P. 1
Violencia contra el varón

Violencia contra el varón

|Views: 41|Likes:
Publicado porhxmix

More info:

Published by: hxmix on Nov 26, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/12/2014

pdf

text

original

UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE TLAXCALA UNIDAD ACADÉMICA MULTIDISCIPLINARIA CAMPUS CALPULALPAN

LICENCIATURA EN DERECHO

FACULTAD DE CIENCIAS POLITICAS Y DERECHO.

Zaragoza No. 1, C.P. 90200. Calpulalpan, Tlaxcala, México.

DIRECTORIO: Dr. Víctor Job Paredes Cuahquentzi Rector Mtro. René Elizalde Salazar Secretario Académico Mtra. Dora Juárez Ortiz Secretaria de Investigación Científica y Posgrado Mtro. Efraín Ortiz Linares Secretario de Extensión Universitaria y Difusión Cultural Mtro. Felipe Hernández Hernández Secretario Administrativo Mtro. Sergio Eduardo Algarra Cerezo Secretario Técnico Mtro. Mauro Sánchez Ibarra Secreta rio de Autorrealización Mtro. Guillermo de la Fuente Muñoz Coordinador de la División de Ciencias Sociales y Administrativas

Mtro. José Guadalupe García López Director de la Unidad Académica Multidisciplinaria Campus Calpulalpan Ing. Oscar Bonilla García Secretario Académico Campus Calpulalpan Ing. Marisol Muñoz Hernández Coordinadora Administrativa Campus Calpulalpan Mtro. Carlos Alberto Juárez Huescas Coordinador de Derecho Campus Calpulalpan

UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE TLAXCALA Unidad Académica Multidisciplinaria Campus Calpulalpan.

Diplomado Metodología de la Investigación.

EXISTENCIA DE VIOLENCIA DOMÉSTICA CONTRA EL VARÓN EN LA COLONIA FONAHPO, CALPULALPAN, TLAXCALA. ESTUDIO DE CASO.

INVESTIGADORES:

CECILIA HAMIA OLVERA PEREZ. LEONCIO ANAYA LUNA

ASESOR: Elsa de la Cruz Santiago. FECHA: Junio / 2013

EXISTENCIA DE VIOLENCIA DOMÉSTICA CONTRA EL VARÓN EN LA COLONIA FONAHPO, CALPULALPAN, TLAXCALA. ESTUDIO DE CASO.

RESUMEN. En esta investigación se analiza en una colonia del municipio de Calpulalpan la existencia de maltrato doméstico al varón. La investigación se basa en un estudio que se ha analizado y realizado cualitativamente, en él se desarrolla el papel que actualmente sostiene el hombre en el hogar. Dentro del análisis se comprueba que el feminismo ha rebasado sus límites de igualdad dando un cambio desfavorable en contra del varón.

PALABRAS CLAVE: Maltrato, masculinidad, sexismo, violencia doméstica.

ABSTRACT. This research examines a colony Calpulalpan Township to discover the existence of the male domestic abuse. The research is based on a study that has analyzed and made qualitatively, it develops the role currently held by the man in the home. Within analysis shows that feminism has exceeded its limits equal giving an unfavorable change against the man. KEYWORDS: Abuse, masculinity, sexism, violence.

CAPITULO I INTRODUCCIÓN. El presente artículo científico fue elaborado por estudiantes de la Universidad Autónoma de Tlaxcala, Campus Calpulalpan, de la licenciatura en Derecho, investigación que nace de la necesidad de dar visibilidad a la violencia doméstica contra el varón, problema de índole mundial, que por ser ignorado es poco conocido en las estadísticas de igualdad de género.

La lucha feminista ha logrado una mayor equidad entre el hombre y la mujer en diversos ámbitos, sin embargo, no solo se ha conseguido igualdad, ha reflejado la importancia de las mujeres en el hogar, trabajo y sociedad. Se dice que son el sexo débil pero actualmente la mujer puede llegar a ser autosuficiente e independiente.

En la nueva masculinidad se ha viciado la igualdad entre géneros y el varón pasa a ser una víctima de la violencia doméstica, de la agresión verbal y física, del abuso sexual, la manipulación, la burla y el desprecio.

En el capítulo primero, se explicaran las razones del tema de investigación, de modo que se expone el planteamiento del problema y su delimitación, así como se prepara la pregunta de investigación; se muestra la justificación es decir los motivos por los que se realiza la investigación, por último se desarrollan los objetivos generales como específicos.

El segundo capítulo comprende los elementos conceptuales del tema de investigación,
como el concepto de sexismo que engloba todo el problema, además de un breve resumen de los precedentes, la igualdad de género y lo más importante por resaltar: los factores que influyen en la violencia doméstica.

El capítulo tercero contiene el marco metodológico, donde se especificara el tipo de investigación, el diseño empleado, los sujetos a estudiar, la muestra, la técnica e instrumento utilizados para la recolección de datos que fueron analizados.

Dentro del capítulo cuarto se imprimen los hallazgos, es decir el análisis de la historia de vida que es el instrumento de la investigación, se extiende una entrevista que se realizó y guardo en una videograbación, es importante mencionar que esta videograbación fue re-editada, difuminando los rostros y distorsionando la voz, esto para el uso de muestra, procurando la protección de la identidad de los participantes, por lo que también se les ha cambiado el nombre y apellido.

Por último, en el capítulo quinto se agrega nuestra aportación, basada en los resultados de la investigación, ósea, afirmada la existencia de violencia doméstica en los hogares de la colonia FONHAPO, ofrecemos nuestros puntos de vista y las posibles soluciones al problema.

Es de suma importancia la solución de problemas que vulneren los derechos humanos, así como es necesario erradicar la violencia doméstica, bien es cierto que en el hogar se aprenden conductas y estas pueden ser aplicadas por los hijos en sus próximos años, esta también es una de nuestras preocupaciones, por lo que la presente investigación tendrá repercusiones sociales importantes.

PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA. En la actualidad y derivado de la multiculturalidad y de las creencias ideológicas como el machismo y/o el feminismo, se ha desarrollado una nueva problemática dentro de la sociedad, que es la transgresión de la masculinidad del hombre, surgiendo con esto problemas como el maltrato psicológico, físico y sexual en contra del género masculino, así como la violencia intrafamiliar que durante mucho tiempo ha aquejado a nuestra sociedad. Se dice que hoy en día, el mismo número de hombres que de mujeres sufren malos tratos por parte de sus parejas, así como existe la mujer maltratada, también los hombres maltratados. Por tal motivo, el planteamiento del problema

redundará en comprobar la existencia de violencia contra el hombre en los hogares. Entonces, la pregunta de investigación es:

¿Existe violencia doméstica contra el varón en la Colonia FONAHPO, Calpulalpan, Tlaxcala?

DELIMITACIÓN DEL TEMA. Durante los últimos años se han realizado escasos estudios sobre la violencia contra el varón, que aunque no es visible está vigente dentro de las relaciones humanas. En consecuencia, es necesario informar a la ciudadanía sobre los problemas y la realidad en la que nos desenvolvemos para buscar soluciones eficientes a la desigualdad.

Por lo tanto, para la investigación que nos corresponde, delimitaremos el estudio a la Colonia FONAHPO del municipio de Calpulalpan, localidad ubicada en el Estado de Tlaxcala, Entidad que forma parte de la República Mexicana.

Calpulalpan, Tlaxcala.

JUSTIFICACIÒN. La investigación, como ya se mencionó en el planteamiento del problema, tiene como fin principal poner en claro la existencia de violencia doméstica contra el

varón, esto es: no podemos dar solución a algo que no existe, además, ¿por qué darle visibilidad? porqué muchas parejas ocultan la violencia doméstica que están sufriendo en sus hogares, y es más complicado que un hombre acepte que es maltratado. Luego de sacar a relucir el problema existente, podremos dar soluciones que logren ser aplicadas para prevenir o disminuir la violencia doméstica, con el fin de lograr una igualdad de género.

Actualmente es escasa la información que se tiene sobre este problema, la violencia contra el varón es aún un tabú que impide que el hombre emita su opinión y exija la protección de sus derechos por miedo a la discriminación social o perder su hombría. Por lo que es difícil convencer a los hombres que acepten el maltrato que viven en sus hogares, sin embargo, no descartamos que exista más de un caso de abuso en la Colonia FONAHPO que vamos a investigar.

OBJETIVOS. OBJETIVO GENERAL. Dilucidar la existencia de maltrato doméstico hacia el género masculino.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS. Investigar la existencia de casos de hombres maltratados, Analizar a través de una Historia de vida, el testimonio de hombres maltratados. Señalar las características que tiene la violencia doméstica para el varón. Conocer los factores que inciden en la violencia doméstica masculina. Buscar alternativas para la prevención de la violencia doméstica. CAPITULO II MARCO TEÓRICO Los precedentes históricos:

La lucha por la igualdad de género en América Latina hunde sus raíces en la segunda mitad del siglo XIX, con el surgimiento de grupos de mujeres de clase alta que reivindicaron su acceso a la universidad, y consiguieron ser las primeras médicas y abogadas. Después, llegarían las primeras huelgas de trabajadoras, exigiendo condiciones laborales dignas para sí y para sus familias; la reivindicación del reconocimiento del derecho al voto protagonizada por las sufragistas; la movilización de las mujeres para poner fin a las guerras y los sistemas autoritarios y; la progresiva lucha por la eliminación de todas las desigualdades que impiden el pleno desarrollo de las mujeres 1.

Hay que observar el cambio social en los estereotipos protagonizado por la mujer. A lo largo de los años 50, 60 y 70, la mujer se alza frente a la represión masculina vivida a lo largo de la historia e interioriza los valores masculinos como propios y busca en ellos una reafirmación errónea de sí misma. Es en los 90 cuando adquiere conciencia de que la verdadera feminidad no radica en asumir roles puramente masculinos, sino en saber expresar y entender como mujer atributos socialmente encasillados en el mundo masculino. Es un conocimiento profundo que supone un giro radical en su situación y en todos los aspectos de su vida, educación, trabajo, familia o relaciones personales con su entorno. Igual debe ocurrir en el caso de los hombres. En la actualidad, “cada año mueren más de 1.6 millones de personas en el mundo como consecuencia de actos violentos”2. Pero, cuando estos ocurren dentro del hogar su invisibilidad puede ocasionar que la pareja viva años inmersa en una relación de violencia, convirtiéndose en un “estilo de vida” que suele irradiarse y perjudicar a todos los miembros de la familia, especialmente a los más vulnerables.
1

América Latina Genera-PNUD (2009): Especial 8 de marzo “Feminismos en Latinoamérica”. En

línea:http://www.americalatinagenera.org/es/index.php?option=com_content&view=article&id=1021 &Itemid=275
2

PÉREZ, R. (2006). “La violencia, problema de salud pública”. Periódico El País, México, 11 de abril.

SOBRE EL SEXISMO. Cuando hablamos de sexismo nos referimos a aquellas prácticas y actitudes que promueven el trato diferenciado de las personas en razón de su sexo biológico, del cual se asumen características y comportamientos que se espera, las mujeres y los hombres, actúen cotidianamente.

El sexismo se entiende como el conjunto de prácticas sociales que mantienen en situación de subordinación y explotación a un sexo, valorando positivamente al otro. El desequilibrio sexual del poder, la represión de la sexualidad y la división del trabajo por sexos son las manifestaciones más evidentes del sexismo.

Características del sexismo. El sexismo se presenta con las siguientes características sociales: 3     

Creencia de que un sexo es superior o inferior al otro. La actitud de misoginia (odio a las mujeres) o misandria (odio a los hombres). La actitud de imponer una noción de masculinidad (género) a los hombres (sexo) y una noción de feminidad (género) a las mujeres (sexo). El menosprecio o la ocultación de las mujeres. La burla o la descalificación hacia la apariencia o conducta de las mujeres o de los hombres.

El machismo. El machismo en México responde al uso de la fuerza y la virilidad, a los actos de valentía, y a la educación que da el patriarcado que el hombre debe de ser superior a la mujer y que debe de ser el que proveerá de alimentos a la familia y
3

Referencias que aluden despectivamente a la sexualidad de hombres o mujeres. Texto adaptado del Banco Interamericano de Desarrollo. Cuaderno de Unidades Didácticas para la Igualdad.

que dará protección a la mujer o pareja con la que cuenta, y por ende ésta debe de estar al mandato y la disposición del hombre, es por eso la movilidad y el surgimiento del feminismo.

A causa de la cultura machista los hombres están sujetos a una presión social para que respondan a un “modelo social tradicional”, la masculinidad hegemónica.4 El hembrismo. Realmente no existe una definición de esta palabra dentro de algún diccionario, pero se usa socialmente para definir lo contrario al machismo, sería, en sí, que el sexo femenino oprima al sexo masculino. El hembrismo es una falsa igualdad del feminismo, siendo esta última la representación de la consecución de la igualdad entre ambos géneros humanos.

Hembrismo alude a una actitud de prepotencia de las mujeres respecto de los hombres, o bien un parcialismo discriminatorio claramente favorable a la mujer en acciones u opiniones. Dentro del sexismo expresa discriminaciones y

perjuicios que favorecen a las mujeres y dañan a los hombres.

El feminismo. El feminismo es un movimiento social y político que se inicia formalmente a finales del siglo XVIII y que supone la toma de conciencia de las mujeres como grupo o colectivo humano, de la opresión, dominación, y explotación de que han sido y son objeto por parte del colectivo de varones en el seno del patriarcado bajo sus distintas fases históricas de modelo de producción, lo cual las mueve a la acción
4

http://quimeranegravzla.blogspot.mx/2013/03/reflexion-el-machista-y-el-violento-se.html Glosario de estudios de género, la masculinidad hegemónica es el concepto de masculinidad dominante dentro de una sociedad. Es aquel concepto que se ha instalado y aceptado culturalmente como uno principal. Así se entienden ciertos atributos que forman la base para el concepto, cómo válidos mientras que otros pasan a ser inferiores, menos aceptadas o subordinadas. Victor J Seidler. Rediscovering masculinity. Reason, Language and Sexuality.London : Routledge, 1989.

para la liberación de su sexo con todas las transformaciones de la sociedad que aquella requiera.

El feminismo en pocas palabras, es el movimiento que está a favor del progreso de la mujer y proclama sus derechos, crítica la desigualdad entre mujeres y hombres.

La historia del termino feminismo, surgió en Francia (feminisme) y adoptado en Inglaterra a partir de 1890 (feminism) en sustitución de womanism ("mujerismo"). En España la palabra feminismo aparece en la bibliografía en 1899, con el libro de Adolfo Posada: Feminismo, como así lo hace constar Aurora Diaz-Plaja en «La mujer y los libros». Aunque ya las mujeres habían empezado a escribir sobre las mujeres (como Josefa Amar y Concepción Arenal, por ejemplo) fueron obra de varones los primeros títulos conteniendo la polémica palabra, ya que en 1901 Romera Navarro sale en defensa del sexo femenino contra el sexismo del autor de La inferioridad mental de la mujer con el siguiente libro: Ensayo de una filosofía feminista: refutación a Moebius.5

¿QUÉ ES LA MASCULINIDAD? La masculinidad es la construcción cultural de género que designa el rol de los varones en la sociedad. Es decir, el conjunto de características asociadas al rol tradicional del varón, "deber ser de un hombre". Algunos ejemplos de esas características son la fuerza física, la valentía, la virilidad, el triunfo, la competición, la seguridad, el no mostrar signos de afectividad, como el llanto, entre otros. De manera que a lo largo de la historia, y todavía hoy día, los varones han sufrido una gran presión social para responder con comportamientos asociados a esos atributos.

5

Feminismo e ideología de género, pagina web http://www.xtec.cat/~vmessegu/personal/espigant/feminis.htm

“Se entiende por masculinidad un conjunto de atributos asociados al rol tradicional de la categoría hombre.”6

La nueva masculinidad. Esta nueva masculinidad ha establecido una brecha entre aquellos roles estereotipados históricamente y la posibilidad de establecer relaciones igualitarias entre varones, mujeres y otras identidades sexuales.

Desde hace algunas décadas, la imposición de relaciones de dominación de las mujeres a partir del feminismo, la nueva masculinidad se han comenzado a organizar para acompañar a las mujeres en sus luchas. Dichos colectivos de Varones Anti patriarcales hacen aportes ligados a las prácticas feministas. “El creer que los únicos seres humanos que son capaces de amar y de sensibilidad son las mujeres es algo equivocado. Los hombres son más que capaces de amar, expresar sus sentimientos y dar cariño. Si creemos que sólo la mamá puede dar cariño y sólo el papá es la autoridad, estamos cayendo en ideologías que se relacionan al machismo. ”7

IGUALDAD DE GÉNERO La igualdad de género supone el pleno y universal derecho de hombres y mujeres al disfrute de la ciudadanía, no solamente política sino también civil y social. Ello no significa que mujeres y hombres deban convertirse en iguales, sino que sus derechos, responsabilidades y oportunidades no dependan de si han nacido hombres o mujeres. El medio para lograr la igualdad es la equidad de género, entendida como la justicia en el tratamiento a mujeres y hombres de acuerdo a sus respectivas necesidades.

VIOLENCIA DE GÉNERO.

6 7

Red Iberoamericana y Africana de masculinidades, web http://masculinidades.enfoquedeigualdad.org/ El machismo como problema social, pagina web http://join.org.mx/?p=13596

Es comprendida como todo acto que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública o privada8. En todas las encuestas realizadas por INEGI9 no se especifica cual es el índice de violencia contra el hombre, sin embargo, siempre se hace referencia sobre la violencia contra las mujeres:

Por lo tal, se ve controvertida la igualdad de género que se pretende dentro de la misma sociedad, omitiendo el derecho de los hombres a una vida digna y sin maltrato, reflejándose el alto nivel del machismo en nuestro país.

Tipos de violencia. Mediante la consulta de estadísticas realizadas en nuestro país, donde en las encuestas no existe violencia contra el varón, citaremos a continuación los tipos de violencia y sus índices de acuerdo a estudios del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), además de su clara descripción.
8 9

“Artículo 1 de la Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Naciones Unidas, 1994.

ESTADÍSTICAS DE VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES EN MÉXICO http://estadistica.inmujeres.gob.mx/formas/convenciones/Nota.pdf

La violencia psicológica. Es cualquier acto u omisión que dañe la estabilidad psicológica, que puede consistir en: negligencia, abandono, descuido reiterado, celotipia, infidelidad, la insultos, humillaciones, devaluación, marginación, rechazo, indiferencia, a

comparaciones

destructivas,

restricción

autodeterminación y amenazas, las cuales conllevan a la víctima a la

depresión, al aislamiento, a la devaluación de su autoestima e incluso al suicidio; De acuerdo a un estudio realizado por el INEGI, la violencia psicológica contra la mujer tiende a contener las siguientes características:

La violencia física.- Es cualquier acto que inflige daño no accidental, usando la fuerza física o algún tipo de arma u objeto que pueda provocar o no lesiones ya sean internas, externas, o ambas.

Se reporta que en México el número de mujeres que sufre violencia física asciende a 1 185 943, quienes representan 13.1% de los 9 064 458 de mujeres del país que viven violencia conyugal.

Como se muestra en la anterior gráfica, la violencia física siempre podrá ir acompañada de otro tipo de agresión.

Por lo tanto, los resultados de violencia contra la mujer son altos, como consecuencia no se puede descartar que la violencia contra el hombre sea menos importante. Violencia económica.- Es toda acción u omisión del Agresor que afecta la supervivencia económica de la víctima. Se manifiesta a través de limitaciones encaminadas a controlar el ingreso de sus percepciones económicas, así como la percepción de un salario menor por igual trabajo, dentro de un mismo centro laboral. En México, de acuerdo al INEGI las mujeres con violencia económica ascienden a 3.7 millones. Y de la cual las siguientes conductas son mas frecuentes:

La violencia sexual.- Es cualquier acto que degrada o daña el cuerpo y/o la sexualidad de la Víctima y que por tanto atenta contra su libertad, dignidad e integridad física. Es una expresión de abuso de poder que implica la supremacía masculina sobre la mujer, al denigrarla y concebirla como objeto. En el país, 17 de cada 100 mujeres de 15 y más años de edad que actualmente están casadas o unidas, han sido violentadas sexualmente por su pareja.

En la gráfica 2.17 se observan algunas de las conductas más frecuentes y por las que se agrede sexualmente a las mujeres, según encuestas del INEGI. Mientras que en el cuadro 2.1 se compara el índice entre distintas conductas combinadas, de las cuales la violencia sexual, emocional y económica son las más repetidas.

Además se considera violencia a cualquier otra forma análoga que lesione o sea susceptible de dañar la dignidad, integridad o libertad del hombre o la mujer.

Violencia domestica contra el varón. Los comportamientos violentos han estado ligados generalmente al género masculino. Sin embargo, en el tema de la violencia doméstica, se discute acerca de la supuesta supremacía del sexo masculino en la autoría de los mismos. Desde 1975 Murray Straus, Richard Gelles y Susan Steinmetz, pioneros en la investigación sobre violencia doméstica, averiguaron a través de un estudio nacional (en Estados Unidos) que los varones podían conformar el 50% de las víctimas reales. También se ha señalado que ellas tienen la misma probabilidad de atacar físicamente a sus hombres, en contra del mito de que las mujeres sólo recurren a la violencia por autodefensa (Sacks, 2001). Algunos investigadores quienes consideran que la violencia contra el hombre es un problema social serio, porque aunque se habría prestado mayor atención a la violencia que se ejerce contra las mujeres, sería posible argumentar que la violencia contra los hombres en varios contextos es un problema social sustancial

digno de atención; sin embargo, éste sería un tabú social y «un fenómeno distinto a la violencia contra las mujeres y debe analizarse como tal», debido a que su naturaleza, causas y consecuencias serían distintas, así como los espacios en que se manifiesta. Aunque todavía es difícil tener estadísticas precisas que nos permitan contrastar los hallazgos y los esfuerzos de las diversas instancias parecen dispersos, los reportes indican que: En México, de cada 7 hombres denunciados como agresores, 3 de ellos son en realidad las víctimas (Del Ángel, 2003). El Centro de Atención al Maltrato Intrafamiliar (CAMIS), en el D. F., recogió 5 testimonios de hombres maltratados entre 1998 y 1999. Todos eran de un nivel sociocultural bajo y con la firme creencia de que a las mujeres debe respetárseles siempre. En todos los casos las agresiones surgieron de ellas, y coincidieron en que, por diversas circunstancias, empezaron a obtener mayores recursos económicos que los maridos. Fueron frecuentes las humillaciones cuestionando su capacidad sexual y económica, y en tres de los casos los dejaron por sujetos con mayor poder adquisitivo. En Guanajuato, cifras recientes revelan que el 10% de las demandas corresponden a víctimas hombres: de las 41 presentadas, 17 de ellas demostraron violencia física y/o psicológica por parte de la esposa o compañera. De enero a agosto del 2002, hubo 23 denuncias por parte de varones en el Estado de Aguascalientes. Por lo menos en el Distrito Federal, el CAVI (Centro de Atención a la Violencia Intrafamiliar) y el DIF (Desarrollo Integral para la Familia) observaron en 2001 un 6% de ataques domésticos denunciados por varones provenientes de sus mujeres, mismos que se incrementaron a un 14% en 2006. También en el D. F., de enero a septiembre del 2002, fueron atendidos por violencia doméstica de sus cónyuges 234 varones, según cifras de las Unidades de Atención y Prevención de la Violencia Familiar (UAPVIF).

En el 2003, el Consejo General del Poder Judicial en México informó de 7 varones muertos a manos de sus esposas. En el 2004, el Instituto Nacional de las Mujeres reportó que 73 varones fueron atendidos por malos tratos sólo en el D. F. En el 2005, en Veracruz se presentaron 56 denuncias de varones por malos tratos físicos y/o psicológicos en las Agencias del Ministerio Público Especializadas en Delitos Sexuales y contra la Familia. En el mismo 2005, de las personas atendidas por violencia familiar en las unidades de la Secretaría de Salud del Distrito Federal (SSDF), el 21.8% de las víctimas fueron varones. En el 2007, la Procuraduría General en el Estado de México aseguró que, en esa entidad, en los últimos años por cada asesinato de mujeres ocurren tres homicidios dolosos contra hombres, casi todos producto de problemas pasionales. Y no es de esperar que los índices se sigan incrementando durante los siguientes años, por lo que se necesita de la inmediata prevención, buscando el respaldo multidisciplinario en favor del hombre en México.

Cifras en el mundo. Los siguientes estudios que abarcan de 1987 al año 2000, y sus muestran van de unos cientos hasta decenas de miles de personas (muestras representativas de países como EUA, Canadá, Reino Unido y otros). 10 Empezaremos con el trabajo de Fiebert11, este autor, al examinar hasta el 2004 un total de 244 estudios sobre violencia conyugal en todo el mundo, concluyó que las mujeres son significativamente más propensas que los hombres a expresar violencia, que el 29% reconocieron haber agredido a sus parejas en los últimos cinco años, y que tienen 3 veces más probabilidades de usar un arma que un hombre en el curso de un conflicto marital.
10 11

Pueden consultarse en el Informe Iceberg del 2001. Fiebert, es profesor de la California State University, Long Beach, Department of Psychology y muestra también resultados producidos a través de 147 investigaciones especializadas, 119 estudios empíricos y 28 análisis efectuados, lo que finalmente lo lleva al examen de más de 106,000 casos.

Por su parte, Murray Straus, de la Universidad New Hampshire, Laboratorio de Investigación de la Familia, presentó también su informe en 1999. En él analiza una muestra total de 653 estudiantes universitarios en sus relaciones de noviazgo durante los 12 meses anteriores. Entre sus principales hallazgos se encuentra que el 32% del total de las mujeres habían agredido a sus novios, y que la relación con antecedentes de otros tipos de crímenes fue más fuerte en las mujeres que en los hombres. Asimismo, tenemos el Informe Dunedin (1996), del Departamento de Justicia de EUA, realizado en Dunedin (Nueva Zelandia). En él se resumen 21 años de investigación siguiendo la vida de poblaciones de hombres y mujeres desde su nacimiento (años 70’s) y con la garantía de que no serían denunciados aunque confesaran haber agredido a sus compañeros. Lo interesante de este trabajo es que contrasta la declaración de cada miembro de la pareja, lo que no es frecuente encontrar en la mayoría de los estudios, que suelen entrevistar a una sola parte. 12 Entre los principales hallazgos se encuentran que el 37% de las mujeres manifestaron haber infligido malos tratos a su compañero, frente a un 22% de varones maltratadores. En otras palabras, las mujeres reportaron haber ejercido más violencia contra ellos y correlativamente los hombres aceptaron haber padecido más violencia que ellas. También se derivó la sospecha de que las mujeres se amparan en la improbable denuncia de los hechos y en la incredulidad policial e institucional hacia los malos tratos perpetrados por mujeres, lo que les crea la sensación de impunidad. En 1994, Reena Sommer, de la Universidad de Manitoba, Canadá, recopiló datos de estudios de salud pública de su ciudad, Winnipeg, abarcando cuatro años y un total de 1257 personas al principio y 988 al final. Su trabajo incluyó evaluar la salud mental, el abuso de bebidas y el maltrato a la pareja. Entre sus principales
12

La muestra total estuvo compuesta por hombres y mujeres en la misma proporción, dando un total de 1020 individuos. Se investigó el ejercicio de violencia física y psicológica, observando una coincidencia de 70%-80% entre las versiones declaradas y las comprobadas.

hallazgos se encuentra la experiencia familiar de haber observado a la madre golpear al padre, lo que se perfiló como variable predictora del comportamiento violento en las mujeres con sus parejas; la autora también afirma que sus resultados contradicen los argumentos acerca de que las mujeres sólo atacan a sus parejas por autodefensa, ya que sólo el 10% de su muestra actuó en defensa propia. Marilyn I. Kwong y Kim Bartholomew de la Simon Fraser University, y Donald G. Dutton de la University of British Columbia, Canadá, publicaron en 1999, la muestra estuvo conformada por 356 hombres y 351 mujeres, y se preguntó a los participantes por los actos violentos perpetrados o sufridos durante el año previo al estudio. Aunque encontraron tasas similares de violencia de hombre a mujer (12.8% y 9.6%) y de mujer a hombre (12.3% y 12.5%), al investigar las diferencias por sexo en la notificación de sucesos de violencia observaron que ellas reportaron menores niveles de violencia sufrida que de violencia perpetrada. En su mayoría, los entrevistados que reconocieron la existencia de relaciones violentas relataron un patrón de violencia bidireccional, de pequeña intensidad, infrecuente y no físicamente lesivo.13 Por último, Fontena y Gatica (recuperado en el 2007) ofrecen en Latinoamérica un estudio de los factores sociales, culturales e individuales que influyen en el varón para que no denuncie a su pareja. Su abordaje estuvo sustentado en el paradigma fenomenológico cualitativo a través de grupos focales y entrevistas. Entre sus principales hallazgos se desprenden la ideología patriarcal de estereotipos rígidos del varón que los ubican como “los fuertes”, “proveedores”, “protectores”, etcétera, y que les evita denunciar que sus mujeres los maltratan porque eso significaría trastocar los esquemas establecidos. Los medios de comunicación se perfilaron también como perpetuadores de la imagen del varón-verdugo, negando la posibilidad de que ellos sean las víctimas en la difusión que hacen de informes,

13

Este estudio se había publicado mutilado en 1989, pues se eliminaron las respuestas de las mujeres que habían agredido a sus parejas. Posteriormente, en 1999, Kwong y Bartholomew reunieron los datos completos y los dieron a conocer.

programas o estrategias de prevención de la violencia doméstica. Por último, mencionan la ignorancia legal y el prejuicio de las instituciones con relación a la atención del varón. Como puede desprenderse de estos hallazgos, sería muy importante generar más investigación al respecto, especialmente en nuestro país. Factores que influyen en una persona violenta. De acuerdo a la criminología, todo individuo es susceptible a ser un agresor en potencia. Pero también influyen ciertos aspectos de la vida cotidiana como los antecedentes familiares, normalmente el agresor viene de una familia donde ocurría violencia, la cual fue aprendida; el crecer con resentimientos

(investigaciones argumentan que en los primeros 5 años de vida se define la personalidad de un individuo) si el niño es maltratado durante su infancia, sentirá rencor, además de los traumas en la niñez que son experiencias infantiles que quedaran marcadas en una persona; en la persona violenta el manejo de las emociones no existe, la falta de prudencia lleva a conductas violentas con dolo o sin él; el uso excesivo de alcohol o el consumo de drogas; presión social o estrés; las enfermedades mentales; la carencia de afecto, son también factores que logran la desintegración del equilibrio emocional.

La víctima por su parte alimenta la insalubre relación cuando sigue al lado de su agresor por dinero, porque dirán las demás personas, por miedo o por sentirse incapaz de vivir sin su agresor.

Causas y consecuencias de la violencia doméstica. La principal causa reside en el hecho de que se trata de matrimonios enfermos.

Aunque los problemas económicos, la falta de trabajo y las adicciones aumentan las formas de violencia, las principales causas de la violencia doméstica son el

deterioro de la relación de la pareja y la incompatibilidad de caracteres, que empiezan a chocar y llegan los malos tratos.

Los varones maltratados constituyen un tema tabú, un tema que en la mayoría de los casos nos sorprende o nos angustia, y al que damos por respuesta burla. El maltrato que reciben tantos varones como mujeres exige una mirada a los cambios que se están generando en nuestra sociedad globalizada, pues se está distorsionando la realidad de las personas maltratadas.

Un hombre maltratado es aquel que es habitualmente agredido, en forma física o verbal, por su esposa, sus hijos o por quienes conviven con él. Por el tipo de sociedad patriarcal en la que vivimos, la golpeada suele ser la mujer. A un hombre le cuesta admitirlo, por vergüenza, el qué diran o reconocerse como menos hombre (macho). Los hombres maltratados no se atreven a denunciar estos hechos, porque los ven como algo que puede afectar a su hombría.

La percepción común es que los hombres nunca son las víctimas de la violencia doméstica. Para resolver el problema debemos liberarnos de este tabú y tener un acercamiento más equilibrado al problema. Como sucede con la mayoría de los problemas de violencia familiar, la situación empeora día tras día y los maltratos aumentan puertas adentro y con más de un cómplice.

Debido a la reticencia por parte de los varones a hacer pública su situación o participar en estudios de campo, el alcance de esta problemática se torna difícil de evaluar, aunque diversas investigaciones indican que dentro de los distintos actos de violencia perpetrados contra éstos se pueden encontrar: violencia sexual indirecta, como la ridiculización, acusaciones sin fundamento o ataques cuando no está en condiciones de responder sexualmente, violencia verbal, violencia física, violencia psicológica, entre otras.

Según los psicólogos de los servicios especializados en maltrato doméstico de las UAPVIF (México), los motivos de los hombres para no denunciar son idénticos a los de las mujeres atacadas: negación, vergüenza, esperanza de que no volverá a ocurrir, sentimientos de culpa, un amor idealizado, deseos de mantener unida a la familia, temor o no tener a dónde ir (Trujano, 2002; Del Ángel).

Entre las consecuencias más graves que trae para un niño vivir en un entorno familiar violento están: problemas de agresividad, dificultades de interacción social, tendencia a interpretar de modo hostil la conducta de los otros, baja autoestima, problemas de egocentrismo cognitivo y social, y posteriormente reproducción de las conductas observadas.

CAPITULO III METODOLOGIA DE INVESTIGACIÓN. Como ya hemos mencionado antes, siempre es aludida la violencia contra la mujer, las estadísticas de equidad de género suman la violencia del hombre, pero, ¿que se dice de la violencia contra el varón?, ¿es de menor importancia el conocimiento de abuso contra el hombre?, ¿no se ha luchado tantos años por la llamada “igualdad” de género?, tenemos tantos cuestionamientos que abordan el problema, en consecuencia, de todos los conceptos citados sobre el tema y ya empapados de ello, en este capítulo desarrollaremos la metodología seguida de los resultados. Tipo y diseño de investigación. La presente investigación es de tipo descriptiva, sirve para descubrir nuevos significados, es flexible debido a que se realiza una descripción general sin hacer hipótesis, ya que no se cuenta con información suficiente y precisa de tipo cuantitativa.

Los métodos de investigación que se aplicaron son: Método deductivo, delimitando el problema global a una Colonia del Municipio de Calpulalpan; se usó el Método analítico a partir de la investigación descriptiva, por medio de una historia de vida

(cualitativa) donde se analizó el testimonio de hombres maltratados por sus mujeres en el hogar.

Población y muestra. Los sujetos a estudiar fueron varones de la Colonia FONHAPO, del Municipio de Calpulalpan, Estado de Tlaxcala. Tomando una muestra consistente en el testimonio de 2 hombres maltratados, confrontando sus experiencias, misma muestra fue realizada con sujetos elegidos por cumplir los requisitos: casados, mayores de 40 años menores de 60. Los participantes fueron entrevistados previamente para ser seleccionados, durante este proceso se manejó el anonimato, además de la absoluta discreción.

Técnica e instrumento de recolección de Datos. Realizando una “historia de vida” consistente en una serie de preguntas que respondieron los participantes y que sirvieron para determinar la existencia o no de violencia doméstica contra el género masculino por la mujer, así como la motivación que orilla al hombre a aceptar dicho maltrato.

CAPITULO IV HALLAZGOS Y CONCLUSIONES. Los resultados arrojan la existencia de violencia doméstica hacia el hombre en los matrimonios de la colonia FONHAPO de Calpulalpan, Tlaxcala. A continuación, se extiende el análisis de la historia de vida para resaltar los resultados:
Buenas tardes señor somos estudiantes de la Licenciatura en Derecho de la Universidad Autónoma de Tlaxcala Campus Calpulalpan nuestra investigación es un “estudio sobre la existencia de violencia contra el hombre”

Los nombres de los participantes han sido cambiados para proteger su identidad.

PARTICIPANTE 1: EDUARDO LÓPEZ ORIGINARIO Y VECINO DE LA COLONIA FONAHPO, CALPULALPAN, TLAXCALA.

OCUPACIÓN: COMERCIANTE EDAD: 50 AñOS

Nos podría relatar un poco de ¿cómo fue el noviazgo con su esposa? ¿Cómo la conoció? Pues en un baile, el noviazgo es a la vez es bonito ¿Cómo era su esposa cuando era su novia? Era agradable, era agradable, la persona era agradable no era agresiva pero se está volviendo un poco agresiva ¿Cuánto tiempo tiene de casado con ella? 30 años ¿Cómo ha sido su matrimonio? “De perros” ¿Porque? Por qué me maltrata, me maltrata me grita, me manda a hacer las cosas y tengo que estar sujeto a su mando ¿Porque está usted sujeto a su mando? Porque así me ha aplicado esa manera, de que le estado obedeciendo a lo que ella dice ¿Ha buscado usted apoyo en la autoridad? Si pero no te hacen caso ¿Porque? Porque en el estado de Tlaxcala no, apoya mucho a la mujer en el aspecto de agresividad sobre de ellas ¿Ha buscado apoyo con sus familiares? Sí, pero, dicen que no, que: ya la escogiste, que te chingues, por juey ¿En pocas palabras, se burlan de usted? Si ¿Qué le dicen? Pues que: así la escogiste, así síguele ¿Han llegado a los golpes? Sí, me ha madreado ¿Usted nunca la ha denunciado ante ministerio público? No aunque la denunciara no me hacen caso, porque no me van a creer, mi cuerpo a su cuerpo de ella, no me van a creer que yo la golpee o que me golpea ella, van a decir que yo la golpeo, al revés ¿Cree usted que el hombre se encuentra indefenso ante la ley, en igualdad ante la mujer? En ese aspecto si, si porque no te hacen caso, como hombre no te toman en cuenta ¿Se siente usted discriminado por la autoridad? Si, efectivamente ¿Porque? Porque no hay apoyo ¿Usted que recomendaría o que pediría a la autoridad? Pues que fuera más, más noble hacia el hombre porque tanto como la mujer y el hombre tenemos los mismos derechos ¿En el carácter íntimo ha sufrido agresiones? Sí, mi mujer me madrea si no la atiendo, me pone mis chingadazos y tengo que estar su disposición ¿Ósea que prácticamente lo obliga a tener relaciones?

Pues ni modo, ni modo porque si no me pone la chinga ¿Cómo se torna el ambiente cuando llega usted de su trabajo? Pesado, pesado, no puedes gritar, no puedes levantar la voz porque hay un cierto límite donde no puedes hablar fuerte ¿El salario como es repartido? Entregárselo todo a ella porque si no me pone en la madre ¿Dónde se siente mejor? ¿En el trabajo, su casa u otro lado? Pues mejor en el trabajo y no en mi casa, porque me madrea llegando a mi casa, más vele estar en mi trabajo que en mi casa ¿A usted le gustaría que se reformen las leyes y que se les de más protección al hombre? A pues sí, pues un, ¿qué le parecería? Ya no tanto sino un cincuenta y un cincuenta, para ser parejos ¿Sabe usted lo que es el machismo? Si, si lo se ¿Sabe lo que es el feminismo? También ¿Cree que el feminismo ha rebasado o va más allá de lo que realmente se busca (igualdad de género)? Pues, en cierta manera si ha aumentado el abuso de la mujer contra el hombre ¿Considera usted que sea propicio el que se reformen las leyes mexicanas? Yo digo que sí, que se reformaran ¿Tuvo usted familia con su esposa? Si ¿Cómo se tornaba el ambiente con la familia? Pues tenía que hacer lo que decía ella, tenía que cuidar a las criaturas, tenía que atenderla, porque si no había bronca ¿Porque usted si es consiente que es un hombre maltratado porque no ha dejado a su esposa? Por lo mismo de que uno ya está viejo, ya estás cansado, ya que puedes hacer más, lo hubieses hecho cuando estabas joven no ahora que ya estas viejo, porque al pedir un divorcio, los bienes que tienes pasan a ser de la mujer no del hombre, a la mujer se le queda el cien por ciento de lo que tiene so casi todo lo que tienes, te quedas en la calle porque la ley prefiere a la mujer darle tanto por la mujer y por los hijos, a los hijos les dan más la preferencia. Le agradecemos el tiempo que nos brindó y las experiencias que nos comparte.

PARTICIPANTE 2: JUAN PÉREZ CIUDADANO PERTENECIENTE A LA COLONIA FONHAPO DE CALPULALPAN, TLAXCALA OCUPACIÓN: CAMPESINO EDAD: 58 AñOS ¿Y cuánto tiempo lleva de casado? De casado llevo aproximadamente como 35 años

¿Nos puede relatar usted, como conoció a su ahora esposa y cómo fue su relación durante el noviazgo? Bueno, mira mi esposa yo la conocí en un baile, sinceramente pues me enamore de ella porque era bien linda, bien cariñosa, desde que la conocí me impacto, pero eso fue al inicio del noviazgo, sucesivamente así seguimos frecuentándonos, pues en un tiempo no muy largo ni muy corto llegamos a que nos íbamos a casar, sí, pero, debido a que sus familiares se interponían un poco bueno pues no se llevó a cabo nuestro matrimonio , entonces un día que estaba en su casa yo le propuse que se viniera conmigo y este pues sí, afortunadamente la convencí y por ser tan linda pues si me acepto, se vino conmigo si, hasta ahí íbamos bien, posteriormente ya cuando andaba aquí en mi casa pues empezaron los problemas, empezaron los celos, ósea, fue todo lo contrario de lo que ella me había este demostrado, empezaron los problemas, los celos, si, entonces, pues realmente de ahí para acá mi vida fue un infierno, ¿por qué? Porque no podía salir ¿a dónde fuiste?, ¿con quién te fuiste?, ¿a dónde estabas?, ósea, eso fue consecutivo, fue día con día, pero se fueron agravando cada día más, se complicó, se agravo la situación, puesto que los celos se acrecentaron por la desconfianza, sí, y lamentablemente lo que todos los matrimonios pasan, dicen que “cuando el dinero se acaba, el amor sale por la ventana”, entonces empezamos a tener muchos pero muchos problemas de los cuales yo mejor me salía por las tardes o desde la mañana para no poder estar en la casa, sucesivamente así seguimos viviendo, seguimos viviendo, se embarazo mi esposa, estuve a punto de que nos separáramos, no nos separamos, pero, pues se embarazo y bueno yo con mi responsabilidad dije, no, yo tengo que ver por mis hijos, no voy a dejar a mis hijos hasta las últimas consecuencias, pero de ahí se agravo más la situación, ya que mi pareja pues se enfermó de celos, fueron ya después, ya no fueron nada más verbalmente agresiones, ya fueron físicas, ¿porque? Pues llego el momento en que me llego a golpear de tal manera que pues empezaron los problemas fuertes cada día, llego el momento en que dijo “¿sabes qué?, yo te dejo, me voy para mi casa”, si, se fue, se fue unos días pero pues su papa ya no la acepto, la obligo a que se regresara y al obligarla a estar conmigo fue peor, entonces, vivimos un infierno, todo el tiempo fue de problemas, de pleitos, de golpes físicos, ya no nada más fueron verbales ya fueron agresiones muy fuertes, si, y pues lamentablemente así es la vida que uno de casado ya lleva, y, aun con tantos problemas, como toda pareja, bueno, de las relaciones íntimas vinieron mis otros hijos, vino la otra que fue la segunda, después la tercera, después el cuarto y consecutivamente los golpes hacia mí, ya me ponía a lavar los platos, lavar los pañales, a cuidar los niños, si y pues, hasta ahorita yo soporte todo esto por mis hijos no por ella, como te acabo de repetir, “cuando el dinero se acaba, el amor se va por la ventana”, porque en la actualidad, hoy lo que buscan las mujeres ¿qué es? si, que este bien económicamente, que no les falte nadas, ah y que lo tengan a uno ahí bien tranquilo, si voltea uno para otro lado ¿Por qué volteaste?, si te tardas ¿con quién te fuiste? Es un problema definitivamente el matrimonio en la actualidad es muy complicado, no se puede ya vivir, pues a la mejor si haya mujeres que si lo acepten a uno realmente, cuando tienes dinero, cuando no lo tienes, pero es muy difícil ya encontrar a una mujer

que de verdad te quiera, que tenga amor hacia ti, ¿ahora que buscan? no más que tengas dinero, porque si no tienes dinero, no te pelan para nada, si, vas en bicicleta y tú les dices “adiós” y dicen “ay, viejo cochino, viejo puerco”, vas en un coche lujoso y aunque vayas mugroso y estés feo “hay no, que simpático señor”, pues es la realidad de las cosas, así es la vida, ¿sí o no?, si, es lo que está pasando, te digo, pues, así es como yo he visto a muchos compañeros, pero que no sabemos que es lo que pasa en la actualidad, ¿de qué? y el ¿por qué?, pues, reacciona uno de esa manera. ¿Alguna vez, usted ha querido denunciar ante una autoridad? Pues mira, si, si afortunadamente una vez, dos, tres veces quise denunciar, pero ¿sabes qué pasa? Que para nosotros los hombres, no hay justicia, ni hay leyes, todo, así puedas ir golpeado, yo una ocasión fui golpeado, iba muy golpeado y de alguna manera mi esposa dijo “no, el señor, este señor” es más, ya ni esposo dijo, “este señor me quiso violar” entonces pues todo fue sobre mí y ella pues se salió riendo, yo con mi coraje a punto de ser detenido y ella salió riéndose, entonces imagínese, ¿Qué es lo que pasa? y ¿qué va a pasar más adelante? si así seguimos. Aparte de las agresiones físicas, ¿que otro tipo de violencia ha recibido dentro de su hogar? Pues mira, aparte de las violencias físicas, te digo, violencias verbales, si, de tal manera que si hoy es mi día de descanso, no puedo descansar, ¿por qué? ponte a lavar los trastes, ponte a trapear, a barrer y si no de todas maneras no te doy de comer, lárgate con tu madre, a ver si ella te puede dar, entonces imagínate, ya no es posible vivir así, y todo lo tiene uno que soportar por tus hijos, porque tienes que ser responsable, ya no de tu pareja si no de tus hijos y es por eso que las mujeres se basan de eso porque dicen, no este lo hago como quiero y no me deja por mis hijos, lo que yo te quisiera preguntar es el ¿Por qué en la actualidad, aunque te maltratan físicamente, verbalmente, eso no ha pasado en mi caso, verdad, pero con compañeros he visto que como es posible que a estas alturas anden las señoras con otra persona y los señores todavía les tengamos que rogar? - algunos compañeros - ¿por qué? ¿Hay una explicación para eso? ¿Usted me podría dar una explicación? ¿Será que le da a uno algún brebaje para que lo tengan a uno hipnotizado? ¿O que es lo que pasa?. Mira, yo creo que lo peor que creo que ha pasado es con esto de la liberación, yo estoy de acuerdo que debemos ser equitativos, pero también las leyes deben de ser equitativas ¿por qué? ¿Por qué nada más la protección hacia la mujer? Es que en la actualidad ya no nada más las mujeres son agredidas, ahora los hombres estamos peor que antes las mujeres ¿por qué? Porque las mujeres antes decían, bueno a la mejor me agrede y lo estoy soportando porque me mantiene, hoy la tienes que mantener y la tienes que soportar y soportar sus golpes y todo lo que te está diciendo cada día y entonces, si tú vas, como te dije, acudes a una autoridad, ¿qué es lo que pasa? con una palabra que la mujer o señora diga, con eso te perjudicaron, con que diga “ay me agredió” ,“me quiso golpear”, pues realmente el que sale perdiendo eres tú y a ellas todo el tiempo la ley las ampara y a nosotros ¿quién?, ¿Quién nos va a amparar? ¿a quién podría yo recurrir? para que a mí en determinado momento me apoye, yo trabajo, yo la mantengo, yo veo por mis hijos, yo los cuido, yo todo, bueno, y ella no quiere hacer nada ¿a quién puedo recurrir? ¿O que puedo hacer?.

¿Sus familiares tienen conocimiento de las agresiones que usted tiene? ¿Hermanos, primos, tíos? Lo que pasa es que mira, lamentablemente, siempre, a lo mejor por machismo, que dice tener pues no decimos realmente lo que nos pasa, pocas personas tenemos el valor civil de decir “me está sucediendo esto”, entonces ¿por qué? Por vergüenza te callas todo el tiempo lo que estas sufriendo y si alguien te pregunta dices “ah no el que manda en mi casa soy yo”, cuando es todo lo contrario, entonces ni siquiera puedes salir con un amigo porque ya tienes problemas y te digo, es lo que pasa, por esa parte, por otra parte ¿para qué te quejas? si nadie te va a apoyar ¿a quién recurres? ¿Con tu familia? No te van a apoyar, ¿porque? Porque dicen es tu problema ¿con las autoridades? ¿Qué te van a decir? ¿Acaso hay una ley que nos proteja a nosotros? Si se dice que deben ser equitativas las leyes y ahí te das cuenta que no, para nada, siempre al cien por ciento protegen a la mujer, al hombre no tenemos ninguna protección, ningún apoyo, de tal manera que yo los felicito a ustedes como estudiantes que se hayan interesado, de tal manera que, que si es necesario, no se crear un algún artículo en la constitución o algo que se reforme para que las leyes sean realmente equitativas, para que todo sea equitativo, es lo que yo creo, los felicito, es lo mejor que está sucediendo con ustedes, ojala en un futuro esto se lleve a cabo, porque es necesario, es indispensable, yo les podría asegurar que más del cincuenta por ciento de hombres sufre esta situación. De sus conocidos, familiares o compañeros de trabajo aquí mismo en la colonia FONAHPO ¿ha notado usted esta violencia hacia el hombre? Mira, aquí ha habido casos, digo no personalizados porque no se ve de verdad, aquí con mis familiares yo he visto casos, en mi familia casi el, no te voy a exagerar pero a lo mejor el ochenta por ciento es lo que está pasando, a los hombres, ósea como familiares que se han casado, ¿qué es lo que pasa? sus esposas los corren a cualquier hora de la noche y se tienen que ir a quedarse con sus familiares ¿por qué? Porque no les abren la puerta, no les dan de comer, los corren a la hora que quieren y si se les antoja los corren y los sacan hasta con sus cosas, inclusive unos familiares han llegado aquí con sus cosas que han comprado, los han corrido, luego las señoras a los siguientes días los andan demandando y los hacen regresar no porque quieran sino por medio de la autoridad los hace que cumplan. Amor ya no es, como es posible que tu como hombre te dicen, aunque no sea cierto, tú andas con una mujer, andas con otra persona, ya tienes otra pareja y no es cierto, cuando es todo lo contrario, ellas si lo hacen, tengo un conocido que hace poco que pues le llora a la señora, lo golpea, le maltrata, mete otra pareja con ella a su casa con ella y el señor a tal grado llego a decir que no le importaba, que aunque lo metiera aunque no lo dejara era más que suficiente, eso no es normal, yo creo que debe hacer algo, no sé, algún psicólogo o a la mejor hasta un psiquiatra porque a la mejor lo vuelven a uno hasta loco, en todos los aspectos eh, físicos y morales, económicos. ¿Entonces, considera usted que el valor del hombre está en estado de indefensión y que la ley no lo protege?

Claro que sí, está en estado de indefensión, la ley, te digo, no es equitativa, en ningún momento ha sido equitativa, al contrario nos está perjudicando, si así pasa. ¿Usted como hombre ha sido discriminado por una autoridad? Claro que si te discriminan, te lo digo, al cien por ciento la mujer, ella si reclama sus derechos pero nunca ve sus obligaciones. ¿Cómo es su relación actualmente con su esposa?, ¿Piensa dejarla? Mira, ya es muy critica la situación pues se ha agravado y yo creo que pues si no hay inconveniente con las autoridades, ojala y espero que si me den un apoyo para que si, tal vez nos separemos, porque ya no es posible vivir de esa manera, día con día es un infierno, no puedes vivir así, ya pasaste muchos años a lado de una persona que siempre te está agrediendo como para que te mueras junto con ella o ahí hasta los últimos días de tu vida para que todavía te estén golpeando, no puede ser, ya estoy harto, ya me canse y definitivamente todo tiene que tener un “hasta aquí”, si, porque si no imagínate que va a pasar.

Como conclusiones a las entrevistas anteriores se debe de entender que la violencia doméstica es un patrón de comportamiento en cualquier relación que sea usado para ganar o mantener poder y control sobre una pareja íntima, se afirma que la mala aplicación del feminismo da origen al maltrato doméstico, ya la mujer mal emplea el feminismo violentando los derechos del varón, ya que la ley lo considera el sexo fuerte y por ende el menos vulnerable, dando como resultado la no legislación de leyes que protejan los bienes tutelados del varón como lo es su integridad física, sexual y mental siendo esto erróneo.

El abuso incluye cualquier comportamiento que atemorice, intimide, aterrorice, manipule, lastime, humille, culpe o lesione a alguien, es por eso que la violencia doméstica puede pasarle a cualquiera sin importar edad, orientación sexual o género. Les puede pasar a parejas que estén casadas, viviendo juntas o durante el noviazgo. La violencia doméstica afecta a las personas de cualquier nivel socioeconómico y educativo.

CAPITULO V. APORTACION. A partir de la comprobación de existencia de violencia domestica contra el varón en la colonia FONAHPO, podemos afirmar que el problema existe en innumerables hogares, por lo que se debe tener en cuenta la solución al conflicto.

Por lo que debemos reflexionar cual es el camino que queremos tomar con respecto a nuestras relaciones. Negar la existencia de los varones víctimas de la violencia doméstica es discriminación de género. Afortunadamente, muchas mujeres continúan trabajando cada día por la erradicación de la violencia; y cada vez más hombres comprometidos con los nuevos modelos de masculinidad están luchando, igual que ellas, por una nueva identidad y por nuevos comportamientos y actitudes más equitativas y respetuosas. Su esfuerzo es tan valioso como el de las mujeres. La tarea tiene que ser conjunta.

Para prevenir el maltrato doméstico sea hacia el hombre o la mujer, es necesario educar sobre las conductas violentas, desde el círculo social primario que es la familia, educando a los padres mediante programas emitidos por los medios de difusión, dirigidos también a la sociedad en general para brindar una infancia sin golpes y abusos, para que durante la vida adulta no se vean repetidas las conductas contra la familia que ellos mismos formaran.

FUENTES DE INFORMACIÓN. América Latina Genera-PNUD (2009): Especial 8 de marzo “Feminismos en Latinoamérica”. http://www.americalatinagenera.org/es/index.php?option=com_content&view=articl e&id=1021&Itemid=275 BERNAL, A. (2001). La cifra de hombres maltratados es similar a la de mujeres. En: http://www.diariodecanarias.com/maltratados007-eloy.htm. CONNELL, R. (2003). Masculinidades. México: UNAM. CORIAC (Colectivo de Hombres por Relaciones Igualitarias, A. C.) (1995). “Inventario de conductas violentas”. Minicarpeta sobre el trabajo con violencia masculina. México. CORIAC (Colectivo de Hombres por Relaciones Igualitarias, A. C.) (1996). Carpeta de información. México. CORSI, J. (1998). “Abuso y victimización de la mujer en el contexto conyugal”. Violencia doméstica. México: CIDHAL-Centro para Mujeres. CORSI, J., M. L. DOHMEN, M. A. SOTÉS y L. BONINO (1995). Violencia masculina en la pareja. Barcelona: Paidós. Cuaderno de Unidades Didácticas para la Igualdad, Banco Interamericano de Desarrollo. Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Naciones Unidas, 1994. DEL ÁNGEL, K. (2003). No sólo esposas: también hay maridos golpeados. En: http://www.contenido.com.mx/2003/abr/maridos_golpeados.htm. ECHEBURÚA, Personalidades violentas. Madrid: Pirámide. El machismo como problema social, pagina web http://join.org.mx/?p=13596 ESTADÍSTICAS DE VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES EN MÉXICO http://estadistica.inmujeres.gob.mx/formas/convenciones/Nota.pdf Feminismo e ideología de género, página web http://www.xtec.cat/~vmessegu/personal/espigant/feminis.htm FIEBERT, M. (2004). Estudios de otros países ponen de manifiesto niveles similares de violencia en ambos miembros de la pareja. En:

http://www.amedirh.com.mx/apartados/articulos/art230604/violencimuj.htm. FONTENA, C. y A. GATICA (recuperado en el 2007). La violencia doméstica hacia el varón: factores que inciden en el hombre agredido para no denunciar a su pareja. En: http://www.ubiobio.cl/cps/ponencia/doc/p10.4.htm. Glosario de estudios de género, London : Routledge, 1989. http://quimeranegravzla.blogspot.mx/2013/03/reflexion-el-machista-y-el-violentose.html GUTMANN, M. (1993). “Los hombres cambiantes, los machos impenitentes y las relaciones de género en México en los noventas”. Estudios Sociológicos del Colegio de México. México: COLMEX, 12 (33) (: 725-740). Informe Iceberg, España 2001. http://www.projusticia.es/estudios/Espana/iceberg_res.pdf Joves, Noemi, Hombres víctimas. http://www.enplenitud.com/nota.asp?articuloID=2267 MASTERS, W., J. JOHNSON y R. KOLODNY (1988). La sexualidad humana. México: Grijalbo. MONSERRAT, C. (2006). “Una mujer mata a su marido de una puñalada en Huesca”. Periódico El País, México, 11 de febrero. PÉREZ, A. (2006). “Violencia contra el hombre”. Crónica negra. En: http://www.findesemana.libertaddigital.com/articulo.php. PÉREZ, R. (2006). “La violencia, problema de salud pública”. Periódico El País, México, 11 de abril. Red Iberoamericana y Africana de masculinidades, pagina web http://masculinidades.enfoquedeigualdad.org/ SEIDLER, V. Rediscovering masculinity. Reason, Language and Sexuality. TRUJANO, P., K. MARTÍNEZ y J. BENÍTEZ (2002). “Violencia hacia el varón”. WILLIAMSON, T. (1995). Hombres maltratados y violencia doméstica. En: http://www.redalyc.uaemex.mx/redalyc/pdf/195/19500608.pdf.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->