Está en la página 1de 1

Gusto imaginario por la vida gracias a la existencia de un felino Coloridos leones retozan en el sueo, sobrevuelan caballos alados y nacen

auditas quimeras. Las neuronas burladas sucumben Opacas sumas se repiten, caen yeguas por un precipicio y mueren sin nacer faunos metafsicos. Las neuronas burladas sucumben Llueve, peludas mandbulas gruen y buscan un refugio, percibo el hedor humedecido entrar a la caverna. - Seis ojos sobre m en la entrada del infierno el len violeta me defiende. La tensin nace. Las neuronas burladas sucumben Llueve, los vivos entrelazan sus humores bajo un techo, y son posedos por el asombro al escuchar mi canto, mi canto hmedo, mi canto demente, mi alegra convertida en len. Las neuronas burladas sucumben... Jorge Eduardo Acua R. Periodismo y Opinin Pblica IX Semestre