Está en la página 1de 5

Friederich Nietzsche

Nietzsche se sirve de la figura de Zaratustra, donde es

ms bien un recurso literario ya que no representa al personaje histrico y sirve como el portavoz y smbolo de sus ideas principales sobre las que se asienta toda su obra y que son exhaustivamente tratadas a lo largo de este libro: la muerte de Dios, el bermensch, la voluntad de poder y (definido por primera vez, aunque no desarrollado explcitamente) el eterno retorno de la vida.

Se

presenta como el profeta supremo, superior en sabidura y conocimiento al resto de los humanos. Nietzsche lo emplea como contraposicin a la doctrina de laIglesia catlica, a la que considera heredera de Scrates en cuanto a la manera de entender la vida. Zaratustra fue escogido por el autor como ejemplo de la filosofapresocrtica, para explicar su teora del bermensch (superhombre o suprahombre), vitalista y naturalista, y para reivindicar la aceptacin de los aspectos negativos y positivos de la vida. En definitiva, para proponer una actitud de aceptacin de la vida en su plenitud y negacin del ms all, que en su opinin era la causa de la debilidad humana.

Zaratustra es un ermitao que vive recluido en la montaa, donde a lo largo de su retiro reflexiona sobre la vida y la naturaleza del hombre. Una vez siente que es el momento adecuado, decide regresar al mundo para comunicarle el fruto de su conocimiento. Esto queda patente al principio del prlogo con la frase: Estoy hastiado de mi sabidura como la abeja que ha recogido demasiada miel, tengo necesidad de manos que se extiendan.[2] En cierto modo, y como recursiva referencia a la Biblia y la tradicin cristiana, presente a lo largo de toda la obra, Zaratustra es un mesas que lleva al hombre la noticia de su salvacin; y al igual que Juan el Bautista anunci la llegada de Jess, Zaratustra proclama el advenimiento del bermensch.

Es evidente desde el principio el parangn que Nietzsche hace de s mismo proyectndose sobre la figura del profeta Zaratustra. Siente la necesidad de transmitir su conocimiento al mundo, para lo cual escribe un libro. Equivalentemente, en su afn comunicador, Zaratustra desciende de la montaa y se mezcla con el pueblo.