En la sangre (Eugenio Cambaceres) - Subrayado en la página 16 | Pos.

241-42 | Añadido el miércoles 30 de octubre de 2013 22H21' GMT

De cabeza grande, de facciones chatas, ganchuda la nariz, saliente el labio inferior, en la expresión aviesa de sus ojos chicos y sumidos, una rapacidad de buitre se acusaba. ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) - Subrayado en la página 17 | Pos. 248 | Añadido el miércoles 30 de octubre de 2013 22H22' GMT

Había en su paso una resignación de buey. ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) - Subrayado en la página 17 | Pos. 251-52 | Añadido el miércoles 30 de octubre de 2013 22H22' GMT

Dos hileras de cuartos de pared de tabla y techo de cinc, semejantes a los nichos de algún inmenso palomar, bordeaban el patio angosto y largo. ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) - Subrayado en la página 18 | Pos. 274 | Añadido el miércoles 30 de octubre de 2013 22H24' GMT

El tachero entretanto, imperturbable, seguía ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) - Subrayado en la página 18 | Pos. 275-76 | Añadido el miércoles 30 de octubre de 2013 22H24' GMT

sin freno ni control. de a dos por el suelo. revolcándose se ensayaban en imitar el ejemplo de sus padres. con la marca de la anemia en el semblante.Subrayado en la página 20 | Pos. viviendo apenas para no morirse de hambre. avezado.Subrayado en la página 19 | Pos. y ahorrando así sobre el techo. 278-80 | Añadido el miércoles 30 de octubre de 2013 22H25' GMT Y empezó entonces para Genaro la vida andariega del pilluelo. como esos perros sin dueño que merodean de puerta en puerta en las basuras de las casas. hacían de ellos los más grandes. llamáronle Genaro y haraposo y raquítico. ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) . como en un manto de vergüenza. ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) . el alimento. 306-8 | Añadido el miércoles 30 de octubre de 2013 22H28' GMT Arrojado a tierra desde la cubierta del vapor sin otro capital que su codicia y sus dos brazos. contagiados por el veneno del vicio hasta lo íntimo del alma. hecho desde chico a toda la perversión baja y brutal del medio en que se educa. creció hasta cumplir cinco años. con esa palidez amarillenta de las criaturas mal comidas.Subrayado en la página 20 | Pos. del muchacho callejero. 297-300 | Añadido el miércoles 30 de octubre de 2013 22H27' GMT Jugaban a los hombres y las mujeres. ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) . llegó el tachero a redondear una corta cantidad. envueltos entre tinieblas. de ellas los más pequeños. el vestido. ========== . la existencia errante. y.Así nació. parodiaban las escenas de los cuartos redondos de conventillo con todos los secretos refinamientos de una precoz y ya profunda corrupción.

día a día encarecía la necesidad de un cambio en la vida de Genaro. 316-21 | Añadido el miércoles 30 de octubre de 2013 22H30' GMT No debían salirle errados sus cálculos. los insultos. se rebelaba tratándose de su hijo. a fuerza de caricias. solicitaba. condenada a sobrellevar el peso de tareas que su salud vacilante le hacía inapta a resistir. ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) . mansamente resignada en todo lo que a su propia suerte se refería. La misma estrechez. ella sola. cuya complicidad. 324-26 | Añadido el miércoles 30 de octubre de 2013 22H30' GMT Ella. los golpes. reclamaba del padre que el niño se educara. los tratamientos brutales en la persona de su mujer. parecía la suerte complacerse en ayudarlo. ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) . sin embargo. Fiel a la línea de conducta que se había trazado. andando el tiempo.Subrayado en la página 21 | Pos. la misma sórdida avaricia reinaba en el manejo de la casa. que fuese enviado a una escuela. con esa clara intuición que comunican los secretos instintos del amor materno. los azotes a su hijo siempre que tenía éste la desgracia de volver con los bolsillos vacíos. de halagos y promesas. a favor del incremento cada día mayor que adquiriera la población hacia esos lados.Subrayado en la página 22 | Pos. Las sevicias. no alteró por eso en lo mínimo su régimen de vida. beneficios relativamente enormes. Ella. luchaba. había sabido conquistarse. consiguió el napolitano acumular. y.Subrayado en la página 22 | Pos.En la sangre (Eugenio Cambaceres) . imaginó la madre ejecutar su plan ocultamente. obstinada ella también y segura de la obediencia de Genaro. 333-35 | Añadido el miércoles 30 de octubre de 2013 22H31' GMT Resuelta por su parte a no ceder. sin el auxilio de nadie… ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) .

No lo volvería a retar el viejo. lo había tocado. determinando un cambio profundo en su existencia. 339-42 | Añadido el miércoles 30 de octubre de 2013 22H32' GMT IV Tenía diez años de edad Genaro. por el zaguán. Debía haber muerto el marido. 374-78 | Añadido el miércoles 30 de octubre de 2013 22H36' GMT Pasado el primer momento de doloroso estupor. algo claro y distinto se acusaba sin embargo. a castigarlo.Subrayado en la página 26 | Pos. surgía netamente de lo íntimo de su corazón y de su alma: una completa indiferencia. de noche. de sentimiento en presencia del cadáver de su padre. cuando. estaba frío. a maltratarlo. Había una escuela a la vuelta: allí lo pondría al muchacho. lo había llamado. ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) . una mañana su madre corrió a abrir la puerta de calle.Subrayado en la página 23 | Pos. ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) . no contestaba. una ausencia absoluta de pesar. Pidiendo a gritos auxilio.Subrayado en la página 22 | Pos. de susto. una falta. ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) .. 337-38 | Añadido el miércoles 30 de octubre de 2013 22H32' GMT Lo haría salir vestido.Subrayado en la página 25 | Pos. sin que lo viese el padre. no habría ya quien lo estuviese jorobando: se había muerto. en él. había querido ella despertarlo. un acontecimiento imprevisto se produjo. 385-86 | Añadido el miércoles 30 de octubre de 2013 22H37' GMT No iba a haber escuela para él en esos días… y hasta después del funeral le irían a dar tal vez asueto… ¡Qué suerte!… .

474-76 | Añadido el miércoles 30 de octubre de 2013 22H59' GMT Pero abrigaba secretamente una ambición. un sinvergüenza que lo tenía cansado. no tenían juicio. soñaba con hacer de su hijo un señor. 496-97 | Añadido el miércoles 30 de octubre de 2013 23H01' GMT . Justamente se encontraba sin escribiente el abogado. en los cigarrillos. ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) .Subrayado en la página 31 | Pos. que le destinase a seguir una carrera. se juntaba con otros y ella. se manifestaba muy contento el maestro. le había propuesto que lo dejara a su lado en el estudio ganando al mes quinientos pesos. Habría deseado colocarlo con alguna persona formal para que se ocupase de algo a su lado y siguiese a la vez yendo a la escuela.========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) . le había aconsejado que matriculara al niño en la Universidad. sola y siempre enferma. acababa de echar el suyo en esos días. vestido de levita. no podía estarlo atendiendo. un haragán. un rico que anduviese. ya se sabía. cachafaz que lo estaba robando en el vuelto de los vicios. señora —concluyó por decir despidiendo aquél a la viuda—.Subrayado en la página 33 | Pos. el chico.Subrayado en la página 30 | Pos. ignoraba qué camino seguir la madre. en la yerba y el azúcar para el mate de entre el día: —Mándeme a su hijo. Pero como empezaba a ser grandecito ya. a ser médico o abogado. decía que tenía cabeza. si es que de algo me sirve. se lo tendré aquí conmigo en el ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) . les gustaba jugar y hacer sus travesuras. qué medida adoptar con él: si dejarlo en la misma escuela o ponerlo a pupilo en un colegio. Y habíale dicho el abogado que era Genaro inteligente. eran criaturas. como los otros. Las criaturas. veré de lo que es capaz y. A veces se le escapaba. 453-62 | Añadido el miércoles 30 de octubre de 2013 22H45' GMT Parecía que el muchacho iba a ser de mucha pluma.

hora por hora repetida con la cargosa insistencia de la infancia. al ver la luz. por remover todos los gérmenes malsanos que fermentaban en él.Subrayado en la página 40 | Pos. esa broma pueril e irreflexiva. agriado. de la irresistible influencia hereditaria. «El tachero» le quedó de sobrenombre.Subrayado en la página 40 | Pos. por determinar un profundo cambio en Genaro. ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) . haciendo farsa de él sus compañeros. 607-10 | Añadido el miércoles 30 de octubre de 2013 23H28' GMT X Lastimado.Subrayado en la página 40 | Pos. había concluido. y «tachero» le pusieron desde entonces. gritando. las bajas pasiones de la humanidad hicieron de pronto explosión en su alma. y no obstante la especie de secreta vanagloria que sentía despertarse en él a la idea de poder decirse estudiante de la Universidad. al separarse. las malas. ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) . del patrimonio de la raza que fatalmente con la vida. esa inocente burla de chiquillos. presagiaba con el cambio de colegio una larga serie de desagrados y fastidios. 606-7 | Añadido el miércoles 30 de octubre de 2013 23H28' GMT Y le llamaron «tachero». le fuera transmitido. ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) . ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) . 610-12 | Añadido el miércoles 30 de octubre de 2013 23H29' GMT Y víctima de las sugestiones imperiosas de la sangre. exacerbado a la larga. sin embargo.Luego.

en la condición de sus familias. ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) . disimulan su indigencia intelectual. conseguía. ellos también. 661-65 | Añadido el miércoles 30 de octubre de 2013 23H35' GMT ¿qué premio.Subrayado en la página 43 | Pos. qué valía. bajo la capa artificiosa del estudio.Subrayado en la página 45 | Pos. hijo de gringo y todo. vegetan y se secan sin dar fruto. les había de probar él que. los había de obligar a que se dejaran de tenerlo para la risa… les había de enseñar a que lo trataran como a gente… ¡Y ya que sólo en el azar del nacimiento. su dolorosa vía crucis en las bancas de derecho o en las salas de hospital.Subrayado en la página 44 | Pos. un estudiante ramplón y adocenado. qué ganaba.. de esos que. 633-36 | Añadido el miércoles 30 de octubre de 2013 23H31' GMT Él los había de poner a raya. en el rango de su cuna. hacían estribar su vanidad y su soberbia. el despecho de reconocerse inferior a otros. pobres diablos condenados a vivir recorriendo. 690-94 | Añadido el miércoles 30 de octubre de 2013 23H37' GMT .Subrayado en la página 42 | Pos. valía diez veces más que ellos!… ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) . entretanto. para llegar en suma a merecer que les arrojen de lástima la deprimente limosna de un título usurpado de suficiencia! ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) . plantas que se arrastran por el suelo sin lograr clavar sus raíces. 658-59 | Añadido el miércoles 30 de octubre de 2013 23H34' GMT Otra especie de sufrimiento. él quién era?… ¡Apenas un espíritu vulgar. parásitos de la ciencia. acentuando en él cada vez más sus ingénitas tendencias. qué recompensa. la envidia. sordamente lo minaba: la emulación.

manejarse uno de manera a quedar siempre a cubierto. no faltaba quien dijera de él que también tenía talento… talento. mil veces bruto. más que bruto. insensato. loco. 719-24 | Añadido el jueves 31 de octubre de 2013 20H49' GMT ¿Habían visto. de disfrazar. era saber guardar las formas. garantido. de lo sobrehumano. era decididamente un poco bastante bruto… ¡para qué estudiaría ese pobre! Le estaban robando la plata los maestros. sí…. esa extraña coincidencia de tres trece reunidos? Y una cavilación lo trabajaba. 756-59 | Añadido el jueves 31 de octubre de 2013 20H53' GMT Sí. lo único práctico en la vida. sólo porque dotado de la astucia felina de su raza. sí. se habían fijado cómo había estado de bien el tacherito?… Para la edad que teñía el nene.Subrayado en la página 55 | Pos. de ir a estrellarse estérilmente contra la insalvable valla de lo imposible!… ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) .Subrayado en la página 47 | Pos. sin embargo. frente a frente. ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) . al culto de lo prodigioso. el único talento que tenía él era el de engañar a los otros haciendo creer que lo tenía!… ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) .Subrayado en la página 50 | Pos. todo el árido vacío de su cabeza. iba mostrando cada vez más la hilacha el mozo. si lo viesen. cara a cara con sí mismo… imbéciles. a no dar a conocer el juego ni exponerse… . lo único esencial y positivo. latente en él. un supersticioso temor. pero ¿por qué. él… ¡Oh. emanaba del fondo de su ser una secreta y misteriosa influencia a la que le era imposible sustraerse. fuera mejor para él que se largase a sembrar papas… ¡Y cuánta y cuánta razón tenían! ¡Bruto. ¡Dios lo perdonara!. envuelto en el oropel de una verbosidad insustancial y hueca. si los que tal creían lo sorprendiesen. irresistiblemente lo arrastraba con todo el ahínco del ciego fanatismo de su casta. ocupaba su cabeza.Y. 836-37 | Añadido el jueves 31 de octubre de 2013 21H06' GMT La cuestión. evidentemente. su único bagaje intelectual. poseía el don de sustraerse a las miradas ajenas.

Subrayado en la página 57 | Pos. acurrucado en un hueco de la pared. 979-84 | Añadido el jueves 31 de octubre de 2013 23H34' GMT . encendida la mejilla. 915-19 | Añadido el jueves 31 de octubre de 2013 21H16' GMT ¡Hablar Genaro. ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) .Subrayado en la página 64 | Pos. solo en sus adentros. ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) . 860-63 | Añadido el jueves 31 de octubre de 2013 21H09' GMT Era tiempo. él abstraído.Subrayado en la página 60 | Pos. buscaba. una vez más. se sofocaba. ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) . se había escurrido entre las sombras. ¿Los vio. porque se ahogaba. allá. ensimismado. se había escapado. su instinto sólo. los latidos de su corazón le hacían pedazos el tímpano. porque era hiel la saliva que tragaba. su maravilloso instinto de zorro lo había salvado. los oyó Genaro? Tenía los ojos turbios de sangre. trabajosamente se ensayaba. el Rector. Guarecido. asomaban por la escalera. era asaltado por la triste y dolorosa persuasión de su impotencia. subían. porque el aire le faltaba en aquella atmósfera elevada y pura. ¡infeliz!. como falta a los reptiles donde se ciernen las águilas. improvisar… y qué habría dicho!… ¡Oh!. 968-70 | Añadido el jueves 31 de octubre de 2013 23H31' GMT Por eso había salido. los otros estudiantes. brillante la mirada.========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) . procuraba dar forma al pensamiento. poner a prueba una vez más la medida de sus fuerzas y. como un ladrón había fugado de allí. dejaban sin violencia correr la fecunda fuente de su labia. la copa en alto. los catedráticos.Subrayado en la página 64 | Pos. mientras de pie sus compañeros.

costaba más el alquiler de la casa. le había sido transmitido por herencia. proceder a su instalación definitiva. constitucional. exclamaba. que en torno suyo veía. era fatal. un mes. a ese paso. que su caudal inagotable se agotaba.Subrayado en la página 70 | Pos. retemplarse. 1063-64 | Añadido el jueves 31 de octubre de 2013 23H45' GMT . libre. 1035-37 | Añadido el jueves 31 de octubre de 2013 23H41' GMT XVIII Corto tiempo después. cuando. sorprendido. sobreponerse a esa ingénita tendencia que lo impulsaba al mal… ¡Vana tarea!… Obraba en él con la inmutable fijeza de las eternas leyes. de todo vínculo en la tierra. de una casa en el centro como la que él quería. redimirse en el ejemplo de lo bueno. hacer frente a la serie de erogaciones que había pensado efectuar. estaba en su sangre eso. inveterado.inspirarse. dueño absoluto de sus actos.Subrayado en la página 68 | Pos. se decía. inevitable. le venía de casta como el color de la piel. de lo noble. quedaba apenas un resto en el fondo de su bolsa. ¿Y cómo ahora. pagar sus gastos. quedóse solo Genaro. llenar las exigencias del género de vida a que aspiraba? Imposible. como de padres a hijos se transmite el virus venenoso de la sífilis… ¡Miserable… miserable… miserable!… ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) . en fin. de realizar a su antojo el programa de vida que se había trazado. tener carruaje suyo. Había contado sin la huéspeda… dos mil pesos… ¡Lejos iba a poder ir con semejante miseria!… Creía tener mucho más… ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) . de lo puro. ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) . con sólo dos mil pesos papel de renta al mes. viose independiente a los veinte años.Subrayado en la página 69 | Pos. desligado. de padre a hijo. como la caída de un cuerpo. resistir. que empezaba a ver el fin de sus veinte billetes de a mil pesos. sin embargo. observó con extrañeza. habilitado de edad y en posesión de un poder amplio de la madre. como el transcurso del tiempo. 1051-56 | Añadido el jueves 31 de octubre de 2013 23H45' GMT No había transcurrido.

1176 | Añadido el viernes 1 de noviembre de 2013 23H17' GMT Ser del Club… Hacía tiempo también que se le había clavado eso en la frente. donación de algún virrey o algún abuelo. ancha de fosas. 1177-79 | Añadido el viernes 1 de noviembre de 2013 23H18' GMT . la madre. ni cerca. ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) . confiscada por Rosas.Subrayado en la página 77 | Pos. se llamaba Máxima.Subrayado en la página 71 | Pos. por mucho que tratara de estirar la cuerda. mientras. dueño de muchas leguas de campo y de muchos miles de vacas. que no soñaba con otra cosa. 1075-84 | Añadido el jueves 31 de octubre de 2013 23H48' GMT XIX Iba a la ópera en el Colón una mujer joven. Ocupaba un palco de primera fila con los suyos. nerviosamente por instantes se contraía bajo la impresión melódica del sonido o la atracción del juego escénico. como una luz de esmalte negro. a la vez que llena de formas. todo el ardiente fuego de la sangre criolla se acusaba. desde su tertulia de punta de banco. no le quedaba decididamente otro remedio que confesarse gusano. hacer de tripas corazón y reducir en grande sus gastos. era hija de un hombre rico. noche a noche fijaba en ella los anteojos. poseedor de una de esas fortunas de viejo cuño.Pero nada. había tomado informes. y decuplada de valor después de la caída del tirano. se dilataba. Había indagado. no alcanzaba. se desprendía en hoscos reflejos de la órbita ojerosa de sus ojos y. ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) . no daba. el padre. Era morena y muy linda. en su boca de labios gruesos y rojos.Subrayado en la página 77 | Pos. ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) . su nariz afilada. delgada y fina. Genaro enfrente. revelando un intenso poder de sentimiento. todo el calor. brillaba. una niña casi.

de dónde habían salido. poder codearse de amigo y de compinche en jarana con toda esa gente. era hijo legítimo él. se firmaban «de». quiénes habían sido. mientras que no podían decir todos otro tanto y que levantándoles a muchos de los más engreídos la camisa… ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) . que arrojaba por montones a la cloaca de sus colonias. tenderos. absurdo que te obstines de ese modo. no tenía ninguna mancha de ésas encima. y de pronto. era hijo de dos miserables gringos él.Tener derecho a meterse como Pedro por su casa. exijo que hables… ¿qué es lo que tienes? Contesta. aquí donde todos se conocían!… ¿Él? Sí. perdularios. necesito yo. bastardos de india con olor a potro y de gallego con olor a mugre. como haciendo un enorme . sobre todo. tenderos mantenidos a chorizo asado en el brasero de la trastienda y a mate amargo cebado atrás del mostrador. ni vestigios del pasado de su origen. qué figuras ésas para aristocracia. oficio ni beneficio. sus abuelos… gauchos brutos. de esos que mandaba la España por barcadas. quiero saber. pero habían sido casados sus padres. no era hijo de puta por lo menos. a todos… de dónde procedían. mercachifles sus padres.Subrayado en la página 103 | Pos. ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) . de nobleza. 1577-82 | Añadido el sábado 2 de noviembre de 2013 14H25' GMT —Es menester. ir a comer. advenedizos. se ponían cola en el nombre. andar entre ella. como para que ni rastros quedaran. es fuerza que concluya esto. cierto. la echaban de hidalgos. sin embargo —con un vivo movimiento de impaciencia. a cenar cuando se le antojara. levantándose.Subrayado en la página 86 | Pos. exclamó Genaro. 1304-15 | Añadido el sábado 2 de noviembre de 2013 00H00' GMT ¡Quién los veía. criados con la pata en el suelo. mercachifles ellos mismos!… ¡Y blasonaban de grandes después y pretendían darse humos. era como levantarse varas. hablaban de sus familias. aristocracia y lo miraban por encima del hombro y le tiraban con el barro de su desprecio al rostro!… Aristocracia… ¡Qué trazas. y no pido. querían ser categorías. aventureros. sin Dios ni ley. había sido honrada su madre. —¿Lo que tengo?… Es que no tengo lo que tienen las mujeres —terminó por decir bruscamente Máxima. a echar su mesa. baguales. su casta. quién los oía a ellos. de quién era ni de dónde había salido. púsose a recorrer a largos pasos la sala— es ridículo.

seguir haciéndose ilusiones. era vano obstinarse. ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) . cubriéndose con el pañuelo el rostro. 1604-6 | Añadido el sábado 2 de noviembre de 2013 14H26' GMT Corrió un mes. antiguo oficial de Lavalle en sus campañas… Imposible que se quedara con el entripado. arrancó Genaro de ella la promesa de confesar todo a la madre horas después. sus antecedentes. todo el cuadro de síntomas de la preñez se presentaba. su modo de ser. ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) . por la fuerza misma de la triste extremidad a que se viera reducida. lo había consultado con un médico amigo suyo. se lo había dicho. era indudable. —¿Lo que tienen las mujeres?… —Desde… hace… tres meses. que no estallara. apremiada.Subrayado en la página 105 | Pos.esfuerzo. que no hiciese explosión el viejo… ¡podía contarse entre los muertos él!… ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) . al fin. no era hombre de dejarse manosear impunemente. instada por él. ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) .Subrayado en la página 106 | Pos. su vida entera lo estaban revelando. 1654-57 | Añadido el sábado 2 de noviembre de 2013 14H32' GMT Bastaba verle la pinta. obtuvo de Máxima lo que pretendía. evidente que estaba ella embarazada. emigrado el año 40. inútilmente. obligada además.Subrayado en la página 108 | Pos. 1613-15 | Añadido el sábado 2 de noviembre de 2013 14H27' GMT Consiguió. perseguido por Rosas. había preguntado. no era tipo. esperar aún. ahogada la voz entre sollozos.

iban a casarla a ella. ni quería tampoco. lejos. Poco después de celebrado el matrimonio. que no estuviese ésta sola. era algo más. no se rehusaba. odio y desprecio por el padre de su hijo: a eso veíase ella condenada. por todo. habíala insensiblemente alejado de Genaro. tal la horrible magnitud de su desgracia!… ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) . Quería encontrarse junto a su hija. ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) . la ley social. por ella.Subrayado en la página 114 | Pos.Subrayado en la página 114 | Pos. avanzada como se hallaba en su embarazo. no podía rehusarse. desde la noche maldita del Colón había llegado a formarse. y bien. hora por hora. en camino de ser madre. 1734-40 | Añadido el sábado 2 de noviembre de 2013 14H42' GMT Nacido del primer momento de arrebato. 1715-18 | Añadido el sábado 2 de noviembre de 2013 14H39' GMT Iba a casarse con él. en fin. ¡Odio. Perdida. harto por desgracia suya. comprendía. un invencible rencor que. prodigarle.Subrayado en la página 112 | Pos. 1740-44 | Añadido el sábado 2 de noviembre de 2013 17H57' GMT XXXV Pasarían en el campo la luna de miel. un retraimiento instintivo. era un encono persistente. no decía que no. iría a reunírseles la señora. era algo peor.. acompañarla. ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) . por su familia. fronteriza al sud. mezcla de asombro y de despecho y de repugnancia y de asco a la vez. la vida que la esperaba. amenazaba convertirse en odio y en desprecio. tal era el porvenir. Por éste. en presencia del hombre convertido en bestia. sus cuidados solícitos de madre. fatalmente la arrojaban en brazos del padre de su hijo. pretextando razones de salud. deshonrada. los hechos mismos. no era esa indiferencia que empieza donde el desencanto concluye. en una de las propiedades del padre de Máxima. involuntario. atenderla. Y no era sólo indiferencia la suya. sí se casaría. en el angustioso instante del parto. lo tenía en la conciencia que del valor moral de su querido. veía la necesidad de que llegase a ser Genaro su marido.

en todo lo que al entierro y demás aprestos de la fúnebre ceremonia se refería. como un bálsamo supremo que derramara sobre su dolorosa existencia la misericordia infinita del Señor. se brindaron. 1756-60 | Añadido el sábado 2 de noviembre de 2013 18H07' GMT todas las humanas perfecciones. el constante objeto de las preocupaciones.. como un consuelo. por razón de la tácita autoridad que su carácter de hijo político. llegarían a encontrarse en la cabeza de su hijo reunidas.Subrayado en la página 115 | Pos. de los pensamientos que traían absorta la mente del marido. sin detenerse un instante en el camino. ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) .Subrayado en la página 119 | Pos. inagotable. sus servicios. acababa su suegro de morir. quedando luego Genaro. 1829-31 | Añadido el sábado 2 de noviembre de 2013 18H19' GMT Volverían a velar el cuerpo en la noche. ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) . hallaría ella como una justa compensación del cielo a su infortunio de mujer. y llegó tarde no obstante. inmenso. Como dueño ya. ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) . hallábanse dispuestos a prestar su ayuda. Otro era entretanto el motivo. de marido de Máxima le atribuía. mirábase Genaro en la estancia. dueño y solo por fin… era tiempo.Subrayado en la página 127 | Pos. en posesión de la casa. 1823-25 | Añadido el sábado 2 de noviembre de 2013 18H19' GMT XXXVII Dos días después. llegó Genaro a Buenos Aires. 1947-50 | Añadido el domingo 3 de noviembre de 2013 16H59' GMT .Subrayado en la página 120 | Pos. y en el caudal de su amor de madre.

hablarle en reserva de algo serio que había llegado a su noticia y que. que eran argentinos… ¿Qué más tenía ser argentino que cafre. Un vencimiento. días después. haber nacido en Buenos Aires que en la China? ¡La patria… la patria era uno. nuevas obligaciones se sucedían. hablarle en reserva de algo serio que había llegado a su noticia y que. creía de su deber no dejar pasar en silencio… porque. lo suyo.Se reía él cuando los oía hablar de patria a los otros. su casa. una mujer joven. una niña sin experiencia y no siempre podía hallarse por lo mismo en situación de apreciar bien. era mujer ella. entre otros. en fin. de treinta mil duros y pago íntegro. como las cuentas de un rosario. era mujer ella. ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) . 2079-82 | Añadido el domingo 3 de noviembre de 2013 17H16' GMT XLI Pero una a una. 2095-2105 | Añadido el domingo 3 de noviembre de 2013 17H19' GMT XLII Recibió Máxima.Subrayado en la página 137 | Pos. en su carácter de tío y dado el cariño que le profesaba. la visita de un hermano de su padre. nuevos plazos se cumplían. decir con orgullo. una niña sin experiencia y no siempre podía hallarse por lo mismo en situación de . días después. apelar a Máxima haciéndole otra entrada? ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) . en fin. Se le venía encima en esos días… ¿A qué santo encomendarse. traía a Genaro preocupado. Deseaba verla. una mujer joven. de patria y de patriotismo. en su carácter de tío y dado el cariño que le profesaba. la mejor de las patrias. llenándoseles la boca.Subrayado en la página 136 | Pos. 2095-99 | Añadido el domingo 3 de noviembre de 2013 17H18' GMT XLII Recibió Máxima. donde más gorda se pasaba la vida y más feliz!… ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) . creía de su deber no dejar pasar en silencio… porque.Subrayado en la página 137 | Pos. la visita de un hermano de su padre. Deseaba verla. de pesar con madurez las consecuencias de sus actos en la vida.

a venir a verme todavía y a pedirme?… — ¿Qué sucede. a asunto de qué me sales a mí con eso? —¿De qué? ¡De todo. en suma. era ella la mujer de un falsario y de un ladrón. como un bribón me has. circulaba con su nombre. que era un hombre completamente arruinado. habiéndose lanzado en las pasadas especulaciones de tierras. qué pasa. Agregaba la persona en cuestión. sabida y averiguada. de la iniquidad que has cometido arrancándome lo que. Debía éste en plaza fuertes cantidades de dinero. arrancado! ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) . de tu última hazaña sobre todo. le había mentido. de pesar con madurez las consecuencias de sus actos en la vida. habíasele acercado había impuesto a él de los asuntos de Genaro. Se trataba de su marido. después de lo que has hecho. acudió Genaro a su mujer en demanda de nuevas sumas de dinero: —¿Pero dime. llevaba como garantía su firma al pie. ni una gota de sangre en las venas… y te atreves. de su crítica y precaria posición. hija. la había robado indignamente. ni un poquito de vergüenza tú. era de pública voz que. así y no obstante sus solemnes juramentos. del mal estado de sus negocios. de tus embrollas. la había engañado. por todas partes se aseguraba. la crisis producida le ocasionaba pérdidas enormes. 2118-25 | Añadido el domingo 3 de noviembre de 2013 17H21' GMT XLIII Como va el animal desbocado que corre a estrellarse contra un muro. se hablaba de él. ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) . entre otros uno de data reciente y treinta mil fuertes de valor. el de Máxima. 2116-18 | Añadido el domingo 3 de noviembre de 2013 17H20' GMT Había abusado de su confianza.Subrayado en la página 138 | Pos. de la conducta pérfida que conmigo has observado. había sorprendido su buena fe. que no tienes ni pizca. di. va y se estrella. ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) . miembro del Directorio del Banco. como un estafador vulgar. que numerosas letras y pagarés. de tus enredos y ruines trapisondas.apreciar bien.Subrayado en la página 139 | Pos. como de una cosa notoria. era un infame su marido. Un amigo.

me entregas el dinero. miserable! ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) . 2207-12 | Añadido el domingo 3 de noviembre de 2013 23H44' GMT —¿Me firmas el pagaré.Subrayado en la página 142 | Pos. yendo a ocultar su vergüenza—. —¿No? —¡Una y mil veces no!… Soy la dueña yo. el anhelo de ser o de hacer algo? Todo su afán. cariño por los suyos. ¡Miserable! —oyósela que exclamaba desde la habitación contigua—. sí o no? —No. ¡te he de matar un día de estos. 2212-15 | Añadido el domingo 3 de noviembre de 2013 23H45' GMT —repetía más allá.Subrayado en la página 144 | Pos. a tirones. como no la tenían las víboras de que fuese venenoso su colmillo. hija de mi alma… no son azotes… — gruñó—.Subrayado en la página 145 | Pos. ¿era él el responsable. Él. 2170-76 | Añadido el domingo 3 de noviembre de 2013 17H32' GMT ¿La ambición lo haría vivir. como sangre que fluyera de la herida mortal de su pudor. si así lo habían fabricado y echado al mundo sus padres. jamás había querido… ni a su hijo. entretanto: —Andá no más. la fuerza. dejó estampados los cinco dedos de su mano en las carnes de su mujer. amor. lo había tenido y para perderlo y perderse él era para lo que le había servido… ¿Acaso la voz del corazón. si te descuidás! ========== . la vehemencia del sentimiento. a nadie quería. su solo sueño había sido el dinero. haciéndola rodar. pero no de tu culo. ========== En la sangre (Eugenio Cambaceres) . dices? De tu plata. brotaba palpitante esa única palabra de su labio. ni a su madre… ¡hallábase a punto de creer que ni a él mismo! Y si tal había nacido. tenía él la culpa por ventura? No. por el suelo. me parece… —¿La dueña.. —¡Miserable! —gritó Máxima corriendo desaforada. por alguien en el mundo? No sabía lo que era querer él. ¡Miserable. ¡de ése soy dueño yo!… Y arrojándose sobre ella y arrancándola del lecho y.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful