Está en la página 1de 146
P SEtliine > -MEDICION DE -LONGITUDES EDITORIAL REVERTE Titulo de la obra original: Lingenpriiftechnik in der Fertigung Edicién original en lengua alemana publicada por: Georg Westerman Verlag, Braunschweig Copyright © by Georg Westerman Verlag Versién espanola por: DIORKI, traductores Propiedad de: EDITORIAL REVERTE, S. A. Loreto, 13-15, Local B 08029 Barcelona Tel: (34) 93 419 33 36 Fax: (34) 93 419 51 89 E-mail: reverte@reverte.com Internet: http://www.reverte.com Reservados todos los derechos. La reproduccién total o parcial de esta obra, por cualquier medio o procedimiento, comprendidos la reprografia y el tratamiento informatico, y la distribucién de ejemplares de ella mediante alquiler o préstamo puibli- cos, queda rigurosamente prohibida sin la autorizacién escrita de los titulares del copy- right, bajo las sanciones establecidas por las leyes. Edicién en espaol © EDITORIAL REVERTE, S. A., 1979 REIMPRESION: ABRIL DE 2002 Impreso en Espatia - Printed in Spain ISBN - 84 - 291 - 6052-3 Depésito Legal: SE-4457-2004 en Espaita Impresi6n: Publidisa Indice analitico 1, MEDICION DE LONGITUDES 1 1. itudes los i dudes a2 long — 3 Unidades angulares 12. Tolerancias de medida, discrepancias de forma y posicién, calidad de la superficie Tolerancias de medida 4 Di ancias de forma icién 5 Medir _7 Calibrado 8 14. Finalidad de la comprobacién en fabricaci6n 9 1-5. Divisién de los elementos de comprobacién 10 Elementos de medida, materializadores de la medida, instrumentos de medida 10 Calibres _11 Elementos auxiliares 12 Escalas, aumento y margen de indicacién__12 Campo de medicion, limites de error y margen de inversién _13 Errores de medida en los valores leidos, instrumentos y materializaciones de la medida __14 Causas de los errores de medida _15 Principio de comparador__17 Divisién de los errores de medida 23 18. Fundamentos generales para la medicién y el calibrado 23 2._MEDICION DE LONGITUDES CON REGLAS Y GALGAS 26 241. s para longitudes 26 22. Galgas de extremos _28 ‘ismati 28 Accesorios para las galgas__32 ién con ismaticas 33 VIL VUE Indice analitico 3.1, Medida de las distancias entre superficies exteriores (medida de exteriores) _35 Calibre pie de 6 Leediclis cous ol calico gle deitay 39 Micrémetros de arco 40 Medicién con el micrémetro de arco 46 Comparadores 4° Indicadores mec4nicos de precisién 50 32. Medicién de distancias entre superficies interiores (medida de interiores) 59 Micrémetros para interiores 61 Medicién de interiores con galgas de cufias 63 Instrumentos para medida de interiores con comparador o con indicador de precision 64 33.__Medida de distancias entre su icies Micrémetros pats profundidades _ 68 metro de alturas «Cadillac» 68 34, Medida de las distancias entre agujeros y ejes__ 69 *"—fispiga de comprobacin y caballete d comp! y caballete de puntos 70 35._Medida de distancias con méquinas medidoras de tipo mecanico _72 La mdquina medidora pequefia 72 Maquina medidora con caja de medicién hidréulica 73 4, MEDICION CON INSTRUMENTOS OPTICOS, ELECTRICOS Y NEUMATICOS 74 41. Medicién con instrumentos épticos 74 Fundamentos 74 Lupa, lupa graduada y microscopio 76 Indicadores de precisi6n mecanicodpticos 78 Méquinas medidoras dpticas 79 42. Medicién con aparatos medidores eléctricos __81 Los indicadores de precisién de contacto 81 43, _Medicién con instrumentos neuméticos 83 Instrumentos __83 Fundamentos _83 Tipos de instrumentos 83 Medicién con instrumentos neumiaticos 85 5. AJUSTES 85 5-1, Fabricacién intercambiable 87 5-2, Fundamentos de los ajustes 87 Ajustes, cotas y tolerancias 87 Indice analitico Ix Clases de ajustes___88 Agujero Unico, eje inico 89 53. Sistema 180 para ajustes cilindricos y planos 89 itud de tolerancia_ : ais Se ni Bae ape A Tame ee a Sistema de ajustes 92 Eleccién de los ajustes 93 6, SISTEMA DE CALIBRES ISO 95 61. El calibre como elemento de comprobacién _95 El principio de Taylor _96 62. falibrade de auuleros 97 rado pasa y calibrado no pasa Se else rare acne Tateriorce (calles pare agujeros) 99 Modelos especiales para calibres de interiores 101 63. Calibrado de ejes 101 no 101 Calibres normalizados para medidas exteriores (calibres para ejes) 103 Calibres Iimite regulables, tipo herradura__103 64. Comprobacién de los calibres pasa ejes y pasa agujeros 103 &1. il A WC ag cha Saag us fe ne ee 116 a a Pp pl 1 9. MEDIDA DE ANGULOS 120 91. Elementos de medida 120 ‘para los: los circulos graduados y galgas res__120 Ss _ 121 Copyrighted material Indice analitico lostrumentos para modir éngulos 123 de senos y de ferminacién. doles dngulos por “medio de elementos auxiliares sencillos 130 10,_ MEDIDA DE PENDIENTES 131 10:1, Elementos para medir pendientes 131 Los niveles de burbuja 132 El nivel esférico 134 El nivel de vasos comunicantes 134 1._MEDICION DE LAS ALINEACIONES ~ 135 1-1. Alineacién de alineaci6n 135 112. Elementos para medir Ja alineaci6n 135 Elementos mec4nicos 135 Elementos dpticos de medida _136 12._COMPROBACION DE PERFILES 139 12-1. Elementos para comprobar los perfiles 139 Las plantillas de forma 139 El proyector 139 13._MEDICION Y CALIBRADO DE CONOS 141 13-1, Magnitudes determinantes del cono 141 13-2. Medicién y calibrado de conos exteriores e interiores 142 Medicién del cono exterior 142 Calibrado del cono exterior 144 Medicién del ee 45 El calibrado de los conos interiores 147 14._MEDICION Y CALIBRADO DE ROSCAS 148 Perfiles de rosca _148 41. itudes determinantes de las roscas 148 142. Defectos de las roscas 149 143._Medicién de las roscas _150 Las _roscas exteriores 150 Las roscas interiores 154 144. Tolerancias de las roscas 156 145._Calibrado de las _roscas 157 Indice analitico Calibrado de roscas exteriores 158 Calibrado de roscas interiores 161 146. Control de los calibres de roscas 161 15._COMPROBACION DE ENGRANAJES 163 15-1. itudes determinantes de los en; jes 164 15-2. Defectos de los engranajes 164 Forma de los flancos 164 Paso __165 Sentido de los flancos 169 Concentricidad __170 154. Comprobacién de los errores acumulados 171 Comprobacién en dos flancos 171 Comprobacién en un solo flanco 172 16._MEDIDA Y CALIBRADO DE ESTRIADOS TRIANGULARES = 173 16-1. Magnitudes determinantes 173 16-2. Medicién de los estriados triangulares 173 163. Calibrado de los estriados triangulares 174 INDICE ALFABETICO 175 Medicién de longitudes Libro de consulta acerca de los procedimientos de medicién en fabricaci6n 1, MEDICION DE LONGITUDES La medicién de longitudes en fabricacién se ocupa de la denominacién y calibrado de longitudes y Angulos en piezas mecanizadas, utillaje, instrumentos y maquinas (fig. 1). Fig. 1. Ejemplos de medicién de longitudes. a) medicién con el calibre pie de rey; b) medicién de un agujero con el comparador; c) medicién con el micré- metro de arco; d) comprobacién de la planitud con la regla de canto agudo; e) medicién con el micrémetro de profundidades; f) calibrado con el calibre de herradura «pasa-no pasa»; g) medicién de una rosca en la rectificadora de ros- cas; h) medicién del paso de engranaje con el medidor de pasos; i) medicién de un calibre de herradura con el comparador de perfiles. GERLING —1 1 2 Medicién de longitudes Los ejes, cojinetes, tornillos, engranajes y demas piezas mecanizadas sélo son real- mente utilizables cuando sus dimensiones, su forma y su estado superficial res- ponden a unos requisitos preestablecidos. Las piezas que hayan sido mecanizadas de forma impecable se pueden ensamblar de modo continuo y sin necesidad de retocarlas, garantizando el buen funcionamiento de las maquinas o instrumentos en que se hayan montado. Asi ocurre, por ejemplo, que cuando un aparato total- mente terminado no esté en condiciones de funcionar por culpa de una pieza de- fectuosa, la sustitucién de dicha pieza puede ocasionar unos gastos considerables. Con los mds variados métodos de comprobacién se garantizan la estabilidad di- mensional, la exactitud de forma y la calidad superficial requeridas. Hoy en dia, las comprobaciones se hacen con mayor frecuencia y exactitud que antiguamente. Bl adecuado manejo de los elementos de comprobacién, que suelen ser de alta calidad, es condicién indispensable para obtener correctos resultados. 1.1, Longitudes y angulos En fabricacién se comprueban las longitudes y los dngulos. Entre las longitu- des figuran, por ejemplo, las cotas exteriores, las cotas interiores, las cotas de es- calonamientos, las cotas de didmetros, las distancias entre taladros, los redondea- dos de aristas, los radios, etc. Un Angulo se puede representar mediante relaciones entre longitudes (véase Regla de senos, pag. 128). Los métodos de comprobacién re- ferides a fabricacién se denominan técnica de comprobacién de longitudes (DIN 2257, en proyecto). Una longitud se comprueba midiéndola o calibrandola (véase pag. 7). Unidades de longitud. La unidad basica de longitud es el metro (abreviatura, m). En la XI Conferencia General de la Convencién del Metro, en 1960, se precisé la nueva definicién para el metro, basada en una longitud de onda luminosa: el metro es igual a 1650763,73 longitudes de onda de la radiacién electromagnética emitida por el isétopo 8 Kr, al pasar del estado 5 d, al estado 2py, cuando se pro- paga en el vacio. Con esta definicién queda invalidado el metro patrén. En Metrologia industrial, como materializacién técnica de la unidad de longitud, se utilizan unas galgas de extremos, que se pueden contrastar con respecto a ondas luminosas, por ejemplo, en el Instituto Federal Fisico-Técnico. Divisiones del metro. 1 dm (dec{metro) = 1/10 m; 1 cm (centimetro) = 1/100 m; 1 mm (milimetro) = 1/1000 m; 1 um (micra') = 1/1000000 m = 1/1000 mm; 1 nm (nanémetro) = 1/1 000000 000 m = 1/1 000000 mm = 1/1000 um. Una medida de longitud se expresa con el valor numérico y la unidad, por ejem- plo, 9,35 mm. La pulgada (simbolo ”) se sigue utilizando como unidad de longitud en EE.UU. y algunos otros paises: 1” = 25,400000 mm; sus submiultiplos se obtienen dividiendo sucesivamente por 2: 1/2, 1/4, 1/8, 1/16, 1/32, 1/64, 1/128”. Unidades angulares. Se ha adoptado como unidad el angulo Ilano en el cual la rela- cién de longitudes «arco de circunferencia respecto al radio» tiene el valor nu- 'N. de la E. Aunque su nombre correcto actual es micrémetro, se mantiene la deno- minacién cl4sica para evitar la confusién con el aparato de medicién. a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book Medicién de longitudes Discrepancias de forma y posicién. Al mecanizar las piezas, no se puede conse- guir que la forma geométrica tedrica de las superficies (recta, plana, redondeada, cilfndrica) ni que la posicién de las superficies entre si (en Angulo, paralelas) sean absolutamente exactas. Lo mismo que en el caso de las medidas, también se admiten aqui ciertas discrepancias (tolerancias). La definicién de discrepancias 128%30° 40° +8; Fig. §. Diferencias para cotas de dngulos. de forma y posicién est4 normalizada segin DIN 7182. Discrepancia de forma es la variacién de la forma que define la pieza con respecto a la forma geométrica tedrica (fig. 6); se mide perpendicularmente a la forma tedrica. Falta do redondez Desslineacién emilee acminite el 0,402 mm adnfisible 0,002 mm Rugosidad cilindro recto 0.1 mm admisible 0,05 mm oe ® roar. PE Fig. 6. Discrepancias de forma: a) b) c) d) e) La tolerancia de forma (discrepancia admisible de forma) T, viene expresa- da por dos superficies equidistantes 0, en el caso de perfiles, por dos lineas equidistantes, entre las cuales debe estar comprendida la superficie de for- ma (o el perfil de forma); Ia pieza es «buena» cuando la discrepancia de forma f, es menor que la tolerancia de forma 7,. Discrepancia de rectas = desalineacién; desalineacién admisible T,. Discrepancia del plano —rugosidad; la rugosidad admisible T, es la distan- cia entre dos planos paralelos entre los cuales ha de estar comprendida Ia superficie de forma (superficie efectiva). Discrepancia del circulo = falta de redondez; la falta de redondez admisible 7, es la diferencia de didmetros de dos circulos concéntricos (Dje— Dy) en- tre los cuales debe estar comprendido el perfil de forma; Ty =2 T). Discrepancia del cilindro recto circular; la discrepancia admisible T, es la diferencia de diémetros de dos cilindros concéntricos, entre los cuales debe estar contenida la superficie efectiva; T, = 2 T). Medicién de longitudes Heteragonismo Falta de paraielismo Discrepaneia de aumisivle 8 —admisible 0.05 mm = iscrepancia retrentado Ben 4mm 5 de 0.02 mm ‘eoncentricidad Compa ¢ 2 mm dAnu-AnidST (Amar AminlS Te, Fig. 7. Discrepancias de pusicion: a) La discrepancia de isogonismo = heterogonismo, es la diferencia entre e) ma- yor y el menor Angulo que se puede hallar entre dos superficies; la discre- pancia admisible de isogonismo T, es la diferencia angular entre la que debe estar comprendido el valor efectivo del angulo de las superficies. Asi, por ejemplo, T. = +8 significa que la diferencia entre el mayor y el menor én- gulo medido no debe ser superior a 8’, b) Discrepancia de la posicién paralela = falta de paralelismo; la falta de para- Jelismo admisible T, de dos planos es la distancia entre dos planos paralelos al plano de referencia, en los que ha de estar comprendido el segundo plano. ¢) Discrepancia de alineacién = desalineacién,es la dislocacién de dos ejes o de dos planos entre si, Cuando las rectas (ejes) estén dislocadas paralelamente entre sf, la excentricidad admisible es T,,. Las rectas (ejes) también pueden cortarse bajo un dngulo o estar torcidas entre si. d) La discrepancia de concentricidad T, es la maxi ja mayor y la menor distancia de la superficie con respecto al eje de giro (a = distancia a la que ha de efectuarse la medida). Discrepancia de refrentado T, es la maxima diferencia admisible entre la mayor y Ia menor distancia de la superficie frontal con ,respecto a un plano de referencia perpendicular al eje de giro (a = distancia a la que se ha de efectuar la medida). diferencia admisible entre Discrepancia de posicion es la variacién de una arista o de una superficie con res- pecto a la posicién tedrica prescrita (fig. 7). Por lo general, las discrepancias admisibles de forma y de posicién se encuentran comprendidas dentro de las tolerancias de medida. Calidad de la superficie. La superficie de una pieza mecanizada puede ser més 0 menos rugosa, debido a la presencia de estrias, poros, surcos, etc. El grado de aca- ado requerido (profundidad admisible de las asperezas) se indica en los planos, por ejemplo, mediante unos simbolos de acabado superficial. 1.3. Operaciones en la medicién de longitudes Comprobar cs determinar si un objeto corresponde a la forma geométrica reque- rida. La forma queda definida por longitudes y angulos. La comprobacién puede lievarse a cabo midiendo 0 calibrando. Medicion de longitudes 7 EI objeto cuya forma se ha de comprobar se Comprobar eto cu denomina pieza a comprobar. Si esta propie- dad es mensurable, el objeto se denomina medir calibrar también objeto a medir. La medicién y el calibrado se denominan también comprobaciones dimensionales, Por el contrario, entre las comprobaciones no dimensionales figuran la inspeccién visual, la exploracién tactil (por ejemplo, de superficies), la deteccién actistica, etc. Medir, en el concepto de la comprobacién de longitudes, es comparar numérica- mente la longitud que se trata de medir con una materializacién de la medida. Entre las materializaciones de la medida se encuentran, entre otras, las reglas graduadas y las galgas de extremos (fig. _8). Asi, por ejemplo, un calibre pie de rey contiene una materializacién de la medida en forma de regla graduada. 8. Materializaciones de las medidas (ejemplos). a) mediante los trazos de divisién en una regla graduada; b) por Ia distancia entre las superficies de medida de una galga de extremos paralelos. El resultado de la medicién es la medida efectiva (por ejemplo, 150 mm) en un lugar determinado del objeto a medir. Cuando figura un cero como ultima cifra decimal debe interpretarse que en la me- dicién se han tenido en cuenta las 1/10 mm, 1/100 mm, etc.; asi, por ejemplo, 15,0 mm significa que se han medido las 1/10 mm; 15,20 mm significa que se han medido las 1/100 mm, etc. E] concepto «medida» puede significar: 1) valor numérico con la unidad de me- dida, por ejemplo, 15,0 mm; 2) materializacién de la medida, por ejemplo, regla graduada, galga de extremos. En la medicién se han de distinguir (fig. 9): Magnitud a medir, esto es, el tamafio que se trata de determinar, por ejemplo, una longitud, un Angulo, etc. Esta constituye una propiedad del objeto a medir. Indicacién es el valor numérico lefdo. En el caso de los indicadores analégicos, la lectura se hace sobre una escala, como por ejemplo, en los calibres de pie de rey, micrémetros, comparadores, etc. Las indicaciones digitales (numéricas) se presen- tan en forma de cifras que aparecen, por ejemplo, en el visor del instrumento de medida y se pueden leer sin esfuerzo alguno. a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a Medicién de longitudes "1 Los instrumentos indicadores de medida que contienen una materializacién de la medida (por ejemplo, los calibres pie de rey, los micrémetros, etc.) se utilizan por lo general para la medicién directa; los que no estan provistos de materializacio- nes de la medida (comparadores, indicadores de precision) se emplean para la medicién por diferencia. Entre los elementos de comprobacién sin indicador figu- ran las galgas de extremos y los calibres fijos. Fig. 13. Divisién de los elementos de comprobacién (ejemplos). a) Materializaciones de la medida: regla graduada, galga de extremos paralelos, galga de dangulos. b) Instrumentos de medida con indicador; pie de rey, micrometro, comparador. ¢) Instrumentos de visor: metromicroscopio, 4) Indicador: indicador dinamométrico (a) en un micrémetro. €) Calibres: calibre limite de herradura, calibre de forma. Los instrumentos de visor (fig. 13) suelen ser instrumentos épticos de medida; los microscopios y anteojos, por ejemplo, se convierten en instrumentos de visor cuando se les incorporan unos trazos marcados, fijos o desplazables. Con el me- tromicroscopio se pueden medir con mayor precisién las longitudes y los 4ngulos en los objetos a medir (véase pag. 75). Los indicadores (fig. 13) sirven para ajustar o sefializar una magnitud constan- te, por ejemplo, la fuerza de medicién para los tornillos micrométricos y maqui- nas medidoras. Calibres Los elementos de comprobacién que sirven para calibrar se denominan calibres. Estos materializan la forma de la pieza que se trata de calibrar (materializacin de la forma) y no poséen pieza alguna que haya de desplazarse durante la me- dicién. Con los calibres limite se determina si en la pieza a comprobar se han respeta- do las dimensiones limites prescritas (véase pag. 96). Los calibres de forma (por ejemplo, Jos calibres de radios, los calibres de roscas, etc.) sirven para com- probar las formas. Los calibres de espesores constan de unas laminas de acero de diferentes espesores; se utilizan sobre todo para determinar el juego entre gufas; los calibres interiores (calibres para toberas) poseen distintos diametros finamente 12 Medicién de longitudes escalonados, o bien una aguja cénica con marcas. AdemAs, existe una gran canti- dad de calibres especiales para las mds variadas aplicaciones. ot St Fig. 14, Elementos auxiliares, a) soporte; b) marmol. Elementos auxiliares Los elementos auxiliares (fig. 14), tales como soportes, marmoles, prismas, etc., sirven para sujetar o soportar tanto las piezas a medir como las herramientas de medida y permiten realizar determinadas medicines. 16. Caracteristicas de los instrumentos de medida Al utilizar los instrumentos de medida, se han de tener presentes las siguientes caracteristicas: escalas, aumento, margen de indicacién, campo de medicién, mar- gen de ajuste, limites de error, margen de inversién y recorrido libre. ‘Una escala graduada es la sucesién de un cierto numero de rayas divisoras (divi- siones). El intervalo entre rayas divisorias es la distancia entre dos trazos consecutivos. ae de la escala (Skt) es la unidad de cémputo para el indicador (fig. 15). Fig. 15. Indicador de precisién (dibujado fuera de escala). Skw = lectura mi- nima de la escala, Skt = graduacién de la escala, L = magnitud a medir, d, = riacién de la magnitud medida. a) posicién de la aguja en el caso de la pieza acon la magnitud medida L; b) posicién de la aguja cuando se coloca bajo el palpador la pieza b cuya magnitud medida varia en d,. Medicién de longitudes 13 La lectura minima de ta escala (Skw) de un instrumento de medida es igual a la variacién de la magnitud medida que corresponde a una graduacién de la escala. Ejemplo: Un indicador de precisién lleva grabada Ja inscripcién «Skw = 10 ym»; es decir, que cuando el palpador se haya desplazado 10 um por haber variado la magnitud medida, la aguja del indicador se desplaza sobre la escala de un trazo al siguiente. El calibre pie de rey tiene una lectura minima de la escala de 1 mm; el nonius s6lo permite una lectura mds exacta. En el caso de los micrémetros, la lectura minima de Ia escala suele ser de 10 um. El aumento V de un instrumento para medir longitudes es la relacién que existe entre la variacién de la aguja indicadora y la variacién de la magnitud medida que la origina. Ejemplo: El aumento de un indicador de precision es 1000 (6 1000:1), cuando la aguja del indicador efectiia sobre a escala un recorrido de 1 mm (= 1000 um), al desplazarse el palpador 1 um. El margen de indicacién es la extensién comprendida entre la mayor y la menor indicacién del instrumento de medida. El campo de medicidn es la parte del margen de indicacién para la cual se han Prescrito unas discrepancias admisibles o cuyas discrepancias son conocidas. El margen de ajuste expresa la longitud que puede regularse entre una superficie de medida fija (por ejemplo, un marmol) y un instrumento de medida, Sumando el campo de medicién y el margen de ajuste se obtiene el campo de aplicgcién. Limites de error. Para los instrumentos de medida normalizados, en las normas DIN se han fijado las discrepancias admisibles (véase pag. 39). Asi, por ejemplo, para un calibre pie de rey de un modelo determinado, ésta es de + 70 um. Los fabricantes han de garantizar que la discrepancia se encuentra dentro de los limi- tes indicados. Fig. 16. Margen de inversién (representacién esquemitica). a) objeto a me- dir (bulén excéntrico); b) comparador; c) palpador; d) sentido de movimiento del objeto a medir; e) centro de giro del objeto a medir; f) sentido de movimien- to del palpador; M = medida de la excentricidad. a) El palpador se recoge: g) posicién inicial de la aguja, h) posicién final (va- Jor medida), b) El palpador sale: g) posicién inicial de la aguja, h) posicién final de la agu- la (teérica), i) posicién final de la aguja (efectiva), k) margen de inversion. 14 Medicion de longitudes Margen de inversion. Al hacer una medicién, por ejemplo con un comprobador, puede ocurrir que el palpador tenga que desplazarse hacia dentro (partiendo de una medida menor), o bien, que tenga que desplazarse hacia fuera (por partir de una medida mayor) (fig. 16). Con este motivo, puede suceder que se tengan dos indicaciones diferentes para una misma magnitud medida. A la diferencia entre dichas indicaciones se la denomina margen de inversién, que en el caso de un comparador puede alcanzar hasta 5 um. Las causas del margen de inversién se derivan, entre otros factores, del rozamiento en el instrumento de medida, de la elasticidad del mecanismo de medida, de las carreras muertas y de la fuerza de medicién. El recorrido libre, en el caso de los comparadores e indicadores de precisién, es el maximo recorrido posible del palpador dentro del margen de indicacién. 1.7. Errores en la medicién El verdadero valor de una magnitud a medir jamds se puede determinar exacta- mente. Cuando se mide, por ejemplo, en un micrémetro de arco y se lee un valor medido de 28,78 mm, no existe una seguridad absoluta de que ese valor medido corresponda a la magnitud en cuestién del objeto a medir. Tanto el instrumento de medida como el método de medicién estén intrinsecamente sujetos a error. La diferencia existente entre los valores medidos leidos y el valor real se denomi- na error de medida. Errores de medida en los valores lefdos, instrumentos y materializaciones de la medida Si de dos valores, se considera uno como correcto y el otro como falso, el error es igual a la diferencia entre el valor falso y el valor correcto. Error = falso menos correcto. Para los valores medidos o resultados de la medicién se tiene: Error = valor medido efectivo menos valor medido teérico. (Valor medido efectivo es el valor medido; valor tedrico es el que se considera como correcto.) Para el error de un instrumento con indicacién de medida se tiene: Error de la indicacién = indicacién efectiva menos indicacién teérica. (Indicacién efectiva es la indicacién observada en el instrumento; indicacién ted- rica es la indicacién que deberia proporcionar un instrumento que estuviera exen- to de error.) Para las materializaciones de la medida (por ejemplo, reglas graduadas, galgas de extremos) se aplica del mismo modo: Error = medida efectiva menos medida tedrica. Abreviaturas: F, error; S, valor tedrico; I, valor efectivo. Medicién de longitudes 15 Ejemplo: Cuando se compara un micrémetro de arco con una galga de extremos (medida tedrica) de 20 mm, se obtiene un valor medido (valor efectivo) de 19,99 mm. El error es, pues: F=1—S=19,99 mm — 20 mm = —0,01 mm. Al hacer otras mediciones, se ha de tener en cuenta este error. Asi, por ejemplo, si se hubiera lefdo un valor de 19,96 mm, la medida del objeto en cuestién seria: ca), habr4 que ajustarlo a: S =I—F = 19,96 mm — (—01 mm) = 1997 mm. Cuando con el mismo micrémetro hubieran de medirse 20,03 mm (medida teéri- ca), habra que ajustarlo a: I= S$ + F = 2003 + (—0,01 mm) = 20,02 mm. re relacién de un error con respecto al valor correcto se le denomina error re- tivo: erréneo — correcto error relativo = ———————_____ correcto En los instrumentos de medida, el error suele venir referido al valor teérico (co- rrecto). El error relativo (f) es: El valor porcentual del error es cien veces el error relativo: I-S £% = 100- Ejemplo: Al ajustar un micrémetro con una galga de extremo de 15 mm (medida teérica), la lectura indica 15,01 mm. Calcular F, f y f %. F=1—S = 1501 mm — 15 mm = + 0,01 mm —Ss 15,01 mm — 15 mm s 1Smm I-S 15,01 mm — 15mm #% = 1000. ——— = 100- s = 0,000666 mm = 0,0666 %6 15m Causas de los errores de medida El valor medido puede resultar erréneo por diversos motivos que intervienen al efectuar la medicién. Las principales causas de error son (fig. 17): @ Error de los elementos de comprobacién. @ Error durante la medicién. a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book 18 Medicién de longitudes @ para que no quede un cojin de aire entre las superficies de medida; © para vencer el rozamiento y las holguras en el mecanismo medidor de la herra- mienta de medida. Fig. 20, Ejemplos de apiastamiento y deformacion por flexién debidos a la fuer- za de medida F (dibujados muy exagerados). a) Aplastamiento (huella) en el caso de superficie de medida con forma esféri- ca: ne d=4 mm, F = 1000 p, el aplastamiento en una pieza de acero es s=12 um. Deformacién por flexién de un soporte de medida: para d= 30 mm, 1, = = 250 mm, J, = 100 mm, F = 1000 p, la deformacién es f’ = 4 um. b) Si al efectuar la medicién se aplica una fuerza de medida inadecuada pueden surgir importantes errores de medida. Si dicha fuerza es muy pequefia, no se pue- de garantizar el contacto de las superficies de medida; resulta entonces un mayor valor medido, Si ¢s demasiado grande, se obtiene un menor valor medido, provo- cado por los siguientes motivos (fig. 20): © El palpador se clava en la superficie a medir y produce una deformacién, que es mayor cuando la superficie de medida es esférica (huella esférica), que cuan- do es plana (aplastamiento). © Si el objeto a medir es de pared delgada, se comprime. © El arco o el soporte del instrumento de medida se deforman. La fuerza de medida se expresa por lo general en p (pondios) y su magnitud varia Para los distintos instrumentos de medida: Micrometros de arco: 50... 1000 p; comparadores: 80... 150 p; indicadores de pre- cisin: 50... 250 p. Fuerza de medida estdtica y dindmica. La fuerza de medida que gravita sobre el objeto a medir (véase fig. 19), se denomina fuerza de medida estética. Al apli- car el palpador de un comparador sobre el objeto a medir, se produce primera- mente una fuerza de medida dinamica (fuerza de choque) debida al recorrido li- bre, antes de que se establezca el estado de reposo y actue la fuerza de medida estatica. La fuerza de medida dindmica es mayor que la estatica y puede falsear el valor medido. Se puede evitar, haciendo que el palpador se aplique cuidadosa- mente. Error debido a las condiciones ambientales. Al efectuar la medicién, también se pueden producir errores de medida por las més variadas condiciones ambientales, tales como la iluminacién insuficiente, las fluctuaciones de temperatura, las vi- braciones o el polvo (por ejemplo, el polvo de lijado). a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book 20 Medicién de longitudes ee Fig. 22, Dilatacidn lineal por efecto de la temperatura. Al alargamiento de la varilla, /, = longitud primitiva, = nueva longitud. Notaciones (fig. 22): Al=alargamiento en mm (A! se lee: delta 1) 1, = longitud primitiva t. = variacién de temperatura en grados (grd) Celsius (°C) a =coeficiente de dilatacién térmica para 1°C Ejemplo: Una regia graduada de acero cuya longitud f = 200 mm, al estar expues- ta al sol se ha calentado de 20°C a 35°C. Calcular el incremento de longitud A/ en mm. Soluci6n: Al=a-h-t; t = 3" —20 =15 Al = 0,000012/grd - 200 mm - 15° = 0,036 mm Como regla empirica se acepta: Un cuerpo de acero de 100 mm de longitud, al aumentar 1°C de temperatura se dilata 12 ym. Los errores de medida por causa de la temperatura pueden presentarse en los si- guientes casos: @ £1 elemento de comprobacién y la pieza a comprobar son del mismo material, pero cuando se miden tienen distinta temperatura. @ El elemento de medida y la pieza a comprobar son de distintos materiales y se miden a la misma temperatura, que sin embargo difiere de la temperatura de referencia. @ El! elemento de comprobacion y la pieza a comprobar son de distintos mate- Fiales y tienen temperaturas diferentes. >) |) Pre ores Fig. 23, Termémetro para sélidos. La temperatura corpérea de una herramienta de medida o de un objeto a medir, se puede determinar con un termémetro para solidos (fig. 23). Este se fija con Medicién de longitudes at cera adhesiva al cuerpo que se trata de medir e indica la temperatura al cabo de unos 90 segundos, Es frecuente que las mediciones de precisién se efectien en salas de metrologia, en las que la temperatura del aire se mantienen automaticamente a 20°C. Para que se equilibre la temperatura, las piezas a medir han de permanecer en la sala de metrologia durante algunas horas, antes de hacer la medicién. Como el aire es un mal conductor del calor, se puede abreviar el equilibrio de la temperatura si se coloca la pieza a medir sobre una placa metdlica que Ieve tiempo en la sala de metrologia. Error personal. Para reducir en todo lo posible los errores de medida, los opera- rios que se encargan de la medicién han de reunir ciertas cualidades personales, como por ejemplo, poseer cierta practica, tener tacto para la fuerza de medida, buena vista y capacidad para distinguir la asimetria al leer las fracciones de una escala. Fig. 24. Temperatura de referencia 20°C. Un error de medida muy frecuente, debido al factor humano, esta originado por laje» (fig. 25). Cuando la superficie donde se efectia la medida y la su- perficie que contiene las divisiones de Ia escala se encuentran separadas entre si Correct Correeto Incorrecto Incorrecto Incorgecto Ineprrecto Fig. 28. a) error de medida f por paralaje al dirigir la visual oblicuamente. @ = distancia entre el plano de la graduacién (b) de la regla y el plano del objeto a medir (c). Cuanto mayor sea a, tanto mayor ser4 /. b) direccién de la visual en el caso de instrumentos con aguja indicadora. 1 = incorrecto; 2 = correcto. 22 Medicién de longitudes una cierta distancia, al dirigir la visual oblicuamente, se lee un valor erréneo, Para evitar este error de paralaje, se ha de dirigir la visual perpendicularmente a la escala y, si se trata de aparatos con indicador, perpendicularmente a la aguja. Los errores de paralaje son errores de primer orden. Error por imperfecciones del objeto a medir. Los valores medidos pueden verse afectados por discrepancias de forma, por superficies de referencia defectuosas o por la calidad de la superficie (fig. 26). Al mecanizar una pieza no se consigue jamés la forma geométrica deseada. Un buldn torneado o rectificado que tenga, por ejemplo, 25 mm de dimetro y 150 mm Fig. 26. Ejemplos de discrepancias con respecto a la lorma geométrica desea- da: a) cénico; b) convexo; c) céncavo; d) curvado; e) retorcido; f) con espeso- res iguales y no circular. de longitud, puede presentar algunas diferencias con respecto a la forma cilindri- ca, que pueden representar algunas micras o sdlo fracciones de ésta. Por ejemplo, puede ser convexo, cénico, céncavo, o estar curvado o retorcido. Las discrepancias de forma se pueden presentar también combinadas. Desde el punto de vista metrolégico, la conicidad, la concavidad 0 la convexidad se pueden descubrir facilmente, mientras que las formas curvadas o retorcidas, a pesar de que los didmetros correspondan a la medida tedérica, resultan inutiles para en- samblarlas en un agujero del mismo tamafio. En el rectificddo sin centros se producen a veces espesores iguales, por ejemplo, de tres caras o de cinco caras (fig. 26). Al efectuar la medicién es f4cil obtener valores erréneos, porque aun- que todos los diémetros son iguales, sin embargo la seccién no responde a una forma circular (véase pag. 58), Algunas veces, es necesario determinar las dicre- pancias de forma y posicién (véase pag. 4) antes de proceder a la medicién pro- piamente dicha. Es corriente que las herramientas de medida asienten sobre superficies de refe- rencia. Cuando éstas son imperfectas, se producen errores de medida (fig. 27). Superticie de referencia orrecta ‘Incorrecta Fig. 21. Error de medida provocado por una defectuosa superficie de refe- La medida indicada a’ no corresponde a la magnitud medida a. La superfice de una pieza puede quedar mas o menos rugosa por las estrias del mecanizado y causar errores de medida por las siguientes causas: a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book Medicién de longitudes 25 Por lo general, los indicadores de precision no se lubrifican, para no impedir el movimiento de la transmisién. En cualquier caso, hay que atenerse a las instrucciones facilitadas por el fabricante. @ Al elegir un instrumento de medida se han de tener en cuenta el campo de tolerancias y el estado de la superficie de la pieza a comprobar. Para medir un redondo laminado de 25 mm de didmetro con una discrepancia admisible de + 0,5 mm, lo normal es utilizar un calibre pie de rey, y no un micrémetro de arco. @ Los elementos de comprobacién pueden cambiar de medidas debido al des- gaste y al deterioro. Para descubrir oportunamente cualquier error inadmisi- ble, han de someterse a control permanente. Utilizandc elementos de compro- bacién defectuosos, se perjudica la calidad de los productos. Salas de metrologia. En muchas industrias se realizan ciertas comprobaciones en una sala de metrologia especial, como por ejemplo: a) para verificar los elementos de comprobacién procedentes de fabricantes ajenos © de los propios talleres de calibres y utillaje; b) para controlar los elementos de comprobacién que se utilizan en la empresa; c) para comprober las herramientas determinantes de formas y dimensiones (cu- chillas de forma para torno, fresas de forma, cortadores, etc.); d) para comprobar piezas mecanizadas, por ejemplo, en casos de litigio y cuando en los talleres de fabricacién no se disponga de adecuados elementos de com- probacién y acondicionamiento ambiental. Entre el equipo de las salas de metrologia figuran los puestos de comprobacién, las mesas de herramental y los armarios de conservacién, estancos al polvo. La eleccién de los elementos de comprobacién propiamente dichos se hace en fun- cién del tipo de fabricacién y de los requisitos en cuanto a su precisién. El local debe estar exento de vibraciones y de polvo y poseer buena iluminacién. Por lo general, la temperatura del local se mantiene automaticamente a 20°C. Al perso- nal se le han de exigir excelentes cualidades, no sdlo profesionales, sino también humanas (esmero, escrupulosidad, etc.). 2. MEDICION DE LONGITUDES CON REGLAS Y GALGAS Los patrones para longitudes (reglas graduadas, galgas de extremos) se denominan también con el término de «metros». Constituyen el fundamento de la medicién de longitudes y se utilizan por si solos o combinados con los instrumentos de medida y de visor. . Reglas graduadas para longitudes En una regla graduada, la medida viene definida por {a distancia entre los trazos de divisién. Se entiende por distancia entre trazos la longitud de la recta que los une. Aparte de algunos modelos especiales, las reglas graduadas responden a normas DIN. El material y la ejecucién estén en funcién de la aplicacién a que se destinan y a la precision requerida. Pueden enumerarse entre ellas (siguiendo un orden de menor a mayor en cuanto a precisién): los metros plegables, las cin- tas métricas, las reglas de taller, las reglas de verificacién, las reglas de compa- racin y las reglas patrén (tabla 2). Las reglas patrén (no normalizadas) adoptan la misma forma que las reglas de comparacién. Con su tolerancia de + 2,2 um por cada 100 mm de longitud medida satisfacen estrictos requisitos en cuanto a exactitud. El grueso del trazo es de 1a3 um. Los modelos especiales de reglas graduadas suelen ser de materiales no metalicos. Las reglas graduadas de vidrio, por ejemplo, pueden leerse por transparencia. Las graduaciones especiales son necesarias para las medidas de contraccién. Estas reglas se utilizan para la confeccién de modelos de fundicién y de estampas de forja. Sus divisiones estén aumentadas de acuerdo con la contraccién del metal que se ha de trabajar, por ejemplo en un 10%. Utilizacin de las reglas graduadas. Los metros plegables y las cintas métricas se utilizan para mediciones bastas, debido a sus grandes tolerancias. Las reglas de acero se emplean para mediciones sencillas en taller. Las reglas de taller, las de verificacién y las de comparacién se aplican de acuerdo con la precisién requeri- da, en las salas de metrologia o se montan en las maquinas-herramientas (taladra- doras con plantilla) y utilizan instrumentos de medida. Las reglas patron sirven sobre todo para el control centralizado de las reglas graduadas, especialmente para el de jas reglas de comparacién. En el caso de que las escalas graduadas estén cromadas, como por ejemplo, en las reglas de comparacién, se ha de evitar el engrasarlas y pulirlas, para no dafiar los bordes de los finos trazos de las divi- siones. Las particulas de polvo se quitaran con un pincel suave. Para ias mediciones sencillas de taller se puede proceder, ya sea dirigiendo la visual al objeto a medir sobre la divisién de trazos (véase pdg. 22), ya sea trans- portando la medida mediante un compas (véase pag. 59). 26 TABLA 2 Reglas graduadas sein DIN Dimensiones, Diferencia Denominacién materiel tamaiio Graduacién | admisible en mm nominal en ja longitud Metro Madera con tmy2m | Impresa, |: 1 mm en plegable cantoneras | grabada, 1000 mm DIN 6400 metilicas en laminada, los extremos; estampada SRT | aluminio Cintas Fleje de acero {1 m, Como la | 100 pm en métricas inoxidable, caja'de 40 @ | anterior | 1000 mm DIN 6403 acanalado; caja | + 150 pm en de acero o de Hs 2000 mm Forma plastico | Fleje de acero 10; 20; 30 Como la ‘Como en Ia forma A. Fe B | inoxidable, plano. |y SO m. | anterior Las cintas orm Caja de metal, {Caja de meétricas de tela piel, plistico [95 a 125 tienen mayores mm @ variaciones ‘Acero para 300 mm y Grabada | + 65 um en muelles 500 mm, 300 mm 0,3 mm de +75 pm en espesor 500 mm Acero laminado |05; 1 y 2 m; 6x Reglas Acero sin templar;| 500 a 5000 mm; de taller coeficiente de | Seccién DIN 866 dilatacién térmica | a 14 x 1 115 10-* Como en I Longitudes * como T; Seccion 5 x 2 a2 x 60 Longitudes hhasta 2000 __| mm; seccién dilatacién térmica] cuadrada, i 115 10-. Tambiér} Jado de 15; _|Grueso trazo | + 20 wm en otros materiales | 29 y 25 mm [hasta 40 ym | 1000 mm Longitudes [Division en | + 55 um en hasta 1000 mm;|la fibra ido mm coeficiente de secciénen '|neutra + 75 um en dilatacién térmica] H, U 6 X re del | 500 mm 115 10-, También} trazo hasta | : 10 ym en otros materiales 7 ym 1000 mm. a7 28 Medici6n de longitudes con reglas y galgas 22. Galgas de extremos Las galgas de extremos materializan determinadas medidas de longitud por la distancia entre dos superficies de medida (superficies extremas). Clases de galgas de extremos. Las superficies de medida pueden ser planas, cilin- dricas 0 esféricas (fig. 29). ea Tea (2 Fig. 29. Tipos de galgas de extremos. f superficie de medicién, { medida no- minal. a) galga de extremos paralelos de seccién rectangular (normalizada, debe usarse con preferencia); b) galga de extremos paralelos de seccién circular; c) galga cilindrica (calibre macho); d) galga de extremos esféricos (c y d para agujeros). @ Las galgas prismaticas tienen las superficies de medida planas y paralelas. is secciones son, por lo general, rectangulares. Pero también pueden ser circu- ares. @ Las galgas cilindricas son, por ejemplo, las placas medidoras y los calibres. Las superficies de medida son parte de un cilindro circular. @ Las galgas esféricas tienen superficies de medida esféricas. Las galgas con superficie de medida cilindrica y esférica se utilizan como cali- bres para agujeros (véase pag. 100). @ Las galgas angulares materializan un Angulo por la posicién de dos superficies planas de medida (véase pg. 120). Galgas prismaticas de seccién rectangular (fig. 29a) son las de uso més gene- ralizado y estin normalizadas segin DIN 861. Entre sus superficies de medida, que son planas y paralelas y que estén mecanizadas con un alto grado de acabado superficial, materializan una medida muy exacta. El material utilizado para las galgas prismdticas es un acero templado con un coeficiente de dilatacién térmica de (11,5 + 1,5) - 10* por grado, entre 10 y 30°C. Las superficies de medida pueden ser también de metal duro. Para aplicaciones especiales también hay galgas de cuarzo. Tt Fig. 30. Definicién de 1a longitud de una galga prismatica por Ja distancia [; a) galga de extremos; b) pieza auxiliar; 1. = medida en el centro. Medicién de longitudes con reglas y galgas 29 Las galgas de acero no deben perder su medida exacta por deformaciones y otras causas. La estabilidad dimensional puede conseguirse mediante un envejecimiento artificial. Para la longitud de una galga prismdtica, se aplica DIN 2062: La medida { viene dada por la distancia entre dos superficies planas de medida. Una superficie de medida es la superficie de un cuerpo auxiliar a la cual se adhiere Ja galga. La otra superficie es la superficie libre de la galga (fig. 31). Puede ocu- rrir que las dos superficies de medida no se hayan mecanizado completamente paralelas. Por esta razén, se toma como distancia -edida en el centro) la verti- cal en el centro de 1a superficie libre sobre la superficie del cuerpo auxiliar. Fig. 31. Dimensiones de la seccién de las galgas de extremos paralelos con seccién rectangular. a) medida nominal superior a 10 mm; b) medida nominal de 0,5 a 10 mm; c) las galgas de menos de 6 mm llevan la inscripcién en la su- perficie de medida; d) galga para medida nominal inferior a 0,5 mm. Guperticies de medida Superticies, ‘de medida Fig. 32. Cuando se utilicen galgas de seccion cuadrada se ha de prestar aten- cién a las superficies de medida. Las secciones de la forma rectangular tienen las siguientes dimensiones (25,3): Medida nominal (longitu) mm: mas de 10 0,5. 10 menos de 05 Seccién 35x9 30x 9 20 x9 Para las galgas de extremos de mAs de 6 mm, se consideran las superficies de me- dida las situadas a ambos lados de la inscripcién de la medida nominal. Las de menos de 6 mm, llevan la inscripcién en una de las superficies de medida. Cohesién y corrimiento de las galgas prismaticas. Las superficies de medidas estan Iapeadas y son tan planas que es posible, limpidndolas previamente, componer varias galgas entre si por cohesién 0 por corrimiento (combinacién de galgas), las cuales quedan adheridas entre si con fuerza suficiente. a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book 32 Medicién de longitudes con reglas y galgas Ejemplo: Se desea componer con el juego normalizado N la longitud de 38,014 mm. Al componer las galgas es conveniente empezar por extraer, de la caja donde se conservan, las galgas mds pequefias. Solucin: 1 galga 1,004 mm galga 1,010 mm galga 6,000 mm 42 galga 30,000 mm Longitud 38,014 mm Conservacién de Ins galgas prismiticas. Para mantener las galgas en las debidas condiciones de uso durante el mayor tiempo posible, se han de manejar y conser- var con un cuidado exquisito. @ Las galgas se han de proteger contra el sudor y el calor de las manos, para Jo cual se cogeran con pinzas de madera, con guantes o con un trozo de ga- muza (véase fig. 33). @ Antes de utilizar las galgas se ha de quitar la grasa protectora de conservacién, para lo cual se lavaran cuidadosamente con gasolina ligera, exenta de residuos. A continuacién se secardén con tejido no fibrosos, por ejemplo, algodén oftal- mico © tela fina. Las particulas de fibra o el polvo se quitaréncon un pincel suave. Las superficies de medida que hayan de estar en contacto con la pieza que se va a medir, Hevarén una ligerisima capa de grasa, pero las superficies de medida que han de someterse a la cohesion o al corrimiento estarén total- mente limpias. @ Las galgas no deben mantenerse unidas jamas durante un periodo de tiempo excesivo, y en ningtin caso dejarlas toda la noche, porque debido al intimo contacto podria producirse una soldadura en frio o una corrosién. Las galgas no se separaran violentamente, sino que se someterdn a suaves movimientos de deslizamiento y giro. @ Durante su empleo, las galgas han de protegerse contra los golpes, el polvo de lijado, la humedad salina o Acida y la radiacién solar. Tampoco deben uti- lizarse en las proximidades de los platos electromagnéticos, para que no que- den imantadas. Si llegaran a imantarse, habré que someterlas a un proceso de desimantacién. De !o contrario, atraerian las particulas de hierro contenidas en el polvo del taller, las cuales son dificiles de quitar y arafiarfan las super- ficies de medida. @ Después de su uso, se han de limpiar las galgas, engrasarlas ligeramente con vaselina neutra y colocarlas ordenadamente en su caja de conservacién. Con el uso, las galgas pueden desgastarse y, por consiguiente, se han de com- probar periddicamente. Para ello se requieren instrumentos de medida de pre- cisién y de alta calidad. Las galgas que hayan experimentado desgaste © dafios, sobre todo si se han arafiado o si sus superficies de medida han quedado ata- cadas por la soldadura en frio, se han de retirar inmediatamente del uso, para evitar que al hacer el corrimiento dafien a las otras galgas que estén en buenas condiciones. Accesorlos para las galgas. E] pleno aprovechamiento de las galgas prismaticas s6lo es posible mediante los accesorios adecuados. Entre ellos se encuentran los brazos, las puntas de trazar y centrar, los soportes y los empalmadores (fig. 35). a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book 34 Medici6n de longitudes con reglas y galgas © Medicién y ajuste de calibres e instrumentos de medida con indicador (fig. 36). Para determinar la medida de trabajo de los calibres de herradura, cuando no se dispone de calibres de comprobacién con medida de ajuste (véase pég.105), se utilizan unos calibres de comprobacién cuya medida corresponde a un nu- mero entero que viene a ser unos 5 mm menor que la medida del calibre de herradura, La diferencia se suple con galgas de extremos. La medida de tra- bajo se puede averiguar también con espigas palpadoras de comprobacién. @ Medicién de piezas mecanizadas (fig. ). @ Ajuste de mAquinas herramientas. Para ello se utilizan, ademas de las galgas del grado III de precision, otras galgas que no responden a normas (fig. 38). Fig. 38, Ajuste y trazado con galgas prismaticas. a) ajuste del tope de pro- \didad en la maquina de taladrar; b) trazado con la punta de trazar; c) ajus- de una fresa para ranuras en el centro del eje; d) ajuste del tope del carro un torno. Espigas palpadoras de comprobacién (espigas-calibre) Las espigas palpadoras de comprobacién son unas espigas cilindricas, lapeadas. Un juego de espigas palpadoras de precisién se compone de una espiga de 5 mm de didmetro y de 38 espigas duplicadas, cuyos didmetros estan escalonados de mi- cra en micra o difieren en varias micras, en mas o en menos. Para comprobar los calibres de herradura, se aplica sobre una de las mandibulas una combinacién de galgas cuya medida total sea 5 mm menor que la nominal. A continuacién, entre el extremo libre de la combinacién de galgas y la otra mandfbula se ven haciendo rodar sucesivamente diferentes espigas. Aquella espiga que para rodar ofrezca una resistencia sensible al tacto, ser4 la que defina la medida efectiva (fig. 36b). Las espigas se prestan también para la medicién de distancias entre agujeros. 3. MEDICION CON INSTRUMENTOS MECANICOS PARA MEDIR LONGITUDES Los instrumentos de medida con indicador pueden clasificarse en instrumentos mecénicos, épticos, eléctricos y neumiticos. Entre los mecdnicos se encuentran los calibres pie de rey, los micrémetros, los comparadores y los indicadores de pre- cision. En estos instrumentos, tanto la indicacién como la transmisién de multi- plicacién se hace por medios mecénicos, tales como cursores, husillos roscados, ruedas dentadas y palancas. En el presente capitulo se describen los instrumentos mecdnicos para medir dis- tancias. 3.1, Medida de las distanclas entre superficies exterlores (medida de exteriores) En la medici6n de exteriores se determina la distancia entre dos superficies opues- tas. Estas superficies pueden ser planas (piezas prismaticas) o curvas (por ejem- plo, ejes cilindricos) (fig. 39). Haciendo la medicién en distintos puntos se com- prueba el paralelismo de las piezas prismdticas o la forma circular o cilindrica de los ejes. b Fig. 39. Medida de exteriores. a) superficies de medida planas; b) superficies de medida curvas. a o’ Fig. 40. a) Medida en dos puntos; b) medida en tres puntos. Fig. 41. Campo de tolerancias de las piezas al medir con el calibre pie de rey. Para Ja medida de exteriores sc utilizan sobre todo los calibres pie de rey, los micrémetros, los comparadores y los indicadores de precisién. Cuando un instru- mento de medida hace contacto en dos puntos opuestos de la pieza a comprobar, 35 36 Medicién con instrumentos mecénicos para medir longitudes se dice que la medicién es de dos puntos (por ejemplo, calibre pie de rey, micré- metro). En el caso de la medicién en tres puntos, que se utiliza algunas veces para medir piezas cilindricas (ejes), el contacto con la pieza a comprobar se hace tres puntos (fig. 40). Calibre ple de rey Utilizacién. Los calibres pie de rey sirven para la medicién directa de medidas interiores, exteriores y de profundidades. En el instrumento se pueden leer milf- metros enteros y fracciones de milimetro, por ejemplo, 1/10, 1/20 6 1/50 mm, y también, en algunos casos, pulgadas y fracciones de pulgada (fig. 42). Dado que en las mediciones de taller sélo se necesita apreciat estas fracciones de milimetro, jos calibres pie de rey tienen un uso muy generalizado. Constitucién y modelos. Los calibres pie de rey estén normalizados (DIN 862). Estan construidos con acero (coeficiente de dilatacién térmica a= 115-10 a 20°C), que en el caso de los modelos de alta calidad est convenientemente trata- do con temple y envejecimiento y, ademas, es inoxidable. Fig. 42. Calibre pie de rey. a) regla con la division principal; b) brazo fijo; ¢) cursor con brazo; d) rebajos del brazo para medida de interiores; e) cuchi- las de medida; f) tornillo de fijacién; g) nonius; h) cursor con ajuste de preci- sién (nonius de 1/50). Fig. 43. Calibre pie de rey con sonda de profundidades. a) cuchillas de medida; b)brazos cruzados para medida de interiores; c) sonda para medida de profun- didades; d) dispositivo de fijacién. a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book 40 Medicién con instrumentos mecénicos para medir longitudes Fig. 48. Medida de exteriores con el calibre pie de rey. a) el brazo fijo se apo- ya en la pieza a medir y el brazo desplazable se desliza; para ello se ha de pres- tar atencién para que se produzca un buen apoyo entre las superficies; b) siem- pre que sea posible, se evitard medir por los extremos de los brazos; cuando ten- ga los brazos fijos, el calibre pie de rey no debe obligarse contra la pieza a me- dir; medir las ranuras circulares con las cuchillas de medida. Las cuchillas medidoras se desgastan con mucha facilidad y, por tanto, se uti- lizar4n solamente para medir estrias o ranuras. Para evitar un desgaste prematuro de las superficies de medida delanteras, siempre que sea posible se evitaré medir por los extremos de los brazos. Los calibres de pie de rey se han de conservar en su caja o en su estuche. Periédicamente se ha de comprobar la precisién de los calibres pie de rey. Para este fin, se corre el brazo mévil a la posicién cero; entre las superficies de medida no debe verse ninguna rendija de luz. Para verificar las medidas resultan apropiadas las galgas de extremos. eooe Micrémetros de arco En los micrémetros de arco se aprecian medidas de 0,01 mm y en algunos mode- Jos, también las de 0,001 mm. Cuando se utiliza un micrémetro de arco para medir longitudes se han de tener en cuenta las siguientes observaciones: @ Los pequetios valores medidos se hacen visibles facilmente (relacién de multi- plicacién), Asf, por ejemplo, si se da 1/50 de vuelta a un tornillo cuyo paso sea fe a ree Fig. 49. Utilizacién del tornillo para medir longitudes. P = paso, f = tamafio de la divisidn de la escala, F = fuerza de medida. Td Fig. 50. Campo de tolerancias de las piezas al medir con micrémetros. a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book 42 Medicién con instrumentos mecénicos para medir longitudes TABLA 4, Discrepancias admisibles para los micrémetros de arco DIN 863 (resumen) total ad. misible de 05 mm. También hay husillos con paso de 1 mm. La rosca representa la ma- terializacién de la medida. Las superficies de medida del husillo y del yunque estén templadas o recargadas con metal duro, para evitar el desgaste. Deben quedar planas y perfectamente paralelas entre si en cualquier posicién de medida. La discrepancia admisible en cuanto a planitud y paralelismo esta especificada en las normas (tabla 4 ). El casquillo exterior (tambor de medida) esta rigidamente unido al husillo de medida. En su periferia cénica Meva la escala circular. Dicha escala consta de 50 divisiones si el paso de rosca del husillo es de 0,5 mm, o de 100 divisiones si el paso es de 1 mm. De este modo se obtiene una distancia entre trazos suficien- temente grande (como minimo de 1 mm), siendo el didmetro exterior proporcio- nalmente mayor cuando se divide su periferia 100 partes (fig. 52). Para que no se produzcan reflejos que impidan la lectura, las escalas llevan un acabado de cromado mate. El limitador de par esta constituido por un embrague de dientes o de friccién y su misién es la de impedir errores de medida debidos a la irregularidad de la Fig. 52. Relacién de dimensiones de los casquillos exteriores para ¢l mismo tamafio de divisién de la escala. a) 50 partes (paso del husillo 0,5 mm); b) 100 partes (paso del husillo 1 mm). a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book 128 Medida de dngulos Fig. 201, Cabezal divisor éptico. a) ocular para el movimiento giratorio; b) ocu- lar para la lectura del cfrculo graduado. El husillo se gira con un sinfin y una rueda helicoidal. El limbo graduado del geben divisor es solidario del husillo. El ocular se utiliza para la lectura micros- pica. Fig, 203 Fig. 204 Fig. 205 Fig. 202. Regla de senos. a) regla; b) discos medidores; c) galga prisméatica. Fig. 203. Tridngulo rectangulo, a = cateto opuesto, b = cateto adyacente, c = hi- Potenusa. Fig. 204. Regla de senos. L = longitud, H = altura de la combinacién de galgas; oe base (por ejemplo, m4rmol de plancar); ¢) objeto a medir (cono). Utilizacién: ajustar la regla de senos al Angulo a y examinar la rendija de luz en el cono, o bien, ajustar la regla de senos al cono y determinar el 4ngulo a por Ia superposicién de galgas de extremos. Fig. 203. Medida de 4ngulos con la regla de senos y con un comparador o indi- cador de precisién. El comparador no debe experimentar salto alguno al ex- plorar la cara superior del objeto a medir (a). Reglas de senos y de tangentes Un Angulo se puede medir también utilizando galgas prismaticas, reglas y discos medidores. Para definir el Angulo se utilizan las relaciones trigonométricas. La regia de senos consta de la regla propiamente dicha y de dos discos medido- res del mismo didmetro, que estan fijados a la regla a una determinada distancia constante (fig. 202). Fundamento; En un tridngulo rectangulo (fig. 203) se tiene: cateto opuesto seno de un Angulo = ——_—————; sen a = hipotenusa e a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book 11. MEDICION DE LAS ALINEACIONES 11.1, Alineacién y discrepancia de alineacién Se dice que dos planos estén alineados cuando estén situados en una misma recta. Discrepancia de alineacién es el mutuo desplazamiento de dos ejes o de dos pla- nos entre si. Se han de distinguir al respecto los siguientes casos (fig. 222 ): SS. Sic, Fig. 222. a) los ejes estan alineados; b) =e pie estén desplazados paralela mente; c) los ejes se cortan, formando un @ Las rectas (ejes) estan desplazadas paralelamente entre s{ (discrepancia de concentricidad, véase pag. 71). @ Las rectas (ejes) se cortan formando un Angulo (designada también como dis- crepancia de orientacién). @ Las rectas (ejes) estén torcidas entre si (no representado en la figura). 11.2. Elementos para medir la alineacién Entre los elementos mecdnicos figuran el indicador de precisién, las reglas, las galgas de extremos y los niveles de burbuja. En Ja figura 223 se exponen algunos ejemplos de aplicacién. Fig. 223. Medida de Ia alineacién de dos agujeros mediante ejes de compro- bacién. a) midiendo el salto de un comparador fijado en uno de los jes; b) apo- yando una regla de filo en los dos ejes (rendija de luz); c) medicién con nivel de burbuja (desviacién angular). Fig. 224. Telescopio de alineacién (Leitz). 135 a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book 12, COMPROBACION DE PERFILES En la medicién de longitudes se trata, sobre todo, de determinar la distancia entre dos superficies. La comprobacién de perfiles, por el contrario, exige averi- guar el recorrido de una linea o de una superficie. En las piezas perfiladas, el Fig. 230. Ejemplos para perfiles. a) plano del perfil perpendicular a la pieza; b) forma en el espacio (perfil en la seccién por el plano del eje). perfil se comprueba en un plano determinado, que puede ser el plano transver- sal a la pieza o el plano de la seccién por su eje (fig. 230). 12.1. Elementos para comprobar los perfiles La medicién o la comprobacién se puede realizar con distintos instrumentos. Las plantillas de forma se prestan para la comprobacién por el procedimiento de la rendija de luz (fig. 230). La medicion con galgas de extremos, discos de comprobacién, etc., es s6lo posible en el caso de piezas de gran tamafio cuyos perfiles estén formados por arcos de circulo y rectas (fig. 231). Disco de a comprobacién Regia de filo Galge de extremos o Fig. 231. Comprobacion 0 medicién de perfiles. a) con plantillas de forma; b) medicién. También existen unos instrumentos que hacen la exploracién de} perfil con un palpador, como por ejemplo, el instrumento para comprobar la evolvente de los engranajes (véase pag. 165). Los perfiles de forma complicada se pueden examinar con bastante precisién por medios épticos, como por ejemplo, con el proyector. También se utiliza el micros- copio para medir o comprobar perfiles. (véase pAg. 77). El proyector produce sobre una pantalla imagenes ampliadas de los objetos. Con ayuda de las imagenes del proyector se pueden comprobar Jas formas del con- torno de piezas no demasiado grandes. 139 a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book 144 Medicién y calibrado de conos Fig. 240 Fig. 241 Fig. 242 Fig. 243 Fig. 240. Medidor de conos con regla de senos (Hommel). La regla se puede ajustar con galgas de extremos 0 con un cono patrén. La pieza se apoya sobre la base y la regla. Las discrepancias se manifiestan en la rendija de luz. Proce- diendo a la inversa, asentando la regla sobre la pieza, se puede medir su coni- cidad mediante galgas de extremos. Fig. 241. a) instrumento de dobie cabailete; b) instrumento medidor con dos comparadores. Los indjcadores de precisi6n o los comparadores de ambos apa- ratos se ponen a cero segin un cono patron. Las discrepancias del objeto a me- dir (cono) con respecto ai patrén se leen en las esferas graduadas. El objeto a _— debe apoyar contra un tope. No se pueden apreciar las discrepancias de forma. Fig. 242. Instrumento de medida con carril inclinable de contrapuntos. El ca- rril de los contrapuntos se inclina en la mitad del 4ngulo del cono (angulo de ajuste) hacia arriba. La superficie exterior del cono se explora con el indicador de precisién. Las fluctuaciones se leen en el salto del indicador. Fig. 243. Medicién por diferencia de un cono exterior con un casquillo neu- miético para conos. a) cono exterior; b) casquillo cénico; c) tobera medidora; d, e) conductos de aire. El casquillo cénico debe corresponder al cono teérico. Las discrepancias de conicidad del cono que se trata de medir se leen con gran peg ay en los instrumentos indicadores (columna liquida, manémetro indica- lor) (fig. 249). doble caballete con dos comparadores, el instrumento universal con contrapuntos sobre guia inclinable y el casquillo neumético para medir conos (figs. 240 a 243). Callbrado del cono exterior. Para el calibrado se utilizan, entre otros, las planti- Mas de chapa, los casquillos de calibre cénico y los calibres planos cénicos. Para calibrar la forma del cono por el procedimiento de la rendija de luz pue- den utilizarse plantillas de chapa, en las que se ha de tener en cuenta la exac- titud requerida. Para mejor distinguir la rendija de luz, el borde de comprobacién debe presentar forma de cuchilla (fig. 244). Haciendo el calibrado con los casquillos de calibre cénico y con los calibres pla- nos cénicos (fig. 245), por lo general se abarcan todas las dimensiones (didme- tro, longitud, conicidad) al mismo tiempo. Es menos complicado que medir y pro- porciona una garantfa en cuanto a la sustentacién de las superficies cénicas. El calibrado se utiliza sobre todo con los conos normalizados, como por ejemplo, los conos de herramientas. Con los calibres no se pueden determinar de forma numérica las discrepancias de conicidad. En un casquillo de calibre cénico, una de las caras frontales sirve para sefialar el didmetro de referencia, La sustentacién uniforme de las superficies cénicas se de- termina recurriendo al método de friccién, Para ello, se trazan sobre la envol a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book Medici6n y calibrado de roscas 151 Tape Fig. 255. Medicion de los diametros exteriores y del niicleo de una rosca. a) medicién del diametro exterior d (correcto); b) incorrecto; ¢) correcto; d) medicién del didmetro del nicleo con las cuchillas del calibre pie de rey; ¢) mi- crémetro de arco para roscas. Su configuracién es la misma que la de los micrémetros de arco normales. El yunque y el husillo medidor estan provistos de agujeros en los que encajan piezas medidoras intercambiables, dotadas de giro. Para la puesta a cero o para ajustarlo a una medida de comprobacién (de 2 mm en adelante), ¢! yunque esté provisto de un dispositivo de ajuste fino y de fijacién; f) la dimensién medida d, es mayor que el didmetro del micleo d;; g) la medicién con la punta y el engaste para nucleos proporciona la medida correcta, P = paso. girse mediante célculos. Al ajustar la herramienta de medida con un mandril para el calibrado de roscas, resulta innecesario el calculo. Utilizando el juego de punta y engaste para nticleos, se puede medir d; perpendi- cularmente al eje. Estas dos piezas suplementarias se introducen en el yunque y en el husillo medidor del micrémetro. La punta sirve para varios pasos, mientras que el engaste ha de tener sus cuchillas a una distancia que corresponda al paso de rosca. Por tanto, para cada paso de rosca se’requiere un engaste especifico. El didmetro en los flancos d, puede medirse con el juego de punta y engaste, o bien mediante tres alambres medidores. Para tomar la medida de estas piezas medido- ras se utilizan micrémetros 0 indicadores de precisién. @ Las espigas de la punta y del engaste (fig. 256) se encajan en los agujeros de los tornillos micrométricos o de los indicadores de precisién. Deben poder gi- rar facilmente, para que puedan adaptarse en el sentido del paso de rosca. Para conseguir un asiento seguro en !a zona del didmetro en el flanco, las pie- Engaste Punt a oe. Fig. 286. Medicién del didmetro en los flancos 4, con engaste y punta, a) su- perficies de medida rebajadas; b).en caso de ser defectuosos los angulos de los flancos, el engaste y la punta con superficies de medida completas no asientan en el didmetro en el flanco; c) medida de ajuste para engaste y punta. a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book Medici6n y calibrado de roscas 157 Magnitud de las tolerancias, Los tornillos no necesitan tener la misma calidad y precision para todos los casos de aplicacién. Existen tres clases de tolerancia (gra- do de calidad): fino (f): cuando se requiere gran precisién y poca holgura, medio (m): para usos generales, basto (g): cuando no se establezcan requisitos especiales en cuanto a precision. La calidad de 1a tolerancia se designa con un numero (por ejemplo, 3, 4, 5, 6, etc.). Dentro de una clase de tolerancia se pueden aplicar distintas calidades de tole- rancia, segiin sea la longitud roscada. Se distinguen las siguientes longitudes ros- cadas: corta (S), normal (N), larga (L). Ejemplo: para el didmetro en los flancos de una rosca macho de la clase de tolerancia m, se aplican, para las distintas pugiioies roscadas, las siguientes calidades de tolerancia: 5 para S, 6 para N y para L. La abreviatura de una zona de tolerancia ISO se compone de un mimero para la calidad y de una letra para la posicién de la tolerancia, por ejemplo, 4 h (rosca macho), 5 H (rosca hembra). El distintivo de la calidad precede a la letra que caracteriza la posicién. Las tolerancias de roscas no contienen ningiin valor para el dngulo del flanco ni para el paso, sino unicamente para los didmetros exterior, del nucleo y en el Banc, porque los defectos de angulo y de paso se manifiestan el didmetro en el flanco, 145. Calibrado de las roscas En la fabricacién en serie de piezas roscadas resulta antiecondmico medir cada una de las magnitudes determinantes de la rosca, porque en algunos casos, esta medicién seria mds cara que la propia fabricacién. En lugar de eso, se emplean calibres de roscas. Con los calibre machos de roscas, con los calibres de anillo para roscas y con otros calibres de palpador se determinan de una vez todas las magnitudes determinantes. Asi como con la medicién se han de averiguar cinco magnitudes determinantes, con el calibrado, la pieza a comprobar se examina una sola vez. Los calibres normales de roscas son calibres macho y calibres de anillo para ros- cas, Con ellos se pueden averiguar si las piezas son aptas para el enroscado, pero no son apropiados para el calibrado de rechazo. Calibres de tolerancias para roscas (calibres «pasa» y «no pasa» para roscas). El calibrado con calibres «pasa» y eno pasa» presupone que se han respetado ciertas tolerancias y, por consiguiente, la intercambiabilidad de las piezas roscadas. Segin el principio de Taylor, el calibrado con los calibres «pasa» debe abarcar al mismo tiempo todas las magnitudes determinantes. De acuerdo con él, el calibra- do «no pasa» ha de comprobar cada una de estas magnitudes determinantes y controlar los limites de rechazo. a You have elther reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing lil far this book