Está en la página 1de 1

El Rosario es una escalera para subir al

COMENZANDO EL CAMINO DEL ROSARIO

cielo es la oracin ms sencilla de la Virgen, pero la ms llena de contenidos bblicos. B. Juan Pablo II

Por qu rezar el Rosario?

Hoy por hoy, antes de la Santa Misa, el Rosario es quizs la devocin ms practicada por los fieles, en la que ellos han experimentado y siguen experimentando da a da los extraordinarios favores divinos que consiguen con esta santa devocin. Cuntas personas han logrado verse libres de pecados y de malas costumbres el dedicarse a rezar con devocin el santo Rosario! Cuntos han notado como su vida ha mejorado notoriamente en virtudes y en buenas obras! Son muchsimos los que por haber rezado con toda fe su Rosario lograron obtener una buena y santa muerte y ahora gozan para siempre en el cielo. Ojal leyramos algn libro que hable de las maravillas que se consiguen con el rezo del Santo Rosario. Basta saber que el Rosario siempre ha sido recomendado por muchos Sumos Pontfices y aprobado por la Iglesia Catlica en todo el mundo, y que a los que lo rezan se les conceden numerosas bendiciones e indulgencias. Es la magnfica oportunidad que tenemos todos de experimentar en la fe ese amor a Dios en Mara Santsima, a la cual le haba confiado esa misin salvfica. Es el santo rosario el lugar para reconocer a Mara Virgen como la Madre del Seor Jess y en el plano de la gracia, Madre de todos nosotros. Es a la vez el reconocimiento de que Dios a travs de Ella interviene a favor nuestro. Por lo tanto, el rosario es el trabajo de la fe, es la obra de la fe, no es magia, no es un talismn, no es un protector de peligros, sino una realidad dinmica de fe, de esperanza y de amor, el rosario es el dinamismo de un camino, es una aventura, el rosario es un seguimiento mariano de Cristo. Es una oracin natural a la gente sencilla que reconoce en los misterios meditados el designio salvador de Dios. Y por todo esto, el rosario es la oracin de la fe. Y se puede decir ms: el rosario es la oracin de la fe, en primer lugar, de la fe que acepta creer lo que se revela, es la plena apertura, en segundo lugar, cada situacin que nosotros ponemos en el rosario, a travs de los misterios, es una situacin con la que se encontr la Virgen Mara. Haya estado presente o no. Y cada situacin fue para ella una revelacin. Y lo ser para cada uno de nosotros. Nos animaremos a hacerlo?