P. 1
160 Ejemplos Positivos para el Más Allá

160 Ejemplos Positivos para el Más Allá

4.5

|Views: 3.303|Likes:
Publicado porAntonio Colao

More info:

Published by: Antonio Colao on Aug 05, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/03/2013

pdf

text

original

Gilbert Keith Chesterton ha sido uno de los mejo-

res escritores del siglo XX. Esto es lo que se dice
en su biografía. Pero sus obras literarias no pasa-
ron a ser fecundas hasta que abandonó la doctrina de la igle-
sia anglicana. Eso de titubear en lo que se profesa nos
impide totalmente el profesarlo bien. El ánimo perplejo y
suspenso entre resoluciones y juicios contradictorios no
puede ser certero en lo que dice. Es necesario sentir viva-
mente la verdad para transmitirla a los demás, es decir, estar
convencido para convencer.
Chesterton no estaba convencido de su catolicismo angli-
cano, y un buen día asistió a una conferencia del jesuita
John O’Conor. Le impresionó mucho su vasta cultura y la
evidencia con que exponía la doctrina cristiana y la virgini-
dad de María. Y como este santo sacerdote era un hombre
simpático y muy cordial, con viva inteligencia y gran aper-
tura hacia los demás, Chesterton se convenció que la verdad
estaba en nuestra religión católica. Este fue el momento de
su conversión.

—Antes de pasar al catolicismo —nos dice— he deba-
tido mucho tiempo... Después de reflexionar mucho, llegué
a la conclusión que los males de que adolece Inglaterra son:
el capitalismo, el industrialismo, un crudo imperialismo,
una riqueza inicua y una disolución de la familia; todo como
producto de no ser Inglaterra católica. La teoría anglocató-
lica pretende que Inglaterra ha permanecido católica a pesar

109

de la Reforma, pero yo creo que eso es absurdo. Por eso me
he vuelto al único catolicismo verdadero: el romano.
Después de las declaraciones que anteceden, en todas sus
obras literarias se encuentra el jugo de las verdades que sólo
el Evangelio nos enseña. Lo mismo se puede ver en sus
novelas que en sus exitosos artículos en periódicos y revis-
tas, donde aparecía diariamente con su filosofía cristiana,
vertiendo siempre la alegría que lleva consigo el gozo de
vivir en gracia de Dios. Solamente dejaba de sonreír cuando
combatía los errores contra la santidad a la que son llama-
das las familias.

Chesterton fue un verdadero apologista del catolicismo
en tierra protestante o, como él decía, pagana. Admiraba
mucho a Santo Tomás de Aquino, del que resaltaba la racio-
nalidad, la obediencia y el sentido común.
La lectura de las obras del santo, le llevó a la conclusión
que sigue: “Todo es un fraude... excepto la única religión, la
romana. Las otras son una especie de colirio para no hacer
ver el pecado. Por el contrario, la religión Católica nos man-
tiene siempre en el pensamiento del pecado, y por eso la
gente la odia”. Y cuando Chesterton sintió llegar su fin,
pidió y recibió con gran fervor los últimos sacramentos.
Murió en 1936. Feliz el hombre que encuentra la verdad y
la vive. La evidencia es Cristo, y el acceso a Él todos lo
tenemos en nuestras manos.

Publicado en La Voz de Avilés19-diciembre-1999

110

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->