Está en la página 1de 148
Biblioteca de PSICOLOGIA PROFUNDA. “times ttulos publicados 2. Fon omic ie ge eers See eee ae 20 Bless oasin pen 11 Ride Ry Apier a 9 2. RGus Epson Tor ene ok en tid ee SOOM Atte ia Eames =e 9.0. Keren or der aca ‘Shen Sie x an SEM ema se Pipette 1 Sere ag ae 12D Rocmn- neta ecco ‘tS nna 1B ea nf din mee a ee. sae Frangoise Dolto LA IMAGEN INCONSCIENTE DEL CUERPO wat BAIDOS Titulo original: Linge inconsieme di coms Publicedo en francs por Editions du Sel Paris, 1984 Tradueci de Irene Agott Revision de Nore Markman Cabierta de Vietor Vino 1 eticbn casltana, 1986 Editions du Sei, 1984 1 de todas las ediciones en castellano, Faisiones PaiddsTbéres, SA “Mariano Cub 9 08021 Barestons Eaton Pais, SAICF? Detens, 59% Buenos Ars ISBN: 8-7509.5418 Deposit legals Bs 63/1986 Inmpreso en Huropess: Recredo, 2 N06 Barcelona, Impreso en Espana -Prgted in Spain INDICE 1, ESQUEMA CORPORAL E IMAGEN DEL CUERPO El esquema corporal no es Ia imagen del cuerpo Imagen del cuerpo, Pulsiones de vida y de muerte Los tres aspectos dindmicos de una misma imagen del cuerpo 2. LAS IMAGENES DEL CUERPO Y SU DESTINO: LAS CASTRACIONES La nocién de castracion’siboligena La eastracién umbilical Ts eastracién oral ss)! Ta eastracion anal || Pit El espeo ft “> La castracion primaria & veces ilamada eastracién ge nital no edipica rare Complejo de Edipo ¥ castracion genital edipica (pro: Iibletén deb incesto} > La aportacién natcisista de Ta castraciGn edipica come Uberadora dela libido sy es ss 3. PATOLOGIA DE LAS IMAGENES DEL CUERPO Y CLINICA” ANALITICA Primeros riesgos de alteracién de la imagen del cuerpo EI periodo oral antes de la edad de la mareha y de I palabra. El destete, sus fracasos : “> Edad oral, anal y periods ulteriores hasta la castra cidn primaria 33 & % 81 a9 12 149 160 1st 167 m 188 Patologia de Ia Imagen del cuerpo en el periodo de Tatencia (después de un Edipo resuelto no obstan tea tiempo) = Histeria_y_ pricosomaticn De engendradores en engendrados: el sufrimiento. De imaginario en realidad: Ins deudas y las herencias Casas elincos de trastorios de fa sagen del cuerpo Algunos temas anexos abordados 261 29 wt 27 299 1. ESQUEMA CORPORAL E IMAGEN DEL CUERPO 'M comienzo de mi préctica en psicoandlisis de ninos (1938), y siguiendo el consejo'de Sophie Morgenstern,’ primera psico Jnalista de ninos en Francia, presentaba a los nifos —deseosos dde-comprender conmigo la causa, por ellos ignorada, de las di Scultades que experimentaban en su vida— papel y lapices de colores; mas adelante afadi pasta para modelar Dibujos, efusion de colores, formas, son medios esponténeos de expresin en la mayor parte de fos nis. Les complace en tonees scontar» lo que sus manos han traducido de sus fantas- ‘mas, verbalizando de este modo ante quien los escucha aquello, {que han dibujado y modelado. A veces esto que cuentan carece {de rolacién Logica (para el adulto} con lo que el adulto creeria estar viendo, Pero lo més sorprendente fue lo que poco 9 pOCd Se me impuso como una evidencia: que las insiancias de Ia too: ria freudiona del aparato psiquico, Filo, Yo." Supery6, son locs- Tizables en cualquier composicin libre, ya sea grafiea (dibujo), (modelado}, ete. «Estas producciones del nifo son, 5 auténticos fantasmas representados, desde las que se PC. Gen descifrar las estructurae del inconsciente, Tan slo son Gescifrables como tales por las verbalizaciones del nif, quien antropomorfze, da vida a las diferentes partes de sus dibujos 1b Qulen fe suc on 18, a a eared de los slemanes en Paris 4H EnSutitlne 2pm Moe dren seman see ot inetancn pstgsica que corresponds le spun tpice Teulina {teh eat fg Ss, pronomre personal de primera perrona in filer, tase que Je ‘slo picts cumple on In tase f funciona Erie ‘eps on sta tracuceisn srk indica, ean. corepon, 4a," en os casas" que pudonpretarse = coufsion = tnalaed ‘inte (Mol Cutndo slo ae hasan eatcndnue ie teaduce& Mott eu cuanto se pone a hablar de ellos al analsta. No otra es la particularidad’ del andlisis de mifios: aquello que en los adultos Ee descitra a partir de sus asoelaciones de ideas sobre un suelo {que han relatado, por ejemplo, en. los niflos puede ilustrarse Sor lo que dicen acerca de sus grafismos y composiciones plas Teas, soportes de sus fantasmas y fabulaciones en st relacién de twansterencia El mediador de estas tres instancias psiquicas (Ello, Yo, SSupery6}, en las representaciones alegoricas que el sujeto apor- ta, revels ser especifco. Lo he denominado imagen del cuerpo. Bjemplo 1. Dos dibujos de un nino de unos once Peprimer dibujo: un caballo cuya cabeza no entra en el rc tingulo-del papel, sobre el cual hay un jnete luehando con un humigo no fotalmente visible pero cya espada se ve asomando facia ariba, desde la lquierda en cl campo del dibujo, ame thvando Ta cabeza de este jinete, al mismo tempo que se 0b Seva, en la parte inferior ya la derecha del dibujo, una ser pieme ‘venenosa gue, segin dice el nif, esté por pleat al [iputlo, En este eibujo, el cabsllo no’ tne ni Cabeza, el J ‘Segundo dibujo (en otra sesén}: se presenta como una var tiante del motivo. precedente. La cabeza del finete no cabe Shera en el campo’ de a hoja: el caballo sh tiene su cabeza, pot la cola carece de espacio para figurae. La serpiente ba ib reemplazada por una cabera de tigre, @ la igquerda y en th pant inferior, ) lista para atacar al caballo. La cabeza de tigre se encuentia, de hecho, del lado donde deberia estar la Calbea del caballo, pero en tn nivel inferior "El muchachilo’ que, invitado por Ia psicoanalista, habla de sus dos dibujos, puede colocaree en el hugar de todos tos per SSnajeny,dasde eh de ada sno de ellos, imaginary decir fo que cxperimentar Paparecen asl sucesivamente una cabeza representande Ia de- voracion orl, la del tgrey una cabeza que representa et dom To de la musculaturs anal, figurada por la dct caballo, y una fabers del dominio del jinete, que representa al ser humano FEntas tres cabezas son stscepiles de intercambiarse una por ttre excluida como esta la posibiidad de que las tres caberas Sechcuentten a ln vez dentro del campo del dibulo. Por otra rte para el jines hoy siempre un peligro, epresentado bien [ea por la oralidad que forma parte de un cuerpo (tire), bien’ sea por la serpiente venenosa que, desde ars, figura a las fucaattclrleasy anales que pueden vengarse del individu, yal misino tiempo, la espada de un superior jerérguico, que Tacia @ apunta Uiteriormente, en los dtimos dibujos de este nifo, el peligro 10s, que 10 ‘qued6 representado por un rayo fulminante que destruirfa un tiempo al jnete, al caballo y probablemente los animales ‘que alli se encontraran; y que se hallaba en conflcto con estas Instancias vivientes, conficto Agurado por el alaque Ta explicitacién ‘de estos diferentes peligros permitis desc brir, mediante las asociaciones libres del nifio sobre los enemi 0s, las tormentas, los peligros del veneno, los peligras’ de la Hlevoracion, que estos temas figurativos guardaban relaciéa com ‘on drama familiar Ta muerte del abuelo paterno det nino fue seguida de conflic tos familiares vineulados con la herenein, y su padre. result6 festigo de la tentativa de asesinalo de and de sus hermanos por parte del mayor. Este hecho llegé directamente a oidos del fmuchacho cuando sorprendié tina conversacion de sus padres mientras se hallaba acostado en su habitacién, en casa de Tos Abuelos. En su interior todo se entrachoed, Ta avider oral de la herencia, ef tabi del asesinato, y el asomibro de asistir a Ia ‘onnivencia de sus padres, quiens hablando en vor baja en et Jecho conyugal dieron razon al criminal, que feliemente 3610 habia aleanzado a herir al offo (se habl6 de un accidente de caza) y Se pusieron de acuerdo en acultarlo, Las ties del nifio tuvieron comienzo al volver de los funerales del abuelo, Como puede advertirse, gracias a los dibujos sucesivos, el anilisis de los recuerdos yasociaciones inconscientemente figu- rados en ellos permitié liberar lo que se presentaba como con tradicciones insolubles para el michacho, quien no padia, a Ia vez, conservar su cabezs, su vitalidad muscular y el contral de su condueta. El habia sido testigo silencioso y por tanto cém plice de una conversacién parental de aleance deshumanizante fn relacién con el cédigo de ls Ley. Pero lo importante, lo que permite comprender que se pueda hacer psicoandlisis de nos, fs el hecho de que el propio nifo aporta los elementos de Ia interpretacién con lo que dice acerca de sus dibujos fantasma forieos; es el, élla serpiente quien piensa de esa manera, ella fabeza de tigre quien representa la madre peligrosa (el padre Ja Hamaba «su tigresas) con la eval se identifies, ¥ que es peli- rosa para el caballo que representa a su padre, en este e930; I mismo tiempo que la espada de Dios, sstituida por el reyo ‘del cielo, viene a condenar al nifo, a herir su homadizacion desde el momento en que, juzgando a su padve, cémplice de tio, se juzea culpable con respecto 2 la Ley. Porque fo que sts palabras le hicieron comprender es que sus padres —sobre todo su padre, su madre menos, angustiada por compartir el secre to— eran, por su deseo, tan transgresores de Ia Ley como un hijo incestuoso: él, en este caso preciso, testigo ocasional de sit cologuio en el lecho conyugal en la casa del linaje paterno a Ejemplo 2. Se trata de un nino de diez aflos totalmente in- hibido, de voz casi inaudible y cuyo rostro ofrece una sonrisa ‘ngustiada y fija. Ante la demanda de aibujar pars expresarse, puesto que no puede contar nada y, septin dice, no suefa, <0 pone a representar graffcamente cbatallas con’ tanquess.’ De hecho, todos los dibujos de sus primeras sesiones son repre sentaciones de este mismo tema, de una manera que manifesta con claridad In amplitad de st inhibicion en la relacién con fra, En tno de sus dibsjos, por ejemplo, hay un tangue de ‘rallsmo palido y temblequeante en mitad de fa pagina y, slo fn la extremidad derecha del papel, la punta del cafén de otro. De la punta de este eahén no sale ningin obis; el tinico obils ‘evel proyeetado por el cain del tangue visible, pero su direc- in es tal, manifestamente, que no podtla causar ningun dafo al tangue invisible De sesiin en sesidn prosigue idénticamente este imposible ‘combate entre dos tangues, sustituidos con posterioridad por boxeadores vistos de peril, s6lo visible un brazo y a respetable distancia uno del otro, Se confirma, pues, el problema de la tiva- lidad en Ia forma del imposible cuerpo a cuerpo. Porque estos boxeadores carecen, segtin los primeros dibujos sucesivos del hilo, o bien de eabeza, Parque no eaben enteramente en el es pacto del papel, dado el volumen de sus cuerpos,o bien de pies. Dandose cuenta de ello, el muchacho vuelve 8 dibujarlos con las rodillas dobladas; estén ambos de rodillas uno frente al otro, pero sus brazos, aun extendidos, no alcanzan 2 cocarse Cuando finalmente, después de varias seslones, el niRo con sigue situar a los dos boxesdores de pie wno frente al otro, 10 ‘gue aparece es que uno lleva una camiseta rayada y el otro no, AX'mi pregunta contesta que, si él estuviese en el dibujo, seria el Primero. Ahora bien, las agoclaciones demostraron que Ia ca. Iniseta rayada recordaba el jersey de un companero de clase ‘que, habiendo vuelta de Ia eecuela con una mala nota, habia Fecibido wma paliza de su padre Entonees, a ii pregunta: =2T& querrias que t padre te ‘pegara una paliza? AB! No es eso lo que quiero deci, sino que Eu papa se ocupa de elo En efecto, este nifio tenia un padre que Jo trataba con total Indiferencia; en ultima instancia, este padre no habia recono- ido ast hijo como alguien valido. Toda In inhibieion del niio pido expresarse en une autodestruccién de su libido viri, por fusencia de identfcacion posible a un padre que no se recono- la como tal y que no reconacia en su hijo a un muchacho que iba haciéndose vido, puesto que no tenia ningun interés por Se daba agui inclusive una inversién de la situacion edipt a, era el pate el que estaba celoeo de su bijo y el que no le ppermitin construlrse en referencia a él mismo, elsborando ins- Tancias de psique: Yo, Supery6, Ideal del Yo, debido a que este 2 padre no era, ni un Supery6 inhibidor de ts noobservancia de fn ley det trabajo —que es una sublimaciin de las. pulsiones ‘males, ni un interlocutor de su hijo. Lo unio que sabia de. Cirle cra’ sCillate, «Vele de aquts, «Déjame trangutlos. Es de- Cir que no ofrecia soporte al Yo Tdeal de un nifo falico oral que tiene derecho tanto ala palabra diigida por él'a su padre como 4 los intercambios ablados con éste, Ast pues, el niio sentia Ser un peligro excesivamente grande para si padre, debido ue éste le tenia miedo. O por lo menos si padre, nepindolo, fetuaba como si tuviera miedo de {La interprotacién a través de los dibujos sacé a la luz este sutofrenado de la libido causado por la ausencia de seguridad del padre respecto del nifo, combinado para el nig con el Te fgioen una vida pueril de no rivalidad, y por tanto de no creatividad, hllindose la libido integramenie bloqueada por el peligro que él advertia ser para su padre. El Yo deseado cra: fer un muchacho con wn padre fuerte, eapaz de controlar la in hibicién de su hijo para trabajar, suscitando ast la formacién de un Supery6 inhibitor de la pereza, un padre que hubiera sido tun Yo Ideal. Su suefo era ser como ell compafiero de jersey rayado, Asi su padre se hubiese interesado en todo lo que inte- resaba a su hij, como el padre del compafiro de jersey Tayado, que lo recompénsaba del cuerpoobjeto de sus hijos. Lo dicho permite comprender también la significacién del sin- toma motor de agresion por medio de patadas. La moteidad, ‘que si esté adaptada a la sociedad es una expresin del placer {nal sublimado, se encontraba, en este muchacho, alterada, Sus ios. miembros" inferiores aeudian y actuaban en su sincoma tomo sustituto del tercer miembro inferior: el miembro penis fo. Golpesba las picrnas de st madre con el ple por no poder penetrat su vagina con el pene. ‘Se observa por iltimo de qué manera obraba la rivaidad con cl primogenito. un hermano mayor que solo lmperfectamente poll hacer las veces de Yo Ideal, siendo mas un modelo resre- Eko euyo puesto el mds joven, como un ehigullo, habria que- de ectpar, Ejerplo 4. Se trats también de un ejemplo de modelado. Bs un nifio de ocho ios que, durante su sesion, ha realizado wn silldn, Lo interroge: «;Donde estarla este sillén? —En el des. ‘Yan. —Pero parece muy solide, y n0 se ponen sillones sélidos fn el desvin, —Si, es cierto. Pues bien, cs) este sillon fuera flguien, quien seria? El abuelo... Porque dicen que esta viejo ¥ no ee quiere morie. —zAsi que es un fastidio que no se muc- fa?-—Bueno, s, porque en casa no hay sitio, y entonces nosotros tenemos que darmir en el dormitorio con papa y mamé, porque 15 41 no quiere que nadie duerma con él en la otra habitaciéns Hee aqui, pues, un anciano molesto al que los padres habian traido consigo esperando que morira pronto, un sncano paral tico, siempre sentado en un sin y a quien de buena gena hi Diesen puesto en el desvn con los objetos estropesdos. Este sillén representaba el cuerpo molesto y demasiado sano dl vie- Jo, que impedia vivir « una familia nlojada con estrechez, Es in ‘Guidable que el nif nunca habria podido contar la historia de tro modo que con este recurso, este Fantasma, que ilustrabs tuna Bjacién anal al asiento* (sidge],Iiteralmente hablando, Rijs: tidn que, por otra parte, hacia del nlfio in encoprética. Esta encopresis fue la catsa de que llegera a la consulta para reali ar tna pslooterapia, También aqui pucde observarse la manera en que un nifo, con ayuda de una produceién plastics, sntropofarmiza lo que Freud deslinds como instanclas’ psiguicas, El sbuelo, en el pre sente caso, enearnaba un Supery anal (culpabilidad del hacer. del obrar dinamizador, progresivo}. El problema era edeyectar» este hombre sin dejar de consetvarlo y respetarlo, Probeble mente sea Ia raza por la cual el niho padecia de retenciones lanales que se evacuaban con descontrol esfinteriano, al mismo tiempo que fracasaba en la sublimacion de Iss pulsiones rales ¥yanales, las manipulaciones mentales que la escolaridad repre: Senta para un nio, Estos ejemplos tienen el interés de mostrarnos Ia manera cen que, en cualquier composicign libre, se represents, se dic, I Imagen del cuerpo: y las nsoctaciones que el nifio proporcion vienen a actualizar Ia articulacion conflictiva de las tres Insta ias del aparato psiquico, En los nifios (y en los psicéticos) que no pueden hablar di rectamente de sus suefos ¥ fantasmas como lo hacen lot ad. tos con la asociacion ibre, la imagen del exerpo es para est jeto una mediacion para hacerlo, y para el analistt el medio de reconocerlos, Se trata, pues, de un dicho, de un dicho que hay que deseitrar,y cuya clave el psicoanalsta solo no posse, Son las asociaciones del nif las que aportan esta clave con 10 cual resulta ser él mismo, e fin de cuentas, l analista. Porque es él quien Hega a captarse como lugar de contradicelones inhi. Bidoras para la potencia mental, afectiva, social y sexual de su edad. Entiéndase bien: ta imagen det cuerpo no es fa intagen dibu- jada’ representada en el modelado; ha de ser revelada por et tidiogo anatitica eon el nia. A ello se debe el que, contraris- mente a lo que suele creerse, el analista no pueda interprotar de entrada ef material grifico, plstico, que ef nifio Te trae; es ste quien, asociando sobre su trabajo, proporciona los eleme cobra mayor ferzs en famed CR] 16 tos de una interpretacién psiconnalitica de sus sintomas. Tam: ign aqui, no directamente sino asociando sobre las palabras aque ha dicho (por ejemplo, el jersey rayado del boxeader), Con Jo cual, hablar de imagen, de imagen del cuerpo, no quiere de- cir que ésta sea tinicamente de orden imaginario, puesto que es fsimismo de orden simbdlico, signo de un determinado nivel de fsthuctura libidinal expiesta a un conflicio que va a ser desans. ‘Sado mediante Ia palabra del nif, Ain es preciso que ésta sea eelbida por quien la escucha, 2 través de los acoatecimientos {de Ia historia personal del nis. [EL ESOUEMA CORPORAL NO ES 14 THIAGEN DEL CUERPO Los ejemplos que preceden permiten insist sobre estos dos ‘érminos: no debe confundirse imagen del eerpo y esquema corporal En todos los casos que se acabar de comunicar, se trataba de nies sanos en cuanto a su esguema corporal; pero el funcio hamiento de éste resultaba recargado por imdgenes patdgenas al cuerpo. La hervamienta,el cuerpo, o, mejor dicho, el media ‘or organizado entre el sujeto y el mundo, si cabe expresarse ‘asi, se hallaba potencialmente en buen estado, desprovisto de Tesiones; pero su ulilizacion funcional adaptada sl consciente del sujeto estaba impedida. Estos nos eran teatro, en su cuer- po propio, de una inhibicidn del esquema corporal en los dos, pimeros casos (enfermedad de los ties, absoluta inhibicién idea tiva y motriz con mutismo y soarisa estercotipada), y de un escontrol del esquema corporal en los dos siguientes (patadas Incontrolsbles, encopresis). La utlizacion adecuada de su esque ‘ma corporal se hallaba apilada, obturada por una libido que se hnabia enlazado a una imagen del cuerpo inapropiada, arcaica 0 incestuosa, Libido borrada debido a In falta de aqucilas castro: Clones que los adultos hubiesen debido dar a sus pulsiones a Ccaieas, ¥ las sublimaciones que los adultos responsables de su Inumanizacién (educsciOn) debieron permitrles adquiri. Esta invalidacién de up esquema corporal sano por una ima igen del citerpo perturbada resparece, por ejemplo, en el caso {del nino que dibujé dos tangues que ho conseguian combatir “ide verass, AI esquema corporal no invalidado habrian corres. pondido, por el contrari, un traz0 no tembloroso, calones que Apuntaran al adversario, 0 bien, en los dibujos siguientes, bo- ‘eadores que fuviesen dos brazos cada uno y que no se pusie- Sen de rouillas para boxear. Cast se podria decir que, a despe: ccho de tn esquema corporal sano, integrado, la que tenia un ‘brazo menos era Ia imagen del cuerpo, ella era la que estaba de rodillas (testimonianda con ello la impotencia del nino para 2 I choo orn robusta y fisiamente sana 0 sostener las poteniaidades de Ia posicién erecta y las situacio- yes de rvalidad). Em el cuarto cao se trata de aqucle parte partes ausentes desu imagen del euerpo que fenlan vedada sa Betesvidad respect del abuclo molesto a que los padres tenian fhe aguanter, ¥ que impedian al nido identiicarse con un tn, chacho que, €ls,triunfabe, porque tenia una madre yun padre fave no se hallaban en eoncto mutuo como cra ci caso de sus proplos padres (a causa de Ia presencia del abuelo), que ool boraban ambos para sostener Ta existencia humana a 6 bije.y sus esfuersoe cscoares Bl esquema corporal e5 nina realidad de hecho, en cierto modo es nuestro vivir carta al contacto de mundo isco. Nucs- tras experiencias de la realidad dependen de la integridad del Organisio, o de sis lesiones transiforas v indelebles,neutole fas, musealares, dscas y tambien de nuestras sensaclones Sioogicas viseerelcs, cireulatoriae, todavia, lamadas:cencste Ciertamente, afeccones orginicas precoces pueden provocar trastornos. del esquema corporal, y estos, debido ale alte © interrupeton de las relaciones de lenguafe, pueden acasteat no. dilicaciones pasajeras © deinitives de la imagen del cucrpo. Es frecuente, empero, que en un mismo sujeto cohabiten un esque. ma corporal invalidado y sina imagen del cuerpo sana, Cons deremos los nitos afectados de policies decir de part lisis motriz pero no sensitive. Sila enfermedad sobreviene des. pus de la edad de tres aflos,o sen desputs de adquiridas Sarcha, la contnencia esinterianay cl saber concermente Perienehcia a un solo sexo (eastrcién primar), cl esguera Corporal, incluso si est afectado en parte de mancsa Garsdera, Site siendo compatible con tnn imagen del cuerpo cas! siem re ntacta, como se compracba en ios dibujos de estos nifon En cambio, cl esquema corporal queda siempre dafado, a menos en parte coando la pollomielite es muy precor 9 se pre- Senta en la edad de la lnctanciay de In cina,y sobre todo ana dels experiencia de la marcha, Pero aun cuando estos nifos no Fecuperen un esquema corporsi san, inteyro desde ol punto de vista motor y neuroldpico, su invelidez puede no alectar su Ine gen del cucrpo: para ello es preciso que, hasta le apaicién de In enfermedad, en cl curso de ésta y despucs, durante la conv Iceni educa, rl con la mae Y el entoro tumano haya sido flexible y satsfactori, sin excesiva angustia por parte de fos padres; na relacion adaptada a sus necsidades, de as que hay que hablar siempre como st los propos aihos pra sahlacecasaunguc lassen usr causa pot ia enfermedad y sus secuelas los hayan incapacitado pars elo Cuando el nite Se ve atacado por una invader, e indispensable aque su dct fsico Te sea explictado, referenciado a st pasado Bo Invlido-o, si éstees el caso, ala diferencia congénita entre 8 41 y tos dems nis. Asia tendré que poder, con el tem: fuaje mimico y Ia palabra, expresar yfantasmatioar sus descos, ‘Sean estos realeables 0 no sogin este coquctia corporal Iisado, Por elemplo, el nito paraplslico® tiene necestdad de. juga? verbalmente oon su mare, hablando de corer, de salar, cosas the strtadre sabe tam bien come €l que jams podrd realizar Hroyecta asi este niBo una imagen sana del cuerpo, simbolizada mediante In pelabra yas represemaciones grace, en fant tas de salsfaccones erdticas, enc intereambio de sjeto st Fete, Hblr ade ss deseo con lg ts eB cn te juego proyectivo, permite al sueto dntegrardichos deseos en al Iu apse dears del vais deo cuerpo Y Tengusje fe aporta el evcubrimiento de medios personales Semunieecign, Un nifio focomélic, nacido sin miembros Ine ‘lores superiors, posee un eequeta corporal lisado. No obs tate, mages del cuerpo, pd sr completamente sna y Tint un lenguaje de comunicacionesinterhamanas tan cor Betas y saisactorias para él como las de vn individuo 1 Te Eiedo, Tal es el easo de Denise Legris, mujertronco, autora del Titre Nev comme gay que, invalida de nacimient, fue ameda por st padre su madre y su entomo Socal ‘Un ila con un brazo sdlo puede, con ese brazo, consegul ta manipuacian de Tov ebjetos que le son necesarios. Lo que Conviert ano en mal sccaizado y hasta en caractoral, con tina tmagen del cuerpo malsana, no castrable en el momento {El detetey luego en el de la eattracion anal (el actuar auténo- ‘mo) en relcion con su made, y que lo deja en estado do de ppendencin en relacion con ella, con fjacion flea 0 fObica, es {fuel a quien su madre nunea ha quedo bablare de su inva {es mchtras que él obrerva muy bien la eiferenia existente fntre at cuapo y ol de los demas nos ‘Ast pucs, [a cvolucién sana de este sujet, simbotlzada por una imagen del cuerpo no invalids, depends de la relation emo- tional de Tos pares con su persona: de que muy precozmente ‘sos 1s ofrezan, en palabra, lnformaciones verldeas relativas fst estado fisko de Tisiado, Eston ntercambios hutmanizado Ferg por el contario su aucenia, eshumanizadora™ deped- eran de que lor padres hayan aceplado—o to ln invalidez del cuerpo de ou hijo. cEstén culpabilizados en cuanto. 9 st propia, penitalidad? stan engustiagos? ¢Se narcisin el nif Por ser mado tal cofmo eo pore) conraro, seve desnarcish Zado on st valor de ineriocitor que, por laid, no es amado, Jreupe tavalidee no es reconocida nf Hablada? En cuanto vd Tido, yes recharado por Sus padres, en vez de ser reconocido em teraiiente, como suijo.o au ije en i adversidad, considerado 2 Paris nearotgin de los miembros inferores, Pits Ba KentSgen, ~ como un ser humano de pleno derecho con st invalidez? Si se To reconoce como sujeto de sus deseos, simbolo de la palabra conjuntamente acordada de dos seres humanos tutlanes, que son responsables de su nacimiento y que lo aman con todo Io fue su realidad implies, que no intentan hacérsela olvidar, sis padres (¥ Iuogo sus educadores) podran dar a sus preguntas, por mediaciones de lenguaje y en forma pars ellos inconscien fe, Ia estructura de una imagen del cuerpo sana, «Si feras un péjaro, podrias volar.» «Si tavieras pies, manos, podrias hacer To que hace aguel chiguillo.. eres tan astuto como él ‘Yestos nidios sin Brazos ni piernas Megan a pintar con la boca tan bien como los que tienen manos; y los que solo tienen pies, se vuelven tam diestros con ellos come lo son otros con las Imanos. Pero esto s6lo es posible si se los ama y sostiene de acuerdo con los Fecursos creatives que conservan ¥ que opera como representantes de sis puilsiones en los infercambies con t prejimo. 'Un ser humano puede no haber estructurado su imagen del ‘cuerpo en el transcurso del desarrollo de st esquema corporal Como scabamos de observar, ello puede deberse a lesiones, a enfermedades organicas neurovegetativas o musculares preco- también a enfermedades neonatales, secuelas de accidentes ‘obstétricos 0 de infecciones que han destruido zonas de percep- cidn sutil en la primera infancia (sordera, anosmia, Ibio lepo- ino, ceguera, ete.) Pero eabe formular la hipétesis de que la no estructuraclén de Ta imagen del euerpo se debe en gran parte al hecho de que In instaneia futelar, desorientada por no obtener nunca Ins ree puestas habitualmente esperadas ‘de tn nigo de esta edad, ya ‘ho intenta comunicarse con él de otra manera que mediante un ‘cuerpo a cuerpo dirigido slo a Ia satisfaccion de sus necesida- des, y abandona su humanizacién. Es més que probable que un Ser Thumano como éte, puesto que st” cuerpo sobrevive, seria capaz de elaborar, tarde 0 temprano, una imagen del cuerpo con rai en el lenguaje segin unas modalidades que le serien propias, por mediacién de referentes relacionales sensoriales y 4 su complicidad afectiva con alguien que [o ama, que Io intr duce en una relacion triangular ¥ que asi le permite advenir a In relacién simbélica. En niflos precozinente invélides poliomictitcos, por oem: plo, con tn esquema corporal mas o menos gravemente menos fabado, puede muy bien revelarse una imagen del cuerpo. per ectamente sana, a condicién, como minima, de que antes de Is poliomiclitis no hayan sido neurdticos y de ue dirante el pe- Hlodo agudo de la enfermedad hayan contado con cl sosten de Ja madre y el padre, en su relacion con el projimo y consigo mismos. Dibujan entonces cuerpos que no presentan ninguna de las distunciones o carencias que ellos mismos padecen 2» Imagen del cuerpo y esquema corporal: Como distinguiles Volvamos ahora, desde otto éngulo, a nuestra distinciéa asia, "El esquema corporal especifica al individuo en cuanto repre- sentante de la especie, sean cusles fueren el lugar, la gpoca o las Condiciones en que vive. Este esquema corporal sera el intér prete activo o pasivo de la imagen del cuerpo, en el sentido de {gue permite Ia objetivacién de una intersujetividad, de una re Tacign Ubidinal Fundada en el lenguaje, relacién con los otvos ¥¥ que, sin 6, sin el soporte que el representa, seria, para siem. ‘pre, ut fantasma no. comunicable. ‘Si en principio, ef esquema corporal es ef mismo para todos los individuos (de una misma edad o viviendo bajo un mismo lima, poco més 9 menos) de la especie humana, la imagen del ‘cuerpo, por el contrario, 25 propia de cada uno: estd ligada al Sujefo y'a su historia. Es especiicn de wna libido en sitsacién, de un tipo de relacién libidinal. De ello resulta que el esguenta ‘corporal es en parte inconsciente, pero también preconsciente ¥ ‘onsciente, micniras que la imagen del cuerpo es eminenteme- {e inconseiente; puede tornarse en parte prevonsciente, y slo ‘cuando se asocta al lenguaje consciente, el cual utiliza metafor as y metonimias referidas a la imagen del cuerpo, tanto en las ‘mimicas, fundadas en el Ienguaje, como en el lenguaje verbal ‘La imagen del cuerpo es la sintesis viva de nuestras expe lencias emocionates: interhumanss, repetitivamente vividas {ravés de las sensaciones erdgenas electivas, arcaicas o aetuales Se la putede considerar como la encarnacién simbatiea incons. Giente del sujeto deseante y ello, antes inclusive de que el indi Viduo en cuestién sea capaz de designarse por el prosombre personal «Yor [Jel], antes de que sepa decir »Yov [Je].-Lo que ‘ujero hacer entender es que el sujeto Inconsciente.deseante-on- Felacidn con el cuerpo existe ya-desde la concepcién, La imagen del cuerpo es a eada momento memoria inconseiente de toda la ‘vivencia relacional, yal mismo tiempo et acta, viva, se halla fen situacion dinémica, a le ver narcisistia ¢-interrelacional ‘camuflable 0 actualizable en la relacién aqut y ahora, mediante ‘cualquier expresion fundada en el lenguaje, dibujo, modelado, {nvencién musical, plstien, como jgualmente mimien y gestal Gracias a nuestra imagen del cuerpo portada por —y entre. ‘eruzada con nuestro esquema corporal, podemos entrar en ‘omunioaetén con el otro. Todo contacto con el otro, sea de ‘comunieacign 0 de evitamiento de comunicacién, se asienta en Jn imagen del cuerpo; porque no es sino en la imager det cuer po, soporte del narcisismo, que el tiempo se cruza con el espa a clo y que el pasado inconsclente resuena en la relacién presen te: Eaicl tempo actual sigue repiticndace en Sligrenn ago de tna relacign de un tiempo pasado. La bide se moviiza en a Felacion actual, pero puede Feaultar despertada por ell, resus Gitada, una imagen telacional araica que habia quedado repr tilda y que entonces retorna, ipfovecheros. pare sofalar que cl esquema corporsl, que es abstrsccion_de una viveneia del cuerpo en las tres dimen Siones de In realidad, se extrvtura tedlane el aprendiaje 9 Is experiencia, mientras que la imagen del cuerpo se estructira mediante Ia comunicacin entre sujet y Ta helo, di tras dia tras dia memorieada, del gorarfeustrado, coartado-o prohibido tGastracién, en cl sentido paicoanaltco del desco ei Teal fad). Por To tual ha de sor rferida excusivamente a Io ima iar, «uns itersubjlivided tmaginarin marcads de’ ents fiaen eset himano por la dimension simbolica Para deci con ott palabras: ef espe corporal refiere cl cuarpo actual en et espacio ata experiencia initia Pus de ser independiente del lengusje, cotendido como historia te lacional del sujeto. con los otros: El eaquenaa corporal es in: consient,preconecientey consi} exis corpora e svolitivo en el tempo yn el espacio. La tmagen dl cuerpo Fefiee et sujeto del deseo a st gosar,miedatcado por et lot faje memorizado dela comumicacion entre sujetos. Pack ba forse Independiente del caquema corporal, Se aricia con és través del narcslsmo, orginado en la eatnalizacion del Seto fn la concepciin. La inagen del cucrpo es siempre inconscien te, y axtd consituida porta aricutactin dinarniea de owe te sen de base, una mayen fureional, y na imagen de les zones Erégenas donde se espresa ta tensiét de ts pustont. Em psicoandlisis, ta funcidn det divdn En la téenica psicoanaltien, Ia neutraligacién del esquema corporal por Ia posicion acostada ‘del paciente es lo que juste. Imente permite el despliegue de la imagen del cuerpo. La ims gen del euerpo queda puesta en juego, mientras al mismo tien po la vision del cuerpo —y sobre todo de Ia expresion del Tos: fro— del analista es imposible, lo cual provoea en el analizante tuna representacion Imaginaris del otro y no una captacién de su realidad visible. Hay, pues, una ausentizacién del gozar de Jas pulsiones esedpicas, y una frustracién del gozar de las pul- siones aucltivas (puesto que es el analizante ef que habla, ¥ el analista muy poco). En clerto modo, sin saberlo, Freud se srvio de la imagen del cuerpo, © incluso’se sirvié de ella mas de lo ‘que hoy en dia lo hacemos nosotros, porque frustraba a sus pa 2 cicates de toda satisfaccién genital durante el tiempo de la ‘Biisqueda de deseo y defensa contra los deseos son procesos de lenguaje constructivos para la imagen del cuerpo dirigid A proteger la integridad del narcisismo al mismo Tiempo que la Integridad del esquema corparal, es decir, el cuerpo mismo en Cuanto conjunto carnal cohesive que debe permanecer integro para peteibit. Ast, con oeasién devun dolor demasiado intenso, Todo el organisme (gtodo el psiquismo2) presiente que el cho- que con un obstéculo del cuerpo sufriente en tal 0. cual lugar Reride b dolorido, podria provacar na no seguridad, ello tn duce la proteecioa de st en una preservacion de distancia res peeto de los otras, Esto ipcumbe al esquema corporal imagina- BS consciente, aqui no se trata de la imagen del cuerpo. Puede acontecer tembién que procesos afectivos de dene- pacin del placer-displacer, 0 sun procesos ideativos de denegs Ein del objeto erdtieo mediante cl Lenguaje del cuerpo o el Tenguaje verbal, spunten proteger al sujeto de una experiem Cin repetida Ge la cual no puede esperar mis que desagrado. Es ineresante para el psicoanalista captar la dindmica del de seo inconscients en sus diferentes niles: primero esta el nivel Gel cuerpo-cosa, después los nlveles revelados por la imagen det feverpo de cada estadia en si aspecto.trinitario inconstiente Teniguaje mimico, visceral 0 gestual inconscient. En el caso por ini eltada del modelado del pozos se observé ‘de qué manera Ta. imagen del cuerpo parcial anal podia verse fctualizada en una vivencia Felacional. Afladamos Ta ilustracién, fe esa chiguilla que en su primera sesién dibuja, hallindose Sola conmigo, un belisime jarrén con flores desplegadas, mar- Sando el nivel del agua en In que se sumergen los tallos. Des: pues, dengo una entrevista con Ia madre en presencia de Ix Eniquilla, Ahora bien, hecho esto, durante este tiempo, un se- undo dibujo, el de un miadsculo vaso con flores sin nivel de gua, con un minusculo ramito de flores marchitas dentro. Se Sevierte aqui Ia diferencia de la imagen del cuerpo de la nifia, fal como es experimentada Inconscientemente segin que esté fh presencia de sa madre o sit ella, En relacign con st madre Se fionte lastimosa y marchlta, Mientras que, cuando es tniea fnterlosutora de la ‘analista que la escucha, siente derecho texpandivse ¥ a afirmar su belleza seduetora nareisistit iia presencia de su madre no modifica el esquema corporal de ta chiguila: en cambio, tree spatejada una modificacion en fa imagen del everpo y, por ello mismo, en su representacion Proyectiva, Esta modificacién permite comprender las relacio- Eemplo corriente es Is times, ys lenguale et cuerpo: subp ie tests Coucssoalnge = ett, pao my. vdaue pla 1 B nes actualmente perturbadas entre madre e hija. Los sintomas, Thotives de la consulta, quedan ast iustrados, Gracias asus dos dibujos, Te nita expresa aquello que ha experiinentado. de Snares herd a rlcn gon mad, lgo ave slo puede ser resuelto, deseirado, gracias al trabajo pecoanalieo, Este desciframiento debe electuarse, no slo en'io que alate al deseo de la chigullaen Su relaion con el desc de la madre 4 viceversa, sino tambien con respecto al deseo de cada nm de Silas en su relacién trangularedipiea actual. para ta aida, ppasada para fa madre, es decir, con respecto al objeto de st Aeseo genitals para lana, su padre 0, dicho Ge otis manera, fl conyuge de 50 madre La situacion wiangular que el anaista pone de manifesto «on su sola presencia, situscion tilangular de a madre habla 4 con g] alist, coloca sla pita en una situcionrelcpade de or? Bjada y ya sin vitaliéad, mientras que la stuacion dual 4 tanita con el analisa Ta habia naresizado, (El avait, ftungue en este caso sea mujer, parece ocupar cl Iga del pat fre) Este dibujo expresa Ta experiencia dolorosa de la astra tin genital en esta nin, quien se imagina, a causa de Suma dre, en lugar no deseable para su padre. “Gracie a la ebservacion y Ia excucha de los ios, por wa lado en sus relaciones reales, familiares y amistoses, ¥ por 070 en la relacén transtereneal durante la Sesion anal, he po. ido’ comprender Ta funcién ‘capital de la Imagen de! cuctpo del paciene, de la suya propia, y de su proyection sobre oe fp so ania enc de presencia pares sme Y pan Técnica de andlisis adaptada @ tos nitos Invitar a dibujar 0 modelar al ito que se encuentra en se sion aaltca no signien jugar con fara el pecoaalist, fa tela es no compartir setivamente el juego def nif, e ded to mesa activments sus fantasmss Con To del nto en etre Io cual supone que sl analiste no erotia ou reac con at Daciente, que Porsigue ninguna close de reparacion, Se ata un trabajo, de una puesta en palabras de los fantasmas de hi, aT se site ver em las primeras entevsta expe Sarse tan slo por miradasy no pot el juego. A gua au fos Aculos, os nis no viene al consult del peconalsta distrsese, a diverse Viena expresrse de verdad, Machos nies qe tuveron oportunidad Teaiar uh Ustamnento bt cru oven ee spe cbin, de naen dl re SMe ae ea ley er ise 4 coanaltico no pudieron sacale ningin fruto por el solo echo Segue te leo habia significado las sestones de psicoterapia con Su polabras: que ibn a jugar con un sefor'0 una sehors al Gus Te gustaban los mos. El resltado fue una relaciin erot {tan cootnancon de un cro fugue de Or Tl popel del psicosnalista es, prectsamente, no sustituir por tun deseo supucttamente sano el deseo supuestamente Patol to de Tos padres, ni staptarr al nie de los gentores © ek Exdoves quer teoicament, Foeron @-son 0 serlan alos para Gi sino, por el contraro, permitir al nifto, mediante. gestos, Inediante Signos fundados el Tenguaje, alos euales se aiaden Dulabras dingidas a st persona (en presencia de los padres © Fo), saber que el aalista cuenta con In confianza de los padres, Ib eles snuen sen responsbls, tl como an de ute Ia: para que él alcance su propia comprension de aguello que [o ttcer Sufrir. Puede entonces Teencontrarse sujeto deseante {he tdngulo iniial de au escena primaria y si, en efecto, Stitt, acepta, al menos @ prucba, el contrato que se le propo: fet to de jugar por placer sino de expresarse crigiéndose al Shalista por medio de'su juego, dado que ain no puede expre: Sir con palabras sus pensamlentos, sus senimientos, sus fan {asmas, Sas dibujos y modelados esti destinados a Ser habla fis, se allan en fn tranefereneia, como lo estan para in téeniea pekcoanaitica de adultos los sefos,fantasmas Y la asociacion bre “ ] “ “Ridiré que tengo por principio, frente a nifos que ain no han abordago el Edipo, atm cuando no sean grandes autstas J grandes fObicos, y tengan la edad que tengan, verios al co Inignvo delante de sus padres, después ver con frecuencia los pases solos y, cada ver que’ el milo to desea, dejar asistir @ Extoea las seslones y basta paticipar en elas Sicmpre me he negado a jugar con el nid en Ja sesion ana ijn: Aa como con un paeteadsto no entramos en coer. eign, con el nfo no tenemos que merclar nuestros fantasmas Sos uyos, sino que debemos estar a ia eieucha, a traves de Su Comporiamicnte, de lo que tiene que dec, de To que Senic y de fo que plens, y que a priori aceptamos totalmente Pariendo de au dibujo el nto acaba hablando, por ssocie cones de ideas, de st padre, de su madre, de sus hermanos, de St entorno, de mi misma en Felacion con él, y de las interpre iEclones que le propongo. Estas sinterpelacionese son, al ial fue con fos adultos, preguntas relatives a la revviscencia de {Et cual fantasin, y sobre todo paralelos entre sus asociaclo- hes, en Io tocante 4 fal o cual stapa camplida de st vida "Ko obstante dibujos y modelado noe son propuestos con ta fnuildad de que hable de su padre, de su madre... AL ial fue low suefos ¥fantamnas de los adults, son testimonlos del FRM eNeolto dibujo, toda tepresentacion del mundo es 2 lena expresién, una comunicacién muda, un decir para sf oun fecir lotro. En sesién, es una invitacion a la comunicacion fon el snalisia, lo cual conviene afiadir que, cuando el nif hhabla en sesién (Igual que sucede con el adulto), si alude a su padre, su madre, sus hermanos, no habla de la realidad de es: fae personas sino de este padre en dl, de esta madre en él, de estos hermanos en él; es decir, lisa y Tianamente, de una dialée- tiea de su relacién con estas personas reales que, en sus Verba aaciones estin ya Tantasmatizadas. ‘Creyendo hablar de Ia realidad de estas personas, de hecho Inabia de estas personas tl como dl se las Yepresenta, en rola cin con su propin subjetividad, y estas experienciss resultan fe superposiciones en el caso ‘de su historia en su Yelacion fon los adultos. De ah deriva la posibilidad de proyeccién de festa vivencia relacional en Ia representacion plastica que ya hemos deserito en términos de antropomorfzacion, A mi pre: Punta: scOuign serfa el s012, prepunta que pone en condicio hal la posibilidad de ssociar sobre el sol, el nil puede contes far: «El sol seria papi, la hierba seria Fulano..., Atin puedo preguntarie: «Si td estuvieras en tt dibujo, zdénde estarias?», ho olvidando que el nifite es ineapaz de entrar en relacién sind a través de la proyeccién. En efecto, solo con la castracién edi pica y Is entrada en el orden simbélico de 1a Ley, la misma Para todos, se hard posible la relacién directa real. Hasta en fonees, un sefior es referenciado al padre, presente o ausente, tuna sefiora a la madre, presente © susente. Ast pues, sélo por la observacion de sus’ interpretaciones proyeetivas —+Abuela seria la tazaw, «Abuelo seria el sillén-— vemos hasta qué punto ‘un nifio presta una parte o la totalidad de su imagen del cuet~ po a objetos, animales, personas, etc; y es en el momento en ‘Que se cumple esta proyeceidn cuando comunica su vida in- Un mifo de diecislete o dieciocho meses esté a la ventana, mira el cielo, Por ver primera es atraido por la vision de una fstrella en ei cielo todavia elato. Viene su madre y cierra los postigos. «iEspera, espera, mira, dice el, Su madre Ie explica: Es tna estrella, es el lucero del’ alba, In primera estrella que fe ve en el cela». Y afiade: «Hace frio, hay que cevrar la vem tangs. Abandonando a disgusto su puesto, cl nifo lanza esta Cxelamacion: e{AdiGs, princesal»,aiadiendo tn gesto de despe- dida con la mano, No'se les dice adios a las princesas de los tuentos de hadas, pero se le dice adiés @ una estrella que brilla, ‘como la mirada de la madre, referida a la princesa del corazén fel nino, a la princese que élla es para él "Tomado de’ la realidad, este ejemplo permite hacerse una idea de lo que puede representar el cielo en el dibujo de un nifo. Basta con observar que el chiquillo que mira al adulto de aba jo arriba ve Ia cabeza de sus padres perfilarse sobre el cielo, % cuando estan al aire libre, y arocia entonces su rostro com la canna igurada que ocupael ello, es deci, con su Dios 0 = perso [vfatldad espacial ce si dibujo: con st! Dios en la ne iad" imaginarian (a, ombipotencia faotasmatizads. paren crim n emnipotencia cdsnia y avina, con Ia omnipo- tenia, que Tena bre. su comportamieno, sintbolizada por e"tiabras sReye os Reina, vin para Teencontrar em el clelo {Msbut Ta instance Superyoica 9 et Yo Ideal! i imogen det cuerpo ~prewamente al Eaipo— puede, pro taiae 08 tod represeniacldn, sea cua! Tuete,¥ solamente 2G TRpresentaciones humanas. Es asi como un dibujo o mode fmsNe eons vegetal, animal o humano es Ia par imagen de testa gue aibuja’e modela'e imagen de aquellos alos que dit Joe dela tles como ef los queria, conformes con lo que Se permite esperar de ellos. Se rrratcas Fepresentaciones estén simbolicamente_enlaze das is cinociones que han macado su persona en el so de SES latoiasy aludea'a las zonas erogenas que fueron prevae Mundoscn a suesivamente, Er sabido que ef predominio, la ceetiidau de Tas zonas esigenas se modifica, se desplaza co Testaida det crecimiento del sueto y del desarrollo de Su Ue ghana corporal tal como To permite el sistema neuroligico GEMino Gincompleto al nacer y que sélo se compltard hacia $52 Weitusiete 0 treina ineses) Esta evolu de a erogene: pease ee dsicamente el desenvolvimiento de un programa f- some sino que est estracturada por el temor de la relacién seeetriea con ct otro, on partieuter la madre, y de ello es testimonio Is imagen del cuerpo. Relsclgn inerpsiguica significa que la necesidad no es 10 aig om cunt oe no seat leant de uh erp wreGeepo. Por ejemplo, cuando el nifo pide un caraelo a 5 Sharelei placer que si snteipa esta articulado con el desa- matiSjo pincer del contacto. desu boca con el pezin o ln Palen peto se ha desprendido de To nutritivo de fa latacién tino como de ato del oor mero, Rene caramel et ime sabe de que la persona que se lo da To ama, que él pus- BPM Buusee Amado por ells resonocido por ella en su deseo. 5 Gidom de amr Por To demo, shay negativa a satsfacer (ut Td} cone pant de ne “acaleado (enodelo), pars el pesto ‘eo enim tos adulon ef Ideal del Yo ya no ext referdo a aul, hontnde"ae'raion se Inene esto cian Giada un earanso a Jn demanda del caramelo,reconociendo a ia par ol hecho de Que el nif demanda con ello alguien una relacion con ty este ‘alguien ae Interesa-entonces en le persona, del niko, ie habla, se comunien con 8 esto procba al no que > an: do sn cand se le reise na ationcin el coer, Este amor que sel da, aunque no se haya fespondide su demanda de placer cst, 1e concede un placer de valor human ampli ‘mente compensatoria, Com sea dicho, s6lo con la entrada en el orden simbatlen, or obra de in cantracion saipics, In relacon verdadera ei Palabra podrd expresar claramente @ aquel que habla, en euan- {o sujeto responsable dl obrar de su Yo, que-st cuerpo tant festa Hasta ahi, el_desco propio del ni, sca olfativ, oral, fa uretral (en el van) 0 genial fen el varony ni), 20 pusde expresarse diectamente de una manera, finéada eh KEnguaje,‘auténoma, referidnpartcsarmene le nstancing tutelares y dependiente de esta instanclos que fcallzando el deseo, deinen el mundo relacional del nifo. Este slo, puede xpresar at deaco por el scago de desoon parciles, raves de ins proyesciones representadas que de aque! olrece, De ah Ia Imnportancia tedrcay-prictica "en el psicoanaisis~ de fa notion de imagen del clerpo en lor nifcs de edad preedpica ideo del nit se expresn trent a cusiqur hombre o ust, Guier mujer —ineluido el anallsta~"con ia prudencia defen Sh neccsria pars In preservation fe la estructracin ch curso El cino no-mowiiza en ln relacion con una persona extafe milan aguellat plstnes eroieas que Seber permaneser com prometidas en situaclon emoclonal aseguradora del espacio Eni, stuscldn ineonscientemente ercica frente a lot dos progenies, Es que, en st realdad, estas personas parental {ont los garantes de st cohesi6n naivsistien,referenciados en citiempo nn esens primaria, yen eh expicio mu rlacion fetus! de dependencia a su respeto, para sobrevivir. Su deseo CetructuranteIncestuso (incenscenic, por supucst0), homose Sal y/o heteroseual, ext y debe por tanto segur comprome {ido especto de su padre y au made. Por consiglente, ls emo- cionesSeectaas ens stuacon erérica sca en tance de ‘volun hacia a instalation el montae) completa del Epo ® Sobre los padre, no pucden set transferidne sobre el psleoana ist sin peligro pare a cohesion narcisitea del nifor no mls {qe sobre stsigecr otra persona femnina o maseatina Bl pe prose devia del riesgo’ de que el nifo no" paceatanaftir proyectivamente mas que jas emoclones no ‘estrada, no sim Eotdados,lgadas a pulsiones arcaicas:y este riesgo se incre ments si como sual acontecet. os propos padres fepesan, 10. Véase A Jeu de dsr, Panis, Ea da, Soul 196, Le complexe {tine te taper srularanin et leurs Seiden on causa del tratamiento de su hijo, a posiciones libidinales igual. Srente arcalcas, por ejemplo, mediante une actitud de contian Zn incondicional 0 de desconfianza ieracional hacia el analista de at hijo, El nif queda entonces comprometido en una situs Son sin salida, donde tiene que hacer frente a comportamien fos inconscientes arcaicos, efotlzados y erotizantes, de sus Pa Gres, Estos, aunque siempre fesponsables de su educacién, no pueden seguit representando el Yo Ideal en masculino y et Eemenino, desde el momento en que comportamientos corres pondientes una libido arcaiea se ponen a dominar sobre su Comportamiento de adulto animades, uno respecto del otro, por ef deseo. genital ‘Cuando un nif se encuentra en tratamiento, més aiin que para cualguicr nigo en trance de evolucion en familia hacia BM Ealpo y hacia la castracidn del deseo incestuoso genital, es importante que los padres asuman sa puesto de responsables Gel nifio y de su eastracién, afirmando'su. deseo autonome de fdultos, con su confianaa en s{mismos tal como se slenten,adul- fos eatre los adultos de st edad; en sintesis, ese narcisismo que Nenen que conservan La regresion posible de los adultos tutelares, padres, como cualquier adulto, ante los deseos arcaicos del niio, explica por ‘Que es impensable formar psicoanalistas que sean dinicamente Doicoaatistas de nitios, Un anatisia de ninos debe ser obligato Framente primero) tambien gin psicoanalista de adultos. (De ahi Ia necesidad para nosotros, analistas, de asumir en ciertos casos In escucha del discurso (o del silencio) de un ‘Usterminado nifo y el trabajo de la sesién en presencia de uno tie sus padres, mientras el nino tenga deseo de una presencia protectora en relacion con Ia persona adulta que somos. Dado foe acepta acudir a la consulta del analista y permanecer en Scsion, quiere clertamente ser ayudado, pero to en detrimento fe su relacion con sus padres, mientras no aleance una abso lta seguridad respecto de nosotros; es decir, mientras no esté seguro de que respetamos en al al hijo de sus padres ya través Ge di, a e808 padres que son los suyos, tal como son, sin la me hor pretensign de separerlo de ellos cuando a ellos esté jad, i de modiicar sus comportamientos respecto de él ta necesidad de ser psicoanaliste de adultos se impone en relacion con la. decisién' de tomar 0 no en tatamiento a un hifo que es traido por sinfomas que inguletan a su médico, a sus padres o educadares, siendo que él mismo todavia no sure personalmente de nada, gracias, precisamente, no cabe duda, {estos sinfomas, Las sesiones preliminares con los padres, jam: tos.o separados, sin la preseneia del nifo, por si mismas pueden mejorar considerablemente el estado dal nifo, Yo cual Heva a Comprender que son los padres, en su elacién reefproca, o uno {otro de ellos, angustiado por una neurosis personal, quienes 2» provocaban, al no hablar de estas angustias, el sindrome reac. tivo del nifio. Ocho veces sobre diez, el suelo a tratar no eS el nifo sino una de las personas, hermano mayor o padre, de Su enlorno, del que el nino es, ignorindola unos y ol, el sreactivos que ha alertado a a fori, En el caso de un nifo electivamente afectado en su persona por trastornos jrreversibles y que le causan sufrimiento Lo ln portante es que sus padres sigan siendo sus educadores, anima ‘dos dia tras dia por un proyecto pedagégico y por un deseo de Sireccion a su respecto. El papel del psicoanalista es completa mente diferente: 1 no se ocupa directamente de la realidad, Sino solo de lo que el mio pereibe de ella, actuslmente rete. ido a toda su historia pasada libidinal. BI interés de descifrar la imagen dei cuerpo a través de las itustraciones grificas y-pldsticas que de ella proporciona el nfo, radiea en comprender de qué manera puede entrar en Comunicacion de lengusje, expresarse de verdad con un adulo, Sin por ello hablarle, En los encuentros en que el nifio no hhabla, el adulto suele reaccionar con un: Has perdido Ia lengua?s, sin comprender que precisamente este nif no pu: de stomars* Ia lengua con él o con ella. Aun sin desconfianea (Gi los padres no la experimentan), aqui el mito no se encuen- ‘ua todavia seguro con um adullo de quien ignora cémo canoce © desconoce, respeta o no, el libre juego tanto de las relaciones fentre sus padres como de sus propias relaciones con estos. ‘Una persona que le exige hablar, siendo que tno In canoce Yy que atin estd sumido en la primacia de su relacién con sus padres, esta persona es sentida como violadora, raptors, Yes: pecto del deseo del nino y de palabras que éste no tiene para Garle. Lo seria mis aun si, por seduccién, quisiera «jugar» con fl nif o si, sin que él sea consciente del vofieloy del adulto ‘2 quien sus padres To conducen, se comportara como poreyem do derechos Sobre su persona: con el pretexto de que sts pa. les tienen el deseo. de que él entre en relaciéa con ells, que aiin lees desconocida y de la que noha comprendido como ni con qué fundamento esta al servicio de su propia persona, ‘nance pet cuERPO Pra un ser bumano, la imagen del euerpo es a eada instan- te la representacion inmanente Inconsciente donde se origins su deseo. Siguiendo a Freud, pienso que lee pulsiones tenden- tes al cumplimiento del deseo som de vida y de muerte. Las pul slones de ‘vida, siempre ligadas a una representaciin, pueden + somars i lengust tomars ta plabes, (8 0 ‘Pass demure carci por cee ere Meera ta a pds San ee seem ett Weal tn Sle Bee Ect Ste mel el a ice ne teas te Sa SET oe Ri Waa alas SPD Ai inn iin, pga ee She Saas ae Se Pe alte 12 rel earoo sempre ima ur cme 3 entonees, con esta ilusién, no se siente ya solo, sine por y con aay idn del do del chiquillo se adecua a su imagen dct cuctpo tual ydepende de Gra. At pes, ser por medi ‘Koo de esta imagen del cuerpo como podremor entrar en cot facto con € ‘ese sl momento de acer, los contactos percibids por eh cuerpo del io ya han estado acompafiados Ge Palabras 9 [o- et, Caspr, con as cals pensamos, Teron th Prineio plas grupos de palabras que acmpataron ls imigees el eto, en conto con st cue deo. has palsy sidney ¥ commendns por a 4 lina manera que ifersd seg el estadio que haye aleanzado, Es-necetario, por tanto, que nosoiros,polcospalitas, 10. com prendamos, que las palabras empleadas con los ios seam Pe fabras que correspondan a una experiencn sensorial ya simbo- Tada olen wins deseo. Es evidente que la plabra camar> no {xpress fa nsina cose en un aio de asi meses, qe se ence. {een la etapa oval, en un aul gue he Hegalo @ ih eae ial El no cava imagen del cuerpo es la del estadio or So'comprende mie gue fav palabras de placer de boce ye SNerpo tameortdo, ele que reflren al loariento $s ks erotica orl, pars un casrpo cuyo eoqueme corpora © i nif de eneo 0 seis ais legn a consulta; hace dos ats que no toma nade son tie manor: pslsioncs de mucre parcsles hen usentizado 1a imagen dei cuerpo funcional de Sep miembros superiors, Chao se prs eee iega sus dedon en a mano, su mano en el atebrazD, el ante fad on'el trax de'maners gue ss manos no toque et ob to acercado, Esta nia come de los iismos plats, cuando ve tin alimonto que le usta, Yo is tendo pasta para modelan, Sltndoler sPaedes tomaria con tw boca de mano» Toned: ‘ents in asia para moder es rapeeda por la mano: de la mney Headn' Brboc, lapse semprende a bos de tee porque se tal de paar aod con wean ol Siyo Ie tendo la pasta para modelar, ella no rescsiona, NO habla reaechonado #130 fublese dicho! «Toma te past en 1a Ianoe, © sModla algor, porgue éstas son palabras que implt hen del Coo tel estado tl, gue Iai he Derde.Estar alr, no slendo yu para ea portadoras Ube referencia Je Tn ingen sel eUerpo al esquem corpora brian quad vacis Ge sentido. En certo mod, To ave hice fur prostrate la medic Tatasmtiads den boca, 208 tropenaconsernda par tagar sobrviir, Jp half Perm fio‘ uso del brazo, Mientras ge no Tenia manos sino ea 3 bees sfvindome dela plsra Te pun hoe et en, eodluyendale un brazo gue reenlambe su mano de brnzoboce 2 4 sa bocasmanas de rostro, tambign perdido. Su esquema cor poral y su imagen del cuerpo hablan padecido: cng Secesgn fe cuanto a tomar (pero no para scaminars), en unis Speen «eu gue ain no se habian entreertzado en et nivel del seruasr ack Inacer, que pertenecen a la erdtica anal, Su etica st bosaha oe conibte/no comible,continente/contenido, agradableraereeee able, bueno/malo, La nocioa de forma palpable estaba see nada por el aspecto ttl, labial, audtivo, visual, ellativor per tepeton del estadio oral; la pereepeiin de volumen aomrece en s6lo con el estadio anal La imagen del cuerpo es aquetlo en lo cual se inseriben las experiencias relacionales de Ia necesidad y del deseo, sake antes y/o desvalorizantes, es decir, natvisizantes y/o desanreh sizantes. Estas sensaciones valorizantes 0 desvalorizantes oe oy niffestan como una simbolizacién de las variaciones de percencuen dll esquema corporal, y més particlarmente de aquellay que ‘nducen los encuentros interhumanos, entre las cusles el cone facto y los decires de la madre son predominates a imagen del cuerpo y el Etto Debemos subrayarlo: la imagen del cuerpo estd del lado dét deseo, no ha de ser referida ala mera necesided. tn iatagen GET cuerpo, que puede preexistir pero que es coeristente » toda expresién del sujeto, da testimonlo de la fala en ser que el de 20 apunta colar, alli donde la necesilad apunta 4 corusar lina falta en tener ( hacer) del esquema corporal, El estudio de ta imagen del cuerpo, en cuarto que es substrata sinbolicg, podria contribuir a esciarecer al tdrmino de Ellon. & coma, lin de afiadir que se trata de un «Ellor siempre en relacioa,'y ante todo en relaciin con un objeto parcial necestrio para ia ssupervivencia del cuerpo, en relacién ssociativa com tnd, rece: dente relacidn con un objeto total, relacion que ha side tease, ferida de este objeto a otro, parcial 6 total La imagen del uerpo es un «Ello» ya velacional, un sEllox ‘no feral sive fomado ya en un ciierpo situado ei el espacio, autonomizado 2 cuanto masa espacial, un +Ellow del cual una parte covets tuye un pre-Yor el de un allio capaz de sobrevivir tempers! ‘mente separado del cuerpo del otro. Las pulsiones, que eimavan del substrato bioldgico estructurada en forma de esauene coe poral no pueden, en efecto, pasar a Ia expresién en el fantas ‘ma, como en ta Felacién transferencia, sino por intermedia de 1 imagen det cuerpo. Si el lugar, fuente de las pulsiones, es 1 ame sabe totale» un servo en au ener tbl sim bletg total, por To cust et soto bucde' ent en fences madonna on dicho fet toa 3 ct esquema corporal, el lugar de su representacién es fa ina: fen del cuerpo. No obstante, la claboracién de esta imagen del Euecpo puede ser estudiads tan solo en el nifo, en el curso de [a estructuracidn de st esquema corporal, en relacién con el fdulto edueador: porque fo que lamamos ingen def cuerpo queda despuss reprimida, en particular por el descubriniento fe ia imagen esedpiea del cxterpo, y luego por la castracion tdipica, En el iho, durante Ios t8es (0 cuatro) primeros afos, El se constituye en relerencia a las experiencia olfativas, vi Shales, auditivas, téetiles, que poseen valor de comunicacion Gistancla, sin contacto Ge everpo a cuerpo, con Tos otros: 1a fatire, primeramente, pero tambign las otras presencias del entorno, Cuando no hay nadie, cuando hay wna experiencia Sensorial nueva en susencia de iestigo hmumano, se trata, te6ri- Sctmente, del esquema corporal solo, Pero en la prictica, esta Sxpeviencia sensorial ests, para cl propio sujeto, recubierts por fh recuerdo de una relacion simbdiica ya conocide. Fantasma, deseo, Realided, necesidad Por ejemplo, un nifio que se golpea contra Ia mess cree que sta cs ml 9 espera que lamest lo consolaré del dao que Gs ecto conte els. Proyecta sobre el mucble wna. imagen det cuerpo, Solo por la palabra de la madre legaré 2 scrim Sar ns cosas de ln personas. Hasta ag las personas son pars Elimases contra las cuales puede golpeatse, pero que enfonces to consuelan un mucble co una masa contra la que se golpen pero que no lo consuela, que no reacionn, ungue eels Zé guipes encima, En cambio, tan pronto como hay un testgo umdgo! eal o memorizado, el equema corporal, ugar de la fevesidad que el cucrpo en #4 wtalidad organiea constiuye, se Chtrceruza tom la imagen del cuerpo, higar del deseo. Y sera SNe‘jido de reaciones el que permitird al nif estrctararse Stoo humano. Mas adelante aw relaclonesIumanos ast into- Seetades postbilitarén la telacign nareisista consigo mismo (nar Uisimo.seeundari) ‘Retomando el ejemplo precedente, cuando con posterior dad al ito se golpea contra ua mucble, se toca y se acarieia Son su propia mano, él mismo presta cuidados a su cuerpo do- forido; bane presupone en Tee cosas comportamientos inten Gonates Inroyecta ia experiencia de la diferencia entre una fina'y un cuerpo vivo, en este cago el suyo; fa Coss, el cur Geta madre 9 el objeto mesa. He transferido a st mano Ta GSpitidad de accbn stlvadora y Feconfortante que solo su. ma- Gi podia realizar para el cuando era pequefo J se hacia dafo ST'uopezar con las cosss. Esta introyeccon le permite stoma u Por lo mismo que la imagen del cuerpo se estructura en Ia relacion intersubjetiva, cualquier Interrupeidn de esta relaciéa, fe esta comunicacion, puede tener efectos draméticos. El Inc fante que espera s una Mama que se ha marehado dos semanas tre, 1a espera tal cual [8 dejd, Cuando elia vuelve, quince dias despues, la ve distinta, y él tambien es distinto, en st realidad, ‘Aqui es cuando puede inetalarse el sutismo, porque el niflo no feencuentra con el olro la sensacion de él de hace quince dias, hho reencuentra en su madre ni ala misma madre de antes ni ‘al mismo al, Este cambio puede ser también raumatico a Ia Wista de la mama que wielve de Ia maternidad con un bebé; {yu no tiene al bebé dentro de sti vientre, como cuando parti; pues bien, esto es To que el mayorcito espera, sin saber que lo Espera: no espera Verla con un bebé. Sabiendo por las palabras pronunciadss que ha nacido un hermanito o usa hermanita, es pera que la madre wuelva con un nino de su eded. ‘Su fantasma de lo que espera no es To que sucede en la rea lidad, El efecto a veces patogeno de esta discordancia entre 10 raginarioy la realidad es aquello sobre lo cual opera el psico- fnilisis, Todo nifo debe ajustar constantemente el Fantasma, ‘que deriva de sus relaciones pasadas, 2 Ia experiencia imprevi Sible de la realidad actusl, la Cual dfiee en todo o en parte del fantasia. Este ajuste permanesite acompana al crecimiento continuo del esquema corporal del nifo frente a la realidad de Jos adultos en su forma, que le parece perfecta, inmutable (eval, ‘quiet cambio en ella es insGlit)y deseable. Se trata, en la ima fen del cuerpo, como hemos dicho, de deseo y no solamente de pecesidad Ta repeticién permanente de tas modalidades de la neces dad, soguida por'el olvido casi total de las tensiones que la fcompaiaban, subraya el lecho de que el ser humano vive Imucho mas nafcisistamente Tas emociones de deseo, asociadas f'su imagen del cuerpo, que Ias sensaciones de placer y de su {rimiento, ligadas a las excitaciones de su esquema corporal (Calvo, es verdad, en los casos limites en que su vida esta en. peligro © cuando, en el nifo, Ia region cuestionada por la ten Sion es narcisisticamente sobrelnvestida por fantasmas comps fidas con el adulto tutelar, sobre todo si permanecen inexpre- sados de una parte y de otra), 'No hay como el deseo para buscar satisfacerse, sin saciarse Jamas, en Ins expreslones tedricamente sin limites que permiten Ia palabra, las imigenes y los fantasmas. Le necesidad puede ser slergiversadar por In palabra solo momenténeamente, tiene ‘Que ser satisfecha en el cuerpo. Con placer 9 no, ha de ser obli- gatoria y electivamente sociada para que la vida del cuerpo pueda continuar. Shel esquema corporal y la imagen del cuer- po se hallan en relacién, es solo por los dos procesos que son ten lanes de dolor o de placer en el cuerpo, por una parte, ¥ pala- 35 bras venidas de otro para humanizar estas percepetones, por jeotre Tealfcada en la relacién de orden lnglistco con el tro, Ia imagen del cuerpo constitaye el medio, el puente de 10 co- Tnuneacion inerbumana, Ello expla, Ia inversa, que el ve ‘ir con un exqueta corporal sin agen del cuerpo sea un vivie Tnudo, solr, silencibso, narcisisticamenteinsensible, ray {p con el desamnparo humane: cl sujeto autista 0 psicoto per fmanece cautivo de una imagen incomunicable, imagen animal, ‘eget, o imagen de cosa, donde no puede mhaniestarse mas Due un seranime, un seregeal © un serosa, respirante y pu ‘Sita, Sin pincer ni sultimiento, Se observa exio en mios que, fmutdos sobre si mismos, pareelendo ignarar sus sensaciones y is ponsamlentos, no pueden expresarse mis que prestando st Yor una murlea, on gato, una marioneta” “Sit porta polabra descos preteitos han podido organiza. se en inngen dl cuerpo, slo por Ta palabra recuerdos pasados ian podido afectar zones del eemiema corpora, convertilas pot {hte echo en sonae erdgenas, stm cuando el objeto del deseo Sito este, Inssto en et hecho de que, sno ha hebido palabras, Ie fnagen del cuerpo no estructura el simbolsiro del sueto, fino que hace de cste un dgbi ideativo retactona. ie este caso hay no ostonte algo den imagen del cuerpo, lero tan areal, imagen sensorial fags, imprecisa y carente de Delabras gue la representen, que n0 existe posbilidad de come Ficacion con una persons. Esta clase de sjetos esta la espera Ge simboliacion, Nada, puede el expresat de st imagen” del Gherpo, mala pucde smimicar» de ells. No puede expresar mas {que tna estupctaclon tonta en alert, a ln espera de sentido Ei sentido eo dado por el lenguaje, que recubre la comunidad fie cmoclones entre’ dos setor. de los cuales al’ menos uno Isbl'de las que sien, os Sina persona, Estos dos sujetos se Eomunican por sus imagenes del everpo, gue guardan una rear Sion complementaria, St esto falta, sea cual fuere In razon de Gata fatty el sueto sigue endo co aperiencia un débil men {2h porque su imagen del cuerpo earece de mediacion fundada cn'd lengua. La debitidad mental en euestion Ui expuiofrenta en euestion Es posible que sea decir demasiado hablar de debitidad imental, poraie no estamos seguros de que esta debilidad efec- tive exista. Lo que existe es Is interrupelén de la comunicacion 13, ease «Care peychnalytique 8 Taide de la poupeseurs, Av je xn op. 36 por razones que, en cada historia, quedan por descifrer. Incluso Qtando hay palabras, sonidos... si para el sujetonifo no signi: fiean In comuniceeion de una persona con su persona, puede haber una suerte de brecha en la simbolizacién, que puede cul: iminar en la esquizotreni En el caso de los debiles mentales de apariencia clinica, la potencialidad de simbolizar Ia Imagen del exerpo se encuentra Edormecida, En el caso de los esquizofrénicos, esta potenciall- {ad de simbolizar la imagen del cuerpo qued6 interrumpida en Geterminada época, y como no ha habido palabras. proceden. tes de la persona con quien la Yelacin era estructurante, en Ia Telacion de amor, el nito simboliza por si mismo todo fo que vive, mediante un eddigo que deja de ser comunicable. Y ello Serva de que jamas se hablo a su persona, o bien de que se le Gijeron, 0-61 096, palabras no sentidas, quiero decir no confor fer con las emociones que supuestamente expresaban,. pala ‘ras-uidos, sin valor emotional veridico, no humanamente car. fdas de una intencién eapaz de comunicar la vida y el amor {Gal odio) det sujeto que hablaba al nifo y a quien el nso ba- baba. Todas Ins otras percepciones, sean de palabras, de ejem plos, de comunicacion, al no provenir del objeto complice es Perado, son sentidas como ruidos de palabras, como percepclo- hes sensoriaes desprovisias de sentido para su imagen’ del cuerpo, ¥ nuevamente ef nifo queda reducido, como antes de odo conocimiento, a un esquema corporal, el del momento en que se vuelve ecquizofrénico, Este esquema corporal, separado ddela imagen del cuerpo, crea una suerte de ruptura del espacio, Yy del tiempo, una Talla, 3 podria decir, donde ef nito se vuelea Alo imaginario de un deseo disociado de su posible realizacion. ‘Ya no hay para su deseo una representacidn de mira confor: tants, ereble para el narcisismo de un sujeto en comunicacion con otro sujeto, ‘AS, un ruldo del exterior Je parece una respuesta a una «ex: perientia» actual de su cuerpo, el mundo entero de las cosas Se encuentra en conversacion con él, pero no el de los seres hus ‘manos, porque la relacién con el oiro se ha convertide en un peligro debide a que el otro o él, @ los dos, ha soltado prenda Gel otro.0 de a, pero, zcusl de ellos empez6?; el nil se ha per ido a sf mismo, y tampoco se entiende. Se retira en si mismo y establece consigo mismo un cédigo de lenguaje delirante para fosotros mientras que, para él, este cédigo presta sentido a 10 ‘ue él vive; 0 bien sdeshabla», emitiendo fanemas que no son Feuniones sensatas de palabras. Comprendemos asi por qué razén una compaaia de mimos que actué en un hospital psiquistrico, ante un piiblico compues- to en parte por psiedticos, se sintié mejor comprendida. que por un publico habitual 37 La imagen det cuerpo y la inteligencia det Tonguaje de tos gestos, de las palabras EI mimo que mediatiza imdgenes del cuerpo es inmediata- mente inteligible para el psicdtico, para el esquizotrénico, pre clsamente. porque éste no descittaliglisicamente et espec- taeula del mimo, no pone, como el pibico habitual, palabras fen lo que ve. El espectdculo del mimo habla directamente a sa Imagen det cuerpo." ‘De una mancra general, la comprensién de una palabra de penide a a ver del esquema corporal de cada uno y de la cons Etucién desu imagen det cuerpo, ligada a los intercambios ‘ivientes que secundaron, para él, la integraci6n, la adquisicion fe esta misma palabra. La palabra tiene, ciertamente, un senti 0 simbdlico en si misma, es decir que reine, més ailé del es facto y del tiempo, en una comunieacion por ef Ienguaje habla- Ag, regstrado, excrito, a seres humanos que, aun sin experiencia fadquirida en comin, pueden transmitirse, si se tienen confign Zn los frutos con base en el lengtnje adquiridos por ellos en el Eruzamiento de sw imagen del cuerpo con st esquema corporal Pero aquel que no tiene, bien sea la imagen del cuerpo, bien sea fl esquema corporal correspondiente a la palabra emitids, oye Ta pelabra sin comprenderia, por carecer de la relacién corpo fal'(imagen sobre exquema) que permite darle un sentido Un'ciego de nacimiento puede, por ejemplo, hablar de los colores, promunciar las palabras azule, «rojo, «verde»; pale bras que formarin imagen, que cobrarén sentido para un Inter Tooutor vidente (porque, en él, las, sensaciones escopicas hai fontribuido a la constituelén de Ia imagen del cuerpo); ello 0 Impide que el eigga de nacimiento ignore el sentido de sus pa labras; mis exactamente, los significantes de los colores no pue- Gen reunir para él tna imagen del cuerpo de vidente 2 un o5- ‘guema corporal que es no vidente. Cada uno de nosotros, 3 decir verdad, tiene ast una relacion narcisizada (atravesada por el nazeisiema) con los elementos sensoriales que estén en reso- hnanela con los términos del vocabulario.” 1, Obsereiar gatos ios no somo Snrean 2 le flan ‘mlnados Ye lo payaso ae. vinculan con Imdecnes del euotpg scaly SIS’ sues: misstse que los compartamsenton mimo de osm Bevuns ics huang Catrada anal y genital, er deck. Teaconada ton tha fragen dl cargo, posteinic ean tna’ cca -acotde con Ta moral ‘tba le ret on pate eran ens tat TE hat puode comprendere tacit del aalizante gue resco & 38 Nadie puede saber, aun entre los videntes, cuendo alguien habla de azul, de Qué seul estd hablando. Solo cuando dos fater- focitores buscan, entre varios azules, el azul del que habla cada tino de ellos, pueden comprobar si estin o-no hablando de un aval diferente En cuanto al clego de nacimiento, él no tiene imagen det cuerpo por fo gue respecta a sis ojos, tiene el esquesna corpo- Fats of sabe que tiene unos ojosérganos, pero no tiene imagen ‘elacional por la vista. Lo cual ng le impide hablar sirviendose Ge los significantes de la vision, He tenido en analisis clegos de teste genero que @ cada rato decian: «Lo he vsto..», «No lo he Vistas: «¢Oué quiere usted decir con “haberlo visto"? —Si tea persons vino a casa. —Pero usted la oy6. -Por qué dice “La fe visto"? —Pues, porgua todo el mundo to dices. Aunque no pueds Tepresentarse un color, el clego ha oldo a la gente hablar fe los colores, de colores frios y célidos, dela intensidad, de la belles, In tristeza 0 Ia alegria que los videntes asocian a su vi sn de los colores; el ciego se forma una representacién audh tiva y emocional de los colores en su relacion con los otras. Au fitiva ¥ tambien tet, calories [Lo mismo sucede on el mio, que dird, refiriéndose a su imaestra«iNo es buena, es verde! Los deal. lado. tienen luna maestra azul, yo quisiera estar con ellos!» (isiendo que am thas macstras uisten uns bata blancal). TEI caso del clego de nacimiento nos permite entender ind rectamente lo que sucede con sin nifio qui, por cavna de uh e= ‘quema corporal todavia inmaduro, no ha pacido registrar, me ante el encuentro de percepciones efectivas con su imagen del cuerpo, Ia experiencia sensorial subyacente a cierias pall ‘bras prontinciadas por los adultos. El oye estas. palabras, @ invitacion de los adultos, las repite, Apariencia de adulto en Su lenguaje, el nino no posce, como éste, respecto de lo que dice, luna imagen ‘del cuerpo fanlasmatizads, remanencia de expe. Fivneias personalmente vidas, correspondiente al sentido que tienen las palabras para el adulto. ‘Las palabras, para cobrar seniido, ante todo deben tomar cuerpo, ser al menos metabolzadas en sna iinagen del cuerpo Felacional. Esto sucede con el adulto, quien, por haber pasada igh» ingens carp gue dps, bern, ig leecrension gue toe rteroncls eis, Yio cso sf anal h {is lor terminoe gas Ja he emplcado @ andleante porave tas tin ‘oz no raeuran los mimes aiculades mentee tletvor ue en el ‘Shatits Eatoes'a yess causa de una ropa brorea de Ie rescind {anaferenias recuperate la teacén alten que impose el ay ‘io de anata, 8 cn principio por Ia castracién edipica genital, habla desde un Campo de experiencia Felacionado con su cuerpo, sexualmente fdulto, con sh esquema corporal y con las pereepciones interne Tacionales tales como el las eonoce: todo esto atin incognoscible para el nif, Cuando éste retoma en st lengua las palabras de [Adulto que oye, para él son representativas de otras erogene!- Gades, distintas de aquellas alas que el adulto podia hacer alusién. Imagen del cuerpo y eas0 particular det nombre De totos los fonemas, de todas las palabras ofdas por el nfo, hay una que ostentaré una importancia primordial, ase urando la cohesion narcisstica del sujeto- su nombre. Ya al Facer, el nombre ~ligada al cuerpo ya la presencia del pré Jimo- contribuye de manera decisiva a Ia estructuracién de las Imagenes del cuerpo, Ineluidas las mas arcaieas. El nombre es elo los fonemals) que acompaian al sensorio del nino, prime- ro.en su Telacion con sis padres y luego con ct otro, desde el hnacimiento hasta la muerte, La. pronunclacion de su nombre puede despertar al sujeto aun en estado de suefo profundo, Si Se encuentra en coma y le aman por su nombre, abre los ojos, ‘Su nombre es el primero y ultimo fonema en relacion con st vida para él y con otro, y cl que la sostiene, porque fue asimis- tno, desde su nacimienta, el significante de su relacién con st. ‘madre, A condicion, claro esta, de que sta no le haya llamado Sempiternamente ssepollitos, . Percibi entonces en si mirada tuna excepeional intensidad. El sujeto Armando, desnombrado, hnabia podido reenlazar su imagen del cuerpo con la de Fede. rico, el mismo sujeto que recibiers este nombre 4 los once meses. Habia tenido lugar un proceso enteramente inconscien- te: fl necesitaba oir este nombre prominciado no con une vor normal, Ia mia, aquella que et me conecia, que se ditigia ¢ él fen su cuerpo, és, el de hoy, en el espacio de la realidad actual, sino pronunclado con una vor sin lugar, por una var de false, 4“ por tna vor off, como shora se dice, Haméndolo sin direccin Brecisa Eva la clase de voz de las maternantes desconocidas Que el habia oldo cuando hablsban de él o cuando lo llamaban, Gh guarderia de los nifios a adoptar. Este reencuentro en 1a transferencia sobre mi, su psicoanalista, de una identidad area a, perdida desde Ia edad de once meses, le permitié superar, En los quince dias siguientes, sus difcultades para Teer y es cri Esta pregnancia de los fonemas més arvaicos, de los que et nombre es al ejemplo tipo, demuestra que fa bnagen del cuerpo 5 fe hella estructural de fa historia emocional de un ser fie ‘mano Elta es ef liger énconsciete (ey presente dnde?) en ef ual se elabora toda expresion det sujeto: tugar de emisién » de jecepcion de las emociones intertumanas jundadas er el tere faje lla extrae lo duradero de su cohesi6n de Ia atencién y eGo de amor prodigados al nifo. Es obvio, por consiguien- fe, que depende del comercio afectivo con la madre y los fam lisres, Es una estructura que emana de un proceso intuitivo fle onganizacién de los fantasmas, de las relaciones afectivas y (rotices pregenitales, Agu fantasma significa memorizaci6n 0! fativa, auditiva, gustativa, visual, tet, barestésica y cenesté- Hea de percepciones sutlles, debiles 0 intensas, experimentadas Como Tenguaje de deseo del sujeto en relacion con otro, percep Clones que han secundado la variacion de las tensiones substan- Chles experimentadas en el cuerpo, y especialmente, entre estas Sllimas, ls sensaciones de aplacamiento y de tension nacidas fe Ins necesidades vitals. Los TRES ASPECTOS DIKAMICOS OE UNK MIWA Puesto que Ia imagen del cuerpo no es un dato anatémico natural como puede sero ol esqucta corporal, sino qu se le ora, por el eontrari, en la historia misma del sujeto, «8 pre- Cho gue estudionos de gué manera se coustrine y se modifica Ob largo del deserroto del nifo. Lo cual nos conducité a die finguir tres, modalidedes. de una misma imagen del cuerpo: Imagen de base, onagen funcional e images erdgana, consti endo y asegurando todas ellas juntas, fe imagen del cuerpo Mivonte y el nares det sujeto en cada estedio de su eval {Gdn Estas imagenes se allan igadas entre sen todo momen- {o, por algo que las mantiene cohesives y que Hlamaremos fo fEenfo mejor dicho: subsraio) dindmica, designando con ello pclafora subjetive de las pulsiones de vida” que, originadas 16, Actives ypasias 2 cn el ser biolégice, son continuamente sustentadas por el deseo el sujeto de comuiniesrse con fro sujeto, con ayeda de um fobjeto parcial sensorialmente significado, Imagen de base a. primera components de a nen del cuerpo sn gen de base. La imagen de base es lo que permite al 3iR0 ex Fimentarse en una snismidad de ser», es deci, en una contin dad narcisista 0 en continaidad espaciotemporal que permanece fe unde a partir de su nacimleno, 8 pesar de las mutaciones ‘be su vida ye los desplaramientos fmpuestos as cuerpo, ¥ 4 despecho dels dfs pruebas que tondrd que stravesa” Aa ex Som vo defina ef narcissmo: cowo fi miswidad de ser, con day reconocida, ue wedeviene para cada eval segin Ta'indole De esta milsmidad, extremada o ligeramente perenne, pro cede In nocion de exisienca. Elsentimienta de exstir den sor iumano, que amarra st cicrpo a =u narciismo, sentiento gue es cvidenteprocede de esta conviceén, a no dadeto Te. Soria, de continaldad. A ello tambien se debe cl que, a in ‘ers, los ellpss de narcsfomo sean Ia puerta a cantiades de Sberraciones para el equlfio de un ser humano. Agu! ses {an los desdrdenes, los desarreylos funcionals, que cabe It Terpretar como autnticas scadass 0 fllas de narssismo, sts Cepies 8 provacr, por” pulsones de tuete fsa en feplones del cuerpo, sdbltos ataques orgénicos, como el infarto Ue lcres wat de choguer cectonales, Pero si bien cl narcisismo es continiidad, ello no impide que tenga uns historia y no por ello es menos susceptible de Shoalcaciones lo cusl oblia'adistinguis en ol diferentes mo- tmentos. ¥, puesto que estoy Pablando de le imagen de base, obo afiadie que ella esd Rundamentabmente oreferida ao, que ts fundamentalmente sconstittis. de, To que denomino war Gizmo primordial. Designo con ello el narcsiino del sujeto en cuanto sujeto det deseo de vivir, presistente a sconce ‘hin. Es lo que anima la llamada al vivir en wns étcn que soe tiene al sufeto en el deseo, aqullo por lo cual el nibo es here dero simbdlico del deseo e Tos gentores que lo concibieron Eta erica, tal feto est artculada al goce de aumentar da Fiamente #4 masa’ carnal, es na dice adicional vampirien, Una ttica del cacumutar, del stomars; y por lo mismo que se trata fe'la sangre placentvia, esta ica equiva, » posteriori, en el Seeterdo fantasmatizado, ‘un periodo vampleea.™ 17, Yampirco de un preunto otto, del que ol eto seria parisito nora Msn Ia plseats or saya caberade por el propio" nuovo fe % Este narcisismo primordial constituye en certo mado una Insulin wide dl teen afmundo para un tadiiduo de la es reece ects, desprnvisto de tooo medio expres, como 10 Wetn'et nine in moro Este signicant eset que proporeons sentido de a Mentidad soca, simbica. Agu! resilen, como ffeton setlado, et valor la Importoncia del nombre Que, en ET'momento del paso del feto a Tactante, es recbido por cl Shjeto de as instanelas tutelares, Iigado asu cuerpo visible passa cue, y certs par eh en la realidad, su perennidad MMtenclaprusbe, cuando él se reconace els fonemas de SNe de te damnacin te mes pulsones de vida sobre Ss putsiones de tere mogen de base no puede ser afecada, no puede ser alte sad a'Sce sarjan de inmeio un representacin, un fam Taswia gud amenazan la vida misma. Este fantasia no ee fire producto de las pusiones de muerte, porgue éstas son Pade il y sobre todo earecen de veprecentacion, Cuando 1RSfnagen dbase se ve amenazada aparece tn esindo (Obie, Tredloenpecfco, de defensa contra un peligro sentido como Tee tansy ta propa epresentaion, de esta persecaeion Pemsemstincad ext ignda si sone erogena seialmente pre Gominante paral sujeto. Asi pues, cote reecionaré ante aque. Tera B8en peligro sa imagen de base mediante un fonts. se ae Pome Sin acral umbiliel, respiatoria, ol, eal we estar ewalar tambien, sgn el momento traumstico ex perimentade en primer hugat en su historia, crises deci gue cada estado viene a mover los repratentgiones gue el nite puede toner desu imagen de base aeerercigora, hy ana imagen de bose propa de cada e TayMpzeece de’ este modo, despues dsl nacimient, primero ate, agen de bese respiratoriootfattoauditva (ca 9 16 1s PRM imera imagen aes de base. Le sigue toe gen TEESE Grd que comprcnde no solamente ia primers, rap fronoolfaveauaitiva, sino igualmente a toda Ta zona, Ducal, EEvingoteringeas que, cama ya tora Jes aseld fa agen Case represents To leo 9 vaso del ee sep Ugue dene humo est sacindo), Te cual puede halase mee aes cis ton las sesaciones fetalos de hambre y de reple- on estomacal Te etete imagen de bose, que es le tmagen de base anal ance ts phimeras af fncionaento de retencén 0 de Sia acta fare infertor del tao digestivo, aie Gado, nal como tas envelturas amattes. Lat expresions Vingisticas ate Sore part alr de um evade bihead, o” ersimismst Some recooret Tae paclficacom costs, son reereasas ieanoren Pa Space “ nismo la masa circundante constituida por la pelvis, con sna Vepresentacton téctil de las heces 9 del perineo. ‘Mas adelante tendremos que volver sobre esta auténtica ar. quitectura relscional, pero que lo es snicamente si, mientras Bresta sus cuidados al'nino, la madre nutricia habla: arquitec: fura eentrada por los lugares erdgenos de placer (en particular fos agujeros del cuerpo, pero no solamente ellos), los cuales Sempre estin articulndos 4 un lugar funcional donde la percep. Sion es esperada, s veces convocada mediante gritos, espera Satisfecha 0 rehusada por la madre nutri En ninguna parte mejor que en el nivel de la imagen de base y del narcisismo primordial puede captarse cl conilicto que pone entre sf pulsiones de vida y pulsiones de muerte," pu flendo ‘las ltimas seguir predominando largo tiempo en un tebe cuando la madre (0 el entorno) trata al lactante como st fuera un paquete, come un objeto de cuidados, sin hablar a sit persons, ‘Quisiera itustrar lo que precede con un ejemplo, I caso de Gills, et inestable Se trata de un vardn de ocho aos, Gilles, aldo 8 causa de tuna enuresis y ewyo sietoma principales su extremada ines bilidad, su imposibilided: para permanecer en un mismo sito. Tolerado con mucha dificultad por su familia yen la escuca, Novcs un nino malo. No tene amigos, pero tarnpoco enemigos. Amoncstaclones,eastigos, todo parece fesbalar sobre é. Gasnda se encuentra en sein, no cesa de mirar por todos Jos rincanes) Sus ojo inquictos apenas. paran, silo’ mientras “ula y, em cusnto-se mueve, wiclve a mirario todo a's slr Sedor: Como el tratamiento To ha mejorado mucho y ss ene So ha cesado, 'y yo acordemos poner termina a mi psicatera. pia. Pues bien, en la sesion que se habia previnto seria la ulti Ia, ms dice’ cAhora, ya. puedo dec donde esta el peligro ‘ePorgue te marchas? St pas Rina ara on ha $Tununan precaamente ey tueiro dorm See op 45 Acudiendo a sus dibujos me explica entonces que los dnge tos salientes y los angulos entrantes, los angulos de las paredes Y¥ de los mucbles, eran fanlasmatizndos por él come lanzando Htechas. Las bisectrices de los angulos eran portadoras de fechas, y-el problema estaba en que, si el legaba a hallarse en el eruce fe tres fechas, en su interseccidn, corria el riesgo de ser atra Yyesado y de morir ahi mismo, Antes del tratamiento, este pei {ro se hallaba por todas partes. Después, s6lo en el despacho fe Ta analists Pudimos comprender ulteriormente, pues decidié conmigo continuar algunas sesiones mas, que esia obsesion de los angu- lor mortiferor estaba enlazada’ al significante singlés» *. Este rifle parisiense tenia. tres afios cuando se produj la evacua: cidn de 100. En esta ocasion —primera difcultad real por la ‘que habia de pasar su esquema corporal— se accident con su familia en el coche conducido por spade, quien se dri ‘con los suyos al Mediodia en busca de refugio. Y poco despus {stuvo a punto de ahogarse, cuando hallindose a ofillas del mar feseapé de su padre que intentaba ensefarle a nada (fue reank ‘mado con respiracion artificial), Ast pues, el psicoanalisis del nif volvia'a hacer presentes unos sucesos olvidados por todos pero cuya exactitud los padres, asombrados de su memoria, Iban a confirmar, A partir de estos sucesos, Gilles ya no soports ninguna separacién con su madre, estaba siempre =pegado» a lla, constantemente metido en sus faldas. Asi se bellaba real mente, em el interior de una cabina telefénica, durante una con Yersacién felefOnics mantenida por la madre con un hermano fe esta, dramaties conversacion en que el hermano, a raiz del Liamaniiento del 18 de junio, dijo que se marchaba a Thglate ra para unitse en Londfes a'De Gaulle Para la madre fue una ‘experiencia emotiva» cargada de angustia; quer mucho s su hermano y éste estaba corriendo graves riesgos, Pero ademss in azalté el temor de que su hij, que tal vez habia ofdo la con ‘ersacidn, fuera capaz de repetit su contenido, pues el trabajo {el padre imponia a este y a su familia Tetornar a la zona oct pada, De hecho, 4 partir de este instante, todo lo callado por la familia y Ins preocapaciones de los padres giraron, para el nif, en torn les palabras inglés», «Inglaterra» (angletaire *): paligro de muerte si los alemancs, que ocupaban dos habita Clones de ta cass, se enleraban: yet nif los encontraba con frecuencia ue, por tanto, en Ia sesién prevista por ambos como lait ‘ma cuando todos estos elementos, jgnorados por mi y totalmen te olvidados por los padres, pudieron surgi; y ast quedd al +n francés, anglais Pare mejor comprepsion de Jo que sigue $2 acim gue sunpioy er angle, eloglteay, Angleterre. (T1 SE ister, inplares’ Suone igual “aoe angle) lngulo-ce sen TF 46 acscubierto la manera en que Le imagen del cuerpo de base de GES Nino tan fobico y angustiado, habia sido erotizads hasta Gna olfaccion, bajo las faldas de su madte, de su olor a angus fia, mienteas ella hablaba con su padsing, @ quien él adoraba; ET pereibie la etocion gue esta separacion caussba s su madre, ¥ dia, al salir de la cabina teleCOniea,erey preferible no. deci Jina palabra a st hijo de evanto fabian hablado ella y su ber nano, esperando que este nino de tres afios no hubiese com prendide nada. Este episodio habia dejado en él las palabras «ingléss, «ln alaterras, como significantes de grandes emociones y de peligro, fanto para el cuerpo como para elo dicho que se debe callare Signineantes de peligro en una época en que, a causa de los Aloe ineidentes suceslvos con el. padre (accidente de coche y fiesgo de ahogamiento}, el Yo Tdeal habia efectuado una regre Son hacia stu madre, tiniea Imagen adulta de seguridad pro. teetora, y hacia una pérdida secundaria de continencia esfnte lana, Este intenso momento en la historia de un pio en vias tle organizacion edipiea, smenazado por los dos hombres de Su madre, el padre y el tlo materno, habia quedado enquistado, Gon la forma de la amenaza procedente de las bisectrices de Tos ngulos, los ctiales estaban armados con Mlechas vectoras (imagen de’ zona sexual anal y uretral), perseguidoras tantas- ‘naticas para la imagen del cuerpo de base del mifo. Su cuerpo, fr sa masa espacial, mediante su inestabilidad motriz (Imagen ‘lel cuerpo funcional anal), iatentaba dominay la fobia. debida f las pulsiones sewuales, a Ia par que la 20m erSgena retro: final quedaba represenstada en el espacio por los ingleses y sus Supuettasflechas, en vez de estarlo priméro en el lugar del ano ¥ despuics en el del pene, amo de la continencia del chorro uh fario y cuyas erecciones hablan quedado prohibidas por el he- tho de que anidarse en su madre era su unico refugio, al me- ‘nos imaginariamente (en fantasmas casi alucinatorios de vivir fen ef interior de la tierra y drmiendo asi en un pais Hamada por él ela Lifes. Imagen funcional La segunda componente de Ia imagen del cuerpo, después de la imagen de base, es Ia imagen funciona Micneras que la imagen de base tiene una dimension estd fica, la tinagen fuuicional es imagen esteniea de tin sujeto que Hiende af cumplimtento de su desco. Aquello que pasa por la ‘mediacién de uns demenda localizada, dentro del esquema com poral, en wn lugar erdgeno donde se hace sentir Ia falta espe- Giles, es lo gue provoca el deseo. Gracias a la imagen Tumclo hal las pulsiones de vids pueden apuntar, tras haberse sub- a {etivado en el deseo, manifestarse para obtener placer, a ob- Jetivarse en la relactén con el mundo y con el ott {Asi In imagen funcional anal del eterpo de un nifo es pri rmeramente un imagen de emisiéa expulsiva, ens origen relacionada con Is necesidad defecatoria que l padece, que experimenta pasivamente y que cobra 0 no sentide de lengua- Jevcon la madre; luego, en segundo termino, cobra la forma de ‘una imagen que expresa la expulsién esténica agradable de un objeto parcial no siempre substancial, y que puede ser trans. feride, por desplazamiento, sobre un objeto parcial stil del fuerpa propio. Por ejemplo, Ia expulsion para el placer de Ia Column de aire pulmonar, modificand In forma de apertura ¥ Ia fmisién de sonides, 1o que permite la sublimacion de la anal ded en el decir palabras y en la modulacién de la voz cantada, Dede comprenderse que [a elaboracién de fa imagen funcional ‘entra, en relacion on la mera respuesta en juego de las 20- has erogenas, un enriquecimiento de Ios posibiligades relacio: ales con el otro. La mano, por ejemplo, que primeramente es zona erdgena prensiva oral, ¥ luego expulsante anal, iene que Integrarse en ‘una imagen Funcional braquial, proporcionando al nifo la libertad esqueletomuscular que le permite aleanzar ‘sus fines, y posibilitando la satisfaccidn de sus necesidades y la fexpresion de sus deseor a través del juego. Ala inversn, cit {do la imagen funcional es total o parcialmente denegada, por ejemplo si se produce una intervenciOn fsicamente represiva 6 verbalmente éastradora que se opone al actuar del nino («NO toquess), este puede clegir como desenlace un funelonamiento fe repliegue, para que Ia zona erdgena no entre en contacto ton el objeto prohibide, ebjeto peligroso, ni su deseo en con Alcto con el deseo del adulto tutelar Posemos referienos al ejemplo de esa nia fébiea al toca: rmiento que pudo recabrar el uso de la presién evando le dife “Toma con fw boca de mano». Con esta palabra, fue como sh {yo hubiese sengafiados Ja imagen téctil; la niha tomé el obje fo, lo rapt e inmediatamente se lo lleva la boca, con un Drazo que, en vez de quedar replegado sobre el cuerpo, pudo extenderse pormitir que la mano tomara, cosa que no sabia hacer desde Hacla meses, como si ella ignorara que tenia me nos. Yo le devol la posiblidad de una imagen funcional ora. anal, ¢ interés oral por las cosas anales, que es la posiblidad el Cuerpo de un ino de veinte meses. Ahora bien, esta nia tenia casi tes aflos y medio y, segin afirmaban quienes la co. nocian, hasta los. dos ‘fis y" medio habia sido na chiguilla, traviesa y comunicativa, y é8te fue un periodo en el que tuvo aque vivir una serie de traumatismos peiquicos desrealizantes 4 Imagen erdgena La tercera componente de la imagen del cuerpo es In ima- gen erdgena, Para limitarme a presentarla, diné que esta asociada a de- terminada imagen funcional del everpo, el ljgar donde se face Iizan placer o displacer erético en la relacion con el otro. Su representacién esta referida a circulos, ovalos, concavidades, bolas, palpos, rayas y agujeros, imaginados como dotados de Jntenciones efnisivas activas 0 receptivas pasivas, de finalidad fgradable o desagradable, Lo importante es describir el modo en que estas tres com: ponentes de la imagen del euerpo se metabolizan, se transfor fan ¥ se reorganizan, habida cuenta de las pruebas que el Sujeto afronta y de lav limitaciones que encuentra, en particu iar bajo la foima de las castraciones simboligenas ” que le son impuestas; describit, pues, cl modo en que las vicisitudes desu historia permiten, en el mejor de Tos casos, que su ima: gen de base garantice st cohesion natcisistiea, Para ello es fecesario: 1. que Ta imagen funcional permita tina utilizacién ‘Adaptada del esquema corporal; 2. que la imagen erdgena abra al sujet Ia via de un placer compertido, humanizante por 10 {gue tiene de valor simbslico y que puede hallar expresion no {blo en Ia mimica y Ia aecidn sino con palabras dichas por otto, memoriztdas en situacion por el nino, quien se servira de llas on. discernimiento cuando hable. ‘Como precedentemente hemos indicado, fa imagen del cuerpo es lasintesis viva, en constante devenir, de estas tres intdgen! de base, fimcional y erdgena, enlazadas entre st por las pulsiow hes de vida, las cuales se actualizan para el sujeto en fo que 30 denomino imagen dindmica a imagen dinémiea La imagen dintmica gorresponde sl «deseo de ser» y de perseverar en un advenié. Este deseo, en cuanto fundamental ‘mente sellado por la falta, esta siempre abierio a lo descono- ido, Ast pues, la imagen dingmica no tiene representacién que fe sea propia, ella es tension de infencidn; su representacion no seria sino Ia palabra «deseo, conjugada como un verbo 2c: tivo, participante y presente para el suelo, en cuanto encar facisn del verbo ff, en el rentido de un yendo deseante, enlaza ova cada una de ias tres imdgenes en comunicacién actual 0 1B. Véase et captlo siguiente, pis «8 4” potencial con tas otras dos. La imagen dindmica expresa en fada uo de nosotros el Sizndo, Hamado al Advenirs el sjet0 con derecho a dasear, xen deseancian,diria yo de buen grado. ‘Si quisiéramos descifrar una. esquematizacion representa va de esta imagen dinimica, dariamos con la forma viral de tna tinea punteada que, partiendo del sujeto, por mediacion de una zona erégena de ‘su cuerpo, fusra facia et objeto; pero festa representacion es muy aprosimmativa, La Imagen dindmica corresponde 2 una intensidad de espera del aleance del objeto Yy aparece indirectamente en Ins imagenes balisticas que los hifgs representan con fusiles cannes, indicando. que, det fuasil ode los cafiones, parten unos puntitos que deberan alcan- zar of objeto del blanco. Es el trayecto del deseo dotado de Sentldo, «yendo hacia» wn fin ‘También se presenta bajo una diferente forma virtual, y cello en una fase muy preco? del desarrollo de los mifios (neve 8 diez meses): cuando una imagen les interesa, hacen un po uefa remoliuo (que més adelante llamaran caracol), sobre to as las partes de la representacion grafica que les interesan, ‘espués vuelven la pégina y buscan otra cosa. Esta no es sino ta imagen del sujeto siniizndose dinamizado, a2 decir, sintiendo se en estado deseante. Estos trazos gratcos puntsan st ritmo. Se la encuentre bajo una w otra de estas dos formas grt cas, ella no impide que la imagen dindmica como tal no tenga Tepresentacién y sea, por ello, inaccesible a cualquier aconte- imiento eastrador. Unicamente puede ser sustraida al. sujeto por tn estado f6bico, vinlendo entonces el objeto f0bico a Cortar el paso a In imagen dindmica en su trayeclo deseante, famenazindolo en su derecho al ser ‘Se puede hablar de wna imagen dindmica oral que, con res. pecto a Ia necesidad, es centripeta y, con respecto al deseo, fla ver centripeta y centrifuga. Se puede hablar de una ta igen dindmica anal que es, con respecto a Ia necesidad, centr. fuga y, con respecto al deseo, centrifuga o centripeta (siendo este ultimo caro el de Ia sodomia ejercida sobre otro 0 pade- ida de otro en los homosexuales) La imagen dindmica genital es, en 1a mujer, una imagen ‘centripeta, respecto del objeto parcial peniano ¥, en el hombre, tuna imagen dindmica centrifuga, En el parto, hay una imagen ‘indmica centrifuga expulsiva, con respecto al nifio que es st jeto, y por tanto abjeto total, sungue este cuerpo de Teto por hnacer sea objeto parcial para Jas vias genitales de la parturienta, ‘mujer y muy pronto con respecto del sujeto, madre, aceptante o.rechazante para et nif tal como es al hacer. Precisemos lo que queremos significar retomando el caso de Ja imagen dingmies orslanal, Esta imagen completa del cust po digestivo deberia ser, conforme al esquema corporal, una Imagen siempre centripeta, en el sentido del recor 50 tiltico que va de la boea al ano, Cuando ty inversién del Tistaltisma caso del vémito-, Ta imagen eral (y no. ara) cc hin invertido, ex dest gue es «analinndas, que opera un Techy 2 del objeto parcial ngerid, Se ha fnvertido en la elaclon Con el otro, pefsona presents, imaginarin 0 Fel, 0 con respec {oa un objeto experimeniada como peligroso en el extOmago>™ fh ejemplo revel Ta vitalidad ela imagen dindmica. que, tigada at deseo, puede Hogar a inverts ol trayesta del objeto real de ln necesidad. Anadameosle un caso de afectacion Te sive de sina imagen dindmiea genital. Se trata. de un ado {Escente que, sinticndose Impotente, incapar.de_relacionarse on las chicis, se wisive masturbador obscsivo. En lugar del Geseo del objeto, ee el susteuto de este desco en una resre Sina a imagen del cuerpo Tunciona (la mano masturbando upene) lo que ahora le basta para imapinar el antasma de un Sbjcto deseauo, el cual ya no tiene nada que ver con una rea {ind de persona enstente Y entra enfonces en una especie Ge nutismo relacivo a la relacion genital, gue, en ln realidad, fo wuclve cada ver més inhibido 9 Tobico frente alos encuen: thos que justamente lo sacarian de su aslamento. La imagen Ainamica er siempre la de-un deseo en busea de un nuewo ob- jeto. Por eso es enteraments opuesta al stoctotisio, et cal ho sobreviene sino para paliar Ta ausencia de objeto rel ade- ado al deseo. Es Io mismo que se observa, en wn nivel diferente, en los comiensos del chupamicnto del pulgar, que sobrevene a les tres meses en un nino a quien despus del biberon sno se le da conversacions, Porgae se le abla despacs de la mamada, poniendo objetos en punta de sis manos y nombrandole Todos Toe abjetos que tellewa a la boca, si ls madre, objeto toi, le nombra todas sus sensacones tdctiles,bucales y vi Stsls de las cosas que clnifo toca y toma, y desputs arto lio siente un real placer, compartdo con st madre, y hie 0, cansado, se derma, Después de algunos biberoncs, deja de Enuparse el pulgars El pulgar no era mds que el sustitute tie A der pecha, representate parla de Ta madre, objeto total fon el que el nfo descaria comunkar el deseo que tiene de ia. Si fa madre desaparece demasiado pronto como objeto de tesco tas la satisiation de lz neceldad, y- por tani0 st el pecho deja de exstir, el nfo, dcbido.a que el desarrollo de ss Exquema ‘corporal ahora le. permite ponerse ln mano” ch Ia tote, y 8 que cuenta con nunerosas potencltidades diniicas de pulaionesIbidnaes, en busca de un enciento del ot por qulen él se siente ser adveni, tener y hacer, la salsace fe esta manera iusoria y masturbatoria als mamar st ded. 2, «El ito “me vomits su bierdne, «"Me" deve td Jo que le oye (palabrat de madres) Un expecaelo que "te" dav nies st Anulado el lugar de Ja falta y de su-expresién-por el grito, el pio deja de aletlar # st madre con sus llsmadas y, poco & poco, acaba no esperando ya nada de la presencia del otro. Cada vez que experimenta un empuje libidinal en ausencia del objeto, se contenta con esta transferencia, llamada justamente suloerdtica, sobre un objeto parcial, su puto, su pulgar, reme- ordel pesto, de la teta; una parte de su cuerpo pasa a ser el oporte ilsorio de Ia ilusién del otro, Se sume ast en un si fama campulsivo de estilo obsesivo, en que su deseo se sirve de Ta Imagen del cuerpo, funciona por Tuncionar. Es la repet cidn de una misma sensacién corporal siempre acompattada de Fantasmas diferentes, pera no hay contactos relacionales entre Stsjetos mediante ting Felacign sensorial de objetos parcisles di ferentes en la realidad, y menos alin relaciones emocionales Interrelacionales y-de lenguaje, cada dia nucvas y por descubrir, 2 2. LAS IMAGENES DEL CUERPO Y SU DESTINO: TAS CASTRACIONES. Lo evolucin de las imagenes del euerpo Se puede decir que las difcultades que encuentra la evolu ign de las imsgenes del cuerpo son siempre reduetibles. a un ‘mismo argumento. EI deseo, obrando en la tmagen dindmica, Dprocura ctmplirse gracias a la imagen funcional y a ia imager frogena, donde se focaliza para alcanzar un placer por capta- cidn de su objeto. Pero, en su busqueda, el deseo encuentra fbstaculos para sit reaizacion: bien sea porque el sujelo no tiene un deseo suficente, bien porque el objeto esta ausente, © ‘sun porgue esta profibide. ‘Sin embargo, preciso es decir que es ante todo ef juego presenciaausencia del objeto de satisfaccian del deseo, que B0 Sstaba agotado, el que instituyé a tal cual zona como crc De hecho, como el deseo desborda siempre a la necesidad, los lugares de percepeiones sutiles del cavum, del oido, de la vista, ¥ més tarde del ano, de la vagina, del pene, se convier~ ten en zonas erégenas debido, por una parte, a su contacto con tn objeto parcia) de apaciguamiento en relacién con la madre (posteriormente un compaiero sexual), y por ot, a In ausencia mediatizada por el lenguaje, cuando el objeto parcial falta, De~ aht a importancia primordial, eminente, de la madre, objeto Total y sujeto que se expresa mediante un lenguaje gestual, mie ‘mico, auditive y verbal, en intercomunicacion con su hijo Gaientras que te labora sus imagenes de base, funcional ferogena). La mace es quien, por medio’ de la palabra, habla dole a'su hijo de lo que éste’querria pero que ella no Te da, le ‘mediatiza la’ ausencia de un objeto o la no satisfaccion de tina 3 demanda de placer percial, al tiempo que valoriza, por el hecho mismo de heblar de ello, y por tanto de reconocerlo como vali- do, este deseo cuya satisfaceion es denegada, situacion que ella lamenta. La zona erdgena no puede ser introcucida al lengua je de Ia palabra sino tras haber sido privada totalmente del ‘objeto specifica mediante el cual habia sido iniciada en la ‘comunieacién erética. Y esto no es posible més que si el mis- ‘mo objeto total (la madre) voesliea los fonemas de palabras que ‘espocifican esta zona erbgena" «Ahor® tienes prohibido el pecho de tu madres, «No, se acabé, basta de mamar». Pala- bras que permiten que ta boca y 1s Tengua recobren su valor fe deseo. YY ello, porque cl objeto parcial crotico es evocada por ef objeto total (madre) que priva al nito del pecho que el esea, pero un nife cuya hambre y cuya sed ya han sido apla feados por otro medio, un niflo que ya no tlone snocesidads ae 1 palabra, a causa de Ia funcién simbelica, trae aparele do una mutacién de nivel del deseo: Ge In satistzecin erdtiea parcial 2 Is relacidn de amor que es comuicacion de sijelo 2 dujet0, o mejor dicho'del pre-sujcto (lactante) al sujeto que fs la made, objeto total para sua chiguito, a quien ella sive de referencia con el mundo y con él mismo. TEs decir, que en un” proceso normal de elaboracién sub- Jetiva de Ins imgenes del cuerpo, hay intercambio de palabras; testo es lo que permite la simbolizaciin de los objetos de goce pasado, De ello resulta que Jos fonemas transicionsles prelingtist 08 verbales tienen algo de paranormal. Porque el objeto par tial transicional, cualquiera que sea, substancial o sutil, es ala vez cosa perenne y lenguaje confuso de la relaciOn nifiomadre © nifo-padre: Lenguaje materializado, espectro de palabras im ‘ecibles, conjugadss incanscientemente ‘con un tener” senso al que parece responder de un siendo ep estado pasivo que ondiciria pasivamente al ser set De las palabras euyo vocabulario el nifo no posee, el obje- to transicional es tal vex el léxico, no descifrable, promovida a upresentar Ia enteridad del sujeto que se intuye en su rele ign de objeto-uerpo potencialmente erdgeno y en st relacion funcional todavia ‘usional econ ela madres (el adult del que Aepende In supervivencia del ifio} ‘Los nifos que tienen bastantes palabras de amor y de li bertades Idices motrces, no necesitan objetos transicionaes, ‘Sea cual fuere su deseo de asegurarse, poseen la sufciente in ventividad movriz ssoeiada a su madve y bastantes palabras fon In madre, ésta se halla lo suficentemente presente, como para que renseven st estock» de palabras vocalizadas, objetos Eransielonales sonoros quiz, antes de que se articulen a situa tones y actos para devenir auténticas palsbras que ellos com st servan en su memoria durante sus momentos de soledad y Cuando se estén durmicndo, El objeto transicional es un objeto que articula a tos nifos con las imagenes téctles de Ins 2onas de base, funcional y erd: fena, oral y olfativa; y con las imagenes manipuladoras fun Eronsles anales de la epoca en que, antes de. ser autenomos para la marcha, son sdeambuladoss por el adullo. Sobre los bjetos transicionales, ellos desplazan la relacion pasada de [os ‘adultos con ellos cvando, de estos adultos, se sentian objetos pateiales. Los objetos transicionales les son necesarios sii un peligro amensza separatios del lugar de seguridad materma, y cuando pilerden st imagen funcional anal, y por tanto Is motricidad la deambulaciin, es decir cuando se'los mete en Is cama (3 Yeces también cuando cambian de lugar) Tienen entonces necesidad de este objeto amado transi- cional, uno entre verios, que representa la relacién rememo- ada de si mismos siesdo pequenos eon el adulto ssegurador: fdulto de quien poseen su ominipotencia potencial frente a esa (cosa gue es el objeto transiciona, fetiche antipeligro. Fetiche para el stjeto, de st comunicacién con el otro asegurador en Er cspacio, durante el tiempo necesario para la Hegada del sue fo profundo en que el deseo de comunicarse se desvanece, mo- fento en el cual las pulsiones de muerte toman el relevo de las pulsiones det deseo, igamos de una mancra muy general que si la madre asiste fa sw hijo, la angustia de éste queda humanizada por percep Eiones suliles y por palabras, Este intereamblo asegurador con fa madre, con st madre, es para él In prueba de una relacién, Inumana duradera, mis ailé de la herida'de la imagen funcional Ode la amenasa de atague a la imagen de base, o incluso més faila-de la sensacién de desordenes en los intercambios al ser Vicio de las nesesidades substanciales cuando, perturbado, el hf se slente senfermos, Reeneuentra con este objeto peter he su imagen del cuerpo olfative, Wet ete, oral y anal: reen- centro de tin congcimiento de sf misino, parcisstico prior ial, que es Ia base misma de su salud, Ei «vaso comunicante» Jmaginario con la madre genitora y nutricia se resiablece, aso ‘odo .a los fantasmas remanentes de la simbiosis primers: Yo- inimamielLmundo recobrado. Ta imagen del cuerpo del nif, restablecida asi en su gridad, conserva, del sufrimienta pasado, una experiencia sin Bolizada de sus pulsiones de vide de sujeto coexistencial con Su cuerpo, las cuales han conseguido prevalecer sobre las pul- Siones de muerte (adormecimlento, enfermedad), Eni, como fasistido por su madre, debido a que se siente objeto elegido en lungs brazos que ha vuelto a encontrar tras ta dificil prueba, Se vacuna contra la angustia que, en la préxima prueba, To hae 5s ard mejor armado que el ebé a quien hasta entonces ningxin incidente ha venido a perturbar. La medicina tome en cons deracién tos desérdenes orginicos del nif y permite evaluar las condiciones materisles e higiénicas de xn buen funcione Iicnto fisoldgico, vigentes para todo ingividua humnano (pue vicultura, pediatria). EL psleoandlisis permitis.descubric que son los inercambjos, sutiles soportes del narcisismo indispen- sable para ef reencuentro de la salud afectiva, los que funda. ‘mentan el prondstico psicosocial de futuro de un nif deterint- nado, nacido de determinados padres y a salvo de peligros lish 0s, Como puede observarse, el natclsismo, que al comienzo de Ia vida parece estar Iigado a la euforia de tna buena salud, fen realidad se encuentra, desde el nacimlento, entreeruzado fon la relaciin sutil de lenguale, creadora de sentido humano, originado en la madre y mantenido por ella —relacion cys prolongada interrupeién, en el inicio de la vida, no deja de Entrabar peligros. caso de Agnes ‘Asi sucedié con esta chiquilla alimentada al pecho desde hacia cinco dias y cuya madre debié ser hospitalizada a Yale dle un grave incidente febril que exigid una intervencion gine. coldgiea. En los dias que sucedieron, fa criaturs no acepl fade de lo que su padre, ahora solo, o-su tia, presente et la casa @esde su nacimiento, le daban: mi agua can euchata ni biberon, rechazo (otal de alimento, Segiin el consejo del pedistra, inet ‘me ante esta situacion y que me conocia, el padre me (ele foned. Debo aclarar que todo esto sucedia’ durante le quests, en provincias, y que traerme a a nifa era por ello misino im ppensable. Al alarmado padre le respond, simplemente: Vaya al hospital, taign el camisén que usa su mujer procurando. que conserve todo su olor. Péngalo alrededor del cullo de lo nha ¥ preséntele el biberéns. (El biberén fue ingeride inmediat ‘Lo que me permitié concebir y sugerir esta solucién fue el ‘abajo sobre Ia nocién de imagen del cuerpo. Qué le fallaba 8 este bebé, a causa de la ausencia de su madre, para poder (agar? La nina no estaba enferma pero percia peso, tena nat bre. Puesto que habia mamado tres 0 custro dias, lo-que Te faltaba sélo podia ser fa imagen olfativa de la mare, subite ‘mente ausente. El nareisismo fundamental del sujeto (que pet mite al cuerpo vivir) echa rafces en las primetas,relaciones epetitivas que acompaftan a Ia ver la respiracion, la satisfac. cidn de las necesidades nutritivas y la satisfaccion de deseos pparciales, olfativos, auditivos, visuales, tictiles, que Ilustran, ppodriamos decir, Ia comunicacién de psiquismo a psiquismo el sujetobebé con el sujetosumadre, 56 Sobre el fondo de esta indiferencactén de zonas corporsles en ese lugar real que e4 el cuerpo del mito, certos fuleiona tienlos corporates son elegidos por la repeticin de las ena Glones que Te. procuran, y estor lugares sirven. Gs centro. al hereisismo primario. Son aquellos higres desu cuerpo ef los fue el nido reconoce dla tras dia, de tensidn privacin en Tel jcinesatistaccion, por el hambresed Sepuldo. de saciedad, a rmismidad sentida como reeneuentro de ser de funciona, Pero i mismo tiempo que existen estos funcionamientos substan Siales, estas sportacones ¥ recogidas substanciales en zone Stogenas corporales de dominante. cardiorrespirtori, oral y Siscerouroanal, al mismo tiempo la audicwn, el olfto, Ta tac Ulkdad'y fa vision acompafan, en el espacio y en el tempo, a las satisfacclones que el nino’ experimenta en estas 2onas ero sense, y tojen sa narcisimo. Cuando entre el nina y su madre fatriia adviene tna seperacion, el desco se Trusira, pero el milo sélo se percata dello al reaparecer la necesdad que Va Linda al deseo, y entonces la necesidad es satisfecha por cual ier persona, con lo que el deseo no pusde reconocer Ia a icin, la visi, In olfcion de In persona que antes venka en: lasada’a'cstassatiafaceiones. El hugor donde as tonsiones del deseo y de la necesidad se confungen ha pasado a ser Iigar de ffoce prometido,experado, sasfecho ona. Y este hugar em gue In falta se expérimenta, este higar de busqueda no solo subs tancial (sosten del visit para el eerpo, o sea de fa necesidad), Sino tambien sutl (busqueda de corauin a. corazdn, del ot70 Hi'mistmo en cl amor, ex deci del denen), este Iogar sittado fn el cuerpo es zona erdgena. Pero en el espacio, aque lugar fondo, en él tempo, se repte cl encuentro que Fesponde a nece Saces'y deseos, deviene espacio de seguridad para et nito. Por jemplo, el mito oye # may distancia de In gue ve. St espacio Ge seguridad aucltivo es més grande que su espacio de sea ‘ad visual. Y su espacio de seguridad etl cy am mds red Cid. ges espacio” de seguridad vu Et conjntocreado or este Inger de seguridad constituye el espacio en el cual EP vinento con su madre es potencalmente recabrable. Se com- prende que cl pecho y cl pezon, conjuntados en el olor de Ia ‘madre con la boea sudcionante del bebe y consti mucosa pits {arial tismo tiempo que el miso se arrebuje. en el Mieco 421 brazo contra el fanso de su madre, todo esto forma un Patern del deseo confwndide, en este cumplimiento ata ver de Decesidad ye desco, con el placer de ser la satisfacclon de ‘vir y amar. A cada separacion le sigve el Suefo, y 8 cada ac eso de hambre del mio le sigue un reencienro, que Te hace Continuar experimentanda como erdgeno cl lugar yet conjun {Ode lugares que Io enlezan's su madre. Lar pulslones par tials del deseo contindan focaliindose en Ia boca y ef el cavum et bebe, micntras espera estos reencuentros, Cada vez ca {que el lactante experimenta una tensién, sea cual fuere ol mo- tivo, deseo o necesidad, busea ‘cémo acceder a esa meta que es el Nirvana de la presencia materna y de la seguridad anid 4a en su regazo. La privacién por algtin tiempo, cuando el bebe Se halla bajo tensidn, suseita todas las potenclalidades sus tutivas de que él es capaz, asociadas a Ia sensorialidad subs fancial del objeto parcial, el pecho, para un encuentro con el foro que él fantasmatiza’ con cualquier sensorialidad liminar asociada a los encuentros pasados, y quizés esto sea tna prome: sa del otro. Asimismo, Ia’ sonoridad de la vor materna’a dis Tancia es promesa de’ un encuentro que él espera, con sna lensidn hacia st goce que le hace desatrollar el reconocimien to auditive de esta vor Ast pues, podemos decir que, més allé de la distancia det cuerpo a cuerpo entre el bebé'y su madre nutricia cuando ésta, hh salido de su campo visual, Ins percepciones stiles de sit ‘lor y de su vor sigwen constituyenda para el miflo el lugar en el espacio que lo rodea— en que él acecha el retorno de ssw madre, es decir, el lugar desu vinculo.nareisizante con ella, y la continuacién de esa sensacidn de vivir en seguridad {que con ella experimenta. Asimismo, Ia defecaeién en sts pa- ales le aporta, con el olor excremencial, In tactilidad de los contactos de asco con st mace, 7 as sts excrementos presen tes en sit trasero son para el una promesa de que ella volvers pronto; de ahi el sentido de Ia encopresis posterior: ésta cs, fn situacian de angustia, [a manera inconseiente con que un fifo grande puede intentar el reencuentro de un espacio de Seguridad materna. Las nuevas vias de relacién humana” del bebe, vias sutiles a través del tiempo, mas allé de la distance, ¥ no ya relaciones substanciales de un cuerpo a cuerpo, debe inser preservades, para_que el nareisismo del sujeto no fexperimente demasiadas fracturas; esto es, para. sostener Ta Segurided de su mismidad, conocida y reconocida por estar en ‘elacién con ese primer otro, el objeto total conocido, st. ta dre nutvieia, que le permite Feconoserse human y amarse vio, En la primera infaneia es indispensable, a no dudarlo, para que ta imagen del cuerpo se organice, que haya un continua fe pereepciones repetidas y reconocidas sobre el cual se alter hen percepciones, sucesivamente susentes y presentes, y otras Aesconocidas y nuevas que el nino descubre y que lo cuestio nan. Algunas fas reeonoce, otras lo sorprenden. Ante estas otras ‘que lo sorprenden, color, forma, percepcion, persona, espacio dlesconocidos, es necesario que el adulto testigo le dé, median te sonoridades, respuesta @ su sorpresa. De esta manera, el campo de variacién de las percepeiones sutiles toleradas, viv fdas en seguridad, puede ampliarse. Percepciones insoitas ‘pr ‘mero, pero asoeladas a la presencia de Ia madre que conseris su habitus conocido y nombra las cosas, habla, ¥' despues Ia 5 experiencia de to ausencia de la. madre, seguida de su regreso, ‘ermiten ai nifo la memorizecion del vinculo que, ntezrado x Rfveensorio, fo une a ella. Cuando ella no est, por su media isa todo aguelo que 1o rodes y que ela ha humanizado con Sirpscsenca: on Sus palabras, com su motrieidad, con sui ma Sipbiscin, con su, deambulaci, da testimonio en el espacio Jeo que co seguridad exisencial para el ni, ems Ser, Us fantasinas, su aetusn, a traves de su confianza en et relOrno prosimo de aquella que lovama y a quien él ama TEI nino ee por este hecho tado en su pre-persona en vias de eaructaracion, lar de este vincuio relatona, de este incl {Siincrrumpido y recobnado, La persona primera y él mismo se Tecneventren a veces un poco diferentes, pero ella siempre is‘reconoce, aun si el niso\pone en ello cierto tempo, y 1uego SS vineulo ae recupera, Pur esto ex por lo que hablo’ de obje fos" tmamalzadosn, es dovir, ujetoe. que hacen surgir en el Mior"por asociacién de ontaamas, la presencia aseguradora MomoResda de su madre, Fave ellos cabe contar tos objetos {ousles del marco espacial habitval del nit, tos juguetes gue {i madre le nombre, los animles domestics, y sobre todo las personas det crtorno, con las cuales la madre se comunica me Biante el lenguaje y que, por este Becho, se especiican para STi como ottos sees Humanos de ese primer otro clegido {que es la madre. El nfo, gracias a este vinculo introyectado, Simbolo de su narclsismo fundamental, es entonces, en todo thomento, en st cuerpo integro, scobesador ‘Su limagen del cuerpo, unida’ por la relacén simbdlica con tinan, asumne pescepctones que, si esta Telacion no existiera Ologara'a fallor por demasindo Viempo, serlan despedazantes poral El despedazamienta fantasmatico de st mismo y del Trundo ambiente emana de la imagen (metafora) del. func ‘mento alimentary exeremencial manda y ano) gue Glewquema corporal humane condiciona; este condicionamfen: fo ce origen de la dscriminacion entre necesidady deseo, ba Sido la referencia comin de In tlacion de comusicacion con is madre, comunicaciin & psiguismo a psiguismo, contamina da por las porcepciones de comunieacion substancial de obje- to parcial oral y de objeto parcial exeremencial, placeres de {ceara, que scompaftan los contactor de cuerpo a cuerpo dv fante Ie asistencla ala necesided, cambio de pafales, aliments fon y asco. Cuanto ms continnamente vive es la relacion con Tmadre en relaciones sits voelizadss, vsuates,olfatvas Inimicas,festivas y hideas fuera de los momentos de rank pulacion para ln atistencia al cuerpo del nifo, menos se esta Elecen y perdursn los fantasmas de despedazainiento Ta cheunstancia de-que el nerssismo asegure la continu dad dal sor de tn ingividuo humono, ne significa que el nar Sismo no tenga que teorganizerse en uneion de Tas duras 9 prucbas con las que tropleza el deseo del nifo. Estas pruebas, las eastraciones, como las lamamos, van 2 posibilitar Ia. sim bolizacion y al mismo tiempo contribuirén 2 modelar Ia it en del cuerpo en la historia de sus yeelaboraciones sucesivas ‘Si se parte de la iden (que seguidamente precisaremos me Jor) de que la castracion es In. prohibiclén radical opuesta a luna satisfaccion buseada y antertormente conocida, de ello se flesprende que la imagen del everpo se estructura gracias a las femociones dolorosse articuladas al deseo erstico, deseo prob ‘ido después de que el goce y el placer de éstc han sido cond. cides y repetitivamente gustados. El camino queda un dia def hitivamente inteteeplado en la prosecucion de un scada vez mise del placer que procura Ia Satisfaccién directa ¢ inmedie- { conocida en el cuerpo a cuerpo con Ia madre y en el aple- Ccamicnta de Ia necesidad substancial, El eoviente de esta Ope acién de ruptura es la posibilidad, para el nifo, de recoger a posteriori lo que podemos lamar sinitos dein castracion» "Explicitando lo que queremos decir con ello, daremos una primera idea de las castraciones sucesivas antes de volver a (xaminarlas en sus pormenores, Et sfruto» de tas castraciones. ‘Sus efectos hmumanizantes El fruto de Ia castracién oral (privacién det cuerpo a cuer to nutricio), es In posibilidad para cl nino de scceder 8 un [en- uaje que no sea Comprensible tinicamente por Ia madre: [o ‘ual le permitira no seguir dependiendo exclusivamente de ell, El fruto de la castraciom anal (0 ruptura del cuerpo 8 cuerpo tutelar madre+ijo) priva al nino del placer manipulatorio com partido con Ia madre, Aunque ya no tenga necesidad del adul to para lavarse, vestirse, comer, limpiarse, deambular, su deseo fisfre por In privacién del relomno a intimidades compartidas fen contacios corporales de placer. Gracias ya al lenguaje ver- bal, fruto del destete —-si la castracién respective ha sido s0- portada—, el desarrollo del esquema corporal ha permitido su thar el lenguaje mimico y gestual a Ia destreza fisica, acrobsties Yy manual. La eastracién anal, una vez brindada por la madre 4 Su hijo, su asistencia verbal, tecnolégicn, sin angustia, da Seguridad al nifo listo para asumirse en el espacio tutelar, para realizar sus propias experiencias, para adquirir una autonomia expresiva, motriz, en Io tocante a sus necesidades ya mchos de! sus deseos, Para muchos nits, el que Ia madre los deje mis sueltos constituye una prueba insoportable (iy qué decir de esta pruc- tba para ciertas madres!) Sin embargo, tanlo como el destete “prohibicién del mamar, de mucosa a mucosa, de la coopers: « cién Bebé bocamadre alimento, en sintesis, prohibicién del pla- ‘cer_de captacicn canital—, la separacién fisies, In prohibicion {del placer det euerpo del nino al placer del cuerpo de la madre, festa castraeion llamada anal es Is condicion de Ia humanizacion {de la socializacion del nino de veinticustra a veintiocho meses. 1a privacion total de la asistencia fisica materna es también racin total de la ats ara el nifio, con respecto a 1o {que era una tuiela, donde él dependia de los solos deseos de ‘Sormaure, que primabe sobre todas sus otras relaciones, Esta mioeion -y preparada por la madre ‘on la entrega al nido de los medios (éenicos necesarios para el euidado de sa everpo, el uso pridente de sa libertad de mo Wimientos, sui iniciacion progresiva con respuestas veridicas {odo aquello que lo cuestiona, esta decision —digamos— abre 1 nitio la comunicacion con todos los nifios de su edad y con ‘ialguier préjimo, en intercambios de. palabras, manipulacio- nes hidicas o ulilitarias compartidas con su entorna familiar ¥ social préximo euyo auniliar se siente promacionado a. ser TE fruto de la castracion anal, que pone fin ala dependencia perasitaria respecto de la madre, es también el descubrimiento fle una zelacion viva con el padte, con las otras mujeres, con los compatieros preferidos; ¢5 entrar en el actuar y cl hacer de vardn o nif en sociedad, saber controlar sus actos, diser minar ef decir del hacer, lo posible de lo imposible, No ceder al placer de actos que podrfan daiarlo a él mismo y « quienes eam. Gracias a esta autonomia conquistada por obra de la castra- ida anal, autonomia del nito respecto de su madre, pero sobre todo de su madre a st respecto, el nifo, chica 0 chica, siente hhumano y puede, como se dice, «colocarse en el lugar de otros, sobre todo’ de los nifios 0 animales, o de un débil en relacién fon los fuertes, y de este mado desarrollar los basamentos de tana ética humena: «No hacerle yo a otto lo que no querria que me hiciese él a mfs, con, desgraciadamente, tambien este (re: fuente corolario infantil impulsivo: la. venganzs ‘Sélo el Ienguaje permite lo que ya no es un sadiestramien: to»: térming que deberia ser destertado cuando se trata de tn ser humana, uyo aprendizaje, desde Iss primeras horas de su ecrianzay, es ya edueacion EI nifio no puede obrar de otra manera que imitando lo que percibe, y luego Identificandose con fos seres humanos que To rodean. A estas personas modelo, de las que él depende para sobrevivit, el nino las inviste con el derecho de limitar su agre ‘vidad o St pasividad en beneficio de su pertenencia al grupo {familiar y social: in cultural, utiitario,lidico, al que él concu: tre con seres semejantes, 0 blen con seres diferentes de él. Al hnsblar con su entorno de sus observaciones, de sus deseos, recibe respuestas, aprobaciones, dencgaciones, juicios. Es com a ‘ecasién de estos intercambios de palabras con el padre, Ia ma: fre, 1os familiares, cuando el nino aye decir y repetir las pro hbiciones. La castracion simboligena es cada as! nucvamente, de un modo 9 de olr0, por alguien en quien el nifo tiene com Sanaa por causa de su pertenencia al grupo, Con st acepta cid de estas prohibiciones, el nino cobra valor de elemento vivo del grupo En este preciso momento se torna irsemplazable para el nifo la frecwentacisn det mundo extrafamilias; singe, pot esio, quede arraneado de este grupo y sobre todo de st! madre, 4que es [a garantia de su continuidad viviente. Sobre todo en aso de un hij tnico, slo la recuentacion de otros niios post Diltard una sana entrada en el Edipo, con el conocimiento. por el nio de su sexo, masculino 0 femenino, sept In. compara: idn que pod realizar mediante la observacion de otros mos fe ambos sexos, Tiene entonces necesidad de respucstes justas referidae a su observacidn, tanto de las diferencias settles como de las diferencias raciales 0 sociales, asi como de las pariencias y comportamientos de los varones, de las chicas, elos hombres y las majeres a quienes trecuenta El nifio desarrolls tina identifieacion con los hermanos ma yyores de su mismo sexo, y la experiencia demuestra que cuando tos, ash como los adultos a quienes frecuenta, han recibido igualmente 1a eastracién de sus pulsiones arcaicss, el nia se desarrolla sanamente hacia un Edipo acorde con la moral vi gente en st dmbito cultural, Presenta, por el contrari, signos {nmediatos de angustia ante adultos y hermanos mayores. cu yas pulsiones areaieas estin mal castradas, y por tanto” mal Sublimadas, y que, por este hecho, sienten atraccién por los nfs, porque no ‘han scabado const propia Infancia, Los placeret que esperan del trato con los pequcfios v que éton, embaueadas, les dejan tomar o intercambiar con ellos, n0 s6I0 Do aportan luna educacion a los ninos, en el sentido de una in iain en la sublimacin de fas pulsiones orientada a Ta. crea tividad adults, sino que «seducent a tor nifos en el sentido de tun blogueo repetitive del placer narcisistico, que no desembc 2 en la Iey de la buena accién, y ello no sélo para el individeo sino también para el grupo social que éste integra. Muchas neurosis infantiles provienen del hecho de que estos silos. no Son informados a tiempo de 10s derechos limitados que ss Tespecto tienen todos los adultos, inehuldos ss. padres, fam lisres, edcadores y la sociedad! en general. Tado es distinto para el nifo si pice hablar con confines y ser informsdo de fue ba habido una transgresion de sus derechos, v que el cul pable ha sido un adulto. Esta sola afirmacion basta para ponet Rdisposielén del nino el orden natural de wna ética humans, fs decir, munca detenida por si misma en In bisqueds de Is repeticidn de placeres conocidos. La ética humana es une Ost @ auca constante de superacién, Por ello, as in castiaciin Soa, ef mio abietto fe fecuontackn ge lo nated eae famiit, que ha entrada ta amacion ds Ss en Bando on los hermanos mayores, ansis con tenor ee dee thos yplaceres del adulio, padre (0 edncador) esa seaa ae fre o padre, co telacion'con su bjetopretrcocaly ecg brogenitor (el ser amado’ del educa) ‘Ea verbalizacion de la prohibeion ee incest, alto exfan personas distintas de mis padres, proton Ge weeny Sexusles edltosnitos), peo tami’ sobre Tous fe aon Bildad real experimentada de Tograr tito con aus iceees setecoras spect el pogo de oto sib, ue tan rene al adult rival Romonenal,handhe cl ibe ele ie tesiraién edipin. 1 feuto de esta catacion au nae sion a todas Ts stuaciones da sciedd, i aon, a aban tes ots, ales, urerales, que yn fueron casteadse cn Seeks pa del desiete'y despues en tase la autonomia cetcusrpas Se $ metafriarse en la manipulacion de es ubjcte salle see fon las palabras, la sintans ns reals de todos los eos Ne tal no ignifca ue et nile cepts perder conus Wat ge 9 intente hacer trampa), Por ultimo, fs signos iepresenate Yor defor foneinas ia exerts hat ci eee FSpresentan los nimeros, son sublimacionss, clock tue 4: Totas las. castaciones anteriores y que aiguices a ldo en ia ientacisn del van ein hacia un ds fenitalfutira,esperada como una promesa ypieparade nora Placer de adkjurir conocimientos y podervs, Wenicas, chrse Skades y placeres. al inal del Baipoet nino vive o'sa pase omplacer a papd‘0 a mats, sin pata sf miso 9 pare ompatros y amigos Después del Edipo Entra el nif en et perioda de latenca, con todas las pro mesas de futuro para ln dpoca en que arvibara, eon lv pubes ted, Ia maduacion genital. Uma eastrsion que cusnit con to sas posibilidades de exit (en'ln simboltacion de las pe siones astradas que de ella fsuttara) ela auc sea a ie 0, ni demasiado temprana ai dentasiado tate por parte de tin adulto'© hermano mayor a quien el io cxigee Pah Ao ima y Jo repeta no sl en su persona sino ee tal mane Gee 4 tuavés de él elnino slente-que son respetadus sus geniuonee ‘Admisamos que un nie haya relbido ttiemps cau noe de las castraciones, a traves dle un comportamiento casio, por arte de alguien cuyas probibiciones aon ereltles pore echo Inismo de que la condicta de este hombre ode eae ake prohibidores concuerda con Jo. que dicen 3 Fruto de Ia recepeidn del decir castrador, al principio siem- pre penosa de aceptar, es, tras la difiel prueba, el renuncia: Iniento 2 los sctos prohibidos mediante los cuales el nite qu: Siera procurarse un placer aun mayor que aquel que ya habia fustado, asf fuese solo con la imaginacién, en ss proyectos, Es el duclo en la fealidad de suefos de piaceres que el nino econoce como irrealizables, para él que ama al sdulto intr flictor y que desea identificarse con él Es el renunciamiento a fas pulsjones canibalisticas, perversas, asesinas, vandilicas, et. ‘Si procurara resumir, en tana o dos frases, lo que denomino stnutos de la eastracidn> dirin que son la suerte reservada a faguellas pulsiones que no pueden satisfacerse directamente en ia'satisfaccion del contacto corporal, 0 en Ia salistaccién del cuerpo con abjetos eroticos ineestuosos. Estas pulsiones si guen estando prohibidas —y hay aqui un hecho de realidad Promocionante— por el modelo que ha diciado el dicho de la Prokibicion, con fespeto por la humanizacién det niio. Riva Fzando con ln manera en que las emplean otros que son vale dderos en In sociedad, estas pulsiones entran, tras um periodo Inds 0 menos prolongado de silencio, de represin, en los deno- Iminados procesos de sublimacioa, es decir, en la cultura, Para fl cuerpo propio, se trala de la soltura, la gracia, la destrez, fa habiliad deportiva y Ia autonome total, para lo. mental de ta comunicaeion con base en el lenguaje y de la inteligencia fe las cosas de la vida, Para las cosas del sexo, independiente Imente del interés por el placer de los lugares erOgenos sexu ies y de las attacciones sentimentalsexuales, a las tres aos, CL orgullo que inspira al milo st apellido, su sexo, su pertenen- fia al grupo familiar portader, cl placer de unirse a los nites ‘de su edad, son signo de que ha habido una buens castracion oral y anal La sublimacion de las pulsiones genitales cumplida después de la eastracign edipica recibida entre los seis) nueve aos (esto a lo sumo), va a desarrollarse durante la fase de latem Cia, de los ochoriueve a lor dace-trece als, sobre abjetos es frafamiligres, para relaciones sociales de intercambios segin la Ley, y cn el esfuerzo del nifio por promocionarse con vistas a uma pubertad que abriré la via de la adolescencia: la cual re frganiza, todos los conllicos de las castraciones al conse fuidas del sujeto y de sus modelos arcaicos, hermanos mayo: Fes y padres. Liego, tas este periodo de la adolescencia en ‘gue todas las castraciones deben ser consideradas y aceptadas, porque son ef precio a pagar por la eclosion de las potencial- Eades sensuales y creadoras,, sin descompensaciones. paldge fs, los adolescentes, ahora responsables de su palabra simbd fica, de su persona, de sus actos, plenamence asumidos en su ‘ida amorosa y socinl, se convierien en adultos, en Tos iguales Ge sus genitores, estén entrando éstos en la vejez 0 no, y ello 6 a. yece sreamente pt otras can una decrepit qe rogue Esta presentacion, esta suerte de panorama que acabamos fae trazat respecto de las castraciones humanizadoras.suces\ Yas, permite sin duda comprender mejor que hablésemos de Casiraciones ssimboligenase. Sobre esta novion —eapital— di Figiremos shora nuestra atencién, [Lt Noctox me easrmicton sibspoLscnxA, Sobre la palabra esimboligeno» ‘Me parece importante afadir el adjetivo simboligena al tr nino clstracion. Proporciona a ste el sentido que posce ch Palcoandlisis. En efecto, la palabra scastracion-sighlica, cn Franeds ta mutacin de las gléndulas seruales, 0 sea un ata aque fisico que deja ieeversiblemente stéril al individuo cas trado. Aor bien, en. psicoandiss, Ia palabra castracln da uenta det proceso que se cumple en wm ser hnmano cuando ‘tro sev humano le signifea que el camplimiento de su deseo fon la forma que el querria darle, exta prohibido por la Ley Esta signiicacn pasa por st Tena, bien seo. get mi a reeepeién de esta probibicin al actuar, que el sujeto aahiclaba, proven eo quien Ta teebe un ecto de chogue, et Feforzamiento desu deseo ante sl abst. a veces la rebel dla, pues slente su deseo amenazado de anulacion ante la total inuilidad de perseguir su objeto, "Experimenta sccundatiamente una inhlbicn de efecto de presvo. Es el trabajo de la represidn elas pulsiones en ued tia tension represora que, Superande el renunciamiento al eb Jeto det desco ya las modalidader de su satislaction, aleanaa al valor de este mismo deseo, pudiendo scarrear una mutlar Gidn definitiva (de orden psiquig) de sis fucntes pulsionales, Debe hablarse entonces' ce invaldacion traumsticn, de mut. loci histériea y no de eastacién en el sentido Psgoanaltice UE confusion en que ineurre el sajeto entre la dura pracha avsutrir'y este riesgo imaginario de milan, para su cher bo. pata ln zona erdgoa afin por Ta prohibcion. nos neta & conservar para este complejo el nombre de. compte jo de castracion “ ™ Para ilstrari, se podria comparar al indivduo con una planta que, muy joven, deja brotar su primera flor creyendo fue es Ta nica gue habra de tener. Entonces, cl jardinety se Ia'corta. Nosotros sabemos que ls flor es cl Srgaio sexual de 4a planta, Si la planca pudiers pensar, creeria por tanto estar sultiendo una mulilacign de su desting reproductive, En rea + Yen casteano, (F] 65 lidad, si el jardinero ha cortado esta primera Mor es poraue sabe; al hacerlo, que la fuerza de las raices dard. mis brios al Crecimiento de ia planta; y que, en cambio, si deja la rama ya florecida empobrecerd su vitalidad, La educacién por los hums hos de un ser humano, nil en trance de desarrollo, correspon dea lo que tealza el jardinero, que sabe lo que esta haciendo yque somete a la planta, suponiendo que ésia se pusicra a pensar, al trance de la nolidad de la gloria Tigada a esta pri neta floracion, que ella imaginaba ser promesa de su unica oportunidad de fecundidad, Al igual que con la Mor, en el ser Inumano la castracién es algo siempre por recomenzar. Cuando las condiciones de Ia relacién emocional entre un nif y un Adulto estén plenas de resiproca confianza, un sentido huma- hizador sale en ellas a la luz, mediante el ejemplo y las verba- Tizaciones. El nifi a imitacida del adulto que Fepresenta para lls imagen actbada de su persona fulura, acepia de el To. que fste le impone, porque desea, para adguieir mis valor, acce der al ejemplo gue Tecibe de gulen le parece ereible o de quien fgobiema su formacién y que, ademas, tiene por virtud de la {ey derechos sobre el, La verbalizacién de la prohibicién im putsta a determinada mira de at deseo, a condicidn de que el Mito sepa a ciencia cierta que el adalte estd tan mareado como 4 por esta profibicidn, lo ayuda a soportar ln prueba, y sigue hhabiendo confisnza en el sujeto, dado su derecho a imaginar Ta finalidad de este desea que cl adulto ha protibido. Ast pues, fl sujeto deseante es infeiado, por prohibicion, en la potencia fe su deseo, que es un valor, al mismo tiempo que se inicia también en is Ley, Ia cual le ofrece otras vias para la ident ficacion de los olros humans, marcados también ellos por ele. TEsto da lugar a un proceso que podemos denominar de ‘mutacion para el sujeto, y de reforzamiento pera el deseo. La Ley de que se trata no es tnicamente una Ley represiva. Se trata de tna Ley que, atinque parezca momentineamente repre Siva del sctuar, e= en realidad una Ley que. promociona al Sujeto para su actuaein en Ia comunidad de los seres huma nos, Nunea puede ser Ia Ley de un adulto determinado que Ir profiere eh su provecho en contra del nlfio. Es la Ley a la que este adulto esta sometido, él tanto como el nfo [Las pulstones asi reprimidas experimentan una reestructt- racign dindmien, y el dese0, cuyo fi inicial ha sido prohibido, ford su realizaciOn por medios nuevos, sublimaciones: me- ios que exigen, para su satisfaccién, un’ proceso de elabora- tidn que no exigia el objeto. primitivamente tenido en. vista Solo este ltime proceso Meva cl nombre de simbolizacion, femanado de una castracion entendida en el sentido psicoans: Iitiea Ello no implica decir que castracion es igual a sublimacion 6 tna casracin puede conducir a ta sublinacién, pero también fade desensbocar en se perversién, 0 ne represn de de. Fentace netstio. ” ie pervetsin es una slmbolizcion, pero una simbolizacién aque no corresponle Ta Ley para todos” ey de la progresion ie, de eastracion en eastacidn, conduce a aguel y aguella que Pcoperimentan ana homanleacion tanto en un sentido de Grestvidad como de fica, Puede haber un desvio de las pu Slones hacia une satistacciéa que’ no introduce la progresion Gat sujeto hacia Ja asuncién de la Ley. Por ejemplo, cuando in castcion condice al indvidvo a la negacin oe los proce- Se itales, como se observa en cl masoquismo! ‘Supongimmos el caro de una chiguila que rescciona ante tn agesion sutra por parte de un compafierto iberanco sus fuldones agresivas por medio del grto. Sls madre Intervene fara desbaratar esta manifestacion oral de las pulsiones agres fae de su hija, burléndose de ella, como sise hciera complice {cl chico, lami, cuyo modelo es Ia madre, puede llegar 0: sneterse a la apresidn como aquello que su madre desea efect amente para ella. Es decir, gorar de un sufrimiento fsico Sipucstanente sprobado por la imagen acabada de sla misina Ge el adulto representa TES de este modo como el Supery6 se toma perverso, maso- culsta,bipocondriaco (esando esta intoyectads) ©. masoguie tien ia elec con el otto, o autodestructor (aceidenes Te Petldos), © desprovisto de defensa humoral ante agresiones Datogenss (La castracion es comprencidn veces —egun el Sutto que la'da,sogin ef nife que la recibe, sobre ‘odo segin la" pareja. parental, ejemplo de vida reibido en eso preciso tomnento y promesa de futuro como Ia prohibicion de todo deseo que tenge por fn el placer, como una denegacion de ia juste intuiion experimentada por el nino en lo tocante ‘10 {gue es gosar de su destrvollo sic, afeetvoy mental, Hay Siqut un efecto simboligeno perverso ce las castrciones. A me Inido enteramente Inconecente en los padres 0 educadores Que Te han dado origen. Una custrcion que induce of deseo dese tisfcerse con et sufrimiento, en lugar de saisjacerse con el placer ex una perversion. Otro caso es cuando hay efecto ho Imosewualizante de Ia probibicin relative al cumplitnento Ine estuoso del deseo genital La prohibicion de ta mujer que es sbjeto del sujeto hijo vatGn, o sea su madre (0 sus hermanas), puede serie verbalanda y ser ofa por é1 como la prohbilon 4e toda mujer, siendo toda mujer propiedad Ue st padre. Los omportamientos y los enunclados de ta pare le prohiben ex tonces tatar de aiaer la atencion de mujer alguna en ct medio familiar y sosial de su enorme. De este modo, la castracion 1, ease el caso de Leda, cap. 3, pg. 29. or fque ef padre impone a su deseo conduce sl varén a orientar Ths pulsiones centrifugas falleas que se manifestarin en él hacia la busqueda de un hombre y no de una mujer. ‘Lo tepetimos, castracign no es exactastente sindnimo de sie blinacton. Si hay sublimacion, es no obstante porque ha ha bdo ta castracién, que ha sostentdo Ia simbolizacion de las pulsiones en el sentido del lenguaje, hacia Ta busqueda de nue. Nos objetos, de una manera conforme con las leyes del grupo Testringido familiar y del grapo social, y porque el sujeto ho encontrado un placer més grande en el juego y en el cumplic mniento de sus pulsiones evitando el sector de realizacién ve 9 por la prokibieion. El que haya habido castracion dada y reeibida no asegura que el Proceso culminard en In simboliw Clon seugénica», fuente de nuevas simbolizaciones, excluyente fle una simbolizacion que acabar bloqueada ya la que se debe llamar xpatégenas. Una. simbolizacion patdgena, suscita lina digeaeion perversa on cl cumplimiento del deseo. El sujeto puede caer enfonces en el engafe del placer que ha descubier fo, por ejemplo, en un objeto de Hjacion que aporta un placer inienso y repetitive, donde el narcisismo quedaré entrampado porque la busqueda de st deseo esta detenida en el cuerpo, _ Ingar parcial 9 total del gozar, pero objeto para la muerte ‘Toda mi indagacion concerniente a los trastornos precoces del ser humano se splics a descirar las condiciones necesarias para que las castraciones dadas al nifio en el curso de su desa- Frollo le permitan el seceso a las sublimaciones yal orden Simbolico ‘de la Ley humana. Este orden simbolico es el que promueve a determinado espécimen humano, nacido de_ hom Brey de mujer, datada de un cuerpo masclino © femenino, 2 devenir sujeto vesponsable dentro de una etnia dada, al mis mmo Tiempo que testigo de su cultura y actor del desarrollo de ‘sta cultura en un lugar y tiempo dados. A to largo de ln evo- lueion de un ser bumano, Ia funcién simbslies, Ia castracion Yyrla imagen del cuerpo estan estrechamente ligadas. La fun én simboliea, de la que esta dotado todo ser humano al na- ter, permite a un recign nacido diferenciarse, en cuanto sujeto Geceante y prenombrado, de un representante andnimo de 1a fspecie humana fal que no obstante se reduce en cl suet pro fundo, en et momento en que el sujeto del desco no se halla fen elacion con un ebjeto en la realidad). Gracias a la castracion, In comuniescion suti, 2 distancia de los cuerpos, deviene ereadora, de sujeto a sujeto, por medio de la comsnicacién, @ través de Ta imagen del eaerpo actual y del lenguaje, en’ el curso de cada estadio evolutivo de la ibid ‘La castracién es generadora de una manera de ser nueva frente a umn deseo que se torna imposible de satisfacer en Ta forma con que hasta entonces se satisfacia. Las castraciones o en el sentido pricoanaliico— son dlficiles prucbas de parte Sign simbolica, Son in decir on scluar signifcante,irtever Sibte y que cousttuye Icy, que por tanto ene un efecto ope fativo en la realidad, siempre penoso de admit en sl momen: {olen gue dicha castacion es daa Peso son tan necesarias pare el desarrollo de la individvacién dal nibo en relncion con Ritmmadre, y después con sti padre ¥ con sus allegados, como para el désavollo dl lenge EI destete, por ejemplo, separa al nit de su madre como atimeoto substancalseparando Ia boca del io del. pocho facilfero. Pero el destet primera castracion oral, no apunta mas que a una modalied Ge satisaccion cel desc, en evanto puree La tactlidad ef olor el contacto euerpo a cuerpo, el Bt Efron o la alimentacion por ehsrilay Ia bebida en vaso, sub- Ssten; la madre sigue sendo objeto Total de la relacion que el ho ticne cou ella, Clertamente, este pecho materno, 2n el mo mento en quel ni lo mata por ultima ves, este pecho que es tip objeto parcial de su deseo (al sis tiempo que un media doy de su hecesidad), este pecho que forma parte de In mae, ts aprehendido por el nifo como si le perenecira a a. Queda fen cnt separado de una parte de él mismo, leiamente Hlusoria, pero si bace esta experiencia es porque sobrevive In prueba, y tal experiencia es simboligens.segin la manera tn que la madre de'l destete promocionante en su relation de {Enguaje, de ternura y de Intercompreasion. Enionces, el wccuo corton del deseo de mucosa a muco sa, dz in bora al pecho, se transforma, sobre un fondo de ter Sin, suftimiento, malestar o falta, en cieuito largo decom pieaciin, de. psiguismo 2 psguismo; comunicacion mas ex Tendida en el espacio yen of tempo, y mas sulle to que era in comunicacion repettiva en el contacto corporal de Ins nece Sidades asociadas al deseo, Se ple decir que el fo priv do del pecho, del momar (vaso comunicante, antropafagia fantasmética), efogenizn tanto mis 10 sul que perefbe dc st tnadre. La crogentzacion de To siti lft, audicin, vista, es Jevun slinboligono mie de lenguaje que In de lo sudstancal, ie teche deglutida, el placer de la suecién; porque lo substan ial ests ligado ala necesidad repetiiva en sus modalidades de facet sin Sorpresa- En lo sutly el cruce de la vor de la madre fon la vor de ottas personas introduce al nifo en relaciones fruevas; mientras que, en la relaciin boca pecho, nadie’ se Tnmiscuye. Gracias las separaciones de efecto simbollgen0 de fate tipo que son las castracionessucesivas, las zonas erogenas Tigedas o fa tactlidad, antes do la separacion de los euctpos, podran forarse lugares de deseo y de plcer, tanto recbido Somo dada a otro, signa de alianza Ti placer dado se experimenta desde exe momento como un descubrimiento, como una invencién, una creacién de dos, por luna conjugacion a través dal cuerpo de los psiguismos de la madre y de su bebé. El goce pasa a ser, simbolicamente, ffuto de un encuentro a Ia ver imaginario y Teal, en el tiempo yen el espacio, asdciado al cuerpo del nino en’ sus sensacio hes parclales, pero también al cuerpo en su totalidad, gracias fla presencia sutil y expresiva de la madre: presencia cuyas Imodalidades de pereepelon permanecen en la memoris, sin tliminarse, como sucede con lo substancial, ‘Se trata de tina modificacion con valor simbélieo, nueva to ‘dos los dia, de la presencia materna, v no de una desapariciin el objetomadre. De un afinamiento del conocimiento que el nfo tiene de ella y de si,en el placer de acordarse de ella, de esperaria y teencontrarla, similar y sorprendente, en algo dite. frente, En cambio, sie] objeto desaparece para siempre, la cas- tracién ya ‘no es ni valorizaciOn def deseo, ni portadora de vida onocida, ni apertura a una llamada de Comunicacion interh: mana. Fs, ras un cierto tiempo de espera, un agotamiento del deseo y tina detencion de In dindmies det ‘deseo, la mutilacion fe fa imagen del cuerpo que se habia desarrollado en la rola ‘ion del lactante con su madre; sucede a ello una imposibi {dad de simbolizacion de tun vinculo dessperccido, y por tanto ‘dela sublimaciin en relaciones sutles, fundadas en et lengua ‘que otras personas podrian oir, Por mediacidn de To cual, estas Pulsiones Gesligadas bruscamente de la relacion con fa dnies petsona por la cual cl nifo se sabe existr, retornan al cuerpo {el nifo ahora andnimo en relacién con su’ deseo. El nino cum ple una regresién como wuno anterior a sa nacimientos, sin oseer ya las referencias anteriores al nacimiento. ‘Es cl autismo, Mediante la eastracién simboligena, por et contraro, la ma: dre, que ha destetado a su hijo y comprobado, por sus gritos, simalestar para vivir y aceplar esta diffel prasba, se ingenia para consolarlo. Ms atin cuando, menudo, también clla su Tre por este cambio de relacion con st euerpo propio y con su bebe. Ensefa al nifo a sentirse tan cercano ella y aln mas gratamente que antes de la privacion, en su reefproco Inter cambio hinmano, Le enseNa a. encontrar, en una comunicacion ‘con base en lengusje, una introduecién a la atencién de otro: el padre, los hermanos y hermmamas, consoladores © interlocuto- fes de reemplazo, allados de In madre, que Vienen a revelar al bebe el mundo social, Cuando un niio se sonrie, tlende los bbrazos y hay alli otra persona que dice: «Qué majo es su bedé, cémo se sonries, esta persona lo introduce a una distinta dé Sumadre; y, de inos brazos en otfos, de persona en petsona que Jo reconoce como alguien que se comunica, el entra en com nicacign con Ia sociedad, Por eso justamente el destete, esta Castracién oral, es simboligeno. 0 ‘La anustia del octavo mes Ello explica, por ejemplo, que la lamada sangustia del oc tavo mess, observada y descrita por clertos psicoanalistas, no sen un pasaje fatal ni necesario sino que-a veces se debe a que Cl nifo no es suffelentemente Hevado hacia aguello que. le trae, hacia lo que desea tocar (por el hecho de que su deseo de motricidad es imaginarlamente mis precoz que la capact ad real de su esquema corporal). La angustia del octavo mes procede de que el adulto no mediatiza en el espacio los obje- {os que el nifo ve y a los que, viéndolos, desea acceder con Su cterpo 0 st facto, on st prensidn. Se trata de un sent ‘miento de impotencia que proviene de la falta de mediatiza ion por parte de la madre; falta la socalizacion que en este ‘momento el Bebé habria necesitado; entonces se aburre, algo 2 debilita por no ejercitarse, algo de su lenguaje de deseo no = comprendido. Aprovechemos para observar que para que las castraciones adquieran su valor simbotigeno, es necesatio que el. esquema Corporal del nifo esté en condiciones de soportarias, Nactmicn to, destete, separacicn de Ia instancia tutelar bicefala —feme- rina y masculina formada por ambos padres, ete. deben res. petar la integridad més tenue, original, que especifica el cor nyo narcisistico de la imagen del cuerpo del sujeto, Un nifio que no ha alcanzado los siete meses de vida fetal ro es capar de soportar el nacimiento sin especiales cuidados, i de simbolizar con los intercambios respiratorios Ia castra idn umbilical. Un nifio que atin no ha estado lo suficiente con el cuerpo de su madre no es capaz de soportar el destete sin Sfectuar una regresion a lor estadios mas precoces de los pri ‘eros dias de su vids, Hay un momento preciso para aportar ada castracion; este momento es aquel en que ya las pulsio- des, aquellas que estin en curso, han aportado cierto desarro- Ig del esauema corporal que hee al nino cape de obtener pla cer de otra manera que en la satisfaccién del contacto cuerpo ‘cuerpo, ef cual ha dejado de ser absolutamente necesario a ste espécimen de la especie humana que representa el orga rismo cuerpo, para que sobreviva en clianto ser de necesidad Hay que afadir que a este organismo que hace al nifio un ser de nevesidad le esté seociado tin sujeto de deseo, El sujeto que, a no dudarlo, se halla presente ya desde la fecundacién, no se manifesta més que a través de deseos. Es. tos deseos no pueden separarse de'uns manera Inmediata de Su conjuncion con las necesidades. EI lenguaje, en el sentido Amplio del término, y en el més preciso de palabras, constituye Ja mediacién de esas evoluciones que son las castraciones ste peradas Por ejemplo, un nifie que ha alcanzado la motricidad, la n eambulacién dentro del marco de su familia, cerca de su padre y de sit madre, si conoce a I persona con la que cambia fe marco. puete continuar desarrollando su motrieided y su falegria de vivir: gracias a esta persona mediadora entre el es- pacio anterior y el espacio nuevo, el nifo esté ain imaginaria Imente con sus padres, sobre todo si aquidlia le habla de estos, Pero si se To transports bruscamente a oto lugar y quien Io hnace e algiien que no conoce a los padres, que no habla al nia de Io-que ests prsando y del sentido de este cambio, que zo fo reenlaza a lor Feeuerdos anteriores, 1o que el nino vive es tin trauma priquice, Detiene si desarrollo motor y” solo se in corpora al nuevo medio nutricio tutelar cumpliendo wna regre. Sin, perdiendo sus adquisiciones, restableciendo una relacion freaica con el marco nuevo. La separacion, castracion de un deseo hasta entonces embareado en el amor de Tas personas del medio anterior, no ha sido simboligena, la separacion ha sido ‘aumética, Hay regresién, y la simbolizcion se reanadaré mis tarde. Pero, por el momento, es un trauma? Existe atta condicién necesaria para asogurar Ia dimensién simboligena del proceso de castracton. Reside en las cualida ‘des del sdulto colocado en posicidn de tener que dar la castra. tion. Un nifio acepta una limitacién y una temporizacion pars Ja citlsfaccign de sus descas, c incluso una prohibicién de sa: tisfacerlos alguna vez, sila persona que se lbs prohibe es una persona mada, & euyo poder y saber sabe que tiene derecho A acceder, Este alguien, este adulto, solo permite al nino el ‘acceso a la simbolizacion de sus pulsiones s}, al mismo tlempo {que Ta eastraciin gue le da, siente respeto y amor casto por 2 hifo.a quien propone limitseiones momenténcas 0 probibi- tones defnitivas respecto de determinado goce parcial que el bifio buscaba. Aun es preciso que este adulto sea, para nifio, tl ejemplo de un éxito humeno y de la promesa de que estas ‘mismas pulsones podrén ser satisfechas mediante la ebtencion fe un placer mucho mayor, 2 imagen de equel que Je habla y ‘gue lo dirige. ste es entonces un modelo que el nino puede seguir, escuchar, #1 quiere al mismo tiempo desarrollsrse, estar fen el camino de acceso al falo simbolico, y tener la eerteza de que su deseo es valorizado, de que el placer es accesible y bien Visto por el adulto. Aiin no sabe cémo haré para encontrar el ‘camino; pero, dado que este guia ya lo ha encontrado, ¢por ‘qué razén €l mismo, escuchandolo, prestandle confianza’ (no Sumision) no habria de hallarlo? De este modo, una castracién padecida conduce al individuo ‘una mayor confanza en si mismo y a una comunieacion cada vye2'mas diferenciada con el offo, ¥ ello tanto mediante una nad sie nin mca I tage ce n destreancreciete en el manejo det yocabultio y en general de lenguaje, como por la desteca maual que pezmite ornie ma setvided Industross, un saber acer ate a cea ee apaz de inercarmbios con los ots, puede Ser apreeians pot tos otros y abandonar, de estrata en strate, Bi deca, respecto de Ios adultos tutelaresfomiires, Progeser de ae acinar es ‘el meio por tbaodon a compar tamlento de impotencia puetl para pasar al te precisa en is acco a fodon se dretos a coil, eion de Fechos, de pagarios con Ta aceplaion de las ley uc gene ‘quello en cu escuela el nifo sea ntegrado per ae ed dice sus padres, sus educadores, asi como sus" compattres de edad y sus eompateros mayores Este sentimienta de pre tpotin le permite dear dette a el porar de a pret fancia, para acceder a un govar mas grande, un govar de mas edad que él Exste en Tos sftos asturatmente este deseo ee Ger, projeio incuido en se ofpanismo co crecimiento. Bas esperanza de no seguir slendo pequenos sostiene at carafe ante muchas contraridades debides's su impotencia en in tes lida, comparada con sus iniciativas ceadoras, Por deagracis uchos adultos siguen am ahi y Teprochan, © més bien sop fan de'mancra peyoativan un nite su descootento, deaale zando su valor de sujto en nombre de su cuerpa lo tual co ‘eitorio para dl, Es bien comprensble que el Riko’ que esta teciendo experimente a veee ei peligro e reiormar aa ante fastracion, puesto que al mismo ‘eto perder Ins edge Giones que, gracias esta castracion, bn pedi obtenen hates ds ser absolutamente asegurado respecto de las mucvas’ moss Uidades cultural adquriaa, es pellgroso pars un tie irae para aris eIdentfarse con el que era l'mismo antado, ‘A ello corresponden ls acttudes fobieas de Pegueton que, © snihae, acompanades dl Sombre con el gue los padres lo sigaiican” desde ahora, Este Sombre, y esta califcacion, la califcacin de su sexo, son la {os por vores animadas’ por Ia alegrin © por la yeicencia, Expresando la salisincién ono del entorn, ¥ cada dia dese irimos hasta-qué punta lor Tactantes conservan, sengramedase omo cintas magnticas en algin punto de su ctex, cas pot fReras signifeaciones de alegra parcisfante, ya desde. entor- tes, 0 de rellcenci,cyando 00 de pesagumbre, ye angustia pa ellos desnarcistnte, ya Gesde entonces “st pues, es el longuaje el que simbotza a castracion det racinignto gue Hamamos castacion umbilical, este Tengua}e ulpeardrepettvamente el oldo del bebé como el efecto de fi'ter en el impacto emocional de sus padres, l capricho de tus slabas sonoas, de las modulacionesy-afecto que cl perclbe de manera tntuliva, sip que sepamos exactamente cdma Te es posible percibinlos. Es como s todos estor afector, acompa fados por fonemas, encarnaran un modo. de ser narcisistco Pets silabas primeras que nos han significado son para cada ‘uno de nosotros cl mensaje sucitive simbolo de nucttro nach Inlento, sindnimo del presente en el doble sentido. de. actual Y de don que es el vr efectivo para este nifo que, de imagh hario. que era. para los padres, pasa @ ser realidad, Realidad ITreveribie, femenino o matcuifo, ast cs él y asl sa, como fe presents ate todos, ante sus padres J ante los represchtan ics de la sociedad que lo acogieran. Como varén 0: nia, con nombre de vardn 0 de i, es dado por su padre 2 au madre Teclbido por su padre de st made, eibiéndoio ambos no slo luna del otro sino de Ine generaciones anteriores que Tost: jeron a ellos mismos al mundo y también dl destine que leva 2°50, para ello, el nombre de Dios, pero que, de cuslauier ma ‘era, a signad esta exstencia Es inexorable, el babe es nda o'vardn, ast son las cosas, un hecho ajeno al podsr de los pa dies, Con Io cal, en este ssunto, ambice tos sufren una Castracin, La castracion de ellos es In Insripetn del nito ef cl Registro civil, que signa su estatuto de civeadano, suceda 9 Sus padres Jo que suceda. Lo protejan 0 no puedan protegero, Ge ahora en adelante sl est @ su cargo, si pueden seul pero no lee pertencce enteramente, pues cs un sujeto legal de Eoctedad Sobre’ el cual sus derechor son Timitades. 1Y Su Aber, limiada! ‘os proyectos fantasmaticos de nombre y de sexo se acsban conf fjacion de esta iserpcion en el Registro ell, inctuda is pertenencia a quien lo reconoce legal o-adulterino, © @ quien se nega a reconoeerlalegaimente o, nds ain, afetivamenta. Ya 10 hay fantasmas posible, una vee cuplido este acto en el 1 Registro; el nifo ha ingresado en una realidad de la cual no podré desprenderse, salvo obedeciendo # la Ley. La simboliza Edn, para el vecién nacido tanto como para sus padres, de esta ‘asttacion dal feto y con él de los padres, con el haclmiento ¥y la inseripeidn en el Registro civil, es su adopeion plena y en tera, afectiva y social, 9 su adopeidn reticente, significada por Ja manera en que su'genitores han decidido inscribirl. Esta eseritura cuya huella et dejada en el Regist civil unida aun patronimico, le procura pata toda su vida ef signiicante may Yor de si ser en el mundo, aquel que sk everpo llevar consigo hasta a muerte, TBs realmente sorprendente pero es asi: el impacto produel- do sobre un recién nacido por la escucha y las percepciones ‘gue dl tiene del surgimiento de alegria, corazon « corazsn, de Sus padres 0, por el contrario, de la depresion en la que su nacimiento —-porgue es de tal sexo 0 presenla tal 0 cal a pecto— a sumido a uno de los padres! a ambos, reaparecen Sempre en los psicoandlisis. Sea Ia que fuere esta simbolizacion de la castracién umbilical, ahora tenemos las pruebas formales {de que puede procura al nino una potencia simbslics més 0 menos grande, segin la manera en que Ia madre ha vivido, en el plano fisiolégico, su slumbramiento, es decir, la expulsion ela placenta una ‘media hora después de nacer el nino, y en ‘gue la pareja conjunta del padre y la madre ha vivido la promess, cumplida a sus ojos por Ta reslidad, en Io concer niente a sos fantasmas de genitud fecunda y visble en cl bebe, nia o varén, Peden sentirse colmados; pero el bebe puede fo concordat con lo que en sus fantasmas ellos bablan espe- ado, Ast pues, hay dos fuentes de vitaidad sivbollgena que pro imueve la castracin umbilical: uta se debe al inpacto orgdnico ‘el racimionto en el equilibrio de ia salud psicosomatien ve fa ‘madre, y con ello de la pareja de eényuges en su relacién ge ital te otra es el impacto afectivo que le viablidad del nito aporia, en nds narcisismo en mens narcisismo, a cada wo de los dos genitores, quienes, por ello, van s adoptatlo can Ine ‘ceracterfticas de su emocién del momento, y a introducirlo fen su vida como el portador del sentido que en ese raomento ha tenido para ellos. [Estas dos fuentes de potencia simboligena,resultantes de la castracian umbilical del milo y de la castracién imagivaria de Ios padres, on bien vsibles cuando una a otra de ellas ha sido agotada en el momento del nacimiento. La muerte o morbidez de Ia madre marea de manera indeleble on una culpabiidad inconsciente para vivir a todo nifio que, por cl hecho de su racimiento, parecié ante su padre haber sido responsable de un efecto patégeno o mortifero sobre su genitora. Asimismo, evan fo el sexo ¥ Ia apariencia del nino hen decepeionade profum 8 damente, 4 a vez consciente e inconscientemente, a uno w oxo {de sus padres, més atin si fue a ambos, para este nito el vivir festh ligado fundamentalmente, con sw nombre, a ‘na culpa: bilidad: Ienguaje inculeado al sujeto relativo al vivir de ou deseo en su cuerpo. Esto se nos aparece cn los casos de pst tosis precoces que tenemos que atender, donde el deteriora fe los medios de comunicacién del deseo es, camo observamos, ft de un orden simblico precozmente perturbado, CContrariamente a lo. que se podria pensar, 0 es el hecho de Ia muerte 0 de la hemorragia. posnatal de ta madre, por ejemplo, el que, habiendo producido un impacto indelebie so- bre Ia orgunicidad del nino, la provocado el estado psicdtico, Porque el hecho es lo que se pudo constatar en el plano de la realidad; y lo que el tratamiento psicoanalitice prueba es que fue el elemento psicégeno el que actud sobre Ia prohibicién de desarvallarse, El anilisis de este nacimiento, y Ia. reviven tia de este trance con palabras justas, dichas tanto por los pa fires como por el nino, dentro del andlisis, son precisamente qa que lo Iibera defnitivamente de las Yedes' que lo vetenian en 1a prohibicién de vivir por su propia cuenta, El precoelsime trastorno de mal. desarrollo somatopsiquieo en el nifo psicdtico era imputado a um nacimiento catastraico; yy 8 veces se invocaba una encefalitis que habria pasado dese pereibida. No obstante, el hecho de que el andlisis pueda Iibrar Al no de la psicosis ‘prueba que los trastornos no provienen fe heridas fisieas de trastornos funcionales 0 lesionales sh: 08 precaces que hubiesen informado et cuerpo del recién ne ido, Las difcultades de desarrollo han sido expresién de emo- Sones precaces y de alector compartides con el entorno que fo pucicron ser signifiados con palabras dichas al ni. tiempo, asf_se tratara de palabras invalidantes del devecho Ja vida simbalica del nif, Es, por tanto, desde Ia castracién umbilical que la angus- tia o ia alegea, en la triangulacion padreshijo por donde cies la Ia vitaidad dindmica ‘del inconseiente, marcan de. manera simboligena o no el psiquismo de un ser humano, independien- femente de su organicidad. Se trate de una puesta en marcha de Ia fuente dindmica inconsciente que va a sostener, de ma nera rica 0 empobrecida, el desarrollo del nino. Esta potencia fs procirada al suelo con generosidad © mezquindad, segin fl narcisismo pacifcado conflict de los padres; y lla 10 Sostiene o lo perturba en la superacién de la dificiles pruebas ‘que son Ia matacign del nacimiento y los primeras dias de adap facign a Ta vida aérea. Por las aberturas, por los orificios del rostro abiertos a las ‘comunicaciones sutiles, centradas y convergentes hacia el ca ‘umn —ventanas de la nariz, orejas, asocladas las percepcio- v res dpticas— son posibles estos encuentros, y simbélicas de Su ser en el muda, Con esta simbolizacién fundadora del ser en masculino 0 en femenino que sigue al nacimiento y a la nominacién del nif, ste ingresa en el periodo oral. Entonces, aquellos que han sido heridos en su Vida simbdlica presentan precoces'trastor ‘os relacionados con estos mismios agujetos que se han abler to a los intercambios substanclales con ef mwindo exterior en fl momento de nncer, 0 sea: Is entrada del tubo digestivo, ligado en la cabeza al cavum, y, en la pelvis, la salida del tubo digestivo, donde los excrementos, en sus dos formas, iquldo ¥y ssolido, estin estrechamente ligados por contiglidad {ict I dessrvollo de las sensaciones geniales, ‘St permanecomos en el terveno de In realidad clinica debe- ‘mos aadir que el efecto del nacimiento de un nifo, con sus Caracteristicas sobre los hermanos mayores, tanto por lo que Jmplicé en la salud de In madre coma por la slegris 0 Ia tris teza que ol Sexo del nifio ha supuesto para el hogar, hacen también que este nifio hays aportado trastorno o alepria @ sus hhermanos.y hermanas mayores, y que, como contrapartida, reciba de étos una potenela © un empobrecimiento de st desea de vivir. Sabemos hasta qué punto la desilusién provocada por fl sexo de tn hermanite 0 ‘hermanits. puede implicar doses ‘ructuracion de Ia confianza de un primogénito en sus padres, cuando atin no ha alcanzado la edad de comprender que estos tho son omnipotentes hasta el punto de poder dominar la res Tiescisn de st deseo en cuanto’ al sexo del hijo que han traido ‘al mundo! ‘Sahemos también en qué grado Ia rivalidad fraterna puede invalidar I potencia simbslica de un bebé, a causa de las pul siones de un hermano mayor que se niega a admitir en cl hogar Ip existencia del menor. En Jo tocante al mayor, el drama que vive con ocasion del nacimiento del menor debe ser considera doen relacién con su situacién edipica, El sexo del recién nacido pone en juego lo que le falta a cl, falta de la que a Inace responsable, capable, al recién nacido, la nifa @ varon. El nacimiento den bebé en una familia despierta las castra iones de los hijes mayores. ‘Separacion de Ia placenta, momento simboligeno del nack ‘mento, importante para todos los seres humanos. Esto, hasta ahora, habia pasado desapercibido; pero ahora que la medi tina es capsz. de salvar a muchos veelgn nacidos, observamos tcuin importantes son el momento de Ia acogida’social y sus odalidades, tal como se los vive, para el futuro del desarrollo Somitico y emocional?+ 4 Veaze a emo de Pedro, pe. 186 4 Ue'Gisecnnca as In catacombs) parece hoy en dis mejor commprtndlin, ys gue fos estulos sob el aumbramieno aos. Se Po Asi, los peligros reales que ha corrido un bebé a causa de tuna infeccidn del cordén, del ombligo, 0 de la angustin del pat tero por una ligadura demasiado corta del cordon y el temor 2 und hemorragia en cl recién nacido, deja huellas indclebles fn el psiquismo del bebé y propensién a la angustia, aun cusm do s6lo se tatara de temores antieipados ¥ningiin siceso hhaya venido s confirmar en la realidad na inquictud que se prolongs por varios dias. Todo lo que se relaciona con Ia mor Eider psicogena, podriamos deci, ariginada en sngustlas eo- natales, se manifiesia en los nilos —y-a veces en los adultos— por et hecho de que cualquier angustia que experimenten pro- oca alrededor de In marie y de In boca tina paler subita, sl Inismo tiempo que un temblor visceral, parece ser, secundado menudo por un acceso de fiebre emocional. Fiebre emocio fal porque se presenta sin ninguna razon en estos pacientes, hifos o adultos, y desaparece cuando, mediante el aniisis, se ha podido poner palabras en la angustia umbilical vivida duran te los primeros diss, los primeros quince diss de vida, antes dle que’ la caida correcta del ‘cordén tranguilizara al partero ya la familia, y por lo tanto al propio nino, La cAStRACION ORAL ‘Segundo de los grandes renunciamientos tipicos impuestos al nino, la castracion oral significa la. privacion impucsta al Bebé de’ lo que constituye para él el canibalismo respecto de Su smadre: es deci, ef destete, y tambien cl impedimento de com Sumir lo que seria veneno ‘mortifero para su cuerpo, 0 sea la prohibicign de comer aquello que no es allmentario y que serfa peligroso para la salud 0 la vida. Esta castracion (destete), Suando es Juiclosamente dada, eulmina en el deseo y en la posibilidad ‘de hablar, y por tanto en el descubrimiento de uevos medios de comunteacion, en placeres diferentes, con objetos cuya incorporacién no es o ha dejado de ser posible Todos estos objetos son soportes de transforencia del pecho lactifero 0 de ls leche aspirada (mamada al pecho o de la tetina del bibersa} par un placer ain mayor, compartido con In. po- fencia tutelar, con la’ madre, el padre, los pavientes cercanbs. EL destete. esa castracion del bebé, implica que ta madre ioe madres hap lewd invstgar sobre el prta sin vilencia, La via las: cogustis ‘exlstenciaies que coocen le mayorse de\los demas reien IcosAetutmente en todos los poles se han a cabo aston estan, By Franca el pionerg ei ivestigacion sobre et parte sin vllencia Y fobre ls ites de los sects 2 argo plano de este esto de ali ‘ramienta an tosis, fue Frere Lebover, (Veanseambign tos 6 tudioe publicadas en" Csers da nowvenand, edo! Stock) at también acepta ta ruptura del cuerpo a everpo en que el nie se hallaba, ¥ que habla pasado del seno interno s los senos Tnctiferos y ‘al regazo, en absoluta dependencia dest propia, presencia lisica. Esta eastracion oral de la madre implica que flla misma es capaz de comuinicarse con su hijo de otra ma hera que dindole de comer, tomandole sus excrementos y devo. Findolo con besas y caricias: en palabras yen gestos, que son Tenguaje. La eastraciin oral tanta del nifo, del bebe destetado, ‘como de Is madre, tambien ella privada de su relacién erética, donante, con la boca del nif, como igualmente de su relacién ‘rstica téctl y prensiva con cl trasero de éste, se prueba. par fl hecho de que'la madre misma sleanza un placer aiin mayor hhabldndole a su hij, gulando sus fonemas hasta que se hacen porfectos en la Jenga materna, tanto come st motricidad en fo que respecta a tomar y arrojar los abjetos que ella entresa Y recoge, en un comicnzo de lenguaje motor. Si el aifo puede ntonces simbolizar Ins pulsiones orales y"anales en un’ con portamiento con base de lenguaje, es porque ss madre distr {a vidndolo capaz de comunicarse con ely con otras; €l per ibe el placer que ella experimenta asistiendo a st alegria de ldentiicrse con lla, en sus intercambios lidicos, con base ten el lenguaje, con otras personas. Lo que esta castracion ha ppromovido en el inconsciente y en el psiquismo de su hijo son Postbilidades de relacign simbolica No se debe olvidar que el cuerpo a cuerpo de una madre con su bebé es erotizante. Por otra parte, asi debe ser: esto for mma parte de la relacion madrehijo. Pero et destete ha de venir 4 imprimir aqui una etapa diferente, de mitacién, de. comtt hicacion para el placer, @ distancia del euerpo a cuerpo: una comunicacién gestual que ya no es posesion el nina, y que To deja identifearse con st madre en sa relacién con los dems ¥ con el mecio circundante ‘Ast pues, lo importante es que ella permita a su hijo ser tan feliz en los brazos de otro como en os suyos, que le per- ‘ita entrar en la sonrisa y en la expresion de lengtnje (ens yes fonemticos) con otros diferentes de lla Desde un punto de vista pulsional, objetal, Ia castraciéa oral es para el nifo la separacion respecto de una parte de ol mismo que se hallaba en el cuerpo de la madre: la leche que Gl el mino, habia hecho brotar de sus pechos. El se separa 4 este objeto parcial, et pecho de In madre, pera tambien de teste primer allmenio’ Meteo, para abrirse e iniearse en. un slimento varlado y sélido, Renuncia a la ilvsién del canibalis Imo respecto de ese objeto parcial que es el pecho de la madre, Traslada por un tiempo, si la madre no esth atenta, ss pul siones canibalisticas @ sus propias manos, chupandose el_ pul aro el pufo, con la iusign de que asi continia estando al echo de su madre. Hay un destetefallida, al menos en parte, 8 en elnino. que sigue Ilusionéndose con wna relacién con ta madre mediante Ia instauracion ‘de wna relacion sutoerdtiea tntre st boca y sus manos, Preciso es comprender que Is leche (% primeramente 1a leche del nifo, con la cual él se halla en comunicacién, 2 la par que la hace brotar del cuerpo de Ta madre con su succién. Cusndo se lo desteia, se Io priva del slimento que él mismo ‘habia hecho elaborar en la madre y que era suo, al mismo tiempo que st boca se ve privada’de Ia relacion tcl con el pezin y con el pecho, objeto parcial de la madre pero que 1 Grela suyo. Yel nie lena el agujero ablerto que crea [a fausencia del pecho en su boca, poniendo en él su pulear. Al canza con ello un placer desprovisto de alimento, que es tam Dien placer de asegurarse que su boca misma no se ha mar chado. Esto es precisamente lo que invito a examinar a los nifos ‘ya mayoreitos chupadores de_pulger que quieren scurarser; les pide que rellexionen: «Chipate el pulgar prestando mucha Atencion a lo que sientes. ¢Es tu boca la que necesita deta pulgar? Es ta boca la que esté mis contenta de tener el pul bar, 0 es tu pulgar ef que quiere refugiarse en tu boca?» Es extraordinario ver como se coneentran en sus sensaciones ¥ Fellesionan. Comprenden que se trata del pulgar y no de Ia ‘boca, o de Ia boca y no del pulgars y aqui se les puede hablar, precisamente, de cOmo este pulgar he reemplazado al pecho Imaterno, v de c6mo ellos no aceptaron, cuando eran pequos, Ta privacldn de mamar a mama, mientras que no obstante eran bastante grandes para, en ese momento, hablar y" poner en ss bocas todo cuanto se hallaba a st disposicién, pero vamos, ‘mamé no pensé que eran bastante grandes para conocerlo tod Y¥ no solamente para compartir con ella el placer de estar al pecho, y esta ilusién ha hecho durar lo que ahora los irrta, pero a To que no pileden Fenunciar en los momentos de cant Saneio o inguietu. ‘En cambio, la separacién del destete es progresiva y la ma: dre distribuye el placer parcial que liga la’ boca al pecho en el conoclmiento sucesivo de la tactilidad de otros abjetos que fl nif se mete en la boca, estos abjetos que ella nombra 10 Jntroducen ‘en el Tenguaje, y- asistimos entonces al hecho de que el nfo se cjercta, cuando esta solo y despierto en su cana, en shablarses asi mismo, con lalaciones primero y luego en Tmodulaciones de sonoridad, como oyé 2 su madre hacerlo con Ly con otros. En este punto se ve obrar a Ia simbolizacién: si la madre ‘esta atenta a poner en I boca del nino, ya desde ese mismo ‘momento (hacia los tres meses), durante los minutos que. si guen a la mamada y que preceden al suefio, cualquiey cosa ‘que sus manos puedan coger y que él se pone en In boca, en 8 ugar det pecho, Si fe procura las palabras que siznifican lo {que de este modo él experimenta con Ia tactlidad, por ejem plo: «Esto es el sonajero, es Trio, es metal, es hues6, es 18 Os fo de peluche, es tela, e6 tr puto, et el dedo de apd, es la Jana de tu jersey», todas estas palabras, cuando ells. no est, hhacen que él la rememore y bisque repetir los sonidos que Ja acompafiaban, y que pueda probar a actuar como ella lo hace con los pequetios abjetos de su vida comtin, a celebrar con fo- fhemas, gritos, gestos y sonrisas jubilosas, la Megada dol padre y de jos familiares del entorno, sin provocar con ello en la fare un sentimiento de eelos ¢ de absndono. Es asi como el Tenguaje para a ser simbolico de In relacion cuerpo a ctctD0, circuito corto del nifo a In madre, mutandose en circuito lar 4, por lo sutil de las voealizaciones y del sentido de estas palsbras que recubren percepciones sengoriales diferentes, pero fodas smamaizadas» por Ia vor de la madre, la misma que ccmando él estaba al pecho, ‘Asi pues, ef efecto simboligeno de la eastracién oral es la introduecion del nif, en cuanto separado de la presencia ab solutamente necesaria de su madre, a la Yelacién con otro: el no ha aceedido a modalidades de’ comportamiento, fundadas fn Ienguaje, que le hacen aceptar la asistencia de cualquier persona con Ia cual la madre se eneuentre en buenos términos, on la cual él mismo desarrolle posibilidades de comunicacion, esbozadas con sti madre 0 su padre y desarrolladas con otros, Debetnos subrayarlo: s6lo despues del destete propiamente dicho —privaciin del contacto cuerpo con exerpo-— comienza fv efectusrse In asimilacion de In lengua materna, por grupos de fonemas secundando sensaciones y emociones, ls sensacio bes tletiles procuradas por el cuerpo proximo de Ia madre, las emociones ante su acercamiento 0 st alejamiento, Es In epoca imprecisa del lenguaje, euyo fruto el nino no puede manifestar simultineamente. Solo mis adelante sora ca az de ello, cuando descubra el placer de dominar el objeto Primordial anal, es decir los exerementos, jugando con. sis Esfinteres uretial y anal, jugando a conservar Ins materias 0 fs expulsaelas, sobre todo si es a peticion de la madre, y a pro- fucir sonidos 0 no, tambien en este caso sobre toda a peticion fe Ia madre, en sts juegos cara a cara, y despues a nombrar con fonemas'a sus padres, Mego sus excrementos, con freeuen: la antes de nombrar el alimento. Primeras palabras repetitivas de dos silabas que correspon den al sentimiento de existir del nif, cusndo esté unido as madre como un semejante y doble de su sensacién, en lo cual se inicia el primer lenguaje! Ma... ma... ca... ca..7 ¢8 siempre 1 ~2l otf, semejante rasemejado»— el que provaca el comien- 20 del hablar en estas dos silsbas semejantes repettivas, Los bebés comienzan casi siempre a hablar por ahi a Creo que, precisamente, este doble que es él de In madre, y esta simbiosis seguida de disda, con los ritmos preterencis les de dos tiempos, todo ello hace’ de esta época una época de remo de dos’ tempos. Evidentemente, esto. procede del cor zn y sts latides, pero sobre todo del hecho de que es pre so ser doble, desdablarse com displacer cuando In madre se ‘a, reunifcarse con placer cuando vuelve a hallarse uno dable, y volver a desdoblarse de repente para que Io simbélico alcan- fe'Ta nocién de sentimiento diferente de las sensaciones con la madre y-sin ella; sensaeiones acompafadas por el placer residual de la sustraccion de una de las sensaciones, mientras aque la: mati se Tleva la otra, y del reencuentro secundado por Cina alegria aditiva, de ser también expresada por la-tmadve. El conjunto de esta metaforizacion de las presencias de obje fos parciales redoblados por la preseneia-susencia de la nia. tre, me parece expliear In silsbizacion doble que va a cons tituir los’ primeros signifcantes entre los ninos y el ser que los aliments Ello explica que el papel de la madre como iniciadora en el Ienguaje sea primordial, punto no. sulicentemente conocido por Ins modes y las nodrizas, Es importante que tras cada famada, en cl momento en que el nifo, muy animado antes de dormirse, gusta de entablar ya una conversacién —Io cus), para él, es manipulacion de objetos, y espejismo de mirarse fn el rostro de i madre, la madre le nombre todos los fbjetar que él se pone en la bocs, qui indique st nombre, st fqusto, su tactilidad, sa colot. El nif aprende a dar estos ob- Jetos a su madre, como le dar(a una cucharada de comida, Y Ie ratte, al procurarselgs, se divierte con el juego que a veces consisie en, de golpe, tar el objeto por la borda: exactamente gual a como en su’ boca, tras un rato de manipulacion, de rasticacién por las mandibulas y la lengua, hay desaparicion por deglucisn del objeto en el estémago; aqui la metafora del {stémago es el desplazamiento del Uirar por la borda, del hacer esaparecer de la cuna. EL nifio se lena de jubilo si la madre Fecoge entonces las cosas arrojadas, justamente porque se tra {8 de cosas y no de objetos parciaies de consumicion. No es {amos aqui eh el orden anal del arzojar; esto puede surgir, pero el arrojar comienza bajo el modo de la deglucion, del hacer tragar por el espacio. ‘Asistimos ast'en ei niflo destetado dos o tres semanas atrés tiene entre seis y ocho meses, empiezan a salirle los dientes— 1 advenimiento. de los frutos simbdlicos de uns castracion tral que ha tenida lugar en buen entendimiento con la madre, Es el lengunje mimico, expresivo, modulado de msners variable segin las personas del entorno, y segii Ins sensaciones.y los Sentimientos del nif; asistimos en el nifo al advenimiento de tan lenguaje modulado, no gramatical todvia, que alcanza $1 85 mayor intensidad hacia los dieclocho meses. De este modo el nifo pasa a ser capaz de manipular a las personas de su entor- no a distancia. Su boca ha heredado st Gestreza mania, que los padres habian valorizado; su lengua manipula fonemas que son, para los padres, para el entorno, otros tantos signos de los sentimientos, sensaciones y deseos que él les. quicre co ‘muniear, Es muy interesante fo que sucede entonces entre las diversas zonas erdgenas. El primer lenguaje en ct que las po labras ain no son reconocibles pero donde el entorno reco: noce la inteneién y la intensidad del deseo, promueve en el no, si mo esta todo el tlempo con sus padves, una manipula cidn inventiva a distancia, y a veces tna maniptlacion de los ‘objetos préximos pars atraerios hacia si, Sabe perfeciamente, or ejemplo, cuando se aburre por la ausencia' de la madte, que si echa a rodar objetes, si hace ruido 0 grita, esto hard volver al adulto. °Y el nifo fo hace igual que fira vino de una ccuerda ‘para que suene una campanillal Para el, esto es lem uae. ‘Sila madre practica intercambios mimicos y verbales con su hijo, # distancia ef nifio goza auténticamente y aplaude eon las manos: bien sea aplicando una contra la otfa, cuando se Te ensefa a hacerlo, ¢ mejor atin tomando objefos con sus manos y golpedndolés alegremente, de arriba slbajo, sobre un Soporte fijo como la mesa. Lanza entonees gritos de contento, ¥ se siente de lo mas feliz sila madre afiade una cancion para ‘modular con él Ia alegria que experiments y que ot manifesta golpeando aquello que manipula sogun un fimo que le es propio. Golpes segin su ritmo, que la mamé juegs a secundat oniéndole palabras, a veces modulindolas, y esta pasa a ser tuna caneidn: es fantastico, todo cobra sentido He aqui de lo que es capaz un nifo gue atin no camine pero que jamés se desespera porque su madre (a una persons Amiga qué la sustituye) este presente 0 no, siempre que no se encuentre demasiado lejos, al alcance de la vor. El nif no se aburre, porque los frutos’simbélicos de In eastracién oral ya hhan hecho de él un individuo amano, que posee une vida interior relacionada con las alegrias de suv madre, asociadas 8 sus propins alegrias; alegrias de su madre que tambien son para dl In certeza de que sti padre y los adultos del entorno de Su madre estin orgullosos de cl; y, si tiene hermanos. may res, de que estd astendiendo los peldafios que lo hardin fgsial & clos. Gividaria un elemento que puede desempefar a veces un papel capital sino mencionase aqui el aspecto olfativa de todo To que interviene en torno a la castracién oral. Porque, al mis ‘mo tiempo que la mamada, cumplimiento. de la necesidad, el nlf experimentaba una salisfaccién erétics, a Ia ver olfativa y seudocanibalistica, por obra de la prension ‘lel pean entre a sus mandfbulas, Fl nino, que ya no dispone del pecho y se alimenta con biberdn, se ve sometido a In ausencia de agielia erotica olfativa que aeompafiaba a su canibalismo imaginario, fun cuando la prensién y la succién, en el momento del destete ¥ dol paso al Biberén, sigan aportandole la satisfaccion que ya fates conocia. El eaviim la boca del nido van a servit, claro ces que de manera inconsciente, pata [a comunicacion Sutil ‘con In. madre, a distancia del cuerpo cuerpo, es decir, con la madre como persona total y no ya como objeto parcial substencial Es clectivamente por el olfato como la madre puede, de un ‘objeto parcial mamario, Hegar a ser singularizada como’ objeto total: porque, precisamente, et olfato no forma parle de’ wn lugar preciso. para el nifo, La sutilided del olor’ se expande por el espacio que To rodea, ef nfio se impregna de él en la Necindad de su madre. El olor ya no es asignado a tal o cual parte del cuerpo materno ¥, asociada siempre la zona erdgena, pituitaria @ una inspiracion asa, ese olor dejado por la madre ho puiede axisentarse del nino mis que si éste se hall. afccts do de anosmia, Es importante comprender que, como la nece Sidad de respirar no esta sometida a temporizacion, Ia. olfac ign va a acompafiar a cada inspiracion nasal. Asi pues, el Seseo y Ia diseriminacion del placer debido a la presencia’ de la madre tienen lugar por mediacion del olfsto, mientras. que Ja necesidad de respirar se satisface con cualquier aire, Neg ddo por la boca como por la nari, y cualquiera que sea su olor El destete puede constieuir un scontecimiento euforizante para el bebé y'para Ia madre si, sobre un fondo conocido de Comunicacion substancial —es deci, ahora Ia mamada del be bern y de imagen funcional de succién —deglucién de leche Yy de alimentos liquides 0 semiliquides antes de que sean sélt os, todos de un gusto diferente al de la leche materna—, el dio y la madre conservan juntos lo que sigue siendo espect feo de su vinculo psiquico, manifestado por su presencia con jugada, Es Inz0 sensorlopsiguieo para el bebé el olor del caer. po de Ia madre présima, su voz, su vista, su mirada, sus rit. os, todo lo que se desprende de ella para él cuando lo tiene fen sus brazos y que €l puede percibir en el contacto cuerpo a ‘cuerpo, al mismo tiempo, para la madre nada ha cambiada en su bebé, que ya-no toma el pecho pero cuya gracia y desarro Ig lin admira todos los dias Inversamente, preciso es decirlo, una madre que no. habla a su hijo mientras le da de mamar acariciindolo constantemen- te, 0 que, mientras le presta cuidados, por depresian, se mies tra totalmente indiferente, no promueve en el nino tn destete favorable a la socializacion ulterior, « una expresion verbal y tuna motriedad correetas ‘Mens atin una madre que, tras haber destetsdo su hijo, " 0 puede evitar devorarlo constantemente con sus besos y fgobiarlo con toqucteos seariciadores. Ella misma ha sido Is hia herida de tna relacign hijamacre perturbada, que intents curar desesperadamente. Su hijo es para ella el fetfehe de aquel Peco materna arcaico del que ella misma fire privada de ma La cASrRAcrON att Hay dos acepeiones del término eastracién anal, La prime va que se desigha como un segundo deste, es sindnimo de Ia Separacidn entre el nif, ahora capaz de motricidad voluntaria, ¥ fil, y In asistencia avian de su madre para todo lo. que Constituye cl shacer» necesario para la vida en el grupo fami Tiar: es la adquisicign de la sutonomia, =yo solos, «yo, ti non Esta castracign asumida por el nino depende, come s obvio, de Ia tolerancia parental al hecho de que el nino, dia tas dia ‘desarrolia su autonomia dentro del espacio de seguridad ofre. ido a. su libertad a través de 10 uth, del juego, del placer, EL nifo, que se esta haciendo sujeto, deja de ser un objeto parcial setenido en la dependencia de la instancia tutelar, so. ‘mctido a su posesividad ya su total vigilancia (para la alimen tacién, el vestido, el asco, el acostarse, Ia deambulacion} {La otra acepcién del término eastracién anal, es —entre es tas dos personas que son el nile ahora autonome en su ac tar y ef adulto educsdor— la. profibiciou signifcads al nfo fe foto sactuars datioso, de shacere a otto lo que no le gus. tarla que otro le hieiera. Es cl acceso al decir que valoriza el comercio relacional entre las personas reconocidas como due- fas de sus actos, y como placer tiene que ser reciproco y libre, En lo cual esta segunda acepeién del término castracion anal esta intimamente articulada eon Ia primers, Todo nino con madre y padre no castrados analmente de Ly que pretenden inculearle, en lo que le dicen o le hacen, la Probibicidn de hacer dafo (mientras que ellos mismos datas fh humanizacién al considerarlo como objeto de adiestramien- to) significa en. palabras lo contrario del ejemplo que dan, Esios padres no dan la eastracion anal. Adiestran 2 un animal doméstico, El nido es denegado, en vez de_que las pulsiones fel deseo del nifio sean en parte intereeptadas y en parte sos tenidas a la entrada en el lenguaje por un comercio de inter cambio lidico, y socializado, con valor de placer entre sujet, Por consiguiente, sélo es posible hablar de eastracién anal si el nifo es reconocide como sujeto, aunque su cuerpo sea {odavia inmaduro y sus actos jamis sean contundldos on ls texpresign del sujeto en él, mientras no haya adguirido la total fantonomia de su persona en el grupo familiar La castracién anal, entonces, es Ia prohibicién de dafiar su propio cuerpo, asi camo el mundo inanimado y animado que odea el tringulo inicial padremadrehijo, por acciones moto- as, de arrojamiento, peligrosas o incontioladas. Se trata, de hecho y en su raiz, de la prohibicién del ctimen y del vanda: lismo, en nombre de la sana armonia del grupo; al mismo them: 1 que la Iniciacién en las libertades det placer motor compar fido con otro, en una comumnicacion de raiz en el lenguaje ges tual en la que cada uno se complace en concordarse cOn os demés. Este control de las pulsiones motrices danas, esta fniciacion al placer de la compunicacién basada en el Lenguaje yal control de I motricidad, a la mesura y al dominio de la fucrea, empleada en actividades atiles y agradables, tado esto permite al sujeto ndvenir al eaidada de st mismo, su conser. ‘ation, In deambulacién en el espacto, y luego la creatividad Industriosa © Iidica (es decit, no solo wtlilatia), AL mismo tiempo, queda abierto el eamina atras pnceres, sue se des cubritin en estadios ulterleres, uretral y vaginal, gue Io com duciran, vardn © nina, al estadio genital ‘Los seres humaras, euaiguiera que sea su edad, sox cape 25 de day esta castracién al « 10s mds jOvenes, lito. por el ejemplo como. por la polabra. ¢Por qué tlamarle anal, i todo cuanto acabo de decir pare ce indicar una deprivacién de placeres agresivos motores que Serian perjudiciales para el propio nino o pars los dems, y ‘una inielacién al placer de uns motrcidad eontrolada, ast como al comerelo con el otro? Porque agit se siti, en el nifo toda vis Inmaduro motor, Ia primera motricidad de la que tiene pruebas que es agradable para él mismo y de que en general fa satisfaccién a su madre, puesto que ella viene a cambiarlo ¥y se lleva lo que él ha producido. Después de Ia succién-deghs idn, [a motieidad expulsiva uretral y anal provoca siempre tana ‘modificaciOn perceptible por el olfato ya menudo una Varlacion de sensaciones en relacién con el vincule con la tna dre. A través de sus excrementos, el mio rechaza a la madre {imaginaria incorporada con la forma de un objeto parcial oral que, después dela deglucisn que To ha hecho desaparecet, Sespues de su recorvide por el tubo digestivo, se anuncia para exteriorizarse en el trasero, El ha eomido de mama par un pls cer ligado al canibalismo imaginario y expulsa ahora 10 que, {de mama, por placer, se descorporiza de el en excreciones s6. Tidas y liquidas. Lo que él toma y expulsa, lo gue él recibe y da 25 una maid imaginaria, mientras que la padre real te ra lado 1 objeto alimentaria parcial y le susirae el objeto digestivo texeremencial, Objeto del que, para el nifo, ella parece apetecer uesto que él no tiene todavia mis Lipica ni etiea que una Topica’ de incorporacién de las cosas buenas: los excrementos 9 el nisio son valorizados en cuanto objetos supuestamente de slimento y placer para ta maclre. Cuando el sistema motor progresa y la eastracién oral ha sido simboligena, los euidador maternas al trasero del nie van scompafades ‘por palabras, juegos, por toda una relacién afectiva durante Ia eval dia 8 dia ‘va progresando el esquiema corporal. Pero el esyscmia corporat se desarrolla enireerando co ta imagen det cuerpo: ligada al don erdgeno exeremencial y al placer funcional de la Fuerza ‘muscular motriz, placer que expresan las jubilosas palpitacio, ‘nes de sus miembros, su cuerpo, su baca, sus sontisas, ss bor: bborigmos, sus suefios, sus juegos sonoros, y los gritos, significan doa la madre su aficeign o su alegria AM practicar estos juegos motores, al andar a gatas, el niio descubre, en sus desplazamientos yen los que él imprime a ‘cuanto objeto cireundante pueda moverse que suv motricidad pasa a ser para la madre tn problema que ella intenta resol Ver menguando su libertad 0, por el contrario, suscitando posi Dilidades de desplazamiento explorador cada vex mis amplias, ‘que son posibilidades de comercio con el nifo, fuente de pala bras, de placer, fuente de aficeln y de alegria, de restricciones Yy de autorizaciones concertadas y significadas mediante el len- uaje. La castraciou onal se entrega ast progresiumente. Elle orienta al mito « dominar é mismo su motricidad, pero no solamente la excremencial. Es decir que el nif se vuelve com- tinente cuando logra ef dominio motor de si mismo, para si ‘buen entendimiento con el cédigo el lenguaje motor de los seres animados del mundo exterior. Le eastracion anal es post ble, de una manera simbotigena que hace industrioso ai nino, silo euarido hay identificacion motrt: cox el objeto total que representa cade no de los padres y de tos hermanos mayores en su morricidad tncencioual observable por el nia. Cuando la simbolizacién de la motricidad en actos ils y lidicos'no puede cumplirse por falta de iniiacién, de control, e palabras y de alegria ladiea con el entorpo, el nif no pe. fe Sublimar el placer anorrecta, el snica que se le deja para 1 mismo; y vuelve a él por falta de desplazamiento de las pulsiones anales, pasivas y activas, sobre otros objetos parcia les, sitiados mas alli de Su cuerpo, en un ejercicio de Ia mo. lricidad dirigide a una mayor comunicacion com Iss persons sobre las cuales tansferir su relacion con su madre, El nino Tetorna, por falta de castracién anal simboligena, a la cone hicacigs Limisar inical que tenia con ia madre interior: es de cit, jugar a retener, por estreRimiento, o a exteriorizar las heces eventualmente en forma de diarrea, en cualquier caso de me: hera incontinente, no controlada, Y después se abure, a veces se excita com cualquier cosa, y se aburre otra vez. La madre sigue siendo imaginariamente interior, en vez de estar repre: 0 sentada inconscientemente por todos los objetos esteriores que ella ha nombrado y que ella debe permitir manipula. "ASI pues, el estrehimiento puede ser un signo de inbibicién de la relacién motriz con el mundo exterior: porque el also hho ha sido Iniciado por la madre en esta relacion porque se ‘encuentra en mala armonia con ella en lo que atane a la fun cidn exeremencial Pero también puede ponerse diarreico cus do fos efectos de una excitacién mottiz no pueden expresatse de otra mancra, y son reprimides en lo concerniente @ las ac clones de sit cuerpo esqueletomuscular sobre los objetos. del ‘mundo exterior. Las pulsiones anales se ejereen entonces so- bre la imagen del cuerpo primera, es decir sobre el pevistal tismo del tubo digestivo, que se\ vuelve hiperactivo 'y cuyo hiperfuncionamiento produce In diarres. La diarrea inicil es una diatrea no infeceioes; pera hallandose el tubo digestivo sometido a una sobreactividad, el canal del tubo digestivo, que ya no manipula un contenido digestivo expulsado. demasiado pronto, se excita sobre sf mismo ¥ provoea tna infecciSn por facto de-un peristaltismo en vacio, que scarves el descalabro ‘mucoso. Tal fue el descubrimiento de In sehora Aubry, en las Investigaciones que realizd en «Parent de Rosane con niftos de esta guarderia de adopcion, Cuando las enfermeras. discution Sobre la ctina de estos nifios abandonados, sin padres, cuya Imagen del cuerpo estaba ya reducida a la mera bola tordxico- abdominal yal tubo digestivo, yendo de un polo erégend al otto, y sin que hubiese Tenguaje dirgido sus. personas, ellos Jntemtaban ponerse al unisono de este lenguaje’violento enta- blado entre’ desconocides que los angustiaban, y su reaccién era un hiperperistaltismo reaetivo que daba tuger’ ala. dia. rea. Diarvea que Ia sefora Aubry descubrio ser absolutamente famierobianay que cesaba si, una tras otra, se daban al ino fos o tres comidas, para llenar el canal de’su tubo digestivo: 81 tenia entonees con qué ocupar su excitaeién peristaltica fsto ya no dejaba secuelas patogenas a diarrea no es sino una manera de rechazar un peligro msterno imaginatiamente incorporada, Signifiea quiza, desde el punto de vista del nifo, que, si él expulsa mucho, fa madre ral va a volver a darselo por arriba, a aportar objetos parcia: les en la ‘entrada del tubo digestivo: puesto quel expulsa por abajo a Ia madre emala (esto a catia de los decires com Cermientes al olfato: Huele mals), le cabe esperar que por arriba llegar. la madre buena, la’ leche, la. papilla: «Hele biens. Ast sucedié, por otra parte, en Ia experiencia conduct da por Ia sefiora Aubry. A estes nifos diarreivos que antes eran Duestos a dieta, ella les hacia dar ripidamente una 0 Gos co Imidas. Claro est que no hay gute hacerlo sla diarrea ya es Infecciosa y el tubo digestivo esté afectado por frotamientos in- Urinsecos debidos a un peristaltismo exacerbado, Pero todo ello 1 pricha al menos que, cuando la diarrea se instala en un nid Zolocede en un ambiente de gran tensi6n nerviosa, es que no tiene mae medios que los digestivos para manifestarse. Si pu tiera griter, ya seria otro recurso: ef grito es Ia expresion de tina tension, de una sobretension en busea de comunicactin fon al otto. Si'ni siguiera el grito es ido por alguien, y no reve & alguien a acudir para tranguilzarlo,entrando én le fuaje con el nifo, entonces este divige tension sobre la mas Ste arcaica imaginaria del tubo digestivo: porque en su propio interior sure de aguello que, en su tubo digestivo, esta aso- ciado a esa madre exterior que Io hace sufrir a (ravés de una tension nerviosn ansiogena Para comprender mejor esta dinémica se puede comparar 1 tubo digestivo del nino con esos gusanos que se ven a orillas Gel mar y que, en su avance, tragan la arena y Ja dejan detris fe si como si ae alimentaran del medio que atraviesan. Por fo que respecta al nfo, es si madre quien pasa por st inte ‘or, de a bocs anos adr, iagiario, en forma de ob Jeto parcial que él ingiere. Yer In madre exterior real —la {gue to scoge y anid, In que le procura trangullidad— quien, Gh un fantasma alternado, da a la boca y toma del ano. Cuando Initio expulsa violentamente el contenido de su tubo diges fivo, 28 como si dijera a su madre: «LIéname por arriba. Es flecir que reclaina una comunicacion, Quisiera palabras, pero fntes que no tencr mada, prefiere el alimento, y esto es lo que {sta expresando, Lo que demands es la presencia de la madre Simbolica. Y si la madre no comprende que es ella, su preset ti, sts tranguila ternura To que él necesita, si slo le da ma. ferial digestivo, si s6lo le da de beber, dle comer, ¥ esto no es Tenguaje, un nina asf, visto siempre por ella coma un tubo digestive para el cul ella busca lo que le falta y que expulsa favcaca de ln que ella se apodera sin aportacin de palabras, ef hifi queda inevitablemente inhibido en cuanto 2 su faiciacion Enel fenguaje para el futuro, ¥ esto tlene lugar muy pronto. Chanda et nino comienza a hablar, hace ya ueve meses que fs potencialmente hablante, porque él straga fonemass. Los tre faba por lor oidos y debe echarlos por Ia laringe, es la misma {Cosa analdgicamente para lo sul como para lo substancial, es tina metifora de lo que acontece en el tubo digestivo. Decla, pues, que ta eastracién matric, poriadora de ta tev de ta prohibicion del crinen, det dato’ vandalico tanto a st Inismo como al projiino 9 4 las objetos investides por el pri firwo como su posesion, es una parte de fa castracign anal. ¥ digo gue todos los seres hiimanos, cualquiera que sea st edad, son GEpaces de dar esta castracion anal a seres més JOvenes, siem ppre que, mas dessrrollados que el sujeto a castrar, sean mode- {os para su devenir, por et anhelo que tiene cl rads pequento 2 do imitarlos para valoriaarse narcsisticamente, aleanzando una Jmagen més ‘deservollada y mis armonigss, més adaptada.al sumupo que la que ahora posee. Este antclo se orienta a su de Sarrollo en sociedad, hacia el patter adulto, de varon 0 de nila; porque el milo tiene, gracias al Lenguaje, el conocimicn fo de si sexo, pero tambien lo tiene inuiliantente, por su deseo de imitsr a los que siente, sin que sepsis muy bien feémo, como sus semejantes sexeindos El caso de Francisco Recibir la castracion de un hermano mayor de diferente sexo, sin que se reftera rucica esta castracién « comportamier: 10s de su propio sexo, puede desviar el devenir del nino. EL primer paso para devenir como mi padre, era ser mi hhermanae, decia un nifo que se habia sentido obligado s le gar haste una teotativa de suicidio. Era un vargn de trece fos, inteligente, que necesité dos las para salir del estado de coma. Habla intentado suieidarse con um evchilla de cocina abriendose el vientre, El servicio de cirigia quede trastorna do al oirle decir, cuando volvie en si: +iPor qué reanimar- sme, si volveré a hacerlols, Cundis la desaain, se pensd en el Psicoanalista de la consulia y me lamaron. Lo tice que 90 Sabia era que tenia dos hermanas, una algo mavor que ey Ia ‘otra més pequefla, que él era ef tinico varon. Y fue lo primero que le dije. Estaba con los ojos cerrados; esperé a que. los abriera. EI sinté mi presencia. Abrio. los. ojos, me_mird, le dije mi nombre y que ea psicoanalista, que In gente del ser Viclo me habla Hamado sporque les Tlevé dos dine reanimario Y porque sus primeras palabras fueron: “Por qué reanimarme, si volveré a hacerlo". Ast que, pongase en el lugar de lox medicos y crujanos que han sacado. del apricto a un nino moribundo y €l les dice: "Quiero morit". Ellos no lo entienden, y por 39 me lamaron, a m{ que soy psicoanalista, para ver con Usted si realmente desea morir, 0 Si desea vivir pero no sabe mo hacerlo. Asi que, si esti dispuesto a hablar conmigo, bars.» (el Bobia vuelto a cersar lor ojos) « har ana seta con los parpades, ya que no puede hablar (tenia tubos por todas partes) «y si no quiere nada conmigo, bueno, lo entenderé perfectamente, no me haga ninguna sefa "me nisrehre. Tiene fl derecho de tener gants de moric, pero creo que serfa inte resante que comprendiera que a [9 mejor hay tal vez para listed una posibilidad de vivir, si comprende las razones' pot Tas que cree que ya no tiene el derecho a visit» Entonces hizo él una sefa, que repitié dos veces: abr y