Está en la página 1de 14

EEV Deformaciones - teoría de la colisión

12 Deformaciones en un vehículo – teoría de la colisión


Las fuerzas causadas por una colisión hacen que el vehículo cambie bruscamente su
velocidad, dirección y se deforme.

12.1 Fuerzas que actúan durante la colisión

Las fuerzas que actúan se pueden agrupar en dos clases:

Fuerza exterior:
Fuerza ejercida por el objeto contra el que choca el vehículo a lo largo de la superficie de
contacto entre ambos.

Fuerza interior:
Fuerza de generada por la inercia de los elementos del vehículo.

Ejemplos de actuación de la fuerza interior en el choque frontal:


La fuerza interior empuja a los ocupantes hacia adelante. Los ocupantes son retenidos
por los cinturones de seguridad y protegidos por los airbag.
Cualquier objeto que no este sujeto a un elemento fijo del vehículo sale despedido hacia
adelante convirtiéndose en en un proyectil (teléfono móvil, reproductor DVD, percha,
animal).

Ejemplos de actuación de la fuerza interior en el choque trasero:


El cuerpo de los ocupantes es empujado contra el asiento. La cabeza de los ocupantes
golpea contra los reposacabezas. La percha y el reproductor DVD podrían salir
despedidos y dañar a los ocupantes del asiento trasero.

Paulino Posada pág 1 de 14


EEV Deformaciones - teoría de la colisión

12.2 Transmisión de las fuerzas durante la colisión

La transmisión de las fuerzas a lo largo de la estructura del vehículo depende del diseño
estructural y de la dirección del impacto.

Medidas de protección para los ocupantes relacionadas con el diseño estructural:


● Retención progresiva del impacto, evitando la transmisión de fuerzas extremas a los
ocupantes.
● Deformación programada de partes frontal y trasera.
● Diseño de la parte frontal con tendencia a desviar hacia el lateral el objeto contra el
que impactó (efecto quilla de barco)
● En choques desaxiales (que no son totalmente frontales) el lado opuesto al choque
participa en la absorción de la energía gracias al diseño de largueros, traviesa inferior
y cuna motor.

La carrocería presenta diferentes trayectorias para disipar la energía:

Trayectoria de carga principal:


Alma de paragolpes, traviesa inferior, largueros delanteros y cuna motor. Absorbe la
mayor parte de la energía de los impactos fuertes y la distribuye al lado opuesto al
impacto.

Trayectoria de carga superior:


Pase de rueda con refuerzo. Desvía la energía al pilar delantero y de ahí, a través de los
vanos de puerta al pilar central y a la parte trasera del vehículo.

Trayectoria de carga inferior:


Chapa salpicadero, piso habitáculo y túnel central.

Paulino Posada pág 2 de 14


EEV Deformaciones - teoría de la colisión

12.3 Tipos de daños

Los daños en el vehículo dependerán de:


● Velocidad de los vehículos al producirse la colisión
● Zona del vehículo en la que se produce la colisión (frontal, lateral, trasera)
● Ángulo de colisión
● Superficie de colisión. Cuanto mayor es la superficie de colisión, mejor se
distribuye la fuerza del impacto, reduciéndose el esfuerzo sobre los elementos
estructurales.

En los daños resultantes de una colisión se diferencia entre daños directos e indirectos.

Daños directos:
Son los daños situados en la zona del impacto. Ocasionan el plegado y doblado de la
estructura, así como desalineamientos en la zona que ha sufrido la colisión directamente.
Son los daños más sencillos de localizar y acotar.

Daños indirectos:
Son menos visibles y pueden encontrarse lejos de la zona del impacto. Son causados por
el desalineamiento de secciones que no han estado en contacto directo con la fuerza
exterior (p.ej. arruga en el techo del vehículo).

Paulino Posada pág 3 de 14


EEV Deformaciones - teoría de la colisión

12.4 Análisis de colisiones tipo

12.4.1 Colisión frontal


Como ejemplo se puede emplear la descripción de un vehículo que colisiona contra una
barrera. En caso de que la colisión se produjera entre dos vehículos, el comportamiento
sería similar, variando únicamente la magnitud de las fuerzas y de los daños. La
secuencia de colisión frontal es la siguiente:
1. En el momento del impacto el área frontal del vehículo en contacto con la barrera
cambia de velocidad bruscamente, pudiendo llegar a detenerse si la berrera es lo
suficientemente rígida. El resto del vehículo continua hacia adelante debido a su impulso.
2. La parte frontal del vehículo continúa arrugándose, comenzándose a desviar los
largueros. Las puntas de los largueros tienden a desviarse hacia abajo, y las torretas de
suspensión a levantarse. El resto del vehículo continua su movimiento hacia adelante.
3. La zona frontal llega a detenerse por completo y la central y trasera continúan hacia
adelante, comenzando a actuar de forma independiente. La transmisión de fuerzas
intentará empujar al pilar delantero hacia atrás. El pilar girará sobre su parte inferior
debido a que está sólidamente unido al piso habitáculo y al estribo. La zona central resiste
la deformación, causando una desviación hacia arriba de la luna trasera y del techo. En la
zona lateral del techo aparecerá una arruga.

Elementos de la carrocería con daños directos por colisión frontal


travesaño delantero, aletas, capó, largueros, parachoques, frente o panel delantero,
passaruedas, cuna motor o subchassis

Paulino Posada pág 4 de 14


EEV Deformaciones - teoría de la colisión

12.4.2 Colisión trasera

Un vehículo que es alcanzado en su parte trasera puede estar estacionado o circulando a


una velocidad inferior a la del vehículo que colisiona con él.

La secuencia de la colisión trasera es la siguiente:


1. En el momento del impacto , la parte del vehículo en contacto con la fuerza externa
comienza a desplazarse hacia adelante. Debido a la inercia, el resto del vehículo se
opone a este movimiento.
2. La sección trasera continua arrugándose y el extremo de los largueros y el piso
maletero comienzan a desviarse hacia abajo.
3. La sección trasera sigue desplazándose hacia adelante, encontrándose con la
oposición de la sección central. La resistencia de la parte inferior de la sección central
causa un desplazamiento hacia arriba del extremo del larguero trasero. La inercia de la
sección frontal motiva el giro del pilar delantero. El resultado es un descuadre en los
huecos de puerta, igual que en la colisión frontal.

4. La luna trasera y el techo son desplazados hacia arriba.

Elementos de la carrocería con daños directos por colisión trasera


travesaño trasero, aletas, tapa maletero o portón trasero, largueros, parachoques, panel
trasero o faldón, passarruedas, piso maletero

Paulino Posada pág 5 de 14


EEV Deformaciones - teoría de la colisión

12.4.3 Colisión lateral


Para explicar el efecto de la colisión lateral se puede usar como ejemplo un vehículo
detenido, que es golpeado directamente en un lateral por otro.

1. El vehículo que recibe el impacto comienza a deformarse debido a la fuerza externa. La


masa del vehículo y el rozamiento con el suelo se oponen al movimiento.
2. El lateral continua deformándose y comienza a desplazarse en la misma dirección que
la fuerza externa. A causa de la inercia las secciones frontal y trasera se oponen al
movimiento desalineándose respecto a la sección central.
3. La sección central comienza a desplazarse y una vez la fuerza interna ha sido vencida
por la externa, arrastra a las secciones laterales, de manera que todo el vehículo
comienza a resbalar lateralmente. Se produce un acortamiento de la longitud lateral del
vehículo en el lado de la colisión.

Elementos de la carrocería con daños directos por colión lateral


estribos, pilares, piso habitáculo, puertas, travesaños piso

12.4.4 Vuelco:
La secuencia de la colisión de un vehículo que vuelca una sola vez es la siguiente:

1. Al volcar, la parte del techo que primero toca el suelo se detiene. El vehículo continua
desplazándose hacia el suelo, provocando la deformación de esta zona del techo.

2. Los travesaños del techo se deforman. Los pilares trasmiten los esfuerzos a la parte
inferior de la carrocería.

3. Los daños directos se encuentran en la parte superior de la carrocería, pero también la


parte inferior de la carrocería puede haber sufrido deformaciones.

Paulino Posada pág 6 de 14


EEV Deformaciones - teoría de la colisión

12.5 Efectos de una colisión en un vehículo con bastidor


En los vehículos con bastidor y carrocería independiente, es el bastidor el que soporta los
esfuerzos que se producen durante la marcha (esfuerzos dinámicos) y el peso de los de
los mecanismos del vehículo (motor, transmisión, suspensión, dirección, frenos) y de la
carga (esfuerzos estáticos). El bastidor es el elemento más resistente y está diseñado
para absorber parte de la energía del choque en caso de colisión.
La deformación del bastidor puede ser bastante complicada. Para facilitar el trabajo a la
hora de conformar el bastidor en la bancada, la deformación se puede considerar como
una combinación de deformaciones tipo, que son deformaciones básicas en las que el
procedimiento de reparación está claramente definido. Antes de comenzar la reparación
se analiza cuales son las deformaciones tipo que dan como resultado la deformación real
del bastidor.

Las deformaciones tipo son:

● Desviación lateral o ladeo


● Perdida de nivel o hundimiento
● Compresión o aplastamiento
● Diamante
● Torsión

Desviación lateral o ladeo


Causado por un golpe lateral. Provoca el desplazamiento lateral de los largueros respecto
de la línea central (eje de simetría). En la parte interior de los largueros deformados
aparecen arrugas y pliegues.

Paulino Posada pág 7 de 14


EEV Deformaciones - teoría de la colisión

Perdida de nivel o hundimiento


Es la deformación de uno o ambos largueros en las secciones frontal o trasera. El
larguero queda levantado o hundido respecto a su posición original.

Flecha

Es la deformación de los largueros en la sección central. El larguero queda levantado o


hundido respecto a su posición original.

Diamante
Es la deformación en la que el larguero se desplaza hacia adelante o atrás respecto al
larguero del lado opuesto, a causa de un impacto. Provoca el descuadre entre largueros y
traviesas.

Paulino Posada pág 8 de 14


EEV Deformaciones - teoría de la colisión

Torsión
Este tipo de deformación está causado por un esfuerzo de torsión o giro sobre el bastidor.
En el bastidor sin deformar, los largueros se encuentran en posición paralela y coinciden
en su posición sobre un plano horizontal. En la deformación tipo torsión, los largueros ya
no están paralelos y se han salido del plano horizontal, quedando por encima o por debajo
del mismo.

Compresión o aplastamiento
La compresión es un acortamiento de cualquier elemento del bastidor. Este tipo de
deformación no aparece aislado, sino en combinación con alguna de las otras
deformaciones tipo.

12.6 Diagnóstico de las deformaciones


El primer paso para realizar la reparación del bastidor es efectuar un diagnóstico de los
daños que presenta. Para ello se comprueba la existencia de las deformaciones tipo en el
orden: diamante, flecha, torsión, perdida de nivel y ladeo.

Las deformaciones de la sección central se manifiestan también en en las secciones


delantera y trasera. Por ello, tanto la diagnosis como la conformación deben comenzar
siempre por la sección central.

Paulino Posada pág 9 de 14


EEV Deformaciones - teoría de la colisión

12.6.1 Comprobaciones sección central


Diamante
En primer lugar se ha de verificar si en la sección central existe una deformación tipo
diamante. Para ello se miden las diagonales de la sección central del bastidor y se
comprueba que coinciden con las cotas de dimensión suministradas en los datos técnicos
del vehículo por el fabricante.

Flecha
A continuación se comprueba la existencia de una deformación tipo flecha comprobando
el nivel de los largueros en la sección central.

Torsión
La siguiente deformación tipo a comprobar es la torsión, para ello se comprueba el nivel
de las traviesas de la sección central.

Una vez conformada la sección central, se pasa a a comprobación de las deformaciones


en las secciones extremas (delantera y trasera).

12.6.2 Comprobación de las secciones extremas

Perdida de nivel

La perdida de nivel se detecta por la variación de altura en los largueros de las secciones
extremas en relación a las de la sección central.

Ladeo

Para verificar el ladeo, es necesario comprobar antes, que no existe diamante. El ladeo se
detecta midiendo la diagonales de las secciones extremas.

Paulino Posada pág 10 de 14


EEV Deformaciones - teoría de la colisión

Dimensiones bastidor Jeep Patriot

Dimensiones bastidor Jeep Patriot

Paulino Posada pág 11 de 14


EEV Deformaciones - teoría de la colisión

12.7 Conformación de las deformaciones


Los vehículos quedan sujetos a la bancada sobre cuatro garras de amarre. Cuanto
menores sean los esfuerzos de torsión, flexión y momentos de fuerza en los puntos de
amarre, mayor será la estabilidad del vehículo sobre la bancada, reduciéndose también el
riesgo de deformaciones no deseadas a causa se los tiros. Para compensar los esfuerzos
de los tiros sobre los puntos de amarre se aplican los contratiros.
Para la conformación de los daños deben comenzar a corregirse las deformaciones
presentes en el cuadro central, ya que las deformaciones de esta sección afectan a la
posición de las secciones extremas. El orden de reparación de las deformaciones en el
proceso de conformación es: flecha, diamante, torsión.
Posteriormente se conformaran las secciones extremas por el orden perdida de nivel y
ladeo.

Flecha
La flecha es el primer daño que se corregirá. La conformación se realiza aplicando un tiro
contrario a la deformación en la zona de máxima flecha y dos contratiros en cada extremo
de la sección central del larguero afectado.

Paulino Posada pág 12 de 14


EEV Deformaciones - teoría de la colisión

Diamante

La deformación tipo diamante se conforma aplicando u tiro hacia adelante del larguero
retrasado y oponiendo un contratiro en el punto opuesto del otro larguero. El efecto de tiro
y contratiro se complementa mediante tres gatos hidráulicos colocados en diagonal en las
secciones frontal, central y trasera. En la sección trasera un cuarto gato hidráulico da
apoyo a la punta del larguero en perpendicular a la dirección del contratiro, asegurando
que el larguero no se deforme a causa de la acción del gato hidráulico. Los amarres del
lado del larguero desviado deben permitir que este se mueva hacia adelante.

Torsión

En la torsión siempre pueden considerarse dos partes altas y dos partes bajas en cada
larguero. La conformación se consigue colocando apoyos en las partes bajas y ejerciendo
tiros en las partes altas.

Paulino Posada pág 13 de 14


EEV Deformaciones - teoría de la colisión

Una vez conformada la sección central se proceden a conformar las deformaciones de las
secciones extremas.

Perdida de nivel
La posición de tiros y contratiros varía según del caso particular de perdida de nivel. En la
imagen “Reparación de la perdida de nivel” se dan tres ejemplos de posicionamiento para
diferentes casos de perdida de nivel.

Ladeo

Se aplican uno o más tiros en sentido opuesto al esfuerzo que produjo la deformación. El
esfuerzo sobre las traviesas desplazadas debe ser de tracción, no de compresión. En la
sección afectada por la deformación, se colocan contratiros en el extremo opuesto a la
deformación, siempre en detrás de la deformación en la zona no afectada. Otro contratiro
se colocará en el extremo opuesto del bastidor para evitar su giro.

Paulino Posada pág 14 de 14