TAO TE CHING

DE LAO TZU

TRADUCIDO

POR

ONORIO FERRERO

LOS TEXTOS SAGRADOS DEL ORIENTE
EDITADO POR IGNACIO PRADO PASTOR

Queda hecho el depósito que marca la ley. Copyright Ignacio Prado Pastor Primera edición — Febrero 197

1

ÍNDICE Pre!acio Primera parte: El libro del Tao I II III I' ' 'I 'II 'III I1 1 1I 1II 1III 1I' 1' 1'I 1'II 1'III 1I1 11 11I 11II 11III 11I' 11' 11'I 11'II 11'III 11I1 111 111I 111II 111III 111I' 111' 111'I 111'II #l principio %similación %paciguar al pueblo #l que no tiene origen (eali)ación del *ac+o (eali)ar la imagen -cultar el resplandor /aturale)a espont0nea #l uso de la nada 2o que puede hacerse 2a utilidad de la nada (epresión del deseo #*itar la *erg4en)a %laban)a al misterio 5ani!estación de la *irtud 'ol*er a la ra+) Costumbres puras 6ecadencia de las costumbres (etorno a la espontaneidad 6i!erente de los dem0s 2a mente *ac+a Fomentar la humildad Identi!icación con el 7ao 2a complacencia noci*a (epresentaciones del misterio 2a *irtud de la gra*edad #l empleo de la habilidad (etorno a lo primordial #l no8hacer %d*ertencia contra la guerra 9uardar las armas 2a sabia *irtud 6iscriminación Con!ian)a en la per!ección 2a *irtud bene*olente 2a sutil sabidur+a #l e:ercicio del gobierno $ " & 7 , 9 $. $1 $ $$ $3 $" $& $7 $, $9 3. 31 3 3 33 3" 3& Pag. 37 3, 39 ". "1 " "3 "" "7 ", "9 &. &1 & Pag. "

Segu da parte: El libro del Te 111'III %cerca de las cualidades 111I1 2a ra+) de la ley &" &&

12 12I 12II 12III 12I' 12' 12'I 12'II 12'III 12I1 2 2I 2II

&, &9 7. 7 7 7$ 73 7" 7& 77 7, ,. ,1 Pag. 2III Incrementar la e*idencia ,$ 2I' #l culti*o del 7ao ,3 2' #l misterioso encanto ," 2'I 2a *irtud mara*illosa ,7 2'II ;imple ense<an)a ,, 2'III Con!ormarse a los cambios ,9 2I1 5antenerse en el 7ao 9. 21 5antenerse en el trono 91 21I 2a acción del 7ao 9 21II Practicar el 7ao 9$ 21III Pensar en el principio 93 21I' ;abidur+a de lo peque<o 9" 21' 2a pura *irtud 9& 21'I Colocarse en el =ltimo lugar 97 21'II 2os tres tesoros 9, 21'III (eunirse con el cielo 99 21I1 #l uso de lo misterioso 99 211 2a di!icultad de ser conocido 1.. 211I 2a en!ermedad del conocimiento 1.1 211II %marse a s+ mismo 1. 211III 2ibertad de acción 1.$ 211I' 'encer el error 1.3 211' 2a codicia da<ina 1." 211'I #*itar la !uer)a 1." 211'II 2a *+a del cielo 1.& 211'III Con!iar en la sinceridad 1.7 211I1 Cumplir con el contrato 1., 2111 ;olo y de pie 1.9 2111I 5ostrar lo esencial 11.

#l *alor del retorno Identidad y di!erencia 7rans!ormaciones del 7ao #l uso de lo uni*ersal Preceptos seguros 2a desbordante *irtud 5oderar los deseos 5irar a lo le:os (enunciar al conocimiento 2a *irtud de la indulgencia #l arte de *i*ir 'irtud *i*i!icante (etorno al principio

Algunas palabras sobre los Textos Sagrados del Oriente La intelección de lo divino por el hombre significa el acontecimiento más importante de su existencia.
$

En la introducción que aparecerá en nuestra próxima obra ofreceremos una explicación de las diferentes filosof#as " religiones comprendidas en los referidos Textos. proverbios. de lo absoluto. Estos Textos contienen verdades que por su rique!a " profundidad han sobrevivido hasta nuestros d#as.er/ 3 . enriquece su esp#ritu " es algo valioso de llevar a cabo. sino que son patrimonio de la humanidad entera. " constitu"en la base de su sabidur#a.El sentido de lo trascendente. refranes " dichos de estos Textos revelan un acontecer que decididamente influ"ó en Oriente. Ignacio Prado Pastor (ebrero de )*+. mucho antes que fueran recogidos en la escritura. $erdades que no pertenecen sólo a una cultura. &e ah# nuestro inter s " propósito de dar a conocer al hombre de habla castellana esta sabidur#a. a una civili!ación.. %reemos que todo aquello que pueda acercar al hombre a un ma"or conocimiento de s# mismo. Son Sagrados porque se remontan a fuentes desconocidas. trasmitidos por la tradición oral a trav s de generaciones. a tiempos arcaicos. Las historias. de la conciencia de lo eterno en el hombre es lo que se evidencia en los Textos Sagrados del Oriente. Las traducciones serán directas de los originales " las ediciones en lo posible biling'es. Lima .

. Por otro lado@ la !ama consagrada por la larga historia de esta palabra constituye una ra)ón su!iciente para no traducirla. . 5ucho peor nos parece el uso del termino ra)ón@ que se remonta seg=n creemos a los misioneros. 2a leyenda indica despuAs *arios *ia:es a distintos pa+ses de oriente y su *uelta a la China donde e:erció un cargo de !uncionario en el estado de Chu. 2a palabra 7e signi!ica e!icacia@ manera de con!ormarse a >7ao?. -tros usan la palabra regla o regla celeste@ lo que rinde en !orma demasiado libre@ en nuestro concepto@ la idea de 7ao pudiAndose entender en un sentido normati*o y dogm0tico@ lo que no corresponde a la concepción meta!+sica de los tao+stas. Por esta ra)ón@ y sin que esto signi!ique negar la eBistencia histórica de 2ao 7)u@ la doctrina tao+sta se dirige mas hacia el mito y la cosmogon+a que a la historiaF por esto el simbolismo y las im0genes tienen mayor importancia que los hechos históricos en cuanto tales. 2ao nació como ni<o *ie:o@ con cabello cano y rostro arrugado@ y como tenia ore:as mas grandes de lo normal se le dio el nombre de 2i8%r >ore:as de ciruelo?F luego tu*o el nombre de 2i87an >ore:as largas?@ el que !ue sustituido despuAs por sus seguidores por el de 2ao 7)u >el *ie:o sabio?. Por tratarse de una obra discretamente conocida en occidente y aun !uera de los ambientes especiali)ados@ hemos pre!erido no traducir el titulo. Por otro lado@ los antropólogos y los historiadores de las religiones saben muy bien lo que signi!ica un mito de origen que se remonta a un tiempo indeterminado.u madre lo dio a lu) ba:o la sombra de un ciruelo@ despuAs de haber tragado un hue*o en !orma de pera. #l 7ao+smo es esencialmente una doctrina inici0tica@ que implica reali)aciones en el orden meta!+sico@ y no Em+sticoE como algunos interpretes han traducido erróneamente. %dem0s de re!erirse al pensamiento lógico y discursi*o 8que nada tiene que *er con el 7ao8 no tiene en cuenta que el chino pre!iere las implicaciones de la imagen a lo eBpl+cito del concepto. Da sido traducida por *irtud >en el sentido del lat+n cl0sico virtus cuya rai) vis@ !uer)a@ del s0nscrito var@ no tiene connotación moral? y tambiAn por poder@ traducciones que hemos empleado en nuestra *ersión seg=n los casos. #l embara)o duro setenta y dos a<os. #s conocida la eBistencia de una leyenda de !undación o mito de origen en toda organi)ación inici0tica. 2a idea es la de un principio primordial anterior a toda mani!estaciónC m0s all0 de todo nombre@ origen de todo y al cual todo debe retornar. Pero termino bruscamente su carrera cuando subió sobre un carro conducido por un buey a)ul para alcan)ar las !ronteras del reino. " .e trata del camino por eBcelencia y no de un camino. %lgunos traductores siguiendo una interpretación china m0s tard+a describen camino celeste debido a una correspondencia simbólica con la *+a l0ctea. 2a leyenda de 2ao 7)u y el origen del 7ao 7e Ching se relaciona entonces muy estrechamente con la comprensión pro!unda de la doctrina tao+sta. #n dicha leyenda 2ao 7)u aparece en este mundo por nacimiento *irginal.P!E"ACIO >(esumen? T#tulo del libro $ le$e da de %u orige #l 7ao 7e Ching es seguramente uno de los libros m0s importantes y enigm0ticos que ha producido el pensamiento oriental. 2a palabra 7ao signi!ica *+a@ camino.

han indica como los bru:os y los analistas que rodeaban al rey campesino contribuyeron cada uno por su lado@ a su !ormación arcaica de acuerdo con sus in*estigaciones@ las que ten+an como denominador com=n las preocupaciones cósmicas puesto que su asesoramiento se re!er+a a la con!ección del calendario@ para asegurar la correspondencia armónica entre el ciclo de las estaciones y el ciclo de la *ida agr+cola y social. 6el I C'i g pro*ienen las doctrinas con!ucianas@ tao+stas y la del 7ao 7e.iguen la medicina@ la higiene seBual@ la escuela del calendario y la del Gin Gang@ la doctrina de los cinco elementos y la de la inmortalidad. 2a leyenda se relaciona tambiAn estrechamente con la doctrina del Ealma embrionariaE@ cuyo desarrollo depende =nicamente de cada ser humano y de su manera de *i*ir siguiendo la *oluntad del cielo@ lo cual no implica ninguna re*elación particular. Gin8hi que hab+a tenido una premonición de que iba a encontrarse con un gran sabio@ luego de haber con*ersado con 2ao 7)u le suplicó que pusiera por escrito su ense<an)a. . 6e estas dos escuelas habr+a nacido el I Ching >2ibro de los Cambios? obra meta!+sica y cosmológica que luego !ue usada como or0culo imperial a tra*As de una serie de a<adiduras y elaboraciones posteriores. #sta reali)ación !ue ob:eto de numerosas ense<an)as y practicas tao+stas. #n cuanto al equilibrio necesario para el desarrollo del alma embrión este depende de un culti*o armónico entre el cuerpo y las *arias almas >*ital@ mental@ espiritual?. 2a doctrina del 7ao es entonces mucho m0s antigua que el 7ao+smo propiamente dicho. #ste seria el origen del 7ao 7e Ching@ seg=n la leyenda@ en la que el libro aparece como una especie de testamento espiritual de:ado por el sabio antes de pasar la !rontera del 7+bet o de la India.%ll+ encontró a Gin8hi o!icial gobernador del paso de Dan8Hu@ hombre *irtuoso que escond+a su sabidur+a.han indica como antecedentes directos de la doctrina espec+!icamente tao+sta@ la doctrina de los Jbru:osK del I Ching@ la Eescuela de los n=merosE@ luego la doctrina de las artes m0gicas@ de los adi*inos@ de los astrónomos y astrólogos@ la del 7ao 7e y las escuelas de 5o 7)u. %ntes de su eBpansión hacia el norte y el oeste esta cultura de campesinos se mani!estó con una asombrosa originalidad@ y de ella salió la idea del 7ao al parecer concebida primero como principio del orden uni*ersal impersonal@ que en sus sucesi*as elaboraciones meta!+sicos@ sociales@ pol+ticas y morales@ deb+a dar *ida a todo el pensamiento chino@ sea al de Con!ucio como al de 2ao 7)e. 2a doctrina de las almas m=ltiples se deri*a de la antigua ense<an)a china. 2a idea de la armon+a entre cielo y tierra y el hombre >por eBcelencia el rey? intermediario entre los dos@ son principios comunes a toda la cultura china. #ntre las numerosas implicaciones que el simbolismo de la leyenda nos o!rece@ tenemos que considerar de manera especial@ que Ila !rontera del imperioE@ a la cual hay muchas alusiones en el teBto@ equi*ale a los limites o umbrales del mundo >entendiAndose este como el mundo humano y ci*ili)ado?. La do&tri a del (i (a g e el Tao Te C'i g & . 2a tabla publicada por Dsu87i8. 2a idea de la madre embrión est0 en e*idente relación con la madre secreta y uni*ersal@ que se halla en numerosos pasa:es de nuestro teBto. %unque se<alando in!lu:os rec+procos Dsu87i8. 7odas ellas habr+an con!luido en la !ormación del tao+smo. "ue te% de la do&tri a tao#%ta 2as remotas !uentes de la doctrina tao+sta se hallan seguramente en los primeros desarrollos de la m0s antigua cultura china que toma su denominación del r+o amarillo >Doang Do? y de la gran llanura !ertili)ada por este r+o. Pero nos parece e*idente que una l+nea m0s directa por cuanto se re!iere a 2ao 7)u y al tao+smo antiguo puede se<alarse a partir del I Ching en las JescuelasK del 7ao 7e@ la del Gin Gang y de la Inmortalidad.

#s sabido como esta idea es de suma importancia en el tao+smo y en su constante del retorno al caos primordial@ que es una imagen de la unidad indistinta a partir de la cual se eBpandió el mundo mediante un mo*imiento en torbellino@ que hi)o que las cosas indi*iduales >los die) mil seres? se desprendiesen en sus distintas combinaciones de Gin y de Gang. %s+ el Gin Gang es un principio meta!+sico y en !orma subordinadaC aspectos de la naturale)a del cosmos@ de la especie humana@ de los animales@ de las plantas y hasta de las cosas@ que no son concebidas como inanimadas porque lle*an !uer)as Gin y Gang. 2as antiguas canciones nupciales chinas celebran los JmatrimoniosK masi*os que se e!ectuaban durante la prima*era@ cuando los :ó*enes cru)aban a nado el r+o para unirse con las :ó*enes y procrear. 2os hombres traba:an el campo. Pensando en el alma8embrión@ hay que tener en cuenta la anterioridad de la situación subterr0nea@ oscura@ de la semilla@ del caos@ del hue*o@ a la del 0rbol@ del orden cósmico@ de las a*es y de los seres org0nicos. 2a unidad es concebida como 7ai Li@ la monada@ en ambos casos en el sentido meta!+sico y no matem0tico. Day un orden de prioridad que se eBpresa as+C 7ao Gin Gang y no 7ao M Gin Gang. 2a diada de los pitagóricos se aseme:a algo al Gin Gang@ pero no ha tenido ni la importancia@ ni las aplicaciones sucesi*as a todas las ciencias que se han producido en la cultura china debido a que a 9recia le !altaba un libro como el I Ching. 2os con!ucianos 8 que conciben el Gin Gang con menor pro!undidad 8 sit=an el Gang en absoluta superioridad y le con!ieren tambiAn un rasgo de superioridad moral. Gang corresponde al seBo !uerte. Como todos los pueblos dedicados a la agricultura@ los chinos han atribuido una gran importancia a los ciclos astronómicos y a su in!luencia constante en la *ida de la sociedad humana. 7 . #n este per+odo no hay traba:o en el campo. #n este sentido el 2ogos heracliteo tiene cierto parecido con el 7ao.e han registrado tambiAn analog+as entre 2ao y Der0clito@ y estas no pueden negarse por cierto en lo que se re!iere al uso constante de la parado:a@ a una dialActica subordinada a la meta!+sica@ la que lle*a siempre impl+cita la idea de una unidad superior. 2a sociedad subsiste por las labores de las mu:eres que te:en@ que son acti*as en el hogar. . Para pensar en las !ases de la luna primero hay que pensar en la lunaF de esta manera primero hay la idea de un orden y luego de sus ritmos. #l periodo Gang durante el a<o corresponde a la prima*era y al *erano@ al d+a@ al sol@ al calor. 6e otro lado@ no hay lector perspica) de nuestro teBto@ que no *ea la insistencia en los s+mbolos del Gin.2a doctrina del Gin Gang es uno de los productos m0s geniales de la meta!+sica china@ pero no siempre bien entendida por los interpretes occidentales. #l periodo Gin durante el a<o corresponde al oto<o y al in*ierno y durante el ciclo diario a la noche y a la luna. %lgo enigm0tica aparece la ra)ón por la cual el Gin recepti*o y obscuro antecede tradicionalmente al Gang eBpansi*o y luminoso. Day que considerar la idea de lo embrionario@ en cuanto tiene en s+@ en principio@ toda la *irtualidad de sus desarrollos !uturos. #sta era la unión del Gin Gang. 2os sociólogos aducen una ra)ón histórica y antropológica@ la de que el rAgimen matriarcal habr+a sido anterior al patriarcal en la China arcaica y este hecho eBplicar+a porque la tradición pone el Gin antes que el Gang. Particularmente signi!icati*a en relación con el 7e.

#s innegable que aunque nuestro teBto se inspira en una noble a!irmación de sabidur+a@ hay en Al@ algunos pasa:es que pueden prestarse a practicas de magia. Qui)0 debido al in!lu:o de lo que se ha propiamente denominado la Jescuela del Gin GangE >a la que se remonta la alquimia china? por lo menos en la redacción de Nang Pi >siglo II 6C?. Ha&er) o)'a&ie do *+e$)+u)+e$, -!recemos una eBplicación indispensable acerca de la eBpresión Nu8NeiC no8hacer@ muy usada en nuestro libro@ y que muchos occidentales poco perspicaces han interpretado como quietismo y pasi*idad. %qu+ podr+amos citar aquel !ragmento de Der0clito que se re!iere al poder del ni<o y que puede con!rontarse con los numerosos pasa:es que nuestro teBto o!rece acerca del ni<o. #n *erdad@ es muy di!+cil para un hombre occidental moderno entender una doctrina de la acción como aquella del Ney8Nu8Ney >hacer8no8haciendo?. 2a idea tao+sta es la de un retorno a la acción espont0nea@ como la del ni<o que :uega =nicamente por :ugar@ como la del *iento que mue*e los 0rboles@ como la del riachuelo que corre. 2a moderna psicolog+a occidental ha notado en el hombre el pre*alecer de la memoria de los hechos remotos y el remontarse a la ni<e) como a una Eedad de oroE@ lo que eBplica tambiAn la predilección de los *ie:os hacia los ni<os y su mayor comprensión de la mentalidad in!antil. Dechos cuya importancia no est0 despro*ista de signi!icado si se piensa en la eBperiencia de la *ida que el anciano posee. 2os tao+stas est0n aqu+ en oposición abierta y eBpresan su recha)o por los ideales con!ucianos y por la !alacia de su manera de concebir la eBistencia humana@ *alori)ando esencialmente la maduración racional y la eBperiencia como !actores enteramente positi*os. (echa)an adem0s la imposición de las actitudes solemnes en el trato con los dem0s y con todos los con*encionalismos !i:ados por el ritual que el ni<o desconoce. #sto nos aclara adem0s las aparentes eBtra*agancias y los modales de ni<os tra*iesos adoptados por los tao+stas en los medios populares. 2a conciencia Edi!usaE@ la *isión abierta de los ni<os@ cuya mente no esta toda*+a escla*i)ada por los pre:uicios y los h0bitos@ es comparable a la acti*idad natural y puede relacionarse con otros !amosos teBtos tao+stas como aquel que a!irma que el sol no necesita conciencia de dar la lu) y el calor >la *ida? a la tierra para darlaF que el cielo manda la llu*ia sin IKtener la intenciónE de bene!iciar a la tierra@ etc. E#l buen caminante no de:a huellasE dice nuestro teBto. ;e trata de la acción impersonal@ espont0nea@ que act=a como los !enómenos naturales. 2a conciencia del EyoE y la Ere!erencia al yoE se adue<a de la acción@ la estropea y la malogra@ porque la subordina 8 m0s o menos claramente 8 a sus propios !ines. 2a aceptación recepti*a >y no pasi*a? de la *oluntad del cielo es la que est0 representada repetidamente en nuestro teBto@ mediante el s+mbolo del E*alleE y Eel esp+ritu del *alleEF es la ley del sabio@ y el actuar con!orme a esta ley 8 sin tener en cuenta sus propios deseos o su propia *oluntad 8 es el camino tra)ado por el cielo@ es llegar al 7ao@ puesto que la ley de la tierra es el cielo y la ley del cielo es el 7ao. #n la concepción de los tao+stas@ el hombre est0 rodeado de !uer)as que tienden a des*irtuar sus acciones y su conducta. /o solamente el contacto con los hombres es contaminante@ sino lo es tambiAn con las cosas@ con los ob:etos que pueden ser*ir de soporte a las Ein!luencias errantesE@ !uer)as in*isibles que el hombre pro!ano desconoce pero que pueden determinarlo a asumir como propios@ deseos y logros que pro*ienen de estos in!lu:os. %s+ mismo@ el tao+smo condena la autosu!iciencia@ la ley que uno se da a s+ mismo@ arbitrariamente@ puesto que se !undamenta en la ignorancia de sus causas ocultas. Por eso@ el *erdadero sabio se presenta a los hombres como un mendigo@ como un torpe@ como un loco. 7odo el con*encionalismo social@ hace que el sabio tome esta actitud de contra pie y se presente como en*uelto en las !uer)as
,

oscuras del Gin@ templando la lu) interior@ como dice nuestro teBto. Porque esa no es Esu lu)E@ sino la lu)F no es Esu gloriaE@ sino la gloria. ;olo as+ puede ser el E*alle del mundoE o el Ecauce del mundoE@ solo as+ puede Eestar en el centroE que es la posición polarF ser el inmó*il se<or del mo*imiento@ que todo lo dirige sin dirigirlo. Dacer8no8haciendo es Enutrirse en el seno de la madreE >cósmica? como dice el teBto@ lo que constituye su gloria suprema. #l NuONei es entonces una doctrina de la acción. #l 7e que reali)a este tipo de acción tiene su !undamentación en una ley que es aquella de las Eacciones y reacciones concordantesE. #sta ley se halla indicada en nuestro teBto y en particular en uno de los cap+tulos@ pero con la indicación !inal que prohibe ense<arla a los pro!anos. Por lo que sabemos de !uentes tao+stas orales@ se tratar+a de uno de los pilares de la tradición tao+sta y tiene una especial aplicación re!erida a la ley del mo*imiento. Puesto que la ley del mundo@ en cuanto a su din0mica@ es Gin Gang@ Asta se aplica a los dos tipos de mo*imientos que al alternarse caracteri)an la *ida biológica y natural. %l mo*imiento Gin M contracción@ sigue el Gang M eBpansión y el continuum de la *ida esta constituido por esta discontinuidad en cuanto es r+tmica. Producir una contracción signi!ica pro*ocar una reacción eBpansi*a. ;eg=n los tao+stas@ se trata de cosas que todo hombre pro!ano sabe@ pero a las que no se les da todo el alcance que tienen. ;olamente tenemos que aclarar que el 7e est0 esencialmente !undamentado en esta doctrina@ teniendo en cuenta que el criterio Atico no tiene nada que *er con ella. JQue se quede el pe) en la pro!undidad del aguaE@ dice 2ao 7)u. Porque es demasiado e*idente que esta ley puede ser aplicada para conseguir !ines no precisamente nobles. La &o &ep&i- del 'ombre e el tao#%mo #l tao+smo ha impreso un sello particular a la concepción general del hombre que es propia de la China tradicional@ o sea a aquella que tiene su origen com=n en el pensamiento arcaico. #ntre las muchas triadas que eBisten en la tradición china una de ellas se re!iere al hombre@ situado entre el cielo >lo transcendente@ lo espiritual? y la tierra >lo inmanente@ lo material?F siendo el hombre 8 como hi:o del cielo y de la tierra 8 intermediario entre los dos@ este rol es personi!icado por eBcelencia en el rey y luego por el emperador Jhi:o del cieloE. #sto est0 en cierta correspondencia con otra triadaC cielo@ tierra y centro >espacio intermediario? lo que corresponde a los Etres mundosE del cosmos religioso hind= y tambiAn a las tres pachas de la religión incaica. 2a concepción del hombre se halla relacionada con esta posición centralF por eso el emperador al celebrar los grandes sacri!icios@ ten+a que estar situado en el centro. ;i consideramos al tao+smo como una religión@ tendr+amos que clasi!icarlo entre las religiones del orden eterno del mundo en contraposición con aquellas que se !undamentan en la re*elación histórica de 6ios. ;er+a entonces una religión que pertenecer+a al mismo grupo en el cual se sit=an el hinduismo y el budismo. Pero aunque el tao+smo deb+a tomar en un determinado momento la !orma de una religión@ todos reconocen que eso no pro*iene de su naturale)a propia@ sino de un in!lu:o posterior del budismo@ =nica religión que apareció al principio de nuestra era en la China. #sto permitió al tao+smo in!luir notablemente en el budismo chino y especialmente en la escuela Chan@ m0s conocida en occidente por la *ersión :aponesa el budismo )en. Pero el tao+smo 8 a pesar de sus caracter+sticas religiosas !ormales 8 no ha sido nunca una religión en el sentido propio del termino. Fue esencialmente una meta!+sica y un modo de *ida en su aspecto mas ele*ado@ y sus oscilaciones posteriores entre la meta!+sica@ la alquimia y la magia@ no le quitaron nunca
9

su car0cter esotArico@ ni el prestigio de ciertos conocimientos secretos@ del que go)o en la antigua aristocracia@ as+ como en los estratos populares. #s innegable que al tao+smo se debe la creación de la alquimia@ de la medicina china tradicional y de *ariadas practicas de adi*inación@ entre las que !ue particularmente culti*ado el estudio detenido de los signos corporales. 2a idea inicial de la longe*idad se halla relacionada con el armónico desarrollo del alma embrionaria que supone un equilibrio constante entre el cuerpo y las di!erentes almas@ e*itando que una de estas partes se desarrolle en eBceso@ debilitando a otras. #sto ha producido tambiAn en los medios tao+stas unas practicas respiratorias@ similares a las del Goga hind=@ as+ como unas practicas de dietAtica y hasta eróticas@ todas las cuales@ parece ser@ !ueron importadas de la India. 2a longe*idad tao+sta@ as+ como la concepción de los EinmortalesE no !ue nunca@ en los c+rculos tao+stas ilustrados@ sino el s+mbolo de una integración del ser humano con la emanación del principio transcendente que reside en Al y es en este sentido que deben entenderse los grandes teBtos tao+stas como 2ao 7)u@ Chuang 7)u@ 2ieh 7)u. La &o%mogo #a &'i a $ el tao#%mo Pna cosmogon+a !ilosó!ica aparece en nuestro teBto >cap.3 ? y en las numerosas alusiones de Chuang 7)u@ aunque todas parecen remontarse a una tradición com=n@ con una interpretación espec+!icamente tao+sta. #n nuestro teBto se hallan numerosas alusiones a los Eesp+ritusE. % la muerte del hombre@ el alma espiritual EDunE@ *uel*e a su origen cósmico mientras que el alma in!erior PIo@ recept0culo de las emociones@ deseos@ memorias@ etc. queda desencarnada en la tierra. ;u naturale)a es Gin y por eso se asimila a los esp+ritus LQei@ ligados a la tierra y con ciertos rasgos demon+acos. 2os esp+ritus ;hen@ de naturale)a Gang@ son celestes y luminosos y podr+an compararse con los 0ngeles. % estas legiones innumerables hay que agregar las Ein!luencias errantesE@ Pai@ muy temidas por su in!lu:o sobre los hombres. 2os inmortales son los hombres superiores@ los sabios. ;on inmortales por haber emanado directamente del 7ao@ mucho antes de la creación del cielo y de la tierra. ;on los que *i*en eternamente. #ncontramos en el tao+smo la misma distinción com=n a todo el oriente@ a pesar de las di!erencias de detalles@ entre lo no mani!estado y la mani!estación@ que se di*ide en in!ormal y !ormal@ y esta ultima en ps+quica o sutil y sensible o corporal. La tradi&i- $ la &r#ti&a 'i%t-ri&a 2a tradición china hace remontar la eBistencia histórica de 2ao 7u y la composición de nuestro teBto al siglo 'I a. C. y lo presenta como contempor0neo de LungOFu87)u y de Ruda. 2os primeros occidentales que se preocuparon por el estudio de la cultura china@ durante el siglo 1'II dedicaron mucha importancia a los EChingE del canon con!uciano y estudiaron luego el budismo chino@ pero desconocieron los libros de los tao+stas@ que cali!icaron de Jateos y pol+ticosE. #sto se eBplica@ entre otras cosas@ a que *i*+an en constante contacto con los letrados con!ucianos@ hasta el punto de *estir sus tra:es y adoptar sus ritos. -tra ra)ón debe buscarse en la eBistencia de las sociedades secretas de inspiración tao+sta@ que participaron acti*amente en la pol+tica del imperio. 50s tarde@ cuando el anarquismo surgió en #uropa@ 2ao 7)u !ue considerado en occidente como uno de los m0s cali!icados representantes o precursor de un pretendido anarquismo indi*idualista.
1.

2os estudiosos chinos y :aponeses han resumido su posición en los siguientes tres puntosC 1? Que el teBto que hoy se presenta no puede tener como autor a 2ao 7)e contempor0neo de Con!ucio. $? Que muchos de los a!orismos que !iguran en nuestro teBto@ circulaban desde hacia mucho tiempo en los c+rculos !ilosó!icos@ pero que no eran atribuidos a 2ao 7)u. /o hay que ol*idar que el indi*idualismo de Con!ucio@ que ha ser*ido como punto de re!erencia para estas in=tiles especulaciones@ es algo eBcepcional en la antig4edad oriental@ en la que es costumbre atribuir doctrinas desarrolladas por unos disc+pulos@ de acuerdo con una determinada tradición y a *eces durante siglos@ a su !undador@ sin necesidad de pensar que se trate de un ser m+tico y sin ponerle un EpseudoE por delante. 7odas las !uentes indican el siglo 'I como el siglo de 2ao 7)u. Pn teBto que eBalta el anonimato y la obscuridad y que dice que el buen caminante no de:a huella@ nos parece que deber+a desanimar un poco a todos aquellos que buscan su paternidad.iglo I1 a. -norio Ferrero@ 2ima 8 197 11 . C.Fue el siglo 1I1 el que *io surgir los primeros estudios serios y las primeras traducciones del 7ao 7e Ching@ estudios y traducciones que se intensi!icaron y multiplicaron en nuestro siglo. Por otro lado reconocemos como muy probable que el 7ao 7e Ching 8 cuya inspiración en el I Ching es innegable 8 haya sido compuesto mediante sucesi*as estrati!icaciones@ como lo !ue el 2ibro de los Cambios. ? Que un teBto muy parecido eBist+a al !inal de la Apoca de los (einos Combatientes@ Apoca en la cual se disol*ió el primer !eudalismo chino que surgió en el . #l acentuado indi*idualismo que caracteri)a a la cr+tica occidental y el pre*alecer de sus preocupaciones históricas@ el ansia de demostrar la !alsedad de toda tradición@ es su lugar com=n.

Primera parte EL LIBRO DEL TAO 1 .

2a unión de lo no8mani!estado con la mani!estación in!ormal@ en cuyo seno eBisten en principio todas las !ormas@ constituye el misterio mediante el cual se llega al secreto conocimiento. Con nombre es la madre de los die) mil seres.. #ste primer teBto indica la di!erencia entre la esencia del 7ao y el 7ao que act=a en el mundo. #l principio del cielo y de la tierra no tiene nombre. Suntos@ se llaman el misterio.. 5isterio m0s pro!undo del misterio y son la puerta de toda mara*illa. Por eso@ aquel que se libera de deseos contempla la secreta per!ección. 2a madre de los 1. #l nombre entendido en el sentido m0s amplio que le atribuye el pensamiento arcaico y el del oriente tradicional no es *erdadero@ porque sir*e para designar la multiplicidad de las cosas y su origen en lo que se re!iere a su di!erenciación >7ao con nombre?. Por eso en el primer *erso@ el primer 7ao no es posible de eBpresar@ Een cuanto el nombre se re!iere a las cosas@ !orma la !igura@ y por lo tanto no duraE >Nang Pi?. #l deseo est0 luego ligado al nombre >deseo personal@ renombre? y contempla >no puede superar? sus l+mites >indi*iduales@ E!ronterasE?. Nang PiC E7odas las cosas nacieron en lo sutil y luego se mani!estaron. #l 7ao no mani!estado y el 7ao mani!estado@ Gin Gang@ madre de todas las cosas Enacieron :untosE y representan respecti*amente el aspecto interno@ transcendente e ine!able y el aspecto eBterno@ inmanente y acti*o >la naturale)a primordial? como el sol y sus rayos. seres >todos los seres de la eBistencia uni*ersal? tiene nombre@ es propiamente la naturale)a primordial@ la eBistencia uni*ersal@ lo in!ormal >caos primordial? capa) de producir todas las !ormas. Quien no tiene deseos puede llegar a *er el principio de las cosas. #l primer aspecto del 7ao es el no mani!estado@ el que est0 mas all0 del ser y del no8ser y es ine!able por su naturale)a.. 2le*an distintos nombres porque sus nombres se originaron al desprenderse los seres indi*iduales del caos primordial@ y se generali)aron con la !ormali)ación del lengua:e. %quel que se llena de deseos contempla solamente sus !ronteras. /o puede entonces@ ser nombrado@ en tanto que el nombre indica lo personal o lo indi*idual y no es aplicable a lo uni*ersal. 2o espiritual >cielo? y lo material >tierra? han nacido de un principio sin nombre. 2os dos nacieron :untos@ pero lle*an distintos nombres. #n la cumbre se llama el principio y en el !ondo se llama la madre. #l nombre que puede ser nombrado no es el *erdadero nombre.. 1$ .I El pri &ipio #l 7ao llamado 7ao no es el 7ao eterno.

2a alusión a la *o) y tono se re!iere a la lengua china hablada@ porque a distintos ideogramas corresponde muchas *eces un monos+labo de la misma pronunciación@ y entonces los EtonosE m0s gra*es o m0s agudos resultan indispensables para identi!icar la palabra. #n los teBtos budistas se designan como Epare:asE. 'o) y tono se armoni)an uno a otro. #l hombre situado en la bipolaridad de las dos !uer)as Gin y Gang Eencausa los asuntos sin actuarE o sea practica el Nei8Nu8Nei >hacer no haciendo?. 13 . #nse<a estando callado. %ncho y angosto se !or:an uno a otro. II A%imila&i%l conocer lo bello como bello todos conocen la !ealdad en el mundo.se85a8ChienC Ela gran !elicidad no se presenta dos *ecesE. Como dice . /o se opone a los seres que nacen ni se apodera de sus *idas. 2as dualidades@ bello8!eo@ etc. E5ara*illoso en el 9ran 7ao@ el no8ser >lo que est0 m0s all0 del ser?@ el limitado es el 7ao chico@ el serE >2i 7si Chai?. 7odos saben que el bien es el bien y entonces conocen el mal. #l concepto pare:as signi!ica la interrelación que siempre eBiste entre los dos tArminos que con!orman la dualidad y que parecen opuestos.2a mara*illa es la tiniebla@ oscurecimiento que est0 m0s all0 del ser@ lo que en un principio salió de la madreE. Por eso el hombre sabio encausa los asuntos sin actuar. Day que recordar que la puerta china tiene dos partes. %s+ es comoC .er y no8ser se engendran uno a otro. /unca se queda en la obra cumplida. E#nse<ar estando calladoJ signi!ica@ entre otras cosas@ la superioridad del silencio sobre la !ormalidad del lengua:e. 2a idea del no8ser@ no debe entenderse aqu+ en el sentido meta!+sico de Em0s all0 del serE como se usa corrientemente en oriente@ sino lo opuesto al ser@ en el sentido de cesar de ser. 2o di!+cil y lo !0cil mutuamente se integran. #l Eno permanecerE equi*ale al Eno apropiarseE. son concebidas por el oriente tradicional como correlati*as@ no aislables y como dos polaridades que emanan de una misma unidad. 7odo el sentido del teBto es un llamado a la interioridad. #l sabio conoce las leyes cósmicas y al no inmiscuirse en las cosas escapa al ritmo c+clico@ no Eentra en la corrienteE y e*ita la decadencia >representada en el cosmos por la declinación de los astros?. Por no permanecer en ella@ no hay quien se la pueda arrebatar.

6ebilita las ambiciones y !orti!ica los huesos. I. >2o que uno no escucha no le agita la mente?. 7eBto muy cercano a la doctrina budista sobre la mente. /adie sabe de quien es hi:o@ parece antepasado de los dioses. Por eso@ el hombre sabio en el gobierno@ *ac+a la mente y llena los *ientres. /o estimes las cosas di!+ciles de obtener y no habr0 quien se anime a robar. E/o se lan)a un pe) al 0rbol@ no se pone un a*e en el aguaE >Duai8/an8t)u?. Nen87)u diceC J#1 7ao est0 en los die) mil seres@ pero no se conoce el lugar donde est0@ porque el 7ao no tiene origen y se encuentra por doquierE.? sino aquello que al estar Elleno de algoK no lo contiene dentro de unos limites determinados. 2o que se busca es la pa) del puebloF como lo eBplica Nen87)u. %ct=a sin actuar y el pueblo go)ara del orden uni*ersal. #l pueblo quedar0 limpio de conocimientos y deseos y el presumido se abstendr0 de actuar. (edondea sus 0ngulos@ desenreda sus mara<as@ sua*i)a su resplandor@ se adapta a su pol*o. 1" . /o mires los ob:etos deseables y la mente no se turbara. TCuan pro!undo e insondable esU Parece anterior a todo.III Apa&iguar al pueblo /o alabes al sabio y el *ulgo no se en!rentara a Al. #n este sentido la capacidad de la :arra queda anulada por el hueco y el 7ao pasa como la *ida misma que !luye siempre como una corriente inagotable. El /ue o tie e orige #l 7ao es un recipiente hueco lo usas y nunca se llena. 2a imagen del recipiente hueco se relaciona con la idea del *ac+o que no es el no8espacio@ >*er nota &. #n este sentido@ la :arra no posee el agua que pasa por ella. 7an hondo y sin embargo siempre est0 presente. 2a ant+tesis aparentemente brutal entre pensamiento y *oluntad y *ientre y huesos se eBplica pensando que llenar el *ientre y re!or)ar los huesos corresponde a una necesidad natural para seguir *i*iendo@ no as+ llenar la mente o la *oluntad de *anos deseos y de *anos pensamientos.

2a sustitución con animales de pa:a o de papel que ritualmente se consum+an@ quem0ndolos en lugar de animales o seres *i*ientes en los sacri!icios@ indica que se supon+a que@ mediante el !uego@ los mu<ecos *en+an trans!ormados. #s el Gin con toda e*idencia. . #l *alle es un s+mbolo !emenino recepti*o y por tanto unido a la imagen !emenina de la madre. #n ese mismo sentido debe entenderse la !rase de 5ao 7se 7ung Etigre de papelE re!erida a los #stados Pnidos con la connotación de que el tigre es el s+mbolo de occidente. Dua8/an87)u de!ine el espacio intermediario as+C Erecept0culo con el cielo por techo y la tierra por !ondoC !orma de nue*e ruedas y con nue*e puntos eBternosE. #l sabio no es bene*olenteF trata a las personas como perros de pa:a. #s me:or mantenerse en el centro.u esencia sutil se ele*aba hasta el cielo como o!renda@ tomando el lugar de los antiguos sacri!icios sangrientos. . #ste teBto est0 en contra de la cortes+a con!uciana@ que para 2ao 7)u no es una *irtud natural. Cuanto m0s se mue*e tanto m0s eBhala. 2a puerta de la madre secreta signi!ica que hay que entrar en el Gin >oscuridad? para alcan)ar el Gang >lu)? y superar as+ la dualidad complementaria >1a que no constituye un dualismo?. !eali0a&i. .util@ sin interrupción@ continuamente perduraF pero su acti*idad no cesa nunca. 2a acti*idad del Gin es recepti*a y no pasi*a@ Jsu acti*idad no cesa nuncaK. #l espacio entre el cielo y la tierra es como un !uelle@ eBhala *ac+o sin cesar.del 1a&#o Cielo y tierra no son bene*olentesF tratan las cosas del mundo como perros de pa:a.I !eali0ar la image #l esp+ritu del *alle nunca muere. 2a traducción indica la indi!erencia del cielo para con las cosas del mundo y el desapego del sabio hacia las personas. 2a puerta de la madre secreta es la ra+) del cielo y de la tierra. #l teBto es hermAtico y el t+tulo indica su sentido >E'ac+o que debe ser llenadoE?. 6e otro lado@ la puerta compuesta de dos partes@ origina mo*imientos alternos que son aquellos del Gin8Gang 1& . #n los !unerales tradicionales de la China se usaba material de papel y de pa:a para acompa<ar el alma del muerto en su tr0nsito a otra *ida.. 50s se habla de Al y menos se le alcan)a. #l centro es entonces la posición polar@ el espacio sagrado en que con!luyen las in!luencias del cielo y de la tierra. #s la madre secreta.

Dabita en los lugares que los hombres aborrecen %s+ acerc0ndose al 7ao uno se mantiene en armon+a en su sitio@ ama lo pro!undo en sus pensamientos@ ama la bondad en su trato con la gente@ ama la *eracidad en sus palabras@ en el gobierno ama el :usto orden@ act=a con!orme a como debe actuar@ act=a en concordancia con el tiempo. #l cielo dura eternamente@ la tierra permanece.. /o buscando su bien@ lo reali)a. Porque no se impone@ ning=n reproche le cabe. 6el gusano nace la mariposa /otar la insistencia en la acción espont0nea@ desinteresada y desprendida del yo. #s as+ que el hombre sabio@ al ponerse en el =ltimo lugar@ es el primero. E#l 7ao no tiene !orma y el agua se aseme:a a AlE. /o pensando en s+ mismo@ se mantiene. %ctuar Jen concordancia con el tiempoE signi!ica tener en cuenta la situación cósmica y espe8 cialmente el ritmo del ciclo lunar >Gin?. Nang Pi.III Naturale0a e%po t2 ea 2a suprema bondad es como el agua sin oposición llega a todos. #ternos y permanentes porque no *i*en para s+ Por eso son eternos y duraderos. . #l Etener concienciaE@ signi!ica atribuirse a s+ mismo algo que destruye su perennidad y su !ecundidad puesto que se re!iere a JsuK ser. #l sol no tiene conciencia de dar *ida a la tierraF pero le da la *ida. #l =ltimo planeta >'enus? en desaparecer en la noche es el primero en aparecer en la ma<ana. I3 El u%o de la ada 5e:or es la renuncia que llenar hasta la saturación lo que lle*as en la mano 17 . #l agua es un elemento Gin@ de ah+ su a!inidad con la naturale)a primordial que se de:a plasmar y con lo !emenino en general. #l bien que se reali)a no busc0ndolo@ es el bien que pro*iene de la *oluntad del cielo y no de las aspiraciones indi*iduales. 2a !órmula !inal est0 inspirada en el I Ching@ que tiene car0cter adi*inatorioF pero aqu+ parece estar dirigida contra el arti!icio con!uciano y@ en especial@ contra los ritos de los letrados.II O&ultar el re%pla dor mismos.

%cabar la obra Qi >hecha espont0neamente y sin apego? y reali)ar el nombre@ signi!ica cumplir cabalmente con la *oluntad del cielo. %cabada la obra y reali)ado el nombre@ retirarse en la oscuridad es la norma del cielo. #sta es la *erdad secreta. EPor s+ solas@ siendo no actuantes@ las cosa se trans!ormanE >Nang Pi?. %quel que por ser rico y poderoso se torna altanero se arruina a s+ mismo. #ste poema se dirige contra el acti*ismo y sus !rustraciones. Pero esta indeterminación del ob:eto es e*identemente intencional por la eBpresión Elle*ar en la manoE lo que simboli)a todo lo que uno tiene a su alcance en un determinado momento. #ntendiAndolo todo se como aquel que nada sabe. Producir y culti*ar@ producir y no poseer@ producir y no almacenar@ aumentar y no dominar. #l alma *ital Jabra)ada al cuerpoK@ signi!ica no solo el permanecer con *ida@ sino obtener mediante pr0cticas comple:as@ seme:antes al Goga >Qi Qong? el desarrollo del Ealma embriónE a la cual se re!ieren los *ersos que siguen. 2os dos primeros *ersos resultan algo oscuros por tratarse de un ob:eto indeterminado. 3 Lo /ue puede 'a&er%e Da) que el cuerpo y el alma *ital estAn unidos en un abra)o sin separación. #ste teBto se re!iere a las distintas almas de los chinos. 7an solo en la renuncia >el no hacer? eBiste la posibilidad de Eesperar lo inesperadoE >Der0clito?. %l abrirse y cerrarse la puerta del cielo aprende a reali)ar lo !emenino.Pn ob:eto demasiado templado no puede durar mucho Pna habitación llena de oro y piedras preciosas nadie la puede conser*ar. %mando a los dem0s@ gobernando el estado@ aprende a reali)ar el no8hacer. Que el aliento *ital te *uel*a tierno y !resco como el de un ni<o reciAn nacido. 2as *isiones Edemasiado pro!undasE del alma >mental?@ pueden debilitar y desequilibrar al cuerpo absorbiendo !uer)as del alma *ital. (etirarse en la oscuridad es lo que hacen el sol@ la luna@ las estrellas y el hombre que ha cumplido su ciclo. 1. Puri!+cate ale:ando las *isiones demasiado pro!undas para no gastarte en *ano. . EIgualar con la inteligencia la claridad del sol y de la luna@ con!ormar su acción con la regularidad de las cuatro estaciones@ desarrolla una lu) que se eBpande hasta los cuatro 0ngulos de la tierraE >Nen8 7)u?.

2as parado:as que siguen tienen un signi!icado hermAtico@ y originaron practicas algo eBtra*agantes en el tao+smo posterior.#l ni<o reciAn nacido es una imagen tao+sta de la conciencia di!usa y sin apegos al yo. 2os cinco sonidos ensordecen el o+do del hombre. . #s muy interesante obser*ar en la iconogra!+a tao+sta@ la sonrisa entre irónica y benA*ola de las !iguras de sus dioses e inmortales. #l uso lit=rgico de los colores y sonidos est0 de acuerdo con el ritmo de las estaciones y !orma parte del ritual real imperial >2i Li?. 2a carrera y la ca)a enloquecen la mente del hombre. Por eso@ del ser pro*ienen las cosas y del no8ser su utilidad. #Bcluye lo uno y acoge lo otro. 2as cosas raras y di!+ciles de obtener incitan al hombre al mal. Con arcilla se moldea un recipiente@ pero se lo utili)a por su *ac+o.i es un craso error identi!icar al ser con el cuerpo@ m0s gra*e lo es toda*+a identi!icarlo con la mente@ con sus cambios continuos debido a sus captaciones eBternas. /uestro teBto indica como las sensaciones y las percepciones llenan la mente de impresiones e im0genes. 3I La utilidad de la ada 7reinta rayos con*ergen hacia el centro de una rueda@ pero el *ac+o en el medio hace marchar el carro. Im0genes simbólicas de lo mani!estado >del cual pro*ienen las cosas concretas? y de lo no8 mani!estado >*ac+o? por el cual se utili)an. #sto eBplica la aparente ignorancia de parte de los sabios@ que muchas *eces escond+an su sabidur+a@ ba:o el dis!ra) de la iron+a@ del humorismo@ de la torpe)a o las locuras simuladas. 2os cinco sabores deterioran el gusto del hombre. #s toda*+a el Gin >*ac+o? que se complementa con el Gang >lleno?. /ótese como en este teBto 2ao 7)u insiste en las actitudes con!ormes al Gin.e hacen puertas y *entanas en la casa y es el *ac+o el que permite habitarla.del de%eo 2os cinco colores ciegan el o:o del hombre. 3II !epre%i. Por eso@ es me:or alimentar el *ientre y no los sentidos. Por eso@ el sabio alimenta lo interno y no lo eBterno. JCuando se cuida el *ientre@ los seres nos alimentanF cuando se cuidan los o:os@ ellos nos dominan >Nang Pi?. #l tao+sta quiere preser*arse as+ de la in!luencia de EPal K >in!luencias errantes? que se produce a tra*As de una prolongación de los sentidos. . 19 .

2a ultima parte se re!iere al cuerpo micro8cosmos y al soberano@ intermediario entre cielo y tierra@ de cuya conducta depende la suerte del estado. Continuo@ sin cesar@ no puede ser nombrado. Figura que no tiene !igura. . /o tiene claridad por estar arriba. #stos tres no se pueden indagar.abio en lo interior@ rey en lo eBteriorF nadie puede alcan)arlo@ nada puede cambiarloE >Nang Pi?. 5+ralo de !rente y no *er0s su rostro .e es!uma en lo no mani!estado. .e escucha y no se oye@ se llama lo inaudible. 3I.e llama la !orma sin !orma. #l teBto es la interpretación y eBplicación de dos antiguos pro*erbios. 2a gloria y la desgracia son como nuestro cuerpo. . #s lo esqui*o e inalcan)able. . /o tiene oscuridad por estar aba:o.3III E1itar la 1erg4e 0a Donras y deshonras son cosas que dan miedo. VQuA signi!ica que la gloria y la desgracia sean como nuestro cuerpoW Causa de mi desgracia es poseer un cuerpo. . ECuerpoE puede entenderse aqu+@ como persona y tambiAn como EyoE. Suntos con!orman lo uno.i no tu*iese un cuerpo como podr+a su!rirW #ntonces@ a aquel que considera su cuerpo como el mundo@ se le puede con!iar el imperio. VQuA signi!ica que honras y deshonras son cosa que dan miedoW 2os honores est0n situados aba:o@ si se les alcan)a hay que tener temorC si se les pierde hay que tener temorC %s+@ honras y deshonras son cosas que dan miedo. % aquel que ama al mundo como su propio cuerpo se le puede entregar el mando del imperio.e mira y no se *e@ se llama lo in*isible.e toca y no se siente@ se llama lo impalpable. . V. #st0 dirigido en !orma accidental contra la :erarqu+a y la etiqueta de la China de su tiempo@ y muestra la inestabilidad de la gloria mundana y de la salud corporal. Alaba 0a al mi%terio .

e trata del conocimiento de lo sutil@ de lo no sensible@ que es la primera iniciación en el 7ao. 7an solo porque no pod+an ser entendidos me es!uer)o en o!recer una imagenC #ran prudentes como el que cru)a un r+o en in*ierno. Irresolutos como aquel que est0 rodeado de peligros.i uno lo mira no lo *eF si lo escucha con atención no lo oye@ si lo toca no lo alcan)a@ se llama imperceptibleK.he ChingC E/ada m0s pro!undo que un manantialK. #ste es un teBto marcadamente esotArico. 7ambiAn indica@ en un sentido m0s general@ el origen no humano de la sabidur+a primordial. VQuiAn puede mantener su calma por mucho tiempoW %ctuando@ la pa) *uel*e a la *ida. %utAnticos@ como tro)os de madera no traba:ada. 5e)cl0ndose libremente con el agua turbia. Precisamente porque nunca est0 lleno no puede agotarse ni reno*arse. #l estar lleno >de deseos@ preocupaciones? es lo que impide al hombre recibir la lu) del 7ao. 5a i6e%ta&i. #ste teBto se re!iere al sabio de la Apoca cercana a la tradición primordial. %mplios como los *alles. Quien abra)a el 7ao no desea estar lleno. 1 . 3. .de la 1irtud 2os antiguos maestros pose+an sutil sabidur+a y pro!undo conocimiento a tal grado que nadie pod+a entenderlos. 2a sabidur+a primordial@ es aquella de la unidad del caos primordial@ y sigue siendo =nica !uente de *ida para los die) mil seres. Quien se apega con !uer)a al 7ao primordial gobierna la eBistencia de cada d+a y puede adquirir la sabidur+a primordial. (eser*ados como los huAspedes. VQuiAn puede recostarse en un lugar !angosoW #ste lugar se aclara qued0ndose quieto. #n la primera parte se repite el I ChingC E.y si lo sigues no *er0s su trasero. #sta es la iniciación en el 7ao. Pero@ qued0ndose quieto@ el mundo humano de los deseos y las pasiones >el lugar !angoso? se aclaraF la pa) act=a y de*uel*e la *ida >espiritual?. Chuang 7)uC E2o que est0 lleno no puede ya recibir y desbordaF lo que est0 *ac+o@ aspira a los seresE Neng87)uC J#1 *ac+o es el lugar no ocupadoF la pa)@ el cora)ón >la mente? sin apegosE. . 6esprendidos@ como el hielo que est0 por derretirse. 2a primera parado:a quiere poner de relie*e como la gente mediana o *ulgar@ la gente que se identi!ica con este mundo@ no puede entender al sabio.

#l mArito de las obras tenia plenitud. 2os sucesores !ueron amados y alabados y los siguientes !ueron temidos. . E2o no cambiable es la continuidad de los seresE@ dice Nang Pi. 2os que *inieron despuAs aborrecidos. 2o que est0 con!orme con 7ao perdura eternamente y toda su *ida est0 !uera de peligros. Day que buscar lo permanente y no lo perecedero@ lo eterno y no lo mutable. Quien conoce lo constante es tolerante@ el tolerante es :usto con todosF siendo :usto con todos es uni*ersal@ lo uni*ersal es el ritmo del cieloF lo que est0 con!orme con el cielo@ lo est0 con 7ao.i no te tienes plena con!ian)a otros te ser0n in!ieles. .3. #ntonces las palabras rituales estaban medidas. 'ol*er a la ra+) es encontrar el descanso@ descanso que signi!ica nue*o destinoF nue*o destino es durar constantementeF conocer lo constante es la iluminaciónF no conocer lo constante es caer en la ceguera y el desastre. 7odo el mundo dec+aC E#stamos en armon+a con nosotros mismosE. E#I que conoce el cielo na*ega en el 7aoE.. #l teBto mani!iesta una *isión de desapego propia del sabio que sabe que las cosas del mundo tienen su ciclo *ital y luego retornan a su propia esencia >a lo no8mani!estado?. #l cielo presenta con regularidad las mismas constelaciones. 2a primera parado:a >aunque pueda entenderse al pie de la letra? es una imagen del Nei8NuNei >actuar no actuando?.II Co%tumbre% pura% %cerca de los antiguos todo lo que se sabe es que eBist+an... 3..I . seresK.ol1er a la ra#0 %lcan)a al m0Bimo el *ac+o. Con!rontar el I ChingC E#l cielo es el antepasado y rector de los 1. Conser*a la !irme)a de la pa). /acen las cosas innumerables@ pero las *eo *ol*er a su reposo. 2as cosas tienen desarrollos !lorecientes y cada una retorna a su ra+).

Corta con la habilidad@ recha)a la ganancia y no habr0 ladrones y bandoleros. Cuando nacieron el conocimiento y la astucia@ apareció la gran hipocres+a. Da) que tu EyoE sea m0s peque<o y limita tus deseos.III De&ade &ia de la% &o%tumbre% %l declinar el gran 7ao . 2a re!erencia a las palabras rituales JmedidasK es un recha)o a la trans!ormación en ritos de todas las acti*idades y actitudes de la sociedad china@ tal como la concibieron los letrados con!ucianos sobre la base del 2ibro de los (itos >2i Li?. Nang Pi eBplica muy bien la idea cuando dice que Ela *irtud de estar mo:ado@ le *iene a los peces cuando han perdido en la orilla el camino del lago. 33 Di6ere te de lo% dem2% %bandona el estudio y no tendr0s angustias.urgieron la EhumanidadE y la E:usticiaE. Corta con la EhumanidadE@ recha)a la J:usticiaK y la gente recobrara la piedad y el cari<o. #stas tres normas son eBternas e insu!icientes. %l desaparecer los la)os !amiliares@ aparecieron la Epiedad !ilialE y Eel amorE. 2a JhumanidadK impuesta a toda la sociedad@ *ac+a pronto su contenido al *ol*erse una actitud eBterna y con*encional. #ste teBto@ muy polAmico contra los letrados@ insiste sobre el hecho de que las *irtudes con!ucianas@ que antes eran espontaneas y no conscientes@ !ueron luego impuestas a la !amilia y a la sociedad. Cuando el reino cayó en la anarqu+a@ apareció el buen ministro. 3. Que tenga el pueblo lo que le con*iene. #ntre JQeiK y EaE VquA di!erencia eBisteW V#ntre bien y mal quA di!erencia eBisteW $ .%qu+ se eBpresa el estado de actual decadencia con respecto a un estado primordial@ armónico e id+lico. . 5uchas religiones occidentales transponen este estado en un !uturo inde!inido mediante las doctrinas mesi0nicas. 3I3 !etor o a la e%po ta eidad Corta con la sabidur+a@ recha)a la prudencia y la gente se bene!iciara cien *eces. 7an solo la Jsimple honduraJ encuentra todas estas *irtudes en su unidad primigenia.olamente las *irtudes practicadas espont0neamente contienen plenitud y est0n siempre *ac+as. #s la *isión de un estado edAnico la que corresponde a la sociedad primordial en la tradición oriental. 5uestra tu simple hondura y guarda tu naturale)a primordial. summa injuria?. 2a E:usticiaK !ormalmente reglamentada@ de:a de ser tal >summun jus.

oy di!erente de todos los dem0s. #llo son agudos@ seguros de s+ mismos. %unque misteriosas e incomprensibles@ hay eBistencias en su seno. #s interesante notar la coincidencia con el teBto e*angAlico que se re!iere al desamparo. T7an pro!undas y sutiles sonU #n su seno est0 la esencia@ y siendo su esencia *era)@ 3 . 2a soledad del sabio se contrapone a Elos hombres *ulgaresK que en el mundo *an siempre en grupo >7ien 7su? aman la agitación y huyen de la pa) >Chuang 7)u?. . .2o que los hombres temen@ Vde *eras es temibleW #sto es como un desierto sin l+mites. 33I La me te 1a&#a 2a gran !uer)a acti*a se mani!iesta siguiendo de cerca al 7ao. Go solo soy torpe@ estoy !uera de ambiente. 7engo la mente de un loco@ estoy con!undido@ oscurecido. Go solo soy pobre. 2a gente del mundo est0 de !iesta como en los d+as de los grandes sacri!icios@ o cuando en prima*era se asoman a las terra)as. #ste teBto sobrecogedor y no despo:ado de una sutil iron+a muestra las di!erencias entre el sabio y la gente *ulgar. Go estoy deca+do@ me mue*o como el ocAano@ *oy a la deri*a@ sin rumbo. 2a naturale)a del 7ao es *aga e indistintaF pero@ aunque *aga e indistinta hay !ormas en su seno. 2a gente del mundo tiene un propósito que cumplir. 2a sutil iron+a a la cual hemos hecho alusión@ no permite interpretaciones de tipo psicológico.?. Go me nutro del seno de la madre. 2a gente del mundo tiene de sobra@ aun para guardar. 2o que oyen por los o+dos les sale por la boca >id.eg=n el I Ching Eel placer es una en!ermedad crónica que se desarrolla y crece aun si uno no se muere de AlE. Go solo estoy tranquilo@ sin tareas que cumplir@ como chiquillo que no sonr+e toda*+aF siempre desamparado@ como quien no tiene hogar. Go solo soy como una sombra. 2a gente *ulgar es clara y brillante.

2as !ormas que est0n en el seno inescrutable del 7ao@ por ser pro!undas y sutiles se mani!estaran seg=n las palabras del I ChingC E#n el cielo se reali)a el s+mbolo@ en la tierra se reali)a la !ormaE. 7eBto inspirado en la meditación de un tro)o del I ChingC E#l gusano se dobla para eBtenderseK. /o se luce y por eso resplandece. Por eso el sabio est0 consigo mismo y se *uel*e arquetipo del mundo.la ra)ón de su *eracidad est0 en su seno. Como no discute con nadie@ en el mundo no hay quien discuta con Al. #l Eno se eBalta y por eso es eBaltadoE@ recuerda el teBto e*angAlico del sermón de la monta<a. " .olamente aquel que de:a su parte a la acti*idad de la *oluntad del cielo podr0 mantener su integridad y conseguir su integración. #l 7ao es de!inido por Luan8Gin87)u como Eun agua sin manantial ni a!luentesE. VPorquA sA que as+ !ue lo primordialW Por estas !ormas. 33II "ome tar la 'umildad Quien se desdobla quedar0 entero. /o se alaba y por eso es alabado. /o se eBalta y por eso es eBaltado. 6esde estas !ormas >sutiles o groseras? mani!estadas@ se puede remontar a lo primordial y en ellas encontrar la prueba de la eBistencia de lo no8mani!estado. Quien se inclina ser0 endere)ado. 2a idea de una integración del ser humano est0 aqu+ en relación con la capacidad de contraerse >concentrarse? en la interioridad >sobre s+ mismo? para poderse desplegar en su plenitud. Luan8Gin87)u dice que los seres nacen primero en lo alto y luego se trans!orman en ob:etos terrestres. E2os dragones y las serpientes hibernan enroll0ndose para conser*arse en *idaE. . 2o que di:eron los antiguos de que Eel medio ser0 enteroE V%caso son palabras *anasW Por eso mantiene su integridad. /o se :usti!ica y por eso brilla. #l teBto contiene tambiAn un sentido esotArico en relación con ciertas pr0cticas respiratorias que se reali)an en los medios tao+stas. 6esde el tiempo de los tiempos hasta hoy@ no se detienen sus mani!estaciones@ de Al surgió lo primordial. Poseer poco es adquirir. Poseer mucho es el error. Quien anda andra:oso ser0 adornado. Quien esta *ac+o ser0 llenado.

33I. %quel que se identi!ica con la pArdida recibe la bien*enida de la pArdida. 2os hechos abruptos y *iolentos no tienen duración y por su car0cter EaccidentalE no pueden re!erirse a la constante ley de la naturale)aC Emagistra *itaeE. #l que quiere brillar no es luminoso.&o el Tao %quel que poco habla@ es natural. #l que no tiene !e@ no puede pedir !e a los dem0s. #l que alarga sus piernas no camina. Quien tiene *irtud@ se identi!ica con la *irtud. Por lo tanto@ quien posee el 7ao no permanece en ellos. #l que se :usti!ica a s+ mismo no es apreciado. Idea que presenta un notable parecido con la concepción de la acción >Harman? de los hind=es. #stos@ para el 7ao son eBcrementos y tumores que repugnan a todos. Pna llu*ia torrencial no puede durar un d+a entero. V6e donde procedenW 6el cielo y la tierra. #l que se eBalta a s+ mismo no lograr0 ser :e!e. %quel que se identi!ica con la *irtud recibe la bien*enida de la *irtud. %qu+ se condena la !alta de espontaneidad y simplicidad naturales y todo lo que pasa cuando el arti!icio humano *iene a sustituirlas. & . Quien tiene de!ectos@ se identi!ica con los de!ectos.i el cielo y la tierra no pueden hacer que estos cambios duren eternamente. La &ompla&e &ia o&i1a #l que est0 en puntas de pie@ no est0 !irme. %quel que se identi!ica con el 7ao recibe la bien*enida del 7ao. #l que se ensal)a no recibe elogio. #l sentido del teBto se re!iere a que los procesos naturales son graduales si est0n destinados a perdurar. 2os pasa:es sobre la *irtud@ los de!ectos@ etc.33III Ide di6i&a&i. T5ucho menos el hombreU Quien sigue el camino del 7ao se identi!ica con Al. . Pna tormenta no dura una ma<ana. aluden a la relación entre las acciones humanas y las !uer)as cósmicas que act=an en concordancia en el sentido que los actos humanos se integran al cosmos antes de *ol*er a su gente en !orma de reacción igual pero en sentido contrario.

#l rey es grande. 7 . 2a ley del hombre es la tierra. #I caos primordial circula en torbellino@ penetrando@ en los nue*e cielos y los nue*e mares@ o sea en lo alto y en lo ba:o@ en la derecha@ en la i)quierda y tambiAn en las !uentes amarillas. Como puede un se<or de die) mil carros ser tan ligero ante el imperio . 33.i la !uer)a reside en los dedos de los pies@ se puede a*an)ar@ pero malE y el otroC E7iene mAritos y no lo demuestraC es la cima de la grande)a del alma. 7ranquilo y aislado@ solitario y sin cambios.I La 1irtud de la gra1edad 2o pesado dirige lo li*iano. Para poder nombrarlo lo llamo grande. #ste teBto tiene un signi!icado cosmogónico. 6escono)co su nombre y lo llamo 7ao. 2a ley del 7ao es s+ mismo. 2a tierra es grande. . Por lo tantoF #l sabio al actuar@ nunca de:a la apacible gra*edad@ y a=n si tiene gloria y resplandor *i*e tranquilo por encima de todo. #l cielo es grande.olo este =ltimo es autónomo. 2a idea de contracción y eBpansión del uni*erso se halla en este teBtoF es Eel 7ao@ madre de los die) mil seresE@ todo Gin y todo Gang 2a idea de grande)a esta en relación con la unión de los cuatro principios eBpresados porC el cielo@ la tierra@ el rey@ el 7ao. 33.#l poema muestra la reminiscencia de dos teBtos del I ChingC E. 9rande signi!ica que est0 en mo*imiento. 2a ley del cielo es el 7ao.i act=a ligeramente tiene su ra+) en la gra*edad. 2a ley de la tierra es el cielo. %quel que proclama sus mAritos es un hombre in!eriorE. #stas son las cuatro grande)as que eBisten en el espacio cósmico y la que reina es una de ellas. #n mo*imiento@ signi!ica que tiene largo alcance@ y si *a le:os *uel*e al lugar de origen. 2o inmó*il es se<or del mo*imiento. Por lo tantoC #l 7ao es grande. !epre%e ta&io e% del mi%terio Dab+a una *e) un ser nebuloso. 9irando perpetuamente@ sin peligros@ como madre de todas las cosas. /ació antes que el cielo y la tierra.

. #ste es el secreto esencial del 7ao. Ruen orador no o!rece blancos. . #l pasa:e de los die) mil carros es interpretado en el sentido de necesitar todas las pro*isiones para encontrar alo:amiento. #l sentido pro!undo de este teBto@ que esotAricamente indica la posibilidad de de:ar deseos o in!luencias en este mundo >Pi?@ es el desapego total que se remonta@ como en los e:emplos anteriores@ a la doctrina del Nei8Nu8Nei.. Permanece oscuro a pesar de ser resplandeciente. . Porque el buen maestro no tiene interAs@ porque a su material no le tiene apego. %ctuar sin el sello de la personalidad@ ense<ar sin o!iciar de maestro@ ayudar en secreto sin que se sepa quien ayuda@ >lo que recuerda el pasa:e e*angAlico que indicaC Eno sepa tu derecha lo que hace tu i)quierdaE? es el sentido de esta ense<an)a anónima. Por eso@ el sabio elige ayudar a los hombres. #sto es ocultar su claridad. EI2as cosa li*ianas no pueden lle*ar a las m0s pesadas@ las peque<as no pueden contener las grandes.e comprende en tanto que los nombres no son E*erdaderosE. Ruen cerra:ero no usa cerro:os y sin embargo no se puede abrir. 33. 2uegoC el hombre bueno es maestro del hombre no bueno y el hombre no bueno es su buen material. 2a alusión a los nudos tiene un sentido m0gico muy conocido en la China como en otros lugares de la antig4edad@ pero las aplicaciones de tipo m0gico que se han hecho a este teBto no eBcluyen el sentido meta!+sico del cual el otro no es sino un aspecto secundario. Pre!iere sal*ar las cosas. 2o que marcha no hace marchar@ Jes lo que no marcha lo que hace marcharE >Nang Pi?. Ruen contador no necesita 0bacos.IIEl empleo de la 'abilidad Ruen caminante no de:a huellas. /o recha)a a los hombres. #l teBto puede interpretarse en un sentido espiritual como ps+quico. #ste teBto sugesti*o eBpresa el ideal tao+sta de la acción impersonal en oposición al indi*idualismo con!uciano. Pero esto no est0 del todo de acuerdo con la interpretación de los tao+stasF Dan8Fei87)u diceC E%unque el sol y la luna tengan un halo@ la causa de sus eclipses est0 en ello mismos. %marra bien sin cuerdas ni nudos y nadie podr0 desenredar.i procede hacia el mo*imiento acti*o@ perder0 su trono.

Quien conoce su gloria y sigue siendo humilde es el *alle del mundo. 9 .aber ser*irse de la obscuridad >Gin? y con*ertirla en claridad >Gang? produce la blancura mas tersaK. #sto signi!ica el retomo a la primera :u*entud.i la paciencia y la modestia >Gin? residen en el hombre consciente de su poder >Gang? este se *uel*e el cauce >o pasa:e estrecho? del mundo >imperio? puesto que ocupa el lugar intermediario donde act=a la ley del cielo. 2a per!ección del hombre 8 en cuanto miembro de la especie 8 reside en la con:ugación de la !uer)a >Gang? con la gracia y la gentile)a >Gin?. #l imperio es una :arra sagrada que no se puede manipular. Pna estrella gigantesca se *e muy peque<a desde la perspecti*a terrestre. 2o in!ormal al dispersarse produce todas las !ormas. E#l ni<o no tiene nada que hacer con el saberF su conocimiento es del todo espont0neoK >Nang Pi?. Pnas son ardientes y otras !r+as. . Por eso@ el sabio siendo se<or de los *asallos preside el imperio en su con:unto y no se ocupa de detalles. Por eso@ en lo que ata<e a las cosas@ unas *an primero y otras despuAs. 2a *isión del mundo sensible es ilusoria y presenta una in*ersión en cuanto lo mani!estado es@ en cierta manera@ lo opuesto a lo no mani!estado. Quien conoce lo luminoso@ pero elige lo obscuro@ se *uel*e el e:e del mundo.iendo el *alle del mundo@ adonde la *irtud eterna es inagotable@ reali)a su retomo a lo in!ormal.III !etor o a lo primordial #l que conoce el principio masculino y se mantiene con!orme a lo !emenino es como el pro!undo cauce del mundo donde con!luye todo ba:o el cielo. Concepciones similares encontramos en Nang Pi C J. 33I3 El o 'a&er #l que gobierna y quiere moldear el imperio@ *eo que no podr0 conseguirlo. Quien lo trata@ lo malogra. Quien lo a!erra@ lo pierde.iendo el e:e del mundo su poder es estable y no mutable@ y sin mo*erse *uel*e al estado primordial.33. . . EPn reino de mil a<os no es sino una partida de a:edre).

'ence y no se enorgullece. (echa)a la grande)a. Querer adquirir la per!ección de acuerdo a un modelo racional como hac+an los letrados con!ucianos@ es precisamente lo aludido con el mane:o delicado de la E:arra sagradaE. 2os sentimientos >que preceden y siguen@ ardientes y !r+os@ !uertes y dAbiles? des!ilan como una procesión !rente al o:o mental del sabio que no se identi!ica con ellos@ ni busca dominarlos por la !uer)a. % propósito de estos teBtos@ aparentemente pol+ticos@ hay que notar que en sentido esotArico se re!ieren al auto dominio@ como en el I Ching@ cuando se habla del hombre superior.Pnas son !uertes y otras dAbiles. $. 2a conciencia uni*ersal del sabio >*er !inal del *erso anterior? implica la no8ingerencia en los detalles@ y el recha)o del acti*ismo que caracteri)a la agitación del hombre pro!ano. #n el lugar donde acampó el e:Arcito@ solo nacieron )ar)as y espinos. 2o que es impuesto implica recha)o. 'ence pero no busca !ama.e trata m0s bien de la no identi!icación del yo con los cambios continuos de tipo psicológico y a!ecti*o que se producen dentro de la comple:idad del ser humano. 6espuAs de los grandes e:Arcitos siempre siguieron a<os de hambruna. #sto se llama oponerse al 7ao@ y quien se opone al 7ao muere :o*en. Pnas son resistentes y otras !r0giles. (echa)a la prodigalidad. Por eso@ el hombre sabio@ (echa)a el eBceso. 333 Ad1erte &ia &o tra la guerra #l que est0 en el camino del 7ao no re!uer)a el imperio con las armas. 'ence y no se :acta. . 7oda acción pro*oca reacciones. #l buen general *ence y all+ se queda@ no se atre*e a abusar de su poder. 7odo lo que alcan)a su plenitud@ comien)a a declinar. %uto dominio que eBcluye el es!uer)o ascAtico *iolento que lle*a en s+ la semilla del orgullo. Day que de:ar que el sauce cre)ca seg=n su naturale)a y no hay que pretender que se trans!orme en un ciprAs. . 'ence porque ese es su o!icio. 7an solo lo que brota de uno mismo adquiere el *alor de eBperiencia positi*a. 'ence y no se sobrestima.

Por lo tanto@ si *ence no celebra su *ictoria. % di!erencia de los indoeuropeos@ que en la circumambulación ritual dan *uelta alrededor del bra)o derecho@ en la dirección de las agu:as del relo: o sea en sentido solar >oriente@ sur@ occidente@ norte? los chinos consideran normal la circumambulación en sentido in*erso o sea alrededor del bra)o i)quierdoF por eso el chino se le+a en columnas *erticales desde la i)quierda hasta la derecha. #ste es el lugar de costumbre para los ritos !unerarios. $1 . /unca aqu+ aba:o@ desaparece el odio con odiarF Asta es la ley eterna. %quel que aniquila una multitud@ deber0 guardar duelo y llorar con remordimiento. 2o que se dice en nuestro teBto a propósito de la derecha y de la i)quierda@ requiere eBplicación. #l que est0 con el 7ao no las toma en cuenta. #ste :am0s debe gobernar sobre la tierra. #n tiempos de pa) el pr+ncipe honra la i)quierda@ en tiempos de guerra honra la derecha. #Biste concordancia con el 6hammapadaC EXl me ha in:uriado@ me ha pegado@ me ha *encido@ me ha robadoE aquellos que acogen tales pensamientosF en ellos el odio no desaparece. 7ambiAn en el I ChingC E#l hombre *ulgar ama la !uer)a@ el hombre superior la despreciaE. #l sub:e!e est0 a la i)quierda. 333I Guardar la% arma% 2as armas m0s *aliosas son ob:etos ne!astos@ son tan ne!astos que hasta las cosas las detestan. Instrumentos de desgracia son las armas@ no son instrumentos para el pr+ncipeF solo si esta obligado las mane:a@ para Al@ la pa) est0 antes que todo. %s+@ mientras para los indoeuropeos el puesto de honor es a la derecha@ para los chinos es a la i)quierda. #n los acontecimientos a!ortunados se pre!iere la i)quierdaF en los desa!ortunados se elige la derecha. 7an solo en los ritos !unerarios Edonde las cosas est0n al re*AsE@ se elige la derecha. aquel que *ence en la guerra que ocupe el lugar de los ritos !=nebres7 #ste poema trata el mismo tema que el anterior. %quel que celebra la *ictoria es el que se regoci:a con la matan)a. #n *irtud de las acciones y reacciones concordantes@ la guerra es un desastre que produce desgracias en cadena. #l gran :e!e a la derecha.2a esencia del 7ao es la pa) y la armon+a. E50s hermosa y buena es un arma me:or hiere y mata a los hombresC as+@ aquel que posee el 7ao no la considera y no la usaE >Nang Pi?. 2a guerra es una imagen in*ertida@ es el anti87ao.

b? Que el lugar de orientación ritual para los chinos era el sur@ y quien esta orientado hacia el sur tiene el oriente a su i)quierda y el occidente a su derecha. %pareciendo los nombres@ el 7ao no se quedó en ellos. 333III Di%&rimi a&i- Quien conoce a los hombres es inteligente. Peque<o como es@ el mundo entero es incapa) de aprehenderlo. $ . 2a tierra y el cielo estando unidos har+an caer la llu*ia como un sua*e roc+o. 2a armon+a natural y la espontaneidad de mo*imientos constituyen el arquetipo para la *irtud transcendental del sabio. #l sabio representa en el mundo el orden y la armon+a que es la ley del cielo.Day dos ra)onesC a? Que los chinos ten+an como mo*imiento circular modelo aquel de la constelación de la -sa 5ayor alrededor de la estrella polar@ mo*imiento que se e!ect=a de la derecha hacia la i)quierda y que completa un c+rculo en el ciclo del a<o. 2a pa) y el orden reinar+an espont0neamente entre los hombres sin necesidad de estar sometidos a un mando. #l saber detenerse es estar sin peligros. 2a doctrina tao+sta como la cristiana@ budista y :aina son doctrinas de la no *iolencia. 2as dos sQ0)tiHas ilustran me:or@ en !orma emblem0tica@ esta costumbre ritualF siempre entendiAndose en los dos casos que el lugar m0s importante est0 en el centro. 333IILa %abia 1irtud #l 7ao es eterno. #l 7ao no tiene nombre.i solo pr+ncipes y reyes pudieran aprehenderlo tendr+an el mundo en la palma de la mano. E#l 7ao es el se<or de los die) mil seresE >Nang Pi?. Compara el 7ao con la eBistencia uni*ersal. . Por eso tambiAn el occidente@ donde muere el sol@ es el lugar de la derecha y de los muertos. Cuando la per!ecta simplicidad primera se di*ersi!icó@ aparecieron los nombres. 6e esta manera anuncian los #*angelios la llegada de Cristo mediante las palabras de los 0ngeles que asocian la idea de la Egloria en los cielosE con la de la Epa) en la tierraK. #n el I ChingC Eel cielo y la tierra e:ercen su in!lu:o@ y de ello nace la trans!ormación y la producción de los die) mil seres. Peque<o es en su per!ecta simplicidad primera. 2os sabios in!luyen en el cora)ón de los hombres y el resultado es la pa) y la armon+a ba:o el cieloE. #l 7ao es como un riachuelo y un *alle@ !rente al gran r+o y al mar.

#n este sentido nada se aprende del maestro que ense<a desde la c0tedra.Quien se conoce a s+ mismo es iluminado. Por eso est0 al centro de todo y es el motor inmó*il. #l hombre sabio nunca se considera grande. #l =ltimo *erso requiere una eBplicaciónC Emorir y no perecer es la *erdadera longe*idadK@ es decir@ la inmortalidad. Por eso mismo lo es. #s el paso consciente de un estado que llamamos *ida a otro estado que llamamos póstumo@ y que supone en cierta manera una continuidad EconscienteE. 5orir y no perecer es la *erdadera longe*idad.La 1irtud be e1ole te Dacia aquel que lle*a en s+ la gran imagen todas las cosas con*ergen. G cuando una cosa est0 en el lugar que le con*iene@ ella se detiene y queda en reposo.iempre sin deseos@ es peque<o. % Al retornan los seres y Al no los poseeF por eso es grande. 2o imperceptible es el ritmo de lo espiritual@ que se encuentra en el polo opuesto de lo sensible. 2a *erdadera longe*idad no consiste en no morir@ sino en morir sin perder una l=cida conciencia@ siguiendo el mismo camino que en el cielo siguen el sol y la luna. Con amor alimenta a todos sus seres@ pero no se apropia de ellos. 333I. . Co 6ia 0a e la per6e&&i- #l gran 7ao !luye por todas partes@ a la derecha@ a la i)quierda. Nent87)u lo eBpresa diciendo que cada cosa tiene su lugar en el uni*erso@ el lugar que le con*iene. 2a imagen del desapego@ desapego de los hombres y de las cosas de este mundo@ est0 asociado aqu+ con el s+mbolo de la peque<e). %ct=a espont0neamente y no eBige retribución en su actuar. Por Al eBisten todas las cosas y Al no las recha)a. Quien se con!orma con lo que tiene es rico. 333. Quien obra con *igor posee *oluntad. 2o peque<o es lo que hay que descubrir. #s a tra*As de la penetración en lo imperceptible que se llega a la reali)ación espiritual@ la cual eBige de otro lado un total desapego del mundo sensible. Con*ergen sin su!rir da<o $$ . Quien se mantiene donde encontró su hogar@ perdura largamente. Quien *ence a los otros posee !uer)a. Quien se *ence a s+ mismo es a=n m0s !uerte. #l car0cter contemplati*o e interior del 7ao+smo est0 bien a!irmado en este teBto.e aprende *erda8 deramente cuando se asimila el conocimiento de manera similar al aire que se respira. 2o peque<o tiende hacia lo imperceptible@ al punto que no tiene dimensiones. .

. 333. %unque no parece *aler la pena mirarlo y escucharlo@ si lo apro*echas@ inagotable lo hallaras. Pero@ tambiAn signi!ica 8 seg=n el modelo de la naturale)a 8 la necesidad de mantener oculto >el pe) en el !ondo del agua? todo lo que se est0 preparando. E.encuentran la serenidad y la pa). 2os *ersos !inales indican que se trata de una doctrina secreta que no hay que ense<ar a los pro!anos. . $3 . . #l huAsped de paso se detiene en la m=sica y man:ares.II El e8er&i&io del gobier o #l 7ao constantemente no act=a@ pero todo lo hace.i quieres despo:ar a alguien de algo@ antes tienes que enriquecerlo. #sta es la sutil sabidur+a de la *ida.i quieres que algo se contraiga@ antes tienes que de:ar que se eBpanda. .I La %util %abidur#a .i pr+ncipes y reyes pudieran retenerlo@ todo se trans!ormar+a por s+ solo. Que nunca salga el pe) de la pro!undidad del agua. 2as armas del reino no se muestran al eBtran:ero.obre lo ins+pido del 7ao@ hay que notar la oposición con lo sensible.i quieres que algo se debilite@ antes necesitas hacerlo !uerte.i no se oculta la =ltima ra)ón de los !ines de estado@ los males ser0n completosE >I Ching?.i quieres que algo caiga hacia aba:o@ es menester que lo le*antes en alto. #I ritmo espiritual 8 en cuanto est0 en el polo opuesto 8 aparece como ins+pido para aquellos que no lo saben reconocer. E5antAn el *ac+o y conser*ar0s lo realE >IChing?. . #l 7ao al abrir la boca parece ins+pido en su sin sabor. 7eBto e*identemente esotArico@ *Aase la relación entre este poema y la doctrina de las acciones y reacciones concordantes. 2o dAbil y lo !r0gil *encen a lo duro y a lo !uerte. 333. 2a gran imagen >del 7ao? Emadre de la imagen del cieloE >Nang Pi? est0 presente en el sabio ba:o la !orma de la pa)@ de la calma y la armon+a.

. 2a participación no mani!estada del 7ao hace que las cosas se desarrollen de acuerdo con la armon+a@ con la *oluntad del cielo.i surgen deseos@ consAr*alos en el !ondo@ en aquella simplicidad que no se puede de!inir. $" . .i no hay deseos todo est0 en pa) y el mundo se endere)a por s+ mismo. 6e esta manera inter!ieren creando corrientes de !uer)a re*ersibles que no permiten al mundo >imperio? go)ar de la pa).olamente el acti*ismo es un obst0culo@ ya que hombres *ulgares piensan que el mundo depende de sus acciones.. 2a simplicidad que no tiene nombre est0 libre de deseos.

Segunda parte EL LIBRO DEL TE $& .

#l saber de los antiguos no es m0s que la !lor del 7ao@ y se ha *uelto ahora el principio de la locura. Por eso posee la e!icacia de la *irtud.III A&er&a de la% &ualidade% 2a *irtud superior no es *irtuosa. %l decaer la :usticia@ se recurre al rito. #l rito parece ahora la ley *erdaderaF pero es el principio de todos los contrastes. #l blanco de este teBto es la *irtud de los letrados con!ucianos y as+ se eBplica la alusión a los ritos. Creen que eBiste un =nico modelo de *irtud@ que es la que se u!ana de aparecer como tal. %lcan)ada la unidad el *alle se llena. 2a *irtud in!erior no puede liberarse de su conciencia de ser *irtuosa@ Por eso no es *irtud. $7 . Por eso el hombre que posee plenitud@ piensa en la esencia y no en las !ormas.333. 2o que est0 por encima de la humanidad act=a sin intención. %l decaer la humanidad@ se recurre a la :usticia. #s muy importante se<alar que 2ao 7)u no niega la e!icacia de los ritos@ sino su necesidad.hang 7e@ la E*irtud o poder superiorE no aparece como talF lo que en este mundo aparece es Dsiah 7e o sea la E*irtud o poder in!eriorE. 6e all+@ la parado:a de que la *irtud superior apare)ca como de!ecto. 2a *irtud superior act=a sin actuar y no persigue ning=n !in. 2o que est0 por encima de la :usticia@ nada hace con intención. %lcan)ada la unidad los esp+ritus se hacen poderosos. Rusca el !ruto y no la !lor. Por esta ra)ón los hombres *ulgares no conciben como *irtud o poder >7e? lo que en realidad determina la suerte de los seres y de las cosas. 333I3 La ra#0 de la le$ 7odo lo primordial alcan)a la unidad %lcan)ada la unidad el cielo se aclara. . %l decaer la *irtud@ se recurre a la humanidad. #lige la sustancia y no las apariencias. %l decaer el gran 7ao@ se recurre a la *irtud. %lcan)ada la unidad la tierra se hace !irme. 2os grandes ritos act=an y al no tener respuesta@ insisten con !uer)a hasta lograr su !in.

%lcan)ada la unidad pr+ncipes y reyes se *uel*en se<ores del mundo. .i los esp+ritus no tu*iesen poderes de:ar+an de eBistir. 2o que est0 en alto se basa en lo que est0 aba:o.i los die) mil seres no !ueran reproducti*os podr+an desaparecer. . V/o ser0 porque qui)0s reconocen la humildad de su ra+)W #s por eso que un carro es m0s que la suma de sus pie)as. #l teBto parece compuesto de dos partesC la primera es la eBaltación de la unidad y la segunda eBplica la ba:e)a de la ra+) de las cosas. #n realidad la idea de la unidad esencial del cielo y de la tierra no elimina la di!erencia de ni*eles entre lo transcendental y lo supremo >o la representación simbólica de la unidad suprema M al cielo? y lo que est0 m0s aba:o que sin embargo sir*e de soporte >tal como el s+mbolo de la ra+)@ oculta deba:o de la tierra?.i el *alle no tu*iera lo que lo llena podr+a secarse. #sta es la ra)ón por la cual pr+ncipes y reyes se cali!ican a s+ mismos@ peque<os@ desamparados e in=tiles. . 7odo este pasa:e se re!iere a la costumbre china de hablar de su propia persona en tArminos despreciati*os. Por lo tanto@ el :ade siendo :ade@ nunca de:a de ser piedra. .i pr+ncipes y reyes no !ueran se<ores del mundo ser+an destronados. 7odas las cosa ba:o el cielo $. .i la tierra no !uera !irme podr+a desmoronarse. . Day que notar la coincidencia del teBto sobre el carro y sus componentes con *arios teBtos budistas.i el cielo no !uera claro podr+a caerse en peda)os. . %dem0s hay que recordar que el rey se atribuye personalmente la culpa por todos los males que a!ectan al pueblo@ y celebraba en ciertas ocasiones sacri!icios especiales. Pero en *irtud de la unidad@ lo que participa de lo alto y de la transcendencia@ el hombre@ que es por eBcelencia el rey@ debe mantener conciencia de lo *il de su ra+). 2a idea de que lo noble tiene como soporte lo que es despreciado :uega un papel importante en la alquimia tao+sta. 2o que es grande hace de lo humilde su ra+). . #n el I Ching se lee que Eel cielo es noble@ la tierra es *ilE.%lcan)ada la unidad los die) mil seres se *uel*en reproducti*os.e eBplica que las cosas preciosas de este mundo@ como el :ade@ contienen su naturale)a de piedra. 7odos son lo que son por *irtud de la unidad. . 3L El 1alor del retor o #l retorno al origen es el mo*imiento del 7ao.ua*idad es la manera de actuar del 7ao. #l 7e o la *irtud@ consiste esencialmente en reconocer el equilibrio de los distintos ni*eles que constituyen la unidad del 7ao.

2a *irtud superior se parece al *alle. . . Quien se hace poderoso con el 7ao parece *ulgar. . 2a m0s grande *irtud parece de!iciente. 2a m0s sólida *irtud parece negligente. Cuando un mediocre disc+pulo escucha hablar del 7ao@ oscila entre su comprensión e incomprensión. 9ran m=sica tiene escasa resonancia. 9ran :arrón despacio se hace.@ de acuerdo con la perspecti*a de la meta!+sica oriental@ para la cual el no8ser no es un concepto pri*ati*o@ sino la idea de algo que est0 mas all0 del ser.i@ como dice el I Ching@ Ela ra+) de las cosas es la ida y la *ueltaE@ el ritmo del 7ao est0 constituido esencialmente por el retorno.in embargo solo Al sabe dar ayuda y plenitud #n este teBto !undamental desde el punto de *ista doctrinal@ 2ao 7)u se<ala *arios tipos o grados de conocimientos@ que corresponden a di!erencias eBistentes entre las mentalidades y la inteligencia de los hombres. Cuando un mal disc+pulo escucha hablar del 7ao@ se mo!a de Al. 2a *erdadera sabidur+a >Fao? aparece rid+cula al ignorante@ como si se tratara de una negación del conocimiento. Por eso@ la debilidad es el camino del 7ao. 2os =ltimos *ersos recuerdan el Dimno Cosmogónico del (ig8'eda@ 1 9.in la debilidad del agua no podr+a eBistir la dure)a del hielo. 9ran cuadrado no tiene 0ngulos. #l 7ao es misterioso@ sin nombre. 2a absoluta blancura parece obscura. #l Eretirarse en el seno de lo absolutoK es el sentido por el que se dirige el 7ao. 2a *irtud establecida parece per*ertida. 9ran !igura no tiene !orma. /o hay que ol*idar aqu+ la idea de la retrocesión relacionada con la re*ersibilidad del 7iempo Primordial. #I ignorante no posee aquel misterioso sentido de intuición de la *erdad que hace que el $9 .i este no se mo!ara de Al@ el 7ao no ser+a 7ao. . 6icen antiguas palabras sabiasC Quien recibe la lu) del 7ao parece deslumbrado Quien a*an)a con el 7ao parece haber retrocedido.pro*ienen del ser y el ser del no8ser. Nen87)uC Eno hay ida sin retomo@ no hay !uer)a sin debilidadE. 3LI Ide tidad $ di6ere &ia Cuando un sabio disc+pulo escucha hablar del 7ao@ lo pro!esa con esmero.

2os die) mil seres tienen el yin en sus espaldas@ lle*an el yang entre sus bra)os. 6e la me)cla de sus alientos *itales los dos reciben su *ital armon+a. /o le queda otra actitud posible al conocer que las palabras de sabidur+a no solo no ser0n comprendidas sino que constituir0n moti*os risibles. . 3LII Tra %6orma&io e% del Tao #l 7ao engendró la unidad. 2o que los otros ense<aron yo tambiAn lo ense<oC Que el *iolento no muere de !orma natural. #sta distinción entre el *erdadero saber y los conocimientos corrientes o *ulgares ha sido puntuali)ada por algunos pensadores occidentales. 3. #l abandono@ la peque<e) y el desprecio es aquello que los hombres mas aborrecenF mientras que los reyes hacen de ellos un t+tulo de gloria Por eso algunas *eces lo que parece menguar se incrementa@ y lo que parece incrementarse disminuye.olamente el no8ser puede penetrar en lo impenetrable. /o solamente el morir de muerte *iolenta es antinatural y contrario al 7ao@ sino que pro*oca seg=n las creencias populares@ la siniestra presencia entre los hombres de Ein!luencias errantesE y de esp+ritus malignos. #sto tambiAn eBplica 8 con respecto a la mayor+a de los hombres 8 porque el *erdadero sabio debe ocultar su sabidur+a ba:o el *elo de la torpe)a o de la ignorancia. 3LIII El u%o de lo u i1er%al 2o m0s tierno en este mundo domina lo mas duro. 2a dualidad produ:o la triada. 2a unidad engendró la dualidad.hombre inteligente@ capte la eBistencia de EalgoE que necesita ser meditado y pro!undi)ado. #ste es un teBto cosmogónico@ acerca del cual se suscitaron muchas discusiones. #n eso se mani!iesta la *irtud del no8hacer. %prende la ense<an)a del silencio y tendr0s la *enta:a del no8hacer. 2a Esombra en las espaldasE y la Elu) en los bra)os se re!ieren respecti*amente al Gin y al Gang. 5uy pocos ba:o el cielo comprenden su importancia. #l paso de la triada a los die) mil seres no o!rece ninguna di!icultad. 2a triada dio *ida a los die) mil seres. #ste pasa:e es susceptible de *arias aplicaciones@ re!eridas al simbolismo temporal >oscuridad Y !uturoF lu) 8 pasado? a aspectos psicológicos >conciencia@ inconsciente? y tambiAn en otros sentidos. #ste es el !undamento de mi doctrina. . -tra *e) se alaba aqu+ la humildad y se condena la *iolencia.

Quien esta satis!echo con lo que tiene est0 !uera de peligros Quien sabe detenerse e*ita riesgos y puede perdurar largamente. #l :untar muchos bienes implica grandes perdidas. 2a aparente imper!ección de la que aqu+ se habla@ depende =nicamente de la idea de per!ección que eBiste en determinados medios@ idea relati*a e imper!ecta por su naturale)a con*encional. Pre&epto% %eguro% #ntre nombre y cuerpo@ VquiAn tiene la primac+aW #ntre el cuerpo y la rique)a@ Vcu0l es m0s apreciableW #ntre ganancia y pArdida@ Vcu0l es m0s dolorosoW #l eBcesi*o apego te costara muy caro. 2a inmo*ilidad *ence al calor. 3L. 2a ense<an)a sin palabras es una eBpresión de lo no8 mani!estado. 2o m0s h0bil parece torpe. 7oda !ormali)ación de lengua:e@ de costumbre@ etc. 2a pa) y la serenidad son la norma del mundo. 2a !iloso!+a tao+sta coincide con la budista en considerar los deseos en general como causa de la in!elicidad para el hombre. #l saberse contentar con lo que uno tiene@ corresponde al con!ormarse con la *oluntad del cielo. La de%borda te 1irtud 2a per!ección m0s grande parece imper!ecta@ pero quien la apro*echa la halla inagotable. 2a m0s grande rectitud parece torcida. 2a m0s grande abundancia parece *ac+a@ pero apro*ech0ndola no se halla su !in. %s+@ el Nu8Nei lo hace todo sin hacerlo@ ya que se halla situado en el punto de con!luencia de la acti*idad del cielo y de la tierra. #n el caso opuesto@ la identi!icación con los cambios determina un estado de )o)obra permanente. 3LI. 2as grandes palabras parecen tartamudeos. 2a acción constante *ence al !r+o. Puesto que la multiplicación de los deseos es inagotable@ de ello pro*iene la pArdida de la pa) interior.#l 7e >la *irtud? es ductilidad y posee el poder de lo inasible.utra de Patan:ali? de*uel*e a la mente la plenitud de su poder >en cuanto no se identi!ica con las modi!icaciones?. 2a cesación de la acti*idad consciente >con!rontar las ense<an)as del Goga . 7eBto de inspiración polAmica contra los ideales de per!ección de los letrados con!ucianos. por el hecho de gastarse y perder su naturale)a primordial espont0nea@ se *uel*e una limitación de sus *irtualidades@ y al !osili)arse y escleroti)arse@ se 31 . 2a constatación !inal demuestra el car0cter inici0tico del Nu8Nei y la di!icultad en reali)arlo.

Por eso@ el hombre sabio@ llega sin necesidad de caminar. 3 . %qu+ se eBplica que la b=squeda del poder conduce a la desgracia@ por la re*ersibilidad que implica la ley de las acciones y reacciones concordantes. Por eso la *erdadera per!ección aparece imper!ecta. Cuanto m0s le:os te *as@ menos aprendes. /o eBiste mal mayor que estar insatis!echo. . #l EactuarE actuando >Qei? es siempre una ruptura de equilibrio que engendra reacciones en cadena y concordantes #stas son an0logas en cuanto a su naturale)a y contrarias en cuanto a su dirección re*ersible tal como aparece en los e:emplos del calor y del !r+o. 3L. 2a primera parte del teBto repite lo dicho en teBtos anteriores. 3L. Nang Pi contrapone Jel saberse contentar@ el saberse quedar@ el no pedir nada a los dem0s@ el cuidar de su interioridad 8 que corresponde al 7ao 8 con los deseos inmoderados@ con el descuido de la interioridad@ con el ir a!uera a pedir limosna@ como opuesto al ritmo del 7aoE.in mirar por la *entana puedes conocer los caminos del cielo. /o act=a pero reali)a. 6e acuerdo con la interpretación de Nang Pi los caballos son s+mbolos de las pasiones y de los deseos@ que@ al llegar hasta el umbral del mundo humano >representado aqu+ por las !ronteras como en otros lugares de nuestro teBto? pueden producir las peores desgracias. /o hay peor desgracia que de:arse arrastrar por los deseos. Cuando el 7ao no reina en el imperio los caballos de combate se cr+an hasta en las !ronteras.eg=n la interpretación de Nang Pi@ la guerra simboli)a el desencadenamiento de las pasiones humanas.I 5oderar lo% de%eo% Cuando el 7ao reina en el imperio los caballos de combate !ertili)an los campos.II5irar a lo le8o% . . . Por esoC .ale:a cada *e) m0s de sus contenidos no mani!estados@ ine!ables e imperceptibles.olo el que sabe lo que es su!iciente@ tendr0 siempre lo su!iciente.abe sin necesidad de mirar. #n el hombre com=n se trata de los deseos@ cuya naturale)a nunca se agota.in salir de la puerta puedes conocer los caminos del mundo. Day que notar que la pa) y serenidad entendidas como normas del mundo son concepciones est0ticas@ de acuerdo con la doctrina del Nu8Nei. /o hay da<o mayor que ser codicioso.

Pobres signi!ica abiertos a todas las rique)as@ puesto que los h0bitos y las ideas adquiridas@ no permiten una *isión siempre reno*ada y E*irgenE del mundo. #s bueno con el bueno. 5ientras el pueblo lo contempla 3$ . #l prestigio de los letrados depend+a de la cantidad de conocimientos que ten+an@ lo que pre8 cisamente se condena en este cap+tulo.III !e u &iar al &o o&imie to 5ediante los conocimientos se acumula d+a a d+a. #s bueno con el no bueno. /o solo se trata de perder todo lo que causa o puede causar agitación y deseos de tener m0s@ sino de ser espiritualmente pobres. #s sincero con el no sincero. Para conquistar el mundo debes practicar la renuncia. Day que perder y perder hasta llegar al estado del no8hacer. 5ediante el 7ao se pierde d+a a d+a. #l que persigue la acción Sam0s conquistar0 el mundo.iempre se pierde algoK >Nang Pi?. E. #sa es la *irtud de la sinceridad. /o8hacer@ y sin embargo no hay nada que se de:e sin hacer. Dace de la mente del pueblo su propia mente. 2a eBistencia del sabio no inspira temor a los hombres@ permanece abierto a todo el mundo. #l cuarto cerrado es aqu+ un s+mbolo del espacio sagrado del Centro del mundo. 3LI3 La 1irtud de la i dulge &ia #l sabio es constante en su mente.#ste es uno de los teBtos mas hermosos y signi!icati*os. #sa es la *irtud de la bondad #s sincero con el sincero. Por eso@ es la mente meditati*a >no salir de la puerta? la que permite una *isión total del mundo y de sus caminos as+ como de las constelaciones >caminos del cielo? y las leyes que rigen el mundo celeste@ terrenal e intermediario. #Bplica como el poder de la mente concentrada@ no solo reempla)a a los sentidos@ sino que tiene mayores posibilidades !undamentalmente la de concebir sintAticamente@ lo que de manera anal+tica ser+a absolutamente imposible de percibir con los sentidos. 3L. 2a imagen de la *erdadera sabidur+a no consiste en adquirir@ en acumular conocimientos cuantitati*amente >contra los letrados? sino en perder. 5editación y concentración sobrepasan los l+mites espaciales y temporales en los que se desarrolla el conocimiento humano@ tomado en el sentido *ulgar y corriente del tArmino.

2a mente del sabio est0 en estado EneutroE@ lo que corresponde a la idea del *ac+o.ecuaces de la *ida hay tres entre die). #l rinoceronte no tiene espacio para cla*ar su cuerno ni el tigre donde hundir sus garras. 2a inmortalidad est0 m0s all0 de lo que el hombre concibe como *ida o como muerte.@ que occidente suele relacionar con la personalidad@ para los orientales antiguos no es sino una ilusión@ en cuanto est0 siempre su:eta a cambios de distinto origen re!eridos arbitrariamente al EyoE 2o que el teBto dice de la bondad y de la sinceridad@ no debe entenderse en un sentido tan solo e:emplar@ sino esencial. . 'Aase el teBto 2'II. 6ie) es aqu+ el s+mbolo de totalidad como los 1. L El arte de 1i1ir Pn *ia:e de ida es la *ida.heng8Sen@ no depende de la perspecti*a *ida8muerte@ subida8 ba:ada@ etc..Al trata a todos como a sus propios ni<os. Pn *ia:e de regreso es la muerte.olo as+ se puede llenar. VPor que ra)ónW Porque no eBiste en Al@ lugar mortal. por ser un camino celeste. Pasa en medio de los e:Arcitos sin cora)a ni espada. ...ecuaces de la muerte hay tres entre die). Para quien practica la *erdad@ la *erdad misma *a hacia Al.iempre he o+do decir@ que quien conoce el arte de *i*ir se *a por el desierto sin e*itar rinocerontes y tigres. seres. #l 7ao@ que es el camino del sabio@ . %ctuar como ni<os signi!ica tener comprensión indulgente hacia los dem0s. Day un solo sabio entre die). #s tambiAn una !orma indirecta de EpaideaE concebida en sentido opuesto al paternalismo con!uciano@ pues el tao+sta se hace ni<o para tratar con los ni<os. Dombres que por anhelo de la *ida mue*en la palanca de la muerte@ tambiAn de estos@ hay tres entre die). . 2a constancia de la mente@ la Efonna mentisE@ la mentalidad@ etc. . 33 . 2as armas no tienen !ilo para penetrar. /ue*e di*ididos en grupos de tres se des*+an del camino >7ao? impulsados por distintas ilusiones. VPorquA lo hacenW Porque quieren *i*ir intensamente la *ida..

u materia le da !orma. %ctuar y no mantener. Paradó:icamente@ la renuncia es positi*a.6e all+ la in*ulnerabilidad del sabio que tiene por lo dem0s *arias aplicaciones e implicaciones. #sta es la secreta *irtud. %cerca del sentido positi*o de la renuncia como posibilidad de reali)ación signi!ica tambiAn con!ormarse con la *oluntad del cielo. 2a per!ecta neutralidad es la que posee todas las *irtualidades. 2as hace completas y maduras@ las nutre y protege. Por eso entre las cosas ninguna cesa de honrar al 7ao y ninguna desprecia su *irtud. 2os chinos antiguos est0n en per!ecta concordancia con los hind=es. 2a magnitud del 7ao y la grande)a de su poder@ no la tu*ieron los seres por ser engendrados@ pero siempre est0 en ellos espont0neamente. Puesto que no eBisten actos puramente negati*os@ la renuncia es una !orma de logro@ de acuerdo con la *oluntad del cielo@ que mediante este camino asume el rol que el indi*iduo le con!+a.irtud 1i1i6i&a te #l 7ao da *ida al todo.u energ+a lo per!ecciona. . Por esto@ el genero neutro indica tambiAn en muchas lenguas tradicionales una uni*ersalidad de cosas. #l poder las alimenta@ las hace crecer y las cr+a. LI .u poder lo alimenta. LII !etor o al pri &ipio 7odo lo que se encuentra ba:o el cielo tiene un principio@ este principio es la madre del mundo. . 6ebe entenderse como renuncia *oluntaria y no !rustración >que es una !orma@ de signo negati*o@ que impulsa a *ol*er a buscar@ a *ol*er a actuar o Ecompensarse?. 9obernar y no mandar. 3" . 2a mente ordinaria es la que adquiere conocimientos en !orma acumulati*a solamente@ perdiendo este tipo de conocimiento se llega a la sabidur+a@ la que se nutre en las pro!undas ra+ces de la *ida misma >la eBistencia uni*ersal? y no en nociones@ impresiones@ pre:uicios y h0bitos@ que quitan a la *isión de la mente su creati*idad@ su originalidad y su espontaneidad. . Por eso@ el 7ao produce las cosas. 6ar la *ida y no reclamar nada.

i abres tu boca@ si te preocupas de tus propias cosas@ hasta el !in de tus d+as no encontrar0s bienestar. #l retorno a la madre es una *aloración de lo interior@ de lo +ntimo@ de lo primigenio y arquet+pico del ser. #l tema del retorno al Principio est0 aqu+ *inculado con el s+mbolo de la madre del mundo@ que a su *e) se relaciona con los s+mbolos de la ra+) y de la puerta >doble?. Para conocer los die) mil seres hay que remontarse a la madre@ de la misma manera como la ra+) es la causa de todas las ramas del 0rbol@ y la doble puerta del nacimiento y de la muerte. Quien conoce su debilidad mantiene !ortale)a. #l teBto habla de riesgo de Eabrir la bocaE y entregarse a la acción en el sentido de identi!icarse con este mundo@ pero tambiAn en el sentido de retener la respiración@ en relación con los Ecinco alientos de la !uente de la *idaK de los que se habla en la doctrina tao+sta. #l =nico temor es el de la notoriedad que lo apartar+a del camino. Cierra tu boca. #sta energ+a en los teBtos s0nscritos de 2aya Goga es tambiAn !emenina >Hundalini?. E%usencia de agitación@ honda serenidadE >Nang Pi?. Quien emplea su propia lu) para *ol*er a su misma claridad y no gasta su cuerpo in=tilmente@ culti*a lo que es perdurable. #l que *e lo peque<o es un *idente. #l camino del 7ao es grande@ pero la gente pre!iere otros caminos. LIII I &reme tar la e1ide &ia Quien posee el m0s peque<o grano de sabidur+a@ *a por el gran camino del 7ao. #sta madre es el 7ao@ que hay que tener siempre presente@ para e*itar los peligros.Quien conoce a la madre@ conoce al hi:o. /os limitamos a notar la coincidencia con las doctrinas y pr0cticas del 2aya Goga@ adonde la energ+a situada en la parte ba:a del cuerpo debe subir hacia la cabe)a para la reconstrucción de un estado primordial humano. Quien conoce al hi:o y se queda con la madre est0 libre de peligros durante toda su *ida. /o hay que ol*idar la !unción que tiene para los tao+stas el cora)ón >al cual nos hemos re!erido como el equi*alente a la mente? y la percepción de las cosas sutiles e imperceptibles. . 5antAn cerradas las puertas y no tendr0s penas hasta el !in de tus d+as. 3& . E2a !uer)a no estriba en guardar las cosas !uertes@ sino en guardar las cosas dAbilesE >Nang Pi?E E7omar de lo ba:o 8 dice el I Ching 8 para agregar en lo altoE.

Poseen rique)as que no pueden usar. Cult+*ala en la aldea y esta crecer0. #n el estado lo del estado. Cult+*ala en tu !amilia y esta perdurar0. 2os campos est0n repletos de hierbas malas. 37 . #n la !amilia se *e lo de la !amilia. Culti*a la *irtud en tu persona y esta ser0 parte de tu ser. VComo cono)co el imperioW Por esto. #n la aldea lo de la aldea. 2as eBpresiones muy duras que nuestro teBto usa contra la *ida que se lle*a en la corte real y su contraposición con las despensas *ac+as@ representan no solo una condenación de las pompas del mundo >hay que pensar que la etiqueta imperial pretende modelarse en el augusto orden del cielo? sino con la relación entre estas pompas >Eadornar el eBterior es eBcitar las pasionesE dice el I Ching? y la *ida de apariencias puramente eBterna a la cual se contrapone la pobre)a interior >despensas *ac+as?. 2os almacenes p=blicos *ac+os. 2os descendientes lle*ar0n a cabo los ritos ancestrales por generaciones sin !in. #I I Ching obser*a que quien sigue el gran camino >cuyo s+mbolo en la China !ue la ruta de la seda? encuentra un terreno llano y !0cil.de %u% e6e&to% 2o que esta bien plantado no se puede arrancar.he Ching?. .on ellos los heraldos del bandida:e. Cult+*ala en el estado y este !lorecer0. #n el imperio lo del imperio. /o est0n con 7ao. #llos *isten tra:es elegantes y hermosos@ lle*an !iludas espadas en la cintura y se hast+an con *inos y man:ares. El &ulti1o del Tao $ la ob%er1a&i. #l 7ao es el gran camino@ y el gran camino atrae a los caminantes >. 2a ostentación de lo que aqu+ se de!ine como Erapi<aE es lo opuesto al 7ao. Por lo tantoC #n s+ mismo se *e lo que sucede en los otros. 2o que se abra)a !irmemente no se puede desprender. Cult+*ala en el imperio y ser0 uni*ersal. LI.2a corte esta repleta de magni!icencia.

2lora todo el d+a y no se *uel*e ronco. Conocer la armon+a es conocer lo duradero. #Bcitar el alma *ital produce !uer)a.#ste teBto presenta un cierto paralelismo@ por no decir una coincidencia !ormal con un !amoso teBto de Con!ucio. Quien conoce lo duradero es iluminado. . % di!erencia del anterior@ este teBto t+picamente tao+sta@ *uel*e sobre el s+mbolo del ni<o@ cuya *irtud es 8 segun Nang Pi 8 la de Eno oponerse@ ni atacar a los seresE. 2a plenitud en el sentido@ !isiológico y psicológico es considerada aqu+ como el inicio de la decadencia@ de la *e:e)@ del declinar del ciclo. 2as a*es de rapi<a no lo raptan. /o conoce la cópula entre el macho y la hembra@ pero su órgano seBual puede ser estimulado mostrando la per!ección de su semen. #s remarcable la relación entre las ideas de armon+a@ eternidad e iluminación. #l 7ao es *ida eterna e inagotable y no est0 su:eto al ciclo de e*olución 8 in*olución que caracteri)a las cosas y los seres perecederos 3. 2a idea es que la armon+a y la *irtud dependen esencialmente del indi*iduo. El mi%terio%o e &a to Quien tiene en s+ la plenitud de la *irtud es parecido a un ni<o reciAn nacido. 2as serpientes *enenosas no lo muerden. L. G todo aquello que est0 en contra de 7ao Perece prematuramente. 6eba:o de su aparente debilidad@ Al posee en potencia su !uer)a *iril intacta y libre de deseos y de pasiones@ lo que indica la rique)a de su interioridad.er demasiado !uerte es empe)ar a decaer. Por esto es inatacable e in*ulnerable. .us huesos son tiernos@ sus tendones !leBibles@ pero se a!erra con !uer)a. Por eso Al encarna la armon+a per!ecta. 6e su comportamiento depende la sociedad !amiliar@ la sociedad humana y el orden uni*ersal. 2as !ieras sal*a:es no lo atrapan. . 7odo esto est0 en contra del 7ao. %busar de la *ida es ne!asto. #s interesante notar la rara alusión a los ritos ancestrales y su relación con la piedad !ilial y la organi)ación religiosa de la !amilia china tradicional. #I curioso y eBtra<o parecido con el 7a Dio >9ran #studio? de Con!ucio@ hacen de este teBto una pie)a eBcepcional en el conteBto del 7ao 7e Ching.

/o lo reali)as gan0ndolo@ ni lo reali)as perdiAndolo.ua*i)a el resplandor. #l hablar y el pensamiento discursi*o y lógico@ como cualquier otra !ormali)ación@ est0n encerrados dentro de limitaciones y relati*idades >lAase sem0ntica? que no tienen absolutamente nada que *er con el 7ao. Con el no8hacer se conquista el mundo. % m0s habilidad del pueblo en las artes@ mayor producción de cosas eBtra<as. 5antAn cerrada tu boca. % m0s cantidad de armas@ m0s con!usión en el imperio. #l hablar es tambiAn un hacer@ una acción ENeiEF y la comunión con el misterio del que habla nuestro teBto es posible tan solo a tra*As del silencio. %d0ptate a tu pol*o. Cierra tus puertas. L.olo cuando el lengua:e es usado de manera sugesti*a o alusi*a por re!erirse a algo que lo supera y que puede ser meditado en silencio@ tendr+amos una especie de hablar8no8hablando@ que es el mAtodo de los tao+stas posteriores y de los budistas )en. #l que habla no sabe.L.II Simple e %e9a 0a #l imperio se gobierna con la rectitud. #sto es identi!icarse con el misterio. 6esenmara<a los nudos. #ste teBto se re!iere a la sabidur+a y a la naturale)a ine!able de la *erdad y de lo que es esencial. /o lo reali)as acerc0ndote a Al@ ni lo reali)as recha)0ndolo. . 6esa!ila lo cortante. % m0s leyes y ordenan)as@ m0s bandoleros y ladrones. . Con la estrategia se dirige un e:Arcito. Por eso el sabio diceC /o hago nada 39 . VCómo se yo que las cosas marchan de esta maneraW -bser*0ndome a m+ mismo % m0s edictos y prohibiciones en el imperio@ m0s pobre)a en el pueblo. Pn hermoso teBto tibetano de!ine el silencio como el reposo de la palabra.I La 1irtud mara1illo%a #l que sabe no habla. Por lo tantoC /o hay nada que pueda superarlo.

#l Nei8Nu8Nei reproduce la estrella polar que@ estando inmó*il@ dirige todos los mo*imientos@ y cuya !unción con respecto al mundo humano es esencialmente orientadora. Practico el no8hacer y el pueblo *uel*e a la simplicidad. /o tengo interAs en las ganancias y la gente espont0neamente se enriquece. L. %qu+ la iron+a est0 apa8 rentemente dirigida contra el ideal con!uciano de la educación y de la racionali)ación que implican la agitación permanente y sus e!ectos contraproducentes.I3 5a te er%e e el Tao 9obernando a los hombres y sir*iendo al cielo ". 7eBto dirigido en contra del acti*ismo y de la pretensión de cambiar la naturale)a de los hombres y de las cosas a tra*As de la acción. 2a !elicidad se apoya en la desgracia. L. 2a in!elicidad est0 latente en el seno de la !ortuna VQuiAn conoce sus limitesW 2o que es normal se con*ierte en anormal 2os buenos auspicios se *uel*en ominosos. Identi!icarse con los cambios es ale:arse del 7aoF y el pro*ocarlos mediante la acción@ engendra la ine*itable consecuencia de las reacciones concordantes. #s recto pero no duro. (esplandece pero no deslumbra. . Por lo tantoC #l hombre sabio es cuadrado pero no cortante.III Co 6ormar%e a lo% &ambio%7 Cuando el gobernante es indulgente el pueblo se halla en la abundancia. 2a bondad se trans!orma en hipocres+a. Pn teBto tao+sta dice que los peces y las tortugas no pueden quedarse tranquilos en aguas continuamente agitadas. #stoy quieto y la gente espont0neamente se corrige. Pero@ como en el I Ching@ es susceptible de una interpretación mas pro!unda@ que re!iere al hombre que quiere organi)ar su *ida sobre la base de r+gidas normas racionales y morales@ sin tener conciencia que puede desencadenar reacciones psicológicas en sentido opuesto o des*iado.y la gente espont0neamente se trans!orma. 2a degeneración de la :usticia y de la bondad >*irtudes naturales? en man+as y eBtra*agancias@ es debida a las continuas inter!erencias de las opiniones que los hombres se !orman de ellas y que buscan trans!ormar en normas. Cuanto m0s se*ero es un gobernante m0s se encuentra el pueblo en la indigencia. #s anguloso pero no hiere a nadie. #l teBto eBalta la *irtud del Nei8Nu Nei y de la espontaneidad natural.

Quien mantiene a la madre del imperio@ perdurar0.nada me:or que la moderación. 2os esp+ritus >shen? que no hacen da<o a los hombres >Gang? y los Luei que les hacen da<o >Gin? no hacen nada al sabio. 2a comparación del gobierno con E!reir pescaditosE debe ser complementada con la idea de que mientras menos se les manipulan@ quedan me:or. 2o !emenino en su recepti*idad *ence a lo masculino@ su pasi*idad es estar deba:o. E2os esp+ritus no se *uel*en espectrosE o Luei@ o sea in!luencias errantes@ esp+ritus da<inos >el car0cter Luei indica mo*imiento en espiral@ !uer)a ps+quica que se mue*e en torbellino?.ecreto de longe*idad y *isión eterna. . L3 5a te er%e e el tro o . #ste conoce la ley de las acciones y reacciones y no est0 su:eto a las !uer)as sutiles del medio ambiente.del Tao Pn gran estado que es como un *alle en el que corre un riachuelo@ se *uel*e el centro de la tierra. #l retorno al estado primordial es acumular doble reser*a de *irtud. %cumular doble reser*a de *irtud@ signi!ica que nada podr0 de:ar de hacerse. Cuando nadie conoce sus l+mites@ el imperio se mantiene. "1 . . . 2a moderación es el retorno al estado primordial. L3I La a&&i.i t= gobiernas el mundo de acuerdo con el 7ao nunca las almas de los muertos se *ol*er0n espectros.i los hombres no se o!enden mutuamente@ la *irtud de la *ida se intensi!icar0 en el reino. #s un teBto paralelo al de la :arra sagrada. #sta es la pro!unda ra+) que se !undamenta en el 7ao. .e *uel*e como la hembra del uni*erso. . /o habiendo nada que pueda de:ar de hacerse@ nadie conoce sus l+mites. 2os EespectrosE@ ELueiE o EPaiE nacen de los intensos deseos y pensamientos de los hombres *i*ientes >Nang Chung?. /o porque los muertos no posean este poder@ sino porque su esp+ritu no da<a a los hombres.i quieres gobernar un gran reino@ ha) como aquel que !r+e pescaditos.+ los esp+ritus no hacen da<o a los hombres@ es porque el sabio no los da<a. #sotAricamente@ el teBto es aplicable al hombre indi*idual que quiere alcan)ar un camino de *ida y de *isión eterna. #l 7ao no tiene l+mites >Nang Pi? pero en el mundo humano es necesario la mesura.

Para ello Al escoge a los tres grandes ministros. 2as buenas acciones pueden o!recerse como obsequio. 5e:or que lle*ar la gran tableta de :ade y a*an)ar precedido por un corte:o de carrua:es@ es sentarse inmó*il siguiendo al 7ao. VPorquA los antiguos honraron a este 7aoW /o porque lo encontrasen busc0ndolo detr0s del *elo en que se ocultaF si no porque por *irtud del 7ao@ desaparecer+an los e!ectos de sus maldades. Demos traducido como Ere!ugioE el chino ao ó nao@ santuario !amiliar situado al sur oeste de la casa. #l peque<o reino que se somete a sus mayores@ se *uel*e se<or de los mayores. Pn protector para los eBtra*iados. L3II Pra&ti&ar el Tao #l 7ao es el +ntimo re!ugio de los die) mil seres #s un tesoro para los buenos. Pero hay que conser*ar la idea de la oscuridad del lugar y su sacralidad. .#l gran reino que se somete a sus *asallos@ se *uel*e se<or de sus *asallos. Pn gran estado desea gobernar mucha gente. Pn peque<o estado solo desea ser*ir. Day que notar como en los e:emplos de los peque<os y grandes estados@ aparece mas bien una re!erencia !eudal y no aquella que se produ:o en la Apoca de 2os (einos Combatientes. 2as palabras hermosas pueden ser *endidas en el mercado. Por eso@ unos conquistan reba:0ndoseF otros por estar aba:o. " . %qu+ tambiAn nuestro teBto insiste en la idea de la recepti*idad representada por la hembra del mundo. Por eso es un tesoro inapreciable para el mundo.i un hombre se ha apartado del camino VQuA ra)ón hay para echarloW Para ello hay un emperador puesto en el trono. Para que uno y otro logren lo que desean debe el m0s peque<o mantenerse aba:o. 5ediante esta recepti*idad Elos seres *ienen por ellos mismos@ espont0neamenteE >Nang Pi? ya que la humildad sir*e para actuar con poder+o >I Ching?. #l mantenerse en actitud humilde@ equi*ale 8 a tra*As del no8aparecer 8 al poder de lo no mani!estado sobre lo mani!estado que@ como tal@ peligra siempre.

#so nos ha inducido a usar esta eBpresión que de otro lado es empleada en el budismo chino. L3III Pe %ar e el pri &ipio (eali)a el no8hacer. Da) los utensilios que a=n no se han hecho. 2as di!icultades pre*istas ya no son tales. #I 7ao en su transcendente neutralidad@ se o!rece a los buenos y a los malos. Quien cree que todo es !0cil encuentra muchas di!icultades. Psa lo pesado en su le*edad. 2o que es !r0gil es !0cil de romper. #l no8actuar@ Eel actuar en el no8actuarE >Nang Pi? implica una actitud con respecto a los hombres y a las cosas que@ paradó:icamente@ se presenta como una in*ersión de *alores. "$ . Pn 0rbol que apenas se puede abra)ar nació de una min=scula ra+). E2as plantas cuyas ra+ces est0n entrela)adas deben ser eBtra+das :untasE >I Ching?. 6escubre lo sabroso en lo ins+pido. %ct=a no actuando. Por lo tantoC #l hombre sabio considera todo como di!+cil y :am0s encuentra di!icultades. 2o que no mani!iesta malos indicios es !0cil de predecir. Sabidur#a de lo pe/ue9o 2as cosas pasi*as son !0ciles de plasmar. #mprende lo di!+cil en su !acilidad. 2as cosas m0s grandes del mundo@ deben ser peque<as en sus comien)os. Por eso el hombre sabio no hace cosas grandes en su *ida aun siendo el =nico capa) de hacerlas. #ncuentra lo mucho en lo poco. Day que notar el reiterado ataque a las pompas cortesanas que alcan)a a los letrados y su manera de entender los ritos. 2a actitud cautelosa del sabio lo preser*a de los obst0culos en cuanto no se identi!ica con lo que hace. 6e*uel*e el odio con la comprensión. -rdena las cosas antes que se hayan desordenado. 2o que es li*iano es !0cil de dispersar. 2as cosas m0s di!+ciles del mundo@ deben ser !0ciles en sus principios. Pero no es as+@ si se piensa en la relati*idad de lo que es concebido como !0cil o di!+cil. Dalla la grande)a en lo peque<o.Ruenos y malos pueden encontrar en el 7ao su sal*ación. L3I. Quien !0cilmente promete di!+cilmente cumple.

#nse<a al pueblo a *ol*er sobre sus pasos. Por eso el hombre sabio no se agita por nada y nunca se equi*oca@ no se apega a nada y nada pierde.i cuidas el !inal como el comien)o@ nada perder0s. #l inicio de las cosas es casi imperceptible y no se le atribuye importancia@ sin embargo sus consecuencias pueden ser incalculables. Por lo tanto@ el hombre sabioC 6esea no desear. "3 . #sta *irtud es tan pro!unda e inasible@ porque est0 opuesta a lo mani!estado ine*itablemente se reali)a. 2a habilidad de conocer este modelo y norma constituye lo que se llama la *irtud secreta. Pn *ia:e de mil millas comen)ó con un solo paso. /o es entonces el saber humano@ el conocimiento adquirido@ !ruto de instrucci&n o in!ormación@ sino el conocimiento inspirado en la *irtud superior el que aqu+ se recomienda. %quel que trata de gobernar un reino con su sabidur+a es un a)ote para Al. %prender lo que no se puede aprender@ es su doctrina. %quel que lo gobierna sin esa sabidur+a es su bienhechor. #n sus negocios el hombre *ulgar@ siempre termina malogrando las cosas. #l que se apega a algo terminar0 perdiAndolo. . %yuda a las cosas de acuerdo a su naturale)a y no hace nada para !or)arlas. #ste es el conocimiento que permite gobernar y gobernarse. La pura 1irtud Quien practicaba el 7ao entre los antiguos no se preocupaba de ilustrar al pueblo@ sino de que permaneciera humilde e inocente. #l que mucho se agita en hacer algo@ terminar0 equi*oc0ndose. %quel que sabe estas dos cosas encuentra en ellas su modelo y su norma. Frente a este conocimiento@ el sabio Ese abstiene de pensar y de actuar y queda en reposo sin ning=n mo*imientoE >I Ching?@ puesto que conoce el *alor de lo peque<o. 2a di!icultad de gobernar un pueblo surge de los conocimientos que Aste tenga. 2a !ormula de la acción misteriosa >Nei8Nu8Nei? es conocer el modelo o arquetipo. L3.Pna torre de nue*e pisos nació de un poco de tierra. /o da *alor a las cosas di!+ciles de obtener.

olo porque es grande parece una nada en el mundo. Por lo tantoC #l hombre sabio reina sobre el pueblo cali!ic0ndose despecti*amente.I Colo&ar%e e el :ltimo lugar .in embargo hoy d+a@ se pretende ser *aliente sin compasión. . #sto en *erdad es la muerte . #l poder del agua@ con!igurado como poder de lo que est0 aba:o@ tiene *arias aplicaciones@ sea en sentido meta!+sico o en sentido m0gico. Puede estar re!erido por e:emplo al mundo subterr0neo y en general al prestigio de lo etónico en cuanto oculto@ que act=a en la latencia@ y en cuanto EsembradoE@ o sea@ capa) de dar lugar a nue*as mani!estaciones de *ida. #l pueblo lo coloca al !rente y no se cansa de Al.L3. Porque tengo compasión@ es que soy *aliente. . 2a asociación aparece e*idente en la meditación de todos los pueblos agricultores. L3.IILo% tre% te%oro% 7odo el mundo considera al 7ao como grande. 2a tercera se llama EhumildadE. Porque tengo moderación@ es que soy generoso. 2a segunda se llama EmoderaciónE. . Por ello permanece en lo alto@ y el pueblo no tiene que preocuparse de Al.i el mar es el se<or de los r+os y torrentes es porque est0 situado m0s aba:o que ellos. #s la cabe)a que se pone en el lugar de la cola. "" . Permaneciendo en lo alto no recibe el pueblo ning=n da<o. Porque nunca discute no hay quien pueda disputar con Al. .olo *ence el que combate con compasión. 6ominar al pueblo sin humildad. Porque tengo humildad@ soy se<or de los *asallos.er generoso sin moderación. 2a primera se llama EcompasiónK. #l situarse en el lugar de la cola para ser la *erdadera cabe)a@ corresponde tambiAn a una idea general de todo el conteBto que presentan una cierta in*ersión de la sociedad actual con respecto a la sociedad primordial.i quisiera ser algo en el mundo se opondr+a a su *erdadero principio. Por eso es el se<or de los r+os. Go poseo tres gemas preciosas que tengo ocultas como tres tesoros.

Cuando el cielo quiere sal*arnos@ nos protege mediante la compasión. /ótese en todo caso como los tesoros >que son interiores? :usti!ican acciones y actitudes eBternas que *alen tan solo si ellos est0n presentes. . 2as palabras china que corresponden a estos tres tesoros presentan notable di!icultad de traducción@ por ra)ones sem0nticas en nuestra lengua@ sin correr el riesgo de que se entiendan a la manera de las *irtudes cristianas@ con!ucianas o budistas. %I hombre le corresponde el Nu8 Nei >no8hacer?F el primer Nei corresponde al cielo@ como los antiguos chinos lo entend+an. 2a *oluntad del cielo es la que determina el hacer8no8haciendo.olo de!iende el estado quien tiene compasión. 2uego de haber mostrado una *e) mas la m0scara de incapacidad que cubre la cara del sabio@ 2ao 7)u habla de lo que hace la rique)a del sabio@ los tres tesoros. Ruen guerrero no conoce el odio. . Por eso@ entre dos e:Arcitos que combaten@ aquel que no ama la *iolencia *encer0. 2o esencial de este teBto nos parece indicado por su t+tulo que por otro lado se con!orma con las ideas matrices de la China tradicional. /o eBiste mal mayor que atacar con temeridad. 5e:or es retroceder un pie que a*an)ar una pulgada. Conquistar sin emplear las armas.III !eu ir%e &o el &ielo Ruen general no ama la agresión. L3I3 El u%o de lo mi%terio%o #ntre los guerreros eBiste este pro*erbioC #s me:or ser huAsped que an!itrión.iun7se diceC E/o da<ar aquello que se *a a recibir por el hecho de contenerlo@ es lo que se llama el *ac+o.i quieres *encer al enemigo@ no te en!rentes a Al. #sto se llama desde la antig4edad estar en armon+a con el cielo y es el poder m0s grande. "& . L3. #sto se llama el poder del no8luchar. #sto es usar la habilidad de los hombres. #sto implica la idea de Diu@ *ac+o@ meseta@ es decir lugar ele*ado. (echa)ar sin agitar los bra)os. #sta es otra manera de con!igurar el Nu8NeiF las *enta:as de estar en la de!ensa sobre aquel que atacaF el desprendimiento de quien combate@ de la acción bAlica@ la conquista sin el uso de las armas.i quieres dominar a los hombres ponte por deba:o de ellos. . Capturar al enemigo sin en!rentarse a Al.. #sto se llama a*an)ar sin mo*erse. 6esestimando al enemigo se pierden los tesoros.

Podr+a decirse en nuestra Apoca que la EculturaE@ la I1cienciaE y la EerudiciónE@ representan la ant+tesis de la sabidur+a. /o siendo iluminados desde adentro@ ninguna l0mpara puede iluminarlosF tan solo quien posee la lu)@ *e la lu). Por eso tiene el secreto de la salud. 'Aase lo que ya hemos dicho antes sobre las dos !ormas de saber. 5is acciones dependen de un se<or.aber y no saber@ he aqu+ la en!ermedad. 2a ignorancia no permite a los hombres comunes la comprensión del sabio que ha reali)ado el Nu8 Nei. . L33I La e 6ermedad del &o o&imie to . /otese la anormalidad de la situación del sabio@ obligado por la general incomprensión a mantener secreto lo m0s *alioso@ para que no sea estropeado y pisado. #sto obliga al sabio a esconder el :ade en su pecho y a presentarse mal tra:eado. 6e all+ que el sabio ande mal tra:eado y oculte el :ade en su espalda. #s e*idente la iron+a dirigida a los letrados y a los !uncionarios que lle*aban tra:es preciosos y se adornaban pro!usamente con el :ade. #l conocimiento acumulati*o@ lógico@ discursi*o@ y el saber intuiti*o que se presenta como un no8conocer. 5uy pocos me conocen y en eso reside mi gloria.aber el no8saber@ he aqu+ lo sublime. L33 La di6i&ultad de %er &o o&ido 2o que yo ense<o es !0cil de aprender@ !0cil de practicar@ pero en el mundo nadie lo entiende y nadie sabe practicarlo bien. #ste cap+tulo es importante por el testimonio que 2ao 7)u da de s+ mismo@ en cuanto dice que sus palabras tienen un antepasado@ y sus acciones tienen un se<orC Eel antepasado@ el se<or de los die) mil seresE >Nang Pi?. #l *ulgo no las puede comprender y por eso no me comprenden. 5is palabras pro*ienen de una tradición primordial.i uno no se considera en!ermo no cesa de estar en!ermo. "7 . Por eso el an!itrión o due<o est0 en una posición m0s incómoda que el huAsped. #l sabio no est0 en!ermo@ Porque considera la en!ermedad como en!ermedad. .ECeder es *enta:oso@ a*an)ar es lo maloE dice Nen 7)u.

/ada se le escapa. . 2os =ltimos *ersos hablan de una red del cielo y se re!ieren a la EredK luminosa e +gnea de las constelaciones. %s+ hemos aprendido de los sabios que nos lo ense<aronE. . ".obre el concepto de la libertad del hombre seg=n la doctrina tao+sta >libertad que se desarrolla solamente entre el nacimiento y la muerte@ per+odo en el cual la *oluntad del cielo es no8actuante? es =til consultar nuestro estudio sobre el I Ching. /o llamar y atraer al pueblo. 2a red del cielo es muy grandeF tiene anchas mallas.e quiere a s+ mismo@ pero no se eBalta. (ecuArdese tambiAn el simbolismo griego de las Parcas.e ama@ pero no se cree preciosoF se conoce pero no busca la estimación a:ena. /o inquietarse y saber te:er la trama. 6e:a lo eBterior por lo interior. /o hablar y saber responder. . Por eso el hombre sabioC se conoce a s+ mismo@ pero no se muestra. #l *aliente prudente sobre*i*ir0. Que nadie estA descontento con su *ida. #ntre las dos *alent+as una es bene!iciosa y la otra per:udicial. 'i*e en pa) consigo mismo y con los dem0s. VQuiAn conoce la ra)ón de lo que el cielo aborreceW Por eso el sabio elude estas cuestiones oscuras. .olamente si uno desea amargarse lle*a una *ida llena de amarguras. Que nadie encuentre estrecha su casa. 2os planetas y las estrellas !orman la EtrampaE del destino de los hombres y de las cosas. Pre!iere lo que est0 adentro a lo que est0 a!uera. . . L33III Libertad de a&&i- #l *aliente temerario perecer0. #l sabio no es enemigo de s+ mismo porque mantiene la misteriosa comunicación entre el cielo y la tierra@ y se nutre en el seno de la madre. #l proceder del cielo esC /o luchar y saber *encer.e trata nue*amente del ritmo y el poder de lo no mani!estado. L33IIAmar%e a %# mi%mo Cuando el pueblo no respeta el poder@ el poder est0 por caer sobre el.#s interesante re!erirse al Isha PpanishadC E#ntran en la espesa tiniebla aquellos que creen en el no8 saberF y en la tiniebla m0s espesa aquellos que se complacen con el saberE >el atman? es otra cosa que el saber@ otra cosa que el no8saber.

Quien le*anta el hacha sin ser carpintero se hiere con sus propias manos. . E2a ruina del pueblo signi!ica destruir su propia cama deshaciendo el catreE >I Ching?.L33I. Cuando el hombre muere se *uel*e duro y r+gido. Por eso al pueblo no le importa la muerte. Duai8/anZt)u a!irma que la pena de muerte no es su!iciente para impedir la corrupción.I E1itar la 6uer0a Cuando el hombre nace es sua*e y !leBible. L33. #l pueblo no se preocupa de la muerte@ porque los pr+ncipes quieren *i*ir a sus anchas. Quien no hace nada para *i*ir@ es m0s sabio que aquel que aprecia la *ida. Por eso hay hambruna. La &odi&ia da9i a #l pueblo su!re hambruna porque el rey cobra impuestos en demas+a. L33. Por eso el pueblo es di!+cil de dirigir.olamente *i*e bien quien no piensa en *i*ir. 2as plantas y los 0rboles nacen delicados y tiernos pero al morir se *uel*en secos y 0speros. #l pueblo es di!+cil de gobernar porque el rey act=a en bene!icio de sus propios intereses. #l sentido de la =ltima parte del teBto se re!iere a la competencia de los magistrados que solo saben aplicarla.e puede se<alar en sentido esotArico lo siguienteC ser buen se<or de s+ mismo@ no eBigir demasiado de uno mismo.e &er el error Cuando un pueblo ya no teme a la muerte VPorquA asustarlo con el espectro de la muerteW . "9 . . #l teBto termina con una sabia amonestación contra el deseo de *i*ir y la Jsuperstición de la *idaE la que es una de las caracter+sticas de nuestros tiempos. 6e otro lado es conocido el estoicismo de los chinos !rente a la muerte *iolenta@ la que tiene una milenaria aplicación en aquel pa+s para todos los cr+menes :u)gados gra*es.i puedes hacer que un pueblo tema siempre a la muerte y si hay criminales que desa!+an la ley VQuiAn tendr0 el *alor de atraparlos y darles muerteW Para eso eBiste siempre el gran magistrado@ a Al compete aplicar la ley de la muerte y no a otros. 2a parte !inal no tiene solo el sentido contenido en nuestro pro*erbio E)apatero a tus )apatosE@ sino que tambiAn agrega la idea de la *engan)a y el rencor de quien ordena la muerte sin tener mandato para ello. %l pueblo no le importa la muerte porque ama intensamente la *ida. .

2o sutil es superior a lo corporal y la *irtud de lo sutil estriba en su !luide)@ en su ina!errabilidad. . #s e*idente que esta idea responde a una concepción de equilibrio a la cual no se puede atribuir ning=n sentido moral. 7emplar un arco re!erido a la *irtud del cielo signi!ica ba:ar el Gang y ele*ar el Gin. E#l camino del cielo consiste en disminuir lo que sobra y aumentar lo que es pobre >I Ching?. Pn 0rbol duro est0 condenado a ser derribado. .e aumenta lo que !alta. #l ni<o@ la hierba@ el arbolito@ todo lo que est0 destinado a crecer es tierno.iempre est0 presente la idea de la *irtud@ de la ductilidad@ !rente a la resistencia. 6an a aquel que tiene mucho. L33. . 2o dAbil y lo tierno deben estar arriba. %s+F lo !uerte y poderoso deben estar aba:o. Pero para atacar a lo duro y lo !uerte no eBiste nada que pueda superarla. Por lo tantoF Pn e:Arcito demasiado poderoso no *encer0. . Quitan a aquel que tiene poco.olo aquel que posee el 7ao.III Co 6iar e la %i &eridad /ada eBiste en el mundo tan dócil y dAbil como el agua. #l proceder del cielo es reducir lo que est0 dem0s y aumentar a lo que le !alta.Por eso lo duro y r+gido son s+mbolos de la muerteF lo sua*e y !leBible son s+mbolos de la *ida.II La 1#a del &ielo #l proceder del cielo es parecido a tender un arco. EI#l empleo de la !uer)a es peligrosoE. Por eso el hombre sabio act=a y no atesora. . &. L33. /o hay nada que la pueda sustituir. #I I Ching presenta la imagen del carnero que habiendo cla*ado sus cuernos queda inmo*ili)ado. VQuiAn podr0 tener lo su!iciente como para dar al mundo enteroW .e disminuye lo que sobra. %dquiere mArito pero no le da importancia.e ba:a lo que est0 en alto.e le*anta lo que est0 aba:o. 2a !uer)a representa la rigide) de la muerte. /o muestra sus reali)aciones. . %s+ no proceden los hombres.

#l cielo representa en este caso no solamente un poder superior indeterminado@ sino la ineludible carrera del tiempo astronómico. 2os contratos@ como los :uramentos@ en la antig4edad in*ocaban el testimonio del cielo para su cumplimiento y la cólera celeste en el caso de que no se cumplieran. #stas palabras son *erdaderas aunque pare)can paradó:icas. Por eso el sabio diceF Quien se hace cargo de los males de un reino es un se<or que sacri!ica a los esp+ritus de la tierra. -tra *e) el s+mbolo del agua es asimilado al 7e >*irtud y poder? del 7ao. L333 Solo $ de p#e Day un peque<o pa+s poco poblado que tiene m0quinas muy e!icientes pero no hay quien pueda emplearlas. L33I3 Cumplir &o el &o trato %unque uno pueda reconciliarse de un gran odio siempre queda algo de rencor. #l que no cumpl+a@ deb+a atenerse a Ela hora del castigoE al cerrarse el ciclo completo. #l hombre que no posee la *irtud solo obser*a las condiciones que le son !a*orables. #l proceder del cielo no mira a las personas@ pero siempre ayuda al hombre bueno. Que este pueblo tome en serio la muerte y no se ale:e un pie de su tierra y aunque eBistan carros y na*+os@ &1 . #l hombre que posee la *irtud@ obser*a las condiciones del contrato. 8 #l agua es s+mbolo del mundo ps+quico o sutil y de su poder sobre el mundo material. VQuA hacer para que todo sea bene!iciosoW Por eso el hombre sabio aun teniendo en su i)quierda el contrato@ obser*a el pacto y no reclama nada. Quien se hace cargo de las calamidades de un reino@ Aste se *uel*e se<or del imperio. #sto todo el mundo lo sabe pero nadie lo practica. #l teBto alude a la !orma ritual de hacer los contratos y a la !alta de descon!ian)a del hombre sabio y recto. 2a segunda parte de nuestro teBto se re!iere a los sacri!icios eBpiatorios del soberano a los esp+ritus terrestres LQei@ en el sentido de sacri!icarse para su pueblo asumiendo sobre su persona@ como mediador@ las !uer)as oscuras del Gin.2o dAbil *ence a lo !uerte y lo !r0gil *ence a lo duro. #I !enómeno de la erosión demuestra su superioridad sobre la naturale)a de las rocas@ pero por un proceder lento y gradual.

2o elocuente no es bueno. 2ao 7)u describe aqu+ la situación ideal de un pueblo Eque no conoce el mundoE. 6e:a que este pueblo *uel*a a la arcaica costumbre de anudar las cuerdas. Cuanto m0s entrega a los dem0s tanto m0s posee para s+. #l sabio no es erudito. #l erudito no es sabio. #l proceder del sabio es actuar sin luchar. #n este peque<o pueblo los *ie:os morir+an tranquilamente sin haber conocido lo que est0 a!uera. 2a norma del cielo es dar bene!icios y no da<ar. Cuanto m0s dones o!rece a los dem0s tanto mas consigue para s+. 7ampoco la erudición es sabidur+a@ puesto que es cuantitati*a en el sentido acumulati*o >se re!iere a los estudios y continuas citas de los Ching propias de los letrados@ que las aprend+an de memoria@ de manera que@ seg=n la tradición@ pudieron reconstruirse cuando .u morada tranquila y su simple manera de *i*ir. & . Day una alusión a la costumbre arcaica de hacer nudos anterior a las primiti*as escrituras que se hicieron sobre ca<as de bamb=. Contrariamente a la tradición china@ que atribuye un car0cter sagrado a la escritura@ eBalta la costumbre primiti*a de los nudos@ porque esto corresponde a una Apoca en la que la gente *i*e en la simplicidad absoluta@ despo:ada de deseos@ sin conocer siquiera las cosas que se pueden desear >que son aquellas que est0n !uera de este pueblo aislado?. L333I 5o%trar lo e%e &ial 2as palabras *eraces no son hermosas. #se pueblo no tiene Eni siquiera el deseo de buscar cualquier cosa porque ignora su eBistenciaE >Nang Pi?.nadie suba a ellos. . 2as palabras hermosas no son *eraces. 7eBto inicial dirigido en contra de los letrados y de la importancia que ellos atribuyen a la elo8 cuencia. G aunque haya otro pa+s *ecino tan cerca que@ escuchen mutuamente a sus perros y gallinas@ sin embargo no hay comunicación entre ellos. #ncuentre buenos sus alimentos@ esplAndidos sus tra:es. #l sentido es que la *erdad no tiene necesariamente que presentarse como algo hermoso@ sino como lo que es. %unque eBistan cora)as y espadas@ nadie las use. 2a elocuencia es un arti!icio cuya esencia no puede ser la bondad@ por proceder de manera no espont0nea.hi DQan 7i ordenó quemarlos. 2o bueno no es elocuente. #l sabio no act=a para acumular.

Day alusión a la suprema libertad de la mente que es condición para conseguir la sabidur+a@ consistente en una actitud siempre abierta a todo y a todos. . &$ .e eBplica aqu+ que las discusiones y luchas@ en opiniones !undamentalmente@ y cuyo proceso es puramente dialActico y discursi*o@ no tienen nada que *er con la sabidur+a.

&3 .