Está en la página 1de 1

ADOLESCENTES Y TECNOLOGÍA.

MUCHA INFORMACIÓN, ¿POCO


CONOCIMIENTO?

A2 – S1

ALUMNO: MARÍA DEL CARMEN MARTÍNEZ NEIRA


SALTILLO, COAH.

OPINIÓN PERSONAL:

“Mucha información, no significa necesariamente más conocimiento”

Esta fue una de las frases que más me gustó del artículo; cuando lo leí en el título, la
verdad no me hizo ruido, pero cuando lo leí en el contexto, realmente me llevó a
reflexionar. La verdad es que nuestros jóvenes están inmersos en una vorágine
informativa a través de la computadora, ni pensar que se van a informar por medio de la
TV o el radio, como era en nuestro tiempo; hoy la juventud accede más rápido a
información que “les interesa” por medio del chat, you tube o face book por mencionar
algunas fuentes.

Hay un chiste en donde un marido le dice a su esposa que si llegara a enfermar de


gravedad, por ningún motivo lo dejara conectado a una máquina, en ese momento su
mujer le quita el control de la tele, le retira de su cuarto la computadora y le esconde el
X Box de los niños; por principio te da risa, sin embargo no podemos negar que la
tecnología ha llegado a los adultos tanto como a los jóvenes y niños de hoy; Sólo que en
los adultos todavía en el aspecto de socializar, seguimos buscando el contacto personal
con los amigos, en cambio los niños y jóvenes viven y socializan más a través de estos
aparatos.

El reto para los maestros de hoy en día, es adaptar las tecnologías a nuestro quehacer
diario, en el aula de clases, mostrarles a los alumnos todas las posibilidades que tienen
para enriquecerse culturalmente y, lo más importante, conseguir que sean críticos
respecto a la información que reciben, este es un problema y nuestra tarea principal es
que el alumno tenga la capacidad de discernir lo que es bueno o malo, lo que sirve o no,
de la información que recibe.

Indudablemente, que la trasmisión de valores es fundamental en la práctica docente, y


es necesario que empecemos a divulgarlos de una forma atractiva y comprensible para
el alumno; que en la labor que realiza el maestro, el educando encuentre un
conocimiento significativo para su vida y su persona.

El maestro de hoy, tiene el compromiso de enseñar a utilizar la información de forma


inteligente y crítica, y de prepararse para organizar, reconstruir y difundir los contenidos
académicos, de manera que le resulten atractivos, significativos y valiosos a los
educandos, en la medida que logremos ésto, tendremos sin duda mejores estudiantes,
que aportarán más a la sociedad, pues serán dueños del conocimiento y podrán generar
cambios significativos a su entrono.