P. 1
La Guerra Del Chaco

La Guerra Del Chaco

|Views: 6|Likes:
Publicado porReba34

More info:

Published by: Reba34 on Sep 27, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as TXT, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/25/2014

pdf

text

original

en forma perentoria, a esa gran cantidad de prisioneros que duplicaba su capacid ad logística.

"Muchos prisioneros bolivianos estaban tan debilitados que por el zarandeo d e los camiones que los llevaban a nuestra retaguardia perdían el equilibrio y caían al camino, donde nadie los recogía. Así se llenó la ruta de un tendal de cadáveres, algu nos muertos por la sed, otros atropellados por los camiones que, debido a la osc uridad o la polvareda, no los podían esquivar". General Estigarribia (1950, p. 323-326) Plan estratégico del general Estigarribia. Rojo: Fuerzas bolivianas. Azul: Fuerzas paraguayas. Como consecuencia de esta ruptura en dos del ejército boliviano, el general Peñarand a ordenó el inmediato abandono del fortín Ballivián al sur y la rápida retirada hacia Vi llamontes antes que otros 18 000 hombres pudieran quedar aislados por el enemigo . Cayó así, sin combatir, el poderoso fortín Ballivián, que era todo un símbolo de la pres encia de Bolivia en el Chaco. Esta retirada fue considerada como la mejor maniob ra realizada por el ejército boliviano durante la guerra siendo favorecida por la debilidad, problemas logísticos y el desconocimiento del terreno que acuciaban al ejército paraguayo.118 El 5 de diciembre, las instalaciones de Samayhuate, sede del comando de Peñaranda desde antes de la batalla de Strongest, después de ser abandonadas por soldados, p ersonal hospitalario y civiles, fueron demolidas e incendiadas.119 Al pasar por allí, los desmoralizados y sedientos soldados bolivianos que se retiraban desde Ba llivián pudieron observar un montículo de casi 300 metros de largo de botellas de ce rveza vacías, consumidas por los oficiales del alto mando boliviano durante su per manencia en el lugar. Esto confirmó que era cierto el abuso en el consumo de alcoh ol que había denunciado Salamanca a Peñaranda en septiembre de 1934 y el nombre de " alto tomando" con llamaban los soldados al alto mando boliviano.120 En un telegrama, del 17 de noviembre, dirigido al presidente Salamanca, el gener al Peñaranda intentó justificar la derrota de El Carmen diciendo: "Conclusión, falla material hombre que el enemigo posee en primera calidad. No tenemos oficiales ni clases suficientes [nuestra fuerza] es un cuerpo sin alma [ ]. El adversario, además de contar con iniciativa, [ ] tiene en abundancia oficiales y clases [ ] que reúnen sus tropas y guían sus hombres. Estos hechos [ ] que fueron exp licados a V.E. verbalmente, se han confirmado en últimas acciones . General Peñaranda (Arze Quiroga, 1974, p. 225 vol. 4) El presidente Salamanca comentó: "Sobrevino la derrota del Carmen, que en mi concepto era responsabilidad ine xcusable del comando. El más grosero descuido o, poco más o menos, a sabiendas del p eligro, ocasionó este funesto desastre. Imaginé que el comando estaría humillado y que era ocasión de renovarlo para salvar a Bolivia". Presidente Salamanca (Arze Quiroga, 1974, p. 19 vol. 4) En su larga lucha contra lo que consideraba como una ineptitud crónica de los coma ndantes bolivianos, el presidente Salamanca comenzó a buscar un reemplazante de Peña randa, convencido cada vez más de que este carecía de los conocimientos y el carácter para dirigir al ejército boliviano. «Corralito de Villamontes» Artículo principal: Daniel Salamanca. Con las fuerzas enemigas acercándose a Villamontes, el presidente Salamanca decidió viajar en persona a esa localidad para destituir al general Peñaranda y reemplazar

Daniel Salamanca retornó por vía aérea a Cochabamba.. La relación de Salamanca con Peñaranda fue siempre áspe ra. la rodearon de soldados armados con fusiles y ametralladoras. los principales jefes hicieron apuntar cañones a la residencia donde se alojaba el envejecido jefe del gobierno. Salamanca firmó el docume nto casi gozoso de que los militares. Maniobra de Yrendagüé Artículo principal: Batalla de Yrendagüé. Rojo: fuerzas bolivianas. o del ejército que iniciaba de nuevo su marcha para apoderar se del gobierno de Bolivia. p. Salamanca le manifestó: "Hago saber a ustedes que el pueblo ya no tiene confianza en la pericia del comando". el coronel Toro. Historiador boliviano Querejazu Calvo (1977. Pese a la derrota boliviana en El Carmen (16 de noviembre de 1934) y la crecient e sospecha de muchos oficiales bolivianos sobre las inexplicables retiradas del Segundo Cuerpo paraguayo desde posiciones favorables. En un radiograma a Peñaranda. Se liberó así de la responsabilidad pero no del temor que acrecentaba su enfermedad desde un año atrás: la de que Bolivia tuviera que fir mar la paz en condiciones de inferioridad. después de ocupar Picuiba. con el ejército paraguayo pisando terri torio históricamente boliviano por culpa de los errores de los comandantes insurre ctos. 137) "De todas las revoluciones o golpes de Estado en Bolivia. y con actitudes valentonas. 1981. a doce kilómetros del enemigo. Batalla de Yrendagüé. 1940. apr isionaron a su víctima y más tarde le exigieron su renuncia. p. Lanza. siguió avanzando para desalojarlo de La Faye: . de Elio y sus correl igionarios liberales. p.] quien no tenía siquiera un a pequeña escolta". p. quitasen de sus espaldas una cruz que se l e había hecho demasiado pesada y se condenasen a sí mismos ante el juicio de la hist oria. En medio del mayor aparato de fuerza se apresó al presidente y capitán general del Ejército [. 363) Fue un error de Salamanca abandonar La Paz y mucho más sin la custodia adecuada. (Urioste. Fue el mejor cerco que lograron realizar los com andantes bolivianos en toda la guerra y Salamanca no se privó de decírselos. General Peñaranda a Salamanca (Querejazu Calvo. 363) La respuesta de Peñaranda no fue menos violenta: "Aquí en la línea se piensa lo mismo de su gobierno y no por ello nos alarmamos" . 1981. luego de la derrota de El Carmen y de la retirada de Ballivián. Situación al 8 de diciembre de 1934. Ahora esa tarea era responabilidad de Tejada Sorzano. 185) Luego los insurrectos acordaron con el vicepresidente Tejada Sorzano para que as umiera la primera magistratura. se resistieron a la orden presidencial. Se extrajeron tropas de las trincheras y en plena zona de operaci ones. Once días después hubiera tenido que soportar el desastre de Yrendagüé.lo por el general José L. E l 27 de noviembre de 1934. inci tadas en algunos de ellos por el alcohol libado durante la noche de vigilia. con un acto que por el lugar y las circunstancias en que se producía tenía las características de una traición a la Patria". "Tropas al mando del mayor Germán Bush cercaron el chalet de la casa Staudt do nde se había alojado el presidente Salamanca. a quienes nunca había estimado y a quienes c ulpaba de los desastres de la guerra.. Azul: fuerzas paraguayas. esta fue una de la s más grotescas. lindante casi con la insubordinación. Presidente Salamanca a Peñaranda (Querejazu Calvo. sectores politizados de las fuerzas bolivianas leales al general Peñaranda y al coronel Toro.

su jefe de estado mayor y los comandantes de las do s divisiones quedaron aislados en la placentera Carandaytý a 160 km de distancia d e sus fuerzas que combatían en el desierto frente a La Faye. el general Estigarribia devolvió la 8. Muchos so ldados salvaron sus vidas entregándose. 59 0 pistolas-ametralladoras.) Le exijo mayor decisión y en ergía en el comando". Los días 9 y 10 de diciembre. 1996. Uno o dos días de s acrificio pueden ser suficientes para lograr el total aniquilamiento del enemigo q ue nos ha dado más de un ejemplo sobre este tema. el coronel Franco. 11 200 fusiles y 200 camiones que fueron a parar al e jército paraguayo. La recién llegada 8. en 3000 los prisioneros y la pérdida de gran cantidad de armas abandonadas en el desierto: 60 morteros Stokes Brandt. Garay.123 "Uno no debe tener finalmente ninguna consideración con la fatiga de los solda dos a quienes es de vital importancia exigir el máximo esfuerzo.122 Significativamente. ordenó la inmediata retir ada hacia el fortín 27 de Noviembre asumiendo la responsabilidad de esa decisión y e n contra de las órdenes que sin conexión con la realidad enviaba Toro por avión desde Carandaytý. miles de solda dos bolivianos. Teniente coronel boliviano Félix Tabera (1979.121 En los depósitos de Yrendagüé los soldados paraguayos lograron res catar de las llamas cajas con botellas de champagne. Aún así su situación era difícil. inició la marcha el día 5 de diciembre de 1934 y con gran esfuerzo y con sus hombres al borde de la de shidratación llegó a Yrendagüé tres días después. El sorprendido coronel Toro. entre los 3000 pr isioneros capturados no figuró ningún oficial boliviano lo que significa que estos h abían abandonado a sus tropas en el desierto. p. Para ello debía recorrer 70 km de desierto. que habían abandonado armas y equipos..ª D ivisión al Segundo Cuerpo paraguayo por lo que a principio de diciembre de 1934 es te tenía 5500 hombres. 408) Luego de equiparla a nuevo con las armas capturadas a los bolivianos en El Carme n y un breve descanso dado a los soldados. Mensaje de Toro a Tabera (Farcau. 498 livianas. mostrando que es posible vivir i ncluso meses careciendo de la mayoría de recursos (. con más de 45 grados de calor a la sombra. La 8. vinos finos del Rhin y una enorme cantidad de botellas de cerveza."[ ] las tropas del Cuerpo de Caballería. donde era sobradamente conocido por todos. cortando así el nistro de agua y las comunicaciones enemigas. entre Picuiba y La Faye. Antes que Toro concentrara más de 12 000 hombres sobre La Faye. El c oronel boliviano Díaz Arguedas evaluó en varios miles los muertos por falta de agua. Toro ?que por ese tiempo gustaba hacerse llamar el «Mussolini boliviano»? acusó a sus subordinados. tomó el fortín y los pozos. fiel a su estilo de conducción. 215) . llegaron piel y huesos.ª División paraguaya. en pleno verano. Fue una de las batallas más crueles de la guerra y produjo una profunda impresión en el pueblo boliviano cuando conoció el padecimiento sufrido por los soldados. fueron obligadas a trabajar día y noche en los forzados servicios de exp loración y seguridad en el caprichoso y disparatado dispositivo «ofensivo-defensivo» i deado por Toro". atravesar los montes sin abrir una picada para no ser detect ada por las patrullas y la aviación enemiga y tomar el fortín para dejar sin agua a todo el Cuerpo de Caballería boliviano desplegado en el desierto. murieron de sed o se suicid aron desperdigados por el desierto. Sin agua.ª División debía infiltrars e entre dos divisiones bolivianas con rumbo a los pozos de agua del fortín Yrendagüé. las fuerzas bolivianas comenzaron a desintegrarse. planeó la maniobra más audaz y sorpresiva de la guerr a por lo casi imposible de su realización.. El teniente coronel Fél ix Tabera. [ ] agotadas en su estúpido avance hacia e l desierto de Picuiba. al mando del coronel Eugenio A. circunstancialmente a cargo de esas unidades. 79 ametralladoras pesadas. p.

pero se salvaron los coroneles Frías y Blacutt y otros oficiales.ª División boliviana intentaro n hacer justicia por mano propia. oficiales de la 8. Farcau equiparó la conducción del coronel Fra nco con la del general estadounidense George Patton en la Segunda Guerra Mundial : «La movilidad depende más de la personalidad del comandante y su estado mental que de la velocidad de los vehículos que puedan tener a su disposición»... el comando boliviano estableció una nueva línea de def ensas en Villamontes. el río Pilcomayo sirvió de defensa n atural a la 4. muchos soldados huyeron hacia el río Pilcomayo.ª División se desint egró. hubiera dejado toda esa zona en manos de los paraguayos.ª y 8. La 9. mientras nuestras tropas. p.ª y 9. donde comienzan las pri meras estribaciones andinas.ª ) al mando del coronel Enrique Frías. Ybybobó era uno de los tres pasos para acceder a las primeras serranias andinas y un importante punto estratégico para atacar Villamontes desde el sureste. descansaban y dormían tapadas con sus carpas. Su pérdida hubiera abierto e l camino a Tarija. El 28 de diciembre de 1934.] y s i existe falta de oficiales que deben vigilar a la tropa. Pese a que la aviación boliviana descubrió partes de una picada que construían los par aguayos hacia ese lugar. "Una noche de lluvia. el comando boliviano desestimó toda posibilidad de ataque en ese sector. a causa de la fatiga ocasion ada por el repliegue. otros rompieron el cerco por iniciativa propia y el resto se rindió. depósitos y líneas de comunicación. La tarea de defender Villamontes fue encomendada a los coroneles Bernardino Bilb ao Rioja y Óscar Moscoso. este pueb lo era el último punto de apoyo de Bolivia en el Chaco. cerrando a los regimientos Sucre y Aroma. 395) Todas las líneas de mando colapsaron produciéndose una gran confusión.. En el sector sur del sistema defensivo. La artillería div isionaria abandonó sus posiciones al iniciarse el ataque. Los 2500 hombres de la 9. el enemigo pas a por nuestras líneas sin disparar un solo tiro. una divis ión paraguaya al mando del mayor Alfredo Ramos se infiltró entre la 9.ª División bol iviana y cortó el camino de retirada de la 9. Batalla de Villamontes Artículo principal: Batalla de Villamontes. Luego de la derrota de Ybibobó.ª División boliviana que se atrincheró a lo largo de la ribera sur de es e río que a esa altura ya no sirve de límite con la Argentina.ª División (al mando del coron el Jenaro Blacutt).124 Ante la falta de un cas tigo ejemplar por parte de Peñaranda. a la «mala suerte» y al «optimismo» de Toro. el Primer Cuerpo boli viano (Divisiones 4..ª División. la moral del ejército boliviano experimentó un r epunte. Con sus arsenales. Creación del tercer ejército boliviano y batallas finales Teatro de operaciones desde enero a junio de 1935. En los primeros días de enero.] Los comandos no pueden hacer nada si la tropa no duerme [.125 El historiador estadounidense Bruce W.127 . Después de la derrota en El Carmen y el abandono de Ballivián. [.El coronel Ángel Rodríguez justificó corporativamente el desastre atribuyéndolo a la fal ta de oficiales. protegían un frente de 18 km. intento que no pudo llevarse a cabo. eligieron por sorteo al teniente Gualberto Vil larroel para que liquidara al coronel Toro por ser el principal responsable del desastre de Picuiba. 1200 soldados bolivianos fueron hechos pri sioneros y unos 200 se ahogaron en el cruce del Pilcomayo. estableció una nueva lín ea defensiva en Ybibobó. a 70 km al noroeste de El Carmen. aprovechando una tormenta. y teniendo en cuenta las precarias líneas de comunicaciones bol ivianas. Apoyada por la gran concentración de artillería y bajo la pr otección de extensas fortificaciones.126 Batalla de Ybibobó Artículo principal: Batalla de Ybybobó." Militar e historiador boliviano Lechín Suárez (1988.

ª División de Caballería (DC-1). el ejército paraguayo.Muñoz (1986. son Ilevados al frente. que antes vendían salud . a seguir rindiendo su vida para una causa que desconocen y no entienden. avanzó casi 100 km desde 27 de Noviembre hacia el río Parapetí y luego de aniquilar a los regimientos Ingavi y Junín y batallones auxil iares capturó Amboró y Santa Fe los días 16 y 18 de enero y avanzó hacia Casa Alta y Cam beití. Una vez que son diezmados. aunque estaban bien armados.ª División boliviana fueron rodeados en Capirendá sufriendo 330 muertos y 200 prisioneros y el resto fue obligado a re tirarse hacia Villamontes. desalojó de la ribera occidental a 5000 soldados pertenecientes a dos divisione s bolivianas al mando del coronel Anze y luego de empujarlas más de 50 km hacia el . c arecían de preparación y experiencia para el combate.129 El coronel Bilbao Rioja con 21 000 hombres. mantuvo la iniciativa. p. l a patria. con sus 36 regimientos. Mientras que los burgueses. los adolescentes y los anc ianos. El día 23 de enero cayó Carandaytý en poder de la DRG (División de Reserva General) para guaya. escasos recursos y extensa línea logística. sin contar los cuadros de oficiales y suboficiales.130 El ataque fracasó con importantes bajas para los atacantes paraguayos. el general paraguayo Estigarribia de cidió tomar Villamontes el 13 de febrero de 1935 con sólo 15 000 hombres y casi sin apoyo de artillería. ahora se ven abrumados por obligaciones. en plena sierra. sin apoyo de artillería y reservas. El 11 de enero de 1935. pese a su inferioridad numérica. en febrero de 1935. que nunca gozaron de derecho alguno. un destacamento paraguayo de 2600 hombres bajo las órdenes del coronel Garay. Diez días después. el presidente Tejada Sorzano decretó. las mismas fuerzas envolvieron el flanco dere cho del regimiento boliviano RI-12 Manchego en Ñancorainza. en diciembre de 1934. la movil ización de todos los bolivianos en edad de prestar el servicio militar. ahora forman legiones de hombres aquejados por las más diversas enfermedades". Los parias. dos regimientos de la 3. 225 a 241) Este nuevo ejército boliviano. les obliga ahora a ofrendar sus vidas en defen sa de la soberanía nacional. pero este. El 5 de abril de 1935. que nunca les dio nada. Un Destacamento paraguayo de 1100 hombres. Desde allí las fuerzas paraguayas avanzaron sobre Boyuibé y el día 28 desalojar on de esa posición a las divisiones bolivianas DC-1. cruzó el río Parap etí.Por su parte. DC-2 y DI-7 cortando el camin o que unía Villamontes con Santa Cruz de la Sierra. por te rcera vez desde el inicio de la guerra. "La guerra del Chaco se había hecho para los indios y los obreros. Pero los problemas siguieron siendo los mismos: los soldados reclutados masivamente. En un último esfuerzo por terminar la guerra. al mando del mayor Caballero Irala. a lo que se sumaba defectos mu y ostensibles en la conducción. Azul=Fuerzas paraguayas. duplicó al anterior y. Rojo=Fuerzas bolivianas. pud o salvarse y las fuerzas paraguayas tuvieran que retirarse nuevamente hacia Boyu ibé.129 superioridad aérea. al recibir ayuda de los regimientos de la 1.128 Avance directo e indirecto del CE-2 paraguayo hacia Carandayty y retirada bolivi ana hacia Boyuibé en enero de 1935. aquellos que por su temprana o avanzada edad no pertenecen a aquel anfite atro macabro. Bolivia tuvo una superioridad significat iva de efectivos y medios sobre el Paraguay. Por esa razón. excelentes fortificac iones y abundante artillería. Willy O. a pesar de su inferioridad numérica y de medios. y en contra de todo lo esperable. pudo contener los sucesivos intentos paraguayos de e nsanchar la ruptura inicial de 3 km que se produjo en la línea defensiva boliviana .

133 Nuevamente el general Estigarribia pensó en tomar Villamontes pero esta vez desata ndo previamente sobre sus defensores un verdadero ataque de artillería. La contraofensiva boliviana recuperó las márgenes de ese río pero no pudo tomar el estratégico cruce de Huirapitindí desde donde las fue rzas de Garay podían recuperar fácilmente el río.] desgraciadamente para las arm as bolivianas. localidad donde se presumía que existían grandes reservas de petróleo. Días después. muy factibles por cierto....oeste capturó.. el ejército boliviano arrolló las líneas paraguayas en el sector central a lo largo del camino a Camatindy.. Algodonal. El impacto político que produjo la caída de Charagua y la amenaza que implicaba a la s instalaciones petrolíferas de la Standard Oil en Camiri y a la ciudad de Santa C ruz de la Sierra obligó al comando boliviano a lanzar prematuramente su planeada o fensiva para recuperar todo el terreno perdido desde enero de 1935.131 La ofensiva boliviana. Teniente coronel Vergara Vicuña (Guachalla. se mantuvo en suspenso una febril incógnita. en el cual. que se habían forjado en torno al. el 16 de abril y por unos pocos días.. Y el pensamiento mi litar boliviano y las ansias del país todo.ª División paraguaya rompió el cerco en el punto más fuerte y escapó por las laberíntic as quebradas de la sierra de Aguaragüe. fue limitada en sus resultados y se realizó al costo de elevadas bajas que llegaron al 20 % de las fuerzas empleadas. bien anillado cerco del sector c entral norte". el poblado guaraní de Charagua.] y el ritmo a imprimir al avance. el regimiento paraguayo Valois Rivarola intentó cercar a dos regimiento s bolivianos y unidades menores.ª D ivisión paraguaya en Cambeiti: "Naturalmente que el futuro de las operaciones bolivianas [. pese a la amplia superioridad en hombres y recursos utili zados. el 19 de abril de 1935.. se afincaron en el cerco de Cambeiti.. Villazón y Picuiba durante la contraofensiva del Cuerpo de C aballería Toro. Ent re el 24 y el 27 de abril dos divisiones reforzadas cercaron firmemente a la 8. durante cuatro días. el imperio de la rutina operativa y el pródromo [sic] de debilidade s de comandos afectados por el recuerdo de otros reveses en las personas de algu nos de sus componentes [.] lo que se había visto en C arandayty.. p. septiembre a noviembre de 1934. 328 vol... obligando al coronel Fernández y sus fuerzas a retirarse. que escaparon apresuradamente hacia Yohay. Teniente coronel Vergara Vicuña (1944. En el sur. las fuerzas del coronel boliviano Anze empujaron lentamente al Dest acamento Garay hacia el río Parapetí. Del 14 al 16 de abril. En el norte.]..] de la economía de fuerzas y de la sorpresa". hasta hacia poco. 201-202) La ofensiva boliviana se detuvo el 16 de mayo de 1935. dependía [inicialmente] de infligirle al ejército paraguayo un golpe recio que lo hubiera paralizado traumaticamente [. los bolivian os retomaron Tarari. 7) Etapas (1-2-3) en que se dividía el plan de la ofensiva boliviana lanzada en abril de 1935 La 8.. Grande debió ser el desencanto cuando el Comando Superior boliviano [. 1978.] siguió pautando con sometimiento a un exceso de segur idad reñidos con los principios [. p..132 "Dos días habían transcurrido desde el instante en que se había desencadenado la s orpresiva contraofensiva boliviana [del 14 de abril de 1935] y ya se podía afirmar que había fracasado en sus objetivos fundamentales [.] en un comunica do de fecha 28 de abril concluía con las esperanzas. Para ese f . se había repetido con matemática exact itud en esta nueva contraofensiva del Parapetí [. cuando el coronel paragua yo Rafael Franco retomó la iniciativa con un sorpresivo ataque sobre el regimiento boliviano Castrillo que vigilaba el estratégico sector de Quebrada de Cuevo y rec uperó Mandeyapecuá.

La velocidad del avance impidió que estas pudieran sostenerse en el km 25 ni en el km 35 (o Pozo del Bárbaro) donde existía una importante fortificación.ª División boli viana. las tropas de Cazal Rivaro la.136 El plan consistía en tomar Ingavi primero y desde allí avanzar hacia el fortín Aroma (al este) o hacia el fortín 27 de Noviembre (al su roeste). Estigarribia envió al teniente coronel Cazal Rivarola con la orden de imp edir que Ingavi cayera en manos enemigas debido a las conversaciones diplomáticas en curso y al objetivo estratégico de mantener a Bolivia lo más lejos posible del al to río Paraguay. A fines de abril de 1935. con no más de 850 hombres. las fuerzas paraguayas cortaron el camino Ing avi-Ravelo. En el avance se capturaron prisioneros y sobre todo camiones. mercenario chileno q ue fuera contratado por el ejército boliviano en enero de 1935. Hoy el problema de la guerra está vincula do a la desintegración de los departamentos de Santa Cruz y Tarija y a la pérdida de .140 "Prácticamente hemos perdido el Chaco.138 El coronel Toro culpó del resultado al comando del Tercer Cuerpo "por la mala inte rpretación" dada a sus terminantes directivas. Batalla de Pozo del Tigre-Ingavi Artículo principal: Batalla de Pozo del Tigre-Ingavi.in solicitó a la marina paraguaya el desmantelamiento de los cañones binarios delant eros de 6 metros de largo y 120 milímetros de diámetro cada uno de la cañonera Humaitá p ara transportarlos a 15 km de Villamontes y desde esa distancia destruir sus def ensas. la 6. el día 12 de junio de 1935. d e los mayores Marcial Menacho Páez y Humberto Berndt Vivanco.139 En ese mismo momento. estaban a solo 15 km de su nuevo ob jetivo: Ravelo y las instalaciones petrolíferas bolivianas.137 Los bolivianos capturaron Pozo del Tigre (Kilómetro 14). se diseñó un medio de transport e que soportara los 5500 kilos de peso. las fuerza s paraguayas aceleraron su avance hacia Ravelo persiguiendo a fuerzas bolivianas dispersas. Entre el 7 y el 8 de junio. El 5 de junio de 1935. Ese día. comandada por el coronel Ángel Ay oroa. se planeó la construcción de un soporte de c emento para sostener el retroceso y se transportó al Chaco un tractor de gran capa cidad para llevarlo hasta la zona de operaciones. en Buenos Aires (Argentina). las partes acordaron firmar. Cazal Rivarola organizó su fuerza en tres raleados regimientos inte grados por veteranos con años de combate.84 Se capturaron 2 jefes. armas y provisiones que facilitaron el avance de Cazal Rivarola. La finalización de la guerra imp idió que los cañones del Humaitá pudieran actuar sobre Villamontes. y que al caer pris ionero comandaba el regimiento Ballivián.ª División boliviana. y el RC-2 Ballivián (al mando del teniente coronel René Pantoja).134 Se prepararon los puentes del ferrocarril. Cazal Rivar ola. El regimiento RC-2 Ballivián acudió en su a yuda e intentó abrir una brecha sin éxito. un protocolo de paz. una posición adelantada a 1 4 km del fortín Ingavi y a fines de mayo atacaron sin éxito el fortín sufriendo unas 1 00 bajas. Tampoco sirvió el apoyo de la 5. el coronel Angel Ro dríguez no sólo criticó esta actitud de Toro de descargar culpas sobre los subordinado s sino que lo acusó de querer implementar "tenazas" en el Chaco y sostener ideas " Hinderburgianas" de cortar las comunicaciones enemigas lejos y con bastante trop as. Nueve años después. comenzó a rodear al regimiento RI-14 Florida en Pozo del Tigre. la batalla de Ingavi terminó con la captura del tenien te coronel Bretel -en ese momento comandante de la 6ª División boliviana cercada-. Mientras el coronel Arrieta reemplazaba al coronel Ayoroa. integrada por los regimientos RI-14 Florida (al mando del teniente coronel Julio Bretel). Estos hechos influyero n en la Delegación boliviana para firmar el protocolo de paz. en la retaguardia del RI-14. Los días siguientes. 7 oficiales y 361 soldados. que ya habían avanzado 32 km desde Ingavi.135 con un total de 3000 hombres inició su aproximación al fortín Ingavi ocupado por los 370 hombres de la fracción López.

Como me mirasen asombrados por esta afirmación pase inmediata mente a explicar las actuaciones desacertadas del coronel Toro [. en Buenos Aires. E. 207) Fin de la guerra Reunión en Puesto Merino de los comandantes en jefe de ambos ejércitos después del arm isticio. vol.] La oportuna ejecución de la banda. disimuló las lágrimas que brillaron en los ojos de muc hos de los presentes. tiembla de emoción. 500 camiones. señor Carlos Vícto r Aramayo si se contaba con dinero para continuar la guerra. cuya prolongación puede causar la ruina definitiva del país ". Estigarribia tien e la mirada dulce y tranquila".] y terminé con esta frase: «Tengo el convencimiento de que al paso que vamos acabaremos por entr egar nuestras petroleras»". 463) El 12 de junio de 1935. afirmó: «El comando soy yo». 464) El día 5 de junio de 1935. Ante este reque rimiento. 7) y (Querejazu Calvo. 672. p. coronel Ángel Rodríg uez. planeando disparates [se refi ere a Peñaranda y Toro] [ ] enseguida pregunté al ministro de Hacienda. Años más tarde explicaría los motivos de aquella afirmación "Tenía en mi conciencia que esta afirmación podía hacerla con más derecho que cuales quiera de los dos que habían quedado en Villamontes. Tomás Manuel Elío (jefe de la delegación boliviana en Buenos Aires): Actas. ubicado en la tierra de nadie camino a Villamontes.. "Al hacerse las presentaciones el momento es emocionante y solemne [.. Sellos de ambos países reclamando el Chaco. 5 de junio de 1935 (Guachalla. Pero esta actitud era solo para sal var las apariencias. hombre recio. p. 1981. miembros de la delegación bo liviana que analizaban el cese de las hostilidades consideraron que debía pedirse la opinión del comando del ejército. Brasil. los malos resultados y la lista de bajas acrecentaron el descontento del pueblo boliviano ante la guerra. que son indispensables. Perú. Coronel boliviano Ángel Rodríguez (Querejazu Calvo. 1944. . se firmó el Protocolo de Paz d onde se acordó el cese definitivo de las hostilidades sobre la base de las posicio nes alcanzadas hasta ese momento por los beligerantes. La sencillez del general Estigarribia contrastó con las condecoraciones. Frente a esta situación no podemos cruzarnos de bra zos y espectar el drama. Tomás M. Luis A. En mayo de 1935. la paz debería s er aceptada ahora que ambos ejércitos están equilibrados". Coronel Ángel Rodríguez. el representante del ejército boliviano en la delegación. en mi calidad de asesor militar y personero del comando: «Es mi opinión que se acepte la cesación de hostilidades PORQUE TAMPOCO HAY COMANDO». El señor ministro con testó que no había dinero. Estados Unidos y Uruguay. Sello postal con escudos del Paraguay y estados garantes: Argentina. en plena ofensiva boliviana sobre el río Par apetí. Martínez Thedy (Uruguay).nuestras riquezas petrolíferas.. el coronel Ángel Rodríguez expuso que para alcanzarla se necesitaban 50 000 hom bres. 1978. gran cantidad de municiones y recursos monetarios suficiente s para sostener el aprovisionamiento del ejército por largo tiempo. Solo los militares sostenían que con tiempo y recursos todavía se podía alcanzar la victoria. Argentina. Peñaranda. Riart (Paraguay). en Buenos Aires (Argentina). 1981. Chi le. Jefe de Operaciones EMG boliviano (Vergara Vicuña. Buenos Aires (Argentina). corr eaje y fusta que portaba el general Peñaranda. La duración.141 "Si no disponemos de estos elementos. p. Elío (Bolivia) y Carlo s Saavedra Lamas (Argentina) negocian la Paz del Chaco. Inmediatamente repuse. en Puesto Merino. p. general Peñaranda y coronel Toro.. se produjo el primer encuentro entre los comandantes de ambos ejérci tos. El 18 de julio de 1935. 18 de julio de 1935). Sello postal en homenaje a los soldados paraguayos.

por su labor en pro de la paz en general . p. El 27 de abril de 2009. De la totalidad del Chaco Boreal. y en particular por haber inspirado el Pacto antibélico Saavedra Lamas. amistad y límites entre Bolivia y Paraguay de 19 38. el tratado para terminar la guerra fue firmado en Buenos Aires (Argentina) el 21 de julio de 1938. donde se encuentr a hoy día Puerto Busch. . firmado por 21 naciones y convertido en un instrumento jurídico internacional. había convocado a una Conferencia de Paz en Buenos Aires. Bolivia recibió una zona a orillas del río Paraguay. Campos (Querejazu Calvo. 74 años después de finalizado el enfrentamiento bélico. El acto se realizó en presencia de la presidenta de la Argentina Cristina Fernández de Kirchner . El canciller argentino Carlos Saavedra Lamas. tres cuartas partes se reconocieron bajo sober anía paraguaya. Había obte nido el premio Nobel de la Paz de 1936. Tuvo un pap el importante como mediador para finalizar la guerra del Chaco. los pr esidentes Evo Morales de Bolivia y Fernando Lugo de Paraguay firmaron en Buenos Aires el acuerdo definitivo de límites territoriales del Chaco Boreal. previa aceptación por parte de sus respectivos cancilleres del Acta de cumplimie nto y ejecución del Tratado de paz.General uruguayo Alfredo R. 1990. 176) Acuerdo limítrofe Después de largas negociaciones.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->