P. 1
bachoco

bachoco

4.0

|Views: 464|Likes:
Publicado porgonzaga200

More info:

Published by: gonzaga200 on Aug 06, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/27/2012

pdf

text

original

Yucatán: Alerta en la industria avícola

por josé palacios tépate/apro 25 Enero 2004 Al menos en un 30% han caído las ventas * Denuncian prácticas desleales del Grupo Bachoco Mérida, Yuc., 24 de enero (apro).- Al volante de su camioneta estaquitas, Miguel Catzin Balam ha recorrido la misma ruta desde hace dos años vendiendo sus productos, sin embargo, en los últimos meses sus ventas han caído hasta un 30 por ciento, debido a que sus clientes, muchos de ellos sus amigos, le han confesado que ya no le compran pollos porque la empresa Bachoco se los ofrece 50% más barato. La misma situación enfrentan por lo menos 500 vendedores de seis empresas avícolas de Yucatán. Aquí le llaman ya, “la guerra del pollo”, por lo que han iniciado una batalla frontal contra el Grupo Bachoco, al que acusan de prácticas de dumping y demandan la pronta intervención de gobierno para salvar la industria que se ve amenazada por el consorcio, propiedad del gobernador de Sonora, Eduardo Buors Casteló. La intención de acabar con la actividad avícola yucateca, se fraguó --dicen los afectados--, desde el huracán Isidoro, cuando esa industria perdió más de 600 millones de pesos en productos e infraestructura, y aunque su recuperación en año y medio ha sido exitosa, a tal grado que regresaron a los niveles de producción que tenían hasta antes de la catástrofe natural, el gobierno permitió que Bachoco introdujera al mercado yucateco más producto que el necesario. Jaime Dorantes Baquedano, presidente de la Asociación de Avicultores del Sureste, afirma que el mercado tiene una sobreoferta de 500 mil pollos, y lo peor es que son comercializados al 50 por ciento menos del precio que normalmente venden los productores locales. De 10 pesos, que es el precio normal del kilogramo, Bachoco lo vende a 4.50. “Nadie puede hacer esto si no tiene el apoyo del gobierno”, dice. Aunque declina señalar a los responsables, el propietario del Grupo Sanjor, el principal productor de carne de pollo y huevo en la península, advierte que los avicultores yucatecos no permitirán que sea destruida su actividad y lucharán “hasta las últimas consecuencias” para defenderla. “No vamos a permitir que pase lo mismo que en Guanajuato, donde Bachoco acabó con la industria local, lo mismo hizo en Veracruz y Jalisco, y ahora pone y dispone a su antojo los precios en los productos avícolas”, agrega. En las próximas semanas los avicultores yucatecos recibirán la certificación de exportación que otorga Estados Unidos, con lo cual podrán comercializar sus productos en ese país, cuyo mercado demanda el excedente de la producción local. Con esto, Yucatán será la primera entidad en contar con el reconocimiento, que, además, abrirá a los productores locales las puertas para incursionar a otras zonas, como Centroamérica, hacia donde empiezan a fijar sus ojos. El Grupo Bachoco, lo sabe por ello intenta colocarse en el marcado local, donde, incluso, aumentó su producción a un millón de aves semanalmente, con miras a ocupar primero esos potenciales mercados. Dorantes Baquedano señala que estas acciones son las consecuencias propias del “neoliberalismo” que afecta principalmente a los productores locales, quienes, víctimas de los grandes consorcios

www.proceso.com.mx/noticia.html?sec=5&nta=21286
1 de 3

transnacionales, desparecen del mercado, y una prueba de ello son las bajas ventas que obtienen, lo cual pone en peligro las fuentes de empleo. “Nosotros no queremos que se vaya Bachoco, lo que queremos es que venda al mismo precio que nosotros, o que nosotros también podamos comercializar nuestros productos en otros mercados, en pocas palabras, igualdad para competir”, aclara. Los productores inconformes realizaron una manifestación en la que regalaron más de 300 pollos a los transeúntes frente al Palacio de Gobierno. Yucatán se ubica en el quinto lugar como productor de carne de pollo y noveno en huevo; su sector avícola es uno de los pilares de la economía del estado, al igual que la porcicultura, la pesca y la apicultura, actividades que se han fortalecido luego de la debacle del llamado “oro verde”, el henequén”. Entre las principales empresas avícolas locales que dominan el mercado regional de carne de pollo y huevo figuran Sanjor, Crío, Emporio, Superrabí, Buenave y Agrosur. La producción se destina un 80 por ciento para el mercado de la península y el 20 por ciento restante hacia otros estados. En el sector avícola de Yucatán participan más de 35 empresas locales, que proveen de empleo a casi siete mil personas, con una producción de un millón 200 aves semanales. Hoy, cada una de ellas atraviesa por problemas similares que --sumados a la escasa voluntad del gobierno estatal para establecer acciones que protejan estos sectores productivos--, pueden precipitar la desaparición de esta actividad. El conflicto con Bachoco estriba en que esta empresa produce 750 mil aves a la semana, lo que representa una sobreproducción superior a los 500 mil pollos. En todo el país la empresa controla el 40 por ciento del mercado y algunos estados es la única que provee de alimentos avícola a la población. “Son claras las intenciones de este grupo empresarial de apoderarse de los sistemas de producción alimenticia en el país”, advierte. Miguel Luna Hernández, legislador federal por el estado de Guanajuato y presidente de la Comisión de Desarrollo Rural de la Cámara de Diputados, dice que Bachoco en tan sólo algunos años pasó a ser el principal importador de carne de pollo en México.

Refiere que este grupo empresarial adquiere el producto subsidiado en Estados Unidos a crédito para pagar en dos años con el seis por ciento de interés anual, por eso puede venderlo en México a bajo precio, lo que genera una competencia desleal con los productores locales.

“Así se han apoderado del mercado local de muchos estados del país, porque no hay nadie que pueda competir con ellos”, agrega.

El legislador propone que para acabar con estas prácticas monopólicas, se cree un órgano rector de los aspectos sanitarios del país, ya que actualmente nadie se preocupa por los volúmenes de carne, leche, huevo, y otros productos alimenticios que ingresan el país desde la frontera con Estados Unidos.

www.proceso.com.mx/noticia.html?sec=5&nta=21286
2 de 3

Hace un mes y medio, decenas de personas en el Distrito Federal resultaron enfermas con padecimientos gastrointestinales, y tras algunas pruebas de laboratorio, se determinó que se intoxicaron por haber consumido carne contaminada.

Las investigaciones revelaron que ese producto ingresó desde California por la frontera norte y que las aves estaban enfermas con el virus new castle, y aunque se cerró la frontera por tres días, por presiones de los estadunidenses, el gobierno mexicano volvió abrirla, sin poner en marcha programas de control fitozanitario, denuncia el legislador.

“Es necesario –dice-- que los gobiernos federal y estatal, se avoquen al establecimiento de acciones que permitan a los productores locales competir en igualdad de circunstancias.”

www.proceso.com.mx/noticia.html?sec=5&nta=21286
3 de 3

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->