P. 1
Proyecto de Nacion

Proyecto de Nacion

|Views: 8|Likes:

More info:

Published by: Oscar Alfredo Abad Manzanilla on Oct 12, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as ODT, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/06/2014

pdf

text

original

INTRODUCCION En esta antología se recopilan las cuatro unidades de la Materia de Proyecto de Nación donde veremos la historia de México en términos

generales desde que iniciaron los pueblos prehispánicos (mayas, toltecas, zapotecas etc.) pasando por la colonia la conquista de nuestro país por los españoles, y el papel que ejercieron personajes como Hernán Cortés y Cristóbal Colón en la administración, en la política y religión de nuestro México. También la Independencia de España como fue dándose y que personajes fueron piezas clave en todo este Movimiento. También analizaremos el papel de Benito Juárez y su Proyecto Modernizador que entre muchas funciones creó leyes, fue magistrado de la Suprema Corte, Gobernador de Oaxaca y sobre quien inicio la separación de la Iglesia con el Estado. Analizaremos la faceta política del Dictador Porfirio Díaz quien llego al Poder gracias a su oposición a la reelección y como sus buenos ideales cuando llegó al Poder fueron cambiando mientras gobernaba. La centralidad de la existencia del Estado como factor de una sociedad partió desde que en nuestra historia hubo la necesidad de organizarse y conformarse en grupos autónomos para después llegar a establecer el término o conceptualidad de Estado. De alguna manera la sociedad misma ha sido la que ha integrado su forma de mantenerse en equilibrio mediante aplicaciones de algunas de sus pensamientos lógicos. Tal es la aparición del estado interventor, el cual es considerado en la actualidad como un estado de bienestar o benefactor. Por último analizaremos las funciones de la Sociedad y su estructura su cultura y los retos que enfrenta el nacionalismo en la Sociedad Actual. UNIDAD 1. RETROSPECTIVA HISTORIA DE MEXICO 1.1 PUEBLOS PREHISPANICOS Desde hace 20 000 años, nuestro continente fue poblado paulatinamente de norte a sur por oleadas migratorias de Asia. Estas migraciones vinieron por el Estrecho de Bering que se congela en época de invierno y hace que varios continentes se unan a través de él. Paúl Kirchoff, investigador alemán, identificó dos grandes zonas culturales para el estudio del México prehispánico: Aridoamérica y Mesoamérica Todo comienza partir del origen del hombre americano, los pobladores de América no son originarios de este continente, se dice que hace cuarenta mil años comenzaron a llegar los primeros pobladores a América, venían de Asia y pasaron por Alaska. Asia y América se encuentran separadas por el mar, por el Estrecho de Bering. Pero en esa época había en la Tierra una glaciación, es decir una etapa de enfriamiento, en donde se formaron enormes masas de hielo o glaciares con el agua. Esto provocó que bajara el nivel del mar, así tierras que ahora se encuentran sumergidas salieron a la superficie, y a través de ellas pasaron a América animales y seres humanos que no sabían que estaban mudándose de continente.

Al cambiar el clima se acabaron algunos animales que el hombre cazaba. Pero para esas fechas algunos grupos ya habían descubierto que las plantas podían cuidarse y cosecharse, así de esta manera comenzaron a desarrollar la agricultura, aunque aún tuvieron que pasar muchos años más para que pudieran aprender a sembrar. Algunas de las plantas que comenzaron a cultivar fueron el frijol, el maíz (principal base de la alimentación), el tomate, el chile, la calabaza y el maguey. Dejaron de refugiarse en cuevas, y empezaron a construir pequeñas chozas. Dejaron de ser nómadas. Ahora eran gente sedentaria, que vivía en un solo lugar. Al ir creciendo las aldeas, la gente se dedico a trabajos distintos. Seguí habiendo cazadores, pescadores y recolectores, pero aparecieron otros oficios, como tejer canastas y petates, trabajar el barro y la madera, o cultivar la tierra. Con el fin de que no les faltara alimentos aprendieron a construir represas y canales para riego, a escoger semillas para la siembra y a fabricar bastones puntiagudos (coas) para escarbar la tierra y sembrar. Algunos otros habitantes comenzaron a cambiar cosas con otros pueblos, y así desarrollaron el comercio. Con la agricultura y el comercio, algunas aldeas comenzaron a crecer y a acumular riquezas, de esta manera comenzaron a convertirse en las primeras ciudades. Empezaron a existir Sacerdotes, para buscar la protección de los dioses en que creían, y militares se ocupaban de cuidar las tierras de la comunidad o de atacar a otros pueblos para dominarlos. Los sacerdotes y los militares formaban una especie de nobleza alrededor de los jefes o señores. Así surgieron las clases sociales que eran: nobles (guerreros, sacerdotes), comerciantes, artesanos, propietarios de tierra y esclavos. En Aridoamérica, los pobladores siguieron siendo nómadas o seminómadas, pues la falta de agua hacia imposible sembrar. Por el contrario en Mesoamérica había regiones muy distintas, desde las montañas hasta las costas ´pero las condiciones naturales eran mejores. Surgieron culturas importantes; vivían muchas gentes de lenguas y costumbres diferentes que combatían entre ellas y compartían ciertos modos de vida, ya que todas cultivaban maíz, frijol, calabaza y chile; usaban la coa; trabajaban el barro y la piedra; practicaban el comercio y eran politeístas, creían más o menos en los mismos dioses aunque los llamaban con nombres distintos, según sus lenguas. Al período en que comenzaron a consolidarse las culturas de Mesoamérica se le llama horizonte. Cuando las culturas mesoamericanas alcanzaron mayor desarrollo, comenzaron a construir enormes centros ceremoniales, orientados con los movimientos de los cuerpos celestes. En este período llamado clásico, los dirigentes eran sacerdotes que conocían a fondo l astronomía y las matemáticas. Creían que los astros decidían el destino de los seres humanos, así que había que observarlos con cuidado. Periodo preclásico (2500a.c.-200d.c.) en el que se desarrolló la cultura olmeca. Periodo clásico (200-900 d.C.) desarrollo de las culturas, zapoteca, teotihuacana y maya. Periodo posclásico (900-1521 d.C.) desarrollo de las culturas maya, toltecas, mixtecas, mexicas y purépechas. La base económica de todas estas culturas prehispánicas fue la agricultura (descubierta en el periodo preclásico) y el intercambio comercial (trueque y guerras de dominación y sometimiento). La primera gran cultura mesoamericana, fue la olmeca, que floreció en lo que ahora son los estados

de Tabasco y Veracruz. Los olmecas desarrollaron unos números, una escritura y un calendario que después usaron otros pueblos. Los olmecas trabajaban el barro y la piedra. Hacían hermosas miniaturas de cabezas de jadeal igual que lo hicieron con sus cabezas colosales las cuales miden alrededor de dos metros de alto y con un peso de más de 20 toneladas, las cuales fueron esculpidas con rocas que traían de muy lejos. La venta es el principal sitio arqueológico de la cultura olmeca, y tuvo su época de apogeo entre 900 a.C. y 400 a.C. La Venta fue un centro ceremonial que contuvo una serie de ofrendas enterradas, de tumbas así como esculturas monumentales similares a las encontradas en San Lorenzo Tenochtitlán. Se calcula que el sitio tuvo una población de por lo menos 1.800 personas. Desde fines del Preclásico, en el noreste del valle de México se levantó una aldea que se convertiría en la ciudad más grande e imponente de Mesoamérica. Los Mayas, se ubicaron en Chiapas, la península de Yucatán, Guatemala y Honduras; las primeras aldeas se encontraban en las tierras bajas del Petén y en la Cuenca de México. Sus ciudades principales fueron: Uaxatún, Tikal, Piedras Negras (Guatemala), Copán, Quiragua (Honduras), Yaxchitlán, Palenque, Chichen Itzá y Bonampak (México). En la literatura, las obras más destacadas fueron: El Popol Vuh (creación de la tierra) y el Chilam Balam. Sus principales dioses fueron: Chac (lluvia), Ahau (sol) y Kukulkán (viento). El Halach Vinic era su gobernante Teotihuacán, fue la primera civilización urbana. Teotihuacán significa “Lugar de dioses”, y según la leyenda aquí se reunieron los dioses para crear al hombre. Teotihuacán no sólo fue un centro ceremonial, si no una ciudad donde vivía mucha gente, en casas que alojaban a varias familias emparentadas. Había tierras que se cultivaban con el agua de lluvia, y otras que regaban mediante represas y canales. Gracias a eso la ciudad llego a tener cerca de veinte kilómetros cuadrados y una población de 250 mil personas en sus años de esplendor (siglos III al VI D.C) Algunas de las aportaciones culturales de Teotihuacán fueron el estado teocrático-militarista, control estatal de los medios de producción y las actividades económicas, control de la producción y comercio de la obsidiana. Urbanismo y la Incorporación de artesanos de otras regiones a la producción en Teotihuacán. Por si fuera poco es en Teotihuacán donde se inicia el culto al dios Quetzalcóatl, el más importante de Mesoamérica. Entre 650 y 700 D.C. Teotihuacán es invadida, incendiada y destruida. Una de las tribus que irrumpieron en Mesoamérica fueron los toltecas. Un grupo formado por chichimecas y por descendientes de los teotihuacanos, que tuvo una enorme importancia en la preservación y la difusión de la herencia cultural de Teotihuacán. Su señorío, cuya capital fue Tula, en el hoy estado de Hidalgo, dominó un amplio territorio, pero no duro mucho tiempo. Hacia 1200 fue destruido por nuevos grupos invasores. Al mezclarse con los agricultores y

los pescadores de los lagos, los recién llegados se civilizaron, como sucedió antes con los toltecas. En estas tribus procedentes del noroeste llegaron al valle de México los mexicas, también llamados tenochcas o aztecas. Según la leyenda, realizaron ates un largo recorrido desde Aztlán (en náhuatl, Lugar de Garzas o Lugar de la Blancura), que era una isla en un lago, como luego fue MéxicoTenochtitlán. Cuando llegaron, el valle de México ya estaba ocupado por otras tribus. En 1325, completaron su peregrinación. Tal como, según decían, se les anunció el dios de su tribu, Huitzilopochtli, encontraron en el lago un islote donde un águila y una serpiente luchaban sobre un nopal. Allí fundaron su ciudad, México- Tenochtitlán. Los mexicas fundaron su ciudad, pero pasó mucho tiempo antes de que fueran poderosos. Al principio siguieron sometidos a otros señoríos. Para liberarse del dominio de Azcapotzalco, se aliaron a Texcoco. Tenochtitlán y Texcoco derrotaron a Azcapotzalco. Entonces el señorío de Tlacopan, se les unió para formar la Triple Alianza, que se adueño de l valle de México y después conquistó otras regiones, a las que les cobró tributo y a veces les hizo prisioneros, para sacrificarlos. Pronto dominó gran parte de Mesoamérica. Dentro de la Triple Alianza , los mexicas se impusieron a las otras dos ciudades. Tlacopan y Texcoco quedaron como aliados de Tenochtitlan. El iniciador del señorío mexica fue Moctezuma Ilhuicamina, que gobernó desde 1440 hasta 1469 (casi treinta años). Extendió su territorio y trajo a Tenochtitlan arquitectos de Chalco y orfebres de la Mixteca. Sólidos edificios de piedra sustituyeron a las antiguas chozas de paja. Los lagos y el clima hacían del valle de México una región fértil, donde prosperó la agricultura. Abundaban la pesca y los animales para la cacería, como venados, conejos y multitud de aves. Todo esto permitió que México Tenochtitlán llegara a tener tal vez unos doscientos mil habitantes. Entre los habitantes había una minoría de familias nobles dedicadas al gobierno, la religión y la guerra. La nobleza, que era hereditaria, poseía tierras y palacios. El pueblo, los macehuales, eran campesinos que vivían divididos en barrios llamados calpulli. Otros grupos con ciertos privilegios eran los artesanos (orfebres, alfareros, maestros del arte plumario y otros), los médicos, las parteras, los adivinos y los comerciantes. Los mexicas tuvieron un gran interés en la educación. Niños y niñas eran cuidadosamente educados desde su nacimiento. En sus primeros años, al padre le correspondía educar al niño, y a la madre a la niña. Concluida la educación familiar, los hijos de nobles y sacerdotes iban al calmécac, y los demás acudían al tepochcalli. Al tiempo en que Mesoamérica comenzaban a construirse los grandes centros ceremoniales del Clásico, en Europa llegaba a su fin el imperio Romano. Lo destruyeron tribus del norte y del este de Europa que los romanos llamaban bárbaros. En Europa se organizaron ocho expediciones contra los musulmanes, llamadas las Cruzadas. Las inspiró el deseo de que Tierra Santa, la región donde vivió Cristo, estuviera en poder de los cristianos. Pero estas luchas tenían también motivos económicos. Isabel, reina de Castilla, se casó con Fernando, rey de Aragón y al reunir sus reinos se convirtieron en lo más poderosos de la península. Cuando comenzaron a gobernar los Reyes Católicos, los musulmanes habían perdido mucho terreno.

Las guerras contra los musulmanes y el deseo de encontrar rutas hacia el Oriente más rápidas y seguras animaron las exploraciones marítimas europeas. Cristóbal Colón (1451-1506), era un marino genovés que conocía muy bien las rutas de Mediterráneo y de la costa oriental del Atlántico. Entonces ya se sabía que la Tierra es redonda y Colón estaba seguro de que si navegaba hacia el occidente llegaría a la India. En 1492, los Reyes Católicos apoyaron a Colón para que realizara su expedición, ya que llevaba muchos años pidiendo ayuda. El 3 de agosto de 1492, las naves de Colón (la Niña, la Pinta, y la Santa María) zarparon de puerto de palos. El 12 de octubre, llegaron a una isla en las Bahamas. Colón las nombro San Salvador. En ese viaje llegaron también a Cuba y a la isla de Haití. A su regreso, Colón deslumbró a la Corte de los Reyes Católicos con los maravillosos objetos, animales y seres humanos que traía del otro lado del mar, y con sus relatos de riquezas fabulosas. Isabel y Fernando decidieron financiar un segundo viaje. Esa vez Colón llevó quince barcos con más de mil hombres Colón creyó que había llegado a Asia. Quizá nunca sospecho que había logrado el encuentro de dos mundos: el antiguo (Europa, Asia y África) y el nuevo, que se llamaría América. En adelante entrarían en contacto sociedades distintas y las influencias mutuas cambiarían sus formas de vida. El encuentro fue terrible para los habitantes del Nuevo Mundo. Los europeos se apropiaron de las tierras y obligaron a los indígenas a trabajar en minas, en la construcción y en las haciendas. Les impusieron una religión y una forma de vida nuevas. Además, con ellos legaron enfermedades como la viruela, el tifo, la difteria, el sarampión, contra las cuales los americanos no tenían defensas. Todo eso provocó que muchos indígenas murieran. En los primeros veinticinco años de ocupación española, la población de las Antillas casi desapareció. España y Portugal explotaron los recursos de América. Los españoles ocuparon primero las Antillas, y a partir de estas islas armaron expediciones para explorar el continente. Especialmente a partir de Santo Domingo y de Cuba, que fueron ocupadas por los españoles antes de 1514. Las expediciones eran pagadas por los propios capitanes y soldados. Debían bautizar infieles, tomar posesión de las tierras en nombre del rey de España y pagarle, como tributo, la quinta parte de lo que ganaran. En febrero de 1519, Cortés salió de cuba con once naves y casi 700 soldados. En Yucatán recogió a Jerónimo de Aguilar, quien había naufragado y vivía como sirviente de un cacique maya; hablaba maya y español, y fue muy útil como intérprete. En el río Grijalva, en el actual Tabasco, los españoles combatieron con los indígenas. AL hacer las paces con los nativos les regalaron veinte muchachas. Una de ellas, Malitzin, fue bautizada como Marina. Malitzin hablaba Náhuatl y Maya. Pronto aprendió español. Fue intérprete, consejera y compañera de Cortés. Cortés contó con aliados indígenas. Los señoríos mesoamericanos tenían una larga historia de luchas entre ellos y Cortés aprovechó sus rivalidades. Con la mitad de sus hombres y numerosos aliados, Cortés salió hacia Tenochtitlán. A medio camino, llegaron a Tlaxcala, donde sostuvieron un combate. Pero luego establecieron con los tlaxcaltecas una alianza definitiva. Después se detuvieron en Cholula, donde atacaron por sorpresa y mataron a muchos de sus habitantes. Finalmente, Cortés y sus hombres contemplaron, desde el paso que lleva su nombre, entre el Popocatépetl y el Iztaccíhuatl, el valle de México y el espejo de sus lagos. Cuando

llegaron a Tenochtitlán su belleza los deslumbró. Por la calzada de Iztapalapa entraron a la ciudad, y ahí se realizo el primer encuentro CortésMoctezuma Xocoyotzin. Los españoles eran 400, con 13 caballos, 10 cañones, 4 “falconetes” o cañoncitos y 2000 tlaxcaltecas. Cortés apresó a Moctezuma, para así poder dominar la ciudad, y después encarceló a otros nobles, para dejar sin jefes a los mexicas. Cortés partió hacia Veracruz para conseguir más aliados, asi que dejo la mitad de su tropa en Tenochtitlán. Días después Cortés regresó triunfante, Moctezuma murió. Su hermano Cuitláhuac lo sucedió en el trono. Una noche los españoles envolvieron en trapos los cascos de los caballos para huir sin hacer ruido. Pero fueron descubiertos. Dirigidos por cuitláhuac, los mexicas los derrotaron. Más tarde los españoles llamaron a esta episodio la Noche Triste. Se dice que Cortés lloró la derrota al pie de un ahuehuete. Cortés se repuso e Tlaxcala. Mientrás, en Tenochtitlán se desató una epidemia de viruela. Cuitlahuác murió colgado. Ocupó su lugar un valiente joven llamado Cuahutémoc, que organizó al ejército y al pueblo, y fortificó la ciudad. Cortés botó al lago trece pequeños barcos llamados bergantines, con cañones. Destruyó los acueductos para cortar el agua. La ciudad resistió durante más de dos meses. El hambre, la sed y las enfermedades la azotaron. Casa por casa fue destruida. El 13 de agosto de 1521, Cuahutémoc intentó retirarse para organizar la defensa en otra parte, pero uno de los bergantines alcanzó su canoa y lo tomó prisionero. Con la caída de Tenochtitlan y las alianzas con diversos señoríos indígenas, los españoles se adueñaron del centro de lo que ahora es México. En los años siguientes fueron extendiéndose hacia el occidente, el sureste y el norte. Los más difíciles de someter fueron los del norte, pues las tribus seminomadas de Aridoamérica carecían de ciudades y estaban formadas por grandes guerreros y no querían cambiar su forma de vivir. Al punto en que tuvieron que convencerlos con caballos, reses, ropa, etc., de que vivieran en pueblos. Poco a poco surgieron ciudades, conventos, minas y haciendas. Algunas tribus conservaron su independencia hasta principios del siglo XX. Los religiosos aprendieron las lenguas de la Nueva España, según llamó Cortés a las tierras conquistadas. En ellas predicaron, y publicaron vocabularios, gramáticas y catecismos. Estudiaron a la gente que querían convertir, para comprenderla mejor. Fundaron colegios para educar a los hijos de los señores, que al crecer gobernarán a su gente. Allí los niños aprendían la doctrina cristiana, español, latín, música y pintura. Durante la primera etapa colonial empieza crecer con rapidez la población mestiza. El exceso de muertes indias aunado a la poca población femenina española provocó mucho el encuentro entre españoles e indias, lo que dio paso al mestizaje. Al principio de la Colonia, a los mestizos no se les reconocía como tales. O se les tomaba por

españoles o por indígenas, sin ser aceptados totalmente dentro de ningún grupo. Por eso, muchas padres de mestizos pagaban para que en el acta de nacimiento de sus hijos se les calificara de "español". Algunos mestizos fueron educados como caballeros y damas españoles porque la Corona consideraba humillante que un hijo de español fuera educado entre los naturales. La mayoría de los mestizos era considerada "gente vil" y se les negaba el derecho de ocupar cargos reales, eclesiásticos o municipales. Por ello, el papel de los mestizos en la Colonia fue desde un principio un factor de inestabilidad, pues no tenía un lugar definido en la sociedad de su tiempo. Los mestizos fueron rechazados tanto por los indígenas como por los españoles. Se consideraba impuro a todo aquel que tuviera ascendencia o descendencia no católica. La iglesia era la más grande propietaria de tierras. Era además la más poderosa prestamista y recibía limosnas, donaciones, pagos por bautizos, y bodas. Con la iglesia como principal gobernante, comenzó a darse una marcada diferencia entre las clases sociales, las cuales se dividían en: Peninsulares (el virrey, obispos, altos mandos militares y encomenderos), Criollos (sacerdotes, corregidores, soldados), Castas Superiores (mestizos), Castas Inferiores (mulatos), Indígenas y Esclavos (africanos y asiáticos). Después viene le etapa de desarrollo y crisis esta abarca del siglo XVIII hasta la independencia. Primero se da el desarrollo, debido principalmente a las reformas (ya que España se había estancado en su desarrollo) del Rey Carlos III de la dinastía Borbón, el cual se rodeó de funcionarios liberales. Las reformas de Carlos III, llamadas también borbónicas tenían como objetivos básicos volver a crea dependencia de las colonias a la metrópoli. Pero también dar más dinamismo tanto en lo político como en lo económico. 1.2 LA COLONIA Los europeos emprendieron la exploración y la conquista del mundo en el siglo XV. La exploración portuguesa de las costas africanas culmino en 1497 con la llegada a la India. Aunque España tenía tradición marinera, la reconquista retrasó la realización de sus empresas, pero cobraron vigor con el patrocinio de los reyes católicos al viaje de Colón en 1492. El tropiezo con el nuevo mundo tuvo grandes consecuencias; la historia centrada en el Mediterráneo se hizo mundial; el conocimiento se renovó totalmente; hubo un gran intercambio de fauna y flora; la economía se integro en una mercado mundial y la acumulación de capital con la entrada del oro y la plata del nuevo mundo estimuló la producción y el intercambio; también puso en contacto a otros seres humanos que se ignoraban mutuamente y que el principio de un mestizaje cultural y racial del que somos resultado. El descubrimiento y la conquista determinaron el destino de las Américas. Millones de naturales murieron por la guerra, las nuevas enfermedades y los trabajos forzados y vieron desaparecer su mundo, forzados a integrarse a otra cultura y religión. La inmigración de europeos y esclavos africanos no solo cambio la población de las Américas, si no que forjo una nueva cultura. Dos estados dominaban amplios territorios en América a la llegada de los europeos: el mexica o azteca en Mesoamérica, y el inca en la región andina. Ambos habían sometido casi a todos los pueblos en sus respectivas zonas. Feroces defensores de sus dioses y de su idea del orden cósmico, estuvieron en desventaja antes los conquistadores por su carencia de caballos, de la técnica bélica del hierro y la pólvora, así como la experiencia política que permitió a los europeos percatarse de las divisiones entre las diversas naciones indígenas y aprovecharlas. LA CONQUISTA

Consolidado el establecimiento de los españoles en la española (Santo Domingo), esta se convertiría en el centro de operaciones para las nuevas exploraciones y conquistas. En 1520 – 1522, Fernando de Magallanes y Sebastián Elcano lograron realizar el primer viaje circunnavegación, pero los españoles se concentraron en la exploración y conquista del nuevo mundo, que cruzaron a lo largo y ancho, venciendo todos los obstáculos. A principio los españoles consideraron que el desconocimiento de la religión cristiana justificaba una “guerra justa” contra los indígenas y pensaron esclavizarlos, pero la reina Isabel los prohibió. La conquista se fundó en la idea de la legítima soberanía de la corona de castilla sobre las nuevas tierras, porque las había encontrado y explorado. De la española salieron diversas expediciones para la conquista de las otras islas de las Antillas. Diego Velázquez y Pánfilo de Narváez conquistaron con tanto éxito la isla de cuba, ala que llamaron fernandina, que se convirtió en punto de origen de nuevas expediciones. Una nueva expedición, que no solo era mercantil sino de exploración, se encargo a Hernán Cortes cuyas dotes persuasivas lograron que sus amigos y conocidos vendieran sus pertenencias para comprar armas y bastimentos. El 18 de febrero de 1519, levo anclas con 100 marineros, 508 soldados, buenos capitanes, 200 indígenas caribeños, algunos negros, 16 caballos, algunos perros de presa, 10 cañones y muchas armas menores. Llegado a Veracruz, Cortés no iba a conformarse con solo explorar, aunque no tenía autoridad para conquistar, decidió fundar una ciudad y que se eligiera un cabildo en el nombre del cual se llevaría la conquista. El 8 de noviembre de 1519, Moctezuma y los gobernantes de tlacopac y Texcoco recibieron a los españoles a las puertas de la asombrosa México-Tenochtitlán. Cortés se percato de los peligros a que quedaba expuesto por haberse adentrado en Tenochtitlán y tomo preso a Moctezuma; le exigió el sometimiento el monarca español y un cuantioso rescate. Después de derribar los ídolos del templo mayor, al notar el malestar en la población, encarceló también a los otros gobernantes. Cortes solo contaba con 340 hombres, pero suplió su debilidad con astucia, oro y promesas, con lo que logro me muchos soldados se pasaran a su lado y le dieran la victoria. En su ausencia, Alvarado había colmado la paciencia de la población de Tenochtitlán por una matanza en el templo mayor, crimen que lo había decidido sublevarse, bajo la dirección de Cuitláhuac. Don Hernando regreso apresuradamente y utilizo a Moctezuma para tratar de calmar los ánimos, pero el pueblo apedreo al monarca, que murió a los pocos días. Esto determino a cortes a abandonar la ciudad con grandes pérdidas, la noche del 30 de junio de 1520, en que según la leyenda, lloro bajo el árbol, al que se llamo la noche triste. Después cortes sometió a los señoríos e hizo construir 13 bergantines; en mayo de 1521. Muerto el valiente Cuitláhuac a causa de la viruela introducida por un negro, fue elegido como soberano su hermano Moctezuma, joven de 18 años que se consagro a salvar a su pueblo. La caída de México-Tenochtitlán tuvo un gran impacto en toda Mesoamérica, y hasta el señor de los invencibles tarascos pacto su sometimiento a los castellanos. No obstante su importancia, solo era un momento en la conquista del territorio que se habría de convertir en virreinato de la nueva España. La conquista de Yucatán no se origino en México, pues francisco de Montijo, “el viejo”, uno de los capitanes de cortes, aprovecho su envió ante Carlos V para obtener la autorización de hacer la conquista de la península, que en realidad llevo a cabo su hijo, francisco de Montejo, “el joven”, entre 1540 y 1545. Las culturas americanas se habían desarrollado aisladas del resto del mundo, lo que hizo que su desarrollo fuera más lento. No alcanzar a hacer uso de los metales para la elaboración de instrumentos y carecieron de animales de tiro y carga. A la llegada de los españoles, el estado mexica había sometido a muchos pueblos que habitaban Mesoamérica y había impuesto a sus dos aliados, tlacopac y Texcoco. Algunos recursos tecnológicos con que contaban los españoles (armas y transportes, sobre todo) les facilitaron la conquista de los pueblos indígenas.

LA ORGANIZACIÓN POLITICA DE LA COLONIA Etapas de la organización política. El gobierno de Cortés y las dos audiencias. La fundación del virreinato. Hasta su partida a las hibueras, Cortés ejerció todos los poderes por Real Cédula de octubre de 1522. Para elaborar sus normas, Cortés aprovecho la experiencia adquirida en las Antillas y utilizo los cabildos españoles y las pequeñas unidades tributarias de la organización indígena. Los cabildos adquirieron importancia porque se encargaron de tomar decisiones acerca de esclavos, concesiones de tierras, minas, etc. Al partir Cortés, las autoridades que los sustituyeron cometieron abusos, lo que condujo a Carlos V a nombrar la primera audiencia. Esta se hizo célebre por sus desmanes y sus conflictos con los franciscanos, lo que convenció al real consejo de indias, encargado de los asuntos coloniales, de que debía establecerse el virreinato. Mientras llegaba el primer virrey, se nombro una segunda audiencia, que se distinguió por su moderación y por la justicia que se trato a los indios. En cierto sentido el virreinato duró hasta 1821, aunque sufrió dos cambios importantes: uno, en 1786, fue el del establecimiento de las doce intendencias, que restaron parte de la autoridad fiscal, militar y administrativa al virrey, entregándosela a los intendentes. La segunda transformación tuvo lugar al promulgarse en España la constitución de 1812, que abolió a los virreyes y los sustituyo por jefes políticos. El rey de España gobernaba a través de autoridades subordinadas, que lo hacían en su nombre: * Real y Supremo Consejo de Indias, que residía en la península y tenía autoridad casi absoluta pues reunía poderes legislativos, ejecutivos y judiciales * La Audiencia, formada por un presidente, que era el virrey, y varios oidores, que actuaba como tribunal superior y consejo administrativo del virrey. Era la más alta autoridad, excepto en asuntos militares y fiscales. A partir de 1572, en su seno se estableció el juzgado general de indios para impartir justicia a los naturales. Además de la audiencia de México, se creó en la nueva Galicia, subordinada a la primera. * El virrey representante del rey, capitán general y presidente de la audiencia, la que lo sustituía en caso de ausencia o de muerte. * Los visitadores, funcionarios enviados por el consejo de indias cuando ocurría alguna alteración en la tranquilidad de la colonia. * Los gobernadores, a cargo de las provincias de la nueva España: Yucatán, nueva Vizcaya, nuevo león, nuevo México. * Los corregidores o alcaldes mayores, jefes gubernativos y jueces en pequeños distritos; recaudaban tributo, decidían asuntos judiciales y recogían o distribuían productos. * Los cabildos, constituidos por alcaldes y regidores elegidos, administraban ciudades y poblados. * La iglesia, administradora de la religión, la educación y de las instituciones de beneficencia; dividida en clero secular y regular. * El tribunal del santo oficio o inquisición que perseguía a individuos acusados de practicar los credos prohibidos en el imperio, el judío, el protestante y el musulmán. LA EVOLUCION DE LA POBLACION

Los demográficos no se han podido poner de acuerdo en la cifra probable de población indígena a la llegada de las españoles, pero lo que sí es sabido que la conquista significo la muerte de miles y miles de indígenas. En buena medida la disminución impresionante de la población indígena determino la importación de esclavos africanos a las colonias españolas. Hacia 1550, sumaban ya 20 000 en el virreinato y a mediados del siglo siguiente se habían duplicado. Indígenas y españoles quedaron separados en dos repúblicas: la de los indios y la de los españoles, cada uno con sus propias autoridades. Las autoridades indígenas gozaron de mayor autonomía que las españolas hasta la constitución de 1812 pues ésta, al declarar la igualdad de todos los habitantes del imperio, permitió que mestizos y criollos controlaran muchos de los cabildos indígenas. La corona fomento en los primeros años la migración de mujeres españolas, que siempre fueron pocas y de familias completas. En 1574 se registraban 225 ciudades y villas españolas con unos 150 000 habitantes. A mediados del siglo XVI se limito la migración ante el temor de que se siguiera despoblando España, por lo que descendió la llegada de peninsulares. Se calcula que en 1803 habría unos 15000 españoles peninsulares. La población estuvo más distribuida y se concentraba en el centro y sur del territorio. El norte, más allá de zacatecas, san Luis potosí y Jalisco, estaba casi deshabitado. Al tiempo de la conquista, muchas indias nobles casaron con españoles, que de esa manera aseguraron tierras y privilegios y cuyos hijos fueron mestizos. Cuando estos eran hijos de matrimonio se les consideraba españoles, pero los nacidos fuera de este, en general, se sumaron a la raza de la madre, aunque se sintieran diferentes. Después de tres siglos de contacto, la sociedad era un mosaico de culturas, lenguas y aspiraciones, a los cuales unía solo habitar en el mismo territorio, tener la misma religión y ser súbditos de la corona. Se calcula que en 1803 habría unos 15 000 peninsulares y 1 500 000 criollos, 2 500 000 indios, 6 100 africanos, 1 231 000 mestizos y 1 005 000 castas. LA IGLESIA El propio Cortés solicito al envió de frailes y, en 1523 llegaron los primeros franciscanos. En 1526 llegarían los dominicos y en 1533 los agustinos. A mediados de siglo llegaron los jesuitas y más tarde otras órdenes, como las de dieguinos y mercedarios. Además de cristianizar, una de las primeras actividades de los misioneros fue la del defensor a los indios de los excesos de los españoles. La gran labor de cristianización que llevaba a cabo España condujo al Papa a conceder a la corona el ejercicio del Real Patronato, por medio del cual el rey podía dividir el territorio en diócesis, o sea, sedes de obispados o arzobispados, nombrar a las autoridades de la iglesia, no permitir que circularan bulas del Papa sin su aprobación y disponer de una parte del diezmo que se pagaba a la iglesia, es decir, el 10 % de lo que producía o ganaba una persona. De este tributo estaban eximidos los indígenas. Los frailes del clero regular, o sea, el recluido en conventos, obedecían a sus provinciales. Los sacerdotes del clero secular dependían de los obispos y arzobispos, que eran nombrados por la corona y consagrados por el Papa. Puesto que en toda la sociedad novohispana predominaba el espíritu religioso, a las propiedades que adquirieron las órdenes regulares durante su labor evangelizadora se sumaron las herencias para obras pías concedidas por difuntos que querían hacer meritos para el otro mundo. Muchos conventos tuvieron haciendas que, como ya dijimos, fueron productivas y estuvieron bien administradas. A estas riquezas se sumaron los productos del diezmo en especie, pagado a la iglesia, el cual almacenado, en épocas de escasez podía venderse a buen precio. Una parte del dinero de la iglesia se gastó en la construcción de suntuosas iglesias, pero la mayor parte se destino a obras de

caridad: orfanatorios, casas de recogimiento, hospitales y escuelas. LA ECONOMIA COLONIAL Como el botín de oro y plata era reducido, al consolidarse la conquista de la capital mexica Cortés tuvo que pagar con tierras a sus capitanes y soldados. Las tierras de los nobles indígenas se respetaron durante un tiempo, con todo y sus mayeques, pero después ellos en simples tributarios. En los pueblos indios, cada familia tenía derecho a una parcela y al uso del ejido, tierras comunales para la cría colectiva de animales o el corte de leña. Durante los primero años, el abastecimiento provino de la agricultura indígena con sus producciones de maíz, frijol, calabaza, chile y maguey, modernizada con la llegada de los animales de tiro y nuevas tecnologías. Cortés, frailes y los encomenderos introdujeron cereales, animales domésticos, rotación de cultivos, abono animal, el uso de la azada, del arado y el sistema de riego árabe de España. Durante el siglo VXIII, la disminución de la población indígena permitió que los españoles adquirieran grandes extensiones de tierra y las explotaran en gran escala. Para satisfacer sus necesidades básicas, muchas familias indígenas se establecieron dentro de los límites de las haciendas; otros trabajadores se contrataron temporalmente. Como las leyes lo prohibían endeudamientos por grandes cantidades, el peonaje por deudas fue mínimo. El descubrimiento de minerales preciosos fue gran estimulo para el poblamiento, pues creo poblados y haciendas para abastecer a quienes los trabajaban. Los lavaderos de oro se agotaron antes de 1540 y, a partir de 1532, empezaron a ser sustituidos por la explotación de la plata. En 1546 se descubrieron los ricos yacimientos de zacatecas y, en 1554 los de Guanajuato. Para explotar minas, bastaba con denunciar que las habían encontrado y trabajarlas, si se conseguía el financiamiento, el cual otorgaban generalmente los comerciantes. La corono favoreció esta actividad rebajando el impuesto llamado del quinto real, a solo decimo del valor del producto. La existencia de un gran mercado permitió el desarrollo de la industria, a pesar de las limitaciones impuestas por la metrópoli. Como los tejidos extranjeros escaseaban, aumentaron los obrajes y talleres que producían textiles en el bajío, Guadalajara y Oaxaca con algodón, lana y hasta seda. Nueva España importaba ropa, telas, papel, hierro, acero e instrumentos de Europa; azoque, aguardiente, vino, aceite y especias de España; sedas, telas y especias de china; cera de la habana y cacao de Venezuela. Exportaba cochinilla, añil, palo de Campeche, vainilla, azúcar y cueros a España; loza, textiles de algodón y cochinilla a manila y América del sur, y sobretodo plata amonedada, que se usaba en todo el mundo. CIENCIA Y CULTURA Los primeros educadores fueron los franciscanos. En 1523 fundaron la primera escuela en Texcoco y la segunda en México en 1526: en ellas se enseñaban catecismo, escritura, lectura, muisca y artes y oficios. También fundaron el colegio de santa cruz de Tlatelolco, en 1535, destinado a educar a los jóvenes nobles que mostraran aptitudes e inclinación para la vida sacerdotal. Los alumnos no solo aprendieron castellano, sino también el latín, prepararon un valioso herbario y auxiliaron a fray Bernardino de Sahagún a escribir la historia general de las cosas de nueva España. Por desgracias, su finalidad no la aprobaron ni los españoles ni los dominicos, por lo que se convirtió en una simple escuela de primeras letras hacia fines de aquel siglo. El virrey de Mendoza a fin de sistematizar la enseñanza, se empezó a pedir autorización para fundar una universidad. En 1551, inicio su vida la Real y Pontificia Universidad de México con facultades de artes, teología, cánones, leyes y medicina. La propia universidad estableció alguna clase de gramática latina, pero no hubo verdaderos colegios

hasta la llegada de los jesuitas. Se considero que la universidad debía servir para la difusión de la ortodoxia católica y para la preparación de los profesionales que el virreinato requería. La primera producción literaria fueron vocabularios, catecismos, doctrinas y relatos de milagros y de la aparición de la guadalupana, pero también se escribieron obras de historia. Sigüenza se destaco también como cosmógrafo, junto al jesuita Eusebio kino y diego Rodríguez; Juan barrios y fray francisco Jiménez sobresalieron en la medicina, lo mismo que Enrico Martínez y diego de Cisneros, en la historia natural. En el siglo XVIII destacarían el polígrafo Juan Antonio álzate, el médico y matemático José Ignacio bartolache, el físico José mariano mociño y los astrónomos Antonia león y gama y Joaquín Velázquez de león. Dos literatos expresaron cabalmente el espíritu novohispano; Bernardo de Balbuena, con su grandeza mexicana y la poetisa y científica Sor Juana Inés de la Cruz, cuyos villancicos, el Neptuno alegórico y el divino narciso se encuentran entre las mejores páginas de la literatura novohispana. 1.3 LA INDEPENDENCIA DE MEXICO En el siglo XVII, la nueva España era un reino rico y prospero, que vio esfumarse gran parte de su grandeza en el curso de medio siglo debido a muchas causas. Su base era frágil porque en su sociedad había grandes contrastes, pero el deterioro lo aceleró una serie de circunstancias. En primer lugar, hay que mencionar las reformas borbónicas establecidas por la corona española para modernizar el funcionamiento del imperio y obtener mayores ingresos de sus colonias. Las reformas afectaron a las principales corporaciones: la iglesia, el consulado de comerciantes y la burocracia, con lo que causaron honda división y descontento. En segundo lugar, las nuevas cargas fiscales y los prestamos voluntarios y forzosos impuestos a todos los grupos sociales del virreinato para pagar las guerras y el endeudamiento de la metrópoli, terminaron por descapitalizar a la nueva España. La ocasión para iniciar la lucha, la proporciono la crisis dinástica española en 1808, cuando Napoleón obligo a los reyes borbones a abdicar la corona en su reino. Puesto que las posesiones americanas dependían de la corona y no de la nación española, los americanos insistieron en que, al no existir los reyes legítimos la soberanía volvía al pueblo. El ayuntamiento de México quiso reunir, a semejanza de lo que había ocurrido en España, una junta que representara al reino para decidir cómo se iba a gobernar la nueva España mientras Fernando VII volvía al trono. Pero los españoles utilizaron la violencia y frustraron el intento pacifico, por lo que no quedo más camino que el de la conspiración y la rebelión que seguirían Hidalgo, Morelos y otros insurgentes. La guerra fue muy sangrienta y termino por arruinar la economía del virreinato. En 1820 el país estaba harto del desorden y la ineficiencia de la metrópoli para restablecer la normalidad del reino. Por eso, cuando Iturbide convoco a la concordia a todos los grupos, la nación mexicana acudió a su llamado. La independencia de México fue obra, sin duda, de las clases privilegiadas, primero de los criollos, a partir de 1810 y después (1819 en adelante) de los propios españoles puros o peninsulares que veían con temor el restablecimiento de la Constitución de Cádiz y demás reformas liberales. Aquí encontramos la causa o condición política que hace posible una revolución, el descontento de un sector económicamente solvente y poderoso, además de ilustrado, que se anima a promover la revolución, organizándola, dirigiéndola y, por supuesto beneficiándose de la misma. Esto no quiere decir que las clases populares, explotadas y totalmente desprotegidas, no hayan participado en este movimiento, que aunque fueron utilizadas como carne de cañón, al no mejorar su calidad de vida después de 1821, sí hubo intentos y disposiciones importantes para tal fin, pero que no se concretaron, ya que se dieron en plena lucha por la in dependencia. El movimiento en sus inicios,

con Hidalgo fue desordenado y violento, después Morelos se encargaría de organizarlo y disciplinarlo teniendo su mejor momento. Con la muerte del caudillo Morelos, a partir de 1816 la lucha entra en una etapa de decadencia, sin embargo, a partir de 1819 los cambios ocurridos en España fueron determinantes para consumar la independencia, de tal manera que los que habían luchado una década contra el movimiento, los aristócratas, los más altos funcionarios de la administración colonial, el alto clero, ahora se pasaban a las filas de la insurgencia, pero, con el propósito de proteger sus intereses de los vientos reformistas que estaban llegando de la metrópoli española. Causas, desarrollo y consecuencias. Después de casi 300 años de dominación colonial española, en 1810, nuestro país conocido en esta época como la Nueva España, empieza a sacudirse del yugo y dependencia de la corona española para tratar de iniciar una vida independiente. Los españoles nacidos en América, los criollos, que habían abrevado las ideas de la Ilustración, en especial, de Montesquieu, de Rousseau, de Voltaire, fueron adquiriendo otra visión acerca de la sociedad, la cultura, el gobierno, el pueblo, y poco a poco generaron la idea de que era necesario la independencia de esta parte del reino de España. Los criollos, que eran un sector importante en la sociedad novohispana, tenían acceso a la educación y a la cultura, tenían importantes propiedades e intereses como para vivir una vida holgada económicamente, el propio Hidalgo tenía una hacienda y dos ranchos, es decir, al parecer, no tenían ninguna necesidad como para conspirar y organizar el movimiento revolucionario, sin embargo lo hicieron, y la explicación está en que ambicionaban el poder político que los españoles peninsulares, los puros, les estaban negando, por ejemplo, un criollo no podía ser Virrey, ni oidor de la Real Audiencia ni ocupar cualquier otro puesto de primer nivel en la estructura de la administración pública colonial, ni tampoco en la eclesiástica, es decir, estaban relegados por el simple hecho de ser criollos. Miguel Hidalgo, Ignacio López Rayón, Juan Aldama, Ignacio Allende, Mariano Abasolo, entre otros criollos, que tenían una posición económica envidiable, se lanzaron en la lucha por la independencia para favorecer sus propios intereses. Pero, tanto el movimiento como las ideas que lo originaron se fueron radicalizando al calor de lucha revolucionaria, Miguel Hidalgo supo entender muy bien el papel histórico que estaba desempeñando y lo asumió con toda la responsabilidad que fue capaz, entendió que un movimiento solo por el poder para sustituir a los españoles puros en el gobierno por los criollos, no tenía sentido ni congruencia con el gran movimiento social que ya se había desencadenado. De esta manera se comprende la actitud de Hidalgo al abolir la esclavitud y propugnar por el establecimiento de un congreso cuyas leyes destierren la pobreza, moderen la devastación del reino y la extracción de su dinero. Además le da a la independencia un contenido agrario al declarar que se deben entregar a los indios las tierras de cultivo y garantizar el goce exclusivo de sus tierras comunales. Fue el 16 de septiembre de 1810, el día histórico para iniciar la emancipación de nuestra patria, las condiciones estaban dadas, tal como lo manifiesta el entonces obispo de Valladolid, Manuel Abad y Queipo en su "Representación" hecha al rey de España a fines de 1799, cuando le informa con lujo de detalles la situación económica y social que guardaba la Nueva España, más o menos de la siguiente manera: que la población estaba compuesta de cuatro millones y medio de habitantes y que sólo un décimo de la población (los españoles) gozan de la riqueza , propiedades y beneficios, mientras que los otros nueve décimos(indios y castas) se abaten en la mayor miseria y degradación social. Además Abad y Queipo advertía sobre la necesidad de expedir leyes benéficas para los indios.

Esto no quiere decir que este obispo haya estado de acuerdo con el movimiento por la independencia, sino todo lo contrario, incluso, fue uno de los que excomulgaron a Hidalgo por considerarlo revolucionario, enemigo del orden social y por atacar la propiedad de la tierra. El inicio del movimiento independentista fue violento y desordenado, Hidalgo encabezó, junto con Allende, Aldama, Abasolo, Jiménez, un ejército de más de 100 mil hombres, pero mal armados, mal alimentados e indisciplinados, lo cual fue factor decisivo de sus derrotas. Derrotados en Puente Calderón, los caudillos de la insurgencia decidieron marchar a los Estados Unidos y en Acatita de Baján, Chihuahua, son traicionados por Ignacio Elizondo que se había pasado a las fuerzas realistas. El Padre de la Patria, Don Miguel Hidalgo y Costilla, fue sujeto a un consejo de guerra que lo condenó a muerte el 30 de julio de 1811, a las siete de la mañana, don Miguel Hidalgo recibió la noticia de que sería conducido al sitio de su ejecución. Antes de partir al paredón, Hidalgo repartió unos dulces entre los integrantes del pelotón de fusilamiento y otorgó su perdón a quiénes lo fusilarían. Don Miguel Hidalgo le pidió al pelotón de fusilamiento que para tener un blanco seguro dispararan sobre su mano derecha que pondría sobre el pecho; se negó tanto a vendarse los ojos como a sentarse de espaldas al pelotón. La primera descarga de fusilería atravesó su mano sin tocar el corazón. Una segunda descarga lo hizo rodar por el suelo, pero aún con vida, fue necesario darle tres tiros más para terminar con su existencia. El cuerpo ensangrentado de don Miguel Hidalgo fue expuesto al público afuera de la prisión. La cabeza del caudillo fue cercenada y colocada en una jaula de hierro para trasladarla posteriormente a Guanajuato y colgarla, en uno de los ángulos de la Alhóndiga de Granaditas; cada uno de los otros tres ángulos de la Alhóndiga exhibía respectivamente, las cabezas de Allende, Aldama y Jiménez. Sin embargo, el movimiento no se apagó, la mecha revolucionaria estaba encendida y era difícil sofocarla, patriotas como José María Morelos y Pavón, los hermanos Galeana, Mariano Matamoros, Nicolás Bravo, Guadalupe Victoria y Vicente Guerrero, entre otros, continuarían luchando contra la corona española, a pesar de las adversidades y del riesgo que corrían sus vidas. Con Morelos, el movimiento tuvo su mejor momento, el ejército insurgente fue reorganizado, disciplinado, reducido y armado convenientemente. A diferencia del ejército de Hidalgo, Morelos encabezó un ejército de aproximadamente de 6 mil hombres, la amarga experiencia de Hidalgo era valiosamente aprovechada. Al respecto decía Morelos: " Veo de sumo interés escoger la fuerza con que debo atacar al enemigo, más bien que llevar un mundo de gente sin armas ni disciplina. Cierto que pueblos enteros me siguen a la lucha por la independencia, pero les impido diciendo que es más poderosa su ayuda labrando la tierra para darnos el pan a los que luchamos y nos hemos lanzado a la guerra". Sin duda, Morelos fue el gran organizador del ejército insurgente, un genio militar, que supo enfrentar y resistir a un poderoso ejército realista de 80 mil hombres. Pero también tiene el mérito extraordinario como reformador social y político, dicta disposiciones sobre restitución de tierras, además propone que las comunidades indígenas debían recobrar la propiedad de sus tierras, montes y aguas y veía como indispensable destruir el latifundio "...para facilitar la pequeña agricultura y la división de la propiedad, porque el beneficio positivo de la agricultura consiste en que muchos se dediquen con separación a beneficiar un corto terreno que pueda asistir con su trabajo e industria, y no en que un solo particular tenga extensas tierras infructíferas esclavizando a millares de gentes para que cultiven en la clase de gañanes o esclavos, cuando pueden hacerlo como propietarios de un terreno limitado con libertad y beneficio suyo y del público" ; de esta manera, Morelos daba a la lucha por la independencia un verdadero contenido social y el carácter de una revolución agraria, de

tal forma que puede considerársele como el verdadero precursor de la reforma agraria en México. Morelos tenía, sin duda, la visión del gran estadista, consideró necesario unificar a las fuerzas insurgentes, elaborar un ideario político que le diera sustento ideológico a la revolución y, sobre todo, crear un gobierno central y fuerte para salvar al movimiento; por ello convoca a la creación de un Congreso en 1813, que se instala el 14 de septiembre de 1813 en donde expone los 23 puntos de "Sentimientos de la Nación" en el cual expresa con claridad y precisión extraordinarias, la doctrina y los fines de la revolución de independencia. Con la muerte de Morelos el 22 de diciembre de 1815 termina la etapa de la organización del movimiento. A partir de 1816 la lucha por la independencia entró en una etapa de decadencia, tal parecía que toda la sangre derramada hasta entonces había sido en vano. El Virrey Apodaca implementó un trato diferente con la insurgencia, ofreció indulto a los principales líderes revolucionarios para sofocar el movimiento, algunos aprovecharon la circunstancia para salvar sus vidas y propiedades, pero otros como Vicente Guerrero y Guadalupe Victoria, optaron por seguir luchando a favor de la independencia de nuestra patria. Para entender las causas y la forma en que se consumó la independencia, es necesario referirnos a los acontecimientos ocurridos en España a partir de 1820 y en especial al restablecimiento de la Constitución liberal de Cádiz de 1812 y a nuevas reformas orientadas contra el poder de la Iglesia. Españoles y criollos que habían luchado en contra de Hidalgo y Morelos ahora estaban de acuerdo y hasta se organizarían para llevar a cabo la independencia. Es decir, a final de cuentas, ésta fue obra de los realistas, que por salvar sus intereses y propiedades ahora la promovían, por temor a las leyes y reformas liberales que tarde o temprano llegarían y les afectarían. Agustín de Iturbide fue el instrumento de las fuerzas conservadoras para consumar la independencia, este criollo, ambicioso y de muy mala reputación, pretendía primero acabar con la insurgencia que comandaba principalmente Guerrero, pero al comprender que esto sería muy difícil o tal vez imposible, decide pactar con él, mediante el Plan de Iguala, proclamado el 24 de febrero de 1821, donde se establece la absoluta independencia de la Nueva España. De esta manera los dos ejércitos contrincantes, el realista y el insurgente se unen, conformando el ejército trigarante o de la Tres garantías (religión, unión e independencia). El 24 de agosto del mismo año, se confirma y se consolida la independencia mediante los Tratados de Córdoba. En la forma como se logró la independencia de México, muy conservadora, por cierto, encontramos las causas de la crisis política, económica y social en que se debatió nuestro país en los primeros casi cincuenta años de su vida independiente. Una situación de anarquía, de lucha por el poder entre conservadores y liberales, federalista y centralistas que querían imponer su modelo de organización política por la vía de las armas. Lo importante del histórico y trascendente suceso del movimiento de independencia de México, iniciado por Hidalgo y Allende y consumado por Iturbide y Guerrero, fue que la entonces Nueva España, hoy México, pudo romper con los lazos de dependencia colonial y nacer a la vida independiente como nación libre y soberana. Otros problemas vendrían, pero el primer paso ya estaba dado. 1.4 LA REVOLUCION MEXICANA La Revolución Mexicana es uno de los acontecimientos más importantes de la historia de México y principalmente del siglo XX.

Con esta, dio fin la larga dictadura porfirista y se paró a una etapa difícil por la participación de distintas tendencias revolucionarias y sus respectivos caudillos, que al tener propósitos y objetivos diferentes unos de otros, lucharon entre sí para favorecer sus intereses. La revolución iniciada por Madero con el plan de san Luis, fue provocada por causas de orden político, económico y social. El propósito inicial era el derrocamiento de Porfirio Díaz de la presidencia de la República. La revolución maderista fue acogida con beneplácito por grandes sectores de la sociedad mexicana, principalmente por los campesinos, que esperanzados por lo prometido por madero, se lanzaron a la lucha armada; villa, Orozco y zapata, encabezaron esta lucha campesina, pero pronto se dieron cuenta de que el reparto o la restitución de las tierras era lo que menos importaba a los dirigentes del movimiento. Tanto madero como Carranza pensaban que las reformas sociales debían aplazarse, primero estaban la solución a las demandas políticas, más que sociales, lo que origino que primero, los zapatistas se alzaran en armas contra el gobierno maderista al considerarlo como traidor al no restituirles las tierras a las comunidades campesinas. Más tarde, después del triunfo constitucionalista sobre el hieratismo, los villistas se rebelarían contra Carranza. CAUSAS El envejecimiento del sistema y la inmovilidad del gabinete porfirista.- se refiere a no solo a la prolongada permanencia de Porfirio Díaz en la presidencia de la República, sino también de sus secretarios de estado, de gobernadores de los estados y demás funcionarios públicos que se habían enquistado en el poder con todas las prerrogativas y privilegios que les ofrecía la dictadura. Para darnos una idea el ministro más joven tenía 60 años de edad y por lo menos, 20 años en el puesto. En 1910 Porfirio Díaz tenía ya 80 años de edad, la mayoría de sus colaboradores estaban también muy viejos y solo se sustituían a los que morían, como en el caso del gobernador de Sinaloa, Francisco cañedo, que fallece en 1909, al cual le sucede, por imposición, Diego Redo, partidario de Díaz. Ante esta situación la oposición va en aumento, principalmente de la clase media y de algunos sectores privilegiados que se sentían con el derecho a participar del poder político, como es el caso de Madero y Carranza en Coahuila; y, Obregón y Calles en Sonora. El incumplimiento de las declaraciones en la entrevista "Díaz-Creerán". En esta entrevista el dictador Porfirio de la Cruz Díaz Mori, en 1908, manifiesta al periodista norteamericano J. Creerán, entre otras cosas, que ya no volvería a ser candidato a la presidencia en 1910, que México estaba preparado para la democracia, que vería con buenos ojos la aparición de partidos políticos de oposición, que ya ha había una clase media que era el motor de la sociedad; en suma, hizo declaraciones que pusieron en actividad a aquellos sectores de la sociedad mexicana que querían participar de la vida política del país y que hasta el momento no podían hacerlo o si algunos lo hacían era para seguirle el juego al gobierno de Díaz. Así se creó, en 1909, el Club Central Antirreleccionista dirigido por Francisco I. Madero, que dio pauta a la creación del Partido Nacional Antirreleccionista, del cual fue elegido candidato presidencial para participar en las elecciones de 1910, contra Díaz. El fraude electoral de 1910 contra Madero.- Como candidato a la presidencia, Madero inició su campaña proselitista, que al principio, el gobierno de Díaz no le tomó importancia, pero a medida que la popularidad del candidato se fue incrementando, empezó a preocupar a la dictadura y pasó a tomar cartas en el asunto, mandó encarcelar a Madero acusándolo de incitar al pueblo a la violencia, pero logra huir hacia San Antonio Texas, Estados Unidos, donde redacta el Plan de San Luis en donde declara nulas las elecciones y hace un llamado al pueblo a levantarse en armas a partir de las seis de la tarde del 20 de noviembre de 1910. Rosendo Bolívar Meza nos dice como fue el fraude

electoral de 1910: "… Estando preso Madero, se realizaron las elecciones en que Díaz se reeligió una vez más. Aunque en estas elecciones hubo gran cantidad de votos a favor de Madero, estos fueron anulados porque le habían quitado sus derechos constitucionales."2 La difusión de las ideas del magonismo. Las ideas revolucionarias de los hermanos Flores Magón que hacían un llamado al pueblo a tomar las armas contra la dictadura desde antes de 1910, fueron abriendo las mentes y las conciencias de campesinos, pero fundamentalmente de los obreros de las fábricas, a través del periódico Regeneración y del Manifiesto del Partido Liberal Mexicano en 1906. La importancia histórica del magonismo, según El Colegio de México es que: "… dirigieron las críticas más constantes y certeras al régimen porfirista y gracias a Regeneración se concientizaron y politizaron muchos mexicanos; en sus filas adquirieron experiencia varios líderes que luego destacarían en la revolución Mexicana, y sus estancia en Estados Unidos sirvió para minar el prestigio internacional de don Porfirio" La crisis económica de 1908. - Este año cayó la producción de maíz y los precios de otros productos. La balanza comercial fue negativa al bajar las exportaciones e importaciones. Esto trajo como resultado el deterioro del nivel de vida de amplios sectores de la población lo que aumentó el descontento social. Descontento de la clase media emprendedora. La situación financiera estaba totalmente acaparada por el grupo más cercano a Díaz, los "científicos" que destinaban los créditos a financiar sus propios proyectos. Por otro lado los terratenientes o latifundistas, al tener sus tiendas de raya, a través de la cual les pagaban el mísero salario a sus trabajadores, obstaculizaba el desarrollo del capitalismo al limitar el intercambio dinero-mercancías. Esto no era nada favorecedor para la clase media que aspiraba a crear negocios o a que crecieran los que ya tenían. Descontentos de los campesinos. Los campesinos mexicanos trabajaban sus propias tierras como jornaleros, porque éstas les habían sido arrebatadas por la política agraria de Porfirio Díaz para beneficiar a los aristócratas o a los que le habían apoyado para llegar al poder y permanecer en él. Las compañías deslindadoras que se crearon para denunciar tierras vírgenes, catastrarlas y hacerlas productivas, optaron por lo más fácil, arrebatar las tierras a las comunidades indígenas, argumentando que no tenían dueño. El gobierno les regalaba a dichas compañías un tercio de lo deslindado y los otros dos tercios se los vendía a precios bajísimos, de tal manera que por este medio se formaron inmensos latifundios a costa de la propiedad comunal indígena. Por estos hechos, los campesinos se levantaron en armas al llamado del Plan de San Luis, porque en él Madero prometía restituir las tierras a las comunidades que habían sido despojadas de ellas por medios ilegales. La sobreexplotación del trabajo asalariado en minas, fábricas y haciendas.- Si ciertamente durante el porfiriato se dio un gran crecimiento económico, éste fue posible a la explotación del pueblo trabajador y a la explotación inmoderada de los recursos naturales. Los peones en las haciendas trabajaban de sol a sol, las deudas con la hacienda, injustas, se heredaban de padre a hijo, les pagaban un raquítico salario y además sufrían constantes humillaciones y vejaciones por parte de los hacendados que eran totalmente inmunes por cuanto delito cometían. En las fábricas de los extranjeros, los obreros trabajaban largas jornadas de trabajo (12 a 14 horas diarias), con mísero salario, sin indemnizaciones, pensiones ni ninguna prestación social de la que ahora gozan los trabajadores. Trabajaban mujeres embarazadas, menores de edad, en fin era una explotación cercana a la esclavitud, aunque ésta, según Kenneth Turner, en su obra México Bárbaro, se encontraba, hacia finales del porfiriato en su más amplia y cruel expresión, principalmente en los valles henequeneros del Valle de Yucatán. DESARROLLO.

Plan de San Luis y sus repercusiones. La Revolución Mexicana inició con la proclamación del Plan de San Luis, fechado el 5 de octubre de 1910. En este plan, Madero hacía un llamado al pueblo a levantarse en armas para el 20 de noviembre, declara nulas las elecciones presidenciales de 1910 por considerarlas fraudulentas, se proclama presidente provisional, consagra el principio de sufragio efectivo, no reelección, así como también promete restituir a los campesinos las tierras que les habían sido arrebatadas por los hacendados a raíz de la cruel política agraria del porfiriato. Pronto se desató el movimiento armado, primero en Chihuahua, Durango, después en Morelos y así por toda la República para luchar contra el gobierno porfirista. Ante el avance de la revolución maderista, Porfirio Díaz intentó hacer algunas reformas a la Constitución, pero entrarían en vigor hasta que terminara su periodo presidencial (1916), también el viejo dictador tuvo que reconformar su gabinete por la renuncia de algunos de sus integrantes; evidentemente que tales acciones no contuvieron a los revolucionarios, el río caudaloso de la historia era ya incontenible y en éste, la caída de la vieja dictadura. La toma de Ciudad Juárez el 10 de mayo de 1911 por Francisco Villa y Pascual Orozco fue determinante para que el gobierno del general Díaz enviara representantes para terminar con la revolución y lograr una negociación muy favorable, no precisamente para Díaz, pero si para sus colaboradores que permanecerían en el poder. A esta negociación, pacto o tratado se le conoce como el Tratado o Acuerdo de Ciudad Juárez firmado el 21 de mayo de 1911. Acuerdos de Ciudad Juárez y sus contradicciones (revolución no aprovechada) Astutamente, el gobierno porfirista, al verse perdido ante la ola revolucionaria maderista, negocia su derrota para triunfar. Al relacionar y comparar los puntos del Plan de San Luis y de los Acuerdos de Ciudad Juárez, se observan en éstos grandes diferencias y contradicciones. Primero, en los Acuerdos de Ciudad Juárez se acepta la renuncia de P. Díaz y Ramón Corral como presidente y vicepresidente de la República, respectivamente; esto quiere decir que se estaban reconociendo sus cargos, mientras que en el Plan de San Luis se desconocían porque habían llegado a ellos en forma fraudulenta. Segundo, en los Acuerdos de Ciudad Juárez se acepta que la presidencia recaiga en Francisco León de la Barra, miembro del gabinete porfirista, el cual convocaría a elecciones presidenciales; tenemos aquí otra violación al Plan de San Luis porque según éste, Francisco I. Madero asumiría la presidencia provisional, sin embargo dejaba ésta en manos de los porfiristas, otro gran error de Madero. Tercero, se declaraba el licenciamiento de las fuerzas armadas, porque según estos negociadores la revolución había acabado, Díaz se retiraba del poder y ahora todo sería paz y tranquilidad, sin embargo en este tratado no se hacía ninguna mención de la restitución de las tierras que se habían prometido en el Plan de San Luis, por lo tanto los campesinos se sintieron traicionados, no depusieron las armas por la simple y sencilla razón de que no les habían entregado sus tierras. Revolución que transa, que negocia, es revolución suicida. Así fue, una revolución triunfante fue prácticamente regalada al enemigo. Madero, que creía ciegamente en la democracia y en los hombres, pactó el triunfo revolucionario con los porfiristas prácticamente derrotados, entregó el gobierno provisional a ellos y como resultado de los Acuerdos de Ciudad Juárez se creó un gobierno mixto, se repartieron entre maderistas y porfiristas las gubernaturas de los Estados y las posiciones en el gabinete presidencial. Antes de firmar los Acuerdos de Ciudad Juárez, Venustiano Carranza fijó su postura en contra de éstos, de manera clara veía venir lamentables sucesos al negociar de esa forma con el enemigo y sentenciaba: "… Revolución que transa, es revolución perdida. Las grandes reformas sociales que exige nuestra patria, sólo se llevarán a cabo por medio de victorias decisivas. Las revoluciones para triunfar de un modo definitivo necesitan ser implacables. ¿Qué ganamos con la retirada de los señores Díaz y Corral? Quedarán sus amigos en el poder; quedará el sistema corrompido que hoy combatimos. El interinato será una prolongación viciosa, anémica y estéril de la dictadura. Al lado de esta rama podrida el elemento sano de la Revolución se contaminaría. Sobrevendrán días de luto y de miseria para la República y el pueblo nos maldecirá porque, por un humanitarismo enfermizo, habremos malogrado el fruto de tantos esfuerzos y tantos sacrificios. Lo repito: revolución que transa, se suicida." Los sucesos ocurridos durante el interinato de León de La Barra y de la presidencia de

Madero confirmaron este presagio. El propósito de los Acuerdos de Ciudad Juárez, como lo dice Rosendo Bolívar Meza fue "… dar por concluida la revolución y realizar el licenciamiento de las tropas revolucionarias, es decir, desarmar a las masas campesinas y restablecer el orden jurídico burgués, sin embargo, no hacían mención sobre el problema de la tierra, ni sobre ningún otro de los puntos mencionados en el Plan de San Luis…". Los operadores de los Acuerdos de Ciudad Juárez creyeron que terminaba la revolución, bueno, la de ellos sí, que era eminentemente política, que buscaba sólo cambios y reacomodos en el poder, pero en el horizonte mexicano, en el campo, en las ciudades y en todas partes de la República iniciaría la revolución social, la que demandaba mejores condiciones de vida y de trabajo para obreros y campesinos; por lo tanto, era evidente que el movimiento popular, social y sobre todo agrario, seguiría su lucha, principalmente con Emiliano zapata y Francisco Villa. El gobierno de Madero y sus dificultades. Al llegar Francisco Ignacio Madero a la presidencia de la República a principios de noviembre de 1911, después del interinato de Francisco León de la Barra, la situación no era nada favorable para el caudillo coahuilense. Tenía enemigos por todas partes. Como resultado de los Acuerdos de Ciudad Juárez, muchos porfiristas quedaron en el gobierno interino que se encargaron de hacerle la vida imposible. Como Presidente de la República se enfrentó a una gran inestabilidad política: primero, tuvo que luchar contra un poder legislativo que le era totalmente adverso, pues era mayoritariamente porfirista; segundo, aprovechando la libertad de prensa, fue atacado por sus enemigos que lo ridiculizaban severamente; tercero, tuvo que enfrentar las rebeliones armadas de Bernardo Reyes, Pascual Orozco, Félix Díaz, y, la de Emiliano Zapata. Madero era una persona que confiaba en la gente, creía que con la democracia se resolverían todos los problemas de la sociedad. No estaba en contra de la inversión extranjera, sólo pensaba que había que regularla adecuadamente. Pensaba que a los peones había que pagarles más y darles un mejor trato, no estaba muy convencido de expropiar los latifundios y entregárselos a los campesinos. Esto último lo entendió muy bien Zapata y proclama su Plan de Ayala a menos de un mes de que madero asumiera la Presidencia de la República. En suma, para principios de 1913, se presagiaba el fin del gobierno maderista, pues tenía en su contra tanto a revolucionarios como Zapata, como a fuerzas conservadoras que deseaban el retorno a la paz porfiriana, éstos últimos organizarían la contrarrevolución por medio del golpe de estado a partir del 9 de febrero de 1913 hasta el 19 de ese mismo mes, conocido como la "Decena Trágica", en la que obligan a renunciar a Madero y a Pino Suárez a la presidencia y vicepresidencia de la República, respectivamente, teniendo este episodio el desenlace fatal del asesinato de ambos el 22 de febrero. El Plan de Ayala, programa eminentemente agrario y social. Emiliano Zapata junto con sus más cercanos colaboradores, entre ellos su hermano Eufemio y su compadre Otilio Montaño, redactaron el Plan de Ayala el 25 de noviembre de 1911, teniendo como principal justificación el incumplimiento que Madero había hecho a los campesinos de restituirles las tierras. Se consideraba a Madero traidor, por lo tanto, se desconocía su gobierno y se demandaba fundamentalmente la devolución de las tierras a los campesinos que se las habían arrebatado. Los acuerdos de Ciudad Juárez no convencieron a los zapatistas, por lo tanto, no entregaron las armas, ellos querían la tierra, su medio fundamental de subsistencia, no entendían para nada acerca

de la democracia y la democratización de la vida política del país, seguramente pensaban que con la democracia no se come y con la tierra sí, querían una solución inmediata a su problema agrario, pero Madero pensaba solucionarlo gradualmente, al no estar totalmente convencido de expropiar los latifundios que estaban en manos de poderosos terratenientes. La Decena Trágica y sus responsables. Las fuerzas más conservadoras, recelosas y totalmente desconfiadas de un gobierno titubeante e inexperto, decidieron asestar el golpe de Estado que daría fin al gobierno democrático maderista. Los líderes golpistas fueron los militares Manuel Mondragón y Gregorio Ruiz, secundados por el civil Rodolfo Reyes que pretendía liberar a su padre Bernardo Reyes, de la cárcel de Tlatelolco. Este suceso comenzó el 9 de febrero con la liberación de Bernardo Reyes y Félix Díaz que se sumaron al movimiento contrarrevolucionario. Madero confía las tropas del gobierno al general Victoriano Huerta, pero éste retarda las acciones porque también estaba inmiscuido traidoramente, en contra de Madero. El 19 de febrero se consuma el golpe de estado al obligar a renunciar a Madero y a Pino Suárez a sus respectivos cargos. Cabe aclarar que en este lamentable acontecimiento, resalta la participación del embajador norteamericano Henry Lañe Wilson, apoyando abiertamente a los golpistas, porque según él las relaciones diplomáticas entre México y los estados Unidos se habían deteriorado, los intereses económicos estadounidenses en nuestro país habían disminuido, además envió informes alarmistas sobre la inseguridad de los estadounidenses, sus propiedades y capitales invertidos en México. En la embajada norteamericana se acordaron las acciones y todo el plan a seguir para el golpe de Estado; al respecto Rosendo Bolívar Meza expresa: "La Decena Trágica concluyó con un acuerdo entre los jefes rebeldes encabezados por Félix Díaz y el jefe del ejército federal, Victoriano Huerta, por el cual se destituyó a Madero de la presidencia, se designó a Huerta presidente provisional, se formó un nuevo gabinete y quedó Félix Díaz en libertad de acción para presentar su candidatura a la presidencia de la república en las siguientes elecciones." A este acuerdo se le conoce como el Pacto de la Embajada. Tras la renuncia de Madero, asume la presidencia provisional, de acuerdo a la Constitución, el Secretario de Relaciones Exteriores, Pedro Lascuraín, pero sólo el tiempo necesario (menos de una hora), para nombrar Secretario de Gobernación a Victoriano Huerta, renunciar a la presidencia y así abrirle paso a la presidencia de la República, por el hecho de estar vacantes la presidencia, la vicepresidencia y la Secretaría de Relaciones Exteriores. Así, manchado de sangre y de manera "legal", Victoriano Huerta usurpa la presidencia de la República. Pero los revolucionarios se agruparían contra esta usurpación e ilegalidad y se daría inicio a la etapa constitucionalista encabezada por Venustiano Carranza, entonces Gobernador de Coahuila. El Plan de Guadalupe. En busca de la legalidad. Reagrupación de diferentes tendencias revolucionarias. Con la llegada a la presidencia de Victoriano Huerta de forma ilegal y manchado de sangre como consecuencia de la decena trágica, Carranza rompe relaciones con este usurpador y encabeza el Plan de Guadalupe, fechado el 26 de marzo de 1913, que a la letra dice: Primero. Se desconoce al general Victoriano Huerta como Presidente de la República. Segundo. Se desconoce también a los Poderes Legislativo y Judicial de la Federación. Tercero. Se desconoce a los gobiernos de los estados que aún reconozcan a los poderes federales que forman la actual administración, treinta días después de publicado este plan. Cuarto. Para la organización del ejército encargado de hacer cumplir nuestros propósitos, nombramos como Primer jefe del Ejército, que se denominará "Constitucionalista", al ciudadano Venustiano Carranza, gobernador del estado de Coahuila.

Quinto. Al ocupar el Ejército Constitucionalista la ciudad de México, se encargará interinamente del Poder Ejecutivo el ciudadano Venustiano Carranza, Primer Jefe del Ejército, o quien le hubiera sustituido en el mando. Sexto. El Presidente interino de la República convocará a elecciones generales tan luego como se haya consolidado la paz, entregando el poder al ciudadano que hubiese sido electo. Séptimo. El ciudadano que funja como Primer Jefe del Ejército Constitucionalista en los estados cuyos gobiernos hubieren reconocido al de Huerta, asumirá el cargo de gobernador provisional, y convocará a elecciones locales, después de que hayan tomado posesión de sus cargos los ciudadanos que hubiesen sido electos para desempeñar los poderes de la Federación, como lo previene la base anterior. Como se observa, en este plan no se incluyen las demandas sociales que le estaban dando la fuerza al movimiento armado, era más bien un programa de orden político, para restaurar la legalidad y el orden constitucional, no se prometía nada a las masas populares, aunque Carranza consideraba que las reformas sociales vendrían por sí solas, gradualmente, primero lo primero y esto implicaba para él, el restablecimiento del imperio de la ley, las reformas tendrán que hacerse, decía, después, pero sin prometerse en este plan. El 24 de septiembre de 1913, Venustiano Carranza pronuncia en Hermosillo, Sonora, uno de los discursos más importantes de la Revolución, en donde resalta lo siguiente: "El Plan de Guadalupe no encierra ninguna utopía, ni ninguna cosa irrealizable, ni promesas bastardas con intención de no cumplirlas; el Plan de Guadalupe es un llamado patriótico a todas las clases sin ofertas ni demandas al mejor postor; pero sepa el pueblo de México que terminada la lucha armada a que convoca el plan de Guadalupe, tendrá que principiar formidable y majestuosa la lucha social, la lucha de clases, queramos o no queramos nosotros mismos y opónganse las fuerzas que se opongan…" Carranza sabía muy bien la naturaleza de las revoluciones y que el río caudaloso de la historia no podía detenerse, que aunque el no quisiera, se tendrían que dar las reformas sociales y económicas que el pueblo necesitaba. Aún cuando en el Plan de Guadalupe no se incluían, ni por asomo, las demandas sociales que demandaban los campesinos y los obreros, los grupos revolucionarios que habían apoyado a Madero, le dieron su apoyo, como el caso de Villa y Zapata; Pascual Orozco en cambio, se puso del lado de Huerta. En esta etapa llamada constitucionalista aparece Álvaro Obregón, dándole el apoyo militar y político a Carranza, comandando el Ejército del Noroeste, al que la División del Norte de Francisco Villa estaba adscrito. Pablo González, por su parte encabezaba el Ejército del Noreste, con el que Carranza coincidía más en lo político e ideológico, pero que desafortunadamente para el Primer Jefe, tenía una menor fuerza social y militar que Villa y Obregón. Francisco Villa, con su División del Norte, encabezaba el ejército más poderoso de la revolución y su papel fue decisivo en la derrota del hieratismo, pero Villa no era de las simpatías ni confianzas de Carranza, sin duda en esto influían la clase social a la que pertenecían, su ideología y cultura. En Carranza hubo un cierto temor a que el villismo lo rebasara e hizo todo lo posible por debilitarlo y entorpecerlo. Villa envía su renuncia como jefe de la División del Norte ante Carranza, éste la acepta, pero los generales villistas sostienen a su jefe, insubordinándose contra el ejército constitucionalista. Sin embargo, mediante el Pacto de Torreón, el 8 de julio de1914, se resolvieron aparentemente las diferencias entre Villa y Carranza, a esto nos dice Bolívar Meza: "… En este pacto la división del norte reconoció a Carranza como primer jefe del ejército constitucionalista y cesó su insubordinación, y la jefatura constitucionalista reconoció a Villa como jefe de la división del norte (…). Carranza se comprometió también a convocar a una convención de jefes constitucionalistas, una vez derrotado Huerta (…) implantar un régimen democrático, procurar el bienestar de los obreros, emancipar a los campesinos y distribuir las tierras." Como resultado de las victorias del ejército constitucionalista, Victoriano Huerta renuncia a la

presidencia el 15 de julio de 1914, sustituyéndolo Francisco Carbajal, quien se rindió a los revolucionarios, a través de los Tratados de Teoloyucan, el 13 de agosto de 1914. Al día siguiente, el ejército al mando de Obregón, hace su entrada triunfal a la capital del país y Carranza, en atención al Plan de Guadalupe, asume la Presidencia Provisional de la República. En cuanto a Zapata, Carranza le da un trato de bandolero y no de revolucionario. Así como con Villa, Zapata no era para nada en quién confiar. Zapata entendió que el Primer Jefe no le resolvería el problema agrario que fundamentalmente estaba demandando. Aunque Carranza argumentaba que la reforma social vendría, pero todo a su tiempo y anteponiendo la ley y el orden a ello, los zapatistas querían solución inmediata a su demanda por la tierra, por lo tanto, en agosto de 1914, dieron a conocer un manifiesto donde fijaron sus posiciones políticas, donde dan a conocer que su participación en la revolución no era para conquistar puestos políticos, sino para recuperar sus tierras; plantearon que fueran los jefes combatientes los que designaran al presidente interino y que quien asumiera el cargo aceptara los tres grandes principios del Plan de Ayala: expropiación de tierras por causa de utilidad pública, confiscación de bienes a los enemigos del pueblo y restitución de tierras a los individuos y comunidades despojadas. De no lograrse lo anterior, la lucha zapatista seguiría hasta imponerse. Con todo lo anterior, podemos afirmar que en el seno de la revolución mexicana, participaron dos movimientos distintos. Uno político, de carácter burgués, que sólo pretendía un cambio y reacomodo en las relaciones de poder, representado por Madero, Carranza y Obregón; este movimiento demandaba sufragio efectivo no reelección, libertad de prensa, elecciones libres, libertad municipal, restablecimiento de la ley y el orden, en suma, democratizar la vida política del país, sin trastocar a fondo la estructura social que resultaba en una profunda, injusta e intolerable desigualdad social. El otro movimiento, de carácter social, que demandaba disminuir la desigualdad social mediante el reparto agrario y mejores condiciones de trabajo y de vida para los campesinos y obreros, representado por Villa y Zapata. Estas diferencias ideológicas e intereses de las distintas fuerzas revolucionarias (carrancistas, obregonistas, villistas y zapatistas), provocaron que, después de la caída de Huerta, se separaran y lucharan entre sí para tratar de lograr sus objetivos. Seguiría la lucha entre estas facciones revolucionarias, carrancistas contra zapatistas y contra villistas, y, después, obregonistas contra carrancistas. Después de silenciado, hasta cierto punto el movimiento social, para 1920, se hacía más evidente la lucha por el poder, que Carranza paga. 1.5 EL MEXICO POST REVOLUCIONARIO En la década de 1920, luego de la revolución mexicana, nuevos dirigentes de la clase media tomaron el mando del país. Las bases del gobierno fueron sentadas por Carranza, de la Huerta y Obregón, entre otros. Ellos tuvieron el apoyo de los sectores populares y agruparon a obreros y campesinos en organizaciones sindicales. Álvaro Obregón y Plutarco Elías Calles fueron reconocidos como los caudillos más importantes del período post revolucionario. En 1920 murió Carranza y comienza a gobernar Adolfo de la Huerta como presidente interino para convocar a elecciones. Ganó Obregón y administró México de 1921 a 1924. En cuanto a su obra de gobierno, fundó la SEP (Secretaría de Educación Pública). Para pacificar al país reprimió a grupos rebeldes y en cuanto a política exterior logró el reconocimiento de Estados Unidos en base a tratados internacionales.

Entre los años 1924 y 1928 gobernó Plutarco Elías Calles quien se enfrentó al clero en lo que se denominó “guerra cristera” ya que el gobierno intentaba disminuir el poder de la Iglesia. UNIDAD 2. PARADIGMAS DE LA NACION MEXICANA 2.1 JUAREZ Y SU PROYECTO DE NACION Nacido en Oaxaca el 21 de marzo de 1806, interesado siempre por el conocimiento obtuvo en 1837 su licenciatura de derecho. En 1848 fue elegido como gobernador de Oaxaca, fue desterrado en 1853 de México, permitiéndole de esa manera conocer a Melchor Ocampo y otros destacados liberales. Siendo presidente de la suprema corte de justicia fue encarcelado por los conservadores y más tarde liberado. Fue creador de las leyes de reforma en el año de 1859, al cambiar la constitución de 1857, incluyendo la nacionalización de los bienes eclesiásticos, la eliminación de las órdenes monásticas, la creación del registro civil y la separación de la iglesia y el estado. PROYECTO DE NACION DE JUAREZ En el año de 1855 Benito Juárez, promulgo la Ley Juárez en donde suprimía los privilegios del clero y del ejército y declaraba a todos los ciudadanos iguales ante la ley. En 1856 Miguel Lerdo de Tejada publico la ley Lerdo en donde obligaba a las corporaciones civiles y eclesiásticas a vender las casas y terrenos q no estuvieran ocupados a quienes los arrendaban, para que esos bienes produjeran mayores riquezas, en beneficio de las demás personas. En 1857 la Ley de José María Iglesias, regulaba el cobro de derechos parroquiales, finalmente el Congreso. Promulgó la Constitución del 5 de febrero de 1857, en donde declaraba la libertad de enseñanza, de imprenta, de industria, de comercio, de trabajo y de asociación, volviendo a organizar al país como una republica federal. Incluyendo un capítulo de las garantías individuales y procedimientos judiciales, conocidos como amparo. LEYES DE REFORMA En este periodo, siendo Benito Juárez presidente de la suprema corte de justicia asumió la presidencia del país, al mismo tiempo que los conservadores nombran como presidente a Zuloaga provocando de esta manera que estallara la guerra de “3 años” (1858-1861) también llamada como “Guerra de reforma”. Al regresar de Panamá, la Habana y Nueva Orleans, Juárez instalo su gobierno en Veracruz promulgando las leyes de reforma con el propósito esencial de separar la Iglesia y el Estado El movimiento de reforma consistió en 4 etapas que consolidaban la Reforma de Valentín Gómez Farías de 1833, las leyes de Lerdo, Juárez e Iglesias, la constitución de 1857 y las leyes de reforma de

contenido radical; estas últimas comprenden la nacionalización de bienes eclesiásticos, matrimonio civil, registro civil, secularización de cementerios, días festivos (1859), libertad de cultos en 1860, hospitales y beneficencias en 1861 y extinción de comunidades religiosas en 1863. 2.2 PORFIRIO DIAZ: PROYECTO MODERNIZADOR Dictador que, llego al poder a través de su oposición a la reelección… Una vez establecido en el poder, Díaz comenzó una política de consolidación entre los sectores más favorecidos del país. A los caciques regionales les permitió mantener el poder local a cambio de su lealtad. Se reconcilio con la iglesia católica y sus antiguos enemigos conservadores gracias a lo cual México disfruto de 27 años de paz, al final de un siglo de batallas. Si los liberales habían creado un Estado-Jurídico y habían concedido la igualdad de derechos a los mexicanos, a Porfirio Díaz se debe la formación territorial del Estado-Nación y la supresión de los derechos cívicos de los mexicanos. Díaz creó la infraestructura para la unificación del territorio: una amplia red de transportes. Con la paz, la economía se recupero: la minería, la industria y las comunicaciones se desarrollaran rápidamente; por primera vez en su historia México se convirtió en exportador de productos agrícolas y ganaderos; también se logro resolver el problema de la deuda externa que tenía al país en banca rota. El régimen porfirista fomento el desarrollo artístico y científico de México; se fundaron nuevas escuelas, teatros, museos y academias. Los intelectuales más importantes pensaban que solo la ciencia y la modernización industrial sacarían al país de su atraso. Durante el porfirista, apareció un grupo de intelectuales y estudiosos, los ‘científicos’, que pensaron que la dictadura porfirista podría ser útil para conseguir la modernización de México. Por eso, el porfirista se caracterizó por una extraña mezcla de progresismo y conservadurismo. Para conseguirlo había que importar capitales del exterior. Los inversionistas procedentes de Estados Unidos, Francia e Inglaterra crearon poderosas empresas en el ramo de la minería, la agricultura, la electricidad, el comercio y los ferrocarriles. Sin embargo el progreso de México se logro muchas veces a costa de los más débiles, es decir, los campesinos, quienes eran despojados de sus tierras por las compañías deslindadoras y por ambiciosos hacendados. Los obreros y peones agrícolas soportaban largas jornadas de trabajo a cambio de un mísero jornal. Tres décadas de “paz, orden y progreso” porfiriano habían transformado al país. Aparentemente México se encaminaba hacia la prosperidad, tenía un sólido desarrollo económico y una planta industrial en pleno crecimiento. A pesar de ello, la gran mayoría de la población se beneficio poco del bienestar material y, por el contario, sufría las injusticias que provocaban la concentración del poder y la riqueza en unas cuantas manos. En el campo, millones de campesinos vivían en condiciones deplorables, mientras cinco mil hacendados eran dueños de la mayor parte de las tierras cultivables del país. Políticos mexicanos y empresarios extranjeros llegaron a acaparar enormes extensiones en el norte del país a precios risibles y pasando por alto de los derechos de los pequeños propietarios. En Yucatán y Sonora, los grupos indígenas que se opusieron al despojo de sus tierras fueron reprimidos y trasladados a lugares inhóspitos. En las ciudades, los obreros tampoco gozaban de los beneficios del porfiriato: trabajaban largas

jornadas a cambio de salarios insuficientes. La clase media, compuesta por técnicos, maestros y abogados, gente con educación y aspiraciones políticas, se convirtió en la principal crítica del gobierno porfirista al ver que el poder y la riqueza se mantenía en manos de unos cuantos. En cambio a la elite del país, grandes empresarios, comerciantes y latifundistas, les preocupaba la transmisión del poder presidencial. Don Porfirio Díaz estaba a punto de cumplir 80 años y no parecía decidirse a escoger un sucesor. Por otra parte, los norteamericanos favorecidos por Díaz recelaban de su política cada vez más independiente y nacionalista, a tal grado que el presidente de E.U. decidió entrevistarse con él. La cacareada paz estaba a punto de derrumbarse. Las expresiones de inconformidad comenzaron a brotar en algunas regiones del país; hubo huelgas en Cananea y Río blanco, se crearon partidos políticos y periódicos de oposición. 10 puntos que caracterizaron la dictadura porfirista: 1. Formación territorial. 2. Supresión de los derechos cívicos. 3. Restauración del orden y la paz social. 4. Progresismo y conservadurismo. 5. Alianza a la iglesia y terratenientes. 6. Se resolvió el problema de la deuda exterior del país. 7. Fomento el desarrollo artístico y científico. 8. E. U. Francia e Inglaterra se convirtieron en inversionistas para México. 9. Crecimiento económico en rubros como la: minería, agricultura, electricidad, comercio, 20,000 km de vías ferroviarias, comunicaciones. 10. Sucesión mediante la reelección. 2.3 JOSE VASCONCELOS: PROYECTO CULTURAL E INICIO DE LA CULTURA NACIONAL Tolerancia, racismo, fundamentalismo y nacionalismo. La palabra tolerar viene del latín tolerare (cargar sostener). En el uso que se le da diariamente tolerar se le da el significado de soportar, siempre en la tolerancia hay un sufrimiento porque uno no tiene las mismas ideas y por lo consiguiente no opina de igual manera que los demás y se puede aceptar algo aunque moleste. Las personas por el don que tienen aceptan lo diferente pero sin llegar a comprenderlo y dar el crédito que se merecen las demás ideas. Tolerar es muy diferente a comprender y respetar porque tolerar es un rechazo muy individual. El racismo antiárabe tiene sus raíces en el viejo continente mientras los europeos los veían con envidia y odio en ese entonces que eran los momentos de construcción de un sentimiento de miedo a

lo que no conocían le dio origen al intento de reforzar una supuesta grandeza haciendo pequeño y desconociendo al otro y fabricándolo como menor. Si se tenía que destruir y habitar pueblo en las cuales ya había una civilización establecida y que consideraban inferiores e inhumanos y que todo lo que había en esos pueblos tenía que ser negado y destruido. Como Herbert Mercuse se oponía ante las características y conceptos de la tolerancia y defendía el statu quo y decía que ninguna persona estaría en condiciones de decir que es lo justo o lo injusto, detenía la idea un pensamiento crítico, pero Robert Paul sostiene que la tolerancia beneficiaba a los grandes grupos establecidos a costillas de los demás grupos que apenas estaban formándose, pero la tolerancia y la democracia es un punto muy indispensable para poder construir una sociedad más justa en todo los aspectos. La superioridad autoproclamada es una de las bases del racismo y componente fundamental de la intolerancia, otra base fundamental de la intolerancia son el mecanismo religioso que daba la idea del pueblo elegido y el fundamentalismo religioso antiguo como la civilización pero que tuvo características como el nacimiento de los estados, las cruzadas y la conquista de América. Otro punto muy importante es el colonialismo muy ligado que va muy ligado al racismo que es algo que se ve en nuestros tiempos y que no se ha podido desaparecer ya que se ha arraigado en muchos países de manera alarmante.. Sobre la relación que hay entre el nacionalismo y religión, Dolores parís escribió un artículo muy interesante: que la relación entre el nacionalismo y la religión no se ve solamente en los imperativos morales salidos de sus respectivos cuerpos, sino también en las consecuencias políticas que se dan tanto en los movimientos nacionales como en los grandes movimientos religiosos. La superioridad de un pueblo es vieja y se dio la base para el canibalismo, pues el otro pueblo era de una especie diferente y podría ser cazado, son muchísimos los pueblos que se identifican con esto. No es de extrañar que la conquista y colonización de América se haya dado bajo esas ideas de que los indígenas y los negros al igual que los asiáticos eran inferiores a los europeos ya que no tenían su misma cultura. Los nazis con su teoría sobre la superioridad racial se hacen notar que ni las grandes civilizaciones de la antigüedad hicieron lo mismo ya que los nazis le quitaban hasta su dignidad. La convicción de ser el pueblo elegido de Dios es de quienes conocieron desde la cautividad en babilonia o Egipto donde muchos prefirieron no regresar a la tierra que muchos conquistadores pasaron y el cual no era apto para la agricultura y el comercio, por ello los judíos se dispersaron por muchas ciudades. El holocausto que llevaron a cabo los nazis fue el golpe final para eliminar a los judíos obreros, artesanos y campesinos. Como dice Samir Amín el otro pueblo que es Estados Unidos que se considera elegido por Dios al grado que no se da cuenta de la blasfemia que hacen al poner el nombre en su moneda. El centro del pensamiento de los padres que huían de Europa como minoría religiosa, era religioso y se basaba específicamente en el antiguo testamento, sin tener en mente el racismo como base ideológica. El concepto de crisol de razas implica la diferenciación en razas y no corresponde a la realidad histórica, porque una cosa es la integración de minorías que estas enriquezcan y otra cosa muy diferente es las minorías se fusionen y den origen a una comunidad muy diferente.

El nacimiento adopta dos formas en las cuales se distinguen una es la de las imperialistas para poder dominar a otros pueblos y para poder excluir de su propio país a los que traen otra cultura y de los que se oponen a la pérdida de su independencia nacional y a la desaparición de su cultura. Los dos nacionalismos comparten los mismos valores. 2.4 PROYECTO POSREVOLUCIONARIO: BASES DEL ESTADO MODERNO El estado mexicano posrevolucionario se ha caracterizado, desde hace más de cincuenta años, por estar encabezado por un ejecutivo fuerte. Tal caracterización significa el predominio del ejecutivo sobre los otros poderes, predominio que se ha plasmado esencialmente en dos rasgos constitutivos del Estado mexicano contemporáneo: El bonapartismo y el presidencialismo. El bonapartismo ha sido definido como el afianzamiento del Estado frente a la sociedad, en tanto que el presidencialismo se ha concebido como la consolidación del ejecutivo frente al legislativo. Ambos conceptos, por tanto, están íntimamente relacionados. El estado capitalista, en su etapa que va de mediados del siglo pasado a la mitad del siglo presente, se caracterizó esencialmente por el incremento de la actividad estatal en los más diversos campos de la vida social. El estado no sólo aumentó su acción en la economía, sino que la expandió, abarcando el bienestar, la seguridad social, el trabajo, la educación y otros más tradicionalmente atribuidos a los particulares. Esto propició al mismo tiempo, el crecimiento de los organismos públicos y de la burocracia gubernamental. Es, en suma, el fortalecimiento de Estado frente a la sociedad y, paralelamente, la consolidación en su identidad y autonomía frente a la propia sociedad. En México, la fase bonapartista comienza como secuela de la revolución de 1910 y tiene su clímax en la época cardenista. Aunque esta fase parece estar por concluir en esta década, sobreviven, sin embargo, rasgos que nos permiten explicar su virtual entronización. El bonapartismo consiste en el fortalecimiento del estado frente a la sociedad, es decir, en el fortalecimiento de su identidad y autonomía con respecto de la sociedad. Este fenómeno, por tanto, solo es explicable si antes se analiza la separación del estado y la sociedad, escisión que permite entender el carácter dominante de una clase frente al resto de la sociedad. En el capitalismo, la dominación burguesa siguió un proceso histórico en el cual su supremacía se engendró originalmente como un dominio económico compartido con la nobleza regia durante la monarquía absoluta. En los tiempos de las revoluciones norteamericana y francesa, la burguesía reclamó y obtuvo no solo la hegemonía económica, sino también la supremacía política. El parlamento, como centro de poder, solo fue capaz de aglutinar temporalmente las diversas fracciones de la burguesía que se hallaban a la cabeza del estado- Por tanto, el parlamentarismo con su duelo de oratoria en la tribuna, con su actividad que fomentaba la participación y el debate, estimulaba y alentaba la lucha de clases y la sociedad entera se cimbraba bajo el impacto del conflicto. La burguesía era incapaz de gobernar directamente, porque sus fraccionamientos internos y su incapacidad de unificar la sociedad entera, ponían a la sociedad misma en peligro de muerte. Al mismo tiempo, junto al fragor de la lucha de clases, se da un fenómeno de desviación entre los intereses políticos y económicos de la burguesía con su antiguo centro de poder, el parlamento, enlazándose aquellos más bien con las actividades del poder ejecutivo. La necesidad de un orden público elemental solo garantizable por los medios represivos en manos del ejecutivo, aunados al gasto público, a los impuestos y recursos del estado, también atribuidos al ejecutivo, alientan el traslado de los intereses tanto políticos como económicos de la burguesía en torno a la administración pública, a manos presidenciales. Así, del parlamento, la burguesía traspasa su centro de poder al ejecutivo, quien la promueve, para ella también promover al ejecutivo.

Desde entonces, el desarrollo de la burguesía corre emparentado al desarrollo del ejecutivo. Entre más poderoso es el ejecutivo, más segura está la burguesía de que sus intereses serán recompensados; entre mejor sean recompensados los intereses de la burguesía, más fuerte es el ejecutivo. En el bonapartismo, pues, existe una relación de correspondencia entre el desarrollo y la satisfacción de los intereses económicos y políticos de la burguesía, con el fortalecimiento de la administración pública. Los resultados de esta relación se aprecian en la contracción de la actividad de los particulares en la vida económica, contracción que contrasta con el incremento de la acción estatal en ese ramo y en otros, cuya novedad se da, precisamente, su apertura por medio de la acción estatal misma; nos referimos a las formas más variadas de la tutela administrativa: la beneficencia, la seguridad social, la salubridad pública, la prevención social, la protección salarial, la dotación de vivienda y otras fórmulas orientadas a proteger los derechos elementales del trabajo frente al capital. La actividad gubernamental se manifiesta por medio de las políticas crediticia, monetaria, arancelaria, fiscal, laboral y otras más, que se encuentran íntimamente conectadas a los intereses de la clase dominante. Al mismo tiempo, su capacidad de manipulación y coerción promueve un cierto orden social necesario para la reproducción del modo de producción capitalista, en cuanto tal, lo que, emparejado a las políticas económicas del gobierno brindan protección, estímulo y seguridad al crecimiento y desarrollo de la clase dominante. Pero la satisfacción de los intereses de la clase dominante es, a la vez, la garantía del incremento de la organización, las actividades y la burocracia del poder ejecutivo, lo que implica, entonces, el fortalecimiento del propio ejecutivo, lo que implica, entonces, el fortalecimiento del propio ejecutivo frente al legislativo y el eclipse de este como centro de poder de aquella clase. La administración pública, en el bonapartismo, se convierte en el eje de una gran cantidad de actividades del estado político- Los ministerios doblan su número, las empresas públicas se crean por doquier y una inmensa burocracia aparece por todos los confines de la sociedad civil. Como si se tratara de un gigantesco leviatán, el estado se retrata en la administración del poder ejecutivo y se enseñorea como amo de la sociedad civil, que le queda sometida. Pero tal dominio no implica sino que la clase dominante ya no gobierna por si, sino que lo hace un ejecutivo fortalecido que rige en su nombre. La burguesía reina, pero no gobierna y, por ello, habrá de someterse a un gobierno común con las clases a las cuales precisamente domina. Este hecho, aparentemente paradójico, lo que revela es que bajo la apariencia del gobierno común, una clases reina, y quienes gobiernan, rigen en realidad en su nombre. Sin embargo, para gobernar y mantener unida la sociedad, el ejecutivo circunstancialmente favorece a las clases dominadas y regularmente adopta una política populista que se propone auxiliarlas en sus carencias mayores. Las clases dominadas, incapaces de adoptar una organización básica que les permita defenderse con éxito de la clase dominante, ven en el estado a un representante y a un señor; se dejan organizar por el estado y se corporeizan en grandes agrupaciones que sirven al estado para mantener su independencia con respecto de la sociedad. El poder del estado bonapartista no flota en el aire; se basa en las clases populares, en el campesinado y el proletariado industrial, que ven en la figura providencial del presidente el poder que los organiza, el poder que los aglutina en torno a sus intereses comunes. El presidencialismo, pues, es el régimen político típico del estado bonapartista. El presidencialismo El bonapartismo es inconsecuente con el parlamentarismo, lo mismo que con toda forma de representación multiclasista. El régimen político en el que se plasma naturalmente es el

presidencialismo. Esta forma de organización política que adopta el estado bonapartista, coincide sustancialmente con la fundamentación económica en la que se basa el propio bonapartismo y que consiste en la presencia permanente del estado en la economía. Dado que el capital abandona ciertas esferas de actividad, lo normal es la expansión del estado en esas mismas actividades; pero no es todo, el propio estado inaugura desusadas actividades que solo una administración pública poderosa puede desarrollar. Históricamente hablando, la fase bonapartista muestra como el desarrollo de la administración pública consiste en la presencia del estado en la vida económica, en la apertura de una política global de tutela popular y el crecimiento acelerado, pero anárquico, del sector paraestatal. El jefe del ejecutivo, investido constitucionalmente de poderes extraordinarios, se caracteriza por un aurea de prestigio heredado de los grandes héroes nacionales y por el gozo del status propio de un cautillo cuyo carisma nace en un proceso de institucionalización, que se plasma en un cargo impersonal. Aunado a todo esto, un parlamento decadente es incapaz de oponerse a la atribución de todo género de poderes, que impactan en todos los confines de la sociedad y que hacen del presidente un personaje todopoderoso que dirige, arbitra y promueve no solo el destino del estado, sino también el rumbo de la sociedad. El presidente no solo es el depositario del poder ejecutivo del estado, sino el principal legislador y el juez supremo. En materia legislativa, el presidente se ha arrogado la atribución de iniciar leyes, de expedir decretos y reglamentos e, inclusive, reglamentar las leyes que el legislativo expidió tras su propia iniciativa. Como juez, el presidente puede iniciar ante el legislativo una amnistía general e indultar a individuos que se encuentren sufriendo penas por delitos políticos; incluso puede nombrar magistrados y jueces. No solo cuenta con un crecido número de ministerios, sino que un inmenso sector paraestatal le sirve para intervenir en los más variados campos de la vida civil y mantener latente la acción del estado en el seno de la sociedad. El presidencialismo pues, es el régimen político que normalmente coincide con la expansión organiza y funcional del estado en el seno de la sociedad, así como con el incremento de la fuerza y el poder del ejecutivo frente al legislativo que, históricamente, ha perdido prominencia como centro de poder de la clase dominante. El desarrollo del bonapartismo en México El estado mexicano post revolucionario, como estado bonapartista, se ha caracterizado por dos rasgos esenciales: la metamorfosis del poder personal de los caudillos en poder institucional, a la vez que nacional y no parroquial, y por la atribución, por parte del estado, del desarrollo social como política fundamental. La conversión del poder personal en poder institucional, es decir, la institucionalización del carisma y el heroísmo en un cargo, es una condición del bonapartismo que, como tal, tiene su inicio en el periodo de Obregón y se consolida en la época de Cárdenas. Es en esta época cuando son establecidos los cimientos de la administración pública actual, precisamente cuando la forma bonapartista toma plenitud en el estado mexicano. Si bien es cierto que toca a Obregón una etapa crítica en la cual aún están en un proceso de acomodo las diferentes fuerzas sociales que confluyen en la revolución, también lo es que en su época se establecen los cimientos del estado bonapartista que se desarrollara hasta la época de Cárdenas. Toca a Obregón dar los primeros pasos para profesionalizar el ejército, liquidar el caudillismo y erradicar los caciques. Su época es, esencialmente, una era de construcción política, de unificación nacional en torno a un proyecto de desarrollo capitalista; pero, a la vez, constituye una etapa plena de populismo que se plasma en la organización de las clases trabajadoras. Es en la época de obregón que, inmerso el país en una firma fase de secularización civil, el gobierno pone en práctica una política destinada a abolir dogmas y prejuicios religiosos que estorban el pleno desarrollo capitalista de la sociedad.

Obregón no solo continúa la tradición presidencialista mexicana, sino que se constituye en uno de los jefes del ejército más poderosos. Aunque su obra se significó por un esfuerzo esencial de edificación política, en el aspecto de construcción administrativa inicio la tradición de identidad entre la estructura de poder y la organización de la administración pública. Corresponde a la época de obregón una nueva fase de la lucha de clases, caracterizada por la organización de las clases en grandes organismos; pero, en tanto que la clase propietaria, alentada y promovida por el estado, salvaguarda sus intereses en una política gubernamental proteccionista, el proletariado se organiza en la CROM, y otros sectores sociales en efímeros partidos políticos. Estas condiciones constituyen el umbral de la política de masa del gobierno. En la época de Calles continua el proceso de consolidación de la presencia del estado en áreas tradicionalmente atribuidas a los particulares, así como en ámbitos aparecidos en una nueva fase de desarrollo capitalista. Calles integra el Banco Nacional de Crédito Agrícola y agrega a la materia del trabajo, la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje la cual, junto a la Secretaría de Industria, Comercio y Trabajo – Creada por Carranza -, constituye uno de los testimonios más claros de la creciente presencia del estado en el seno de la sociedad civil mexicana. A Calles preocuparon esencialmente los problemas financieros. En su época se constituye el Banco de México y realiza, con la reforma de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, una de las más célebres reorganizaciones de la administración pública mexicana. Como Obregón, Calles se distingue más por su esfuerzo de consolidación civil de la nación y por la promoción de la clase dominante, que por su papel en la administración pública. Es que en su cuatrienio, el Estado aún no termina de consolidar su autonomía en relación a una sociedad que, a su vez, está en vías de consolidación civil como nación. Toca a Obregón y Calles dar los primeros pasos en esta línea, a costa de caudillos y caciques, en perjuicio de poderes parroquiales opuestos al desarrollo capitalista. Si bien es cierto que en su periodo presidencial Calles no hizo mucho por fortalecer la administración pública, también lo es que durante el Maximato – poder de calles tras el trono – él inspira en los presidentes que ha impuesto, importantes avances en materia de acción gubernamental. Con Portes Gil se observa una gran inquietud legislativa por abordar variados asuntos hasta entonces fuera de la competencia estatal. La más importante es la Ley de Aguas Nacionales, que permitió a la Comisión Nacional de Irrigación hacer realidad el control público de los recursos hidráulicos. Es significativa, del mismo modo, la creación del Partido Nacional Revolucionario (PNR) que logró unificar en su seno a las cariadas fuerzas políticas que emergieron de la revolución y aglutinar en sus organismos a las clases populares que servían de apoyo al estado. En la época de Ortiz Rubio prosigue el fortalecimiento del estado bonapartista por medio de una abundante legislación, que le otorga el dominio o el control de importantes actividades que afectan a la sociedad civil: Ley Federal del Trabajo, Ley General de Comunicaciones, Ley de Instituciones Financieras y de Crédito, y Código de Comercio. Con Abelardo Rodríguez amaina el caudal legislativo y, como consecuencia, se constituyen los organismos que habrá que hacer realidad las leyes en el seno de la sociedad. Nace el Código Agrario y, como secuela necesaria, el Departamento de Asuntos Agrarios. Ya legislados diferentes ramos de la economía e incorporada la materia del trabajo, desaparece la Secretaria de Industria, Comercio y Trabajo, creándose en su lugar la de Economía Nacional y el Departamento del Trabajo. Esta es, también, la época en que se crea la Comisión Federal de Electricidad. Destaca también la formulación del primer Plan Sexenal destinado a la campaña presidencial de Cárdenas. Abelardo Rodríguez fue un presidente preocupado por la administración Pública, en la medida en que en sus reformas y reorganizaciones tuvieron como propósito incrementar la eficacia gubernamental frente a los variados problemas que enfrentaba un fortalecido estado que atendía, bondadosamente, a una sociedad capitalista aún en proceso formativo.

Cárdenas llega al poder tras un elaborado Plan Sexenal que, sin embargo, carecía de instrumentación plasmada en órganos administrativos. El Plan supone una amplia y profunda penetración política del estado en la sociedad civil y la necesidad imperiosa de instrumentos administrativos capaces de hacerlo realidad; sin embargo, más que un Plan Sexenal, Cárdenas tiene como proyecto poner en bases más firmes un proceso capitalista tibio y trastabillante, creando al efecto un poderoso estado que consolide el bonapartismo en su forma gubernamental típica: el presidencialismo. Cárdenas recibe una administración pública insuficiente para su proyecto, pero relativamente eficaz y bien organizada como punto de partida. Por ellos, hasta 1935 Cárdenas hace incrementos sustanciales a la organización central, al crearse cinco nuevos departamentos que asimilan actividades otrora en mano de particulares o sumidos en el abandono: forestal, caza y pesca; educación física; salubridad, asuntos indígenas, autónomo de prensa y publicidad. Pero sin duda alguna, la gran construcción cardenista de la administración pública tiene verificativo en el campo paraestatal, en el que son constituidos nuevos y desusados organismos: Banco Nacional de Crédito Ejidal, Banco Nacional de Comercio Exterior, Almacenes Nacionales de Depósito, Nacional Financiera y Petróleos Mexicanos; del mismo modo, Ferrocarriles Nacionales de México pasa a ser propiedad pública por medio de la nacionalización. Cárdenas prosigue la organización mediatizada de las clases populares en organismos paragubernamentales, como la Confederación de Trabajadores de México y el Partido de la Revolución Mexicana. Los mismos empresarios son invitados a organizarse en Cámaras y confederaciones clasistas, a la vez que la burocracia es también sindicalizada. La obra política de Cárdenas fue entorpecida por la crisis económica de 1939, lo que provocó que la administración pública fuera reformada a fin de propiciar un ahorro y que motivó que en su periodo presidencial se contemplara, caso único en la historia mexicana, que se expidieran dos Leyes de Secretarias y Departamentos de Estado. Del mismo modo, es también caso único que un presidente haya iniciado dos grandes procesos de reforma administrativa, modificando de conjunto la ley administrativa correspondiente. Es indudable que cada Ley de Secretarías implica un proyecto histórico definido, que en su momento está determinado por las circunstancias sociales en que están inmersas. Cárdenas es, en fin, el último caudillo revolucionario. UNIDAD 3. EL MEXICO CONTEMPORANEO 3.1 El surgimiento del estado benefactor y su repercusión social. La centralidad de la existencia del Estado como factor de una sociedad partió desde que en nuestra historia hubo la necesidad de organizarse y conformarse en grupos autónomos para después llegar a establecer el termino o conceptualidad de Estado. De alguna manera la sociedad misma ha sido la que ha integrado su forma de mantenerse en equilibrio mediante aplicaciones de algunas de sus pensamientos lógicos. Tal es la aparición del estado interventor, el cual es considerado en la actualidad como un estado de bienestar o benefactor. SEMBLANZA DEL ESTADO BENEFACTOR: Su aparición se dio mediante la intervención del Estado en el sistema económico se ha dado prácticamente desde la aparición en cuanto organización social máxima de éste. Ya en la antigua Grecia, los Imperios Romano y Bizantino tenían un Estado interventor, lo mismo en la Edad Media, esto era para poder encaminar una política social la cual tenía como objetivo el bienestar social, cumplir servicios sociales y el buen manejo de la administración social. Por esta razón su primer intervención fue en un principio simples motivos llevaron a los gobiernos a participar en la producción (fábricas de armas por ejemplo) e intentar

controlar las actividades comerciales. La gran fuente de surgimiento fue en Europa-ITALIAprincipalmente, donde a fines del siglo XIX los lideres políticos tomaron medidas que imprimieron un giro histórico al papel que desempeñaba el Estado en la economía. Bismarck en Alemania, Gladstone y Disraeli en Gran Bretaña, seguidos de Franklin Roosevelt en Estados unidos. Ellos introdujeron una nueva conceptualización del significado de Estado. Inclusive el denominado ya Estado del Bienestar nace con el advenimiento de la Industrialización, la Complejidad y la Modernización de la propia sociedad. No obstante desde la época mercantilista se caracterizó precisamente por el excesivo intervensionismo estatal, criticado posteriormente por los economistas clásicos. Su cíitica se basaba dentro de una formación la cual disponía de la no-intervención del Estado en la Economía, y fue así como propusieron un término denominado el laissez faire que implica la nula intervención del Estado en los asuntos económicos, salvados los aspectos necesarios para las subsistencias de la sociedad, como era para asegurar la paz exterior e interior y la garantía de la propiedad ??.2 A pesar de la propuesta de los clásicos, el Estado tuvo que intervenir en varios aspectos de la economía en el siglo XIX. Con una legitimidad corporativa del propio Estado, fue en hacer participes las decisiones al resto de los grupos sociopolíticos para que el Estado Nación dentro del crecimiento y el desarrollo y sobre la base de un proceso evolutivo moderno de centralización política, diera origen a discusiones las cuales llegaron a convertirse en debates políticos a finales del siglo XIX. Una de las más intensas fue la Comunista Internacional fundada en 1889 donde se dio por inicio la consolidación de los monopolios los cuales tenían características que estaban enfocadas al Capitalismo Financiero, y que su gran líder intelectual fue Karl Kautski, quien empezó a hablar de un Ultra Imperialismo. Motivo dado para la constitución de una razón lógica la: del Capital y la acumulación. Dando como resultado la reivindicación de la lucha sistemática de la clase obrera y a las luchas ciudadanas y políticas.De acuerdo con esta lógica de razonamiento, él culmino del fin del Estado Nacional ha llegado sobre la base de que el propio fin de las ideologías de Foucault e inclusive del propio Marx, que las clases sociales desaparecieran y la ideología Alemana: El comunismo no tuviese una dominación dentro de las etapas de la historia. Así mediante el surgimiento del estado de Bienestar, la intervención estatal se amplió considerablemente al campo de los seguros sociales y a la intervención en el mercado de trabajo. El Estado Interventor, que regula la actividad económica y aun participa en la producción es, además Estado de Bienestar, por que asegurara condiciones básicas de la población para una mejor vida, así éste conformo un compromiso para idealizar una marco hegemónico para el bienestar y alcance en vez de tener conflictos sociales. Así es como ha sido de tal índole la transformación de los principales sistemas económicos en las tres grandes épocas por donde el Estado ha pasado: la edad media, edad moderna y edad contemporánea. No obstante con la separación de los bloques de diferentes ideologías: Capitalismo y Socialismo, ambos excluyen al Estado por las siguientes razones: el primero no solo por tener un carácter Liberalista sino porque hace separación de economía y política, en tanto el segundo porque no permite la meta de la evolución hacia una organización económica sin la participación de lo político. Esto es que ambas ideologías solo piensas en un Individualismo el cual comprendería la iniciativa y bienestar individual. Sin embargo la ideología del Intervensionismo era para designar a una economía dirigida, intervenida u organizada, en tanto el Corporativismo era la oposición en formula negativa al Intervensionismo, por lo tanto el corporativismo daba una acción constructiva al Estado. La Intervención del estado. La transformación donde el Estado ha tenido una índole en los principales Sistemas Económicos, se ha desarrollo a partir de la guerra, que se hizo imposible

definirlos y, sobre todo, reducirlos ha esquemas clásicos de Capitalismo o Colectivismo. Una forma de ver esta intervención es: El Capitalismo, lo mismo que el Socialismo, excluyen al Estado, el primero no solo por razones de Liberalismo, sino porque propugna la separación de la Economía y la Política; el segundo porque vislumbra en la meta de la evolución una organización económica que se basta a si misma y hace innecesario todo Sistema Político3. No obstante el punto de contacto que el capitalismo y socialismo tenían era el punto de la individualidad de donde se inicia el mencionado bienestar individual, pero aun con una conceptualización de que el mismo intervensionismo era la última concepción que implicaba una nueva fórmula al tratar de dar definición al corporativismo. Así con esto hecho la época contemporánea el neo-mercantilismo se ha convertido en uno de los instrumentos preponderantes de la reconstitución económica de la Posguerra. Por esta razón el Estado toma un sentido muy concreto al ser considerado como factor fundamental dentro de los movimientos cíclicos el cual era solo para salvar empresas que se hallaban en mala situación. Este ha tenido un carácter de liberalismo económico el cual ha dado una coyuntura en dónde se ha expuesto a evocar la influencia del MONOPOLIO, el cual ha contribuido a que se llegue a consolidar un nuevo tipo de estado denominado: Estado Empresario esta tiene dos fines 1) los capitalistas ajenos tienen un interés en lo público, para obtener mayor ganancia, 2) trata de obtener una ganancia a costa de un grupo humano. Este tipo de estado ha tenido un concepto económico, político más complejo que el estado de bienestar, esto se puede observar dentro de un objetivo que; es construir un sector publico fuerte a través de las nacionalizaciones, para influir en las decisiones de inversión y la asignación de los recursos4. Con esto se trato de fundamentar un modelo Desarrollado el cual planificara la economía y las inversiones en ella. Sus objetivos principales de esta modelo son: 1. Una intervención directa en la producción y de la ampliación de la propiedad estatal como una política que permitiera cumplir varios objetivos. 2. Tener una política progresista que eventualmente cayera dentro del socialismo de la producción solo cuando hubiesen nacionalizado los sectores clave de la economía. La implantación de este modelo no fue automático, ya que se tuvieron que superar obstáculos los cuales construyeron una coalición social la cual era su función de tomar decisiones de nacionalizar, un punto estratégico de este modelo es que se enfoco dentro de la estrategia del sector publico y a nacionalizar la economía. Esto es visto dentro de un punto de inflexión del modelo nacionalizados localizado en la revisión programática que realizo el Partido Socialdemócrata Aleman. En tanto ya hablando de un Estado Benefactor propiamente dicho es referido. Es la forma de gobierno en la que el Estado, mediante el uso de la Legislación, asume la responsabilidad de proteger y promover el Bienestar básico de todos sus miembros. Uno de sus elementos esenciales es una legislación que garantice el mantenimiento de la Renta, y otros tipos de ayuda a las personas y familias en casos de accidentes y enfermedades laborales problemas de salud, vejez y desempleo. Por lo general, se cree que la primera persona que utilizo el termino en ingles fue William Temple, quien era arzobispo de New York, en un libro publicado en el año de 1941 donde proponía sistemas democráticos de su tiempo orientados hacia el Bienestar, a los Estados Totalitarios. Así es como el desarrollo del Estado de Bienestar se ha interpretado de diferentes formas. A excepción de algunos factores políticos especiales, por esta razón el Estado de Bienestar puede ser entendido como una respuesta a la exigencia de igualdad y seguridad socioeconómicas, aun así la evolución del Estado de Bienestar ha sido considerado como el resultado del consenso político creciente entre los principales partidos políticos. Por esta razón basado en una ideología y conteniendo su propio objetivo la concreción histórica ha

difundido que el estado de bienestar a tenido en la base de su ideología un proyecto social y una ideologia de libertad, para que una sociedad pueda llegar a ser libre y desarrollada. en circunstancia social el estado benefactor fue ideado para realizar un cambio hacia la modernidad y de progreso nacional e independiente. todo este cambio idealizado se llevo a cabo y se generaliza en europa para la convicción de que es el Estado el sujeto económico que debe impulsar el crecimiento económico. Una de las cosas que puede poseer el Estado es que tendría una semejanza con la materia ya que el mismo Estado no desaparece solo se transforma y opta otras formas de maleabilidad. CARACTERISTICAS DEL ESTADO BENEFACTOR -Da como inicio a un crecimiento económico sin precedentes, asegurando el nivel de vida, el empleo, los servicios sociales básicos por medio del incentivo al mercado y la producción, fomentando la paz, la estabilidad social y siendo un ferviente defensor del consenso entre las distintas fuerzas sociales. -Se consideran los mismos derechos a los ciudadanos. -Se ponen en marcha mecanismos correctores que tratan de solucionar esta situación - Son acciones que pretenden hacer realidad el bienestar social poniendo en marcha una acción transformadora, de modo sistemático y técnico. - Activa la participación fundamental de los ciudadanos. Sin embargo las preocupaciones del Estado por el Bienestar social se centran en: - Actuaciones generales: Tendentes a conseguir un impacto global, que mejore la situación colectiva.- Actuaciones Especificas Dirigidas: Resolver determinados problemas concretos(pobreza, paro...), organizar la satisfacción de determinadas necesidades(educación, vivienda, sanidad, información...), atender a los colectivos de población en razón de su edad, sexo, etnia, situación laboral, minusvalía, incidir en determinados ámbitos territoriales(barrios, pueblos y comunidades) - El intervensionismo asumió tres modalidades o modelos: el Estado del Bienestar, el Estado Empresario y el Estado Desarrollista.- Tuvieron objetivos que establecieron disyuntivas por ejemplo económica y social entre destinar el gasto publico al bienestar o bien a la producción publica. - El estado de bienestar coloco el acento en una política de gasto orientada principalmente a estimular la demanda y lograr el bienestar a través del incremento del gasto social. - La economía Keynesiana, es su fuente de inspiración.• Se desarrollan las instituciones necesarias para cumplir fines estatales• Intenta encontrar la relación entre los diversos sectores de la economía entre sí,

• Se ocupa del sector macroeconómico y amplia el campo de estudio de la teoría económica, • Mayor participación del Estado dentro del sector económico, es decir, deja de ser el Estado, el que

vigila únicamente en buen funcionamiento de la sociedad, en otras palabras un Estado policía,

• El Estado es un factor importante como generador de empleo a partir del desarrollo de obras

publicas y como generador de la demanda, primero por los insumos que reclama para la realización de estas obras y segundo porque la ganancia por la mano de obra,• La política de inversión publica, su objetivo primordial es generar el empleo y la demanda recaerá sobre el sector productor de alimentos y será necesario hechar la maquinaria para producir haciéndose ineludible la mano de obra,

• El Estado es rector y dinamizador de la economía. Esta circunstancia ha llevado a que el Estado
tome una actitud de ámbito social el cual se esta compuesto por medio de tres pasos: 1.- Paso de la acción puntual a la acción continua y ordenada: Es la evolución de la beneficencia a la asistencia social. De la visión aristocrática a la burguesa. De la intervención desde instancias exclusivamente religiosas a la progresiva secularización. De la pareja aristócrata-pobre a la burgués-obrero. 2.- Paso de la acción continua a la acción sistemática institucionalizada: De la asistencia social al servicio social. De la visión burguesa decimonónica al reconocimiento democrático de los derechos sociales por parte del Estado. De la pareja burgués-obrero al usuario de cualquier clase social. 3.- Paso de la acción sistemática institucionalizada a la acción transformadora y participativa, integral e integrada en el resto de las acciones: Del servicio social al trabajo social De la acción compensatoria del Estado democrático a una concepción e intervención social participativa. De la figura del usuario a la del ciudadano. CONCLUSIONES El estudio del estado ha sido una forma de la cual se ha proporcionado que ha sido el ente más importante de la sociedad, siendo esto desde la edad media hasta nuestros días. Algo circunstancial que el Estado ha dado es que a tomado diferentes facciones desde su

origen, por mencionar alguno de ellos: es el Estado Moderno, Estado Contemporáneo y ESTADO BENEFACTOR. El cual da su origen mediante la Revolución Francesa e Industrial, las cuales representaron un papel importante para la reestructuración del Estado, dando así el surgimiento de un nuevo concepto de Estado, ESTADO BENEFACTOR.Este empieza a tener un auge a la terminación de la Segunda Guerra Mundial. A partir de ésta, nueva estructuración. El Estado a iniciado la fomentación de que la sociedad tenga mayor participación en las selecciones que se toman con respecto a dar un beneficio que sea el bienestar de cada individuo. La denominación como Estado Benefactor es a raíz del rompimiento de la idea clásica y el nacimiento de un aparato denominado Planificación la cual era integrada a un nivel macro, así es como llegamos a obtener los objetivos esenciales del Estado de bienestar: [a] Asegurar condiciones básicas a la comunidad: salud, vivienda, alimentación, educación, etc. [b] Desarrollar instituciones que intervengan en los sectores de la economía. [c] Lograr la hegemonía social, entre otras. Por lo tanto el Estado Benefactor tiene desde su raíz el lograr que la política de la sociedad tenga participe mediante una coacción social y que paulatinamente tenga el Estado la obligación de mantener e intensificar la igualdad de los individuos que conforman un sociedad. 3.2 Modelo de sustitución de importaciones. El modelo de sustitución de importaciones inicio en 1940 señalado como el punto de partida de un período de la economía mexicana Debido a los efectos de la segunda guerra mundial, la demanda de los bienes mexicanos se elevó y trajo consigo una elevada tasa de empleo. Algunas empresas incrementaron los turnos de trabajo para satisface las demandas Internas que no podían ser satisfechas, porque los países europeos padecían los horrores de la segunda guerra mundial. Durante el sexenio de Ávila Camacho (1940-1946). Se crearon las bases para un proceso de industrialización en México, mejor conocido como el “Modelo de Industrialización Sustitutiva” o “Modelo de Sustitución de Importaciones”. El modelo de sustitución de importaciones pretendió hacer que muchas cosas que siempre se conseguían en el extranjero se fabricaran directamente en el país, muchos empresarios hicieron fortunas a cuenta del gobierno quien facilitaba el mercado con préstamos y cosas por el estilo. En efecto, el país creció gracias a la demanda de productos y manufacturas que la segunda guerra mundial demandó, pero los empresarios, lejos de reinvertir en sus negocios, mejorar su tecnología e incrementar el valor agregado a sus productos se estabilizaron en una economía garantizada por el gobierno paternalista y no solo los empresarios de la ciudad, también los campesinos se colgaron de este modelo, una vez echada a andar la economía de otros países las manufacturas mexicanas resultaron chafas y caras y desde ahí venimos cargando el gran problema de la competitividad a cuestas. El milagro mexicano fue superficial, un espejismo que muchos añoran sin darse cuenta que ese es el origen de la mediocridad mexicana. El modelo de sustitución de importaciones se sustentaba en: El control de importaciones y exportaciones, el otorgamiento de subsidios directos e indirectos a las empresas industriales, la

regulación de precios, los subsidios a las tasas de interés, la participación del sector público en la relación entre suplidores, productores y canales de distribución, y las tasas de cambio preferenciales para determinadas importaciones. Los efectos negativos fueron evitar el estimulo al desarrollo de la calidad, competitividad y eficiencia en la industria nacional, el control político y corporativo de los empresarios y los trabajadores para beneficio del PRI (en México, partido político en el poder durante 70 años), fragilidad interna en las empresas por su baja experiencia y capacidad para competir y para desarrollar tecnología, lo cual se reveló brutalmente a la hora de abrir las fronteras. 3.3 Desarrollo Estabilizador Ante el aumento del subempleo, el desempleo y la pobreza que había tenido lugar durante el “desarrollo estabilizador”, desde el primer momento de su gobierno Echeverría invocó abierta y explícitamente una etapa de “desarrollo compartido”. El primero de diciembre de 1970, en su mensaje de toma de posesión, Echeverría expresó:

“Para el Ejecutivo Federal, gobernar será distribuir equitativamente el fruto de redoblados

esfuerzos, hacer que las regiones y los grupos más afortunados contribuyan al desenvolvimiento de los más atrasados”. El acelerado crecimiento demográfico experimentado durante la década de los sesenta, y que alcanzó su cúspide en la década de los setenta, se tradujo en más necesidades de educación, de salud, de vivienda y, sobre todo, de empleo, que sólo se podían satisfacer mediante el aumento de los gastos públicos, incluido el gasto social, a fin de lograr el tan ansiado “desarrollo compartido” echeverrista; o sea, la doble meta keynesiana del pleno empleo y la equidad distributiva. Para el economista Francisco Javier Alejo, que se había incorporado al gabinete echeverrista como subsecretario de hacienda a la renuncia de Hugo B. Margain. La carencia de hospitales, de escuelas, de vivienda para los trabajadores y, sobre todo, la pronunciada desigualdad en la distribución del ingreso, llevaría al presidente Echeverría a proponer una etapa de “desarrollo compartido”, es decir, a la combinación de un alto crecimiento económico (para abatir el subempleo y el desempleo) con reparto equitativo del ingreso (a fin de abatir la pobreza, consecuencia de un reparto sumamente desigual del ingreso que había tenido lugar durante el “desarrollo estabilizador”). Al respecto, para el economista norteamericano Clark W. Reynolds: Resultaba claro, en consecuencia, que el “desarrollo estabilizador” estaba completamente agotado y que era necesario inaugurar un nuevo modelo de desarrollo económico y social:

“Entonces la tesis de los economistas de Echeverría era que el sistema estaba agotado y que había
que iniciar un nuevo sistema que consistía más que en crear riqueza en distribuirla bien”. De esa manera, y después de que en 1971 el gobierno de Echeverría observara una política de restricción del gasto a fin de frenar la inflación (que para 1970 fue de 4.5 por ciento con respecto al año anterior medida por el índice de precios del PIB) y disminuir el déficit de la cuenta corriente de la balanza de pagos (que para 1970 alcanzó los 945.9 millones de dólares), “en 1972 se tomó la decisión de aumentar los gastos públicos para expandir la producción, disminuir el desempleo y mejorar la distribución del ingreso…”. En el fondo, el deterioro del sector externo (déficit en cuenta corriente en aumento) obedecía a la incapacidad de las exportaciones para crecer al mismo ritmo del ingreso nacional y de las

importaciones de bienes intermedios y de capital que requería la tercera y última fase del proceso de industrialización por la que atravesaba la economía mexicana en esos momentos. Conforme se recuperó el crecimiento económico a partir de 1972, las importaciones aumentaron más deprisa que las exportaciones conduciendo al aumento del déficit en cuenta corriente y, por consiguiente, al correspondiente aumento de la deuda externa para financiarlo: En consecuencia, la deuda pública externa, contratada para financiar tanto el déficit en cuenta corriente de la balanza de pagos como el déficit fiscal del gobierno, se incrementó de manera notable durante 1971-1976: de un nivel de 4 mil 545.8 millones de dólares en 1971 (11.6 por ciento como proporción del PIB), se ubicó en 19 mil 600.2 en 1976 (22.4 por ciento como proporción del PIB). ¡En seis años, la deuda pública externa se multiplicó por 4.3 veces! Sin embargo, y pese al enorme aumento de los gastos públicos, del déficit fiscal del gobierno y del endeudamiento interno y externo, el crecimiento económico resultó bastante moderado: 5.0 por ciento en promedio anual medido por el PIB a precios de 1960 (Ver Cuadro 2.16), a todas luces insuficiente para solucionar el problema del subempleo y desempleo heredado del “desarrollo estabilizador”. Más que acercarse la economía al pleno empleo se alejó. ¿Qué factores, sin embargo, explican este crecimiento económico tan moderado a pesar de la enorme expansión de los gastos públicos? Básicamente se distinguen los siguientes: Primero: el periodo 1971-1976 se caracterizó por una fuerte yuxtaposición entre dos orientaciones diferentes de la política económica: la del gobierno, que intentaba romper con el pasado del desarrollo estabilizador y dinamizar la economía gracias a una política keynesiana expansiva que alentara la producción y el empleo, y la del Banco de México, de inspiración friedmaniana y que intentaba oponerse a la política gubernamental gracias a medidas de restricción monetaria y del crédito. En consecuencia, la política monetaria y del crédito restrictiva del Banco de México, contraria a la política de finanzas públicas expansivas del gobierno, llevó a la economía mexicana a una situación de freno y arranque con graves consecuencias a nivel económico y social. Segundo: el discurso “izquierdizante” de Echeverría y algunas de sus accione (v. gr. la creciente participación que fue adquiriendo el Estado en la economía durante su gestión y las expropiaciones de tierras que realizó para entregarlas a campesinos que las solicitaban) despertaron la desconfianza de la iniciativa privada que en consecuencia se abstuvo de invertir, restándole de esa manera dinamismo al crecimiento económico. Tercero: en la medida en que el gobierno aumentó el gasto público disminuyó la inversión del sector privado (el famoso efecto crowding-out o expulsión del tradicional libro de texto de macroeconomía), sobre todo de la pequeña y mediana empresa. Al colocar parte de los valores gubernamentales en la banca comercial para financiar su déficit presupuestal, el gobierno mermó recursos para financiar proyectos de inversión de las empresas privadas, sobre todo de las pequeñas y medianas empresas ya que las grandes pudieron recurrir a los préstamos de la banca internacional. Esa situación, junto a la ausencia de una política monetaria y del crédito de “acompañamiento” por parte del Banco de México, no permitió a la economía fluir con celeridad. Cabría esperar que a la política fiscal expansiva del gobierno le correspondiera una política monetaria y del crédito también expansiva por parte del Banco de México, cosa que desafortunadamente no ocurrió. Cuarto: cabe destacar, por último, que muchos de los proyectos productivos que se echaron a andar durante la gestión echeverrista no rindieron los frutos esperados debido a la falta de planeación adecuada, a los ineficientes manejos financieros, a los inevitables casos de corrupción y al afán por verlos terminados antes de que finalizara el sexenio. De manera tal que se dio ahí un desperdicio

importante de recursos que eran vitales para sostener el ritmo de crecimiento de la economía del país. Al respecto, Enrique Krauze señala:

“Sí había dinero había que gastarlo y si no había que imprimirlo o pedirlo prestado, gastar era

sinónimo de invertir y casi todos sus proyectos eran hechos a una gran escala. En el caso de Bahía de Banderas, en la costa de Nayarit, fue patente la falta de planeación: se adquirieron terrenos ejidales en la playa para desarrollar un complejo turístico y se compraron embarcaciones para convertir a los campesinos de la zona en pescadores. El proyecto fracasó por el ineficiente manejo financiero y los inevitables casos de corrupción. Otro proyecto faraónico que tampoco cumplió con las expectativas que se planteó, fue el del complejo siderúrgico Lázaro Cárdenas-Las Truchas. Errores de diseño en la planta, problemas financieros y el afán de ver terminada la primera etapa de la obra antes de que concluyera el sexenio, impidieron que la planta pudiera alcanzar los niveles de producción esperados”. De esa manera, poco después de mediados de 1976 estalló en el país una crisis de balanza de pagos de enormes proporciones. La paridad peso-dólar, que se había mantenido en 12 pesos con cincuenta centavos durante 22 años (recordemos que la última devaluación había tenido lugar en Semana Santa de 1954 bajo la gestión de Adolfo Ruiz Cortines), finalmente no se pudo sostener y el peso se devaluó a fin de corregir el déficit en cuenta corriente de la balanza de pagos, consecuencia éste del aumento desmesurado de los gastos públicos que se financiaron con emisión monetaria y con endeudamiento interno y externo que generaron una dialéctica desequilibrante al interior de la economía mexicana. Interpretación esta última que sería la explicación ortodoxa del Fondo Monetario Internacional (FMI) a la primera gran crisis de balanza de pagos de México, pues otras crisis sobrevendrían después. En medio de una situación caracterizada por una desaceleración del crecimiento (en 1976 la economía creció al 1.7 por ciento, cuando el año anterior lo había hecho a un ritmo mucho mayor: 4.1 por ciento medido por el PIB a precios de 1960), por una acentuación de la inflación (que después de desacelerarse en 1975 recobró su tendencia alcista en 1976 alcanzando una tasa del 15.8 por ciento), por un abultado déficit en cuenta corriente (que disminuyó en poco más de 600 millones de dólares con respecto a 1975 respondiendo a la desaceleración del crecimiento económico) y por un significativo aumento de la deuda pública externa (que aumentó en poco más de 5 mil millones de dólares con respecto a 1975, ubicándose en los 19 mil 600.2 millones de dólares) (Ver Cuadro 2.16), que una devaluación fue decidida en agosto de 1976 con la intención de “cerrar” el saldo negativo de la cuenta corriente vía mayores exportaciones y menores importaciones. La imprudente gestión macroeconómica, el clima de confrontación entre el gobierno y los empresarios (que se tradujo en falta de inversiones productivas tan necesarias para el crecimiento económico y en fuga de capitales) y la recesión de la economía mundial que siguió al choque petrolero de 1973 precipitaron la crisis de balanza de pagos de mediados de 1976. En consecuencia, el crecimiento económico moderado, la elevada inflación y la crisis de balanza de pagos de 1976 se tradujeron en más desempleo y en una disminución importante del poder adquisitivo de sueldos y de salarios, en tanto que la distribución familiar del ingreso permaneció casi inalterada (la esfera baja del consumo, déciles I al IV, aumentó apenas escasamente su participación en el ingreso nacional: 10.69 por ciento en 1968 a 10.94 por ciento en 1977; la esfera alta del consumo, subdécil Xb, siguió perdiendo participación: del 27.15 por ciento en 1968 pasó al 25.45 por ciento en 1977; en cambio, la esfera intermedia del consumo, déciles V al subdécil Xa, mejoró considerablemente su participación: en 1958 se llevaba el 52.15 por ciento del ingreso nacional y en 1977 concentraba el 63.60 por ciento). En suma, ni crecimiento económico que garantizara el pleno

empleo ni reparto equitativo del escaso ingreso nacional generado entre 1971 y 1976. Las clases populares, alternativamente identificadas con la esfera baja del consumo, fueron las más perjudicadas por esta extraña combinación de escaso crecimiento económico y elevada inflación, cuando paradójicamente las políticas económicas echeverristas pretendían mejorar el bienestar de las clases más desprotegidas. En opinión del banquero Carlos Abedrop:

“Fue muy lamentable. Fue un hombre, el presidente Echeverría, que tenía las mejores intenciones
respecto al sector popular y creo que fue él el más afectado, porque la inflación que sobrevino, la caída del empleo, obviamente a quien más afectó era a las clases populares”.

Inmediatamente después de la devaluación, el gobierno mexicano firmó un acuerdo de estabilización con el FMI que estaría vigente por un periodo de tres años: 1977-1979, la primera mitad de la gestión de José López Portillo que sucedería en la Presidencia de la República a Luis Echeverría. La terapéutica recomendada por el FMI para superar la crisis consistía en lo siguiente: acompañar la devaluación (política de “desviación del gasto”) con reducciones de la demanda agregada vía disminución de los gastos públicos, restricción monetaria y crediticia (nada extraño para el Banco de México) y contención salarial. El presidente José López Portillo comprendía lo delicado de la situación, una situación caracterizada por una deuda pública externa que casi alcanzaba los 20 mil millones de dólares, elevado déficit fiscal, alta inflación y elevado desempleo, por lo que se propuso, en un primer momento, seguir a pie juntillas los lineamientos del FMI: reducciones drásticas de la demanda agregada vía disminución de los gastos públicos y contención salarial, así como restricción monetaria y del crédito. Y no sólo eso, sino que en su mensaje de toma de toma de posesión propuso un programa de desarrollo cauteloso y prudente que comprendía tres etapas: dos años de recuperación, dos de consolidación y dos de crecimiento acelerado. De esa manera, durante casi dos años se aplicaron severas medidas de estabilización a fin de superar la crisis e iniciar la recuperación: Sin embargo, tan pronto México se descubrió dueño de importantes recursos petroleros se tiró por la borda la propuesta de desarrollo en tres etapas y se incumplió con el acuerdo de estabilización firmado con el FMI. Hacia fines de 1976 las reservas probadas de petróleo ascendían, según Jorge Díaz Serrano, quien eventualmente fungiría como director general de Petróleos Mexicanos (PEMEX) durante la mayor parte de la administración lopezportillista (1976-1982), a 11 mil 200 millones de barriles, que para 1977 se incrementaron a 16 mil 800, a 29 mil millones en 1978 y a poco más de 40 mil millones de barriles en 1979 (Ver Figura 2.6). Una riqueza incalculable e inmensa que serviría a México de aval para obtener préstamos en los mercados internacionales de capital con los cuales acelerar el crecimiento económico, y que llevaría al presidente José López Portillo a declarar que los mexicanos tendríamos que “acostumbrarnos a administrar la abundancia”:

“La recesión que siguió a la crisis de 1976 fue de corta duración. El descubrimiento de cuantiosas

reservas petroleras eliminó la restricción externa y propició un cambio drástico de la política económica. En lugar de ajustarse a la escasez, el gobierno debía ahora “administrar la abundancia”, una frase usada a menudo por José López Portillo, presidente de la república entre el 1º. de diciembre de 1976 y el 30 de noviembre de 1982. La postura oficial, ampliamente compartida, era que México podía crecer a tasas sin precedente a partir de 1978 (…) Poco tiempo después de asumir la presidencia, López Portillo confirmó el descubrimiento de grandes reservas petrolíferas y manifestó su decisión de usar las reservas para promover el crecimiento…”. 3.4 LA INSERCIÓN AL MODELO NEOLIBERAL

Somos presa de la experimentación del modelo neoliberal en nuestro país por recomendación de los países extranjeros específicamente Estados Unidos, por las “reformas estructurales" y "disciplinas macroeconómicas". En donde se pretendía alcanzar a liberación del comercio exterior, del sistema financiero y de la inversión extranjera; la orientación de la economía hacia los mercados externos; la privatización de las empresas públicas sin adoptar, en las áreas de interés público, las medidas precautorias y el marco regulatorio para asegurar su mejor funcionamiento; la desregulación de las actividades económicas; el equilibrio ingreso/gasto público que cancela el papel activo de la política fiscal para regular el ciclo económico; la erradicación de los desequilibrios fiscales, pero no mediante una mayor recaudación tributaria sino a través de la reducción de la inversión y el gasto públicos que nos lleva a la reducción de programas de fomento económico general y sectoriales; una reforma fiscal claramente orientada a reducir las tasas marginales de impuesto a los ingresos mayores, ampliando en contrapartida la base de contribuyentes; y un adecuado marco legislativo e institucional para resguardar los derechos de propiedad con esto se “conduciría a nuestro país hacia la tierra prometida de las mayores tasas de crecimiento económico y los más altos niveles de bienestar” (entre comillas por que no se ha alcanzado nada de lo que se quería). Esto es según a la visión que tenía el fondo monetario Internacional y el Banco Mundial que represento un cambio radical del modelo económico que se había adoptado durante los 50 años anteriores. Haciendo una comparación del modelo anterior y al actual tenemos que: Bajo el modelo económico de la revolución Mexicana el Producto Interno Bruto (PIB) de México creció 15.9 veces (1,592.7%) durante el periodo 1935-1982, al pasar a una tasa media de 6.1% anual, lo cual implicó un incremento de 348% en el PIB per cápita, que aumentó a una tasa media de 3.2% anual; la inversión fija bruta per cápita creció a una tasa media de 6% anual; y el poder adquisitivo del salario mínimo se incrementó 96.9% Bajo el modelo económico neoliberal, el PIB sólo se incrementó 0.78 veces (78.1%), al crecer a una tasa media de 2.4% anual durante el periodo 1983-2006, lo que implicó un incremento acumulado de apenas 18.5% en el PIB per cápita, que creció a una tasa media de 0.7% anual; la inversión fija bruta per cápita solamente creció a una tasa media de 0.5% anual; los salarios mínimos perdieron 70% de su poder adquisitivo (retrocediendo a un poder de compra inferior al que tenían en 1946); alrededor de 7 millones de mexicanos, trabajadores varones en su mayoría, emigraron a Estados Unidos; y más de 20 millones de mexicanos pasaron a engrosar las filas de la pobreza y la indigencia. La economía nacional se ha privatizado y reprivatizado, pasando recursos y patrimonio del Estado a la iniciativa privada como es el caso de Teléfonos de México y los bancos; lo que a su vez ha provocado una mayor concentración económica y una creciente monopolización en manos tanto nacionales como extranjeras. Ha ido en Aumento el desempleo y subempleo, lo que ha provocado el incremento de la economía informal, en especial del comercio ambulante. Más del 50% de la población económicamente activa se encuentra en la economía informal La política económica neoliberal ha sumido en el atraso a muchas actividades, regiones, grupos y personas y sólo ha beneficiado a unos cuantos, sobre todo a los que están insertados en actividades de exportación para el mercado externo. La economía nacional se ha vuelto muy vulnerable y muchas decisiones en materia económica se toman en el corto plazo, dejando de lado proyectos de largo plazo que tiendan a revertir las tendencias negativas en lo macroeconómico y en lo microeconómico.

Se debe aprender de experiencias negativas como la caída del precio del petróleo. Durante la administración de Salinas se firmo el tratado de libre comercio (TLC) en donde se minimizaron las exportaciones se incrementaron las importaciones. Es una verdadera tristeza que nos ha llevado a un proceso de empobrecimiento creciente a la clase media. Hoy día, como señaló recientemente Jesús Silva Herzog, en el periódico la Jornada con fecha 18 de enero 2003, "es insensato seguir montando en el macho del modelo económico". Después de dieciséis años en que "el ingreso por habitante ha caído y el número de desempleados ha aumentado", "la posición de voy derecho y no me quito no se vale". Que nos ha conducido ya a un desastre financiero peor que el de 1982. Con esto puedo concluir que es un total fracaso el modelo neoliberal adoptado por nuestros gobernantes y cada vez nos vemos mas lejos de todo lo que se propuso o se tenía planeado, ya que no se ha permitido el desarrollo socioeconómico del país para la mayoría de los mexicanos. Se planea otro modelo económico en el 2030 por el presidente de la CONCAMIN en donde plantea un Proyecto Estratégico Nacional de gran visión y largo alcance, claro, sostenido y congruente para quitar la inestabilidad, la incertidumbre y las crisis recurrentes 3.5 La Crisis del Sistema Político Mexicano y la Transición democrática El gobierno de nuestro país no estaba dispuesto a perder su legitimidad ni a que se pusieran en duda los beneficios que el Estado le daba a la sociedad. El estado se había dedicado a reprimir a todo aquel grupo que se atreviera a iniciar un movimiento en contra de la política manejada en aquellos tiempos. Algunos ejemplos de movimientos reprimidos son: Movimiento ferrocarrilero de 1958 Movimiento de los médicos de 1964 Movimiento estudiantil de 1968 Todos estos movimientos tuvieron su origen debido al bajo salario que recibían sin embargo poco a poco las quejas fueron aumentando y entre ellas estaba la queja en contra del autoritarismo del gobierno. No hubo solución, se uso la fuerza para alejar a estos grupos, por lo tanto lo único que se consiguió con estos movimientos fueron encarcelamientos, cese de empleados y muertes. Al llegar Echeverría al poder anunció una nueva de gobierno que al parecer favorecería a todos por igual, el programa se trataba de la modernización económica y renovación política basada en el diálogo. Se busco satisfacer las necesidades de los estudiantes para de esta manera tenerlos de su lado, lo que se buscaba en realidad era calmar las aguas con ellos debido al movimiento de 1968. Esto de alguna manera serviría para calmar los ánimos en contra del gobierno y el PRI. Cuando los estudiantes se negaron a darle el apoyo al gobierno la respuesta que se obtuvo fue la de siempre: Represión. Esto se demuestra en los eventos que surgieron después de esta decisión, que son:

El Halconazo (10 Junio 1971) En esta manifestación los estudiantes presentaban sus inconformidades acerca de la falta de democracia en el sistema, esto se presentaba en los sindicatos, en las universidades y en la existencia de presos políticos. Este movimiento se vio apagado por la policía y un grupo paramilitar conocido como “Los Halcones”. Echeverría siempre negó la existencia de este grupo pero ante tan clara evidencia no le quedó más que aceptar y prometer activar una exhaustiva investigación acerca de este grupo, los resultados jamás se mostraron. La guerrilla, estuvo presente en México desde los años 60. Entre los grupos que destacan se encuentra la Liga 23 de Septiembre. Entre sus actividades se encuentran asaltos y secuestros a grandes personalidades entre ellas el secuestro del suegro de Echeverría y el intento por secuestra a la hermana de López Portillo. En 1976 esta guerrilla fue sometida. También había conflictos entre el Estado y el sector empresarial. Los empresarios veían en la postura de Echeverría un peligro para la libertad empresarial y la propiedad privada. Es por esto que en 1976 se fundó el Consejo Coordinador Empresarial. En el sexenio de López Portillo se buscó tener un acercamiento con los empresarios para terminar con la crisis de confianza. Casi todos los convenios establecidos fueron bien acogidos por los empresarios. El presidentes buscaba tener una buena relación con el sector empresarial, pero no le interesaba romper relaciones ni enfrentarse a más problemas con los demás sectores sociales. No quería provocar inconformidades en la clase obrera pues necesitaba su apoyo. La actitud de López Portillo no dio problemas hasta 1982 cuando la fuga de capitales, las devaluaciones y la nacionalización de la banca constituyeron otro motivo de confrontación. Sindicalismo. La política económica de los setenta provocó que diversos grupos iniciaran protestas debido a la desigualdad económica y que el sistema político aún no se convertía en una democracia real. El PRI ya no era el canal de expresión libre para la sociedad es por eso que se formaron otros grupos de protesta y expresión liberal en los que se entablaban temas como el feminismo, la ecología, la burocracia y los sindicatos universitarios. Transición democrática. Algo que no se pudo ignorar fue la necesidad de promover y manejarse democráticamente en nuestro país, por esto poco a poco integrantes del PRI que ya no estaban de acuerdo con la visión política abandonaron el partido para abrir nuevos espacios de expresión tales como los partidos PRD y PAN. La crisis económica en la que el país se encontraba fue provocando cada vez más descontento y fue entonces que los partidos ya mencionados anteriormente ganaron más legitimidad y espacios en el gobierno del país tales como; Gobierno de la Cd. De México (PRD – 1977) y Presidencia de la República (PAN – 2000). Se ha hablado de reformas dentro del PRI, estas reformas son importantes ya que el Partido está en peligro. Desde mi punto de vista el cambio de gobierno (PRI-PAN) ha traído consigo cosas tanto buenas como malas. Actualmente vivimos en una sociedad llena de violencia, cosa que no se veía tanto

cuando estábamos bajo el mando de los representantes del PRI, había violencia pero no a este grado. Económicamente hablando nuestro anterior gobierno trataba de mantener a todas las clases sociales satisfechas y ahora el nivel de pobreza y desempleo se ha incrementado así como los índices de asesinatos (Violencia). El gobierno no debe ser represor pero si debe saber controlar a una sociedad llena de ambiciones y visión para el futuro, una sociedad que nunca dejará de quejarse, una sociedad que unida puede lograr muchas cosas, una sociedad que solo necesita el apoyo de sus dirigentes para luchar y obtener lo que necesita. El gobierno debe transportarse al pasado y ver en que se equivocó para no repetir ese error y formar un país más fuerte. 3.6 Movimientos Sociales y Luchas Políticas en la Sociedad Mexicana Contemporánea Un movimiento social lo definen como una agrupación o movimiento relacionado con la lucha y defensa de los derechos humanos y de la ciudadanía en común para lograr un cambio radical social que beneficie a los mismos defensores y luchadores y al pueblo en general, las huelgas y la mayoría de los movimientos sociales actuales tienen una influencia tanto política como económica dentro del contexto que se encuentren dependiendo el país. Los principales son los siguientes: Movimiento independentista, Movimiento liberal, Movimiento de reforma, Movimiento revolucionario, Movimiento estudiantil, Movimientos agrarios, Movimientos estudiantiles de mediados de siglo XX y posteriores, Movimientos de médicos, Movimientos antineoliberalistas, Movimiento de la UNAM, Movimiento zapatista, Movimientos agrarios y por defensa de propiedades, Movimientos feministas, Movimiento obradorista. MOVIMIENTOS INDEPENDENTISTA: Esta guerra de independencia no se toma mucho como movimiento sin embargo quería hacer enfoque en ella porque es de suma importancia para los movimientos posteriores en el país. Fue encabezado por los Insurgentes principalmente, al principio lo conformaban Miguel Hidalgo y Costilla, Miguel Domínguez, Josefa Ortiz de Domínguez, Juan Aldama y Allende, a partir de este movimiento o más bien guerra se generan huelgas, disturbios y movilizaciones que perduraran por más de once años hasta consumarse la independencia en 1821,. Posteriormente a esto el gobierno no hará caso de las peticiones del pueblo instaurando un imperio en el país que se derrocara gracias a otros movimientos sociales. MOVIMIENTO LIBERAL Y DE REFORMA: El principal encabezador de este fue Benito Pablo Juárez García, un indígena de cuna zapoteca que huyo de su tío para realizar sus estudios de Jurisprudencia, este hombre al llegar a la cámara propone la aplicación de leyes de las principales son la ley iglesias y otras para hacer laico el estudio, al llegar a la presidencia de la república mexicana propone las demás leyes junto con sus compañeros de gobierno y su gabinete, la ley lerdo etc. Esto desencadena el descontento de los ultraconservadores y de las iglesias lo cual genera una revuelta entre los liberales y conservadores, este movimiento fue apoyado por el pueblo, algunos apoyaban a los liberales sin embargo la mayoría

estaba dominada psicológicamente e idealmente con los conservadores, ellos les prometían bienes o tierras falsas y les inculcaban el perdón divino. Este movimiento fue el más salvaje y violento de todos los que existan en el país. MOVIMIENTO REVOLUCIONARIO Y ANTECEDENTES: A partir de la década de 1890 el gobierno de Díaz comenzó a concretarse como una dictadura, desde este momento comenzaron a desatarse un sinnúmero de movimientos obraros y campesinos debido a las situaciones de trabajo, a la explotación y contra el sistema económico que dominaba el país que era el de las haciendas en una similitud impresionante con los feudos, el campesinado cada vez obtenía menores ingresos debidos a la implementación de las tiendas de raya lo cual ataba a los campesinos y su descendencia a las haciendas de sus patrones. Unos de los movimientos más importantes de esta época son los que sucedieron entre 1905 a 1907, época en las que Rockefeller y Morgan se adueñaban del Wall Street y del petróleo estadounidense y del domingo rojo en el imperio ruso, realmente el momento era de revoluciones comunistas en contra del sistema decadente que se erguía sobre el mundo. MOVIMIENTOS ESTUDIANTILES Un sin fin de movimientos estudiantiles han existido en México desde la revolución mexicana. El tiempo comprendido entre 1910 al inaugurarse la Universidad Nacional de México y 1920, cuando tomó posesión como rector de la misma José Vasconcelos, fue de un estancamiento y deterioro en su organización académica, administrativa y escolar. Las circunstancias políticas de la Revolución Mexicana, que estalló dos meses después de la solemne inauguración de la Universidad, festejo cumbre del Centenario de la Independencia, no permitieron un funcionamiento adecuado de la misma. La organización estudiantil era un reflejo de esta situación: Existió sólo formalmente e intervino muy poco en la vida de la institución. Los estudiantes universitarios se pronunciaron a favor o en contra de los diversos gobiernos revolucionarios, pero en realidad la Revolución Mexicana fue un acontecimiento que se inició en el norte del país y tardó mucho tiempo en afectar la vida de los miembros de las clases medias urbanas, como eran los estudiantes. Los años veinte fueron en México los del acomodo institucionalizarte de la Revolución, basado en la Constitución de 1917. Era una época de cambios y de fundación de instituciones, así como de la búsqueda de la consolidación de un Estado revolucionario y la cada vez mayor presencia de éste en todos los ámbitos de la sociedad; fue un período en que se buscó un proyecto educativo revolucionario y su aplicación en todos los rincones del país y a todos los niveles educativos MOVIMIENTO ZAPATISTA, EZLN El movimiento zapatista lo tratare de abreviar debido a la larga extensión anterior del documento. EZLN o ejercito zapatista de liberación nacional es una organización político-militar cuyo mando tiene por nombre Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia General (CCRI-CG) del EZLN, derivado de su composición mayoritariamente indígena. Salió a la luz pública en el estado mexicano de Chiapas el 1 de enero de 1994 al tomar varias cabeceras municipales el mismo día que entraba en vigor el Tratado de Libre Comercio de América del Norte La defensa de derechos colectivos e individuales negados históricamente a los pueblos indígenas mexicanos. La construcción de un nuevo modelo de nación que incluya a la democracia, la libertad y la justicia como principios fundamentales de una nueva forma de hacer política. El tejido de una red de resistencias y rebeldías altermundistas en nombre de la humanidad y contra el neoliberalismo.

MOVIMIENTO DE LA UNAM 1999 Debido al deseo de privatizar las escuelas universidades y colocarlas al alcance del poder eclesiástico, gubernamental y capitalista, en el año de 1999 dichos poderes tratan de entrometerse en la educación impartida por la Universidad Nacional Autónoma de México para así pretextarse de la baja calidad de la escuela, aunado a esto el momento que se vivía , un año antes de las elecciones lo cual siempre representa época de movilizaciones dentro de las instituciones, en este año se pretende cambiar el antiguo régimen dictatorío del partido revolucionario institucional lo cual representa aniquilar lo que este haya logrado en su mandato, hacerlo trizas y como muchos panistas lo expresan la UNAM supuestamente es un dinosaurio “priista” al cual hay que quitar de México por representar una cuna de la maldad que va en contra de los principios y de la religión, por esta causa se trata tanto de privatizar la universidad como de irla cerrando sustituyéndola por escuelas particulares para el beneficio de los mismos dirigente educativos que son los que las colocan.. En febrero de 1999 el rector Francisco Barnes de Castro propuso modificar el reglamento Gral. De pagos ante el consejo universitario, en marzo mientras las movilizaciones se gestaban, sigilosamente se voto la propuesta y se aprueba el incremento de cuotas de los simbólicos 20 centavos semestrales a 10 salarios mínimos por preparatorias y 15 para licenciaturas. El día 20 de abril de 1999 los accesos a Ciudad Universitaria amanecieron cerrados, con banderas de huelga, con policías y activistas del CGH ocasionando el cierre de la UNAM por 9 meses y medio los movimientos sociales son aquellas situaciones en las cuales el punto primordial a resolver es la petición y las necesidades de la población, durante mucho tiempo ha existido y seguirán haciéndolo en cualquier sistema económico que exista ya que siempre habrá disconformidades en los mismos. Los movimientos sociales actuales demuestran la incapacidad del gobierno de realizar de manera certera y firme sus funciones, no lo hacen de forma veraz. Sin embargo por encima de todos los prejuicios, en estos siempre nos encontraremos incluidos nosotros y nuestro bienestar. UNIDAD 4. NACIONALISMO, GLOBALIZACION, IDENTIDAD E IGUALDAD 4.1. ¿Identidad o mestizaje? La nación. Estructura de la sociedad y sus funciones Se puede definir a la sociedad como toda unión existente entre los seres humanos, por la sola razón de ser seres humanos. Es suficiente que dos personas vivan juntas para que haya sociedad. Si comparamos la estructura de un edificio y la de la sociedad, podríamos decir que así como el edificio está formados por vigas, columnas, paredes, etc. La sociedad está compuesta por los individuos, las clases sociales y las organizaciones creadas con el fin de mejorar la convivencia social. La diferencia entre ambas estructuras es que la del edificio es estática y la de la sociedad es dinámica. Las relaciones entre sus partes son el motor de los procesos colectivos. La sociedad está organizada por el conjunto de instituciones, económicas, políticas, religiosas, familiares, educativas, recreativas y culturales, que forman la trama de la vida social y facilitan la convivencia armónica. Funciones de la sociedad La sociedad cumple diversas funciones que permiten satisfacer las necesidades de sus miembros:

El mantenimiento de los integrantes de la sociedad requiere satisfacer la demanda de alimentación, seguridad y de protección, así como la reproducción que garantice la perpetuación de la especie. La división del trabajo, cada individuo debe poner al servicio de los demás su inteligencia, su ingenio y su trabajo. La solidaridad del grupo, es el resultado del contacto permanente entre los individuos y de las actividades en común. La sociedad debe estimular a sus miembros, a que se ayuden mutuamente. La transmisión a sus descendientes de valores, cultura, tradición, costumbres y normas. Identidad personal Un individuo es único, lo que le permite desarrollar y definir su personalidad a través de la socialización. Viviendo en sociedad desarrollamos nuestras razones y nuestras pasiones, generamos discordias y concordia, tendemos al egocentrismo abusivo, pero también requerimos ser reconocidos por la simpatía de los demás. Valores, normas y símbolos Un valor es una idea compartida por un grupo de personas, sobre lo que es bueno y deseable, como la equidad, justicia, cooperación y responsabilidad. Las normas son reglas que nos dicen cómo comportarnos, dichas normas van desde los simples convencionalismos, o los usos de cortesía hasta las leyes escritas que imponen castigos. Los símbolos son objetos, gestos, sonidos o imágenes que representan algo, y tienen un significado compartido por un grupo personas; por ejemplo, la Bandera Nacional, la paloma de la paz, los anuncios que distinguen los baños de hombres del de las mujeres, etc. Desigualdad social La sociedad es imperfecta como cualquier ser humano, por ello hemos construido relaciones sociales de desigualdad e inequidad, algunas desigualdades son:

• Por el sexo: la mujer discriminada • Por la raza o etnia: por la creencia de que una raza es mejor que otra. • Por la edad: se margina a los ancianos • Por alguna discapacidad física o mental: se discrimina a personas que padecen algún tipo
delimitación orgánica o intelectual.

• Por la clase social: algunos aprecian los valores económicos.
El cambio social La sociedad está en constante movimiento, la acción humana modifica la vida en sociedad, en las acciones de cada quien se modifica la economía, la oferta de trabajo, la convivencia, el tamaño de la

población, el medio ambiente. Los cambios son necesarios e inevitables, pueden ser para mejorar o empeorar. Un cambio social benéfico es la mayor participación de las mujeres en la educación, el trabajo y la vida pública. Un cambio social regresivo es el de un golpe de Estado. Hay que analizar que conviene conservar y que transformar. Cultura Desde el punto de vista etimológico, la palabra “cultura” viene del latín colere (cultivar). La palabra cultivar a su vez, tiene varios significados, desde preparar y utilizar la tierra para sembrar; hasta mejorar la mente por medio del estudio. Podemos decir que la cultura ante la diversidad de significados, es la totalidad de conductas aprendidas de cualquier época en toda la humanidad; son formas de vivir compartidas por varias sociedades entre las que exista o haya existido alguna interacción; refiriéndose a naciones, tribus, sociedad eso grupos, por ejemplo la cultura mexicana. La cultura también es considerada patrones de conducta específicos a una sociedad particular; por ejemplo dentro de la cultura mexicana se puede hablar de la cultura norteña, lacandona, chiapaneca, lagunera, etc. Son formas de comportamiento características de los segmentos de una sociedad grande y compleja; refiriéndose esto a cualquier grupo que se encuentre en una ciudad grande, universidades, sindicatos, grupos religiosos, clubes sociales, etc. Existe la cultura totalista que es como un mecanismo de adaptación: la totalidad de herramientas, actos pensamientos e instituciones por medio de las cuales una población se mantiene. Por su parte la cultura mentalista, define la cultura como un sistema conceptual, es decir, un sistema de conocimientos y creencias compartidas con el que las personas organizan sus percepciones y experiencias, toman decisiones y actúan. Cultura emergente En el último cuarto de siglo se presenta una transformación de las ciudades latinoamericanas y sus espacios como resultado de una serie de fenómenos sociales, culturales y tecnológicos nuevos. Si tenemos en cuenta la relación entre la modernidad, la cultura urbana, el surgimiento de la esfera pública y el ejercicio de la ciudadanía está claro que tales transformaciones sientan las bases de una nueva forma de organización social, de un nuevo modelo cultural, que unos llaman la postmodernidad, otros la globalización y otros simplemente la cultura tardo-capitalista o neoliberal. De entre todas estas transformaciones quizás la más notable, dramática y emblemática sea la modificación sustancial del espacio social a causa de la apropiación del espacio público a manos privadas, y que aquí se intenta evocar mediante la imagen del “asalto al espacio público” ¿Cuáles son las nuevas agencias y fuerzas sociales (tanto nacionales como extranjeras) que han pasado a gobernar el espacio social y cultural?, ¿Cómo ha afectado esto la vida cotidiana, las relaciones sociales, la cultura, y la política? Reflexionar el espacio público, obliga a pensar el espacio como recurso, como producto y como práctica (sensual, social, política, simbólica). La apropiación o utilización particular del espacio (tanto a nivel material como simbólico) así como la transformación de los espacios existentes y la producción de espacialidades inéditas, en correspondencia con distintos proyectos culturales “emergentes” y en pugna. Lo más preocupante respecto al “asalto público” no es tanto la apropiación personal de lo público (lo cual sería una forma de democratización), sino el vacio y deterioro del espacio social, la desaparición de un conjunto de formas que favorecían la relación social y la vida democrática y su contracara, el modo en que un conjunto de grandes corporaciones transnacionales ha ido apropiándose de los espacios sociales y culturales y ha pasado a hegemonizar práctica y simbólicamente la formación del público y de la opinión pública. Los procesos y componentes fundamentales del nuevo modelo cultural emergente lo constituyen:

1. El agravamiento de la desigualdad, la marginación y la polarización espacial. 2. El impacto de la marginalidad sobre la ciudad. 3. La inyección de “intervenciones super modernas” sobre la ciudad. 4. La suburbanización como forma de escape y como otra forma de “modernización disfrazada”. 5. El vaciamiento, abandono y deterioro de la infraestructura y los espacios públicos tradicionales. 6. La formación de nuevas zonas especializadas (de residencia, producción, consumo, recreación). 7. El impacto de los medios masivos de comunicación y los espacios sociales virtuales. 8. El desplazamiento de las relaciones sociales y personales “cara a cara” por relaciones virtuales y representaciones opacas. 9. El papel que han venido asumiendo los grupos económicos en la industria cultural en general (en la educación, en la industria del libro o del disco, en el deporte, en la financiación del arte, en el turismo, en el transporte). 10. En suma la apropiación de la esfera pública por parte de poderosas corporaciones tanto nacionales como transnacionales. 4.2. Los retos de nacionalismo en el mundo de la globalización. Nacionalismo El nacionalismo es una ideología y un movimiento social y político que surgió junto con el concepto de nación propio de la Edad Contemporánea en las circunstancias históricas de la Era de las Revoluciones (Revolución industrial, Revolución burguesa, Revolución liberal) desde finales del siglo XVIII. Como ideología, el nacionalismo pone a una determinada nación como el único referente dentro de una comunidad política; y parte de dos principios básicos con respecto a la relación entre la nación y el Estado:

• El principio de la soberanía nacional: que mantendría que la nación es la única base legítima para
el Estado.

• El principio de nacionalidad: que mantendría que cada nación debe formar su propio Estado, y que
las fronteras del Estado deberían coincidir con las de la nación. El término nacionalismo se aplica tanto a las doctrinas políticas como a los movimientos nacionalistas: las acciones colectivas de movimientos sociales y políticos tendentes a lograr las reclamaciones nacionalistas. En ocasiones también se llama nacionalismo al sentimiento de pertenencia a la nación propia, algo en principio identificable con el patriotismo, pero distinto si va más allá del mero sentimiento e incorpora contenido doctrinal o acción política en un sentido concreto. Nacionalismo mexicano

El nacionalismo mexicano es el movimiento social, político e ideológico que conformó desde el siglo XIX la identidad nacional de México. El nacionalismo mexicano nace del patriotismo criollo del virreinato de la Nueva España, alimentado de una corriente anti-españolista y pro indigenista. La palabra abstracta de mexihcatl, la cual deriva del idioma náhuatl y que hacía referencia sólo al pueblo azteca y su expansión de su antiguo imperio, dio origen a una nueva nación a partir del nombre de la ciudad capital de los mexicas; el nombre debería ser meshico (como se lee en español). Hoy en día es un enfoque ultra-nacionalista que comparten muchos mestizos, algunos indígenas y algunos criollos dentro del territorio de México enalteciendo al último emperador mexicano ante insubordinación del conquistador español bajo conceptos criollitas de identidad. El concepto de nación y de identidad nacional no necesariamente era compartido o entendido igualmente por toda la población. En fecha de la independencia de México se independiza solo el40% de la población mexicana que hablaba castellano, el gobierno centralizado también generó disputas y movimientos independentistas que no compartían valores con la gente del centro del país; muchos indígenas, los yucatecos peninsulares, los jaliscienses y los norteños mantuvieron y mantienen una identidad diferente (aún a nuestros días) y muchas veces manifestaron sentimientos anti-mexicanistas, pero profundamente anti-yankees pugnando por una unión pro América latina algunos, pero principalmente en pro de el uso y las costumbres que actualmente siguen prevaleciendo a la sombra incluso de las leyes. Sin embargo, el nacionalismo mexicano es considerado como uno de los nacionalismos fuertes que a pesar de las grandes diferencias ideológicas, raciales, lingüísticas, económicas y políticas que coexisten y conviven en los Estados Unidos Mexicanos, la federación del país se ha mantenido unida en un concepto propio de identidad nacional que está identificada por el federalismo, la lengua española y la igualdad de derechos (negando la esclavitud y todo título nobiliario); existen otros elementos de identidad que no son mencionados en la constitución política del país que comparte la población mexicana, la imagen guadalupana de gran sincretismo religioso católico y las creencias prehispánicas unidas en Tonantzin, la madre tierra, que originó peregrinaciones al cerro del Tepeyac mil años antes de la llegada de los españoles, y además el culto a la patria a través de la imagen de los héroes. Política y nacionalismo Los partidos políticos han jugado un papel preponderante en el nacionalismo mexicano; Lázaro Cárdenas del Río, el creador del Partido de la revolución Mexicana en1938,como medida para desarticular las ideas del maximato eliminó la estructura basada en partidos regionales y estatales del antiguo Partido Nacional Revolucionario creado por Calles y la sustituyó con una de carácter corporativo o corporativista en la que se esperaba que los intereses de los ciudadanos fueran representados y transmitidos por los así llamados "sectores". Los sectores del PRM fueron cuatro: obrero, campesino, popular y militar, que, a su vez, aglutinaban distintas organizaciones que fueron fusionándose al partido, la figura de Lázaro Cárdenas muestra al presidencialismo como una imagen paternalista y protectora de toda la nación, forma de gobierno que fueron adoptando los presidentes sucesivos. Ávila Camacho y el entonces recién nominado candidato presidencial Miguel Alemán Valdés impulsaron su transformación en Partido Revolucionario Institucional que pasó de un partido de revolucionarios a una institución que retomó los colores de la bandera nacional con mucho mayor fuerza que en sus inicios. Existen desacuerdos de otros partidos políticos por la manipulación generada de los colores de la bandera nacional dentro del eslogan oficial de Partido Revolucionario Institucional. Nuevos íconos de la identidad nacional. El discurso político ha sido un éxito en el ejercicio de los valores nacionalistas de México, para

entender este nacionalismo inducido a la población (principalmente mestiza) se le conoce como cultura de masas, en ella, se busca penetrar en las ideas y conductas cotidianas de la gente, el fútbol es una muestra de nacionalismo inducido que enajena y apasiona tanto a la afición como a quienes no tienen una presencia de dicho deporte. Los medios de comunicación sigue siendo el principal instrumento de educación para mantener el control de las masas. Los nuevos íconos de la identidad mexicana son fetiches que aluden a los colores de la bandera nacional como sucede en otros países, retoman algunas prendas de trajes regionales como sombreros, penachos, jorongos, rebozos y banderas. Existe un severa contradicción en el nacionalismo mexicano, los mexicanos discriminan por igual a los españoles y a los amerindios; ambas razas que conforman mayoritariamente la con sanguinidad de la gente de este país. Se tiene la imagen de tres México diferentes principalmente, compartiendo el mismo territorio; por un lado, los mestizos bajo una identidad unificada por símbolos, por otro lado, los descendientes de extranjeros y el mundo de los indígenas, el más atrasado lamentablemente. Hoy en día, el nacionalismo mexicano no está conformado por los criollos, al final como es natural los criollos han desaparecido culturalmente, sin embargo el nacionalismo mexicano es mal encausado y mal informado, prevalecen en su mayoría las tradiciones indígenas a voces sordas, sin ser populares o reivindicadas, asumiendo al exterior del país una imagen pasada, o falsa. ¿Qué es la globalización? Proceso económico, político, económico, social y ecológico, es una competencia de países y premia a los más preparados con mayores oportunidades, mientras que regala a los no preparados o incompetentes, trabajos mal pagados. Un país educado y preparado será un país beneficiado con la globalización. Características.

• Lo que se globaliza es el sector industrial, comercial y servicios, no el país. • Presenta disminución de los costos y el incrementa la participación en el mercado. • Aumento de la competencia. • Diversidad de nuevos productos y servicios • Mejoramiento continúo de precios. • Internacionalización de la producción. • Políticas de la desregulación aduanera. • Tecnologías de la comunicación logística y distribución
Política económica de la globalización Los grandes negocios internacionales buscarán que las políticas económicas de las Estados se ajusten a sus intereses. El modelo económico a seguir va a ser una continuación del liberalismo del siglo XIX y se conoce como Neoliberalismo, en la parte pública, políticos como M. Thatcher y R,

Reagan impulsaron dicho movimiento económico. Adam Smith en 1776 en su libro “Riqueza de las Naciones” menciona que no se debe permitir la intervención gubernamental, no a las barreras al comercio, que el libre comercio permitía una mayor forma de desarrollo económico en una nación (libre empresa-libre competencia) liberalismo– neoliberalismo. La globalización económica implica: 1. “el libre mercado”, en la salud, la educación, la información, etc. 2. La ideología liberal se aplica casi en todos los países 3. Las grandes empresas consiguen cada vez más poder a costa de la población 4. El medio ambiente y el bienestar social se subordinan a los imperativos del sistema económico, el cual busca acumulación por parte de la minoría. Apertura económica de la globalización en México El libre comercio y la apertura económica son parte fundamental de la globalización. La idea impulsora detrás de la globalización es el capitalismo de libre comercio, entre más se permita gobernara las fuerzas del mercado y más apertura se dé hacia el libre comercio y la competencia económica, será más eficiente y floreciente. La globalización tiene su propio conjunto de reglas económicas, éstas giran en torno de la apertura, la desregulación y de la privatización de la economía. México es líder en el área del Libre Comercio dado que cuenta con más tratados de libre comercio que cualquier otro país. Así se encuentra vinculado con:

• América del Norte (Canadá y Estados Unidos) • Chile • Bolivia • Grupo de los Tres (Venezuela y Colombia) • Triángulo del Norte con Centro América (Guatemala, Honduras, El Salvador) • Costa Rica • Nicaragua • Israel • Unión Europea.
El neoliberalismo incluye entre sus conceptos principales Gobierno del mercado: liberación de las empresas privadas de cualquier control, impuesto por el Estado. Reducción de los salarios mediante la “desindicalización” de los trabajadores. Eliminación de los controles de precios, en definitiva, libertad total para el movimiento de capitales, bienes y servicios. “Un mercado desregulado” es la mejor forma de aumentar el crecimiento económico.

Reducción del costo público en servicios sociales: como educación y salud Privatización: venta de empresas, bienes y servicios públicos a inversores privados. Se eliminan el concepto de bien público por el de responsabilidad individual. Desregularizar: es decir, eliminar todas las regulaciones públicas de la vida económica y social para que ellos puedan establecer sus propias reglas. A todo esto hay que añadir una obsesión con la inflación, que no haya déficit público y que bajen los impuestos. El control de la inflación es su objetivo prioritario debido a que las inmensas masas de dinero (capital financiero) que operen en todo el globo, no puedan tolerar que las distintas monedas en las que invierten su capital pierdan valor. CONCLUSION El objetivo de analizar los temas propuestos al inicio de esta antología fueron analizados, logrando captar la esencia de los temas de la Materia Proyecto de Nación. Se logró entender como inicia la sociedad mexicana desde sus inicios antes de la conquista española y su movimiento de independencia y como país independiente todos los proyectos de aquellos personajes importantes en la Historia de México como Benito Juárez, Porfirio Díaz entre muchos más y sus acciones como repercutieron en la Sociedad Actual del México Contemporáneo.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->