Está en la página 1de 1

Algo viejo, nuevo, prestado y azul Las apariencias lo eran todo para m.

Por eso, mientras revisaba mi maquillaje perfecto por ensima vez en una ora, apur mi paso para llegar a la puerta de la !atedral. "o quera llegar tarde a mi casamiento. #$u iba a pensar la gente% &a tena bastante con lo que pensaban desde aca varios meses y que yo vena a enterarme ayer Las palabras de mi madre resonaban en mi cabeza ridculamente peinada para la ocasi'n, ()iempre llevar algo viejo, algo nuevo, algo prestado y algo azul*. +e par en seco, anonadada por este ec o completamente idiota, como si fuese lo m,s importante del universo. Algo viejo, la tradici'n de todas las mujeres de mi familia de rebelarse justo el da de su boda. +i abuela uy' con su primo. +i madre estaba embarazada de su profesor -y no, no era mi padre.. & yo &o iba a cancelar todo. Algo nuevo, ese sentimiento creciente en mi pec o que no me aba dejado dormir anoc e. /oda mi seguridad reemplazada por ira, envidia y furia. Algo prestado, la escopeta de caza de mi e0 futuro marido, que a ora estaba escondida en su camioneta, junto con la pala que le rob a mi ermano. +e gustara ver sus caras cuando se enteren. 1usto antes de abrir la puerta para dar mi gran no, record lo que me faltaba2 algo azul /al vez podra ser el cuerpo de mi mejor amiga, tan ermosamente enterrado en el patio dela casa de mi ermano, comenzando a pudrirse A ora su cuerpo combinaba con sus ojos de ielo fro. & en cuanto a los dos 3nicos ombres de mi vida Lo ubieran pensado, porque para mPara m las apariencias lo eran todo.