Está en la página 1de 3

Pequeo nio olvidado no son tus seres queridos, no es tu madre, ni tu padre, ni tu esposa o tu marido No es la traicin de un amigo ni el inters de tu hermano,

ni el olvido de tus hijos, ni lo ruin del ser humano, No es la crtica mordaz, ni la envidia del vecino, ni la ambicin de tu jefe, es el darte por vencido. s esperar que el amor ha de venir desde fuera. s entregar tu poder al primero que lo quiera. s que quieres ser querido ! te olvidaste de amar. s que el valor va contigo, no te lo dan los dem"s

s una lucha interior, que nunca debi empezar s aquella que lleg al ocultar tu verdad. #ermosa criatura rara. No es el mundo quien te oprime ni la vida, ni los tu!os s la mentira en que vives ni las polticas vanas ni las culturas perversas ni las sentencias compradas. No es la patria que defiendes ni la nacin que amenazas ni las luchas de poder ni el territorio que amas s tu miedo a ser feliz, a no sentirte aceptado s el negarte a coger la libertad que te han dado

s tu empeo por huir de una conciencia que grita s no escuchar que te dice, s olvidar lo que dicta. Precioso ser entraable, no es la gente que te ataca ni el dinero o la injusticia, son las verdades que callas. $ ahora querido amigo %eja de buscar culpables deja de enfrentarte al mundo, ! empieza a ser responsable $ recuerda que la guerras que sufre el mundo e&terior son reflejo de la lucha que se forja en tu interior.