P. 1
Apunte de clases teóricas

Apunte de clases teóricas

|Views: 105.840|Likes:
Publicado porsantinoni
Apunte de clases teoricas de fruticultura de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Catamarca
Apunte de clases teoricas de fruticultura de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Catamarca

More info:

Published by: santinoni on Aug 01, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/10/2015

pdf

text

original

Es la que se efectúa cuando la planta ya está formada, con el fin de regular el
equilibrio vegetativo-reproductivo, garantizando una armónica y racional distribución de
la máxima producción, cuali y cuantitativamente, manteniéndola constante en el tiem-
po.

Según la precocidad de la especie y el sistema de conducción, la poda de fructifi-
cación se inicia antes (duraznero, ciruelo japonés, manzano spur sobre portainjertos
enanizantes, etc) o más tardíamente (ciruelo europeo, cerezo, peral sobre franco, etc.).
Si bien se trata de anticipar la fructificación (precocidad), nunca debe comprometerse la
formación de la planta.

Sólo los árboles ya formados y bien conducidos pueden responder a los principios
y objetivos de la poda de fructificación.

OBJETIVOS

1. Mantener un vigor adecuado en las unidades de fructificación. La poda, al reducir el
número de yemas de una planta mejora la nutrición de las que quedan y por lo tanto les
imprime un mayor vigor. Así el duraznero, al fructificar mejor sobre brindillas (unidad vi-
gorosa) requiere más poda que un ciruelo que fructifica mejor sobre ramilletes (unidad
de vigor reducido).

2. Reducir los puntos de fructificación. Al podar, estamos sacando yemas de flor, que son

81

potencialmente frutos, de allí que la poda reduce la alternancia de producción e incre-
menta el tamaño y calidad de los frutos; aunque para lograr estos objetivos existe otra
técnica que es el raleo de frutos. El reducir los puntos de fructificación es una desventa-
ja en frutales de frutos pequeños, o donde no interesa aumentar el tamaño de los fru-
tos, como por ejemplo: cerezo, almendro, ciruelo para secado, etc.

3. Distribuir adecuadamente el vigor en la planta. En una planta sin poda, las nuevas
ramas y la fructificación se desarrollan en la periferia de la copa y con mayor vigor en la
parte apical. La poda tiende a mejorar el vigor y la fructificación de la parte inferior de
la copa, siempre lo más cerca posible del tronco y ramas primarias.

4. Controlar el tamaño del árbol. La poda es una forma más de mantener reducido el ta-
maño de las plantas, como lo son el uso de retardantes del crecimiento y portainjertos
enanizantes.

5. Desarrollar ramas de renuevo para reemplazar ramas improductivas. Los órganos de
fructificación tienen una duración limitada; mientras que en duraznero, la brindilla debe
ser renovada todos los años, los dardos en frutales de pepita o ramilletes en otros fruta-
les de carozo pueden durar 5,10 ó más años.

6. Remover ramas débiles, enfermas o que se interfieran. Por último, podemos decir que la
poda tiene un objetivo de "limpieza" de la planta para mejorar el efecto de las pulverizacio-
nes, entre otros beneficios.

Esos objetivos se logran complementando poda de raleo y de rebaje. La intensi-
dad de la poda de rebaje (corta o larga) estará en función de: a-) la especie y el cultivar
(duración de los elementos de fructificación), b-) sistema de conducción y poda, c-) es-
tado de la planta: edad, poda anterior, producción, manejo, etc.
El duraznero que fructifica en brindillas (renovación anual) exigirá una poda más
intensa que el cerezo cuyos elementos de fructificación duran 8-10 años. Situaciones in-
termedias corresponden a almendro, damasco, ciruelo japonés (ramilletes de 3-4 años),
peral y manzano (dardos de mejor calidad de 3-5 años), ciruelo europeo (ramilletes de
4-5 años).

El estado de la planta, independientemente de la especie y variedad, definen en
gran medida la intensidad de poda y tipos de corte que prevalecerán. Plantas con una
excesiva producción anterior y que por mal manejo de fertilización, riego, tratamientos
sanitarios, etc., solos o combinados entre ellos, resultarán seguramente con crecimien-
tos vegetativos tan pobres que no permitirán la renovación del material reproductivo,
obligando a intervenir con una intensidad de poda mayor a fuerza de rebajes para recu-
perar crecimientos vegetativos en la próxima temporada.
Una situación contraria puede presentarse para la misma especie y/o cultivar, si
por efecto de una helada se hubiera perdido la producción y no se hubiera manejado cri-
teriosamente la fertilización nitrogenada (debe ser menor), la planta presentará un cre-
cimiento vegetativo exagerado, por lo tanto la poda de fructificación deberá ser menos
intensa y sobre todo de raleo para asegurar principalmente una mejor iluminación.
Siempre durante la poda de fructificación debe considerarse el sistema de con-
ducción, tratando de mantenerlo, y si hubiera perdido la estructura básica con la poda
deberá tenderse a recuperar equilibradamente el sistema de conducción, aún a costa de
perder parte de la producción de esa campaña pero asegurando las futuras.
Con la poda larga, donde prevalece el raleo sobre el rebaje y éste es mínimo o
nulo, se asegura un potencial productivo mayor porque se dejan más yemas frutales, la
floración se retrasa y es más prolongada, disminuyendo en parte los riesgos de daños
por helada. Este efecto positivo, debe obligatoriamente ser complementado con un ma-
nejo eficiente de raleo de frutos (época e intensidad apropiados) como así también de
riego y fertilización. Sólo asegurando “eficientemente” esas prácticas culturales debe re-
comendarse la poda larga.

Con la poda de fructificación se establece la producción o carga, ajustándola defi-

82

nitivamente con el raleo de frutos.
La producción potencial (kg/planta) se establece en función de la especie y culti-
var, edad de la planta y tamaño de la misma (portainjerto, suelo, manejo, etc.). Defini-
do así un potencia de 15.000-35.000 ó 50.000 kg/ha, según sea el caso, cerezo o cirue-
las de maduración temprana, duraznos o manzanas, y según el número de plantas por
hectárea (densidad de plantación) corresponderá a un rendimiento por planta, luego di-
vidido por el peso medio del fruto comercializable, se establecerá el número de frutos
por planta. Ese número final por planta, contemplará una polinización y cuaje eficiente
con las posteriores caídas naturales de fruto y el ajuste definitivo con el raleo de frutos.
Queda entonces por establecer como distribuiremos las yemas en la planta, qué número
de brindillas y/o dardos dejaremos con la poda. Así podremos establecer con la poda
una carga de 300 frutos plantas, ubicados en 300 brindillas (poda corta) o en 100- 150
brindillas (poda larga, con tres o dos frutos/brindilla) en el caso de duraznos. En man-
zanos deberemos hacer el cálculo distribuyendo los dardos por metro de ramas, asegu-
rando un fruto por dardo. Con la poda también fijaremos no sólo la cantidad sino tam-
bién su distribución en la planta, permitiendo una mayor cantidad de fruta en la parte
superior y media respecto a la parte baja de la planta, asegurando siempre que esa ma-
dera frutal quede bien expuesta a la luz para lograr fruta de calidad (color y sabor).
En nuestro medio, especies como el almendro de floración temprana, por lo tanto
muy expuesta a daños por heladas, a pesar de tener elementos de fructificación de cor-
ta duración, no son sometidas a podas tan intensas como el ciruelo japonés, debido en
parte para retrasar la floración y prolongar dicho período, además al ser una fruta cuyo
valor no está dado por el tamaño o color (se comercializa la semilla o almendra) no es
tan exigente regular la producción con la poda de rebaje, asegurándose la renovación de
los elementos de fructificación con “luz” (poda de raleo) y con un manejo apropiado de
fertilización.

Un razonamiento semejante puede plantearse en una explotación de damascos
destinados a industria, donde no importa demasiado el calibre de los frutos, entonces la
intensidad de poda será menor que en aquellas situaciones o variedades destinadas a
fruta para consumo en fresco.

Un manejo especial de poda de fructificación merece el olivo, especie vecera ge-
néticamente y por influencia de manejo. Así en años de alta producción, además de
inhibirse la diferenciación floral por alta carga inicial de frutos, la planta responde con
pobres crecimientos vegetativos (recordar la competencia marcada que ejercen los fru-
tos sobre los brotes), por lo tanto en la próxima temporada la poda de fructificación se
limitará a un mínimo raleo de ramas, tendiente sólo a mejorar la iluminación de la plan-
ta, dejando todo el material posible para la floración y cuaje. La intensidad de poda que-
dará entonces determinada por la cantidad de madera frutal (brindillas) presente en el
momento de efectuar la poda. Si es alta la proporción o cantidad de brindillas, se podará
más intensamente, aún con poda de raleo de ramas solamente, para controlar así la
carga inicial, evitando la inhibición de yemas frutales. Si no se controla con poda esa
carga inicial, deberá hacerse luego con raleo de frutos: manual (muy costoso) o químico
(no muy desarrollado aún), por lo tanto la forma más práctica, segura y económica de
regular la producción en olivo es mediante la poda.
Otra especie que merece especial atención en la poda de fructificación es el no-
gal, donde existen cultivares tradiciones de producción terminal, menos productivos, por
lo tanto la intensidad de poda es menor y el rebaje no debe efectuarse porque se elimi-
naría la producción allí dispuesta. Los nuevos cultivares, de producción lateral, más pro-
ductivos, exigirán también una poda más intensa, aún con rebajes, tendiente a compen-
sar el menor crecimiento vegetativo que se produce por competencia con frutos.
Recordar que la poda es una práctica cultural más y por lo tanto debe comple-
mentarse con otras como: riego, fertilización, raleo de frutos, tratamientos fitosanita-
rios, cosecha oportuna, etc.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->