P. 1
Para Que Se Escriben Textos

Para Que Se Escriben Textos

|Views: 6.606|Likes:
Publicado porcrpf2003

More info:

Published by: crpf2003 on Jul 19, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/15/2015

pdf

text

original

Universidad Nacional Experimental “Francisco de Miranda” Área: Cs. de la Educación Aprendizaje Dialógico Interactivo U.C. Comprensión de la Lectura y la Escritura Prof.

Carla Pineda

¿Para qué se escriben textos?
Puede parecer que la respuesta obvia a la pregunta “¿para qué escribimos un texto?” es “para transmitir información”. Sin embargo, la mayor parte de nuestras interacciones cotidianas no sirve para transmitir información (piénsese, por ejemplo, en una típica conversación de ascensor), sino simplemente para mantener las buenas relaciones sociales. Los textos escritos suelen tener mayor valor informativo que las interacciones orales, pero, de todos modos, lo cierto es que no siempre se escriben para informar algo. Una carta de amor, una postal navideña, el texto que lee al actor al que acaban de conceder un premio, etc., son textos que no dicen nada que el destinatario no sepa ya. Su función es fundamentalmente expresiva, la expresión de los sentimientos. Incluso los textos que son informativos pretenden algo más que simplemente que el lector sepa algo que antes no sabía. Un folleto de agencia de viajes transmite información sobre lugares, precios, itinerarios; sin embargo, obviamente, a quien lo escribió no le basta con que el lector tenga esa información: el objetivo básico de ese tipo de texto es vender un viaje. En el formulario de una instancia existe un aparatado en el que debemos informar de una serie de circunstancias, pero lo que verdaderamente nos interesa es el apartado en el que solicitamos algo; la información que hemos aportado sirve para justificar la petición. En la vida real, por tanto, es posible encontrar textos que satisfacen diversas funciones comunicativas: con un texto podemos advertir al lector de algo (por ejemplo,

podemos cursar una denuncia en la administración advirtiendo del peligro de derrumbe de un edificio); podemos hacer un petición a quien lo lea (por ejemplo, una carta comercial solicitando material urgente); podemos felicitar al destinatario del mensaje (pensemos, sin ir más lejos, en las postales de cumpleaños) o invitarlo a una boda (mediante la consabida tarjeta de invitación). A menudo, sin embargo, con un texto se busca cumplir diversas funciones sociales. Así, con una crítica de cine publicada en un periódico el autor puede conseguir varios objetivos: 1.- Informar a los lectores del argumente, director, actores, condiciones de rodaje, producción, etc., del film. 2.- Impresionar a los colegas de profesión con los conocimientos del autor sobre cinematografía. 3.- Transmitir las emociones y sentimientos que le ha provocado la película. 4.- Despertar el interés de los lectores hacia la película y conseguir, de este modo, que vayan a verla. Es decir, una crítica cinematográfica puede contener pasajes de textos expositivos (la presentación de la opinión del crítico), pero también puede incluir algo de texto narrativo (una sinopsis o resumen del argumento) y de texto directivo (instrucciones sobre qué películas hay que ir a ver y cuáles no). E, incluso, el emisor puede emplearlo para expresar sus propios sentimientos. Lo fundamental, en todo caso, es determinar claramente cuáles son los objetivos que pretendemos conseguir con el texto. De qué modo, en definitiva, aspiramos a modificar los sentimientos, creencias, percepciones y opiniones de la persona o personas a las que va dirigido nuestro escrito.

Ejercicio 1: El tema de un texto no está necesariamente relacionado con su finalidad. Los
siguientes fragmentos hablan sobre un mismo tema: la astrología. Sin embargo persiguen metas diferentes. ¿Qué objetivo intenta conseguir el escritor de cada uno de ellos? Texto 1 La mujer libra-hombre escorpión La mujer Libra deberá apelar a todas sus considerables reservas de simpatía y tacto para aprender a tolerar los accesos de melancolía y los largos silencios de este hombre. Él no la ha abandonado: se limita a alejarse de la costa un poco más que de costumbre,

nadando por las aguas más profundas de loa meditación sobre los misterios de la vida, y no necesita un custodio que flote junto a él. Prefiere emprender solo estas excursiones nocturnas. La cháchara, o las preguntas insistentes como “¿En qué piensas?” o “¿Por qué estás tan callado, cariño?”, las contestará con una mirada fría y más silencio. Incluso los escorpiones más locuaces, con varios planetas en Géminis, Aries o Leo, tendrán momentos de introspección. Al comienzo, el hecho de que él se comunique mejor con una mirada, o quizá con un toque, en tanto que ella se comunica mejor utilizando los medios que les fueron dados a todos los seres humanos para comunicarse, verbalmente, con sonidos llamados palabras, generará no pocas tensiones entre ambos. A un Escorpión, aunque sea muy gregario en otras áreas de la vida, nunca le resultará fácil mostrarse excesivamente locuaz cuando exprese sus sentimientos emocionales, sexuales o románticos. Si existe un aspecto SolLuna armonioso entre sus cartas natales, ella entenderá esa actitud, empezará a medir sus palabras y se comunicará más a menudo a través de su sonrisa radiante de Libra…y de un elocuente silencio. (L. Goodman [1980], Los signos de zodíaco y el amor. Barcelona, Urano, 1988, pp. 742-743) La astrología es una seudociencia particularmente difundida. Los estantes de las librerías están atestados de libros sobre ese tema y casi todos los periódicos publican diariamente un horóscopo. Según una encuesta Gallup de 1968, el 52% de los adolescentes norteamericanos cree en la astrología, y una inquietante cantidad de gente de todas las edades parece aceptar que alguna de sus antiguas pretensiones. Y digo “inquietante” porque, si la gente cree en los astros y la astrología da miedo pensar en qué o en quién más puede llegar a creer. Y es particularmente inquietante cuando, como el presidente Reagan, tiene un inmenso poder para actuar sobre la base de estas creencias. La astrología sostiene que la atracción gravitatoria de los planetas en el instante del nacimiento ejerce cierto efecto sobre la personalidad. Esto resulta muy difícil de tragar, por dos razones. a) no se indica ni mucho menos se explica, por medio de qué mecanismo, físico o neurofisiológico actúa esta acción gravitatoria(o de la clase que sea), y b) la atracción gravitatoria del tocólogo que asiste al parto sobrepasa con mucho la de los planetas correspondientes. Recuérdese en la fuerza gravitatoria que ejerce un objeto sobre un cuerpo-un recién nacido, por ejemplo-es proporcional a la masa del objeto e inversamente proporcional al cuadrado de la distancia entre objeto y cuerpo…en este caso el niño. ¿Significa esto que los niños nacidos de partos asistidos por tocólogos gordos tienen rasgos de personalidad claramente distintos de los nacidos en partos asistidos por tocólogos delgados? (J. A. Paulos, 1998) El hombre anumérico. El analfabetismo matemático y sus consecuencias, Barcelona. RESPUESTA PROPUESTA: (Ejercicio 1)

En el texto La mujer libra-hombre escorpión, tiene como objetivo principal informar al lector de las características de una relación integrada por los tipos de personas que aparecen en el título. Dejando de lado la credibilidad que cada cual otorgue a este tipo de información, el texto expone unas características para informar de ellas al lector que se acerca al libro al que pertenece este fragmento en busca de esa información. El tipo de datos que se expone no precisa de una demostración científica (o quizá, no la admite), de modo que simplemente se expone ordenadamente, se muestra al lector. Otro objetivo que ha de conseguir el fragmente es interesar, resultar ameno y de agradable lectura. Para ello, la autora recurre a ilustrar sus afirmaciones con imágenes o anécdotas que ejemplifican lo expuesto. RESPONDE EL OBJETIVO DEL 2do. TEXTO Tomado de: Montolío. 2002. Manual práctico de escritura académica. Editorial Ariel.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->