P. 1
La Luciernaga Ciega

La Luciernaga Ciega

|Views: 288|Likes:
Publicado poralerey1962

More info:

Published by: alerey1962 on Jun 26, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/30/2012

pdf

text

original

Suele entenderse por higiene mental, el cuidado de los enfermos mentales. Por
higiene dental entendemos sin embargo, las prácticas de limpieza para evitar
enfermedades de la boca y los dientes. Además, está para lo mismo, la higiene
del cuerpo, de la comida, la casa, los baños, las calles…etc. Son medidas
prácticas para evitar y prevenir. La higiene mental pues, trataría de evitar las
enfermedades mentales. Sin embargo la expresión se usa en el sentido de

153

cuidar de los enfermos mentales, de su tratamiento una vez que lo son. Esto es
una contradicción. La confusión se mantiene porque no se sabe cómo proceder
en la mayoría de los casos y es peor si se generaliza a la salud mental de un
país entero porque habría que introducir demasiados cambios para los intereses
creados de manera que hay que actuar cada uno para sí mismo. Socialmente
estamos solos. La madurez empieza cuando uno se hace cargo de sí mismo,
carga con su Ego.

Por enfermedades de la mente entiendo las que se crean básicamente por
motivos psicológicos o sea, que no están provocadas por tóxicos, drogas,
gases,  productos  químicos,  traumatismos,  enfermedades  orgánicas  como
infecciones, vasculares, tumorales, hormonales… y sus secuelas. Me refiero
entonces a las que proceden del Ego como estructura y a sus componentes
como los afectos, las emociones, los pensamientos y los hechos consiguientes,
o bien, a la superestructura que es la creencia de que la estructura es uno
mismo.  Ambos  términos  funcionan  como  causa­efecto­causa­efecto
indefinidas una tras otra.

Las terapias modificadoras, tanto de partes de la estructura como de la
superestructura, desordenadas y neuróticas según el criterio de los modelos de
la convivencia social que perturban, (sufrir y hacer sufrir) que se intentan
controlar por medios químicos como drogas o psicológicos como análisis
cognitivos,  reprogramaciones,  ocupacionales  y  otros  métodos,  son
implementos o herramientas que afectan a las ramas y no a la raíz de los
condicionamientos creados artificialmente. Aunque logren cierta reintegración
al mundo de los modelos sociales, son un sistema plano y circular que se
asienta en las comparaciones, las diferencias y en marcar objetivos a seguir,
modelos fijos para su reposición.

Este sistema, en el que la causa produce efectos que se convierten en causas
indefinidamente  como  un  pez  que  se  muerde  la  cola,  es  un  sistema
automatizado o robotizado. Un salto cualitativo que evitara la repetición, es lo
que en el Zen llamamos el salto a la realidad. “ICHI DO TOORU” significa
que “sólo un camino pasa”. Sólo un camino se sale del círculo del Ego, con
principio y fin, del karma. Es el camino vertical, de superficie a profundidad.
Es lógico, lógico, que la generalidad de las personas que están tan apegadas a
su Ego, no puedan aspirar a intentar liberarse de él mediante una curación

154

transpersonal puesto que va más allá del Ego, puesto que PASA. El Zen está
para esas minorías que lo necesitan que además lo buscan y además lo siguen
“aviniéndose al juego”.

El pato se mueve en la extensión de la superficie.
El árbol penetra el cielo y la tierra.
Extensión e intensión son la visión completa.
Conocimiento y sabiduría se interpenetran.

Algo así dijo Dogen cuando le preguntaron qué traía de China: “Los ojos
horizontales, la nariz, vertical”.

Cuando me preguntaron a mí qué traía de Japón dije que allí las hormigas iban
una tras otra y los cedros crecían hacia arriba. Se parece un poco.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->