Está en la página 1de 1

El texto dramtico

Es un escrito cuya finalidad es convertirse en espectculo y ser representado ante un pblico. En l se recogen los dilogos que deben ejecutar los actores y las didascalias o acotaciones que sirven para organizar la puesta en escena. Por lo comn, en las acotaciones aparecen detallados el tono y ritmo de los parlamentos, los gestos y movimientos de quienes componen el reparto, la estructura espaciotemporal de la pieza, las cualidades y modificaciones del decorado, el vestuario, el maquillaje, los efectos sonoros y la iluminacin. Esa divisin convencional entre dilogos y didascalias no es una regla fija. Hay piezas protagonizadas por un solo personaje donde no hay dilogo, sino monlogo. Asimismo hay textos que carecen de acotaciones, si bien tal apreciacin suele olvidar que los nombres de los personajes tambin corresponden a la parte didasclica del texto. La construccin del texto dramtico se plantea mediante una secuencia de unidades, delimitadas generalmente por un intervalo en la representacin, especificado en el escrito. La escena es un fragmento de la pieza teatral determinado por la salida o entrada de los personajes en el espacio escnico. De este modo, el momento que delimita una escena puede ser aquel en que alguno de los actores hace mutis o se incorpora a la accin. No obstante, esa divisin es rechazada por algunos autores que fijan el cambio de escena de acuerdo con el desarrollo de la accin dramtica, sin tener en cuenta los movimientos del grupo de intrpretes. En cualquier caso, a la hora de definir esta unidad en el teatro clsico, se suele aludir a una configuracin determinada de personajes. Compuestos en general por una sucesin de escenas, los actos quedan separados por un descanso (entreacto), indicado habitualmente con un oscuro, una bajada de teln o un signo similar. Este fraccionamiento interno del texto dramtico puede atender a un clmax en el desarrollo de la accin o a un cambio de escenario. Un cuadro, compuesto para reflejar cierta actitud temtica o esttica, se diferencia del cuadro precedente por un cambio escnico, realizado ocasionalmente a la vista de los espectadores. Autores como Bertolt Brecht privilegiaron la idea de un cuadro entendido como sistema autnomo cuya peculiaridad ha de ponerse de manifiesto cuando el texto es representado.