P. 1
Enrique Bacigalupo - Manual de Derecho Penal

Enrique Bacigalupo - Manual de Derecho Penal

5.0

|Views: 60.797|Likes:
Publicado porgorila763424

More info:

Published by: gorila763424 on Aug 03, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/24/2015

pdf

text

original

El contenido del concepto de culpabilidad está predeterminado por el
concepto personal de lo ilícito. Lo ilícito es un presupuesto de la culpabilidad
y esta, por lo tanto, importa una comprobación adicional.
El punto de vista tradicional entre los seguidores del concepto personal
de lo ilícito es tratar como contenido de la culpabilidad la capacidad de motiva-
ción por la comprensión de la antijuricidad
(confr. ARMIN KAUFMANN,
Normentheorie, pp. 160 y ss.). En este sentido se distingue en primer término
la cuestión de la capacidad de comprender la antijuricidad y de dirigir las
acciones de acuerdo con esta comprensión
(la llamada imputabilidad), para
hacer luego lo mismo con la cuestión de la cognoscibilidad de ¡a antijuricidad
(la cuestión de la conciencia potencial de la ilicitud). (Confr. JESCHECK, pp.
349 y ss.; OTTO, pp. 192 y ss.; SCHMIDHÁUSER, pp. 374 y ss.; STRATEN-
WERTH, núms. 515 y ss.; BLEI, pp. 160 y ss.; WELZEL, pp. 152 y ss.). Las
causas que eliminan el reproche de culpabilidad completan (con el título de
exigibilidad) el conjunto de elementos de la culpabilidad.

La razón de ser de estos elementos se explica porque la culpabilidad se
define como un obrar contra el derecho "pudiendo hacerlo en forma adecuada
al derecho".
La capacidad de motivarse por el cumplimiento del derecho deter-

152

MANUAL DE DERECHO PENAL

mina que la realización del ilícito sea reprochable y esa capacidad depende
de que el autor haya podido comprender el derecho, comportarse de acuerdo
con esa comprensión y podido conocer el derecho (es decir, la antijuricidad).
las causas de inculpabilidad no son elementos que eliminen esa capacidad,
como se vio, pero que, de todos modos, marcan el mínimo de gravedad de
la reprochabilidad para fundamentar un reproche.
La posibilidad de determinar con exactitud la capacidad de motivación
por la norma de otro es dudosa. Más aún, es seguro que no es totalmente
posible (confr. STRATENWERTH, núms. 13 y 513). Aquí el derecho penal opera
generalizando y comparando con una medida del poder de obrar abstraída
de lo generalmente posible.
Una variante, que en realidad no sólo afecta al orden expositivo de estas
cuestiones, ha sido introducida por ARMIN KAUFMANN {Normentheorie, pp,
160 y ss.; Fest. für Eb. Schmidt, pp. 319 y ss.). De acuerdo con ella, no
debe diferenciarse entre la exclusión de la capacidad de culpabilidad (inimputa-
bilidad) y la exclusión de la conciencia (potencial) de la antijuricidad (posibili-
dad de conocer la ilicitud), pues, en verdad, ambas excluyen la capacidad
de motivarse de acuerdo con la norma. Esta capacidad constituye el único
momento de la culpabilidad que se agrega a lo ilícito para completar el concepto
de delito. La exigibilidad (= las causas de inculpabilidad) no importa un
elemento que fundamenta la reprochabilidad sino, solamente, que establece
los supuestos en los que la reprochabilidad no es suficiente para formular un
reproche de culpabilidad que justifique la aplicación de una pena. La exigibili-
dad, por tanto, es simplemente una cuestión referida a la cuantificación del
reproche, no a su exclusión.
Esta última posición merece, en principio, nuestra preferencia. De acuerdo
con ella el concepto de culpabilidad se apoya en la idea de que culpable es
el que, pudiendo, no se ha motivado ni por la norma ni por la amenaza
penal dirigida contra la violación de aquella.

Nuestro punto de partida se separa ya del tradicional fundamentalmente
en que atribuye relevancia a la posibilidad del autor de motivarse por la amenaza
penal (confr. BACIGALUPO, Delito y punibilidad, 1983; en "Cuadernos de
Política Criminal", núm. 6 (1978), pp. 3 y ss.; MIRPUIG, Función de la pena
y teoría del delito en el Estado social y democrático de derecho,
2a

ed., 1982,
p. 44). Debe aclararse que esta caracterización de la culpabilidad no está reñida
con una concepción preventivo-especial de la pena. Por el contrario: el presu-
puesto básico de una acción preventivo-especial del Estado está constituido
por la falta de la capacidad del autor de motivarse de acuerdo con el derecho.
Sólo a partir de esta comprobación tiene sentido preguntarse por la necesidad
de resocialización del autor. Las características personales del autor que permi-
ten la individualización de la pena, sin embargo, no deben integrar el concepto
de culpabilidad; por lo tanto no se requiere ningún momento caracterológico.
Este concepto de culpabilidad, lo mismo que cualquier otro, es totalmente
independiente de la prueba de la libertad de la voluntad o del determinismo
(en otro sentido ver GIMBERNAT, Estudios, pp. 57 y ss.).

LA TEORÍA DEL DELITO

153

Resumiendo: los elementos de la culpabilidad son los elementos de la
capacidad de motivarse por el derecho (por la norma o por la amenaza penal).
En consecuencia deben distinguirse aquí los dos aspectos que condicionan
esta capacidad:

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->