P. 1
3.- PROPIEDADES DE VISCOSIDAD

3.- PROPIEDADES DE VISCOSIDAD

|Views: 22.124|Likes:
Determinar las propiedades de viscosidad en un producto cosmecéutico. La viscosidad de un fluido puede describirse simplemente como su resistencia al flujo o al movimiento.
Determinar las propiedades de viscosidad en un producto cosmecéutico. La viscosidad de un fluido puede describirse simplemente como su resistencia al flujo o al movimiento.

More info:

Categories:Types, Research, Science
Published by: .:("*"BLacK BuLLeT"*"):. on Aug 11, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/21/2013

pdf

text

original

PRÁCTICA # 3

“PROPIEDADES DE VISCOSIDAD”
OBJETIVO  Determinar las propiedades de viscosidad en un producto cosmecéutico.

INTRODUCCIÓN Viscosidad La viscosidad d4e un fluido puede describirse simplemente como su resistencia al flujo o al movimiento. Se dice que el agua, que se agita más fácilmente que el jarabe, posee la viscosidad mas baja. Coeficientes de viscosidad de los fluidos newtonianos Viscosidad dinámica La definición cuantitativa de viscosidad corresponde a Newton, que fue el primero que comprendió que la velocidad de flujo (γ) era directamente proporcional a la tensión aplicada (σ): la constante de proporcionalidad es el coeficiente de viscosidad dinámica (η), mas conocido como viscosidad, simplemente. Se denomina fluidos newtonianos a los fluidos simples que cumplen la relación y no newtonianos a los que no lo cumplen. Se puede comprender mejor el fenómeno de la viscosidad considerando un tubo hipotético de flujo constituido por una infinidad de delgadas capas que pueden deslizarse unas sobre otras como una baraja de cartas. Se asume que cuando se aplica una fuerza tangencial sobre la capa superior, cada una de las capas siguientes se moverá a una velocidad gradualmente menor y la capa del fondo permanecerá estacionaria. Imaginemos un bloque sólido (no fluido) sometido a una fuerza tangencial, por ejemplo, una goma de borrar sobre la que se sitúa la palma de la mano que empuja en dirección paralela a la mesa; en este caso, el material sólido opone una resistencia a la fuerza aplicada, pero se deforma (b), tanto más cuanto menor sea su resistencia. Si imaginamos que la goma de borrar está formada por delgadas capas unas sobre otras, el resultado de la deformación es el desplazamiento relativo de unas capas respecto de las adyacentes, tal como muestra la figura (c).

Deformación de un sólido por la aplicación de una fuerza tangencial. En los líquidos, el pequeño rozamiento existente entre capas adyacentes se denomina viscosidad. Es su pequeña magnitud la que le confiere al fluido sus peculiares características; así, por ejemplo, si arrastramos la superficie de un líquido con la palma de la mano como hacíamos con la goma de borrar, las capas inferiores no se moverán o lo harán mucho más lentamente que la superficie ya que son arrastradas por efecto de la pequeña resistencia tangencial, mientras que las capas superiores fluyen con facilidad. Igualmente, si revolvemos con una cuchara un recipiente grande con agua en el que hemos depositado pequeños trozos de corcho, observaremos que al revolver en el centro también se mueve la periferia y al revolver en la periferia también dan vueltas los trocitos de corcho del centro; de nuevo, las capas cilíndricas de agua se mueven por efecto de la viscosidad, disminuyendo su velocidad a medida que nos alejamos de la cuchara. Cabe señalar que la viscosidad sólo se manifiesta en fluidos en movimiento, ya que cuando el fluido está en reposo adopta una forma tal en la que no actúan las fuerzas tangenciales que no puede resistir. Es por ello por lo que llenado un recipiente con un líquido, la superficie del mismo permanece plana, es decir, perpendicular a la única fuerza que actúa en ese momento, la gravedad, sin existir por tanto componente tangencial alguna. Si la viscosidad fuera muy grande, el rozamiento entre capas adyacentes lo sería también, lo que significa que éstas no podrían moverse unas respecto de otras o lo harían muy poco, es decir, estaríamos ante un sólido. Si por el contrario la viscosidad fuera cero, estaríamos ante un superfluido que presenta propiedades notables como escapar de los recipientes aunque no estén llenos.

La viscosidad es característica de todos los fluidos, tanto líquidos como gases, si bien, en este último caso su efecto suele ser despreciable, están más cerca de ser fluidos ideales. Medidas de la viscosidad La viscosidad de un fluido puede medirse a través de un parámetro dependiente de la temperatura llamada coeficiente de viscosidad o simplemente viscosidad:

• •

Coeficiente de viscosidad dinámico, designado como η o μ. En unidades en el SI: [µ] = [Pa·s] = [kg·m -1·s-1] ; otras unidades: 1 Poise (P) = 10-1 Pa·s = [10-1 kg·s-1·m-1] Coeficiente de viscosidad cinemático, designado como ν, y que resulta ser igual al cociente del coeficiente de viscosidad dinámica entre la densidad ν = μ/ρ. (En unidades en el SI: [ν] = [m2.s-1]. En el sistema cegesimal es el Stoke(St).

Propiedades de la viscosidad Existe una gran variedad de instrumentos que se pueden usar para determinar las propiedades de flujo de los fluidos newtonianos. Sin embargo, solo algunos pueden aportar datos que se puedan usar para calcular las viscosidades en unidades fundamentales: el diseño de muchos instrumentos impide calcular viscosidades absolutas, ya que solo proporcionan datos en unidades empíricas. Viscosímetros capilares Un viscosímetro capilar puede usarse para determinar la viscosidad siempre que el fluido sea newtoniano y el flujo laminar. Se mide la velocidad de flujo del fluido a través del capilar por efecto de la gravedad o de una presión aplicada desde el exterior. Viscosímetro de esfera descendente Este viscosímetro se basa en la ley de Stokes. Cuando un cuerpo cae a traves de un medio viscoso, experimenta una resistencia u oposición viscosa que se resiste al movimiento descendente. Por consiguiente, si un cuerpo cae a través de un liquido por efecto de la gravedad, tras un periodo inicial de aceleración se produce un movimiento a velocidad terminal uniforme cuando la fuerza de gravedad se equilibra con la oposición viscosa. Efectos del calor La viscosidad de un fluido disminuye con la reducción de densidad que tiene lugar al aumentar la temperatura. En un fluido menos denso hay menos moléculas por unidad de volumen que puedan transferir impulso desde la capa en movimiento hasta la capa estacionaria. Esto, a su vez, afecta a la velocidad de las distintas capas. El momento se transfiere con más dificultad entre las capas, y la viscosidad disminuye. En algunos líquidos, el aumento de la velocidad molecular compensa la reducción de la densidad. Los aceites de silicona, por ejemplo, cambian muy poco su tendencia a fluir cuando cambia la temperatura, por lo que son muy útiles como lubricantes cuando una máquina está sometida a grandes cambios de temperatura. Usos y aplicaciones La industria de lubricantes constantemente mejora y cambia sus productos a medida que los requerimientos de las maquinas nuevas cambian y nuevos procesos químicos y de destilación son descubiertos. Los lubricantes son materiales puestos en medio de partes en movimiento con el propósito de brindar enfriamiento (transferencia de calor), reducir la fricción, limpiar los componentes, sellar el espacio entre los componentes, aislar contaminantes y mejorar la eficiencia de operación. Por ejemplo, los lubricantes desempeñan también la función de "selladores" ya que todas las superficies metálicas son irregulares y el lubricante "llena" los espacios irregulares de la superficie del metal para hacerlo "liso", además sellando así la "potencia" transferida entre los componentes. Si el aceite es muy ligero (baja viscosidad), no va a tener suficiente resistencia y la potencia se va a "escapar"…si el aceite es muy pesado o grueso (alta viscosidad), la potencia se va a perder en fricción excesiva (y calor). Si el aceite se ensucia, actuará como abrasivo entre los componentes, gastándolos. Otro ejemplo: los lubricantes también trabajan como limpiadores ya que ayudan a quitar y limpiar los depósitos producidos por derivados de la combustión (una especie de carbón que es una mezcla de combustible quemado, agua y productos de la descomposición del lubricante mismo). Si el aceite es muy ligero, no va a poder limpiar lo suficiente y no proveerá aislamiento de esta "basura"; si es muy pesado se va a mover muy despacio y no va a poder entrar en los lugares más ajustados. El aceite sucio, sea pesado o

2

ligero, simplemente seguirá agregando "basura", sin ayudar a la limpieza. El aceite "justo" va a ayudar a remover la "basura" y mandarla al filtro. En general la función limpiadora del lubricante es ayudada con un filtro, para que el aceite pueda retornar (limpia, una vez que pasó por el filtro) a limpiar una vez más las superficies bajo presión y fricción. Otro uso de lubricantes es para impartir o transferir potencia de una parte de la maquinaria a otra, por ejemplo en el caso de sistemas hidráulicos (bomba de dirección, etc). No todos los lubricantes sirven para esto y no todos los lubricantes deben cumplir esta función. Los lubricantes también contribuyen al enfriamiento de la maquinaria ya que acarrean calor de las zonas de alta fricción hacia otros lados (radiadores, etc) enfriándola antes de la próxima pasada. Propiedades organolépticas La medicina moderna requiere que la las presentaciones farmacéuticas sean aceptables para el paciente. Por desgracia, muchas de las sustancias farmacológicas que se utilizan en la actualidad tienen mal sabor y no son atractivas en su forma natural, por lo que las formas farmacéuticas que contiene estos productos, en especial las presentaciones orales, precisan de la adición de sustancias que le confieren el sabor y el color adecuados. Las sustancias que modifican el sabor que utilizan sobre todo en las formas farmacéuticas liquidas destinadas a la administración oral. Estas sustancias, disponibles en forma de extractos concentrados, soluciones, absorbidas sobre los polvos o microencapsuladas, suelen estar compuestos por mezclas de materiales naturales y sintéticos. Las papilas gustativas de la lengua responden con mayor rapidez a los elementos amargos, dulces salados o ácidos de un sabor. Además, el sabor desagradable puede evitarse usando los derivados insolubles de un fármaco que sean insípidos o tengan escaso sabor, como sucede con el paomato de amitriptilina. En estos casos, deben permanecer inalterados otros factores como la biodisponibilidad. Cuando el derivado insoluble en agua no existe o no puede utilizarse puede recurrirse a sustancias que para dar sabor o aromatizantes. Otra posibilidad es administrar los fármacos de sabor desagradable encapsulas o presentados como partículas recubiertas o comprimidos que puedan deglutirse con facilidad, evitando las papilas gustativas. La elección del sabor depende de varios factores pero sobre todo del sabor de la sustancia farmacológica. Algunos sabores enmascaran con mayor eficacia que otros a los distintos elementos del gusto: por ejemplo, el sabor de los cítricos se utiliza a menudo para combatir el sabor ácido o amargo. La solubilidad y estabilidad del sabor en el vehículo es otra consideración importante. La edad de los pacientes a los que esta destinado el medicamento es asimismo un factor a considerar, ya que, por ejemplo los niños prefieren los sabores dulces y también es importante el vehículo psicológico entre el sabor y color. Para enmascarar los sabores amargos pueden ser necesarios los edulcorantes. La sacarosa sigue siendo utilizada, aunque hoy existen alternativas como la sacarina sódica, cuyo poder edulcorante es de 200 a 700 veces mayor según la concentración. Los colorantes se usan para homogenizar o mejorar un color ya existente, enmascarar un cambio de color o como complemento de un sabor. Aunque procedan tanto de fuentes naturales como de la síntesis química, la mayor parte de los utilizados son sintéticos. Los colorantes pueden ser solubles en agua o en los lípidos o insolubles en ambos. Los colorantes insolubles se conocen como pigmentos. Las lacas son especialmente útiles para los comprimidos y revestimientos de comprimidos, ya que son más estables a la luz que los colorantes correspondientes, que también son variables en cuanto a su estabilidad en relación con el pH y los agentes reductores. No obstante, durante los últimos años la inclusión de colorantes en las presentaciones se ha hecho muy compleja, pues se han prohibido muchos de los que se utilizaban tradicionalmente en numerosos países. Desodorantes Sustancias que se aplican al cuerpo, especialmente en axilas, para reducir el olor de la transpiración. • Inhibe el crecimiento de la bacteria que genera el olor. Esto se consigue con compuestos químicos antibacterianos. • Incluyen fragancias y perfumes para enmascarar el olor de la transpiración. Es un excelente tolerante que modera la sudoración y el mal olor corporal de forma biológica .Acción antitranspirante desodorante y antiirritante Propiedades de los desodorantes Los desodorantes están compuestos (además de por las consabidas sustancias desodorantes) por perfume (enmascara el olor corporal y dan sensación de frescor), aceite (evita que se seque), emulsivos, espesantes, así como por otros agentes específicos como las sustancias hidratantes, suavizantes o calmantes, secuestrantes, anti-oxidantes, humectantes. Gel

3

Se denominan geles a coloides transparentes; sistema de dos componentes, rico en líquido, de naturaleza semisólida. La característica común de ellos es la presencia de un tipo de estructura continua que les proporciona las propiedades de los semisólidos. En la estabilidad de los soles liófilos, en agua, interviene otro factor además de la carga ( potencial de la doble capa), se cree que ese factor puede ser la hidratación de las partículas y que es también la causa de la elevada viscosidad de los soles liófilos. Todo mecanismo que tiende a reducir la hidratación de las partículas coloidales induce a la coagulación (fenómeno de inestabilidad). Por distintos métodos es posible coagular un sol, especialmente un sol liófilo, obteniendo una masa semirrígida gelatinosa que incluye todo el líquido del sol; este producto obtenido se llama Gel. Por enfriamiento, evaporación, agregado de solventes y acción de grandes cantidades de electrólitos (salazón o salting out) sobre coloides hidrofílicos, bajo determinadas condiciones, se pude lograr la gelificación porque se produce una desolvatación.

  

Por enfriamiento: es el caso típico de la gelatina, se obtiene por enfriamiento del sol liófilo. Por evaporación: al reducirse la vaina de hidratación de las cadenas poliméricas se produce la gelificación. Por agregado de solventes: si se agrega alcohol o acetona a un sol liófilo en el agua, el sistema se hace sensible a los electrólitos, comportándose como un sol liófobo. Esta acción se atribuye a la eliminación por el alcohol o la acetona de la capa estabilizante de moléculas de agua; la estabilidad de las partículas no hidratadas “desnudas” depende del potencial Z, y por consiguiente los electrólitos pueden efectuar la coagulación. Por electrólitos: el agregado de grandes cantidades de electrólitos (salazón o salting out) a soles liófilos provoca la coagulación o precipitación de las sustancias dispersadas. Esta coagulación se debe a la deshidratación de las partículas dispersas.

En el proceso de formación de un Gel las partículas en el sol se unen gradualmente para formar cadenas cortas y filamentosas (todo este proceso es totalmente dinámico), se entrecruzan, se entrelazan, de modo que la viscosidad del sistema aumenta, llegando finalmente a un estado semisólido, semirrígido gelatinoso. Parte del medio dispersante puede existir como agua de hidratación de las cadenas de partículas, pero se supone que la mayor parte es retenida entre los filamentos por fuerzas de capilaridad, y se obtiene de esta forma un Gel a partir de un sol. La gelificación va a depender de la temperatura, la concentración y del peso molecular de la sustancia gelificante Clasificación de los geles por su viscosidad ― Geles fluidos ― Geles semisólidos ― Geles sólidos (formulación de los sticks desodorantes y colonias sólidas) Clasificación de los geles por su estructura Pueden ser geles elásticos y no elásticos. Jabón líquido Las palabras jabón y saponificación comparten el mismo pasado etimológico: sapo, el ungüento limpiador de los antiguos galos preparaban con grasa animal mezclada con cenizas de madera. La química moderna ha refinado las materias primas, así como la técnica, pero la fabricación del jabón es básicamente igual que hace dos mil años: En una reacción química llamada saponificación, un ácido graso (de origen animal o vegetal) se combina con una solución de agua y de un álcali (hidróxido de sodio o potasios) para producir jabón y glicerina. Se completa la saponificación cuando todo el álcali presente ha reaccionado con todo el ácido graso disponible. Además de producir jabón, esta reacción proporciona glicerina, que deriva de la molécula de glicerol liberada. La glicerina suele separarse del jabón comercial, junto con la sal de común, y luego se vende como materia prima. El jabón artesanal conserva la glicerina, que aporta propiedades emolientes al producto final. Agua, laurisulfato de amonio, distearato de glicol, cocamida MEA (monoetanolamida), alcohol de estearil-amina, disodio EDTA (ácido etilnodiaminotetracético). Todos ellos son ingredientes muy habituales del jabón líquido, pero el agua es el único ingrediente reconocible por la mayoría de los consumidores. Estos compuestos de laboratorio forman parte de una larga lista de ingredientes que se encuentran en los jabones líquidos actuales (denominados geles), que en realidad son detergentes, Dejando a un lado sus propiedades

4

limpiadoras, estos “jabones” también se han elaborado para ser estables puesto que, con frecuencia, se exportan a miles de kilómetros de distancia para ser comercializados y están expuestos al calor, al frío y a la luz. Antes del comercio y de la distribución internacional a gran escala, el jabón líquido era jabón, y solia consistir en poco más que aceite de coco e hidróxido de potasio. Se puede hacer el jabón con un aceite sencillo e hidróxido de potasio, así como crear mezclas de muchos aceites enriquecidos con una amplia variedad de aditivos. Aceite de coco. El aceite de coco constituye el elemento principal de la mayoría de las fórmulas de jabón líquido ya que el ácido láurico es el ácido graso que predomina en el aceite de coco. Este ácido posee una virtud muy importante: la solubilidad. Cuanto más soluble es el ácido graso, menos probable es que se enturbie el jabón resultante. La solubilidad también conlleva que el jabón haga una espuma rápida y abundante. Esta propiedad es muy importante en los jabones líquidos porque la disolución en agua reduce la acción espumo del jabón. Los minerales que contienen las agua duras también disminuyen la espuma, con lo que los jabones de coco son los que dan mejor resultado con aguas no desmineralizadas. Debido a que los jabones líquidos con base de aceite de coco son tan poco solubles, se puede añadir al agua una mayor proporción de jabón antes de que éste comience a cuajar. Un jabón de aceite de coco al 100% es líquido incluso cuando la proporción es de un 40% de jabón y un 60% de agua. Por su parte, un jabón de aceite de oliva empieza a cuajar con concentraciones mucho más bajas: de alrededor de un 20% de jabón y un 80% de agua. Un inconveniente del aceite de coco es el efecto deshidratante del ácido láurico. Esta inconveniencia se puede remediar mezclando aceite de coco con aceites líquidos, como los de oliva, cánola o azafranillo. El aceite de semilla de palma se puede sustituir por aceite de coco porque tiene una distribución de ácidos grasos similar, pero necesita aproximadamente un 20% menos de solución cáustica para ser neutralizado. Aceites líquidos En general, los aceites insaturados son líquidos a temperatura ambiente: tales son los aceites de oliva, cánola, soja, azafranillo, maíz y cacahuate. Con alta proporción de ácidos grasos, oleico, linoleico y linolénico, estos aceites dan jabones hidratantes que producen una espuma fina y ligera, La mezcla de un 10 a un 20% de aceite de coco con un 80 o 90% de aceites líquidos proporcionan un jabón con más espuma. Para la elaboración de jabón líquido, el artesano será quien elija los aceites líquidos porque todos los aceites insaturados necesitan una cantidad parecida de álcali para su neutralización. Aparte de la disponibilidad de los tipos de jabones, la elección es en parte una cuestión estética. Los aceites oscuros, como el de soja, imprimen al jabón una fuerte tonalidad ambarina; los aceites con fuerte aroma, como el de sésamo, pueden cambiar la fragancia del jabón resultante. Otra consideración que debe tenerse en cuenta al elegir el aceite es su estabilidad o caducidad. Los aceites líquidos son insaturados, por eso se combinan mejor con el oxígeno que las grasas saturadas, como el aceite de coco o de sebo. La oxidación hace que se enrancien. En general, los aceites con alta proporción de ácido linolénico son los menos estables y los más propensos a enranciarse. Ceras Las ceras son químicamente similares a los aceites excepto en que las moléculas de cera se componen en mayor proporción de alcohol que de glicerol. La adición a los jabones líquidos de pequeñas cantidades de alguna cera aumenta las propiedades hidratantes de la espuma. Lanolina La lanolina, producida por las glándulas sebáceas de las ovejas, es una materia prima absorbente del agua y por tanto un eficaz hidratante. Debido a que la lanolina posee un elevado porcentaje de sustancias que no se saponifican, enturbia al jabón líquido y ha de limitarse al 1 o 2% de cualquier fórmula. Laurel sulfato de trietanolamina El lauril sulfato de TEA puede servir como materia básica detergente en la elaboración de champús y geles de baño. Produce una espuma cremosa, espesa, de burbujas algo más finas en comparación con otros productos a base de lauril sulfatos o luaril éter sulfatos. Los champúes elaborados a base de este lauril sulfato se eliminan del cabello fácilmente mediante enjuague sin dejar depósitos de jabones calcáreos. Su pH y compatibilidad cuidan bien tanto la piel como el cabello. Otra aplicación de este producto esta basadas en sus propiedades emulsificantes y dispersantes. Por ello es empleado como auxiliar disolvente de materias grasas y aceites esenciales en preparados de sustancias activas

5

detergentes. Las soluciones diluidas se dejan espesar, aunque de forma limitada, mediante la adición de alcanolamidas de ácidos grasos o también cloruro amónico. MATERIAL  2 vasos de precipitados 500ml  1 vaso de precipitados 250ml  1 espátula chica y 1 mediana  Papel encerado 1 recipiente para desodorante 1 recipiente para gel REACTIVOS Óxido de zinc Almidón Cera de abeja Vaselina sólida Esencia de limón y de rosas Lauril sulfato de trietanolamina Glicerina Carbopol Alcohol Agua EQUIPO  Parrilla eléctrica Balanza analítica Balanza granataria PROCEDIMIENTO a) DESODORANTE        Poner a baño maría la vaselina (40g) y la cera de abeja (30g) Mezclar los sólidos (10g de óxido de zinc y 10g de almidón) Mezclar la vaselina y la cera de abeja Agregar los sólidos a los líquidos anteriormente mezclados Homogenizar la mezcla (en caliente) Agregar la esencia de rosas Verter en el recipiente

Diagrama de flujo

baño maría vaselina (40g) y cera de abeja (30g

Mezclar los sólidos 10g de óxido de zinc y 10g de almidón

Homogenizar

Agregar la esencia de rosas

Verter en un recipiente

6

b)

JABÓN EN GEL PARA MANOS      Mezclar los líquidos (50g de lauril sulfato de trietanolamina, 25ml de alcohol y 125ml de agua) Agregar a los líquidos 7.5g de carbopol Agregar 20ml de glicerina Homogenizar Agregar 5ml de esencia de limón

Diagrama de flujo

Mezclar: 50ml de Lauril sulfato de trietanolamina, 25ml de alcohol y 125ml de agua

Agregar 7.5 gr de Carbopol.

1) Disolver perfectamente

2) Homogenizar Agregar 20 ml de glicerina y 5 ml de esencia de limón. RESULTADOS DESODORANTE Día 1 Día 2 Día 3 Sujeto 1 Olor agradable. Evito sudoración Frescura. Sin sudoración. Efectivo. Sin mal olor, sin manchar la ropa y sin sudoración Sujeto 2 El aroma fue grato No funciono como se esperaba Lo suspendió y continuo con el de siempre Sujeto 3 Frescura, Olor agradable. Poca duración. Frescura con poca duración. Verter en el envase

7

JABÓN EN GEL Día 1 Día 2 Día 3

Sujeto 1 Poca espuma. Olor agradable. Ineficaz poca espuma.

Sujeto 2 Textura desagradable. Ineficaz. Casi no provoca espuma y la textura es grumosa.

Sujeto 3 Le agrado el aroma No le dejo suavidad en las manos Si se humecto mas no obtuvo suavidad

Sujeto 4 Sensación viscosa Aroma agradable Suavidad

DISCUSIÓN DE RESULTADOS  Se realizó un desodorante con óxido de zinc (material inorgánico con efectos astringentes y antisépticos)) y cera de abeja con propiedades emolientes, cicatrizantes, antiinflamatorios y que suavizan la piel) como principios activos, vaselina (alivia problemas de resequedad en la piel) como vehículo y como excipientes almidón (humectante, estabilizante y espesante) y esencia. Se probó el producto con 3 personas, al 100% de los sujetos les resulto agradable el aroma, al 66.67% de los sujetos les resulto fresco el producto, al 66.67% de los sujetos les resulto poco efectivo ya que no les duró mucho tiempo el efecto antitranspirante, sin embargo al 100% les resulto efectivo el efecto desodorante. Y al 33.33% le resulto inefectivo igual que a otro 33% le resulto efectivo en todos los aspectos. Con estos resultados, se puede decir que el efecto del desodorante depende del tipo de piel, y de las actividades físicas que realiza cada sujeto. Para el desodorante, es un tipo de gel sólido, ya que es la formulación común de los sticks desodorantes y colonias sólidas, cualitativamente se pude decir que el desodorante preparado tenía mucha viscosidad o mucha resistencia del fluido para derramarse o fluir por el recipiente utilizado ya que este solidificó a los pocos minutos de haberse preparado, pero ya que fue vertido inmediatamente en el recipiente, no presentó grumosidad ni alteraciones en su consistencia como se puede observar en las fotos. Así se puede decir que este tiene mucha viscosidad debido a que mayor sea la viscosidad en un fluido, tiende a solidificarse ya que se resiste a cambiar de forma o moverse ya que esa resistencia se debe a la cohesión de las partículas que lo componen que ejercen una especie de fricción interna que evita la perturbación del movimiento o cambio de forma (por eso cuanto mas viscoso, menos fluido, por ende mas sólido). Se realizó también un jabón en gel (Para manos) con lauril sulfato de trietanolamina (agente de limpieza que ayuda a la formación de geles acuosos que contienen glicerol)) y alcohol como principios activos, como vehículos: agua y glicerina (que humecta y lubrica la piel dando suavidad) y como excipientes se uso carbopol (que da propiedades de suspensión, espesamiento y formación de geles) y esencia para dar olor al gel. Se probó el producto en 4 personas, al 50% de les pareció que el jabón tenía un aroma agradable, con sensación de suavidad, que presentaba poca espuma, y que era ineficaz, el 50% experimento sensación viscosa o desagradable (por presentarse en forma gelosa) y el 50% presentó humectación. Se puede decir que el jabón a pesar de haberse preparado, como realmente la intención no era preparar un jabón sino un gel, al no haber el reactivo de trietanolamina como reactivo puro, se tuvo que improvisar un jabón al contar con el Lauril sulfato de trietanolamina, que es el reactivo que da las propiedades de limpieza, por lo que no se realizó una formulación exitosa con el jabón debido a estos errores técnicos de manufacturación.

8

En el gel la viscosidad la provoca el carbopol, el cual es un agente gelificante y espesante que da esta acción en cuestión de minutos al ser mezclado con agua, en este caso el tipo de gel según su viscosidad fue la de un fluido semisólido, con propiedades mayores de viscosidad que el gel ya que opone menos resistencia a cambiar de forma y/o moverse, por lo que es más fluido por esta razón tiene más flexibilidad y opone menos resistencia a derramarse y fluir por un conducto.

CONCLUSIONES El desodorante y el gel realizados se observó que tiene ciertas propiedades, las cuales los identifican a cada uno, sin embargo en las condiciones en las que a veces se realizan no hacen apreciar al 100% estas propiedades y características. Al estudiar e investigar sobre esto se concluye que cada reactivo agregado cada uno de estos la va confiriendo su textura, viscosidad, aromaticidad, etc. Los cuales le dan esa especificidad y lo hacen ser el producto cosmeceutico que es. Para poder realizar correctamente el gel se necesita el reactivo de trietanolamina como principio activo para conferirle ese aspecto y textura de gel. Sin embargo en esta ocasión no se contó con esto así que se realizó un jabón en gel con lauril sulfato de trietanolamina que es el principio activo de algunos jabones que ayuda a la limpieza y la consistencia de gel acuoso. El uso probado de estos productos resulto eficaz ya que el porcentaje mayor de los sujetos le agrado el producto sin alteraciones a la piel, siendo que en el caso del desodorante la piel de la axila es delicada, los resultados fueron óptimos. REFERENCIAS

 Jabones líquidos. Autor Catherine Failor
 http://www.abacovital.com/fichastecnicas/tensioactivos/anionicos/Esteresacsulf/TEAlauri.htm www.quiminet.com.mx http://www.itescam.edu.mx/principal/sylabus/fpdb/recursos/r18286.DOC Farmacia, la ciencia del diseño de las formas farmaceuticas; M. E. Aulton; 2ª edición; Madrid, España (2004); pp. 10-11, 41-47 http://www.monografias.com/trabajos13/visco/visco.shtml



9

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->