P. 1
RELACIONES ESPACIALES

RELACIONES ESPACIALES

|Views: 7|Likes:
Publicado porJesús Bolívar

More info:

Published by: Jesús Bolívar on Sep 30, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/30/2013

pdf

text

original

ARQUITECTURA: FORMA, ESPACIO, ORDEN Francis Ching* Elementos horizontales como definidores Plano base Un campo espacial sencillo

se puede definir mediante un plano horizontal que este dispuesto a modo de figura en contraste con un fondo. Veamos a continuación distintas maneras de reforzar visualmente el mencionado campo. Plano base elevado Un plano horizontal que esté elevado por encima del plano del terreno, produce, a lo largo de sus bordes, unas superficies verticales que refuerzan la separación visual entre su campo y el terreno circundante. Plano base deprimido Un plano horizontal situado bajo el plano del terreno recurre a las superficies verticales de la misma depresión para definir el volumen espacial. Plano predominante Un plano horizontal que sobresalga define un volumen espacial situado entre el mismo y el terreno.

La definición de un espacio mediante elementos verticales 1. 2. 3. Los elementos lineales verticales pueden definir las aristas verticales de un volumen espacial. Un plano vertical articulará el espacio que se halla ante sí. La configuración en L de cualquier plano crea un campo o área espacial que, partiendo del vértice, se desarrolla hacia fuera a lo largo de una diagonal.

4. 5. 6.

Los planos paralelos definen entre sí un volumen espacial que se orienta axialmente hacia los extremos abiertos. La disposición en forma de U de los planos define un volumen espacial orientado hacia el extremo abierto de la misma. Cuatro planos encierran un espacio introvertido y articulan el campo espacial que los rodea.

Elementos lineales verticales Un elemento lineal vertical, por ejemplo una columna, fija un punto sobre el plano del terreno, haciéndolo perceptible en el espacio. Una columna, si permanece sola, carece de direccionalidad, salvo para el recorrido que a ella nos conduce. Por la columna puede pasar un número infinito de ejes. Cuando se encuentra inserta en un volumen espacial delimitado, la columna articulará el espacio envolvente y se plantearán una serie de relaciones con el cerramiento del espacio. Una columna se puede adosar a una pared y articular su superficie. Puede reforzar la esquina de un ámbito espacial y restar énfasis al encuentro de las paredes. Hallándose exenta en el interior de un espacio, la columna puede definir porciones espaciales dentro de la misma estancia. Una columna situada en el centro de un espacio se confirmará como punto central del mismo y respecto a los muros perimetrales generará zonas espaciales iguales. Si está descentrada, las zonas que crea tienen un carácter jerárquico, diferenciándose por su tamaño, forma y situación.

. Un conjunto de tres o más columnas se pueden disponer de tal forma que definan los vértices de un volumen espacial. Las aristas de un volumen espacial pueden reforzarse visualmente mediante la articulación de su plano base y el establecimiento de sus límites superiores con vigas que salvan las luces entre las columnas o con un plano elevado. una membrana espacial transparente que surge de la tensión visual que se establece entre las mismas. si bien se relaciona con éste absoluta libertad.Elementos lineales verticales Es imposible definir un volumen espacial sin establecer sus vértices y sus aristas. El espacio resultante no precisa de un contexto espacial más amplio para quedar definido. La determinación de las aristas del volumen también se puede patentizar por medio de la repetición de los elementos columna a lo largo de todo su perímetro. Dos columnas determinan un plano. Para tal fin existen los elementos lineales. al definir espacios que exigen una continuidad visual y espacial con su contorno.

la textura y el tipo de superficie afectarán sin duda a la percepción que tengamos de su valor visual. Un plano de 60 cm de altura determinará los límites de una superficie. pero la impresión que dará de cerramiento será nula o. mínima. Referido a un volumen espacial concreto. por encima de este nivel. empieza ya a suministrarnos la sensación de encerrar algo. . a lo sumo. de su proporción y de sus dimensiones. finalmente. pero interrelacionadas. El color. el plano puede actuar como la cara más importante del mismo y darle una orientación específica. si es un plano exento. En el caso de ser la cara frontal del espacio. definirá un plano de acceso al mismo. situado dentro del espacio. Si el plano nos llega a la cintura. el plano obstaculiza la continuidad visual y espacial entre dos campos y posee un claro sentido de cerramiento. o bien desempeña el papel de foco o rasgo distintivo visual. Al alcanzar nuestra altura de visión.Plano vertical aislado El factor esencial que da a un plano la capacidad de describir visualmente un espacio es su propia altura y nuestra altura de visión. al tiempo que permite una continuidad visual respecto a su entorno. la partición de espacios es perceptible y. lo divide en dos áreas separadas.

Mientras que este campo se halla perfectamente determinado al mantenerse en las proximidades de la esquina intersección de los planos. con el fin de dar una respuesta adecuada o de articular condiciones espaciales distintas. Disposición de planos en forma de L La forma en L que resulta de dos planos perpendiculares define un campo espacial que se desarrolla a partir de su intersección. Por el contrario. es introvertido en la zona cercana a la esquina y extrovertido a lo largo de los límites exteriores. o “caras” delimitan dos volúmenes espaciales independientes. desaparece progresivamente conforme se aleja de la misma.Plano vertical aislado Un plano vertical aislado en el espacio posee unas características diferentes a las propias de la columna exenta. Un plano tiene unas cualidades que denominaremos frontales. Por consiguiente. Notemos que dos aristas o límites del campo corresponden claramente a los planos que lo generan y que los dos restantes quedan sin concretar. a menos que se articulen mediante . Puede aparecer como una parte de un plano mucho mayor que corta y divide un volumen espacial. Este campo disfruta de un carácter dual. es posible que se diferencie en su forma. siguiendo la diagonal y dirigido al exterior. Las dos caras de un plano pueden ser equivalentes y dar frente a espacios análogos. El campo espacial que encara un plano no queda perfectamente definido. un plano tendrá dos caras o una cara y un envés. color o textura. Sus dos superficies. y si se pretende que defina un volumen espacial es imprescindible la colaboración de otros elementos formales. Un plano puede tan solo establecer uno de sus límites.

la manipulación del plano base o situando un plano elevado. Ambos planos quedan aislados entre sí por la acción del vacío practicado. y pueden permanecer solas en el espacio. . En continuación con otro u otros elementos de la forma definen gran variedad de espacios. el campo resultante es más dinámico y se organiza a lo largo de la diagonal de la forma en L.unos elementos verticales suplementarios. En caso de que ningún plano llegue a alcanzar la esquina. La concreción del campo disminuye si abrimos un hueco en la intersección. La forma en L de un edificio puede perseguir la determinación de una esquina en su emplazamiento. Planos en L Una forma constructiva puede tener forma en L y aceptar las siguientes lecturas. Uno de los brazos puede ser una forma lineal que integra a la esquina en sus límites. la inclusión de un ámbito del espacio exterior con el que se relacionan los interiores. pero uno de ellos superará y dominará visualmente al otro. también puede ocurrir que la esquina se articule a modo de elemento independiente que reúne a dos formas lineales. por lo que el otro brazo se ve como un apéndice del primero. Las formas en L generadas por planos son estables y autoportantes. Si disponen de un extremo abierto son elementos flexibles para la definición del espacio. o bien el resguardar un espacio exterior de condiciones ambientales poco favorables.

El eje de simetría de los planos es la orientación fundamental. Un tratamiento apropiado del plano base o la adición de elementos elevados pueden reforzar visualmente la definición del campo espacial. establecidos por las aristas verticales de los planos proporcionan un carácter eminentemente direccional. Dado que. Los extremos abiertos de que dispone el campo. igualmente. en el campo espacial surge un eje secundario perpendicular al sentido que tiene el flujo del espacio. unos ejes secundarios en el campo y modularán el carácter direccional del espacio. cuya altura y anchura sean igual a las del propio campo. en el color o en la textura. . el espacio resultante es extrovertido por naturaleza.Planos verticales paralelos Un par de planos paralelos delimitan entre si un campo espacial. Las aberturas realizadas en uno o en ambos planos introducirán. los dos planos no se encuentran para formar una esquina y envolver una porción de campo. Si cualquiera de los dos planos paralelos es diferente al otro a causa de una variación en la forma. La prolongación del plano base. A su vez. supone la expansión visual del campo espacial. la ampliación del mencionado campo puede rematarse por medio de un plano vertical. más allá de los extremos abiertos.

en virtud de su peculiaridad con relación a los tres planos restantes. y el lado opuesto será el elemento preponderante respecto a los tres planos de la organización. la definición del campo inicial se verá reforzada y la continuidad con el espacio adyacente quedará interrumpida. La zona posterior del campo está perfectamente encerrada y definida. La prolongación del campo espacial en el ámbito exterior contiguo es fácil de conseguir mediante la continuación del plano base más allá del terreno libre. El extremo abierto es la característica esencial de esta forma. Si el plano de la abertura está definido. Conforme nos acercamos al extremo abierto de esta forma. Caso de que la disposición de los planos sea rectangular. Permite que el campo tenga una continuidad espacial y visual con el espacio inmediato. . además. En ambas localizaciones el lado abierto será la “cara” principal del campo espacial.Disposición de planos en forma de U La disposición en U de planos verticales define un campo espacial que posee un foco interior y una orientación hacia el exterior. por columnas o elementos elevados. pero su forma sea más larga que ancha. el campo es progresivamente más extrovertido. puede suceder que la abertura esté en el lado de mayor o menor longitud.

Planos: Cerramiento El tipo de definición arquitectónica del espacio probablemente más común y con seguridad más fuerte es el producto de cuatro planos verticales que encierran por completo un campo espacial. lo que es igual. Es del todo inviable cualquier continuidad espacial a visual con los espacios adyacentes si no existen huecos o aberturas en los planos de cerramiento del campo. se da énfasis a la individualidad de éstos. así como de determinados métodos de utilización y pasos de circulación. el espacio que se obtiene es introvertido. o similares al esquema de una puerta giratoria. También afectarán a la orientación y flujo del espacio. pueden iniciar un debilitamiento del cerramiento. La preponderancia visual en el interior del espacio o. en las esquinas. número y situación. al tiempo que suministran continuidad respecto a los espacios contiguos. la conversión en cara principal de uno de los planos. su articulación o el tipo de aberturas que contenga. su superficie. se estimula la generación de modelos espaciales según la diagonal. a su visión hacia el exterior. a su modo de utilización y a la circulación en su interior. a su iluminación. se logra diferenciándolo de los restantes por sus dimensiones. Dado que este campo queda totalmente cerrado. . según tamaño. su forma. concretamente. Si las aberturas se realizan entre los planos de cerramiento y. Estas aberturas.

Cuando la abertura se halla por entero en el plano de la pared aparece . incluso en días nublados. La bóveda celeste es una fuente benéfica de luz natural a causa de su constancia. Sin embargo. Sobre los contornos de las superficies que se hallan en una estancia. como por ejemplo el deslumbramiento y el excesivo incremento de las aportaciones térmicas. las necesidades derivadas de una intimidad frente a las vistas del exterior. el tamaño que tenga la abertura practicada en una pared o en el plano de cubrición puede subordinarse a otros factores adicionales diferentes de la misma luz. en el momento de determinar las características que posea la iluminación natural de una habitación. y en espacio interior establece una articulación formal muy pronunciada. La situación de una abertura afectará al modo como la luz penetra en la habitación e ilumina formas y superficies. esta luz crea modelos muy contrastados de luz y sombra. Una abertura puede recibir una orientación concreta a fin de que reciba una iluminación directa durante cierto espacio de tiempo al día. por el contrario la iluminación resulte difusa. la luz directa tiene algunos inconvenientes. y de la ayuda que supone para suavizar la agresividad de la luz directa y equilibrar el nivel luminoso en el interior de un espacio. La luz directa suministra un alto grado de iluminación. si bien pueden controlarse mediante la adición. Por otra parte. la ventilación y el cerramiento del espacio. al modelo de abertura. como son el material y sistema constructivo del muro o la cubierta. que resulta especialmente intensa al mediodía. la localización y la orientación de una ventana o de un lucernario pueden ser de mayor importancia que sus dimensiones. de elementos proyectores de sombra. o con el concurso del arbolado exterior o de las edificaciones adyacentes.Luz Es evidente que las dimensiones de una ventana o de una claraboya controlarán la cantidad de luz natural que reciba una habitación. Por consiguiente. Una abertura también puede orientarse de manera que no reciba luz directa y que. o el efecto que las aberturas tengan sobre la apariencia y las formas externas del edificio.

. Simultáneamente. en consecuencia.como un foco luminoso que brilla sobre la superficie oscura de la misma. en dos direcciones. la superficie iluminada se convierte un foco luminoso y. estar rodeada perimetralmente por la superficie del mismo. aumenta el nivel lumínico de todo el espacio. por consiguiente. la abertura se convierta en una fuente de deslumbramiento. El contorno y la articulación de una abertura se reflejarán en la sombra que genera sobre las superficies del espacio. y. al nivel luminoso ambiental del espacio interior. Otros factores pueden incidir en la clase de iluminación que tenga una estancia cualquiera. además. Es posible que. en este caso. obliga a que la luz natural que entra por la misma resbale sobre la pared que le es contigua y perpendicular. situación que se puede paliar permitiendo que la luz natural penetre. formada por dos paredes. a causa del contraste que se establece respecto al contexto. El color y la textura de estas superficies afectarán a su propia reflexión y. Una abertura que se encuentre en la esquina. al menos. Aberturas: Modalidades básicas En los planos Una abertura admite estar situada por entero en el interior del plano de una pared o de un techo.

se aproximan a un punto en el que está deja de ser una figura sobre un plano que la contiene y cobra carácter de elemento positivo en sí misma. o también disponer una abertura rehundida. en contraste con el fondo. Un marco de grandes dimensiones es un elemento que también pone de manifiesto la individualidad de la abertura. en sentido vertical. Por lo general. Su desplazamiento del centro genera una tensión visual entre la propia abertura y los limites del plano hacia los que se traslada. la abertura asume naturaleza de estabilidad y estructura visualmente la superficie que la rodea. entre los planos de dos muros. las aberturas practicadas en un plano aparecen más brillantes que las superficies contiguas. . o bien organizarse o dispersarse para producir un recorrido visual sobre su superficie. Aberturas en los planos La abertura que se coloca por completo dentro del plano de una pared o de un techo aparecerá como una forma que brilla. y en sentido horizontal. si contrasta con el plano de cerramiento. Cuando la forma de la abertura es similar a la del plano que la contiene. de tal manera que genere una superficie adyacente iluminada entre la propia abertura y las superficies que la rodean. La orientación y forma de la abertura.En las esquinas Otro caso lo encontramos cuando la abertura se halla junto a una arista o a una esquina del plano de una pared o de un techo. es prudente iluminar con un segundo foco luminoso las superficies del espacio. Entre los planos Visualmente una abertura puede extenderse. entre los planos del suelo y del techo. Si ocupa una precisión central en el plano. sirve para hacer resaltar su individualidad en cuanto a figura. A medida que aumentan las dimensiones de una abertura. Cabe la posibilidad de que se desarrolle hasta ocupar por entero una superficie. De una forma u otra la abertura estará siempre en la esquina de un espacio. Un conjunto de aberturas se pueden agrupar a fin de crear una composición unificada en el interior del plano. a modo de plano transparente limitado por un marco grueso. Cuando el brillo del perímetro de la abertura resulta excesivamente contrastado. se refuerza la composición del conjunto.

Aberturas en las esquinas Las aberturas que se hallan en las esquinas proporcionarán al espacio y a los planos que las acogen una orientación en diagonal. para conseguir una vista de interés o para iluminar una esquina oscura. además. Cuanto mayor sea. . Este nivel se acrecienta mediante una abertura que “doble la esquina” o añadiendo un lucernario en el plano superior y en sus proximidades. La luz que penetra a través de una abertura en esquina resbala sobre la superficie del plano contiguo y perpendicular a la misma. el campo espacial se prolongará más allá de los planos de cerramiento. y. Este efecto direccional puede responder a razones compositivas. Una abertura en esquina diluye los límites del plano en que se encuentra y. El hecho de que “doble la esquina” se traduce en que ésta quede implícita y pierda realidad. articula la arista del plano perpendicular adyacente. además. tanto más disminuye la definición de la esquina. La superficie iluminada se convierte en un foco luminoso que intensifica el nivel lumínico del espacio.

Sin embargo. por muros muy gruesos. En un . se reduce la concreción espacial. así como su ampliación hasta espacios próximos. La organización horizontal de un espacio se acrecienta retornando la abertura en las esquinas. superior e inferiormente. aunque aumenta la vinculación con otros espacios contiguos y resalta la individualidad de los planos de cerramiento. por lo que así se le concede la primacía sobre todos los restantes. en un espacio. con lo que al mismo tiempo se gana en visión panorámica sobre el exterior. desde el plano del suelo hasta del techo. Si la abertura no es de gran altura no deteriora demasiado la integridad del plano. Si además la abertura vertical se desarrolla sobre ambos planos de la esquina. Una abertura horizontal que se extiende sobre el plano de una pared la dividirá en cierto número de franjas horizontales.Aberturas entre planos Una abertura vertical que abarca. También permite la entrada de luz sobre la superficie del plano que le es perpendicular. visualmente. y articulará las aristas de los planos de las paredes adyacentes. si la altura aumenta puede llegar el caso en que las franjas que se encuentran por encima y por debajo de la misma sean tan pequeñas que pasen a ser un elemento positivo limitado. Su localización en la esquina de un ámbito supone la indefinición de éste. separará.

convirtiéndose. el “contenido”. el “continente”. así se crea una trama . pero notemos que el espacio menor. En consecuencia. con lo que el plano del techo se eleva y queda aislado. promoviendo una sensación de gran ligereza. la abertura puede rodear todo el perímetro del espacio. disminuiría el impacto que como forma envolvente tiene el mayor. simplemente. Con el propósito de dotar al espacio contenido de una mayor singularidad se le puede dar la misma forma que al contenedor. En esta clase de relación espacial el espacio mayor actúa como campo tridimensional para el volumen que contiene en su interior. La ubicación de un lucernario en la arista donde se encuentran los planos de una pared y del techo facilita la penetración de luz.caso extremo. en una capa o piel delgada en torno al espacio contenido. desaparecería la impresión inicial. Si el espacio menor comenzara a crecer. Relaciones espaciales Espacio interior a otro Un espacio puede tener unas dimensiones que le permitan contener enteramente a otro menor. en virtud de los nexos directos que éste posee con el exterior. La continuidad visual y espacial que los une se percibe con facilidad. que baña la superficie de la pared. pero orientada de distinta manera. La forma del lucernario es susceptible de modificaciones encaminadas a captar la luz natural directa. la ilumina y aumenta el nivel luminoso del espacio. hasta tal punto que el espacio residual que los separa estaría tan comprimido que perdería totalmente su carácter de espacio envolvente. la indirecta o una yuxtaposición de ambas. Para que este concepto sea perceptible es imprescindible que exista una clara diferenciación dimensional entre ambos espacios. depende del mayor.

secundaria y una serie de espacios residuales y dinámicos. Cuando dos espacios entrelazan sus volúmenes según este modelo. Realmente. cada uno de ellos conserva su identidad y definición espacial. La zona que enlaza a los dos volúmenes puede estar igualmente compartida por uno y otro. inscritos en el interior del espacio mayor. Espacios conexos La relación que vincula a dos espacios conexos consiste en que sus campos correspondientes se solapan para generar una zona espacial compartida. Cabe también que el espacio contenido tenga una forma totalmente distinta del envolvente y con ello se consigue reforzar su imagen de objeto exento. La zona de enlace puede insertarse preferentemente en uno de los espacios y transformarse en una parte integrante del mismo. si bien la organización volumétrica resultante será objeto de variadas interpretaciones. . la mencionada zona puede desarrollar su propia individualidad y ser un volumen que une a los dos espacios de partida. Esta diferenciación formal puede ser el reflejo de la diferenciación funcional entre ambos espacios o de la importancia simbólica de que goza el espacio contenido.

El plano divisor puede: Limitar el acceso físico y visual entre dos espacios contiguos. Estar definido por una fila de columnas que posibilita un alto grado de continuidad espacial y visual entre ambos espacios. a sus exigencias funcionales y simbólicas. Insinuarse levemente por medio de un cambio de nivel o de articulación superficial. del modo idóneo.Espacios contiguos El modelo de relación espacial más frecuente es la continuidad. Tanto éste como los anteriores permiten una lectura en la que se les considera como meros volúmenes espaciales divididos en dos zonas relacionadas. El grado de continuidad espacial y visual que se establece entre dos espacios contiguos se supeditará a las características del plano que los une y los separa. ésta permite una clara identificación de los espacios y que éstos respondan. Presentarse como un plano aislado en un simple volumen espacial. reforzar su respectiva identidad y fijar sus diferencias. .

el cual actúa de intermediario. incluido el espacio intermedio. también pueden ser idénticos en forma y tamaño. Si es suficientemente grande. al que están ligados por un nexo común. El espacio puede asumir una forma lineal para enlazar dos espacios distantes uno del otro o que carecen de relaciones directas. para así manifestase su función de enlace. La relación que une a los dos primeros deriva de las características del tercero. produciendo así una secuencia de espacios. Todos ellos. . La forma del espacio intermedio está en función de las formas y las orientaciones de los espacios que se pretende enlazar a relacionar. El espacio intermedio puede diferir de los dos restantes en forma y orientación.Espacios vinculados por otro común Dos espacios a los que separa cierta distancia pueden enlazarse o relacionarse entre sí con el concurso de un tercer espacio. cabe que el espacios intermedio pase a dominar la relación establecida y a organizar a su alrededor cierto número de espacios.

Central: Espacio central y dominante. .Organizaciones espaciales A cada categoría de organización espacial antecede un apartado introductor. Trama: Espacios organizados en el interior del campo de una trama estructural o cualquier otra trama tridimensional. 4. que tiene por misión comentar las características formales. Cada ejemplo en particular analizarse en los términos siguientes: ¿Que clase de espacios se disponen? ¿Dónde? ¿Cómo se definen? ¿Qué relaciones vinculan a los espacios entre sí y con el exterior? ¿Dónde se sitúa el acceso? ¿Qué circulación se establece? ¿Cuál es la forma exterior de la organización? ¿De que forma responde a su contexto? 1. 3. 2. Lineal: Secuencia lineal de espacios repetidos. Agrupada: Espacios que se agrupan en base a la proximidad o a la partición en un cargo visual común o de una relación. Radial: Espacio central desde el que se extiende radialmente según organizaciones lineales. en torno al cual se agrupan un cierto número de espacios secundarios. 5. las relaciones espaciales y las respuestas ambientales que tal organización suministra. A esto acompañan una serie de ejemplos que ilustran los puntos básicos expuestos.

K. Espacio y Orden Titulo: Arquitectura: Forma. México. Ching en el envio siguiente va un archivo formato flssh . 1988. Arquitectura: Forma. Editorial Gustavo Gili.Extractado del capítulo 3 del libro homónimo. Espacio y Orden Autor: Francis D.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->