P. 1
Razones Para Creer

Razones Para Creer

4.5

|Views: 1.479|Likes:
Publicado porAntonio Colao

More info:

Published by: Antonio Colao on Aug 05, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/13/2012

pdf

text

original

Se dice que cuando dos viandantes se encararon
en la vereda de un bosque, el hombre sencillo fue
sorprendido por el señor que llevaba una túnica sin
costura, con mucha distinción y talla soberana,
semblante majestuoso y espesa barba, cubierta por
luengo cabello ensortijado. El transeúnte humilde se
quedó arrobado y le preguntó: Señor, ¿quién eres?. Soy
Jesús Nazareno -le dijo-. Entonces puedes prometerme
un favor. Puedo -le profirió Jesús-, dime:

Cuando llegue la hora postrimera de mi existencia
terrena, quiero ser advertido para prevenirme santamente
y escabullirme del rechinar de dientes que nos anuncias,
¿puede ser?. Reiteradamente serás advertido -le dijo
Jesús al despedirse. El hombre recatado siguió su camino
pacientemente y prosiguió su vida mundana esperando
el aviso del Señor.

Los años fueron transcurriendo y la ancianidad y
los placeres ilícitos iban lacerando su cuerpo y su cabeza,
y entre los achaques que le aquejaban, arreció la gripe
en su carne y se fue sin el aviso que esperaba. Su alma
subió a las alturas con la misma prontitud del pensamiento,
y al ver a Jesús en cuerpo glorioso, le dijo: Vengo
empecatado porque no has cumplido tu promesa. No me
has avisado, Señor.

- ¿No has visto que los latidos de tu corazón
perdían la energía? ¿No has observado que tu espeso
cabello te había dejado la piel al descubierto? ¿No has
reparado en la substitución artificial de tus dientes y

322

muelas? ¿No te has fijado en el bastón que te di para
hacerte sostenible en la calle y aceras? ¿Qué has hecho
con los talentos recibidos para prevenir el remedio que
ahora no tienes?.

- Rabí -intercedió la Virgen-, él amaba a tu Madre,
¿lo puedes dispensar?. Sí -aseveró Jesús en favor de
María-, absuelto te lo dejo.

Publicado en «EL COMERCIO» 17-Enero-1997

323

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->