Está en la página 1de 0

EL INSTANTANESMO

1. EL SALTO DE LA LIBERTAD
Con el desafo, la revolucin abandona el terreno de las con-
jeturas ideales, para abrirse en el campo de las posibilidades
reales que se ofrecen al criollo. El proyecto revolucionario
deja de acariciarse imaginativamente y amenaza con su proxi-
midad inminente. Ya no se trata de una posibilidad abs-
tracta en la que puede serenamente posarse la mirada con-
templativa, sino de una alternativa concreta que exige una
decisin. No puedo dejar de responder al reto que el otro
me lanza; cualquier actitud que tome ser una respuesta.
Slo hay dos caminos: o la aceptacin o el rechazo; no existe
trmino medio. La aceptacin del reto es. pues, una posibili-
dad concreta, ante la que no puedo permanecer indiferente.
Desde ahora podemos decir que la revolucin es la ms
inminente posibilidad. Podemos incluso augurar que, mien-
tras no cambie la situacin y persista el desafio, su fascina-
cin arrastrar a la clase media. Pero nada podemos an
decir sobre la redidad del salto revolucionario, que pertenece
por entero a la libertad. No podemos asegurar que vendr
necesariamente, pues en el campo de lo posible no hay lugar
para la categora de lo necesario; menos an podemos seia-
lar el instante en que surgir. La situacin determina el cam-
po de las posibilidades reales. mas no origina el salto de la
posibilidad a la realidad, que s610 es obra de la libertad. As,
el desafio antecede a la revolucin como su condicin >nne
quu non, mas no como su causa. Nos permite augurar la
proximidad de la respuesta, pero nada nos dice sobre su
carcter ni sobre el lugar y momento en que surgir. Para
averiguarlo, debemos volver la mirada sobre los hechos ya
www.senado2010.gob.mx