P. 1
La bicicleta como medio de transporte en Huesca (fotos)

La bicicleta como medio de transporte en Huesca (fotos)

|Views: 685|Likes:
Publicado porNiuh
No imprimir esta versión.
Hay otra sin fotos.
No imprimir esta versión.
Hay otra sin fotos.

More info:

Published by: Niuh on Jul 19, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/28/2010

pdf

text

original

Dossier: La bicicleta como medio de transporte urbano en la Ciudad de Huesca.

Huesca, al ser una ciudad pequeña y relativamente llana, es idónea para realizar la mayoría de sus desplazamientos en bici. Pero le espera al nuevo ciclista un paseo lleno de obstáculos, coches mal aparcados, humos, un concierto de bocinas y, en general, una falta de respeto hacia su integridad física. Para que ese nuevo ciclista vuelva a usar la bici se le debe facilitar su uso desde las instituciones. Motivos no faltan: es un vehículo menos contaminante, menos ruidoso, ocupa menos sitio; y en el aspecto social, la relación entre los usuarios ciclistas jamás llega al nivel de tensión y agresividad que se produce entre automovilistas, por el contrario, fomenta las relaciones sociales. Por todas estas razones, debería ser mejor valorado y más incentivado. Si bien en Huesca el número de usuarios ha aumentado, no se puede afirmar que lo haya hecho en la misma proporción que en el resto de España. Todavía quedan muchos potenciales usuarios que se abstienen de usar la bici, bien por que temen por su integridad física o porque perciben cierta hostilidad estructural hacia los ciclistas. Es imprescindible solucionar estos problemas si queremos ponernos a la altura del resto de Europa y corregir el alto índice de ineficiencia que sufre el parque móvil de Huesca. Esta ineficiencia tiene diversos aspectos: -El económico; se dilapida una fuente de energía no renovable, el petróleo, y que afecta a nuestra economía por sus fluctuaciones en el mercado. -La ambiental; se produce una contaminación del aire y acústica, innecesaria la mayor parte de las ocasiones. -El sanitario; además de los gases y partículas que expulsan, los vehículos a motor levantan polvo de la calzada con altas concentraciones de agentes agresivos para la salud. El 29 de Septiembre de 2008 se aprobó esta moción en por unanimidad en el Pleno del Ayuntamiento de Huesca: 1. El Ayuntamiento de Huesca instalará aparcabicis en dependencias públicas o en sus inmediaciones, de tal manera que pueda existir un control sobre los mismos de cara a evitar actos vandálicos. 2. El Ayuntamiento de Huesca trazará una red básica de carril-bici que permita la conexión de los diferentes puntos de la Ciudad.

3. El Ayuntamiento de Huesca creará un servicio de bicicletas públicas accesibles mediante un carné personal. Se buscará que el sistema se autofinancie. A fecha de hoy no se han instalado aparcabicis en casi ninguna parte, ni siquiera en el Ayuntamiento. Tampoco se han desarrollado los carriles bici ni se ha creado un servicio de bicicletas públicas. Los carriles bici y las aceras bici España es el único país de la UE de los Quince que no tiene un plan de movilidad para ciclistas. Dentro de esta coyuntura, Huesca sufre un retraso gravísimo respecto a la mayoría de capitales españolas. Ciudades como Barcelona, San Sebastián, Gerona, Sevilla o Zaragoza, entre otras, apuestan claramente por la bicicleta porque sencillamente es una mejor opción para la habitabilidad de la ciudad y su flujo circulatorio. En Huesca, la bicicleta se concibe como un elemento deportivo y ocioso. A pesar de ello, los carriles bici, concebidos para uso lúdico, con un trazado periférico e inadecuado para desplazarse de un punto al otro de modo lógico, carecen de mantenimiento, están mal acabados, abundan los socavones y grietas, escalones, obstáculos tales como farolas, aparecen y desaparecen caprichosamente y, además transcurren por encima de las aceras, teniendo los ciclistas que compartirlos con los peatones, llegando al punto de marginar a los ciclistas del carril bici por la invasión de peatones, fomentado por la política urbanística del Ayuntamiento, que decide pintar una acera de verde no dejando más opción a los peatones que invadir el espacio destinado al uso ciclista, y viceversa. Este modo de hacer ha creado una opinión contraria a la bicicleta, que se refleja en la Ordenanza de Convivencia de 2009. Con esta ordenanza se puede aplicar a los ciclistas que circulen “temerariamente” por zonas peatonales multas de 700,01 a 1500 euros. Sin embargo, en la misma ordenanza se compensa a los ciclistas con la promesa de más carriles bici, con la contradicción de que los actuales carriles bici de Huesca transcurren por encima de las aceras y muchas veces acaban repentinamente, por lo que el ciclista se ve obligado a circular por ellas o a saltar a la calzada desde un bordillo. El carril bici que transcurre por la avenida de Lucas Mallada es de uso compartido con preferencia peatonal, por lo que el ciclista está de hecho circulando por una zona peatonal. Este es el único carril bici de Huesca que no transcurre por encima de una acera, pero lo han inutilizado al señalizarlo como peatonal. El carril bici de la avenida de Los Danzantes es una acera que no dispone de espacio peatonal, por lo que los peatones están obligados a circular por el mismo.

El de la calle Doña Sancha y otros similares transcurre por la acera, con zonas peatonales a ambos lados, poniendo en peligro la integridad de los peatones que lo cruzan sin cerciorarse de la proximidad del ciclista, que normalmente rueda en silencio. El trazado de la antigua vía ferroviaria se ha marcado como carril bici, pero es impracticable por la zahorra que se ha echado encima y, en realidad, es utilizado por los vecinos para que sus perros dejen sus excrementos. De nuevo, con la ejecución de la reforma de la salida hacia Zaragoza por la avenida de Martínez de Velasco, se ha perdido una oportunidad de hacer las cosas bien y queda demostrado que el carril bici en Huesca es poco más que una mera estadística. Se exhibe aquí la mínima expresión de carril bici: una estrecha franja verde encima de la acera, interrumpida por escalones y cruces sin señalizar. No estamos hablando de un presupuesto mayor, sino de voluntad. Así llegamos al punto de que la mayoría de los ciclistas habituales evitan usar los “presuntos” carriles bici, ya que son más parecidos a una prueba de obstáculos que a una vía de comunicación. Es frecuente que los recorridos diseñados para los ciclistas se separen de la trayectoria deseada mediante bruscos giros, cruzando después por encima de pasos de cebra que suelen ser muy resbaladizos en mojado. Estas circunstancias provocan la perdida de tiempo y el aumento de riesgo para un ciclista que desea desplazarse de un punto a otro por necesidad y no por diversión. No basta con pintar una acera de verde. Si se quiere hacer un carril bici, hay que estudiarlo y ejecutarlo correctamente, señalizándolo como tal y manteniéndolo despejado de peatones y otros vehículos. Hay que tener en cuenta que un carril bici mal desarrollado representa un peligro para los usuarios, dando una falsa seguridad, tal como ocurre en muchos pasos de peatones, lugares donde más atropellos se producen. Por ello, hay que evitar un carril bici que pueda sufrir la invasión repentina de vehículos, por cambios de trayectoria en cruces o por estar mal protegidos. Si el carril bici crea una falsa seguridad es preferible tomar otras medidas, como las antes mencionadas, que permitan el uso seguro de la vía pública por parte de los ciclistas. Huesca debería contar al menos con un carril bici a modo de cinturón, que circunvalara toda la ciudad, aprovechando los dos ya existentes, así como varios ejes transversales donde fuese posible, hasta llegar a un centro peatonal, como ya se hace en muchas ciudades. La aplicación de unas pocas medidas adecuadas contribuirá a que se multiplique el uso de bicicletas, lo que conllevará una disminución drástica de la presencia de turismos y el aumento de la seguridad vial para todos los usuarios.

Anexo fotográfico: http://picasaweb.google.com/masacriticahuesca/CarrilBici02?feat=directlink

Otras infraestructuras Es necesario instalar aparcamientos para bicicletas distribuidos de acuerdo a las necesidades y en lugares donde queden menos expuestas a los robos. Mientras tanto, el Biciberg (aparcamiento cerrado de bicicletas) instalado junto a la piscina del Parque carece de usuarios. Con la inversión económica que supone una instalación de ese tipo se podría haber dotado de aparcabicis estándar) y señalizado carriles bici en toda la ciudad de Huesca. Se han instalado pocos aparcabicis y éstos son inseguros y poco prácticos, ya que no garantizan la verticalidad de la bicicleta ni un anclaje seguro. La bicicleta urbana no tiene la misma capacidad de absorción que la bicicleta de montaña, por lo que el estado de la calzada es importante para la seguridad de los ciclistas: la presencia de socavones, gravilla y tierra en varios puntos anuncian la inminencia de caídas o desperfectos mecánicos, incluso en calles recién asfaltadas, la colocación incorrecta de las tapas y arquetas de alcantarillado suponen un serio peligro para usuarios de las dos ruedas. Los badenes que se han instalado en algunas calles, como Gibraltar, División 52 o Ronda de Montearagón, provocan que los ciclistas tengan que reducir la velocidad drásticamente si no quieren caer o provocar daños en su montura. El peligro de ser atropellados por alcance por un automóvil es muy alto, ya que estos superan los badenes a velocidades superiores y pueden verse sorprendidos por la reducción de velocidad de un ciclista ante un badén. Es más recomendable hacer pasos elevados como los de la Avenida de los Danzantes o dejar un paso franco para ciclistas, que puede ser en diagonal, en los badenes.

Algunas medidas que fomentarían el uso de la bicicleta En primer lugar, para garantizar el éxito de las medidas a aplicar, es preceptiva la creación de un Consejo Asesor de la Movilidad, con la participación de las partes interesadas, los representantes políticos y técnicos. Las tres medidas básicas y que se deberían debatir en el Consejo Asesor son: 1-COMUNICACION:

Se debe realizar una campaña de fomento de la bicicleta como medio de transporte urbano. En esta campaña se enumerarán las ventajas de usar la bicicleta: - Se reduce la contaminación, tanto ambiental como acústica. El ciclista ocupa el primer puesto en la clasificación de eficiencia energética en todos los medios de transporte. - Es un medio de transporte urbano rápido y práctico, ideal para desplazamientos de menos de 7 kilómetros. En Huesca no llegan a 3 kilómetros. - Optimiza el espacio público. Se reduce el 92% del espacio público que utiliza el vehículo privado. - Mejora la forma física del usuario. Es saludable, produce bienestar y reduce el estrés, tanto para el ciclista como para el peatón, que no sufre los efectos nocivos de la contaminación producida por los motores que usan combustibles fósiles. - Se reduce el riesgo de inducir un accidente en un 98%. Se debe insistir en las medidas de seguridad dirigidas a ciclistas y automovilistas; así como la normativa que afecta a la bicicleta. La campaña incluirá charlas en centros educativos para que los jóvenes aprendan a circular correctamente, haciendo un uso responsable de la bicicleta. Se promocionará que los niños puedan ir al colegio en bici con seguridad, aplicando las medidas necesarias. La campaña ha de estar destinada también a los automovilistas. Es fundamental advertirles de la fragilidad de los ciclistas y de las medidas de seguridad que han de tomar en presencia de éstos, tales como reducir la velocidad y mantener la distancia de seguridad, tanto en el seguimiento como en el adelantamiento. Además, muchos de ellos desconocen el grado de contaminación que producen sus vehículos: - Los datos de consumo y contaminación que comunican los fabricantes se refieren a las condiciones óptimas de uso: motor a temperatura adecuada y conducción eficiente. - Los desplazamientos cortos no dan tiempo a los motores a funcionar a temperatura óptima, por lo que los catalizadores y turbos no rinden adecuadamente, aumentando la polución a niveles totalmente inaceptables para los peatones que circulan por calles saturadas de tráfico. - Respirar partículas y gases procedentes de los motores provoca problemas respiratorios, alergias y malestar general.

Por otro lado, las mecánicas sufren mayor número de averías por el uso en condiciones poco favorables (motor frío, tráfico denso, etc.) Esta campaña ha de ser institucional, promovida por el Ayuntamiento y asesorada por especialistas y usuarios. 2-EQUIPAMIENTO Es necesario un diseño estudiado y una ejecución correcta, así como el mantenimiento de los carriles bici. El uso de éstos debe ser exclusivo para ciclistas. Hay que distinguir entre pista bici, carril bici y acera bici. Los peatones han de tener sus propios viales. Donde no sea posible, se retirará la calificación de carril bici para evitar conflictos y accidentes. Los viales para ciclistas deben ampliarse a los polígonos industriales y al centro de la ciudad, y han de estar diseñados de modo que su uso sea práctico y seguro. Otras infraestructuras necesarias son las barreras aparcabicis (U invertida), que permitan encadenar la bicicleta con seguridad. Junto a los pasos de cebra, donde los vehículos impiden la visibilidad de los peatones, se podrían instalar aparcabicis en lugar de los bloques de hormigón que se han instalado recientemente, ya que la altura de las bicicletas no impide la visibilidad y los aparcabicis ejercerían una doble función.
Anexo fotográfico: http://picasaweb.google.com/masacriticahuesca/Park?feat=directlink

Hemos de conseguir que se tenga en cuenta la bicicleta en el diseño de nuevos viales. Se debe adaptar la señalización semafórica para que distinga vehículos de motor y ciclistas. Se reservarán zonas avanzadas para ciclistas en las intersecciones, ya sea antes o después de los pasos de peatones. El paso de ciclistas en sentido contrario en las calles donde no se considere un riesgo hacerlo, utilizando carriles reservados a los ciclistas. El terreno natural del ciclista urbano es el asfalto, por lo que se evitará en la medida de lo posible competir por el espacio con los peatones. La acera bici, predominante en Huesca, por no decir exclusiva, debe ser el último recurso a emplear, cuando no haya otro medio de garantizar la seguridad de los ciclistas. 3-PACIFICACION VIAL: No siempre es posible implantar el carril bici, de modo que se puede reducir la velocidad o restringir el tráfico motorizado en aquellas calles donde se compruebe que los turismos suponen un riesgo para

los ciclistas y peatones. Estas restricciones pueden darse recalificando la calle en residencial o calle peatonal, con límites de 20 y 5 kms por hora, respectívamente. No basta con prohibir, sino que hay que tomar medidas físicas que hagan imposible las velocidades inadecuadas. De ese modo, se garantiza el cumplimiento de la medida y se evita el rechazo por parte de los conductores. En las calles rectas, donde los vehículos pueden alcanzar altas velocidades, se puede ordenar un trazado en zigzag, mediante la disposición alternada de los aparcamientos, o instalando parterres ajardinados o maceteros. También es recomendable que los pasos de peatones sean elevados. Otra solución es la de crear un carril bici segregado por pivotes o badenes, aunque esta medida no garantiza que el espacio ciclista sea invadido por un automóvil ni que se reduzca la velocidad, si no se combina con los pasos elevados cada pocos metros. La ejecución de todas estas medidas ha de hacerse paulatinamente, ya que el abandono del automóvil en favor de la bicicleta puede llevar a una coyuntura en la que ya no sea necesaria la creación de más carriles bici, ya que lo deseable es que las bicicletas puedan emplear las vías ya existentes con total seguridad. Por ello, las medidas más urgentes son la de reducir la velocidad mediante medidas físicas y la de hacer una campaña informativa para el respeto de las medidas de seguridad y normas de convivencia por parte de peatones, ciclistas y automovilistas. Huesca, 19 de julio de 2009
Autor: Samuel Escámez Adrover niuhmotard@gmail.com Colabora: Plataforma de Ciclistas Urbanos de Huesca ciclistashuesca@gmail.com

Anexo: Diferentes tipos de vías ciclistas:

Ámsterdam

Roma

San Sebastián

Francia

Bruselas

Bruselas

Alborada (Valencia)

Blan es (Gerona)

Barcelona

Ciclocalle, Valencia

Carril Bus+Bici, Londres

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->