Está en la página 1de 1

Nuestro temor ms profundo no es que seamos inadecuados. Nuestro temor ms profundo es que somos excesivamente poderosos.

Es nuestra luz, y no nuestra oscuridad, la que nos atemoriza. Nos preguntamos: quin soy yo para ser brillante, magn fico, talentoso y fabuloso! En realidad, quin eres para no serlo! "nfravalorndote no ayudas al mundo. No #ay nada de instructivo en encogerse para que otras personas no se sientan inseguras cerca de ti. Esta grandeza de esp ritu no se encuentra solo en algunos de nosotros$ est en todos. % al permitir que brille nuestra propia luz, de forma tcita estamos dando a los dems permiso para #acer lo mismo. &l liberarnos de nuestro propio miedo, automticamente nuestra presencia libera a otros' (arianne )illiamson