Está en la página 1de 185
Arnaldo Momigliano ha escrito que cuando el profesor Finley se tras- ladé a Gran Bretafia en 1954 era ya «el mejor historiador social de Grecia vivo, y el mas preparado para enfrentarse con los proble- mas metodoldgicos que implica la historia social», El presente libro reune justamente los articulos mas importantes que ha escrito Finley desde entonces y que han sido con- siderados como los mas represen- tativos tanto de sus usos metodo- légicos como de su enfoque anali- tico en tres areas especificas de su investigacion: la comunidad de la ciudad griega o polis, el problema de la esclavitud en el mundo anti- guo, y los mundos micénico y ho- mérico de la Grecia primitiva. (In- troduccién de Brent D. Shaw y Ri- chard P. Saller.) M. I. Finley LA GRECIA ANTIGUA ECONOMIA Y SOCIEDAD LA GRECIA ANTIGUA: ECONOMIA Y SOCIEDAD SERIE GENERAL EsTuDios YENSAYOS. MOSES |. FINLEY | LA GRECIA ANTIGUA: ECONOMIA Y SOCIEDAD Introduccién de B.D. SHAW y R. P. SALLER EDITORIAL CRITICA Grupo edie! Gro BaHeeLONA Tle vial LEOONOMY” AND SOCIETY IN ANCIENT GREECE (Gato and Windus Led, Londies ‘Tradueia cvtellana de TERESA SENPERE (Cader: Eve Sat © 1955, 1993, 156, 1957, 1960, 1962, 1964, 1965, 1976, 1977, $981: ML T. as ‘le: un bltce) © 198 Biear D. Skew y Riched P. Slr (Peteniée, Iodocisa y Biegnti) (© 1904 de la waduein carla pa Expat y Ards: sii Crt, $.A, elle Pete de ln teu, 38, 08034 Barons Tapes en Espa 1804— Nomi, Pole 127, 08019 Baeons PRESENTACION Los trabsios de sir Moses Finley sobre le histori socal y ec0- rémica del mundo antiguo, especialmente del mundo de los gre- 408, s0m 9a tan conocidas que no requieren muchos presmbulos, Lot Tectores corrientes los estudiantes, con tade seguilad, estin muy fJaniliarizatos con tos libros que ba escrito 0 editado a parti de ta ‘publicecién de su El smundo de Odiseo, que inicid su trayectoria en 1954: Los gregos Ue In antigedad, Aspectot de la anigieded, La ceonomfa de la entigiedad y Vieja y nueva democraca, por citar anos pocos. Sin embargo, quicé los lectores no estén informados de los ‘studios especiales sobre las institciones sociales 9 econdmicasgrie- ‘ges que ban servido de bate eztos libros. A veces por el uso delat fuentes ariegas 9 latinas, que no entiende ficimente el lector co- ‘rente, 9 4 menudo porque bon aparecdo en revistas que no consul ‘tan normalmente lor estudiantes de los elisicos. Adems, el simple echo de estar muy dispersos en el tiempo y en muchos miimeros de revistas, los bace inaccesibles, incl pare el bistoriador profe- sional Conscientes de todo ello, decidimos presentar lector corrente, al estudiante al eradito una coleccién representativa de los articw. os que consideramos mis importantes de sir Moses Finley, en tres ‘reas de su investgaciOn: Ia comunidad de la ciudad griegs 0 pals, el problema de la exclavitud y el trabso dependiente en el mundo ‘antigua, los mundos mictico y bomérico de la Grecia primiiva, Como ocurre com muchas slecciones, ésta be rezultado algo arbitra: ‘ia, pero en general nos hemos dejado guiar por consideraciones de ttl en enanto Tos insereses de lot extudianter corientes 9 por al grado de accesblided de las publceciones originales. En un intent de desmitificar el mundo deta literatura acalémice de cae a ltr coment, hemos intertat, dentro de fo pose, ‘citer el asaratim de les abreiacons, Tos trminos extranet Sar ocean fete fads tse ue nb pret ‘raxonable, hemos sradacid, pales aun , we Posey clibe gncnt ox Longue dsites elt. Se bn reduc tos floor a een eects 4 formato Ya de ar de lt pte» efeencta,anfore pars tos Tor cpl. EL astor be Seo Zoveions tails soretons de pocs portance olor fr colar, Hy que ster wn combo de importa: Splat tnldo sLeexartad por deada'y ef probleme de ae + dlavitud», publicado por primera vez en francés con el titulo de "Gee tne pour deter, spree bore por prereset 28 nto origin comple, {Pilecieenoyo Inrdactorio intents traar les etapes forma were deseo del pesemento de Phisy como beariaton, 9 Sie ex rcatonr ete deseo cow los eros rcoido on eit Tivo Tenbitn how inca, sgtendo te oben, wa bi ‘wrafia completa de los escritos del profesor Finley. La parte dedicada 3 lvoe y eco x completa (sols ueross Veaducone 2 tenes eters, ae eb ome), pret etn sobre e fchery tye to acts sera secon, deo «on conten ie conta, en ef tino cto, bemos neta cer lar bre representatives de todo ts campo dente, dese 1930 bata (tor dir Es de esperar que ete iblogafie ne lc 9 ‘Provo, ques, ws terts uor en spiel ote de Poey mds TEE to tinier de ete eolamen, Fhaimete, sobre toto pare ‘yur a eitdine,Bemosahaldo, como apndice al fnd de las soar ore te maya dete ate, na tate de obs porn {esd ors etioseparcdas sobre el ima toma deste le pl Cacin 13 eteto fin y bens innate adie tata eer con Tos enfogues tomato por Fey. ‘Es prepacion de wp volen de doce arcs, que eabren tres dads dea obvs fundamen de Py, dene pips de 155 ae ines 0 bo mr de fo te eae, onal cud bemot recido sada de ver persons, Y 0 oe le menor la ofrecida por el propio Finley, que accedié amablemente a ‘acre pete de empreter lo ue coderamet wh Popes m9) valioso y necesario. No sélo nos ofrecié por completo su ayuda en Suntor de dtl, so gue tomb bland om eines goer: PresenraciOx ° les, insists en 1a total independencia y libertad de accién de los editors. La terea de escribir at addenda bibliogrifcas nos fai Uiré com las sugerenias del doctor J.T. Killen (Jesus College, Cam ridge) y de Paul Milest (Universidad de Leicester). El profesor David Cohen (Berkeley) ley6 bentvolamente la introduccién y sugi- 15 muchas mejaras. También descamos dar las gracias los profe sores Meyer Reinbold (Missouri-Columbia) y Martin Ostwald (Swarthmore College), que not ofrecieron injormaciones valiosas en sus conversaciones sobre el estudio dela bstora antigua en Colum- ‘ia en los wos 1930 9 meds adelante Brenr D. Suaw, Universidad de Lethbridge Rictuanp P. Sates, Swarthmore College INTRODUCCION A LA OBRA DE M, I. FINLEY. Arnaldo Momigliano, al enjuciar un grupo de libros pblicados por M. I. Finley, a princpios de 1970, empezaba su resefa con ef comentatio de que, cuando Finley se trsladé a Gran Bretaba desde los Estados Unidos en 1954 era ya «el mejor historidor social de Grecia vivo, y el més preparado pars enfrentarse con Jos problemas rmetodolégices que implica la historia socials Una de las earacte- tisticas mis importantes que se distinguen en el trabajo de Finley , verdaderamente, la sofstiacién del método empleado en su and- iss de las sociedades antiguas. Y, sin embargo, como también sefiala Momiglano, eraras veces suscita cuestiones de método en cuanto tales»? Por tant, nuestro propesito en esta introduccidn es apuntar ¥ aisle algunos de sus usos metodolépicns, y trazar las rafces inte- lectus de su enfogue analitco peculiar en la primera parte de su caer en Estadoe Unidor, mucho menos conocida, Este objetivo presenta difcultades, en parte porque Filey no encaja netamente en ‘una nica tradicién intelectual aslada, y también porque no publics ‘mucho en los aos de formacién de a carrera. ‘Tras obtener ez lcencature con la eliicacsa de magna cum laude ea Ta Universidad de Siracusa, en 1927, a la edad de quince sos, Finley ee trasads a Nueva York, pars empezar sus estadios fn Ia Universidad de Columbia, donde obtuvo el titulo de master fen Derecho Piblico en 1929. De acuerdo con su graduaciin coupé lua puesto de investigicién en un proyecto entonces en vigor, la Encyclopaedia of the Social Sciences* Después de trabaat tes aos fen al proyecto, se convitié en ayudante de investigaiéa del profe- sor AA. Schiller en Derecho Romano, en Columbia (1933-1934), y al afo siguiente se le concedis un puesto de investigador en el Departamento de Historia (1954-1935). Por la misma época también 2 TA GRECIA ANTIGUA, sh a te eg rl tr dese Soames Te eee A Las lie sue ail a te ama edie ii sine a SSSA Sol eh loTeat tities hors a ates Sci china hen, oui bin iar 2 Zeb Stas Pept ae Principum). Su preparaciéa legal es también evidente en 1a sofistica- Sethe et al att Sane nd tes (Gos eau indi Cis tt de, SEAS EI ell t's tee Bk ioe une hi tars wp Biot iig gs ah ian RES Be elie Tiina at ee ere wat cas Lae metal lias SHLELN tae llg ee oP ee Sp tt OTS Rare cs pe mba Tab T eo Seat fae a se OSG 2 Gate ot ie kas RELIG Se ass ons pen Seas ‘cplina: Cin nen el Cai 1 nae reer Pim ie aes Se cy Se Rea a lo es a Si Reich btiPentne thse Ss Saved ed Ser ali SS Site aes erence i SS el eae La descrip dels primeros pasos de le caren scedémica de Fale no nord mucha iden del ambiente formativo en el que se dksarolaron ms ineress fandamentales. Dveros fartores en los sos teint prcieron una itensidad fatelrual y emoional en algunos etal académicos de Nueva York, que 20s ba vuelto repo dade enoncs, excepto quel dureate Inger de Vet El calipsoezonmico en el patsy Ia externa del fsenmo en Euro. parecer exigir de inmedito tanto andiisinlecwal como {WTRODUCCION A LA OBRA BE FINLEY B accién politic. La estructura tradicional de la enseianze supetior no parecia ofrecer ni uno ni ota: Cound vuelto mis pensamientoe a este pefodo, tengo la fir sme impresiin de que lar conferences y sesinatos quedaban muy fstrecimente encetrados en ia tore de marl, Con esto 20 me fefero a los puntos de ist poltins de los profesores de histo a, que varaban consderablemente, so « ls inoportnidad de labor profesional como hisoriadore. Las mismat coafren ‘Seminaries se podvian haber dad, sin dads, en una gene cin anterior, antes de a primere guera mundial. Exit Ia ‘misma impresién generalizads de que el ead de le historia ea ton fin en af miso. Mientras que novotor, que tibamon cre fiendo ea. un mundo difl, com problemas que crelanos urgea tes y que seclamaban solucones, boseibamos la explicaion y com pretsidn del preseate en nuesto estudio del pasado! EL recurso, tanto entonces como ahora, era proceder a la auto- ‘edacicién entre los propios estudiantes, un proceso de eprendiaje dialéctico, a menudo més fcundo que la instruccén formal en las sulas. Eo el embiente de los primeros afios treinta es toralmente com- prentible que eave didlogo requtiera un debate eon Marx: YY asf nos vlios de nuestros propos medios pan buscar €= fos ltrs To que crefamoe que no tance a conseguir en conte. rencies y seminatios, Lemos y discusimos sobre Mare Bloch Hen Penne, Mex Weber, Veblen lor fewdianos,analistas de serecas como Mosca (bre Ios partidos poles) y Pareto (aun ‘gue he de confess que no lo cacontté provecho y lo deeehé (sega). cstadlamos « Mare y alos marzsts: ‘0 silo Das opie, at incwo peimetamente Dar Kapital, sino también Is ‘obras istics y teelas de os maxis. TEI marsiio, pues, se Incorpors « mi expesense ieee, Jo que lov griegor hubicren amado ii paidia. Mare, lo mismo ‘gee los ous pensidores que he mencionado, puso fina Ix iden de Geel estado dela histeria es una actividad autnoma y a a on eevenciaIipcs de que los divers aspects. del comportamien Ihumano —econéanico, politico, intlectal, religoso— pueden ser ‘tatados con eriedadladamente? Hay que sefalar el contexto en el cul Finley y sus compafieros dde estudios absorbieron el pensamniento marxista: incluso para ef 4 a onmeus axicua catadiante contetpporinio cto, y certamente para ls que mis {arde relcionaron sobre el asunt macho dl pensemento orien. tao aI ingierdap de esos tempos een pate dela reaccién cindida {nena tadurada(incloso spite, xe pode dec) ane a ame- ‘za peretidn en el poder la lologia fascieta! “Abeliéndes al fermenc intelectual general en Noeva York do- sate io pe 7 na ie den dy sc a ‘reocpecions sities a cris cooénicay poles del momen reste In egal de sich de a cores meas de In Ale masa aed, Especielnente importante dade nuesto punto de ‘sta, eel trcdado del InititueforSouefrscung (lstito dela Inverigacién socal) bajo la deo de Max Horkdimes, que Ui ido ou director dee 1930, dade Frankfrt sta Nocra York en 19342 Hl nei eal a a Universidad de Colima, y Filey te coconté invlocrado en dvetns actividades del Instat, par fidpando en seminal y cacibiendo reefs para le revista del Institut, la Zeiten fr Sovelfrscung™ De 1937 #1939 el Ine titato lo emples pe areas vara, entre la que fguaba la trade ciéa al ngs de'lescbnes ue dseaban presenta al public no ‘eamesiano, Hlorthcier ous colgusentendieron que su misén en Nueva ‘York era continuat la tad ntletal lsmana de I iquerda, «ue abs sido destruida en la Alemania de Hitler, La tad del Peusanicnto flostin,histéico y social que reprseaaba el Ta tut, deviaba de tes evoluionce clfretes posheglanas en el pemaniento alemio: Ia epstemologia kantlana, el sugimiento. de In fenomenclogia (especialmente la de Die) ya een mat lista'a Hoge, sabre todo Ta de Mare, Partipar en esta tradiin sipoats tomar parte en una eae de cas lament clboradas, fetes al flceota dela Ristori yl metodlogia cries mocko ‘nis profundas que asics las gue collin daiicaee los histori dbores" Naturiment, seria imposible remit en pois pina la complejidad de ls Meas geoeradas po los micnbros del Tnsiato dea invenigacién social gue, en todo cas, nunca fuer vaiformes, os posicones en le dresses combats. No obsante es oable fpuntar unas pocis caracterstieas generale, puntos cents de #08 tadlsis, que ambien se reljan ea los estadon de Finley. EL pensaniono de Tnsiuto era bisieamente maria, aunque Intentaba evita las docrnas corientes del martsmo ortadoro 20g INTRODUCCION A LA ORA DE FINLEY 1s mitico, extendiendo la dalética presente en las obras del propio Mare mediante el ejrccio de la exten de los esritos de éte y, 1 1a vez, de la tradicién postmarssta con mayor orientacin floss, Sin embargo, una de ls exigencias bscas de Marx —que la sociedad fuera vista como un todo interelacionado— fue sceptada como un principio comin fundamental. Las obras de los miembros eonstrufan intentos de expicar de qué maneras los distintos elementos de la sociedad actuaban unos sobre otros, y cémo estas interaciones pro- ddacfn cambios; en resumen, se trataba de un repaso de Ia diléctice histcica. En especial se prosguié con el interés de Marx por la ‘conexin entre formas de relaciones econdmicas y sociales, y las ex- presionesideolégicas y culturales de una sociedad. Pero en contaste ‘con el marxismo ortodoxo del momento, Horkheimer y sus colegas rechazaron tanto le aceptacién de una relacién simplista entre base ‘material y superestructira ideolégiea como In presuncién de Ia pie macia de ls formas econémices (a llamada ebase»), y en su lugar abogaban por un acercamiento interdscipisario a un andlsis boll tico de Ia sociedad ™ ‘En sus primeros tempes, por lo menos, el Instituto compartia el estado de éoimo predominant en la tradcién marssta de la Europa cecidental también en su expectativa de un cambio social radical, ‘ue incata el colapso iominente dl sistema capitalist. Se argumen: taba que el intelectual, aunque pensase Jo coatrario, no pod ser un observador objetivo: tenia que comprometese en la praxis, aecién ‘que producite cambio.” Loe miembros del Instituto, en su mayor parte, se nepaban a especulat sobre lo que ocurrixa después de as ‘evoluciones; 0, mejor dicho, an que su labor era la epli- cacién de la tora critica que revelara las contradieciones del sistema ‘capitalists, gracias alas cuales se prucifan los cambios mis impor- tates, De especial interés para nuestros objetivos soa los comenta- tos de Horkheimer sobre Ia libertad. A este respect, la ida liberal decimondnice de wibertad de» (inteferencia, prohibiciéa, domina- ia, explotacién) iba a ser substituda por el ideal més positivo de libertad para» (sto es, paricipar en una sociedad racial). Como ‘lustracin de su idea, Honkcbeimer apantaba al ideal de I pois eriegs, pero sin exclavos." "Pese «scr breve ¢ insuficiente, este resumen del pensamiento del Instituto, suger, sin embargo, el contest intelectual general en el ‘que tomacon forma algunas ideas bésias de Finley. Tiene relacién 16 1A GRECIA ANTTOUA, ¥ conexiones con Ia fenomenologa, aunque, clarsimamente, no con la variedad emocional y empéica, acti, de In que el propio Finley foe ertco incansable y arrollador.* Estas infuencias se notan en el cambio scusado en el fondo y cen al contenido de sus primeras obras publicada. Los primeros az ‘ioulos de Finley, pubicidos en 1934-1935, exponen las preocupacio- res y enfoques ttadicionales del estudiante elisico. En sa primer artcuo, «Mandate principume (1934), pretendié ofrecer «un exs- ‘men completo de todas las referencias cisponibles ... los mandatar pporgue etal estudio arrojaria une luz considerable sobre los proble- ‘mus todavia nebulosos de la clasifcacién general de las constitucio- ‘es imperales y su vader como fuentes del derecho». Ens s6- agundo artculo, «Emporos, naukleros y kapelos» (1933), empiczan parecer algunas de las preocupaciones permanentes de Finley: Webet Y Haschroek son ctados a lo largo de le obra junto con Ocrel y Pahlmans, en el problema de sie epicable el término de «eapti- lista» como categoria paa el anlisis de Ia economia griegs antigua, y In discasiéa comienza con una lamentacién acerca de la imposicion inadecuada de eeinales modernos de peasamiento .. y terminologia». Gon todo, es justo decir que el enfoque del artic, escrito baja la Gide de Westermann, es, més © menos, tidiional: todos Joe wos de las palabras griegas para «comerciante» que aparecen en st titulo, son examinados para investigar diferencias posibles entre ellos —re trata predominantemente de un eerciio flal6gico EI siguiente ariculo extenso de Finley no aparecié hasta casi dos décadas después (1953), pero se puede trazat cl desarrollo de sus ideas, yexpocicamente fas inuenias de sus primeros estudios de Marx y los padres dela sociologia, y su conexién con el Instituto, tracas a varias resefias poblicadas entre 1935 y 1941. En la primers, ppublicada en Zeitschrift flr Soilforschung (1933), Fisley clogiaba los diez primeros volimenes de la Cambridge Ancient History pero spuntaba una defciencia importante: Aunque el objetivo declarado eta elaborar une satsis com pleta de ln historia antigua en sus faes maltiples, macho del er: bajo se dedica« deales misuceros potion y militares, El ate, 1a pola, 1a fost, y sobre todo In historia vil y eondmica soa tatads seprradamente, rune como partes coordnadst de a Iistoiafatepra del mundo antguo.? INIRODUCCIGN A LA OBRA DE FINLEY 0 Filey, en poss paabas,recamaba un enfogu holo, Redmen- fe enc todas fos piers rset, ea el etamint at tino ¥aisado que los autores hacan de las divers facta de a Wide (por empl, slgdno tab), en verde daborar un tabjo Invego 7 reacionad La late de enfoque que Fnkey poli, se ve, por Geno, en ensayo «Esperanto tent aon dspagsy ‘dio yo for novos (cpio 10: «Espetan, en Uso aburo de ibn 28 ii, cn 97 A an Ins pects invzadonceesprtana, no sepia #0 opens, 8" ‘ent de-tm fancioosbay jonas pat psmorcesxblidad ibio en Ia sociedad’ eoaio conjunto. ‘de su_obra, Finley intent tipo de explicecones para cambio fa una crticn ‘order, los autores del undécimo volumen de Ia Canebridge Ancient History (70-192 d. de C.) son condensdos porque para ellos «los fenSmenos como el imperio romano son tan tascendentales que 20 se pueden explicar realmenter # Por consiguente, el volumen de mil pings no aporta ninguna respuesta a la pregunia clave: ¢CSm0 se puede concliar la «puz y prosperidad de los aos 70-192 d. de C., proclamadas con tanta unanimidad eparente por los esttores com- temporineos, con la rapidez, violencia y conclasién del “colupso” tubsiguientes? ® Lo que Finley buscaba en el libro y no hulé fue Ja explicacién dialéctica que procurara exponer las esemilas neg tivas del cambio» dentro del stetus quo, La consccuencia de Ia nexe- tidad de explicaién era un rechazo de Jn simple reoopilaciéa. de ‘ator (positivism «vulgse>) por inadecuada: el eonocimiento hists- reo no poda parccerse aun enadro que consste en Ia ecumuacién de colores determinados en unos puntos espesfos, El tema reaper rece a lo largo de toda Ia obra de Finley y quia donde se expresa ‘con més fuerza es en su enseyo sobre la ciudad antigua, publicado en 1977 (capitulo 1 de este volumen). fs Otro dogma de le tradicién begelisno-marxists_del_Instito, aadoptado por Finley, fue la insistencia en Ja natutaleza bistérica de I-exstencia y el pensuniesto humanos. En su enjuiclamiento, en bats de i haa The Life of Greece = Will Durant (parte de la cual iba a converse en epitome de la historia popular, «The Story fof Civilisation»), Finley rechazé con energia 1a nocién abistric, popular de una eidentidad esencial de instituciones y problemas &