P. 1
Los Arribes Del Duero

Los Arribes Del Duero

|Views: 122|Likes:
Publicado porjavialon

More info:

Published by: javialon on Sep 28, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/13/2014

pdf

text

original

INTRODUCCIÓN MEDIO FÍSICO Localización Este libro quiero dedicárselo a mis padres y a mi hermana por la ayuda prestada; pero, sobre todo, por la tarea nada sencilla de aguantarme. Evolución Geológica Urología Unidades del relieve Clima Hidrología VEGETACIÓN FAUNA HISTORIA, ARTE Y CULTURA © 2000, MIGUEL A. CALZÓN VALIENTE. Textos y Fotografías © 2000, EL SENDERISTA C/ Mayor, 80 28013-Madrid Telóf.: 91 541 71 70 Pedidos: 91 541 66 70 Fax: 91 559 42 49 DIBUJOS: José Manuel Marín PORTADA Y CARTOGRAFÍA: Pedro López Carcelén y Rafael Sanz
DISEÑO Y MAQUETACIÓN: Sandra Rebollo 1.

.,

7 11 11 12 14 16 21 23 31 37 43 43 46 54

Historia Arte Cultura PROBLEMÁTICA ECOLÓGICA Y MEDIDAS DE PROTECCIÓN Proyecto de Parque Natural Principales problemas medioambientales
M.

59 59 63 65
67 71 77 82

♦.;,....„

Normas para la conservación de los espacios naturales ..
EXCURSIONES PEÑA DE LA VELA CABEZA DE MONCALVO ELCAMACES EL POZO DE LOS HUMOS NUESTRA SEÑORA DEL CASTILLO LA MALGARRIDA RUTA DEL FERROCARRIL (I) RUTA DEL FERROCARRIL (II) ., ♦♦ „„„...„„.„.......„.. ,

I.S.B.N.: 84-95368-06-4 Depósito Legal: M-l6734-2000 Impreso en España/Printed in Spain Está prohibida la reproducción o almacenamiento total o parcial del libro por cual­ quier medio: fotográfico, mecánico, reprográfico, óptico, magnético o electrónico sin la autorización expresa y por escrito del propietario del copyright. Ley de la Pro­ piedad Intelectual (1/1996).

2. 3. 4. 5. 6. 7. 8.

87 94 99 105 110

16. El primer contacto que tuve con esta zona fue a través de las excursiones que efectué con un grupo de amigos.. Los cam­ bios que ha experimentado este entorno son evidentes y no siempre positivos. En un primer momento Las Arribes nos parecen una sucesión de comarcas carentes de entidad propia y desposeídas de cualquier tipo de historia. En el interior de estos municipios siempre encontramos algún pequeño monumento.COZCURRITA ELCARRASCÓN VILLADEPERA .ESTRAMBUEZ COZCURRITA • ERMITA DE NUESTRA SEÑORA DEL CASTILLO COZCURRITA 115 121 126 130 136 141 147 152 158 163 13. 21. 217 218 220 Direcciones de interés Alojamientos turísticos.MINA DORINDA . 12.. poco a poco.CASTRO DE ALCANCES LA PEÑA „ VILLARDIEGUA DE LA RIBERA . 15. . 17.9.. EL PICÓN DE FEUPE RUPITÍN . No hace mucho tiem­ po éste era un lugar prácticamente al margen del turismo reservado para los amantes de los ca­ minos difíciles y laboriosos. comencé a experimentar y que se ha convertido en el principal aliciente que hoy me hace volver a estos parajes. 223 La elaboración de este libro me ha ofrecido la excusa ideal para regresar a Las Arribes.% 208 217 „. Un disfrute que... 24. Ahora el panorama parece haberse vuelto del revés en muchos lugares donde se ha perdido buena parte de la hostilidad del medio para ganar en accesibilidad destinada al turista con prisas. 25..EL POZO DE LOS HUMOS ALMARAZ DE DUERO . 10.PEÑA REDONDA VILLALCAMPO 19.EL ROSTRO FERMOSELLE. Si queremos disponer de más información sobre el entorno o el pueblo sólo tenemos que preguntar a los lugareños que se vuelcan con el visitante haciendo gala de una amabilidad que se está con- . FARIZA . 168 174 180 186 191 198 204 MORAL DE SAYAGO . tradición o valor de cierta importancia. Restaurantes BIBLIOGRAFÍA . 14...CASTILLO DE LOS PUEYOS .LAS PANDERAS CARBAJOSA . 23. iglesia o edi­ ficación que merece la pena visitar y dedicarle unos minutos para conocerlo con cierta calma. 11.VILLALCAMPO ...ARROYO DE LUNERAS VILLASECO . 20... 18. una de las primeras zonas naturales que conocí cuando comencé a realizar salidas al campo.Río ESLA . Na­ da más lejos de la realidad. 22.. arte.Río DUERO OTRAS EXCURSIONES APÉNDICE f...». disfrutando de cada paso.VILLASECO MASUECO . una primera aproximación donde primaba la urgencia por alcanzar la meta en vez del disfrute del paisaje..EMBALSE DE VILLALCAMPO MIEZA .LASTRÓN .PINO DE ORO BRANDILANES ... Cada pueblo esconde unos alrededores dotados de una serie de reco­ rridos propios que invitan al caminante a descubrirlos con tranquilidad..

A lo largo de estos capítulos iniciales el lector podrá acceder a una serie de datos básicos so- . La habitual idea de la llanura castella­ na se rompe en mil pedazos al asomarnos a los cañones graníticos que sirven como pared de con­ tención de los ríos. No podemos disfrutar plenamente de Las Arribes si no conocemos datos de su pasado histórico. Hemos seleccionado los que más nos han llamado la aten­ ción. Las Arribes invitan a deambular por los caminos. Este será uno de los principales caballos de batalla durante los próximos anos que vendrán mar­ cados por la necesidad de conjugar la protección de los valores naturales con el bienestar económico y social de sus habitantes. veredas y senderos que se ofrecen ante el caminante. A pesar de todas estas circunstancias Las Arribes siguen conservando unos contrastes realmente atractivos para las personas que se acercan hasta la zona. El libro se limita a proponer una serie de recorridos que nos acercarán a algunos de los pun­ tos más representativos de Las Arribes. su riqueza natural o su abundancia artística. Visitar úni­ camente los rincones naturales que recomendamos en la ruta es dejar cojo nuestro propósito de hacerles disfrutar de una tierra donde la tradición. Las Arribes están viviendo actualmente uno de sus momentos cruciales ya que la promoción turística se presenta como una de las principales vias para el desarrollo de la zona aunque en al­ gunos casos se haga perjudicando al propio entorno favoreciendo la entrada de un turismo masi­ vo. En muchos de estos caminos todavía podemos encontrar referencias de las no tan leja­ nas épocas en las que los contrabandistas eran personajes habituales del paisaje cotidiano. Los primeros capítulos del libro son los más pesados de leer ya que albergan el grueso del con­ tenido que podemos considerar como más teórico aunque los datos que nos ofrecen nos ayudarán a tener una visión global de estas tierras.virtiendo en algo raro en nuestros días. trochas. pero cada municipio esconde sus propios rincones. por un motivo o por otro. el arte. Los itinerarios han perdido en dificultad debido al acondicionamiento de muchos caminos pero el destino final sigue siendo tan espectacular como siempre. No queremos que los recorridos propuestos se conviertan en un paseo rígido ya que la atracción de este enclave radica en la libertad para buscar el destino final de nuestra ruta. la historia y el medio natural todavía guardan una fuerte relación. Es toda una suerte poder realizar cualquiera de estos iti­ nerarios en compañía de alguno de los habitantes de los pueblos de la zona que se encargarán de mostrarnos los vericuetos y parajes escondidos aderezándolos con historias tanto antiguas como modernas. Unos cañones que permiten al viajero realizar unos vertiginosos descensos en una distancia realmente corta. Las Arribes consienten al visitante adentrarse por cualquiera de los múltiples caminos que las recorren dejándole inventar su propia ruta con la seguridad de que al fi­ nal siempre le aguarda un paisaje que ha merecido el esfuerzo realizado.

El espacio de Las Arribes lo podemos definir como una formación alargada situada a caballo entre España y Portugal y partida en dos de manera clara por el rio Duero. La parte española ha quedado delimitada de manera oficial con la gestación del Plan de Ordenación de Recursos Naturales (P. Desde las posturas que reducen la zona al espacio inmediato de las cuencas fluviales (haciendo especial hincapié en la del Duero) hasta aquellas que amplían la frontera hasta abarcar una amplia franja de tierra que rodea a los cauces. la vegetación y la historia sea un poco más exhaustiva. mostrando una ligera inclinación en sentido Este-Oeste que se aprecia desde su extremo superior hasta el inferior. a esto se añade la inclusión en la zona sur de localidades como San Felices de los Gallegos. un vecino que se dio más prisa que nosotros a la hora de proteger este entorno con la categoría de Parque Natural. a través del muelle de Vega Terrón a partir del cual se adentra en tierras portuguesas. Puerto Seguro o La Bouza. Almofala o Mata de Lobos. la especial circunstancia de servir de frontera entre España y Portugal prácticamente desde su inicio hasta su final por lo que no es conveniente perder de vista que esta zona tiene un carácter internacional nato que muchas veces olvidamos. aunque es recomendable. A continuación. entre otras peculiaridades. Hemos puesto un especial cuidado en que la información referente a la fauna. ponerse en contacto con los ayuntamientos de la zona que se convierten en elementos de gran utilidad a la hora de recabar informaciones precisas y actualizadas. Por supuesto no nos olvidamos de mencionar la parte que aporta y corresponde al vecino luso.N.R. la entidad de Las Arribes como tal no está perfectamente formada y sus limites son difíciles de establecer ya que se ensanchan y disminuyen dependiendo de quién los establezca. el lector se encuentra con una relación de rutas en las que se especifican los pasos a seguir para poder alcanzar una serie de destinos que consideramos como los más representativos. paso previo a la inminente declaración de este espacio como Parque Natural. pasada la localidad salmantina de La Fregeneda. La limitación física de Las Arribes ha sido problemática tradicional ya que existen opiniones para todos los gustos.O. En el plan se indica que Las Arribes españolas se sitúan en la parte Suroeste de la provincia de Zamora y Noroeste de la salmantina. Este enclave se desarrolla de Norte a Sur a lo largo de la parte Oeste de las provincias de Zamora y Salamanca. cuando comencemos a planificar nuestra salida. Las Arribes presentan. La entidad de este espacio debería quedar fijada de manera firme una vez que se apruebe su nombramiento como Espacio Natural. La explicación de cada itinerario cuenta con el apoyo de un pequeño plano orientativo en el que se han reflejado los puntos más destacados del recorrido asi como los lugares más importantes del mismo. Las Arribes forman una franja estrecha de terreno que apenas tiene 10 kilómetros de anchu- . El espacio de Las Arribes alberga comarcas de dos países distintos y de dos provincias españolas. Si acoplamos las dos partes vemos que presentan una forma muy similar tanto en extensión como en anchura. una delimitación que impone el propio Duero: desde la curva cerrada que efectúa en las zamoranas tierras de Alaroz y Pereruela hasta su desaparición.). Ifanes o Paradela hasta los sureños Escarigo. Por ello se ha dispuesto un capitulo final donde podrán encontrar una información amplia y práctica sobre alojamientos y direcciones de interés. la geología o las distintas unidades de relieve presentes en esta zona. Las rutas están precedidas de una ficha técnica en la que encontramos los datos y sugerencias que nos pueden ser más útiles a la hora de planificar las salidas al campo.bre aspectos ton diversos como el clima. La finalidad última del libro es que pueda serle lo más útil posible a la hora de realizar cualquiera de los recorridos que recoge pudiendo resolver todas sus dudas y necesidades. La zona portuguesa abarcaría desde los municipios norteños de Constantim.

germen de las actuales estribaciones montañosas de la zona. Coa) trabajan unidos para producir un conjunto de más de 300 kilómetros de cañones fluviales que rompen en pedazos la pacifico imagen de la penillanura castellana. que se ha convertido en una de sus notas definitorias y características. el continente Laurasia que englobaba los actuales territorios de Norteamérica. La zona de Las Arribes está formada. momento en que tiene lugar la Orogenia Hercínica encargada de transformar los materiales en cuarcitas. Camaces. éste es el caso de las sierras zamoranas. básicamente. salmantinas y portuguesas que componen el conjunto de Las Arribes. El panorama vuelve a cambiar con la llegada de la Era Primaria. Europa y Asia. impidió que los mares secundarios pasaran de su entorno. esquitos y pizarras a los que es preciso añadir los granitos que se incorporaron al conjunto durante la ascensión que supuso el paso de una época submarina a otra en superficie. por materiales de la Era Primaria o Paleozoica. Águeda) y portugueses (Mosteiro. El panorama vuelve a cambiar de manera radical cuando tiene lugar un nuevo choque entre . Las zonas elevadas que consiguen resistir a la fuerte erosión se presentan consolidadas en el comienzo de la Era Secundaría. Uces. por lo que podemos incluirla de lleno en lo que conocemos como la España Silícea. Este espacio formó parte de la placa Armórica y atravesó por un largo periodo de inmersión acuática debido a una fuerte glaciación que derivó en un incremento notable del nivel de las aguas. Tormes. La labor ejecutada por la Orogenia Hercínica se ve complementada por un periodo de erosión y sequía conjuntos que produjeron notables cambios en el paisaje. surgió a causa de un elevamiento de la parte oriental de la península que tuvo lugar a finales de la Era Terciaria o Cenozoica.R..ro a cada lado del rio Duero que es el auténtico eje sobre el cual gira todo.N. ya que esta zona está formada por distintas partes que han pertenecido tradicionalmente a comarcas diferentes.O. El Duero y sus afluentes españoles (Esla. que también estaba sumergido pero que. La identidad propia de Las Arribes ha comenzado a forjarse hace relativamente poco y necesitará mucho tiempo para que se consolide. al ser una masa rígida. Los limites de Las Arribes son complicados de trazar. Huebra. Se producen nuevos movimientos tectónicos que obligan a la placa Armórica a incorporarse a un espacio mucho mayor. a pesar de la labor administrativa reflejada en el P. Su orografía especial. En esta placa encontramos el llamado macizo Hespérico. Durante este tiempo la placa recibe una aportación constante de arcillas y areniscas que se transformarán en las actuales pizarras y cuarcitas presentes en todo el espacio de Las Arribes. Sabor.

La acción erosiva no ha finalizado en esta zona ya que el agua prosigue con su tarea poco a poco. La pizarra. profundizando la diferencia que todo viajero observa al acercarse a la zona: un contraste marcado entre las suaves llanuras mesetarias en oposición a los bruscos cortados que en algunos momentos se convierten en paredes verticales con desniveles superiores a los cuatrocientos metros. El granito apareció en esta zona durante la Era Primaria cuando el magma existente comenzó a enfriarse durante su paulatina ascensión hasta la superficie terrestre. La principal modificación de los últimos tiempos la ha llevado a cabo la mano del hombre que ha sido la encargada de levantar enormes embalses que han privado al Duero de su agresividad y velocidad. La mano del hombre ha domesticado. Su trabajo se complica cuando se ocasiona una ruptura de los bloques hercínicos por los que discurrió. erup- con acercarse a cualquiera de los múltiples cañones y barrancos horadados por el agua para darse de bruces con masas de granito de tamaño considerable. Descubrir la presencia del granito en estas comarcas es tarea sumamente sencilla ya que basta La morfología actual del paisaje viene determinada por la especial actividad tectónica que ha vivido la zona. Los afluentes del Duero han ejecutado la misma tarea pero en menores escalas y con resultados más modestos. Dos factores que influían de manera notable en la erosión que experimentaba la zona. surge en estas tierras en la Era Primaria al igual que el granito aunque su formación se debió a los efectos que la Orogenia Hercínica produjo sobre los materiales allí depositados. Aqui encontramos los orígenes de los cortados fluviales que hoy componen la esencia de Las Arribes del Duero y sus afluentes.continentes que ocasiona una fractura traumática de Pangea. Durante los últimos periodos de la Era Terciaria se lleva a cabo una progresiva elevación de los territorios orientales por lo que el precursor del Duero comienza a encontrarse con dificultades para continuar vertiendo sus aguas en el Mediterráneo. A partir de ahora toda la llanura ibérica se ve sometida a una nueva etapa erosiva. En este panorama ya se detecta el cauce que podemos considerar como antecesor de nuestro rio principal: el Duero. una circunstancia que le fuerzan a buscar un nuevo cauce por el que puedan circular sus aguas. Las erupciones magmáticos comienzan a cobrar protagonismo. Un antecesor que en lugar de verter las aguas que drena en el Atlántico lo hace en el Mediterráneo a causa de la notable inclinación que la meseta presenta en esa dirección. para bien y para mal. La transformación de granito y pizarra se desarrolla de manera bastante paralela y su presencia sigue siendo abundante en la zona. ciones magmáticas y un periodo de estancia bajo el agua se unen para presentar una litología característica. destacando de manera especial la pizarra a raíz del uso habitual que la arquitectura popular ha hecho de este material y que la ha convertido en protagonista indiscutible de muchos de los paisajes y en un elemento empleado de manera habitual en las techumbres de casas y refugios de ganado. Fuertes periodos de erosión a los que hay que sumar movimientos tectónicos. especialmente las localizadas al Oeste de nuestra península. este paraje natural llevando a cabo un control artificial del cauce del principal rio de estos contornos: el Duero. una transformación que ocurrió a lo largo de la era Paleozoica. El Duero es el principal artífice de la evolución de este enclave ya que ha sido el encargado de ir modelando los cañones fluviales durante miles de años. también muy abundante. Enormes bloques de este material siguen . especialmente las erupciones de magmas graníticos. Unos cañones que han adquirido la forma casi totalmente vertical por lo que definirlos como formaciones en X sería hacerles un flaco servido. Las rocas de primitivo origen igneo evolucionaron hasta convertirse en las granodioritas y granitos que ocupan la mayor parte de este enclave. comienza la Orogenia Alpina que se va a dedicar a elevar aún más determinadas zonas de la planicie. En menor medida podemos aplicar esta situación a los afluentes que posee este cauce.

clorita. caolín o el granate común. sericita. en los alrededores de la localidad zamorana de Pino. Las unidades del relieve en Las Arribes son fáciles de determinar ya que podemos dejarlas reducidas a dos: la penillanura y los cortados o cañones fluviales. Lo zona de Las Arribes del Duero presenta una considerable variedad de minerales. El caso de los óxidos es totalmente opuesto ya que se los puede encontrar a lo largo de toda la zona. calcopirita y pirita se detecta de manera limitada en pequeñas zonas destacando sobre todas ellas la ubicada en los alrededores de Fermoselle. Las rocas meíamórficas se muestran agrupadas en zonas muy definidas cuyos límites les son impuestos por la presencia de otros minerales. reflejos que muestran una amplia gama de tonalidades. aislados y escasos. una presencia que hoy ha quedado reducida a meros indicios que podemos localizar. encontramos la presencia de rocas metamórficas que se ofrecen intercaladas entre masas de granito y de batolito. Por último podemos referir de manera menos extensa otros minerales que también está presentes en Las Arribes como es el caso de la moscovita. sobre todo. En el apartado de los silicatos podemos decir que están distribuidos por toda la zona abarcando su dominio desde la parte norte hasta la parte sur. hialino. Es significativa la abundancia de wolframio en varios puntos de Las Arribes como Muga. Dos unidades diferenciadas claramente una de la otra que. La existencia de sulfuros. de plata y oro. en algunos casos. común o filoniano. sílex. se suceden sin periodo de transición alguno rompiendo bruscamente la continuidad del paisaje. La verticalidad de los cañones fluviales convive con la horizontalidad de la pe- . El cuarzo aparece a ras de tierra. Villadepera o Carbajosa de Alba en el caso de Zamora que quedan empequeñecidos al compararlos con la abundancia existente en la localidad salmantina de Ba rruecopardo donde tampoco es escasa la chelita dándose la paradoja de que está prácticamente sin explotar a pesar de que hay constancia de su abundancia. ópalo o calcedonia) en cualquiera de las localidades de este enclave. Entre los elementos podemos señalar la existencia de filones. En menor abundancia. Las diferentes variedades de cuarzo convierten los senderos de la zona en una sucesión de reflejos cuando el viajero coincide con una mañana soleada. No es extraño que el viajero se sorprenda al ver cómo tras el recodo de un camino liso surge un profundo corte en la tierra por cuyo fondo discurre una corriente de agua. ofreciendo unas notas de colorido en medio de caminos de tierra. existen varias modalidades de cuarzo (ahumado. especialmente del granito. aunque su cantidad es respetable. Zafara.resistiendo el embate y la erosión que el Duero y sus afluentes vienen ejecutando desde hace siglos. ya sea totalmente descubierto o medio enterrado.

cuentan también con la presencia. Entre estas alturas sobresale el portugués Cerró Pennedo Durao. Atalaya o Cruz Cas­ tillo. alejadas por completo de la uniformidad que encontramos al abandonar es­ te enclave. La vegetación se convierte en un re­ ferente básico a la hora de delimitar la extensión de cada una de estas unidades ya que. invadiendo zonas pertenecientes a los cortados flu­ viales puesto que esta técnica de cultivo permite sacarle rendimiento a tierras pequeñas ubicadas en laderas escarpadas. Las tierras llanas. "ribera". Divisa (595 m). A la hora de hablar de la penillanura no queremos provocar la falsa idea de que esta unidad responde a la típica imagen de llanura o meseta castellana. matorrales y plantas que podríamos considerar propias de monte bajo. La penillanura de Las Arri­ bes no ofrece grandes extensiones horizontales de tierra sino que se reparte en suaves ondas. pro­ cediendo a nivelar todo el te­ rreno. donde podemos apreciar una singular forma­ ción rocosa que se presenta semejando un bloque unita­ rio y enorme de piedra en medio de una campiña total­ mente lisa. Robledo o la Peña de la Parada a los que se suman los salmantinos de Pico de la Cabeza. Peñahorcada (837 m). Montegudin (600 m). no está rodeado por otras elevaciones sino que surge él solo en mitad de un terreno llano ofrecien­ do un aspecto redondeado. circunstancia que repercute en el aprovechamiento agrícola que se les da. Eran tierras que tradicionalmente contaban con grandes extensiones de ma­ sas arbóreas (en especial de alcornoque. salvo contadas excepciones que consiguie­ ron resistir el desgaste. Santa Bárbara (710 m) y Atalaya (722 m). En la penillanura podemos encontrar numerosos ejemplos de formaciones rocosas que han re­ sistido la erosión y se han convertido en cerros o pequeñas elevaciones que rompen la monotonía del paisaje. de cerros como los zamoranos de San Roque. Pequeñas y escasas huertas completan el pa­ norama ocupando las tierras más próximas a los arroyos y. ubicado en los cercanías de la localidad de Freíxo de Espada á Gnta. pero en cambios! es desproporcionadamente pro- . El cultivo en bancales o en te­ rrazas es una práctica que se va extendiendo. relativamente abundante. además de estar atravesadas por los profundos cañones. Sumamos a esto la constante necesidad de pastos demandada por los ganaderos que se ha convertido en un tema controverti­ do ya que hay determinados sectores que apuntan a este gremio como uno de los más beneficia­ dos por los incendios periódicos (provocados en su gran mayoría) que asolan esta tierra. más o menos acentuadas. a medi­ da que va disminuyendo la altitud pasando de una unidad de relieve a otra. La penillanura está formada por tierras horizontales caracterizadas por la baja calidad de sus suelos que son fundamentalmente ácidos. roble.nillanuro convirtiendo este hecho en la característica más acusada de Las Arribes que influye de manera directa en elementos tan diversos como el clima. La erosión ha sido el fac­ tor determinante en la for­ mación de esta unidad de re­ lieve ya que limó y redujo las elevaciones. La penillanura se presenta surcada de pequeñas cicatrices ocasionadas por los muretes de pie­ dra. en muchas ocasiones. simplemente. apenas unos cuantos kilómetros. Los cortados o cañones se formaron debido a la acción erosiva del agua que ha ejecutado su labor durante miles de años y responden a lo que los habitantes de esta zona denominan es­ pecíficamente "arribe" o. la vegetación o la fauna propiciando el surgimiento de una diversidad biológica y paisajística única. Esta unidad se caracteriza por no ser excesiva­ mente ancha. Uno de los casos más significativos lo tenemos en la localidad salmantina de La Peña. disponiéndose en forma de terrazas contenidas y delimitadas por muros de piedra. cortinas o cercas que delimitan las propiedades. La inten­ ción de incrementar el cultivo de cereales también ha jugado en contra de la pervivencia de las masas forestales ya que se han sacrificado formaciones de árboles para poder ampliar la superfi­ cie destinada al cultivo. Ca­ beza (776 m). Entre estas elevaciones es preciso referirse de manera espe­ cial a la Peña del Sastre (545 m). las masas de árboles van dejando paso a un predominio de arbustos. quejigo o encina) que la explotación humana pau­ latinamente ha ido reduciendo hasta convertirlas en islas aisladas.

sin lugar a dudas. unos cañones a través de los cuales el Duero (hasta ese momento tranquilo y manso) cobra velocidad a causa del encajonamiento producido por las elevadas paredes de granito. rodeado de ma­ sas de granito monumentales que le aprisionan hasta que decide pasar a tierras portuguesas donde recobra enseguida su tranquilo discurrir abandonando el encajonamiento de los cortados. La vinatería podríamos ceñirla a la zo­ na Norte de Las Arribes salmantinas junto con la zona sur de las zamoranas. El primero ven­ dría caracterizado por una semejanza mayor con el clima continental propiamente dicho. En opinión de algunos autores existe una tercera unidad de relieve que complementaría a las dos grandes unidades antes mencionadas. La construcción de las presas anegó también algunos rastros históricos e hizo desaparecer bas­ tantes pasos tradicionales que los lugareños utilizaban durante la no tan lejana época del contra­ bando entre España y Portugal. una pérdida que se intenta paliar me­ diante la recuperación de esta vegetación en el nuevo límite que ha impuesto la subida de las aguas. En invierno el clima se podría de­ finir como fresco-húmedo. Los cortados o cañones se han convertido en el santuario de numerosas aves que aprovechan lo inaccesible de estas formaciones rocosas para ubicar los nidos y tener sus crías. El verano se presenta como una estación eminentemente seca en la cual las precipitaciones son escasísimas y muy dispersas.funda. El tra­ bajo de los ríos en esta zona comenzó durante la Era Terciara cuando tiene lugar un progresivo elevamiento de la parte Este de la Península. . El Duero y sus afluentes han conseguido crear unas paredes de piedra en las que los nive­ les de altitud descienden de manera brusca en muy poco espacio respecto a la penillanura. Una zona en la que se concentran las vides productoras de los vinos específicos de esta tierra. En líneas generales podríamos referirnos al clima de esta zona definiéndolo como Mediterrá­ neo Continentalizado Templado y Seco. momento en que el color y la actividad se duplica. En esta situación influye el hecho de que la penillanura. espa­ cio más alejado de la orilla del río. Un nuevo tipo de paisaje que sólo se da en los munici­ pios productores de vino: la vinotería. La primavera se nos presante como una estación de paso del clima templado-húmedo al tem­ plado-seco. cachoneras o pasos angostos. Hasta ese momento el Duero vertía sus aguas en el Mediterráneo y el cambio le obliga a buscar nuevos cauces para conducir su caudal al nuevo re­ ceptor: el Atlántico. imagen que todavía se puede contemplar en ciertos tramos donde aún perviven cascadas. también está en altitudes mayores y se encuentra más expuesto a los vientos que las orillas de los ríos ya que éstas suelen estar protegidas por los cañones o por las pendientes de las paredes rocosas. un servicio con el que contaron muchas de estas loca­ lidades. El paso de corrientes atlánticas genera una alternancia de frentes fríos y cálidos al igual que de borrascas y anticiclones. Al igual que en las unidades del relieve podemos diferenciar dos clases de clima: uno que afec­ taría a las zonas más lejanas al río Duero y otro ceñido a la ribera de este cauce. La imagen de los caño­ nes se ha visto muy modificada por la acción humana ya que la construcción de presas y embalses ha amansado al Duero y a sus afluentes privándoles de esa imagen inusual de aguas embraveci­ das. La protagonista de esta unidad de relieve es. En esta búsqueda encontramos el origen de los cañones de Las Arribes. Por regla general disfrutan de una temperatura superior en 4 ó 6 gra­ dos a la que se registra en el resto de las provincias de Salamanca y Zamora. La confusión entre este zona con la penillanura es bastante frecuente hasta el punto de no diferenciarse la una de la otra en un rápido vistazo. La continentalización del clima vendría determinada por tres datos: inviernos fríos. El rio Duero se muestra en el fondo de unos cañones. veranos secos y estaciones intermedias breves. El clima es uno de los puntos más singulares de Las Arribes ya que gozan de una benignidad im­ propia de la meseta central. la cepa de vid. El invierno es la estación en la que más lluvias se recogen en la zona aumentando sus datos cuando se producen situaciones tormentosas. sería más similar al típico clima de la meseta mientras que el circunscrito a la ribera se beneficiaría de unas temperaturas más cálidas y suaves. Las presas no solo privaron a los ríos de su bravura sino también de los bosques ribereños que desaparecieron a medida que el nivel del agua ascendía. En esta época suelen presentarse las primeras nieblas y heladas durante los últi­ mos tramos de la estación. un espacio que cobra una vida especial a partir del mes de sep­ tiembre. situación que es de agradecer en invierno (estación en la que los fríos llegan muy matizados a este enclave) pero no tan­ to en verano (cuando el termómetro puede situarse en los 40 ó 45 grados en zonas determinadas). unos pasos que perviven únicamente ya en la memoria de los más ancianos de cada pueblo. La vinatería suele presentarse en suaves pendientes o en las faldas de algunos cerros. Otro elemento que se extinguió con las presas fueron las barcas que pa­ saban a los interesados de una orilla a otra. El clima estival lo podemos catalogar como cálido-seco. Las causas de esta singularidad climática podemos encontrarlas principalmente en la peculiar orografía que compone Las Arribes a la que se suma la escasa altitud de los valles. El clima otoñal se podría definir como predominantemente templado-seco. presentación que se efectúa siempre de manera moderada. En otoño se registra un aumento de las precipitaciones (existen datos de épocas otoñales en las que los valores se acercan a los plenamente invernales) que se completa con una frecuente al­ ternancia entre frentes cálidos y fríos.

Desde luego no recomendamos que esperen al estío para conocer este enclave pues­ to que entonces se tropezarían con un calor sofocante al que se une una sensación de bochorno que va en aumento a medida que se desciende a la ribera. bosques ri­ bereños y restos arqueológicos. El Duero desde su nacimiento. El periodo ideal estaría limitado por las dos estaciones de tránsi­ to: primavera y otoño. Per­ sonalmente no desprecio la época invernal donde las brumas y nieblas hacen muy atractivo el acer­ carse a esta zona. Camaces. Tormes. Los datos recogidos en los embalses de esta zona avalan esta definición. Del mismo modo tenemos especies atlánticas que conviven en perfecta armonio con otras mediterráneas.000 se encuentran dentro de la Comunidad de Castilla y León. cifra que desciende hasta los 640 mm registrados en el de San Román. Adaja. Duratón. Cuando el anticiclón se des­ plaza hacia el Norte impide el paso de las corrientes atlánticas del Oeste. lo que representa un elevando porcentaje del total de la cuenca. Zapardiel. La penillanura recoge una cantidad menor de precipitaciones. En verano. El Duero actúa como colector de las aguas de la submeseta septentrional a lo largo de sus 913 kilómetros de extensión de los cuales 572 discurren por tierras exclusivamente españolas a los que hay que sumar los 112 kilómetros del tramo internacional y los 213 de recorrido portu­ gués. Por el contrario la cifra asciende a 626 mm al hablar del embalse de Almendra. La cuenca del Duero abarca una superficie de casi 98. No es extraño tro­ pezarse con chumberas. Los datos climáticos reflejan que en la zona de Saucelle la tem­ peratura media anual se situaba en los 17'5-C. Las lluvias también contribuyen a configurar un paisaje caracterizado por la variedad. La labor erosiva del Duero está apoyada por varios afluentes co­ mo el Huces. La singularidad climática influye directamente en la diversidad de flora y fauna de la zona permitiendo la presencia de especies vegetales propias de climas mediterráneos.). las tierras bajas y los cañones se convierten en un suplicio para el viajero que no tolere temperaturas que pueden oscilar entre los 35 y los 40 grados. una dirección que mantendrá en líneas generales hasta su desembocadura. por el enclave de Las Arribes. cerca de 771 mm. se dirige al Sur abriéndose su valle sobre los sedimentos blandos del terciario que conforman la meseta. hacia la zona de Las Arribes. La distribución de las preci­ pitaciones puede definirse como irregular.000 kilómetros cuadrados dé los cua­ les más de 77. Buena muestra de todo lo expuesto anteriormente lo encontramos en los datos climáticos re­ cogidos en el salto de Saucelle. Después de Almazán el río cambia de dirección y se dirige hacia el Oes­ te. alcanzándose cifras mayores en puntos muy concretos de Las Arribes. encargadas de llevar las precipitaciones. La magnificencia del paisaje se ha visto notablemente suavizada por la mano del hombre que ha controlado las aguas rebeldes del Duero haciendo uso de las presas y embalses que han anegado pasos tradicionales. El tema de las precipitaciones en la zona de Las Arribes está marcado por la peculiar orografía del espacio y por una estrecha relación con el anticiclón de las Azores. hasta su desembocadura en Oporto atraviesa tres regiones naturales: .. Águeda y una enorme cantidad de pequeños arroyos que vier­ ten sus aguas en el cauce del río castellano por excelencia. de Norte a Sur. Las Arribes están vertebradas a ambos lados de los cañones horadados por el río Duero y sus afluentes. después de cru­ zar la ciudad. Las lluvias suelen producirse durante el otoño y la primavera y no se ca­ racterizan por ser excesivamente abundantes ni demasiado copiosas. A lo largo de este trayecto recibirá las aguas caudalosas de la cordillera Cantábrica que le llegan a través de unos po­ cos afluentes de abundante cauce (Pisuerga. en la vertiente meridional de los picos de Urbión en las ceranías de Duruelo. Cerca de Soria recibe por la orilla izquierda al Tera y. unos datos que podemos resaltar como muestra significativa de la peculiaridad climática de esta zona.La penillanura soriana donde el río se encaja profundamente en los derrubios pliocénicos y cuaternarios que la recubren. La llu­ via se presenta de manera desigual en unas zonas y en otras.. Dos estaciones que permiten conocer Las Arribes en pleno esplendor. enseñando imágenes menos habituales de los diferentes paisajes y permitiendo recorrerlos sin tener que sufrir un frío excesivo ya que rara vez el termómetro marca por debajo de los 0 grados. La precipitación anual estaría situada en 558 mm. Cuando el anticiclón se retira hacia el Sur se produce un incremento de las precipitaciones lo cual influye en una alternancia de frentes cálidos y fríos. Como se puede comprobar a través de estas cifras. como precipitación anual media. Esla o Valderaduey) que se incorporan a su caudal por la parte derecha. .La temperatura se convierte en un factor decisivo a la hora de recomendar una época adecuada para aproximarse a estas tierras. los 625 mm de Castro y los 618. Coa. . El embalse de Rico bayo recoge. limoneros o naranjos. Por la izquierdo recibe las aportaciones de la Cordillera Central mediante múl­ tiples cauces de escaso caudal (Riaza. unos impresionantes desniveles que se han convertido en frontera natural entre Espa­ ña y Portugal. bajando la media en Enero hasta los 9'29C y as­ cendiendo en Julio hasta los 279C. la precipitación media anual desciende de manera progresiva a medida que vamos bajando. En el embalse de Aldeadávila la precipitación media anual contabilizada se reduce a 598 mm.La meseta terciaria. los mismos que se alcanzan en el embalse de Saucelle.9 mm de Villalcampo. El río Duero es el gran protagonista de este espacio ya que tras discurrir tranquilo por prácticamente toda Castilla y León se despide del territorio español lanzándose hacia Portugal a través de estrechos y encajonados pasos de increíbles angosturas.

entre Oporto y Barca D'Alva y consiste en la circulación de las embarcaciones conocidas como róbelos que se dedican a transportar los vinos de Oporto pro­ ducidos en la "Tierra Cálida" de Portugal. El Duero pe­ netra en estas cordilleras a través de profundas gargantas que cruzan los relieves de forman trans­ versal. El Duero ofrece un estiaje muy acusado en el pe­ riodo que va desde Julio hasta Octubre y su máximo se sitúa en primavera coincidiendo con la fu­ sión de las nieves ibéricas y cantábricas. La comercial se realiza. reciente­ mente. El curso bajo del río muestra ya una clara influencia atlántica que se caracteri­ za por contar con un máximo secundario en invierno y por el desplazamiento del mínimo a los me­ ses de Agosto y Septiembre. Mientras en Zamora el río discurre a 600 me­ tros de altitud. El muelle esta situado en la localidad salmantina de La Fregeneda y representa la única salida al mar de Castilla y León. El régimen del Duero va aumentando de manera significativa a medida que se acerca a su de­ Los pantanos también permiten la práctica de la navegación a diferentes niveles y. pero en esto labor han colaborado una serie de afluentes que es preciso conocer un poco más debido a su importancia dentro de este entorno natural. Coa. todos ellos ya en territorio portugués. Las Arribes se han formado debido a la acción continua del río Duero. tras 284 kilómetros de recorrido. edificios de control y administración además de una serie de explana­ das dedicadas al almacenamiento de materiales y combustibles. en Barca d'Alva lo hace a 115 lo que viene a representar un descenso de 3 metros por kilómetro recorrido. Está compuesto de una zona exclusivamen­ te comercial. El aprovechamiento del Duero se realiza a través de tres actividades principales como son los regadíos. desemboca en el río Duero sirviendo du­ rante buena parte de su recorrido como límite entre las provincias de Salamanca y Zamora. Las obras hi­ droeléctricas se encuentran casi exclusivamente en su tramo internacional. La di­ rección del rio va cambiando poco a poco: en su primer tramo discurre en sentido Este-Oeste para . El Tormes nace en Fuente Tornella. sobre todo. El más importante de todos es el Tormes aunque es preciso señalar la aportación del Huebra. En Oporto su caudal medio se sitúa alrededor de los 615 m3 por segundo (dato en el que iguala al Ebro) mientras que en su cabecera y recorrido por la meseta se presenta como un rio poco caudaloso (143 m3 por segundo en Toro). paraje situado dentro del término abulense de Navarredonda de la Sierra y.sembocadura. Una iniciativa que ha resultado controverti­ da y criticada ya que algunos sectores consideran que esta actividad perjudica a las poblaciones de aves que anidan en las paredes de los cañones. la porción de cauce que sirve de frontera con Portugal. Por lo que se refiere a la navegación la podemos dividir en dos categorías: comercial y turís­ tica. Távora y Parva por la izquierda mientras que por el lado contrario llegan el Savor. La navegación comercial y turística tiene uno de sus má­ ximos exponentes en el muelle de Vega Terrón. creado para convertir al Duero en una vía de co­ municación entre los dos países. .Las cordilleras marginales portuguesas que aparecen aguas abajo de Zamora. se han puesto en marcha algunas iniciativas para explotar los recorridos fluviales de la zo­ na usando para ello embarcaciones de diversa índole. las construcciones hidroeléctricas y la navegación fluvial en su curso bajo. Tua y Támega. otra turístico. La relativa proximidad del nivel de base marino ocasiona un encajamiento profundo entre materiales de consistencia diversa que se resuelve frecuentemente con la aparición de rápidos. Es destacable el hecho de que su caudal se dobla tras la confluencia del rio Esla y hay que señalar su importancia como colector de las aguas de Gredos y del Macizo Galaico. La pendiente de este tramo del recorrido es considerable. Los afluentes que recibe en este tramo son poco caudalosos a pesar de que algunos de ellos son de clara influencia atlántica.

ambos de gran importancia dentro del conjunto de Los Arribes. los embalses han ido adquiriendo cada vez más protagonismo dentro del conjunto de Las Arribes. La parte superior de la presa hace las veces de carretera sirviendo como vía de comunicación entre España y Portugal además de proporcionar una excelente vista a los turistas. sus afluentes sirven de columna vertebradora de este espacio cobrando una im­ portancia vital los embalses que el hombre ha levantado aprovechando los cañones creados por las aguas de estos rios. de superficie. A todo esto es preciso aña­ dir que algunas de estas obras son auténticas maravillas de la ingeniería civil cuya visita creemos que es siempre recomendable. Alba de Tormes y Encinas de Aba­ jo su dirección gira hacia el Oeste para hacerlo por último hacia el Norte. aguas especialmente limpias. A partir . El agua es el principal protagonista de Las Arribes ya que todo gira a su alrededor. en menor medida. su extensión hace posible la práctica de la pesca (especialmente de carpas) y de varios deportes náuticos. tras atravesar Barco de Ávila. Nace en la vertiente septen­ trional de la Sierra de Francia y discurre en dirección Noroeste atravesando la meseta salmantina. dirección que mantiene hasta su confluencia con e! Duero entre las localidades de Fermoselle y Villarino. es fronterizo con Portugal Nace en la vertiente septentrio­ nal de la Sierra de Gata y presenta un recorrido de 130 kilómetros hasta que desemboca en el Due­ ro.girar poco después hacia el Norte. en gran medida. Su unión con el gran Duero tiene lugar por debajo de La Fregeneda. en su tramo inferior. importancia que afecta tanto al aspecto comer­ cial y humano como al natural.EI Huebra cuenta con una serie de afluentes como son el río Yeltes o el Camaces. El Huebra se suma al Duero tras 123 kilómetros de recorrido. Su desembocadura en el Duero se efectúa en las proximidades de Saucelle. Es­ tá situada en el lugar en que el Duero toca por vez primera vez las tierras portuguesas. La presa de Villakampo se terminó de construir en 1949 y su embalse abarca cerca de 445 Ha. El Huebra es uno de los cauces que presentan un tramo de su cauce con un profundo encajonamiento lo cual ha contribuido a la creación de un ca­ ñón de 300 metros. Posee un cauce que podemos calificar como relativamente abundante debido a la fuerte pluviosidad que se registra en la parte alta de su cuenca. La presa de Castro es apta para los deportes náuticos y para la pesca de carpas y barbos. El Águeda. con las del rio Duero que se presentan. La mezcla resultaría complicada sin la intervención de la presa a causa de la notable di­ ferencia de densidad entre las aguas de los dos cauces y a la fuerte corriente existente en la zona. Una de las funciones de este embalse es la de facilitar la mezcla de las aguas del rio Esla. polucionadas. . Con el paso del tiempo. El Duero y. Por ello creemos conveniente dedicarles un breve espacio que nos permita conocer sus principales rasgos y los usos que pueden dárseles. El Águeda recibe el caudal que le aporta el rio Turones.

La central es subterránea y puede visitarse previa solicitud. inaugurado en 1958 y del que destaca la presencia. Sirve como paso fronterizo y no está permitida la navegación en su embalse aunque sí puede emplearse para pescar. Río arriba. Las turbinas re­ ciben el agua a través de 6 enormes tuberías excavadas en la roca.413 hectómetros cúbicos que en algunos tramos tiene una anchura cercana a los 8 kilómetros. Dispone de tres métodos de desagüe: aliviaderos de superficie. Debido a su extensión está considerada como el mar de la provincia de Salamanca ya que el embalse es un gran lago artificial de 2. un pi­ so de alternadores y otro para las turbinas-bomba. El embalse de Bemposf a está situado a 38 kilómetros de Miranda Do Douro y es el principal y más espectacular de los tres embalses construidos a lo largo de los 100 kilómetros de las gar­ gantas fronterizas.La presa de Saucelle está ubicada en el paraje conocido como Esapadacinta. está situado el embalse de Picote. . El embalse de Almendra es el primero en capacidad de la cuenca del Duero y el tercero de España. diseñó y realizó de tal manera que permitiera la circulación del agua en am­ bos sentidos entre los embalses de Almendra y Aldeadávila. El salto de Aldeadávila se amplió en 1983 con la excavación de una nueva galería. de una fauna y flora endémicas en un alto porcentaje. Cada tubería presenta 184 me­ tros de longitud y 5 metros de diámetro. la caverna que la alberga presenta tres pisos: una nave principal. Para alojar el equipo electromecánico fue necesario horadar una caverna en la que se instaló una sala con 6 turbinas sobre la cual se colocó la sala de los alternadores. La galería de conducción del agua se excavó a 110 metros de profun­ didad y presenta 15 kilómetros de longitud y 7. muy cerca de la desembocadura del Huebra.5 metros de diámetro interior. Su circuito de con­ ducción se planificó. La construcción finalizó en 1963. Comenzó a funcionar en 1964 y su central produce cerca de mil millones de ki­ lovatios anuales. en las paredes que lo rodean.600 hectáreas y cuenta de la presa de Castro las aguas del Duero entran en lo que se podría considerar como Las Arribes propiamente dichas. La presa es de tipo bóveda de doble curvatura. Es la más alta construida en España. La presa puede ser atravesada en automóvil y se podía em­ plear hasta no hace mucho como paso fronterizo. tiene 202 metros de altura desde sus ci­ mientos y 567 metros de longitud de coronación. un desagüe de medio fondo y dos desagües de fondo en la parte inferior. cubre una superficie superior a las 8. La presa de Aldeadávila es realmente impresionante ya que ofrece a la vista un arco de gra­ vedad de 140 metros de altura que está dotado de 8 compuertas de evacuación. La central es subterránea excavándose en una zona de granito. con una altura de 100 metros.

majuelos. arce. La modificación se ha llevado a cabo de manera progresiva y a ello han contri­ buido varios factores entre los que sobresale la explotación intensiva ejecutada por el hombre uni­ da a los reiterados incendios (gran parte de ellos provocados para generar un mayor número de zonas de pasto). La central está situada en una caverna de 94 metros de largo. que se caracteriza por una presencia abruma­ dora del matorral. majuelo. Podemos diferenciar dos grandes espacios que muestran considerables diferencias en lo que a contenido botánico se refiere: la penillanura y los cortados. madroño e higuera. El roble rebollo (Quercus pyrenaka Willd) aparece en altitudes superiores a los 600 me­ tros. se compone de es­ pecies europeas y mediterráneas que coexisten con algunos casos de endemismo. Desde este embalse se alimen­ ta la central de Villarino a través de una impresionante galería de 15 kilómetros de extensión que fue excavada a 130 metros de profundidad. Básicamente podemos decir que existe un predominio de vegetación arbustiva mientras que los praderías y el arbolado se mues­ tran más escasos. quejigo. La extensión de la presa permite que se practiquen en ella todo tipo de deportes náuticos además de ofrecer una amplia variedad de pesca que va desde los barbos hasta las carpas o las tencas. encina. en los dos espacios men­ cionados pero podríamos agruparlas de la siguiente manera: En la penillanura encontraríamos: roble rebollo. Es preciso señalar también la introducción de especies foráneas que sustituyeron paulatinamente a algunas autóctonas. no sobrevivirían fuera de él. sauce. La vegetación. 14 de ancho y casi 25 de alto. en rasgos generales. suele florecer en mayo y sus bellotas maduran durante los me- . alcornoque y matorrales di­ versos como los piornos. Las Arribes siguen contando en la actualidad con una vegetación variada que compone un atractivo reclamo natural para el visitante. Su talla es moderada y ofrece una copa ancha e irregular. La característica climática de Las Arribes convierte o esta zona en un espacio de transición en­ tre el clima continental mediterráneo y el atlántico. Los profundos cañones horadados por el agua influyeron en la diseminación de la flora que se encuentra muy repartida. almez. tomillos o lavandas.con un perímetro de más de 306 kilómetros de costas y playas. El salto de Villarino es una asombrosa obra de ingeniería civil. Las características principales de las plantas más destacadas podemos resumirlas en los siguientes párrafos. Dicha peculiaridad repercute en la vegetación que ofrece este enclave y que se caracteriza por su variedad ya que podemos toparnos con ejem­ plares que. El panorama ac­ tual no se corresponde con la vegetación primitiva ya que en esta zona hubo una flora mucho más abundante y variada que la existente hoy en día. Por el contrario en los cortados nos topa­ ríamos con: enebro. A pesar de esta situación. Las distintas especies de plantas están presentes. casi con toda seguridad. acebuche. en mayor o menor cantidad. es una planta que gusta de la luz y cuenta con unas amplias raíces. matorral diverso. Las orillas pueden ser empleadas para la contemplación de aves acuáticas presentes en abundancia. olivo. Las masas arbóreas fueron las más perjudicadas ya que la acción del hombre las fue reduciendo poco a poco. La primera ofrece una altitud media elevada por lo que suele contener una mayor abundancia de árboles que los cortados o las pen­ dientes que se caracterizan por experimentar un brusco descenso de altitud en poca distancia. cornicabra.

en un primer momento. con una corteza poco espesa de color gris y caracterizada por ser hilachosa. pequeñas y dota­ das de una tonalidad verde oscuro en el hoz y grisácea por el envés. lobulada y semiesférica do­ tada de ramas erectas y de hojas verdosas en su haz y algodonosas en el envés. Por su parte. En Las Arribes encontramos dos enebrales de especial belleza ubicados en la localidad salmantina de Hinojosa de Duero y en la zamorana de Cozcurrita. El quejigo (Quercus faginea Lam) surge de manera aislada o bien formando pequeños bos­ ques en los que convive con otras especies (especialmente con las encinas). la be­ llota. las bellotas. Las hojas son duras. Puede llegar a alcanzar hasta 20 metros de longitud aunque tampoco es muy difícil toparnos con ejemplares en forma arbustiva que no superan los 6 metros. transversales y longitudinales. Su presencia se puede definir en torno a los 500 ó 600 metros de altitud. La encina (Quercus //ex Use presenta. madura en un periodo amplio de tiempo (septiembre a enero). También se le conoce como carrasco o roble carrasqueño. supera los 5 metros pudiendo llegar hasta los 25 aunque en esta zona no se encuentran ejemplares tan altos. Dispone de un tronco derecho y muy ramoso. Cuenta con una altura que. mezclada con los quejigos pe­ ro a medida que disminuye la altitud se va convirtiendo en especie predominante. es capaz de habitar en terrenos muy diversos por lo que se le puede considerar como planta de transición. Su fruto. El tronco no suele ser muy elevado aunque muestra un inusitado grosor por las planchas de corcho que lo recubren. Las hojas son de color verde en el haz y gri­ sáceas por la parte del envés. El alcornoque (Quercus súber L) aparece en los lugares más insospechados ya que prefiere los suelos sueltos y húmedos en los que predomine la sílice por lo que no es muy abundante en estos parajes siendo mayor su número en la parte portuguesa. Es árbol de hoja caduca de lo que no se desprende hasta que el rebrote de las nuevas esté próximo. vacas u ovejas. El enebro prefiere las la­ deras. El enebro rojo (Juniperus oxycedrus) es un arbolillo o arbusto que casi siempre tiene un co­ lor verde. colinas con mucho sol y cálidas para extender sus raíces. Posee un tronco algo torcido coronado por una copa ancha y redondeada de ramaje denso e intrincado. La copa es tupida y muy abundante. Suele florecer en invierno o a co­ mienzos de la primavera y su fruto es similar a un globo pequeño de color rojizo que alberga en su interior tres semillas ovaladas. La corteza es de color pardo negruzco surtida de grie­ tas. el almez (Celtis australk L) suele estar presente en casi todos los valles de Las .ses de octubre y noviembre. mayo y junio aunque puede darse el caso de que el proceso se prolongue durante el verano. Presenta un tronco recto con una corteza rugosa. Florece durante los meses de abril. Florece durante los meses de abril y mayo ofreciendo un fruto. de poca longitud. de forma alargada muy apreciado para la cría de ciertos animales como cerdos. La copa es amplia. como mínimo.

El arce menor ofrece una talla no muy elevada. El cantueso (Lavandula stoechas) es una de las plantas habituales de las laderas de Las Arri­ bes. separado del resto de los árboles. amante de los te­ rrenos secos y habitual de los bordes de caminos. Tiene un tronco derecho. Las hojas son de color verde grisáceo que se convierten en púas a medida que van madurando -los ejemplares jóvenes tienen las espinas blandas-. Su floración se produce entre los meses de abril y mayo madurando sus frutos al final del verano. El tronco es corto. Crece en zonas arenosas. Es un árbol frondoso que alcanza una longitud elevada. El madroño (Arbutusunedojsuek presentarse de manera aislada. La milenrama (Achillea millefolium) es una herbácea que surge en praderas. que aparece en las zonas más áridas al igual que en los brezales. Las hojas son anchas. Es un pequeño arbusto. Este arbusto puede llegar a superar los dos metros de altura. Las flores son de color amarillo fuerte. Florece de junio a agosto. de corteza lisa y color gris. muy ramificado y dotado de un olor fuertemente aromático. preferentemente ca­ lizos. dotado de ramas ascendentes que compo­ nen una copa extensa y baja. Es un arbusto perenne dotado de una ramificación muy extensa y vivaz que le permite alcanzar hasta 2 metros de altura. Puede llegar a alcanzar hasta 10 metros de altura aunque la tónica es que consiga resul­ tados más discretos. Es de ori­ gen mediterráneo y puede llegar a alcanzar más de 60 cm de altura. La corteza muestra un color pardo que oscila entre el grisáceo y el rojizo mientras que sus hojas son de color verde brillante. Las hojas son sumamente resinosas lo que ha convertido a esta planta en fuente de un aceite muy utilizado en la medicina casera y en la cosmética tradicional. Tampoco hay que ignorar la presencia del romero (Rosmarinos officinalis) que surge en cual­ quier rincón de estos parajes. la copa es amplia y frondosa con unas ramas principales erectas y las secundarias patentes. La retama negra (Cytisusstriatus)también es conocida por los nombres de escoba o hinies­ ta. incultas. ramificado. Florece en el otoño y produce unos fru­ tos primero de color amarillo que progresivamente se convierten en escarlata y que se emplean en la elaboración de aguardiente y mermeladas. y gusta situarse en los terrenos más inaccesibles para el ganado. La malva común (Malva sylvestris) es una especie bienal. Prospera en suelos secos. oscilando entre los 5 y los 6 metros de altu­ ra. Es un arbusto leñoso. Las hojas son muy estrechas. laderas y. pero su presencia se detecta de inmediato en épocas otoñales ya que sus hojas adquieren un tono rojizo que sobresale del resto de la vegetación. Se caracteriza por el fuerte color verde de sus hojas y por el blanco de sus flores. colinas. su fruto es una vaina negra alargada que alberga has­ ta 12 semillas. por casi todos los terrenos que sean silíceos o arcillosos. no muy grueso. tienen forma de campanillas y se distribuyen en racimos. El tojo (Ulex europaeusjesm arbusto leñoso. con hojas alargadas y coriáceas de color verde muy brillante. Por supuesto en Las Arribes no podía faltar la ¡ara (Cistus ladanifer) que crece en casi todos los montes bajos. Su presencia no es muy abundante en Las Arribes. posee unas ramas flexibles y tiene unas hojas caducas. Sus flo­ res presentan un color amarillo dorado y producen como fruto una vaina que contiene de dos a cuatro semillas. en forma de palma/con . terrenos bal­ díos y sembrados. De esta planta se extrae un aceite que se emplea en la elaboración de perfumes. Las hojas tienen un co­ lor verde fuerte en el haz y verde más claro en el envés. muy espinoso. Sus hojas son de color ver­ de grisáceos y produce unas flores diminutas cuyo color oscila entre distintas tonalidades de morado y violeta. Las flores muestran unas tonalidades blancas azuladas o azul cloro. de profundo color verde mientras que las flores muestran una tonalidad blanca que puede derivar en un rosado muy tenue. en general. de tollo leñoso. Co­ mo medicina es utilizada desde muy antiguo pero también se emplea en la elaboración de muchos de los platos más importantes de la cocina de estas comarcas.Arribes mostrando preferencia por las proximidades de los cortados.

no en balde existen aquí alrededor de 200 especies de vertebrados dentro de los cuales las aves son las predominantes. de manera destacada. por término medio. alrededor de 600 parejas. Tiene numerosas utilidades medicinales y sus hojas se emplean en gastronomía para elaborar ensaladas y menestras. Los cañones se han convertido en un refugio (cada vez menos seguro) para muchas aves. .unos flores de color violeta o rosa. & una planta perenne y acuática que crece en las corrientes. realizado por un equipo de la Consejería de Medio Ambiente de Castilla y León durante el verano de 1999. Florece de mayo a octubre. El grupo de las aves es particularmente importante y el último censo. una circunstancia que se detectó hace años y ha quedado confirmada tras las últimas revisiones.E l buitre leonado (Gyps falvus) está protagonizando un desplazamiento de Norte a Sur dentro del espacio de Las Arribes. viene a confirmar que las poblaciones de algunas de las especies más significativas están aumentando ligeramente. Los dos ecosistemas están íntimamente relacionados y no se puede entender la fauna de esta zona si no se contempla esta particularidad. El primero se distribuye en la zona Sur de la provincia de Zamora y en la norte de Salamanca mientras que el almendro se concentra. migradora aunque existen casos de parejas que pasan el invierno en Las Arribes en vez de desplazarse hasta África o Asia meridional. Son animales muy tímidos a los que no les gusta la presencia del ser humano y no la toleran tan bien como las cigüeñas blancas. La comarca de Las Arribes posee una riqueza faunística indudable debido a una serie de factores especiales. Las campañas de protección han dado resultados muy positivos en el caso de las nutrias y de algunas aves pero no han surtido el mismo efecto con otras especies. En los últimos controles se ha detectado una disminución de los pollos que alcanzan la edad de volar en el embalse de Aldeadávila. alrededor de 2 metros de longitud y pesa cerca de los 3 kilos. principalmente su particular clima que favorece la existencia de un fuerte contraste entre los dos ecosistemas predominantes: la penillanura y los cañones fluviales. fuentes o manantiales constituyendo motas espesas que llegan al alcanzar los 30 cm de altura. utilizando los mismos nidos año tras año. especialmente para las ensaladas. municipio que está convirtiendo a este frutal en uno de sus símbolos representativos. De manera esquemática podemos señalar como las especies más destacadas a las siguientes: . El plumaje de los adultos es negro presentando reflejos verdosos alrededor de las alas. en los alrededores de la localidad salmantina de La Fregeneda. están aumentando en la provincia de Salamanca mientras que disminuyen en Zamora. Es preciso significar la presencia en esta zona de dos especies que están cobrando un especial significado en la vida agrícola de Las Arribes: el olivo y el almendro. la anguila o la nutria hacen de Las Arribes una zona muy delicada que precisa de un cuidado especial.L a cigüeña negra (Gconia nigra) es una de las aves emblemáticas de esta zona. Las poblaciones de buitre leonado. El buitre leonado mide alrededor de un metro de longitud y cerca . Cada ejemplar suele medir. Es una especie de costumbres solitarias. La variedad es la nota más sobresaliente de este espacio. mientras que la cercanía de la penillanura aporta variedad de especies. La presencia de especies amenazadas como el buitre. El berro (Nasturiium ofíicinale) también se emplea en la cocina. Escogen para anidar los lugares más agrestes de los riscos. cuello y cabeza. algunas de las cuales pueden ser consideradas como especies en peligro de extinción. la cigüeña negra. El tallo es rastrero y las hojas muestran una tonalidad verde muy intensa mientras que las flores son blancas y de reducido tamaño. siempre cerca de puntos de agua.

Mide alrededor de 43 centímetros y presenta un color oscuro que va desde el azul grisáceo hasta el pardo oscuro. liebres. Es una de las especies más afectadas por la caza furtiva y el expolio de los nidos. fruta madura o sustancias de dese­ cho y en ocasiones excepcionales captura presas vivas.E l águila real (Aquila chrysaetos) cuenta con una población cercana a las 15 parejas mostrando indicios de disminución. El plumaje es pardo claro siendo las alas siempre más oscuras. lagartos o ranas. Presentan un color oscuro en las partes superiores mientras que las inferiores son claras con man­ chas oscuras alargadas. Anida en sociedad. Se ca­ racteriza por ser el de mayor tamaño de su especie midiendo entre 65 y 70 cm de lon­ gitud. de manera excepcional. -El águila perdicera (Hieraetus fastiatus) corre un serio peligro de extinción. Su presencia es complicada de detectar en la mayoría de los casos. Se alimenta a partir de carroña.de dos y medio en lo que a envergadura de alas se refiere. especialmente en los ubicados en los roquedos. Se encuentra seriamente amenazado por el expolio de los nidos y por la dis­ minución de presas debido a la interferencia humana a lo que es preciso añadir la es­ casa compatibilidad de este animal con la navegación deportiva de ríos y embalses. La alimentación se basa en pequeños roedores. El nido lo construye en la zona más inaccesible de los cortados pétreos. Su ali­ mentación se compone de conejos. La pobla­ ción de estos animales se estima alrededor de 11 parejas. Los nidos los construye en las zonas rocosas principalmente y. -El mochuelo (Aíhene noctua) utiliza las cavidades de los árboles. -El halcón común (Falco peregrinus) ocupa los nidos abandonados que encuentra en las rocas y. La hembra suele ser de mayor tamaño y color más oscuro. serpientes. Presenta un plumaje blanco con los extremos de las alas tin­ tados de negro. La enver­ gadura de las alas puede superar los dos metros. Se alimenta cazando pequeños mamíferos o aves de mediano y pequeño tamaño. La hembra suele ser de mayor tamaño que el macho. en los árboles. perdices o roedores. hace lo mismo con los que encuentra en los árboles. Sue­ le competir con el águila perdicera por obtener los mejores territorios.E l buho real (Bubo buho) instala sus nidos tanto en zonas rocosas como arbóreas. Es de mayor ta­ maño que la perdicera y presenta una coloración pardo oscura uniforme. rara vez. Es una de las aves emblemáticas de la zona. Prefiere cazar durante el alba y el atardecer inclinándose por mamíferos como ratones y conejos además de aves. Presenta un color pardo amarillento salpicado de manchas pardoscuras. . algunas oves o distintas . El cuello y la cabeza aparecen desnudos apenas cubiertos por un leve plumón blanco que se transforma en un collar en la zona de unión del cuello con el cuerpo. . Es un animal carroñero por lo que su presencia está intima­ mente ligada a la explotación ganadera aunque también se alimenta en vertederos. oca­ sionalmente aprovecha la carroña. La hem­ bra es de mayor tamaño que el macho. Al igual que el buitre leonado gusta anidar en los riscos aunque edifica en lu­ gares menos inaccesibles. Suele construir va­ rios nidos en una misma área y los va usando alternativamente en años sucesivos. -El alimoche (Neophron percnoptews) es una de las especies más importantes de este entorno. Es una especie muy amenazada. Suele anidar en las rocas aunque también pue­ de hacerlo en los árboles. La población de alimoches ha subido de manera ligera y actualmente hay registradas 80 parejas. Se alimenta cazando pequeños mamíferos y algunas aves. rocas y vallas para ins­ talar su nido.

busca los lugares más recónditos y aislados para es­ tablecer su guarida. Un personaje especial en estas tierras es la nutria (Lutra lutra) que ocupa las riberas de los ríos y arroyos. afición de la que deriva su nombre. La linea del tren que unía Boadilla con Barca d'Alba se ha convertido en el refugio de multitud de murciélagos hasta el punto de que ha llegado a ser la ter­ cera colonia en importancia dentro de Castilla y León. construidos con un pasillo característico. Su presencia es posible a causa del clima más sua­ ve que existe en estos parajes. La respuesta de los municipios a las ayudas ofrecidas ha sido muy positiva y. Junto a esta diversidad de aves existe una notable presencia de otros animales que también merecen nuestra atención. La singularidad de la situación ha pro- . La importante presencia de aves ha motivado que durante los últimos años se hayan desa­ rrollado varias iniciativas de recuperación de pequeñas charcas. alrededor de 21 cm. en menos de dos años. Su presencia se de­ tecta de manera inequívoca gracias a su característico grito.000 ejemplares. Las causas de esto mejoría radican en la convivencia pacífica que la nutria está desarrollando en algunos cauces con el visón americano a lo que hay que añadir las campañas para promover la limpieza de los ríos y la puesta en marcha de medidas específicas de protección de estos animales. Su presencia se detecta de manera constante en los roquedos. más de 300 para charcas y más de 70 para presas. el mirlo acuático (Cincius cinclus. el zorro (Vulpes vulpes) y la mayoría de los mustélidos sobresaliendo la garduña (Martes foina) o la comadreja (Mustek nivalis). La población de nutrias ha experimentados un significativo ascenso desde 1996 y se está ex­ pandiendo por toda la provincia de Salamanca. amante de situar su nido cerca del agua. acusación que ha sido desmentida desde la Junta de Castilla y León. El lobo ibérico. -El roquero solitario (Montícola solitarius) construye un nido en forma de copa que pre­ fiere ubicar en las cavidades de las rocas o en los acantilados mostrando una especial predilección por los roquedos.L a golondrina dáurica (Hirundo daurica) es relativamente abundante en Las Arribes y sus nidos. La población ha aumentado durante los últimos tiempos y su presencia se está consolidando en este espacio. . especialmente detrás de las cascadas) o la abubilla (Upupa epops).000 ejemplares) y la Myotis myotis (ratonero grande). el lobo (Canis lupus). Este programa se ha fijado de manera especial en el águila perdicera y la cigüeña negra. en Las Arribes se detecta la presencia de otras cuya dis­ tribución es menos estricta. frecuente usuaria de los árboles de la zona. En este grupo podemos incluir a la collalba negra (Oenanthe leucura). se han convertido en uno de los elementos comunes en esta zona. el ganado y las instalaciones a lo largo del año. por supuesto. poseedor de un característico plumaje: lo cabeza presenta un capi­ rote negro que se prolonga hasta el cogote. animal que genera polémica ya que todavía se discute su presencia en Las Arribes. El mochuelo presenta un tamaño pequeño. las alas son azules al igual que su larga cola). al igual que el gato montes (Felis silvestm). Los expertos han comprobado la presencia de cinco especies diferentes entre las que destacan de manera especial dos de ellas que se encuentran en peligro de extinción: la M/n/op/erus sc/íre/Aerf/V (murciélago de cueva del que existen cerca de 6. Espacio aparte merecen los murciélagos quienes se han convertido en estrellas involuntarias de la fauna en esta zona. molinos y en las construcciones abandonadas pero resulta apabullante la concentración de estos animales registrada en los antiguos túneles de la vía férrea de La Fregeneda donde la población estimada gira en torno a los 10. Lo que no se puede discutir es que la presencia del lobo en la zona ha sido constante des­ de siempre y que la posibilidad de ver a uno de ellos sigue constituyendo una de las visiones más hermosas que pueden ofrecernos estos parajes. No ocurre lo mismo con el lince. entre las provincias de Salamanca y Zamora. Suele medir alrededor de 20 cm de longitud y su peso medio oscila en­ torno a los 65 gramos. La población de lobos en Las Arribes ha cobrado protagonismo a raíz de la in­ minente declaración de esta zona como Parque Natural ya que los ganaderos han denunciado una proliferación de ataques contra el ganado por parte de estos animales. El color de su plumaje es gris azulado que se torna negruzco con la llegada del invierno. se han solicitado cerca de 80 peticiones para reparar palomares tradicio­ nales. la chova piquirroja (Pyrrhocorax pyrrfwcorax).especies de invertebrados. Es preciso su­ brayar que Las Arribes sirven de espacio receptor de las aves invernantes que prefieren pasar las épocas frías en esta zona ya que se disfruta de una temperatura menos rigurosa que en la meseta. su presencia es más numerosa en los tramos al­ tos y medios del Tormes. Los jabalíes también son abundantes y constituyen otro quebradero de cabeza para ganade­ ros y agricultores a causa de los daños que provocan en las cosechas. La zona con mayor concentración de lobos se si­ túa en la parte norte del río Tormes. El primero de ellos. A esta lista es preciso añadir la gineta (Geneíta genetta). y se le distingue por tener las partes superiores de un color pardo mientras que las inferiores son blanquecinas con algunas líneas de color oscuro. el rabilargo (Cyanopica cyanus. en el Huebra y en toda la parte del Duero que forma parte de Las Arri­ bes. Los ganaderos han insi­ nuado la posibilidad de que Medio Ambiente esté realizando una suelta de ejemplares con la in­ tención de repoblar el futuro parque. lo cierto es que la zona central y sur de este espa­ cio ofrecen las condiciones necesarias para que este animal pueda habitarlas. Además de estas especies señaladas. Es un pájaro de cos­ tumbres solitarias y presenta un carácter retirado además de manifestar unas costumbres sedentarias. palomares o presas pesqueras a través del programa "Life".

Los peces están representados principalmente por el barbo. una posibilidad que se aleja cada vez más gracias al recién anunciado deseo de la Dirección General de Bellas Artes del Ministerios de Educación y Gencia de declararla Bien de Interés Cultural con categoría de monumento. La presencia romana ha quedado reflejada en las distintas obras de ingeniería civil que se pueden contemplar en estas comarcas. cada vez más mermada. el Cerro de El Castillo en Saldeana o el Teso de San Cristóbal en Villarino. único representante de la familia de las tortugas en la comarca. Las mariposas más frecuentes en estos parajes son la Pavo real. En el aspecto religioso cobra importancia la figura de uno de los árboles salmantinos por excelencia: la encina a la que se adoraba por su abundancia y por su capacidad para producir frutos que alimentaran al ganado y a las personas. A esto es preciso añadir las pinturas rupestres localizadas junto al Pozo de los Humos. boga. en Pereña. Existen restos de castros. sarda. Existe una documentación bastante escasa sobre el devenir histórico en esta zona y es sumamente complicado encontrar referencias de periodos extensos. La economía quedó reducida a la mera supervivencia y el comercio fue prácticamente inexistente. En tierras zamoranas es cada vez más difícil encontrarse con el lagarto verde (Lacerta virídis) aunque todavía es posible. protección que hay que extremar durante el periodo que va desde marzo a noviembre ya que corresponde a su época de apareamiento y a la infancia de las crías. la Esfinge colibrí y la Papilio. La necesidad de compatibilizar los usos turísticos y la protección de los animales centra actualmente la atención de los municipios cercanos. No se conoce a ciencia exacta cuándo comenzó el asentamiento de poblaciones o grupos en esta zona lo que sí se sabe es que fue un espacio habitado desde épocas muy antiguas (según algunos autores. y las encontradas en Risco de Bermellar. Es proverbial la ferocidad de las luchas que enfrentaron a las . Las Arribes estuvieron ocupadas por los vacceos al Norte (lo que seria la parte superior de la zona zamorana) y por los vettones al Sur (abarcando la zona inferior de Zamora y toda la parte perteneciente a Salamanca). Los anfibios son muy abundantes en cualquiera de los parajes. San Mamede en Villardiegua. La culebra bastarda (Malpoion monspessulanus)yfo culebra de herradura (Coluber hippocrepis) también habitan en estos parajes de manera relativamente abundante. Al Oeste del río Duero se estableció el territorio de los lusitanos. facilitó el establecimiento de poblaciones sedentarias a lo largo de toda su extensión pero el intercambio cultural y comercial entre las distintas poblaciones se vio muy limitado debido al obstáculo casi insalvable de la gran falla del río Duero y sus afluentes. En los ríos y charcas habitan la culebra viperina (Natrix mama) y la culebra de collar (Hatrix natrix) que conviven en perfecta armonía con el galápago leproso (Mauremys caspica). Cerramos el capítulo mencionando la existencia. especialmente benigno. Una presencia que no hace mucho tiempo era abundante y servía de base para la gastronomía de la zona. de anguilas en las aguas de los ríos. El sapo común o escuerzo (Bufo bufo). carpa y cacho que se han visto afectados de manera muy negativa a causa de la construcción de presas y de la contaminación de las aguas. gobio. Entre todos ellos es conveniente señalar. Hoy en día es difícil poder encontrarlas aunque sigue existiendo una reducida población. Unas deficiencias que hoy en día siguen persistiendo en buena medida. anfibios. posiblemente de origen celta. el taller neolítico ubicado en las cercanías de la localidad salmantina de Vilvestre y considerado como el mejor de toda Europa. peces y mariposas. El capítulo referente a la fauna no puede darse por concluido sin mencionar a los reptiles. El clima. en diferente estado de conservación en el Castillo en Pereña. el corredor (Bufo calamita) y el de espuelas (Pelobates cultripes) son tres de los más significativos a los que se añade la rana común (Rana perezi) cuya población ha disminuido de manera alarmante a causa de sus apetitosas ancas. debido a su calidad e importancia. La presencia habitual de verracos de piedra de origen ibérico parecen indicar que los primeros habitantes de la zona rindieron culto a la figura del toro o del cerdo como divinidad protectora del ganado (verraco de San Felices de los Gallegos y muía de Villardiegua). La colonia se ve amenazada por el tránsito de personas que utilizan las vías del tren como ruta de senderismo (muchas de ellas sin respetar la presencia de los murciélagos) a lo que hay que sumar la posibilidad de que se desmantele esta vía. la Vanesa de los cardos. A pesar de estas lagunas no se puede negar que Las Arribes están repletas de historio desde los primeros asentamientos humanos. desde el Paleolítico) como atestiguan los restos prehistóricos y las pinturas existentes en diversos puntos. Entre los reptiles sobresale la presencia del lagarto ocelado (Lacerta iepida) que llega a alcanzar los 50 ó 60 cm de longitud y muestra un color verde brillante con manchas azules redondeadas en el caso del macho ya que la hembra ofrece un tono verde marrón. Buena parte de la culpa de esta ausencia de referencias radica en el tradicional aislamiento que ha padecido la zona a causa de las deficientes comunicaciones que las unían a las capitales y zonas más pobladas.movido la puesto en marcha de un programa "Life" especial para proteger a estos animales. Junto al lagarto ocelado encontramos a la lagartija colirrojo (Acantodacfylus erhyfhrurusl animal habitual en los valles de influencia mediterránea.

En un principio se realizaba con sal y otros materiales como lana. El siglo xix se caracterizó por poner en marcha un nuevo proceso de roturación de tierras traducido en el aumento del cultivo de los cereales y de la vid. Hinojosa de Duero o Vilvestre. fuentes como la de la Fregeneda y la de Algodres. El contrabando vino acompañado de la explotación sistemática de las tierras mediante la construcción de terrazas en las laderas y de la incorporación de nuevos cultivos como olivos. También son relativamente abundantes las estelas de piedra y las piedras talladas que podemos encontrar en los muros de ciertas ermitas o de algunas casas. La venta de cereal se dispara durante la Primera Guerra Mundial y ocasionó una disminución de los montes comunales que se convirtieron en nuevos terrenos de cultivo. La Guerra de la Independencia representa otro duro golpe para la zona. proceso . vías de carácter principal y secundario. Sobradillo y reformas en el de San Felices de los Gallegos). Las Arribes son atravesadas de parte a parte por las tropas francesas que marchaban camino de Lisboa. Los Arribes cayeron en el olvido hasta el siglo x. En la actualidad Las Arribes están sufriendo un proceso de pérdida de población (agravada por el envejecimiento de la misma) que se dirige a los centros urbanos y zonas con industria. de las que se conservan algunos restos. almendros. Los conflictos bélicos retornaron a la zona en el siglo XII debido a los enfrentamientos entre nobles portugueses y castellanos que codiciaban estas tierras volviendo los territorios a pasar alternativamente de unas manos a otras. Estas luchas se saldaron con un mantenimiento de la independencia de Portugal que sirvió para aislar definitivamente una ribera del Duero de la otra a pesar de gozar de características similares. puentes como los de Fariza o Sogo. La pacificación realizada por los Reyes Católicos también llegó a estas tierras donde comenzaron a ponerse en marcha nuevas actividades. Los romanos sometieron a todos los pueblos de la zona e impusieron su dominio durante cinco siglos a lo largo de los cuales ejecutaron obras de cierta envergadura: la calzada de Zamora a Fermoselle o la de Villalcampo a Miranda do Douro. el dominio visigodo y la invasión árabe pasaran prácticamente inadvertidas por los habitantes de estas tierras. un avance aderezado con esporádicos enfrentamientos protagonizados por los guerrilleros hasta que los ingleses llegaron y organizaron la lucha. La presencia romana repercutió en una mejora generalizada de las comunicaciones ya que la zona disfrutó de nuevos caminos. El esfuerzo que supuso expulsar a los franceses dejó agotada a toda la región que necesitó mucho tiempo para recobrar fuerzas.legiones romanas con el contingente lusitano capitaneado por una de las figuras míticas de la historia: Viriato. Restos de estos feroces enfrentamientos son los castillos y paramentos defensivos conservados en San Felices de los Gallegos. entre ellas una muy lucrativa que permaneció activa hasta fechas recientes: el contrabando. tejidos o aceite pero el verdadero rey de los pasos fronterizos fue el café. en cierta medida debido a que estaban situadas al oeste de las grandes vías romanas. Las comarcas volvieron a ocupar un lugar protagonista durante los procesos de reconquista ya que durante bastante tiempo fueron zona fronteriza que pasaba alternativamente de manos musulmanas a cristianas y viceversa. viñas y frutales. Las nuevas guerras contra Portugal implicaron el reclutamiento forzoso de los hombres y la realización un rearme de las comarcas (castillos de Ceralbo. Una vez que el territorio es definitivamente propiedad del bando cristiano comienza el proceso de repoblación de la zona para lo cual se trajeron habitantes procedentes de Galicia en su gran mayoría ("Galleci" o "Gallizianos") cuyo origen ha quedado reflejado en la frecuencia con que el nombre de Gallegos aparece en la toponimia y en los patronímicos. El siglo XVII supuso un dramático retorno al panorama medieval protagonizado por el pillaje y los enfrentamientos. Las batallas y confrontaciones se produjeron en la zona del sur ya que la barrera que suponía el río Duero ofrecía muchas dificultades a la hora de pensar en las conquistas. Además se ejecutan una serie de mejoras en las comunicaciones tanto a través de carreteras como de la implantación de varias líneas férreas. La llegada del siglo xvi encuentra a las comarcas de Las Arribes con una población en aumento y con una situación más estable aunque existían excepciones como la de Fermoselle que protagoniza un importante levantamiento comunero contra el emperador. Este olvido permitió que la caída del imperio romano.

que quiere compensarse con la puesta en marcha de una industria agrícola y con la explotación del turismo. A la entrada de la población nos topamos con un monumento dedicado al emigrante. Sobresale la abundancia de antiguos molinos harineros cuyos restos podemos contemplar todavía. Posee una iglesia parroquial dedicada a San Julián Mártir y dispone de un puente medieval de tres ojos y buena construcción en las cercanías. ALDEÁVILA DE LA RIBERA: Localidad salmantina cuya torre fue construida en el siglo xvi destocando por su considerable altura. en el último. más conocido como "La Verde" que fue fundado por los condes de Ledesma y que actualmente está convertida en hospedería. Los municipios más destacados son: ARGAÑÍN: Municipio zamorano en el que sobresale su iglesia parroquial dedicada a San Pedro Mártir y la ermita del Santísimo Cristo del Humilladero ubicado en las inmediaciones del pueblo. Cerca de Aldeadávila se encuentra el antiguo convento de Santa María la Verde. Los factores históricos. antiquísimos castros frente a estructuras militares y civiles de marcado carácter medieval. Trataremos de reflejar los elementos artísticos más relevantes y destacados pidiendo disculpas por todos aquellos que no se mencionen debido a la limitación del espacio. Los alrededores cuentan con excelentes vistas de Las Arribes especialmente destacables las que se ven desde el "Picón del Águila" y el "Picón del Felipe" hasta el punto que. un excelente mirador natural si nos atenemos a sus 695 m. Fermoselle se ha convertido en el centro vital de la zona zamorano y posee una extensa historia existiendo referencias sobre la villa desde 1205 cuando Alfonso IX concedía la localidad al obispo Martín de Zamora. culturales y artísticos se han conjugado de tal manera en Las Arribes que prácticamente podemos encontrar restos de cualquier periodo de la historia del arte: desde los talleres prehistóricos al gótico más elaborado. No son para olvidar las ermitas dedicadas al Santo Cristo y a la Santa. En las cercanías de esta localidad está situada la elevación de la Cabeza del Gejo. FARIZA: Municipio zamorano situado en el margen izquierdo del Duero y rodeado por montes de encina. Los viñedos y los olivares se han convertido en dos de las actividades más productivas de la zona. Es preciso tener en cuenta que Las Arribes están formadas por poblaciones salmantinas y zamoranas a las que hay que sumar las pertenecientes a Portugal. Los orígenes del municipio son muy remotos situándose en épocas prerromanas. verracos ibéricos ¡unto a retablos barrocos. FERMOSELLE: Localidad de la provincia de Zamora ubicada sobre un peñasco en las cercanías de la confluencia del Tormes y del Duero poseedora durante años de una aduana terrestre. Se encuentra rodeada de una multitud de pequeños cerros completamente ocupados por viñedos que ofrecen unas vistas excelentes desde el propio pueblo. A la salida del municipio nos encontramos con una ermita dedicada al Cristo de las Mercedes. Los molinos eran impulsados por una riera que pasa al oeste del pueblo. Esta localidad salmantina es famoso debido a sus reservas de wolframio y chelita cuya explotación se ha abandonado aunque sus reservas no se han extinguido. En la orilla izquierda del río Duero se encuentran los restos de un castillo que da fe de su importante paBARRUECOPARDO: . La variedad de manifestaciones artísticas que encontramos en esta zona es asombrosa si tenemos en cuenta que ha permanecido oculta durante muchos años debido a la falta de buenas comunicaciones. Un poco más allá encontramos el paisaje de la mítica leyenda que envuelve a la ermita de Santa Marina. El catálogo de obras sería muy extenso para ofrecerlo aquí de manera detallada por lo que hemos seleccionado las principales manifestaciones. La importancia de este municipio se comprueba a través de numerosas construcciones de carácter noble entre las que destacan las mansiones señoriales dentro de las cuales sobresale el palacio de Jerónimo Manuel Caballero que llegó a ser ministro de la Guerra en 1790. don Miguel de Unamuno aseguró que «es el paisaje agreste más bello e impresionante de España».

que actualmente son viviendas particulares pero que siguen conservando la fachada. Los aldeanos. se levantaron en armas un 24 de junio y asaltaron el castillo asesinando al señor feudal cuando trataba de salvar su vida tras disfrutar de este privilegio por última vez. En las cercanías se encuentra un paraje conocido como Cabeza de San Pedro donde existe un importante yacimiento arqueológico en el que se han descubierto varias estelas y monumentos funerarios de facturación romana. Es muy sobresaliente el retablo central compuesto por once imágenes entre las que destacan la de la Virgen de la Asunción. con la celebración de un acto típico conocido como "echar la bandera". a orillas del río Duero. LA FREGENEDA: La villa salmantina está situada ¡unto a la frontera portuguesa y contó con importantes privilegios otorgados por Felipe II confirmados posteriormente por Carlos II. Preciso es destacar la existencia de un antiguo convento de Franciscos descalzos que en el siglo pasado se usó como hospital. En la iglesia también tenemos una estatuilla románica realizada en cuarzo que representa a Santa Bárbara. una vía férrea que atraviesa 20 túneles en cerca de 20 kilómetros para lo cual fue preciso levantar 9 puentes de estructura metálica que siguen asombrando al visitante. La localidad posee una ermita conocida como del Cristo o del manso Cordero. la de San Sebastián y la de la Magdalena. El acontecimiento se rememora todos los años durante el día de San Juan. En esta localidad es necesario señalar la existencia de lo casa de la Griaca y el Portalito. En la localidad encontramos una iglesia dedicada a la Asunción de Nuestra Señora y una ermita. XVII). un antiguo pueblo que fue destruido por completo en una de las frecuentes guerras fronterizas entre España y Portugal. En la colina conocida como Cerro de San Pedro tenemos una ermita dedicada al Santo Cristo que cuenta con un monumento al Sagrado Corazón. Cerca de la localidad se encuentra el castro de Las Merchanas donde se han descubierto ruinas y restos romanos entre los que se incluye alguna escultura realizada en mármol. A este punto se puede acceder haciendo uso del automóvil. Lumbo de Valdesancho.sado. Además existen otras dos antiguas ermitas. Prado de los Hitos y Prado del Polo. la del Hospital y la de Santa Coloma. . de la misma época son el pórtico meridional y la torre. construcción que en tiempos estuvo dotada de gobernador y dos compañías de inválidos. Además es conveniente detenerse en las imágenes de Santa Lucía (s. San Sebastián. A todos ellos se puede llegar empleando el coche y haciendo el último tramo a pie. La localidad ha puesto en marcha recientemente dos iniciativas de senderismo que están perfectamente señalizadas. HINOJOSA DEL DUERO: Municipio salmantino que posee una iglesia parroquial de factura gótica. En Lumbrales es digno de visitar el verraco ibérico de la época de los vetones conocido como el "Burro de la Barrera" que está ubicado frente a la Casa de los Condes. la Mesita de los Curas. Uno de los enclaves más hermosos de Las Arribes se puede contemplar desde las inmediaciones de Fermoselle: la zona de Ambas Aguas. el Cristo del Aire (s. su construcción se inició en los siglos XÍI y xm dentro del estilo románico presente en las dos portadas decoradas con hermosos motivos vegetales. LUMBRALES: La localidad salmantina posee una iglesia edificada en 1584 y dedicada a Nuestra Señora de la Asunción que consta de tres naves y crucero. En las cercanías destaca la existencia de un monte encinar denominado de Santa Eulalia. cansados de soportar sus excesos. La iglesia de esta localidad pertenece al siglo xvi y en su interior se encuentra un retablo churrigeresco. la Virgen del Rosario (s. situada en las faldas de unos pequeños cerros. uno medieval y otro romano. En los alrededores también se encuentran varios dólmenes algunos de los cuales conservan su originaria factura. En este cerro existió un castillo feudal regido por un señor que ejercía un control tiránico sobre las tierras circundantes y que gozaba del dere- cho de pernada sobre las jóvenes vírgenes del lugar. colocada a la salida del pueblo. significativa vivienda a causa de sus llamativos enrejados. Madoz asegura que las dos primeras eran propiedad de la cofradía del Cristo del Humilladero mientras que la de San Sebastián lo es de la villa y la de Santa Coloma de un particular. xvi) o la Inmaculada (s. GAMONES: Este municipio zamorano está ubicado sobre una explanada. es decir. la Soledad (iniciada dentro del estilo románico con una significativa portada de modillones y cabezas). Llama la atención la cantidad de ermitas que encontramos tanto dentro como fuera del municipio llegándose a contar hasta seis: el Santo Cristo (con antecedentes que pueden remontarse hasta el prerrománico ya que alberga restos mozárabes y visigodos). La Tórrela y el Tumbo de la Caldera. En las cercanías podemos encontrar una importante obra de ingeniería. Podemos escoger a la hora de visitar rincones naturales ya que la oferta es amplia y variada. el conocido como castillo de Mucena donde en tiempos vivían los arrendatarios de la barca que hacía el servicio de paso a Portugal. la unión del río Tormes con el río Duero. Por último es preciso señalar la existencia de una fuente romana situada cerca de la ermita y de dos puentes. xv). La iglesia parroquial está dedicada a Nuestra Señora de la Asunción. un conjunto de marcado carácter herrériano. Dentro de su término se encuentra. También se encuentra cerca de Hinojosa las ruinas de San Leonardo. xiv). realizada en siglo xvi empleando unas esbeltas bóvedas de crucería y en cuyo interior se conserva un retablo de 1689 hecho por el escultor Pedro Conde y dorado por Pedro de la Peña. Los alrededores de este municipio nos ofrecen múltiples opciones. dos visitas que son recomendables. Santa Cruz. la coronación de la Virgen y el Calvario. b preciso destacar entre ellos: Navalito. Las bóvedas son de época posterior fechándose en el siglo xvi y realizadas con una marcada crucería gótica. Los puntos más concurridos son Peña Redonda. levemente inclinada. que está bajo la advocación de Santa Olalla.

En las afueras encontramos la ermita de la Virgen del Castillo construida sobre otra ermita anterior. La catedral es un edificio majestuoso construido en el centro de una terraza abierta colocada a 150 metros por encima del embalse. Completa el conjunto la ermita que alberga una imagen del Santo Cristo dotada de una inusual expresividad. Joao rodeada de edificios pertenecientes a la época clásica. P I N O : Localidad de Za- mora situada en terreno escarpado. En la trasera de la iglesia está el antiguo claustro del palacio episcopal. realizada en el siglo xvi por Pedro Lanestosa "el Viejo". PEREÑA: Municipio salmantino. Otras zonas de belleza natural son la Peña de la Salve o la Peña del Águila. construida en el siglo xv. realizan unas danzas que simulan ademanes guerreros). La iglesia se acabó en el siglo xvi y sobresale por su decoración interior que podemos definir como un diminuto museo del arte medieval.En esta localidad salmantina existe una torre. Masueco también tenía un verraco de piedra similar al que adorna el puente romano de la capital salmantina aunque en la actualidad está recogido en el museo de Salamanca. una vista que se puede realizar en coche en su práctica totalidad. La localidad de Masueco está situada en las inmediaciones del Pozo de los Humos. También es preciso mencionar la existencia de un arco de piedra muy antiguo que sirve de puerta de entrada a la plaza de la localidad. uno de los enclaves naturales más visitados. en su interior destaca la bóveda nervada y la pila bautismal realizada en una única pieza de granito. La iglesia parroquial pertenece a San Juan Bautista. MIRANDA DO DOURO: Principal localidad portuguesa. tenemos un destacable retablo mayor firmado por José Javier de Churriguera en 1735. al son de gaitas y tamboriles. Las ruinas de la ermita de San Esteban son muy interesantes ya que la edificación se levantó en el siglo xvm sobre otra anterior del xm. formada por una única nave con cabecera plana y espadaña de dos cuerpos. A la derecha está el pequeño museo de la Terra da Miranda que recoge las artes y tradiciones populares. La localidad fronteriza vivió durante mucho tiempo en un pertinaz aislamiento que permitió la conservación de un habla particular (el mirandés) y de ciertas tradiciones entre las que destaca la danza de los pauliteiros (los hombres. las dos ubicadas en las inmediaciones del municipio. También se encuentra próximo a las cachoneras del río Uces. TORREGAMONES: Localidad zamorana levantada en terreno desigual. adosada a la actual iglesia de San Nicolás. MIEZA: El pueblo cuenta con una iglesia que data del año 1507 mientras que la torre adjunta fue edificada en 1797. En el interior de la iglesia. La iglesia parroquial de . Lo primero que encontramos es la plaza de D. Lo más impresionante de Mieza se encuentra en sus vistas desde el "Balcón de la Code" o el "Mirador" destacando la belleza de la zona del Carrascal con su tupida vegetación. Además de la iglesia podemos visitar la ermita del Santo Cristo y la ermita dedicada a la Virgen del Árbol. una fabulosa obra civil hecha en 1914 que presenta una longitud de 180 metros izada sobre un único arco de 120 metros de luz y 90 metros de altura. El centro monumental cuenta con hermosas fachadas del Renacimiento y otras del siglo XVII. Esta antigua plaza fuerte dominaba el paso de la vía más directa entre Valladolid y Porto. tocados con sombreros floreados. MASUECO: MORAL: Población zamorana ubicada en un terreno bastante desigual que dispone de abundantes arroyos y aguas utilizados antiguamente para impulsar varios molinos y un batán. La edificación actual está instalada sobre lo que fue un castro ibérico. Lo más impresionante de Pino radica en el Puente Requejo. Pereña dispone de una playa fluvial artificial conocida como "El Arenal" a la que se puede llegar en coche haciendo uso de un camino de tierra en buen estado. Es digna de visita la destacada iglesia parroquial del siglo xv. Dispone de una hermosa Casa Consistorial que está dotada de cárcel. únicamente quedan dos arcos de medio punto y unas cuantas paredes. Visita aparte merece la iglesia parroquial de San Esteban. Este municipio suele ser el más utilizado a la hora de acercarse hasta el Pozo de los Humos pero también dispone de otros parajes naturales de gran belleza como la elevación de Fuente Santa o el pozo Airón. La capilla mayor de esta ermita se edificó en 1723 y alberga retablos barrocos atribuidos a Manuel Reinaldos.

SAN FELICES DE LOS GALLEGOS: Localidad de la provincia de Salamanca que merece una aten­ ción especial debido a la importancia de su conjunto y a la calidad de las edificaciones que la han convertido en Conjunto Histórico-Artístico. Este tranquilo pueblo salmantino se encuentra ubicado en una pequeña altiplanicie situada entre las profundas corrientes de los ríos Duero y Huebra. xvm). edificado en el siglo xm. existen tres baluartes (siglo xvii) construidos a raíz de la guerra contra Portugal. xv) o la Virgen de la Concepción (s. encontramos una pla­ za de armas rodeada de pequeños torreones y. La villa dis­ pone de tres ermitas (La del Rosario. el Crucificado (s. En el segundo recinto encontramos la torre princi­ pal rodeada de almenas que la protegen y la unen con la plaza de armas. En su interior podemos encon­ trar la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Concepción. En su interior se conservan varias tablas del siglo xm junto a algunas imágenes de los siglos xvi. en perfecto estado de conservación. el verraco sin cabeza popularmente conocido como "Burro de San Antón" y el puente de lo franceses. XII-XIII) que fue reformada en varias ocasiones siendo la más importante la llevada a cabo en el siglo xvi. En el primero. Mención especial merece su fortaleza medieval compuesta por dos recintos y dotada de unas murallas con antecedentes romanos. La ermita presenta una es­ padaña parecida a las portuguesas y ante la edificación hay un crucero de piedra. Dispone también de dos ermitas: La de San LorenSAUCELLE: . primer Duque de Alba. la de Jesús el Nazareno y la del Cristo de los Humilladeros). del siglo xvi. de uno de los elementos de la arquitectura tradicional de esta tierra: las chiviteras. adosados a ella. El conjunto artístico de la villa se complementa con dos conventos (el de la Pasión y el de San Juan). la Casa del Corregidor.San Ildefonso dispone de una única nove dividida en tres tramos y espadaña de dos cuerpos re­ matada por unas pirámides con bolas. quien co­ locó el escudo real en las dos torres albarranas y levantó la actual torre del homenaje. Fue fundada a finóles del siglo vil por Félix de Oporto y hasta que los Reyes Católicos la cedieron al Duque de Alba fue propiedad intermitente de los rei­ nos de España y de Portugal. Contiene además dos retablos realizados por Alonso Falcóte y sufragados por la Orden de Santiago. que ac­ tualmente sirve como vivienda particular. Posee plaza central rodeada de soportales en la que se encuentra el ayuntamiento también perteneciente al siglo xvi. La iglesia de Nuestra Señora reco­ ge varios estilos arquitectónicos que van desde el románico hasta el más puro gótico. La nota principal de la villa es que ha sabido conservar un aire me­ dieval en todo el conjunto destacando por su importancia el antiguo hospital. una edificación de origen románico (ss. La fortaleza se la con­ cedieron los Reyes Católicos en 1476 a Garci Álvarez de Toledo. En las afueras está la ermita de la Virgen del Templo que ciertos autores relacionan con la Orden de los Caballeros Templarios. la Casa de los Mayorazgos. XVII y xvm. destacando la Villarina (Virgen románica sedente con Niño). En sus alrede­ dores todavía se pueden encontrar muestras.

que disponen de una puerta de entrada (generalmente muy bajita). Los chozos son una de las edificaciones populares que se han construido empleando la misma técnica desde hace siglos. Se edifican clavando una pie­ dra verticalmente en el sue­ lo y apoyando transversalmente a ambos lados otras piedras. Los chozos son construcciones de planta cuadrada. En una de las vertientes de este teso.de Silva. Esta localidad tuvo su momento de esplendor durante el siglo xvi y buena muestra de ello es la presencia de fachadas artísticas con elementos góticos en puertas y ventanas. no presentan ningún adorno exterior ya que son viviendas muy funcionales donde prima la utilidad. Uno de los puntales de esta cultura tradicional es la arquitectura típica de la zona cuya pre­ sencia todavía se descubre sin grandes esfuerzos. losas o piedras romanas formando parte de las paredes o construcciones de la zona. ci­ goñales o chiviteras. la nave pertenece a la época renacentista de principios del xvii. El puente típico se construye colocando unas piedras de granito de mediano tamaño. que hacen las veces de pila­ res sobre las cuales se dis­ ponen grandes lajas de pie­ dra. Las casas tradicionales están edificadas con gra­ nito y madera (especialmente de roble y de quejigo). concretamente el opuesto a la ermita. de 3 ó 4 metros de lado. únicamente la fuerza de la presión. pertenece al estilo manuelino y es única en toda la provincia de Salamanca. Tam­ poco es difícil encontrar estelas. Las casas disponen de gruesos muros de pie­ dra empleados para protegerse de los rigores del clima y se caracterizan por su austeridad. Las casas más ricas están adornadas por piedra de sillería y paredes de mamposteria. Se utilizan para guardar los aperos de la labranza y para guarecerse en caso de inclemencias meteorológicas. Los cigoñales o cigüeñales son unos artilugios que se emplean para sacar agua de los po­ zos de escasa profundidad. Los puentes son rústicos y los tenemos de varios tipos. ejemplos como puentes. jun- . Se trata de muros de piedra de un metro de altura que se em­ plean para delimitar las pro­ piedades y para señalar la extensión de los campos. cortinas. El Rollo consiste en una columna de piedra rematada por una cruz. separadas entre sí pa­ ra permitir el paso del agua. Los puentes nacen de la propia necesidad ya que son zonas atravesadas por muchos arroyos de pequeño tamaño que en verano suelen secarse pero que en invierno disponen de un cauce con­ siderable. además de con­ tar con un Rollo de piedra en plena plaza. está elaborado con cilindros torneados. El cigüeñal consiste en un palo clavado verticalmente en la tierra. Las cortinas o cortinos zamoranos son conoci­ dos en Salamanca como vallas o porteras. Vilvestre cuenta con una iglesia en la que se conjugan varios estilos de épocas diversas. El más simple consiste en la co­ locación de meras piedras que sirven para atravesar el cauce saltando de unas a otras. No son puentes ni muy altos ni muy anchos pero sir­ ven para favorecer la circu­ lación de viajeros y carrua­ jes. La iglesia está presidida por un retablo con una imagen de La Asunción realizada por Cristóbal de Carvajal en el siglo XVII. La cobertura se lleva a cabo por una falsa bóveda y la construcción se realiza en mamposteria de piedra. personaje de peso en la corte de Felipe II. Cultura Las Arribes se han caracterizado por haber sabido salvaguardar su cultura tradicional durante muchos años en buena medida debido a que se trata de una zona con una población bastante en­ vejecida. dintel de una única pieza y carece de ventanas (si las hay son muy reducidas). El teso del castillo alberga asimismo una ermita fechada en 1757 y que ha sido restaurada ha­ ce unos años. realizada por Pedro de la Hinestrosa o de Lanestosa en el siglo xvi. encon­ tramos el taller neolítico más importante de nuestro país y posiblemente de toda Europa. Mien­ tras la capilla mayor es de estilo gótico. La arquitectura tradicional se está perdiendo poco a poco aunque todavía podemos encontrar buenos ejemplos sin necesidad de desplazarse mucho. Vilvestre y su fortaleza también participaron de manera activa en las luchas entre los partidarios de los Trastornara y los de Pedro el Cruel. No se emplea ce­ mento ni argamasa alguna. chozos.

Resulta llamativo para las personas que se acercan por primera vez a esta zona encontrarse con fuentes literalmente ubicadas bajo tierra. Los molinos se construían empleando manipostería granítica. A es­ ta vara se ata el recipiente que queramos llenar de agua y se introduce en el pozo. Además de las dos variedades prin­ cipales existen otras complementarias como son la Garnacha Tinta. las magdalenas y las obleas. maruja o pamplina. provistos de un aroma intenso y caracterizados por su frescura en el paladar. la Tinta de Madrid.. Pode­ mos comenzar la lista por las carnes de ternera. Un panorama que se completa con la presencia en esta cocina de anguilas capturadas en los ríos de la zona (cada vez menos abundantes) junto con los cangrejos de río y las ancas de rana. los palomares y los batanes. se escaparán muchos platos y productos. un dato que viene a avalar la importancia y el peso que este sector está tomando en las dos provincias. la Albillo. Nos encontramos ante una comarca nacida de la unión de dos zonas vitivinícolas independientes a pesar de la cercanía geográfica: Fermoselle (su­ roeste de Zamora) y La Ribera de Salamanca (al noroeste de esta provincia). . es de primera clase el elaborado con leche pu­ ra de oveja que alcanza una calidad especial en la localidad salmantina de Hinojosa de Duero. Los molinos se edifican en zonas con una considerable pendiente y que se encuentren cerca del agua para que el cauce sea más fuerte. El reconocimiento de la comarca vitícola de Los Arribes-Fermoselle con la distinción Vinos de la Tierra se sancionó de manera formal el 6 de octubre de 1992. aren­ ques. Los viñedos en Las Arribes están situados en las laderas escarpadas. Como consejo para los usuarios: vigilar el agua antes de bebería ya que no sería raro que hubie­ ra alguno de los anfibios que abundan en estas tierras. La denominación abarca alrede­ dor de 6. la Morisco. escabeches de bonito. el piñonate y el queso o dulce de almendra. se utiliza para la elaboración mayoritaria de tinto dotado de mucho cuerpo. Con la Malvasía. Todos ellos se conjugan de tal manera que elaboran un paisaje propio y característico. las fuentes también suelen aparecer con mucha frecuencia por estos parajes. la Verdejo. fuentes que en muchos casos fueron construidas por los romanos. Si preferimos la ensaladas podemos encontrar una típica elaborada a base de regajo. Los molinos se pueden considerar como auténticas joyas de la arquitectura tradicional de Las Arribes aunque. autóctona de esta zona y poseedora de una gran complejidad. se producen unos caldos fine». la Rufete. La pesca es un factor remarcable ya que las truchas. finura y una graduación alco­ hólica moderada. cuyo extremo superior tiene formo de horquilla sobre la que bascula una pértiga do­ tada de un contrapeso en un extremo y en el otro de una cuerda de la que pende una vara. El suelo del molino se cubre con losas de granito liso. generalmente de gran tamaño. seguramente. Las chiviteras son refugios de piedra donde se guardaban a las crias de los chivos o chivines. (\[}B también cubren el canal que aporta el agua al molino y que cruza el edificio transversalmente. La presencia de vi­ ñedos en zonas como Fermoselle viene de antiguo y algunos autores afirman que en otros tiem­ pos la elaboración del vino aqui estuvo vinculada a uno de los caldos más famosos del mundo: el oporto. Exteriormente se solían cubrir con retamas o escobas. La arquitec­ tura es un importante factor definitorio de estas comarcas como también lo es la gastronomía. disponen de una reducida entrada que se cierra con una piedra de mayor tamaño. un apartado donde destacan suculentos platos elaborados con productos de la zona y sobre el que ha­ remos un rápido recorrido del que. tencas y barbos son platos habituales a los que es preciso añadir la influencia portuguesa a través de las diferentes maneras de preparar el bacalao aunque en la zona españo­ la existe un tradicional gusto por lo que se conoce como pescados secos (congrio. es el producto básico de los repelaos. cabrito y cordero que son excelentes y los no me­ nos sabrosos embutidos representados por el chorizo y el salchichón. También está presente en las perronillas (o perrunillas). son de planta cuadrada o rectangular y su cobertu­ ra se realiza con madera a dos aguas sobre la que se coloca la teja. El paisaje que muestran las explotaciones vitícolas en Fermoselle y los alrededores son un calco de las portuguesas. por desgracia. variedad blanca. la Palomino o la Bobal.). la mayoría se encuentran en ruinas en la actualidad.. sardinas. se acce­ de al agua por unas escaleras de piedra muy rudimentarias y suelen estar protegidas por grandes losas de piedra que hacen las veces de paredes y techo. El apartado de los dulces es amplio pero es preciso señalar la importancia que tiene la almendra en su elaboración.5000 hectáreas de viñedo ubicadas entre las cuencas del Duero y del Tormes. La zona produce dos variedades principales de uva: la Juan García y la Malvasía. Las fuentes son parecidas a los pozos. Capitulo aparte y especial merecen los vinos. En la cam­ paña de 1999 se recogió una cosecha superior a los cuatro millones de kilos. en unas pequeñas terrazas sujetas por muros piedra que hacen que el trabajo agrícola resulte bas­ tante laborioso. Son construcciones de tamaño pequeño.to al pozo. En cuanto al queso. La Juan García es única. A estos elementos es necesario añadir otros como las almazaras.

una vez más. cosa que no ha ocurrido en el proceso realizado por nuestros vecinos portugueses quienes no contaron con problemas de este tipo. Nos encontramos. ni siquiera se planteó la necesidad de modificar los tendidos eléctricos que recorren sus tierras y que suponen un grave pe­ ligro para las aves. entre las que destacan la reticencia de los habi­ tantes (temerosos de que el desarrollo económico de la zona se viera ralentizado) y la falta de vi­ sión administrativa que quería proteger este enclave pero no sabía cómo hacerlo. principalmente económicas y sociales. con una declaración nominal que no se ve res­ paldada por actuaciones prácticas. popularmente conocido en la zona como el PORN. unas gestiones motivadas en gran medida por el hecho de que Por­ tugal creó el Parque Natural Douro Internacional en 1998 a través de un decreto (11-5-98) que se caracterizó por la ausencia de problemas. Sin embargo la inclusión en la REN no vino acompañada de la declaración de Espacio Natural Protegido debido o una serie de razones. En 1991 una buena parte del territorio se integra en la Red de Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) debido a las poblaciones de rapaces y cigüeñas negras que existían en la zo­ na pero esta iniciativa tampoco vino acompañada de ninguna actuación. un reconocimiento que por parte española ha contrastado con la apa­ tía y lentitud con que las instituciones han tratado este tema. La zona española de Las Arribes se incorporó relativamente pronto a la Red de Espacios Naturales (REN) puesta en marcha por la Jun­ ta de Castilla y León debido a la variedad biológica de estas comarcas que se veía complementa­ da por la presencia de impactantes paisajes únicos en toda la Comunidad. Con el tema en este estado llega el momento en que se inician los trámites para convertir a Las Arribes en Parque Natural.La zona de Los Arribes ha gozado siempre del reconocimiento administrativo debido a su im­ portancia y riqueza natural. redactado por los servicios de Medio Ambiente y Ordenación del Territo- . La declaración de Las Arribes españolas del Duero como Parque Natural se presenta como algo inmediato ya que se han cumplido la mayor parte de los trámites previos. La importancia de Las Arribes no se discutía como lo demuestra el hecho de que en los años 70 el ICONA la consi­ derara como uno de los espacios naturales españoles que era preciso proteger. La pie­ za de la discordia ha sido el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales. En un principio se espe­ raba que los trabajos avanzaran con rapidez pero los responsables se han topado con un rechazo ca­ si unánime de los municipios afectados por el futuro parque.

posibilitando un moderado desarrollo de servicios con finalidades de uso público o de mejora de la calidad de vida de los habitantes.rio de la Junta de Costilla y León. Moral de Sayago. Los municipios afectados por la reglamentación del PORN presen­ taron una multitud de alegaciones que ha obligado a los responsables a plantearse la necesidad de redactar un documento nuevo. Moralina. En Zamora se incluyen los términos de: Argañín. seis de ellas recogen la protección de un rio cada una (Duero. Villadepera. Cerezal de Peñahorcada. La Peña. -Regular el desarrollo de ciertas actividades económicas fuertemente impactantes. La Bouza. Bermellar. de manera total o parcial. San Feli­ ces de los Gallegos. Almendra. Tormes. La declaración de Las Arribes como Parque Natural tiene unos objetivos claros que podemos resumir de esta manera: -Proteger y conservar el paisaje. cultural. Villarino de los Aires y Zarza de Pumareda en la provincia de Salamanca. En tercer lugar aparecen las Zonas de Uso Compatible en las que las características del medio natural permite la compatibilización de su conservación con las activida­ des educativas y recreativos. Masueco. Águeda y Turones) mientras que la séptima afecta de manera conjunta a los ríos Huebra. Saldeana. Vilvestre. Aldeadávila de la Ribera. . Pereña. Esla. En segundo lugar se presentan las Zonas de Uso Limitado donde el medio natural mantiene una considerable riqueza pero sus características permiten un moderado uso público que no requiera de instalaciones permanentes. Sobradillo. Puerto Seguro. Torregamones. -Favorecer el desarrollo socioeconómico basado en el uso racional de los recursos propios. Mieza. Uces. Cabeza del Caballo. fomentando las actividades de interés educa­ tivo. La Fregeneda. Camaees y Ribera de las Casas. Por último se establece la creación de unas Zonas de Uso General que incluyen zonas urbanas junto a su entorno inmediato per­ mitiendo el emplazamiento de instalaciones de uso público que redunden en beneficio del disfru­ te o de la mejor información sobre el espacio natural. Pino. Gamones. Las Zonas de Uso Limi­ tado son siete. Trabanca. Villar del Buey y Villardiegua de la Ribera. Villalcampo. ecosistema. Fonfria.067 kilómetros cuadrados de los cuales 702 pertenecen a la provincia de Salamanca y 365 a la de Zamora. En primer lugar nos topamos con las Zonas de Reserva que afec­ tan a las áreas de ecosistema fluviales más vulnerables y de mayor valor debido a que en su in­ terior buscan refugio aves que es preciso proteger. Saucelle. previniendo su posible destrucción. -Estimular el uso público ordenado del Parque. El PORN establece que el futuro parque contará con una superficie total de 1. De momento el PORN se mantiene activo a la espera del decreto que convierta a Los Arribes del Duero en Parque Natural. turístico y recreativo que incrementen el conocimiento general sobre el Espacio Na­ tural. los términos municipales de: Ahigal de los Aceiteros. Hinojosa de Duero. El espacio comprendido dentro de los límites del futuro parque se ha dividido en zonas esta­ bleciéndose cuatro categorías. Barruecopardo. Lumbrales. Fariza. -Potenciar la identidad cultural y los valores tradicionales de los municipios. Se han propuesto dos zonas de reserva: La zona del rio Huebra y la zona del rio Águeda. Den­ tro de los limites del Parque Natural Arribes del Duero se encuentran. Fermoselle. procesos y elementos.

a pasos agigantados. -Ausencia de una planificación seria del desarrollo turístico debido a la carencia de infraes­ tructuras y a la no mención de proyectos específicos. únicamente era disculpa soterrada para que el turismo ac­ cediera a ciertas zonas. -Potenciar aquellas acciones que favorezcan una mayor coordinación y cooperación entre los habitantes de la parte salmantina y zamorana del Parque. más o menos masiva. La redacción del PORN se calificó desde el primer momento como arbitraria. del turismo vino acompañada de un considerable aumento de basura. -Denuncia de los desequilibrios socioeconómicos y culturales entre las zonas de Salamanca. Principales problemas medioambientales Las Arribes han tenido que hacer frente y padecer una serie de situaciones que vienen arras­ trándose desde hace muchos años. La exposición pública del PORN vino acompañada de una enorme cantidad de alegaciones pro­ cedentes de la mayor parte de los municipios afectados por el futuro Parque que se constituyeron en comisión para coordinar mejor la protesta. La entrada. impidieron la migración de los peces y significaron la práctica desaparición de esturiones y an­ guilas. Las presas. -Ausencia de un inventario arqueológico de la zona salmantina aunque el plan sí incluye uno referente a la zamorana. Zamora y Portugal que provocaría la aplicación del texto. La creación de embalses repercutió de manera inmediata en la inundación de la vegetación y la desaparición parcial del bosque de ribera. desperfectos en algunos restos históricos y arqueológicos. La conservación del medio no tiene por qué estar reñida con el desarrollo turístico. únicamente hay que saber compaginarlos. caprichosa y unilateral ya que se acusaba a la Junta de Castilla y León de haber redactado un texto sin tener en cuenta el parecer de los afectados por lo que se solicitó la retirada del plan actual y que fuera la Administración central la encargada de elaborar uno nue­ vo. -Temor a la proliferación de ciervos. -Desacuerdo con la zonificación efectuada. su carácter de terreno aislado y solitario. polución acús­ tica (sumamente perjudicial para las colonias de aves). La construcción de pistos se justificó por la necesidad de atender las explotaciones gana deras y agrarias pero. del alcantarillado y de las redes de . La singularidad geográfica.. La subida del nivel de las aguas sumergió importantes restos arqueológicos suscitando po­ lémicas como la ocurrida en la localidad portuguesa de Vila Nova de Foz Coa. -Prohibición de futuras explotaciones de los recursos mineros. la falta de información. -Limitación al derecho de propiedad. en muchos casos. en su práctica totalidad. -Imposibilidad para desarrollar una concentración parcelaría.-Favorecer la creación de instrumentos de coordinación y cooperación que permitan la parti­ cipación activa de los municipios del Parque natural en el desarrollo de políticas sectoriales y te­ rritoriales que sean de aplicación. por su par­ te. A este panorama se añade la creación de tendidos eléctricos que suponen un constante peli­ gro para las aves y una fuerte agresión ambiental y paisajista (Pozo de los Humos o rumas de San Leonardo en Hinojosa). -Existencia generalizada de datos no actualizados ya que el inventario de Mayo de 1999 es el mismo que el de 1995. -Limitaciones a la agricultura y a la ganadería. La contaminación procede. jabalíes y lobos con los consiguientes perjuicios en el sec­ tor agrario y ganadero. Los alegaciones presentadas hacia re­ ferencia a varios puntos como: -La conversión del proyecto en Parque Natural Internacional con lo que pasaría a depender del Gobierno Central que trabajaría en coordinación con el gobierno portugués. Los principales problemas que se han detectado en la zona se pueden agrupar en los siguientes puntos: Los embalses son uno de los elementos que actualmente definen a Las Arribes. eco­ nómico y social. el desa­ rrollo del turismo y el deseo de progreso económico han repercutido de manera negativa en la con­ servación de este espacio que está perdiendo. La singulari­ dad geográfica de los cañones del Duero es una tentación constante para los ingenieros que sue­ ñan con construir presas usando las verticales paredes de los cañones y para el estado que las tra­ duce a rendimiento económico. -Temor a un aumento de la pérdida de población de la zona. Es uno de los principales males que acosan a muchos espacios naturales que ven como la tranquilidad se rompe con la presencia de vehículos a motor. destrucción de vegetación. La comisión criticó el documento centrando su análisis en la limitación económica que supon­ dría paro la zona la aplicación de este plan y dejando claro que no estaba en contra del Parque Natural sino del Plan de Ordenación elaborado por la Junta. La contaminación de las aguas se ha convertido en un factor importante durante los últi­ mos años.

Raro es el verano en que no se produce algún incen­ dio que. por lo menos en lo referente a la provincia de Salamanca. El deterioro del patrimonio histórico-artístico también se ha dejado notar con especial fuerza en esta zona. Llevar siempre bajo con­ trol a nuestros animales domésticos. Sólo está permitido encender hogueras en los lugares acon­ dicionados para ello. La posibilidad provocó una fuerte respuesta social que consiguió paralizar el proyecto en 1987. cosa que el colectivo negó rotundamente. -No olvidar que el ruido también es una forma de contaminación por lo que se ruega un com­ portamiento discreto y silencioso. siempre que sea posible. N O R M A S PARA LA CONSERVACIÓN DE LOS ESPACIOS NATURALES -No está permitido practicar la acampada libre. las casas rurales o el apoyo a ini­ ciativas privadas. No circule con vehículos a motor fuera de las vias acondicionadas para dicho efecto. las carreteras. la flora y el entorno. pistas y senderos señalizados y autorizados. La situa­ ción fue tan preocupante que el propio jefe de Servicio de Medio Ambiente en Salamanca apuntó a los intereses ganaderos como causa de los incendios. La explotación ganadera no tiene por qué estar reñida con la conservación del espacio natu­ ral pero si lo está la costumbre de emplear los incendios para facilitar el acceso del ganado a cier­ tas zonas ricas en pasto. Tampoco seria despreciable la ubicación en este espacio de un Centro de Inter­ pretación de la Naturaleza que facilitaría la divulgación de la riqueza de Las Arribes. Muchos de estos cruceros se realizan con la excusa de mostrar al público la riqueza de aves que anidan en las pa­ redes del Duero pero la intención pedagógica provoca daños en el habitat de las aves que preci­ san de una gran tranquilidad sobre todo en periodos de reproducción. La navegación deportiva y turística se ha convertido en uno de los puntales para promocionar el turismo en esta zona. amenaza que parece alejarse tras la declaración de Las Arribes como Parque Natural pero cuya presencia ha sido estudiada por el Gobierno Central debido a que la abundancia de granito de la zona la hacia ideal para ubicar en ella un almacén de residuos ra­ dioactivos. depositar la basura en los contenedores y papeleras. -Extremar el cuidado con el fuego. sin embargo no impidió que su fantasma apareciera de manera periódica en la vida de estas localidades. -No introducir especies nuevas de la fauna salvaje y flora silvestre. -Respetar las propiedades. La falta de vigilancia de los yacimientos ha propiciado que algunos restos su­ frieran diversas agresiones. . La ausencia de inversiones institucionales que promuevan y permitan un desarrollo con­ trolado del turismo a través de la potenciación del senderismo. La riqueza de la zona deberla obligar a las instituciones a esmerarse en la conservación de es­ te patrimonio. alimoches y buitres. A todo esto es necesario sumar el hecho de que no existe un listado actualizado de los elementos del patrimonio histórico-artístico.saneamientos que se han llevado a cabo en las localidades ribereñas. casas rurales y hoteles para pernoctar. debido a lo escarpado del terreno. La principal consecuencia ha sido la disminución progresiva de la calidad del agua a lo que se suma el hecho de suponer un pe­ ligro constante para especies amenazadas como la nutria. -Mantener el máximo respeto a la fauna. Ésta ha sido una de las quejas que adujeron los habitantes afectados por el futuro Parque Natural que lamentaban el hecho de que Salamanca tuviera que conformarse con un censo patrimonial de hace unos años en el que no se reflejaba fielmente la situación en que se encontraba la provincia. -Mantener limpios los espacios. Los incendios. El uso recreativo de los embalses y algunos cañones afecta de manera negativa a las poblaciones de rapaces como buhos. Los incendios suponen una significativa pérdida de masa forestal en una zona donde los árboles yo no son tan abundantes. resulta siempre laborioso y complicado de extinguir. la deforestación y la erosión son protagonistas de uno de los principales frentes de peligro para este espacio natural. Los residuos radioactivos. pérdida que repercute en el consiguiente empobrecimiento de la cu­ bierta vegetal que se traduce en una mayor erosión del terreno. -Utilizar. La apatía de las instituciones se dejó notar de manera especial en el caso de la linea férrea de La Fregeneda donde la dejadez administrativa está tolerando un progresivo deterioro de lo que podría ser uno de los principales recursos turísticos de esta localidad tal y como lo demuestra el hecho de que se haya iniciado el trámite para declararla como Bien de Interés Cultural con categoría de monumento. tradiciones y culturas de los habitantes de los espacios naturales. El verano de 1999 fue especialmente trágico en lo que a incendios se refiere ya que se conta­ bilizaron hasta 22 fuegos en Las Arribes destacando sobre todos ellos el que arrasó 350 hectáreas cerca de Villarino o el que casi supuso la calcinación del emblemático Pozo de los Humos. Por lo tanto se recomienda que utilicen los campings. zonas de acampada.

Cada ficha técnica contiene una serie de apartados que. Nuestros itinerarios no quieren presentarse como algo rígido no queremos que el caminante los siga al pie de la letra. en la medida de lo posible. Recordamos al lector que esta zona natural es especialmente apta para ir construyendo nuestra ruta a medida que avanzamos. -Poner especial cuidado durante la época de cria que abarca casi todo el año exceptuando los meses de otoño. unos cambios que esperamos remitan y se unifiquen una vez que Las Arribes cuenten con la categoría de Espacio Natural. A pesar de todo. el arte o las tradiciones que poseen en estos lugares. se han llevado a cabo intervenciones que no han sido muy afortunadas en la mayor parte de los casos. Estos datos servirán de mucho al caminante cuando se disponga a llevar a cabo cualquiera de estas propuestas. -Dejar el lugar visitado tal y como lo hemos encontrado. La selección de los itinerarios pretende reflejar los puntos más interesantes del enclave a pesar de que no puede albergarlos todos. seguidamente. Aunque es de rigor advertir al caminante que esta zona está experimentando constante cambios en lo que al estado de los caminos se refiere. Si vemos salir volando a las rapaces de alguna peña es preciso continuar nuestro camino ya que una pausa prolongada cerca del nido puede provocar su abandono con el consiguiente fracaso en la reproducción de la pareja durante ese año. Lo realización de las rutas propuestas permitirá al caminante hacerse una idea bastante fiel y fidedigna de lo que es y representa el espacio de Las Arribes. recogerlas y depositarlas en un contenedor. El lector puede encontrar un buen abanico de opciones que le conducirán a conocer los rincones más singulares de esta zona. Un espacio donde no debemos limitarnos al conocimiento del medio natural sino que también hay que profundizar en otros sectores como la historia. Las Arribes siguen conservando por el momento algunos rincones a los que únicamente se puede llegar a pie y empleando su tiempo pora hacerlo. Esta guia presenta un total de 25 excursiones más un apartado especial con recorridos cortos que se encuentran repartidos a lo largo y ancho del paraje natural de Las Arribes. Invitamos a que se salgan de ellos siempre que aparezca algún motivo que sea de su interés. -Llevar prismáticos para la observación de las aves y evitar en lo posible el molestarlas. comentamos con más detenimiento: . para acceder a algunos de ellos. Todos lo itinerarios disponen al comienzo de una ficha técnica en la que se recogen los apuntes y datos principales para poder conocer y planificar la realización de la ruta. Todo lo contrario. También hemos querido que estén presentes todos los ecosistemas que contienen Las Arribes por lo que algunos itinerarios no se desarrollan en la zona tradicional de los cortados fluviales. Si observamos la presencia de basuras procuraremos. Seleccionar estos recorridos no ha sido tarea fácil ya que son muchos los parajes que merecen la pena ser / s i tados pero. -Respetar todo tipo de señal.-Visite las oficinas de información de los Espacios naturales donde le indicarán los datos más relevantes y los principales puntos de interés. Hemos procurado que las rutas no contengan recorridos que puedan ser repetitivos ni que discurran por parajes similares.

camino de tierra. Esperamos que disfruten de los recorridos propuestos y que todos ellos sean del agrado del caminante.É P O C A RECOMENDADA: Indicación de los números de las hojas del Instituto Geográfico Nacional donde pueden encontrar la información de la zona que se viste.T I E M P O S DE MARCHA: Relación detallada de los cronometrajes en puntos señalados de nuestro recorrido. consejos y propuestas que puedan ofrecer más información sobre las posibilidades complementarias del recorrido.baja . pañado de un mapa de la zona y de una brújula aunque las informaciones más útiles.T I P O DE CAMINO: .alta y. remitiéndonos a condiciones ambientales que podamos calificar como normales. Valoración de la dureza del recorrido.A G U A POTABLE: Detallamos la posibilidad de encontrar agua potable en el recorrido o bien si las que se encuentran no son aptas para el consumo.T I P O DE MARCHA: Diferenciamos entre excursiones circulares. Especificamos qué tipo de camino. Recomendamos una época concreta en la que creemos que se dan las condiciones más favorables a la hora de afrontar el recorrido.D U R A C I Ó N TOTAL: Tiempos medidos para un paso normal en los que hemos incluido las paradas de reposo para recuperar fuerzas.-DISTANCIA TOTAL: La distancio que el caminante tendrá que recorrer desde el inicio hasta el final de la ruta teniendo en cuenta el tipo de recorrido que estemos efectuando. hacer las rutas acom- . . fiables y claras nos llegan siempre de los lugareños a los que no se debe dudar en consultar.media . de ida y vuelta por el mismo camino o lineales (empiezan y acaban en diferentes lugares). siempre. En este apartado se recogen todas las indicaciones. No incluimos en este tiempo el que podamos utilizar en la contemplación del paisaje o en el habituallamiento. Señalamos la o las estaciones del año en que la ruta ofrece más atractivos para el caminante.. como medida de seguridad. -DESNIVEL: -DIFICULTAD: . . -CARTOGRAFÍA: Tras la ficha técnica nos encontramos con un texto que desarrolla las indicaciones para llevar adelante el recorrido. Unos datos importantes a tener en cuenta antes de iniciar la ruta. senda. . etc. Se recomienda siempre. -SUGERENCIAS: Información de variada índole referida a datos que pueden ser de interés para el caminante. Al igual que el tiempo de la duración total de la marcha también tiene un valor orientativo. Un dato totalmente subjetivo en el que influirá la capacidad del caminante y su disposición. es el que va a tener que emplear el caminante. si lo hay. Se hace una diferenciación entre pista forestal. Se especifica su escala. La dificultad la hemos dividido en nula . Es un tiempo que se ofrece con valor orientativo. El desnivel será siempre el máximo a superar en cada recorrido. .

TIPO DE CAMINO: Carretera. CARTOGRAFÍA: Hojas 475-1 y 449-111 escala 1:25. AGUA POTABLE: Fuente de Atrás y Caño de Malabarba. ÉPOCA RECOMENDADA: Primavera y otoño. DIFICULTAD: En condiciones óptimas es nula.Peña de la Vela: 45 minutos. Caño de Malabarba Via del tren: 30 minutos. En un lateral de la ercamino que sale a nuestra derecha y mita existe un calvario de piedra y en que discurre bordeando el cerro de San la cumbre del cerro existe un monu- . DESNIVEL: 100 metros. camino y. ambas situadas en la primera parte del recorrido. una San Roque situado a la sa.tillo tras el asalto que realizaron los tigua ermita dedicada a este santo.DISTANCIA TOTAL: 12 kilómetros. DURACIÓN TOTAL: 3 horas y 15 minutos. 1 punto de partida que es.Pedro sobre el que se encuentra asencogemos es el crucero de tada la ermita del mismo nombre. TIEMPOS DE MARCHA: Hinojosa de Duero . detenerse en la romana Fuente de Atrás y por último deleitarse con la vista del Duero y de la parte portuguesa desde la propia Peña de la Vela. en su mayor parte. SUGERENCIAS: Realizar antes una visita a la ermita de San Pedro.Caño de Malabarba: 15 minutos. Tras habitantes del pueblo hartos de los abuabandonar el casco urbano tomamos el sos de su señor. Camino de regreso: 1 hora y 35 minutos. Via del tren . sendero salvo el tramo final donde no hay camino alguno.ermita que se edificó usando parte de lida de Hinojosa de Duero recordando los materiales salvados del antiguo casel lugar donde estaba emplazada la an.000 del Instituto Geográfico Nacional. TIPO DE MARCHA: Ida y vuelta. Si se dispone de tiempo disfrutar de las numerosas vistas sobre el Arroyo Rivera de Froya que surgen a cada paso. En situación de niebla la podemos calificarla como de dificultad media.

Camino adelante nos topamos. Nosotros utilizaremos esta carretera durante unos metros hasta que nos encontremos con un pequeño camino que sale desde su lado iz- . Si nos acercamos a la fuente notaremos que está ubicada al pie de la ladera del Cerro de San Pedro. La localidad está situada a 600 metros de altitud mientras que la Peña de la Vela se encuentra a 505 metros. el camino se muestra limitado a cada lado por una sucesión de muros de piedra. una construcción realizada con gruesas lajas de piedra de color dorado. El Cerro de San Pedro es uno de los mejores miradores de que dispone la localidad de Hinojosade Duero. en estos campos también podemos encontrar herbazales y unos hermosos olivos.La fuente se alza a mano derecha de nuestro camino. se encuentra sitúada detrás de una pequeña valla de piedra. nosotros seguiremos por el camino de la derecha. A medida que avanzamos descubriremos que existen varias plantaciones de olivos que se muestran an­ te el caminante perfectamente alineados dentro de los pequeños terrenos que delimitan las cercas de piedra. En breves momentos el camino Ilega a una bifurcación en cuyas proximidades está situado el Caño de Malabarba. A medida que avanzamos. a mano izquierda de nuestro sentido de marcha. Continuamos recorriendo un camino que discurre encajado entre terrenos cercados en los que habitualmente se cultiva el centeno. Muros tradicionales que se emplean para señalar las propiedades. Desde este punto podemos divisar perfectamente uno de los laterales de la ermita erigida en la cumbre del cerro.mentó al Sagrado Corazón. sobre todo. Al poco tiempo pasamos por delante de la antigua fuente romana que se conoce con el nombre de la Fuente de Atrás. El camino no presenta en este tramo ninguna dificultad y podemos con­ templar a medida que avanzamos la abundancia de cabras y ovejas que existen en esta localidad y cuya leche se emplea en la elaboración de un delicioso queso poseedor de una merecida fama. La realización de esta ruta supone llevar a cabo un descenso progresivo que se inicia al poco de abandonar Hinojosa de Duero. justo frente a nosotros. El descenso apenas se nota en los tramos del itinerario. . un manantial del que mana un constante hilo de agua protegido dentro de una especie de pequeña casita dotada de un puntiagudo tejado. con la carretera que lleva al Salto de Saucelle y que llega hasta nosotros desde la derecha procedente de la localidad de Hinojosa de Duero. Unas plantaciones que se nos presentan.

ciona fijando nuestra vista en la altura de mayor o menor tamaño.lativa ya que todo el problema se soluzarnos en nuestro camino con rebaños. Después de avanzar durante unos Una vez que coronamos la Peña de cuantos metros por el camino de piza. Antes de coro. Dejamos atrás el jándose en dirección a La Fregeneda mirador y nos encaminamos hasta la para pasar a tierras lusas. de hecho se puede con­ tren surge ante nosotros por el lado de. tanto de de la Peña de la Vela y encaminando cabras como de ovejas. Jlega a La Fregeneda discurre pacíficamente bajo nuestros y se introduce en Portugal para conti.sotros recomendamos que se realice . de 508 metros de altitud. Atravesamos la vía del tren y seguimos Para disfrutar de estas vistas. templar el recorrido del Duero tras con el primer mirador destacado de es.templar una imponente vista de las de­ recho de nuestra marcha cruzándose rras portugesas que se recortan en el en nuestro avance en breves minutos. A lo largo de todo el recorrido que El tramo final de nuestra ruta es el hemos realizado se encuentran ubica. Po. El de la derecha nos permite con­ víanos toparemos. mino.más complicado ya que el camino es dos varios abrevaderos y caños que se menos definido y tenemos que avanzar han levantado a la vera de manantía.vistas más hermosas del río Duero que viesa Hinojosa.por entre las escobas y los bancales.ña de la Vela dispone de dos miradoeos metros después de abandonar la res.la Vela. a nuestra izquierda.de la bicicleta de montaña aunque nonar este cerro podemos detener núes. horizonte frente a nosotros. La les o de lugares donde el agua nace dificultad de este tramo es bastante recon cierta constancia.de el mirador de la Revuelta Grande cilmente identificable ya que muestra que se abre a la derecha de nuestro cauna abundancia de pizarras.pies sirviendo de frontera entre Espanuar hasta Barca d'Alva. la Peavanzando por el mismo camino. una vía férrea que atra.recibir el aporte del caudal del Huebra ta ruta que nos ofrece una maravillosa mientras que el de la izquierda nos vista sobre la Rodera de Valdecoso y ofrece la panorámica del Duero ale­ la Rivera de Froya. elevación de La Cerbe. Es habitual cru.quierdo. dotada de una Este recorrido admite la utilización altitud de 539 metros. po­ rras se descubre frente a nosotros la demos aprovechar para ver una de las vía del tren. La vía del ña y Portugal. Proseguimos nuestra marcha tra marcha para echar otro vistazo despor este nuevo camino que resulta fá. hacia ella nuestros pasos.

Además.buscar el terreno más adecuado a metenimiento.hemos llevado a cabo la ida. TIPO DE MARCHA: Ido y vuelta.urbano de Hinojosa de Duero o bien visados miradores. No podemos marcharnos de Hinojosa de Duero sin probar su queso y las obleas. El cerro se alza a la izCarbajala. AGUA POTABLE: Fuente del Juncal. en el primer tramo de la ruta. Antes de llegar a esDuero. Este tramo se caracteriza por quierda de nuestro camino y desde su ir bordeando el Cerro de Santa Barba.000 Instituto Geográfico Nacional. Escojamos lo que escojamos se­ den aproximarse hasta casi la misma guro que encontraremos algún eleorilla del río Duero realizando un des. DISTANCIA TOTAL: DURACIÓN TOTAL: DIFICULTAD: Nula. Una hue­ ven a los alimoches y a los buitres le.tros de altitud por los que discurre el mos la abundancia de cuarzo que se re. decidirnos por conocer sus alredeLas personas que lo deseen pue. No esPortadas y enfilamos el camino que lie. 10 kilómetros.cima tendremos una excelente panorá- .íntegramente a pie debido a la hermo. El desnite variar el recorrido siempre que se de. afrontar bajadas caracterizadas por Durante el camino podemos ob.Fuente del Juncal: 40 minutos. Siempre que caminemos por las gistra en este itinerario. es preciso por tanto que merecen ser contemplados con de. Apunta. ÉPOCA RECOMENDADA: Primavera y otoño.tablecemos un punto concreto para deva hasta la Fuente del Juncal dejando jar el camino sino que es preferible que a nuestra izquierda la zona conocida el caminante lo haga cuando lo consicomo La Cabecina y a la derecha La dere oportuno. Camino y senda. TIPO DE CAMINO: 1 punto de partida de este ra en cuyas inmediaciones nos enconrecorridoeslaPlazadeljue. CARTOGRAFÍA: Hojas 475-1 y 449-111 escala 1:25.mos por los mismos sitios por donde mes bolas. 3 horas. una presencia riberas es conveniente extremar las que se nota al instante ya que las pie. bien a campo traviesa o bien neo para dejar aparcado el coche.ta fuente abandonaremos el camino pamo la Plaza del Santo. Camino de regreso: 1 hora y 30 minutos. el terreno permi.dida que vamos avanzando.ra subir. Fuente del Juncal Cabeza de Moncalvo: 1 hora.río. Es un lugar ido. situado antes de cruzar el arroyo de la Magdalena. El tramo final es una vereda medio invadida por la vegetación. TIEMPOS DE MARCHA: Hinojosa de Duero .mentó que será de nuestro interés. Unas formaciones que sir. y Caño de la Arañero. Sa. hasta el limos de la población por la calle de Las Cerro de Santa Bárbara (660 m). erosión ha originado en el granito que El recorrido de vuelta lo realiza­ se nos muestran como si fueran enor.precauciones máxime si tenemos que dras están a ras de suelo.vel de esta bajada supone pasar de los see ya que basta con desviarse unos 508 metros de altitud que posee la Pecuantos metros para toparse con luga. DESNIVEL: 122 metros.na manera para terminar esta ruta seonados como reposaderos y que ría pasear tranquilamente por el casco nosotros aprovechamos como impro. una plaza también conocida co.ña de la Vela a los menos de 200 meres de gran belleza natural.dores.censo para el cual no existe ni camino sura de los parajes que se atraviesan y ni senda alguna.a través de varios senderos.desniveles tan pronunciados como el servar las formas redondeadas que la de esta zona. SUGERENCIAS: Aprovechar el inicio o el final de la ruta para acercarse hasta el Cerro de San Pedro y disfrutar allí de la vista de la localidad y sus alrededores.tramos de manera inequívoca con la go de pelota de Hinojosa de Fuente del Juncal.

El recorrido. Este cauce suele disponer de un curso reducido pero constante de agua excepto en la época de estío donde el caudal se ve bruscamente afectado como todos los cauces de la zona. desde la parte izquierda de nuestra marcha. Esta curva es uno de los mejores miradores que encontramos en este punto. El paisaje que contemplamos es la típica estampa del oeste salmantino donde las tierras se muestran cercadas por los muros o cortinas de piedra levantadas por to­ das los sitios y que constituyen una parte importante de la arquitectura tra­ dicional de esta zo­ na. Los campos cercados son cono­ cidos también co­ mo "porciones" y se utilizan para servir de pastizal a ovejas o cabras que pueden surgir en cualquier momento a lo largo del recorrído ya que es frecuente toparnos con estos animales en los alrededores de la localidad. Tras disfrutar de esta panorámica tenemos que abandonar el mirador para proseguir con nuestra ruta usando para ello la senda que se intuye ante nosotros. surge una pequeña vereda que conduce al Caño de la Arañera y que emplearemos para refrescarnos tras lo cual deberemos desandar el tramo para reincorporarnos a nuestro camino originario. Inmediatamente después de superar la vía férrea retomamos núestro camino y. el camino afronta un considerable tramo recto que desemboca en la línea férrea que parte de la estación de Hinojosa y llega hasta La Fregeneda. El camino sigue avanzando hasta que llegamos a una bifurcación en la que debemos proseguir por el camino que aparece a nuestra izquierda. Una vez que alcanzamos la Fuente del Juncal. una vía sin uso en la actualidad. desde allí veremos cómo el río Huebra se aproxima hacia nosotros por la derecha recibiendo la aportación de caudal del arroyo del Garranchal. en este tramo. Una vez que haya­ mos visitado el ce­ rro debemos regre­ sar al camino que hemos empleado para salir de Hinojosa de Duero. apenas hemos recorrido unos metros. Una vez que hemos dejado atrás este arroyo nos encaminamos hacia la última parte del recorrido de esta ruta: la Cabeza de Moncalvo.mica de la zona. El arroyo de la Magdalena nace en la parte derecha de la vía férrea y se acerca a nosotros de derecha a izquierda hasta que cruza por completo nuestro camino. La mejor manera de completar la ruta es localizar la elevación del Moncalvo y dirigir hacia allí nuestros pasos empleando los tramos o sendas que juzguemos más adecuados. comprobamos que. se presenta sin ningún tipo de dificultad ya que el camino es liso y no ofrece problemas para el caminante ni para el uso de bici­ cletas de montaña. En breves momentos nos toparemos con un pequeño puente que atraviesa el arroyo de la Magdalena tambien conocido como arroyo de la Arañera. Inmediatamente notaremos que este camino se estrecha de manera progresiva hasta que termina por convertirse en una senda medio abandonada que aparece y desaparece continuamente entre berrocales y matas de arbustos. una fuente que encontramos a la izquierda de nuestro sentído de avance. Antes de que el camino desaparezca del todo realiza una curva cerrada que nos encamina hacia la cumbre del cerro. .

por la parte izquierda. . Restos como estelas.por las cercas y los berrocales.obleas. Lo más relevante rices. una vista que nos permite ferenciar la presencia de chumberas. cosa que ocurre a escasa dis. debemos fijarnos. en primer lu. en la vista tranquila y hermosa que La ruta de la Cabeza del Moncalofrece ante nosotros el río Huebra di. columnas o del Moncalvo.cado entre las características paredes templamos. una de granito pulidas a través de los siglos panorámica de toda la zona de Hinojosa por la acción del agua.la presencia romana en estas tierras. Si se es amigo de los dulces no dedicarnos a conocer los restos roma. Por la parte derecha los mismos lugares que hemos empleveremos el avance del río Huebra que ado en la ida.Las Arribes. concluir esta ruta es reponer fuerzas Una vez que hemos satisfecho degustando el excelente queso que se nuestra curiosidad por el paisaje y los elabora en la localidad de Hinojosa de valores naturales de la zona podemos Duero. La veplar desde nuestra atalaya. Tampoco es exde Duero pudiendo distinguir algunos traño que nos topemos con algún que de los monumentos más importantes otro buitre que sobrevuela cansinade esta localidad como son su ermita mente la zona en busca de alimento.olivillas o almaces. de toda la ruta radica en la visión asomEl segundo mirador de este cerro lo brosa del encajonamiento del río Huelocalizamos en la zona izquierda de la bra que se aproxima al Duero enmarCabeza del Moncalvo y desde allí con. situado a 538 metros de muros de sillería sirven para demostrar altitud. gar. Desde los miradores podemos di­ este cerro.Cuando hayamos coronado la Cabeza rro. Una excelente manera de marcha en busca del Duero.podemos dejar de probar las típicas nos ubicados en la cumbre de este ce. contemplar el río frente a nuestras na.vo nos permite acercarnos a variospairigiéndose hacia su desembocadura en sajes tradicionales de la comarca sur de el Duero. que corona el Cerro de San Pedro o la El camino de regreso se realiza por iglesia parroquial. un paisaje caracterizado tanda de allí y que se puede contem. La mejor getación que surge en este recorrido vista del río Huebra se obtiene en una es sobre todo la propia del monte baplataforma ubicada en la cumbre de jo.

Rudilleguada ubicado en mitad del pa­ ra localizar el conocido como camino raje conocido como Martín Román y de Pedro Martín que se presenta ante situado frente a la zona de Valdejarrenosotros en el lado izquierdo de la ca. El recorrido en este primer tramo es muy sencillo ya que nos viene perfectamente marcado por la carretera. TIPO DE CAMINO: Carretera. DESNIVEL: 300 metros.ra. es el Caño de darías que parten de esta carretera pa. El caño o fuente de Rudilleguada rretera. más o menos dos kilómetros está situado a la derecha del camino.do dotado de un caño. después de pasar la línea férrea. AGUA POTABLE: NO es recomendable utilizar la de los caños y arroyos que se nos presentan a lo largo de todo el recorrido ya que suelen ser utilizados como abrevadero para el ganado. Busque los molinos típicos de la zona a medida que se acerque a la ribera del Camaces. Si el tiempo es húmedo extreme las precauciones durante la parte final del recorrido ya que los resbalones y caídas pueden convertirse en algo frecuente y molesto. Poco después de periodos de lluvias para que el cauce del Camaces sea lo más abundante posible. Caño de Rudilleguada . Media en la parte final. pareamos el vehículo dentro del casco urbano de Hinojosa de Duero y abandonamos la localidad utilizando la carretera que une a este municipio con el vecino de Saucelle.DISTANCIA TOTAL: 11 kilómetros. Es recomendable que una dando mucho localizaremos en la parvez que hayamos pasado la vía del tren te derecha del camino un pilón alargaestemos pendientes de las vías secun. DURACIÓN TOTAL: 3 horas.Caño de Rudilleguada: 35 minutos.recomendable utilizarlo para el consu* .Río Camaces: 45 minutos. No tar. un tramo recto de considerable extensión.Vía del tren: 15 minutos. Si hacemos la ruta en verano podemos encontrarnos con una imagen del Camaces bastante pobre ya que el caudal puede ser escaso. ORTOGRAFÍA: Hojas 475-1 y 449-111 escala 1:25. DIFICULTAD: Nulo en su primer tramo. casi en las inmediaciones de un peTomamos el camino de Pedro Mar. Camino de regreso: 1 hora y 30 minutos. TIEMPOS DE MARCHA: Hinojosa de Duero . A medida que avanzamos dejamos a mano derecha las piscinas municipales y a mano izquierda todo el paraje conocido como La Carbajala. usando siempre la carretera. SUGERENCIAS: No se olvide la cámara fotográfica. ÉPOCA RECOMENDADA: Primavera y otoño. TIPO DE MARCHA: Ida y vuelta.tros desde la derecha. senda y vereda.queño puente que utilizamos para crutín dejando atrás la carretera asfaltada zar un arroyo que se aproxima a nosoy adentrándonos en un camino de tie. Vía del tren .000 del Instituto Geográfico Nacional. Cuando llevemos recorrido poco más de un kilómetro nos toparemos con la vía férrea que debemos superar para encarar. El caño no es rra apto todavía para bicicletas.

El río se encuentra an.nos acercamos al río comprobaremos cia una transformación significativa ya como surgen los restos de antiguos mo­ que progresivamente se va encajando linos que utilizaban el encajonamienentre muros de piedra. el camino de.les que podemos aprovechar tanto paximidades de pequeños manantiales o ra contemplar el paisaje como para loarroyos. nuestros pasos. se estrecha forman­ te nosotros.cativos en este itinerario es el conocido nunciada.mas. estos parajes.de vez en cuando. Es con. Nosotros recomendaunos metros más allá.mo humano ya que sus principales hemos pasado de los 600 metros a que usuarios son los rebaños de cabras y está Hinojosa hasta los menos de 300 ovejas que pastan habitualmente por a que discurre el río Camaces. para llegar a él lo mejor es do unos rápidos o cachones muy inteascender a una pequeña loma ubicada.corriente para efectuar las tareas del luta.tiempos. A medida que Tras rebasar el caño. resantes de ver. en que. a escasa distancia. A partir de este punto nos son edificaciones de mediano ta­ ño es aconsejable utilizar bicicleta ya maño realizadas con piedras y que. Tras superar la escasa mino para poder regresar sin probleascensión que supone esta loma nota.to del río y la pendiente del mismo paficaciones tradicionales. Uno de los lugares más signifiremos que la bajada es mucho más pro. aprovechaban la fuerza de la saparece de manera casi total y abso. Los moliciertos tramos. a la derecha de mos que a partir de este momento sea lo que ha sido nuestro camino.el propio viajero el que improvise su veniente tener cuidado ya que desde camino ya que el paisaje ofrece varios que abandonamos Hinojosa de Duero elementos de interés aunque conviene hemos ido descendiendo sin apenas no perder la referencia de nuestro cadarnos cuenta. una serie de va menguando a causa de las escobas ruinas que bien servirían para la creaque llegan a inundarlo por completo en ción de otra ruta específica. Afortunadamente la orografía de molido del grano. otra de las edi. calizar el río Camaces. siempre colocados en las pro. A lo largo de este itinerario como Cachón de las Pilas donde el .recorrido es preciso indicar que surgen ciones típicas que abundan por Las ante nosotros varios miradores naturaArribes. Al lado de los mo­ la zona facilita la localización del río linos tenemos el río Camaces que se Camaces hacia el que debemos dirigir encuentra jalonado por fresnos y que. el camino ini. Sí podemos considerar a Antes de iniciar el último tramo del este caño como una de las construc. y su anchura ra realizar su trabajo.

TIPO DE CAMINO: La primera parte es un camino de tierra aplastada adecuado hasta para vehículos. Los más resistentes pueden ampliar el itinerario siguiendo la vereda del río hasta su desembocadura en el cauce del río Huebra. se consulte telefónicamente el caudal del río Uces. este cachón se localiza con gran facilidad desde la propia ribera fluvial. No tardamos demasiado en encontrarlo ante nuestros ojos. No se olvide la cámara fotográfica. DIFICULTAD: En el primer tramo. CARTOGRAFÍA: Hoja 422-IV escala 1:25. Para llegar hasta él únicamente debemos remontar el río durante unos cuantos metros. Señalamos como personaje destacado de la fauna de esta ribera al pito real cuya presencia se deja notar en las épocas más cálidas y agradables. Nos introducimos en un cami- . SUGERENCIAS: Recomendamos llevar un calzado alto que sujete bien el tobillo y que sea resistente al agua y a las rozaduras. DESNIVEL: 347 metros. dependiendo del estado en que se encuentre el camino. Por último recomendamos que . La panorámica del río Uces desde aquí es excelente.agua del río Camaces forma un salto natural convirtiéndose en una sucesión de blanca espuma. TIEMPOS DE MARCHA: Pereña . Explanado de la torre de tensión . Es una zona donde la vegetación es una muestra típica de la existente en Las Arribes. La segunda parte la componen pequeñas veredas. Aprovechar para contemplar el vuelo de los buitres y alimoches que habitan en las cercanías.Pozo de los Humos: 1 hora y 15 minutos. Cuando el cauce del río sea más abundante. La dificultad en el tramo de descenso a la base de la cascada puede ser alta si el día se presenta lluvioso o si el terreno está húmedo. llamando a los Ayuntamientos de Pereña o de Masueco o en su defecto a cualquier establecimiento hostelero de estas localidades. media. DISTANCIA TOTAL: 17 kilómetros. Dejamos nuestro vehículo en las proximidades del juego de pelota y enseguida vemos un cartel indicador que nos marca la dirección a seguir. Durante el destenso. AGUA POTABLE: NO tenemos caños potables en todo el recorrido aunque nos encontramos con varios abrevaderos para ganado que no son aptos para el consumo humano.000 del Instituto Geográfico Nacional. Camino de regreso: 2 horas y 30 minutos. nula.Explanada de la torre de tensión: 1 hora. TIPO DE MARCHA: Ida y vuelta. DURACIÓN TOTAL: 4 horas y 30 minutos. Por supuesto no podemos dejar de ver las pinturas rupestres de la Pallarrubia situadas en los alrededores de la explanada de la torre de alta tensión.antes de planificar la ruta. pesar de que se puede utilizar el automóvil para realizar la primera parte del recorrido nosotros recomendamos que el coche quede estacionado en el pue- blo de Pereña. aunque nuestro consejo es que esta opción no la efectúen a no ser que cuenten con la presencia de un conocedor de la zona ya que este recorrido sí presenta unas considerables dificultades. ÉPOCA RECOMENDADA: Primavera.

el trasiego de los coches sajes más tranquilos de la penillanura convierte el camino en un suplicio pa. La vegetación en el primer caracterizada por la presencia prácti. El verdadero des. El uso de bici. gracias al especial clima mediterráneo Desde que salimos de Pereña la altitud que se disfruta en toda la zona.mos visualmente de manera inmediaque las naves y casas de labor estarán ta gracias a la presencia de las enormes con nosotros durante un buen trecho. A pesar de no recomen. teando a nuestro destino que localizaEl camino deja atrás el pueblo aun.en ese punto la altitud es únicamente cletas es perfectamente compatible con de 350 m. zona tas tierras.y de la vinatería y el agreste panorama ra el caminante debido a la enorme y que conforma la ribera del río Uces.tórrales de variada índole aunque es ducen la uva con la que se elabora el conveniente poner de relieve la pre­ vino de Las Arribes.explanada de considerables dimensiodamente. El descenso se lleva a cabo nes que se identifica con facilidad gra­ de manera progresiva. ha ido disminuyendo. El asfixiante polvareda que levantan los camino de tierra se aproxima serpenautomóviles. torres de alta tensión existentes en esInmediatamente después de salir por tos parajes y que constituyen uno de los completo de la localidad el camino nos mayores problemas para las pobladointroduce en uno de los paisajes más tí. salvo en tramos El camino termina en medio de una contados en los que asciende modera.base de la cascada del Pozo de los Hu- . sencia de otras especies como naranLa realización de esta ruta supone jos y parras que habitan en esta tierra ejecutar un descenso considerable. si el día presenta afluencia de nos sirven de transición entre los paivisitantes.tramo se reduce a robles. olivos y ma­ camente exclusiva de las vides que pro. la ejecución del primer tramo de núesNuestro camino avanza de manera tro recorrido. Pasamos de los cias a la enorme torre eléctrica que en697 m del pueblo a los escasos 600 m contramos a mano izquierda.nes de rapaces que se desarrollan en espicos de esta zona: la vinatería.sirve de referencia a la hora de buscar sión situada en las inmediaciones del la vereda que nos conducirá hasta la Pozo de los Humos.cascada del Pozo de los Humos ya que ra de transitar por él. y que nos de la explanada de la torre de alta ten.sinuosa al encuentro de dos cerros que dar el uso de coche es necesario seña.superamos de manera sucesiva y que lar que.no de tierra amplio y despejado que censo se ejecuta al bajar a la base de la no presenta ninguna dificultad a la ho.

El muestra al caminante sin posibilidad de Pozo de los Humos está formado por equivocación.ya agua. A esto es conveniente añadir que se vuelve sumamente empinada en bre. En este punto debemos girar a la de piedra pulida que podemos utilizar izquierda y afrontar el inicio del des. La mismo río Uces. musgo y ma. Si prestamos atención a los aire. únidedores podremos comprobar que camente visible tras periodos de lluvias existen más torres de alta tensión pero o de cauces fuertes. La vereda continúa izquierda podemos contemplar otro peavanzando entre rocas. Recordamos de nuevo ya que son varias las veredas que par. ra la caída del agua en la cascada del Siguiendo este camino podemos pozo. a mano abrupto del terreno. El espacio a recorrer no peratura en la base de la cascada es es excesivo pero nos lleva bastante muy elevada y sofocante convirtiéntiempo debido a la pendiente (no por dose en un auténtico obstáculo a la honada pasamos de 600 m a 350 m en una ra de emprender el ascenso. llegar hasta la misma base de la casFrente a nosotros localizamos vi.que el principal peligro de esta ruta raten de este punto y que conducen a los dica en la humedad que puede existir lugares más visitados de este enclave.una impresionante cascada que cae da descubrimos que todavía no pode. Lo que sí transforma en espuma debido a la vioes perceptible ya es el ruido que gene. Esta segunda caída de .primera cascada que encontramos. en el suelo y que dificulta muchísimo aunque lo cierto es que dichas veredas cualquier tipo de movimiento por lo suelen estar comunicadas entre sí. Es conveniente tener cuidado a la cascada.si la época escogida es calurosa.desde más de 50 metros de altura y cu­ inos ver la cascada del Pozo de los Hu. la temves momentos.mos. se mos ni tampoco el río Uces. La lahabitualmente no dispone de cauce de guna está cercada por enormes moles agua.laguna que recoge el agua y la eneadría pasar por una torrentera ya que mina de nuevo al cauce del río.cada donde encontramos una pequeña sualmente una cascada menor que po.lencia de la caída. no es nuestro ob­ la que nosotros tomamos como re. procedente del río Uces. La que es preciso extremar las precaucionuestra se localiza con facilidad ya que nes. Situados en la explana.para acercarnos todo lo que podamos censo.queño salto de agua originado por el torral bajo que dificultan el avance. distancia relativamente corta) y a lo Tras la cascada principal.jetivo final ya que éste se muestra en ferencia sobresale de todas ellas y se cuanto descendemos un poco más.

agua es mucho más pequeña y menos de las enormes rocas que circundan esespectacular que la principal pero aún te enclave, es hora de afrontar el asasí es recomendable salvar la poca dis- censo que se va a convertir en tarea latancia que las separa para visitarla. El boriosa a causa de la pendiente. Las ruido que provocan los dos saltos de personas que lo deseen pueden ampliar agua es ensordecedor casi siempre» de la excursión siguiendo el cauce del río manera especial si nuestra visita coin- Uces a partir de la laguna formada por cide con una época de crecida en el cau- la cascada, una opción que presenta dal del río Uces. La cuantía del caudal serias dificultades debido a lo abrupto es muy importante para que nuestra ex- del terreno, cursión sea un éxito por lo que es recoNo podemos dar por concluida la mendable consultar telefónicamente con excursión sin visitar las pinturas ni­ el ayuntamiento de Pereña o con el de pestres de Pallarrubia ubicada en el reMasueco el estado que presenta el río. pecho rocoso situada justo debajo de La vista desde la laguna es impresionante yaque nos encontramos en el fondo de un inmenso hoyo de piedra dotado de una paredes graníticas prácticamente verticales, en las que anidan buitres leonados, alimoches y algunos buhos; animales a los que no es difícil ver sobrevolando la zona a la busqueda de comida. Las paredes casi siempre ofrecen una vegetación compuesta por matorral y algunos árboles como encinas o robles. una de las torres de alta tensión. La localización de estas pinturas suele lievar su tiempo por lo que lo más recomendable es dar varias vueltas a la torre eléctrica ampliado poco a poco el diámetro de cada vuelta. Las pinturas muestran un arte primitivo en el que se aprecian figuras humanas, cruces y símbolos diversos dibujados con pinturas roja y negra. Muchos autores aseguran que estas pinturas hay que reladonarlas con la singularidad del Pozo

la torre eléctrica podemos comprobar cómo el río Uces avanza, con paso calmoso, atravesando un tranquilo valle hasta que surge de manera inesperada la depresión de terreno por la que se precipita el río formando la sorprendente cascada de agua. La visión de cómo el río Uces quiebra su curso es una de las más hermosas y representativas que podemos encontrar en todo el enclave de Las Arribes. El camino de regreso lo efectúa-

mos por los mismos caminos que hemos empleado para realizar el de la ida. El regreso, una vez ejecutada la ascensión del Pozo de los Humos que es el tramo más laborioso, no ofrece ninguna complicación, Una buena manera de dar por concluida esta ruta puede ser dedicar unos minutos para visitar la ermita de Pereña, una edificación que está situada a la derecha de la entrada del pueblo que nosotros afrontamos en el camino de regreso.

En principio se puede practicar el de los Humos y afirman que los hombaño en la laguna pero esta opción no bres primitivos consideraban este enla recomendamos ya que las aguas del clave como un santuario, río Uces pueden poseer un cierto graAntes de regresar a Pereña echa­ do de contaminación a pesar de los úl- mos un último vistazo al Pozo de los timos trabajos que se han llevado a ca- Humos procurando centrar nuestra bo para su limpieza. atención en el contraste tan brusco que Una vez que se completa la visita la cascada provoca en el tranquilo cauy tras haber descansado sobre alguna ce del río Uces. Desde la explanada de

DISTANCIA TOTAL: 8 kilómetros. DURACIÓN TOTAL: 2 horas. TIPO DE MARCHA: Ido y vuelto.

TIEMPOS DE MARCHA: Pereña - Ermita de Nuestra Señora del (astillo: 50 minutos. Ermita de Nuestra Señora del Castillo - Alto de Fuente Santa: 10 minutos. Camino de regreso: 1 hora.
DESNIVEL: 90 metros. DIFICULTAD: Nula.

TlPO DE CAMINO: Camino cimentado hasta la ermita. Desde la ermita hasta Fuente Santa no hay

t

camino alguno.

AGUA POTABLE: No hay durante el camino aunque si al final del mismo, el manantial de Fuente Santa.

lante hasta llegar a la salida del pueblo donde encontraremos una señal indi­ cadora que marca la dirección de la er­ mita. El camino se transforma en una ca­ mino cimentado, un pequeño camino que ha sido completamente urbaniza­ do haciendo uso del cemento lo que permite la utilización del automóvil para acceder hasta la propia ermita. En breves instantes dejamos el pueblo de Pereña atrás y nos introducimos de lle­ no en los dominios de la vinatería, un paisaje inundado por los viñedos. A medida que avanzamos dejaremos a mano izquierda la nave de la Coope­ rativa de vinos "Nuestra Señora del Castillo". El camino avanza serpenteando li­ geramente mientras bordea una pe­ queña elevación conocida como el Te­ so de la Villalba que dejamos a mano izquierda. Durante esta parte nuestro recorrido no ofrece ninguna dificul­ tad y podemos aprovechar para con­ templar el paisaje tradicional de esta zona caracterizado por la división de las tierras mediante rústicas cercas de piedra y la construcción de pequeños chozos de piedra que se usaban tanto para guarecerse de las inclemencias meteorológicas como para almacenar los aperos. El camino se vuelve más tortuoso desde que comienza la as­ censión hacia la ermita de Nuestra Se-

ÉPOCA RECOMENDADA: Cualquier ¿poca del año es buena. Preferiblemente en primavera o a principios del otoño. También es buen momento el día de la fiesta: el 14 de mayo. SUGERENCIAS: Es un recorrido en el que apenas hay sombra alguna durante todo el camino. Aconsejamos estar pendientes en todo momento de la presencia de aves rapaces, especialmente buitres, que pueden aparecer en cualquier momento. Es recomendable que la visita a la ermita se realice con calma lo mismo que a la casa del ermitaño (en cuyas paredes podemos descubrir una estela). Debemos prestar atención a la bella imagen que crea el Duero al superar la cerrada curva del Picón de la Tabla. No olvidar que, desde la cima, tenemos ante nosotros las hermosas tierras portuguesas. CARTOGRAFÍA: Hojas 422-11 y 422-IV escala 1:25.000 del Instituto Geográfico Nacional.

I punto de partida de este itinerario es el pueblo de Pereña. Dejaremos el coche en el juego de pelota y ascenderemos por la calle principal hasta que aleancemos la plaza del Ayuntamiento en cuyo centro se alza la iglesia parro-

quial de Santa María, obra del siglo xvi, que debemos rodear para introducirnos por la calleja que sale de su lateral. Antes de avanzar es recomendable que nos fijemos en el antiguo arco de piedra que surge de uno de los laterales del Ayuntamiento. Seguimos ade­

ñora del Castillo situada a 688 m de al- pequeña edificación conocida como la titud, una ascensión cuya principal di- casa del ermitaño que posee, empotraficultad para el caminante radica en la da en una de sus paredes, una estela pofuerte pendiente de la subida que se siblemente de facturación romana, complica con la existencia de varias Rodeamos la ermita hasta situarnos curvas cerradas, curvas que podemos frente a su puerta principal para locaemplear como improvisados mirado- lizar el mirador que nos permitirá co­ res. El esfuerzo se ve recompensado nocer una de las vistas más hermosas con las panorámicas maravillosas que de nuestras rutas: El río Duero quien, obtenemos desde las distintas curvas tras superar la curva cerrada del Picón de nuestra ascensión. A punto de co- de la Tabla situado en el extremo deronar la cima, nos encontramos con recho, avanza hacia nosotros en medio una curva cerrada hacia la izquierda de un impresionante cañón fluvial de que podemos emplear para tener núes- paredes casi verticales. Frente a nosotro primer contacto con el río Duero tros se encuentran las portuguesas tieque bordea este monte. Todo el cami- rras de Peredo da Bemposta cuyas ca­ no de ascenso se convierte en un pro- sas podemos localizar si el día es claro, longado mirador que nos muestra el El Picón de la Tabla es un antiguo entorno que rodea a la localidad de paso fronterizo empleado por los conPereña además de permitirnos locali- trabandistas que durante lustros han zar algunos de los municipios cerca- ejercido su trabajo en estas tierras, nos. Nuestra ruta todavía no ha conDurante la subida sólo podemos cluido ya que, en las inmediaciones de ver al río Duero que se encamina ha- la ermita, tras la casa del ermitaño, te­ da la curva del Picón de la Tabla. nemos la pequeña y escarpada elevaLa subida se completa poco des- ción de Fuente Santa. Un pequeño enpués de esta parada y se alza ante no- clave rocoso rodeado de zarzas, sotros la ermita de Nuestra Señora del endrinos y maleza. El camino hacia la Castillo ubicada en medio de una ex- Fuente Santa es inexistente por lo que planada y rodeada de fresnos. La er- debemos ir improvisando nuestra vemita está enclavada sobre un antiguo reda. El trayecto no dura mucho, decastro prehistórico aunque también se pendiendo de la habilidad de cada uno, han encontrado vestigios romanos y y una vez coronado esta elevación poceltas en sus inmediaciones. En el eos- demos disfrutar de una nueva perstado derecho de la ermita tenemos una pectiva del río Duero a la que hay que

Desde el Alto de Fuente San. ta ruta puede ser dedicar un tiempo a El Duero avanza pacíficamente.ñas dos kilómetros de distancia. Una que ha horadado el río a lo largo de mi.de Pereña.mos por los mismos caminos y rumbos nantes caídas de los cañones fluviales que hemos empleado en la ida. Es un recorrido que se recomienda a personas que po­ sean cierta experiencia ya que existen tramos complicados a causa de la maleza y de la ausencia de camino. toción de Las Arribes.to que se elabora en el mismo pueblo laderos. Alta en las últimas etapas. a ruta de la Malgarrida puede realizarse de dos maneras.Majada de San Juan: 35 minutos. sobre agua clara y fría.Casa de Malgarrida: 15 minutos. a la curva poner fuerzas debemos localizar el ma. ÉPOCA RECOMENDABLE: Primavera y otoño. Majada de Suco Zarzoso . DURACIÓN TOTAL: 4 horas y 15 minutos. Casa de Malgarrida . TIPO DE CAMINO: Camino.buena manera de dar por concluida esles de años. tienden las vecinas tierras de Portugal El camino de regreso lo efectuade las que nos separan las impresio. Es una nantial que aparece en la parte umbría opción que no recomendamos ya que de este cerro y que nos proporciona un la zona es escarpada y peligrosa. situado en la carretera que se dirige a Saucelle. todo porque se lleva a cabo un desLa vista del Duero desde el Alto de censo que va desde los 718 m del AlFuente Santa es de la más hermosas to de Fuente Santa hasta los menos de que encontraremos en todo el espacio 350 m de la ribera y todo ello en apede Las Arribes. Majada de San Juan .ta podemos intentar aproximarnos. Camino de regreso: 2 horas y 15 minutos. El punto final de esta ruta nos permite acceder a una hermosa vista del río Huebra.000 del Instituto Geográfico Nacional.Majada de Suco Zarzoso: 50 minutos. SUGERENCIAS: Llevar cámara fotográfica. degustar las especialidades de esta zoatrapado por las moles de granito que na. Nuestro punto de partida es el pequeño recodo de la carretera a SauceHe donde hemos dejado aparcado núes- .do lo que nos sea posible. senda y campo traviesa. Hemos optado por la segunda posibilidad aunque las personas que se vean con fuerzas pueden hacer todo el trayecto a pie en cuyo caso la distancia total de la ruta ascendería a más de 40 kilómetros. La segunda opción nos permite efectuar este tramo en automóvil y dejarlo estacionado en un pe- queño recodo de la carretera que en­ contramos en las inmediaciones del puente Nuevo. La primera consistiría en dejar aparcado nuestro coche en la localidad de Hinojosa de Duero y recorrer a pie los casi 15 kilómetros que separan esta localidad del puente Nuevo. DISTANCIA TOTAL: 13 kilómetros. Si queremos re. destacando entre todas el vino tinconstituyen las paredes de estos desfi. TIPO DE MARCHA: Ida y vuelta. TIEMPOS DE MARCHA: Puente del Ojo . AGUA POTABLE: En el pueblo de Hinojosa del Duero.Castillo de Malgarrida: 30 minutos. CARTOGRAFÍA: Hoja 449-111 escala 1:25. DESNIVEL: 300 metros. DIFICULTAD: Media en el primer tramo. En la mitad del recorrido encontraremos algunas fuentes y manantiales pero no aconsejamos su uso para el consumo humano ya que la ganado que pasta en esta zona suele utilizarlos como abrevaderos.sumar la vista de una considerable por. Ante nosotros se ex.que crea el Picón de la Tabla.

matorrales bajos y de escobas.para lo cual iniciamos un ligero asten acceder a vistas diferentes del río censo. nuestro camino graníticas de altura variable. Uno de los valores printe es un excelente punto para abando.tro coche. El Puente antes del puente Nuevo que cruza el río del Ojo era utilizado por los rebaños de Camaces. Tras hatros a que está el puente Nuevo y su. extremando las la arquitectura tradicional y popular de precauciones ya que es un paraje ro. muestras entre las que des- . un cambio mendamos encarecidamente que se ex.miento. Las majadas eran los lugares donde A medida que avanzamos pode. Desde la izquierda de este mimuchos de ellos no son más que sim.zar en el horizonte el municipio de diendo en altitud hasta llegar a los Saucelle además de ubicar la. Hería que podemos emplear perfectaUna vez que hemos atravesado el puente surge ante nosotros un camino coso. Huebra mientras que desde la derecha La realización de esta ruta nos va vemos el tramo descendente del río a suponer ejecutar una parte de la mis. Cuando todavía no nos hemos que discurre encajonado entre paredes alejado mucho del río.antiguamente se recogían los pastores mos comprobar que el río Camaces He.rador podemos intuir la cercanía del río pies peñas que coronan precipicios. A partir de este punto Zarzoso desde la cual podemos localitodo el camino lo haremos deseen. Podurante un buen trecho.nos topamos con la Majada de Suco jada de San Juan.ber recorrido un tramo considerable bimos hasta los casi 670 m de la Ma. una construcción de la que marcha y contemplarlo con deteniquedan en pie restos de un arco de si. un recodo que localizamos mente para atravesar el río. presencia del río Huebra. El camino lo co a poco nos vamos alejando del caupodemos abandonar en cualquier mo.bruscamente de dirección.norama regresamos a nuestro camino do del Camaces remontando su cauce para proseguir adelante con la ruta. És. los 400 m de la ribera del Huebra. Tras contemplar este bello pade tierra que sigue el margen izquier. Partimos de los 473 me. Nuestro camino continúa as­ ma ascendiendo para volver a bajar cendiendo poco a poco. Abandonamos la carretera ganado y por las personas para vadear por el lado derecho y seguimos el río el cauce del río hasta que se levantó el Camaces ascendiendo por su curso puente Nuevo. el antiguo puente posee hasta que nos topemos con el Puente entidad suficiente para detener nuestra del Ojo.esta zona.cipales de esta ruta radica en la posinar momentáneamente el camino y bilidad de conocer varias muestras de acercarnos a la ribera.junto con sus rebaños cuando la noche va a cabo una cerrada curva en la que o el mal tiempo les sorprendía en micambia bruscamente de dirección.ce del Camaces en busca de la Maja­ mente para aprovechar la multitud de da de Suco Zarzoso o de Surco Zarzoso miradores que se nos ofrecen y permi. rodeados de poco después. realiza un giro importante cambiando Desde el primer momento reco. cada vez 600 m del Castillo de Malgarrida o a más cercana.tad del campo.Camaces.que nos permite aprovechar uno de los tremen las precauciones a la hora de primeros miradores importantes de es­ aproximarse a estos miradores ya que ta ruta.

las majadas o los chozos. El paraje del Castillo de Mal­ ta ver su unión con el Huebra aunque garrida posee dos miradores especialesto nos desviaría notablemente de mente importantes dada la calidad de nuestro objetivo. lo largo de nuestro recorrido. Desde rrumpido por una cerrada curva. El mirador En las proximidades de la Majada de la parte derecha nos permite con­ de San Juan existe un mirador desde el templar el placentero cauce del río cuál podemos ver en todo su esplendor Huebra que se ve bruscamente inteal río Huebra frente a nosotros. y podemos utilizarlo representativo de lo que fueron los como variante de esta ruta ya que es asentamientos primigenios en estos teposible seguir el curso del arroyo has. El teDejamos atrás la Majada de San rreno desciende suavemente y nuestro Juan para dirigirnos hacia la casa de sendero comienza a desdibujarse pau. las vistas que nos ofrecen. Des­ este mirador es conveniente localizar de el mirador izquierdo vemos cómo el el objetivo final de nuestro recorrido ya río se aleja de nosotros encajado en el que esto nos va a facilitar la orientación típico cañón fluvial. ya que aquí existe un castro en el río Huebra. Desde la casa de MalSan Juan aunque previamente hemos garrida sólo nos queda otro kilómetro "tenido que atravesar el arroyo de la para llega hasta el Castillo de MalgaCañada de San Juan que sirve de indi. una panorámica de la unión del arroUna vez que hemos llegado a la yo de la Cañada de San Juan con el río Majada de Suco Zarzoso enfilamos Huebra que merece la pena disfrutar nuestros pasos hacia la Majada de San con calma.rrenos. En poco más de un metro de distancia.rrida donde podemos encontrar los ras­ cador de la cercanía de la majada del tros de los primeros pobladores de esmismo nombre. los cabanaEl mirador de la Majada de San les. De todos Juan también nos ofrece. Juan situada a escasa distancia. tras realizar una likilómetro alcanzamos la Majada de gera ascensión.tacan los muros de piedra.por lo que es recomendable realizarlo te densos. pequeña edificación en latinamente ante el empuje de las es.Malgarrida. durante el último tramo en el que prácLa ruta de Malgarrida es un recoticamente no existe el camino y las nido complicado y difícil de efectuar zarzas y matorrales son especialmen. si dirigimos ellos encontramos varios ejemplos a nuestra vista hacia la parte izquierda.estado ruinoso situada a medio kilócobas y matorrales. con personas que conozcan el terreno . El arroyo desemboca tas tierras.

para lo cual la mejor solución es pedir pleado en la ida. Es uno dremos visitar la ermita y el Cerro de de los pocos lugares que van quedando San Pedro. hacemos de un tirón. DURACIÓN TOTAL: 1 hora y 40 minutos.te el avance sosegado del río Camaces garrida es quizá una de las más en las cercanías del puente Nuevo.esta pequeña localidad.hasta Hinojosa de Duero donde posencia de caminos transitables. es casi obligatorio degustar el El camino de regreso lo efectuamos queso y las obleas que se fabrican en por los mismos puntos que hemos em. TIPO DE CAMINO: AGUA POTABLE: E n puridad esta ruta debería atravesamos los puentes y túneles caestar unida a la que parte racterísücos de esta zona. ÉPOCA RECOMENDADA: Primavera y los días calidos del otoño.Puente de la Rivera de Froya: 1 hora.ruta es utilizar el coche y acercarnos ta masiva de turistas debido a la au.lizar esta ruta podría ser dedicar el tiemde se nos proporcionarán todos los da.000 del Instituto Geográfico Nacional.po preciso a contemplar detenidamentos que necesitemos.Carretera de Saucelle: 20 minutos. No obstande La Fregeneda compar. Puente de la Rivera de Froya .te la ruta nos ofrece un gran atractivo tiendo la misma vía férrea. Conviene prestar atención al estado de la vía para evitar tropezones no deseados. Es una ruta que no tiene muchos tramos de sombra.junto de la línea férrea esté en trámide la estación de La Fregeneda. CARTOGRAFÍA: Hojas 475-1 y 449-111 escala 1:25.quial.tinuo a través del cual tenemos acceso puestas independientes a causa de la a un conocimiento amplio de los aireconsiderable extensión que tendría si la dedores de Hinojosa de Duero. TIPO DE MARCHA: DIFICULTAD: Nula. Al y abandono. pero he.ya que se convierte en un mirador conmos preferido dividirla en dos pro. DISTANCIA TOTAL: 9 kilómetros. ha motivado que el con­ contrario que en la ruta que parte des. DESNIVEL: 100 metros. Es preferible escoger un día despejado y luminoso.Estación del ferrocarril de La Fregeneda: 15 minutos. SUGERENCIAS: NO pueden faltar ni los prismáticos ni la cámara de fotos. Lineal. Carretera de Saucelle . Vía férrea en desuso. actualmente en completo desuso regresar hasta el punto de partida. TIEMPOS DE MARCHA: Estación del ferrocarril de Hinojosa de Duero . La ruta de Mal. Por su­ dado estacionado en épocas pasadas. acercarnos hasta la fuente ro­ ca sensación de que el tiempo ha que.mana de la Fuente de Atrás. En Hinojosa de Duero. puesto. su discreta iglesia parroen esta zona donde se tiene la auténti. hermosas que pueden realizarse ya que Otra posibilidad para acabar esta el paraje todavía no ha sufrido la visi. aquí no tes para ser declarado como Bien de In- . Una manera de finaayuda en la localidad de Hinojosa don. ya que nos colóLa calidad e importancia de los túcaríamos en los 27 kilómetros a los neles y puentes de esta antigua vía del que hay que añadir los que suponen tren.

Estacionamos nuestro vehículo en el casco urbano de Hinojosa de Duero recomendando pa­ ra ello la plaza don­ de para el autobús.atraviesa la carretera y se dirige hacia dades de La Fuente de San Esteban y uno de los primeros miradores de este el municipio portugués de Barca d'Al.dejar el edificio de la estación a mano nicipio.eje que les permite adaptarse a las vi­ ves de un camino de tierra apto para co.puede disfrutar de ellas debido a razotad ya que se haya perfectamente nes incomprensibles que condujeron a señalizado. ya que allí existe un pequeño espacio destinado al apar­ camiento de auto­ móviles. Por la .es conveniente recordar que debemos te conocer los alrededores de este mu. El tramo más llamati­ vo es el que parte de La Fregeneda y llega hasta el puen­ te internacional que une a España y Por­ tugal.derecha ya que de lo contrario nuestra norámíca del pueblo con la ermita de dirección en vez de acercarnos a Las San Pedro y el monumento al Sagrado Arribes nos llevaría en sentido conCorazón como fondo destacado. La vía nes en 1985. La línea unía las locali. localizarla y el recorrido se convierte A la hora de iniciar nuestra marcha en un agradable paseo que nos permi. pone esfuerzo alguno para el camiLa estación del ferrocarril esta nante. La estación no es difícil su cierre. Por el lado derecho de la vía divisamos la elevación del cerro de Santa Bárbara y parte de la localidad de Hinojosa de Duero.contemplar una hermosa panorámica geneda.avistaremos en pocos minutos.ble y la realización de esta ruta no sucinas municipales a nuestra izquierda.itinerario que encontramos un poco anba a través de casi 78 kilómetros que tes de alcanzar el kilómetro 55 de la vía atravesaban. Avanzamos al encuentro de la esEl estado de la vía es muy aceptatación del ferrocarril dejando las pis. Desde la estacalidad portuguesa de Barca d'Alva. Desde este mirador podemos pios de Hinojosa de Duero y La Fre.lí. además de ofrecernos una pa.as del tren) aunque actualmente no se ches y que no ofrece ninguna dificul.ción de Hinojosa partimos en direcnea que fue inaugurada en 1887 y se ción a la carretera de Saucelle que cerró definitivamente al tráfico de tre. entre otros. permitiéndole conocer a la construida a la altura del kilómetro 52 perfección el paisaje que compone esde la línea férrea que se dirige a la lo.elalmezylaolivillaademás de todo un amplio conjunto de matorrales variados. Una de las propuestas más innovadora en estos parajes fue la puesta en marcha de la biclonetas (dos bicicletas de montaña unidas por un diante muros de piedra y aderezados porlaencina.ta zona de Las Arribes. trario. presidida por los campos cercados meEl cierre de la línea supuso la apertura de nuevas vías para su explotación como puede ser el turismo y el senderismo. Abando­ namos la plaza a través de una de las calles principales que nos lleva hacia el albergue juvenil desde donde nos encaminamos a la antigua estación del ferrocarril de esta localidad. los munici.del tren.teres Cultural. La esta­ ción se encuentra en las afueras del municipio y llegamos hasta ella a tra. que es el verdadero punto de partida de nuestro itinerario.

la estación del ferrocarril de podemos utilizar perfectamente como La Fregeneda esta situada a menos de mirador pero lo más atractivo de la ru. al salto de Saucelle.ta ruta es reponer fuerzas en la localigamos tras haber recorrido 8 kilómetros dad de Hinojosa de Duero.parle derecha podemos observar un ex. En primer lugar teñe. de los del Duero y sus afluentes mayores.diferentes paisajes que esta tierra oire­ mos que atravesar el puente de Las Ma. en especial su exquisito el mismo nombre. jadas creado para permitir la confluen.destruido por los propios lugareños que templar los alrededores de la localidad estaban hartos de los abusos de su de Hinojosa centrando la vista. do necesariamente uso de los prismaTampoco podemos dejar este muticos. de donde no de este itinerario. hacien. aunque éstos son más discretos que bordea el Cerro de Santa Bárbara. tra muy cerca ya que.El final de nuestra ruta se encuencorrido recto tras apenas un kilómetro.señor. El tramo que separa pero es conveniente que sepa que de a los dos puentes entre sí está plagado hacerlo se enfrenta a un extenso reco­ de vistas muy hermosas donde apare. El puente de Rivera se puede marchar uno sin visitar la erde Froya abre ante nosotros una vista mita de San Pedro que se levantó con sumamente atractiva ya que desde el la. 660 metros de altitud.nido. un cauunidad de relieve conocida como pe.un kilómetro de aquí. un cauce de agua al que lie. habituales cañones graníticos que se La vía del tren realiza a partir de observan de maravilla desde este puneste punto una curva importante que to. ta radica en los dos puentes que salva La ruta no ofrece grandes compu­ ta vía: el Puente de Las Majadas y el de caciones pero nos permite conocer los Rivera de Froya. ce un protagonista importante el RiveUna buena manera de finalizar esra de Froya. tras superar el Cualquier punto de este itinerario puente.los restos de un antiguo castillo feudal do izquierdo del mismo podemos con. para retomar el re. .ce a los visitantes.Si el caminante lo desea puede se­ ria en este punto de la vía del tren y de guir adelante empalmando esta ruta la carretera que conduce directamente con la que proponemos a continuación. Por el lado derecho queso.ce que discurre encajonado entre los nillanura.vemos como el cauce de agua se aleja tenso paraje que pertenece todo él a la en dirección hacia el río Duero. en la ermita de San Pedro que se nicipio sin probar los productos típicos encuentra coronando el cerro que lleva de la zona.

DURACIÓN TOTAL: 5 horas. con lo que el olor es muy molesto. aunque necesitan una inmediata reparación en ciertos tramos. DIFICULTAD: Media.000 individuos. TIEMPOS DE MARCHA: Estación del Ferrocarril de La Fregeneda . Para llegar a ella es preciso tomar un camino. Es muy hermosa.000 del Instituto Geográfico Nacional. TIPO DE MARCHA: Lineal.475 y 448-Bis. sobre todo. sobre todo en determinados túneles. la estación del ferrocarril de La Fregeneda. uestra ruta parte de la estación del ferrocarril de La Fregeneda. Puente de Los Riscos .Puente de Los Riscos: 50 minutos. que pueden llegar a alcanzar una altura considerable. Puente Morgado • Puente del Lugar: 1 hora y 15 minutos. AGUA POTABLE: NO hay en todo el recorrido. TIPO DE CAMINO: Vía férrea en desuso.Puente Morgardo: 1 hora y 20 minutos. durante el mes de febrero cuando los almendros florecen y se muestran al caminante en los laderas que bordean toda la línea del tren. Es preciso que el caminante respete al máximo estas colonias de animales. ÉPOCA RECOMENDADA: Primavera. que el vehículo se deje es­ tacionado dentro del casco urbano de La Fregeneda. La protec­ ción de estos animales y la necesidad de desarrollo turístico que demanda la zona se ha convertido en un problema importante y delicado. como hacemos siempre.Puente Internacional Rio Águeda: 1 hora y 40 minutos. una edificación que debemos dejar a mano derecha una vez que nos Nuestro camino se inicia a partir de hayamos colocado sobre la vía del tren. poseen un valor cultural que ha permitido la tramitación de su declaración como Bien de Interés Cultural con categoría de monumento. Alta en algunos tramos. No se olvide la cámara fotográfica. SUGERENCIAS: ES necesario llevar linternas para atravesar los túneles. La ruta ofrece muchos atractivos destacando entre todos ellos la presencia de múltiples puentes y los túneles que atraviesa la línea férrea. Debido a la mala conservación de algunos tramos de la vía es preciso recomendar que se camine con precaución. Este tra­ mo podemos realizarlo en coche pero nosotros recomendamos. Además de su valor artístico es­ ta ruta cuenta con un aliciente ecológico añadido ya que en los túneles 1 y 3 se refu­ gian cinco especies de murciélagos que su­ man una población to­ tal cercana a los 10. CARTOGRAFÍA: Hojas 474. Puente del Lugar . No podemos dejar de recomendar que se admiren con calma los puentes que. . que par- te del municipio y que encontramos sin ninguna dificultad. DESNIVEL: 400 metros. de varios kilómetros de longitud. Pueden encontrar problemas en los túneles 1 y 3 debido a las colonias de murciélagos y al hecho de que desde hace tiempo no se retiran los excrementos de estos animales. El conjunto que forma esta vía férrea con sus 20 túneles y 13 puentes está en vías de convertirse en Bien de Interés Cultural con ca­ rácter de monumento una vez que la Junta de Castilla y León finali­ ce los trámites para su designación. escala 1:50.DISTANCIA TOTAL: 17 kilómetros.

Entre el que. te momento el río Águeda viajará con avanzando paralelo a la vía durante nosotros acompañándonos por la parunos cuantos metros. en cuya boca de salida está situatavo túnel se nos presenta un tramo do el puente del mismo nombre.que tiene que soportar la persona que terizado por colinas repletas de al.pontón. el as­ en la mitad de su recorrido que nos pecto del Picón del Cardo. detrás del cual descenso de altitud considerable ya que . Inmediatamente después del salida. a mano derecha.que puede vigilar el avance del cauce ción de linternas ya que.nel del Lugar. carac. mientras que abierto hasta que llegamos al túnel de a nuestra izquierda nos encontramos La Porrera.se decida a cruzarlo.mo nombre que este cuarto túnel. yo-Valiente en cuya salida está sitúa. se encuentra formando una curva de constante interés para el caminante bastante cerrada que exige la utiliza. a continuación. Entre despejado que discurre a cielo abierto el Puente de Los Poyos y el próximo y que nos ofrece la posibilidad de co.muy complicado atravesarlo.este túnel nos encontramos una hercubrir en las proximidades del río la mosa vista que nos ofrece el espectáexistencia de antiguos molinos que culo del ver cómo el río Águeda se aceraprovechaban para efectuar su trabajo ca casi hasta nuestros pies. y el túdo un túnel con otro y en el que tam. al contrario a la espera de contemplar las incorpoque en los túneles anteriores.nel del Muelle tras el que está situado poco falta la presencia de los famosos el puente internacional que permite a puentes. El túnel noveno. Atravesamos permite asomarnos al exterior y con.racteriza por ofrecernos de manera petar la presencia de estos animales en muy seguida una sucesión abundante todo momento. Detrás de la velocidad que la pendiente otorga. el túnel de Martín El tramo final de esta ruta nos haGago. el tú. ofreciéndonos una de las que es muy breve y apenas tardamos vistas más hermosas del recorrido ya unos minutos en atravesarlo.nel de Los Riscos para. El cuentra la principal población de mur. tras el cual en el túnel del Pico y después en el tú. Esta circunstancia hace que sea puente Morgado tenemos el túnel del absolutamente necesaria la utilización Poyo-Rubio. antes de que éstos de. el tu­ zando esta apertura como si de un mi. el fortísimo olor suave paisaje de La Fregeneda.río Águeda se convierte en un motivo do.limpia el interior del túnel por lo que nel de la Carretera que es el más largo se encuentra repleto de excrementos y en cuya boca de salida encontramos de los murciélagos haciendo que sea el puente Pingallo.realiza una ligera curva que nos enliente sirve de tránsito para adentrarnos frenta al túnel de La Barca. podemos disnocer.Superado este pontón llegamos al túnel do el puente del mismo nombre. te izquierda de la vía.nos topamos con el pontón Cegaviño. A partir de essu desembocadura en el río Águeda. El puente de Poyo-Va. No es extraño des. La presencia del El tercer túnel. un puente que pa. el túnel del Morga. A esta samos sin el menor problema y que situación se añade. Atravesar este túnel encontramos el puente que lleva el mis­ es muy delicado ya que en él se en.el puente del mismo nombre. A partir de este oc. Una vez que atravesamos con el río Águeda.A escasa distancia de la estación nos la administración hace tiempo que no encontramos con el primer túnel. no pode.Morgado que nos encamina hacia el gundo túnel. al lado derecho de la vía. el túnel de Las Majadas.raciones de los arroyos que existen por mos guiarnos por la luz de la boca de esta zona. utili. mendros. por vez primera hace su aparición primer túnel y el tercero podemos con. Esta alternancia perdurará nuestra vía férrea pasar a tierras porprácticamente hasta el final de la ruta. La situación actual de de túneles y puentes.frutar de un tramo de recorrido al cielo cida como El Asomadero. tuguesas.en el paisaje el río Águeda que acaba templar en el lado izquierdo de la vía de recibir el aporte de caudal proceel río Morgáez que se encamina hacia dente del río Morgáez. encontranos con el túnel de Gazaro. Seguimos adelante a través A la salida del túnel está el puente de la línea del tren y llegamos al se. el de La Porrera. este de Cega-Viña que a su salida nos pertúnel dispone de una boca o abertura mite ver.el túnel de Los Llanos para llegar hastemplar un paisaje donde predomina la ta el Puente del Lugar y poder adentípica vegetación mediterránea. sembocaran en el río Águeda. Tras este túnel la vía rador de tratase. en cuya boca de salida de una linterna. Tras el túnel de Martín Gago pasamos Este itinerario supone realizar un el túnel de La Cortina. nos mete de lleno en un tramo del ce atravesar el túnel de Las Almas. con recorrido en el que vamos empalman.yos. para complicarlo nos permite ir acostumbrándonos al todo un poco más.este mirador tenemos el puente y el tu­ ba a los arroyos.tramos en el túnel número trece.tramo que viene a continuación se caciélagos de esta zona y es preciso res.se encuentra situado el túnel de Los Ponel del Cega-Verde. De manera coneste tramo es de total dejadez ya que secutiva atravesamos el túnel de La Belleza que nos da paso al túnel del Po. la zona cono. cuarto túnel.

TIEMPOS DE MARCHA: Aldeadávila .bera y podemos aprovechar los primete de su recorrido.casco urbano de Aldeadávila de la Riche durante una buena par. ste itinerario ofrece la posi. que permanece vigilada por Bodega. DIFICULTAD: Nula.Terrón donde podemos realizar. Jerte. DURACIÓN TOTAL: 3 horas y 30 minutos. TIPO DE CAMINO: Carretera. ra de ofrecer al visitante la posibilidad la protección de las diferentes espe. erigida en el sitacada durante este trayecto que está glo xvi y poseedora de un hermoso repidiendo a voces la intervención de las tablo churrigeresco. Llano de la Bodega .lidad de La Fregeneda para visitarla mendfos en flor. hemos con. Hay que extremar las precauciones durante el tramo que realizamos a campo traviesa. Algunas de estas fuentes aparecen secas durante la mayor parte del año. DESNIVEL: 404 metros. un pequeño crucero que puede típicos de Las Arribes. 100 metros que posee el puente ínterLa ruta no quedaría completa si no nacional sobre el río Águeda. Entre las muestras artísticas que La vegetación y fauna especial de contiene esta villa es preciso señalar Las Arribes se detecta de manera des. que además dispone de un pe. La localidad de diferentes administraciones para evitar La Fregeneda no se queda atrás a la hoel deterioro de los puentes y de la vía. en los tramos cercanos a la ribera del Duero. ÉPOCA RECOMENDADA: Primavera y primeros dias del otoño.viaje de dos o tres días de duración. demos asistir. desde donde se puede ver una panorámica impresionante del Duero y de la presa de Aldeadávila. Podemos Aparcamiento localizado muy cerca recorrer las calles de este municipio del la zona conocida como Mirador para conocer la arquitectura tradicional del Fraile.Llano de la Bodega: 50 minutos. senda.nos acercamos hasta el muelle de Vega go de los 17 kilómetros de este reco.de conocer buenos ejemplos de la ar­ ries de murciélagos y la ordenación quitectura tradicional de esta zona. un mar de flores que con tranquilidad ya que este municipio se puede comparar con el paisaje de los alberga algunas muestras artísticas bascerezos florecidos en el valle del tante interesantes. a uno de los más hermosos itinerario es acercarnos hasta la locapaisajes: las laderas repletas de al. ya que son utilizadas con frecuencia por el ganado.una torre de inusitada altura para lo queño aparcamiento en las cercanías. A lo lar. Camino de regreso: 1 hora y 45 minutos. ya que existe una ros momentos para visitar su iglesia carretera que lleva hasta el Llano de la parroquial.racional del desarrollo turístico de esción de La Fregeneda a los apenas ta comarca.ampliarse ya que existe la posibilidad de templado algunos ejemplos de roco. Encontramos también varios arroyos y corrientes de agua cuya potabilidad ponemos en duda.su iglesia parroquial. Los manantiales y arroyuelos abundan en la época de lluvias. SUGERENCIAS: Recomendamos encarecidamente que se acerquen hasta el cercano Mirador del Fraile. La cámara fotográfica es recomendable que la llevemos con nosotros. si loderrido hemos atravesado los valles seamos. También es conveniente llevar unos prismáticos ya que en esta zona abundan las colonias de buitres. CARTOGRAFÍA: Hoja 422-iV escala 1:25. DISTANCIA TOTAL: 18 kilómetros.pasamos de los 500 metros de la esta.llegar hasta Oporto en barcazas en un sos cañones fluviales escarpados y po. TIPO DE MARCHA: Ida y vuelta.Picón de Felipe: 40 minutos. si la época es la Otro final recomendable para este adecuada. además de toparnos con varias casas . calzada empedrada y campo traviesa.Iniciamos nuestro recorrido en el bilidad de efectuarse en co. que se estila en estas tierras.000 del Instituto Geográfico Nacional. AGUA POTABLE: Existen varias fuentes a lo largo de este recorrido pero no recomendamos su uso. Media.

Desde esta fuente parte una pequeña senda que apenas tiene unos metros de duración ya que muere en una calzada empedrada que nos conducirá directamente a las proximidades del Picón. A los pocos metros fiere. una graciosa fuente dotada de un cauce constante. El camino comienza a descender poco a poco y notamos que los árboles abandonan progresivamente núestrá compañía. Al internarnos por este sendero dejamos a nuestra izquierda la zona conocida como el Llano de la Bodega. En primer lugar efectuamos una leve ascensión ya que pasamos de los 676 metros a que se encuentra Aldeadávila de la Ribera a los 734 metros que existen en el primer tramo de carretera. nos lle­ varía hasta el Salto de Aldeadávila. una panorámica espectacular en la que sobresalen las paredes ro­ cosas del cañón horadado por el río Duero. En el cruce tenemos un poste indicador que nos explica con claridad los pasos que debemos dar para alcanzar nuestro objetivo final. No tendremos problema alguno a la hora de encontrar el camino.porada alta en lo que a visitantes se rereda y Vitigudino. a medida que nos acercamos a la zona de la ribera del Duero. De entre los resquicios de estas construcciones surgen una muítitud de pajarillos. justo ante nosotros.de la salida de Aldeadávila de la Ri­ bera nos encontramos con un camino asfaltado que sale a nuestra derecha y que está situado entre dos grandes na­ ves. seguimos adelante a través de es­ te camino asfaltado que nos mostrará cómo la presencia de árboles y de pe­ queñas formaciones boscosas va dis­ minuyendo poco a poco. los chozos y las chiviteras aparecen en nuestro camino cada dos por tres. ya que esta ruta está perfectamente señaliza­ da con carteles indicativos práctica­ mente en todas las encrucijadas y en los puntos clave del recorrido. olivos.ción. una zona que dispone de un espacio habilitado para los turistas y para el ocio. Hasta este momento no es extraño que nos crucemos con algún que otro veseñoriales de remarcable singularidad.a no ser que nos encontremos en tem­ bló en dirección a la Zarza de Puma. de Abandonamos la carretera asfálta­ da y nos introducimos por un sendero de tierra perfectamente delimitado que desciende suavemente y que nos conduce a una especie de mirador desde donde podemos contemplar. Seguimos esta calzada du- Tras recorrer poco más de kilóme. siendo sustituidos por arbustos de variada índole entre los que destacan el romero y la lavanda que aparecen por doquier. destacando sobre todas ellas un picacho que corresponde al Picón de Felipe. siendo muy abundante la presencia de las abubillas y los rabilargos. almendros.rante cerca de dos kilómetros comtro y medio volvemos a encontrarnos probando que avanza formando un re- . la primera vista del Picón de Felipe. en la parte izquierda. A nuestros pies se extiende una pequeña explanada en la que hallamos. Una vez que hemos tomado el des­ vío. Los pinos. En un segundo momento. mostrándonos ejemplos que se encuentran en muy buen estado de conservación. el tráfico comienza a disminuir guiendo la carretera que parte del pue. Cuando hayamos recorrido cerca de tres kilómetros por este camino as­ faltado se nos presentará una bifurca­ ción en la que deberemos optar por el camino de la derecha ya que el otro. a partir de esta bifurcaAbandonamos la población si. el que surge del lado izquierdo. ejecutamos una lenta y progresiva bajada que puede llegar hasta los 350 metros localizados en ciertos tramos de la ribera. despues de ese primer tramo de carretera. hículo pero. Los muretes de piedra. naranjos o limoneros nos irán acom­ pañando durante los primeros tramos de esta itinerario. El camino que recorremos lo podemos dividir en dos partes si nos atenemos a la altitud. El paisaje que nos ofrece esta ruta nos permite descubrir una excelente muestra de la arquitectura tradicional de esta zona. con una bifurcación en la que deberemos tomar el sendero que surge a nuestra derecha.

des rocosas de estos cañones fluviales. que parte portuguesa de la presa de Aldese rompe con frecuencia debido a los adávila.Fraile está situado a escasa distancia de mos con el Duero relajado y manso este cruce de caminos y desde allí podebido a la acción de la presa.paramos con las que obtenemos tras tación (tanto en forma de árboles co. largo ya que la bajada se reduce a unos La ruta se puede complementar con simples minutos.son los buitres que anidan en las pareria cerca tras la cual. siempre sinuoso. curre un pequeño arroyo plagado de En este punto. El Mirador del ofrece. ya que lo peligroso ya que se trata de un tramo corta de manera tajante un muro de considerablemente empinado. Una acuáticas).corrido sinuoso. con cierto trabajo. igual podemos ashermosas plantas acuáticas. sino únicamente seguir el muro de piedra para realizar aquellas personas que dispongan de el descenso.demos contemplar una buena vista de cerrado entre profunda paredes de pie. No repiedra. El descenso es muy se interrumpe bruscamente.la presa del Aldeadávila. jarse en el paisaje. Este tramo se efectúa a una buena forma física porque no sócampo traviesa. No es un tramo demasiado una respetable ascensión.cana a los 140 metros. pero recomendaPor la izquierda podemos vislumbrar la mos que no pierdan de vista el cielo ya . Llega un momento en que compañía habitual en esta ascensión debemos atravesar por una rudimenta. Por la derecha nos encontra.que bajar hasta las inmediaciones de la cuitad pero llega un momento en que ribera del Duero. pero en. Es preciso fidra que son prácticamente verticales.comendamos que el descenso lo realite a nosotros y únicamente debemos ce todo el mundo. El Picón de Felipe está ya fren. Si las vistas son hermosas desde Este camino avanza atravesando una esta explanada no son nada si las comladera de las arribes poblada de vege. los peñascos mo de matorrales o incluso de plantas que componen el Picón de Felipe. una maravillosa obra de ingepequeños cauces de agua que bajan niería civil poseedora de una caída cerpor la ladera durante las épocas de llu. dis. cender a la cima del Picón de Felipe El camino no ofrece ninguna difi. a la derecha. En breves instantes una visita al Mirador del Fraile.subir. Es conveniente tener lo hay que bajar sino también afrontar cuidado. para lo habremos alcanzado la base del Picón cual deberemos regresar a la bifurcade Felipe desde donde ya podemos ción que separa el Llano de la Bodega atisbar las hermosas vistas que nos del Picón de Felipe. vias aprovechando la fuerte pendiente.

CARTOGRAFÍA: Hojas 422-11 y 422-IV escala 1:25.clamar a don Miguel de Unamuno que bida que nos es desdeñable. El camino de regreso se realiza No podemos dar por finalizada es­ usando el mismo recorrido. SUGERENCIAS: LOS miradores de Rupitín y Lastrón hacen necesario llevar una cámara fotográfica.caminamos al encuentro del río Duetobús. El Rostro Aldeadávila: 45 minutos. DIFICULTAD: Nula.ta partiendo en dirección a los miradeadávila de la Ribera. Allí encontraremos un poste in.Lastrón: 45 minutos. utilizando el automóvil. DESNIVEL: 261 metros.000 del Instituto Geográfico Nacional. ÉPOCA RECOMENDADA: Cualquiera. El paisaje que se extiende ante no- . TIPO DE MARCHA: Ida y vuelta.el Picón de Felipe fue la que hizo exmos obligados a llevar a cabo una su.El Rostro: 45 minutos. ste itinerario no ofrece nin.Una excelente manera de concluir cia pudiendo contemplarlos relativa. DURACIÓN TOTAL: 3 horas.abandonamos el pueblo utilizando un remos el nuestro aparcado en las camino en perfectas condiciones tancercanías de la iglesia parroquial des.tino que queremos visitar en primer talidad. DISTANCIA TOTAL: 14 kilómetros.ro.Rupifín: 20 minutos. Aldeadávila .to para el paseante como para el con­ de donde ascenderemos por la calle ductor. nosotros deja.dicador que nos señala la dirección a guna dificultad y se puede seguir. TIEMPOS DE MARCHA: Aldeadávila . Lastrón . en su práctica to. presionante de toda España». TIPO DE CAMINO: Camino y pista de zahorra. mino está perfectamente señalizado Nuestra propuesta es iniciar la rudesde el propio casco urbano de Al. A pesar de po. Podemos escoger cuál es el des­ realizar.esta ruta podría ser acudir a visitar la mente cerca y en número elevado en ermita de la Santa situada en las inmeciertas ocasiones.Aldeadávila: 35 minutos. en busca de una cementerio a mano derecha y nos enplazoleta utilizada como parada del au.dores de Lastrón y Rupitín. a pesar de «es el paisaje agreste más bello e imque ésta se muestra de manera gradual. AGUA POTABLE: Encontramos algunas fuentes y riachuelos pero no garantizamos su potabilidad. Rupitín .ta ruta sin recordar que la vista desde le resultar más fatigoso ya que nos ve. El Rostro forma una playa artificial donde podemos nadar y alquilar barcas. diaciones de Aldeadávila de la Ribera.lugar.que los buitres aparecen con frecuen. pero sue. Salimos del pueblo dejando el principal de la villa. El ca. Para ello derse realizaren coche. No se olvide llevar el bañador. Preferentemente primavera y verano.

mino y que conduce a otro mirador de recomendable visita: el mirador de Ru.ción que sale del lado derecho del catro camino.nuevo mirador en unos minutos. retroceDejamos el desvío hacia el mirador diendo por el mismo camino hasta la de Rupurupay a mano derecha y con. nos ofrece nuestro recorrido. No tardamos mucho en localizar a estas aves. radores escogidos.nidos situados en los repechos rocosos forma es una de las posibilidades que de las arribes.tro y a la cercana playa fluvial es prenorámica del río Duero poco después ciso desandar nuestro camino hasta que de que éste haya recibido el aporte de lleguemos de nuevo al casco urbano caudal del río Uces. alrededor de un kilómetro y ermita de la Santa. En pri. aunLas cercas de piedra nos van mar­ que durante todo el trayecto estaremos cando el camino que se dirige. aunque no senta ante nosotros. tanto por la iz.Duero tras superar una curva cerrada quierda conduce al mirador de Rupitín marcada por la accidentada orografía y el de la derecha al de Lastrón.cercana encrucijada.de Aldeadávila de la Ribera. Cuando hayamos Apenas hemos salido del casco ur. El Duero se pre.es preciso entrar en él. A partir de este punto el mer lugar acudiremos al mirador de Duero se dirige con paso lento hacia la Lastrón. Es recomendable detener. La presencia de aves es abundante en este enclave.hasta nuestro segundo punto de interés: tre enormes moles de granito. bóreas por pequeños matorrales. tado que no ofrece ninguna dificultad. tra derecha y que nos conducirá a este Después de recorrer cerca de kilóme. sin ninacompañados de pequeñas avecillas gún tipo de desviaciones. El mi­ tro y medio volveremos a tropezamos rador de Rupitín nos muestra al río con una desviación: El camino de la iz. que sobreEl recorrido es prácticamente idéntico al anterior. tinuamos adelante sin encontrar ningún tomamos el camino que surge a nuestipo de dificultad en nuestro sendero.presa de Aldeadávila. Acercarse hasta esta plata.sotros se caracteriza por la paulatina nos unos momentos para conocer con sustitución de las distintas especies ar. Abandonamos el casco ureste mirador podemos contemplar las baño dejando ahora el cementerio a tierras portuguesas que se alzan ante nuestra izquierda. gimos al mirador de Rupitín.de esta zona. Esta alTras contemplar el panorama que ternativa supondría aumentar la dis. que se encuentra a escasa dis.vuelan la zona o descienden hacia sus purupay. una discreta edifi. El mirador Para llegar hasta la zona de El Rosnos permite acceder a una hermosa pa. En los primeros kilómetros nuestro camino discurre por tierras principalmente llanas que se utilizan . especialmente de buitres y alimoches. Una vez en ella. tanda de esta encrucijada. y nos encaminamos nosotros tras la hendidura que marca el por un camino perfectamente adecenDuero junto con sus arribes. ya que basta quierda como por la derecha. discu. hacia los mientre las que predomina el rabilargo.ofrece el mirador de Lastrón nos diritancia en casi dos kilómetros más.recorrido poco más de la mitad del re­ bano cuando nos encontramos con la corrido.medio. Desde El Rostro.calma esta construcción.con rodear el cementerio para enconrriendo mansamente a lo largo del tramos con el camino que nos llevará cañón que él mismo ha horadado en. nos toparemos con una desviacación que se alza a la derecha de núes.

hasta llegar a la los árboles desaparecen y surgen los confluencia donde volveremos a enmatorrales. Optaremos por se. usando canoas o barcas de aldonde podremos volver a encontrar.para la agricultura o la ganadería. podemos ver por el lado dere. entre las mente en un tramo determinado. A medida que avanzamos rante un corto trecho.artificial puede ser utilizada tanto paguir el camino de la derecha que nos ra el baño como para la navegación de conducirá hasta la zona de El Rostro.calles repletas de muestras de la ar­ dor nos ofrece una hermosa panorámi. y que Para acceder a esta playa tenemos aparecen salpicadas por pequeñas ma. donde podemos aprovechar pa­ cho la confluencia del río Uces con el ra visitar su iglesia parroquial y sus Duero.quiler.casas señoriales.quitectura tradicional y con algunas ca del río Duero encaminándose man. si aguzamos so a la localidad de Aldeadávila de la la vista. La playa cación del camino.cargada de conducirnos directamente tos nos encontraremos ante una bifur. . A los dos kilómetros nos contrar un poste de señales que nos endamos cuenta de que la ruta inicia una camina hasta una pista de zahorra enbajada considerable y en pocos minu. El Duero discurre enea.las más variadas actividades. Esta vista ofrece Nuestra ruta finaliza con el regreuna peculiaridad y es que. nes de multiaventura.lidad dispone de varios servicios de jonado entre cañones de granito aunque ocio que pueden hacernos disfrutar de su cauce se ensancha significativa. nos con el río Duero. El lado izquierda de este mira.que retroceder por nuestro camino dusas boscosas.hasta la orilla de esta playa. lo que que se encuentra el poder realizar un ha permitido construir en esta zona una paseo en barca o bien distintas opcioplaya artificial.Ribera. ocio. sámente hacia una cerrada curva típica Si todavía tenemos tiempo la locade esta zona.

Tras haber recomenterio que se haya situado a escasa rrido poco más de un kilómetro nos distancia del municipio. Seguimos adelante por nuestro ca­ mino acompañados en todo momento por el arroyo de las Muelas. Tras recorrer casi dos kilómetros llegaremos al Peñón de Las Escaleras. pero enseguida nos llama la atención la existencia de unas pequeñas piedras talladas que se encuentran em­ potradas en sus muros. Ermita del Cristo del Pino • las Escaleras: 25 minutos.mita surge el camino que nos llevará no de Fermoselle donde de. El paisaje que se nos ofrece en esFrente a la entrada porticada de esta er. Aunque se puede hacer también durante el verano. que parte de Fermoselle y que Una vez que hayamos alcanzado el ce.do para el caminante. Ordial. SUGERENCIAS: NO podemos dejar de visitar la villa de Fermoselle ya que su casco urbano está declarado como Conjunto Histórico Artístico. Si nos paramos un momento y damos la vuel­ ta podemos obtener una buena vista de la villa de Fermoselle. en dirección hacia Las Escaleras. No tenemos que recorrer mu­ cha distancia para encontrar la ermita del Cristo del Pino que se alza a nues­ tra derecha y que nos obüga a desviar­ nos ligeramente de nuestro camino pa­ ra poder conocerla adecuadamente. comprobando que es una localidad plagada de cons­ trucciones típicas y rodeada de mojo­ nes rocosos de granito. ya que en todo momentó nuestro camino es el que presenta muestras de ser más transitado.hasta Las Escaleras. ÉPOCA RECOMENDADA: Primavera y otoño. TIPO DE CAMINO: AGUA POTABLE: NO tenemos fuentes P artimos desde el casco urba.000 del Instituto Geográfico Nacional. Las Escaleras .ermita del Cristo del Pino. que ser­ pentea por el lado izquierdo de nuestro recorrido alejándose y acercándose de nosotros.Ermita del Cristo del ñno: 20 minutos. desde el que podemos vislumbrar las cercanas tierras portuguesas reconociendo en el horizonte el pueblo luso . durante nuestro recorrido pero las podemos encontrar en el pueblo. tancia con la ermita de la Soledad. Nos dirigimos hacia el ce. DURACIÓN TOTAL: 2 horas y 15 minutos. TIPO DE MARCHA: Ida y vuelta.encontraremos con otro camino. Tras visitar la er­ mita regresamos a nuestro camino y continuamos adelante atravesando la zona conocida como Las Baldosas. El camino es de jamos estacionado nuestro tierra y se encuentra en perfecto estavehículo. Tampoco podemos irnos sin probar el vino que se produce en esta villa. Camino de regreso: 1 hora y 15 minutos. el del pleamos un tramo de la carretera 323. de vides. TIEMPOS DE MARCHA: Fermoselle . La ermita no ofrece nada especial a pri­ mera vista. DESNIVEL: 200 metros. Nuestra ruta se encuentra con diversas bifurca­ ciones a lo largo de su recorrido pero no tenemos problema para escoger la opción adecuada. la ermita de la Cruz y la de la Soledad. sobre todo. senda y campo traviesa. DISTANCIA TOTAL: DIFICULTAD: Baja. CARTOGRAFÍA: Hoja 423-1 escala 1:25.9 kilómetros.Estrambuez: 15 minutos.se une al nuestro para dirigirse hacia la menterio nos encontramos a escasa dis. camino. Existen asimismo varios recorridos adicionales que parten de la villa de Fermoselle. Para ello em.te primer tramo del recorrido es propio de tierras llanas donde predominan los pastos aunque hay algunos grupos de olivos y. Es recomendable reservar tiempo para conocer las ruinas del castillo. Carretera.

La que se realizaba entre España y Portugal a través de los antiguos pasos del primera nos llevaría desde Fermoselle río Duero. en paisaje con calma y sosiego.gresar es bastante frecuente y habitual.de Bemposta y a nuestra izquierda las Duero. La primera tuguesa. por lo caleras y regresamos a nuestro cami.que la desorientación al intentar reno desde donde localizamos visual. dos sumirador natural para contemplar al gerencias para los visitantes que están Duero que se dirige hacia la presa por. La casa era utilizada. tos que pueblan esta zona aunque tamEl camino de regreso lo hacemos bién existen algunos quejigos y encipor el mismo recorrido que hemos emnas en este tramo. Caminar por este terreno no principales y nos recuerdan la imporofrece demasiadas dificultades pero tancia de los vinos que se producen en debemos sortear la multitud de arbus. no hace mucho tiempo. En el casco urbano de Fermoselle se han insvecina presa de Bemposta. Cualíndole.comendamos ya que transitar por estos sa de Bemposta. La realización del reNo tardamos mucho en alcanzar torno a Fermoselle no ofrece dificultad las ruinas de esta casa que sirven de realguna para el caminante. La zona de Estrambuez sirve como talado. como puesto de viSi disponemos de tiempo podemos gilancia para controlar el contrabando realizar algunas visitas de interés. tiempos mejores. mente las ruinas de una pequeña casa La ruta se convierte en un paseo reque se alza frente a nosotros.perfectamente señalizadas.existe ningún camino definido. que puede ferencia para ubicar la zona de Esaprovechar el mismo para disfrutar del trambuez. ya campo a través para alcanzar nuestro que las viñas se erigen en protagonistas objetivo. y la segunda pinos y matorrales de la más variada la denominada Ruta del Penado. pleado en la ida.hasta la presa de Bemposta para lo que ron anegados cuando se construyó la podemos utilizar el automóvil. Abando.nos permitiría conocer la conocida codes de piedra que aparecen salteadas de mo Ruta de los Molinos. . embalsadas en la pre.la villa de Fermoselle. Desde el paraje de Estrambuez quiera de las dos ofertas sirve como se puede acceder a la ribera del río excelente colofón a nuestro recorrido. parajes exige mucha precaución y no Descendemos del Peñón de Las Es. muchos de los cuales fue. El Duero discurre entre pare.presentativo de la vegetación de Las namos el camino y nos adentramos Arribes zamoranas en su tramo sur. pero es una opción que no reaguas del Duero.

tá totalmente seco. Es una ruta ideal para la observación de las cigüeñas negras. Tras cruzar el arro­ po por lo que es recomendable perma.Ermita Nuestra Señora del Castillo: 45 minutos.y que nos marcarán la dirección de . Los senderos muy abundante y en ciertas épocas es­ carecen de señalización de ningún ti.baja.Fuente Gramal: 20 minutos. Podemos disfrutar de uno de los enebrales más hermosos de este enclave natural. la carretera que une Cozcu. DESNIVEL: 190 metros. durante casi medio ki. haber pasado por una especie de coSeguiremos. a pesar de los incendios que ha sufrido.que podemos emplear como referencia lante hasta que llega a un pequeño arro.Cozcurrita: 40 minutos. El camino sigue ade. a juzgar Badilla hasta que surja a mano iz. Dejamos estacionado el automóvil dentro del casco urbano y buscamos la iglesia parroquial que se encuentra en uno de los extremos del pueblo.tadas por cercas de pierda con que nos plia curva. es una edificación románica de tamaño no muy grande pero hermosa a la vis­ ta. DURACIÓN TOTAL: 2 horas. Desde la iglesia nos encaminamos al extremo norte del pueblo.Rio Duero: 15 minutos. ÉPOCA RECOMENDADA: Primavera y otoño. Anvía son relativamente abundantes en tes de llegar a este arroyo deberemos el municipio. una bifurcación de caminos vamos topando.DISTANCIA TOTAL: 6 kilómetros. ejemplos que toda. En esta encrucijada nosotros Una vez que alcanzamos el arroyo debemos continuar por el sendero de la no tenemos problema alguno para suizquierda.saremos una zona dedicada principalrrita con las localidades de Fariza y mente al cultivo y al pastoreo. está ubicada en uno de los parajes más singulares y privilegiados de todas Las Arribes.000 del Instituto Geográfico Nacional. Aunque se puede realizar también en invierno. que se caracterizan por el empleo de la piedra de cantería. ya que su cauce no suele ser hacia la Peña del Águila. Este paseo lo pode­ mos aprovechar pa­ ra fijar nuestra atención en los nu­ merosos ejemplos de arquitectura tra­ dicional existentes en esta localidad. por lo que es recomendable llevar un calzado adecuado y prestar atención continuamente al terreno. La iglesia está dedicada a Santa María Magdalena y fue construida en el siglo xn. El pueblo de Cozcurrita sirve de base de partida de nuestra ruta.yo conocido como arroyo Trigales. Rio Duero.rrales de piedra. poco antes de llegar a una am. que se dirige directamente perarlo.por las pequeñas propiedades delimiquierda. se encuentra acompañado en ciertos preguntar a los lugareños que se cru. campo traviesa y carretera. Ermita de Nuestra Señora del Castillo . Fuente Gramal . TIEMPOS DE MARCHA: Cozcurrita . CARTOGRAFÍA: Hoja 395-11 escala 1:25. SUGERENCIAS: El tramo que va desde el río Duero hasta la ermita de Nuestra Señora del Castillo se efectúa siguiendo la ribera del rio.yo debemos seguir nuestro sendero que necer atentos y. si tenemos la ocasión. TIPO DE MARCHA: Circular.tramos por los típicos muros de piedra cen con nosotros. AGUA POTABLE: En el casco urbano de Cozcurrita y en la ladera del Cerro Castillo. TIPO DE CAMINO: Sendero. de tierra. Conserva buenas muestras de arquitectura tradicional. especialmente de las zamoranas. La singularidad le viene dada por dos razones principales: la abundancia de arroyos (aderezados con la presencia de varios molinos en ruinas que aprovechan el fuerte desnivel del terreno) y la existencia en este término de uno dé los enebrales más bonitos y mejor L a localidad de Cozcurrita conservados de la zona. En este tramo atravelómetro. DIFICULTAD: Media . ya que hay tramos muy inestables. un re­ corrido que no tar­ damos en realizar.

por lo que es preciso respetar su tipo de camino. rodea. encargada de recoger el El sendero avanza a través de este agua de la fuente cuando hay exceso de paisaje sin ninguna dificultad. por se trata de animales extremadamente la parte derecha de nuestro avance. un atención al terreno (especialmente si cauce de agua que discurre entre rocas hacemos la ruta en época de lluvias (algunas veces lanzándose en frenétique vuelven el suelo sumamente res. tarea ésta que demos ampliar nuestra ruta llevando a no exige demasiado esfuerzo ya que se cabo la ascensión a la cumbre de la pe.como un aliciente más de este itinerachamiento construido por el propio río rio.rro está ubicado en el lado derecho del dose por nuestra izquierda.ro ante nuestros ojos. piedra para impedir la entrada de suLa Peña del Águila se presenta ante ciedades. Recomendamos. como siemnosotros en la parte izquierda de núes. El arroyo Pisón atraviesa una tos inconvenientes la dificultad no es zona de enebros que destaca por su beexcesiva. aunque el río no es visible.tructura de piedra.piar en determinados tramos. saanuncia la cercanía de la fuente Gramal pos u otros animales en su interior. El río nos tienen sus nidos por estos lares. se trata de una loma de frescarse se ponga un poco de cuidado unos 685 metros de altitud que nos ya que no es inusual que haya ranas.siempre remontando el arroyo pero de­ les tupidos dificulta en algunos tramos jando que el cauce discurra a nuestra nuestro recorrido.ca carrera entre las lajas de piedra) baladizo) ya que la orografía acciden.nada desde la cual podemos contemde la cima nos ofrece la posibilidad de piar el discurrir tranquilo del río Duecontemplar una panorámica de la pe.arroyo por lo que deberemos buscar cia la intuimos antes de poder verlo algún punto para vadear el arroyo.derecha. el rome.rodeada por losas de piedra en tres de sentan rodeados en todo momento por sus lados y además está dotada de una varios tipos de matorrales bajos entre techumbre también de piedra.sa que no suele ofrecer excesivas difidal y también por la vegetación que lo cultades.nuestro avance. cogracias al ruido que ocasiona su cau. viales. A nuestra derecha podemos de desaparecer durante algunos tre. aproacompaña avanzando tranquilamente a vechando para ello los riscos inaccesinuestra derecha. Los cortados verticales rompodemos considerarlo como una pro. Este arroyo lo ve. La presencia de matorra.sensibles al ruido y a la presencia hute trayecto se realiza sin seguir ningún mana.en el resto de la zona. lleza. Su presen.también está protegido por losas de to mal estado debido a la falta de uso.existencia de una vegetación de ribera canzar la confluencia del arroyo del que podríamos calificar como ejemPisón con el Duero. La vista des.pen.nillanura. quena charca.intuir la presencia de la ribera del Duechos. y que se ofrece más densa que Nos alejamos del arroyo en direc- .hasta alcanzar las cercanías del cerro tada de la zona nos obligará a dar más Castillo (715 m).reduce a descender por la pendiente ña. las encinas que nos acompañaban desLa tarea de localizar la fuente Gra­ de Cozcurrita comienza a escasear y. mal no ofrece demasiadas complicapoco a poco. para lo cual no podemos contar con hasta alcanzar una especie de explaningún tipo de sendero. que si utilizan las fuentes para retra marcha. durante un breve trecho.a la ribera del río Duero. Debemos avanzar de un salto. A pesar de todos es. Seguimos su curso bles de estas paredes de piedra.pre. a la que llegaremos poco después de El siguiente paso es aproximarnos haber rebasado la Peña del Águila. aunque es necesario recordar que y que se nos muestra justo enfrente.A partir de ahora deberemos repo traviesa. en realidad. Este cemos avanzar hasta el Duero acercan. son sustituidas por ene. la horilongación del anterior. vereda o senda lo cual habitat todo lo posible. Po.ciones ya que está protegida por una esbros cada vez más abundantes a medi. alcanzamos un nuevo sendero de tie.rededores de esta fuente existe una pe­ ro y la lavanda. una recepción tímidos animales se puede considerar que se produce en un pequeño ensan. que se ve complementada por la No tardamos mucho tiempo en al. Podemos aprota la misma ribera del Duero. Tras ascender una pequeña loma ro ya que. nos exige efectuar un recorrido a cam. Para seguir adelante no es preciso descender has. Los enebros se pre. aunque caudal. En los al­ tos que destacan las escobas.nos señala su localización la muralla rra situado frente a nosotros y que rocosa que conforman los cañones fludebemos seguir aunque. La con­ descenderé hasta que éste reciba las templación de algún ejemplar de estos aguas del arroyo Pisón. Es recomendable prestar montar el curso del arroyo Pisón. La fuente está da que avanzamos. y otro pequeño manantial que hay tramos que se encuentran en cier. Es. ya que el sendero pue. Durante este zontalidad predominante en estos tramo del itinerario notaremos cómo parajes. basta con vechar este recorrido para localizar la seguir el curso del río utilizando para presencia de las cigüeñas negras que ello la parte alta del arribe.

Una vez en de Cozcurrita sino al de la cercana Fa. debido a un cambio de terrenos dancia de molinos en ruinas que exisque se efectuó entre las dos localidades.el arroyo. mite reponer fuerzas antes de afrontar Una buena manera de no perder de la última parte de nuestro recorrido.cementerio de esta localidad. .ción al Cerro Castillo pero antes de He. ten en esta zona y que demuestran la La ermita está rodeada por una peque.importancia que el arroyo tuvo para ña cerca de piedra dotada de unas puer. vista las veredas es utilizar como reEl camino de regreso a Cozcurrita ferente las cercas de piedra que los no dispone de un trayecto definido. Los alrededores de la ermita redas que ascienden desde él hasta la están plagados de zarzales y algunos localidad de Cozcurrita. Esta er.acompañan y que suelen estar en esta­ ñemos que rebasar el Cerro Castillo.do de avanzado deterioro. podemos comprobar la abunriza. pero lo más sobresaliente es aparecen y desaparecen entre la malela excelente panorámica que se goza za pero todas ellas confluyen.tuado casi al lado de la ermita. estas veredas endrinos. si.llegaremos tras descender las lomas mita no pertenece al término municipal que componen esta zona. Atravesamos el cauce tas o porteras que permiten el acceso al y aprovechamos cualquiera de las veedificio.moler el grano. en un camino general que nos En las cercanías de la ermita está la lleva hasta la trasera de la iglesia y del fuente de Nuestra Señora que nos per. poco a desde prácticamente cualquier punto. Te. poco. para gar a él nos toparemos con la ermita de buscar de nuevo el arroyo Pisón al que Nuestra Señora del Castillo.

A G U A POTABLE: LO más recomendable es esperar a alcanzar cualquiera de las dos localidades: Fariza o Cozcurríta.ban la circunstancia de que el arroyo quierda. Los molinos rea de los molineros. La velocidad del son el referente y la guía que utiliza. lo cual facilitaba latados de manera imprevista. DURACIÓN TOTAL: 3 horas. También podemos dedicar un poco de tiempo a conocer las iglesias parroquiales de Fariza y Cozcurríta. Camino de regreso: 1 hora y 45 minutos.Puente del Arroyo Pisones: 55 minutos. DIFICULTAD: Baja. Poco después de iniciar nuestra andadura veremos las ruinas de varios molinos.000 del Instituto Geográfico Nacional. Estas cons. T I P O DE MARCHA: Ida y vuelta. TIEMPOS DE MARCHA: Faríza . edificios de piedra dotados de un pequeño ca­ nal para conducir el agua hasta las ruedas con aspas que trucciones sirvieron durante años para movían las piedras encargadas de mo. utilizando para ello las vere­ das que avanzan. aunque a medida que avance. La primera referencia para poder comenzar el camino radica en el vistoso puente medieval que tiene esta localidad y que encontramos en las cercanías de la carretera que une Fariza con la vecina Badilla. TIPO DE CAMINO: Veredas y campo traviesa.del cauce y a las pequeñas pendientes . ganamos en atractivo al contar el cauce con más agua. En primavera y en época de lluvias el caudal del arroyo puede dificultarnos el atravesar de una orilla a otra aunque.Cozcurríta: 20 minutos. Desde el lado izquierdo de es­ te puente podremos ver la construcción medieval que nos sirve de punto de referencia para dar comienzo a nuestro recorrido.agua se debía a los estrechamientos remps en toda esta ruta. SUGERENCIAS: Recomendamos llevar una cámara fotográfica. concretamente en su parte izquierda. mostrarán primero en la orilla derecha Los molinos de esta zona aprovechadel cauce y posteriormente en la iz.Pisón atraviesa zonas estrechas a basmos aparecerán en cualquiera de las tante velocidad. la arquitectura tradicional está presente y lo hace a través de una amplia muestra de molinos de piedra la mayor parte de los cuales se encuentra en estado ruinoso. Por supuesto. No podemos dejar pasar la ocasión de acercarnos hasta la ermita de Nuestra Señora del Castillo.DISTANCIA TOTAL: 10 kilómetros. nuestro itinerario sigue en todo momento el cauce del arroyo Pisón. Es una ruta ideal para romperla en cualquier momento aprovechando alguno de los múltiples senderos que surgen por doquier y que nos llevan a rincones ciertamente hermosos. Una vez que hemos ubicado este puente. CARTOGRAFÍA: Hoja 395-11 escala 25.proveer de harina y grano molido a toler el grano. Para localizar el puente es preciso utilizar la carretera durante unos metros hasta que ésta atraviese por un puente moderno. uestra ruta parte desde la localidad de Fariza donde dejamos estacionado núestro vehículo. paralelas a la ribera de la corriente. Estas edificaciones se nos das las poblaciones de los alrededores. Puente del Arroyo Pisones . por otro lado. ÉPOCA RECOMENDADA: Otoño. DESNIVEL: 105 metros. Debemos prestar atención a la vegetación de esta zona ya que vamos a atravesar uno de los enebrales más bonitos de todo el enclave de Las Arribes.

que anu­ de puentes de lajas de piedra.mente por saúcos. Los prados se van cada uno de su nombre: Molino Pas. no resulta dificultoso atraveque aquí no es excesivo. Si existencia de cerca de 15 molinos. aun. al cultivo y al pastoreo. ya que vegetación de ribera donde los árboles el arroyo es el encargado de llevarnos son relativamente numerosos.dos de vez en cuando por lomas y satualidad los nombres están cayendo en lientes rocosas de tamaño variable. Molino Macías.estas ruinosas construcciones tampoco tro interés en una orilla o en la opues. para pasar de La realización de esta ruta ofrece manera progresiva adentrarnos en una mucha libertad al excursionista.es difícil encontrar las enormes pieta.vegetación está compuesta principalnes que se encuentran en un estado re. En el ca.mentó atravesamos una zona dedicada jero.pero no tanto al desnivel de la zona. Algunos de estos molinos más o menos elaborados. Por ello podemos tras otro y normalmente no están muy pasar de un margen del arroyo a otro a separados entre sí. En la ac.dras redondas que servían para triturar trarse con varios puentes tradicionales. carrascos y algunos almente lamentable. En un primer mopueden pasar desapercibidos al via. En las cercanías de medida que surjan elementos de núes. En el camino no es extraño encon. a nuestro destino y seguirlo resulta suLos molinos se van sucediendo uno mámente sencillo. La el olvido al igual que estas edificacio.sar el arroyo por cualquiera de sus parnerario pasaremos de los tes más angostas a no ser que hagamos 705 m de altitud a que se encuentra la ruta durante las épocas de lluvias en Fariza hasta los 600 m registrados en las que el caudal es más abundante.fresnos dispersos abundando sobre­ da esta ruta hemos contabilizado la manera las zarzas y los arbustos. A lo largo de to.vamos a mediados o finales de la prique el número puede ser superior ya mavera.sucediendo ante nosotros interrumpicual.guamente eran utilizados para llevar so de no tener a mano uno de estos las cargas de grano hasta el molino y . En nuestro iti.. etc. no es extraño descubrir una re­ gué las ruinas de algunos de ellos han lativa abundancia de rosales silvestres quedado reducidos a meras piedras y en toda esta ruta.los une a un camino o senda más des­ locación de rocas hasta la construcción pejado y de mejor tránsito. el grano. ya puentes. que ofrecen cuentan con una pequeña vereda que una gama que va desde la simple co. arroyo está envuelto por una vegetaLos molinos vienen acompañados ción típica de ribera. El las inmediaciones del Cerro Castillo.

ya que el destino final es una hermosa panorámica del río Duero y de las cercanas tierras portuguesas. Es conveniente llevar prismáticos y cámara de fotografía. una vez que hemos aparcado nuestro automóvil. do de marcha. DESNIVEL: 190 metros. Avanzamos bordeando el cercano Cerro Jimbros que vamos dejando a nuestra izquierda. Los batanes.itinerario. AGUA POTABLE: NO tenemos en todo el recorrido pero la podemos encontrar en el pueblo. ÉPOCA RECOMENDADA: Primavera y otoño.bros que se presenta frente a nosotros güimos en dirección oeste. Cerro Pizarrico .poco después de dejar atrás la zona de rá hasta la ermita de Nuestra Señora del unión del Pisón y el Mimbrero. El pueblo no es demasiado grande y. un pueblo que podemos visitar rápidamente antes de iniciar el camino y que nos ofrece un buen conjunto en lo que a arquitectura tradicional se refiere. poco tiempo. TIPO DE CAMINO: Camino. que se distingue por dis­ recomendamos seguir adelante sin poner de dos canales encargados de reperder de vista el cauce del arroyo. po.El Carrascón.menterio y de la cercana iglesia xima por la derecha de nuestro senti. coger el agua de los dos arroyos con los Tras haber recorrido un poco más que multiplicaba la fuerza para impulde la mitad del itinerario.No tardaremos en encontrar veredas o jado atrás este puente debemos estar senderos que nos dirijan a un camino atentos para localizar el punto en que mediante el cual podamos llegar hasel arroyo Pisón recibe las aguas de otro ta Cozcurrita. SUGERENCIAS: Recomendamos que se aproveche un día claro para realizar esta ruta. Camino de regreso: 1 hora. encontrare.remos estar atentos para localizar viveremos a encontrarnos con ellos en sualmente el municipio de Cozcurrita. ahora punto de unión de cauces y situada en es una buena ocasión para hacerlo ya la orilla derecha del arroyo del Pisón.los molinos. Castillo. 30 minutos. en el que llegamos a . Entre ida no hemos podido visitar la ermita las construcciones ubicadas en este de Nuestra Señora del Castillo. Este nuevo cauce se apro. este puente del resto ya que es más anLa confluencia de los dos arroyos cho y está atravesado por un camino nos sirve como aviso de que nos enque se acerca por nuestra derecha y. un cerro que alcanza los 689 metros de altitud pero que se nos presenta como una suave loma. En la confluencia de esEl camino de regreso lo haremos tos dos cauces podemos descubrir la por la misma ruta desandando nuestro existencia de varios molinos dispues. Si durante el recorrido de tos uno a continuación del otro.contramos cerca del enebral de Cozco después de atravesar el arroyo. TIEMPOS OE MARCHA: Mamóles . El cerro se alza ante nosotros por la parte izquierda del camino.confluencia de los dos arroyos debemienzan a ser más escasos aunque vol.sar sus palas. eran fáciles de identificar tario que cruza el arroyo Pisón y que cuando funcionaban debido al pecusupone el inicio de la segunda parte de liar ruido que producían sus aspas al nuestro itinerario. se currita. Nosotros la Ramona.000 del Instituto Geográfico Nacional. Cerro Jimbros . La entrada en este mu­ de las corrientes de la zona: el arroyo nicipio la realizamos por la zona del ceMimbrero. sendero y pista. 1 objetivo final de esta ruta es obtener una panorámica poco habitual en la zona de Las Arribes: una visión del Duero avanzando por medio de un valle reíativamente amplio en lugar de encajonado entre las verticales paredes de granito que pueblan este enclave.Cerro Pizarrico: 15 minutos. Esta elevación representa la cota de altitud máxima de es­ te itinerario. Nuestro punto de partida se encuentra en el municipio de Mamóles. que desde allí podemos gozar de una destaca una conocida como el Batán de buena panorámica de toda la zona. TIPO DE MARCHA: Ida y vuelta. Una zona abundante en eneconvierte en un sendero que. DURACIÓN TOTAL: 2 horas. Es fácil distinguir ser movidas por el agua. Nuestro camino parte a la derecha de la iglesia. DIFICULTAD: Baja. nos lleva. nos dedicamos a localizar la iglesia parroquial. si lo se.recoger los sacos de harina. Una vez que hemos de. es un camino que no ofrece ningún tipo de dificultad para el viajero. Una vez que hayamos superado la A partir de aquí los molinos co.Cerro Jimbros: 15 minutos. al igual que mos ante nosotros un puente rudimen. DISTANCIA TOTAL: 8 kilómetros.parroquial. CARTOGRAFÍA: Hoja 395-IV escala 1:25.

que sendero que sale a nuestra derecha. a campo traviesa. En pocos micerro sino que se limita a sortearlo eje. caminante que desea seguirla hasta las En poco tiempo hemos alcanzado cercanías de una zona conocida como las inmediaciones del Cerro Pizarrico Pozo Antonia.quierda vemos cómo la penillanura va no ubicado junto al casco urbano (de. entre ir y regresar a nuestación sirve como refugio a una tro camino. al Cerro Pi­ zarrico. Si ce la posibilidad de caminar entre las queremos ascender a su cima únicahuertas propias de estas tierras. Esta visita podecambio de vegetación. Nuestra ruta discu­ rre por un paisaje caracterizado. Desde allí veremos una buedra que avanzan paralelas a nuestro na panorámica de la zona: frente a nocamino.mos contemplarla como un aliciente bustos y las zarzas multiplican de ma. un sendero que conduce al matorrales). por su horizontalidad que únicamente se ve interrumpida por las ondulaciones de descender hasta los 500 metros a que se hallan las orillas del Duero.mente debemos abandonar el camino queños pedazos de terreno delimita. A medida que avan­ zamos por este ca­ mino nos alejamos del Cerro Jimbros dejándolo a la iz­ quierda de nuestra marcha. pero el panorama se va animando a medida que nos alejamos del pueblo ya que co­ mienzan a aparecer enebros. un poco más allá del Cerro por su enorme población de arbustos y Pizarrico. a la derecha en­ gañado pastando. Poco después de haber salido del municipio llegamos a una encrucijada de caminos en la que debemos optar por seguir el de la izquierda. situada en las inmediay allí podremos notar el significativo ciones del río Duero.convirtiéndose progresivamente en zodicado en su práctica totalidad a la ex. vo que convierte esta parte del trazaLa primera parte de esta ruta ofre. aunque el predominio sigue recayendo en los cutando para ello un suave tramo curarbustos.cumbre. El camino no corona el al paraje del Carrascón. plotación agraria) y el situado en las Del lado derecho de nuestro camicercanías de la ribera (caracterizado no surge. La vegetación en las cercanías de Mamóles se compone principalmente de arbustos.realización. llevaría bastante tiempo.y dirigirnos.na de cortados fluviales. llegamos a una nueva bifurcación de El camino nos ha llevado hasta la caminos en la que debemos tomar el misma ladera del Cerro Pizarrico. Nuestro camino se contramos la penillanura tapizada.añadido pero hay que precisar que su ñera notable su presencia. Esta vege. Pe. Este nuevo camino bordea.ñutos llegamos ante un nuevo cruce . Unas huertas que en varios sotros se intuye la presencia de la ribera casos se reducen a meros pastizales.mente hacia el Ce­ rro Pizarrico que no está a gran distan­ cia del pueblo. ya que los ar. de manera directa. de matorrales y a la izdiferencias que existen entre el terre. el Cerro Jimbros hasta que lo rebasa por com­ pleto para dirigirse después.do en un avance un tanto sinuoso. por la iz­ quierda. se levanta a la derecha de nuestro sen.Este sendero nos acerca cada vez más tido de avance. Siguiendo este camino nos dirigimos directalos cercanos cerros y las lomas de algunas pendientes. considerable variedad de pequeños paTras dejar atrás el sendero que conjarillos entre los que encontramos a la duce al Pozo Antonia. del Duero anunciada por las crestas de donde no es difícil encontrarse con el los cañones rocosos. en su primer tramo. casi enseguida abubilla y al rabilargo. hasta su dos por las tradicionales cercas de pie. caencarga de mostrarnos claramente las si por completo. especialmente las escobas.

ro al igual que el arroyo portugués de tenemos desde aquí dista mucho de la Duas Igrejas. vas dificultades ya que no existen ca- .quierda. Es preciso resaltar que este bren con facilidad en la época veraparaje posee una alta presencia de vi. Esta. La presenabandono y muy deteriorados) que se cia de las pequeñas aves ya la hemos hacen notar de manera especial en al. Las tierras hemos venido utilizando irá desa. En esta zona nuestro punto de observación. El sendero que ca que en la zona española.dancia de olivos y encinas. por nuestra izpunto queremos asomarnos al río Due. sencia. do bajo nuestros pies. para lo cual es preciso buslativamente normal que a los cañones carse un lugar que no ofrezca excesiribereños. La vista que ob. Una vez alcanzado el paraje podeSi nos fijamos un poco podemos mos escoger con libertad desde qué ver la confluencia.fluye en una modificación radical de gresivamente hasta convertirse en una la fauna.percibido a lo largo de todo el recogunas de las laderas que rodean este nido.no son ni la cigüeña negra ni el buitre. del cercano arroyo de Peña­ ra.niega a las lagartijas que corretean por ñedos (muchos de ellos en estado de las rocas de estos parajes.portuguesas muestran una mayor abunpareciendo poco a poco ante la pre. cada vez más abundante. Afortunada.discurre por el centro de un valle re­ mos acostumbrados a ver a los ríos y pleto de vegetación típicamente mediarroyos sometidos al estrechamiento terránea. pero es especialmente notoria enclave. que discurre bajo nuestros pies jus. También se descurrascón. y que ciñas tierras de Portugal donde se lo­ se encargará de llevarnos directamen.gorda que aporta sus aguas al río Dueto delante de nosotros. arroyo éste último que estampa habitual de Las Arribes.caliza una vegetación más tupida y ri­ te hasta El Carrascón.río Duero. una alizando el descenso hasta la ribera del imagen más cercana a la de un valle re. en este paraje.sino una amplia variedad de pequemente desaparece por completo una ños pájaros que surgen de todas las vez que nos ha llevado hasta El Ca.matas de arbustos. que se abre justo delante de de las paredes de granito. El sendero se estrecha pro.en el que volvemos a tomar el sendeFrente a nosotros se alzan las ve­ ro que parte de nuestra derecha. del El cambio de paisaje también inmatorral. ya que aquí los protagonistas pista y acabar por desaparecer del to. el río Duero se permite el lujo de cirPodemos completar el itinerario re­ cular por un espacio más abierto.

aunque esta opción es preferible poder hacerla con calma. Existen ciertos tramos. La bajada se realiza a tranes y vigilar dónde ponemos los pies. que exige más essimples carriles que la vegetación ha. El primer tramo de nuestra ruta discurre a través de . Arroyo de Fuentelarraya . Es conveniente llevar el bañador si el dia es caluroso. DISTANCIA TOTAL: 14 kilómetros.fuerzo y tiempo. referentes al trozo que se hace por la ribera. Algunos tramos pequeños se hacen a campo traviesa. TIPO DE MARCHA: Lineal. una iglesia colocada baja la advocación de la Asunción y que dispone de un retablo del Renacimiento. ÉPOCA RECOMENDADA: Primavera y otoño. TIEMPOS DE MARCHA: Villadepera. No pasar por alto los bosquecillos de encinas que existen repartidos por todo el recorrido. Dejamos estacionado nuestro vehículo dentro del casco urbano y aprovechamos los primeros momentos para realizar una visita a la iglesia parroquial de la localidad.bida. uestro itinerario parte desde el zamorano pueblo de Villadepera. Para ello tomamos la carretera que une la localidad de Villadepera con el cercano municipio de Pino de Oro. No pasar por alto las ruinas de la ermita de San Esteban.carpada que resulta fácil de recorrer mente nos exige dar algún que otro pe. DURACIÓN TOTAL: 3 horas. TIPO DE CAMINO: Carretera. vés de una pendiente no demasiado esEl descenso no es dificultoso y única. se presendero problema se presenta a la hora de ta más laboriosa y cansina.000 del Instituto Geográfico Nocional.Las Arribes. DIFICULTAD: Media. Puente de Requejo Arroyo de Fuentelarraya: 1 hora. Si disponemos de tiempo suficiente podemos emplearlo visitando alguna de las tres ermitas que rodean al pueblo. que podemos considerar como de dificultad alta.Pino de Oro: 1 hora y 15 minutos. como siempre sucede. sendero y senda. DESNIVEL: 140 metros.minos trazados sino. A G U A POTABLE: NO existe ninguna fuente en todo el camino. Tras realizar algunas de estas visitas comenzamos lo que es nuestro itinerario propiamente dicho. CARTOGRAFÍA: Hoja 368-111 escala 1:25. al que es conveniente añadir la sorprendente muestra de artesonado que alberga este templo. Cada vez llevar a cabo ya que este paraje tiene que hacemos un descenso como éste es un desnivel más suave que el resto de recomendable extremar las precaucio. efectuar el ascenso. El descenso se puede ce desaparecer a cada paso. Como siempre el verda.Puente de Requejo: 40 minutos.en sentido descendente aunque la suqueño salto. SUGERENCIAS: La belleza del puente Requejo merece que la disfrutemos con tranquilidad ya que se trata de una impresionante obra de ingeniería civil. en algunos casos.

gracias a en su ribera. Unas tiesible hasta que estemos prácticamente rras en las que la vegetación.frente a nosotros sin previo aviso. El puente. No podemos proseguir Avanzamos por la carretera a lo lar. matorrales diversos. aprovechando la ocasión para conEn nuestro recorrido descendente templar algunas de las múltiples vistas nos encontraremos con las ruinas de la que ofrece esta construcción.breve espacio caracterizado por su penmental verticalidad. El río no se ve porque un microclima existente en la zona. y que nos ermita de San Esteban. das Las Arribes.conjunto que se abre ante nuestros ojos. A partir de este momento el Duesendero que baja en dirección al río. El puente atraviesa el río Duero de lado a lado empleando pa­ ra ello sus 180 me­ tros de longitud. para hacer un alto en el camino. La unión de la belleza del trayecto ofrece la posibilidad de que posee el Duero y de la sorprenpoderse llevar a cabo empleando el au. No se apoya en ningu­ na columna sino que sus únicos ba­ samentos se localiuna vía asfaltada y en perfectas condi.continúa adelante hasta alcanzar la tocesivamente complicada. relativamente elevado para lo que reAtravesamos el Puente Requejo sulta habitual en esta zona.de paredes pero que podemos utilizar ciendo un lento y pacífico discurrir.un de los puntos más peculiares de tomendamos. El río la que no queda en pie mas que un par avanza de derecha a izquierda ofre. es permanece oculto a causa de las es.ro que nos adentra en las tierras que te frente a nosotros aunque no será vi. situado és. debemos continuar por la carrete.zan en los dos extremos del cañón fluciones que no supone ningún esfuerzo vial por el que discurre tranquilamente para el caminante. que surgen permiten ver al Duero dirigiéndose ha. Es una los 700-650 metros a que se encuentra magnífica ocasión para colocarnos en el Puente Requejo hasta los menos de la mitad de uno de los cañones de gra.sencia de encinas. aunque nosotros no lo reco.Atravesamos el puente y comproba­ mos la impresionante caída que se per. ro se convierte en nuestro compañero Abandonamos la carretera y tomamos durante el resto de nuestro avance.nuestra ruta sin disfrutar con calma del go de dos kilómetros y medio hasta lie. A media que descendemos por ante el único sitio de este enclave en el el sendero comprobamos que la vegeque se puede disfrutar de una vista de tación se va volviendo más densa y los cañones fluviales desde la mitad de que los árboles proliferan en número uno de ellos. Esta primera parte el río Duero. tal vez. al que mu­ cha gente llama también Puente de Pino. olivos y tre los que avanza encajonado. Estamos. Nuestro sendero La bajada hacia el Duero no es ex. almendros.ce del río Duero que ya comienza a ser ra durante un cierto tramo hasta que en visible ante nosotros y que paulatinalas cercanías de una de las primeras mente iremos dejando a mano izquiercurvas aparece a nuestra izquierda un da.bastante abundante destacando la precarpadas pendientes de los cañones en.rreno. de cia el cercano Salto de Castro.que servía para atravesar las aguas del .600 metros de la ribera. En este tramo vamos a pasar de cibe desde la parte superior. pero ofrece ma de aguas de Pino. se levantó en 1914 y está cons­ truido sobre un úni­ co arco metálico que posee 120 me­ tros de luz y 90 me­ tros de altura.forman la ribera del Duero. Esta obra de ingeniería civil sigue sorprendien­ do a las personas que se acercan a él por vez primera.dente estampa del puente constituyen tomóvil. gar a uno de los puntos más impresio. todo ello en un nito que impresionan por su monu.nantes de nuestro recorrido: el Puente Requejo. este sendero enfilando nuestro caminar Seguimos avanzando por el sendehacia la orilla del río Duero. DesCuando hayamos alcanzado la otra orí. En este punto estramos en los que es recomendable taba situado el antiguo embarcadero prestar cierta atención al estado del te.de la ermita podemos localizar el cau11a. diente.

pero que posee una indiscutible belleza ya que ante nosotros se alza una escarpada pendiente rocosa atravesada por las aguas del arroyo que se lanzan velozmente al río Duero. A partir de este momento nuestro -sendero se convierte en una mera senda por la que únicamente tienen cabida los caminantes.río Duero hasta no hace demasiados años. año en que se levantó el puente metálico de Pino. Esta visita es una buena manera para poner punto y final a este recorrido. siendo empleadas en múltiples ocasiones para ejercer el contrabando. por los que las caballerizas llevaban las mercancías hasta el embarcadero. La senda mantiene el sentido descendente que hemos venido realizado desde que abandonamos la carretera. o bien limitarse a regresar hasta el punto donde está situada la toma de aguas de Pino para. Los caminantes que no se sientan tan seguros de sus fuerzas puede escoger entre desandar todo el recorrido y regresar a la carretera. Hasta ese momento las barcas eran el único medio para pasar a las personas y mercancías de una orilla a la otra. . Una vez que estemos en Pino es recomendable acercarnos hasta la iglesia parroquial de San Juan Bautista dentro de la cual podemos encontrar una pieza curiosa: una pila bautismal realizada en una única pieza de granito. El transporte por barca dejó de emplearse a partir de 1914. Las personas que dispongan de una forma física considerable pueden arriesgarse a remontar el curso del arroyo hasta que lleguen a un camino de tierra que conduce directamente hasta la localidad de Pino de Oro. En todo momento estamos acompañados por el Duero que continúa avanzando a nuestra izquierda. Del antiguo embarcadero no queda ningún resto ya que fue anegado por las aguas tras la crecida que experimentó el Duero con la construcción del Salto de Castro. Las pendientes están recubiertas de una variada vegetación en la que predomina el matorral. La cascada está ubicada en medio de un terreno no exento de cierta peligrosidad. emprender un ligero ascenso que nos aleja del Duero hasta que encontremos alguno de los caminos vecinales que nos llevan hasta la localidad de Pino de Oro. No tenemos que recorrer mucha distancia para tropezamos con la cascada que provoca el arroyo de Fuentelarraya al desembocar en el río Duero. Sí quedan restos de los caminos. Tampoco hay que desperdiciar el retablo y las tallas que alberga el templo. A medida que avanzamos nuestra senda se va estrechando cada vez más hasta que llega un momento en que los matorrales prácticamente la hacen desaparecer. desde allí. perfectamente empedrados. alejándose y acercándose a nosotros.

Si Las Arribes se caracterizan nacional 122 que une Brandilanes con por ofrecer fuertes desniveles en poco la vecina Fonfría.Castro de Alcañices: 1 hora y 15 minutos. en sus primeros metros. El trazado de esta vía no ofrece demasia­ das complicaciones y discurre. T I P O DE MARCHA: Lineal. Iniciamos nuestro camino desde la Abandonamos la carretera y enfilocalidad zamorana de Brandilanes. CARTOGRAFÍA: Hojas 367-11 y 368-1 escala 1:25. Dejamos cioso por un paraje de Las aparcado nuestro vehículo dentro del Arribes totalmente diferente a todos los casco urbano y enfilamos la carretera demás. ya que nos acompañará hasta las mismas puertas de Castro de Alcañices. DURACIÓN TOTAL: 2 horas. el de la Jafríz y el de Aguasblancas. En este primer contacto con el arroyo de la Ribera po­ demos comprobar que el cauce atra- . a vegetación que se presenta ante noso. TIPO DE CAMINO: Camino carretero y senda. DIFICULTAD: Nula. Dejamos el camino carretero para dirigirnos. Puede realizarse prácticamente durante todo el año. al encuentro de la orilla del arroyo de la Ribera. una puente y a los pocos metros surge. Prestar atención a la vegetación ya que se puede considerar que es una muestra típica de la existente en las riberas de esta zona. El recorrido que carretera. TIEMPOS DE MARCHA: Brandilanes .mano derecha de la carretera.000 del Instituto Geográfico Nacional. ÉPOCA RECOMENDADA: Primavera y otoño. Visitar las ruinas de los molinos con que nos iremos topando. AGUA POTABLE: NO encontramos en todo el recorrido fuente alguna. un catros de manera progresiva. A partir de este momento el cauce del arroyo se va a convertir en nuestro guía durante toda la ruta. mino carretero perfectamente visible. campo traviesa. haciendo uso de un puenteproponemos nos va a llevar a través de cilio. a ruta que vamos a iniciar pequeño municipio ubicado en medio representa un paseo deli.DISTANCIA TOTAL: 8 kilómetros. esa cualidad no se un trecho demasiado largo cuando la presenta en esta tierra. SUGERENCIAS: Llevar calzado adecuado y cámara fotográfica.de un terreno bastante llano. atraviesa un pequeño arroyo: el un paisaje caracterizado por la variedad arroyo de la Ribera. un cauce que no suele llevar mucha agua (sobre todo en época estival durante la cual prácticamente no lleva nada) y que se forma gracias a la unión de dos pequeños arroyuelos. DESNIVEL: 60 metros. No hemos recorrido espacio de tiempo. .Ruinas del Molino de los Carbajos: 40 minutos. Avanzamos por esta vía mien­ tras nos ofrece un trazado relativa­ mente recto pero la abandonamos en cuanto comence­ mos a notar que se aleja del cauce del arroyo lo cual suce­ derá antes de haber camino un kilóme­ tro por él. Ruinas del Molino de los Carbajos . de manera paralela al arroyo que atra­ vesamos anterior­ mente. Dejamos atrás el y por la abundancia de vegetación. un lamos la desviación que nos ofrece el camino carretero que lo lugareños denominan camino de los Pasajeros.

tad atravesar el cauce del arroyo pero mitir el lujo de ir contemplado el pai. Generaltenemos ningún problema a la hora de mente no suele ofrecer mucha dificulavanzar.cerca es preciso que busquemos un va­ do camino. El arropuede centrar su atención en la vista yo suele estar atravesado por puentes que ofrece la localidad de Brandilanes rústicos que surgen ante nosotros sin recortándose en la lejanía por el lado previo aviso. ñutos. Este camino también sirve como llano en su práctica totalidad y por no referencia al caminante para que. de piedras de variable cribiendo el arroyo nos encontramos tamaño.de manera paulatina. Si queremos conocerlas más de itinerario.menos lineal. llegando a noso. las marcha a campo traviesa no ofrece di.ruinas del primer molino de nuestra ficultad alguna durante este tramo del ruta. la derecha.go de la orilla derecha del arroyo de la .viesa un paisaje caracterizado por ser ros. Esta.árboles comienzan a ser más abunmos atravesando un terreno que suele dantes y los matorrales ceden terreno utilizarse como pastizales para los re.to proseguiremos nuestra ruta a lo larno de la zona: el molino de los Teje. senda o vereda definida no do para poder alcanzarlas. Los número reducido de matorrales. más o En mitad de la curva que viene des.molino de los Tejeros y buscamos el tros de izquierda a derecha.como guía. En breves minutos descucribiendo una amplia curva. Desde este momentramos cerca de uno del primer moli. a parcontar con una vegetación a la que se tir de ahora. Seguimos avanbaños de estos contornos. Algunos de estos puenderecho de nuestra marcha. si lo desea.camino carretero que se encuentra al vesamos dejándolo atrás en pocos mi. El caminante se puede per.cambiar de orilla. Nuestra brimos en la otra orilla. La aparición de este camino La visita al molino nos ha forzado a carretero nos anuncia que nos encon. con un camino carretero que se cruza Nos acercamos hasta las ruinas del en nuestra marcha. dado si el caudal es abundante. tes se reducen a una sucesión. El la vegetación porque en breve sufrirá arroyo atraviesa unos parajes en los un importante cambio y se convertirá que los árboles se ofrecen al visitante en un espectáculo mucho más frondode forma aislada. comience a fijarse más en pueda calificar como abundante. A pesar de no estar siguien. acompañados por un so y característico de las riberas.es recomendable poner un poco de cuisaje de manera relajada y.lado de los restos de esta edificación. y que atra. zando utilizando el cauce del arroyo El arroyo de la Ribera avanza des.

Cuando recha como ocurría en todos los tramos lleguemos a este último molino habreanteriores. tera portuguesa. Es decir. El camino nos lleva en poLa vegetación y la fauna caracteco tiempo hasta este municipio.el camino desaparece nos vemos oblite el camino carretero. mos alcanzado la mitad del itinerario. cia de árboles y matorrales que habíA partir de ahora nuestro trabajo se tan en las cercanías de los cauces. de ser estas edificaciones cuando esta. Se trata de un camino que parte de demos utilizar como lugar de reposo si Castro de Alcañices y atraviesa la fronnos encontramos fatigados.ción de la ribera. re­ momentos. a partir de este punTras el molino de los Sollapa sur­ to el cauce discurrirá por nuestra iz. que te que prestemos atención a la vegetahemos encontrado en las inmediacio. Sin grandes di.ra demostrar que Las Arribes no hay saje típico que nos suelen ofrecer Las que reducirlas al terreno inmediato a Arribes. Castro rísticos de los pequeños cauces de agua de Alcañices.nocer nos ha proporcionado otra de las mino para atravesar el arroyo y lo se. que hemos colocado co.Además de los molinos es convenienmino. Los molinos nos gados a volver a utilizar al arroyo copermiten adivinar todavía cómo debían mo guía y referente de nuestro caminar.bera derecha del cauce sin que esto nos ficultades podremos encontrar en los ofrezca problema o dificultad alguna.ensaladas. de manera especial. les que les suministraban el agua.< abundancia en determinadas zonas. perfectamente transitable. es za de manera paralela al arroyo y nos preciso destacar la presencia de una de permite ir contemplando una hermosa ellas conocida como "manija" que es vista en la que se conjuga la vegetación muy apreciada a la hora de elaborar propia de las riberas con la abundan.permite alargar un poco más la ruta. La Antes de llegar a Castro de Alcañices relativa abundancia de plantas y la el caminante debe bordear dos peque. Si queremos ver de cerca pentinamente muere prácticamente en los restos de este antiguo molino sólo la misma orilla del arroyo.tero que atraviesa el arroyo de lado a ladio de una pequeña explanada.múltiples caras que puede presentar güimos alejándonos del cauce de agua este enclave caracterizado por su va­ que nos ha traido desde Brandilanes riedad y sus contrastes. presa constante para el caminante. limita a seguir el camino carretero que Las ruinas del molino de los Solía. los nuestro camino.Ribera.existencia de una animada fauna (soños cerros ubicados uno a cada lado de bresaliendo. anfibios y pequeños pájaros) sirven paEste recorrido no responde al pai. alrededores algunas de las grandes la. Los grandes cañones fluviales los grandes cañones de granito carachoradados por ríos no están presentes terísticos de este enclave. No obsnuestra aproximación hacia la localidad tante el paisaje que hemos podido code Castro de Alcañices. Una vez que tenemos que abandonar temporalmen. Usamos el ca.El arroyo realiza durante este trayecto jas de piedra que se emplearon en la un recorrido un poco sinuoso que nos construcción del molino o de los cana.se transforman en un motivo de sormo punto final de nuestro recorrido. Utilizamos a partir de ahora el ca.continúa avanzando de manera paralepa aparecen ante nosotros en breves la al arroyo de la Ribera hasta que. Ha llegado el momento de abandonar el cauce para emprender en ningún tramo de esta ruta. hasta aquí. . Las plantas acuáticas nes del molino para seguir adelante son un atractivo de esta ruta dada su con nuestro itinerario.ge ante nosotros el último molino de quierda en lugar de hacerlo por la de.do.esta ruta: el de los Carbajos. Los No tardamos mucho tiempo en enconmolinos con que nos topamos en este tramos de nuevo con un camino carreitinerario suelen estar ubicados en me. que po. El camino avan.Seguimos adelante caminando por la riban en funcionamiento.

un municipio cer. ya que el terreno es sumamente resbaladizo. un fenómeno que se explica con y ubicadas en la base de esta elefacilidad ya que el teso de granito' sir. SUGERENCIAS: Disfrutar del paisaje que nos ofrecen los múltiples grupos de encinas que aparecen en el camino. TIPO DE MARCHA: Ida y vuelta. En segundo lugar acudiremos La carretera de Pereña nos conduce di­ al Puente de La Peña y al molino que rectamente hasta las inmediaciones de se encuentra situado a su vera. No solamente po­ se siguen empleando por estos lares pa. camino y sendero. la dificultad es alta en determinados tramos. DURACIÓN TOTAL: 3 horas. nos resulta sumamente fácil locauna elevación de 41 metros sobre la lizar visualmente este llamativo teso. meseta.La Peña: 1 hora y 30 minutos. Las a v e s t a m b l é n s u e l e m d l f i c a r en l a s e n ñagorda vemos que proliferan las ra" cinas paces.m u l t i t u d de pequeñas avecillas. La ruta tiene dos partes Peñagorda por varios lugares ya que. La elevación de Peñagorda es una sorprendente visión para el caminante ya que se trata de una enorme y solitaria mole de granito situada en medio de un te­ rreno llano. Los alrededores de Peñagorda tampoco son pa­ ra desperdiciarlos ya que podemos encontrarnos con una buena muestra de en­ cinares adehesados limita­ dos por las típicas cercas de piedra que m á s variadas clases.Molino del Puente de la Peña: 1 hora y 15 minutos. El camino hasta Peñagorda no ofrece nin­ guna dificultad ya que las vallas de piedra van deli­ mitando la vía a medida que avanzamos. DIFICULTAD: Baja.reña. CARTOGRAFÍA: Hojas 423-111 y 422-1V escala 1:25.ra que une a esta localidad con la de Pemantina de La Peña. En primer lugar la una vez que hayamos salido del puevisita al mojón granítico de La Peña. Molino del Puente de La Peña . a ruta que proponemos torna aparcado nuestro vehículo para salir corno punto de partida y de del casco urbano buscando la carretellegada la localidad sal.d e m o s encontrar rapaces en esta zona ra señalar los límites de las propiedades. Contemplar las aves rapaces que abundan en esta zona. TIPO DE CAMINO: Carretera. Llevar calzado adecuado si realizamos la ascensión de Peñagorda y desistir del intento si el día se presenta lluvioso. donde dejaremos de la carretera llegamos hasta Peña- gorda haciendo uso de cualquiera de los múltiples senderos que parten desde la orilla derecha de la ca­ rretera. Peñagorda . acercándonos a la elevaIniciamos nuestro camino en el ción que se alza a nuestra derecha. Peñagorda. AGUA POTABLE: NO tenemos en todo el recorrido. blo. DESNIVEL: 135 metros. Podemos llegar a la elevación de cano a Pereña.000 del Instituto Geográfico Nacional. Des­ pueblo de La Peña. s i n o 3 u e t a m b l é n descubriremos a una A medida que nos acercamos a Pe. Si se sube a la cima de Peñagorda. TIEMPOS DE MARCHA: La Peña • Peñagorda: 15 minutos.DISTANCIA TOTAL: 14 kilómetros. ÉPOCA RECOMENDADA: Primavera y otoño. El mojón de Peñagorda es consecuencia de la resistencia a la ero­ sión que el granito ha veni­ do desplegando desde la formación de todo este en­ clave. Si se sube a Peñagorda hay que limitar las vistas entre los meses de febrero a junio debido al periodo de cría de las rapaces que allí nidifican. bien diferenciadas.v a c i o n * E1 a s c e n s o a ve como base de nidifícación o como Peñagorda nos pro­ orciona una reposadero a multitud de aves de las P maravillosa vista de los .

Haciendo uso de esta tico a nuestras espaldas hasta que. Una vez que estamos cuentra aislada en medio de una llanu. además Dejamos la elevación de Peñagorde permitirnos una hermosa panorá.gresar a la carretera que nos ha traído nes ya que la formación granítica se en. en nuestro referente ya que.alrededores de La Peña llegando a al. la Ribera y la Ribera del Picón chando para echar un vistazo a la herdel Cuervo. Para seguir adetante y es que no está entorpecida por lante con nuestra ruta es preciso reningún elemento ni por otras elevacio.propiedades de reducido tamaño cerveniencia de que subamos en el mayor cadas con las características vallas de silencio posible porque las aves son piedra. El arroyo de los Molinos atrasumamente sensibles a los ruidos que viesa al localidad de La Peña de parte . debemos recordar que hay minaríamos regresando a La Peña.en ella veremos que. máxime si canzar la ubicación de varios de los se encuentran en época de cría. a partir de dancia de plantas es preferible desistir ahora. La vista desde la cima de mosa vegetación que rodea todo el Peñagorda ofrece una ventaja impor.se generan a su alrededor. municipios de los alrededores.jada seguimos avanzando por el de aquí no es ninguna broma.desde La Peña.ta desviación dejando el mojón graníllados en la roca. En la encruciteniendo en cuenta que una caída des.da y nos centramos en la localización mica de los valles de los ríos de Las de nuestro próximo camino.rante un tramo. La subida no es tan arroyo conocido como el de los Molifácil como parece a primera vista y si nos.segadamente por un paisaje caracteriducción y el periodo dedicado a la cría.nos metros y nos permite transitar so­ lada se realice mientras dura la repro. camino que sale a nuestra derecha ya Si a pesar de todo queremos llegar que si tomamos la otra dirección tera la cima.enclave de Peñagorda. du­ de realizar la ascensión ya que es peli. avanzará por la deregroso afrontarla en estas condiciones cha de nuestra marcha. Tomamos esmentarios escalones que han sido ta. poayuda podemos llegar a la cima en un co después de atravesar un pequeño tiempo reducido. Para realizar el ascenso a la cima es quierda de la vía y casi enfrente de la preciso rodear toda la formación gra. por el lado izra.rretero que se convertirá. aproveUces. llegamos hasta otro camino cael terreno está húmedo o presenta abun. zado por la presencia de abundantes Otro factor a tener en cuenta es la con. aparece un nítica hasta que demos con unos rudi. El que respetar los periodos de cría de las camino avanza de manera paralela al aves rapaces que anidan en la roca por arroyo de los Molinos durante algulo que no es aconsejable que la esca.elevación de Peñagorda.camino de tierra pisada.

ejamos aparcado el automóvil dentro del casco urbaño de la localidad zamorana de Villardiegua de la Ribera. SUGERENCIAS: ES una ruta que casi no tiene sombras por lo que. En las inmepastizales con los poseedores de árbo. trucción no demasiado grande que atraDe manera paulatina vamos viesa el cauce de la Rivera de La Caabandonando este panorama de mini. Ribera del Pontón . y que ya no se fundios para adentrarnos en unos pa. Camino de regreso: 2 horas y 10 minutos. En medio de esta girar de inmediato a nuestra izquierda. los árboPara llegar al molino tenemos que les de esta zona poseen en su mayoría atravesar el puente y. se recomienda el uso de protección. La decisión en esta confluencia no Sestil o el del Ventosino. que vamos a utilizar como punto de partida.Peña Redonda: 1 hora y 20 minutos.restos del molino de La Peña. otoño. vamente complicados de localizar ya Nuestro nuevo camino cruza de que basta con que remontemos el caunuevo el arroyo de los Molinos y se. güimos adelante separándonos cada Nosotros iniciamos el camino de vez más de este cauce de agua al que vuelta hacia la localidad de La Peña pa­ yamos dejando a nuestras espaldas. A pesar de cruzar. el del te.ofrece excesiva complicaciones para cuitad alguna para el caminante y que llevarla a cabo pero. nos perse realiza sin ningún problema.diaciones del puente se encuentran los les de distinto tipo. Una vez que hemos paseado por las calles de esta tranquila localidad llega el momento de buscar el camino que nos llevará hasta la peña redonda. Desde Villardiegua de la Ribera parten varios senderos que van. perteneciente al siglo xvm. No podemos dejar pasar la ocasión de acercarnos hasta la iglesia parroquial. una vez cruzado. Optamos tantes entre sí aunque no son excesipor tomar el camino de la derecha.tos molinos nos llevaría un buen rato le un camino mientras que por la iz. 5 horas. TIPO DE MARCHA: Idea y vuelta. Visitar el castro de San Mamede y disfrutar de un hermoso paisaje sobre Las Arribes del Duero.000 del Instituto Geográfico Nacional.sandar nuestro itinerario. Antes de iniciar nuestro reconido es muy recomendable dedicar un poco de tiempo a pasear tranquilamente por las calles de este pueblo que esconden agradables sorpresas. una discreta altura.beza de lado a lado. 18 kilómetros. TIEMPOS DE MARCHA: Villardiegua de la Ribera . situación llegamos a una nueva conSi todavía queremos seguir camifluencia de caminos en la que nosotros nando podemos ampliar esta visita redeberemos continuar por el que surge montando el cauce de la Rivera de La a nuestra derecha y que nos llevará Cabeza para conocer otros ejemplos hasta el Puente de La Peña. El ra lo cual únicamente es necesario de­ camino enfila un tramo recto de con. CARTOGRAFÍA: Hojas367-iV y 368-111 escala 1:25. si el dia es caluroso. Esta escultura procede del cercano castro de San Mamede y fue realizada en la II Edad de Hierro. no así a lo largo del recorrido donde no encontramos ninguna.tran el Molino del Quemado. Conocer es­ es complicada ya que a la derecha sa. la fauna y el agua se alian paLa Peña que no tarda demasiado en ra satisfacer al caminante. una nos con varios árboles ninguno de ellos construcción típica de la zona que ha se va á caracterizar por poseer una ta. En el pueblo tenemos varias fuentes.ce del arroyo para poder dar con ellos. a cambio. aunque to. DISTANCIA TOTAL: DURACIÓN TOTAL: DIFICULTAD: Baja. Nos mite conocer un paisaje en el que la veacercamos cada vez más al Puente de getación. AGUA POTABLE: TIPO DE CAMINO: Pista y campo traviesa. lia especialmente reseñable.de molinos entre los que se encuendavía falta un buen trecho por delan. Es una conseste municipio. Esta ruta no siderable duración que no ofrece difi.caído en el abandono. DESNIVEL: 70 metros.a parte poruña de las zonas laterales de mostrarse ante nosotros.Ribera del Pontón: 1 hora y 30 minutos. para cono- cer la muía de piedra que se encuentra en las inmediaciones del templo.emplea tanto como antes debido a la rajes totalmente diferentes en el que se construcción de un puente nuevo por van alternando los tramos dedicados a el que pasa la carretera. Nosotros optaremos por . ÉPOCA RECOMENDADA: Primavera.debido a que se encuentran muy disquierda sólo hay un sendero. directa o indirectamente. hasta la elevación de Peña Redonda.

a causa del continuo trabajo de pueblo muere en la orilla de un pe.cho tiempo.altitud y que se encuentra coronado queños grupos o aislados. queño arroyo conocido como Ribera Abandonamos el camino e iniciadel Pontón. todos ellos en con­ diciones bastante aceptables e incluso alguno admite la utilización del ve­ hículo. El cami­ no avanza sin nin­ guna dificultad a través de un paisa­ je caracterizado por la presencia abru­ madora de cercas de piedra que van compañeros durante la primera parte delimitando nuestro desplazamiento y de nuestro caminar. campos en los que la ausencia de arbolado. De manera paulatina vamos dejando atrás los campos de cultivo y alguñas naves agrícolas aisladas. en pe. te a nosotros la elevación de la Peña Redonda. mensiones y forma claramente redonEl camino que hemos tomado en el deada. para sustituirlos por una vegetación en la que los matorrales son los principales protagonistas.ro encajonado por los muros de granivesamos el arroyo y podemos ver fren. En Las Arribes nos encontramos frecuentemente con este paisaje: una sucesión de matorrales recorridos por pequeños arroyos que. Optamos por remontar el curso del arroyo hasta que vemos la aparición de un pequeño camino de tierra en buenas condiciones para ser utilizado.escoger el que nos conducirá casi de manera directa has­ ta esta peña. distintos caminos de tierra que nosotros ignoraremos continuando adelante por el camino que tomamos en el pueblo. Sali­ mos del pueblo por la parte Este en bus­ ca de la báscula donde se realizan los pesos y medi­ das. A lo largo de nuestro avance irán surgiendo. Los campos de crece el cereal o que son empleados pacultivo se convierten en los únicos ra servir como pastizales. bastante más allá. Al coronar el cerro podemediaciones de las arribes del Duero mos contemplar una hermosa vista de de las que sólo intuimos las rocas de los Las Arribes en la que no puede faltar cañones que se nos presentan por la la presencia. a núestra mano derecha. las in. atravesando el campo sin seguir ningún tipo de camino.to de los cañones. transforman su tranquilo avance en un alocado descenso hacia las riberas del Duero. Para llegar hasta allí podemos hacer dos cosas: remontar el curso del arroyo hasta que aparezca un camino de tierra que nos lleve a las cercanías de la peña o bien atrevernos a recorrer la última parte del camino. en breves mo- Nuestro paisaje no varía demasía. unos muros que se . El camino aparece ante nosotros en la orilla derecha del cauce. nos encontramos en las faldas do a no ser por la presencia de algunas de la elevación de la Peña Redonda.mentos. Esta situación vuelve a repetirse en este itinerario. Desde este punto podemos ver que surgen tres ca­ minos carreteros. Atra. rompen la por un peñasco de considerables di­ monotonía creada por los matorrales. frente a nosotros. repentinamente. viñas medio abandonadas presentes en El nombre le viene dado por tratarse de ambos lados de nuestro camino o por un cerro que ronda los 694 metros de la existencia de árboles que. Las dos opciones son perfectamente válidas y nos conducen al mismo punto.la erosión. Nosotros debemos optar por tomar el que parte de la derecha aun­ que todos ellos ter­ minan-por acercar­ nos hasta Peña Redonda. del Dueorilla derecha de nuestro avance. Seguimos adelante y. Frente a nosotros tenemos mos la ascensión que no nos lleva muel arroyo y.

. Los restos se reducen a una serie de muretes y formaciones rocosas que recibieron varios usos. sin que se conozca causa alguna. El castro tiene un origen prerrománico y fue abandonado. para que sus habitantes se desplazaran hasta el terreno que actualmente ocupa la localidad de Villardiegua de la Ribera. un lugar enclavado dentro de los cañones fluviales del Duero que era empleado antiguamente para pasar hasta las vecinas tierras de Portugal y se caracterizaba por su elevada peligrosidad. En las cercanías de la Peña Redonda se encuentra el conocido Paso de Las Estacas.encuentran salpicados de vegetación. El castro se encuentra en un estado de completo abandono a pesar de ser el punto donde se encontró la famosa yegua de piedra que adorna las inmediaciones de la iglesia parroquial de Villardiegua de la Ribera. Una vez que hemos terminado de contemplar las vistas que ofrece la Pe- ña Redonda debemos ponemos a buscar los restos del castro de San Mamede que se encuentran en las inmediaciones de este cerro. principalmente matorrales o pequeños árboles. El Paso de Las Estacas desapareció bajo las aguas del Duero cuando se construyó la presa de Miranda do Douro. El Duero avanza sosegado Hegando a dar la impresión de que sus aguas permanecen inmóviles.

baja. población donde dejamos estacionado nuestro vehículo y que podemos visitar antes de iniciar el camino. CARTOGRAFÍA: Hojas 368-111 y 396-1 escala 1:25.000 del Instituto Geográfico Nacional. desvíos que olvida­ remos continuan­ do recto siempre usando el mismo camino. Poco después de abandonar el pue­ blo veremos que surgen una serie de bifurcaciones a nuestra izquierda. TIEMPOS DE MARCHA: Villalcampo . El pueblo no es demasiado grande pero nos llama la atención la relativa abundancia de casas edificadas con piedra. El cami­ no. desde el primer momento. entre un abrevadero. su presencia suele abundar en los alrededores del pueblo y son más escasas a mediada que nos vamos ale­ jando del caso ur- . Podemos aprovechar para acercarnos hasta el embalse de Villalcampo. DIFICULTAD: Media . uestro recorrido parte desde el casco urbano de Villalcampo. Castillo de los Pueyos Villalcampo: 2 horas. se pre­ senta limitado por cercas de piedra a ambos lados. TIPO DE CAMINO: Camino de tierra.DISTANCIA TOTAL: 11 kilómetros.Castillo de los Pueyos: 1 hora. TlPO DE MARCHA: Circular. Una vez que hemos recorrido el pueblo nos ponemos en marcha para encontrar el camino que nos llevará hasta la desembocadura del río Esla. el depósito de aguas y unas pequeñas naves. Entre las viviendas más antiguas no es demasiado difícil encontrar algunas que tengan incrustadas en sus paredes restos de estelas prerrománicas. A G U A POTABLE: En Villalcampo. DURACIÓN TOTAL: 3 horas. Como siempre es aconsejable acercarnos hasta la iglesia parroquial de la localidad reservando un poco de nuestro tiempo para conocerla con tranquilidad. En algunos tramos del camino abundan las piedras sueltas que hacen la marcha un poco insegura. Las cercas son unos de los elementos típi­ cos de la arquitec­ tura tradicional de esta tierra y se em­ plean para fijar las líneas de propie­ dad. otoño. casi de inmediato. El camino que se abre frente a nosotros es principalmente recto y dispone de un buen firme. DESNIVEL: 180 metros. Aprovechar para pasear por el casco urbano de Villalcampo. Es una ruta con poca sombra y sin agua por lo que es recomendable llevar algún tipo de protección contra el sol. SUGERENCIAS: Llevar cámara fotográfica. ÉPOCA RECOMENDADA: Primavera. senda de ganado y campo traviesa. No es difícil de hallar ya que nuestra vía parte directamente desde el frontón de la localidad pasando.

Una de las cosas que romero. El camino se mente arbustiva: matorrales bajos de estrecha y. por parte de matorrales bajos como esLa vegetación que nos vamos en. Según vamos diendo cada vez más. por mostrar un alto grado de disperEl paisaje no presenta demasiadas sión. 782 de Villalcampo para bajar hasta carrascas y enebros que se caracterizan los casi 600 metros. El camino no ofrece dificultad variaciones aunque notamos que los alguna para el viajero que puede dedi. no sólo a simple vista sino por el lige.lante sin tener problemas. A pesar del estrechamiento Estamos atravesando un típico paisaje y de una relativa invasión del firme de la penillanura de Las Arribes. Seguiremos adelan- . cada vez ta tensión cuya cercanía detectamos más.tro camino comienza a estrecharse po­ do al caminante pastos y pastizales. bajo cuatro líneas de alta viación. Estamos iniciando el tud de pequeños pájaros.parte.desviaciones de la izquierda y de la samos por debajo de estas líneas de al. pero llega un punto en que nuesdo a medida que avanzamos ofrecien. Al principio las cercas contienen El camino avanza delimitado por pequeños huertos. Los únicos árboles con que los 180 metros ya que partimos de los nos tropezamos son algunas encinas. es que nos vamos cruzanLlegamos hasta una pequeña bido con algunas líneas de alta tensión furcación en la que escogeremos el ca­ que podemos interpretar como signo mino de tierra que sale frente a nosoinequívocos de la proximidad de la tros (nos olvidaremos por tanto de las central eléctrica de Villalcampo. comiendistinto tipo de los que surgen multi.cercas de piedra.ra del río Esla.los matorrales y los pastizales descenda que nos acercamos.derecha) que nos aproxima. podemos seguir adecontrando en esta zona es principal. Un descenso superior a quirroja. tomillo y jara son los ejemnos llama la atención a medida que piares más significativos. co a poco.za a inclinarse. sembrados y algu.baño. granito en su mayor nos viñedos para cambiar de contení.Nuestro nuevo camino avanza entre ro crepitar que surge de ellas a medi. destacando la descenso que nos llevará hasta la ribepresencia de la curruca y la chova pi. hasta las cercanías del río Esla.matorrales son los protagonistas incarse a disfrutar del paisaje sin temor discutibles de este espacio: lavanda. de forma cho en toparnos con una nueva desprogresiva. avanzamos. No tardamos muavanzando cruzaremos. simultáneamente. a errar el rumbo. Pa. En esta ocasión se trata de dos tensión.cobas y romero. pequeñas sendas.

te por la senda que está más pisada y ra del Esla en el cauce del río Duero. que las piedras sueltas son cada vez Del mismo modo que vemos difemás abundantes y es recomendable rentes zonas de vegetación podemos fiextremar el cuidado a la hora de ca.mar las precauciones al acercarnos haspañados por el río Duero que discurre ta las riberas. No formando una gigantesca "Y" que de­ tenemos que recorrer mucho trecho pa.vara directamente hasta la misma orisandamos parte de nuestro camino has. Op.impresionantes cañones de las riberas. ro está situado frente a nosotros mienA partir de ahora es aconsejable tras que el Esla lo está a la izquierda. se muesy que no nos ofrecen demasiado tra. tomar como punto de referencia el pi.La unión de ambos cauces provoca un cacho del Castillo de los Pueyos para cierto ensanchamiento gracias al cual aproximarnos hasta él por donde me. tenemos que llegar hasta otra bifurca.La unión de los dos ríos se ha resuel­ dos diferencias entre sí. yos desde donde podemos recrearnos Una vez que el caminante haya saen una de las vistas más sorprendentes tisfecho su interés contemplando esta que tiene esta tierra: la desembocadu. antes la bifurcación. un pi. Desde este punto parte un cacedemos por la senda que utilizamos mino de tierra que nos lleva.constituido una de las visiones más cha y las del Esla a nuestra izquierda). sorprendentes de estas secas tierras. a la izquierda de nuestro sentido de Un buen final para esta ruta es acermarcha.una aportación que se lleva a cabo de tido de nuestra marcha.campo. Para ello se nos presentan dos la derecha siguiendo una senda (en no alternativas: o bien seguimos el cauce muy buenas condiciones) que nos lledescendente del río Duero o bien de.ja sin habla al caminante.fluencia de ambos cauces se efectúa pareciendo de manera esporádica. mantienen las aguas de los ríos.jarnos también en las diferencias que minar.to mediante la construcción de la cer­ ta la elevación del Castillo de los Pue. que parte hacia la izquierda en el sen. las menos. que conserestamos más cerca del risco notamos van el arbolado autóctono. Desde el Castillo de cacho rocoso que se alza en la misma los Pueyos comprobamos que el Dueconfluencia entre el Esla y el Duero. A medida que algunas zonas. podemos salimos del cagirar hacia la izquierda olvidándonos mino para localizar un arroyo cercano del camino carretero que hemos usado y seguir su cauce hasta que descubraen el recorrido de ida.lia del río Duero. unas arribes que no ofrecen demasia. Debemos estar atentos ya que carnos. siaposianteriormente. A partir de manera sosegada y tranquila. muy pronunciadas cipal dificultad que nos encontramos a partir de determinada altura. hasta la localidad la remontamos hasta que alcancemos de Villalcampo. La El caminante puede apreciar ya la densidad del agua del Esla es distinta presencia de las arribes de los dos ríos a la del Duero y la unión de ambas ha (las del Duero situadas a nuestra dere.de remansarse en la presa de Villaltamos por la segunda solución y retro.tran plenas de vegetación destacando bajo para dejarlos atrás. es aconsejable extreavanzamos en todo momento acom. Los matorrales son la prinLas pendientes. .por la izquierda.hasta la presa de Villalcampo para disción en la que nos desviaremos hacia frutar de una hermosa vista. imprevista.mos el punto en que vierte sus aguas viación de la izquierda y proseguimos al Duero descendiendo por los siempre a través de una senda de tierra que apa. Alcanzamos un pe­ ta que retomemos la senda que nos ha queño recodo que forma el Duero antes llevado al Castillo de los Pueyos. La conahora la senda va apareciendo y desa.que en otros puntos de estos cañones tingue bajo nuestros pies de manera de piedra. Llegamos has. Si lo deseamos. en este punto debemos de regresar. Retomamos la senda y bilidad de perdernos.panorámica debemos continuar nues­ tra ruta. Como siempre.cana presa de Villalcampo. haciendo uso del automóvil. Tomamos la des. El río Esla ra localizar el primer punto de nuestra confluye con el Duero llegando a éste ruta: el Castillo de los Pueyos.la panorámica es bastante más amplia jor nos parezca ya que la senda se ex. rece y desaparece bajo nuestros pies.

semeje estacio- .ta con el cauce seco se pierde gran parcer una buena muestra de los molinos te del atractivo de este itinerario auntípicos de esta zona. por ello recoes muy sencillo de seguir y mendamos que se haga esta ruta en no presenta complicaciones. TIEMPO DE MARCHA: Moral de Sayago .épocas de abundancia de agua o tras un corrido ideal para las personas que periodo de lluvia. sta ruta no ofrece ninguna agua es un factor importante que es dificultad ya que el camino preciso tener en cuenta.urbano de la localidad de Moral de Sa­ yo de cauce variable. La afluencia de yago. TIPO DE MARCHA: Ida y vuelta. CARTOGRAFÍA: Hoja 396-1 escala 1:25. una pequeña población zamora- na de la que nos ha llamado la atención la disposición de sus casas que se ofrecen formando una serie de barrios perfectamente dife­ renciados unos de otros. DESNIVEL: 150 metros. la encontramos en Moral de Sayago. Es un re. de moderna facturación.DISTANCIA TOTAL: 11 kilómetros. Conoceremos bastantes muestras de la arquitectura tradicional a través de los viejos molinos con que nos toparemos a lo largo de nuestro camino. DIFICULTAD: Baja. por seguridad. Rio Duero Embolse de Villakampo: 30 minutos. Ade. TIPO DE CAMINO: Corretera y campo traviesa.I ra introducirnos a campo traviesa en busca de este pequeño cauce de agua conocido como arroyo de los Arroyos. la mayoría de los que la visita a Las Arribes siempre es cuales se encuentran en ruinas aunque una excusa capaz de justificar que la siguen conservando su encanto. Camino de regreso: 1 hora y 30 minutos. que sirve a la carrete­ ra para atravesar un arroyo. Existe la posibilidad de hacer en coche este primer tramo del recorrido y dejarlo aparcado en la orilla de la carretera pero recomendamos que el vehículo. Si realizamos la in­ quieran pasear tranquilamente y cono.Rio Duero: 50 minutos. DURACIÓN TOTAL: 3 horas. Tenemos que avanzar por es­ ta carretera cerca de un kilómetro. ÉPOCA RECOMENDADA: Mediados de la primavera y principios de otoño. Abundancia de pequeñas aves y vegetadón propia de las riberas. En este punto abandonare­ mos la carretera pa. SUGERENCIAS: ES una ruta recomendable para las personas que quieran pasear sin prisa y sin enfrentarse a ninguna exigencia.ruta se haga en cualquier momento más también atravesamos una hermoNuestra ruta parte desde el casco sa ribera recorrida toda ella por un arro. AGUA POTABLE: NO hay.000 del Instituto Geográfico Nacional. hasta que lleguemos a un pequeño puenteci11o. Dejamos el automóvil apar­ cado en el casco ur­ bano de esta loca­ lidad e iniciamos nuestro camino buscando la carre­ tera comarcal que une Moral de Saya­ go con su vecina Abelón.

nemos frente a nosotros. una vez que lo hemos al. así es ya que el corrido que se caracteriza por la escaagua aparece totalmente cubierta de sez de vegetación que afecta por igual vegetación.a las dos orillas del cauce. Podemos avanzar esta tierra para moler el grano aprovepor la orilla que nos apetezca ya que no chando la fuerza de las corrientes de suele ofrecer mucha dificultad el pasar agua.gir ante nuestros ojos los tradicionales mentó por donde más despejado molinos de piedra que se empleaban en veamos el terreno. si.nado dentro del pueblo. en cierta medida. Todavía teneAvanzamos. siempre en el mismo mos que cruzarnos con un par de casentido que el discurrir del agua. seguimos el sentido del cur. la confluencia de dos pequeños cauces momentos antes de ver cómo un pe­ que se unen a escasa distancia del queño camino carretero atraviesa nuespuente. unas edificaciones ruinosas que de una a otra. tro arroyo. A partir de escanzado. En algunas partes el arro. quierda de nuestro arroyo. máxime si tenemos en puede presentarse en cualquiera de las cuenta que nos encontramos con una dos orillas de manera indistinta. aunrelativa abundancia de puentes de pie. avanzando en todo mo. demos contemplar se encuentra a maconcretamente el barrio conocido co. Antes de En muchos tramos da la sensación de llegar hasta los primeros molinos teque ha desaparecido el cauce de agua nemos que atravesar un tramo de rey.gunos árboles aislados y plantas arténtico prado en vez del cauce de un bustivas de tamaño variado que crecen arroyo.minos más para llegar hasta el puente guiendo la ribera del arroyo y com. Situados sobre mo de los Llinos. las únicas yo discurre bajo un manto tupido de muestras que tenemos de ella son alplantas acuáticas que semejan un au.te punto veremos que comienzan a surso del agua.no izquierda y está conectado a un ca- . El primero que polevanta el pueblo de Moral de Sayago. de manera caprichosa.que se suelen situar en la parte izdra elaborados a la manera tradicional. No hemos recorrido el puente volvemos nuestra vista hacia mucho camino cuando aparece en la ri­ el lado derecho y podremos ver cómo bera izquierda un conjunto de pequeel arroyo de los Arroyos se forma por ñas edificaciones que dejamos atrás. Podemos aprovechar la ocaAbandonamos la carretera por su sión y cambiar de orilla empleando parte izquierda descendiendo en busca para ello el rudimentario puente que tedel arroyo y.que marca la cercanía de las ruinas de probando que a nuestra izquierda se nuestros molinos.

Se puede llegar hasta la mis.cia gracias a la proximidad de las pamo nos veremos inmersos en trechos redes rocosas y al pronunciamiento del donde la vegetación.carretera con el arroyo y remontando rario. pero todavía podemos apreciar cómo es la estructura base de estas edificaciones.agradece y que siemTras ver el avance sosegado y plá. sotros de manera imprevista. también en la parte izquierda del cauce. El río se muestra frente a nopesa. que el caminante. Es el molino del que hemos llegado hasta el borde superior de la pared de Las Arribes. No obstante la visión recordando en todo momento que de la presa encajada entre los cañones Las Arribes suelen engañar a primera pétreos de Las Arribes es una visión vista.sentan las aguas de los dos ríos. sin ser nombres fijos o definitivos. pasamos de los 672 metros a que está ubicada la carretera hasta los menos de 600 metros de la ribera y todo ello en un breve espacio de terreno. partimos de nuevo hacia regresando hasta la confluencia de la la carretera desandando nuestro itine.las proximidades del arroyo no es dera ayudar a que la mezcla de las aguas masiado dificultoso el poder toparnos del Esla y el Duero se lleve a cabo.pre impresiona a las personas que se cido del río Duero.La presencia del río se anunpor las cercanías de los pastizales co. Para ello seguimos utilizando el curso descendente del arroyo como guía infalible. caminando siempre siguiendo remos hasta el río Duero. . aunque éstos se presentarán más separados unos de los otros que los primeros que vimos. avanzando hasta acercan hasta aquí por primera vez. se vuelve mucho más abundante. El camino de regreso lo pomedio hasta alcanzar el Salto de Vi. El último molino de nuestra ruta está situado tras dos revueltas que nuestro arroyo realiza de forma continuada. La unión no se lleva a cabo dentro del marco de los típicos cañones. todos ellos por la parte izquierda del arroyo.la multitud de senderillos que parten frutar de una sorprendente vista del río del arroyo y que nos ofrecen la posiDuero y de los cañones fluviales.mino carretero a través de un pequeño senderillo. Para ello su curso descendente. Tan pronto nos encontrare.con unos muros o cercas de conten­ ta mezcla siempre ha sido llamativa ción levantados para proceder al cultidebido a la diferente densidad que pre.demos emplear para aventurarnos por llalcampo desde donde podemos dis.pectáculo se ha visto considerableponga de una buena forma física y mente reducido. se va a unir al mos en zonas despejadas caracterizadas río Duero. son de lo más variado ya que hemos conocido los molinos del Puerto. Tras el molino del Diablo nos encaminamos a la búsqueda de la carretera que lleva al Embalse de Villalcampo. aunque el desnivel en este punto tampoco es despreciable. pero esta opción con la construcción de esta presa el esno es aconsejable a no ser que se dis. Antes de en la misma dirección que nos marca el acudir a conocer la presa nos acercaarroyo.menos de un kilómetro. En presa de Villalcampo sirve además pa. Los nombres de los molinos.el curso de éste hasta que alcancemos rretera durante casi un kilómetro y el pueblo.vo en terrazas.desnivel. nosotros de izquierda a derecha tras Para regresar a Moral de Sayago tehaber sido represado en el embalse de nemos que desandar nuestro camino. del Garabitas y el Redondo. La bilidad de conocer los alrededores. Diablo del que no queda mucho en pie. pero ma orilla del Duero. es. En breve espacio de tiempo nos habremos topado con otros dos molinos más. Es probable que en alguno de ellos podamos encontrar todavía las enormes piedras que se empleaban para moler el grano. sin llegar a ser es.abandonamos la carretera y seguimos ra veremos que la vegetación se va a ir la corriente de nuestro arroyo que. Los molinos presentan diferentes estados de conservación (la mayor parte se encuentran en un estado de total abandono y dejadez). Tenemos que recorrer un trecho considerable hasta que ai­ canzamos la carretera que cruza a nues- Tras dejar atrás el primer grupo de tro arroyo de parte a parte y que se premolinos seguimos adelante avanzando senta ante nuestros ojos. una vez En poco tiempo volveremos a encontrarnos con nuevos molinos. A partir de aho. en alternando. Seguiremos el trazado de la ca. Villalcampo.

Camino de regreso: 1 hora y 20 minutos. no obstante consideramos más seguro utilizar la que nos ofrezcan en el pueblo.contendamos preguntar a los lugareños tino en el que podemos encontrar una cuál es el que nos conducirá antes hashermosa iglesia parroquial que está per. Muchas de estas fuentes son empleadas como abrevaderos por el ganado de la zona. Ofrece unos buenos ejemplos de arquitectura tradicional. CARTOGRAFÍA: Hojas 449-1 y 449-11 escala 1:25.0Ü0 del Instituto Geográfico Nacional.dera ya que se encuentra en mejor es­ ciar nuestro camino debemos salir del tado y es muy transitable tanto para el pueblo por su parte Sur. Es aconsejable dedicar los momentos Para llevar a cabo nuestra ruta escogeprevios a recorrer el pueblo ya que no mos el camino de las Aceñas de Pan­ nos ocupa demasiado tiempo. quierda el Cerro de San Pedro (699 m). uestro recorrido parte de la caminos que nos conducen hasta la Pelocalidad de Mieza. Existen varios caminante como para cierto tipo de ve- . Para ini.ta esta elevación.DISTANCIA TOTAL: 17 kilómetros. TIEMPOS DE MARCHA: Mieza . DIFICULTAD: Baja. Peña del Águila Las Panderas: 1 hora y 30 minutos. Media en el tramo próximo a la ribera del Duero. un pe. Nuestro camino se manentemente acompañada de una to. Una buena visita complementaria es acercarnos al Cerro de San Pedro (699 m) situado en las inmediaciones de Mieza y que nos servirá para gozar de una hermosa panorámica de la zona. Permite contemplar la proximidad de algunas localidades portuguesas. TIPO DE CAMINO: Camino. DESNIVEL: 445 metros. ÉPOCA RECOMENDADA: Primavera. SUGERENCIAS: Llevar un calzado cómodo ya que la ruta no ofrece ninguna complicación pero la podemos prolongar a nuestro gusto a pesar de que no existen senderos definidos. senda y campo traviesa. Ofrece una hermosa vista sobre el río Duero.aleja del pueblo dejando a nuestra izrre que hace las veces de campanario. DURACIÓN TOTAL: 3 horas y 30 minutos. AGUA POTABLE: NOS encontramos con algunas fuentes en nuestro recorrido. TIPO DE MARCHA: ida y vuelta.Peña del Águila: 20 minutos.ña del Águila por lo que nosotros requeño municipio salman.

rar esta zona como poseedora de una de alcanzar el Cerro de San Pedro que vegetación relativamente abundante si podemos contemplar durante los pri.aislados y rodeados de manera casi per­ nada por algunos edificios y naves. de sendero aparece en el lado derecho del manera progresiva. ojos avanzando de izquierda a derecha Proseguimos nuestro avance sin hacer hasta que termina por desaparecer en la caso alguno de otros senderos. Avanzamos por este senvenimos utilizando desde que abando.agua no representa esfuerzo alguno ya dio de un paisaje domesticado por la que habitualmente no ofrece un caudal mano del hombre y que muestra su excesivo pero.jando a nuestra izquierda. que se muestran nuestra derecha y que avanza acompa.quena desviación que surge a mano deda que nos alejamos vemos que se van recha y que nos llevará hasta las inmeremplazando por terrenos destinados al diaciones de la Peña del Águila. aunque el arroyo cuenindiscutible uso agrícola. lejanía. Superar este pequeño cauce de El camino sigue avanzando en me. en el resto del enclave natural.la comparamos con la media existente meros momentos a nuestra izquierda. nuestro primer camino que vamos deLa vegetación no es excesivamen.hículos.Aunque esta vía no suele utilizarse murecha y que nosotros ignoraremos si. en la mitad de un tramo recto. No tardamos . Nuestro camino se topa. por la de. los manente por matorrales bajos o por pasúltimos restos del pueblo. Pequeñas te con agua. que procede del casco urbano. campo en multitud de reducidas pro.Una vez que hemos dejado atrás el pepiedades que se dedican a diversos queño arroyo debemos prestar atención usos. desvíos que parten desde nuestra de. Los cultivos están situados en las a nuestro camino para localizar una peproximidades del pueblo pero a medi. que se presenta ante nuestros recha.Balcoiso. por lo que escogemos la senda de grupos de árboles. no se encuentra en mal estado de guiendo recto por la misma vereda que conservación. La ruta parte directamente des.que nos vamos encontrando pequeños furca. no es difícil encontrar un cercas de piedra separan y dividen el vado o un puentecillo para atravesarlo. En poAntes de abandonar por completo el co tiempo nuestro camino atraviesa un pueblo podemos comprobar cómo a pequeño arroyo al que la gente llama nuestro camino se une otro. con tres nuevos camino. tizales.te abundante en este primer tramo aunde el pueblo e inmediatamente se bi. No obstante podemos consideLa elección del camino nos impi.cho.dero separándonos cada vez más de namos la localidad de Mieza. El pastoreo.

este camino de tierra dejando la Peña del ble pero continuado descenso. estamos realizando un impercepti. Saucelle.nuestro camino (a derecha y a izquierñones de Las Arribes y que no pode. nos acompañan en nuestro caminar. pero es preciso tenerlo en dra que se utilizaban para resguardarse cuenta a la hora de regresar. la presencia de po en llegar al final del camino carrepájaros es significativa desde el inicio. cañones oculta el avance del río. no tardamos mucho tiemveniente señalar la necesidad de ex­ tremar todo tipo de cuidados ya que son terrenos peligrosos en los que un mal paso puede traer consecuencias muy desagradables. Nosotros los ignoraremos todos y mos ver ya que el profundo corte de los continuaremos por el mismo camino. de manera mucho más clara. Desde la Peña del Águila pode. a la izquierda. cifra que asciende hasta los remos. Si tenemos ganas y fuerzas Nosotros ignoraremos todas estas vías podemos seguir el curso del arroyo hasalternativas que pueden representar ta que su desembocadura.bemos localizar visualmente el arroyo. excep. atravesando la vegetación charse desde el propio pueblo de Mieza arbustiva de la zona.las presas. Se trata del Arro. La loca. entre las que podemos hallar algunos ejemplares de cigüeñas negras y rapaces. El último tramo hay que ejecutarlo Cuando hemos recorrido apenas un a campo traviesa utilizando como re­ kilómetro desde la fuente de la Santa ferente el cauce del Arroyo Milredondo. Ante Dejamos la Peña del Águila y denosotros se encuentra el barranco de la sandamos el sendero que nos había HePeña d$l Águila y. En pocos minutos nos de la zona. el Arroyo de Milredondo. En unos minutos nos encontrade altitud.corre sosegadamente hacia el embalse de zan a proliferar los senderos o veredas.da en las inmediaciones del Picón Alto. antes de que se levantaran cultoso a pesar de que no existe un re.da). un río con varios senderos que parten desde que discurre encajonado entre los ca. Seguimos avanzando por dar.los embalses de Aldeadávila y de Sautud. tero. Tras superar este pequeño toparemos con la vista del río Duero que cauce de agua notaremos que comien. la ribera ro. Poco a poco el descenso y la pendiente se van haciendo más pronunciados.tízales dentro de los cuales no es difícil to en el tramo de la ribera propiamen.poco de iniciarse la zona rocosa próminando los pájaros de pequeño tama. carencia que se suple dad por estos estrechamientos geneutilizando la multitud de senderillos o rando un ruido sordo que podía escuveredas que. Ascender a la cumbreno es difi. predo.proteger los aperos. El arroyo avanza a nuestra izquierda alejándose y acercándose de nosotros. viesa nuestro camino. que desaparece de improviso al Aves de todo tipo y condición. ño. una pequeña fuen699 si nos situamos en el cercano Ce. mos gozar de una hermosa vista. sin seguir ninguna vía concreta. El descenso manera esporádica por pequeños mureno es significativo y apenas lo notamos tes de piedra. una excursión adicional para las perComo siempre que realizamos un sonas que dispongan de tiempo o que recorrido por Las Arribes o las riberas quieran aventurarse por ellas.te abundante a excepción de los mato­ rrales pero. más allá. El catos de nuestro recorrido ya están sitúa. es conSin darnos apenas cuenta nuestro camino está discurriendo de manera casi paralela a una pequeño regato.mino sigue adelante acompañado de dos en altitudes inferiores. que albergan algunos pasdurante nuestro camino de ida. nos lleva hasta la y.dejar atrás la fuente nos encontramos mera panorámica del río Duero. Es La vegetación no es excesivamenpreciso significar que el Duero discu. Estamos ya en la zollevar demasiada agua y podemos cru. mientras que los pun. pero no el curso descendente del mismo por donsupone una dificultad ya que no suele de mejor podamos.Seguimos avanzando al tiempo que la mente en el río Duero tras un descenso pendiente se vuelve cada vez más pelivertíginoso por las paredes graníticas grosa y vertical. de las inclemencias del tiempo o para Desde la cima de la Peña del Águi.xima a la ribera. .localizarlos tradicionales chozos de piete dicha.vado a ella hasta regresar al camino que cosa del Duero.te conocida como la fuente de la Santa rro de San Pedro. el río corría a gran velocicorrido trazado.la elevación en que nos encontramos. nos volvemos a encontrar con Una vez que dejamos atrás el camino deun pequeño cauce de agua que atra.Cruz o del Valle de la Santa Cruz.blo de Mieza. desde cima. situazarlo sin problemas. para seguir acerca de izquierda a derecha. Una buena manera de finalizar este recorrido es dedicar el tiempo preciso para contemplar las aves. el cauce se nos situado a nuestra izquierda. en cambio.celle pero.mucho tiempo en alcanzar la base de la rre ahora de manera mansa gracias a Peña del Águila de 643 metros de alti. yo del Tuerto que desemboca directa. Cruz.na conocida como Las Panderas. que nos servirá de guía para llegar a nuestro destino final. Poco después de la podemos encontrarnos con la pri. hemos utilizado desde la salida del pueDesde que hemos comenzado a an.Águila a nuestra derecha y alejándonos lidad de Mieza está a unos 644 metros de ella.

DESNIVEL: 150 metros. debemos atravesar un pequeño cauce de agua. Los árboles no son excesivamente abundantes en nuestro camino aunque sí percibimos la existencia de aves de distintas especies. en un primer momento.Arroyo de Uineras: 45 minutos. Las cercas de piedra comienzan amostrarse de manera más dispersa y en distintos es- tados de conservación que oscilan entre la ruina casi total y el primor más esmerado. El camino discurre delimitado por las inevitables cercas de piedra que nos acompañan en nuestro caminar.000 del Instituto Geográfico Nacional. Po- co después de salir del casco urbano. TIPO DE CAMINO: Camino carretero y campo traviesa. Tenemos que buscarla en el pueblo. DISTANCIA TOTAL: DURACIÓN TOTAL: uestro camino parte desde la localidad zamorana de Carbajosa. el arroyo de Ribera. aunque este extremo no suele ser necesario.Mina Dorinda: 30 minutos. Es conveniente destacar la existencia de una iglesia parroquial que ofrece sus. El paisaje va cambiando de manera gradual y progresiva. un pequeño municipio que no nos exige mucho tiempo para visitarlo. las jaras. AGUA POTABLE: NO hay. otoño y primeros días del invierno. Mina Dorinda . 2 horas. SUGERENCIAS: ES aconsejable llevar la cámara de fotos y hacer el recorrido con tranquilidad. A medida que avanzamos los cultivos van dejando paso a los matorrales entre los que sobresalen las escobas. sobre todo si re- . vamos dejando atrás los terrenos destinados al cultivo y nos adentramos en un marco de vegetación más propio de la ribera. TlPO DE MARCHA: Circular. Superamos una pequeña elevación y continuamos avanzando por el camino de tierra que nos aleja cada vez más del pueblo. CARTOGRAFÍA: Hoja 368-111 escala 1:25. Media en los tramos a campo traviesa. Arroyo de Uineras . la lavanda o el tomillo. Los pequeños cauces de agua pueden surgir en cualquier lado. encantos al visitante. usando para ello un camino de tierra. ÉPOCA RECOMENDADA: Primavera. En los tramos a campo traviesa se aconseja precaución y disponer de un calzado adecuado. Eneaso de duda es aconsejable dirigirse a cualquiera de los lugareños para preguntarle por el camino a la Mina Dorinda. Dejamos estacionado nuestro vehículo en el casco urbano de esta localidad y dirigimos nuestros pasos hacia la calle Duero que nos sirve como referente para abandonar el pueblo. Las cercas albergan.7 kilómetros. que se aleja de nosotros por la parte izquierda del camino y nos sirve de indicador para comprobar si nuestro itinerario ha comenzado en buena dirección. pequeños olivares y viñedos de extensión variable que conforman un paisaje que un tanto monotono. TIEMPOS DE M A K O U : Carbajosa .Carbajosa: 45 minutos. En las inmediaciones de la iglesia descubriremos la pared que hace las veces de frontón y donde se puede jugar a la pelota. DIFICULTAD: Baja.

el río caseta se presenta a mano derecha en avanza mansamente por el fondo de nuestro camino y. La tros ojos en todo su esplendor. saparecen bajo nuestro pies.campo traviesa siguiendo el curso des­ da ya que el que surge desde la dere. La ubicación de la mina nos mo vamos a pasar de los 726 m. Cuando que no presenta dificultades y que per. Podemos que nos encontramos son sendas de distinguir las formaciones rocosas de longitud variable que aparecen y dé­ los cañones pero el río no es visible.presenta muchas dificultades y no posotros el conjunto de moles de piedra demos hablar de que haya un camino que conforman los cañones de granito propiamente dicho.apenas hemos recorrido un kilómetro mite al caminante disfrutar del paisa.na. ve­ je de manera despreocupada. un paisaje remos que nos acercamos a un pequedonde nos es infrecuente descubrir ño arroyo de aguas claras.ferente que nos servirá de guía en to­ da y seguimos avanzando por una vía do momento es el río Duero.to alguno. a los permite localizar una serie de pequeque se encuentra Carbajosa. El arroyo se nos cen diversas clases de árboles.arroyo de Valdebuey. llegamos a una bifurcación encuentra salpicado de vegetación didel camino de tierra. casi de manera in.desde que dejamos atrás la mina. Una vez alcanzada la miruinas de una pequeña caseta que in. el Duero se nos muestra ante nuesdica la cercanía de la Mina Dorinda. El cambio de paisaje nos sirve este recorrido. mina Dorinda es preciso que tomemos A partir de ahora avanzaremos a el sendero que parte a nuestra izquíer.zamos en la misma dirección que lo hanes de la Peña del Cuervo.cendente del río Duero. es decir. La travesía no bifurcación podemos apreciar ante no. hasta los ños peñascos que podemos emplear 600 m de la mina. El reTomamos el camino de la izquier. Podemos apro- . Los acerca de derecha a izquierda en el senbancales se convierten en un hermoso tido de nuestra marcha. En esta cen las aguas del río. avancha nos llevaría hasta las inmediacio. en este tra. se trata del bancales en los que se cultivan o ere.alizamos el recorrido tras una época de motivo de contemplación a lo largo de lluvias. como improvisados miradores sobre En poco tiempo alcanzaremos las el río Duero. Para alcanzar la versa (sobre todo de matorrales). ya que lo único que atraviesa el río Duero.un monumental cañón granítico que se mediata. En pocos minutos liede advertencia de que iniciamos un garemos al paraje de la Mina Dorinda suave descenso que continuará hasta de la que prácticamente no queda resllegar a la Mina Dorinda.

vecharel momento para disfrutar de la punto de Las Arribes. Tras haber re­ estampa que nos ofrece este arroyo an. En general cuando el río cuente con más agua. más adecuado ya que no existen puen. Salimos del pueblo utilizando el camino que une esta localidad con la vecina de Muelas del Pan. CARTOGRAFÍA: Hoja 396-11 escala 1:25. todo lo que desee el caminante.ciones nos encontraremos con un cagetación que cubre esta zona de la ri. guiendo el curso del Duero que avanSeguiremos remontando el cauce za a nuestra izquierda dejando atrás el del Luneras hasta prácticamente su luarroyo de Valdebuey. especialmente de las carroñeras.Villaseco: 1 hora y 15 minutos. Rio Esla. pode- mos observar algunos buenos ejempiares de aves carroñeras que han ubicado en los riscos de los cañones fluviales sus nidos.directamente y en poco tiempo a la locer la marcha en ciertos tramos pero los calidad de Carbajosa. Los matorrales pueden entorpe. A partir de ahora árboles en las inmediaciones. Media en los tramos de la ribera. arroyo de Luneras que se nos acerca de aunque también encontramos algunos derecha a izquierda. DISTANCIA TOTAL: 8 kilómetros. Escoja.hacia el sur por lo que nuestra marcha tas y las rocas (enormes y redondeadas debe dejar el arroyo de Luneras a mapor la erosión) que conforman este no derecha. Lo más aconsejable es localizar ro podemos ver la confluencia del arroalgún vado o emplear las piedras que yo de Luneras con el arroyo del Pueremergen para cruzar el cauce. Animada población de aves.000 del Instituto Geográfico Nacional. un pequeño pueblo que visitamos en poco tiempo y en el que sobresale su discreta iglesia pa­ rroquial. En este recorrido no vamos a encontrar grandes muestras de vegetación pero.a un nuevo cauce de agua. DESNIVEL: 190 metros. Recordamos que siempre que usemos estos manantiales es conveniente vigilar que haya en su inferior ningún upo de animalillo como ranas o salamandras. DURACIÓN TOTAL: 2 horas y 30 minutos. Debe.to.corrido cerca de kilómetro y medio tes de entregar sus aguas al río Duero. comprobaremos que llegamos tro de una vegetación típica de la ribe. La ruta parte de la localidad zamorana de Villaseco. TIEMPOS DE MARCHA: Villaseco . a propuesta de este itínerario puede modificarse. Es conveniente superamos sin muchos problemas. TIPO DE MARCHA: Circular. senda y campo traviesa. AGUA POTABLE: Existen varias fuentes y manantiales pero no recomendamos su uso para el consumo aunque sí para refrescarnos.nuestro sentido de marcha cambia y mos atravesar el cauce de este arroyo abandonamos el río Duero para re­ para lo cual es preciso buscar el punto montar el cauce del arroyo de Luneras. una .debuey.Cerro Carragenjo: 30 minutos. & necesario llevar zapato adecuado ya que un tramo de la ruta discurre por la ribera del Esla y el suelo es bastante desigual.dejando estas corrientes de agua a sentar excesivas dificultades. acceder al último tramo del río Esla. ÉPOCA RECOMENDABLE: Primavera y otoño.A escasa distancia de la ribera del Duetes. El objetivo final de esta ruta es poder contemplar el río Esla momentos antes de que se una al río Duero. Cerro Carragenjo Río Esla: 40 minutos. Ofrece el aliciente de ver el último tramo del río Esla antes de que desemboque en el Duero. Se trata del ra donde predominan los matorrales. es decir. Lo recordar que Carbajosa está situado mismo nos ocurre con las piedras suel. después de atravesar el arroyo de ValEl cauce del río está enmarcado den.so del Arroyo Luneras. Nosotros nuestra izquierda y remontando el curcontinuamos nuesrro itinerario si. SUGERENCIAS: ES una ruta con muy pocas sombras. DIFICULTAD: Baja. como compensación. TIPO DE CAMINO: Camino carretero.mino de tierra que nos llevará en bera. Nosotros avanzaremos siempre mos lo que escojamos no suele pre. en lo que a la extensión se refiere. para continuar gar de nacimiento en cuyas inmediaadelante tenemos que atravesar la ve.

nos conducirá hasción que surge a la izquierda del ca. Como nota curiosa es conveniente significar que esta zona muestra un considerable abundancia de pizarra que llega incluso a superar al granito. En apenas kilómetro y medio habremos alcanzado la elevación del Cerro Carragenjo cuya presencia ya hemos detectado desde hace algún tiempo justo frente a nosotros. Llegados a este punto debemos seguir adelante por el camino que parte desde nuestra derecha y que nos conducirá.censión que. partiendo de los 757 m de quívoca para buscar nuestra desvia. de manera nuestra izquierda en una confluencia imperceptible. por otra parte. dos formado. Tomamos este camino El camino de tierra avanza totalcarretero de tierra que nos adentra en mente recto atravesando un terreno 11aun amplio terreno llano. aunque sí lo hacen las pequeñas aves. sin ninguna desviación hasta la elevación del Cerro Carragenjo. . nes fluviales horadados por el río EsLo mismo ocurre con los manantiales la (ubicados éstos a nuestra izquierda) o las pequeñas charcas. están situadas formande caminos. poporales.a nuestra derecha) y.inmejorable ejemplo de la penillanura mos dando cuenta de que los pequeños característica de Las Arribes (situada cauces de agua (muchos de ellos tem.entre los que discurre su cauce. a medida que no en el que destaca la presencia de las huertas y tierras de cultivo. constituye el encanto de esta zona. cho tiempo ya que antes de haber avan. mino principal. justo enfrente de las últi. zado un kilómetro nos encontraremos Frente a nosotros se abre un amplio con una pequeña charca ubicada a espacio de tierras llanas que. Debemos prestar atención ya que tenemos que tomar una nueva desviación. Esta tancia nos obligará a realizar una ascharca nos servirá como referencia ine. sino que responde a de. La vegetación no abunda en este recorrido. nos ofrece la posibilidad de contemplar una buena panorámica de esta zona. Podemos aprovechar para ascender hasta la cima del cerro. posibilidad que no nos lleva excesivo tiempo y que.aunque es conveniente señalar que el nes que surgen de imprevisto y que en río no es visible debido a la protección muchas ocasiones no son de carácter que le brindan los cortados de granito permanente.vía que no emplearemos durante mu. En esta ocasión el encargado de darnos el aviso es un pequeño abrevadero que está situado en la mismísima confluencia de los caminos. a cambio. Esta circunsmas casas y naves de Villaseco. La vista desde la cumbre del cerro nos permite contemplar dos paisajes bien diferenciados.do una pequeña cuesta.altitud de Villaseco.ta los 791 m del Cerro Carragenjo.avanzamos dejamos la charca atrás. un abrevadero que aparecerá a nuestra izquierda. El paisaje es un poco repetitivo y no nos vamos a cruzar prácticamente con ninguna agrupación de árboles en todo este tramo. auténticas animadoras de los alrededores y que aparecen en cualquiera de los pastizales que salpican nuestro avance. nacidos a causa de las lluvias) demos intuir la cercanía de los cañoaparece sin avisar por cualquier sitio. Dos terminadas condiciones climáticas o a paisajes totalmente opuesto cuya unión lluvias recientes. Unas labores enmarcadas con las tradicionales cercas de piedra que nos irán acompañando durante buena parte de nuestro discurrir. Por un lado tenemos un A medida que avanzamos nos iré. El camino no ofrece problema alguno para seguirlo.concretamente a nuestra izquierda.

a pesar de estar en nuestra atención en el propio arroyo medio de un terreno llano. pode.río Esla.debido a El arroyo de la Salgada se presenque el arroyo no suele contar con mu.sencia aunque siempre encontramos ro no es conveniente utilizarla para el algún que otro ejemplar. acercándose y alejándose del caupo traviesa en dirección al arroyo.anímales que podemos encontraren su jo y nos encaminamos al nacimiento interior. mentó abandonamos todos los caminos Por lo tanto.Arribes.Descendemos del Cerro Carragen.ce del arroyo (concretamente de la orita segunda opción no es recomendable Ha izquierda del arroyo). Los árboles destacan por su auagua de la fuente para refrescarnos pe.discurrir descendente del arroyo a tratamente hasta la Fuente de la Salgada. la mayoría de consumo humano. que es preciso prestar atención a los En apenas un kilómetro de recorrí- . A partir de este moplias. Para ello se a convertir.cialmente seco.ta ante nosotros como un cauce de ta­ cho agua (excepto en algunas fechas en maño mediano y variable ya que no es que carece totalmente de ella) y no sue. vés de un paraje que nada tiene que ver en cuyas inmediaciones encontramos con las tradicionales riberas de Las un pequeño manantial o charca que su. desorientarnos con facilidad . Seguimos el desde nuestro camino nos lleva direc. El arroyo de la Salgada se va del arroyo de la Salgada. en el guía nos ofrecen dos posibilidades. Podemos emplear el la zona. podemos que se convertirá en nuestro guía.de nuestros pasos ya que se encargará mos desandar nuestro camino hasta la de llevarnos hasta la misma orilla del encrucijada para. Tam.pies. y hay que recordar las veces totalmente aislado. Es. es preferible utilizar el y sendas para dirigirnos hacia nuestro camino de tierra.parecer continuamente bajo nuestros bien podemos optar por avanzar a cam. La Fuente de la Salgada está si privado de vegetación. mino que parte desde nuestra derecha La senda que nos ha traído hasta el y volvernos a desviar a la derecha en cauce del arroyo va a aparecer y desa­ la primera senda que aparezca. desde allí tomar el ca.de los arbustos que se hallan por toda do de marcha. El primer tramo de esta arropone el nacimiento del arroyo de la yo avanza en medio de un paisaje caSalgada. La senda que parte objetivo a campo traviesa. por lo que es para las personas que hagan la ruta por recomendable prescindir de ella y fijar primera vez ya que. a partir de ahora. a excepción situada a la derecha de nuestro senti.raro que pueda mostrarse total o par­ le ser visible a distancias un poco am.

sendas. Caminamos remon. siguiendo el margen derecho del río y nos encasiempre el curso principal ya que com. subidas y bajadas que tenemos que La desembocadura del arroyo de la efectuar.cauciones ya que las rocas y el terreno riquecer por la derecha el caudal de se muestran inestable y nuestro avannuestro arroyo quien.gada se produce en un tramo en el que liciosas ensaladas. La ascensión cuesta un en el pueblo la efectuamos prácticapoco en el primer tramo debido al des.minamos hasta nuestro punto de partiprobaremos que son varios los peque. y medio llegaremos hasta la desemboNotaremos que la ribera del arrocadura de un nuevo arroyo que surge yo Carbellino está recorrida por varias frente a nosotros de izquierda a dere.tante por el desnivel de la zona. comienza a serpentear di. Nuestra He­ se emplea en la elaboración de unas de. pero no su. que gan de aprisionar al Esla. además de vernos obligados a esquivar bloques de granito de con. El nacimiento del arroyo de la adelante avanzando en la misma diSalgada está ubicado a más de 700 me.que nos va a acompañar por nuestra denamos a la ribera del Esla que supera. hasta hacerlo por quece la vegetación notamos que el completo.da: Villaseco. el río se ensancha creando un pequeA partir de este momento la vege.mente por el mismo punto por el que nivel que debemos salvar. cuya prevelocidad mostrando una insospecha. Los árboles siguen sin ser exEl Esla avanza tranquilo y sosegacesivamente numerosos pero los do por el fondo de unos cañones de matorrales multiplican su presencia di. Seguimos Esla.salimos de él.sencia es abundante. siguiendo Las Arribes.camino carretero encargado de devolno que se encargará de devolvernos vernos hasta Villaseco.ciendo poco a poco. que confluyen en un mismo río Esla. Recomensiderable tamaño que resulta imposible damos remontar el arroyo por la orilla superar de otra manera. Este bujando una amplia curva que nos con. a partir de este zar está dificultado de manera consmomento. año no es raro localizar en las orillas Ante nosotros se alzan los impo­ de estas riberas una pequeña planta nentes cañones rocosos que se encaracuática conocida como "manija". a medida que se acerca al desnivel se vuelve más pronunciado y cauce del río. se une a él por la derecha formando un Nos encontramos ya en plenas arribes nuevo cauce un poco más abundante y con el río Esla frente a nuestras nacopioso. izquierda ya que por la derecha recibe No será preciso que avancemos varios afluentes de tamaño variable mucho ya que en apenas un kilómetro que hacen más dificultoso el avance.ño recodo entrante que puede limitar tación se vuelve un poco más abun. En. Al mismo tiempo que se enri. poco a poco. dante. en estado de conservación di­ cha y que también vierte sus aguas al ferente.nuestra vista de conjunto de la zona.paredes verticales que albergan una Acuitando en algunos tramos nuestro vegetación arbustiva que va desapareavance. los 600 metros. sos notamos que el granito.quiera de las sendas que parten desde tando el cauce del arroyo. En los precipicios rocoque el cauce va ganado. El camino de regreso no ños arroyos que suman sus aguas al supone ninguna dificultad y la entrada Carbellino.tramo se caracteriza por las constantes duce a las inmediaciones del río Esla. Tomamos cualhasta Villaseco. . determinadas épocas del rices. Se trata del arroyo Carbelli.do vemos que otro pequeño cauce de Salgada se produce poco después de agua se acerca hasta nuestro arroyo y completar la curva antes mencionada. Este tramo se realiza campo a por poco.pone un esfuerzo excesivo. por lo En breves momento comprobamos cual es recomendable extremar las preque un nuevo cauce de agua viene a en. comparte protada urgencia por unirse al ya cercano río gonismo con la pizarra. traviesa. recha.rección que lo hace el cauce del Esla tros de altitud y nosotros nos encami.

Prestar mucha atención al acercarnos a las paredes del Pozo. cargadas de producir el vino caracteApenas hemos recorrido un kilórístico de Las Arribes. Proveerse de agua en el pueblo. TlPO DE MARCHA: Circular. como no de la misma salida del pueblo hemos podía ser de otra manera. Dejamos estacionado nuestro vehículo dentro del casco urbano de Masueco y nos encaminamos hacia nues­ tro objetivo utili­ zando para ello la carretera que une Masueco con Pere­ ña. Es conveniente consultar con los Ayuntamientos de Pereña o Masueco para conocer cuál es el estado del cauce de agua del río Uces y poder realizar la ruta cuando sea más abundante. DESNIVEL: 335 metros. Alta en ciertos tramos de Las Arribes. Pozo de los Humos • Masueco: 40 minutos. TIEMPOS DE MARCHA: Masueco . TIPO DE CAMINO: Carretera. Salimos del pueblo dejando el viejo cementerio a mano derecha. especialmente en las proximidades del Pozo de los Humos.aparece a nuestra izquierda en las intro de la zona conocida como vinate. CARTOGRAFÍA: Hoja 422-1V escala 1:25. Des.que se contempla en los alrededores de saje que nos ofrecen estas tierras. En este primer tramo de recorrido no presenta proble­ ma alguno y podemos disfrutar del pai.próximos a la localidad de Masueco. camino de fierra.Regato del Castillo: 30 minutos.Pereña. Es una panorama muy similar al donde reinan los olivos. DURACIÓN TOTAL: 2 horas. especialmente si hacemos el itinerario con el suelo húmedo. en cuyas cercanías po­ demos localizar un pequeño pilar eri­ gido también en memoria y recuer­ do del mismo Cris­ to. Abandonamos .mediaciones de unos cuidados campos ría. Extremar el cuidado al caminar por Las Arribes. po­ co después se nos presenta a nuestra izquierda una de las primeras fuen­ tes de nuestro reco­ rrido: la Fuente del Santo Cristo. Las protagonistas. primer tramo lo podemos colocar den.000 del Instituto Geográfico nacional. SUGERENCIAS: ES aconsejable llevar un calzado adecuado. A G U A POTABLE: En el camino hay varias fuentes (como la del Santo Cristo) pero no es recomendable su uso para el consumo. Podemos detenernos ante la ermita que nos ofrece un curioso atrio enrejado y no hay que olvidar en este paseo la iglesia parroquial.pueblan la mayor parte de los campos nante en esta zona son las viñas en.DISTANCIA TOTAL: 8 kilómetros. Antes de iniciar la ruta es recomendable visitar tranquilamente la localidad salmantina de Masueco.Pozo de los Humos: 50 minutos. dedicada a San Nicolás. Es aconsejable realizar esta ruta tras un periodo de lluvias o en ¿poca de deshielo ya que el caudal del río es muy importante para poder contemplar el Pozo de los Humos en todo su esplendor. 1 objetivo que perseguimos con esta ruta es poder contemplar el Pozo de los Humos desde una perspectiva totalmente diferente a la que obtenemos partiendo desde Pereña. ÉPOCA RECOMENDADA: Primavera y otoño. Regato del Castillo . senda y campo traviesa. DIFICULTAD: Media. las vides que podido notar que el cultivo predomi. edificada por Pedro Lanestosa "el Viejo" en la segunda mitad del siglo xvi. metro y medio cuando vemos que surEl paisaje que se muestra en este ge una desviación desde la carretera. No perder la oportunidad de contemplar a las rapaces que anidan en este punto.

Los senderos ha labrado un pequeño valle en forma que descienden hasta la base de la casde "V" que se caracteriza por sus for. hasmediaciones de las arribes. encinas y muchos matorra.que parten de la cima se van uniendo za en caída libre formando la especta.cada se pueden encontrar en cualquiemas suaves y redondeadas. especialmente de arbus. originado por del regato y debemos prestar atención la cascada de casi 50 metros que consal estado del suelo ya que el desnivel tituye el Pozo de los Humos. El camino se va haciendo aquí ha desaparecido en las inmediaprogresivamente más empinado y co.de que en la cima nos espera una herdo la vegetación que nos rodea. y matorrales de considerable altura que En esta nueva encrucijada debe. de manera brusca. Antes de llegar al teso teñe.mente dificultosa pero existen escobas te de los casos están aisladas entre sí. gato es irregular en lo que al terreno se Frente a nosotros se abren las paredes refiere. Es preci.progresivamente en un mismo camino. en gran medida. cortadas casi en verUces. a las cercas de nido atravesando. El río Uces parezca más transitable. ruta hemos estado realizando un pro. que se encuentran plagadas de este tramo encajonado por una suaves matorrales además de algún que otro paredes de granito que aparecen com.árbol. A partir de este momento camina. El pue. por derecho propio.puede dificultar en parte nuestro avanmos optar por seguir el sendero que ce además de contribuir a desorientarsurge a nuestra derecha y que nos lie.ciones de la elevación. en la mayor par. de granito encargadas de servir de muEn un breve espacio de tiempo lie. Las laderas ra de las dos orillas del río Uces. Se trata del regato del Castillo. uniéndose pro­ tinto del que puede apreciar en las in. se lan. boles aparecen agrupados creando pe. Seguimos ta la misma base de la cascada. cular cascada del Pozo de los Humos.la carretera asfaltada y enfilamos la por la parte izquierda del camino. Si lo deseamos pouna nueva encrucijada. mos un poco separado del margen izEn pocos minutos podremos divisar la elevación que supone el Teso del Castillo que se alza frente a nosotros quierdo de nuestro camino pero su búsqueda se lleva a cabo sin excesivos problemas.que se trata más bien de una explana­ mos que atravesar una zona en la que da situada ligeramente por encima del el sendero se vuelve un tanto sinuoso resto de la penillanura que hemos vedebido.cajonado entre las paredes de granito. El Teso del Castillo no responde vara a las inmediaciones del Teso del a la idea típica de una elevación sino Castillo. En este peque. Ahora debemenzamos a notar que nos aproxima. a los olivos y de ca. Los ár.gresivamente en un único sendero. El río discurre pacíficamente por tical. pletamente cubiertas de vegetación Existe la posibilidad de descender (quejigos. mosa vista de la zona en la que destaPasamos de las vides.ros en la construcción de esta cascada.un pequeño cauce de agua que se va a gresivo y continuado descenso.surge a escasa distancia del fin del ca­ so significar que desde el inicio de la mino.ximidad de nuestro objetivo principal. El regato lo encontravo final apenas supera los 350 m.demos desviarnos para ascender a la ño tramo podemos fijarnos en el signi.La ascensión al alto nos es excesivaqueñas formaciones. convirtiéndose este tramo en un quierdo del río por lo que tomamos agradable paseo para el caminante que cualquiera de los senderos que parten contempla un paisaje radicalmente dis. piedra que delimitan las pequeñas proEl camino que nos ha traído hasta piedades.al fondo de la cascada para lo cual so­ les).le haber problemas ya que los senderos ta que éste.los Humos siguiendo el margen iztos. . marcha por este camino de tierra que Nuestro sendero muere en las inmenos conduce en pocos minutos hasta diaciones del cerro.nos.encargar de llevarnos directamente blo de Masueco está situado a 683 m hasta el río Uces sin posibilidad de que de altitud mientras que nuestro objeti.cumbre del teso teniendo la seguridad ficativo cambio que está experimenta. se con­ comienza a ser importante a lo que se vierte en un claro referente de la proañade el hecho de que la ribera del re. No sueel cauce descendente del río Uces has. el río Uces que éstos a una abundancia de matorrales y avanza al encuentro del río Duero enplantas propias del monte bajo. Nosotros optamos por no realizar el El corte que se provoca en el discurrir descenso ya que esto puede acarrear sosegado del río es muy llamativo ya cerca de una hora para bajar y más de que tenemos la impresión de que el otra para ascender. es una estampa suavizada de lo lo es preciso buscar el sendero que nos que son las típicas arribes.mos localizar un pequeño arroyo que mos a la ribera del río Uces. garemos al punto en el que el regato del Podemos contemplar ante nosotros las Castillo desemboca en el cauce del río paredes rocosas. Node este valle se muestran repletas de sotros hemos llegado hasta el Pozo de vegetación.cauce ha sido repentinamente absorbi­ mos siguiendo el curso descendente do por la tierra.nos perdamos. El ruido.desde esta zona y bajan.

Disfrutamos de la vista que nos te del río Uces.pecto escarpado y relativamente com­ inos un pequeño camino de tierra que plicado. . y podemos vechamos la ocasión para localizar al. Este tramo es especialmenbuitres en su inmensa mayoría. que te peligroso para el caminante ya que anida en la zona y que suelen encon.Masueco en un corto y agradable paseo. cendente del río Uces tras haberse lanUna buena manera de concluir eszado por la cascada del Pozo de los Hu.guisos tradicionales de esta tierra.nos encontramos avanzando por las trarse planeando por las inmediaciones arribes del Uces que aquí ofrecen un asPara regresar a Masueco empleare. Localizar este sendero es tremos el sendero que nos devolverá a muy sencillo.cada del Pozo de los Humos. va cerrada. Una vez que alcanzamos el surge de la cima de la ribera del río arroyo lo utilizamos como referencia y Uces y que nos lleva directamente has.ta ruta podría ser dedicar un poco de mos. Seguimos el curso des.remontamos su cauce hasta que enconta el pueblo.comprobar cómo el río ejecuta una curguna de las numerosas aves rapaces.zas aprovechando cualquiera de los nemos que seguir el curso descenden. Antes de alcanzar este arroyo te. A escasa distancia aparece un tiempo a visitar con calma el municipequeño arroyo que desemboca en el pió de Masueco o bien reponer las fuerUces. dejando atrás las casofrece el Pozo de los Humos y apro.

un factor que facilita el avance de la marcha ya que no se presentan ni des­ niveles bruscos ni excesivas dificulta­ des. encontramos algunos manantiales de temporada pero no es aconsejable emplear su agua. DISTANCIA TOTAL: DURACIÓN TOTAL: DIFICULTAD: Baja. Durante buena parte de nuestro recorrido el arroyo discurre por la típica penillanura de Las Arribes. a cambio. Este recorrido se traducirá en un descenso mediante el que pasaremos de los 717 metros de altitud a que se encuentra Almaraz de Duero a los 600 metros a que está el río Duero. nos ofrece un agradable paseo por la ribera del arroyo del Pardal que nos llevará directa­ mente hasta la misma orilla del río Duero. ca­ minando a su vera a medida que des­ ciende al encuentro con el río Duero. un descenso que desharemos en el camino de regreso. un pequeño pueblo que tardamos poco tiempo en recorrer. En el pueblo tenemos algunas fuentes. No es difícil dar con él ya que pasa por la mitad del pueblo. 2 horas.000 del Instituto Geográfico Nacional. TIPO DE MARCHA: Circular. Una vez que hemos encontrado el arroyo sólo tenemos que seguirlo. La segunda parte del itinerario se limitará a regresar al municipio usando para ello un despejado camino de tierra. El paisaje es el típico de ribera: vegetación que se acu­ mula en la misma orilla del arroyo pa­ ra ir disminuyen progresivamente a medida que nos alejamos del cauce de agua. En primer lugar descenderemos hasta el Duero siguiendo el curso del arroyo del Pardal que parte en dos a la localidad de Almaraz de Duero. Río Duero Almaraz de Duero: 1 hora. La ruta la podemos dividir en dos partes bien diferenciadas. Lo único que debemos recordar es que avanzamos en todo momento siguiendo el curso descendente del arroyo del Pardal. DESNIVEL: 115 metros. atravesándola de arriba abajo. Dejamos estacionado nuestro vehículo dentro del casco urbaño y nos ponemos a pasear en busca del arroyo que cruza el pueblo de norte a sur. ÉPOCA RECOMENDADA: Primavera y otoño. TIPO DE CAMINO: AGUA POTABLE: NOS uestra ruta parte desde la localidad zamoranade Almaraz de Duero.Río Duero: 1 hora. El arroyo avanza en algunos tramos de manera caprichosa realizando curvas y quiebros que fuerzan al caminante a se­ guirlos olvidándose de la posibilidad de poder realizar la ruta mediante una línea recta. Este arroyo está surcado por va­ rios puentecillos rústicos y dispone . TIEMPOS DE MARCHA: Almaraz de Duero .7 kilómetros. CARTOGRAFÍA: Hoja 396-11 escala 1:25. El desnivel que afrontamos se pre­ senta de manera suave y progresiva excepto en las vertiginosas caídas que constituyen el principal atractivo de los cañones del Duero. Resulta indiferente que escojamos una orilla o la otra ya que el recorrido se le­ va a cabo sin grandes problemas por cualquiera de las dos. Campo traviesa y camino carretero. Aunque puede realizarse durante casi todo el año. SUGERENCIAS: Se recomienda llevar un calzado cómodo que sujete bien el pie porque la ribera del arroyo es bastante irregular. Esta ruta no presenta ninguna dificuitad pero.

también de piedras, que se presentan frente a nosotros sin previo aviso, para cruzar saltando de una orilla a otra, Es aconsejable hacer esta ruta durante la primavera ya que la época de lluvias proporciona un mayor caudal al arroyo y el panorama mejora de manera ostensible. A medida que avanzamos notamos que son varios los caminos que se cruzan con nuestro arroyo pero nosotros seguimos adelante olvidándonos de ellos y utilizando el cauce descendente como referente. Pasamos prácticamente al lado de una serie de cercas de piedra que sirven para delimitar los pastizales donde no es infrecuente encontarse con ganado, vacas u ovejas, pastando tranquilamente. Es una zona también donde podemos hallar buenos ejemplos de los tradicionales chozos de piedra.

mos el pueblo, comenzaremos a notar que la vegetación se vuelve más abundante por lo menos en lo que a matorrales se refiere. Los árboles no son muy numerosos pero en esta ribera no es difícil encontrar buenas sombras a lo largo de todo el camino. La explosión de vegetación se ocasiona gracias a la proliferación de pequeñas plantas acuáticas y matorrales variados (jaras, romero, lavanda, etc.). De manera simultánea al aumento de la vegetación notaremos cómo tambien se eleva el número de pequeños cauces que vienen a enriquecer el caudal de nuestro arroyo por cualquiera de las dos orillas. Estos cauces surgen des­ de todos los lados y siempre nos topamos con ellos de manera imprevista, Las lluvias son las responsables de que se formen pequeños regatos en cualquier parte donde haya una mínima

Un detalle que nos llama la atención pendiente. es la competencia que se establece enLa aparición inesperada de estos tre la pizarra y el granito en esta zona, arroyuelos nos obliga a sortearlos o El granito es el mineral por excelencia vadearlos como buenamente podamos, de Las Arribes pero, en estos parajes, Tampoco es raro que tengamos que ronos topamos con abundantes ejemplos dear alguna pequeña laguna que se forde pizarra que denotan que este mine- man de manera temporal ya que su ral no es escaso en estas tierras. contenido se secará en cuanto apriete El arroyo del Pardal continúa avan- el calor. Todas estas circunstancias po­ zando en dirección al Duero. Su cau- demos superarlas sin que nos suponga ce se vuelve cada vez más sinuoso, un gran esfuerzo. Cuando hemos caminado alrededor de A medida que nos acercamos al río dos kilómetros desde que abandona- Duero son más abundantes los peque­

ños cauces que dificultan nuestro camino y también es evidente que el arroyo del Pardal va ganando velocidad cuanto más próximo está el río Duero, El Duero se presenta ante nosotros de manera progresiva ya que el arroyo del Pardal, a lo largo de su último tramo, va rodeando una pequeña elevación que oculta parcialmente al gran Duero. La visión que podemos disfrutar del río Duero no responde a la típica imagen de cauce encajado entre paredes ya que en este punto el Duero se ensancha de manera notable formando una superficie de aguas tranquilas y relajadas. Una hermosa vista para disfrutar desde cualquiera de los picachos que aparecen en la ribera del Duero, Llegados a este punto podemos aprovechar para recrearnos en la panorámica que el Duero construye frente a nosotros y también es un buen momentó para localizar algunas de las aves, rapaces en su inmensa mayoría, que nidifican por estos parajes. Frente a nosotros se alza la zona de La Escalada que corresponde al municipio de Pereruela y que se caracteriza por las verticales paredes de grani-

to, referente inequívoco de Las Arribes. Enormes paredes de piedra que se alzan sobre el tranquilo cauce del Duero, las paredes muestran una vegetación que suelen ser de arbustos en su gran parte. A izquierda y derecha de nuestra atalaya podemos contemplar el avance del río Duero, un avance sosegado y pacífico. Ha llegado el momento de regresar y para ello sólo tenemos que recorrer una corta distancia siguiendo el curso descendente del Duero hasta que ha­ liemos un pequeño regato. Este regato se encargará de llevarnos directamente hasta un camino de tierra que nos conducirá rápidamente de vuelta hasta Almaraz de Duero sin tenernos que preocupar por desvíos o bifurcaciones. Uno de los principales atractivos de esta ruta radica en la posibilidad de poder observar al Duero una vez que éste sale del encajonamiento típico de Las Arribes. La salida se produce des­ pues de que el río construya una curva notablemente cerrada, una curva que contrasta con la amplitud relativa que provoca el ensanchamiento del Duero.

n este apartado hemos querido incluir una serie de propuestas que consideramos muy interesantes pero cuya realización no supone la necesidad de tener que efectuar un desplazamiento importante. Las excursiones que ofrecemos en este epígrafe han sido seleccionadas atendiendo a motivos de lo más diverso: Desde hermosas panorámicas en miradores habilitados para tal uso a yacimientos arqueológicos de importancia indiscutible. El carácter especial de estas propuestas hace que variemos también su estructura. No ofrecemos una ficha como hicimos en las rutas anteriores sino que ahora nos vamos a limitar a indicar la manera de llegar, ofrecer una somera explicación de lo que vamos a encontrar y facilitar, en la medida de los posible, una serie de razones que justifiquen la inclusión de esa propuesta en este apartado. La mayor parte de las opciones que señalamos a continuación son muy fáciles de llevar a cabo, muchas de ellas admiten la utilización del automóvil, pero a cambio ofrecen al viajante la posibilidad de conocer o acceder a un enclave de gran interés.

Evidentemente este apartado únicamente contiene una somera relación de lugares destacados y son muchos los que han quedado en el tintero a la espera de una futura ocasión para salir a la luz.
L- SAUCELLE: EL MIRADOR DE LAS JANAS

La localidad de Saucelle está situada en la mitad de Las Arribes salmatinas y en sus alrededores, apenas a un kilómetro y medio del pueblo, está situado uno de los miradores más hermosos del sur de este enclave natural. La visita a Saucelle no se debe realizar únicamente para acceder al mirador ya que esta localidad alberga una considerable muestra de monumentos y obras de arte. La iglesia parroquial, colocada bajo la advocación de Nuestra Señora de la Concepción, tiene sus orígenes en el primer románico que se notó en estas comarcas (siglos XII-XIII) y ofrece un aspecto compacto reforzado por la presencia de contrafuertes en sus laterales. Destacan su portada meridional y la puerta de arco agudo que fue transformada en ventana. Las reformas realizadas a lo largo del siglo xvi dotaron

a la edificación de graciosas bóvedas de las vistas más hermosas de Las Anide crucería. El templo alberga en su in- bes y está situado a poco más de un kiterior una estupenda colección de imá- lómetro del casco urbano de Saucelle. genes de los siglos xvi, xvn y xvm de- Desde este mirador podemos acceder a biendo mencionar, de manera especial, un paisaje agreste protagonizado por una talla románica conocida como la el río Huebra que atraviesa un cañón de Villarina (Virgen sedente con Niño considerable envergadura. Una vista sentado en sus rodillas). Existen varios aderezada con la abundante presencia lienzos que no se encuentran en esta- en la zona de aves carroñeras y rapaces do óptimo de conservación que repre- de cortados. No es difícil que el camisentan a la Virgen y a San Juan. A es- nante tenga la suerte de poder observar ta relación es preciso añadir cuatro el vuelo de una cigüeña negra en estos retablos (s. xvi) que contienen ocho ta- parajes. La presencia de esta fauna tan blas con representaciones de santos y delicada obliga al caminante a extremar diversos personajes. las precauciones a la hora de acercarse Los alrededores de Saucelle tam- a este punto y, como siempre,, rogamos poco tienen desperdicio. A escasa dis- que se guarde el mayor silencio para tancia del pueblo están situadas las er- molestar lo menos posible a estas aves, mitas de San Lorenzo (s. xvin) y la Para llegar al mirador de Las Jana§ ermita del cementerio (s. xix) que es tomamos el camino que sale desde el la encargada de resguardar al Cristo casco urbano de Saucelle, concretade las Mercedes, talla realizada en el mente desde la parte final de la calle s. xvn. Naranjo, avanzando sin temor de perTampoco está lejos del municipio el demos por un camino delimitado por paraje de Agua Santa donde el cami- vallas de piedra que nos deposita en el nante podrá encontrarse con una dis- mismísimo mirador. Desde este obcreta muestra de pinturas rupestres. El servatorio destacado podemos conenclave del Salto contiene una serie de templar cómo se extienden bajo nuessepulcros excavados en la roca, sepul- tros pies las tierras de la comarca cros que datan de la época visigoda. salmantina del Abadengo y, ante nuesPara llegar a estos puntos lo mejor tros ojos, descubriremos la cercanía es preguntar a los aldeanos ya que se del cachón del río Camaces. También toman la molestia de ofrecer una ex- podemos ver, de manera más nítida si plicación detallada y pormenorizada. llevamos prismáticos, la zona donde se El mirador de Las Janas ofrece una unen el cauce del río Huebra y el del

río Camaces. Uno de los espectáculos más hermosos que contemplamos desde este mirador lo ofrecen las aves rapaces que utilizan esta zona, gracias a los ganaderos que se encargan de depositar aquí los cadáveres de los animales muertos, como comedero.
2.- VILVESTRE: TALLER NEOLÍTICO

El municipio salmantino de Vilvestre está situado entre las localidades de Saucelle y Mieza. El casco urbano está dominado por las ruinas de un antiguo castillo ubicado en un cercano teso. La arquitectura típica de Las Arribes conserva buenos ejemplares dentro de esta pueblo donde no es difícil toparnos con viviendas particulares que estén dotadas todavía con dovelas góticas, una serie de piedras labradas que poseen forma de cuña y que se emplean para formar arcos o bóvedas. A todo esto es preciso añadir la existencia de una ermita erigida en 1757 y en cuyos alrededores encontraremos un rollo (columna de piedra rematada por una cruz que servía como picota e insignia de jurisdicción) de marcada influencia portuguesa. Ermita y columna está situados en las cercanías del taller neolítico. El atractivo turístico más llamativo de Vilvestre radica en su taller neolítico, un taller situado a poco menos de un kilómetro del pueblo, que es considerado como el mejor de toda Europa en su campo.

Para llegar hasta este taller neolítico tenemos que salir del casco urbano de Vilvestre por la calle del Castillo que nos encamina directamente al cerro conocido como El Muro desde el que podremos obtener una hermosa vista de la localidad y sus alrededores. El cerro tiene restos de la presencia que se remiten a las primeras épocas de la Humanidad. En el periodo Neolítico fue un destacado centro de construcción de herramientas. Luego se construyó sobre él una fortaleza, de la que quedan ciertos restos como partes de la muralla o indicios de muros. En el siglo XVIII se levantó allí una capilla que actualmente conocemos como ermita de la Virgen del Castillo. En una de las lomas de este cerro encontraremos los restos del taller neolítico y podremos descubrir restos de insculturas realizados en las rocas de este enclave.
3.-SAN FELICES DE LOS GALLEGOS: CONJUNTO HISTÓRICO-ARTÍSTICO

El municipio salmantino de San Felices de los Gallegos es, en conjunto, un completo monumento donde todavía se puede notar el ambiente medieval al pasear por sus calles. El pueblo ha sabido conserva y guardar el encanto de una villa que posee una historia rica y singular mostrando una especial abundancia en lo que a monumentos se refiere. Es imposible hablar del arte en

Las Arribes sin mencionar de manera especial a San Felices de los Gallegos. El pueblo está situado en la parte Sur de Las Arribes salmantinas, justo frente a la raya de Portugal. Entre los monumentos más destacados de esta villa se encuentra su castillo, una construcción singular dotada de una hermosa torre del homenaje rodeada de una plaza y varias construcciones defensivas, construcciones que se fueron ampliando y reforzando con motivo de las diversas guerras que se vivieron en este enclave, especialmente entre España y Portugal. El castillo y sus paramentos defensivos son los elementos artísticos más llamativos pero no los únicos. La iglesia parroquial muestra una facturación románica que tuvo, posteriormente, intervenciones góticas que se manifiestan en determinados elementos ornamentales. El cercano convento de La Pasión sirve de muestra para comprobar que el arte portugués también influyó en las construcciones españolas, únicamente hay que acudir a contemplar la iglesia de este convento para poder comprobarlo. El panorama se completa con la ermita del Rosario y la ermita de Jesús Nazareno. Los monumentos, por separado, poseen un considerable valor pero el conjunto de la villa es de una belleza sin igual dentro de Las Arribes. Uni-

camente nos ocurre algo parecido con la localidad zamorana de Fermoselle. Si queremos disfrutar al máximo de esta villa lo mejor es acudir a visitarla durante alguna de las fiestas señaladas: la Santa Cruz (3 de mayo), el Corpus y el Noveno (11 y 12 de mayo). En la festividad del Noveno de conmemora la liberación de los tributos que este pueblo tenía que pagar a los duques de Alba y destaca la realización de una serie de encierros a caballo junto con la utiüzación de una plaza de toros cerrada elaborada a base de carros.
4.- VILLARINO DE LOS AIRES: TESO DE SAN CRISTÓBAL

La localidad de Villarino de los Aires está situada al norte de la provincia de Salamanca, justo en el límite de la provincia de Zamora. El casco urbano de Villarino merece la pena visitarlo con calma ya que dispone de algunos elementos singulares como una casa construida con rollos, aunque lo cierto es que esta localidad debe su fama la central hidroeléctrica ubicada en sus alrededores. La visita al casco urbano nos va a facilitar el acceso a un mirador perfectamente señalizado desde la misma entrada del municipio: el mirador de la Faya. Siguiendo estas indicaciones tendremos que atravesar todo el casco urbano sorteando con nuestro vehículo una serie de callejuelas estrechas que

A través de las escuelas-taller se ha realizado la señalización de dos propuestas de paseo. El camino sale desde la misma entrada de Villarino de los Aires y nos conduce» en apenas tres kilómetros^ directamente hasta esta elevación. Una vez que hemos alcanzado el montículo descubriremos la existencia de las ruinas de una antigua ermita. ninguna de ellas excesivamente amplias. La vista alcanza hasta las cercanas tierras portuguesas que se nos aparecen en el mismo horizonte. Para llegar hasta el teso de San Cristóbal deberemos utilizar el automóvil. para conocer los alrededores de la localidad. unos cultivos que se extienden dispuestos en ordenadas terrazas. El paraje del teso de San Cristóbal todavía dispone de otra atracción para el viajero. 5. tenemos a nuestro alcance una hermosa vista del último tramo del río Tormes antes de entregar sus aguas al gran río Duero. Los responsables municipales de esta villa se han preocupado durante los últimos años de poner en marcha la señalización de nuevas rutas de senderismo que puedan atraer al visitante. Una de esta propuestas de ha llamdo la ruta de los Molinos y la otra la ruta del Penado. concretamente desde un mirador conocido como el Balcón de Pilatos. Por la parte Suroeste de este mirador descubrimos la abundancia de viñedos que alberga esta zona.FERMOSELLE: PARAJE DE AMBAS AGUAS O ENTRAMBASAGUAS La zamorana villa de Fermoselle es un motivo. cualquie- . en las proximidades de estos restos también hallaremos los correspondientes a la casa del ermitaño y a unas sepulturas antiquísimas. Producir variaciones en la oscilación de esta peña es una de las actividades que atrae a gran número de turistas aunque no todos son capaces de provocar el movimiento de esta formación rocosa. El viajero puede modificar la inclinación de esta peña si se sabe colocar adecuadamente y hace fuerza con las piernas.irán desapareciendo a medida que salgamos del casco urbano. por sí sola. Desde este mirador podemos comprobar cómo el cultivo en terrazas está extendiéndose de manera importante por estas zonas. El Balcón de Pilatos es fácilmente reconocible gracias a las indicaciones y a la barandilla de hierro que protege al viajero de una posible caída. para que el viajante se acerque hasta esta zona. El mirador está situado a escasa distancia del pueblo y desde él podremos obtener una hermosa panorámica del río Duero y de la zona cercana a las arribes de este cauce. Desde esta elevación.. una peña singular conocida como la Peña Oscilante debido a su peculiar colocación.

la Santa Cruz y la de San Sebastián. La historia de Fermoselle está repleta de capítulos importantes que han ido dejando su poso a través de la edificación de varios monumentos.ALDEIA NOVA: LA ERMITA DE SAO JOAO . Esta iglesia dispone de dos hermosas portadas que está decoradas con motivos vegetales que componen un conjunto sumamente atractivo. Poco antes de alcanzar esta presa encontraremos un cartel indicador que nos marca una nueva dirección. Los alrededores de Fermoselle están plagados de ermitas llegándose a contar hasta seis entre las que destaca la dedicada al Santo Cristo. crema y amarilla se convierte en la protagonista de las fachadas de los edificios lusos. No podemos olvidarnos d mencionar las ruinas del castillo que se alza. La pintura rosa. 7. un colorido totalmente alejado del panorama casi monocromo español. Del otro lado del rió Tormes se encuentra la localidad salmantina de Villarino de los Aires. Tomamos un camino de tierra que sale desde la derecha de la carretera y avanzamos por él durante un corto trayecto.. La desviación surge a la altura de un repetidor de televisión situado en las cercanías de la peña calvario y que es perfectamente visible. Una vez que alcanzamos la ermita comprobamos que ha sido recientemente restaurada y descubrimos la existencia de un pequeño altar al aire libre en uno de sus laterales.ra de las dos se efectúan sin complicaciones y ambas se encuentran perfectamente señalizadas. en la cima de un montículo. La ermita de Sao Joao es muy fácil de localizar y se llega a ella a través de una pista en mal estado que apenas tiene un kilómetro de extensión. Para llegar hasta el mirador de Pennedo Durao no tenemos grandes problemas. Ante nosotros se alzan las tierras zamoranas de Villardiegua. Este punto nos permite observar la unión de las aguas del Tormes y del Duero. una vista asombrosa debido a que nos encontramos en un cortado vertical que nos permite acceder a lo que se podría definir como una vista de pájaro sobre el discurrir del río Duero entre los cañones de granito. La iglesia parroquial. Podemos recorrer en automóvil la primera parte del recorrido. azul. aunque conserva rasgos comunes con la española. La vista desde este punto es impactante ya que muestra uno de los cortados más asombrosos que poseen Las Arribes. Para llegar hasta este punto basta con tomar el automóvil y seguir la carretera que nos conduce hasta la cercana presa de Bemposta. La villa de Fermoselle está asentada sobre un peñasco en la zona cercana a la confluencia del río Tormes y el río Duero. data de los siglos xn y xm en que se inició su construcción. La vertiente portuguesa de Las Arribes. es decir. La pista sale de uno de los laterales de la carretera que hemos utilizado para llegar a Aldeia Nova. presa que sirve de paso fronterizo entre España y Portugal. la Soledad. dedicada a Nuestra Señora de la Asunción. podemos llegar hasta la desviación que parte de la carretera que nos lleva a Poiares. muestra una serie de aspectos radicalmente distintos a los existentes en nuestro país. Localidades que se encuentran a poca distancia entre sí han sufrido siglos de incomunicación debido a un considerable obstáculo natural que se interponía entre ellas: Los cañones fluviales que componen Las arribes del Duero. El paraje de Ambas Aguas está situado justo frente a nosotros. La población de Poiares no es muy extensa pero merece la pena visitarla con calma ya que la arquitectura tradicional dispone de una buena representación en este casco urbano. La principal diferencia que aprecia el viajero entre una vertiente y la otra nos llega a través del colorido que caracteriza a la arquitectura tradicional lusa.La localidad de Aldeia Nova esta situada a tan sólo ocho kilómetros del municipio de Miranda do Douro que es la principal localidad fronteriza con nuestro país a la altura de la provincia de Zamora. En este punto podemos dejar nuestro coche estacionado en la orilla de la carretera o bien aventurarnos y adentrar- . El conjunto es sumamente atractivo y muy fácil de acceder a él. Del otro lado del río Duero están situadas las tierras pertenecientes al municipio luso de Bemposta. en uno de los laterales de este pueblo. 6. El paraje de Ambas Aguas o Entrambasaguas está situado en las cercanías de Fermoselle.. Aparcamos el coche a la orilla de la carretera y seguimos esta pista forestal que en apenas un kilómetro desciende más de 120 metros de altitud. La ermita de Sao Joao se alza en medio de un cortado pétreo que se caracteriza por su riqueza y variedad de flora. perfectamente visible e inquietantemente cercanas. a apenas unos cinco kilómetros.POIARES: MIRADOR DE PENNEDO DÜRAO La localidad portuguesa de Poiares está situada en las cercanías del municipio de Freixo de Espada A Cinta y podemos llegar hasta él a través de una carretera en unas condiciones bastante aceptables. Un castillo en estado bastante ruinoso y mal conservado pero que nos sirve de índice de la importancia que en su día tuvo esta localidad.

49071 Zamora. PORTUGAL tr 07 / 35 / 1 1 / 346 27 51 Oficina de Información Turística OFICINA DE TURISMO. *? 923 296 000 SERVICIO TERRITORIAL DE INDUSTRIA. s/n. o actividades acuáticas de diversa índole. haciendo uso de varias embarcaciones que van desde el barco multiplaza para turistas hasta las piraguas. Los teléfonos a los que pueden acudir son: 923 26 85 71 (Oficina de Turismo de Salamanca) y el 980 53 18 45 (Oficina de Turismo de Zamora). 1.49018 Zamora.49018 Zamora. SERVICIO TERRITORIAL DEL MEDIO AMBIENTE Y ORDENACIÓN DEL TERRITORIO C/ Leopoldo Alas Clarín. el muelle de Vega Terrón (cercanías de La Fregeneda). Tenemos ante nosotros una hermosa panorámica del Duero embalsado y represado pudiendo comprobar cómo se suma el cauce del río Huebra a las aguas del Duero. Ramón Pradera. ^ 923 296 026 JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN. ^ 983 411 900 / 983 411 903 JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN. que anidan en los cañones rocosos de este enclave. La navegación turísitica no cuenta con la aprobación de todos los sectores ya que algunas personas consideran que esta actividad repercutirá de manera muy negativa en las poblaciones de aves. COMERCIO Y TURISMO DE LA JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN Plza. De momento se puede optar a la navegación fluvial. DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE SALAMANCA C/ Felipe Espino. en varias localidades destacando la localidad portuguesa de Miranda do Douro.« 980 510 361 / 980 510 412 EXCMA. CASA DE LAS CONCHAS C/ Rúa Mayor.37001 Salamanca. Direcciones de Administraciones Públicas JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN. la playa de La Barca (Vilvestre) y la playa de El Rostro (Aldeadávila de la Ribera). 37002 Salamanca.» 980 524 000 JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN.1200 Lisboa. no excesivamente ancha. ^ 980 514 329 MINISTERIO DE AMBIENTE Y RECURSOS NATURALES DE PORTUGAL C/Século. En algunos de ellos se ha llevado a cabo la construcción de playas artificiales que son utilizadas como centro de estas actividades fluviales. 1. La oferta está variando de manera considerable por lo que lo más útil sería ponerse en contacto con las oficinas de turismo de cada provincia donde pueden recabar la información plenamente actualizada. 7. El objetivo de hacer que el Duero sea navegable está centrando los esfuerzos de muchos municipios de ambos lados de la frontera.37001 Salamanca. En algunos casos la colaboración se está efectuando a través de acciones conjuntas hispano-lusas. 51. 47071 Valladolid. C/ Villar y Macías. DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE ZAMORA Plaza de Viriato s/n. El mirador de Pennedo Durao está protegido por una pequeña valla metálica que impide al viajero acercarse demasiado al borde del precipicio. 4. en los diferentes cauces (principalmente en el Duero) que conforman Las Arribes es una de las últimas opciones turísticas que se están potenciando desde la zona. s/n. El camino está perfectamente señalizado desde el comienzo hasta el final y es imposible perderse. v 983 419 936 SERVICIO TERRITORIAL DE INDUSTRIA.nos con él durante un tramo más. Una vez que hemos alcanzado el mirador podremos darnos cuenta de las semejanzas que existen entre la elevación de Pennedo Durao y el mirador de la Junas de la localidad salmantina de Saucelle.CRUCEROS FLUVIALES POR LAS ARRIBES La posibilidad de poder realizar cruceros fluviales. especialmente de rapaces y de cigüeñas negras. de la Constitución.. SERVICIO TERRITORIAL DEL MEDIO AMBIENTE Y ORDENACIÓN DEL TERRITORIO. COMERCIO Y TURISMO DE LA JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN C/ Eduardo Julián Pérez. DIRECCIÓN GENERAL DEL MEDIO NATURAL C/ Rigoberto Cortejoso. ^ 923 293100 EXCMA.« 923 268 571 .47071 Valladolid. cosa perfectamente factible ya que disponemos de una pista asfaltada. 14.37001 Sabanea. DIRECCIÓN GENERAL DE TURISMO Avda. La vista desde este punto es muy hermosa. 1. 8.

16.« 923 500162 FERMOSELLE (ZAMORA) C/Valle Ricardo Pinto D'Costa.« 980 514 329 OFICINA DE INFORMACIÓN TURÍSTICA Plazo de la Torre.37204 Lumbrales. 3 5 . ^ 9 2 3 477 222 HINOJOSA DE DUERO (SALAMANCA) Hotel "Balneario de Retortillo": Ctra. 49071 Zamora. T. 1 9 . 1. 1 0 . 5 6 . (SALAMANCA). ^ 980 164 010 MUELAS DEL PAN (ZAMORA) Plaza Mayor. Sánchez Terán. (SALAMANCA) © 923 512 002 OFICINA DE TURISMO DE PORTUGAL Pensión "El Paraíso": J. 4. Italia. 1.1 B . « 923 280136 PATRONATO PROVINCIAL DE TURISMO Hostal "La Viña": San Roque. 1. 1. * 980 53 18 45 PATRONATO PROVINCIAL DE TURISMO Hostal "Richard II": Avda.37006 Salamanca.700 » 923 508 0 7 4 / 923169 273 . » 923 505 039 GALLEGOS DE ARGAÑÁN (SALAMANCA) C/Gran Va.49014 Zamora. 10. 8. 28013 Madrid. 20.37240 Lumbrales. Km 30. Caballero. Vitigudino.«980 553 007 Hoteles LUMBRALES (SALAMANCA) Centros de Turismo Rural GALLEGOS DE ARGAÑÁN (SALAMANCA) Hotel "Siglo xxi": Paseo de la Estación. 20. « 9 2 3 512 270 CENTRO DE INICIATIVAS TURÍSTICAS "ARRIBES OH DUERO" Pensión "España": Requejo. 8. w 923 450 411 / 923 450412 'Quinta de la Concepción": Carretera Hinojosa-Saucelle. Alcañices. » 923 521199 OFICINA DE TURISMO RURAL VILLAVIEJA DE YELTES (SALAMANCA) Pensión "El Trinquete": Trinquete. t r 9 2 3 512 270 "Pensión Montesoh Sillada. (SALAMANCA). 6. 1. De Salamanca. s / n . w 923 512 299 RETORTILLO (SALAMANCA) "El Lucero": Sol. ^ 923 513 043 Plaza de España. s/n. «■ 980 613 022 "Pensión Mati": Portal del Villar.37240. » 9 2 3 500 042 Hostal-Residencia "El Quijote": Ctra.» 923 47 70 08 SAUCELLE (SALAMANCA) Avda. Lumbrales.OFICINA DE INFORMACIÓN TURÍSTICA Hostales HINOJOSA DE DUERO (SALAMANCA) C/ Santa Clara. « 923 500 079 FERMOSELLE (ZAMORA) C/ Viriato.37220 Fuentes de Oñoro (SALAMANCA). * 923 520 352 CENTRO DE INICIATIVAS TURÍSTICAS AYUNTAMIENTO DE LUMBRALES Hostal "Marqués de La Useda": Requejo. tr 923 515162 VITIGUDINO (SALAMANCA) Plaza Sexmeros. s/n.37210 Vífígudíno. 1-3. (SALAMANCA). 3fl. © 980 61 40 Pensiones ALDEADÁVILA DE LA RIBERA (SALAMANCA) Plaza Mayor. » 980 553 008 Pensión "Tomasita": Ctra.37001 Salamanca. Pía. 27. km 9.» 923 225142 OFICINA DE TURISMO Hospedería Municipal: Carretera Barruecopardo. * 915 229 354 COORDINADORA DE PUEBLOS DEL BAJO DUERO Pensión "Ángel": La Iglesia. 247.

11. Camping "Los Arribes": Carretera Cibanal a presa de Almendra. * 980 619 897 . s/n. Salamanca . ** 923 519 421 VlLLAVlEJA DE YUTES (SALAMANCA) Restaurante "El Puerto de Vega Terrón": Labradores.VILLARES DE YUTE (SALAMANCA) LA FREGENEDA (SALAMANCA) "Casa Villares": Santiago Sevillano. ir 923 519 421 FORNULOS DE FERMOSELLE (ZAMORA) Restaurante "Marcos": General Franco. * 923 573194 Restaurante "El Balcón de Las Arribes": Camino de la ermita.923 526 359 ALDEADÁVILA DE LA RIBERA (SALAMANCA) Restaurante "Huevo": Poblado Aldeadávila de la Ribera. v 980 564 230 / 980 564 262 VlLLALCAMPO (ZAMORA) Restaurante "Apartadero Das": Carretera Estación. « 923 521 209 HINOJOSA DE DUERO (SALAMANCA) "Los Alegrías": Chico. » 9 8 0 554 696 / 980 182 432 Campings LUMBRALES (SALAMANCA) Mesón "ElZebadero": Eras. 7 0 . ® 980 613 022 FORMARIZ (ZAMORA) Restaurante "La Venta de Los Arribes": Cira.La Fregeneda.200. 10. ^ 980 564 324 Albergues ALDEAVILA DE LA RIBERA (SALAMANCA) Albergue "ío Wo/Ar* -o. Zamora Fermoselle. « 923 505 214 PEREÑA DE LA RIBERA (SALAMANCA) Restaurante "Casa Paco": Cándido Casanueva. s/n. de la Constitución. Zamora Fermoselle. 4. «■ 923 512 596 Restaurante "La Hojita": Carretera Fregeneda km 89. Restaurante "Palmerina": Salto de Aldeadávila. * 923 169 276 MASUECO (SALAMANCA) "Aliste y Sayago": Poblado del Salto de Villalcampo. ^ 923166 065 Restaurante "La Ribera": Avda. 46. w 923166 005 CIBANAL (ZAMORA) Restaurante "Boliche": Torres. ^ 980 619 922 Restaurante "Las Tres Chimeneas": Ctra. « 923 573 400 PERERUELA (ZAMORA) Camping "LaHojita": Carretera Comarcal C-517. 55. ^ 923 515 089 LUMBRALES (SALAMANCA) "La Casa de Los Anees": Travesía del Calvario. 2 3 . ^ 923169 276 PEREÑA (SALAMANCA) Camping "El Balcón de Las Arribes": Camino de la Ermita. km 56. FERMOSELLE (ZAMORA) Restaurante "España": Requejo. s/n. km 54. 16.

VÍCTOR . NICOLÁS R: Arribes del Duero. Patencia. EDILESA.)994. 1999. Madrid. Touríng Club. . 1994.Las rutas del vino en Castilla y León y Extremadura.Embalses de la cuenca del Duero.El Correo de Zamora.M: Arribes del Duero. Cálamo Ediciones. . La Gaceta Regional de Salamanca. Valladolid. Salamanca 1984. Júcar. Ámbito Viajero. Madrid. PEDRO: La naturaleza en la provincia de Zamora. SÁNCHEZ MORA. EUGENIO: Salamanca. A ambos lados de la frontera. Júcar. Madrid. . ÓSCAR: Rutas para descubrir los Arribes del Duero en Zamora. Consejo Superior de Investiga­ ciones Científicas. Madrid. LADOIRE CERNE. VARIOS AUTORES: Castilla y León de punta a punta. . SANZ RUBIALES. Ámbito.Diccionario Geográfico-Estadístico-Hístórico de Salamanca. 1999. 1991. Salamanca. CRESPO REDONDO. La Opinión . PASCUAL: Diccionario Geográfico-btadístico-Histórico de España y sus posesiones de ultramar. 1848. Anaya. CASAS DEL CORRAL. Tomo 3. FEDERICO y DOMÍNGUEZ CORTÉS. ARMINIO: Salamanca. VARIOS AUTORES: Itinerario de la naturaleza por los Arribes-sur. JESÚS: El paisaje agrario en los Arribes del Duero. tierras y gentes. GARCÍA ZARZA. Col. 1999. 1998. RODRÍGUEZ MUÑOZ.Diccionario Geográfico-Estadístico-Histórico de Zamora. 1968. MADOZ. Asociación Naturalista "Elanio Azul".

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->