1

MODELO NEOCLÁSICO (*)
En los debates sobre política económica se advierte una línea divisoria ostensible, que separa a la llamada “ortodoxia económica” de otras posturas, muchas veces asociadas con el nombre de Keynes, las que a diferencia de aquella pregonan que el Estado debe intervenir de manera activa para orientar o corregir la marcha de la economía. Es importante conocer las hipótesis en que descansa la postura ortodoxa, que se llama así precisamente por ser mayoritaria y tener un gran peso en la formación de los economistas, y para ello un recurso sencillo consiste en presentar un modelo, que se conoce indistintamente como “clásico” o “neoclásico”, imprecisión semántica que nos anticipa un uso confuso de estos términos. Intentando poner un poco de claridad, digamos que el mismo representa, de manera esquemática, el pensamiento predominante en el momento en que apareció la “Teoría General” (1936) Lo podríamos llamar, entonces, “modelo neoclásico, versión 1935” FUNCIÓN DE PRODUCCIÓN El producto en términos reales, que llamaremos “y” es función de la dotación de factores de producción, aquí agrupados en “capital” (K) y “trabajo” (N), estando implícita la tecnología en esta versión sencilla: (1) y = f(K,N) Esta función es continua y derivable, lo que significa que los factores de producción son sustituibles entre sí, del mismo modo que en la función microeconómica de producción, de la que se derivan isocuantas igualmente continuas. A corto plazo se puede considerar que el stock de capital viene dado, mientras que el empleo varía, de lo cual se desprende que la productividad marginal del trabajo es decreciente. En lenguaje matemático podemos expresarlo así: la función tiene derivada primera postiva y derivada segunda negativa, vale decir: (2) dy/dN > 0 (3) d''y/N < 0 La relación funcional entre el empleo de mano de obra y el producto toma, entonces, la forma que se ve en la figura 1.

y

Fig. 1

N

DEMANDA DE TRABAJO El sector de empresas contrata mano de obra hasta el punto en que su productividad marginal física iguala al salario real (W/P), lo que se puede escribir así:

. MERCADO DEL TRABAJO Por lo expuesto hasta aquí. La expresión formal es: (5) No = f (W/P) Con derivada primera positiva. Ello se debe a dos supuestos fuertes: a) Los salarios y precios son flexibles. o sea. lo que se relaciona con la sustitución entre trabajo y ocio. Puesto que la productividad marginal del trabajo es decreciente. niveles de equilibrio para el salario real y para el empleo. Por ejemplo. con las especificaciones dadas. A este último (N*) se lo denomina “pleno empleo”. b) Los ajustes se producen sin demoras. y que dentro de éstas existe una mayor posibilidad de opciones. que tiene una pequeña elasticidad o incluso que presenta un tramo “doblado hacia atrás” para niveles altos de salarios. ya que el modelo postula que se trata del único equilibrio posible. en el mercado de trabajo. allí se determinan. Gráficamente: W/P O (W/P)e D N* Fig 2 N Como se observa. dada básicamente por el hecho de que los individuos forman parte de familias. lo que empieza a justificar la confianza en el funcionamiento del mercado y el rechazo a las interferencias del Estado. la retribución de cada factor de producción depende de su productividad. tal como quedó dicho. OFERTA DE TRABAJO Se puede postular que la curva de oferta de trabajo es absolutamente inelástica con respecto al salario real. que un integrante no trabaje para dedicarse a estudiar. En esta presentación se elige la segunda alternativa: la oferta tiene una pequeña elasticidad respecto del salario real. de manera instantánea. la curva de demanda de trabajo (que coincide con ella) también lo es. como es habitual en las simplificaciones neoclásicas. La economía dispone así de estabilizadores automáticos.2 (4) dy/dN = W/P Vale decir que. que es el verdadero corazón de este modelo. de manera simultánea. concepto de gran importancia. interactúan la oferta y la demanda.

W/P = 40 – 2. la de oferta de trabajo y el stock de capital. ILUSTRACIÓN DE LO EXPUESTO HASTA AQUÍ Un ejercicio numérico contribuirá a la mejor comprensión de todo lo anterior. N – 0. y la competencia entre los empresarios para atraer trabajadores lo haría subir. que según se anticipó se considera fijo. ésta queda: (d) y = 20N – 0. DETERMINACIÓN DEL PRODUCTO DE EQUILIBRIO Se ha visto que las fuerzas del mercado conducirían a la economía hacia el nivel de pleno empleo. hablando del largo plazo. 2.3 ¿Cómo funcionan tales estabilizadores? Imaginemos un salario real que estuviera por encima del de equilibrio. proceso que no finalizaría hasta que se alcanzara (W/P)e Del mismo modo. N* = 30 Por último. en el lenguaje del MN. Sería imposible comprender de manera cabal los postulados del “liberalismo económico” si no se entiende este punto.5 N Igualando con W/P y despejando N se obtiene la curva de demanda de trabajo: (f) ND = 40 – 2. si el salario real estuviera por debajo habría exceso de demanda.W/P (h) 4. que en este caso resulta ser 30. W/P Resolviendo el sistema de ecuaciones dado por las funciones de oferta y demanda de trabajo se obtiene el salario real de equilibrio: (g) 20 + 2.25 N2 (b) NS = 20 + 2. que es el de pleno empleo. Los datos necesarios son la función macroeconómica de producción. A ese nivel la oferta de trabajo superaría a la demanda. El pleno empleo automático es una de las conclusiones más importantes de esta simplificación. Se trata de lo que. otra vez hasta el nivel indicado. De manera que no hay otro equilibrio posible: el mercado conduciría permanentemente al señalado en la Fig. K/P. la que naturalmente también se alcanza de manera automática. Si ahora proyectamos ese valor (N*) a la figura 1 quedará determinado un nivel de producción que es también de pleno empleo. hemos llamado “producción potencial” En otras palabras. (a) y = 10N + 0. es llamada producción de pleno empleo. lo que provocaría una puja por los puestos de trabajo relativamente escasos que lo haría bajar. introduciendo este valor en la expresión de la función de producción simplificada (d) se obtiene el valor del producto de pleno empleo: y* = 375 Resulta fundamental advertir que: . W/P (c) K/P = 20 Reemplazando el dato del capital en términos reales en la función de producción.25 N2 Derivándola respecto del empleo: (e) y' = 20 – 0. la producción potencial.5.W/P = 20 (i) W/P = 5 Reemplazando ese valor en cualquiera de las dos funciones (oferta o demanda) se obtiene el nivel de pleno empleo.

la oferta de dinero. Pero los clásicos negaban de plano tal posibilidad. Si de los 100 se consumen 80 esa parte está solucionada. tal como se ilustra en la figura 3. Un impulso recesivo. porque no tendría sentido que alguien pagara interés por un préstamo para no usarlo. OFERTA AGREGADA VERTICAL Una función de oferta agregada (OA) exhibe la relación entre el nivel de producto ofrecido y el nivel general de precios. 2) La determinación prescindió de manera absoluta de la consideración de datos monetarios. siendo evidente que ningún desplazamiento de la DA podrá modificar el nivel de producción. . entonces. es el único equilibrio posible. de manera que si de los 20 ahorrados se destinan 10 a inversión ya tendremos demanda por valor de 90 (80 de consumo más 10 de inversión). en alusión al economista francés Juan Bautista Say. por ejemplo mediante políticas fiscales o monetarias.Cuando se produce se genera una corriente de ingresos equivalente a la del produco. lo que para la política económica resulta crucial y nos obliga a profundizar un poco más el tema. Ello significa que estas últimas pueden variar sin que se altere para nada el resultado. OFERTISMO La postura ofertista. inversión financiera (que equivale a hacer un préstamo que rinde interés) o atesoramiento. recordémoslo.: si fue de 5 nuestra demanda inducida. pero conviene ir tomando debida nota de lo dicho. lo que demuestra que tanto el salario real como los niveles de pleno empleo son independientes de las variables monetarias. Aquí reside el principio esencial en que sustenta el monetarismo. una variación de precios que perturbara el equilibrio hallado (valores en negrita) sería modificado de inmediato por los estabilizadores automáticos. Si el producto es de 100 el ingreso también lo será. como lo es. y que ella “crea su propia demanda”. integra la demanda agregada. en lenguaje moderno. que es lo que llamamos. Si ésto resulta cierto no tendrá sentido operar sobre la demanda agregada. lo cual no alterará para nada esta conclusión. más concretamente. al que se aludirá más adelante. o creada. por ejemplo. por la oferta. cualquier nivel de precios quedaría asociado con el producto de pleno empleo que. sosteniendo que un individuo racional no podría tener dinero ocioso. De tal manera. De manera que. integrada por el conjunto de valores escritos en negrita. Con otros cualesquiera estaría en desequilibrio. Debemos anotar entre los supuestos fuertes. . existiendo alternativas que le permitirían obtener un interés por él. Sí la de transacciones. según veremos. La inversión financiera también será gastada. “demanda voluntaria de dinero” La inversión. por los supuestos de flexibilidad y ajuste automático expuestos antes. En este caso.Ese ingreso se puede destinar al consumo o al ahorro. . con atesoramiento necesariamente nulo el ejemplo construido no podría darse y deberíamos ajustarlo para que los tres destinos posibles sumaran los 100 de demanda que equilibrarían exactamente a la oferta. sostiene en síntesis que lo importante es la oferta agregada. representa el único equilibrio posible de la economía. al igual que el consumo. Los clásicos ingleses (en particular David Ricardo) tomaron la Ley de Say para construir una explicación que se podría presentar asi: . ya es de 95 y quedan solamente los 5 de atesoramiento. Gráficamente ésto da una curva de OA vertical. en el sentido de que la oferta “creó su propia demanda”. que sí introducirían una perturbación.Los 20 restantes tienen tres aplicaciones posibles: inversión propiamente dicha (física).4 1) Esta solución. idea que se conoce con el nombre de “Ley de Say”. hasta ahora por valor de 80. que no existe la demanda voluntaria de dinero. todo lo cual se debe a la operación de los estabilizadores automáticos descriptos más arriba. volviendo la economía a su posición inicial. que es una variante de la ortodoxia económica.

El “ancla” para fijar los precios es provista por la oferta de dinero (M). 10 y 2. 100 y 20. porque de ser así no tendría ningún sentido emplearlas y la razón estaría del lado de la ortodoxia.5 Allí se observa que si la DA se desplaza hacia la derecha. donde V es la velocidad de circulación del dinero respecto del ingreso nacional.y La velocidad de circulación del dinero depende básicamente de los hábitos de pago. pero el mismo puede ser producto de infinitas combinaciones entre los valores nominales de salarios y precios. pero también de su velocidad de circulación. Se sabe que esta economía funcionará con un salario de equilibrio de 5. TEORÍA CUANTITATIVA DEL DINERO En una de sus versiones más conocidas esta teoría pone de un lado al ingreso monetario (Y) y del otro a la capacidad de pago que contribuye a movilizarlo. que como señaló no intervinieron para nada. Con lo dicho. etc.V = P. con efecto nulo sobre el nivel de actividad económica. tampoco quedaron determinadas.V. con lo que resulta igual a M. no existe ninguna posibilidad de que se modifique el nivel de producción. lo que podría ser resultado de políticas fiscales o monetarias expansivas. El ingreso monetario es igual al producto físico que ya apareció en el modelo (y) multiplicado por el nivel general de precios (P) Y = P. que se expone a continuación.y La capacidad de pago depende de la oferta de dinero. Se dijo que este resultado es crucial. P OA DA2 DA1 y* Fig 3 INDETERMINACIÓN DE LOS VALORES MONETARIOS Las variables monetarias. y por lo tanto y . En la ilustración DA pasó de 1 a 2 y lo único que se logró fue aumentar los precios. como por ejemplo 20 y 4. tal como lo explica la “Teoría Cuantitativa del Dinero”. la teoría cuantitativa del dinero queda expresada así: (6) M.

tal como quedó revelado por la exposición que antecede. De tal manera. y de allí la denominación “teoría cuantitativa”. N*= 30. como ya se sabe. W = 20 MONETARISMO Si por algún motivo. nutriéndose de estas ideas. entonces también queda calculado el salario monetario: W = 20 A título de resumen. por ejemplo. de manera que a corto plazo se puede considerar constante (V*) Pero. el nivel de precios queda determinado por la cantidad de dinero. como podría ser una política monetaria expansiva. La oferta de dinero. lo que constituye un efecto no deseado. requisito indispensable para que predomine el equilibrio de . subiendo a 5 (antes 4). en que se aprobaron reformas a la Carta Orgánica del BCRA. las únicas variables que quedan son la oferta de dinero y el nivel de precios. que son. Hay otra conclusión implícita. además. en el sentido en que viene siendo definida en la presente nota. Por ejemplo. postula la necesidad de regular la oferta monetaria de manera de preservar el poder adquisitivo del dinero. también es conocido el nivel de producto. siendo evidente. lo que se puede verificar en la expresión (j) La conclusión es que la política monetaria resultaría absolutamente ineficaz pero. por su parte. que no puede ser otro que el pleno. que los cambios de la oferta monetaria solo lograrían perturbar a la economía modificando el nivel general de precios. Para esta ilustración se eligieron los siguientes valores: M = 300 V=5 De modo que la ecuación cuantitativa quedaría así: (j) 300x5 = Px375 Despejando se determina el nivel general de precios. que si la primera aumenta también sucederá lo propio con la otra. entonces. a una tasa del 10% anual. En otras palabras. agregando los datos monetarios. y*= 375. P = 4. AHORRO E INVERSIÓN El modelo se completa exponiendo las razones por las que se confía en los mecanismos de mercado para igualar el ahorro y la inversión. siendo que el producto es necesariamente el de pleno empleo y la velocidad de circulación constante. se incrementara la oferta de dinero. con lo que tenemos una posible explicación de la inflación. también muy significativa: si la oferta monetaria creciera de manera continuada. lo que equivalió a abandonar la ortodoxia. si M subiera un 25%. por cierto muy arraigada en el imaginario colectivo. los precios harían lo propio. pasando a ser de 375 (antes 300) los precios variarían en el mismo porcentaje. siendo V constante y coincidiendo “y” con su valor potencial o de pleno empleo.6 es bastante estable. Tal lo que ocurría en la Argentina hasta el año 2012. asignándole al Banco Central esa misión central. que resulta: P=4 Y como el salario real de equilibrio es 5. los valores de equilibrio calculados hasta aquí son: W/P = 5. SEGUNDA PARTE DE LA ILUSTRACIÓN Ahora se puede continuar con la ilustración numérica. la oferta de dinero (M) y su velocidad de circulación (V) Ya se explicó por qué esta última es una constante. garantizado por los mecanismos de estabilización con que cuenta el sistema. la única posibilidad sería que aumentaran los precios en la misma proporción. es lo que en un modelo se denomina “dato” Sabemos. que cuando esos datos se pueden modificar se transforman en instrumentos de política económica. Por todo lo dicho el monetarismo. y éste será el caso.

7 pleno empleo. lo que hará bajar la tasa hasta ie. y en este caso la puja entre los inversores por los fondos relativamente escasos la harían subir hasta llegar al equilibrio. respectivamente. A la inversa. si el tipo de interés se ubicara en algún nivel superior al de la tasa natural o de equilibrio. . de manera que para compensar la “espera” que supone el ahorro han de ser remunerados con una tasa de interés positiva. el ahorro y la inversión se asimilan con la oferta y la demanda de fondos prestables. Resumidamente. lo que revela una relación directa entre las variables: cuanto mayor sea el tipo de interés también lo será el ahorro. S = OFP (oferta de fondos prestables) I = DFP (demanda de fondos prestables) i OFP (S) ie DFP (I) S.I En este caso el mecanismo automático de estabilización es la flexibilidad de la tasa de interés. habría un exceso de oferta de fondos prestables. Si la tasa es flexible y se ajusta sin demoras prevalecerá la de equilibrio. (8) I = f(i) MERCADO FINANCIERO Como los ahorristas son quienes ofrecen préstamos y los inversores quienes los toman. Esa tasa es llamada también “natural” Efectivamente. se postula que el ahorro es una función creciente del tipo de interés: los individuos tienen preferencia temporal por los gastos efectuados en el presente. De tal manera la expresión formal del ahorro es: (7) S = f(i) Con derivada primera positiva. pero como se ha supuesto que los individuos racionales no mantendrán dinero ocioso (no se admite la existencia de demanda voluntaria de dinero) aceptarán remuneraciones inferiores. marcada en el gráfico como ie. tasas inferiores a la de equilibrio provocarían un exceso de demanda. La inversión también es función del tipo de interés. aunque en este caso la relación entre ambas variables es inversa: a mayor tasa de interés menor inversión.

entonces no tiene sentido estimular la demanda agregada. lo cual da como resultado una curva de oferta agregada vertical. Las variables mencionadas hasta aquí son todas reales. Es por ello que la ortodoxia económica sostiene como principio la independencia de los bancos centrales y propicia asignarles. ¿Cómo se lo podría hacer? Según lo expuesto en este modelo simple. que de manera alternativa. propicia medidas capaces de incidir sobre la oferta agregada. Si esta conclusión es válida. asumiendo un nuevo estallido de “indignación”. Quienes no trabajan es porque han decidido no hacerlo o por sufrir las consecuencias temporarles de la “desocupación friccional” El pleno empleo (N*) está asociado con la producción potencial. siendo esta última la derivada del producto respecto del empleo. desocupación involuntaria. siempre pensando en el lado de la oferta. estimulando una mayor producción. determinan el salario real de equilibrio (5 en la ilustración) y el nivel de pleno empleo (30) Ese empleo es pleno por definición. no se puede dar a otro nivel que no sea ése. en el sentido de estar expresadas en unidades de bienes y no de dinero. estimulando la formación de capital (véase la función de producción) o la introducción de técnicas mejores para producir. RESUMEN Y CONCLUSIONES En el mercado del trabajo la interacción entre la oferta y la demanda. Así lo sostiene el “ofertismo”. en particular. De manera que no existe equilibrio con desempleo. como misión central. la de preservar el valor del dinero. En el campo de lo monetario adquiere especial importancia la regulación de la oferta de dinero. sino solamente la vinculada con lo que podríamos llamar “motivo transacciones” . por lo tanto. y tal como resulta lógico en este marco de ideas. que en este modelo. para evitar que sus fluctuaciones perturben el funcionamiento de la economía haciendo variar los precios. es llamada producción de pleno empleo (375 en el ejemplo numérico) El equilibrio macroeconómico. En esta visión no existe demanda voluntaria. sin que intervinieran las monetarias. como lo hace por ejemplo el gobierno argentino en la gestión de Cristina Fernández. no exisitiendo. Es importante observar que las mismas quedaron determinadas por otras variables igualmente reales. seguramente con la convicción de poder incentivar de esta manera a los empresarios. cuando en plena recesión el gobierno español de Mariano Rajoy opta por el camino de reducir el gasto público está demostrando que adhiere claramente a la ortodoxia representada por este modelo. Una de las consecuencias más importantes de lo anterior es que el producto permanecerá invariable (a su nivel potencial) ante variaciones del nivel general de precios de cualquier signo. En la práctica. respectivamente: S = 20 + 10i I = 100 – 6i Resolviendo el sistema de ecuaciones: 20 + 10i = 100 – 6i 16i = 80 i = 5% S = I = 70 Con lo que se completa el conjunto de valores de equilibrio. ya que a ese salario real todo aquel que busca trabajo lo consigue. en que la demanda agregada iguala a la oferta agregada. Del mismo modo lo hace cuando propicia reducir los aportes patronales e incrementar los personales.8 TERCERA Y ÚLTIMA PARTE DE LA ILUSTRACIÓN Sean el ahorro y la inversión.

respectivamente. un aumento de la oferta de trabjo provocaría más empĺeo. algunas de las proposiciones de la ortodoxia son: DEL LADO DEL MONETARISMO • Establecer una regla para la oferta monetaria. como se vio. determinan una tasa de interés (natural. La estática comparativa servirá. salarios reales inferiores y caída en los salarios y precios monetarios. desarrollando trabajos prácticos. las que son finalmente decrecientes. discrecionalidad”. equivalentes al ahorro y la inversión. así. Así. para interpretar los efectos de los cambios en los valores de las variables y encontrarles explicaciones en el marco del modelo. o de equilibrio) que las iguala de manera automática. fijado de antemano. conocidas también como “políticas activas” en el lenguaje contemporáneo. dejando incólumes a las reales. que es lo que se quiso decir al expresar que el Banco Central la debe regular. aunque la Economía debió esperar la llegada de Keynes para proporcionar una explicación alternativa que confirmara esa posibilidad y abriera. PROPUESTAS PROGRAMÁTICAS DE LA ORTODOXIA ECONÓMICA Sobre las bases doctrinarias que han quedado expuestas de manera muy simplificada. Siendo evidente que los precios y salarios no son tan flexibles como se sostenía en 1935. de manera tal que la demanda acompañaría el crecimiento del ingreso y lo propio debería hacer la oferta. se supone constante a corto plazo. pero no así los salarios reales. Por ejemplo. la oferta y la demanda de fondos prestables. estipulando que ésta crezca en un determinado porcentaje anual. c) La curva de oferta agregada se sigue considerando vertical. MODELO NEOCLÁSICO. b) Se confía en el pleno empleo como único equilibrio posible. un campo de acción para las políticas de estabilización. se verificará que: – Los cambios en la variables reales provocarán modificaciones tanto reales como monetarias. la posibilidad de procesos recesivos originados por corrientes de ahorro que no retornaran al circuito en forma de inversión. Aunque en esta nota no se incursionó en la estática comparativa del modelo. los neoclásicos contemporáneos encontraron un modo ingenioso de salvar su modelo. más producción. si aumentara la oferta de dinero también lo harían los precios y salarios monetarios. después de tantos cambios en el mundo? a) Se continúa sosteniendo que las remuneraciones a los factores se determinan en función de sus respectivas productividades marginales. que se expondrán de manera sintética a continuación. adhiriendo los . problema que ya en el siglo XIX había preocupado a Robert Malthus. • Lo anterior es una variante de la discusión “reglas vs. En el mercado financiero.9 De la ecuación cuantitativa se desprende que esa demanda de dinero es función directa del ingreso e inversa de la velocidad de circulación del dinero. – En cambio los variaciones monetarias afectarán exclusivamente a las variables de la misma índole. pero advierten que a largo plazo lo será. y en realidad todos los valores nominales del sistema. así. por sus propiedades de ser flexible y ajustarse sin demoras. el que coincidiría con la tasa de crecimiento extensivo. llevando adelante adecuadas políticas (keynesianas) de estabilización logre el mismo propósito. Algunos neoclásicos admiten que a corto plazo podría tener algún grado de elasticidad precio. la que. necesariamente (vertical) d) Como consecuencia de lo anterior se rechazan las políticas activas y se proponen otras desde el lado del “ofertismo”. el producto ni ninguna otra variable real. No existe. además. se puede anticipar que cuando se lo haga. el empleo. VERSIÓN 2012 ¿Qué parte de estas ideas subsiste en la actualidad. poniendo como alternativa de aquel estabilizador automático la existencia de un gobierno que.

“Macroeconomía y Política Macroeconómica”. Roberto J. opuesta a la discrecionalidad propia de la política fiscal. En la Argentina abundan los ejemplos en el período de Menem y Cavallo. LEONE Y MARTÍNEZ. Pearson. “Teoría Macroeconómica” UTHEA. MACCHI. • Estrucuta impositiva diseñada para alentar la producción (y no el consumo.10 partidarios de esta postura a la primera. BIBLIOGRAFÍA Cuatro opciones para profundizar el tema son: ACKLEY. Gardner. POR EL LADO DEL OFERTISMO • Privatizaciones de las actividades económicas en manos del Estado. DE PABLO. octubre de 2012. propuesta bajo el supuesto de que la desocupación estructural es producto de salarios reales demasiado altos como para ser compatibles con el pleno empleo. 1 CONESA. que viene a ser otra regla. intentando eliminar todo aquello que pudiera interferir con el mecanismo del mercado. Daniel. ISBN 978-987-615-130-6 Lic. Segunda parte. 2011. . sede Trelew. Parte Segunda. como misión central y objetivo casi excluyente. cap. • Asignar esa función al Banco Central. aplicaciones para Latinoamérica”. “Macroeconomía” FCE ISBN 950-557-121-6. • Desregulación. Eduardo. 1967. Olivier y PÉREZ ENRRI. por ejemplo) • Equilibrio fiscal. “Macroeconomía. • Flexibilización laboral. Jones Profesor Titular (*) Nota de la cátedra de Política Macroeconómica de la UNPSJB. 2002 ISBN 950537-580-8 BLANCHARD.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful