P. 1
Razones Para Creer

Razones Para Creer

4.5

|Views: 1.479|Likes:
Publicado porAntonio Colao

More info:

Published by: Antonio Colao on Aug 05, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/13/2012

pdf

text

original

Si consideramos la proliferación de las sectas en
los últimos años. Si pensamos en el crecimiento de las
bandas armadas en contra de la ley natural y la justicia.
Si observamos cómo un sinnúmero de narcotraficantes
consiguen secuaces suficientes para usurpar riquezas e
imponer ideologías indecorosas y hasta criminales. Si
nos damos cuenta del liderazgo bochornoso y destituido
de sentido con que refugian e incentivan a sus
gobernados, veremos que los católicos tenemos que ser
más eficientes en nuestra tarea piadosa y proselitista.

Pues mientras los detractores del bien universal
consiguen el triunfo, los cristianos, con el ejemplo
inefable que nos ha dejado el Resucitado, y con el
liderazgo estratégico y caritativo que tan sabiamente
viene poniendo en práctica Juan Pablo II, y tantos
prelados que lo secundan, poco a poco -especialmente
en España- nos vamos alineando en la fila de los
decadentes; todo esto nos hace ver que el mundo
terminará siendo de las minorías que actúan con más
ilusionada exigencia al servicio de sus ominosos ideales.

Y esto me recuerda lo que decía la revista
comunista francesa Paix et Liberté: «El Evangelio de
Cristo es un instrumento de renovación mucho más
poderoso que el programa revolucionario de Marx. Sin
embargo, al fin seremos nosotros quienes ganemos el
mundo... ¿Por qué?. Porque de nuestras ganancias y
salarios nos reservamos sólo lo absolutamente necesario
y entregamos el resto para la causa del comunismo.

132

A la propaganda comunista dedicamos nuestro
tiempo libre y una parte de nuestras vacaciones. En
cambio, vosotros apenas reserváis ningún tiempo, ni
entregáis ningún dinero para la predicación del mensaje
de Cristo. ¿Cómo va a creer nadie en el insuperable valor
de ese Evangelio si no lo practicáis, ni lo propagáis, ni
sabéis sacrificar tiempo o dinero por el mismo...?, etc.

Todo parece que el buen comunista y autor del
párrafo que antecede, conoce perfectamente que el
Evangelio es un mensaje de amor, de justicia, de paz;
válido para todos los hombres de todos los tiempos y de
todas las clases sociales. Pero es necesario vivirlo como
Cristo nos mandó y la multitud de prelados buenos que
tiene la Iglesia nos lo enseñan y proponen.

Por eso el Santo Padre nos exhorta a no tener miedo
a Cristo y nos manda abrirle las puertas de par en par.
Asimismo, nos dice a los seglares que debemos salir de
las sacristías y ser testigos del Evangelio, primero con
nuestras obras, y después, propagando la Buena Nueva:
«Id al mundo entero y predicad el Evangelio a toda
criatura» (San Marcos 16, 15). Así lo hace el Papa.

Publicado en “LA VOZ DE ASTURIAS” 9-Junio-1996

133

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->