Biografía DE RICARDO PALMA

Hijo natural de Pedro Palma Castañeda y Guillerma Carrillo (algunos creen que este es el nombre de la abuela materna y 1 que su madre fue la esposa Dominga Soriano), nació en el seno de una familia humilde, en Lima (aunque existe una Nota 1 teoría que pone su cuna en Apurímac). Asistió a la escuela para párvulos de Pascual Guerrero, a la de Antonio Orengo y a la de Clemente Noel. Después siguió leyes en el Convictorio de San Carlos (aunque algunos cuestionan éste dato como una superchería del autor y otros dicen 2 que probablemente fuera alumno externo) A los 15 años comenzó su carrera literaria, primero escribiendo poesía y dramas. Fue a esa edad que empezó a usar, junto con el primer nombre, su segundo, Ricardo, que después ya utilizaría solo, sin el primero original de Manuel. También desde joven se mezcló en política, y en 1857 secundó la sublevación del general Manuel Ignacio de Vivanco contra el presidente Ramón Castilla, por lo que fue separado del ejercicio de su cargo en el Cuerpo Político de la Armada del Perú. En la Armada, a la que ingresó como oficial tercero en 1853, sirvió en la goleta Libertad, el bergantín Almirante Guisse, el transporte Rímac —donde el primero de marzo de 1855 estuvo a punto de morir a consecuencia del naufragio de la 3 nave— y el vapor Loa. Tomó parte en el desembarco de Guayaquil en 1859, durante la guerra con Ecuador. En noviembre de 1860 participó en el fallido asalto a la casa presidencial que acometió un grupo de civiles y militares de tendendica liberal, liderados por José Gálvez. El fracaso del golpe contra Castilla lo obligó a abandonar el Perú y el 20 de diciembre se embarcó con destino a Chile. En Valparaíso, adonde arribó a fines de mes, frecuentó los salones literarios, fue miembro de la Sociedad de Amigos de la Ilustración y colaboró en la Revista del Pacífico y en la Revista de Sud-América. Los casi tres años que pasó en esa ciudad —durante los cuales realizó frecuentes viajes a Santiago— fueron literariamente «intensos y fructíferos». Allí conoció a José Victorino Lastarria, Guillermo Blest Gana y otros escritores, y en las revistas mencionadas publicó textos importantes: poesías, siete tradiciones y lo que después derivaría en los Anales de la Inquisición de Lima que aparecerían 4 en la capital peruana a su regreso y con el que puede decirse que «comienza la plenitud literaria de Palma». Regresó al Perú en agosto de 1863, después de ser amnistiado, y en julio de año siguiente fue nombrado cónsul en el Pará, Brasil, cargo que aparentemente no llegó a ejercer: obtuvo una licencia y viajó a Europa: El Havre, París, Londres. En 1865 retornó vía Estados Unidos —se quedó un tiempo Nueva York—, cuando Perú está ya en pleno conflicto con España. Con el puerto del Callao bloqueado, Palma desembarca probablemente en Paita y es nombrado asistente de Gálvez, ministro de Guerra y Marina. Ambos participan, desde la torre La Merced del Callao, en elcombate contra la escuadra española el dos de mayo de 1866, en el que Galvéz murió cuando una bomba, disparada desde la fragata española Almansa o desde la Blanca, cayó en unos depósitos de pólvora. Palma se salva milagrosamente: había abandonado la torre minutos antes de la explosión.

Tomó parte en la sublevación del coronel José Balta al año siguiente, y estuvo en prisión y desterrado brevemente en Guayaquil. Balta lo nombró su secretario particular después de ser elegido presidente en 1868. Al poco tiempo fue elegido también senador por Loreto, cargo que ejerció hasta 1872. El asesinato de Balta, ocurrido el 26 de julio 1872, marca el fin de la vida política de Palma, que pasa a dedicarse exclusivamente a la literatura. Tres años más tarde se retira a Miraflores y en 1878, se muda con su familia al balneario de Chorrillos. Durante la guerra con Chile participó en la defensa de Lima. Cuando las tropas de ocupación incendiaron en enero de 1881 su casa, ubicada en el balneario de Miraflores, Palma perdió su biblioteca y algunos manuscritos, como el de la novela Los Marañones y sus memorias del gobierno de Balta. Perdida su casa, se traslada a Lima donde alquila una en la calle Veracruz. Dos años más tarde, el dueño del diario La Prensa de Buenos Aires le ofreció el cargo de redactor literario del periódico, pero el presidente Miguel Iglesias logró convencerlo que aceptara la dirección de la Biblioteca Nacional, que se encontraba destruida como consecuencia de la guerra y que durante la ocupación había sido saqueda por los chilenos. Al ocurrir esos hechos en marzo de 1881, Palma, que era a la sazón subdirector de la Biblioteca, había redactado una carta 5 de protesta, firmada por él y el director, Manuel de Odriozola. Esto motivó que el entonces contralmirantePatricio Lynch y

Su labor al frente de esta institución constituyó uno de sus grandes logros. Angélica. sin embargo. Gracias a su amistad con el presidente de Chile Domingo Santa María(1881-1886). Fue miembro correspondiente de la Real Academia Española (1878) y de la Peruana de la Lengua —que presidió desde su fundación en 1887 hasta su renuncia en 1918. ya convertido en el patriarca de las letras peruanas. consiguió recuperar unos 10 000 de manos chilenas. Ricardo. Verdad es que el escritor tendrá su desagravio: el nuevo gobierno del coronel Óscar R. no durará mucho: en febrero de 1916 González Prada recupera el cargo y el famoso escritor renuncia a su nombramiento honorario. donde pasó 12 días hasta que recuperó la libertad gracias a gestiones de diplomáticos franceses y brasileños. dictara prisión contra el escritor. que. nombra a su enemigo. Fue en aquella época que se ganó el apelativo de el bibliotecario mendigo. ante el magro presupuesto con el que contaba. El 28 de julio de 1884 inaugura la biblioteca. y de otras prestigiosas instituciones. que cumplió primero en el segundo piso de la misma Biblioteca ocupada y después en un buque en el Callao. cuando pasa a ser director honorario —. Benavides lo nombrará director honorario de la Biblioteca en 1914. decidió utilizar su prestigio y sus contactos para pedir a personalidades de diversos país que donaran libros. una de las fundadoras delmovimiento feminista peruano. Antes tuvo un hijo natural con Clemencia (o Clementina) Ramírez: Clemente Palma. Casado desde 1876 con Cristina Román Olivier. cuando renuncia por discrepancias con el gobierno de Augusto Leguía. en reemplazo. donde viviría los últimos años de su vida. Esto. que dirige hasta febrero de 1912. tuvieron 7 hijos (alguno fallecido prematuramente): Félix Vital. contra el que también había orden de arresto. Peregrina Augusta. *DON DEMAS DE LA TIJERETA Cuento de viejas que trata de cómo un escribano le ganó un pleito al diablo . 5 «logró asilarse en la legación norteamericana». Odriozola. Cristián y Renée Cristina. Manuel González Prada. quien se convertiría en un destacado escritor. se había retirado en marzo de 1912 a Miraflores. porque. Luis Ulloa. González Prada será destituido y su puesto lo ocupará el candidato de Palma.comandante en jefe del ejército de ocupación. Palma. Cristina.

—Haga lo que le plazca —dijo Lilit— que todavía le queda un minuto para que se cumplan los tres años. se propuso conquistar en la chica con agasajos. al regresar al infierno. se lo entregó al demonio y le dijo: . una muchachita de veinte primaveras. empezó a regalarle joyas y vestidos pero la niña nada de nada con él. que ya sabes que no soy tacaño tratándose de una presa. Lilit había encendido en ella el fuego de Lais y la lubricidad de Mesalina. Lilit —ordenó— al cerro de las Ramas y extiende un contrato con un hombre que tiene tanto desprecio por su alma que la llama almilla. Su alma estaba tan desecha que ni Dios la hubiera reconocido. Yo. que desde los antros más profundos del infierno escuchó el pedido. tocó campanilla y en el acto se le presentó el diablo Lilit. Tijereta quiso tener a Visitación a las buenas o a las malas. El escribano se quitó el jubón interior. vieja como el pecado de la gula. que así vestido como está me lo puedo llevar. Enojado dijo en voz alta: —¡Que venga un diablo cualquiera y se lleve mi almilla a cambio del amor de esa muchacha! Satanás. Don Dimas llegaba todas las noches a verla y Visitación lo escuchaba cortándose las uñas y sin hacerle mayor caso. —Pues si no me desvisto no podré pagarle —le respondió don Dimas. listo para cobrarle su parte según rezaba el contrato. Concédele lo que pida. este le entregó un pergamino a Satanás que decía lo siguiente: “Conste que yo. pasaron los tres años y Tijereta se vio nuevamente en el cerro de las Ramas. cedo mi almilla al rey de los infiernos. Se sabía que era hipócrita. su secretario. —Ve. pero los pobrecitos escribanos no tenían en el cielo algún camarada que los defienda. Al plazo de tres años me obligo a satisfacer mi deuda”. Además que todos los gremios tienen como patrón a un santo que ejerció su oficio. No conozco los pormenores de la entrevista entre don Dimas y Lilit. Luego seguían las firmas de las partes. perdido en sus cavilaciones y llego hasta el cerrito de las Ramas. pero. don Dimas de la Tijereta. pero ella lo botó de su casa diciéndole que estaba cansada de aguantarlo. Cuando el escribano volvió a su casa. timador y que guardaba un tesoro fruto de sus triquiñuelas. Tijereta. con ser él quien la creó y ni el diablo ni el ángel de la guarda podrían encontrar en él por donde cogerle el alma. casado de la espera. La maldita había adoctrinado a su sobrina para servir de cebo de ricos caballeros a quienes sacar dinero. El escribano entonces comenzó a desvestirse pero Lilit le dijo —No se tome tanto trabajo. vivía un cartulario llamado don Dimas de la Tijereta. que no daba ni las buenas noches. que ebria de amor se arrojó en sus brazos. a quien años más tarde castigó la Santa Inquisición. junto a Lilit. cerca del portal de los Escribanos. una figurita de mírame y no me toques y ojos más matadores que las espadas de los duelistas. le abrió la puerta nada menos que Visitación. Don Dimas se fue. III Seis meses habían pasado de solicitudes vanas y. Visitación vivía con su tía. IV Como no hay plazo que no se cumpla. escribano de la Real Audiencia y sin una pizca de fe. II Tijereta había caído en la peor tontería de la vejez: se enamoró hasta la coronilla de Visitación.I Por los primeros años del siglo pasado. a cambio del amor y posesión de una mujer. pobre narrador de cuentos.

—¿Y qué quiere que haga con esa prenda? —preguntó Lilit luego de haberse reído mucho.—Deuda pagada y venga mi documento. se enteró el escribano que Visitación lo había abandonado para encerrarse a un convento. le dijo que se deje de bromas pero don Dimas contestó que se fije bien en el contrato pues esa era la almilla. Algo así le sucedió al alma de Judas Iscariote. —Esta es mi almilla. así que volvió a la tierra y se introdujo en el cuerpo de un usurero. enojado. Satanás. En eso se cumplió el minuto y el demonio se lo llevó en los hombros al infierno. enterado de las causas del reclamo. como reza el contrato es lo que estoy obligado a pagar. Refieren las crónicas que después de suicidarse. Durante el viaje los reclamos de don Dimas eran tan constantes que el demonio tenía que hacer de oídos sordos par no perder la paciencia y sumergir al escribano en un caldero de plomo hirviente. y como viene a cuento su historia la apunto aquí someramente. decidió concederle un juicio al escribano. pero es bien sabido que en el infierno le dijeron que ya no reciben escribanos. Molesto el cura ordenó a cada uno que vaya ¡Al Rincón Quita Calzón! . Y en eso se cumplió el minuto y Lilit se echó al hombro al escribano y encaminó al infierno. Sino revise bien el documento. Y con esto y con que cada cuatro años uno es bisiesto. se quedó con la almilla y es fama que desde entonces los escribanos no usan almilla y cualquier viento pequeño produce en ellos una pulmonía de padre y señor mío. Satanás. pero ningún alumno le supo contestar. —Yo no entiendo payasadas. para no perderlo todo. En breve don Dimas ganó el juicio armado solamente con el Diccionario de la lengua y los jueces ordenaron que sin pérdida de tiempo se regrese a don Dimas a la puerta de su casa. propuso una pregunta: ¡quid est oratio!. destruido el hechizo. Desde entonces se dice que los usureros tienen alma de Judas. tocó en vano las puertas del Purgatorio y otro tanto las puertas del Infierno. que. pongo punto redondo al cuento. V No sé bien si don Dimas murió de buena o mala muerte. como prueba de que se cumplen las leyes en el infierno. Un día tubo que suplir a un maestro ausente y se dedico a recordar algo de latín con los alumnos. Guarde sus palabras para cuando esté delante de mi amo. Lilit. Satanas. permitió que la sentencia se cumpla. Pero.  AL RINCON QUITA CALZON El obispo Chávez de la Rosa era rector de un convento en Arequipa. Ya en el cocito.

El cura iracundo le ordeno también AL RINCÓN QUITA CALZÓN. haciéndole creer como artículo de fe que en los decretos de amparo y posesión figuraba el nombre de ambos socios. tú no puedes trabajar la mina sin que los viracochas te maten para quitártela. aya lo educo esmeradamente para que años después retornara al Perú convertido en un intelectual erudito: don Francisco Javier de Luna Pizarro.Así ocurrió hasta que le pregunto al más pequeño de la clase. Este llevó su queja por todas partes sin encontrar valedores. el gobernador. compadre –le dijo–. enseñóla a varios españoles. En uno de sus viajes encontróse una piedra que era rosicler o plata maciza. Denunciémosla entre los dos. amaneció un día el gobernador con gana de adueñarse del tesoro. trayendo papas y quesos para vender en el mercado. pues soy autoridad y amigos tengo en palacio. pero como el niño se retiraba refunfuñando algo entre dientes. maravillados de la riqueza de la piedra. –Mira. hicieron mil agasajos y propuestas al indio para que les revelase su secreto. ahí va tal como me lo contaron. que conmigo vas seguro. encargóse el mestizo de organizar el expediente. El niño se burló del cura demorando una respuesta que no sabia. Como único recurso aconsejaron almas piadosas al tan traidoramente despojado que se apersonase con su querella ante el virrey del Perú. según hemos dicho. que dejó en la . Entonces el niño le propuso una interrogante al maestro: ¿Cuantas Veces Se Repite En La Misa El Dominues Vubis Cum? Y por mas que el cura trató de recordar no pudo hacerlo. y estos. le armó la zancadilla. Trájola a Lima. y una mañana. Era uno de los que bailan un trompo en la uña y luego dicen que es bromo y no pajita. NO HA DE SER RICO Unos dicen que fue en Potosí y otros en Lima donde tuvo origen este popular refrán. porque el mestizo se defendía exhibiendo títulos en los que. que aceptó el partido. que el gobernador era uno de aquellos pícaros que no dejan resquicio ni callejuela por donde ser atrapados. Tanta era la confi anza del indio en la lealtad del compadre. El cura no tubo más remedio que perdonar a todos el castigo propuesto y se retiro completamente avergonzado. que lo era entonces el señor conde de Chinchón. Tiempo después el cura retorno a su natal España y se llevo al pequeño travieso como pupilo. presidente de la primera asamblea constituyente del Perú  ARRE BORRICO. Así las cosas. el sacerdote insistió por el que murmuraba. Vuelto a su pueblo. Sea de ello lo que fuere. entonces el niño también lo envió a el ¡al rincón quita calzón! La burla de los estudiantes fue total. pero como el infeliz no sabía leer ni escribir. Este se puso retrechero y se obstinó en no decir dónde se encontraba la mina de que el azar lo había hecho descubridor. pues el Inca que conquistó esos pueblos pidió semejante abrigo) un indio poseedor de una recua de burros con los que hacía frecuentes viajes a Lima. solo él resultaba propietario. Por los años de 1630 había en la provincia de Huarochirí (voz que signifi ca calzones para el frío. y le dio un puntapié al indio. que era un mestizo muy ladino y compadre del indio. QUIEN NACIÓ PARA POBRE. El pastel había sido bien amasado. apeándose del burro.

no hay que arriesgarse. Y terminó el virrey despidiéndole cariñosamente con estas palabras: –Resígnate. era comentario para los amigos del Presidente. Apurado este desengaño.  LA ULTIMA FRASE DE BOLIVAR . MORALEJA: “Los regalos que hacen a los grandes son. Expuso ante él su queja. borrico! Quien nació para pobre no ha de ser rico. Para él la empleomanía era la tentación irresistible en los hijos de la patria nueva. y en la República. Y tanto era su afán. y que don Ramón acababa de acordarle el empleo. y el virrey lo oyó media hora sin interrumpirlo. retírense.ya hizo fuego el cañoncito: puntería baja. exclamó: –iArre. y corrían los días y el cañoncito. igual.. un trabajo primoroso. y como quien boca tiene a Roma llega.. Colóquenlo sobre la consola de mi gabinete -ordenó.. -les dijo Castilla. ¿Qué había pasado? Que el artífice aspiraba a una modesta plaza de inspector en la aduana del Callao.puerta de palacio.. cortando las frases con su manera peculiar-. Estaba el mariscal en su primer gobierno y era su onomástico (31 de agosto de 1849). que a la sazón se encontraba en el jardinillo acompañado de su esposa. pronto hará fuego.  HISTORIA DE UN CAÑONCITO Si ha habido peruano que conociera bien su tierra y a sus hombres..... Hasta que ¡pum!. .hacerse a un lado. Traen entripado y puntería fija. _ ¡Amigos!. silencio que el indio creía de buen agüero. Era un microscópico cañoncito de oro montado sobre una cureñita defiligrana de plata. montó en su asno y. que vieron en la joya algo más peligroso que una bomba Orsini o un torpedo Withead. ese fue Castilla. retiróse mohíno el querellante. no sé si lapuntería es alta o baja. el cañoncito apunta. caballeros. Al fi n el conde le dio la estocada de muerte. lanzan el proyectil”. Acercose un joven y le obsequió un dije para reloj. encamináronlo hasta avistarse con su excelencia..No.. diciéndole que. colóse nuestro indio por los corredores de la casa de gobierno.¡Eh! Gracias. hijo... que comprobaba su derecho con documento en regla. _ ¡Eh!. poca pólvora. está caro gado... En Palacio había lo que en la Colonia se llamó “besamano”. sobre la consola. proyectildiminuto. pero Castilla se excusó diciendo: . el cañoncito salió de la consola para ubicarse entre los dijes de la cadena de su reloj. El artífice se empeñaba en que examinara la delicadeza de la joya. aunque en la conciencia pública estaba que el mestizo lo había burlado. y vete con la música a otra parte. mil gracias por el cariño -contestó el Presidente. casi siempre. -advertía Castilla. espoleándolo con los talones. como este cañoncito. Al cabo de un mes. no había forma legal para despojar a este. no Juguemos con armas peligrosas.

mi general. doctor...No. quiénes han sido los tres más insignes majaderos del mundo? -dijo pausadamente. Pasado un fuerte acceso. el enfermo se sumergió en profunda meditación. . Los grandísimos majaderos del mundo hemos sido Jesucristo. En el espacioso corredor y sentado en un sillón.Sucedió en la hacienda San Pedro Alejandrino. se trataba ya de un moribundo.. . .Acérquese usted.¿No sospecha usted. acudían solícitos al corredor.Ciertamente que no. a quien una tos tenaz convulsionaba de hora en hora. veíase a un hombre demacrado.la idea de que tal vez he edificado sobre arena movediza y arado en el mar.¿Sabe usted. Más que de un enfermo. que silenciosos y tristes paseaban en el salón. doctor. pero de inmortal renombre. y luego dijo con voz muy débil: . se lo diré al oído. Don Quijote y.. en una tarde de diciembre de 1830. Una sonrisa tristísima se dibujó en su rostro y. y dos viejosmilitares. lo que me atormenta al sentirme ya próximo a la tumba? . mi general. El médico le propinaba una poción calmante.. doctor. yo.. . .

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful