Está en la página 1de 2

Viaje al Templo de la Resurrección de la 5" dimensión

Adama con Sananda y Nada

MEDITACION

Ahora os invitamos a todos a emprende¡ a nivel de conciencia, un

viaje a un maravilloso templo de la 5" dimensión denominado Gmplo

de la Resurrección. Es un templo inmenso, como lo son todos los de la

5" dimensión. una de las funciones de éste es ayudar a la humanidad con las energías de la verdadera resurrección, la cual tiene lugar a muchos nivelcs. En vuestra evolución inmediat¿r y futura ya no aspiráis

i simplemente a manifestar sanaciones supcrficiales o temporales palrr

todos los distintos problemas que os preocupan, ya sean de naturalcz,t

física, emocional, mental o espiritual: lo que de verdad clueréis haccr' ,.'s

inlundir esta energía elr vuestro cuerpo y en vuestrr concicnci;t,

sabiendo que ella os ayudará a elevar vuestras frecuencias vibratoli,rs

por encima de la frecuencia de las circunstancias de vuestra vid¿r actrr,rl.

La Llama de la Resurrección se halla siempre disponible pafa vosotr()\

en cualquier momento; no tiene coste alguno. Todo cuanto h¿rcc l,¡lr.r cs un poco de vuestro tiempo, vuestra concentración y vuestfo altrol .tl

invocarla y trabajar con ella.

Ahora conectad en el coraz.ón con vuestra presencia clcl Vr S"t

mienrras realizáis varias respiraciones profundas. Pedid a vU('\l lr r

cuerpo de luz que descienda sobre vosotros para llevaros ct-l cotlt i(.tt, tt al Templo de la Resurrección; él sabe muy bien cómo h¿rcck,. ll, ¡i.rr

allí. Si cleseáis venir con nosotros a hacer ese viaje yo os ittvitr,,t ,¡rt'

formuléis ahora esta intención en vuestro corazón. (pausa)

resplandecicndo dc lt'io',,,,1r"'

un sol dorado, parece que haya vapofes de luz de sol clolrttl,, ,r rrr,li¡

alrededor. ved una sustancia semeiante a un sol cristalin<l tl0r.rrl,,, ,,,"

más tonalidades de color naranja que sólo de oro, qtlc s(' rrr'rlrtlr' t '

suelos. En diversos lugares, rcflcj:r t'rrrrlrrr rr I '

Este templo etérico es gigantesco

¡

como paredes y

luminosidad de

otras llamas, vibraciones de otros color.'s, Nlr,,'t"'

270'Telos

vuestra Esencia Divina va llevándoos allí cn vuesrro cucrpo de luz vais

tomando conciencia de este lugar. Ahora veos entrando en una gran

sala, llamada La Sala de la Resurrección: contiene numerosas facetas,

muchas cntradas y también numcrosas cámar¿rs. Hay muchos sercs

procedentes de distintas dimensiones utilizando también esra sala,

quc

vibra a una frecuc.rcia muy elevada. Ahora ved un grupo de scres, guardianes de ese tcmplo, que se acercan " uoro,.o, para daros la

bienvenida y acompaíraros en el viaje que vais a hacer aquí.

Como personas de la 3,, dimensión, ahora se os hace entrar cn

cámaras desig'adas para vuestro nivel de cvolución

y tolerancia de

fi'ccuc'cia. A este templo asistcn muchas :rlmas procedcntes de toda

esta galaxia y de más allá que acuden aquí diariamenre para recargarse y elevar el cspíritu. Aspirad esta maravillosa energía de la llama dora.la y dejad que infunda todas las partículas de vuestro ser. (pausa)

Esta llama contribuir¿í a la cxpansión de vucsrra conciencia, ¿r

vLlestra comprer.rsión de l¿r vida y evolución a un nivcl m¿ryor quc el cluc

actualmc.te tenéis e n lo que va de vuestra actu:rl cllcar'ació

As1>ir.acl

e integrad la concic.cia, la energía de la Rcsurrección. Llcvaclla con vuestra respiración al inrerior dc cada célula, átomo y clcctrón dc

vucstl'o cucrpo físico. A medida que vayáis utilizando

rcgular.rncnrc la

Ll¿rma de la Rcsurrccciór'r ósra co'tinuará .*p.,r.riérr.lor" y

expandiéndose dentro de vosorros, hasta la cternidad. Hay scres cle

dimcnsiones supcriorcs que aún siguer.r utilizándola para expandir su

concienci¿r a niveles cada vez más elevados) para rcsucitar e intcgrar

cada vez más de su divinidad. Las posibilidades so', simplemcr-rre, infinitas.

Quedaos un raro conmigo e' la Sala dc la Resurreccirir-r y con

rrquellos dcl templo quc gentilmente se han ofrecido volrrntarios para rrcompañaros. Son milloncs los á'geles de l:r Llama de la Resurrecció'

t¡trc prodigan sus cuidados y bondad a la humanidacl cacla día,

.specialmente a quienes lo piden

, ellos y con esta llama.

r.rnbién a todos los maravillosos:íngcles que se hallan dispuesros a

r rrrbajar con vosotros de a túr, para prodigaros sus cuicrados y ,.r "-,r.

y establecen un contacto consciente

'Ib.éis acceso no sólo ¿r l¿r Llama, sino

La L/¿tna de /¿ Resurrat:ción ,271

y devolveros así la libertad espiritual. Estando en esra maravillosa sala

dorada, veréis incontables Llamas doradas de la Resurrección de todas

Ias formas y tamaños ardiendo para ayudar a la Tierra y a la humanidad

en evolución. Está permanenremente

ardiendo, como un aspecto más

de la eterna Llama no alimentada de la Vida de la Fuente Creadora,

para ayudar a toda Ia vida y al planeta no sólo en la 3" dimensión, sino también en todas las dimensiones de dentro y fuera de la Tierra, de las galaxias y del universo.

A medida que vais entrando en la sala y mirando todas las

maravillas que veis, vais a llegar a un círculo en particular reservado a

Ios habitantes de la superficie de la 'I'ierra. El círculo está hecho de llamas de diversos tamaños y formas que parecen algo así como

distintas variedades de flores: son asientos de Resurrección, que invitan

a las almas que visitan el templo a sentarse y a empapar en silencio sus cuerpos con las energías. Ahora elegid uno de los asientos y acomodaos

en é1. Simplemenre, senraos sobre el que os esté llamando, como si os

sentaseis en una flor de loto, pero es una llama de loro. Esta llama

dorada va envolviéndoos compleramenre, todas las partes de vuestro

cuerpo, para elevar vuestras energías. Al sentaros y contemplar las

maravillas de vuestra experiencia, aspirad y absorbed rodo cuanro podáis. Sentidla impregnar todos los aspecros de vuesrro ser.

Ahora tomaos unos minuros para realizar una petición consciente

de Io que os gustaría despejar y qué áreas de vuesrra vida os gustaría

resucitar más. No dejéis de cenrraros en el gran regalo que estáis recibiendo, con los cuidados y el amor que os prodigan los ángeles que

os acompañan, atendiendo a vuestras necesidades. Seguid respirando,

ya que queréis llevaros de vuelta con vosorros tanta de esta energía como o.s sea posible dentro de vuestro cuerpo físico. Cuanta más

asimiléis más estáis elevando vuesrras vibraciones.

Sentid cómo se imprime en vuesrro cuerpo la energía de la

Resurrección; sed conscientes de la sensación y de cómo os afecta.

Despertad a esa sensación y abrid vuestros cuerpos sensoriales a senrir

más y más de todos los aspectos de la Vida. Sentid el gozo que ello reporta a vuesrro corazón. Absorbed rodo cuanro podáis y senrid lo

272 -'lblos

mucho más ligeros que os estáis volvicndo en ese asiento. Es como si estuviesen llevándoos los ángeles. Estableced conscientemente la intención de elevar vuestra vibración a esta maravillosa llama que literalmente puede levantaros y sacaros de muchos de los apuros que estáis tratando de sanar y equilibrar.

No dudéis en invitar al Maestro Jesús/Sananda con su bienamada

Nada para que os ayuden con su impulso de la Llama dc la

Resurrección, pues ellos son maestros de esa Llama. Si Sananda, encarnado como Jesús, pudo resucitar su propio cuerpo de entre los

muertos y utilizar la misma energía para resucitar también aLázaro de entre los muertos no hay duda de que puede prestaros una gran ayuda.

Lo que él hizo podéis hacerlo también vosorros, pero tenéis que

construir vuestro propio impulso a 1o largo de un periodo de tiempo como él hizo. Podéis utilizar esta Llama para resucitar literalmente

vuestro propio cuerpo a un absoluto estado divino de perfección,

belleza, resplandor, luminosidad, inmortalidad y ausencia de límites.

Cuando sintáis que estáis listos levantaos de vuestro asiento, volvcd

para rcuniros de nuevo con nosotros en la entrada de la Sala clc la

Resurrección. Cuando hayáis alcanzado una sensación de terminación

volved a la plena conciencia en vuestro cuerpo de l¿r T-ierra. I-a

conexión permanecerá. Llevaos esta energía de vuelta con vosotros y sabed que sois sumamente bienvenidos a volver para tomar urr asiento en el Templo de Ia Resurrección en cualquier momento que queráis y

recibir cada vez todos los beneficios. Podéis ir todos los días, o tan a menudo como gustéis.

Los elixires de la Inmortalidad proceden de la Llama de la

Resurrección.

Ahora os enviamos amot paz, armonía y sanación desde Telos y de

parte de los miembros de nuestra comunidad de Luz. Sabed que

estamos con vosotros en todo momento y que nos hallamos tan cerca

como a una llamada vuestra. En cualquier momento que queráis conectar con nosotros, tenéis nuestros corazones abiertos. Somos

vuestros hermanos y hermanas, y os amamos mucho. Y Así Sea.

La Ll¿tna de l¿ Resurre¿'ción - 273