Está en la página 1de 1

Oda al amor libertario:

¡Qué corazón más sereno!


Siempre impertérrito ante el vendaval
No se preocupa de la incertidumbre
Vive en el caos y despierta contento

Amor libertario, que profesado es tan noble


Como el noble roble de la colina
Que con su tallado corazoncito adolescente
Ofrece amor con sus brazos grabados
Pero tan mundanos como la bolsa de valores

Mi amor no necesita ese corazoncillo


Porque este amor no es un trozo pictórico
Porque este amor es el umbral de la templanza
Como el lecho del entendimiento más prodigioso
Todos conspiramos para guardarlo para después

Que soez es el acto de la usura


Pero, más soez es haber postergado al amor
Un sentimiento colectivo socavado
Ahuyentado, restringido, censurado
Pero, ahora caótico revive de la montaña
Por los polos de nuestras almas atormentadas

Este es mi amor, el más profundo


Cerca de la almenara de vuestros corazones
Fulgura en la Espera por vuestras pasiones justicieras
Con el apogeo de la libertad y el amor
Que Acaecerán junto al caos insoslayable.-

Amnesia imperecedera