Está en la página 1de 1

Podra ser

Podra haber estado triste. Podra haberme ganado la melancola. Podra haber sentido la lluvia fra aunque no lloviera hoy, esa sensacin que tan bien describes en tu relato. Podra haberme dejado vencer por los recuerdos, por el peso de la nostalgia, por el miedo al futuro, por el dolor de las prdidas tan presentes. Podra haber sido un pedacito de carne y hueso sonriendo mecnicamente a todos los que hoy han dedicado un tiempo de su rutina personal a pensar en m sin merecerlo. Podra haber pasado de largo por delante de la vida. Pero t no has querido. Y cuando t quieres algo de m, sin duda, lo consigues. Te has empeado en que dibuje una sonrisa, has enviado caja enorme de energa positiva, de recuerdos bonitos de esos hacen bailar el alma, has pintado de azul y de sol el cielo y comprometido tu tiempo, tu esfuerzo, tu cario... para que yo simplemente bien hoy. Y no he podido negarme. Y aqu estoy, cerrado el da, sonriendo an, pensando que ciertamente este ao ha merecido la pena vivirlo por haberte conocido, por haberte dejado pasar a todas las estancias de mi vida. Gracias por ser siempre mi ngel de la guarda. Por no fallarme nunca. Por estar. Por hacerme sentir cada da un poco ms cisne. Porque nada es lo mismo desde aquel da de febrero en que comenzaste a hablarme. una que has est