Está en la página 1de 1

19/08/2012 La honestidad de Hemn Lectura: Salmo 88 mi alma est hastiada de males Salmo 88:3 Me maravilla Hemn, el poeta que

e escribi el Salmo 88. Su vida era una angustia constante. mi vida est hastiada de males, se lamentaba (v. 3). Estaba harto de sufrir! Hemn miraba atrs y recordaba su mala salud y sus desgracias. Observaba a su alrededor y vea adversidades y abandono. Levantaba la vista y no hallaba solaz. Estoy afligido, se lament (v. 7,15). Estaba abandonado (v. 5), en tinieblas (v. 6) y desechado (v. 14). No poda ver ninguna luz al final del tnel; ninguna solucin para su tristeza. La honestidad de Hemn me reconforta. Los creyentes que nunca tienen luchas me desconciertan. Desde luego, hay un equilibrio: Nadie quiere estar cerca de aquellos que estn siempre quejndose de sus problemas, pero a mi corazn le hace bien saber que hay alguien ms que ha tenido luchas. No obstante, Hemn tena otras virtudes adems de su franqueza. Tambin posea una fe tenaz e inamovible. A pesar de sus numerosas dificultades, se aferraba a Dios y clamaba a l da y noche (vv. 1, 9, 13). No dejaba de orar ni se renda. Y aunque en ese momento no se daba cuenta, reconoca la misericordia, la verdad y la justicia del Seor (vv. 11-12). Me encantan las personas como Hemn, ya que hacen que me aferre ms a Dios y me recuerdan que no debo dejar de orar nunca. DHR La oracin es la tierra donde mejor crece la esperanza