P. 1
Manual Curso Extincion Incendios Forestales Voluntariado

Manual Curso Extincion Incendios Forestales Voluntariado

|Views: 87|Likes:
Publicado pormigueluptown
Manual Curso Extinción Incendios Forestales Voluntariado
Manual Curso Extinción Incendios Forestales Voluntariado

More info:

Published by: migueluptown on Oct 13, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/16/2013

pdf

text

original

EXTINCIÓN DE INCENDIOS FORESTALES (Interfase

)

Benito Serrano González Técnico Forestal Consorcio Provincial de Bomberos de Valencia

Extinción de Incendios forestales

ÍNDICE GENERAL

1. DINÁMICA Y COMPORTAMIENTO DEL FUEGO 2. INCENDIOS DE INTERFAZ 3. PROCEDIMIENTOS DE ACTUACIÓN EN INCENDIOS FORESTALES: PLAN ESPECIAL 4. COMUNICACIONES 5. TÉCNICAS DE EXTINCIÓN 6. SEGURIDAD EN INCENDIOS FORESTALES

3 19 28 37 42 59

2

Extinción de Incendios forestales

1. DINÁMICA Y COMPORTAMIENTO DE LOS INCENDIOS FORESTALES

3

Extinción de Incendios forestales

ÍNDICE

1.1.

FACTORES QUE INFLUYEN EN EL COMPORTAMIENTO Y EVOLUCIÓN DE LOS INCENDIOS FORESTALES 1.1.1. 1.1.2. 1.1.3. Partes de un incendio Tipos de incendio Factores que influyen en el comportamiento

1.2.

EVOLUCIÓN DE LOS INCENDIOS FORESTALES

4

Extinción de Incendios forestales

La presencia de fuego en la Comunidad Valenciana es una constante histórica que en los últimos años ha dejado de ser considerada como un accidente casual sin trascendencia, para convertirse en un fenómeno que causa la alarma social entre la población y ocupa la atención tanto de los medios de comunicación, como de las administraciones responsables en la materia. La participación del operativo de Protección Civil en las intervenciones ante los incendios forestales ha adquirido en la Comunidad Valenciana, al igual que esta ocurriendo en otras Comunidades Autónomas, una notable transcendencia. 1.1. CONCEPTOS GENERALES SOBRE LOS INCENDIOS FORESTALES

Un incendio forestal se define como "Fuego que se extiende sin control sobre terreno forestal, afectando a vegetación que no estaba destinada a arder". Pues bien, cuando hablemos de FUEGO en este curso, nos referiremos a la “liberación de energía en forma de luz y calor, producto de la combustión de un

cuerpo”.

Para conocer y comprender el funcionamiento de un incendio, es fundamental tener claro que para producir fuego son imprescindibles tres elementos (TRIANGULO DEL FUEGO), es necesario aplicar CALOR a un cuerpo COMBUSTIBLE, en presencia de AIRE que aporta OXIGENO, elevando su temperatura hasta que comienza a desprender gas, cuya combinación con el oxigeno del aire, proporciona la energía necesaria para que el proceso continué (REACCIÓN EN CADENA).

TRIANGULO DEL FUEGO

TETRAEDRO DEL FUEGO

5

Extinción de Incendios forestales

Por tanto, si estamos ante un fuego y eliminamos uno sólo de estos tres elementos, el fuego se extinguirá, se trata del principio básico en el que se fundamentan todos los métodos de extinción, la ruptura de uno de los lados del triangulo de fuego.

LA COMBUSTIÓN EN LOS INCENDIOS FORESTALES
Ya hemos visto que el fuego es producto de la combustión de un cuerpo, pero ¿Qué es la combustión? La combustión es una reacción química autopropagada, que va acompañada de un desprendimiento de energía. Para que se produzca es necesaria la presencia simultánea de un cuerpo combustible (vegetación), un cuerpo comburente (oxigeno) y una aportación de calor externa inicial. El resultado de esta reacción, si la combustión es completa, son principalmente dos productos, dióxido de carbono (CO2) y agua (H2O).

En el entorno donde nos movemos, toda la vegetación forestal es combustible y, además, está en permanente contacto con el aire (que es comburente), sólo es necesaria la aportación de una determinada cantidad de calor para que se inicie la combustión. La combustión puede producirse con la presencia de llama o sin llama. De la primera y atendiendo a su velocidad de propagación distinguimos entre: Combustión simple: Velocidad de propagación inferior a 1 metro/segundo. Combustión deflagrante: Velocidad de propagación superior a 1 m/seg. pero inferior a la velocidad del sonido. Combustión detonante: Velocidad de propagación superior a la del sonido.

La combustión sin llama se desarrolla lentamente, la energía desprendida es disipada al medio sin producir un aumento local de la temperatura. Ejemplos típicos de esta combustión son la que se produce en un cigarro o en las barbacoas de carbón vegetal.

6

Extinción de Incendios forestales

En el proceso de combustión de se distinguen varias fases: - Fase de precalentamiento: El calor exterior eleva la temperatura del combustible hasta algo más de 100º C, lo que produce la pérdida de vapor de agua. La temperatura continua subiendo hasta los 200º C, eliminando toda el agua y destilándose las resinas. El calor aportado en esta fase se utiliza para evaporar el agua (humedad) que pueda tener el combustible. Una vez evaporada el agua, el calor aportado se utiliza para la descomposición térmica del combustible y la evaporación de volátiles. Cuando hay suficiente combustible en fase de vapor mezclado con el aire, el calor aportado permitirá la inflación de esta mezcla, activándose la reacción de combustión, nos encontramos en la segunda fase. - Fase de combustión de los gases: La temperatura se sitúa entre 300 y 400º C. Se desprenden gases inflamables, que forman las llamas. La temperatura continúa subiendo desde los 600º C hasta los 1000ºC. Además de los gases, se desprende calor, que mantiene por sí mismo la combustión. La madera arde con llama azulada. Se desprende humo, formado por gases no quemados, dióxido de carbono, vapor de agua y partículas sólidas quemadas incompletamente. Una vez iniciada la combustión, ésta se mantendrá mientras exista suficiente combustible y comburente y mientras la energía suministrada para la reacción de combustión sea suficiente para continuar evaporando combustible. - Fase de combustión del carbón: La madera arde, consumiendo su contenido en carbono y quedando las cenizas, formadas por sustancias minerales que no arden. La extinción llegará cuando se acabe el combustible o el comburente, o bien cuando la energía desprendida en la combustión no sea suficiente para continuar evaporando combustible. FORMAS DE PROPAGACIÓN DEL CALOR Dentro del triángulo del fuego, el calor es el elemento inicial que provoca el fuego. El calor es una forma de energía. El calor se puede propagar de tres formas: 7

Extinción de Incendios forestales

Por tanto, las formas de propagación del calor en un incendio forestal también son: radiación, convección y conducción.

-

8

Extinción de Incendios forestales

-

Convección:

Si en un lugar determinado la masa de aire existente se calienta, alcanzando mayor temperatura que las masas que la rodean, tiene tendencia a elevarse debido a su menor densidad (pesa menos), siendo sustituida por otras masas frías que al calentarse, a su vez, también se elevaran, originándose unas corrientes ascendentes de aire caliente, que transportara el calor. Se trata pues de una transmisión de calor a través de masas de fluidos, el aire caliente sube porque pesa menos que el frió. El aire puede calentarse como consecuencia del calentamiento del suelo por las altas temperaturas o por el calor desprendido por un incendio y las corrientes de aire formadas desecaran los combustibles que encuentren a su paso favoreciendo la propagación del fuego. La transmisión del calor por convección tiene especial importancia en la rapidez del avance del incendio ladera arriba y en el paso del fuego del sotobosque a las copas de los árboles. Radiación

En la radiación el calor pasa a través del aire sin que exista movimiento del mismo y sólo tiene lugar a cortas distancias. Para entenderlo mejor, se trata de una transferencia de calor a través del espacio, por medio de ondas. Por ello, en los incendios forestales la propagación por radiación afecta únicamente a los combustibles que es tan próximos a los que están ardiendo. Conducción

En este caso el calor se transmite en el interior de un cuerpo sin que haya desplazamiento de las moléculas que lo componen. Se trata pues de una transferencia de calor a través de una sustancia, por acción molecular directa. Esta forma de transmisión tendrá lugar cuando exista contacto directo entre las plantas y hace también que se quemen los materiales leñosos (raíces, troncos, ramas. . .) que componen la vegetación. 1.2. FACTORES QUE INFLUYEN EN EL COMPORTAMIENTO EVOLUCIÓN DE LOS INCENDIOS FORESTALES Y

Antes de conocer los factores que nos condicionan el fuego de un incendio forestal, es conveniente saber y conocer como es un incendio forestal, sus partes y que tipos hay:

9

Extinción de Incendios forestales

1.2.1. Partes de un incendio forestal

1.2.2.

Tipos de incendio

Cabeza: es la parte hacia donde avanza el incendio. Es la parte más activa. Un incendio desarrollado puede tener varias cabezas. La cabeza del incendio puede cambiar de dirección en función de los cambios del viento. Cola: es la parte desde donde evoluciona el incendio. En los primeros estadios de su desarrollo será el punto de inicio, pero luego puede variar al igual que la cabeza. Flancos: son los laterales del incendio, se denominan siguiendo la línea imaginaria que une la cola con la cabeza del incendio.

En función de la disposición del combustible y la forma en la que avance el fuego, se distinguen tres tipos de incendios forestales:

Fuegos de superficie: Son fuegos que se extienden quemando el combustible herbáceo y el matorral, así como las hojas secas y ramillas que se encuentran en el suelo, procedentes de los árboles. Suelen ser los más frecuentes. Representan el 85% de los incendios. Fuegos de copas: Son fuegos que avanzan consumiendo las copas de los árboles. El fuego de copas avanza más rápidamente que el de superficie. Normalmente este tipo de fuegos tiene su origen en los fuegos de superficie.

Fuegos de subsuelo: Son fuegos que se propagan bajo la superficie, alimentados por materia orgánica seca, raíces, turbas, etc. Su desplazamiento es el más lento de los tres tipos. Representa menos del 1% de los fuegos en España. Es frecuente que se den en zonas de marjal y en los perímetros extinguidos solo con agua. 10

Extinción de Incendios forestales

1.2.3.

Factores que influyen en el comportamiento del fuego

Los factores que condicionan el comportamiento del fuego se pueden representar en lo que conocemos como “Triangulo del Comportamiento”.

 METEOROLOGIA: Temperatura, Humedad Relativa y Viento (velocidad y dirección)  TOPOGRAFÍA: Orientación, Relieve, Altitud y Pendiente  COMBUSTIBLES: Características, Humedad y Cantidad-Carga Una vez que el incendio se ha iniciado, factores tales como las altas temperaturas, la pendiente del terreno a favor del avance del incendio, los días que ha estado sin llover, el tipo de formación vegetal (matorral, pinar, etc.), y sobre todo la velocidad del viento, con especial atención a los vientos terrales de poniente, hacen que el incendio ser propague con mayor rapidez. El conocimiento de la influencia de estos factores nos permitirá predecir con cierta aproximación el comportamiento del incendio, con lo que podremos anticiparnos a su evolución, elegir una estrategia de extinción adecuada y reconocer y evitar las situaciones peligrosas que pudieran derivarse de nuestra intervención. Estos factores van a definir a su vez las referencias básicas para definir y caracterizar la magnitud de un incendio forestal: longitud de llama, entendida como la distancia entre la base y el vértice superior de la llama, no la altura, relacionada con la velocidad del viento, la pendiente y los combustibles. intensidad lineal de fuego, definida como la velocidad de liberación de energía por unidad de superficie. Depende de la carga de combustible consumido y de la velocidad de propagación. velocidad de propagación, es la velocidad (Km/h o m/seg) del frente con mayor avance (cabeza). También se puede emplear para el avance por flancos y cola.

-

-

11

Extinción de Incendios forestales

LA METEOROLOGÍA Las condiciones meteorológicas constituyen un factor variable sobre el que no se puede actuar directamente, aunque se puede predecir y utilizar como elemento de gran ayuda en las operaciones de ataque y control de los incendios forestales. Los factores meteorológicos más influyentes en la evolución de los incendios forestales son la temperatura, la humedad relativa del aire y el régimen de vientos (regionales, locales, de valle, brisas marinas, vientos terrales). También tienen gran importancia e incidencia, algunos fenómenos específicos como las tormentas o las inversiones térmicas.  La temperatura: Es el resultado de la acción de la radiación solar sobre la superficie terrestre y la atmosfera. Cuanto mayor es la temperatura, mayor es la intensidad y velocidad de desecación de los combustibles vegetales.  La humedad relativa del aire: Existe un equilibrio dinámico entre el contenido de agua del vegetal y la atmosfera, de forma que si la humedad relativa del aire es menor, está extrae agua del vegetal y lo deseca. Al subir la temperatura la humedad relativa disminuye, como referencia, cada 10º C que aumente la temperatura, la humedad baja a la mitad.  El viento: El viento determina la dirección de avance del fuego y favorece el aporte de oxigeno. Aproxima las llamas, inclinándolas, al combustible situado en la dirección de avance del viento. Desplaza chispas y pavesas, provocando la aparición de nuevos focos en zonas alejadas del frente de fuego. Asimismo provoca cambios en la dirección, sentido y velocidad de desplazamiento del incendio. Cuanto mayor sea la velocidad del viento mayor será la velocidad de propagación del incendio.

12

Extinción de Incendios forestales

LA TOPOGRAFÍA La topografía es un factor constante sobre el que no se puede actuar, sin embargo, y precisamente por ello, por ser un factor constante e invariable, es posible predecir la influencia que la topografía tendrá sobre el comportamiento del fuego. Son cuatro los factores básicos ligados a la topografía, que afectan al comportamiento de los incendios: la pendiente, la exposición, el relieve y la altura.  La pendiente: Es el factor más importante. A mayor pendiente, mayor velocidad de propagación. El fuego avanza más rápidamente ladera arriba que ladera abajo. También hemos de tener en cuenta que dificulta la movilidad de los equipos de extinción.

 La exposición:  Laderas expuestas a umbría: Menor temperatura, mayor cantidad de combustible y humedad relativa. La velocidad de propagación es menor y mayor la intensidad de fuego.  Laderas expuestas a solana: La temperatura es más elevada, en consecuencia la humedad relativa menor, al igual que la cantidad de combustible. Velocidad de propagación mayor y menor la intensidad.  El relieve: Como norma general se puede decir que cuanto más quebrado sea el relieve mayor será la velocidad del viento y en consecuencia aumenta la velocidad de propagación.  La altura: Condiciona el tipo de combustible y la meteorología de la zona. No es un factor determinante, sino existen grandes diferencias.

13

Extinción de Incendios forestales

LOS COMBUSTIBLES FORESTALES El riesgo de inicio y la velocidad de propagación de un fuego forestal depende en gran medida del tipo, estado y disposición del combustible vegetal siendo éste, el único factor sobre el que se puede actuar directamente, bien antes del incendio, mediante actuaciones preventivas de modificación del combustible, o bien durante las operaciones de extinción, mediante la creación de líneas de defensa. Las características básicas que definen y determinan el comportamiento ante el fuego de los combustibles forestales son las siguientes: El contenido de humedad del combustible, su vitalidad (vivo o muerto), la cantidad, el tamaño y la forma, su disposición, etc. Veamos los más importantes:  Contenido de humedad: Es el factor más importante a tener en cuenta al hablar de los combustibles forestales. Cuanto mayor es el contenido de humedad del combustible menor será la posibilidad de inicio de un incendio, además de condicionar la combustión en el frente de llama ya que éste ha de generar mayor cantidad de energía para poder evaporar el agua contenida y pasar a la fase de combustión. Por lo tanto, a mayor humedad del combustible, menor será la probabilidad de inicio de un incendio y menor su velocidad de propagación.  Cantidad de combustible: Normalmente llamada carga de combustible. A mayor cantidad de combustible, el fuego será más intenso y la velocidad de propagación mayor, pues la carga de combustible es proporcional al calor desprendido.

 Disposición: La disposición es la forma en la que distribuyen los combustibles en una determinada zona, en función de ello se puede evaluar el tipo de fuego previsible (de subsuelo, de superficie o de copas) y el riesgo de continuidad y capacidad de transmisión del incendio.  Continuidad horizontal: Marcará la mayor o menor propagación horizontal, indicándonos la dirección previsible de avance de las llamas, además de influir en su velocidad de propagación.  Continuidad vertical: Es determinante para el coronamiento de un incendio, es decir, nos indica la probabilidad de que un incendio de superficie pase a un fuego de copas.

14

Extinción de Incendios forestales

Modelos de combustible El análisis de las características de los combustibles vegetales que hemos estudiado nos va a permitir estimar el comportamiento que, a priori, puede tener un incendio sobre el monte, en lo que respecta al tipo de combustible disponible para arder. Con el fin de sistematizar dicho análisis, R. C. Rothermel estudió y agrupó los combustibles de acuerdo a unos modelos. Los modelos de combustible, tienen por objeto servir de referencia, sintetizando toda esta información con el fin de poder estimar de forma sistemática el comportamiento de un incendio forestal. Los modelos de combustible nos indican, con bastante fiabilidad, cuál sería el estrato vegetal que favorecería la propagación del fuego en caso de incendio, sirviendo de parámetro de referencia para la obtención mediante tablas de la intensidad de fuego, la altura de llama y la velocidad de avance del frente de llama previsible. Tomando como referencia los estudios de Rothermel, se considera que en el área mediterránea mundial, existen trece modelos de combustible, agrupados en 4 grupos básicos, atendiendo al elemento principal que favorecería la propagación del fuego con mayor o menor intensidad y que responden a las siguientes características básicas:

Grupo pastizales: en nuestra región se trata de cultivos de cereales, marjales y cultivos abandonados. Los fuegos en combustibles de este grupo presentan una rápida velocidad de propagación (10-35 m/min.) y poca intensidad de fuego (10-1250 Kw/m), su altura de llama puede alcanzar 1,50 m. Grupo de matorrales: A este grupo pertenecen los modelos de combustibles más habituales en nuestro entorno forestal. En general se trata se fuegos rápidos (10-25 m/min.) de mayor o menor intensidad, que pueden llegar a alcanzar los 8 metros de altura de llama. Grupo de hojarasca bajo arbolado: Típico de regiones lluviosas y frías. Generan fuegos de velocidad de propagación baja o moderada (1-5 m/min.) y baja intensidad. Grupo de desechos de corta: Modelos caracterizados por la presencia de gran cantidad de combustible, que generan incendios de gran magnitud, con alta intensidad de llama y velocidades moderadas de propagación.

En la Comunidad Valenciana, los modelos de combustible más frecuentes: Grupo Grupo Grupo Grupo de de de de pastizales............................. Modelos matorral............................... Modelos hojarasca bajo arbolado....... Modelos desechos de corta................ Modelos 15 1 y 2. 4, 5, 6 y 7. 8 y 9. 11 y 12.

Extinción de Incendios forestales

MICROCLIMA DEL PROPIO INCENDIO Además de estos tres factores estudiados, hay que tener en cuenta el proceso de combustión, se genera un proceso fisicoquímico con generación de gran cantidad de calor y gases de combustión, que generan una dinámica propia de flujos térmicos y gaseosos que, a su vez incide y genera interacciones y sinergias con las masas de aire próximas al incendio, en especial en las zonas de frentes activos de fuego. Estos procesos generan su propia dinámica que llega en ocasiones a prevalecer sobre las condiciones del entorno, siendo el verdadero “motor” del incendio y creando fuertes corrientes de convección que generan graves inconvenientes a la actuación de los medios aéreos de extinción. Se debe tener presente, que los incendios forestales que han crecido mucho en intensidad y extensión, crean por tanto su propio microclima que modifica las componentes ambientales existentes a su alrededor.
– – –

Aumentando la temperatura. Disminuyendo la humedad relativa de los combustibles del entorno. Creando corrientes convectivas y succionando aire frio, rico en oxigeno que alimenta el frente de llama con una dinámica propia.

LA ESCALA DEL 30 Como parámetro de referencia y regla nemotécnica se suele considerar la “escala del 30” como referencia de situación de riesgo máximo de incendio forestal. Dicha escala establece como riesgo potencial de incendio grave la concurrencia de al menos dos de las tres condiciones siguientes:
– – –

Más de 30ºC de temperatura ambiente. Menos del 30% de humedad relativa. Más de 30 Km/h de velocidad del viento.

La situación pasa a ser de riesgo potencial de incendio extremo, cuando concurren los tres factores anteriores, y puede agravarse a su nivel máximo si las pendientes sobre las que se desarrolla el incendio, superan porcentajes del 30%. En dichas circunstancias, el combate de los incendios forestales presenta grandes dificultades. 1.3. EVOLUCIÓN DE LOS INCENDIOS FORESTALES

Una vez que hemos visto los factores que más influyen en el comportamiento de los incendios forestales, vamos a analizar el comportamiento general de un incendio forestal, teniendo presente que cuando varios de estos factores concurren simultáneamente, el fuego progresa a gran velocidad y virulencia, resultando muy complicado su control y extinción.

16

Extinción de Incendios forestales

En la Comunidad Valenciana, al igual que en toda el área mediterránea, debido a sus condicionantes meteorológicos, topográficos y socioeconómicos, el éxito de los medios de extinción se basa en gran medida en una rápida detección, para que dé tiempo a los medios de extinción a llegar al incendio antes de que este adquiera grandes proporciones, lo que complicaría enormemente las labores de extinción. Este aviso rápido de los conatos de incendio a los Servicios encargados de la extinción (Consorcios Provinciales de Bomberos), adquiere una importancia enorme cuando las condiciones climatológicas son adversas, con especial atención a los episodios de vientos de poniente en época estival, puesto que en estas situaciones la velocidad con la que un incendio forestal crece es muchísimo más rápida que en condiciones normales. Columnas de Convección Cuando se desarrolla un incendio forestal, este empieza a incrementar su actividad retroalimentándose, ya que calienta el aire situado sobre él. Este fenómeno, junto con el humo y gases provenientes de la combustión, se denomina columna de convección. El humo procedente de la combustión nos dará, en primer lugar, una información acerca de lo que se está quemando en función del COLOR DEL HUMO que desprenden los combustibles forestales. Cuanto más oscuro es el humo que vemos mayor es la intensidad de la combustión en la vegetación.  Humo gris-negro: matorrales densos, pinares y encinares. Fuego de alta intensidad  Humo amarillo: matorral poco denso.  Humo blanco: pastizales. Fuego de poca intensidad

Fig. 3: En la serie de fotografías podemos observar diferentes tipos de columnas de convección. Su primera observación ya nos aporta gran información sobre el tipo de incendio que se está desarrollando.

La INCLINACIÓN de la columna de convección también nos da información acerca de las condiciones de viento en la zona. A mayor intensidad de viento, más inclinación de la columna.

17

Extinción de Incendios forestales

Por tanto, la observación de la columna de convección es fundamental para hacernos una primera idea de lo que se está quemando y su gravedad potencial, de ahí la importancia de transmitir esa primera información en el menor tiempo posible a los Consorcios de Bomberos para que movilicen con la mayor agilidad los medios de extinción o se prioricen sus actuaciones cuando exista simultaneidad de servicios.  Nos da información acerca de que se está quemando (tipo de combustible: pastos, matorral, pinar, etc.)  Nos indica la dirección del incendio (hacia donde avanza)  Nos indica la intensidad del incendio  Nos da una idea de la gravedad potencial del incendio

18

Extinción de Incendios forestales

2. INCENDIOS EN LA INTERFAZ URBANO - FORESTAL

19

Extinción de Incendios forestales

ÍNDICE

2.1.

MEDIDAS PREVENTIVAS 2.1.1. 2.1.2. Actuaciones preventivas sobre las urbanizaciones y su entorno Actuaciones para formar e informar al ciudadano

2.2. 2.3.

MEDIDAS DEFENSIVAS ¿EVACUAR O CONFINAR?

20

Extinción de Incendios forestales

En la Comunidad Valenciana, al igual que en gran parte de las zonas europeas de clima mediterráneo, nos encontramos con que cada día hay más residencias privadas ubicadas en zonas de montaña, áreas forestales, zonas rurales o en lugares remotos, constituyendo una mezcla de terreno urbano y forestal, al que denominamos interfaz urbana-forestal. Con el continuo crecimiento de la interfaz urbana-forestal ha aumentado el riesgo de que los incendios forestales evolucionen por ella. Los principales problemas en este tipo de incendios son: a) El riesgo para las personas e infraestructuras que pueden quedar seriamente dañadas si el fuego las alcanza. b) La necesidad de medios de extinción durante la emergencia para proteger personas y bienes. c) El aumento de las igniciones por negligencias de vecinos de las zonas urbanas generando frecuentemente incendios forestales. Por tanto, la prioridad principal de los servicios de emergencia en esta clase de siniestros es la de proteger a las personas de los efectos del incendio. Para ello veamos que actuaciones podemos realizar. Consideraremos dos líneas de trabajo: a) Medidas preventivas orientadas a preparar a la población y sus propiedades para que se puedan mitigar los daños que ocasione un posible incendio forestal. b) Medidas defensivas a tomar en el momento de la emergencia. 2.1. MEDIDAS PREVENTIVAS

Las medidas preventivas que se pueden tomar y/o fomentar desde la Administración se pueden dividir en dos grandes líneas de actuación: Actuando directamente sobre el medio y las construcciones para mitigar los daños que pueda producir un incendio. Actuando sobre las personas, realizando una labor pedagógica de información/formación.

2.1.1. Actuaciones preventivas sobre las urbanizaciones y su entorno Este tipo de actuaciones consisten básicamente en: eliminación de combustible, planificación adecuada de urbanizaciones pensando en la seguridad de sus vecinos, mantenimiento de las estructuras o medidas de seguridad y cumplimiento de la normativa vigente. 21

Extinción de Incendios forestales

Eliminación de combustible forestal. Como hemos visto, uno de los factores que condicionan el comportamiento de incendio es la carga de combustible, recordamos que cuanto más combustible haya, mayor será la velocidad y virulencia del incendio. Por ello, la defensa de urbanizaciones y puntos sensibles debe basarse en evitar las acumulaciones de combustible, a través de la planificación y los periódicos trabajos de conservación. Una vez construida la residencia, el propietario es el responsable del mantenimiento de las infraestructuras que han sido creadas con fines preventivos. A continuación se recogen una serie de recomendaciones que deberían ser tenidas en cuenta al planificar urbanizaciones y que pueden servir también como medidas correctoras de situaciones actuales: La zona habitada debe tener al menos dos puntos de entrada y salida, a los que se puede llegar por dos carreteras interiores distintas, con el fin de evitar atascos en la circulación, así como disponer de una alternativa, si una de las pistas es cortada por el fuego. Dentro de la urbanización las vías principales deben ser de anchura suficiente, con arcenes y fajas auxiliares a ambos lados. Deben evitarse radios de curvatura muy cerrados, pendientes elevadas y caminos sin salida. Además, es conveniente que las calles tengan nombres y las casas números, para su fácil identificación. Se debe diseñar una red de hidrantes a lo largo de las calles. Los accesos a las urbanizaciones son un factor crítico a la hora de abordar el combate de incendios forestales. La anchura de las calles, la densidad del tráfico, los radios de las curvas, el peso que pueden soportar los puentes, etc. son factores críticos que pueden impedir la intervención de ciertos medios de extinción. Además pueden ser un condicionante a tener en cuenta a la hora de plantear una evacuación.

-

-

Otro de los roles que deben cumplir las Administraciones es el de hacer cumplir la legislación vigente. Tanto desde un punto de vista urbanístico como preventivo. Para ello, se deben realizar los controles e inspecciones oportunas que garanticen el cumplimiento de cuantas ordenanzas, reglamentos o cualquier otra normativa en materia de prevención, que afecte a este tipo de construcciones.

22

Extinción de Incendios forestales

A tal efecto, el Decreto 36/2007, de 13 de abril, del Consell, añade un nuevo artículo, el 25 bis, sobre “Riesgo de Incendios Forestales” al Reglamento de Ordenación y Gestión Territorial y Urbanística. En este artículo se establecen unas condiciones mínimas que se deben cumplir en la planificación de una urbanización, recogiendo entre otras las recomendaciones anteriormente citadas y concretándolas. Una vez construida la urbanización, las Administraciones competentes deben integrar el Plan de Autoprotección de la urbanización dentro del Plan Municipal, que desarrolla las actuaciones en este tipo de emergencias. 2.1.2. Actuaciones para formar e informar al ciudadano La sociedad actual, mucho menos la urbana, no está preparada para un gran incendio forestal. Los vecinos de las urbanizaciones o viviendas aisladas construidas en un entorno forestal no son conscientes del riesgo al que están sometidos por el simple hecho de vivir ahí, además, normalmente desconocen el comportamiento de los incendios forestales y lo que es peor, no saben cómo reaccionar en caso de incendio. Sin embargo, los vecinos de las urbanizaciones que han vivido un incendio y han sido desalojados de sus viviendas, así como las de los alrededores que han visto “las barbas de su vecino mojar”, si vemos como reclaman más medidas de seguridad, e información de que hacer en caso de incendio, ya que cuando les paso por primera vez no eran conscientes de lo vulnerables que eran por vivir en esas zonas. Por lo tanto, es fundamental concienciar a la población de los peligros a los que están expuestos y sus consecuencias reales, así como hacerles ver la importancia de tomar las medidas preventivas necesarias para hacer frente a la amenaza de los incendios forestales. Se trataría de una autentica labor pedagógica, que tendría como objetivo el cambio en la percepción que la sociedad actual tiene de los incendios forestales. Para ello se proponen dos líneas de trabajo:  Concienciar a la población de su vulnerabilidad al vivir en esos parajes. Mentalizarlos de que no se pueden eliminar todos los riesgos, pero si paliarlos en gran medida mediante la toma de medidas preventivas.  Necesidad de autoprotección, se debe estar preparado para una situación de emergencia, por ello se debe planificar y ensayar como actuar en este tipo de situaciones, pero antes es necesario analizar el riesgo concreto y estudiar los medios de protección, elaborando en consecuencia las mejoras y los planes de autoprotección.

23

Extinción de Incendios forestales

2.2.

MEDIDAS DEFENSIVAS

Una vez que se ha declarado un incendio los riesgos para las personas que habitan las urbanizaciones son múltiples, veamos algunas consideraciones que debemos tener muy presentes a la hora de intervenir:  El Fuego es VELOZ: En pocos minutos una pequeña llama puede quedar completamente fuera de control y convertirse en un incendio mayor que se expande rápidamente. APENAS HAY TIEMPO PARA ESCAPAR.  El fuego es CALIENTE: Basta el calor de un incendio para matar. Las temperaturas durante un incendio pueden llegar a los 600 grados. El respirar este aire súper caliente le chamuscará los pulmones. Este calor puede derretir la ropa y dejarla pegada sobre su piel.  El fuego es OSCURO: El fuego comienza con brillo, pero pronto produce humo negro y oscuridad completa. Si usted se queda atrapado por la columna de humo puede quedar ciego y desorientado.  El fuego es MORTÍFERO: El incendio consume el oxígeno que usted necesita y produce humos y gases venenosos que matan. El respirar aunque sea pequeñas cantidades de humo y gases tóxicos puede provocar mareos, desorientación y falta de respiración. EL HUMO Y LOS GASES TÓXICOS MATAN MÁS GENTE QUE LAS LLAMAS. Además, ante este tipo de situaciones tienden a producirse SITUACIONES DE PANICO. Si estudiamos las situaciones donde se han producido accidentes con víctimas mortales entre la población civil, podemos ver que la mayoría de accidentes se han producido cuando intentaban huir de su vivienda y en muchos casos la vivienda no ha quedado dañada.
CASO 23 muertos, huyendo de una urbanización con salida única, casas sin daños 3 muertos, huyendo en coche, casas sin daños 18 muertos, ninguno dentro de su casa, varios intentando huir, casas sin daños 4 muertos, intentando huir 2 muertos huyendo de su casa, casa sin daños 9 muertos, 8 personas huyendo de su casa AÑO 1979 1993 2003 2003 2003 2005 LUGAR Lloret de Mar Vespeià de Gaiá Portugal St Llorenç Savall Francia Australia

Teniendo en cuenta estas y otras consideraciones citadas anteriormente pasamos a ver el papel que juegan los Servicios de Voluntariado de Protección Civil, a la hora de actuar en este tipo de servicios.

24

Extinción de Incendios forestales

Actuaciones de los Servicios de Voluntariado de Protección Civil  Apoyo a las tareas de extinción, cumpliendo los requisitos exigidos en el Plan Especial Frente al Riesgo de Incendios Forestales.  Apoyo a la Policía Local, realizando las actuaciones necesarias para el control de accesos y la vigilancia vial en las proximidades de las zonas afectadas, facilitar el tráfico de los medios de transporte relacionados con la emergencia, etc. Los accesos a las urbanizaciones pueden convertirse rápidamente en un factor crítico para la seguridad una vez que el incendio se ha producido. Si la población civil intenta abandonar la zona al mismo tiempo que los medios de extinción están intentando acceder a ella, las calles estrechas o las curvas cerradas pueden convertirse en un problema, provocando atascos y retenciones en la evacuación. Los conductores, debido a la tensión, pueden realizar maniobras arriesgadas, circular a mayor velocidad de la debida, etc. Cuando ocurre esto durante un incendio activo, la labor de los cuerpos de seguridad es imprescindible. Además existen una serie de riesgos a los que hay que prestar especial atención.     Líneas eléctricas caídas. Depósitos de propano u otros gases o líquidos inflamables. Vehículos abandonados durante la evacuación. Materiales peligrosos que pueden explotar o desprender gases tóxicos.

 En cuanto a la adopción de medidas de protección para la población, se actuará según lo establecido en el punto 2.1 del Documento IV del Plan Especial Frente al Riesgo de Incendios Forestales. Por ello, realizará las acciones encaminadas de al traslado de la población que se encuentre en la zona de riesgo y a su alojamiento adecuado en lugares seguros. En este punto hemos de resaltar lo que la experiencia nos ha enseñado, y es que a pesar de que a la población civil se le intenta educar para que esté preparada para una evacuación, la realidad nos dice que en la mayoría de los casos esto no es así. De hecho, nos encontramos con personas que se niegan a abandonar su vivienda aunque se personen las fuerzas de seguridad, ciudadanos que abandonan la vivienda en el último momento, evacuaciones caóticas, etc. que ponen en peligro tanto su propia integridad como la del personal encargado de combatir el incendio. De ahí la importancia de la coordinación entre policía local, guardia civil, bomberos y servicios de protección civil.

25

Extinción de Incendios forestales

 Información a la población: Se debe dar aviso a la población, con la finalidad de alertarla en caso de incendio e informarla sobre las actuaciones más convenientes en cada caso y sobre la aplicación de otras medidas de protección.  Organizar la defensa de construcciones amenazadas, si el tiempo lo permite, hay varias cosas que se pueden hacer para preparar una vivienda para su defensa. Las consideraciones a tomar son:
FUERA de la casa Limpia el tejado y los canalones de combustible ligero. Aleja cualquier material inflamable de la casa. Cierra las ventanas que pueden permitir la entrada de las lenguas de fuego. Concentra la defensa en la zona de la casa que recibe los efectos del fuego. Cierra el gas y las válvulas de los depósitos de combustible. Aleja los vehículos privados. DENTRO de la casa Quita las cortinas y materiales inflamables cercanos a las ventanas. Cierra las persianas que no sean inflamables. Cierra las puertas interiores.

Apaga cualquier ventilador o aire acondicionado. Deja la electricidad encendida. Deja la luz del porche encendida y una luz central interior Asegúrate de que las puertas principales se pueden abrir.

2.3. ¿EVACUAR O CONFINAR?
Llegamos a una de las cuestiones que más debate genera en los foros de los servicios de emergencias. Pero veamos cual es nuestra realidad:  La tendencia generalizada en nuestra Comunidad es la evacuación de la población ante este tipo de situaciones.  El confinamiento puede resultar más seguro en casos de fuegos rápidos y tiempo escaso, tal y como se realiza de forma generalizada en países anglosajones.  El confinamiento requiere una “educación” previa de la población para aplicarlo con garantías.  La mayoría de las víctimas mortales de personal ajeno a la extinción se ha producido cuando intentaban huir de sus casas en el último momento, probablemente debido a una situación de pánico al ver acercarse el incendio.  La población, por norma general, no conoce las medidas básicas de confinamiento y autodefensa. 26

Extinción de Incendios forestales

 Normalmente los incendios que llegan a una estructura urbanizada se ven frenados por esta.  Para que el fuego atraviese una urbanización con altas intensidades, son necesarias unas condiciones meteorológicas extremas o una topografía determinada. Partiendo de estas y otras premisas que nos ha aportado la experiencia podemos establecer una norma básica en este tipo de servicios:

“Si da tiempo a evacuar sin riesgo para la población se evacuará, de lo contrario se confinará a la población en sus viviendas. Lo que NUNCA se debe hacer es abandonar la vivienda en el último momento”

La noche del 28 de agosto de 2007, la población de Les Useres vivió momentos angustiosos al verse amenazada por un incendio forestal

27

Extinción de Incendios forestales

3. PROCEDIMIENTOS DE ACTUACIÓN ANTE LOS INCENDIOS FORESTALES: PLAN ESPECIAL

28

Extinción de Incendios forestales

ÍNDICE

3.1. 3.2.

CONSIDERACIONES GENERALES PLAN ESPECIAL FRENTE AL RIESGO DE INCENDIOS FORESTALES 3.2.1. 3.2.2. 3.2.3. 3.2.4. 3.2.5. Niveles de Preemergencia Niveles de Emergencia Estructura Organizativa Movilización de Medios Organización de las misiones

3.3.

ACTUACIONES EN INCENDIOS FORESTALES 3.3.1. 3.3.2. Durante el desplazamiento al incendio A la llegada al incendio

29

Extinción de Incendios forestales

3.1.

CONSIDERACIONES GENERALES

Para entender la situación actual de los modelos de extinción en España, hemos de remontarnos a la década de los 80 cuando desde la Administración Central se transfieren las competencias para la gestión y protección del monte a las Comunidades Autónomas. Desde entonces cada una de las CCAA ha evolucionado de distinta manera, pero en líneas generales podríamos distinguir de dos modelos de extinción:  Un primer modelo al que podríamos denominar como forestal, en el que se han mantenido unidas las competencias de gestión forestal con las de extinción de incendios forestales, a este modelo pertenecen la mayoría de las CCAA, entre otras Andalucía, Aragón, Castilla la Mancha, Extremadura, etc. En este modelo los Cuerpos de Bomberos desempeñan un papel de apoyo, solicitando su presencia principalmente cuando hay problemas en el interfaz urbano-forestal.  Un segundo modelo al que denominaremos de Protección Civil o de Bomberos, en este modelo las competencias de gestión del monte y las de extinción de incendios forestales están separadas, adquiriendo un papel protagonista los Servicios de Bomberos, en este grupo se integran las Comunidades Autónomas de Madrid, Cataluña y Valencia, entre otras. En la Comunidad Valenciana, los procedimientos de actuación en las actuaciones ante incendios forestales están regulados en el Plan Especial Frente al Riesgo de Incendios Forestales en la Comunidad Valenciana. 3.2. PLAN ESPECIAL FORESTALES FRENTE AL RIESGO DE INCENDIOS

Tiene por objeto regular la utilización, coordinación y movilización de los medios y recursos de los organismos públicos y privados que existen en el ámbito de la Comunidad Valenciana con la máxima eficacia en las situaciones de preemergencia y emergencia por incendios forestales, en coherencia con el principio de que tales situaciones, la protección de la vida y de la seguridad de las personas, ha de prevalecer frente a cualquier otro valor. El Plan Especial consta de 5 Documentos:  Documento I: Fundamentos  Documento II: Elementos de Planificación de Protección Civil Documento III: Estructura organizativa  Documento IV: Operatividad  Documento V: Implantación y mantenimiento de la Operatividad En los Anexos, se incluyen las Directrices Técnicas y los Protocolos de Actuación del operativo.

30

Extinción de Incendios forestales

En el Plan Especial se regulan la figura del mando único, el esquema organizativo de los Centros de Coordinación, los Puestos de Mando Avanzado, la prelación de mandos y responsabilidades, los esquemas de sectorización del incendio y de las comunicaciones y la respuesta en despacho automático, entre otras consideraciones que configuran el modelo de respuesta operativa en los incendios forestales en la Comunidad Valenciana. El Plan Especial no desciende al detalle de estrategias y tácticas de actuación, que deben estar recogidas y desarrolladas en los procedimientos internos operativos de los respectivos servicios implicados. Una característica a destacar del Plan Especial es que permanece activo permanentemente, bien en situación de preemergencia, en la que en función del nivel que se establezca diariamente se activan más o menos medios de vigilancia disuasoria, o bien en situación de emergencia ante cualquier incendio que se produzca. Además se le considera como un Plan integrador de recursos, ya que aparte de la participación de los recursos propios de extinción de incendios forestales es habitual la participación de personal de las fuerzas del orden (Guardia Civil, Policía Autonómica, Policía Local,…), personal sanitario, grupos de protección civil, personal voluntario, etc. 3.2.1. Niveles de Preemergencia El Instituto Nacional de Meteorología a través del CMT de Valencia, determinará cada día, con una antelación de 48 horas, un índice de peligrosidad de los incendios forestales, por zonas, según su valor se definen tres niveles:  Nivel 1: situación de preemergencia con un grado de peligrosidad bajomedio.  Nivel 2: situación de preemergencia con un grado de peligrosidad alto.  Nivel 3: situación de preemergencia con un grado de peligrosidad extremo.

• •

Dependiendo del nivel de preemergencia se realizarán distintas actuaciones preventivas. Para cada una de las seis zonas se determina el índice de peligrosidad durante la época estival. El resto del año el índice se determina para cada provincia. 31

Extinción de Incendios forestales

3.2.2. Niveles de Emergencia Se definen tres niveles de emergencia: - Nivel 0: referido a aquellos incendios que pueden ser controlados con los medios previstos y que, aún en su evolución más desfavorable, no suponen peligro para personas no relacionadas con las labores de extinción, ni para bienes distintos a los de la naturaleza forestal. - Nivel 1: referido a aquellos incendios que pueden ser controlados con los medios de extinción previstos en este Plan , se prevé por su posible evolución, la necesidad de la puesta en marcha de medidas para la protección de las personas y de los bienes que puedan verse amenazados por el fuego. - Nivel 2: referido a aquellos incendios para cuya extinción se prevé la necesidad de que, a solicitud del Director del Plan, sean incorporados medios estatales no asignados a este plan o puedan comportar situaciones de emergencia que deriven hacia el interés nacional. - Nivel 3: referidos a aquellos incendios en que está presente el interés nacional y se hace necesaria la función directiva de la Administración Central del Estado. 3.2.3. Estructura Organizativa

32

Extinción de Incendios forestales

CENTRO DE COORDINACIÓN OPERATIVA INTEGRADO (CECOPI): > Es el órgano superior de gestión de las emergencias, se constituirá cuando el nivel de la emergencia lo justifique, según se especifica en el Plan. > En función de la provincia afectada el CECOPI se constituye físicamente en el correspondiente CCE provincial (para la provincia de Valencia en el CCE autonómico de l´Eliana). CENTROS DE COORDINACIÓN DE EMERGENCIAS (CECOPS, CCEs): > Son los centros provinciales de mando de la emergencia, asegurando la coordinación de los recursos necesarios. > Los CCE provinciales están ubicados en las centrales de comunicaciones de los Consorcios Provinciales de Bomberos. El CCE de L’Eliana (Valencia), tendrá carácter de CCE autonómico, encargándose de la movilización de recursos de otras provincias a la provincia afectada. PUESTO DE MANDO AVANZADO (PMA) En los incendios se constituirá un Puesto de Mando Avanzado desde el cual se dirigirán y coordinaran las actuaciones de los Grupos de Acción, sobre el terreno. A la llegada del primer mando de Bomberos del Consorcio de la provincia correspondiente constituirá y dirigirá el Puesto de Mando Avanzado, como Director Técnico del mismo, asumiendo también el mando de la Unidad Básica de Intervención Directa. Este mando podrá ser relevado por sus superiores en función de la gravedad del incendio. Funciones del PMA:  Establecer las estrategias y tácticas de intervención.  Dirigir y coordinar las actuaciones de los Grupos de Intervención.  Dar por controlado y extinguido el incendio. CENTRO DE RECEPCIÓN DE MEDIOS (CRM) Será constituido por el Director Técnico del PMA, siempre y cuando lo considere necesario. 33

Extinción de Incendios forestales

   

El mando del CRM será el la Unidad de apoyo y Logística. Realizará la recepción, clasificación, despacho y retirada de medios. Gestión y abastecimiento de víveres. Facilitar el abastecimiento de combustible y otros materiales necesarios.

UNIDADES BÁSICAS DE INTERVENCIÓN Se consideran Unidades Básicas de Intervención, el conjunto de medios humanos y materiales llamados a intervenir en la emergencia, con unas actuaciones concretas para cada Unidad Básica. La dirección sobre el terreno de las Unidades Básicas de Intervención, recaerá sobre los correspondientes mandos de Unidad Básica. La denominación de las Unidades Básicas de Intervención es la indicada a continuación: o o o o Unidad Unidad Unidad Unidad Básica Básica Básica Básica de Intervención Directa de Seguridad Apoyo Logístico Sanitaria

3.2.4. Movilización de Medios Al recibir un aviso de incendio el Centro Coordinador de Emergencias Provincial (CCE) activa el DESPACHO AUTOMÁTICO, movilizando los medios de extinción más próximos al incendio. El despacho automático es la respuesta mínima que se debe de dar, en dotaciones, a un aviso de incendio forestal. Estas dotaciones son: • • • • • 1 1 1 2 2 helicóptero con brigada ó 2 aviones de carga en tierra capataz coordinador o Sargento del Consorcio de Bomberos agente forestal Brigadas Rurales de Emergencias autobombas del parque de bomberos más próximo ó de Generalitat

Este despacho automático se puede ampliar, entre otras cosas, en función del peligro potencial del incendio, de las condiciones adversas que puedan existir en ese momento o de la implicación de zonas urbanizadas en la emergencia. 3.2.5. Organización de las misiones El primer mando de cualquiera de las unidades movilizadas en el despacho automático en llegar al servicio asumirá la coordinación de la emergencia. Realizará la primera valoración y establecerá la primera estrategia de ataque al incendio. 34

Extinción de Incendios forestales

La prelación de la coordinación en los primeros momentos será: * Jefe de Unidad de Brigada Rural de Emergencia. * Jefe de Unidad de BRE helitransportada * Agente Medioambiental de guardia A la llegada del Capataz Coordinador o Sargento de Bomberos se constituirá el Puesto de Mando Avanzado y asumirá la función de Director Técnico del mismo. 3.2.6. Participación del personal Voluntario en las tareas de Extinción El personal voluntario que acuda en apoyo a las tareas de extinción, deberá ser presentado al Director del PMA o CRM por un responsable municipal o responsable de la asociación o agrupación correspondiente, que aportará una relación del personal voluntario que se presenta. En principio se destinará a labores auxiliares de apoyo logístico, pudiendo destinarse a labores complementarias en la extinción, cuando su formación y equipamiento lo justifiquen. En casos muy especiales de personal experimentado y capacitado, a criterio del Director Técnico del PMA y coordinado con el resto de equipos actuantes, podrá admitirse su participación en labores propias de extinción. En el caso de destinarlos a labores relacionadas directamente con la extinción, serán asignados a una unidad de profesionales con la que trabajarán conjuntamente. Las comunicaciones les serán facilitadas conforme a lo indicado en la “Directriz Técnica de Comunicaciones de la Unidad Básica de Intervención Directa Anexo VI del presente documento). 3.3. ACTUACIÓN EN INCENDIOS FORESTALES

3.3.1. Durante el desplazamiento al Incendio Accesos: Hay que tener conocimiento de las carreteras y pistas forestales para acceder a la zona de incendio, así como contactar con los medios de extinción para indicarles como llegar. Una opción muy interesante es la de balizar en los cruces de caminos cuando se tenga claro el acceso al servicio. Conducción: Hay que mantener un especial cuidado en el desplazamiento por pistas forestales y tener presentes las limitaciones del vehículo que llevemos. Columna de convección: Desde el avistamiento visual del incendio y durante el trayecto de desplazamiento hacia el mismo, se debe mantener en observación la columna de convección que, como ya hemos visto anteriormente, nos dará

35

Extinción de Incendios forestales

una primera información muy útil para evaluar la magnitud del incendio, su situación y su previsible evolución. 3.3.2. A la llegada al Incendio Información: Una vez realizado contacto con el incendio, transmitir la información correspondiente, indicando punto de localización, combustible que está ardiendo, continuidad de la masa, puntos sensibles, etc. Rutas de escape: Dejar el vehículo colocado de tal forma que nos permita salir de la zona de peligro en caso de encontrarnos en situaciones comprometidas. Dárselas a conocer al resto del personal. Accesos: No bloquear los accesos. Puntos sensibles: Identificar si en la zona existen puntos sensible recordando que lo primero son las personas, en segundo lugar los bienes y en tercer lugar el monte. Analicemos más detenidamente este último punto.

36

Extinción de Incendios forestales

4. COMUNICACIONES

37

Extinción de Incendios forestales

ÍNDICE
4.1. 4.2. 4.3. 4.4. INTRODUCCIÓN CANALES Y CÓDIGOS COMUNICACIONES RÁDIO NORMAS EN EL LENGUAJE

38

Extinción de Incendios forestales

4.1

INTRODUCCIÓN

La coordinación entre los distintos organismos y medios que intervienen en la extinción de los incendios forestales sería imposible sin una red de comunicaciones que pueda ser utilizada por todos estos efectivos. En las operaciones de extinción de incendios forestales se utilizan dos redes: Red Troncal (140 MHz.)  Modo semidúplex o vía repetidor: utilizado en comunicaciones entre los distintos efectivos antes de personarse en el servicio.  Modo simplex o canal directo: utilizado entre los medios participantes en la extinción. Red de Banda Aérea: Utilizada por los medios aéreos, para transmisiones entre ellos y con el PMA y Jefaturas de Sector. 4.2. CANALES Y CÓDIGOS

Los repetidores instalados en Comunidad tienen por objeto dar cobertura a todo el territorio vía radio. Trabajan en la banda de VHF y su emplazamiento determinara el canal a utilizar en las transmisiones. Todos los equipos que operan en la red, están identificados con un código de cinco dígitos. Cada dígito información: – – – – – 4.3. 1º) 2º) 3º) 4º) 5º) proporciona la siguiente

Provincia Organismo Organización interna Tipo vehículo Características del vehículo

COMUNICACIONES RÁDIO

A la llegada del Sargento o Coordinador Forestal de Bomberos se constituirá el Puesto de Mando Avanzado con la siguiente estructura ataque inicial:

39

Extinción de Incendios forestales

Estructura de Ataque Ampliado (Incendio Sectorizado)

40

Extinción de Incendios forestales

4.4.

NORMAS EN EL LENGUAJE

Las comunicaciones tienen sus propias normas y si no las respetamos estamos perjudicando tanto el desarrollo normal del servicio como a nuestros compañeros. • • • • • • • Ser breve, concreto y conciso en las conversaciones. Emplear un tono de voz normal, pero despacio y vocalizando. Identificarse al iniciar la transmisión. Respetar las prioridades de mando. Asegurarse de que el equipo está encendido y en el canal correcto, comprobar que tienen el nivel de volumen adecuado Pulsar bien el PTT, un momento antes de hablar (1 segundo) y vigilar que no se quede enganchado, lo que interrumpiría las comunicaciones. No acercar demasiado el micrófono a la boca.

41

Extinción de Incendios forestales

5. TÉCNICAS DE EXTINCIÓN

42

Extinción de Incendios forestales

ÍNDICE

5.1. 5.2. 5.3.

ACCIONES BÁSICAS EN LA EXTINCIÓN ETAPAS EN LA EXTINCIÓN. LÍNEAS DE DEFENSA Y CONTROL MÉTODOS DE ATAQUE A UN INCENDIO FORESTAL 5.3.1. 5.3.2. 5.3.3. 5.3.4. Ataque Directo Ataque Indirecto El Contrafuego Elección del método de ataque

5.4. 5.5.

EXTINCIÓN CON AGUA EXTINCIÓN CON HERRAMIENTAS

43

Extinción de Incendios forestales

5.1. ACCIONES BÁSICAS EN LA EXTINCIÓN Recordemos que para producir y mantener el fuego son imprescindibles tres elementos (TRIANGULO DEL FUEGO), CALOR, COMBUSTIBLE y OXIGENO. Por tanto si eliminamos uno sólo de estos elementos, ya es suficiente para extinguir el incendio, de ahí que todos los esfuerzos de extinción tiendan a eliminar o debilitar estos elementos. Sobre el combustible
– – – –

Eliminando el combustible y rompiendo su continuidad. Aumentando el contenido de humedad, mojándolo con agua. Impidiendo o retrasando su combustión, cubriéndolo con retardantes. Quemando anticipadamente, en dirección contraria al avance del fuego, la vegetación que presumiblemente va a ser consumida por este, mediante contrafuegos.

Sobre el oxígeno
– – –

Aislándolo del combustible, cubriendo este último con tierra o agua. Desplazando violentamente por unos instantes para sofocar las llamas. Disminuyendo su contenido en el aire, aumentando el contenido de vapor de agua o pulverizando ésta.

Sobre el calor:

Enfriando el combustible en llamas con agua, el calor se consumirá para evaporarla. El efecto será mayor si el agua es pulverizada. También se puede usar tierra mineral. Dispersando el combustible para atenuar el calor que autoalimenta la combustión.

44

Extinción de Incendios forestales

5.2.

ETAPAS EN LA EXTINCIÓN. LÍNEAS DE DEFENSA Y CONTROL

En desarrollo de un incendio se distinguen las siguientes etapas: el ataque, el control y la liquidación. Como si de una guerra se tratase, la extinción puede plantearse como un combate con las tres etapas reflejadas y en el que aplicaremos una estrategia bien definida desde el principio, que desarrollamos mediante tácticas a emplear en cada una de las batallas o frentes a los que nos enfrentemos. Línea de defensa Se trata de una faja de terreno en la que se extrae el combustible disponiéndolo al lado contrario donde avanza el fuego. Su construcción se realiza manualmente o con maquinaria si el terreno lo permite y a una distancia calculada del frente de llama. La anchura estará es función del combustible que se elimina, de las características propias del incendio y su situación respecto al avance del incendio. La apertura de una línea de defensa puede completarse con el ensanche de la misma, quemando el combustible entre la faja y el frente de fuego. Esta quema de ensanche sólo podría realizarse si las condiciones lo permiten y con medios suficientes. Línea de control La línea de control es un proyecto del perímetro que puede tener el incendio una vez controlado, si el fuego no escapa. Se establece en el límite de barreras naturales y artificiales, así como en los bordes de perímetro extinguidos que se utilizan para controlar el fuego. Una línea de defensa se construye durante el incendio, mientras que la línea de control se establece. Muy útiles para contener el incendio son las barreras naturales (ríos, roquedos, arenales, etc.) o construidas previamente (caminos, carreteras, cortafuegos, etc.), siempre y cuando impidan o dificulten la propagación del fuego por su escaso o nulo combustible. Un fuego está controlado cuando se ha encerrado dentro de una línea de control evitando su propagación más allá de esta. Una etapa posterior, la liquidación extinguirá totalmente al fuego. 45

LA LÍNEA DE DEFENSA SE CONSTRUYE Y LA LÍNEA DE CONTROL SE ESTABLECE

Extinción de Incendios forestales

5.3.

MÉTODOS DE ATAQUE A UN INCENDIO FORESTAL

No sólo en la etapa del ataque sino en la de control y liquidación podrían emplearse una serie de métodos dependiendo de la distancia de la línea de control al borde del incendio. Existen dos modalidades generales:
– –

Método directo Método indirecto

5.3.1. Método Directo La línea de control se estable en el borde mismo de las llamas atacándolas directamente para sofocarlas o interviniendo sobre el combustible próximo a ellas. En este método se actúa fundamentalmente: -Desplazando violentamente el aire próximo al combustible. -Enfriando el combustible con agua, productos químicos o tierra. -Dispersando el combustible para atenuar el calor de la combustión. Se emplea en incendios incipientes, superficiales, o en focos pequeños de un incendio mayor en los cuales no haya mucha emisión de humo y calor. 5.3.2. Método Indirecto La línea de control se establece a cierta distancia del borde del incendio y persigue aislar las llamas del combustible, para ello se establecen las líneas de control en fajas naturales o artificiales desprovistas de vegetación, en líneas de defensa y cortafuegos químicos, también se contempla el uso del fuego para eliminar el combustible existente entre la línea de control y el frente de llama.

46

Extinción de Incendios forestales

Se emplea este método cuando el trabajo del personal en el borde del incendio implica riesgos para su seguridad, bien será por la emisión de calor y humo, por ser fuegos rápidos con gran amplitud de frente y emisión de pavesas, por tratarse de fuego de copas, o por cualquier otra causa tal como topografía muy abrupta, vegetación muy densa, etc.

OBSTACULO NATURAL

EMBALSE LÍNEA DE DEFENSA

METODO DIRECTO (En el flanco del incendio)

METODO INDIRECTO (Para detener el frente del incendio)

El contrafuego Aunque este método puede incluirse en el anterior se reseña aparte para resaltar su peligrosidad. Su definición es escueta y sencilla: “utilizar fuego para apagar fuego”, pero su aplicación de forma adecuada es mucho más complicada y necesita de un estudio y una preparación, además de unas condiciones ambientales favorables. Un contrafuego mal aplicado puede causar daños a las personas y bienes, estando condenado al fracaso por lo que se obtendrán los resultados contrarios a los que se pretenden, en lugar de extinguir el incendio se fortalecerá. No se insistirá más en la peligrosidad de esta técnica, pero si ha de quedar claro que en cumplimiento de las normas de seguridad y el cumplimiento de la legislación vigente, sólo el Director Técnico del Puesto de Mando Avanzado puede ordenar la aplicación de un contrafuego.

47

Extinción de Incendios forestales

5.3.3. Elección del método de ataque En la elección del método de ataque se tendrán en cuenta las ventajas e inconvenientes de cada uno de ellos, no sólo en los primeros momentos, sino a lo largo del desarrollo del combate, pues en cada sector del incendio se elegirá el más adecuado y posible con los medios que se dispongan. El principal inconveniente del ataque directo es la exposición a las llamas y la posibilidad de focos secundarios que encierren a los combatientes. En el ataque indirecto estos inconvenientes pueden salvarse, pero no totalmente. Las ventajas del método directo se relacionan con la mayor rapidez en la extinción lo que conlleva que la superficie quemada sea menor. Pero en general no puede utilizarse en incendios de copas. El método indirecto tiene ventajas respecto a la seguridad del personal y sus condiciones de trabajo. Por todo ello, siempre se le debe de dar preferencia a la elección del método de ataque que de seguridad al personal que interviene en la extinción, teniendo presente que mientras se disponga de agua y se pueda lanzar, el método directo es el más eficaz, y que el conocimiento del terreno y la práctica en el trabajo aportan un mayor grado de seguridad al personal. 5.4. EXTINCIÓN CON INSTALACIONES DE AGUA

5.4.1. Autobombas Forestales En la lucha contra los incendios forestales se utilizan vehículos con bastidor del tipo "todo terreno", provistos de cisterna para el almacenamiento de agua, y una bomba centrífuga accionada por el motor del vehículo, para el llenado de la cisterna o el lanzamiento del agua de la misma. Los vehículos más utilizados, hoy en día, en incendios forestales en la Comunidad Valenciana son de las marcas: PEGASO, MERCEDES, IVECO y URO. Estos vehículos deben poseer gran maniobrabilidad y penetración en el monte, por lo que deben tener un diseño compacto, tracción total, bloqueo de diferenciales, ángulos de aproximación y salida elevados, neumáticos anchos para ejercer una presión reducida, y también deben tener máxima estabilidad. Tienen un chasis especialmente diseñado para su utilización en todo terreno. Está compuesto de un bastidor, los sistemas de amortiguación y tracción (transmisión, ruedas, etc.), la cabina para el conductor y el bastidor o estructura que soporta a la cisterna con el resto del equipo. La cisterna o depósito con agua entre los 3.000 y los 4.000 litros, debe de llevar varios rompeolas interiores para evitar movimientos inadecuados del líquido contenido en su interior. A su interior se accede a través de la boca de hombre situada en la parte superior. 48

Extinción de Incendios forestales

Todos estos vehículos deben llevar una bomba y un circuito hidráulico para impulsar el agua con una cierta presión. Las bombas más utilizadas son:
TIPO DE BOMBA GODIVA ZIEGLER ROSEMBAUER MARCA VEHÍCULO PEGASO IVECO MERCEDES SI SI NO SI NO NO NO NO SI

En los DEPARTAMENTOS DE MATERIAL se alojara el equipo básico de extinción, que son los elementos necesarios para aplicar el agua sobre el incendio. Mangueras: Para llevar a cabo la extinción con el agua es necesario recurrir a una canalización adecuada para realizar la conducción del liquido: lo más práctico es prescindir de tendidos rígidos y recurrir a los flexibles, de cómodo transporte y fácil montaje. Existen varios diámetros: DIÁMETROS 25 mm. 45 mm. 70 mm.

En incendios forestales siempre utilizaremos la manguera de 25 mm. Debido a su menor peso, facilidad de trasporte y manejo, y por el menor volumen de agua para llenarlas. A pesar de la mayor pérdida de carga que tienen éstas por el rozamiento. En los dos extremos llevarán unos Racores del tipo Barcelona, que son de aleación ligera de aluminio anodizado, con unas juntas labiadas para su estanqueidad. Son anticorrosivos y de alta resistencia soportando como mínimo 45 Kg/cm2 de presión. Su misión es unir los tramos de manguera gracias a su sistema simétrico de acoplamiento rápido sin herramientas. Su principal problema es que se pueden deformar si no evitamos golpes innecesarios. Las tres patillas que constituyen su anclaje tienen que soportar elevados empujes en función de las presiones de trabajo. Una rotura de un racor en carga puede provocar un impacto en un hombre superior al de su peso, pudiendo herirlo gravemente. Debemos cuidar que las mangueras estén bien colocadas en el vehículo de modo que tengamos un rápido acceso a ellas y no se líen en el transporte hasta la punta de lanza. 49

Extinción de Incendios forestales

Lanzas: Son los elementos que se acoplan al extremo manguera con la función de aplicar el agua a través de denominada boquilla, con orificio o ranuras calibradas aplicación. Deben de estar provistas de válvula de economizar al máximo el agua, y que pueda lanzar el agua en chorro y pulverizada.  A chorro el 30% en vegetación se evapora y el 70% llega al suelo y se pierde.  En pulverización el 90% se evapora y el 10% llega al suelo y se pierde.

de un tendido de una pieza terminal según el tipo de cierre para poder

Pulverizada gasta más agua pero evapora más por lo que quitará más calor al incendio. El alcance efectivo es muy corto, del orden de 3 a 5 m dependiendo del tipo de lanza y del ángulo de apertura. Su reacción (empuje) es menor. Debemos revisarlas de forma periódica y limpiarlas para evitar funcionamientos deficitarios por obturación de la boquilla. Al utilizar las lanzas hay que tener siempre en cuenta el efecto del Golpe de Ariete, que son sobrepresiones que aparecen en la tubería al cerrar bruscamente el caudal. Este efecto es muy peligroso, no tanto en el extremo donde está colocada la lanza, donde únicamente se percibe el repentino aumento de la tensión de la manguera, sino, sobre todo, en el extremo opuesto de la instalación, dentro del cuerpo de la bomba, ya que podrá destruir fácilmente cualquier pieza o junta de menor resistencia. El Golpe de ariete será tanto más fuerte y más destructor cuanto mayor sea la presión de trabajo, cuanto más larga la instalación y cuanto más rápido sea el corte de flujo. Reducciones y Bifurcaciones: Materiales especiales que permiten: unir tramos de manguera de distinto diámetro y crear ramificaciones de los tendidos, con el objeto de optimizar el uso de las mismas.

50

Extinción de Incendios forestales

Mangotes: Son tubos semirrígidos de gran diámetro (100 a 110 mm.). Tienen una longitud de 2 metros cada uno. Están preparados para aspirar, nuca para impulsar. Para su montaje necesitamos unas llaves especiales con el fin de realizar el cierre estanco. En las motobombas se utilizan con un diámetro de 50, 70 o 90 mm. Dependiendo del modelo. Deben ir provistos en su extremo de una alcachofa (válvula de pie).

Carrete de Pronto Auxilio: Es una manguera semirrígida de 25 mm. Y tiene una longitud de entre 30 a 40 metros. Va montada sobre un carrete instalado encima de la bomba y es apta para trabajar en alta presión, hasta 40 atmosferas. En su extremo lleva un racor tipo Barcelona de 25 mm. En algunos vehículos de extinción se ha eliminado el carrete por desuso o por la instalación del depósito de espumógeno. Bombas: Son mecanismos para impulsar fluidos con una cierta presión. La bomba es accionada por el motor del vehículo a través de la toma de fuerza. Para conseguir mayores revoluciones se intercala una multiplicadora.

Dosificadores – Mezcladores: Realizan la mezcla de espumógeno con el agua, creando el espumante, que posteriormente al mezclarse con el aire (en la lanza) se obtiene la espuma.

51

Extinción de Incendios forestales

5.4.2. Retardantes y Espumas Los retardantes son productos químicos que en adicción de agua, incrementan las propiedades de esta como agente extintor de fuego. Al comienzo de su utilización se diferenciaban en retardantes de largo término y retardantes de corto término. Actualmente englobamos bajo la terminología de retardantes (largo término) y espumógenos (corto término).  Retardantes: Estos compuestos se mezclan con el agua en diferentes proporciones y mantienen sus propiedades aún evaporada el agua, aunque sus propiedades extintoras son mayores en presencia de la misma. Se trata principalmente de sales amónicas del grupo de los fosfatos, sulfatos y polifosfatos.  Espumas: Son, fundamentalmente, espumas del tipo “detergentes” que mantienen sus propiedades mientras persista el agua en la mezcla. En la actualidad se han mejorado mucho las propiedades de los mismos permitiendo una persistencia de entre 30 minutos a una hora. El espumógeno actúa envolviendo a los combustibles e impidiendo su contacto con el aire, por lo que no se puede dar la combustión, a la vez que favorece la absorción del agua por los tallos y demás elementos de las plantas, con lo que se necesita menor cantidad de agua para mojar la vegetación. 5.4.3. Tendidos de mangueras La organización del personal a la hora de realizar un tendido de manguera es fundamental para trabajar con eficacia y seguridad. Actualmente, las Brigadas Rurales de Emergencia utilizan un sistema numerado en el que se asignan misiones a cada uno de los puestos o números, la ventaja es Enumeración de una BRE  Nº 1.- Lanza: Lleva la lanza y ataca el fuego.  Nº 2.- Apoyo: Asiste a la lanza y las comunicaciones.  Nº 3.- Tendido: Revisa el tendido, abastece de mangueras y atiende reproducciones.  Nº 4.- Asiste a la bomba y al camión, acerca material hasta el nº 3.  Nº 5.- Jefe: Responsable de brigada, dirigirá al grupo. Al incorporarse nuevos componentes o grupos a un tendido de manguera, lo harían en el puesto nº 4.

52

Extinción de Incendios forestales

No obstante, la forma más eficiente de realizar un tendido para un grupo de trabajo determinado en un incendio real, será siempre en principio con su sistema de trabajo habitual, lo cual no excluye que durante su formación o entrenamiento se planteen sistemas alternativos enfocados a mejorar los que se utilizan normalmente. 5.5. EXTINCIÓN CON HERRAMIENTAS

Los diferentes tipos de herramientas utilizadas en la extinción de incendios se clasifican atendiendo a sus diversas características de uso y a su forma de actuación sobre los componentes del triángulo del fuego.  Herramientas manuales.  Herramientas mecánicas. 5.5.1. Herramientas Manuales Deben cubrir todas las necesidades de actuación que nos encontramos en los incendios forestales. Deben de ser de fácil manejo y transporte, versátiles, duraderas, de fácil mantenimiento y normalizadas. Se utilizan para actuar directamente sobre las llamas, por lo que también se clasifican como herramientas para actuar directamente sobre el fuego. En función del lado del triangulo del fuego sobre el que actúan, distinguimos:

53

Extinción de Incendios forestales

A) Herramientas que actúan sobre el calor: -

EXTINTOR DE MOCHILA: Utilizado tanto en ataque directo como en
indirecto.

 Directo: sobre frentes débiles, fuegos incipientes o sobre combustibles ligeros.  Indirecto: en apoyo a contrafuegos, quemas de ensanche y en el repaso y cierre de perímetros de incendio.  Muy eficaz si tiene puntos de abastecimiento cercanos, ya que permite controlar el fuego con un esfuerzo reducido en comparación con otras herramientas. Los inconvenientes son su transporte y su peso, junto a la distancia a los puntos de abastecimiento de agua. B) Herramientas que actúan sobre el oxígeno: -

BATEFUEGO: Utilizado tanto en ataque directo como en indirecto.

 Directo: sobre frentes débiles, fuegos incipientes, focos secundarios o sobre combustibles ligeros.  Indirecto: en apoyo a contrafuegos y quemas de ensanche.  Sustituto en algunos casos de las clásicas ramas, actúa por sofocación. Muy eficaz si se utiliza en combinación con los extintores de mochila. Estos bajan la altura de llama permitiendo al personal con batefuego entrar a rematar, de esta forma la combinación de estas dos herramientas permite un trabajo más rápido más seguro y con un menor esfuerzo para los combatientes.

-

PALIN FORESTAL: Utilizado en ataque directo para el lanzamiento de
tierra sobre la base de las llamas, apagando el fuego por sofocación.

54

Extinción de Incendios forestales

C) Herramientas que actúan sobre los combustibles: -

PULASKI O AZADILLA: Herramientas de muy similares características,
cuya diferencia está en el tamaño de cada una de ellas. Utilizada principalmente para ataque indirecto, repaso y cierre de perímetros.

 Indirecto: apertura de líneas de defensa por corte, apeo y descuaje del combustible eliminando este por excavado y raspado hasta suelo mineral. En repaso y cierre de perímetros.  Herramienta que incorpora dos implementos; uno de corte y otro de cavado, lo cual la hace muy versátil para determinadas tareas (apertura de Líneas de Defensa) pero muy pesada para otras (repaso de perímetros) siendo su gran sustituta la azada, de estructura más simple y más ligera, obteniéndose con ella similares resultados.

-

MACLEOD: Utilizado en ataque indirecto y en tareas de repaso y cierre
de perímetros.

 Indirecto: para ampliación y consolidación de Líneas de Defensa (en adelante LD). Por corte, raspado y rastrillado hasta suelo mineral. Similar en el cierre de perímetros.  El macleod, pulaski y el palín forestal son herramientas que con una ubicación adecuada se complementan en la construcción de líneas de defensa obteniéndose muy buenos rendimientos. En nuestro territorio estas tres herramientas son sustituidas por la azada única y exclusivamente en algunos casos y en otros casos por la azada + las tijeras, no siendo tan notables los rendimientos en lo que a construcción de líneas de defensa se refiere.

55

Extinción de Incendios forestales

-

AZADA: Utilizado en tareas de repaso y cierre de perímetros y en ataque
indirecto.  La herramienta más versátil utilizada en nuestro territorio; corta, cava, raspa, amontona, sirve de apoyo en terrenos difíciles. Su mejor utilidad se presenta para los repasos de perímetros, ya que el ataque indirecto ocupa un menor porcentaje dentro de la extinción de incendios en nuestro territorio. La azada tiene sus inconvenientes sobre terrenos con mucha piedra y poco horizonte orgánico, pudiendo ser subsanado este, en parte, utilizando azadas con ancho de boca menor y dotando de las mismas a las brigadas que en cuyas zonas aparezca este tipo de problema.

 La azada combinada con tijera forman un binomio muy interesante en tareas de repaso de perímetro y apertura de líneas de defensa. Son herramientas de fácil manejo y de cómodo transporte, (tijeras en un arnés de espalda), que sustituyen de manera satisfactoria el uso de otro tipo de herramientas de similares características pero de difícil y costoso manejo, añadiendo un transporte pesado. -

TIJERAS: Utilizada tanto en ataque directo como en indirecto y en
tareas de repaso y cierre de perímetros.

 En ataque directo, para proporcionar las clásicas ramas cuando se carece de batefuego o para disminuir la altura del combustible y conseguir con esto que la altura de llama sea menor, pudiendo atacar con mayor facilidad el frente con batefuegos o ramas.  Herramienta de corte de fácil manejo y transporte, (con arnés de espalda), lo cual te permite su uso junto con otro tipo de herramientas (azada, azadilla, batefuego, etc.), por un único especialista. 56

Extinción de Incendios forestales

-

ANTORCHA DE GOTEO: Herramienta ignífera cuyo dispositivo consiste
en la ignición de combustibles forestales mediante una llama.

 Se utiliza en quemas prescritas o controladas, en extinción, para quemas de ensanche y contrafuegos eliminando el combustible por medio del fuego.  Herramienta pesada que te permite aplicar el fuego de una forma rápida y relativamente segura. En nuestro territorio no se suelen emplear, siendo su sustituto el mechero, o prendiendo ramas y seguidamente se va caminando sobre el combustible a quemar. Tiene el inconveniente del tamaño y de su recarga puesto que necesita una mezcla de gasolina y gasoil. -

HACHA: Herramienta de corte utilizada para proporcionar las típicas

ramas al personal de extinción, normalmente voluntarios, este sería su uso en ataque directo. También tendría su uso en ataque indirecto, en la construcción de líneas de defensa por corte, apeo y tronzado de arbolado y combustible más grueso.

 Es una herramienta que tenía un uso más notable en la extinción de incendios en la década de los años 60 y principios de los 70 por la procedencia agrícola-forestal que tiene y quienes colaboraban en las tareas de extinción durante esos periodos y anteriores (habitantes de las poblaciones cercanas que su principal medio de vida es la agricultura). En la actualidad tiene un uso secundario, como consecuencia de una mayor utilización de herramientas manuales mecánicas (motosierras, desbrozadoras), por su mayor rendimiento y menor esfuerzo por parte de los operarios.  Esta herramienta podemos encontrarla en diferentes tamaños y modelos pudiendo utilizar, el más adecuado al trabajo que vayamos a realizar. Combinación de herramientas: -

MOCHILA EXTINTORA + BATEFUEGO = EXTINCIÓN

Combinación de herramientas para el ataque directo, con la mochila se disminuye la altura de llama para que pueda entrar un compañero a rematar con el batefuego. Este sistema de trabajo es útil para economizar agua.

-

AZADILLA + TIJERAS = REPASO (CON CORTE, CAVADO Y RASPADO)
Combinación de herramientas normalmente utilizada por los componentes de la brigada helitransportada que realizan labores de repaso del perímetro. 57

Extinción de Incendios forestales

-

PALIN + PULASKI + MACLEOD = Línea Defensa + RENDIMIENTO.
Combinación de herramientas empleada en la construcción de líneas de defensa, obteniendo un buen rendimiento.

-

TIJERA + AZADA = BUEN REPASO
Combinación de herramientas empleada en el repaso de perímetros de incendio.

5.5.2. Herramientas Mecánicas Normalmente utilizadas en labores de repaso o para eliminar combustible. Se requieren operarios especializados con elementos de protección. Las más utilizadas son la MOTOSIERRA Y DESBROZADORA

58

Extinción de Incendios forestales

6. SEGURIDAD EN LOS INCENDIOS FORESTALES

Benito Serrano González Javier Navarrete Ruíz

59

Extinción de Incendios forestales

ÍNDICE
6.1. 6.2. 6.3. 6.4. 6.5. LAS DIEZ NORMAS EN COMBATE LAS NORMAS BÁSICAS DE SEGURIDAD: PROTOCOLO OCEL SITUACIONES EN LAS QUE EL PELIGRO AUMENTA FACTORES COMUNES EN INCENDIOS TRÁGICOS PRECAUCIONES EN INCENDIOS FORESTALES 6.5.1. 6.5.2. 6.5.3. 6.5.4. 6.6. Precauciones Precauciones Precauciones Precauciones Generales al caminar por el monte en el uso de herramientas en el uso de mangueras

ELEMENTOS RELACIONADOS CON LA SEGURIDAD EN EDIFICACIONES EN INCENDIOS DE INTERFASE 6.6.1. 6.6.2. 6.6.3. 6.6.4. Posición de la edificación respecto entorno Pirojardinería Comportamiento de las construcciones Factor humano al

6.7.

RECOMENDACIONES DE PREVENCIÓN CONTRA INCENDIOS EN URBANIZACIONES ENCLAVADAS EN ENTORNOS FORESTALES CONSIDERACIONES TÁCTICAS 6.8.1. 6.8.2. Priorización de objetivos Criterios para la intervención DE LOS EQUIPOS DE

6.8.

6.9.

SEGURIDAD PERSONAL INTERVENCIÓN

60

Extinción de Incendios forestales

Todos tenemos clara la escala de prioridades de los valores a proteger (personas, bienes y monte), pero a veces nos olvidamos que lo primero de todo siempre es la seguridad del personal que interviene en la emergencia. El trabajo en incendios forestales es ya de por sí una actividad de riesgo para el personal que interviene por la simple presencia de fuego. Pero además hemos de tener presente el entorno en el que se desarrolla la emergencia, las condiciones atmosféricas presentes, etc. Factores y situaciones de riesgo presentes en los incendios forestales son: • • • • • • • • Calor radiante y ambiental Estrés térmico Emisiones de humo, gases y partículas Ruido Condición física del trabajador Atrapamientos en la línea de fuego Manejo de herramientas y equipos El entorno o escenario de trabajo

En este escenario, además de las medidas seguridad que nos proporcionan los equipos de protección individual, hemos de extremar el cumplimiento de los protocolos de seguridad y los procedimientos de trabajo, como mejores garantías para nuestra seguridad. No debemos quedarnos sólo ahí, en el conocimiento de una serie de normas, el objetivo es identificar y reconocer situaciones de riesgo. Para ello, las normas y guías que nos ayudan a la identificación y evaluación de situaciones peligrosas son las siguientes: Protocolo básico de seguridad (5) Las diez normas de combate (10) Las dieciocho situaciones de peligro (18) Construcción de líneas de defensa cuesta abajo (9) Nueve situaciones de peligro en los incendios de interfase (9) Factores comunes de comportamiento del fuego en la mayoría de los accidentes con muerte (4)  Indicadores del incendio (Look up, Look Down, Look around) (4)       Veamos detenidamente las principales normas de seguridad que los combatientes en incendios forestales deben cumplir en todo momento.

61

Extinción de Incendios forestales

6.1.

LAS DIEZ NORMAS DE COMBATE

Las normas de seguridad en el combate deben cumplirse SIEMPRE. Son normas básicas que disminuyen la probabilidad de que el riesgo no afecte.

1. Mantenerse informado sobre las condiciones actuales del Tiempo Atmosférico y su pronóstico. 2. Vigilar y Observar lo que está haciendo el incendio a todas horas. Ya sea por observación directa o por la información recibida. 3. Cualquier acción contra el incendio debe basarse en su comportamiento actual y futuro. 4. Todo el mundo debe conocer en todo momento las Rutas de Escape y las zonas de seguridad. 5. Situar un observador siempre y cuando circunstancias pueda existir peligro situar varios. por las

6. Mantenerse alerta, calmado y pensando con claridad. Actuar con decisión. 7. Estar continuamente comunicado con los Jefes y con los compañeros. 8. Las instrucciones u órdenes deben ser claras y precisas y asegurar que todo el mundo las entiende. 9. Mantener el control de los medios y personal asignados al trabajo de extinción. 10. SIEMPRE COMBATA EL INCENDIO CON AGRESIVIDAD, PERO MANTENIENDO LA SEGURIDAD COMO PRIMERA REGLA.

62

Extinción de Incendios forestales

6.2.

LAS CINCO NORMAS BÁSICAS DE SEGURIDAD: PROTOCOLO BÁSICO OCEL

Deben establecerse previamente al comienzo de las operaciones de combate. Funcionan secuencialmente y este protocolo debe estar constantemente supervisado. Basado en la esencia de las 10 Normas de Seguridad en el Combate. Por tanto debe seguirse al cien Posteriormente se incorporo una nueva norma fruto del análisis de diferentes accidentes acaecidos: Puntos de Anclaje: toda operación contra el incendio debe iniciarse en un punto limpio de vegetación, que impida que el incendio pueda reiniciarse a la espalda, sorprendiendo al personal de extinción.

63

Extinción de Incendios forestales

6.3.

SITUACIONES EN LAS QUE EL PELIGRO AUMENTA

Al poco tiempo de desarrollar las 10 normas básicas de seguridad se crearon las 18 situaciones en las que el peligro aumenta. Estas situaciones especifican más los riesgos y suponen una advertencia frente a diferentes situaciones. Estos protocolos son revisados y actualizados continuamente, por ejemplo las situaciones de peligro eran 13 hasta el año 1994 en el que fallecieron 14 combatientes en el accidente de South Canyon, después de este trágico suceso las situaciones de peligro se ampliaron hasta las actuales 18.

1. CUANDO EL INCENDIO NO HA SIDO RECONOCIDO NI EVALUADO. 2. AL ESTAR EN TERRENO QUE NO SE VIO DE DÍA. 3. CUANDO NO SE HAN ESTABLECIDO ZONAS DE SEGURIDAD NI RUTAS DE ESCAPE. 4. AL NO ESTAR FAMILIARIZADO CON LA METEOROLOGÍA Y FACTORES LOCALES QUE INFLUYEN EN EL COMPORTAMIENTO DEL FUEGO. 5. AL ESTAR DESINFORMADO DE LAS ESTRATEGIAS, TÁCTICAS Y PELIGROS. 6. CUANDO LAS INSTRUCCIONES Y TAREAS NO ESTÁN CLARAS. 7. SI NO HAY COMUNICACIÓN ENTRE EL PERSONAL, PMA Y FUERZAS ADJUNTAS. 8. AL CONSTRUIR UNA LÍNEA DE DEFENSA SIN ANCLAJE SEGURO. 9. CUANDO SE CONSTRUYE UNA LÍNEA DE DEFENSA LADERA ABAJO, HACIA EL INCENDIO (Incendio subiendo). 10. AL INTENTAR UN ATAQUE A LA CABEZA DEL INCENDIO. 11. CUANDO HAY COMBUSTIBLES SIN QUEMAR ENTRE NOSOTROS Y EL INCENDIO. 12. CUANDO NO SE VE EL INCENDIO PRINCIPAL NI HAY CONTACTO CON QUIÉN LO VE. 13. EN LADERAS DONDE MATERIAL RODANTE PUEDE INICIAR FUEGOS ABAJO. 14. SI EL TIEMPO SE VUELVE MÁS CALUROSO Y SECO. 15. CUANDO EL VIENTO AUMENTA Y/O CAMBIA DE DIRECCIÓN. 16. CUANDO EXISTEN FRECUENTES SALTOS DE FUEGO QUE CRUZAN LA LÍNEA DE CONTROL. 17. SI EL TERRENO Y/O LOS COMBUSTIBLES DIFICULTAN LOS ESCAPES HACIA LA ZONA DE SEGURIDAD. 18. EN LOS MOMENTOS DE DESCANSO CERCA DEL ÁREA DEL INCENDIO

64

Extinción de Incendios forestales

6.4.

FACTORES COMUNES EN INCENDIOS TRÁGICOS

En incendios trágicos y en los “casi trágicos” se han identificado varios factores comunes en el comportamiento del fuego. Generalmente se piensa que los incendios de copas, los grandes incendios de arbolado o matorral y en definitiva, los incendios grandes y espectaculares, son los que pueden causar muertes entre el personal de extinción. Sin embargo, la mayoría de los accidentes mortales se han producido en incendios, o en sus secciones, aparentemente poco peligrosos. Por otro lado, en la mayoría de los casos, las condiciones previas a la etapa explosiva aparentan ser inocuas. Incluso se han producido casos durante la etapa de liquidación. Los factores comunes de comportamiento del fuego en la mayoría de en estos siniestros son:  La mayoría de los incidentes ocurren en pequeños incendios o zonas aisladas de grandes incendios.  Muchos incendios parecen inofensivos justo antes de que se produzca la deflagración. En algunos casos los accidentes ocurren en la fase de repaso o liquidación.  Las deflagraciones se dan, generalmente, en combustibles finos.  El fuego puede correr sorprendentemente rápido en valles, barrancos o cualquier chimenea natural. Lo mismo puede suceder en pendientes pronunciadas.  Algunos equipos de extinción, como helicópteros y bombarderos, pueden afectar de forma negativa al comportamiento del incendio. El rebufo procedente de vuelos bajos o estacionarios puede generar vientos erráticos sobre el incendio, produciendo llamaradas, reproducciones o focos secundarios. 6.5. PRECAUCIONES

6.5.1. Precauciones generales  Al llegar al incendio, lo primero que debe hacerse es un reconocimiento previo y determinar la ruta de escape (camino para escapar en caso de que fuera necesario). Es recomendable establecer 2 rutas de escape, y la zona de seguridad, lugar hacia dónde conduce la ruta de escape y en la que podemos mantenernos seguros.  Se deben ubicar vigilantes en los lugares de mayor visibilidad, deben ser conocedores de la ubicación del personal y de sus rutas de escape. 65

Extinción de Incendios forestales

 De ser posible, el personal que vaya a trabajar de noche debe reconocer el terreno con luz de día.  El personal debe llevar su equipo de protección individual y no trabajar hasta el agotamiento. Para ello, se deben respetar los turnos de trabajo y los descansos establecidos.  El responsable del grupo debe estar informado de los posibles cambios meteorológicos.

6.5.2. Precauciones al caminar por el monte     Pisar sobre suelo seguro; no correr ladera abajo. Poner atención a los hoyos formados por la combustión de troncos y raíces. Al pasar junto a un árbol quemado y debilitado por el fuego, hacerlo por arriba y con atención. No se debe huir del fuego ladera arriba cuanto éste sube por ella, intentar pasar hacia los flancos; si no es posible, tratar de pasar a la zona quemada y cubrirse con tierra si es posible En caso de verse atrapado, una manera de reducir el tamaño de las llamas es pisar el matorral. La altura de llama se hace menor y se reduce el riesgo de quemaduras graves.

6.5.3. Precauciones en el uso de herramientas
   Las herramientas conservación. deben mantenerse en buen estado de

Se deben seguir las normas de seguridad propias de cada herramienta. Al trabajar con herramientas debe hacer una separación mínima de seguridad entre dos trabajadores.

6.5.4. Precauciones en el uso de mangueras   Apuntar el chorro de agua exclusivamente al combustible o al área donde se requiere refrigeración. Nunca dirigir el chorro hacia redes eléctricas.

66

Extinción de Incendios forestales

6.6.

ELEMENTOS RELACIONADOS CON LA SEGURIDAD EDIFICACIONES EN INCENDIOS DE INTERFASE

EN

Los incendios de interfase complican las tareas que tienen que realizar los recursos de intervención para conseguir su control. La presencia de viviendas u otras edificaciones dentro de la zona forestal hará que el incendio que quema la masa forestal se propague a las viviendas, aprovechando la densidad de vegetación dentro de los jardines o la continuidad de carga de combustible entre el bosque, la zona urbanizada y las propias viviendas. De este modo deben adaptarse las tácticas, de manera que el objetivo prioritario pase a ser la protección de las posibles personas afectadas, luego de los edificios y bienes materiales y, en tercer lugar, el bosque. Conviene conocer, por tanto, los elementos relacionados con la seguridad de las edificaciones en los incendios de interfase. Tomando como referencia el artículo “Urbanizaciones y el fuego forestal. Aportaciones desde la experiencia en Cataluña durante la campaña forestal de 2.003”, de Castellnou, Rodríguez y Miralles, estos elementos son: 6.9.1. La posición de las edificaciones respecto al entorno. 6.9.2. Las condiciones de resistencia al fuego de las especies combustibles situadas en el jardín o alrededor de las edificaciones. 6.9.3. El comportamiento ante el fuego de las edificaciones. 6.9.4. El elemento humano que suponen los ocupantes de los edificios. 6.6.1. Posición de la edificación respecto al entorno. Algunos emplazamientos de los edificios son más vulnerables que otros de cara a la amenaza del incendio forestal. Deben evitarse los emplazamientos de edificaciones en cresta pura, siendo preferible siempre la media ladera o su tercio inferior y, en la medida de lo posible, siempre zonas llanas. 6.6.2. Pirojardinería. Es la técnica de diseño de jardines a nivel de especies, estructuras y distribución de elementos para reducir el riesgo de incendio, tanto en su inicio como en su propagación. Sobre la distribución del combustible alrededor de los edificios, conviene establecer una zonificación en anillos concéntricos, de manera que, de fuera hacia adentro, se vaya reduciendo progresivamente la carga de combustible. Cuando un frente de fuego violento llegue al anillo exterior, verá reducida su intensidad por la menor densidad de combustible; este fuego menos agresivo llegará al anillo interior, donde podrá quedar dentro de la capacidad de extinción. Las dimensiones de estos anillos deberán ser proporcionadas al “incendio de diseño” que pueda darse en sus alrededores.

67

Extinción de Incendios forestales

Sobre la estructura de la vegetación alrededor de las edificaciones, habrá que considerar que toda la vegetación podrá ser combustible en el momento del incendio, por lo tanto, la reducción de la misma será la mejor medida de prevención posible. Será especialmente importante la reducción del número de árboles, pues a mayor densidad de copas, más posibilidad de fuego de copas o antorcheo y, por lo tanto, de incendio de mayor intensidad. Otro elemento que puede influir en el comportamiento de los incendios forestales al llegar a urbanizaciones o viviendas son los setos construidos como separaciones de jardín, con especies que favorecen la propagación del fuego. 6.6.3. Comportamiento ante el fuego de las edificaciones. Con el incendio forestal y las edificaciones ubicadas en entornos forestales se da una paradoja, pues los edificios se habrán construido respetando las normativas de protección contra incendios existentes, que consideran la protección frente a riesgo de un incendio desarrollado en el interior del edificio y no afuera, como es el caso del incendio forestal. Cuando el enemigo viene de afuera, como es el caso de las edificaciones en zonas forestales, es necesario proteger especialmente los cerramientos de los edificios (fachadas y cubiertas), para evitar que el incendio les afecte y propague al interior. Las aberturas en fachadas son otro elemento a considerar. Como siempre, para evitar la propagación de un fuego en desarrollo, lo mejor que podremos hacer será ir colocándole barreras, en este caso, cerrarle las vías de paso al interior de las edificaciones. Por lo tanto, deberemos intentar que las ventanas queden cerradas y que no existan huecos en fachada, como aberturas de ventilación, no protegidas. El comportamiento ante el fuego forestal del vidrio puede ser aceptable, pues su rotura se produce sobre todo con enfriamientos rápidos después de su calentamiento por el fuego. Como en el incendio forestal el enfriamiento puede ser lento, por la presencia de brasas que mantienen la combustión, los cristales de las ventanas pueden llegar a soportarlo. Otra cosa será cuando en las aberturas haya otros combustibles, como puedan ser persianas, toldos, etc. Finalmente, hay que tener en cuenta que la radiación del calor se produce entre superficies, es decir, que un edificio con mayor superficie en su fachada recibirá mayor radiación de calor que otro con menor superficie. Por eso es importante también la configuración volumétrica del edificio; un edificio con muchos voladizos y elementos horizontales no protegidos situados en la cara enfrentada al avance del incendio, aumentará la superficie de contacto de las llamas, facilitando la propagación de calor.

68

Extinción de Incendios forestales

6.6.4. El elemento humano. En el incendio de interfase ya no nos enfrentamos sólo al incendio que afecta a combustible forestal, sino que nos enfrentamos también a una emergencia que afecta a los ocupantes de las edificaciones amenazadas, a los que hay que proteger. Pero, además, estos ocupantes se convierten en parte activa de la emergencia, pues pueden tomar decisiones individuales de autoprotección o de huida, que pueden ser peligrosas si no están coordinadas y controladas por la estrategia general decidida para el combate del incendio. Además, podrán ser un foco generador de tensión hacia los responsables de la extinción, exigiendo una atención prioritaria por encima de cualquier otro objetivo. En el artículo citado de Castellnou, Rodríguez y Miralles se citan 7 casos de incendios recientes con múltiples víctimas mortales todos ellos, que se produjeron durante la huida de casas que luego no resultaron afectadas por los incendios. Si el incendio es rápido y el tiempo de reacción escaso, es más segura la estrategia del confinamiento de los ocupantes que no su evacuación. 6.7. RECOMENDACIONES DE PREVENCIÓN CONTRA INCENDIOS EN URBANIZACIONES ENCLAVADAS EN ENTORNOS FORESTALES

La reglamentación general vigente en nuestro país para la seguridad contra incendios en edificios es el Código Técnico de la Edificación. Sobre las condiciones de acceso a edificaciones en entornos forestales establece los siguientes requisitos: a) Debe haber una franja de 25 m de anchura separando la zona edificada de la forestal, libre de arbustos o vegetación que pueda propagar un incendio del área forestal así como un camino perimetral de 5 m, que podrá estar incluido en la citada franja; b) La zona edificada o urbanizada debe disponer preferentemente de dos vías de acceso alternativas, cada una de las cuales debe tener una anchura mínima libre de 3,5 metros, un gálibo mínimo de 4,5 metros y una capacidad portante del vial de 20 kN/m2. c) Cuando no se pueda disponer de las dos vías alternativas indicadas en el párrafo anterior, el acceso único debe finalizar en un fondo de saco de forma circular de 12,50 m de radio, en el que se cumplan las condiciones requeridas para las vías de acceso. Aparte de las disposiciones reglamentarias establecidas por el Código Técnico de la Edificación, hay otras referencias, como las contenidas en la Norma Técnica de Infraestructuras en Áreas Urbanizadas de la Consellería de Medi Ambient, Aigua, Urbanisme i Habitatge, que se resumen seguidamente:

69

Extinción de Incendios forestales

a) Establecimiento de una zona perimetral alrededor de las zonas urbanizadas dentro de masas forestales, donde se efectúe un tratamiento de la vegetación, creando una discontinuidad o área cortafuegos con una banda de decapado, otra de desbroce y una auxiliar, con una anchura total mínima de 25 metros, ampliable en función de modelos de combustible presentes y de la pendiente del terreno.

í Disposición de un camino perimetral, en el interior de la zona de discontinuidad, con las características establecidas por el Código Técnico de la Edificación, además de disponer de apartaderos para el cruce de vehículos (si el vial supera los 2 kilómetros) y zonas para el cambio de sentido (si el vial supera los 3 kilómetros).

70

Extinción de Incendios forestales

b) Para los viales de acceso, complementa los requisitos del Código Técnico de la Edificación con otros requisitos para el tratamiento de la vegetación junto a ellos.

c) La vegetación interior de la urbanización también puede propagar el incendio, por lo que debe actuarse sobre ella, reduciendo el estrato arbustivo hasta un máximo del 10% de la fracción de cabida cubierta y el arbóreo hasta un máximo del 40%, podando el arbolado restante a 2/3 de su altura o un máximo de 3 metros. También deberá evitarse el contacto de la vegetación con las edificaciones, manteniendo una separación de 3 metros entre ramas y construcciones. d) Se instalarán hidrantes en el perímetro exterior de la zona edificada, distanciados 200 metros como máximo, en zonas accesibles y fuera de lugares destinados a circulación y estacionamiento de vehículos. El abastecimiento de agua permitirá el funcionamiento de 2 hidrantes consecutivos, durante 2 horas, cada uno de ellos con un caudal de 1.000 litros/minuto. e) Para otras infraestructuras como paelleros, salidas de humos o chimeneas se establecen requisitos específicos, básicamente para su aislamiento y para la protección de las salidas de humo con una red matachispas de material no inflamable, con abertura de malla inferior a 0,5 cm de lado.

71

Extinción de Incendios forestales

6.8.

CONSIDERACIONES TÁCTICAS

6.8.1. Priorización de objetivos La respuesta operativa al incendio forestal de interfase debe modificar los parámetros de intervención habituales en el incendio forestal convencional, que sólo afecta a masa forestal. Cuando el incendio amenaza a urbanizaciones o viviendas, estamos ante a la amenaza a personas, por lo tanto, a la hora de decidir la estrategia de respuesta y los objetivos consiguientes para el operativo, deben replantearse las prioridades. Su orden de importancia debe ser el siguiente: 1º) Seguridad de las personas afectadas. 2º) Protección de los bienes materiales. 3º) Protección de la masa forestal. Esta nueva priorización de objetivos conllevará que la estrategia fundamental de respuesta al incendio sea defensiva, centrada en la protección del “punto sensible” (urbanización, núcleo urbano, viviendas aisladas, etc.), dejando que el incendio continúe su progresión. 6.8.2. Criterios para la intervención Para la protección del emplazamiento a defender podrán existir dos posibilidades: que dicho emplazamiento sea accesible para vehículos o no. Si es posible el acceso, se llegará hasta el interior de la zona a proteger, para emplazar allí una o varias autobombas, a contraviento, protegidas tras edificios y con puertas y ventanillas cerradas. Se deberían tener en cuenta los siguientes criterios:   Hacer un reconocimiento previo detallado de toda la zona. Siempre que sea posible, evacuar a los ocupantes civiles, antes de la llegada del fuego. Pero considerando que esta evacuación debería hacerse sólo si hay garantías completas en cuanto a tiempo disponible, medios para realizarla y seguridad de los recorridos. En el caso de que alguna de esas premisas falte, la mejor opción será el confinamiento dentro de los mismos edificios. Si hay algún punto de abastecimiento de agua (balsa, piscina), poner en aspiración el vehículo. Poner a todas las personas a cubierto.

 

72

Extinción de Incendios forestales

 

Cerrar puertas, ventanas, persianas y contraventanas de los edificios. Buscar si en el exterior de los edificios hay almacenamientos de productos inflamables. Protegerlos mediante alejamiento si se trata de botellas de gas o mediante enfriamiento si se trata de depósitos fijos. Colocar todos los vehículos de particulares en garajes o a contraviento detrás de los edificios. Proteger los medios particulares de defensa (mangueras de riego, etc.) Si no hay posibilidad de aspirar, mantenerse sin malgastar el agua, tirándola sólo cuando llegue el fuego. Efectuar una inspección detallada de tejados y buhardillas tras el paso del fuego. Mantener a los vecinos encargados de vigilar tejados y cercanías con sus propios medios de protección, tras el paso del fuego. SEGURIDAD PERSONAL DE LOS EQUIPOS DE INTERVENCIÓN

    

6.9.

Puesto que la intervención en incendios de interfase incrementa el riesgo, todos los recursos de intervención deberán seguir puntualmente las normas de seguridad y prevención necesarias. Básicamente estas normas pueden agruparse en dos grandes bloques: empleo de equipos de protección individual y actuación bajo criterios organizativos rigurosos, que primen la seguridad del personal de intervención. El primer bloque significa que todo aquel cuya actuación se vaya a desarrollar en una zona de riesgo, ya sea bombero, brigadista forestal o voluntario de protección civil, deberá ir equipado con equipos de protección adecuados, como casco, vestuario, guantes y botas forestales. El segundo bloque, criterios organizativos, implica que todos deben estar integrados en la organización de extinción, sin que ningún individuo o equipo llegue a actuar de modo individual; esta integración en la organización de extinción implica disciplina, compartir objetivos, disponer de medios de comunicaciones, respetar decisiones del puesto de mando, etc.

73

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->