Está en la página 1de 2

Nada en este mundo dura, Fallecen bienes y males; Una misma sepultura A todos nos hace iguales.

I Se acaba la vanidad, La avaricia, la riqueza, La honradez y la nobleza, La pompa y la caridad; La soberbia, la humildad, El garbo y la compostura Se marchita la hermosura A quien tanto el mundo alaba, Porque al fin todo se acaba, Nada en este mundo dura. II Muere el justo, el pecador, Muere el grande, muere el chico, El poderoso y el rico, El esclavo y su seor; Se acaba el mundo de amor, Los hombres y los caudales, Mueren traidores y leales Y sin mejorar su suerte Cuando les viene la muerte Fallecen bienes y males. III Mueren moros y cristianos, Letrados y tinterillos, Mueren honrados y pillos, Mdicos y matasanos. Abrid los ojos, mundanos, No pecad que eso es locura, Hagamos la compostura Porque habremos de morir Y nos tiene que cubrir Una misma sepultura IV Mueren sbditos, prelados, Monarcas y emperadores, Grandes, medianos y menores

Los solteros y casados; Los pobres y acaudalados, Los papas y cardenales, Distintos en el vivir, Pero Dios en el morir A todos nos hace iguales.