P. 1
qué es un partido político

qué es un partido político

|Views: 2.387|Likes:

More info:

Published by: Ciencia Politica Uahc on Aug 28, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/07/2013

pdf

text

original

¿Qué es un Partido Político?

1- Consideraciones previas En términos generales es posible afirmar que el partido político es el instrumento que mediatiza la relación de los ciudadanos con el poder, permitiendo que enormes cantidades de ciudadanos puedan participar en la formación de la voluntad estatal. Así, se transforman en elemento fundamental del complejo proceso de formación de la voluntad política del Estado. Son el puente entre los grandes grupos ciudadanos y el poder político. Sin embargo, como ya señalamos, esta noción ha ido configurando y adquiriendo un perfil más claro a través de un proceso histórico que pasa por situaciones distintas. Cuadro Nº1 Autor Benjamín Constant Crítica No considera a 1a organización Un partido es una reunión de hombres como elementos del partido, que que profesan una misma doctrina. es esencial en los partidos políticos modernos. El partido de la clase obrera no es Tiene una perspectiva similar aquel en que militan los obreros, sino que el de Constant, en el cual, el que defiende el programa no se hace referencia a la revolucionario que expresa los organización del partido. intereses objetivos del proletariado. Los partidos políticos son formaciones Es demasiado amplio, ya que que agrupan hombres de la misma incluso en una aldea se pueden opinión para asegurarles una dar las condiciones que propone verdadera influencia sobre la gestión Kelsen. El grado de precisión de los asuntos públicos del concepto es bajo. Señala que la característica Señala que un partido político es un esencial del partido político es la grupo organizado de ciudadanos realización de un de un constituido para defender y hacer programa que contenga fines triunfar sus opiniones y sus intereses y determinados, pero ello sólo es para obtener la realización de un efectivo en el caso de partidos programa de reformas. ideológicos y/o programáticos. Una organización articulada de los La característica esencial del agentes activos de la sociedad, de partido político es la aquéllos que se interesan por hacerse intermediación de los partidos con el poder del gobierno y que entre los ciudadanos y las rivalizan por obtener el apoyo popular instituciones estatales. También con otro grupo o grupos que mantienen la definición presenta el puntos de vista opuestos. Es el gran problema de ser muy amplia. intermediario que une a las fuerzas e ideologías de la sociedad con las Concepto

Lenin

Hans Kelsen

Jacques Cadart

Sigmund Neumann

instituciones oficiales del gobierno, poniéndolas en relación con una acción política en el seno de la totalidad de la comunidad política. El partido político es una comunidad deLa característica esencial del una estructura particular, que separtido político es su estructura Mauricie caracteriza ante todo por las relacionesorganizacional interna. Falta Duverger internas entre los miembros de lareferencia a objetivos y medios comunidad. de acceso al poder. 2. - Esfuerzos precisos de partidos políticos La politología contemporánea ha buscado construir un concepto más preciso, subsanando debilidades de definiciones anteriores, y distinguiéndolos nítidamente de otras fuerzas políticas tales como grupos de presión, movimientos sociales, fuerzas armadas. 2.1. - Joseph La Palombara y Myron Weiner De acuerdo a estos autores las condiciones necesarias para la existencia de un partido político, son las siguientes: (5) · Una organización duradera, cuya esperanza de vida sea superior a la de sus dirigentes. · Una organización local, estable y aparentemente duradera, dotada de relaciones regulares y diversificadas con el nivel nacional. · Una voluntad deliberada de los dirigentes locales y nacionales para tomar y ejercer el poder -solos o en coalición-, y no sólo de influir sobre él · El deseo de la organización de buscar un apoyo popular a través de las elecciones o de cualquier otro medio. Los elementos que conforman la definición de La Palombara y Weiner, hacen impreciso el concepto de partido político, por lo cual también merecen ciertas observaciones críticas. 2.2. - Humberto Nogueira y Francisco Cumplido. Ante algunos de los problemas que generan las características proporcionadas por La Palombara y Weiner, Nogueira y Cumplido, proponen agregar dos elementos más a dicha definición: · Sustentar iguales fines, doctrina o ideología sobre el quehacer societal · Desarrollar un programa político coherente con sus principios. Con estos elementos, Nogueira y Cumplido, desarrollan el siguiente concepto:

Partido político es una asociación permanente y voluntaria de ciudadanos que sustentan unos mismos principios o ideología sobre el quehacer social, cuya finalidad es participar en la formación de la voluntad política del Estado y realizar una acción política coherente con sus principios o ideología implícita o explícita de acuerdo al apoyo popular obtenido a través de la presentación de candidatos para ocupar los cargos de gobierno del estado en los distintos niveles o en los plebiscitos o referendum. (6) Sin embargo, esta construcción conceptual puede ser criticada señalando que enfatiza aspectos normativos - lo que los partidos deberían ser según los autores citados - descuidando lo que los partidos son. En efecto, existen muchos partidos políticos fuertemente divididos ideológicamente y otros que una vez llegados al poder no desarrollan políticas coherentes con sus programas y sus principios. Por nuestra parte diremos que La Palombara y Weiner indican en su conceptualización con claridad que los partidos quieren el poder, pero no señalan con igual precisión a través de qué medios buscan lograrlo, por lo cual la búsqueda del apoyo popular se podría realizar mediante el empleo de métodos violentos, como la guerrilla, el sabotaje y el golpe de Estado. Obviamente esto hace indistinguible a los partidos de grupos terroristas, movimientos guerrilleros o fuerzas armadas golpistas. 2.3. - Giovanni Sartori Sartori también se hace presente en la búsqueda de un adecuado concepto de partidos políticos, que permita distinguirlos de otras organizaciones de la vida societal. Nos basaremos en su obra "Partidos y Sistemas de Partidos", ya citada. Define como partido político, a cualquier grupo político que se presenta a elecciones y que puede colocar mediante ellas a sus candidatos en cargos públicos. (7) La definición acota el qué y el cómo de estos grupos políticos. El qué, está dado por el fin de llegar al poder ocupando los cargos de dirección del sistema político. El medio utilizado para conseguir este objetivo son las elecciones. Estas dos cuestiones constituirían la característica fundamental de la fuerza política llamada partido y permitirían distinguirla con nitidez de otras organizaciones que también interactúan entre el Estado y la Sociedad. Así, cualquier organización pasa a ser partido político cuando su objetivo es llegar al poder utilizando las elecciones. Ejemplo de lo anterior, es el caso de Solidaridad en Polonia. En principio, sólo era un sindicato obrero y campesino. Sin embargo, una vez caído el régimen comunista cambió el propósito original, que era el de expresar los intereses corporativos de sus bases sociales - los obreros y los campesinos -, por el de conducir el gobierno de Polonia. Para ello se transformó en un partido político que a través de elecciones llegó al poder.

Giovanni Sartori, desarrolla tres premisas claves que posibilitan entender correctamente la naturaleza esencial de los partidos políticos. (8) · Los partidos políticos no son facciones. · Los partidos políticos son parte de un todo. · Los partidos políticos son conductos de expresión. Esta afirmación destaca la diferencia profunda entre los partidos contemporáneos y otros grupos que han buscado conseguir el poder en épocas pasadas. La percepción de esta diferencia se hace presente, incluso en críticas actuales hechas a los partidos. Pero, estos no son un mal por definición. Una facción siempre es negativa y por ello evaluada como un mal. De los partidos se dice que son necesarios, de las facciones se dice que no lo son, sencillamente existen. Razones de lo anterior estriban en que las facciones sólo son la expresión de conflictos personales, de un comportamiento que valora al yo y desprecia al público. Por esto el combate entre ellas es solo una lucha mezquina e interesada por obtener prebendas, sin considerar el bien común, el interés general, o los fines del conjunto social. Lo anterior no significa afirmar que los miembros de los partidos políticos actúen siempre por altruismo, o pretender que se han eliminado las motivaciones políticas egoístas o las conductas inescrupulosas. Tampoco desconoce el que los impulsos de búsqueda del poder son una constante. Sin embargo, lo que varía, diferenciando a un partido de una facción, son los procesos y las presiones a que se han de someter esos impulsos y esos comportamientos. Aunque el político de partido esté motivado por el egoísmo más primario, su comportamiento debe ser diferente de su motivación. Ello porque los partidos son instrumentos para lograr beneficios colectivos y no privados, debiendo vincular al conjunto del pueblo o sociedad al sistema político, cuestión que no hacen las facciones. En resumen, los partidos políticos son órganos funcionales, que sirven para unos fines y objetivos generales, lo que no son ni hacen las facciones. Ello ocurre porque un partido es una parte de un todo a cuyos fines debe servir. En cambio una facción no es sino una parte consagrada a sí misma, ensimismada y autorreferente. Si bien los partidos no son facciones, no se debe olvidar que fueron precedidos por éstas. La advertencia es válida, pues es muy posible que los partidos caigan en comportamientos y actitudes propios de las antiguas facciones. · Los partidos políticos son parte de un todo

Sartori señala que en términos semánticos la palabra partido expresa la idea de una parte relacionada con un todo pluralista. Así, si se concibe la comunidad política como el todo pluralista, entonces sus partes son los partidos políticos. Aunque el partido sólo representa una parte, esta parte debe adoptar un enfoque no parcial del todo. Aunque esta pare del todo pueda tener una visión parcial, al interactuar con las otras partes, debe hacer referencia al conjunto de la sociedad. Si un partido no es una parte capaz de gobernar considerando el conjunto social, y en beneficio, del interés general, entonces ese partido no difiere de una facción. Aunque es una tarea compleja operacionalizar el bien común de una sociedad, no por eso los partidos deben defender los intereses particulares ni excusarse de la obligación de perseguir el interés colectivo en la búsqueda del progreso de la sociedad. · Los partidos políticos son conductos de expresión Sartori indica que los partidos políticos son conductos de expresión; es decir, pertenecen, en primer lugar y por encima de todo, a los medios de representación: son un instrumento, o una agencia, para representar al pueblo y expresar sus exigencias. Los partidos son instrumentos mediadores entre la Sociedad y el Estado que realizan una función expresiva. Con lo anterior se quiere destacar que los partidos son un eficaz vehículo de comunicación política. Sin embargo, la idea de función expresiva no se concibe sólo en el sentido literal de transmitir hacia el Estado los intereses y demandas de la sociedad, para que los decisores políticos resuelvan libremente si las escuchan y consideran. Los partidos son algo más que una voz de la sociedad porque comunican exigencias respaldadas por una presión política. Sin duda que los partidos políticos además de expresar, también canalizan. Los partidos organizan la caótica voluntad pública. Agregan y seleccionan intereses y preferencias. Incluso se puede aceptar, que los partidos forman la opinión pública y a veces la manipulan; sin embargo, en regímenes democráticos estas fuerzas políticas deben considerar más bien a la Sociedad que al Estado. Aún aceptando que muchas veces la gente no tenga opiniones propias o que sus opiniones se vean formadas en gran medida por los encargados de configurar la opinión, esta circunstancia no hace sino confirmar la medida en que difiere un impacto manipulador policéntrico, propio de un sistema de partidos competitivos y de sin

régimen democrático, de un tipo de manipulaciones monocéntrico y autoreforzante propio de una autocracia y del monopartidismo. Lo anterior indica que la verdadera manipulación represiva, sólo existe cuando disminuye el pluralismo de partido y la competencia política.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->