P. 1
DISEÑO DE UN MODELO PARA EL DESARROLLO DEL PENSAMIENTO CREATIVO EN LA PRODUCCIÓN DE CUENTOS

DISEÑO DE UN MODELO PARA EL DESARROLLO DEL PENSAMIENTO CREATIVO EN LA PRODUCCIÓN DE CUENTOS

4.5

|Views: 27.914|Likes:
Publicado porFreddy Ortiz Regis
Si se aplica un diseño de Modelo de Estrategias basado en los procesos cognitivos, entonces se alcanzará el desarrollo del pensamiento creativo para la producción de cuentos de las alumnas del Tercer Año de Educación Secundaria de la I.E. “Federico Villarreal” de la ciudad de Chiclayo.

Para la organización y el procesamiento de la información obtenida se tuvo en cuenta el tamaño muestra conformado por 33 alumnas de la sección “A” seleccionadas aleatoriamente. En cuanto al diseño aplicado, éste se proyectó como uno de naturaleza cuasiexperimental pues se trató de estudiar la forma cómo incide la aplicación de nuestro Modelo sobre el grupo experimental en comparación con el grupo control.
Si se aplica un diseño de Modelo de Estrategias basado en los procesos cognitivos, entonces se alcanzará el desarrollo del pensamiento creativo para la producción de cuentos de las alumnas del Tercer Año de Educación Secundaria de la I.E. “Federico Villarreal” de la ciudad de Chiclayo.

Para la organización y el procesamiento de la información obtenida se tuvo en cuenta el tamaño muestra conformado por 33 alumnas de la sección “A” seleccionadas aleatoriamente. En cuanto al diseño aplicado, éste se proyectó como uno de naturaleza cuasiexperimental pues se trató de estudiar la forma cómo incide la aplicación de nuestro Modelo sobre el grupo experimental en comparación con el grupo control.

More info:

Published by: Freddy Ortiz Regis on Jul 04, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/09/2015

pdf

text

original

Sections

Es bien conocido que en 1866 la Sociedad Lingüística de París

acordó no aceptar trabajos que trataran sobre este tema pues

consideraba que no era posible llegar a conclusiones razonables al

respecto. Entonces ya se había publicado El origen de las especies

de Darwin (1859), se construían las bases de la paleontología y se

aprovechaban las enormes ventajas del estudio de los restos

fósiles. El lenguaje, se creía, no deja otros testimonios que el de los

textos escritos y esto limita la investigación sobre su historia a las

lenguas registradas: lo que no se escribió se daba por perdido

irremediablemente.

9

Esta afirmación aparece respaldada inclusive por quienes ven en el

lenguaje una facultad específica de la mente. El propio Chomsky

ha rechazado la pertinencia de esta investigación para el trabajo

del lingüista.

Este rechazo es extraño porque si el lenguaje se concibe, como

hace Chomsky, como un módulo cerebral análogo al de la visión,

se está postulando un compromiso entre la estructura cortical y la

constitución del lenguaje, en consecuencia, el lenguaje debe haber

surgido en el curso de la evolución del ser humano como especie

biológica. Nuevamente parece aquí que la imposibilidad de

encontrar fósiles, documentos para historiar el lenguaje, obliga a la

cautela de sugerir la imposibilidad de hablar sobre eso.

ECO sostiene que muchos intentos de hablar sobre el origen del

lenguaje han tenido defectos que vician los resultados

conduciéndolos al fracaso. Por ejemplo, antes del surgimiento de la

lingüística comparada, las investigaciones al respecto se limitaban

a los rasgos semánticos de las lenguas, buscando más bien el

origen de las nomenclaturas, sin observar las estructuras

gramaticales2

. Se pretendía, además, encontrar cuál era la lengua

original de la humanidad, propósito a menudo entrecruzado con

exigencias religiosas, que obligaban a proponer, por ejemplo, el

hebreo como la lengua primordial. Consideremos cómo el padre

Athanasius Kircher describe el primer momento del lenguaje: nos

dice que Adán nombró a los animales según su naturaleza ora

uniendo, ora separando, ora permutando las letras de los distintos

nombres, los combinó de diferente modo, según la naturaleza y las

propiedades de los animales.

El protolenguaje es una forma de representación que se queda en

2

ECO, Humberto: La búsqueda de la lengua perfecta en la cultura europea.
Barcelona. Traducción de María Pons. Ediciones Laterza. 1993. p. 71-82.

10

el nivel léxico y que surge por las presiones del medio. En ese

sentido, es lo primero que adquiere el niño en el proceso de

adquisición lingüística y es el requisito para la adquisición futura de

la sintaxis. Efectivamente, después de los dos años, los niños

despliegan sus capacidades para los procedimientos sistemáticos,

como lo muestran las hipergeneralizaciones que realizan

constantemente (por ejemplo, construyen morido como participo de

morir, en vez de muerto, a partir de la regla general para sufijar ido

a los participios de la tercera conjugación, al estilo de partir,

partido); además, los niños elaboran formas incorrectas en su

lengua que son, sin embargo, correctas en otras, como la oración

Nadie no me quiere, imposible en castellano pero admitida en otras

lenguas, lo cual prueba que la imitación de lo que se escucha no

tiene un papel central en la adquisición sintáctica y revela la puesta

en marcha de un sistema del que no se tienen evidencias antes de

los dos años.

6.2 EVOLUCIÓN DEL PROCESO DE ENSEÑANZA

APRENDIZAJE DEL LENGUAJE ESCRITO.

Antes del lenguaje, la enseñanza y aprendizaje de las cosas

básicas para vivir se adquiría a través de la observación y

repetición de las actividades cotidianas de los adultos; muchas

veces, en forma de juego que era la manera natural de

socialización. Nada se acumulaba en la memoria; generación tras

generación vivían haciendo lo mismo y la tecnología muy rara vez

avanzaba. Todos se ayudaban entre sí y el líder, generalmente, era

el más fuerte, el que conseguía más alimentos o el más viejo (por

tener más experiencia).

Cuando los seres humanos comienzan a utilizar el lenguaje, se

pudo acumular en la memoria el conocimiento social adquirido y así

preservarlo y transmitirlo a las nuevas generaciones. Esto permitió

que muchos saberes aprendidos no se olviden y puedan ser

enriquecidos o mejorados por la acción de otras personas. Así fue

11

posible mejorar la calidad de vida y el ritmo de evolución

tecnológica.

Con el lenguaje la enseñanza y el aprendizaje comenzaron a

descontextualizarse o disociarse de las actividades de la vida diaria

cambiando las formas mentales de procesar la información

recibida. La sociedad se organiza a partir de la división del trabajo

por la posibilidad de comunicarse en forma más clara y concreta.

Los primeros signos gráficos son de la época del paleolítico

superior (hace unos 35.000 años). Son conocidos como pinturas

rupestres en donde nuestros antepasados dibujaban elementos de

la naturaleza y acciones humanas. Alrededor del 5.000 antes de

Cristo (hace 7.000 años) comenzó a utilizarse otra forma de signos,

muchos de ellos no eran dibujos como los anteriores, sino

representaciones del habla (jeroglíficos, cuneiformes, etc.).

La escritura permitió la independencia de la información en cuanto

al hablante y el oyente, en cuanto al tiempo y al espacio físico. Fue

posible preservar para la posteridad o los no presentes en ese

momento el registro de la información y el conocimiento en forma

más fidedigna la información original.

Los inconvenientes de la escritura fueron su lentitud con respecto

al lenguaje hablado, ya que para interpretar la información había

que aprender una gran cantidad de símbolos y por ello la cantidad

de gente que podía acceder a los escritos era menor convirtiendo

la lectura en un acto individual en la mayoría de los casos.

La escritura no ofrecía la interactividad que tenía el habla pero

provocó muchos cambios. La construcción de formas de preservar

el conocimiento fue más reflexiva y estructurada. Estabilizó,

despersonalizó y objetivizó el conocimiento. Reestructuró la

conciencia y creó el discurso autónomo, libre de contexto,

12

independiente del hablante/autor.

El conocimiento y el pensamiento fueron más fiables y

sistematizados. Ahora, la posibilidad de acumular el conocimiento,

de transferirlo a otras personas presentes y no presentes, del

mismo tiempo o de la posteridad y de asociarlo a un objeto hicieron

de la escritura un elemento de poder político, económico, social y

cultural. Un ejemplo típico es el de las tradiciones religiosas; las

religiones sin libro tendieron a desaparecer y las que tuvieron libros

acrecentaron su influencia más allá de las fronteras de origen. La

letra da cierta credibilidad a ideas y pensamientos que el habla sola

no producía porque la producción de argumentos y la legitimidad

alcanzada no se podían discutir con el autor; esa era la verdad y no

se discutía.

Con la alfabetización aparecen las escuelas hace unos 4.500 años

en la mesopotamia asiática, Egipto y China. Su objetivo era

enseñar la escritura cuneiforme a la clase privilegiada y los

trabajadores de la escritura, los escribas.

La escritura fue utilizada por los grupos poderosos como un

instrumento más de control social. Los manuscritos eran guardados

en bibliotecas o estaban en poder de “especialistas” o

“estacionarios” que los prestaban o alquilaban pero como su costo

de copiado era muy alto, para acceder a ellos debía presentarse

una garantía de valor, y no todas las personas podían hacerlo y a

la plebe le resultaba imposible.

Con el surgimiento de la imprenta el lenguaje escrito de masificó y

hoy en día con el auxilio y complemento de los medios

audiovisuales de información nace una nueva era en el proceso

enseñanza-aprendizaje. Esto ha creado las condiciones para que el

aprendizaje pueda desarrollar las capacidades individuales. No

obstante que la inteligencia personal se da en un ambiente social

13

que la estimula o la deprime, que aumenta o disminuye sus

posibilidades, la educación de una nación tiene que ocuparse de

formar la inteligencia personal y de la sociedad. Si se descuidan

ambas o una, significará un nuevo subdesarrollo para el pueblo y el

Estado.

Estamos ante una posibilidad histórica de poder revertir el maleficio

de estar “siempre atrás” de alguna potencia mundial. No podemos

seguir con la torpeza de descuidar el potencial valor humano que

todos tienen, debemos educar la inteligencia. Allí está la clave del

futuro. Ortega y Gasset afirmó: "Yo soy yo y mi circunstancia. Si no

la salvo a ella no me salvo a mí". Nada más claro en el concepto.

En la actualidad nos encontramos en la era del pensamiento

creativo. "Cada cerebro humano es una gran cámara de creatividad

que necesita de las herramientas con las cuales su imaginación

pueda ser liberada"3

. La visión lineal del mundo es un concepto que

cada día pierde más valor. Hoy en día el conocimiento tiende a

generar conocimiento por medio de métodos prácticos, no lineales,

ágiles, colaborativos, económicos y sobre todo, de gran calidad. La

mente humana no es una máquina que realiza trabajo sino un

mundo de conexiones de ideas que busca ser explotada y que se

encuentra conectada sistémicamente con su entorno. Cada vez

que algo en el entorno cambia, así mismo lo hace el rendimiento

creativo y productivo de la mente.

Como dice Thomas Alba Edison: "No existe problema alguno que el

cerebro humano no pueda resolver. Todo lo que necesitamos es

aprender a pensar". El pensamiento creativo, y el uso adecuado de

las herramientas para explotar nuestra imaginación, son en la

actualidad, la mano derecha en la generación de ideas y resolución

de problemas dentro de los métodos reduccionistas para la

3

BUZAN, Tony: Supercreatividad. Mc Graw Hill. México. 1999. p. 17.

14

formulación, gestión y evaluación de proyectos de desarrollo.

6.3 EVOLUCIÓN DEL CUENTO COMO EXPRESIÓN DEL

PENSAMIENTO CREATIVO A TRAVÉS DEL LENGUAJE

ESCRITO

La evolución histórica del cuento es más difícil de fijar que la de

la mayoría de los géneros literarios. Originariamente, el cuento

es una de las formas más antiguas de literatura popular de

transmisión oral. El término se emplea a menudo para designar

diversos tipos de narraciones breves, como el relato fantástico,

el cuento infantil o el cuento folclórico o tradicional. Entre los

autores universales de cuentos infantiles figuran Perrault, los

Hermanos Grimm y Andersen, creadores y refundidores de

historias imperecederas desde Caperucita Roja a Pulgarcito,

Blanca nieves, Barba Azul o La Cenicienta .

Los cuentos más antiguos aparecen en Egipto en torno al año

2000 a.C. Más adelante cabe mencionar las fábulas del griego

Esopo y las versiones de los escritores romanos Ovidio y Lucio

Apuleyo, basadas en cuentos griegos y orientales con elementos

fantásticos y transformaciones mágicas. Junto a la eternamente

popular colección de relatos indios conocida como Panchatantra

(siglo IV d.C.), la principal colección de cuentos orientales es sin

duda Las mil y una noches. Cada noche, por espacio de 1.001,

Scheherazade se salva de morir a manos de su marido, el sultán,

contándole apasionantes cuentos recogidos de diversas culturas.

La influencia de esta obra fue decisiva para el desarrollo posterior

del género en Europa.

Durante la edad media se escriben en Europa occidental

numerosos relatos de tema y estilos diversos. Los romances de

caballeros, en prosa o en verso, fueron muy populares en Francia.

El poeta inglés Geoffrey Chaucer y el italiano Giovanni Boccaccio

15

conservaron y desarrollaron lo mejor de la tradición antigua y

medieval en sus variadas historias escritas en prosa y verso:

fábulas, epopeyas de animales, ejemplos (cuentos de carácter

didáctico-religioso), romances, fabliaux (cuentos eróticos y de

aventuras) y leyendas. Los Cuentos de Canterbury de Chaucer, El

libro del conde Lucanor del infante Don Juan Manuel y el

Decamerón de Boccaccio, que figuran entre lo más destacado del

género, están claramente inspirados en Las mil y una noches.

A partir de Boccaccio, la narración breve en prosa de carácter

realista conocida como novella se desarrolla en Italia como forma

artística. La influencia de este autor se deja sentir en Francia en

Las cien nuevas novelas (c. 1460), una serie de cuentos en prosa

de autor anónimo y carácter burlesco, y el Heptamerón (c. 1549) de

Margarita de Navarra. También en Francia, durante el siglo XVII,

Jean de la Fontaine escribió fábulas en verso basadas en el

modelo de Esopo.

6.4 CARACTERÍSTICAS DE LA PROBLEMÁTICA DEL

DESARROLLO DEL PENSAMIENTO CREATIVO EN LA

ELABORACIÓN DEL CUENTO.

Las principales características que se pueden advertir en la

correlación que se produce entre elaboración de cuento y

pensamiento creativo, las podemos resumir en las siguientes:

a) El cuento es una fuente de inducción de respuestas

emocionales y éticas.

En efecto, la inteligencia es la capacidad de dar respuestas

eficientes, racionales, críticas, creativas, éticas y afectivas. Es

decir, lo eficiente involucra 'el saber hacer'; lo racional 'el saber';

lo crítico 'el saber por qué'; lo creativo 'el saber a través de qué';

lo ético 'el saber hacia dónde'; y lo afectivo 'el querer saber'.

Todos estos aspectos conforman una unidad, un todo indivisible

que se logra con la estrategia de motivar a los alumnos a

16

escribir cuentos.

b) El cuento es un instrumento para conectar el estudiante

con la realidad a través del pensamiento narrativo.

En efecto, en el pensamiento narrativo las personas se toman

como actores. Es decir, los actores tienen objetivos y utilizan

instrumentos para conseguirlos haciendo frente a los obstáculos

que encuentran a su alrededor. Por tanto, el pensamiento

narrativo sería la representación narrativa de las acciones

humanas, en la que los actores, las acciones, los objetivos y los

instrumentos forman una estructura donde se suma un

elemento subjetivo: la conciencia, lo que las personas-actores

sabemos, lo que pensamos, lo que creemos, lo que sentimos, o

lo que las personas-actores no sabemos, lo que no pensamos,

lo que no creemos o lo que no sentimos.

c) El cuento permite que el alumno tenga la oportunidad de

organizar, construir y consolidar su identidad.

En efecto, ¿qué distingue la escritura narrativa de la escritura

común? Sobre todo los objetivos. El objetivo no es el resultado,

sino el camino, el proceso, la búsqueda, es decir, solucionar por

escrito un punto de partida –problema, situación, ficción– que se

presenta al alumno, de forma personal y original. ¿Para trabajar

qué? La respuesta que organiza –construye, crea, forma– cada

YO para ese punto de partida. Al compartir su cuento con los

demás, se consiguen dos cosas: una, conocer las distintas

respuestas que da cada YO al mismo punto de partida

(pensamiento creativo individual). Dos, un NOSOTROS creativo

que parte de cada YO creativo (pensamiento creativo colectivo).

En esta época en la que están cambiando tanto el modelo de

sociedad como el concepto de identidad, la cotidianidad se nos

aparece tan rica como compleja; tan ricas como complejas

también las formas de hacer frente a la vida diaria. Tenemos

17

muchos caminos para acceder a la información, pero muy poco

tiempo y muy pocos espacios para filtrar esa información desde

el interior de uno mismo.

d) El cuento permite que el alumno supere el bloqueo natural

de expresar su mundo interior hacia el mundo exterior.

Cuando me planteé la enseñanza de la narración escrita

comencé mi labor a partir de combinar ejercicios de dinámica

grupal y de creatividad. Con ello me pretendí establecer un

espacio no sólo para desarrollar la imaginación, sino para el

disfrute del aprendizaje porque todos participan desde sus

propios conocimientos y recursos. Es por eso que pueden

“contar” algo desde el primer día. No están pensando en que

van a contar un suceso, un sueño, etc. Sólo están disfrutando

de un ejercicio en que todos participan. Es así que voy dándoles

confianza en sí mismos, haciéndoles ver que podemos hacerlo.

También es por ello que al terminar los talleres todos están

seguros que pueden hacen un cuento. Escogen entre los que

hemos construido en clases, creaciones propias o algunas

pequeñas historias que voy haciéndoles llegar y que analizamos

de conjunto. Lo más importante es el desbloqueo ante el hecho

de contar un cuento, y el aprendizaje de cómo hacerlo desde

simples y agradables ejercicios.

e) El desarrollo del pensamiento creativo a través del cuento

condiciona en los alumnos el desarrollo de potencialidades

cerebrales antaño adormecidas.

Las ideas nuevas no son una prerrogativa de quienes dedican

mucho tiempo a buscarlas y desarrollarlas. Charles Darwin pasó

más de veinte años trabajando en su teoría de la evolución, y

un buen día se le pidió que leyera un estudio de un biólogo

joven llamado Alfred Rusell Wallace. Por ironía, el estudio

contenía una exposición clara de la teoría de la evolución por la

supervivencia de los más aptos. Parece que Wallace había

18

concebido la teoría en una semana de delirio, en la India. El

desarrollo pleno de una idea puede exigir años de trabajo

constante, pero la idea misma se presentará tal vez en un

relámpago de intuición. En realidad, cuando la idea implica un

modo totalmente nuevo de contemplar las cosas es difícil

concebir cómo podría surgir de alguna otra manera. La idea no

tiene por qué ir precedida por años de trabajo en la materia,

pues la insatisfacción con respecto a la vieja idea puede

producirse con mucha mayor rapidez. En realidad, los años de

trabajo pueden llegar a dificultar el surgimiento de las viejas

ideas, si es que son útiles. El mundo de la ciencia está lleno de

científicos laboriosos a quienes no falta nada en lo que respecta

a la lógica de su enfoque y a la meticulosidad de su trabajo,

pero las ideas nuevas pueden eludirlos eternamente.

De las características tratadas nos lleva a considerar las

connotaciones del pensamiento creativo en el plano de la

educación. De allí la importancia de nuestra investigación por

cuanto a la luz de las experiencias empíricas sostenidas con las

alumnas —talleres de producción de cuentos— se evidenció

dificultad para la expresión del pensamiento creativo.

Como ya hemos dicho, el desarrollo de la creatividad es muy

importante en la cotidianeidad de los jóvenes alumnos, pues

trabaja junto con el pensamiento creativo. Los países del primer

mundo en esta época son los que más han invertido recursos en

el desarrollo de la creatividad de sus estudiantes, y los frutos los

vemos hoy en los grandes logros y bienestar que han alcanzado.

Sobre el pensamiento creativo se ha investigado y escrito mucho

últimamente, a tal punto que no faltan quienes piensan que

estamos ante la última moda en el campo de las ciencias

psicopedagógicas.

19

Bennet, por ejemplo, es de la idea de que el pensamiento creativo

es el fruto de la labor paciente de quien ha orientado su voluntad a

la búsqueda de este precioso bien de la psique humana. Así, en su

artículo El pensamiento creativo sostiene:4

“La gente no es creativa si está en un ambiente con el que no
tiene un real contacto. En ese sentido, si deseamos pensar
creativamente, tenemos que estar en el proceso del
pensamiento. Entonces debemos traer a ese proceso factores
adicionales que le den la calidad de creatividad que estamos
buscando.

“Se dice que la creatividad es 99% transpiración y 1%
inspiración, en otras palabras que, principalmente, es un muy
arduo trabajo. Pero no hay duda de la importancia que tiene en
la creatividad un segundo elemento que no podemos controlar.
Lo llamaré "espontaneidad".

“Cientos de personas han descrito en diferentes épocas que el
acto creativo viene como un relámpago, inesperadamente. Uno
de los temas sobre el cual hablaremos es si algo puede hacerse
acerca de ello o si está enteramente fuera de nuestro poder y
totalmente dependiente de la buena suerte, como a veces se
supone.

Por ello, internalizamos que la creatividad es algo más que una

palabra de moda, y que no debemos abordarlo como un nuevo

concepto psicológico, ni como una imagen para el marketing, sino

como un rico potencial humano que es preciso saber identificar,

estimular y aplicar en la vida; especialmente, en la vida de los

alumnos.

La vida de las alumnas de nuestra investigación, se corresponde

con un extracto medio-bajo. La mayoría de sus padres son

comerciantes y trabajadores de mando medio (técnicos, obreros,

empleados en empresas privadas y públicas) que no tienen los

4

BENNET, J.G.: El pensamiento creativo. En Revista Alcione. Nº 21. Santiago de
Chile. Traducción de Pablo Véliz. 2002. p. 63.

20

ingresos económicos necesarios para solventar todas las

necesidades de un hogar moderno.

Esto condiciona para que en la mayor parte de los casos tengan

que laborar más de ocho horas en trabajos distintos; lo que

determina que estén ausentes de sus hogares durante la mayor

parte del día, perdiéndose la oportunidad de orientar y vigilar el

desarrollo psicológico de sus hijos.

Esta situación tiene un tremendo impacto en el desarrollo personal

de los jóvenes, pues cuando hablamos de creatividad esto nos

obliga a ensanchar el restringido campo de significado psicológico.

Conceptos como clima, recursos humanos, desarrollo social,

iniciativa, cultura, calidad, competencia, contexto, etc., están

asociados a esa cualidad humana que hemos dado en llamar

creatividad y que está adquiriendo cada vez mayor significado

social. Un potencial capaz de dejar huella personal, institucional y

social. Pero para que esto ocurra hemos de valorar equitativamente

los componentes afectivos, ambientales y motivacionales.

Otro factor que también es necesario considerar en la ubicación de

nuestro problema, es el hecho de que las alumnas son personas

que se encuentran en una de las etapas más importantes del

desarrollo bio-psico-social del ser humano, como lo es la

adolescencia.

En el proceso biológico, psicosocial, e histórico-cultural, que

conocemos con el nombre de adolescencia, se producen en el ser

humano una gran cantidad de cambios de orden cualitativo y

cuantitativo. La gran mayoría de estos cambios se establecen en

funciones y características cuyos inicios se encuentran desde la

fecundación, (por ejemplo el crecimiento físico), en la vida

intrauterina y la niñez (por ejemplo el desarrollo psicosexual). El

proceso de desarrollo durante la infancia hasta los albores del

21

proceso puberal (que marca biológicamente el inicio de la

adolescencia), muestra las manifestaciones de la inteligencia y el

pensamiento, del proceso autonómico y de la identidad, la

capacidad crítica, el locus de control, la resiliencia, la sensibilidad,

los afectos, las motivaciones, la imaginación y la creatividad entre

otros, en un individuo altamente dependiente de su familia y su

entorno más próximo incluyendo la escuela.

Este proceso se continúa y expande en la adolescencia cuantitativa

y cualitativamente, y aparece como capacidad nueva la de poder

reproducirse. Todo esto inmerso en una eclosión hacia el mundo

social e histórico de su barrio, su colegio, sus amigos, su ciudad, su

país y con el mundo como un todo, merced al influjo de los medios

masivos de comunicación, en particular la televisión y cada vez

más la red de internet.

En suma —de acuerdo con DONA— “se destacan cuatro

elementos fundamentales que deben ser considerados en la

relación adolescencia-creatividad.

“El proceso evolutivo se inicia antes de la adolescencia.
“Las potencialidades del desarrollo (incluyendo la creatividad)
se encuentran antes de la adolescencia.

“Las opciones y el estímulo se promueven principalmente desde
el entorno y dependen de la disponibilidad económico-cultural e

histórica del mismo.

“Se hace necesario conocer los factores protectores del
desarrollo para promoverlos y los factores y conductas de riesgo

para eliminarlos o anularlos.”5

De allí la necesidad —que se ha podido advertir— de que el

docente conozca el ambiente en el que el educando-adolescente

se desarrolla, más allá del aula escolar, de modo que pueda tener

5

DONAS, S.: Marco Epidemiológico conceptual de la salud integral del
adolescente. OPS/OMS. Caracas. 1997. p. 124-127.

22

contacto con el ambiente familiar que rodea al estudiante, con el

propósito de ser un actor en los programas de atención integral de

los adolescentes.

Atención que debe incluir el estímulo de experiencias cognitivas

orientadas a superar la problemática de falta de creatividad por la

que atraviesan, y cuya caracterización más destacada es la

siguiente: ausencia o pobre desarrollo de sentimientos tales como:

la rabia, la pena, la alegría, el susto, la seriedad, el disgusto y la

humillación.

Otra característica que se ha podido apreciar en la producción de

cuentos de las alumnas sujetos de la investigación es que sus

cuentos son afloraciones de experiencias traumáticas

probablemente vividas en el seno de sus familias, como por

ejemplo: la pobreza, el desalojo de una casa, la inmigración

causada por el narcotráfico y el terrorismo.

A esto se añade el hecho que la temática abordada es bastante

pueril y trillada, como por ejemplo: los chismes de las amigas; la

envidia de los vecinos; los personajes de la Edad Media (brujas,

hadas, reyes y príncipes) no acordes con nuestra realidad y con

nuestro tiempo; y la tendencia a personajes fabulescos (aves,

perros, gatos y toda clase de animales que “hablan”). A esto se

suma la presencia de formas de pensamiento sustentadas en

paradigmas absolutos (como el pensamiento mágico, religioso y

axiológico). Estas formas de pensamiento son de un gran poder

pero al mismo de gran limitación de la creatividad.

En la experiencia docente se ha podido percibir que las alumnas

están a la defensiva respecto de la reacción de su profesor ante

sus respuestas y reacciones pedagógicas. Esto es una terrible

limitación para las jóvenes alumnas, pues las condiciona e

inhabilita para asumir una actitud creativa, ya que su concentración

23

está enfocada en cómo agradar al profesor y no en cómo ser ellas

mismas. Esto nos lleva a la premisa de que una persona que nunca

ha cometido un error nunca intenta algo nuevo.

La persona creativa es un ser que tiene fe, que posee la capacidad

de creer, de sentir pasión por la vida y por lo que hace. Es

perseverante, y frente a las frustraciones encuentra el camino para

seguir adelante; busca el sentido de las cosas, el porqué y qué

aprendizaje le deja, ya sea en lo positivo o en lo negativo. Cree en

la vida y en la trascendencia. Se preocupa y ocupa de su ser y del

de los demás; tiene un sentido de vida. Es un ser que aprovecha su

potencial y su energía para vivir y crear; toma conciencia del

tiempo, del aquí y el ahora en lo finito que es él y en el compromiso

que tiene consigo mismo y con los demás.

Otra de las características de una persona creativa es la capacidad

de hacer combinaciones y crear síntesis originales, la capacidad de

asociar y tomar ideas de un lugar y de otro.

La persona creativa está alerta a lo nuevo. Sternberg describe a las

personas creativas y las agrupa en tres categorías generales:6

Características cognoscitivas. Se basan en el conocimiento.
Personalidad y cualidades motivacionales. Se basan en sus
talentos.

Acontecimientos o experiencias especiales durante el
desarrollo. Se basan en el medio social, cultural, económico y

religioso

Por ello, recalcamos, que la personalidad de la persona creativa

parte de un fundamento de libertad, tolerancia y comprensión; y el

docente, la comunidad educativa y la familia tienen mucho que ver

en este desarrollo.

6

STERNBERG, R. J. y LUBART: La creatividad en una cultura conformista. T.I.
Ediciones Paidós. Barcelona. 1997. p. 117.

24

De otro lado, si bien no podemos considerarla como una

característica propiamente dicha del problema que nos ocupa, cual

es la dificultad para la expresión de un pensamiento creativo en la

elaboración de cuentos por parte de las alumnas de la muestra, sí,

por otro lado, podemos considerarla como una característica de la

etiología que da origen o está en la base del problema, cual es: la

ausencia de experiencia lectora por parte del mayor porcentaje de

las alumnas de la muestra, la que a su vez —como una especie de

vaso comunicante— se relaciona con la presencia de problemas de

aprendizaje, lo que hace más complejo nuestro problema.

Los subprocesos de lectura y edición, así como el de generar

ideas, tienen en común que pueden interrumpir los demás

procesos y pueden ocurrir en cualquier momento de la

composición.

Consideramos que para facilitar estos procesos cognitivos se debe

brindar a todos los adolescentes (no sólo a aquellos que tienen

dificultades en el aprendizaje) un conjunto de estrategias de acceso

a diferentes estructuras textuales. De esta manera, y conociendo la

estructura textual de una historia, de una descripción, de un texto

secuencial, enumerativo, comparativo, etc., les será más fácil

plantearse objetivos, generar ideas, organizarlas dentro de una

estructura adecuada y revisar todos los aspectos en cualquier

momento del proceso de composición (no sólo la ortografía o los

patrones motores tras la conclusión del escrito).

Esto último es —en buena cuenta y a manera de resumen— la

esencia del Modelo que hemos diseñado y aplicado con nuestra

muestra en el desarrollo de la presente investigación, y cuyos

resultados estaremos exponiéndolos y discutiéndolos con más

detalle y claridad en las páginas siguientes.

25

Como sostiene González Seijas, escribir es una tarea difícil que

requiere esfuerzo por parte del escritor. “La escritura —sostiene—

es un proceso complejo y exigente dado que el escritor debe tener

en cuenta varios aspectos al mismo tiempo: gramaticales, léxicos,

ortográficos, la estructura textual, la información relevante, los

propósitos y metas, las perspectivas y necesidades del lector, el

acceso y recuperación de las representaciones de las letras en la

memoria y la producción motora, entre otros. La práctica

pedagógica ha transmitido a los jóvenes una idea errónea acerca

de la escritura: la ha presentado sin funcionalidad.”7

Los niños que tienen dificultades en el aprendizaje emplean —

como lo hemos comprobado en nuestro test inicial— estrategias

inmaduras e ineficaces para llevar a cabo los procesos cognitivos

requeridos, tienen poco o ningún conocimiento de estructuras

textuales y generalmente dan más importancia a los aspectos de

forma. Este problema posiblemente se acentúa por el énfasis que

ponemos los adultos en la «caligrafía» y la costumbre de enseñar a

construir textos en contextos de comunicación «artificiales», es

decir, sin pedir que los escritos «digan algo» «a alguien».

Mientras los escritores expertos conocen los requisitos de la

escritura efectiva, muchos estudiantes (especialmente los que

tienen dificultades en la escritura) no manifiestan conductas de

autorregulación, habilidades y creencias en las estrategias de

composición. En general, se puede afirmar que los alumnos con

dificultades de lectura no desarrollan procesos cognitivos ni

adoptan estrategias adecuadas para responder a las exigencias de

la escritura. Es decir, no son capaces de coordinar los diversos

procesos y habilidades requeridos para la composición.

Los estudiantes con dificultades en el aprendizaje de la escritura

7

GONZÁLEZ SEIJAS, Rosa Mary: Procesos cognitivos y estructuras textuales.
Universidad de La Coruña. 2003. p. 3-5.

26

necesitan llegar a ser aprendices estratégicos, utilizando

estrategias útiles en una determinada situación y usándolas

efectivamente. Los profesores pueden ser un gran apoyo al

respecto, orientando a los estudiantes en estrategias específicas y

demostrando cuándo y cómo usar dichas estrategias.

7.

METODOLOGÍA EMPLEADA EN EL DESARROLLO DE LA

TESIS

La metodología aplicada ha consistido en la aplicación de métodos

empíricos como la observación y métodos teóricos como el

analítico-sintético y el inductivo-deductivo.

Consecuentemente, se ha trabajado con técnicas e instrumentos

cuantitativos y cualitativos para la recolección de datos, ya sea

en la parte diagnóstica como en la de diseño. Tales técnicas e

instrumentos abarcaron:

Observación dirigida para poder determinar la conducta de
las alumnas desde el inicio-desarrollo-término del proceso,

tanto en el grupo experimental como en el grupo control.

Pretest y postest aplicados en los grupos experimental y de
control antes y después de la aplicación del Modelo para

determinar en cada alumna el nivel de pensamiento creativo

y el desarrollo del mismo, respectivamente.

Entrevistas para los docentes del área con la finalidad de
conocer la metodología, técnicas y estrategias que emplean

durante el proceso de enseñanza-aprendizaje en el aula.

Guías de observación y cuestionarios durante todo el proceso
tanto al grupo experimental como de control.

Para la organización y el procesamiento de la información

obtenida se tuvo en cuenta lo siguiente:

El tamaño muestral.
El diseño empleado en la investigación.

27

Las técnicas.
Los instrumentos.
La tabulación de datos.
Los recursos.
Para el análisis estadístico de los datos:

Cuadros estadísticos.
Gráficas estandarizadas.
Prueba t Student.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->