Está en la página 1de 1

DIEGO THOMSON

Diego Thomson es un personaje difcil de calificar. Decir que su vida fue algo sorprendente no es una exageracin. En l se encargaron los anhelos de difundir la Biblia y sus verdades, junto con la educacin popular y sus beneficios, que se iban extendiendo por Europa y que por su intermedio llegaron a nuestro continente. Ha de subrayarse que la palabra continente es totalmente exacta. Fuera de las naciones centroamericanas y de Paraguay y Bolivia, recorri todas las dems que forman el mosaico americano, entrando en contacto a la vez con las masas populares y con los grandes personajes de la poltica de los pases nacientes, todo ello sin hablar de la pasin de sus ltimos aos en las que se volc hacia la pennsula ibrica. En aquellos tiempos formativos no de

nuestras

nacionalidades,

hubo

personalidad de influencia tan vasta en estos aspectos y, en no pocos casos, su accin en algunos pases fue francamente decisiva. En casi todas partes fue tambin el primer enviado de una entidad evanglica, cuidando casi siempre de distribuir la Biblia, pero tambin de predicar los pricipios espirituales que profesaba. Dueo de una pluma agil y de un espritu finamente observador, dej un vastsimo material en cartas e informes que nos dan una rica visin de los que era el continente en los aos que dur su trabajo. Si se le publicara completo, an dejando lo que se produjera en su propio pas, quiz llegara a seicientas o setecientas pginas. De all lo imprescindible de un proceso selectivo. Thomson es el nico caso hasta donde recordemos, que puede describirnos lo que se vea desde el Cabo de Hornos hasta el alto Canad y desde los palacios de gobierno hasta los mercados indgenas en los pueblos de la montaa. A ello se agrega su profunda cultura, especializada en erudicion bblica, educacin, idiomas, medicina, poltica, arqueologa y todo lo dems que sistemticamente o empricamente fue adquiriendo en el curso de su errante vida.