Está en la página 1de 1

Sostenido de un por qué, me he dado valor para enfrentar mis

miedos y no culparme
Enero 21, 2008

Hoy me queda claro que la pregunta, siempre había


antecedido a mis acciones, como una estratagema perfecta
del éxito que creía haber dominado.

Pero descuide, que todo cuestionamiento solicita una


respuesta inmediata para morir en paz, para generar el
movimiento necesario de las ideas, de las acciones y de
las emociones que no hacen sino empujar.

Quizá por eso, es que prefería ser el


oráculo, para no obligarme, para no
matarme.
Y en la búsqueda de ese conocimiento infinito, me enfrenté al espejo, cuya respuesta muda es tan fiel y
perversa que de tanta claridad nubla, dejándote ciego, con un astigmatismo temporal que no te permite
ver más allá de lo superficial e inmediato y con una impetuosa necedad de recuperar la visión, para
nuevamente levantar la mirada sin temer al sol.

Cuando terminó de la guerra, levanté los tres tornillos que me sobran, para guardarlos en mi bolsillo, por
si algún día logró encontrar a alguien, con un diagrama viejo que me muestre, paso a paso cómo rearmar
este rompecabezas.

Publicado por Julio Bautista

http://rasek5.wordpress.com/ 27/01/2008