P. 1
R.2 - Aymard - Roma y Su Imperio

R.2 - Aymard - Roma y Su Imperio

|Views: 9|Likes:
Publicado porAgostina Paz

More info:

Published by: Agostina Paz on Dec 05, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/01/2015

pdf

text

original

Sections

  • I - Las conquistas de Roma
  • El imperialismo republicano
  • Creación de un mundo mediterráneo
  • La organización técnica de la política e terior
  • Las causas pro"undas del imperialismo romano
  • Las causas secundarias
  • Las resistencias e"ímeras e ine"icaces
  • %es"allecimientos y debilidades
  • El aspecto militar
  • Los desastres militares
  • La incesante adaptación
  • Las de"iciencias) la marina de guerra
  • -eclutamiento y e"ectivos
  • (l soldado y el /e"e
  • *nadaptación a las tareas imperiales
  • Ciudad griega y ciudad romana
  • (l territorio y sus categorías /urídicas
  • 5upervivencias monárquicas
  • (l tribunado de la plebe
  • La ciudad republicana incapaz de gobernar el *mperio
  • (l *mperio y la guerra civil
  • 7rimacía de -oma amenazada por el 8riente 6elenístico
  • La 3pa romana4 y sus medios pací"icos
  • Las soluciones militares nuevas y su insu"iciencia
  • La organización de la "uerza) la marina, la legión y los
  • La organización de la "rontera
  • La vida de los soldados
  • La anarquía militar
  • La (uropa central y oriental
  • (l 8riente) los persas sasánidas
  • Las amenazas de dislocación
  • La primera in"lación de la 6istoria
  • Los con"lictos religiosos) las primeras persecuciones
  • -evolución social y razón de (stado
  • El ejército del bajo Imperio
  • (l e/ército de la campa:a
  • (l reclutamiento
  • La organización y la táctica
  • El asalto de los bárbaros
  • La llegada de los 6unos y la intrusión de los godos
  • La transmisión de poder y las guerras civiles
  • Los con"lictos religiosos

Índice

LIBRO II - LA CIVILIZACIÓN DE LA ROMA REPUBLICANA

I - Las conquistas de Roma.............7
El imperialismo republicano...............7
Creación de un mundo mediterráneo...............................7 La conquista romana, obra lenta y colectiva...................8 La organización técnica de la política e terior................! Las causas pro"undas del imperialismo romano..............! Las causas secundarias..................................................## Las resistencias e"ímeras e ine"icaces............................#$ %es"allecimientos y debilidades.....................................#&

El aspecto militar............................13
Los desastres militares...................................................#' La incesante adaptación.................................................#' (l instrumento de las victorias decisivas) la legión a principios del siglo **......................................................#+ Las de"iciencias) la marina de guerra............................#+ (l mando.........................................................................#, -eclutamiento y e"ectivos...............................................#, Las re"ormas de .ario...................................................#7 (l soldado y el /e"e..........................................................#8 *nadaptación a las tareas imperiales.............................#8

La ciudad y su fracaso..................20
La ciudad........................................20
Ciudad griega y ciudad romana.....................................$0 (l territorio y sus categorías /urídicas...........................$# 1na rep2blica con constitución 3mi ta4........................$$

La apariencia monárquica: las magistraturas.................................22
.agistratura, 3imperium4 y (stado...............................$$ 5upervivencias monárquicas..........................................$& Limitaciones reales.........................................................$& Las magistraturas...........................................................$+ (l tribunado de la plebe.................................................$+ 5u papel 6istórico...........................................................$, (l 3cursus 6onorum4......................................................$,

De la guerra civil a la paz romana..28
La ciudad republicana incapaz de gobernar el *mperio $8 (l *mperio y la guerra civil............................................$! 7rimacía de -oma amenazada por el 8riente 6elenístico ........................................................................................$! La 3pa romana4 y sus medios pací"icos.......................&0 La "uerza, condición de la paz interior y e terior..........&# Las soluciones militares nuevas y su insu"iciencia........&$ La organización de la "uerza) la marina, la legión y los cuerpos au iliares...........................................................&' Los e/ércitos....................................................................&'
2

La organización de la "rontera.......................................&+ La vida de los soldados..................................................&, 9alance...........................................................................&,

La crisis del siglo III...................... 8
La anarquía militar........................................................&8 (l peligro bárbaro..........................................................&! La (uropa central y oriental..........................................&! (l 8riente) los persas sasánidas....................................'0 Las amenazas de dislocación.........................................'# La primera in"lación de la 6istoria.................................'# Los con"lictos religiosos) las primeras persecuciones generales.........................................................................'$ -evolución social y razón de (stado. ............................'&

!l renacimiento de los peligros y del desorden en la fr"gil restauraci#n del siglo I$...................................%&
El ejército del bajo Imperio.............. !
La organización de la "rontera.......................................'+ (l e/ército de la campa:a...............................................', (l reclutamiento.............................................................', La organización y la táctica...........................................'7 (l mando.........................................................................'7

El asalto de los bárbaros................. "
(l -in..............................................................................'8
3

La llegada de los 6unos y la intrusión de los godos.......'! (l asalto general.............................................................+0 (l caos............................................................................+0

Las di#icultades internas.................!1
La transmisión de poder y las guerras civiles................+# Los con"lictos religiosos.................................................+#

4

LIBRO II LA CIVILIZACIÓN DE LA ROMA REPUBLICANA

La fundación de Roma —que debe su nacimiento y lo esencial de su primera organización a los etruscos— se coloca en un momento impreciso de hacia la mitad del siglo VIII La dispersión! "ariedad y el car#cter toda"$a muy primiti"o de los pueblos del %ccidente prerromano realzar$an! por contraste! la obra de unidad y educación que Roma supo realiza &asta principios de la era cristiana apro'imadamente! y con e'clusión de Italia! Roma destruye sin construir nada que sea nue"o! sólido y a la medida de sus conquistas &ace desaparecer! o al menos per(udica! a ci"ilizaciones que no se preocupa de reemplazar )astando imprudentemente un capital que hab$a con"ertido en suyo! lo agota y compromete as$ su propio por"enir *u obra positi"a de tutora y organización de un mundo! de educadora en m#s de una región! no se desplegar# hasta m#s tarde! ba(o el Imperio! y gracias al mismo +o obstante! antes del Imperio! los efectos de las "ictorias se hacen sentir sobre los "encedores ,n realidad ninguno de los aspectos de su "ida escapa al choque al que hay que a-adir la adquisición de una psicolog$a nue"a modelada por el .'ito y la dominación /esde entonces! omnipresente y multiforme! material y moral! una re"olución se precipita 0ll$ mismo donde la organización tradicional parece conser"arse! se llena de una realidad diferente 1onquistadores frente a los problemas planteados por la acción de las conquistas sobre las condiciones de su "ida indi"idual y colecti"a2 la ci"ilización de una ciudad rural obligada a con"ertirse en la de una capital de imperio2 el triunfo de nue"as
3

formas económicas y el desequilibrio social que pro"oca2 la crisis del sistema pol$tico de anta-o inadaptado a las nue"as condiciones2 la rela(ación de la antigua disciplina! la imposibilidad de establecer otra en medio de las con"ulsiones de la lucha entre la resistencia de las fuerzas del pasado y el brotar de las del presente4 tal es el espect#culo que ofrece la Roma republicana y su sentido real se carga de una potencia independiente de los hechos a "eces dram#ticos 5 .

stas conquistas determinan el destino del mundo mediterr#neo para muchos siglos Roma pone fin a un aislamiento de %ccidente! que "i"$a aparte del resto de las regiones! abriendo a los pa$ses occidentales a m6ltiples relaciones! al propio tiempo que los integra en una comunidad m#s "asta *ometiendo a su ley tantas tierras di"ersas y hasta entonces pri"adas de contacto mutuo! satisface las condiciones elementales de una unidad mediterr#nea /esde este momento! la Rep6blica hace posible! mediante la conquista! la transformación de un hecho geogr#fico en una realidad humana /e los imperios que la precedieron! no conser"a m#s que las regiones propiamente griegas y aquellas en que el helenismo hab$a enraizado de manera m#s profunda4 se beneficia en ellas de un fondo cultural ya estabilizado La p.rdida de las regiones de m#s all# del 7ufrates le de(aba las manos libres en %ccidente y le permite edificar un mundo de todo el 8editerr#neo Rota desde antes de la llegada de los romanos! la unidad del 9ró'imo %riente no fue nunca reconstituida por ellos4 a su imperio le faltan amplias zonas del imperio persa y del Imperio de 0le(andro : .I .Las conquistas de Roma *in ellas no se comprende la ci"ilización de la Roma republicana El imperialismo republicano Creación de un mundo mediterráneo .

se progreso casi ininterrumpido de la potencia y de la dominación constituye la caracter$stica original de la Rep6blica romana < .La conquista romana.s de ella! la edificación militar del mundo romano aparece como obra de numerosas generaciones /e ello se infiere que sólo muy parcialmente es obra de indi"iduos notables 9or el contrario! durante mucho tiempo! antes de emanciparse poco a poco! los generales no son m#s que e(ecutantes de una misión militar determinada! de forma tal que m#s que ning6n a los que se le puede comparar! el Imperio de Roma es una obra colecti"a! que lle"a sólo en tal o cual de sus partes! en una u otra etapa de su construcción! la huella de un representante ef$mero de la colecti"idad La humanidad no ofrece ning6n otro e(emplo de una rep6blica que! durante "arios siglos! persiga con tanta perse"erancia y unidad! si no siempre en los m.n la larga serie de guerras ultramarinas! las guerras p6nicas representan notables e'cepciones que tienen por resultado inmediatas adquisiciones4 la primera! la de *icilia2 la segunda! la de &ispania2 la tercera! la de la región de 1artago 9ero las empresas en el %riente helen$stico tardan en producir sus frutos .'tendida sobre "arios siglos anteriores a la era cristiana! y llamada a proseguirse aun despu.s de la ca$da de la monarqu$a etrusca! y la conquista de la pen$nsula le lle"a! por lo menos! cerca de dos siglo y medio 0 continuación! la e'pansión e'tra. obra lenta y colectiva La e'pansión romana se e'tiende sobre un largo per$odo de tiempo! puesto que las primeras guerras contra sus "ecinos it#licos empiezan al alborear el siglo V! poco despu.todos al menos en los resultados! una pol$tica que se traduzca en unas conquistas tan "astas .it#lica se hace con un ritmo algo m#s r#pido! pero no sin retrasos .

poca de las guerras decisi"as! en los siglos III y II2 y aun entonces nos encontramos! a "eces! que la maquina chirr$a Los cambios importantes no se producen hasta m#s tarde! a partir de fines del siglo II! cuando e'plotando sobre todo el fa"or del pueblo! o simplemente de los soldados! los (efes del e(.ndolo! est#! por otro lado! rozando la parado(a pol$tica 1on"iene! a fin de hacer menos sorprendente esta incansable energ$a! precisar en seguida que la pol$tica e'terior de Roma no depende! de hecho! de la asamblea de los ciudadanos *i formalmente la asamblea debe ser consultada para declarar la guerra y si su decisión es soberana! los dirigentes saben cómo maniobrar .sto no es todo4 "otada la guerra! la asamblea queda de lado hasta el d$a en que la in"ita a aprobar en bloque el tratado de paz elaborado sin tenerla en cuenta .n realidad! la dirección de la pol$tica e'terior corresponde al *enado! es decir! a un cuerpo restringido! de reclutamiento muy poco democr#tico 1laro est# que a este cuadro se podr$an hacer retoques en di"ersos momentos del per$odo republicano /e esta suerte la omnipotencia del *enado sólo se muestra! con certeza! en esta forma en la .rcito se sacuden la tutela senatorial Las causas pro"undas del imperialismo romano *e trata aqu$ de discernir las causas que orientan a los dirigentes hacia una conquista a la que! hasta el final de la > .La organización técnica de la política e terior =na rep6blica conquistadora no es un fenómeno raro =na rep6blica que consagra a la conquista unos esfuerzos tan prolongados! no renunciando nunca a lo que lle"a adquirido! encarniz#ndose en reparar todos los contratiempos que sufre y consigui.

l! han suscitado muchos otros La pura y simple a"idez4 pueblo campesino! el pueblo romano en"idió las tierras de sus "ecinos! en particular las que eran m#s f.Rep6blica y hasta un poco m#s tarde toda"$a! parece que no fi(aron ning6n l$mite Roma no parece haber sentido la necesidad de ampliar su espacio "ital y la fundación de sus primeras colonias responde mucho m#s a fines militares que a la instalación de un e'cedente de población ?ampoco e'iste un problema económico o social que Roma hubiese querido solucionar con la conquista +o podemos! asimismo! se-alar un sistema pol$tico o social que diese la preminencia a una casta cuyo ideal habr$a sido el guerrero @am#s! por 6ltimo! el menor indicio de cruzada ideológica4 Roma no impulsó por la fuerza ni su organización ni su religión! ni era su ob(eti"o el derribar las monarqu$as2 rep6blica conser"adora! ciertamente mostró m#s hostilidad preconcebida frente a los reg$menes re"olucionarios *in embargo! este imperialismo no llega a escapar a las causas muy generales que! antes o despu.s de .rtiles o estaban me(or culti"adas2 instalado en un lugar donde se cruzaban ciertos caminos! quiso reser"arse y aumentar los beneficios de ese tr#fico 1on todo! m#s a6n que a la atracción de los beneficios inmediatos! parece que esa a"idez obedeció al temor Vol"eremos a encontrar en la Roma republicana ese sentimiento tan frecuente y tan "i"o en )recia de que la seguridad de un estado se encuentra en peligro por la sola presencia! en su pro'imidad! de otro estado cuyas fuerzas parezcan equilibrar las suyas! o por la posibilidad de una coalición en la que no tome parte4 la preocupación por preser"ar su propia independencia le in"ita a destruir la de los dem#s 0 partir de entonces! aumentar las posesiones multiplica los deberes defensi"os y las ocasiones de conflicto2 AB .

n! mezcladas la sed de oro y la miseria! una y otra intensamente acrecentadas! si no creadas! por la conquista que trastorna la econom$a y la sociedad Insaciables! los hombres de negocios desean nue"os dominios para e'plotar! y los soldados! muchas "eces! nue"as guerras que les "algan el bot$n y recompensas C! por encima de este #spero ego$smo! incluso algunos conscientes hombres de .l pueblo romano acabó por creerse el pueblo elegido2 sinti.ndose el m#s fuerte! se estima el m#s (usto! el m#s "irtuoso y el m#s piadoso! superioridades que! a sus o(os! (ustifican los fa"ores que los dioses le reser"an Roma se con"ierte en la ciudad por e'celencia! la que tiene por misión someter el mundo! y que lo somete castigando sin piedad a los rebeldes ?enemos! tambi.n primer lugar se encuentra el orgullo romano que! aunque no empu(a de manera directa a la e'pansión! m#s tarde! acrecentado por los .'itos ininterrumpidos y grandiosos! introduce en el alma de todos una confianza sin l$mites en el destino de Roma! garant$a del feliz final de todas sus empresas .stado piensan a "eces que una guerra y una conquista ayudar$an a resol"er las dificultades interiores! ya creando una di"ersión! ya aumentando los recursos financieros AA .el imperialismo encuentra en sus propias adquisiciones moti"os irresistibles de lle"ar adelante sus conquistas sin cesar2 y a fin de cuentas! no encuentra otros l$mites que los de la tierra habitada Lo que surge es! sin lugar a dudas! una teleolog$a del imperialismo Las causas secundarias %tros factores inter"ienen igualmente! cada "ez m#s fuertes y di"ersos! en especial a partir del siglo II 9ero se trata de factores secundarios .

ucida +o obstante! estas guerras tienen lugar y son fructuosas4 en las primeras! a partir del siglo III! Roma gana *icilia! 1erde-a e &ispania2 en las segundas! en treinta a-os! del A>: al A5<! se funda su supremac$a en el %riente egeo Ine"itablemente! en el 6ltimo siglo de la Rep6blica! con el consentimiento del *enado! la e'pansión militar se con"ierte en m#s de una ocasión en ser"idora de la e'pansión económica A2 .l contagio de las ideas y de las costumbres helen$sticas! por una parte! y las posibilidades ofrecidas al hombre h#bil y fuerte por la ruptura del antiguo equilibrio social y la desorganización pol$tica! por otra! dan una e'traordinaria fuerza a la atracción que e(ercen los grandes mandos militares Lo que en adelante pueden aportar es la gloria que fascina a las multitudes2 son las riquezas con las que se compran las amistades y se ampl$an las clientelas2 son los soldados que! reconociendo en .l al fa"orito de la di"inidad y design#ndole para el triunfo sin esperar la opinión del *enado! toman la iniciati"a de saludar a su (efe como imperator sobre el campo de batalla La conquista crea las condiciones materiales y morales de la anarqu$a interior y! a su "ez! la anarqu$a impele a la conquista Las resistencias e"ímeras e ine"icaces ..n 6ltimo lugar tenemos! pues! el desencadenamiento de las ambiciones indi"iduales La "ictoria "alió siempre al general! si el *enado la estimaba decisi"a! la gloria del triun"o .stas manifestaciones imperialistas no de(an de suscitar resistencia! en definiti"a! m$nimas! y poco eficaces +inguna consideración económica de peso se discierne en el origen de las dos primeras guerras p6nicas! como tampoco en los de las guerras contra las monarqu$as antigónida y sel.

n esas condiciones! se comprende que la pol$tica e'terior de la Roma republicana no presente! si se la considera en detalle! la ma(estuoso continuidad que procura la falsa impresión de un primer golpe de "ista +o por ello la obra de(a de e'istir y ning6n esp$ritu razonable la atribuir$a a un simple azar &ay que pensar pues en la calidad —en ciertas manos y en ciertas .pocas! "erdaderamente e'cepcional— del instrumento militar de que dispone Roma El aspecto militar A3 .sar lo que le faltaba hasta entonces4 gloria! riquezas y legiones /e hecho! la pr#ctica aplicada con m#s frecuencia consist$a en oponer los ambiciosos! facilitando! cuando era necesario! la ascensión de un competidor con el fin de ele"arlo hasta la altura de otro 9ero tales ri"alidades que a "eces no tienen otra salida que la guerra ci"il —8ario y *ila! 9ompeyo y 1.8uy pronto! desde la segunda guerra p6nica! la aristocracia senatorial percibe la amenaza que los (efes "ictoriosos! lle"ados por la adulación de las multitudes y seguros de la de"oción de sus tropas! constituye para las instituciones republicanas! es decir para ella misma +o obstante! no de(a de recurrir a sus talentos cuando la situación lo e'ige 0simismo! comete errores por falta de "isión! como cuando concede a 1.sar! a quien debiera detestar por m#s de una razón! el gobierno de la )alia narbonense! adem#s de la )alia cisalpina que el pueblo le hab$a concedido por cinco a-os! pudiendo adquirir 1.sar—! m#s que refrenarla aceleran la e'pansión %es"allecimientos y debilidades .

todos de combate nacionales! como los (inetes n6midas que permitieron a .rdidas! Dy! era! en menos de dos a-os! la cuarta "ictoria de 0n$balE La incesante adaptación ?anto como la tenacidad! lo admirable es la fle'ibilidad y la facultad de adaptación que atestigua la historia militar romana *ólo los partos agotaron sus recursos! lo mismo durante la Rep6blica que en tiempos del Imperio 9olibio se-ala que Fcomo ning6n otro pueblo! los romanos saben modificar sus costumbres y adoptar otras me(oresG 0l decir esto pensaba en las imitaciones que! numerosas y "ariadas! realizó Roma4 tomó de los galos el escudo oblongo y abombado de los legionarios2 a los samnitas copió el pilum hecho con un hierro puntiagudo fi(o en una "ara de madera2 a los iberos le debió la espada corta2 a los griegos! las armas de la caballer$a! lanza! coraza y sólido escudo2 tambi.n a los griegos! y a los cartagineses! las m#quinas de guerra *in saber nada al principio de las cosas del mar! los romanos hicieron que sus carpinteros imitaran un gran na"$o enemigo *iguiendo el e(emplo de los e(.Los desastres militares &ay que recordar que con"ertida en se-ora de medios numerosos y potentes! Roma tu"o que enfrentarse toda"$a con poderosos ad"ersarios )racias al genio de un (efe o al feroz encarnizamiento de un pueblo! muchos otros enemigos hicieron frente a Roma durante largo tiempo y le infligieron resonantes derrotas! de las que a "eces sólo pudo rehacerse por un "erdadero milagro La de 1annas es la m#s gra"e en razón de sus p.scipión derrotar a 0n$bal A4 .rcitos cartagineses y helen$sticos! emplearon cuerpos de mercenarios y de aliados conser"ando sus armas y sus m.

sta desaparece 9or ello! se encuentra sometida a penosas sorpresas +inguna lección le sir"e4 se sabe en posesión de los medios de actuar y act6a en efecto! pero a saltos! pues huye del esfuerzo constante A3 .n en algunos de sus caracteres originales! alabando en particular el sentido de la organización que se manifestaba en el reclutamiento y la mo"ilización La fuerza de la disciplina! las recompensas! la in"ención de los HbicherosI! grandes garfios formando pasarela y cuya ca$da inmo"ilizaba el na"$o enemigo! transformando mediante el aborda(e al combate mar$timo en combate de infanter$a 9or 6ltimo! supieron dar ligereza a su formación militar tradicional! la legión (l instrumento de las victorias decisivas) la legión a principios del siglo ** .n en la facilidad de mo"imiento y en la iniciati"a de(ada a cada soldado! pues los triunfos de la legión son tambi.*in embargo 9olibio insistió tambi.rito! que hizo del e(.n! ligereza del hombre en s$ 9olibio insiste tambi.n los triunfos del legionario! a quien la frecuencia de las guerras y la sucesión de las campa-as enriquecen con una e'periencia directa o la de sus camaradas Las de"iciencias) la marina de guerra +o sin parado(a! Roma conquista y conser"a el imperio del 8editerr#neo sin poseer una "erdadera flota! creando una marina cuando de ella siente necesidad! a la que no se conser"a una "ez que .rcito romano el primero del mundo de entonces! es el haber obtenido ligereza sin per(udicar la solidez Ligereza gracias a la modestia del efecti"o global que permiten mane(arlo con facilidad y! tambi.l principal "alor de la legión es la ligereza2 y su m.

rcito los (efes suelen ser dos2 en efecto! la tradición y el esp$ritu del r.rcito a un (efe independiente 1omo se e"ita el confiar m#s de una "ez esta magistratura a un mismo hombre! ser$a necesario descubrir cada a-o dos cónsules aptos para mostrarse buenos generales! milagro que desaf$a las posibilidades de cualquier sociedad Roma no podr# e"adirse del dilema4 o una sucesión de (efes ef$meros y faltos por lo com6n de e'periencia y muchas "eces incapaces2 o bien la amenaza mortal que representan! para sus instituciones republicanas! algunos generales a los que la presión de las circunstancias le obliga a dar o de(ar que almacenen una posición e'cepcional -eclutamiento y e"ectivos La ley establece que cada ciudadano! a partir de los diecisiete a-os! puede ser llamado a ser"ir diecis.(l mando Las garant$as de e'periencia no e'isten para los mandos superiores Los (ó"enes de buena familia sir"en en la caballer$a o en el estado mayor! no en la infanter$a2 no obstante! es entre ellos donde se escogen la mayor parte de los tribunos militares 9ara un solo e(.l principio del ser"icio militar obligatorio pesa sobre todos los hombres libres de la pen$nsula 1uando se produce la le"a en masa! los pobres no sir"en m#s que en la flota! cuando e'iste 1omo el soldado debe soportar los gastos de su armamento personal! los dem#s! seg6n sus A5 .gimen deseaban que fuesen siempre dos! concretamente los dos cónsules que se reparten el mando por d$as *ólo despu.s se recurre al prete'to de las operaciones simult#neas en "arios frentes para suplir los incon"enientes "isibles del sistema! confiando cada e(.is campa-as en la infanter$a o diez en la caballer$a .

fortunas! proporcionan la infanter$a ligera! la infanter$a de l$nea! y los m#s ricos la caballer$a 1omo estos 6ltimos tienen tambi.n adelante! todos los ciudadanos sir"ieron en la infanter$a pesada A: .n el a-o AB:! en ocasión de su primer consulado! 8ario! renunciando a designar de oficio a sus reclutas! decidió aceptar a todos los ciudadanos que quisieran encuadrarse! sin preocuparse de su riqueza o de su pobreza .l n6mero de legiones pudo ele"arse! a lo que contribuyó el haber concedido poco despu.'ito! en todas las clases sociales! que nadie se atre"ió a discutirlo4 aunque la obligación del ser"icio militar continuó inscripta en la ley! ya no se recurrió a ella m#s que de manera e'cepcional! en particular en ocasión de las guerras ci"iles .n 8ucho antes de que el r.l esfuerzo global es pesado y! aunque no podamos estimar las cifras! las p.n la posibilidad de ser"ir en el estado mayor! donde cumplen funciones de inter.ario .l nue"o procedimiento tu"o tanto .rdidas lo son tambi.gimen imperial organice la defensa del imperio con los pro"inciales! es en gran parte con no romanos con los que la Roma republicana lle"a a cabo la conquista de este imperio Las re"ormas de .s p6blico que les sustraen al reclutamiento! el n6mero de (inetes ciudadanos es siempre insuficiente /e hecho! la parte principal de las cargas militares cae sobre la clase media de los campesinos propietarios C esta clase no es inagotable .s el derecho de ciudadan$a a todos los it#licos! a la "ez que desaparec$an en el armamento de los legionarios las diferencias .

gimen! no reconociendo otro (efe que aquel a qui.rcito permanente que la rep6blica no pensó nunca en crear 0 orillas del Rin! en los Kalcanes! en el 7ufrates! en la misma Lfrica! le hubiese sido necesario "igilar a "ecinos poderosos o! al menos! incómodos 0unque no fuera de esperar una ocupación densa! s$ que ser$a razonable "er a los dirigentes edificar un m$nimo de aparato militar 9ero no e'istió nada de A< .n ser"$an La reforma de 8ario! nacida de imperiosas condiciones del momento! pero modific#ndolas a su "ez! se sumó a otras causas para determinar el por"enir /ando a la Rep6blica un e(.(l soldado y el /e"e 9ero el principal cambio fue repercusiones morales y pol$ticas social! con profundas Las legiones no se reclutaron m#s que entre los pobres que! libres de preocupaciones materiales por su "ida militar! aceptaron ser"ir de manera m#s continua fuera de Italia *eparados de sus conciudadanos se con"irtieron en soldados de oficio! e'celentes profesionales! pero sin "eneración por las leyes ni por el r.rcito algo m#s acorde a sus necesidades y a sus recursos! creó un nue"o tipo de (efe cuya ine"itable ambición! dotada de la fuerza material merced a la influencia e(ercida sobre las tropas! no pod$a conducir m#s que a la cat#strofe o a la dictadura en el horror de las guerras ci"iles *nadaptación a las tareas imperiales Jnicamente militar al principio! el problema del mando no hizo m#s que agra"arse! puesto que llegó a con"ertirse! adem#s! en problema pol$tico Lo que estaba realizad necesitaba! para su conser"ación! un e(.

gimen que ten$a que heredarla el cuidado de realizar la labor que ella hab$a ignorado A> .stado ?en$a que morir por culpa de sus conquistas! de(ando al r.rcitos m#s o menos ef$meros! con todo lo que esta pluralidad y esta discontinuidad implican de impro"isaciones! de incoherencias y de indi"idualismos en la persona de los (efes y! por consiguiente! de riesgos militares y pol$ticos 0simismo! ?u"o pro"incias! en lugar de un imperio! y este estado de inacabamiento no de(ó de tener sus consecuencias ?odas estas imperfecciones pro"en$an de la misma causa 1onquistadora! la ciudad republicana continuaba siendo una ciudad! sin adaptar sus instituciones a las necesidades de un gran .eso ?erminada la operación as$ como sus corolarios! realizada la ane'ión! concluida la paz y restablecida la tranquilidad! Roma nunca tardó mucho en de"ol"er sus tropas a Italia para licenciarlas! e'poni.rcito! la Roma republicana no tu"o sino e(.ndose de esta forma a la m#s desagradable sorpresa .n lugar de un e(.n resumen! con"ertida en se-ora de un imperio! Roma se obstinaba en proceder como la peque-a ciudad de anta-o que no ten$a que defender m#s que un territorio restringido +o ten$a consciencia e'acta de los deberes que se hab$a impuesto y! siempre interpretadas como accidentes! sus propias e'periencias no le ense-aban nada .

n que! haciendo esto! disminuye mucho en su "irulencia agra"ios de los que podr$an nacer mo"imientos sub"ersi"os! con lo que 2B .La ciudad su !"acaso +i la ciudad ni la con"ersión en rep6blica significaron originalidad alguna .tnica Roma! en cambio! no sintió nunca sentimientos tan e'clusi"os *u comportamiento prueba! al menos! que (am#s se impusieron de manera duradera .s "erdad que la completa naturalización (ur$dica beneficia m#s bien a las aristocracias y burgues$as locales m#s ale(adas ?ambi.s radica en otros puntos4 en la e"olución de sus instituciones republicanas! es decir! en el desorden que en ellas introdu(eron causas bien f#ciles de discernir Las "ictorias de la rep6blica romana fueron las que pro"ocaron la crisis que la ciudad no llegó a superar La ciudad Ciudad griega y ciudad romana 0 la ciudad griega le repugna ensanchar sus fronteras humanas! de forma tal que el grupo de ciudadanos que la constituye no acoge en general m#s que a los hi(os de sus miembros2 se cierra! celosa de mantener su pureza .n es "erdad que el ritmo se detiene a partir de la mitad del siglo III 9ero! a principios del siglo I! la guerra social hace que Roma abra sus puertas a todos los it#licos en el a-o :B *eguramente! Roma obedec$a a lo que estimaba su inter.l inter.s 0umenta sus recursos humanos para el reclutamiento de sus legiones y la fundación de sus colonias 1omprende tambi.

n especial! el resto de la Italia peninsular responde a esta designación oficial Roma se sabe lo bastante fuerte para respetar cada "ez menos los l$mites que la costumbre e incluso los te'tos aportan a su poder4 con los aliados! sean o no de nombre latino! sus gobernantes no sienten el menor escr6pulo en hablarles como amos Respecto a las 2A .stado romano a fines del siglo III y en la primera mitad del II *u territorio es ya muy e'tenso .stos actos e'cluyen la idea de la fuerza4 dentro de este recinto el poder militar2 nadie! e'cepto para la ceremonia del triunfo! puede e'hibirse en su interior con armas o en tra(e de guerra Roma es tambi.n primer lugar! la propia ciudad de Roma 0ll$ deben cumplirse todos los actos importantes de la "ida religiosa y pol$tica .por primera "ez en la historia de la humanidad los "encedores le"antan a los "encidos a su ni"el y se los asocian 9ero Roma no sigue adelante en su camino y conser"a instituciones rid$culamente inadaptadas a su e'pansión humana y territorial *us instituciones no e"olucionaron4 nada puede quedar inmó"il durante cinco siglos +o obstante! en lugar de resol"er los problemas! su e"olución no hizo m#s que agra"arlos (l territorio y sus categorías /urídicas .n la =rbe La ciudad mayor y m#s fuerte que otra aluna! cuya gloria y autoridad m#s o menos directa se e'tiende a lo le(os! mientras las otras aglomeraciones no pasan de aldeas ?odas tienen sus instituciones locales2 pero! sometidas a las órdenes y a la "igilancia del gobierno central! su autonom$a real queda muy restringida Roma tiene sus aliados .'aminemos el .

3imperium4 y (stado 9olibio reconoce la monarqu$a en el consulado 8e(or podr$a decir! ampliamente! en la idea de magistratura .agis! m#s y minus! menos4 el magistrado es m#s que un ciudadano =na "ez instituido seg6n las fórmulas! el magistrado romano goza! independientemente de la comunidad y por encima de ella! de un poder autónomo que hace de .s de fines del siglo VI Roma es una Rep6blica que! sintiendo repugnancia por el t$tulo de rey en su sentido habitual! asesinó a 1.l la encarnación del .pro"incias cada decir que! en "irtud del derecho creado por la "ictoria! todo! hombres y bienes! pertenece a Roma 1na rep2blica con constitución 3mi ta4 /espu.agistratus! a la "ez la magistratura y el hombre con ella in"estido! "iene de magister! amo! que se opone a minister! ser"idor .agistratura.stado! su representante y el que e(erce su autoridad La noción de imperium! noción mucho m#s amplia y ele"ada que potestas! atributo com6n a "arias magistraturas! dictadura! consulado y pretura! se trataba! cuando se romp$a su unidad! del poder 22 .sar a pu-aladas por haber so-ado tomarlo +o obstante la Rep6blica romana presenta m#s de una faceta 0 los griegos les parece como el modelo de la constitución mi'ta4 una constitución que participa a la "ez de las "enta(as de la monarqu$a! de la aristocracia y de la democracia! porque tomando elementos de cada uno de estos reg$menes! los equilibra unos con otros y! de esta manera! corta sus abusos y su desgaste La apariencia monárquica: las magistraturas .

l! ni reunirse ni e'amina cualquier cuestión que no quiera someterles 0dministra la (usticia! seg6n fórmulas e incluso reglas que fi(a .n Roma y en la "ida ci"il es el 6nico que puede con"ocar al pueblo y al *enado! que no pueden sin .rcito romano! el poder del magistrado es absoluto .supremo del .l mismo con la 6nica condición de darlas a conocer +o puede ser depuesto ni obligado a abdicar! ni perseguido ante la (usticia durante el e(ercicio de su cargo Limitaciones reales 9ero esa magistratura ideal no e'iste en realidad! pues un con(unto de principios constitucionales y de costumbres la fraccionan y la limitan 23 .stado! del derecho de gobernar en la "ida ci"il igual que en la "ida militar C esto es! precisamente! lo que no e'ist$a entre los griegos 8ientras las ciudades griegas no tienen magistrados! sino funcionarios! los ciudadanos romanos admiten que Roma e'iste por encima de ellos y que! si se encarna en el ser colecti"o que ellos constituyen cuando se re6nen en asamblea! no se encarna menos en ciertos hombres in"estidos con determinadas garant$as 5upervivencias monárquicas Los or$genes mon#rquicos de las magistraturas son e"identes! en particular cuando e(ercen el mando militar ?odas poseen un poder independiente que no cede! en caso de competencia! sino ante una magistratura m#s ele"ada! sobre todo de las que est#n dotadas de imperium 1omo (efe del e(.

l por un magistrado4 .gimen .n realidad! el poder y el aspecto mon#rquico del magistrado son! de derecho como de hecho! mucho m#s indiscutibles fuera que en el interior de Roma y del territorio propiamente romano *e encuentra solo! sin la presencia de un colega capaz de neutralizarlo 24 .n principio! hay "arias magistraturas y una de ellas! el tribunado de la plebe! posee armas suficientes para paralizar a todas las dem#s C! sobre todo! para cada una de ellas hay "arios titulares Jnicamente la dictadura escapa al principio general de la colegiación! pero su duración no puede rebasar los seis meses 9or lo dem#s! las otras! a pesar de la pluralidad de sus titulares! no tienen una duración mucho mayor *i los censores tienen el derecho de no dimitir hasta pasados dieciocho meses! los otros magistrados ceden el lugar a sus sucesores al cabo de un a-o 0dem#s! se toman garant$as contra su relección inmediata o demasiado r#pida4 desde fines del siglo IV! se impon$a un inter"alo de diez a-os para la relección al consulado C! aunque esta legislación sufre en la pr#ctica algunas e'cepciones! nos se-ala al menos el esp$ritu que inspira al r.l inter"iene el derecho de provocatio! es decir! de llamamiento al pueblo! comparati"amente similar al 6abeas corpus brit#nico 9ermite a cualquier ciudadano romano apelar ante la asamblea del pueblo a causa de una pena corporal pronunciada contra ..ste ya sólo dispone de la multa y aun hasta cierta suma *in duda! al menos en ciertas circunstancias! los magistrados pasan por encima de estas prescripciones .n lo que respecta a la autoridad (udicial y al derecho de edicto! el magistrado no puede! sobre todo! prescindir de consultar la opinión del *enado! cuya autoridad moral y pr#ctica sobrepasa ampliamente la suya MC el poder de coerciónN 1ontra .

sar no tienen de com6n con la antigua dictadura constitucional m#s que el nombre en tanto se limitan a legalizar tiran$as establecidas por la fuerza de las armas .l 6ltimo dictador de este tipo fue creado en el 2A5! al d$a siguiente de la batalla de 1annas! mientras que las dictaduras de *ila y 1.l dictador es un magistrado de e'cepción! escogido e instituido por un cónsul! de hecho por in"itación del *enado Libre de toda "igilancia y de todo "eto! posee sobre los magistrados y los ciudadanos un poder absoluto .s! durante otro a-o! son encargados de una pro"incia! con el t$tulo de procónsules Los pretores reciben el imperium /os de ellos est#n encargados de la (urisdicción ci"il4 uno! el pretor urbano! de los procesos entre ciudadanos2 otro! el pretor peregrino! de los procesos en los que inter"iene un e'tran(ero (l tribunado de la plebe 1asi todos sus caracteres le separan de las otras magistraturas y desempa-a un papel a "eces de primer rango en la "ida pol$tica romana La mayor parte de sus prerrogati"as no son positi"as +o recibe el imperium +o representa a Roma! ni tan sólo a la plebe por la que es elegido 9osee sólo los medio 6tiles para defender a los plebeyos! indi"idual o colecti"amente! contra cualquiera! a e'cepción del dictador cuya creación acarrea la 23 .l consulado! por su parte! es heredero de la monarqu$a desaparecida .legidos por un a-o al que dan sus nombres! los cónsules est#n dotados del pleno imperium! domi et militiae 0 principios del siglo I! con *ila! se adopta otra solución! toda"$a aplicada al final de la Rep6blica Los cónsules! en adelante! habitan en Roma durante el a-o de su mandato! ocup#ndose sólo del gobierno ci"il /espu.Las magistraturas .

n 25 .ste al ser"icio del ciudadano! tal institución representó! con el derecho de provocatio! un freno 6nico o casi 6nico a la acción de los gobernantes! un elemento protector y una garant$a de la persona del ciudadano y por tanto una fuerza contraria a la omnipotencia del .sta es que diez titulares est#n re"estidos a la "ez de la dignidad tribunicia y que cada uno de ellos puede e(ercer sus poderes negati"os contra cualquiera de sus colegas =n .rgicos como un e'celente instrumento de organización y de acción contra la clase dirigente (l 3cursus 6onorum4 0l menos t#citamente! m#s de un .stado 1on todo! a fin de cuentas! el tribunado contribuyó a arro(ar a Roma en la anarqu$a! utilizado por hombres en.stado y de un r.suspensión de sus derechos! entre los que se cuentan el au ilium! la intercessio contra un acto o una decisión y el "eto pre"io con respecto a un proyecto de ley 0 todo esto se suma un 6nico derecho de acción positi"a4 el de reunir a la plebe en asamblea para proponerle y hacerle "otar una decisión que! desde principios del siglo III! tienen fuerza de ley 5u papel 6istórico Limit#ndonos al aspecto m#s sumario de las cosas! le es posible al tribuno paralizar toda la "ida pol$tica y administrati"a de la ciudad Lo que! en realidad! sal"a a .gimen han aplicado la noción del escalonamiento necesario de las funciones p6blicas! por razón de que la e'periencia adquirida en los escalones m#s ba(os puede ser 6til en los m#s altos .stado cuyo concepto fundamental colocaba al ciudadano a su ser"icio m#s que .

l hecho de que se (uzgara necesario establecerlo legalmente! que se hicieran m#s pesadas las obligaciones y se retrasase paulatinamente el acceso a las altas magistraturas! refle(a sobre todo la decadencia de la disciplina espont#nea y el temor a los destinos e'cepcionales2 la clase dominante intentaba protegerse contra las carreras fulgurantes 9ero fracasó 2: .Roma acabó tomando la forma especialmente rigurosa del cursus 6onorum! o carrera de los honores! reglamentada con minuciosidad .

De #a $ue""a ci%i# a #a &a' "omana Re"olucionando las premisas tradicionales de la "ida pol$tica en Roma! los "einte a-os de guerras ci"iles transforman la suerte del mundo romano en su totalidad La ciudad republicana incapaz de gobernar el *mperio Los hombres que desempe-aron los primeros papeles! 1.sar y 9ompeyo! 0ntonio y %cta"io! imprimieron su huella a las peripecias de esta crisis decisi"a que hubiese "ariado con otros actores 9ero el final no pod$a ser m#s que lo que fue4 el establecimiento del poder personal *i Roma pretend$a seguir dominando sus pro"incias! la inadaptación del r.rcitos permanentes! cuya e'istencia era una in"itación a las guerras intestinas /e esta forma murió la Rep6blica romana! incapaz de resol"er el delicado problema de las relaciones entre el poder ci"il y el poder militar cuando! con la dominación de un imperio! re"istió una particular gra"edad .ra necesario que el Imperio se hiciera y que el alumbramiento fuese doloroso 2< .gimen se hac$a intolerable La solución it#lica no pod$a ser e'tendida a las pro"incias! donde lo que hab$a era unas relaciones de dominación! no de asociación2 una dominación rigurosamente codiciosa! que postulaba la permanencia de la "iolencia y que! desarmando los s6bditos cuya suble"ación tem$a! no pod$a contar m#s que con su propia fuerza para mantener a raya los pueblos que quedaban fuera de sus fronteras! siempre dispuestos a apro"echar el descontento interior 9or ello Roma no pod$a escapar a la obligación de mantener e(.

sa "italidad se manifestó tambi.sar! aun cuando su base operaciones se situaba en %ccidente! se encontraba mucho m#s cerca que 9ompeyo de las ideolog$as helen$sticas4 incluso antes de haber adquirido en .sar! se refugiaron all$! con el fin de crear las fuerzas que les faltaban =na de las m#s claras ense-anzas de esta larga crisis es que el mundo helen$stico! que pod$a parecer agotado desde hac$a mucho tiempo! conser"aba toda"$a! al final de la Rep6blica! una "italidad que los romanos no ignoraban .(l *mperio y la guerra civil La crisis puso sobre el tapete la e'istencia del propio Imperio y la preponderancia de Roma 9or su duración! su encarnizamiento! su e'tensión geogr#fica y la amplitud de los efecti"os puestos en (uego! las guerras ci"iles sobrepasaron a todas las precedentes! pues nunca el premio pudo suscitar ambiciones tan ardientes La "iolencia destructora tomó todas las formas4 las proscripciones sistem#ticas! con confiscación de bienes2 las brutalidades de los soldados2 el pilla(e de las ciudades tomadas al asalto2 el asesinato o la "enta en escla"itud de sus habitantes2 las e'propiaciones2 el robo de las reser"as y de los tesoros2 etc 7rimacía de -oma amenazada por el 8riente 6elenístico .n en el terreno de las ideas y! en general! de la ci"ilización 1.s los republicanos asesinos de 1.gipto el conocimiento directo de la gran 2> .n %riente se libraron las m#s decisi"as batallas /urante toda la duración del conflicto! el %riente apareció a los beligerantes como el campo de batalla ideal! abundante en riquezas mo"ilizables! fa"orable tanto para la defensi"a como para preparación de una ofensi"a contra Italia 1uando debieron renunciar a mantenerse en Roma! 9ompeyo! y despu.

l adoptada &asta el punto de que la pa romana merece asimismo el nombre de pa augusta 9ara establecerla! %cta"io 0ugusto apro"echó el cansancio general al cabo de una crisis tan larga 9ero ese sentimiento no bastaba para una creación establece 9ara establecerla! asimismo! asignó conscientemente a Roma el papel de educadora La pa' romana! era naturalmente una paz que proteg$a la ci"ilización proclamada por Roma! a sus o(os! superior! e incluso! simplemente! la ci"ilización 0ntes de .monarqu$a di"inizada! estaba decidido a reformar profundamente la estructura pol$tica! religiosa y moral de la ciudad romana La 3pa romana4 y sus medios pací"icos Lo que deb$a parecer y pareció! en efecto! a la inmensa mayor$a de los habitantes del imperio un inapreciable beneficio! fue simplemente la paz! tanto la calma interior como la seguridad e'terior Los efectos no fueron ni ef$meros ni superficiales4 por el solo hecho de su e'istencia y por los medios puestos a continuación para asegurarla! se-aló de manera poderosa la ci"ilización cuyo desarrollo permitió durante dos siglos *e la designó con el nombre de pa romana 0l menos en sus tendencias esenciales! los sucesores de 0ugusto! conser"aron la solución por .sar! fue retardando el ritmo y 8#s que pro"incias! creó .l legado por 1.l! Roma ya hab$a asimilado sin desearlo y en todo caso siempre programa implementado por %cta"io! adoptado con mucha m#s prudencia! escalonando las etapas pueblos b#rbaros! pero en peque-a escala .stados "asallos! rehusando su ane'ión que no se realizó hasta m#s tarde Les procuró de esta 3B .

forma un per$odo de transición que! ba(o el gobierno de pr$ncipes fieles! con"ertidos a su "ez al ideal romano! y dirigidos en el cumplimiento de su tarea! preparó las futuras asimilaciones 0ugusto no se de(ó deslumbrar por la nue"a situación de paz que tan h#bilmente hab$a conseguido y su realismo le hizo buscar al mismo tiempo otras seguridades *i el r.bil o flo(a Romana lo fue sin duda! por haberla concedido Roma a su manera! y porque impuesta y "igilada por Roma! con el fin de hacerla reina no descuidó los medios de recurrir! si era necesario! a la fuerza . condición de la paz interior y e terior La pa' romana no fue una paz d.ra necesario un emperador para imponerse a las facciones! a los gobernadores de pro"incias! a los (efes de e(.gimen pol$tico y administrati"o por .l mundo romano ten$a sus desheredados y! en un conte'to en el cual las re"ueltas internas continuaban siendo posibles! los dirigentes no se interesaban en ellos m#s que para obligarles al respeto del orden social! es decir! a la resignación C! de hecho! por todas partes las poblaciones de las "ie(as pro"incias! 3A .l instituido lle"ó! en la pr#ctica! a darle el poder para dirigirlo todo! o al menos para controlarlo todo! ser$a erróneo e'plicarlo sólo por un apetito de autoridad personal 0 nadie enga-an los escr6pulos que fingió a ra$z de 0ccio! para el mantenimiento y despu.s para la e'tensión de sus prerrogati"as 9ero esas comedias disimulaban un sentimiento sincero que no era simple ambición4 la certeza de que un amo era necesario a Roma y a su Imperio .rcitos y a los hombres de dinero La paz interna ten$a ese precio 0leccionados por la e'periencia! muchos lo encontraron razonable e! incluso! "enta(oso La "uerza.

rcito imperial aparece como lógica condición de una paz en la que se basó la ci"ilización durante dos siglos %rganizarlo fue dif$cil =no de los rasgos que m#s claramente opuso el r.gimen imperial al republicano fue la posesión de un e(.l Imperio sostu"o numerosas guerras y de toda clase 8uy rara "ez defensi"as en el sentido estricto de la e'presión! es decir! pro"ocadas por una agresión4 las m#s gra"es se sit6an ba(o 8arco 0urelio! en la segunda mitad del siglo II! cuando se hizo sentir en las fronteras el eco de los grandes mo"imientos de pueblos que agitaron el mundo b#rbaro del norte y del nordeste Kastante m#s frecuentes eran las guerras que ten$an como principal fin la conquista .rcitos de las fronteras los reprimieron sin dificultad *i la paz interna no fue absoluta! mucho menos lo fue la paz e'terior .n la pr#ctica no afectaron m#s que las regiones de la periferia 0s$! imperfecta! amenazada y decidi.l e(.ndose con gusto! por romana y augusta! a mostrarse amenazadora para hacerse respetar! la paz no pod$a ser! en sus me(ores momentos! m#s que una paz armada Las soluciones militares nuevas y su insu"iciencia .rcito cuya permanencia no resultó solamente de un hecho —la permanencia de las guerras— como al final de la Rep6blica! sino de un principio fundamental de las nue"as instituciones 32 .stas guerras no turbaron profundamente la "ida del Imperio .instruidas por el fracaso de sus tentati"as anteriores! parec$an resignadas a su suerte Los mo"imientos que se produ(eron en las pro"incias de población sedentaria fueron raros y de amplitud limitada 1uando no bastó la polic$a a las órdenes de administraciones locales dominadas a su "ez por clases sociales moralmente conquistadas e interesadas en todo caso en que no se produ(eron disturbios! los e(.

tnicos de la ciudad romana que! orgullosos de formar una especie de aristocracia militar! se habr$an mostrado demasiado e'igentes a la hora de tasar sus ser"icios .gimen y del e(.l Imperio se dirigió no sólo a ciudadanos de fecha m#s reciente! sino tambi.rcito se compon$a en realidad de "arios e(.rcito profesional que no pod$a componerse m#s que de "oluntarios /i"ersas "enta(as —la soldada! los donativa o distribuciones e'cepcionales de dinero! una dotación en especies o en tierras en el momento del licenciamiento! un ascenso social o (ur$dico— deb$an suscitar los enganches 9ero casi todos estos incenti"os se traduc$an en gastos para el .rcitos! cada uno de los cuales necesitaba de un (efe .s manifiesto del nue"o r..rminos presupuestarios .ra necesario un e(.stado y se sumaban a los que deb$a asumir para alimentar bien y equipar correctamente las tropas ?u"o que recurrirse a un material humano menos costoso que el formado por los "ie(os elementos .l inter.rcito hubiese sido separar estrictamente la función ci"il de la militar! delimitando sus atribuciones y limit#ndose a asegurar su coordinación 9ero! pese a la necesidad! cualquiera sea la razón! lo cierto es que no sucede y ambas carreras siguen (untas en la aristocracia senatorial y! en 33 .ra indiscutible que todo el e(.s de haber conquistado el Imperio gracias a sus aliados y s6bditos! Roma se dirig$a a ellos para conser"arlo C! aunque a precio m#s reducido! el problema militar no de(aba de plantearse asimismo en t.ste depend$a sólo de .rcito permanente y porque .l Imperio tu"o que adecuar su pol$tica a sus medios! puesto que no pod$a reunir los medios para la pol$tica que hubiesen deseado algunos de sus emperadores La propia organización del mando no pudo recibir una organización perfecta .rcito ten$a que depender del emperador4 e'ist$a el emperador porque e'ist$a un e(.l *in embargo! e'tendido a lo largo de las fronteras! este e(.n! para la mitad apro'imadamente de sus necesidades! a los pro"inciales de estatuto inferior e incluso a los e'tran(eros /espu.

sta .rcito! en el curso de su largo ser"icio! y no reciben la ciudadan$a! confirmada por un diploma grabado en bronce! hasta su licenciamiento . la legión y los cuerpos au iliares &acia la mitad del siglo II d 1 ! en tiempos de 0driano y de 0ntonino! es el momento en que las fuerzas cumplen me(or su misión La marina! como fue tradicional en Roma! no cuenta mucho2 la "erdadera fuerza es terrestre La legión continuó siendo! ante todo! una unidad de infanter$a formada por cinco o seis mil hombres di"ididos en cohortes! man$pulos y centurias *in embargo! las legiones no forman m#s que la mitad del e(.ciertos casos! en caballeros y algunos oficiales subalternos! mayormente por fa"or del 7rinceps La organización de la "uerza) la marina.l origen social y cultural de estos soldados es inferior al de los legionarios *ólo se romanizan en el e(.n el siglo II e'isten ya otros au ilia4 los numeri! unidades m#s ligeras! cuyos hombres conser"an el equipo! el modo de combate y las costumbres de su nación de origen Los e/ércitos La legión! con los au'ilia que le est#n afectados y doblan apro'imadamente sus efecti"os! forma una unidad t#ctica comparable a la di"isión moderna *u distribución depende de 34 .rcito 9ara los dem#s! a parte de las cohortes pretorianas y urbanas! se utiliza a no ciudadanos que proporcionan los au ilia! o cuerpos au'iliares! asociados a cada legión y dependientes del (efe de .

n el siglo II se construye o prepara! en muchos lugares! una frontera artificial! el limes .rcitos son concebidos como e(.las necesidades y "ar$a seg6n la acti"idad b.l tipo perfecto de limes es el atrincheramiento! con fosos! taludes! empalizadas! muros! torres de "ig$a y fortificaciones que! con frecuencia indiferente al relie"e! impone a la naturaleza la ley del ingeniero Las construcciones y dispositi"os propiamente militares se completan por la organización de una red muy ramificada de caminos o de pistas que unen todos los puestos entre s$ y con la retaguardia en la que se encontraba el contingente principal de la legión 33 .lica /e todas formas no sufre transformaciones bruscas! pues sólo con prudencia y lentitud se desguarnecen las regiones cuya calma con frecuencia no es m#s que aparente ?odos estos e(.rcitos de cobertura y accesoriamente de ocupación 9or la fuerza de las circunstancias! no pudiendo luchar seriamente en un frente m#s que debilitando los dem#s! el Imperio se "e condenado a una pol$tica defensi"a ?oda empresa ofensi"a de cierta en"ergadura representa un lu(o que no puede permitirse m#s que e'cepcionalmente! al precio de una tensión peligrosa Los emperadores optar#n por las ofensi"as limitadas y las conquistas progresi"as 9or lo mismo! sostener simult#neamente dos importantes guerras defensi"as ser$a —y ser#— la cat#strofe La organización de la "rontera 9ara mantener su territorio al abierto de los ataques y! en lo posible! de la amenaza de los b#rbaros! el Imperio se esfuerza en facilitar a los soldados su "igilancia incesante y su resistencia e"entual .

rcito y de la estabilidad de los acontecimientos! y a causa asimismo de las necesidades de suministro a pre"er en pa$ses hasta entonces atrasados 9ero este estado de cosas no de(a de tener sus riesgos para la cualidad del esp$ritu militar 0 pesar de la reacción en.poca al soldado contraer matrimonio leg$timo! su sedentarismo al menos relati"o le lle"a al concubinato .rgica de algunos emperadores! una fatal e"olución afecta las costumbres del soldado La larga duración del ser"icio tambi.obrero no hizo m#s que ampliarse! a causa de la permanencia del e(.n la e"olución que separa al soldado de su familia colecti"a y le carga con las preocupaciones de una familia indi"idual4 es lógico que se resienta su cualidad propiamente militar 9alance 0dem#s! el mundo de las fronteras tiende a constituirse en un mundo aparte 0cantonado en la periferia f$sica de los territorios romanos! el e(.todos muy calculados! orienta su desarrollo .n en una periferia moral La pa romana no aparta sólo a la ci"ilización del 0lto Imperio el beneficio que constituye la desaparición pr#ctica de las miserias de la guerra 9or su concepción general como por sus m.La vida de los soldados La "ie(a tradición republicana del legionario.l e(.rcito se "a acantonando tambi.n acarrea sus consecuencias *i la ordenanza proh$be toda"$a en esta .rcito imperial! en los siglo I y II! se concibe y funcional de tal 35 .

manera que! por el contorno del mundo romano! constituye un poderoso instrumento de romanización .s un (uego de palabras demasiado cómodo "er en este imperio y en su ci"ilización las formas degeneradas! enfermas! moribundas incluso! de sanas realidades anteriores +o eran tan sanas2 y en cuanto al Fromano de la decadenciaG! no sólo no le cabe la responsabilidad de los problemas nue"os o agra"ados a los cuales debe hacer frente! sino que despliega la misma energ$a y el mismo ingenio que sus predecesores en intentar resol"erlos 3: .

rcito de 9anonia proclama emperador a *eptimio *e"ero2 en septiembre del 2<4! el que hab$a combatido a los persas proclama a /iocleciano 0mbas fechas encierran un per$odo —en l$neas generales el siglo III— (alonado de un cabo a otro por las manifestaciones de una crisis multiforme de la que saldr# lo que realmente constituye el Ka(o Imperio .gimen adopti"o Oerigido a partir de ?ra(anoP4 el sistema de la herencia directa pod$a hacer e hizo aparecer de nue"o al emperador indigno! contra el cual! en los casos desesperados! todas las conspiraciones eran leg$timas La realidad era sencilla Los e(.n abril del a-o A>3! el e(.s de haber "i"ido "arios siglos de "ida com6n! pareció agrietarse! arrastrando en su ruina la ci"ilización cuyo marco hab$a proporcionado La anarquía militar .l mundo romano! despu.rmenes que se manifestó! creando el desorden que apro"echaron los dem#s! fue el peligro militar interior La transmisión del poder a 1ómodo destruyó la ilusión del r.rcitos matan con la misma rapidez que aclaman *er aclamado equi"ale a una sentencia de muerte4 si algunos! esperando forzar el destino! no retroceden ante la intriga! otros tiemblan y no aceptan m#s que ante el temor de la muerte inmediata 3< .l primero de esos g.La c"isis de# si$#o III .

l 0lto Imperio hab$a protegido al mundo ci"ilizado4 ine'istencia de in"asiones profundas! unas fronteras "igiladas! algunos conatos de disidencia interiores pronto reducidos Las soluciones se adaptaban a un mundo b#rbaro relati"amente tranquilo 9ero esta fórmula se re"ela inmediatamente ineficaz cuando "iolentos remolinos "uel"en a agitarlo desde la .rcito de su "erdadera misión! pero fa"oreci.sar en que Roma pod$a e'terminar a los in"asores germanos 8#s de una "ez! en adelante! hay que pactar! comprar la retirada a precio de oro y una "ana promesa de tranquilidad 3> .(l peligro bárbaro Qa"orecido por la anarqu$a que aparta al e(.ndola! por otra parte! porque su amenaza hace depender la sal"ación com6n de la "oluntad de las tropas! el peligro b#rbaro re"iste muy r#pidamente una pa"orosa gra"edad .lba2 los francos en el Rin2 los alamanes en el alto Rin y el alto /anubio2 los burgundios y los "#ndalos2 los godos y los h.ntonces! en todas partes! muy adentro de las fronteras y casi de manera permanente a la muerte de *eptimio *e"ero! la inseguridad impera &ab$a pasado el tiempo de 8ario y de 1.rulos .poca de 8arco 0urelio4 en el a-o A5:! rota la l$nea del /anubio! finaliza la pa romana! a cuyo abrigo se hab$a desarrollado! durante dos siglos! la ci"ilización del mundo romano La (uropa central y oriental /esaparecen antiguas naciones y surgen otras nue"as *e lle"an a cabo fusiones en pro"echo de pueblos anteriormente muy modestos C los habitantes del Imperio! con un terror demasiado (ustificado por la e'periencia! aprenden a conocer nue"os nombres de pueblos a los que nada domestica ni agota4 los sa(ones en el .

nidas La "ictoria es completa en el 2244 el reino parto desaparece y! en su lugar! se edifica el reino persa en manos de la dinast$a sas#nida! que pretende rehacer el imperio de /ar$o I La monarqu$a se identifica desde ahora con una ci"ilización irreductiblemente enemiga de la ci"ilización mediterr#nea Los romanos no tardan en sentir la gra"edad del cambio 8esopotamia sufre frecuentes ataques2 0rmenia es ocupada2 *iria in"adida y su capital! 0ntioqu$a! tomada 9or 6ltimo! 1ilicia y 1apadocia son alcanzadas cuando el emperador Valeriano es derrotado y hecho prisionero por el rey de reyes 4B .dito que las derrotas afligidas a la dinast$a ars#cida por *eptimio *e"ero —que "alieron la adquisición de la 8esopotamia para el Imperio—! un mo"imiento nacional iranio sostiene la rebelión de un noble persa que se dice descendiente de los 0quem.'plotando el descr.rcito +o se consigue nada La tormenta se prolonga hasta /iocleciano 1uando la tranquilidad se restableció! al finalizar el siglo III! no fue sin sensibles sacrificios territoriales! retrocediendo la frontera al Rin y al /anubio! donde 0ugusto la hab$a colocado 9or primera "ez! unas conquistas bien estabilizadas son abandonadas sin esperanza de recuperarlas (l 8riente) los persas sasánidas Ruiz#s el Imperio opondr$a una resistencia m#s eficaz si no se encontrase obligado! al mismo tiempo! a defenderse en %riente contra un ad"ersario temible .contra un tributo anual *e generaliza el procedimiento del que el 0lto Imperio hab$a dado el e(emplo4 con mayor moti"o a6n por causa de la falta de mano de obra agr$cola en regiones de"astadas por la guerra! se instalan grupos de b#rbaros en el Imperio romano 0lgunos emperadores toman a su ser"icio bandas e'tran(eras para reforzar su e(.

sta empezó muy pronto y tu"o tambi.l Imperio tiende a dislocarse por la fragmentación de la defensa ego$sta y por la autonom$a de las regiones perif.l desorden económico del siglo III constituye un fenómeno de una importancia e'cepcional! tanto por su gra"edad y su amplitud! como por la no"edad de algunos de sus aspectos La inflación se desencadenó con "iolencia sobre una sociedad ine'perta y desarmada en el tema 9recipitando el alza de los precios! .*apoy I La cat#strofe tu"o amplio eco en %riente y el Imperio no consigue reconquistar 8esopotamia hasta poco tiempo antes de subir al trono /iocleciano Las amenazas de dislocación .stado de esa .s en el siglo III cuando se mide "erdaderamente la solidez de un con(unto heterog. pod$a el .n otras causas! en especial el descenso de la producción general 9ero el en"ilecimiento de la moneda —cuya multiplicación y ba(a en su "alor se "io acompa-ada por la especulación en torno a ella — contribuyó ampliamente a la misma MRu.poca contra un mo"imiento de tanta amplitudN *e buscaba la peque-a moneda de bronce en la que no hab$a enga-o 9ero el *enado y las ciudades que ten$a derecho a acu-arlas interrumpieron sus emisiones! demasiado costosas a 4A .ricas abandonadas a su suerte 9ara resistir a crisis tan gra"es era necesario que el mundo romano hubiese adquirido precedentemente una unidad moral independiente de la unidad material ahora des"anecida .neo! creado por la conquista! pero cimentado por una comunidad de ci"ilización La primera in"lación de la 6istoria .

n el plano general la persecución no es nunca constante .s colecti"o *um#ndose todo! lo que desaparece son elementos esenciales de la estructura social del 0lto Imperio4 la organización de la mano de obra para los grandes traba(os y la producción agr$cola2 el sistema de ele"ación humana y progresi"a en función del bienestar de las ciudades! ideal de la ci"ilización mediterr#nea La crisis económica representa uno de los principales factores del trastorno que sufre entonces la sociedad Los con"lictos religiosos) las primeras persecuciones generales ?antas decepciones y disturbios! tantas desgracias p6blicas y pri"adas! sobree'citan la crisis religiosa que empieza a manifestarse desde el siglo II *in apego a los cultos oficiales! las almas no piensan en "ol"er a ellos Indi"idual o colecti"a! la angustia de los hombres busca otras seguridades en otros consuelos Los encuentra all$ donde ya anteriormente los hab$a buscado! en los cultos orientales! incluido el cristianismo .s "erdad que la mayor parte de los innumerables emperadores son hombres rudos2 sienten el precio de la unidad moral y su instinto basta para le"antarles contra una creencia que les parece ale(a a sus fieles de los deberes para con el .stado 9ero 42 .causa de la rareza del metal C llegó entonces! con la penuria de signos monetarios de confianza! el paso de la circulación! la destrucción de las bases m#s elementales de una "ida económica que no sólo se fundaba en el trueque La inflación arruinó a todo lo que! desde hac$a siglo! se hab$a edificado sobre la posesión y la e'plotación de bienes muebles4 la prosperidad de la clase media! numerosas fundaciones de inter.

n lo que refiere a los cristianos! no se detu"ieron por ello4 los espect#culos y dolores de la "ida terrena no pueden m#s que reforzar el atracti"o de las recompensas en la otra "ida 9ero su presencia y su proliferación en el seno del Imperio agra"an la confusión y el desgarramiento de una sociedad sobre la que caen tantas calamidades -evolución social y razón de (stado.las dificultades e'teriores e interiores limitan su libertad de acción La no"edad importante aparece a mediados del siglo III . La crisis es pues omnipresente y multiforme Lo que resume y simboliza bastante bien el mo"imiento general de esos sombr$os a-os! es el car#cter com6n y la obra de los emperadores gracias a los cuales la crisis se aclaró 1iertamente! en la elección m#s y m#s sistem#tica de (efes respondiendo a un mismo tipo! se refle(a una preferencia social4 (efes militares sin duda! pero llegados por otro camino que la carrera senatorial Las tropas buscan su hombre! que compartiendo sus aspiraciones tumultuosas tenga la suerte de realizarlas 0s$ se abre paso y se sucede en el poder! durante el 6ltimo tercio del siglo III! esa sorprendente generación de los emperadores ilirios animados! ante todo! por un patriotismo casi fan#tico! con una energ$a que no se detiene ante ning6n escr6pulo! con la "oluntad feroz! r$gida para con ellos mismos as$ como para con los dem#s! de sal"ar el Imperio y la obra de Roma de la que se sienten hi(os C! al mismo tiempo! la con"icción de que nada puede hacerse sin el restablecimiento de una disciplina rigurosa que proporciona el 6nico remedio a las dificultades internas 43 .n el 23B los edictos inauguran las persecuciones generales y metódicas .

stado triunfó en la restauración de un orden material que permitió la "ida de la colecti"idad! concert#ndose con sus aspiraciones espirituales! o sacrific#ndolas si era necesario 44 .)racias al esfuerzo encarnizado que esos emperadores desplegaron al precio de su "ida! la gran crisis acabó por encontrar su final y un nue"o orden casi estable para salir de las ruinas que hab$a acumulado /e todas formas! los soldados y la clase cuyas cóleras hab$a representado! estaban le(os de estar satisfechos *i los antiguos pri"ilegios hab$an desaparecido! otros acaban de reemplazarlos4 la re"olución social no hab$a llegado a una construcción igualitaria 0s$! pues! la razón de .

l ideal sigue siendo la protección de la totalidad del territorio que obliga a no abandonar a s$ mismas las regiones fronterizas Las obras se multiplican! en relación con los caminos y los r$os! las torres! los fortines! los castillos y los campamentos 0simismo se cuidan y perfeccionan los recintos urbanos4 ante los b#rbaros con medios rudimentarios! las ciudades constituyen reductos casi ine'pugnables 0 falta de soldados en n6mero suficiente! son los menos e'perimentados y los menos "igorosos los que se de(an en las fronteras donde las fortificaciones facilitan la tarea propiamente militar *in embargo! los ataques toman una amplitud y una "iolencia como las que el e(.rcito La organización de la "rontera .rcito del alto Imperio tu"o sólo que soportar en ocasiones e'cepcionales 9ero ahora parecen faltar a los hombres de las unidades de cobertura la instrucción y las maniobras que el mando ha de(ado de imponerles 43 .rcito y su inadaptación a las condiciones de la guerra que imponen desde ahora los ad"ersarios 9or tanto se aumentan los efecti"os y se modifica la estructura del e(.E# "enacimiento de #os &e#i$"os de# deso"den en #a !"($i# "estau"aci)n de# si$#o IV 0 la ci"ilización que surgió del caos hay que considerarla como la ci"ilización del Ka(o Imperio El ejército del bajo Imperio La e'periencia probó la insuficiencia del antiguo e(.

sta forma de reclutamiento da en unos resultados en general tan mediocres que el gobierno prefiere recibir dinero en lugar de un hombre2 adem#s! puede buscarle en otras partes! es decir! entre los b#rbaros menos ci"ilizados .rcito que! aunque llamado romano! de(a de ser el notable instrumento de romanización que hab$a sido en los primeros siglos4 se con"ierte! al contrario! en un instrumento barbarizante 45 .n per$odo de calma se encuentran de guarnición a bastante distancia de la frontera! con frecuencia incluso en el corazón del territorio La seguridad interior e'ige m#s precauciones que las que era necesario tomar antes .l sistema se desarrolla en el siglo III! y toma en el IV! una e'tensión siempre creciente Los cauti"os y grupos que piden asilo OgentilesP son instalados en el territorio del Imperio y sus hi(os est#n a partir de ese momento obligados! como los hi(os de soldados! a entrar en el e(.l principio de la herencia de la profesión paterna es aplicado de forma rigurosa en el e(.rcito %tros disfrutan del r.sas tropas de reser"a comprenden! en primer lugar! la guardia del emperador (l reclutamiento Los hombres faltan ahora y! de todos modos! el n6mero de efecti"os globales rebasa ampliamente el del siglo II 9ero sigue siendo insuficiente! pues la tarea a realizar es mucho m#s pesada .gimen de los federados y proporcionan contingentes organizados a su manera! dirigidos por sus (efes nacionales 9ero su presencia contribuye a ale(ar a los ciudadanos del e(.(l e/ército de la campa:a .rcito 9ero la mortalidad con"ierte este recurso en insuficiente .

n el papel de 4: .l n6mero total de los cuerpos au'iliares fue en aumento .sforz#ndose en anular el pri"ilegio del nacimiento! se quiso fa"orecer a los me(ores y especializarlos en su categor$a de militares /e aqu$ una doble e"olución 9or una parte los senadores son e'cluidos de los mandos y! por la otra! de manera m#s eficaz toda"$a! se insin6a primero y despu.n ello inter"ino la desconfianza pol$tica pues se tem$a a6n! en el siglo III! la ambición de los miembros del orden senatorial que eran los 6nicos en tener acceso .rcito La desaparición de toda distinción (ur$dica hace posible el ascenso incluso a los b#rbaros Kastante pronto en su carrera! muchos de estos oficiales de fortuna! romanos o b#rbaros! acceden al cuerpo de los protectores .rcito tiene necesidad de una mayor mo"ilidad %curre tambi.La organización y la táctica La legión tradicional ha pasado a la historia .n que la superioridad del (inete m#s pesado empieza a afirmarse sobre el infante (l mando .s triunfa con 1onstantino la tendencia a separar las funciones ci"iles de las funciones militares Los (efes militares son oficiales de carrera que durante toda su "ida no sir"en m#s que en el e(.ste cuerpo forma parte de la guardia personal del emperador *e familiarizan con la corte y en ella adquieren maneras refinadas 9ero desempe-an tambi.l mando me(oró mucho .l armamento se modifica a la moda b#rbara /esde el siglo III! los efecti"os de la caballer$a aumentaron mucho y este crecimiento contin6a en tiempos sucesi"os debido a que el e(.ra demasiado numerosa y demasiado pesada y no pod$a actuar m#s que rode#ndose de cuerpos au'iliares m#s reducidos y "ariados .

n el siglo III apareció para los (efes de estos grupos el titulo de du ! general! que! cuando e(ercen su mando sobre una región m#s "asta se llaman condes .rcito en unidades restringidas obliga a agrupaciones que la separación de las funciones ci"iles y militares no permite ya poner! como antes! ba(o el mando de los gobernadores de las pro"incias .stos hombres tienen sus defectos y se dedican a la intriga! pero menos de lo que lo hab$an hecho los senadores del siglo I! y! por otra parte! conocen su profesión 9or 6ltimo! en la cima! se encuentra y no puede encontrarse m#s que el emperador! cuyo car#cter militar predomina de hecho! si no ideológicamente 9recisamente! uno de los cambios m#s sensibles acarreados por la muerte de ?eodosio es el fin de la acti"idad militar personal del emperador que! a partir del a-o 3>3! se encierra en su palacio de 1onstantinopla o de R#"ena! sedentario y recluido! de(ando a los intrigantes generales el cuidado de lle"ar la guerra El asalto de los bárbaros (l -in Los persas no son! ni con mucho! los m#s inquietantes .n el Rin las dificultades "uel"en a empezar a partir de 33B y todo el nordeste de la )alia es in"adido +o sin traba(o la frontera es restablecida a continuación! en particular por @uliano que aplasta a los alamanes en el 33: .l "erdadero y terrible peligro llega de otra parte .sfuerzos reno"ados son pues necesarios y! a pesar de la energ$a de los 4< .estado mayor y! de entre ellos! salen los (efes militares de las legiones que cubren seguidamente los grados m#s ele"ados La di"isión del e(.

s de la )alia La llegada de los 6unos y la intrusión de los godos 06n es m#s precoz! y m#s gra"e! la ruptura de la l$nea del /anubio! pues descubre los Kalcanes e Italia La conmoción llega le(os Los mongoles empu(ar hacia el sur las tribus del ?urquest#n y! habi.sucesi"os amos de %ccidente! la seguridad nunca es muy duradera /esde fines del siglo III! el Imperio permitió a tribus germ#nicas especialmente francas! la instalación en la desembocadura del Rin con la misión de "igilar esta parte de la frontera 8uy pronto! a todo lo largo del Rin! se producir# la in"asión sin l$mites! el remolino de los b#rbaros a tra".ster! abordan el de los "isigodos! pronto derrotados! empu(ados hacia la ?ransil"ania y el /anubio y seguidos por una parte de los ostrogodos que no se hab$an unido a las bandas de hunos 7stos son los cristianos que piden asilo al emperador Valente! esperando sacar partido de sus hombres! les autorizar a pasar el r$o 9ero! en el 3::! se produce la ruptura y en el 3:< destruyen el e(.'itos! ?eodosio no puede finalmente hacer otra cosa que entenderse con ellos! tom#ndolos a su ser"icio! prometi.ndoles la libertad de "i"ir entre le /anubio y los Kalcanes 4> .rcito imperial de %riente ante los muros de 0drianópolis C! a pesar de algunos .ndoles prestaciones! y concedi.ndose fundido con los alanos! llegan a la Rusia meridional y entran en contacto con los godos que! por s$ mismos! ganados ya por una ci"ilización m#s e"olucionada! no constituir$an un peligro muy serio 9ero he aqu$ que! hacia el a-o 3:3! los hunos pasan el Volga /estruyendo el reino de los ostrogodos y! pasando el /ni.

'itos "an en aumento 0ntiguos o nue"os! en efecto! los b#rbaros asaltan las fronteras del /anubio! de los 0lpes y de la )alia .s de la muerte de ?eodosio en dos cortes con frecuencia hostiles y siempre desgarradas por las intrigas! no tiene otro recurso que intentar organizar la ri"alidad entre (efes! entre bandas y entre pueblos 0poyada en el 0sia 8enor! 1onstantinopla acabar# resistiendo me(or 0rruinados los Kalcanes! llega la "ez a %ccidente! hacia la cual la corte de %riente no duda en des"iar los in"asores #"idos de riquezas intactas .se acontecimiento no proporciona conclusión ni principio para nada! se presenta como un simple episodio en un comple(o que! empezado mucho antes! "a a prolongarse mucho m#s tarde a6n M1ómo no estimar que esa lentitud en el oscurecimiento constituye parte de la gloria de RomaN +o sólo era necesario 3B .s de haberla tenido dos "eces a su merced los dos a-os precedentes! 0larico penetra en Roma y la somete a pilla(e durante tres d$as 0 continuación les toca la "ez a )alia e &ispania y! por 6ltimo! la propia Lfrica (l caos La toma de Roma en el 4AB llenó de estupor a los contempor#neos 9ero el s$mbolo que constituye se deri"a sólo del "alor del pasado de la ciudad! no de su presente entonces ni de su por"enir .(l asalto general Los golpes atestados a la fuerza y al prestigio del Imperio confirman a sus dem#s enemigos en la audacia de sus codicias y de sus tentati"as4 por todas partes atacan con una energ$a creciente y sus .l 24 de agosto del a-o 4AB! despu.l gobierno imperial! di"idido despu.

m#s de un d$a para abatir lo que ella hab$a edificado! sino que adem#s se encontraba e'tendido por un mundo cuyos habitantes se hab$an con"ertido en sus hi(os4 Roma pod$a seguir "i"iendo fuera de los muros cuya entrada hab$a forzado los saqueadores Roma murió al no poder proseguir su obra educadora Las dificultades internas La transmisión de poder y las guerras civiles Las crisis sucesorias y las usurpaciones! males crónicos del r.gimen imperial que! a todo lo largo de su e'istencia! no consiguió nunca darse y especialmente aplicar reglas firmes para la transmisión del poder A Los con"lictos religiosos *ólo la religión pod$a aportar alg6n consuelo a ese c6mulo de calamidades Las grandes persecuciones contra los cristianos se acabaron en el a-o 25B /esde fines del siglo III el cristianismo era ya mayoritario en 0sia 8enor y en una parte de la ?racia 9ero en un momento dado todo cambia bruscamente ?ras la persecución de /iocleciano! 1onstantino emite el edicto de 8il#n Las medidas que siguieron rebasaban el marco de las con"icciones personales y! de hecho! no pueden e'plicarse m#s que por el deseo de hacer de la Iglesia un organismo oficial! de A Las dinast$as del ba(o Imperio —Valentiniana! 1onstantiniana! ?eodosiana— se-alan el progresi"o arraigo del purpura din#stico 3A .

ran paganos casi todos los intelectuales de alg6n renombre 9aganas tambi.ste por la influencia de la (erarqu$a de aqu.ndolo! hab$a sumado nue"as causas de desorden a las que ya agitaban al Imperio 32 .n con(unto la e"olución fue irre"ersible4 la religiosidad se impon$a .stado hab$a penetrado en las querellas religiosas y la historia del siglo IV muestra con bastante claridad que! haci.n en gran parte! sobre todo en Roma! las familias senatoriales *in embargo! a parte de bre"es e ineficaces inter"alos! la autoridad estu"o siempre en manos de cristianos a partir de 1onstantino .stado! si pronto recurrió y obtu"o el apoyo del brazo secular contra los here(es! tambi.stado y reforzar .lla sobre los fieles 0 la muerte de 1onstantino! en su mayor$a! el e(.rcito segu$a fiel al paganismo .asociarlo a la "ida y al funcionamiento del .n lo que refiere a la Iglesia! ahora asociada al .n perdió su independencia 0 la "ez que! asoci#ndose a la Iglesia! el .

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->