Está en la página 1de 1

UN RETO A LA JUVENTUD

Los ms grandes hombres de la historia de la Iglesia cristiana fueron vidas consagradas a Dios desde su juventud. Juan Wesley era un estudiante en Oxford cuando fund el Club Santo. Martn Lutero tena 27 aos cuando subi la santa escalera en Roma y se sinti inspirado por el texto El justo vivir por la fe. Juan Calvino, a los veintitantos aos ya estaba proclamando su mensaje en Ginebra. Jorge Whitefield tena 21 aos cuando conmovi a Inglaterra. Jeremas Taylor, a los 18 anos dejaba a los hombres boquiabiertos en la catedral de San Pablo. Dwight L. Moody, a los 20 aos era un poderoso Amrica. Hudson Taylor empez a los 21 anos la obra de su vida en China. Estos jvenes y muchos otros, palpitando desde su juventud con el deseo de hacer que sus vidas contaran para Dios, dieron expresin en su devocin fervorosa a las palabras de la poetisa Marianne Ferningham en su versin para jvenes del famoso y popular himno Tal como soy: Tal como soy, tan libre, joven, fuerte, ser lo mejor que sea posible, Por Ti, por la verdad y la justicia, Oh Seor! Vengo a Ti y te doy mi vida. evangelista que sacudi

Fuente: Enciclopedia de Ancdotas e Ilustraciones de Samuel Vila