escolar, debido a que constituyen el contacto o mediador humano entre la organización formal y los alumnos. Éstos representan, para los niños, el primer contacto de autoridad de otros adultos, fuera del núcleo familiar. Los textos escolares, los computadores, videos y otras formas de tecnología moderna también contribuyen a socializar a los niños. Los textos escolares son preparados de acuerdo a las diversas edades de los educandos de tal modo de perfeccionar el proceso de socialización en conformidad a sus respectivas edades. Los textos constituyen un gran potencial para comunicar y transmitir actitudes sociales junto a interpretaciones históricas y culturales de nuestras sociedades.

3. Los Grupos de Amigos. A partir de la escuela, los niños descubren un nuevo escenario para el desarrollo de sus actividades sociales, basados en los Grupos de Amigos, que son personas usualmente de la misma edad que comparten intereses comunes y normalmente de posiciones sociales similares. Estos permiten participar en una variedad de actividades sin que medie la supervisión de los adultos. A medida que la edad de los niños aumenta la influencia de los gripos de amigos se acrecienta. En la adolescencia, normalmente los jóvenes buscan

7

conversar temas específicos entre su grupo de pares, sin la influencia de sus padres y adultos en general; estos temas se relacionan generalmente con el tema alcohol, sexo, drogas, y ciertas formas de agrupamiento relacionado con el quehacer político. La relación de niños y adolescentes entre sí en un grupo de amigos difiere fundamental de la interacción con los adultos. Este tipo de relaciones son normalmente de carácter igualitario y de tipo horizontal, y no relacionadas por la autoridad, diferencia de status, edad o dependencia familiar.

4. Los Medios de Comunicación de Masas. Se refiere a los canales de información dirigidos a una amplia audiencia característicos de una sociedad moderna. Incluye la televisión, la radio, los periódicos y las revistas. No sólo proporcionan información sino que interpretan lo que ocurre en la sociedad, ejerciendo una gran influencia en las actitudes, conductas y creencias de los individuos. Siempre una información es interpretada según los marcos de referencia que tenga el comunicador y el propietario del medio de comunicación específico, de aquí que no exista una pretendida información “objetiva”. La televisión es uno de los componentes más importantes hoy día de la cultura de los niños y adolescentes, e incluso de las personas mayores en la sociedad. Los avisos comerciales, de los cuales la televisión es extremadamente dependiente para su financiamiento, se han transformado, cada vez más, en mecanismos de manipulación de las actitudes y conductas del público para descubrir y crear “necesidades” que sólo pueden ser satisfechas a través de la compra de las mercancías que promueven. Los medios de comunicación de masas, especialmente la televisión y otros medios más modernos como la computación, internet y otros, han acercado a la gente de diferentes latitudes entre sí, generando una suerte de globalización de la cultura, producto de un proceso de socialización de tipo universal, que a menudo invade y entra en conflicto de intereses con las esferas familiares, escolares, de grupos etáreos, religiosos o políticos.

8

SOCIALIZACIÓN Y CICLO DE VIDA

La socialización es un proceso que se extiende a través de toda la vida de las personas, a saber:

1. La niñez. Es la primera etapa de la socialización, en donde los niños son aún inexpertos respecto al conocimiento del mundo y biológicamente inmaduros. Los niños son socializados de manera diferente a los adultos, incluyendo el vestuario, el lenguaje, el trabajo ciertas formas de alimentación y de comportamiento sexual. Aunque las características de la niñez constituyen una materia de definición social básica, no obstante, no en todas las sociedades se da de manera coherente con su ser biológico natural. La diversidad de concepciones culturales y situacionales sociales acerca de la niñez demuestran que aquellos elementos considerados como naturales en una sociedad no significan necesariamente lo mismo en otra, como es, por ejemplo, el tema del trabajo infantil, el requerimiento de años de estudio escolar, y otros. En la actualidad resulta normal observar como los medios de comunicación de masas intentan acelerar el proceso de socialización de los niños tratando de acortar cada vez más el período de la niñez, presionando para que éstos se vistan , hablen y actúen como adultos, en un intento de acelerar el consumo masivo de productos diseñados para los adultos, que rentabilizan mas el mundo de los negocios de algunos. Las implicancias sociales de la socialización en este período de la niñez son la base de la preparación de la personalidad del individuo del mañana. Aunque las otras etapas también son fundamentales en el proceso de socialización, la niñez es primordial en la formación de valores, creencias y actitudes que recorrerán toda la existencia de la vida de la persona.

9

2. La adolescencia. Etapa intermedia entre la niñez y la juventud. Comprende el período entre la pubertad - punto en el cual el individuo está preparado para la reproducción – y el comienzo de la juventud. Esta etapa coincide normalmente con confusiones y crisis emocionales y sociales de la persona, en un proceso de búsqueda de espacios propios. Se expresa habitualmente a través de conflictos y crisis con los padres y otros representantes del mundo adulto. Estos comportamientos se atribuyen a transformaciones tanto fisiológicas como psicológicas operando al interior de los adolescentes. Es un período de mucha inconsistencia del proceso de socialización. El mundo adulto espera que los adolescentes sean cada vez más independientes y responsables cuando en realidad la sociedad no los considera suficientemente calificados para desempeñar una cantidad de funciones que podrían proporcionarles una mayor independencia. En muchas sociedades los adolescentes comienzan ya en esta etapa el desarrollo de su vida laboral, pero debido a su inexperiencia y corta edad, a menudo son peor remunerados que los adultos en igualdad de condiciones laborales.

3. La Juventud. Algunos estudiosos de las ciencias sociales pasan de la adolescencia directamente a la etapa adulta para analizar el proceso de socialización, sin embargo, las condiciones actuales de la vida juvenil, hacen necesario un análisis especial de esta etapa, toda vez que las nuevas circunstancias sociales tienden a prolongar esta etapa, básicamente por dos razones fundamentales: Los jóvenes tienden a prolongar en la actualidad su vida estudiantil. En el pasado reciente, la formación estudiantil normalmente concluía con la licenciatura universitaria o similares en institutos de formación superior, hoy es muy común que un joven prolongue esta etapa estudiando algún magíster, diplomado, doctorado y otra forma de educación superior, lo cual, en parte prolonga su dependencia del hogar paterno, tanto en términos emocionales como económicos y de residencia en el hogar de sus

10

progenitores. Lo anterior genera que este tipo de jóvenes postergan el inicio definitivo de su vida laboral, y por ende su independencia económica. La segunda razón es que los jóvenes en la actualidad, en general, han retrasado la edad del matrimonio o compromiso definitivo de vivencia en pareja a una edad que bordea los treinta años, todo lo cual hace que no tomen responsabilidades definitivas de vida, aspecto que define al mundo adulto. Ambas razones han provocado una postergación en el tiempo de una definición de vida definitiva de los jóvenes, lo cual incide en el proceso de socialización.

4. Etapa Adulta. El primer período de la vida adulta corresponde a aquel en el cual la mayoría de los objetivos propuestos y ofrecidos a los individuos debieran materializarse. Una vez completada la etapa fundamental del ciclo de socialización en la sociedad los individuos están preparados para independizarse y comenzar una nueva vida, incluyendo la formación de sus propias familias. En la medida que las personas continúan introduciéndose en la etapa adulta comienzan un período de reflexión y evaluación de lo logrado, reconociendo que algunas de sus metas y objetivos de la etapa adolescente y juvenil no será posible alcanzarlas. La personalidad ya se encuentra formada al comienzo de esta etapa, sin desconocer, no obstante, que ciertos acontecimientos posteriores, tales como separación matrimonial o viudez, cesantía o enfermedades serias, puedan derivar en cambios personales significativos. Este primer período de la etapa adulta es duro, de trabajo intenso para alcanzar las metas propuestas durante las etapas anteriores. Los lazos emotivos que unen a los individuos con sus familias, amigos, barrios, pueblos o ciudades suelen mermarse por razones laborales y de conformación de su nueva familia, y de este modo experimentar nuevos ambientes geográficos, de trabajo y sociales, alejados de sus círculos originales. Las grandes masas de campesinos migrantes a la ciudad en busca de mejores oportunidades de vida en América Latina son un claro ejemplo de lo expuesto.

11

El segundo período de la vida adulta, entre los cuarenta y sesenta años de edad aproximadamente, es de reflexión y consolidación y, muchas veces de frustración con el sistema social, al percibirse no cumplidas las metas planteadas, lo cual provoca una resignación de vida, acentuada por situaciones de muerte de familiares, carencia de servicios médicos, empleos, educación y deterioro físico. Es el momento del abandono definitivo de los sueños y ambiciones de juventud no realizados. 5. La Vejez. Coincidente normalmente con la jubilación laboral: 60 años en la mujer y 65 en los varones. Es la última etapa antes de la muerte. Las sociedades modernas no socializan a sus miembros para la vejez, ni mucho menos para la muerte. En las sociedades primitivas se consideraba al anciano como alguien valioso y lleno de sabiduría de vida, susceptible de ser transmitida a las generación más jóvenes. En las sociedades modernas, a menudo se margina a los ancianos de la vida familiar relegándolos en “casas de reposo”, o, si están en buenas condiciones físicas y psicológicas, viven solos, concentrados en sus propias actividades y, recibiendo esporádicas visitas de sus familiares más cercanos. En algunas sociedades modernas con sentido más social se ha tomado conciencia de la situación de los “adultos mayores”, implementándose rebajas de pasajes en locomoción colectiva y en cines, organizándose actividades y cursos para ellos, en afán de integrarlos a la sociedad desde su propia perspectiva. Como hemos visto, la socialización representa el poder que tiene la sociedad para formar y conformar nuestros pensamientos, sentimientos y acciones en las diversas etapas de la vida. La relación entre la sociedad y los individuos funciona en ambas direcciones, en donde la primera incide en los segundos, y éstos, a su vez, regulan la sociedad. En ese sentido, las transformaciones sociales son producidas exclusivamente por los individuos que componen dichas sociedades, a través del control de los elementos sociales, ideológicos y productivos que las componen.
Cristián Vives Enero 2004
Resumen, adaptación y complemento de los textos “Sociología” de Paul Horton y Chester Hunt, McGraw-Hill, México 1992, Cap. 5 “Rol y Status”, Págs. 109 – 135, y, “Introducción a la Sociología” de Jorge Gilbert Cevallos, LOM Ediciones, Santiago, Chile. 1997. Cap. 6 “El Proceso de Socialización”. Págs. 179 – 194

12

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->