Está en la página 1de 1

Sucesos narrados por el

comunicador comunitario
Ernesto Leonardo Soler
Nieves.

El anciano de 77 años de edad Orestes Nieves Tacoronte, padeció de una enfermedad


dolorosa y triste como es el cáncer de próstata, con metástasis pulmonar, el viernes 24
de julio fue dado de alta del hospital Enrique Cabrera (antiguo Nacional), enviándolo
para su casa, donde no disponía de los recursos necesarios, porque debía mantenerse
con oxígeno las 24 horas del día.
Al día siguiente se tuvo que llevar nuevamente el anciano al policlínico René Bedia
Morales, en Santiago de las Vegas, municipio Boyeros, en busca de ayuda médica, por
falta de oxígeno. Al llegar al policlínico había una ausencia total de médicos. Al rato
apareció uno que lo atendió, le suministró un balón con un poquito de oxígeno, pero
para este tipo de paciente no era suficiente.
Entonces le dicen a su familia que no pueden suministrarle más, y que no podían seguir
atendiéndole ahí, que había dos balones de reserva para casos de urgencia, ya que la
fábrica de oxígeno tenía problemas hacia tres meses.
La familia agobiada y dolorida le pide una ambulancia para poder trasladarlo hacia el
hospital, una vez más se le hace difícil la situación al alegar el médico que no tienen
ambulancia. Entonces los familiares se alteran y levantan el tono de voz y le dicen: “en
este país todo es un total engaño”.
Odalys Zurna González Naya, que se encontraba ahí en el policlínico con su hijo
enfermo, se unió al dolor de esta familia y manifestó: “Ustedes no dicen que son una
potencia médica ¿y este matadero? Todo es mentira, no hay ni pisca de humanidad”.
El médico, al ver las manifestaciones de los presentes, decidió mandar a buscar la
ambulancia y enviar al anciano para el Hospital Enrique Cabrera, donde
lamentablemente falleció.

El anciano fallecido, mientras


estaba en el Policlínico. La
sábana para taparlo es de su
casa. Al lado una foto del
centro asistencial.