DOMINGO, 13 OCTUBRE 2013

T E N D E N C I A S

LA VANGUARDIA 45

Lara Alcázar, estudiante de Historia del Arte, lidera el movimiento Femen en España, que utiliza el cuerpo de la mujer como instrumento de protesta

Las nuevas feministas

Jaime Serra

CELESTE LÓPEZ Madrid

ue en Oviedo donde Lara Alcázar, gijonense de 21 años y estudiante de Historia del Arte, conoció el movimiento Femen. O mejor dicho, lo vio en la televisión y en la prensa escrita y de ahí se sumergió en internet, el medio en el que mejor se desenvuelve, para conocer quiénes eran aquellas muchachas que tanto sublevaban a sus mayores. En absoluto le pareció escandaloso que unas chavalas desafiaran las normas tradicionales no sólo de convivencia, sino incluso de protesta, mostrando sus torsos desnudos pintados con lemas a favor de los derechos de la mujer. Ella, joven, inquieta, creativa y defensora de los derechos femeninos, sólo se fijó en una cosa: la movilización de unos pocos tenía más eco en el mundo que la protesta de muchos. Y no se lo pensó dos veces y contactó con la sede central de Femen, ubicada en Ucrania. Fue en este país donde surgió el movimiento hace cinco años, cuando unas cuantas estudiantes se metieron a pecho descubierto en una fuente de Kíev en protesta por los cortes de agua en la residencia en la que se encontraban. Una chiquillada, dijeron muchos, pero fue entonces cuando ellas se dieron cuenta del enorme instrumento de protesta, y sobre todo de altavoz, que tenían escondido bajo el sujetador. La imagen de cada una de las acciones que han llevado a cabo desde el 2010, casi siempre protagonizadas por tres o cuatro jóvenes –eso sí, todas con buena imagen– ha recorrido el mundo. No en vano, entre sus objetivos han estado desde Putin, hasta la curia vaticana y Berlusconi pasando por los islamistas a quienes han enseñado sus hermosos pechos convertidos en lienzos en los que protestan por decisiones contra la mujer. Lara se ofreció a crear un grupo en España, junto a una granadina, con la que comparte la “lucha contra el patriarcado imperante”, dice. Algo que hizo el pasado mes de mayo tras recibir el visto bueno de la organización, aunque debido a la escasez de activistas aún dependen del grupo de París. Lo que más le llamó la atención a Lara fue precisamente la utilización del cuerpo femenino para protestar contra decisiones o acciones contrarias a la mujer. Ella, que forma parte de esa generación que enseñaba el tanga a través del pantalón y el ombligo en fun-

F

LGE, LOECE, LODE, LOGSE, LOPEG, LOCE, LOE, LOMCE...

Lara Alcázar (derecha), ayer en el desfile que llevó a cabo Femen en Madrid

GONZALO ARROYO MORENO / GYI

ción de la moda imperante, no entiende el revuelo que se forma por el uso del pecho como arma de reivindicación: “Nuestro cuerpo no es un objeto erótico, es un objeto de protesta, es un contexto político. Están liberados de cualquier sentido patriarcal son usado para nosotras, para uso y disfrute, y paA PE C H O D ESCUBIERT O

“Nuestro cuerpo no es un objeto erótico, es un objeto de protesta, es un contexto político” “Las feministas estamos en conferencias y en debates, pero hemos perdido la calle”
ra nuestras reivindicaciones”, insiste. Pero el revuelo está ahí y las críticas llueven tanto de los sectores más conservadores, perturbados por la visión del busto femenino, como por sectores feministas, que consideran que este método va en contra precisamente del feminismo. Basta comprobar las reacciones a la segunda actuación de Fe-

M O V I M I E NT O S T RA DIC IO N A L ES

men en España (la primera vez fue en Madrid, frente a la embajada turca) el pasado martes en el Congreso de los Diputados, cuando el ministro Gallardón hablaba de la reforma del aborto. A los conservadores, Lara no les contesta e incluso entiende su rechazo -“quieren mantener un sistema de patriarcado contra el que nosotras luchamos”-, pero sí lo hace a las feministas que dudan de sus métodos: “Las feministas estamos en conferencias y en debates, pero hemos perdido la calle”. Pero no todas las activistas están en contra de los métodos de Femen. Marisa Sotelo, presidenta de la Fundación Mujeres, mostraba su apoyo a las tres jóvenes que, a pecho descubierto, mostraron su disconformidad a la ley del aborto en el Congreso (el juez no apreció delito de alteración del orden). Ellas, dice Sotelo, han demostrado que “se pueden hacer cosas para defender los derechos de las mujeres utilizando métodos de lucha pacíficos pero que, al mismo tiempo, sean social y políticamente visibles, sin por ello renunciar al ideario básico del feminismo”, escribe en su blog. Lo mismo opina la asociación de mujeres juristas Themis. Sea como fuere, Lara tiene claro que van a seguir con sus protestas: “no nos van a parar”. Ayer mismo, coincidiendo con Día de la Hispanidad, realizaron su particular desfile por Madrid.c

El Banco Interamericano de Desarrollo y La Caixa impulsan dos proyectos en Ecuador
BARCELONA Redacción

La Fundación La Caixa y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) han presentado dos proyectos para contribuir al progreso socioeconómico de Ecuador. El primero de ellos se centra en la elaboración y comercialización de productos de cacao orgánico y fino de aroma, en una iniciativa que llegará a 16.333 familias de 150 asociaciones comunitarias del territorio, y con la que pretenden mejorar la condiciones de los pequeños productores y trabajadores. El segundo ayudará a incremen-

tar la productividad, la calidad y la rentabilidad de los pequeños productores y procesadores de leche de los cantones Cayambe y Pedro Moncayo, entre otros, y prevé llegar a 1.500 familias de bajos recursos, la mayoría indígenas. En concreto, la Fundación La Caixa destinará 500.000 euros a la implementación de ambas iniciativas, que se desarrollarán en el marco del Programa de Empresariado Social del BID, administrado por el Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin), que apoya proyectos para ayudar a la población “pobre y marginada”. Por parte de La

Caixa, el seguimiento se realizará a través del Área Internacional de su fundación, concretamente, desde la oficina de la entidad en Washington (EE.UU). “Tal y como nos comprometimos, nos acercamos a las realidades de los ciudadanos más desfavorecidos de Latinoamérica para contribuir a su desarrollo socioeconómico”, señala el presidente de la entidad y de la Fundación La Caixa, Isidre Fainé. La alianza establece que las áreas de especial interés son los proyectos de negocios y finanzas rurales enfocados a generar nuevas oportunidades de empleo.c

@ja_serra

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful