EL CAMPO DE LA INTERVENCION SOCIAL Nora Aquín.

A los fines de una mejor comprensión de las complejidades de nuestro espacio de intervención, nos ha parecido importante trabajar desde la noción de campo propuesta por Bourdieu. En la perspectiva de este autor, lo social existe dos veces: por una parte como campo, como espacio social objetivo, cuerpo. El campo, definir! es una estructura estructurada de posiciones de a"entes que disputan un capital específico. Estas posiciones sociales son empla#amientos estrat$"icos que ha que defender jue"o conquistar en un campo de luchas. %a campo cuando ha al"o en provista del habitus necesario para ju"ar. la representación que de ellas "ente dispuesta a ju"ar por otra como h!bitus, como lo social hecho

El espacio social es un espacio objetivo, estructura de relaciones objetivas que determina la forma que pueden tomar las interacciones pueden tener aquellos que se encuentran en ese espacio. &odríamos decir que la condición social se deriva de la posición que ocupemos en ese espacio social objetivo. Esa condición social se internali#a en lo que Bourdieu denomina habitus, que es sinónimo de disposiciones a percibir, a actuar, a pensar. 'as disposiciones (para pensar, para actuar) tienen los mismos límites que la condición, por eso se dice que la condición limita dos veces: con los límites materiales que impone a la pr!ctica pensamiento. *on, pues, las condiciones +espacio social en el campo, las que determinan disposiciones +h!bitus,, actuar. .odos los campos tienden a or"ani#arse se"-n la misma ló"ica, es decir: • • • se"-n el volumen del capital específico poseído. *e"-n la anti"/edad de la posesión. 'as oposiciones que tienden a establecerse son homólo"as entre sí, dominados. homólo"as de las estas -ltimas determinan modos de pensar, de percibir de con los límites que impone al

oposiciones que or"ani#an el campo de las clases sociales, entre dominantes

. para el . es que su campo est! constituido por la delicada intersección entre tres esferas: Procesos de reproducción cotidiana de la existencia Procesos de distri u! ción secundaria del Su$etos con in"reso# di%icultades ppara repro! pducir su existencia# Este esquema est! representando un campo: un estado de la relación de fuer#as entre los a"entes e instituciones que intervienen en el jue"o. se queda excluido. el p-blico ajusta sus expectativas a las instituciones existentes. ju"ar. Esto es mu . sería. que puede llevar a crisis. 0n estado de la distribución del capital específico acumulado. no una relación entre una víctima un a-n a nuestro pesar. en esta perspectiva. 0n ejemplo mu cercano a nuestra profesión: el clientelismo.'a homolo"ía implica al"o así como ajuste entre expectativas. base de las estrate"ias. a provista del habitus necesario para ju"ar. 'os que carecen o disponen de menor capital tienden a estrate"ias de subversión.. 1uienes lo monopoli#an tienden a estrate"ias de conservación +ortodoxia. &ero las estrate"ias de subversión tienen un límite: si no se jue"a el jue"o. las instituciones aparecen casi siempre ajustadas a las expectativas del p-blico +o. &or eso mismo. Nuestra hipótesis. El capital específico es el fundamento del poder. una relación de homolo"ía (de complicidad de expectativas) victimario.rabajo *ocial. "ente dispuesta +en el sentido que le damos m!s arriba a las disposiciones. *e habla de la existencia de campo cuando ha al"o en jue"o +capital específico en disputa. dicho de otro modo. una suerte de armonía preestablecida entre sistemas de intereses que se jue"an en el campo.

con distintas apetencias. (a itus& sistema de disposiciones adquiridas por medio del aprendi#aje implícito o explícito.rabajo *ocial. 'a participación en la lucha reproduce el jue"o.importante para los trabajadores sociales. Expliquemos ahora brevemente cada una de las esferas constitutivas del campo del producto . adjudicación externa de las responsabilidades. a que la lucha supone un acuerdo entre los anta"onistas. el campo del . apelando a discursos de denuncia *in embar"o. no en las contradicciones estructurales. mirado desde la cate"oría propuesta por Bourdieu. 4unciona como un sistema de esquemas "eneradores: "enera estrate"ias. 0n factor que esfuer#o. 'o que lleva a 'echner a decir que todos tenemos intereses invertidos en lo dado. m!s all! de los discursos (que para este equema siempre son justificatorios de nuestro lu"ar o de nuestras pretensiones en el campo) todos los a"entes que intervienen en el campo tienen complicidad objetiva. al producir la creencia en el valor de lo que est! en jue"o. que muchas veces tendemos a la compensación simbólica de muchas frustraciones derivadas de nuestra posición en el campo. es un campo de lucha por mantener o mejorar la posición en ese espacio. Al"unos conceptos claves de la teoría de los campos de Bourdieu: Estrate"ias& acciones objetivamente orientadas hacia fines que pueden no ser los que se persi"uen subjetivamente. que entablan alian#as contin"entes entre sí. En síntesis. 2e ahí que 3arcía *alord dice que actuamos en los obst!culos que tienen ciertos sujetos para reproducir su existencia. siempre con miras a una ma or posesión del capital en disputa. que sub ace en todos los anta"onismos. que es a la ve# condición de la pertenencia al campo. "rupos o instancias sociales desarrollan para de actuar. con distintas posiciones de poder. prote"e al jue"o de la revolución total es la ma"nitud de la inversión +en tiempo en el jue"o mismo. Inter's& inversión específica en lo que est! en jue"o. Es sentido pr!ctico. "enera modos de percibir. 2e ahí el inter$s por conservarse a sí mismo conservando el jue"o. a-n aqu$l que abre la puerta de los taxis o que pide limosna. en donde participan distintos a"entes. de pensar . no intencionalidad.rabajo *ocial: Procesos de reproducción cotidiana de la existencia& El concepto de reproducción alude al conjunto de actividades que personas.

Procesos de distri ución secundaria del in"reso& . la cotidiana. los sujetos que in"resan al campo del . vinculares. sino que las dificultades pueden ser de otra índole: afectivas. conforme a la direccionalidad de los procesos de distribución secundaria del in"reso. en otros momentos deficientemente incluidos. que los colocan en momentos excluidos. 6 se denomina secundaria. &recisamente nuestra profesionali#ación coincide temporalmente. No estamos diciendo que sean fenómenos puramente estatales. la localidad o la re"ión. En relación a esta -ltima.rabajo *ocial son portadores de d$ficits en al"-n aspecto. &odríamos a"re"ar nosotros que la familia es la "ran prota"onista de la dimensión dom$stica de la reproducción cotidiana. en donde los sujetos aparecen b!sicamente como capital trabajo. etc. Su$etos con di%icultades para atender por sus propios medios a las necesidades deri)adas de su reproducción cotidiana& Aclaremos aquí que cuando hablamos de dificultades no nos referimos solamente al orden económico o material. 2e donde cabría pensar la importancia que adquieren los distintos niveles de abordaje desde esta perspectiva. la social dom$stica (que alude a las tareas de reposición "eneracional) servicios. 2e cualquier manera. se establecen pro"ramas sociales que tienden a re"ular las asimetrías propias de la distribución primaria. Eli#abeth 5elin sostiene tres niveles de reproducción: la bioló"ica.mantener o mejorar sus condiciones de vida. pertenencia la "ran prota"onista de la dimensión p-blica de dicha reproducción. a que otras instancias tambi$n enfrentan la cuestión social.. porque. con el momento en que el Estado asume la cuestión social como una cuestión de Estado.ambi$n llamados de redistribución. pero sí que el Estado aparece como el "ran or"ani#ador de la distribución secundaria del in"reso. hacen referencia al conjunto de procesos a trav$s de los cuales el Estado aborda la cuestión social. con base en los tributos de la población. . considera que est! inte"rada por dos dimensiones: la la p-blica (que refiere a lo que "en$ricamente se denominan derechos sociales de ciudadanía +infraestructura que se reali#an en espacios que trascienden a la vida dom$stica. por ejemplo el la comunidad de barrio . de capacitación. etc.